www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5899497
Para todos los públicos Página Dos - Entrevista a Hervé Le Terrier
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

(Ruido de avión)

Hervé, estamos el 10 de marzo de 2021

en el aeropuerto JFK de Nueva York

ha aterrizado un avión de Air France con 243 pasajeros,

después de unas terribles turbulencias.

Ellos vuelven a su vida normal.

Y ahora pasamos al 24 de junio de ese mismo año

y con ese mismo avión, ¿que ha ocurrido?

Lo que ocurre es que el avión atraviesan unas turbulencias

y durante las turbulencias sufrió un desdoblamiento

un fenómeno de duplicación.

Este fenómeno afecta a todos los pasajeros, incluida la tripulación,

y también los elementos materiales del avión.

Ycomo la aparición de un segundo avión en el cielo,

es completamente extraordinaria, el ejército americano,

envía cazas para desviarlo

y confinar a todos los pasajeros y la tripulación,

en un aeropuerto militar para analizar la situación.

Pronto entendemos

que la duplicación del avión tiene implicaciones científicas,

y también evidentemente, religiosas, políticas y sociales.

Pero también tiene para cada uno de los pasajeros,

una serie de efectos muy precisos sobre sus vidas materiales,

amorosas, sentimentales.

Cada uno de ellos va a tener que hacer frente a un destino

que antes era simple, pero que ahora se ha duplicado.

Tenemos a esos 243 pasajeros en un hangar parecido a este

que están controlados por los servicios de seguridad,

pero al mismo tiempo tenemos a los otros 243 pasajeros

vigilados por el FBI, eso quiere decir

que efectivamente el tema del doble es muy importante,

el tema del doble forma parte de la historia de la literatura, pero

pero en su novela, este doble es perfecto

a diferencia de otros, aquí cada uno sabe lo que piensa

y lo que recuerda el otro es como si

aquí no es necesario ni mirarse en el espejo, es distinto.

En la mayoría de las mitologías antiguas,

como también en "El doble" de Dostoievski.

La cuestión de enfrentarse a uno mismo,

se trata de manera diferente,

porque el doble no es exactamente el mismo.

En el caso de mi novela, los dobles son idénticos,

perfectos, indistinguibles el uno del otro.

Es imposible saber cuál de los dos es el que se ha desdoblado.

El tema del doble siempre ha estado presente

en la literatura universal, aunque los alemanes

le pusieran el sonoro nombre de Doppelganger

la figura inquietante del el doble

ya aparecen algunas comedias clásicas del griego Plauto.

Otros grandes dramaturgos también quedaron fascinados

por las posibilidades de trama

que da la presencia de un personaje repetido.

Mollier escribió una versión de "El anfitrión" de Plauto,

mientras que Shakespeare se sumó al enredo

con "La comedia de las equivocaciones".

Para el teatro, la figura del doble ha dado mucho juego.

Sin embargo, fueron los románticos del XVIII y XIX

los que le dieron ese toque tenebroso

al hecho de que exista alguien idéntico a uno mismo.

E. T. A. Hoffmann frecuentó el tema en algunas de sus cuentos,

y Adelbertt von Chamisso escribió

"La maravillosa historia de Peter Schlemihl",

también conocida como el hombre que perdió a su sombra.

Tampoco nos podemos olvidar de Edgar Allan Poe,

que con William Wilson también contribuyó a inmortalizar

este recurso narrativo.

Hay que tener en cuenta también

que en muchos de los relatos sobre el doble

sobrevuela una enfermedad, la esquizofrenia.

Y el mejor ejemplo es, sin duda,

"El extraño caso del doctor Jekyll y Mister Hyde"

de Robert Louis Stevenson.

Por su parte, el escritor August Strindberg,

que padecía esta dolencia mental, dejó escrito...

Más allá de la maldición de Strindberg a lo largo del siglo XX

otros autores coquetearon con la figura del doble.

Italo Calvino, en "El vizconde demediado",

Julio Cortázar en "Rayuela",

y por supuesto, José Saramago en "El hombre duplicado"

son algunos ejemplos.

Y ya en el presente,

también podemos citar a Delphine de Vigan,

con "Basada en hechos reales",

y Javier Sebastián quien a propósito de "El escapista",

nos habló de este recurrente y clásico asunto literaria.

Hay escritores que dejan volar su imaginación

y logran sorprendernos,

pasa con Hervé Le Tellier y "La anomalía"

y pasa también con la escritora argentina Mariana Enríquez,

que acaba de publicar "Alguien camina sobre tu tumba".

En esta ocasión,

esta autora nos invita a viajar con ella

por algunos de los cementerios más increíbles del mundo.

Y nos vuelve a demostrar

que es capaz de encontrar belleza, incluso en la propia muerte.

Y de la gran reina del terror actual,

a una de las grandes artistas del momento, Lana del Rey.

Una creadora poliédrica que no solo hace música,

sino que ahora nos regala un libro con más de 30 poemas,

con transcripciones manuscritas yfotografías realizadas por ella.

Y os aviso, este no es un libro solo para fans,

aunque no seamos.

"Canción del ocaso" el título de la primera entrega

de la famosa trilogía escocesa,

una de las obras más aclamadas en este país escrita por Gibbon en 1932

nos habla de Chris Guthrie,

una mujer que se debate entre los libros

y la vida en el campo, bueno, no os voy a contar quién gana.

Ahora os toca a vosotros volar

con cualquiera de estas tres historias.

-Volvemos al ataque con una nueva aventura de "Daniela pirata".

En esta ocasión se enfrentará a Sofronisa,

una malvada bruja que no soporta a la gente feliz

y que provoca el caos con su bola de cristal.

Pero quizás nuestra joven pirata consiga hacerla reír a carcajadas.

Qué absurdo es un homenaje a uno de los artistas más espeluznantes

y queridos de la literatura.

Edward Gore, una biografía original y juguetona

para conocer su personalidad estrambótica,

con unas ilustraciones que recuerdan sus historias

llenas de ternura y oscuridad.

Para escribir esta historia,

usted escoge algunos personajes de estos 243 pasajeros.

Lógicamente, no puede hablar de todos.

Entre ellos encontramos a un asesino profesional,

hay un arquitecto maduro

que tienen una relación con una joven montadora de cine,

hay un piloto con con problemas médicos,

hay un músico africano, homosexual.

La sensación que tenía era que todos ellos

eran los protagonistas de un cuento

y que la suma de todos esos cuentos nos ayudaban a crear esta novela.

Sí.

Y mi objetivo al elegir estos personajes,

obviamente dentro de los límites que marca la novela,

era cubrir todo el planeta.

Tenía el proyecto de construir los personajes,

como quien construye un tablero de ajedrez.

Con el rey, la reina, el alfil, el caballo.

Cada una de las piezas representaría, a su manera,

a una situación vital humana.

Una de las cosas que hace que esta novela sea muy sorprendente

es que descubres enseguida,

que es como una gran mezcla de géneros literarios distintos.

Es decir, cada una de estas historias de estos personajes.

Usted lo utiliza para narrarla un género diferente.

Hay novela de suspense, novela psicológica,

hay romántica, hay ciencia ficción.

¿Esto era algo premeditado

o se lo ha encontrado a medida que iba escribiendo el libro?

Fue premeditado.

Más aún, fue casi una necesidad.

Una necesidad, porque cuando se tienen tantos personajes,

cada uno tiene que estar asociado a un género,

para que el lector,

a medida que se vaya reencontrando con cada uno de ellos,

halle también el color literario, narrativo, de género y estilístico

que les acompañan.

Por ejemplo, la novela negra va necesariamente

ligada al personaje de Blake, el asesino.

En su caso, están presentes los códigos de la novela negra.

Una escritura seca, corta que juega a veces con la gramática

y que la destruye.

Comentaba usted ahora algo que para mí es importante.

Es verdad que encontramos diversos géneros literarios en su novela,

pero esa parte metaliteraria que protagoniza Victor Miesel,

el escritor que también viaja y que acabará escribiendo

un libro que se titula "La anomalía".

Yo creo que es muy importante,

porque ese juego metaliterarios como el cemento,

que permite cohesionar toda la novela,

no sé si lo compartes.

Sí.

Y eso también fue voluntario.

Intenté introducir en el libro todas las cosas posibles.

Poesía, una canción, correos electrónicos,

SMS, fragmentos de una novela muy blanca, aforística, metafórica,

que es la novela de Miesel dentro de la propia novela.

Un fragmento de una novela del otro Miesel

escrita al estilo de Pons,

porque que en realidad es un pastiche de Perec.

Usted sabe cómo somos los medios de comunicación

y cómo funciona la iconografía popular.

Se lo digo porque yo creo que va a ser inevitable,

aunque ya lo digo yo, no tiene absolutamente nada que ver,

pero va a ser inevitable que algunos lectores jóvenes

cuando lean su novela,

piensen en aquella famosa serie de televisión, en "Lost".

No sé si usted lo ha visto, si le ha influido en algo

o sencillamente no sabe nada de ella.

Conozco la serie, formó parte de la gente

que descubrió las series se hace unos diez años.

La primera que vi fue "The Wire".

Fue una serie fantástica en la cual entré sin ningún tipo de dificultad.

Y con la sensación

de que no tiene porqué ser difícil para un espectador,

y por tanto, para un lector,

aceptar muchos personajes y hacerse a todos ellos a la vez.

Son muchos los libros que inspiraron la serie "Perdidos"

en una isla misteriosa como la de Julio Verne

es donde permanecen incomunicadas

los supervivientes de una catástrofe aérea,

como los chicos de "El señor de las moscas" de William Golding.

En la selva viven su infierno particular,

como en "El corazón de las tinieblas".

Y también se homenajea a Dickens y al mundo mágico

de "Alicia en el país de las maravillas".

Estos títulos son solo algunos de los muchos libros

que aparecen en la icónica serie que a su vez,

ha tenido un impacto en la narrativa que la ha sucedido.

La influencia de "Lost" es fundamental

sobre el audiovisual de los últimos años,

tanto cinematográfico como televisivo,

y no se ciñe únicamente a una influencia

a nivel de temas o a nivel de cómo cruza la serie,

fantasía, ciencia ficción y aventuras,

que es algo que determina mucho la ficción de los últimos años,

sino que también tiene mucha influencia

en todo lo que es la ficción seriada,

y esto abarca desde otras series hasta propuestas cinematográficas,

como todo lo que tiene que ver con el universo Marvel.

La forma en la que se concibe la narrativa,

los giros argumentales de la historia,

cómo se trabaja con el cliffhanger,

todo eso es una influencia brutal

dentro del audiovisual seriado contemporáneos.

Pero bueno esta influencia no solamente se ciñe

al cine o a la televisión,

sino que también puedes detectar la influencia, por ejemplo,

en el ámbito de los videojuegos.

Pienso en videojuegos como Alan Wake, The Last of Us, por ejemplo,

y luego también hay una influencia directa sobre lo literario.

Quizá uno de los cómics en los que es más evidente la huella de "Lost"

es "The Woods" que es un cómic escrito por James Tynion.

En "Lost" lo que pasa es que desaparece un avión,

en este caso lo que desaparece es un instituto con todo su personal,

con profesores, alumnos, con gente que trabaja en el centro

y como sucedían "Lost" que van a parar a esta especie de isla extraña,

en este caso, van a parar a un bosque

que también parece regido por sus propias normas.

Otro cómic en el que es posible detectar la influencia de "Lost"

es "Paper Girls" de Brian Vaughan, que curiosamente,

fue guionista de "Lost" durante una etapa importante

y quizá el punto de partida no es tan parecido al de "Lost"

como en el caso "The Woods",

porque es una historia que pasa en los 80

y gira en torno a un grupo de chicas que son repartidoras de periódicos

y que a lo largo de una noche de Halloween

le sucede una cosa extraordinaria que cambiará por completo sus vidas.

Pero sí que hay dos ideas que articulan toda esta serie de cómics

que están muy presentes en "Lost", por un lado,

la idea del viaje en el tiempo, y por otro lado,

también la posibilidad de conocer a un mismo personaje

en distintos momentos o de conocer distintas caras

de ese mismo personaje.

Marc Pastor, además de escribir literatura fantástica

y de ciencia ficción, está muy inspirado también

por lo televisivo o cinematográfico,

porque él es un gran conocedor de la cultura audiovisual

y yo creo que la huella de "Lost"

tiene algunas de sus novelas es evidente,

quizá los casos en los que está más claro son Bioko y Farishta.

Yo he decidido coger "Farishta" porque creo que también

la conexión argumentales es mayor.

Porque el punto de partida es la historia de una chica

que tiene un suceso trágico en el pasado,

que arrastra un trauma y que empiece a trabajar en una especie de resort,

en un lugar paradisíaco donde pasan cosas raras.

Y entonces parte de la historia gira en torno al misterio

que tiene tomado este lugar y un poco

a quiénes son realmente las personas que lo ocupan, que al final,

eso también es lo que lo que sucedía en "Lost".

La comunidad científica va loca

para encontrar una explicación a todo lo todo lo ocurrido.

Hay diversas teorías,

pero hay una que es la que planea a lo largo de todo el libro,

que es una teoría que da un poco de miedo,

porque nos habla de la simulación

o de que este mundo nuestro es un mundo virtual.

La idea de la simulación es muy potente y sencilla de explicar.

En primer lugar existe una ley para los ordenadores que establece

que la potencia de Computación se duplica cada dos años.

Esto quiere decir que cada diez años

los ordenadores son mil veces más potente.

Esta ley que se llama Ley de Moore es válida desde casi 1960,

lo cual quiere decir que la potencia

de computación de los ordenadores en la actualidad

es 1.000 millones de veces mayor que entonces.

Creo que algún día, y no soy el único que lo cree,

conseguiremos simular el funcionamiento de un cerebro humano.

Y no solo eso podremos transmitirle a ese cerebro virtual

información sobre el mundo que nos rodea.

Me interesa mucho la parte humorística de la novela,

porque uno también se ríe con su libro,

y luego toda esa parte de sátira, porque aquí salen retratados

diversos políticos como Macron como Jinping, Donald Trump,

grandes popes de la religión e incluso

un presentador de televisión.

Quería que el libro fuera total,

es decir, que a partir del momento

en que se da una situación inverosímil,

las distintas instancias

que componen el mundo reacciona.

Por tanto, los políticos, los religiosos

y los medios de comunicación tenían que reacciona.

Los políticos no tienen elecciones,

tienen que ser en permanencia los padres o a las madres de sus pueblos.

Deben tranquilizar a la gente.

Tanto si entienden la situación como si no lo hacen,

tiene que parecer que entienden, que saben lo que está pasando.

Con la distancia nos damos cuenta

de que con la crisis de la covid 19, por ejemplo,

es exactamente la misma situación, deben saber.

Ahora parece que mantiene una actitud más razonable,

que es la de aceptar que no lo saben todo

y tratar a la gente como adultos.

Pero la tendencia natural es infantilizar a la población

y decirles, no os preocupéis, nosotros sabemos que está ocurriendo.

-Aunque la política es una cosa sería

el humor puede ser la mejor arma para cuestionarla.

Quien dice política, dice religión, sociedad,

cualquier cosa que enmarca el mundo en el que nos movemos.

Riki Blanco es el autor de "La poesía que nos merecemos".

Un libro que cabalga entre la poesía visual

y el humor gráfico que hace reír y reflexionar.

Habla sobre la humanidad, sobre la mezquindad de la humanidad.

Considero que las alabanzas hacia la humanidad ya están,

es decir, la vida es muy bonita y considero que hay que hablar también

sobre sobre aquello de lo que no se habla,

sobre esos pequeños pliegues que tiene el ser humano,

sobre su mecanismo a la hora de tomar decisiones

y a la hora de actuar

y de cómo estamos convirtiendo este mundo en lo que es

también el título nos apela un poco a eso,

a la poesía que nos merecemos

y en última instancia habla sobre aquello que considero

que es tan peligroso, que es la identidad

sobre cómo nos construimos una identidad,

porqué la necesitamos y cuáles son las consecuencias.

Para mí la sátira es la forma que tengo de reformular

aquello que veo y me parece indigesto

y se reformula para hacerlo digerible

incluso para hacerlo...

más gustoso a los ojos, gustó a su cerebro, ¿no?

-Quien conoce muy bien la relación entre el humor gráfico y la sátira

es Gerardo Vilches.

Acaba de publicar "La satírica transición".

Una investigación histórica a través de un análisis de los contenidos

de cuatro revistas satíricas del momento,

"El papus", "El jueves", "Por favor" y "Hermano Lobo".

Me llamó la atención de estas revistas

que a través del humor,

consiguieron configurar un espacio de mayor libertad

que otras publicaciones,

y además, eran un espacio muy inmediato, muy espontáneo,

en el que apenas había filtros editoriales.

A pesar de los problemas que tuvieron, lógicamente,

con la censura del momento.

A ver, la sátira política en general, yo creo que para que

tenga incidencia en la sociedad y tenga una auténtica utilidad,

tiene que ser una sátira política sin carnet de partido, es decir,

una sátira política que critique a todos los actores

de un sistema político y a todos los partidos,

a todas las instituciones.

En el caso concreto de la transición, yo creo que esto es muy evidente,

dado que en estas revistas, todo el mundo recibía,

había críticas a todos los partidos políticos,

a izquierda a derecha y sobre todo, tenía una vocación de

meter el dedo en el ojo, de señalar todas los déficits de la Transición

y de ser un poco el bufón incómodo,

como el símbolo de "El jueves" que es un bufón,

ese bufón que dice lo que nadie se atrevería a decir.

De la afilada pluma de Manel Fontdevila

han salido unos chistes desternillantes

y también más polémicos de los últimos años.

Él es una primera espada del humor gráfico.

Actualmente se le puede leer en eldiario.es

donde publica prácticamente cada día una tira de actualidad.

Son muchos años de oficio y conoce muy bien

los entresijos del humor gráfico de actualidad.

Pero siempre hablamos de cuatro temas o tres o dos,

uno sería el abuso de poder y el otro sería

todo lo que se desprende de él, que son las corruptelas,

es el hecho de que haya gente poco preparada para el trabajo que hace,

y sobre todo, gente que quiere participar de esto

y que hace lo que sea para llegar ahí.

Un personaje que descuelgo, para mí es un personaje,

primero, que sea fácil de dibujar, o sea, fácil,

que sea característico, ¿no?

Cuando un personaje tiene que llevar una maleta con su nombre ya mal,

y luego tienen que ser una persona que tenga una personalidad propia.

Esto en este país suele significar que dice tonterías con estilo.

O sea, yo doy una opinión, cuando hago una viñeta o sea,

si yo consigo con mi chiste, que la gente se cuestione algo

yo creo que el chiste está bien entonces.

Si no al menos que de risa, si no da risa ni cuestiona nada,

es que he tenido muy mal día.

Cuando terminé la novela, tuve la sensación de que...

se respiraba un cierto aire pesimista,

porque parece como que la humanidad no está preparada

para vivir algo algo así, ni contactos con extraterrestres,

ni nada por el estilo, ¿no? Hay un poco una sensación pesimista,

aunque no sea, aunque no sea malo serlo, desde luego.

No soy muy optimista porque no veo motivo para serlo.

Voy a tomar un ejemplo para comparar,

el cambio climático.

A los dirigentes del mundo se les llena la boca

con que están intentando cambiar el curso de los acontecimientos.

Y tratando de mejorar la situación

pero hace 40 años que la cuestión está

en el centro de las preocupaciones de los científicos

y no se ha tomado ninguna decisión.

Así que sí, soy pesimista en cuanto a la capacidad de la humanidad,

para afrontar globalmente

las situaciones de crisis que la amenazan.

Hablábamos antes de la serie "Lost".

Debo confesarle que cuando termine su libro,

pensé que aquí había una película o incluso una una serie,

no sé si ya le han hecho alguna propuesta.

Parece ser que se van a vender los derechos para una adaptación.

Lo que me interesa es que el libro está concebido como novela

y para nada como una serie, así que para escribir la serie

habrá que destruir la novela.

Aunque los personajes ya existen, está claro que un episodio de serie

no es lo mismo que un capítulo de novela.

Así que tengo mucha curiosidad por ver el piloto.

Por este programa han pasado algunos de los últimos ganadores

del premio Goncourt, es un premio importantísimo en Francia,

que ha cambiado la vida de muchos autores,

no sé si la suya también.

Sí, es muy importante.

Las ventas rondan el millón de ejemplares,

una cifra que está a años luz de las ventas de mis otros libros.

No creo que ninguno de mis libros haya superado en Francia,

los 30.000 ejemplares y a largo plazo.

En 20 años quizá algunos de mis libros

hayan alcanzado esas cifras de ventas.

Eso quiere decir que antes,

cuando firmaba libros en las librerías,

más o menos una persona de cada treinta

había leído un libro mío.

Ahora voy a tener público nuevo.

También voy a tener el placer de ver reaparecer

libros míos antiguos que creía olvidadas.

Libros que van a tener un recorrido que nunca llegaron a tener,

lo cual es un placer enorme para un autor.

Francia tiene el Goncourt,

un premio que se otorga desde 1903 a la mejor novela francesa del año,

y que, pese a su escasa retribución económica,

sólo diez euros, es uno de los más prestigiosas del mundo.

Su repercusión consigue, por ejemplo,

que las ventas nunca estén por debajo de los 100.000 ejemplares,

y que gran parte de sus últimos ganadores

hayan sido entrevistados en nuestro programa.

Por otro lado, y másallá del Goncourt,

en Francia también destacan otros premios ilustres

como el Renaudot, el Fémina, el Interallié, o el Médicis,

que encumbran aún más a sus escritores.

Porque Francia ama su literatura.

Según datos de 2019,

los de 2020 aún no se han hecho públicos,

en el país galo, se vendieron

unos 435 millones de libros que pasados a guarismos monetarios

dieron un resultado de 2.806 millones de euros.

Una cifra que no hay sombra si decimos

que según un estudio reciente del Centro Nacional del libro francés,

el 86 % de la gente qué entrevistaron,

entre 15 y 25 años, leía una media de 13 libros al año.

Y es que Francia mima su literatura.

En el país vecino hay más de 3.300 librerías,

muchas de ellas independientes, y durante la pandemia

llegaron noticias de que el Gobierno

prohibía los hipermercados vender libros

para no competir con ellas,

o que la propia alcaldesa de París, Anne Hidalgo,

pedía a los ciudadanos que sólo compraran libros

a través de las librerías.

Son solo algunas de las cifras y datos de este país,

que ocupa el octavo puesto mundial

con siete horas semanales de lectura,

donde es difícil pasar a la historia sin tener una buena biblioteca

y donde se cuida el libro sin que parezca una anomalía.

Le voy a hacer una pregunta trampa.

Imagínese que es uno de los personajes de su novela

que se encuentra con su doble,

de qué hablaría, que le preguntaría.

Hay dos personajes de los cuales me siento especialmente cercano.

Uno es Victor Miesel, el escritor, que sin lugar a dudas,

se llevaría una gran sorpresa al descubrir el éxito

que ha tenido su libro, "La anomalía".

Un poco como el personaje de la novela que resucita.

Creo que si fuera el personaje de marzo de 2021,

que se cruza con el de agosto de 2020,

le diría que no se preocupe por el futuro de su libro,

y más aún, que se llevará una sorpresa.

El otro personaje que se me parece es, evidentemente, el arquitecto.

Un hombre que está envejeciendo más o menos de mi edad.

Atrapado en una relación amorosa.

A él le diría que no se preocupe,

que siempre hay una segunda oportunidad en las relaciones.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Entrevista a Hervé Le Terrier

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Entrevista a Hervé Le Terrier

11 may 2021

En 'Página Dos' Óscar López charla con Hervé Le Tellier, ganador del último premio Goncourt con 'La anomalía'. Esta novela se adentra en la temática del doble pero, a diferencia de otros libros de la historia de la literatura, este doble es perfecto. Cada personaje sabe lo que piensa y lo que recuerda el otro… “En la mayoría de las mitologías antiguas como también en ‘El Doble’ de Dostoyevski, la cuestión de enfrentarse a uno mismo se trata de manera diferente porque el doble no es exactamente el mismo. En el caso de mi novela, los dobles son idénticos, perfectos, indistinguibles el uno del otro. Es imposible saber cuál de los dos se ha desdoblado,” explica Le Tellier.

ver más sobre "Página Dos - Entrevista a Hervé Le Terrier" ver menos sobre "Página Dos - Entrevista a Hervé Le Terrier"
Programas completos (533)
Clips

Los últimos 1.829 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos