www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5668444
Para todos los públicos Página 2 - Ignacio Martínez de Pisón - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Ignacio, ¿tú alguna vez has veraneado

en un camping como este?

Bueno, la gente de nuestra generación

era muy habitual

que nos fuéramos de camping con los amigos.

En aquella época,

en cuanto uno conseguía por fin que su padre le prestara un coche,

nos íbamos, nos metíamos cuatro en el coche,

y, como te ibas a dar vueltas por Europa y tal,

y tampoco tenías preferencias por ningún sitio,

pues en cuanto veías un camping,

te parabas ahí y plantabas la tienda.

Y la verdad es que, luego ya de mayor,

pues no he vuelto a ir de camping.

Era una cosa muy generacional

y estoy hablando, precisamente, de los años 70.

Tu nueva novela, "Fin de temporada",

empieza con una pareja, con Rosa y Juan.

Tienen 17 o 18 años más o menos,

y tienen un accidente en la frontera,

vamos a decir de Extremadura con Portugal.

Y ese accidente, terrible accidente,

va a condicionar sus vidas.

¿Hasta dónde podemos contar, Ignacio?

Fíjate, podemos contar hasta donde me contó un amigo

que fue el que conoció a la pareja

a la que le ocurrió originalmente esto

y a mí me dejó muy impresionado la historia.

Una parejita que a finales de los 70

él está estudiando un curso de Derecho,

ella todavía está en COU

y ella se ha quedado embarazada y, claro, abortar en aquella época

era una cosa complicadísima.

Alguien les había dado una dirección en Portugal

y en el viaje a Portugal sufrieron un accidente

y, de repente, cambia todo porque él muere,

el chico muere y entonces ella decide que ya no quiere abortar,

que ahora quiere tener al hijo.

Y ese niño, de alguna manera, va a ser un poco la reencarnación

del novio muerto en el accidente.

Esta madre y este hijo acaban viviendo

en diferentes lugares de España

y finalmente llegan a Hospitalet de l'Infant,

donde deciden regentar un camping con una socia.

Ignacio, ¿podemos decir que la relación

entre esa madre y ese hijo, en el fondo,

es el núcleo de la novela?

Sí, sobre todo, son dos personajes que están huyendo del pasado,

de un pasado que ella conoce, y el chico no conoce.

Es un pasado que, en algún momento, les va a salir al encuentro.

Ella va borrando su rastro,

porque aquella cosa afrentosa

que ocurrió en aquel momento en una España

donde todavía los criterios morales eran muy estrictos,

donde una chica como ella, igual entre su familia

y la familia del chico muerto y los vecinos,

pues iba a tener una reputación dudosa.

A partir de entonces, ella decide romper con el pasado,

pero el pasado va a reencontrarse con ellos.

Y la historia, digamos, trágica,

precisamente, es cómo ese chico que había vivido

en la ignorancia de su origen,

pues, en un momento dado, lo descubre todo

y, a partir de entonces, se replantea su propia vida

y la vida de su madre.

Claro, porque él tiene la sensación a lo largo de la novela

de que un poco ha perdido o que está perdiendo su vida real,

pero también su vida imaginada.

Sí, eso son conceptos muy vagos porque, en realidad,

¿cuál es la vida que nos pertenece?

¿La vida que no tuvimos

porque ocurrió algo que nos apartó de esa vida?

¿O la vida que tenemos, que al final solo es una?

Entonces, cuando él descubre que habría podido tener otra vida

si las cosas hubieran sido de otra manera,

también descubre que habría tenido una vida

en un lugar con historia, con pasado,

el lugar del que son originarios, que es Placencia en Extremadura,

pues es una ciudad histórica con mucho monumento,

con un peso muy grande del pasado, de una convivencia de familias,

de gente, de cultura e historia durante muchos siglos,

mientras que el lugar al que van a vivir,

que es un camping cerca a unas centrales nucleares,

es un lugar totalmente carente de pasado.

Me cuesta calificar la relación entre la madre y el hijo.

Según en qué momentos de la novela pensaba:

"Qué relación más amorosa", "Qué relación más tóxica",

"qué relación más posesiva".

No sé si tú lo tienes más claro.

Es una relación de un amor tan intenso

que acaba convirtiéndose

efectivamente, en una relación tóxica,

porque la madre

es incapaz de imaginarse a sí misma sin el hijo

y cualquier chica que se acerca al hijo,

que, al fin y al cabo, es ya un chaval de casi 20 años,

pues es casi una especie de competidora.

Es una mujer que va a usurparle su vida,

su realidad, su hijo.

Y es vista por la madre como una competidora.

Hemos hablado todo el rato de la madre y del hijo,

pero no nos podemos olvidar de un tercer personaje

que es fundamental en la novela

y que es Mabel, esa socia del camping.

Es mi favorita, además, porque claro,

es la mujer positiva que también viene huyendo del pasado,

pero, de repente, ha encontrado una vida diferente de la que tenía.

Es una mujer que en su adolescencia había sufrido abusos

por parte de un entrenador de atletismo

y, en un momento dado, rompe con todo el pasado

y decide que ella pertenece a un sitio,

pertenece al camping

y, al mismo tiempo, pertenece a los otros dos

y forman una especie de trío,

una pequeña comunidad en la que ella ejerce siempre,

digamos, de factor positivo

y, sin embargo, a veces el factor positivo de una persona como Mabel,

generosa y luchadora,

no es suficiente para solucionar los problemas.

El camping está cerca de la zona de Vandellós,

donde había dos centrales nucleares,

también relativamente cerca de la de Ascó

y esa amenaza a un posible accidente nuclear,

de hecho, planea durante toda la novela,

porque Iván llega a trabajar en una de esas centrales.

En una de las dos centrales de Vandellós

hubo un incendio que fue el que provocó

que luego acabara cerrándose.

Todavía existe ahí, que está totalmente encapsulada

en una funda de hormigón y en materiales muy resistentes.

Pero la idea esa de que era provisional,

que si estás en cualquier sitio,

tú puedes pensar que tu vida puede ser definitiva,

pero si estás al lado de una central nuclear,

piensas que tarde o temprano algo va a ocurrir,

es decir, que en el futuro puede haber una catástrofe.

De hecho, la catástrofe que hubo en el 89 fue menor.

No llegó a morir nadie.

Pero, entretanto, van saliendo noticias de cosas

que ocurren en centrales nucleares en Japón o en otros lugares.

Y eso te recuerda que tu vida en ese lugar

tiene algo de provisional.

La energía nuclear es una herramienta de mitigación

del calentamiento global,

garantizando el suministro eléctrico bajo en emisiones,

tan bajo en emisiones como las energías renovables.

Estamos en una situación de emergencia climática.

Necesitamos energías que sean capaces de producir

altas cantidades de energía eléctrica

baja en emisiones de gases de efecto invernadero.

-Solución no es porque no es cierto que no contamine.

Pero, además, es una amenaza,

porque cuando tienes 450 reactores que en cualquier momento

puede haber un accidente del tipo de Chernóbil

o de Fukushima, evidentemente, tienes un peligro ahí.

Y, por último,

es una herencia envenenada y maldita

porque dejas unos residuos nucleares cuya peligrosidad y mantenimiento,

que vamos a tener que pagar todos,

se va a mantener cientos y miles de años.

-El peligro que tenemos es el calentamiento global

y las siete millones de muertes que se producen cada año

por la contaminación del aire,

que dice que es muy formal la Organización Mundial de la Salud.

El riesgo de accidente cada vez es menor

y, cuando se han producido accidentes,

la repercusión mediática ha sido enorme,

pero, sin embargo, las consecuencias no son las que se han explicado.

Por ejemplo, en el accidente de Fukushima

no ha habido ni una muerte por radiactividad,

y eso no lo digo yo,

lo dicen numerosos estudios científicos.

-Existe un peligro de catástrofe nuclear real, diario y permanente.

Es decir, ahora mismo podría estar existiendo

una catástrofe nuclear equiparable a Chernóbil o a Fukushima

en cualquier lugar del mundo.

No hay nadie,

no hay nadie que se creería que el día anterior al accidente

de Chernóbil o de Fukushima

se reconociera la posibilidad de que sucediera ese accidente.

Evidentemente,

el discurso es idéntico al que tenemos ahora mismo.

Un accidente del tipo de Chernóbil,

que se calcula en cuatro, cinco billones de euros de perjuicio,

si se produjera, sería inasumible a cualquier nivel.

-Acabo de publicar recientemente un libro titulado

"La energía nuclear salvará el mundo.

Derribando mitos sobre la energía nuclear".

El libro trata todos los aspectos relacionados con la energía nuclear,

desde la tecnología nuclear, desde qué es la fisión,

cómo funciona una central nuclear.

Intento derribar todos los mitos relacionados con esta energía.

Hablo de los accidentes que han existido:

Chernóbil, Fukushima, Three Mile Island...

Hablo incluso de los residuos radiactivos,

dedico ocho capítulos a los residuos radiactivos,

de nuevos proyectos, de nuevo tipos de reactores

y de cómo puede servir la energía nuclear

para mitigar el calentamiento global.

-Creo que es muy interesante la lectura de un libro

que se llama "Voces de Chernóbil", de Svetlana Alexiévich,

que es un libro que da una perspectiva humana y personal

de los grandes olvidados,

que son las víctimas reales de la tragedia de Chernóbil,

tanto a nivel humano y personal, como incluso de los animales.

Es una lectura muy recomendable y que deja bien a las claras

que aquella gente quedó olvidada de la mano de Dios.

"Cuando hablamos de radioactividad,

a todo el mundo le viene en mente el nombre de Marie Curie.

La figura de esta científica polaca,

ganadora de dos premios Nobel en Física y Química,

ha sido inspiradora para mucha gente.

Ahora, sus proezas científicas

y su lucha por hacerse valer en un campo,

entonces, tan de hombres,

vuelven a ser las protagonistas de la obra de dos autoras.

Aunque Curie dijo que no había ninguna relación

entre su trabajo y su vida personal,

Lauren Redniss ha querido navegar en 'Radioactivo'

por la vida de esta mujer feroz, íntegra y apasionada por su trabajo,

que nunca buscó dinero ni fama.

Esta escritora y artista estadounidense

nos muestra la vida de la científica y una visión poética muy personal

del origen y consecuencias de su trabajo."

(HABLAN EN INGLÉS)

"La misma perspectiva esta llevada a la pantalla,

es la que plantea la directora y dibujante franco iraní

Marjane Satrapi,

conocida internacionalmente por el cómic "Persépolis",

que cumple ahora diez años

y su posterior adaptación al cine.

Para Satrapi, Marie Curie ha sido siempre un mito de referencia.

Tras leer biografías, su correspondencia y sus diarios,

ha creado un biopic de la madre de la física moderna

desde una perspectiva más íntima y personal."

(HABLAN EN INGLÉS)

La realidad es que yo crecí con el mito de Madame Curie.

Mi madre, que quiso convertirme en una mujer independiente,

me transmitió dos modelos a seguir,

que eran Madame Curie y Simone de Beauvoir.

Y lo verdaderamente interesante de Madame Curie es que su vida,

su vida amorosa, sus descubrimientos y su muerte

son todos una misma historia.

Esto, que no sucede a menudo,

la convierte en un personaje muy épico.

"Una vida épica, la de esta mujer

que, sin proponérselo, se convirtió en un mito."

Muriel Spark fue una escritora británica

que cosechó un gran éxito

durante la segunda mitad del siglo XX,

a la vez que se granjeó la amistad de grandes escritores

como el mismísimo Graham Greene.

Ahora, Blackie Books publica "La entrometida",

una historia muy especial porque la protagoniza una mujer

que tiene un trabajo curioso, reescribir las memorias

de un selecto club de multimillonarios

mientras sueña con escribir su primera novela.

El problema es que mezcla realidad y ficción.

Esta es una historia deliciosa.

(Música)

No sé si la protagonista de nuestra siguiente recomendación

confunde la realidad con la ficción,

pero lo que sí sé

es que está en la cama con el hombre inapropiado.

Este es el título de la nueva novela

de José María Guelbenzu,

una divertidísima sátira ambientada en el Madrid de los 80.

Bueno, yo de vosotros no me la perdería

porque pasaréis un rato fantástico.

(Música)

Hay temas que son ya muy tuyos, muy del sello Pisón:

el tema de la relación con el padre,

la figura del padre ausente,

el tema del desarraigo

también está presente en otros libros tuyos.

Entiendo que, de alguna manera,

tienen que formar parte también de tu propia autobiografía.

Sí, bueno, mis libros se parecen bastante entre ellos.

Ya desde el primero que publiqué hace nada menos que 36 años

ya empieza a haber ahí relaciones, conflictos paternofiliales,

y, a lo largo de estos 36 años,

el tema de las familias ha sido constante,

y también el del desarraigo, el de formar parte de un territorio,

pertenecer o no pertenecer.

Y quizás el gran dilema del chico es eso,

cuando descubre que esa vida suya, que era una vida sin raíces,

en realidad, no es que fuera sin raíces,

era que él desconocía las raíces

y, por eso, el regreso a la tierra de la familia

le descubre que incluso él, que creía que carecía de un pasado,

incluso él tenía un pasado.

Él lo tiene claro.

El tema también del padre ausente,

que tú perdiste al tuyo cuando eras muy niño,

supongo que también es inevitable que un escritor

lo aborde de alguna manera en su ficción.

Sí, bueno, es que hay cosas que forman parte de tu biografía

y que forman parte de tu inconsciente.

Entonces, en bastantes de mis libros

hay personajes que han perdido al padre o a la madre.

En este caso, es una pérdida especialmente traumática

dadas las circunstancias en que se produce,

pero es una pérdida al mismo tiempo que está aplazada,

porque el chico no tiene sensación de pérdida

hasta muchos años después.

Y es una pérdida, en cierto modo, impostada,

porque, de repente, descubre lo que ha perdido

cuando durante veinte años

no ha sido consciente de esa pérdida.

(Música)

"Me acuerdo del día que llegamos.

Era lo más bajo de la temporada baja.

Los negocios cerrados, las persianas bajadas,

las aceras vacías.

Eso sí que era soledad.

Una soledad profunda, metafísica,

como si hubiera habido una catástrofe

y solo quedáramos nosotros dos en el planeta.

Y tú, simulando que todo te encantaba, repetías:

'¿No te parece que está todo muy limpio y muy ordenado?'.

Y luego: '¿Y la luz qué? ¿Qué me dices de la luz?'."

(Música)

He encontrado algunos paralelismos con "Carreteras secundarias".

Ya sé que son novelas distintas, pero no sé,

el hecho de allí era un padre con su hijo,

aquí es una madre con su hijo.

Ese desplazarse por diferentes ciudades y lugares.

Aquel arranque con aquellas urbanizaciones de invierno vacías,

aquí el camping vacío, ¿no?

Sí, me gustaban esos paisajes un poco desolados,

porque son gente que, en realidad, no forman parte de ningún sitio.

Y cuando el padre y el hijo de "Carreteras secundarias"

los ves en ese hábitat,

esos apartamentos de verano pero en temporada bajan,

en los que no hay nada,

las persianas están bajadas, no hay toldos en las playas,

te das cuenta de que son gente que no forma parte de la sociedad,

que están en los márgenes.

Y aquí ocurre lo mismo.

Si en aquel caso no formaban parte porque no podían,

porque el padre había cometido una pequeña estafa en el pasado,

en este caso es porque no quieren, porque no quiere la madre

es la que no quiere formar parte de esta sociedad

que, en algún momento, le recordará cuál sería el pecado original,

Y no quiere que se lo recuerden,

porque no quiere que el hijo lo sepa.

¿La literatura te ha dado todo lo que esperabas de ella

o te ha dado mucho más?

La literatura ha sido muy generosa conmigo

porque cuando empecé no pensaba que fuera a vivir de esto,

de lo que más me gusta, de leer y de escribir

y de hablar sobre el libro.

Es decir, que ahora, tantos años después,

realmente tengo que decir que estoy muy agradecido

a la literatura que me ha concedido toda esa felicidad

que conceden los libros pero sin parar

y en grandes cantidades.

Hay escritores que no se imaginan la vida sin leer,

otros que no se lo imaginan también sin escribir.

¿En qué lugar te sitúas tú?

Yo soy un gran lector de novelas también todavía,

pero ahora me gusta mucho leer biografías,

libros de historia y, a veces digo:

"Bueno, voy a estar un mes sin escribir

y voy a dedicarme solo a leer como si fuera un...

Por fin voy a concederme un homenaje".

Y a los tres días ya estoy escribiendo.

Es como una especie de adicción. No puedo evitarlo.

Te podríamos haber llevado a cualquier camping de la costa

para rodar esta entrevista,

pero, mira, estamos en el Estrella de Mar

por varios motivos.

Uno, porque es el escenario principal de la novela,

pero yo no sé si es casualidad o no,

pero en la novela aparece un gato del camping llamado Chileno,

y hay un momento en que Rosa decide

o tiene la intención de cambiar el nombre del camping.

Se llama Florida y le quiere poner el nombre de Estrella.

Bolaño trabajó aquí hace muchísimos años

como vigilante nocturno.

Yo no sé si hay algún guiño a Bolaño o es pura casualidad.

Bueno, es pura casualidad, porque, de hecho,

la época en que yo tuve trato con Bolaño

era la época en que él ya vivía en Blanes

y yo creo que no fui consciente, mientras Bolaño estuvo vivo,

yo no era consciente de que él había trabajado en un camping

hasta que lo leí en la novela de Javier Cercas.

Ese pasado de Bolaño,

no sé si lo había escrito en algún lado,

pero a mí no me resultaba familiar.

(Música)

"El escritor chileno Roberto Bolaño

tuvo que alternar su actividad como escritor con otros trabajos:

vigilante nocturno de un camping, camarero, basurero

o descargador de muelle.

No es una excepción,

y la fama literaria no le llegó hasta después de su muerte.

Esto tampoco lo es."

Hay muchos autores que han visto

cómo en vida se rechazaban sus manuscritos,

no había manera de que pudieran llegar a las librerías,

pero después de su muerte

hubo algún editor que creyó en el manuscrito

y se publicó y se convirtió en un auténtico fenómeno de masas.

Si hablamos del caso de Bolaño,

no podemos olvidar que Bolaño, cuando muere,

es un escritor ya conocido,

tiene una obra muy importante detrás,

tiene algún éxito destacado como "Los detectives salvajes",

pero es poco después de su muerte que se publica "2666",

y el libro se convierte en un fenómeno editorial,

pero no solo en España, sino en todo el mundo.

"Esa molécula del éxito

que se va nutriendo a partir de triunfos o derrotas

es un proceso que puede vivirse de distintas maneras

y afectan no solo a la vida,

sino también a la obra de quien la sufre."

Entendemos por "fracaso" cuando nuestras expectativas,

lo que creemos que va a pasar, no sucede,

especialmente, cuando hemos apostado fuerte.

El fracaso no es un término especialmente psicológico,

pero sí la sensación de frustración que produce el fracaso.

Esto es algo habitual en consulta,

especialmente, si en el ámbito profesional

durante mucho tiempo se está picando piedra

y no se consiguen resultados favorables.

"El caso de John Kennedy Toole,

autor de la exitosa 'La conjura de los necios',

es un ejemplo de cómo la frustración puede llegar a la cota más trágica."

John Kennedy Toole es un tipo con problemas

que ve que su libro lo ha paseado por todas partes

y que no se lo publica nadie y se acaba suicidando.

-Hay fracasos que se deben simplemente a un tema de contexto,

o la obra no ha llegado a las manos adecuadas

o la persona no tiene las habilidades sociales,

que eso pasa bastante dentro del mundo de los artistas

que viven, a veces, muy aislados de su entorno

y no consiguen dar

con las habilidades sociales necesarias para vender o difundir

el porqué su obra es buena

o por qué deberías leerme.

-El caso de Kafka

me parece que es el ejemplo más destacado

del triunfo póstumo.

Como todos sabemos, antes de morir,

le dice a un amigo suyo, que es Max Brod,

que destruya todos los manuscritos que encuentre en su casa:

relatos, dietarios, novelas...

Y que todo lo lance al fuego.

Cuando muere Kafka,

Brod incumple lo prometido porque considera que allí

hay un escritor de una gran potencia.

-A veces, nos encantamos en consulta con gente que simplemente

por el estado anímico o el estado anímico tiñe la obra

de un tono con más melancolía,

y, a la vez, les permite también llegar

a hacer introspección con aspectos

o cruzar líneas a nivel interno

que, quizá, no se cruzarían sin esa sensación.

También es una emoción que abre unas compuertas

que quizá sin sentir fracaso o frustración,

sin sentir la limitación de no ser reconocido,

quizá no explorarían esos ámbitos o esas temáticas.

-Ahora, por ejemplo, estamos viendo cómo se recuperan

y, además, son muy necesarias, a las escritoras del 27.

Muchas de ellas han sido silenciadas,

no pudieron ser publicadas y ahora esas voces nos están llegando.

Un caso como el de Lucia Berlin,

yo creo que va por esta línea de la recuperación de una voz

que algunos sabían que estaba por allí,

que era como un secreto a voces

y se le ha dado una dimensión que estamos viendo ahora,

que yo creo que ni la propia Lucia Berlin

se podría imaginar

que, tantos años después, su obra podía interesar tanto.

(Música)

Enseguida le voy a preguntar a Ignacio Martínez de Pisón

por la música, un tema recurrente en su novela,

como también el tema del turismo,

las vacaciones o la energía nuclear de la que hablábamos antes

y que se focaliza, sobre todo, en la central nuclear de Vandellós

que tengo justo aquí detrás.

Pero, ahora, me quiero detener en lo de la música,

porque os quiero recomendar un libro increíble

del gran crítico musical John Savage.

Ha escrito una obra alrededor de la figura

de uno de los grupos más importantes

de la historia del rock, Joy Division,

liderado por el gran Ian Curtis.

Es un libro brutal,

como lo es también la música de esta gran banda de Manchester.

(Música)

En esta playa cercana a Hospitalet de l'Infant,

donde estoy convencido

que se han bañado Iván, Rosa y Mabel,

es donde os quiero recomendar

una nueva entrega del gran Charlie Parker,

pero no el prestigioso músico,

sino el conocido detective de la serie de John Connolly.

En esta ocasión, le toca investigar a la mujer del bosque,

o, mejor dicho,

el cadáver de una mujer que ha aparecido en un bosque

con signos de haber dado luz horas antes de su muerte.

Bueno, aquí hay un asesino en serie y llamadas de ultratumba

al más puro estilo Connolly.

(Música)

Te ha salido una novela

con una banda sonora muy generacional.

Sí, de los 70, ¿no? Sí.

Del momento en que se produce el accidente que cambia su vida,

como las canciones

que Rosa y su novio cantaban y bailaban

son las que ella va a seguir cantando toda su vida

porque ya se ha quedado como estancada

en un momento histórico determinado.

Lo cual es bastante raro porque claro,

el chico resulta que, en su vida, durante su adolescencia

solo va a oír la música de la adolescencia de su madre.

Y entre esas canciones

aparece mucho la de George Harrison,

la de "Here comes the sun", ¿qué tienes tú con esa canción?

Bueno, para mí, es como un himno de algo luminoso,

algo que es como una buena noticia, algo que va a llegar

y que nos va a hacer más felices y mejores.

Harrison tenía esa cosa así un poco mística,

pero que, al mismo tiempo,

te hacía que las canciones te alegraran el día.

Y esa es una de esas canciones

que formó parte de la banda sonora de mi infancia,

como muchas otras canciones de los Beatles

que son fundamentales.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ignacio Martínez de Pisón

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página 2 - Ignacio Martínez de Pisón

22 sep 2020

Entrevistamos al escritor Ignacio Martínez de Pisón, que acaba de publicar su novela ‘Fin de temporada’. Además, responderán al Cuestionario literario del programa los escritores Lucía Berlín y John Kennedy Toole.
Óscar López, director y presentador del programa, charla con Martínez de Pisón en un camping de la costa, ya que la acción de la novela se sitúa en uno junto a la central nuclear de Vandellós. Allí trabaja, precisamente, el hijo de la mujer que lo regenta. La relación tóxica que mantienen entre ellos se convierte en el hilo conductor de la novela.
En ese mismo camping en el que se desarrolla esta entrevista de ‘Página Dos’ trabajó Roberto Bolaño, autor de culto en todo el mundo. El programa ofrece un reportaje sobre este autor chileno y otros escritores que alcanzaron la fama ya fallecidos, como Lucía Berlín o John Kennedy Toole.
Responderán al cuestionario literario Alfredo García Vázquez, autor de 'La energía nuclear salvará el mundo' y Óscar Cabrero que toma como referencia 'Voces de Chernóbil' de A. Aleksiévitch.
‘Página Dos’ también ha estado en el estreno de 'Marie Curie', la película de la prestigiosa autora de cómic Marjane Satrapi, a partir del cómic 'Radioactivo, Marie & Pierre Curie' de Lauren Redniss. El programa también recordará el décimo aniversario de la obra 'Persépolis' de Satrapi.

ver más sobre "Página 2 - Ignacio Martínez de Pisón" ver menos sobre "Página 2 - Ignacio Martínez de Pisón"
Programas completos (500)
Clips

Los últimos 1.783 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios