www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5573107
Para todos los públicos Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: Desde Gansbaai hasta Hout Bay, Ciudad del cabo - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Antonio) Hoy nos proponemos ver a los cinco grandes.

(Mateo) ¿Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar?

(Sonia) No, los cinco grandes del Mar.

Míralo, míralo, míralo.

El tiburón,

(Candela) La ballena,

El pingüino.

La foca

¿El salmonete?

- El Delfín. - El Delfín.

Y prepárate, nos meteremos en una jaula para nadar con tiburones.

Y practicaremos surf

Y muchas aventuras más.

Pues empecemos que se hace tarde.

(Música)

A lo largo del programa de hoy, viajaremos desde Gansbaai

hasta Hout Bay, en Ciudad del Cabo.

Más de 200 km de aventura.

Es muy pronto por la mañana... son las 7.

Y hoy nos estamos levantando a esta hora,

porque vamos a hacer una de las cosas

más impresionantes que se pueden hacer, aquí en Sudáfrica.

Hoy vamos a bucear con el tiburón blanco.

(Música)

Venga, vamos.

Cuando se trata de despertar, nadie como mi padre

- para hacerlo con delicadeza. - Prefiero una sirena, la verdad.

No os quejéis, que como vamos a ver tiburones, os iba a despertar así.

¡Chanán, chanán!

(Música)

Cosas que hacer antes de morir.

Ahhh! Pues sí, estamos aquí en Gansbaai y una de esas cosas

es ir a ver a los cinco grandes, pero no de la tierra,

si no del mar.

Empezando por el primero, ¿el?

- Tiburón Blanco. - Tiburón Blanco.

El tiburón Blanco, efectivamente.

(Música)

Antes de embarcar, tenemos una charla de seguridad,

para advertirnos qué hacer y qué no.

¡Bueno! Que nos lo expliquen con imágenes de la película tiburón,

no ayuda mucho.

En ese panel, cada puntito naranja y rojo,

son avistamientos de tiburones.

Si veis alguno marrón... He sido yo...

Seguridad ante todo. Antes de ponernos este chubasquero

te tienes que abrochar todo muy bien.

En este caso yo llevo un chaleco

y en el caso de mis padres,

llevan como un tipo de almohadilla de avión,

más o menos, pero seguridad ante todo.

(Música)

Es un actividad súper popular en Gansbaai,

de hecho en cada barco caben cuarenta personas

y la capacidad de la jaula donde vamos a hacer la inmersión,

es de 10 personas.

O sea, que vamos a ir en tandas de diez, diez, diez...

(Música)

Hay un montón de gaviotas, aquí precisamente,

porque tienen un poco de cebo que le echan a los tiburones

para que se acerquen, está hecho de salmón, con trocitos de pescado,

son como unas bolas que flotan en el agua salada.

(Música)

Estoy nerviosa, porque me da impresión de repente

tirarme al agua, estando súper alejados de la costa,

luego que haya tiburones por aquí, no sé, me da cosa pero tengo ganas.

(Música)

Cuando llegas al lugar de la inmersión, te llaman,

te asignan un número y te van dando estas bolsas que contienen,

básicamente, todo el equipo de buceo, neopreno de siete mm.

Porque el agua está a trece grados, hace bastante frío,

las botas y la máscara.

(Música)

El barco está anclado a cuatro boyas,

con lo cual el movimiento ahora con las olas,

pues lo hay. ¡Mira, mira, mira!

¡Mira, míralo, míralo!

La verdad es que estoy muy, muy, muy cagado.

He visto un tiburón y me han dicho que era pequeño

y era como la mitad de la jaula, vale, así que...

me imagino uno grande y ya, pues...

no sé cómo que estoy así con mucho miedo, la verdad.

Venga, que nos toca, que nos toca. Al agua...

Qué no.

Estoy nerviosa y tengo miedo porque el tiburón es enorme,

pero tengo muchas ganas de echarme ya al agua,

a la vez no quiero porque me da cosa.

El agua está helada...

(Música)

La sensación en la jaula al principio, es un poco de frío,

pero luego el neopreno se calienta y ya está súper bien.

La sensación es chulísima, porque los ves muy de cerca

y aunque el agua está borrosilla es alucinante.

La verdad que súper chula la experiencia.

La verdad es que al principio estaba súper cagado,

pero luego no y ahora ya no tengo miedo.

Creo que esta es una cosa única absolutamente,

que sólo se puede hacer aquí, en Gansbaai, en Sudáfrica.

(Música)

Ha sido una auténtica gozada.

El tiburón blanco es imponente, hermoso, y sobre todo enorme.

Hemos disfrutado como enanos.

Aunque parte del equipo se ha quedado traspuesto a la vuelta.

¿Cómo estáis chicos?

Voy a potar.

Sois muy flojos ehh..

No somos flojos, somos gente de tierra.

(Música)

Estamos aquí con Cory, que es la marketing manager

de la empresa con la que hemos hecho la actividad,

porque esta empresa se dedica a la conservación de animales,

de hecho es una ONG, y parte de sus beneficios acaban aquí,

en este centro de conservación. Ella nos va explicar un poco qué

proyectos tienen y exactamente qué es lo qué hacen.

(Música)

Nos vamos de aquí más concienciados

de que lo más importante es cuidar la naturaleza,

porque no hay recambio.

(Música Cabecera)

Nuevo día y nuevo viaje en coche,

en esta ocasión vamos a ver ballenas.

¿Otra vez en barco?

No, en Hermanus, la capital mundial de las ballenas,

los cetáceos se ven desde la costa.

(Música)

Pues llevamos ya un buen rato mirando hacia el mar

y lo que parecen colas de ballenas, pues resulta que al final son,

espumas de mar de las olas que vienen muy altas

y como el mar está muy encrespado, pues, así se nos queda.

Nosotros, a falta de ballenas,

nos hemos venido a ver estos animalitos.

No se esconden, al contrario.

(Música)

Estos bichitos que veis aquí que se parecen a las marmotas,

se llaman damanes,

estos, aunque parecen de la familia de las marmotas

son mas familiares de los elefantes, o sea...

Luego, aunque tienen los mismos dientes que nosotros,

lo mastican todo y lo muerden todo con las muelas.

Y qué es lo que comen, son herbívoros y comen hierbas

y pan que le dan los turistas.

(Música)

La llamada de los animales.

Marchamos ya hacia nuestro hostel, situado en Muizemberg.

Una pena no haber visto ballenas.

Bueno, piensa una cosa, ellos tampoco nos han visto a nosotros..

También es verdad...

(Música)

Esto es súper surfero, súper hippie.

Mucho más de lo que en principio teníamos pensado, pero bueno.

Vamos ahora a conocer nuestra habitación. Hemos reservado,

una habitación para cuatro.

A bueno, está bien, está bien.

Mira que vistas tenemos, toda la playa llena de surferos

que es lo que vamos a hacer mañana, nosotros,

precisamente aquí en Muizemberg.

Vamos mañana a practicar surf, para eso hemos venido a Muizemberg.

Esta población de la costa, muy cerquita de Ciudad del Cabo,

y parece que las olas prometen, inicial,

para gente con nuestro nivel que es el de iniciación.

(Música Cabecera)

(Música)

Comienza un nuevo día desayunando fuerte,

la noche ha sido dura, porque este sitio no tiene calefacción,

hacía un frío que pela, ¿verdad Mati?

Hemos dormido bajo 200 kg de mantas,

y a mi, me duele un poco la cabeza. Así que el desayuno de hoy es:

beicon, huevos, tostada, un analgésico

y nos vamos directos a ponernos el neopreno para empezar a hacer

nuestras clases de surf,

que seguro, seguro nos van a sentar bien porque el mar lo cura todo.

(Música)

Pensábamos que hacer surf, era subirse a una tabla y arreglado,

pero no...

De hecho, hasta hemos tenido que correr.

(Música)

Cuenta la leyenda que los surferos, hacen este saludo así,

porque un hombre cuando estaba nadando,

un tiburón vino y le comió los tres dedos

y entonces cuando saludaba hacia así,

entonces, pues, se ha quedado este saludo surfero.

(Música)

El surf mola, pero no es un deporte que sea una tontería,

aquí en la playa de Muizemberg, es uno de los sitios del mundo,

donde mejor se puede aprender. Es decir, un surf para "beginers",

las olas vienen bastante pequeñas

y además dejan un espacio, entre una y otra que te permite,

realmente, poder practicar este deporte,

aunque no está exento de dolor.

Levántame la manga Mati,

esto es un morado hecho por la tabla, con la fuerza de una ola.

Candela.

Un raspón que me he hecho contra el suelo y la tabla.

Y tú, Mateo.

Nunca cojáis la esta, porque ha venido una ola gigante,

se me ha enredado y casi me parte los dedos.

Bueno, vaya familia de flojos. Yo me lo he pasado súper bien,

aunque te caes, una y otra vez, es arenita fina, así que no hay dolor

y ha estado genial y chulísimo. Recomendado fervientemente,

todos los que vengáis a Sudáfrica, venir a Muizemberg,

a hacer esta actividad porque está genial...

- Si. - Mola mucho.

- Mola mucho. - Mola, mola.

muy divertido, y más haciéndolo en familia.

(Música)

Después de una actividad tan intensa como el surf,

lo mejor es un paseíto por la playa.

¡Y qué playa!

(Música)

Una cosa muy curiosa de aquí de Muizemberg,

es que hay un servicio de aviso de tiburones en la playa.

Esta gente se dedica permanentemente a estar mirando

si hay algún tipo de tiburón en la zona.

Hay hasta tres especies.

En caso de haberlas, izan un abandera de un color,

cada color está asociado a un tipo de tiburón.

Y se enciende una sirena que se escucha en toda la playa,

para que los bañistas y los surferos

sepan que tienen que salir del agua

porque hay peligro de ataque de tiburones,

o por lo menos están por ahí rondando.

(Música)

Nos despedimos ya de Miuzemberg,

la verdad es que la playa es alucinante,

el deporte que hemos hecho nos ha recargado de nuevo las pilas

y nos vamos en busca de otro de nuestros cinco grandes del mar.

El "pingüinín".

(Música)

Pero no nos vamos solos a ver pingüinos en libertad,

nos vamos con nuestro instructor de surf. Un crack.

Ver pingüinos en libertad

es algo que no se puede hacer todos los días.

Por eso, en Boulders Beach, hay que tener ciertas precauciones.

No bebas, no música, no fuego, no fumes,

no perros, no tocar a los pingüinos.

(Música)

Hay dos zonas que podemos acceder,

una es entrando por la parte del parque

que te cobran una entrada,

o esta parte, que es gratuita,

y que, a través de estas pasarelas de madera los ves perfectamente.

(Música)

Hay dieciocho especies de pingüinos

todas están en el hemisferio sur de la tierra.

Esta concretamente el pingüino africano

que no alcanza más de los 75 cm de altura

y además está en peligro de extinción.

(Música)

Los pingüinos realmente no se distinguen nada más que por

las manchitas que tienen en el pecho.

No se sabe si son machos o hembras.

Hay que hacer un análisis de sangre

y a través de una proteína que tienen

se pueden sexar.

(Música)

Los más negritos, los de color más oscuro, son ya adultos,

cuando son adolescentes como Candela,

son con las plumitas de color marrón,

y cuando son pequeñitos, que tienen pocos meses

las plumas son más grises

esa es la manera de determinar que edad tiene el pingüino.

(Música)

Hemos pasado una tarde súper guay,

con Kyle, que nos ha llevado a ver los pingüinos y esta mañana

fue nuestro monitor de surf. Queremos agradecerle a Kyle,

que haya pasado esta tarde con nosotros.

(Música Cabecera)

(Música)

Hoy toca un desayuno a tope, porque haremos una actividad alucinante.

¿Otra vez en barco?

Sí, sí, otra vez en barco, a ver qué pasa.

(Música)

Ya estamos aquí, en Animal Ocean, ¿sabéis porque hemos venido?

Pues no sé.

En busca de otro de los cinco grandes del mar:

las focas.

