Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5485776
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - ¡Me paso el día bailando! - ver ahora
Transcripción completa

# Bailando, me paso el día bailando.

# Y los vecinos mientras tanto...

Para mí bailar es la medicina del alma.

No concibo la vida sin música y sin baile.

Es algo como muy de dentro; bailar es mágico.

# Bebiendo.

"¿Qué haces yendo a la discoteca? Seguro que vas para ligar".

Dije: "No, papá, yo voy para bailar".

Yo creo que los 80 fue una época especial, de explosión.

De los videos musicales, de las coreografías.

De una moda muy especial, de la forma de vestir.

(CANTA EN INGLÉS)

Realmente los 80, es un poco extraño porque llegan las hombreras,

desaparece todo ese corro

y la gente puede ir hasta con jerséis privata a bailar.

Y realmente es un poco extraño.

Y con camisas de franela y todo a bailar.

Guau, es que se bailaba no solamente en las discotecas,

bueno, para mí, suena ahora mismo en mi cabeza los Boney M.

¿Sabes? Toda esta música.

(CANTA EN INGLÉS)

Empieza llegando desde fuera una serie de movimientos musicales

en donde no solamente ya venían los grupos,

que era la típica concepción de un grupo musical,

cuatro o cinco elementos, sino que empiezan a aparecer

una serie de cantantes en donde lo importante,

además de la música, era la coreografía.

Con todos ustedes, y en una gran exclusiva

de este programa de Televisión Española

para toda la juventud, Village People.

(CANTA EN INGLÉS)

Creo que no se ha repetido oleada musical como la de entonces.

De hecho, mi hijo que tiene 23 años,

es "ochenter" total; o sea, la música de los 80

es con la que él vibra y con la que él baila

y con la que él vive; entonces, yo tengo la suerte

y el privilegio de haber vivido unos 80 espectaculares.

(CANTA EN INGLÉS)

España en ese momento está sufriendo un cambio político, social,

empiezan a aflorar las libertades y todo ello conlleva

a que la gente empiece a liberarse un poco.

Una consecuencia lógica también de estar encorsetados tantos años.

Una necesidad de bailar y de reírse.

Y de abrirse a cosas de afuera.

El hecho de que los hombres puedan bailar de manera desinhibida

en una discoteca se inicia en clubs gais.

(CANTA EN INGLÉS)

Los maquilladores y estilistas que habitualmente eran gais,

se llevaban a las modelos a los clubs gais.

Los chicos, en un momento dado, se dan cuenta

de que en los club gais había unas chicas despampanantes.

Entonces, es cuando los chicos hetero

se lanzan a la pista de baile y deciden tomarla.

Y efectivamente, los chicos bailaban, los chicos se maquillaban,

se peinaban de una forma determinada,

los pelos iban de otra forma más libre

a como era antiguamente.

Era un movimiento imparable.

Las discotecas estaban a rebosar.

En principio no estaba bien visto, pero repito,

en mi casa tuve tanto apoyo.

Y ya luego la gente lo entendió, y luego,

ahora me han hecho hasta torrelaveguense ilustre.

"¿Qué haces yendo a la discoteca? Seguro que vas para ligar"

Dije: "No, papá, yo voy para bailar".

"Tú no me entiendes, papá".

Eso es el conflicto generacional que existe

entre juventud que iba a discotecas y sus padres que no entendían

qué estaba pasando.

Cuando yo iba a una discoteca iba a romperme la zapatilla.

Y sacaba a bailar a mis amigos y eso hacía barreas en los demás hombres.

A los demás hombres, lo que yo observaba es que si estabas quieta

en una esquina, entonces venían a sacarte a bailar.

Generalmente les imponía bastante esa energía

de hacer lo que yo quería.

El que un tío bailase en esa época, tenía la mitad de éxito asegurado.

Porque bailábamos muy pocos tíos.

Y era fundamental; si no bailaba bien,

desde luego en aquella época no te comías un colín.

Independientemente de lo alto, guapo, rubio, cachas, moreno,

bajito, da igual; te convertías en un ídolo los sábados por la tarde

dos, tres horas en la discoteca.

El hombre que baila bien tiene un porcentaje muy grande de triunfo.

No tiene que ser un coreógrafo.

Tiene que tener "swing" en el cuerpo, movimiento.

Nosotros no salíamos a ligar pero incluso no saliendo a ligar

alguna vez llegábamos a ligar, fíjate.

O sea, que claro que hay sexo en el baile.

El simple juego forma parte de esta seducción,

este estoy aquí y me muestro y yo te veo

y me doy cuenta de que me miras, tal.

Nosotros cuando empezamos realmente queríamos rendir tributo

a lo que era la música y la cultura disco.

La cultura disco que se desarrolla a finales de los 70 en Estaos Unidos

y que se expandió globalmente.

Yo creo que el cine, tanto la televisión y el cine,

han sido decisivos en este tipo de acercamiento al público.

Sobre todo con el estreno de dos películas fundamentales

que fueron "Fiebre del sábado noche" y "Grease".

A partir de ahí, empieza a aflorar

todo lo que es el movimiento musical

y también que la gente empieza a imitar esos movimientos musicales.

Empezamos a ver bailar así a hombres música disco

de una manera como más "vaya tipazo este, cómo se mueve".

Ese, yo creo que ese baile es el...

Me encantaba.

Y todavía hoy en día la gente, en plan de broma o plan de gracia,

lo sigue imitando.

Me he disfrazado de Olivia Newton John,

he visto la película no sé cuántas veces;

o sea, todo lo que tenía que ver con Travolta y Olivia Newtoon John,

yo he sido una apasionada y una seguidora.

Esa película sí que nos marcó a todos.

Fíjate, yo llevo ocho años trabajando en Estados Unidos

y he tenido la suerte de dirigir a Olivia Newton John.

Le contaba que el día que se estrenó, recuerdo que la vi

y la sesión era continua

y vi tres veces seguidas la película de "Grease".

Y salí enamorado del cine de Olivia.

Se lo contaba y se moría de risa.

(CANTA EN INGLÉS)

Y nosotros nos sentíamos identificados con esa figura.

Cuando empezamos, teníamos 20 tacos y nos íbamos también a la discoteca

después de pasarnos toda la semana estudiando.

Así que nos pareció perfecto, como el icono perfecto

para identificar al grupo Fundación Tony Manero.

No puedo recordar un tío más espectacular que Tony Manero,

solamente cómo caminaba.

No podía ser más hortera, pero aquello era, en aquella época,

era lo más espectacular que podías ver.

(CANTA EN INGLÉS)

El baile tiene esta capacidad liberadora.

Es un movimiento físico que te induce en cierto modo

a una especie de trance.

Para mí bailar es la medicina del alma.

No concibo la vida sin música y sin baile.

Y si tengo que elegir con baile, puedo bailar sin música.

Pero si tengo a la pareja, es lo mejor, música y baile

es una medicina, forma parte de mi espíritu,

forma parte de mi filosofía de vida.

(CANTA EN INGLÉS)

Yo sabía que quería bailar.

Pero en aquellos tiempos, el cuplé, a ver quién es el valiente

que dice: "Yo quiero bailar".

Yo me ponía a bailar y me preguntaban que qué me metía.

"Pues si estoy sobria". Yo bebía zumos.

Yo tuve una especia de epifanía realmente con la discoteca.

Porque me acuerdo, yo venía del "rock",

me acuerdo que un día fuimos a la Sala Apolo,

a la discoteca Apolo de Barcelona, e iba con mi camiseta de los Doors.

Y entramos, empezamos,

y fue una epifanía, realmente fue como si bajase

Jesucristo bailando y me dijese: "Tío, este es tu sitio".

Acabé con mi camiseta de los Doors rota, ¿sabes?

-Renegó de los Doors, Dios. -Renegó de los Doors.

Y dije: "Dios mío, este es mi sitio y esta es mi música".

Realmente tuve una epifanía porque era expresión corporal.

(CANTA EN INGLÉS)

El hecho de bailar música moderna

durante horas y horas y no con una finalidad

necesariamente de ligar, sino por el mero hecho de bailar,

bailar es un fin en sí mismo,

esto surge a partir de la música disco.

# Aplauso, aplauso.

Precisamente en "Aplauso", cada cantante que venía al programa,

siempre se le obligaba un poco a que llevara coreografía detrás.

Pero en los años 80 era impensable ver

a un artista en el escenario sin bailarines.

Todo eso conlleva que la gente empiece a fijarse

en lo que hacen los cantantes en sus actuaciones.

A partir de ese momento,

empieza un poco el fenómeno del baile en España.

¿El baile? Me puede gustar el baile de discoteca,

el baile del "rock".

Pues música disco, "rock and roll" y "rock" duro.

"Rock" duro y la nueva ola.

A mí me gusta más el baile moderno.

-¿Y a ti? -A mí también me gusta más

el baile moderno, aunque a veces, también si se pone, el antiguo.

El "rock" duro me gusta.

El "rock and roll" me gusta mucho.

Y después, no sé, todo el baile de disco.

Quizás movido pero tranquilo.

Me hubiera gustado mucho formar parte de los años 50.

De esa forma de vestir, de esa forma de bailar,

de esa forma de mirarse, de esa plasticidad

que había en las artes entonces.

(CANTA EN INGLÉS)

Me hubiera gustado mucho bailar también en la época del charlestón,

en los años 20, o sea, el charlestón.

¡Cómo se bailaba entonces, en los años 20!

Era genial.

Eso sí que era un espíritu de celebrar la vida,

de vivir la vida con una libertad de pensamiento,

de sentimiento, de acción.

Lo que es España en esa época, pues se baila en la verbena.

Y ya está, en la boda.

Claro, la generación anterior a nosotros,

eran bailes de pareja, de matrimonios.

Y en los 60 pues ya la gente se empezó a soltar y a bailar sola.

Pero nuestros padres habían bailado en pareja.

¡Tiempo!

"La juventud" fue un movimiento y una sección del programa

muy especial, porque nació de una forma espontánea.

Nos dimos cuenta, cuando hicimos el primer programa,

que nos faltaban por cubrir 10, 12 minutos

de la escaleta, y entonces, la forma de cubrirlo era

hacer un concurso.

Lo hicimos un par de semanas y la repercusión fue brutal.

Al cabo de dos semanas, empezamos a recibir miles y miles de correos

de un montón de gente de toda España

que querían participar en ese concurso de baile.

Y empezamos a hacer que la gente participara.

-Siguiente participante. -Lidia Sanz, Javier Castillo,

que vienen de Santander.

Vienen desde Santander, qué bien.

¿Con mucho ritmo o no? Sí.

Sí.

Cuando yo conozco "Aplauso" por dentro, digo...

Era un concurso, pero de alguna forma yo ya me veía

que me movía.

-¿Cuántos años tienes? -19.

-¿Y tú? -19.

-19 años, ¿estudiáis, trabajáis? -Estudio.

-Tú estudias, ¿y tú? -No hago nada.

No haces nada más que bailar, con la cosa del ritmo, muy bien.

¿Quién sabe el tema de los dos, el que vais a bailar?

¿Lo sabe ella o lo dices tú? "Shoot me in the back", Miguel Bosé.

Miguel Bosé, tiempo, minuto y medio, colocaos. Situación, ya.

Era coreografías que montábamos nosotros.

Yo iba con una amiga mía de Torrelavega, con Lidia,

y era un minuto y medio; nos preparábamos la coreografía,

era un acontecimiento venir a Madrid.

O sea, no era solo bailar, era todo lo que rodeaba

el mundo del baile, el mundo del aplauso.

Me dijeron que iba a hacer casting para el programa "Aplauso"

a Santander, y bueno,

para mí era como mi oportunidad, yo vivía, como quien dice, fuera,

en las afueras de la ciudad, vivía en el campito.

Y yo tenía examen de historia.

Pero yo dije: "Es mi oportunidad, no puedo no ir".

El anterior concursante venía de Santander

¿y esta finalista, María Ángeles?

Miriam Díaz y es de Santander.

También de Santander, hola.

-¿Cómo estás, Miriam? -Muy bien.

-Tú sí dispuesta a hablar. -Yo sí.

-¿Más tranquila que tus compañeras? -Un poco más.

Entonces, yo, que nunca hablaba, yo, que nunca daba pasos por mí misma,

hablé con la profesora, dejé que aplazara el examen,

hablé con mis padres de que me llevaran allí.

O sea, inicié una mecánica que por mí misma

generalmente no hacía; yo era muy introvertida.

Y me presenté al casting para "Aplauso",

que era un programa que yo adoraba; me gustaba bailar,

me gustaban las motos, que eran el regalo.

¿Y tú cómo las animas y jaleas mientras están actuando?

¿No te das cuenta que con tus gritos pueden ellas superarse

y hacerlo mejor y llevarse el primer premio en vez de tú?

-No sé. -La cosa de la amistad, ¿verdad?

Es bonito entre gente joven, ¿qué tema vas a bailar?

Amor en U.F.O. de Sarah Brightman.

Sarah Brightman. Tiempo. Minuto y medio.

Terminó tu tiempo de competición y ahora a sentarte

junto a tus compañeras y a esperar el veredicto del jurado.

Quedé segunda, no pasé, y nunca repiten

en la misma ciudad, y repitieron.

Repitieron. Digo: "Bueno, esto es una señal.

Tengo que aprovechar de nuevo".

Hice pellas consentidas en el instituto.

Y me eligieron y ya me fui

a televisión que era para mí el olimpo de mis sueños.

Era televisión, salir en televisión.

Bailar en "Aplauso".

Más que bailar bien, Miriam lo que tenía

es que interpretaba muy bien su personaje.

Ella se creaba un personaje en torno a la canción.

Yo me acuerdo, con su sombrero, con su bastón, e impactó.

Y la llamamos para que participara en el concurso.

Miriam Díaz que viene de Santander.

Santander, Miriam.

Ya entonces era un encanto de nena; era una niña, una cría pequeña.

Era encantadora, era muy simpática.

Qué bonito gorro lleva Miriam, qué bonito gorro.

Qué delicia y qué dos ojitos más bonitos

debajo del gorro, sí, señor.

-¿Qué te vas a bailar? -Amor en U.F.O.

¿Amor en U.F.O.? Muy bien, venga.

Tiempo, minuto y medio.

Recuerdo que mi primera entrada en televisión fue como...

Entonces no se enseñaban las tripas.

No se enseñaba la mentira de los decorados.

Y me encontré con que todo aquello era mentira.

Incluso cuando me ponía a bailar, la música que escuchas en casa,

en el plató era como un hilillo musical

que llegaba de lejos; entonces, bueno,

en cuanto empecé a bailar desconecté con mi duende

y lo disfruté muchísimo.

Y no gané la moto.

Porque los premios cambiaron y lo daban en metálico

y los premios en metálico de entonces no llegaban a cubrir

lo que era una moto, pero la experiencia fue buenísima

en todos los sentidos; el desilusionarme por la mentira

no me quitó la pasión por mi medio, que es la televisión,

ni por bailar, sobre todo.

Nosotros, cuando empezamos como grupo,

empezamos a reivindicar una serie de canciones

que para nosotros eran ocultas.

En ese momento no salían en discos de grandes éxitos

de música disco, que eran de los más típicos;

Village People, Donna Summer, tal y cual.

De golpe nosotros empezamos a indagar y encontramos grupos:

"Mira este temón qué guapo, esto no lo conoce nadie".

Era increíble mirar y descubrir una vez

en videos de "La juventud baila" cómo ese mismo tema

estaba siendo bailado y pinchado; tú estabas diciendo:

"Dios mío, eso sería el paraíso para mí".

O sea, en una canción, yo quiero vivir ahí.

La tesis era un poco de:

"Vamos a pasárnoslo bien nosotros; si nos ven que lo pasamos bien,

lo lógico es que nos sigan".

Y nos ha ido funcionando.

-Nos ha ido funcionando. -Durante 20 y pico años.

Evidentemente, la energía de grupo de "rock", vas a buscar un tipo

de energía más ligada al...

Al sacar toda una serie de... Una energía más dura.

Mientras que la música disco, tiende más a buscar

ese punto de felicidad eufórica.

Ese buen rollo.

Sí, es más de trasmitir.

-Amor y buenas vibraciones. -Exacto.

Y entonces, eso es supergratificante para una banda.

Estar tocando y ver a la gente riendo.

Qué guay, ¿no?

Esa sensación de la gente:

"Ostras, me lo he pasado bien porque he reído y he disfrutado

y hemos estado con amigos riendo y tal y cual".

Eso lo hacía muy especial en tanto que trasmites felicidad.

Bailar, lo que yo siento bailando,

no lo he sentido con ninguna otra cosa.

Y he conseguido bailar en los peores momentos de mi vida.

Me han pillado momentos terribles.

Cuando falleció mi padre, mi hermano, mi abuelo,

siempre me ha pillado ahí.

O en un teatro, o en un escenario con el "ballet" nacional,

o en un plató de televisión y siempre dices:

"Bueno, ¿pero qué estáis hechos de otra pasta?".

Es algo como muy de dentro; bailar es mágico.

Era muy difícil para las casas discográficas,

que eran las que manejaban el cotarro, lanzar un cantante

que no tuviera unas cualidades innatas

para poder interpretar la canción que estaban haciendo.

Incluso yo creo que les importaba muy poco que cantaran medioregular.

Porque lo importante que ellos querían era que bailaran,

que interpretaran, que se moviera en escena,

que fuera un gran bailarín y un gran vendedor del producto.

En años 80 bailabas como querías, pero había temas musicales

que estaban totalmente relacionados a una coreografía.

Salía Miguel Bosé al escenario

y llevaba una retahíla de bailarines detrás tremendo

pero estaba totalmente integrado; el artista bailaba.

Miguel Bosé ha sido un gran bailarín.

# Te gusta y todo lo ves. # Vete tú a saber.

# Vete tú a saber. # Vete tú a saber.

(CANTA) Don Diablo se ha escapado... Te agarra muy suavemente.

Todas las canciones tenían unos movimientos.

# Agarradito.

Cuando realmente salía el "ballet" y bailaba Miguel con ellos,

eso era una auténtica estrella.

Como vestía, como movía las manos; porque Miguel Bosé

tomó clases de "ballet" clásico, tenía

condiciones físicas espectaculares.

Empieza a aparecer también el fenómeno fan,

donde la gente empieza a seguir a los cantantes

de una forma desaforada y casi que les idolatran.

Era tremendo en aquella época.

Las chicas llorando, en fin, rasgándose las vestiduras.

En el instituto me pedían: "Imita a Miguel Bosé".

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTA) "Super, superman". Y eso no lo hacía yo muy bien.

Tenía un gran tirón de masa.

Sobe todo de masa muy joven, de gente de 14 a 18,

de 14 a 20 años.

Super, superman, eran todo una cantidad de movimientos.

Sonaba la canción y ya te sabías el baile.

Miguel Bosé, no ha habido parangón en la historia,

no ha habido un sucedáneo

ni alguien que le hiciese el relevo a Miguel.

Él era único, es único, sigue siéndolo.

# Seré tu amante bandido, bandido.

Él tiene duende, él tiene magia.

Tiene el don, lo tiene.

El aeróbic empezó Jane Fonda haciendo en Estados Unidos esto,

y fue un "boom" que no te voy a contar.

Luego tuvimos en España a Eva Nasarre,

que no podía ser más guapa.

-Buenas tardes. -¿Nombre?

-Eva Nasarre. -¿Profesión?

Bueno, gimnasta, pero aquí se me conoce

como artista polivalente.

Yo no sé si tenía pinta de bailarina o de profesora de gimnasia, no sé.

Todas esas mañanas nos cautivaba esa famosa Eva Nasarre.

Manos a la cintura y uno, dos, tres, cuatro.

Cinco, seis, siete, los dos.

El los 80 también llega un poquito el famoso culto al cuerpo.

Pero a través de la música.

Importantísimo: que la gente se viera guapa en el espejo.

Se genera una moda de calentadores, zapatillas, pañuelos en la cabeza;

todo eso genera un estilismo precioso

que la gente ya de entrada te ves guapo y atractivo en el espejo.

# No controles mi forma de vestir # porque es total.

Con la cinta, con los calentadores.

Sí, había un "boom"; el baile estaba vivo en la calle.

Era el alma de una nueva filosofía de vida

y de ver la cultura de la música y de la danza.

Era una época fascinante.

# No controles mi forma de bailar # porque es total.

A partir de ahí, ya no es solamente para la gente joven.

Empiezan a aparecer personas de más edad

que bueno, se animan a hacer determinados movimientos, bailar,

a hacer gimnasia siguiendo el fenómeno de Eva Nasarre.

La gente nos hemos dado cuenta de repente que hay que hacer algo.

O sea, que vamos, nos levantamos, el estrés, la casa,

el coche, la cocina, los autobuses, todo que está lleno,

que bueno, una horita al día, o con días alternos,

-va bien para dedicarla a tu cuerpo. -¿Y el "break dance"?

-¿También lo practicas? -No.

Yo fui muy mala alumna de "break dance".

Cuando aparece el "break dance" en aquella época,

fue un "boom" espectacular.

Había unas coreografías, hacían unas filigranas.

Giraban con la cabeza en el suelo.

Y era el baile, digamos, callejero, pero de la calle de verdad.

"Break dance" es uno de los pilares de la cultura "hip hop".

Junto al grafiti, al DJ, al MC, que es el que rapea.

Deben mucho a bailes como el lindy hop

que tienen esta vertiente acrobática.

Y un poco de demostrar que yo soy mejor que tú.

Aquello generó cantidad de grupos de baile,

pandilleros que al final ya no se pegaban

como se pegaban las pandillas en la calle,

competían y se pegaban, digamos, bailando.

Se hacen batallas de baile; es algo muy típico

de comunidades urbanas y afroamericanas.

Esa manera de competir sin llegar realmente a las manos.

Se pasaban la tarde practicando movimientos de baile,

es una cosa como mucho más sanota que dedicarse a atracar viejas

para irse a pillar heroína.

Haces lo que sea, y vamos, te quedas con la gente.

Es fácil el "break".

Lo practica mucha gente.

A mí me enseñaron en clase.

Viendo videos y esas cosas empezamos a bailar.

El americano como los New York City Breakers.

Lo suyo es en un sitio abierto como aquí.

El "break dance" lo que exigía es cierta flexibilidad,

cierta agilidad, que te tiraras al suelo, te levantaras.

Era más complicado, porque ya en las pistas de baile

que estaban muy abarrotadas de gente, era más difícil

el poder hacer ese tipo de actuaciones.

Tienes diferentes escuelas de "locking" más ligado al "funk",

después tienes el "popping", más ligado al rollo robótico,

del cual pilló mucho Michael Jackson también.

Luego tienes el estilo más "break", el estilo más "hip hop".

Ha pasado lo que os habíamos prometido ya

y que todos estáis esperando, nuestro concurso "A todo break".

Yo me acuerdo en "Tocata" ver esos concursos de "break".

-Concurso "break dance", sí. -Donde habían

diferentes "crews", diferentes bandas y tal,

ataviadas cada uno con su uniforme, chándal, tal y cual.

Acabamos bailando todos que si con un pañuelo en la cabeza,

con una camiseta de los Lakers.

Y eso era muy, muy chulo.

Un grupo que se llama Break Machine

y que cantan "street dancing", bailando por la calle.

(CANTA EN INGLÉS)

Les dejamos con nuestro "ballet" que hoy tiene una novedad.

Verán a Giorgio Aresu, su coreógrafo,

esta vez como bailarín.

Hasta la semana que viene.

Antes de yo dedicarme a esto, veía esos "ballets"

en los fin de año, las galas estas.

Veía el famoso Ballet Zoom; a Charlie, a Giorgio Aresu,

a Bob Niko, el "ballet" de Gisa Gert, el de don Lurio.

# Bailo, que bailo, que bailo, # que bailo bailando.

# Baila.

El 2ballet2 de Sandra Lebrock.

Maravillosos, la época aquella, el Ballet Zoom era lo más.

Empezaron a aparecer montones de artistas

donde no solamente escuchabas su disco,

sino que lo importante era también ver qué llevaba detrás.

# Koumbo Koumbo la la, # Koumbo Koumbo la la.

# El paraíso # puede estar en Trinidad.

Todas las canciones de Georgie Dann,

todo iba acompañado con unas coreografías fáciles

que la gente las podía aprender,

que era importante que la gente se aprendiera los pasos.

# Koumbo Koumbo la i, # Koumbo Koumbo la ye.

# Cantan los negros.

Y detrás solían ir siempre muchos bailarines y bailarinas;

fenómenos como el de Georgie Dann o María Jesús.

Hay algo mágico que se genera a través del baile.

En una boda, en un bautizo, en una fiesta popular.

Ver a 500 personas haciendo... (CANTA)

Al unísono.

# Chin, chin.

Es espectacular; eso hay que inventarlo.

Y eso se genera a través de una música

y una persona con carisma como María Jesús.

# Este amor no se toca.

Y todo el mundo dentro de la pista,

hace una serie de movimientos que van enfocados

de alguna forma a hacer coreografía determinada y concreta

con unos pasos adelante, hacia atrás, derecha, izquierda.

Es posible que el hecho de que las grandes estrellas

de los 80 bailen

tenga que ver con el hecho de que en los 80 el videoclip

empieza a ser mucho más importante.

(CANTA EN INGLÉS)

Entonces, hasta ese momento prácticamente no existía.

De hecho, "Aplauso" fue el primer programa musical

que trajo a su programa una sección donde se hacía un concurso

también de videoclips.

Hay que bailar, es lo que toca, porque vamos a hacer un videoclip

que si no sales bailando, ¿qué vas a salir haciendo?

Se empiezan a inventar coreografías.

Pero lo más importante era ver a tu artista, a tu ídolo bailando.

Ahí es como ya no solo bailan las mujeres

y los chicos hacen judo; no, ahí ya empezaron a bailar todos.

(CANTA EN INGLÉS)

En aquella época grupos

como Status Quo, Roxy Music, Bon Jovi

y los propios Bee Gees no utilizaban una coreografía concreta

dentro de sus actuaciones,

su coreografía eran sus propias personas

con sus propios movimientos de guitarra o propios movimientos

con el micrófono haciendo algún tipo de baile.

Pero efectivamente empiezan a aparecer una serie de cantantes,

sobre todo, hombre, creo que Madonna fue un poco más posterior,

pero Michael Kackson, yo creo que fue la clave revolucionaria

de todo lo que vino a atraer la música disco detrás.

Se han vendido millones y millones de discos durante estos diez años.

Es cierto que los 80

supone ese salto cualitativo a partir del cual todos los chavales

que verán la música, la verán bailada.

Y querrán bailar.

Hay un antes y un después.

Yo creo que ha sido lo más grande que ha pasado por un escenario.

Michael Jackson, en muchas de sus interpretaciones,

actuaba con coreografías totalmente diferentes una de otra.

Lo cual hacía que la gente no solamente le gustara la canción

y se comprara el disco, sino que siguiera la actuación.

No hay que olvidar que Madonna provenía de cultura "underground".

De música disco y música urbana de Nueva York.

Ella creció bailando y haciendo de gogó en las discotecas.

(CANTA EN INGLÉS)

A Madonna la descubrí allá cuando tenía unos 12 años.

Yo la escuché de pequeña; claro yo era muy pequeña.

A lo mejor tenía seis años, y creo que de las primeras canciones

que escuché fue "Cherish".

Te sorprende la facilidad que tiene para bailar,

para cambiar sus propios "shows";

cada gira que hace, aunque cante la misma canción,

la hace de una forma diferente.

Hace la escenografía completamente diferente.

(COREAN)

Pero la pasión, digamos, por hacer un tributo a Madonna,

nos vino porque el presidente del club de fans de España

contactó con nosotras; entonces éramos Butterfly,

éramos un conjunto casi totalmente femenino.

Nos propuso hacer un concierto especial

por el aniversario de Madonna.

-Del club de fans de Madonna. -Del club de fans de Madonna.

-Aquí en España. -Que se llama Divina Madonna.

Con Madona la polémica ha llegado hoy también a Barcelona.

Esta mañana sus guardaespaldas han tenido un enfrentamiento

con varios fotógrafos cuando la cantante llegaba al hotel

después de hacer "footing" por las Ramblas.

El concierto de Madonna en la ciudad condal

será trasmitido mañana en directo a las 21:30 de la noche

por La Primera, cadena de Televisión Española.

Madonna ha aportado muchísimo a la música.

Sobre todo al mundo de la mujer en la música, que es muy importante.

Quizá era el toque de locura que tenía

que a todas nos encantaría tener en aquel entonces

y no nos atrevíamos; la veo una mujer, pues eso, muy valiente.

Muy valiente siempre en todo lo que hace.

Para bailar el "Vogue" hace falta ver el video de Madonna, sobre todo,

verlo muchas veces, y aprender las cosas que hacen los modelos

en los desfiles de moda y todo eso, nada más.

Y Madonna, me presenté a un concurso de imitadoras de Madonna.

Qué ya ves tú, me parezco yo por el forro, vamos, nada.

Pero es que me llamaba porque el premio era un viaje a Nueva York.

Yo tenía entonces 20 años o por ahí.

La cosa era parecerse, no que cantaras como ella.

Entonces, me quedé la tercera; me quedé sin viaje a Nueva York.

Se agradece mucho los que vemos a un artista que nos gusta,

que además baile.

En un escenario que da tanta vida, que te conectas con la magia,

que te conectas con la esencia de quien eres,

tienes que saber bailar, saber cantar,

saber decir, saber hablar, saber gritar

y saber llorar; en un escenario tienes que multiplicar.

(CANTA EN INGLÉS)

Y Prince llevaba en su ADN el baile.

Fíjate que no he sido una mujer de ídolos ni en el cine

ni en la televisión ni nada, pero en cambio Raffaella Carrà

es que yo... Mi sueño era ser como ella.

Yo la vi en el escenario y digo: "Yo quiero hacer eso".

Yo quiero brillar como ella, yo quiero cantar, reírme,

yo quería ser como ella.

Para mí, Raffaella Carrà fue siempre un referente.

# Caliente, caliente.

-La energía que tiene esa mujer. -Un nervio, ¿verdad?

-Tiene un nervio. -Sí.

Y un temperamento que se le ve a ella, que bueno.

# Bailarás todo el tiempo del mundo.

# Bailarás.

Pero eso ya era si estabas con amigas, entonadica y eso, sí.

Si no, no reconocía que a mí me gustase la Carrà.

# Adiós, amigo, # "goodbye, my friend".

# "Ciao, ciao, amigo, arrivederci, # auf wiedersehen".

Con "La lambada" empezaba la pareja a sumarse

y a ondularse, a ser uno,

que en baile de salón pues tienes una distancia.

Que montas coreografía

pero nunca tienes un contacto físico completo.

Y con "La lambada" ya empezamos a sumarnos.

Y a ser uno, a ser sinuosos, a sentir los cuerpos.

Y a provocar muchas cosas de todo tipo.

"La lambada" sonaba y te sacaban a bailar.

Te sacaban a bailar; todo el mundo arrimaba ahí...

Qué barbaridad, qué éxito, aunque no supiera bailarlo.

Pero era como muy de "achuche".

No había unos pasos establecidos.

Era esto.

La combinación de movimiento, de sentimiento,

y de respiración, porque tienes que respirar igual

para que eso sea uno moviéndose.

A mí me apasiona; el contacto en el baile es

una de las magias más grandes.

(TARAREA)

Era el éxito asegurado, el restregón

de cebolleta con "La lambada", yo no sé quién se inventó esto.

Pero fue un genio porque nos hizo a todos

enamorarnos a través de una música.

Bueno, enamorarnos, no, era más de lo otro.

Claro, cuando eras un niño pequeño y veías "Rockopop"

cada sábado tarde, y veías que el número uno,

semana tras semana,

-era "La lambada"... -Que cambien

por una semana.

Tonteabas, te hacías el chulín, ibas a la barra,

pedías un algo y luego mirabas.

Y si veías una persona que te entusiasmaba a la vista

pues le ofrecías: "¿Bailas?".

Te decía: "No".

Los espacios y los tiempos de baile lento

eran el momento para, la persona que te atraía y te gustaba,

poder acercarte, aunque se acercara para consumar esa atracción

y poder hablar sin tanto ruido

y poder conversar y poder nutrir ese flechazo incipiente que había.

# Te quiero, te quiero, te quiero # y no hago otra cosa

# que pensar en ti.

El lento, en principio, se utilizaba para establecer

una conexión física, una relación.

Hablamos de una época en la que era muy difícil conseguir acercarse

a una chica; todavía las libertades, en fin,

los chicos a veces con moratones en el pecho

de los codos de las chicas empujando y tú apretando, en fin.

-Te ponía a prueba la sangre fría. -La sangre fría.

A ver si te atreverías a entrarle a la chica o no.

A entrarle a la chica y tal; yo lo recuerdo fatal

-los lentos. -Yo lo pasaba fatal.

Se hacían eternos, y estás ahí...

Tú, de repente, estás abrazado a una señora o a un señor así.

¿Qué? ¿Estudias o trabajas?

No sabías dónde mirar, no sabías dónde meter las manos.

-Totalmente. -La verdad, me alegro que no pongan

ya lentos.

Pero yo sí lo volvería a retomar, es tan bonito

que te saquen a bailar a uno, a otro.

En salsa eso sí se produce.

Vas a bailar salsa

y sí se produce que te saquen a bailar.

Solamente en los salsódromos.

¿Qué hace un chico como tú en un sitio como este?

Pues no lo sé, iba buscando el metro y he aparecido aquí.

Seguramente me he equivocado de boca.

Nosotros, cuando estamos durante toda la semana

encerrados en la sala de ensayo, en clases de "ballet",

llegaba el fin de semana

y toda nuestra ilusión era ir a un disco pub.

Un disco pub donde tenías todo lo necesario

para convertirte en una estrella del baile.

Era un poco un paso intermedio entre lo que era el bar tradicional

y lo que era la discoteca.

Empezaron a ponerse muy de moda los disco pub.

La gente iba a tomar una copa, charlaba y tal,

y al mismo tiempo pues tenían todos sus disyóqueis,

su música y la gente bailaba también en los disco pubs.

Empezaron a proliferar en toda España los disco pubs.

Sobre todo en las grandes ciudades

montones de disco pubs por todos sitios.

Era casi evangelizadora,

en la cual, al final en los pueblos se hacía un grupito de gente

que acababa yendo allí.

Y hacía que aquello... Eh, estamos hablando de sitios

que hacían que se promoviese la música

y se promoviese cierto tipo de relaciones más desinhibidas

en un momento en el que realmente todavía socialmente

había muchas presiones.

Algo que no fallaba en esos disco pubs

era la famosa bola de espejito.

De repente la gente se desmelenaba en cuanto empezaba la bola.

La bola era poner la bola en marcha

y esos cristalitos que iluminaban todo.

Te daba un rollo pum, pum, pum y empezar a bailar allí.

Aquello era... Jo, qué bien lo pasábamos.

Luego hay otro tipo de discotecas como son las macrodiscotecas,

las macrofiestas, que eso ya acaba ya degenerando

en una puesta en escena gigantesca con miles de personas

y no es nada íntimo; yo no he sido de macrodiscotecas.

Yo soy más de disco pub.

La discoteca se erige como el centro del ocio juvenil.

Las discotecas entonces eran enormes, sobre todo a las salidas

o en las confluencias de carreteras de los pueblos de España

y eran impresionantes las colas y las avalanchas

de personas; entonces se iba a bailar.

La gente iba a bailaban, y bailaban todas las canciones que se ponían.

Gente de muy diversas razas, de muy diversas tendencias sexuales

se encontraban en un único espacio en el cual la música

era la banda sonora y la comunidad

y el sentimiento de comunidad y pertenencia

a un mismo colectivo

hacía que todo el mundo estuviese muy a gusto.

Eran verdaderamente las nuevas iglesias de la época.

Realmente la experiencia de la discoteca, no es solo música,

estamos hablando del subgrave, de los equipos de sonido.

Estamos hablando de la iluminación, de traerte una Drag Queen,

traerte una serie de gente que haga

una "performance" a mitad de la noche

que haga que aquello todavía suba más de nivel,

de temperatura.

Se empieza a introducir también la música más tecno,

más electrónica, ligada a sonidos más sintetizados

y eso también cambia la fisionomía de las discos.

El tecno es una corriente musical de nuestra década

que nace y se desarrolla fundamentalmente en Inglaterra

donde se conoce con el término más expresivo

de electropop.

Luego ya cuando vino la onda así más electrónica y tal,

ahí ya no me movía tanto.

(CANTA EN INGLÉS)

A mí me llamó mucho la atención la música tecno.

Esos arreglos tan siderales, porque era como sideral.

Al principio como que te pones un poco: "Bailar esto..."

Pero luego, sí.

¿Qué es el "house"? El "house" es lo más de la música.

Es lo que te hace a ciertas horas de la mañana ya

no descansar y seguir a golpe de caja.

Que tengan marcha pero no me gustan así.

Pues no me va mucho.

A mí, la canción cantada, como ha sido siempre.

También lo que está claro es que los 80 han dejado una marca

que perdura todavía.

De hecho, actualmente la música de baile,

la tradición más heredera de la música de "funk"

está hecha con sintetizadores de los 80.

Bruno Mars evoca claramente a los 80.

-El tipo de baile. -Y el tipo de baile también.

Yo creo que somos muy bailones, somos muy latinos

y llevamos en la sangre el ritmo y a celebración.

Yo creo que somos celebradores de vida.

Está más potente que nunca el tema de los conservatorios.

La gente estudia, la gente se ha concienciado

de que esto es una profesión; la gente estudia clásico, moderno,

contemporáneo, claqué.

Las artes escénicas están en lo más alto ahora mismo

en España.

(CANTA EN INGLÉS)

Es bonito reencontrarte con tus orígenes.

Nosotros, cuando estábamos escuchando OMD

o hasta Rick Astley.

¿Sabes? Y lo escuchábamos en nuestro momento:

"Guau, qué guay, no sé qué".

Y después pasamos, renegamos de ello: "Qué asco".

Ahora estamos en otro momento en el que lo escuchas y dices:

-"No estaba tan mal". -No está tan mal.

"Vamos a hacer un temita de esta onda y tal".

Forma parte de nuestra memoria auditiva.

Y nos reconforta; es nostalgia sonora.

Es un lugar agradable al que volver.

Yo sin música no me imagino mi vida.

Somos unos bailarines consumados.

Para mí bailar es la medicina del alma.

No concibo la vida sin música y sin baile.

Y si tengo que elegir, sin baile; puedo bailar sin música.

Pero si tengo la pareja, es lo mejor, música y baile.

Es una medicina, forma parte de mi espíritu,

forma parte de mi filosofía de vida y así lo he contagiado a mis hijos

que también han salido muy bailones.

Coño, bailar es vida, bailar es salud.

Es una terapia para la mente y para el cuerpo.

Es vida, así que todo el mundo puede bailar.

En cualquier lugar donde haya música y sin música también.

Mis hijos a veces me recriminan

porque incluso con la música de los semáforos bailo.

Entonces: "Mamá, pero mamá".

Digo: "Mamá no, mamá no va a cambiar.

Tú te adaptas a tu madre que a tu madre la has conocido así

y tú has venido al mundo con una madre así.

Y no voy a renunciar a ser así".

Bailo en cualquier sitio que haya música; y por la calle.

Con los músicos callejeros yo bailo.

Para mí, la vida es bailar.

Y si no bailas, la vida no se puede pasar de puntillas.

Hay que bailarla.

Ochéntame otra vez - ¡Me paso el día bailando!

16 ene 2020

En 1978 se estrenan en España las películas ‘Fiebre del sábado noche’ y ‘Grease’. Comienza entonces a inocularse en nuestro país una inédita pasión por el baile. La llegada del videoclip “obliga” a los cantantes a bailar sus propias canciones y Michael Jackson, Madonna y Prince se convierten en las grandes estrellas musicales de la década.
La sección ‘La juventud baila’ del programa ‘Aplauso’ fomentó esta pulsión por la danza. De repente en los años 80 no había casi ningún programa televisivo que no incluyera un ballet y casi cada cantante actuaba siguiendo la coreografía de unos bailarines.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - ¡Me paso el día bailando!" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - ¡Me paso el día bailando!"
Clips

Los últimos 211 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos