Fueron libres, independientes y avanzadas para la época que les tocó vivir. La vida de estas mujeres tiene un denominador común, lucharon para conseguir lo que querían. Esta serie documental recupera sus hazañas, centrándose en una de estas heroínas en cada entrega.

833799 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Transcripción completa

Roma, año de 1543.

La Compañía de Jesús cumplía su tercer año de existencia.

Corrían malos tiempos para la Iglesia católica.

En Europa se había roto la unidad religiosa y el papa Paulo III,...

...a pesar de haberlo intentado reiteradamente,...

...aún no había conseguido la celebración de un concilio.

(Campanas)

El padre Ignacio de Loyola, el incansable peregrino,...

...permanecía trabajando en su despacho.

Sobre él había recaído la responsabilidad de dirigir...

...la nueva congregación.

Ignacio era el fundador y el prepósito general...

...de la Compañía de Jesús,...

...la orden religiosa que más se identificaría...

...con la Contrarreforma,...

...la orden religiosa que atraía mayor número de seglares.

-Dios me guarde. Roser, ¿tú aquí?

¿Quién te ha traído aquí?

-Dios y vos, padre mío.

(Campanas)

Cuentan que Ignacio de Loyola no pudo disimular su asombro...

...cuando Isabel Roser se presentó en Roma.

Conocía que ella proyectaba el viaje, pero nunca creyó...

...que lo llevara a efecto;...

...sin embargo, aquí estaba delante de él.

Isabel Roser era una buena amiga.

Durante muchos años le había dado muestras de la sinceridad...

...de su afecto, pero su presencia en Roma le inquietaba.

Ignacio presentía que aquella visita de Isabel Roser...

...le acarrearía problemas,...

...porque Ignacio sabía muy bien que Isabel Roser había venido...

...dispuesta a ingresar en la Compañía de Jesús.

Isabel Roser quería ser jesuita.

No, al maestre Ignacio no le había agradado mi visita.

No entendía su comportamiento,...

...él conocía mis intenciones y nunca se opuso.

Recuerdo que después del encuentro con Ignacio me acerqué al Tíber,...

...me gustaba tanto seguir su curso:...

...retirarse al Aventino.

Desde la orilla del río contemplaba la colina...

...del Aventino Monte Sacro, donde los plebeyos romanos...

...habían conseguido la primera conquista frente a los patricios.

Vencieron porque supieron mantenerse firmes...

...en sus reivindicaciones.

También yo estaba dispuesta en aquel tiempo a resistir para...

...conseguir un ingreso en la Compañía de Jesús.

Yo no había decidido caprichosamente mi viaje a Roma.

Después de la muerte de mi marido busqué refugio en nuestra casa...

...cercana a Barcelona.

Ya nadie me necesitaba.

Dios no había querido darme hijos, estaba sola.

Aquí, en la soledad del campo, traté de organizar mi futuro,...

...de darle sentido a mi vida.

Fue entonces cuando pensé en la posibilidad...

...de profesar como monja.

No era fácil elegir una comunidad religiosa en la que ingresar.

Los monasterios femeninos atravesaban una difícil situación.

Su confusa espiritualidad había llevado al maestro Ignacio...

...a idear un proyecto de reforma para los conventos de mujeres...

...que Jaume Cassador, obispo de Barcelona, intentaba realizar.

Yo ingresaría en uno de los reformados.

Barcelona contaba con 12 monasterios de religiosas...

...dentro de la ciudad o muy cercanos a ella.

La reforma en Barcelona se intentó tres veces.

La primera fue a finales del siglo XV,...

...a partir de la iniciativa del Consejo de Ciento,...

...una segunda la intenta Ignacio de Loyola y la tercera...

...la intenta el obispo Jaume Cassador.

La de Ignacio de Loyola es la que él lleva directamente...

...e intenta aplicar tanto en el monasterio de Santa Clara...

...como, sobre todo, en el monasterio de las Jerónimas.

La mayor parte del día se lo pasaba en el hospital de San Lázaro,...

...cercano con el monasterio de las Jerónimas.

Las Jerónimas llevaban un ritmo de vida bastante distinto...

...al que habían sido fundacionalmente:...

...tenían sus propias criadas que vivían con las monjas,...

...habían llegado incluso en estos tiempos concretos...

...a festejar la profesión solemne con un baile...

...en el propio monasterio,...

...permitían la entrada de gente seglar sin ningún conflicto...

...y sin ningún problema.

Evidentemente que esto hacía necesaria esta reforma.

Él la intentó, no consiguió hacerla y,...

...cuando se fue para Roma,...

...trabajó para que fuera confiada al obispo Jaume Cassador,...

...a quien él mismo había hecho obispo de la ciudad...

...confiando en que siendo un hombre reformado...

...llevaría adelante la reforma.

Pero también fracasó por el enfrentamiento...

...entre la Iglesia y la Monarquía.

El príncipe Felipe quería confiarla a los inquisidores...

...e Ignacio de Loyola prefería que esto se hiciera desde...

...los obispos los encargados de la diócesis.

En ninguno de los conventos femeninos se pudo implantar...

...la reforma y mi espíritu estaba cansado de tanto esperar.

No sabía qué hacer ni hacia dónde dirigir mis pasos.

Fue entonces cuando pensé en la Compañía de Jesús.

Recuerdo que inmediatamente escribí al maestro Ignacio...

...exponiéndole mi proyecto, que también confié al padre Araoz.

El padre Araoz era uno de los sacerdotes más jóvenes...

...de la Compañía y trabajaba con otros padres en Barcelona.

El padre Araoz mantuvo una excelente relación...

...con el círculo de mujeres barcelonesas que siempre creímos...

...en el maestro Ignacio y su doctrina.

Cuando conté al padre Araoz mi idea de ingresar...

...en la Compañía de Jesús,...

...él se mostró entusiasmado y me animó a llevarlo a efecto.

La comprensión del padre Araoz fue decisiva para mí.

Recuerdo que el verano estaba próximo,...

...no era un buen momento para emprender el viaje a Roma.

Debería esperar. Además, el maestro Ignacio...

...me había pedido que examinara a fondo mi proyecto.

Debía discernir si el espíritu que lo impulsaba era bueno o malo.

Yo estaba segura de la rectitud de mis intenciones y decidí...

...abandonar Barcelona porque, aunque la idea de dejar para...

...siempre este lugar y renunciar a mis propiedades me hacía daño,...

...el dolor era mayor al pensar en el tiempo que aún debería...

...esperar para acudir a ponerme bajo la obediencia de Ignacio.

El padre Araoz y yo habíamos planeado viajar juntos a Italia...

...en el otoño, pero el maestro Ignacio le ordenó regresar...

...a Roma antes de lo previsto. Aquel suceso me hizo perder...

...los nervios. Escribí a Ignacio en unos términos poco adecuados.

Me costaba entender su decisión; sin embargo,...

...la explicación era muy sencilla: se llevaba al padre Araoz de...

...Barcelona para que no siguiera fomentando mis deseos...

...de convertirme en jesuita y tal vez con la esperanza...

...de que yo desistiera del viaje a Roma al tener que hacerlo sola.

Cuántas veces después de mi llegada a Roma, aquí,...

...en el Tíber, reflexioné sobre la actitud del maestro Ignacio.

Nunca pude comprender su reacción. ¿Por qué no fue sincero conmigo...

...si yo, Isabel Roser, era una persona de su entera confianza?

Él me lo había demostrado muchas veces.

Aún me parece escuchar su voz.

"A vos, Isabel,...

...que os debo más que a cuantas personas en esta vida conozco".

Me estaba agradecido, pero no aprobaba mi ingreso en la Compañía.

Sí, tal vez fue su agradecimiento lo que le llevó a consentir que...

...nos quedáramos en Roma. Digo "quedáramos" porque...

...conmigo habían llegado una dama barcelonesa también seguidora...

...del maestro, Isabel de Josa, y mi sirvienta, Francisca Cruilles.

Ignacio encomendó al padre Guía, un humilde y anciano aristócrata,

el trabajo de cuidarnos.

El padre Guía se convirtió en nuestro guía en esta ciudad.

Él nos enseñó las siete iglesias que el maestro Ignacio...

...había visitado la primera vez que llegó a Roma.

San Pablo extramuros, ¡qué distinta a como yo la conocí!

Aquí pronunciaron sus votos como miembros de la Compañía de Jesús...

...el maestro Ignacio y otros cinco padres fundadores.

En casi todas las iglesias romanas...

...se puede encontrar la huella de Ignacio.

Todas conocieron su actividad apostólica.

¡Qué hermoso me ha parecido siempre el templete de Bramante!

Es como si el tiempo se hubiera detenido.

Templete de Bramante y San Pietro in Montorio.

Aún se percibe la espiritualidad de este lugar.

Recuerdo que la primera vez que visitamos el templete...

...el padre Guía nos llevó después al Tíber.

Y desde aquí nos contó que un día, cuando el maestro Ignacio...

...cruzaba este puente, el Ponte Sixto,...

...al divisar la torre de San Pietro in Montorio,...

...tuvo una visión sobrenatural.

Vuelvo a sentir la misma emoción que experimenté al escuchar...

...aquel relato. Para mí Ignacio de Loyola era un santo.

Ésa fue mi sensación cuando le vi por primera vez en Barcelona.

Corría el año de 1533.

En ese tiempo yo ya había dejado mi apellido de soltera, Ferrer,...

...por mi matrimonio con un buen hombre, Juan Roser.

Vivíamos en esta casa situada en una de las plazas más recónditas...

...de Barcelona, justo enfrente de la iglesia de Justo y Pastor.

Esta iglesia... ¡cuántos recuerdos encierra para mí!

Yo iba frecuentemente al templo.

Unas veces asistía al santo sacrificio de la misa,...

...otras escuchaba sermones.

Un día vi un peregrino, vestía muy pobremente,...

...estaba sentado entre los niños en las gradas del altar.

Su rostro resplandecía. Sentí en mi corazón una voz que me decía:...

..."Llámale, llámale".

Disimulé como pude mi emoción y, aunque de cuando en cuando...

...le miraba, no hice nada por acercarme a él.

Era Ignacio de Loyola.

Al llegar a casa estaba tan conmovida...

...que se lo conté a mi marido. Mandamos a buscar al peregrino.

Le convidamos a almorzar.

Íñigo, entonces le llamábamos así,...

...compartió nuestra comida.

Y después nos cautivó con una plática espiritual.

Íñigo nos contó que al día siguiente embarcaría para Venecia.

Pretendía peregrinar a Tierra Santa.

El bergantín donde iba a hacer la travesía no presentaba garantías...

...suficientes y le convencí para que esperara a otro barco.

Después comprendí que Dios me había utilizado como instrumento...

...para salvar la vida de Ignacio porque el bergantín en el que...

...iba a embarcarse naufragó y ningún pasajero sobrevivió.

Aquella circunstancia hizo que nuestra relación se estrechase.

Cuando Ignacio regresó de Tierra Santa,...

...nos comentó al maestro Ardèvol, prestigioso profesor de lenguas...

...clásicas, y a mí su proyecto de estudiar.

Iba a dedicar su vida al servicio de Dios...

...y necesitaba una mayor formación. Ardèvol se brindó...

...a enseñarle mientras elegía universidad.

Yo me comprometí a proporcionarle el dinero para que pudiese...

...subsistir mientras se dedicase al estudio.

Así lo hice.

Cuando no tenía dinero suficiente, realizaba colectas,...

...recorría las casas de algunas damas barcelonesas.

Siempre encontré ayuda. Éramos muchas las mujeres...

...que creíamos en Íñigo y en su doctrina.

No sólo en Barcelona, ya en Manresa había sido mujeres...

...las que le siguieron. Una de ellas, Inés Pascual,...

...le cedió una casa para que viviera en Barcelona.

Sí, ésta es la calle donde estaba situada la vivienda.

Posiblemente, Inés Pascual y yo, Isabel Roser,...

...fuimos las personas que más ayudamos a Íñigo, el peregrino.

Inés Pascual e Isabel Roser, dos nombres como otros muchos...

...de mujeres catalanas que tanta importancia tuvieron en un...

...momento de la vida de Ignacio de Loyola.

El caso de Inés Pascual es muy bonito.

Bajaba ella con otra buena mujer de Montserrat y en el camino se...

...encontraron con otro peregrino, en atuendo de mendigo,...

...que cojeaba un poco, que era algo calvo,...

...y al llegar a Manresa les preguntó por el hospital.

Ellas le indicaron el lugar,...

...pero a partir de aquel momento se empezaron a preocupar de él.

Nos dice que solía llevar comida, le atendía de alguna manera.

Más tarde sabemos que en Manresa pasó Ignacio de Loyola...

...una enfermedad bastante seria.

Aquellas buenas mujeres se desvivieron por él.

Creo que Inés Pascual probablemente fue la primera mujer a la que...

...Ignacio, en aquel trance, lleno de sentimiento,...

...le dio el nombre de madre, le dijo madre.

Cuántas veces al regresar de nuestros paseos por el campo...

...entrábamos por esta puerta del Popolo.

Habíamos pasado nuestra primera Navidad en Roma.

En enero de 1544, el maestro Ignacio vio cómo su proyecto...

...de regeneración de prostitutas se ponía en marcha...

...con el apoyo papal.

Ignacio decidió entonces que ésa sería nuestra misión,...

...trabajar con "le cortigiane", como las llaman los italianos.

Recuerdo que nos trasladamos a la plaza del Colegio Romano.

Aquí se encontraba el monasterio de Santa Marta, habilitado como...

...casa de recogida para estas mujeres.

El monasterio de Santa Marta sería desde entonces nuestra residencia.

Isabel Roser toma un papel de dirección dentro de esta casa...

...y se viene a vivir a esta casa,...

...que suponía en cierto modo una forma...

...de atajar el problema de la prostitución,...

...más abierto...

...del modo como se hacía en la actividad normal...

...que se practicaba en Roma en este tiempo.

La prostituta que quería cambiar de vida, según las casas de...

...arrepentidas de Roma, debían estar en el convento para siempre.

La novedad que introduce San Ignacio es que...

...esta obligación no existía, así que se podían admitir...

...casadas o viudas con hijos.

Mi entrega al trabajo en el monasterio de Santa Marta...

...fue total. Creía en lo que estaba haciendo.

No deseaba defraudar al maestro Ignacio, pero necesitaba...

...legalizar mi situación, debía ingresar en la Compañía.

Quería ser jesuita.

Ignacio el peregrino, aquel hombre que buscaba cómo mejor servir...

...a Dios Nuestro Señor, que luchaba para ser santo,...

...había encontrado su camino y no me dejaba seguir sus pasos.

Me cerraba la puerta a mí que fui su confidente, que compartí...

...sus preocupaciones, los temores al reconocimiento oficial...

...de la Compañía de Jesús.

Isabel, hablé con Su Santidad a solas durante más de una hora.

Le informé extensamente de nuestros proyectos e intenciones...

...y le conté todas las veces que se había hecho contra mí...

...un proceso en España y en París. Y también las ocasiones en que...

...había estado en prisión en Alcalá y Salamanca.

Lo hice por evitar que pudieran darle informaciones exagerando...

...las mías y porque Su Santidad hiciera una encuesta sobre...

...nosotros y se pronunciara sobre nuestra doctrina.

Hasta Roma llegaba el brazo de la Inquisición española.

El maestro Ignacio siempre estuvo en el punto de mira del tribunal.

Los inquisidores temían que fuera uno de aquellos herejes que...

...aparecían en Europa. Lutero, Calvino y el rey inglés...

...Enrique VIII tenían sus propias iglesias y seguidores.

¿Qué es lo que había ocurrido?

El año 1525 es conocido en España por ser...

...cuando la Inquisición toma parte en contra de los alumbrados.

Este fenómeno venía dándose desde hacía cinco o diez años.

Cuando Íñigo de Loyola aparece en Alcalá...

...vestido no al modo de los demás estudiantes,...

...preocupado por lo espiritual de la gente que le quiere oír,...

...haciendo pláticas en el patio del pequeño hospital...

...donde van una serie de gente, hombres y mujeres,...

...algunas de clase más alta y otras sencillas y simples.

Entonces es relativamente lógico...

...que despertase una cierta sospecha en los demás.

¿Quién era este señor extraño?

Cuando le interrogan,...

...él confiesa que no ha estudiado teología.

No tiene la preparación académica para hablar o para tratar...

...de temas espirituales. Precisamente por esa razón...

...en él no descubren ninguna herejía, ninguna incorrección...

...en lo teológico, pero le ordenan severamente...

...que deje de hablar de materias mientras no las haya estudiado.

Entonces él ve cómo se le cierra esa actividad apostólica...

...en Alcalá, por esa razón sale de Alcalá y viene a Salamanca.

En Salamanca le ocurre algo muy parecido y,...

...muy sorprendentemente, decide irse a París.

Tuvo también unos problemas, aunque creo que más pequeños,...

...en París y en Venecia.

Entonces San Ignacio no quiere que al llegar a Roma ocurra lo mismo.

Evidentemente, en Roma, la Inquisición española...

...no tiene atribuciones, es la Inquisición romana.

En la curia, el Papa puede recibir denuncias de San Ignacio,...

...es por eso que se adelanta para decirle al Papa lo que pasó.

Me parece que es interesante tener en cuenta que San Ignacio cogió...

...miedo a la Inquisición. No porque fuera enemigo de ella,...

...porque él influye en el Papa para que en Roma funcione la...

...Inquisición al estilo español, pero él creía que no incurría...

...en los delitos que perseguía la Inquisición.

La Inquisición está bien contra el hereje, pero yo no soy hereje.

Iglesia de Santa María de Montserrat, aquí iban al culto...

...de la santa misa los españoles que vivían en Roma.

Mandada construir por el papa valenciano Alejandro VI,...

...Santa María de Montserrat pronto fue el centro espiritual...

...de la comunidad española. En este templo, desde un púlpito...

...que no existe, pronunció Ignacio su primer discurso en Italia.

Contaban que los fieles reunidos quedaron como hipnotizados...

...ante la fuerza del mensaje de Ignacio. La predicación...

...es uno de los objetivos de la Compañía de Jesús,...

...en la que también ocupaba un lugar destacado la enseñanza.

Recuerdo que el maestro se dedicaba a enseñar el catecismo...

...en muchas plazas de Roma.

Sí, ésta era una de ellas.

Aquí, en Campo dei Fiori,...

...se pasaba horas y horas rodeado de niños...

...explicándoles una y otra vez la doctrina.

Campo dei Fiori era el centro de la ciudad.

Los comercios y hosterías más importantes estaban en...

...esta plaza, que sigue siendo una de las más populares de Roma.

Si yo tuviera que elegir, me quedaría con ésta,...

...la de la rotonda. Así, como toda esta gente,...

...nos sentábamos nosotras a escuchar al maestro.

¡Cuánto le admiraba y cómo deseaba imitarle!

Pero Ignacio se negaba a mi ingreso en la Compañía, aunque yo,...

...moralmente, me consideraba integrada en ella.

Ignacio me lo había dado a entender en sus cartas.

Estad segura que ante Dios Nuestro Señor todo lo que...

...vos habéis hecho por amor y por respeto a él está vivo.

Y vos participaréis enteramente de todo lo que plazca...

...a la divina majestad hacer por mí, pues siempre me ha ayudado...

...y sostenido en su divino servicio y en su divina gloria.

Si estas frases de San Ignacio no encierran una indicación...

...clara para participar en su obra, tampoco significa ningún...

...tipo de barreras ni de prejuicios hacia Isabel.

Además, era normal que ella quisiera ser jesuita:...

...creía en el maestro Ignacio y deseaba que él dirigiera...

...su vida espiritual. Pero Ignacio se mostrará inflexible,...

...en todo momento se opondrá al ingreso de Isabel en la Compañía.

Es entonces cuando comienza la guerra entre ellos.

Isabel Roser, mujer fuerte, enérgica y emprendedora,...

...no dudará en contarle al Papa sus problemas.

Isabel Roser le pide a Pablo III que ordene a Ignacio de Loyola...

...la reciba como jesuita.

El maestro Ignacio siempre decía que debíamos poner toda nuestra...

...esperanza en Dios, pero movilizar también todos...

...los resortes humanos, y eso hice, envié una carta al Papa:...

..."Muy Santo Padre, soy una pobre mujer de Barcelona que vino...

...hace dos años a ver a un gran servidor de Dios,...

...Ignacio de Loyola, que conocí hace 22 años como un hombre...

...de gran penitencia. Él me es muy querido.

Yo soy viuda y libre. He venido a encontrarme con él...

...para que me dirija hacia el mayor servicio de Dios,...

...mi Señor, hablando con él, viendo las virtudes...

...y la perfección en el maestro Ignacio como en los otros...

...de su congregación.

Suplico humildemente, Su Santidad, tenga a bien hacerme miembro...

...de esta Compañía de Jesús y ordene al maestro Ignacio...

...se ocupe de mi alma toda su vida,...

...como hace con los que son sus hijos".

No era tan extraño que una mujer, cualquier ser cristiano,...

...acudiera, y más entonces, que no había órganos intermedios...

...que pudieran canalizar estas peticiones,...

...que acudiera directamente al Papa puesto que el Papa...

...acababa de aprobar esa nueva orden religiosa.

Por consiguiente, ella consideraba que era el encargado y era...

...el único que podía romper esa resistencia natural...

...de Ignacio de Loyola y obligarle a admitirla.

Era una mujer que era muy consciente de sí misma y quería...

...de alguna manera poner en práctica lo que ella pretendía.

Ella se creía, pues sí,...

...con bastantes deseos de llevar a cabo esa idea que,...

...como he dicho, ella se sintió muy unida a la Compañía.

Y ya que no veía otro camino,...

...por canales que ahora mismo a nosotros nos son desconocidos,...

...consiguió que el Papa obligara a San Ignacio a admitirla.

Tenía que ser muy tenaz y muy voluntariosa...

...en llevar adelante su proyecto.

Realmente esta mujer, cuando se queda viuda,...

...realiza una serie bienes y hace una serie de donaciones...

...para el hospital; organiza su viaje a Roma, que es una...

...aventura muy gorda en aquel momento; aporta a la Compañía...

...una serie de cosas también... O sea, que era una mujer...

...de gobierno. Era una catalana muy voluntariosa.

Yo, Isabel Roser, viuda,...

...prometo y hago voto solemne a nuestro Señor Todopoderoso...

...en presencia de la Santísima Virgen y...

Leí los votos con voz emocionada.

Era el día de Navidad de 1545.

El maestro Ignacio presidió la ceremonia.

Intentó hasta el último momento disuadirme. Me decía que yo era...

...muy nerviosa, independiente y de edad avanzada y que...

...no estaba hecha para la vida religiosa, y menos para seguir...

...la disciplina de la Compañía de Jesús. Pero el Papa Pablo III...

...me apoyaba. Ignacio, por obediencia a Su Santidad,...

...accedió a recibir nuestros votos. Lucrecia de Bradine,...

...dama romana amiga del maestro, mi criada, Francisca Cruilles,...

...y yo, ingresamos en la Compañía de Jesús.

Comenzaba una nueva vida para nosotros.

Creía, en aquellos momentos felices, que el maestro Ignacio...

...y los demás padres nos aceptaban sin reservas.

Me equivoqué.

Después de nuestra profesión de fe, nos incorporamos al trabajo...

...habitual en Santa Marta. Todo discurría con normalidad,...

...hasta que uno de los sacerdotes, el padre Nadal,...

...que no soportaba nuestra presencia, inició una campaña...

...de descrédito y, aunque utilizó argumentos ridículos,...

...sembró la duda y creó un ambiente hostil a nosotras.

La llegada a Roma de dos de mis sobrinos iba a complicar...

...más la situación porque al enterarse de que yo...

...había entregado mi dinero a la Compañía mostraron...

...su desacuerdo de la forma menos conveniente.

El maestro Ignacio, para acallar los rumores...

...y zanjar la situación, pidió al Papa la autorización...

...para relevarnos de nuestros votos.

Me costaba creer lo que estaba pasando, me sentía traicionada.

Yo era jesuita.

No podían separarme de la Compañía.

Era casi imposible que ella pudiera adaptarse:...

...primero que pudiera comenzar una vida distinta de la comunidad...

...de los primeros jesuitas y, por otra parte, ella no tenía...

...todavía a nadie que le ayudara a abrir y organizar un poco esa vida.

El hecho es que comenzaron las dificultades, a pesar de que...

...los pocos jesuitas que había en Roma, decía uno de ellos...

...que estaban todo el día ocupados con los problemas que...

...les suscitaba la buena mujer y sus deseos de hacer el bien.

Era una mujer que naturalmente tenía una amistad humana...

...y espiritual con San Ignacio. Por tanto, podíamos decir,...

...ya vimos que Ignacio la llama "madre de la Compañía",...

...que ella se sintió muy unida a ese grupo de primeros jesuitas,...

...y tal vez esa amistad le llevó a pensar que podía tener...

...unas libertades más allá de la vida religiosa como tal.

Yo creo que aquí tal vez hubo una confrontación o alguna tensión,...

...es lo que tal vez hizo imposible la convivencia...

...ya en la vida religiosa entre Isabel Roser y la Compañía.

Palacio Altemps, residencia de los embajadores de España.

Aquí me convocó a una reunión el maestro Ignacio para...

...en presencia de la embajadora, Leonor Osorio,...

...procurar la solución de mis problemas con la Compañía.

Acudí dispuesta a conseguir un acuerdo, pero estaba destrozada.

Reaccioné de una forma vergonzosa.

Pedí al maestro los regalos que había hecho a los jesuitas en...

...Barcelona y Roma, enumeré el valor en metálico de cada uno.

Ignacio presentó un listado de cuentas de lo que había obtenido...

...en la Compañía.

Al final era yo quien les debía dinero.

Al día siguiente el padre Nadal me entregó una carta de Ignacio.

Isabel, según mi conciencia, no conviene a la Compañía...

...ocuparse de mujeres comprometidas por el voto de...

...obediencia. Esto se lo expliqué a Su Santidad hace seis meses.

Él ha dado por bueno para mayor gloria de Dios el abandonar...

...el cuidado tenido como hija espiritual en mi obediencia,...

...pero usted, Isabel, será la buena y piadosa madre que...

...ha sido por mucho tiempo para mí por una mayor gloria de Dios.

Al terminar de leer la carta,...

...me sentí desfallecer.

El maestro Ignacio me alejaba de su lado y de la Compañía.

Dejé San Marta. No había transcurrido un mes...

...cuando recibí una notificación pontifical, me comunicaban...

...que mis votos habían sido transferidos al obispo diocesano.

Azuzada por mis sobrinos, presenté una denuncia ante los tribunales...

...contra la Compañía de Jesús e Ignacio de Loyola.

Mis sobrinos le atacaron sin piedad.

Los sobrinos de Isabel Roser acusaron a Ignacio de haber...

...querido robar a su tía toda la fortuna.

Calificaron a Ignacio de embaucador e hipócrita. El juicio...

...constituyó un gran escándalo. El veredicto, favorable a...

...San Ignacio, condenaba a Isabel a firmar una declaración en la...

...que reconocía como falsas las acusaciones y aseguraba no...

...haber hecho ninguna donación a los jesuitas presionada por ellos.

"Si alguna vez yo he donado algo", afirmó Isabel, "fue por amor a...

...Dios y por libre voluntad". Ignacio envió una súplica...

...al Papa para que liberara a la Compañía de la carga de...

...alma de mujeres que desearan ponerse bajo su obediencia.

Para algunos, el caso de Isabel Roser sería la explicación de...

...la ausencia de mujeres en la Compañía de Jesús.

Sin embargo, no debe descartarse la hipótesis de que Isabel...

...haya sido víctima de una idea preconcebida.

Cuando San Ignacio pide al Papa que lo descargue de la obediencia...

...de mujeres, no es que él tuviera nada contra la mujer como tal,...

...sino que él veía en la admisión de mujeres una posibilidad o...

...un peligro para la movilidad que él quería de la Compañía...

...apostólica en todo el mundo. Cuando él admite a Isabel,...

...la hace condescendiendo con algo con lo que no está de acuerdo.

Entonces no me parece que la experiencia de Isabel haya...

...marcado a la Compañía, fue una experiencia que en el punto...

...de partida estaba llamada a fracasar a mi manera de ver.

Ignacio tiene la mentalidad del siglo XVI, donde las mujeres...

...ocupaban un puesto determinado en la sociedad y la Iglesia.

Tanto como ahora, las mujeres somos menores de edad y no somos...

...objetos morales para tomar nuestras decisiones.

No cabe duda que Isabel rompió este molde. Ella se sentía...

...una mujer libre, independiente, con criterios propios,...

...que quería ingresar en la Compañía porque tenía...

...estas cualidades; sin embargo, se encontró con...

...algunas dificultades que hoy se pueden encontrar muchas mujeres...

...para acceder al ministerio ordenado o para ejercer...

...una función en la Iglesia.

Antes de abandonar Roma...

...me despedí del maestro Ignacio.

Sabía que no nos veríamos más.

Volví a la puerta de San Sebastiano, deseaba recordar...

...siempre este lugar. Por esta puerta había entrado...

...Ignacio la primera vez que llegó a Roma.

La larga conversación-confección mantenida con el maestro...

...me ayudó a eliminar el odio y rencor hacia la Compañía de Jesús.

Mi espíritu se iba serenando poco a poco,...

...pero me sentía tan decepcionada,...

...tan triste.

Recuerdo que en Santa María La Mayor, en esta capilla...

...del pesebre, donde el padre Ignacio celebró su primera misa...

...el día de Navidad de 1538, imploré a Dios,...

...le pedí ayuda para poder olvidar.

Sí, estaba arrepentida, tal vez mi comportamiento no había sido...

...el adecuado, pero qué poco me ayudaron.

Acudí a contemplar por última vez el Tíber.

El castillo de Sant×Angelo me miraba.

¡Qué bien conocía él la vergüenza y la desesperación de...

...los derrotados, qué bien conocía el dolor de las víctimas inocentes!

Rodeé su fisonomía quizás con el deseo de solidarizarme con...

...los que entre sus muros habían sufrido. Me sentía tan...

...desgraciada. ¿Por qué yo no podía ser jesuita?

Ignacio de Loyola tenía desde el primer momento la idea de...

...fundar algo que se distinguía de las antiguas órdenes...

...medievales, franciscanos, dominicos, benedictinos.

Hubo algo importante, la movilidad para la vida apostólica;...

...es decir, no estar atados ni a un claustro ni a un convento...

...ni asistencia ninguna que imposibilitara el moverse según...

...la voluntad del Papa, porque se aspiraba que fuera el romano...

...pontífice el que nos enviara a cualquier parte del mundo,...

...y nada que les pudiera atar era compatible con ese ideal de vida.

Ignacio hizo una revolución en lo que se refiere a la vida...

...monástica, pero no supo incorporar a estas mujeres,...

...quizás achacándoles que no tenían este requisito de...

...la movilidad, pero creo que el motivo fundamental es que él...

...tenía en la cabeza no la comunidad de discípulos y...

...discípulas de Jesús, sino más bien la concesión de la Iglesia...

...y la sociedad de su época donde mujeres libres eran peligrosas.

Las mujeres en la Compañía a San Ignacio le creaban más...

...problemas de los que le resolvían. San Ignacio...

...era un hombre práctico. Él concibe la Compañía para...

...los ministerios, por eso no funda una orden con clausura...

...ni monástica como las anteriores, sino que funda...

...unos sacerdotes que tengan movilidad, que vayan de un sitio...

...para otro. Esto no podía hacerlo con las mujeres...

...dado el carácter del tiempo.

En la concepción social de aquel tiempo era inconcebible...

...una orden femenina que no estuviera bajo la clausura.

Y eso, un siglo más tarde, Santa Juana de Lestonnac,...

...Santa Francisca de Chantal, Mary Ward, la fundadora de las...

...damas inglesas, lo comprobaron a sus expensas. Debieron hacer...

...cosas que estuvieran dentro de la clausura, aunque soñaran...

...con una movilidad parecida a la de los primeros jesuitas.

Pensaba que no volvería a contemplar este paisaje...

...y aquí estaba de nuevo.

Regresé de Roma en octubre de 1547.

Mi experiencia había sido un fracaso y mis ilusiones...

...no eran más que vagos recuerdos.

Me encontraba vacía. Unos días en el campo me permitieron...

...recuperar la paz interior y sobre todo la ilusión.

Me quedaban tantas cosas por hacer. Dios seguía llamándome,...

...yo no debía defraudarle, y aunque la situación en...

...los conventos femeninos de Barcelona no había cambiado,...

...intentaría encontrar una comunidad en la que ingresar.

Después de visitar varias órdenes, me sentí más identificada con...

...las clarisas del monasterio de Santa María de Jerusalén.

La comunidad guardaba como uno de sus mayores tesoros una imagen...

...de la Virgen. Sí, ésta es, Nuestra Señora de la Estrella,...

...la representación más original que yo había visto de la Virgen...

...con un niño Jesús en brazos. Recuerdo que me contaron que...

...esta talla de alabastro la trajeron las primeras clarisas...

...venidas de Valencia, y desde entonces Nuestra Señora...

...de la Estrella presidió la vida de la comunidad,...

...una vida en la que me integré porque al final decidí ingresar...

...como clarisa en el monasterio de Santa María de Jerusalén.

Pienso que fue determinado porque el convento de Santa María de...

...Jerusalén, que era el más reciente en fundación,...

...era el único que no necesitaba reforma porque vivía aún...

...con la fuerza de la creación, de los tiempos inaugurales.

Y curiosamente, en la tradición monástica de Barcelona,...

...se hablaba del monasterio pobre de las clarisas de Jerusalén...

...y el monasterio rico de las clarisas de Pedralbes.

Y esto es así. Examinando las profesiones, uno encuentra que...

...esto es verdad. Pienso que Isabel Roser, que volvía de Roma...

...con un proyecto fracasado, un proyecto de reforma religiosa,...

...de nueva creación, escoge un lugar donde sabe que se vive...

...un clima religioso fuerte y escoge este lugar también...

...por esta dimensión de pobreza. Éstos serían los dos motivos...

...por los que ella se incorpora a este monasterio.

Año de 1554. En Roma, la elección del cardenal Caraffa...

...para ocupar el solio pontificio llevó a San Ignacio a temer...

...por el futuro de la Compañía. Las guerras en Europa volvían...

...a suspender la actividad del Concilio de Trento.

Ignacio de Loyola vería en estos años aliviada su responsabilidad...

...con el nombramiento de un vicario general.

El padre Nadal fue el elegido para ocupar este nuevo cargo.

1554 marcó un hito en la historia de la Compañía de Jesús.

En un memorial de octubre de ese año se dice:...

..."Consultados los 5 padres más autorizados en Roma, por orden...

...de nuestro padre Ignacio, para tratar el modo de admitir...

...a Mateo Sánchez en la Compañía, resolvimos que podría ser...

...admitida esta persona. En las observaciones se recomienda a...

...Mateo Sánchez tenga su admisión bajo secreto, como en confesión,...

...porque no fuese ejemplo para que otra persona diese...

...molestias a la Compañía".

Hoy sabemos que Mateo Sánchez...

...era la princesa doña Juana de Austria, regente de España.

Año de 1554, Barcelona.

Isabel Roser vivía en el monasterio de Santa María de Jerusalén.

Hacía cuatro años que había tomado el velo...

...de las franciscanas observantes.

Antes de ingresar en el convento Isabel se dedicó al cuidado...

...de niños huérfanos.

Isabel Roser nunca conoció que otra mujer pudo franquear la puerta...

...que a ella le cerraron, aunque es posible pensar que no hubiera...

...aceptado el anonimato que le impusieron a doña Juana de Austria.

Pero poco importa. Isabel Roser no guardó rencor hacia...

...la Compañía de Jesús, en todo momento mantuvo una estrecha...

...relación con el maestro Ignacio.

El 20 de abril de 1554, Isabel Roser escribió...

...la que sería su última carta.

Muy amado padre, le suplico que no cese de rogar a Dios...

...para que me dé la gracia de vivir y morir en su santo amor...

...como una verdadera religiosa.

Tenga la seguridad de que, indigna y miserable como soy,...

...rezo muchas veces al día por su paternidad...

...y por toda la Compañía.

Ya termino, sin terminar todavía, pidiéndole una palabra firmada...

...por su mano para que mi conciencia esté más tranquila.

Beso la mano de su paternidad y solicito su bendición.

En el monasterio de Jerusalén,...

...20 de abril de 1554.

De su paternidad la más afectuosa e indigna sierva,...

...hermana Isabel Roser.

En el mes de diciembre de este mismo año fallecía Isabel Roser.

Un mes más tarde San Ignacio de Loyola escribía al padre Araoz:...

..."Ya conocemos la muerte de la madre Roser y le hemos rendido...

...nuestros deberes de caridad. Descanse en paz".

Mujeres en la historia - Isabel Roser

54:07 18 jul 1998

Pertenece Isabel a ese campo restringido de viudas ricas dedicadas a la iglesia y, en su caso, a la obra de Ignacio de Loyola. Mujer libre e independiente, por estado civil y por fortuna, colaboro activamente con Ignacio de Loyola en Barcelona; para profesar en la orden tuvo que buscar el apoyo papal. Finalmente san Ignacio la separo de la orden e ingreso en el monasterio de santa Maria de Jerusalén en Barcelona.

Pertenece Isabel a ese campo restringido de viudas ricas dedicadas a la iglesia y, en su caso, a la obra de Ignacio de Loyola. Mujer libre e independiente, por estado civil y por fortuna, colaboro activamente con Ignacio de Loyola en Barcelona; para profesar en la orden tuvo que buscar el apoyo papal. Finalmente san Ignacio la separo de la orden e ingreso en el monasterio de santa Maria de Jerusalén en Barcelona.

ver más sobre "Mujeres en la historia - Isabel Roser" ver menos sobre "Mujeres en la historia - Isabel Roser"

Los últimos 34 documentales de Mujeres en la historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 42:21 15 dic 2009 Biografía de Maria Felicia García Malibran (Paris 1808, Manchester 1836), hija del gran tenor, famoso compositor y profesor español Manuel García y de la soprano española Joaquina Sitges. Ella al igual que su hermana Paulina Viardot García (Paris 1821 - Heidelberg 1918) y su hermano Manuel García, estudiaron música y fueron cantantes líricas. Maria se convirtió en la más famosa, admirada y amada diva del bel canto en el siglo XIX; su belleza, personalidad y su apasionada y desgraciada existencia influyeron para hacer de ella un mito viviente, igual que le sucedería un siglo más tarde a Maria Callas. Murió en el escenario cuando contaba 38 años. Su hermana Paulina, por el contrario, vivió casi 100 años y después de cantar unos años, se dedico a la composición y a escribir comedias teatrales. En su casa de Paris se reunían las figuras literarias y musicales más importantes de su tiempo. Fue intima amiga de Chopin, con el que actuó al piano en el Covent Garden de Londres. El documental incluye dramatización de la vida de las dos cantantes y declaraciones de expertos en la vida de ambas.

  • La Malibrán

    La Malibrán

    42:24 15 dic 2009

    42:24 15 dic 2009 Biografía de Maria Felicia García Malibrán (París 1808, Manchester 1836), hija del gran tenor, famoso compositor y profesor español Manuel García y de la soprano española Joaquina Sitges. Ella, al igual que su hermana Paulina Viardot García (París 1821 - Heidelberg 1918) y su hermano Manuel García, estudiaron música y fueron cantantes líricos. María se convirtió en la más famosa, admirada y amada diva del bel canto en el siglo XIX; su belleza, personalidad y su apasionada y desgraciada existencia influyeron para hacer de ella un mito viviente, igual que le sucedería un siglo más tarde a Maria Callas. Murió en el escenario cuando contaba 38 años. Su hermana Paulina, por el contrario, vivió casi 100 años y después de cantar unos años, se dedicó a la composición y a escribir comedias teatrales. En su casa de París se reunían las figuras literarias y musicales más importantes de su tiempo. Fue íntima amiga de Chopin, con el que actuó al piano en el Covent Garden de Londres. El documental incluye dramatización de la vida de las dos cantantes y declaraciones de expertos en la vida de ambas.

  • Luisa Ignacia Roldán

    Luisa Ignacia Roldán

    41:00 08 dic 2009

    41:00 08 dic 2009 Biografía de luisa ignacia roldan 'la roldana', que nació en Sevilla en 1652 y murió en Madrid en 1704 y fue la primera mujer en ocupar el cargo de escultora de cámara de un rey, primero Carlos II y después Felipe v. hija del escultor pedro roldan, luisa creció en el taller paterno de Sevilla, pero podemos encontrar esculturas suyas en el escorial, en las catedrales de Cádiz y santiago de Compostela, en conventos y muchas que no se le atribuyen por no estar documentadas. El documental incluye partes dramatizadas sobre la vida de luisa y declaraciones de expertos en el tema.

  • Catalina de Lancaster

    Catalina de Lancaster

    45:50 01 dic 2009

    45:50 01 dic 2009 Análisis de la personalidad y la vida de catalina de Lancaster, nieta de pedro i el cruel, nacida de la hija de Ester Constanza y el duque de Lancaster, que se convierte en reina de castilla por su matrimonio en 1388 con el príncipe enrique, mas tarde Enrique II. Los dos jóvenes fueron designados como los primeros príncipes de Asturias, titulo que desde entonces llevaran los herederos de la corona española. Catalina se quedo viuda cuando su hijo contaba solo un año, compartió la regencia de forma no muy armoniosa con su cuñado Fernando de Antequera, su hijo se convirtió en Juan II y fue padre de Isabel la católica. El documental incluye dramatizaciones sobre la vida de la reina y declaraciones de expertos en el tema.

  • Emilia Pardo Bazán

    Emilia Pardo Bazán

    44:39 24 nov 2009

    44:39 24 nov 2009 Documental sobre la vida y la personalidad de la novelista Emilia Pardo Bazán, nacida en la ciudad de A Coruña en el seno de una familia aristocrática. Era hija de los condes de Pardo Bazán, título que heredaría en 1809. Casada con José Fernando Quiroga y Pérez de Deza, tuvo tres hijos. Viajó por Europa y conoció a muchos de sus autores preferidos. A su regreso a España decidió dedicarse a la literatura. Está considerada como una de las grandes novelistas españolas del siglo XIX. También destaca su proyección feminista como conferenciante y como directora de la 'biblioteca de la mujer'. Fue consejera de instrucción pública y, desde 1916, profesora de literaturas románicas en la universidad de Madrid, cátedra creada ex profeso para ella.

  • 51:31 11 jun 2006 Hija del príncipe enrique de Battemberg y de la princesa Beatriz, la hija de la reina victoria i de gran bretaña. Se caso con Alfonso XIII, rey de España, el 31 de mayo de 1906. Fue un matrimonio por amor, pero el problema de haber transmitido a alguno de sus hijos la hemofilia enturbio la felicidad de la pareja. La reina soporto con gran dignidad los problemas matrimoniales y se dedico a labores altruistas. Acompaño al rey en todos los actos y no dejo traslucir la lejanía que existía entre ellos, como lo prueba el hecho de que una vez en el exilio jamás volvieron a vivir juntos. Tuvieron seis hijos: Alfonso pió, Jaime Leopoldo, Beatriz Isabel, Maria Cristina, Juan Carlos y Gonzalo Manuel. En 1967 volvió a España para asistir al bautizo de su biznieto Felipe. Murió en Lausana en 1969, en 1985 sus restos mortales fueron trasladados al panteón de el escorial.

  • Juana la loca

    Juana la loca

    47:12 05 dic 2004

    47:12 05 dic 2004 Juana I de Castilla, mas conocida como Juana 'la loca', nunca pudo reinar. Primero su marido el archiduque Felipe de Austria, después su padre Fernando 'el católico' y mas tarde su hijo Carlos I, se encargaron de mantenerla alejada del poder. Pero su figura, junto con la de su madre Isabel 'la católica', resultan decisivas para conocer el transito que se produce en la península ibérica entre la edad media y la era moderna. El programa se completa con una escueta dramatización y pl de los lugares donde se desarrollo su vida, en los países bajos y en España.

  • Isabel la Católica

    Isabel la Católica

    45:57 28 nov 2004

    45:57 28 nov 2004 En noviembre de 2004 se conmemoran los 500 años de la muerte de Isabel la Católica, una de las soberanas más sobresalientes de la historia de España, que junto a su hija Juana I marcan el tránsito de la edad media a la edad moderna en la península ibérica.

  • Isabel II

    Isabel II

    54:11 04 may 2004

    54:11 04 may 2004 Programa especial de 'mujeres en la historia' para conmemorar el centenario de la muerte de Isabel II, que sucedió en Paris el 9 de abril de 1904. Hija de Fernando VII y Maria cristina de Borbón, Isabel fue proclamada reina a los tres años y declarada mayor de edad a los trece. Estuvo rodeada, la mayor parte de las veces, de personajes poco convenientes. La carencia de afecto materno en la niñez influirá en el comportamiento de Isabel. Era un periodo convulso y complicado en la historia de España. Ante la presencia en el trono de una mujer, un sector de la sociedad, partidario de mantener la ley salica, que impedía que las mujeres heredasen la corona, provoco las llamadas guerras carlistas. Isabel II  no recibió la formación adecuada para desempeñar su importante misión, nadie la asesoro convenientemente en sus tareas de gobierno. Casada con el hombre menos adecuado, Isabel se resentiría siempre de esa unión poco afortunada. Fue reina efectiva de España durante más de veinticinco años. A la hora de analizar su reinado también destaca, que fue la primera en gobernar en España de acuerdo con una constitución. Eran momentos difíciles en los que el absolutismo se resistía a desaparecer. Los partidos políticos empezaban por entonces a tomar cuerpo. Isabel II fue la reina más querida de los españoles y también a la que hicieron pagar más caros sus errores.

  • 54:04 04 may 2003 Programa dedicado a Carmen de Burgos (1867?-1932). Maestra de primera enseñanza, escritora y primera mujer redactora de un periódico en España. Carmen Burgos 'Colombine', seudónimo utilizado en sus artículos, no dudará en promover desde la prensa una campaña para debatir la necesidad de la ley de divorcio. Defensora de los derechos de la mujer, Carmen de Burgos, saldrá a la calle para pedir la concesión del voto femenino. Mantuvo una relación de veinte años con el escritor Ramón Gómez de la Serna.

  • Clara Campoamor

    Clara Campoamor

    47:56 27 abr 2003

    47:56 27 abr 2003 Programa dedicado a Clara Campoamor (1888-1972). Después de diversos trabajos, cursó estudios de derecho, y consiguió ingresar en 1924 en la Real Academia de Jurisprudencia. Hizo constar, desde el primer momento, que deseaba ejercer inmediatamente. A partir de entonces son muy frecuentes sus actuaciones ante los tribunales. Al caer la dictadura de Primo de Rivera, Clara Campoamor inicia su militancia política en el Partido Radical Socialista, y obtiene plaza de diputada en las cortes constituyentes de la Segunda República. La actividad parlamentaria de Clara Campoamor será definitiva para las mujeres españolas. Fue miembro de la comisión encargada de realizar el proyecto de la Constitución y se convirtió en la defensora de los derechos de las mujeres. Documental de 2003. Dirección y guión: María Teresa Álvarez.

  • Ana de Austria

    Ana de Austria

    49:11 20 abr 2003

    49:11 20 abr 2003 Programa dedicado a Ana de Austria (1601-1666). Hija de Felipe III. A los quince años se convirtió en reina de Francia por su matrimonio con Luis XIII. Su vida no fue fácil acosada por la animadversión del famoso cardenal Richelieu. Vivió en medio de intrigas y conspiraciones políticas y palaciegas de la corte francesa. A la muerte de su marido, Ana de Austria ocupa la regencia en nombre de su hijo, el futuro Luis XIV, el llamado 'rey sol'. Ana se apoyó para gobernar en el cardenal Mazarino, al que convierte en su valido y con el que se dice tuvo relaciones amorosas. Figura fundamental en la historia de Francia, Ana de Austria resistió la rebelión de la fronda y logró ver a su hijo en el trono. Ella será quien decida el matrimonio de su hijo con la infanta Maria Teresa, hija de Felipe IV. Ana de Austria fue la reina a quien sirven los mosqueteros, según la novela de Alejandro Dumas.

  • Rosalía de Castro

    Rosalía de Castro

    49:54 13 abr 2003

    49:54 13 abr 2003 Biografía de Rosalía de Castro (1837-1885), poetisa. Hija natural de Teresa de Castro, perteneciente a una noble familia gallega y de un sacerdote, nunca superó del todo la crisis desencadenada cuando se enteró, a los quince años, de su procedencia ilegítima. Su primer libro de versos, La flor (1857), no será más que el comienzo de una obra en la que el amor desgraciado y la denuncia social serán temas recurrentes. Su importante producción poética se encuadra dentro del más claro y melancólico romanticismo. Además, colaboró de forma decidida en el renacimiento de la lengua gallega.

  • 53:04 06 abr 2003 Biografía de Maria cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Fue la segunda esposa del rey Alfonso XII. A la muerte de este, en 1885, es designada regente hasta que su hijo, el futuro Alfonso XIII, alcance la mayoría de edad. Su carácter reservado y austero seria su mejor aval a la hora de convertirse en regente. Todos alabaron su prudencia, discreción y tacto. Además de dar a conocer la figura de la reina Maria Cristina de Habsburgo, se analiza por medio de su regencia un interesante, conflictivo y triste periodo de la historia en el que España perdió Cuba, Filipinas y Puerto Rico. También se recuerda el inicio del desarrollo de las organizaciones obreras, el terrorismo anarquista y el nacimiento del catalanismo 

  • 53:03 06 abr 2003 Biografía de Maria Cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Fue la segunda esposa del rey Alfonso XII. A la muerte de éste, en 1885, es designada regente hasta que su hijo, el futuro Alfonso XIII, alcance la mayoría de edad. Su carácter reservado y austero seria su mejor aval a la hora de convertirse en regente. Todos alabaron su prudencia, discreción y tacto. Además de dar a conocer la figura de la reina María Cristina de Habsburgo, se analiza por medio de su regencia un interesante, conflictivo y triste periodo de la historia en el que España perdió Cuba, Filipinas y Puerto Rico. También se recuerda el inicio del desarrollo de las organizaciones obreras, el terrorismo anarquista y el nacimiento del catalanismo político.

  • María de la O Lejárraga

    María de la O Lejárraga

    48:01 05 sep 1998

    48:01 05 sep 1998 Programa sobre la escritora María de la O Lejárraga, también conocida como María Martínez Sierra. Estudió magisterio y ejerció como maestra. Participó en el movimiento feminista español, fue elegida diputada a Cortes por el Partido Socialista Obrero Español en 1923. Perteneció al comité nacional de mujeres contra la guerra y el fascismo. María estuvo casada con Gregorio Martínez Sierra, autor teatral que gozó de notable fama y cuyo nombre esta ligado a importantes obras musicales de autores como Falla o Turina. Muchos sabían, otros sospechaban, que María colaboraba en la obra de su marido aunque nunca apareciera su nombre. Hoy existe la certeza de que María fue la auténtica autora de la mayor parte de la obra de Martínez Sierra.

  • 52:12 15 ago 1998  Maria Rafols, Micaela Desmaisieres y Teresa Gallifa fueron tres mujeres que tienen en común el haber entregado su vida a los demás y el ser fundadoras de tres órdenes religiosas dedicadas preferentemente a la atención a las mujeres.

  • Rosario de Acuña

    Rosario de Acuña

    48:05 08 ago 1998

    48:05 08 ago 1998 Nacida en Pinto, Madrid 1851, y fallecida en Gijón, Asturias, en 1923, Rosario de Acuña fue una mujer librepensadora, condesa que nunca utilizó su título. Abandonó a su marido por evidente infidelidad, masona, escritora que cultivó todos los géneros literarios; su obra refleja sus ideas comprometidas con la emancipación de la mujer y el anticlericalismo. En su época fue atacada y calificada de bruja demente o diabólica masona, y admirada por otros como escritora e idealista librepensadora.

  • Teresa Cabarrús

    Teresa Cabarrús

    51:05 01 ago 1998

    51:05 01 ago 1998 Hija del conde de Cabarrus, teresa nació en Carabanchel alto. Fue famosa por su hermosura, talento, aventuras y, especialmente, por la influencia que ejerció sobre uno de los principales protagonistas de la revolución francesa: Juan Lamberto Tallien, elegido por la convención nacional para controlar la insurrección girondina en Burdeos. Teresa estuvo en el origen del golpe de estado de termidor, que acabo con la vida de Robespierre. Gracias a la labor de Teresa en Burdeos muchas personas se salvaron de morir en la guillotina, de ahí que se la conociera como 'nuestra señora de termidor'.

  • Isabel Roser

    Isabel Roser

    54:07 18 jul 1998

    54:07 18 jul 1998 Pertenece Isabel a ese campo restringido de viudas ricas dedicadas a la iglesia y, en su caso, a la obra de Ignacio de Loyola. Mujer libre e independiente, por estado civil y por fortuna, colaboro activamente con Ignacio de Loyola en Barcelona; para profesar en la orden tuvo que buscar el apoyo papal. Finalmente san Ignacio la separo de la orden e ingreso en el monasterio de santa Maria de Jerusalén en Barcelona.

Mostrando 1 de 2 Ver más