No sólo vamos a verlas,

si el mar y las condiciones nos lo permiten,

nos vamos a bañar con ellas. ¿Qué os parece?

- Qué guay. - Qué guay.

- ¿Os apetece? - Sí.

(Música)

Los trajes constan de dos partes, estos chalecos y el neopreno,

estos son de cinco mm.

Un poco menos gorditos que los de los tiburones,

pero también muy gorditos porque el agua esta

entre diez y trece grados,

y vamos a estar metidos unos 45 minutos.

No sé porque se empeñan en darme ropita XL,

sí, a mi, es que me sobra, es que se me hace pliegue.

Esto no es mi barriga, que a mi, se me marcan los cuadraditos.

(Música)

Mirad que curioso lo de los pies que ponen aquí esto,

para que si damos un salto muy rápido, que no nos vayamos al agua.

(Música)

Estamos en frente de la isla donde habitan estos increíbles mamíferos.

La temperatura del agua es algo superior a la de

la actividad que hicimos con los tiburones.

Lo que significa

que no deberían venir los tiburones hasta aquí.

No, de hecho, nos han contado que en veinte años aquí

no se han visto tiburones, así que ningún miedo.

Bueno, sí, sí, en veinte años no se ha visto ninguno,

pero nosotros sabemos que puede pasar.

Así, que lo primero, la seguridad.

Ni tiburones, ni nada,

el auténtico depredador de mi padre es: el barco.

Momento de saltar al agua.

Yo si eso, me tiro por otro lado, que después de ver a papá.

(Música)

Increíble poder disfrutar de estos animales así de cerca,

metidos en el agua, sobre todo las que eran más pequeñitas,

las focas bebés, venían y te pasaban muy cerca,

les gustaba mirar, se quedaban verticales así, súper chulo,

alucinante y divertido.

(Música)

Yo tengo que decir que ha sido extraordinario poder vomitar

en un sitio así.

Nunca había sufrido esta experiencia,

de estar mareado en un barco,

rodeado de focas alrededor.

Sin palabras, me quedo anonadado.

(Música)

Ha sido una experiencia súper bonita y única,

la verdad es que me ha encantado,

estar al lado de las focas

y no sé, la recomiendo un montón, porque ha sido increíble.

(Música)

Hemos visto un montón de focas,

y la primera que he visto, como solo le he visto la cabeza,

como no sabía cómo era un ojo de grande pensaba que era un tiburón,

Y digo.. ¡Venga ya! En veinte años no han visto uno

y me ha tenido que tocar a mi.

Al final, le he visto el cuerpo completo y era una foca y me

he asustado un poquito. Pero, ha estado súper chulo.

(Música)

Lo siento Mateo,

que no hayamos podido ver los cinco grandes del mar,

nos ha faltado el delfín. Y también me da un poco de pena

que los "Big Five" tampoco los hemos visto,

nos ha faltado el leopardo.

Yo Los "Big Five", sí que los he visto,

¿Qué hablas?

Pues te lo digo ahora mismo...

mira, el rinoceronte, el elefante,

el león, el búfalo y el leopardo.

Pues que sepas que no son cinco, son seis.

El más grande de todos es

Nelson Mandela que sale en el de diez

en el de veinte, en el cincuenta,

en el de cien y en el de doscientos.

¿De dónde has sacado toda esta pasta?

Ahorros papá, ahorros.

Quiere decir que en el próximo programa.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ruta África: Desde Gansbaai hasta Hout Bay

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: Desde Gansbaai hasta Hout Bay, Ciudad del cabo

10 may 2020

En el capítulo de hoy continuamos en Sudáfrica. Nuestros protagonistas vivirán aventuras acuáticas a la búsqueda del Big five del mar. Encerrarse en una jaula bajo el agua, rodeados de tiburones blancos, será la primera sorpresa que les espera a nuestra familia. ¿Se atreverán a saltar al agua?

ver más sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: Desde Gansbaai hasta Hout Bay, Ciudad del cabo" ver menos sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: Desde Gansbaai hasta Hout Bay, Ciudad del cabo"
Programas completos (50)

Los últimos 57 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios