Metrópolis La 2

Metrópolis

Madrugada del lunes al martes a las 00.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5931884
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Un mundo feliz - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Diseñadores y activistas gráficos,

Sonia Díaz y Gabriel Martínez,

Un Mundo Feliz.

Se definen a sí mismos como trabajadores culturales

al servicio de la sociedad.

Apuestan por un diseño popular socialmente responsable,

que provoque la reflexión y el diálogo

y fomente el análisis crítico, llamando la atención

sobre asuntos relevantes de la actualidad.

Tienden diseño, arte y política

como herramientas activadoras del cambio social.

Su obra, de libre uso

y al margen de los circuitos oficiales y comerciales

del arte o la publicidad,

se materializa en todos los soportes posibles

que hagan llegar sus mensajes al gran público.

Esta semana, en 'Metrópolis', Un Mundo Feliz."

(Música)

Un Mundo Feliz surge en torno al año 2000, 2001,

en la que una serie de profesionales de la imagen

pertenecientes tanto al mundo del audiovisual,

como de la imagen fija,

nos juntamos,

estábamos trabajando en diferentes empresas,

digamos, a nivel comercial,

y decidimos empezar a hacer aquello que nos gusta.

¿Qué es lo que nos gusta?

Comunicar,

básicamente, a través de la imagen, como hemos dicho,

y hacer una imagen, una comunicación hacia afuera.

Entonces, nos fijamos mucho en la prensa,

en las noticias,

en los sucesos que ocurren en el día a día.

Y a partir de ahí,

empezamos a generar una serie de audiovisuales,

carteles,

pequeños, digamos, animaciones

que tienen que ver con problemáticas del momento.

-Para nosotros, lo que está pasando en el momento es relevante,

aunque nunca nos olvidamos de la historia.

Nosotros siempre tenemos un referente,

una mirada hacia atrás,

pero nunca en un sentido de nostalgia,

sino de entender que muchas veces, los procesos que suceden ahora,

pues ya venían o son un continuo a lo largo de la historia.

Todo el mundo nos pregunta siempre

si Un Mundo Feliz hace referencia a Huxley.

Es evidente,

pero nosotros tratamos de explicar que en el fondo, es un truco.

Claro que ese es un referente

para todos nosotros

a nivel cultural

y además, un referente muy válido, porque es...

rápido lo piensas y entiendes todas estas cuestiones

que además, ahora vivimos muy muy de cerca.

Esta idea distópica, pero a la vez,

en el fondo, es bastante más básico.

Hemos puesto ese nombre muy optimista,

porque de lo que hablamos, a veces, es un desastre.

Entonces, hay que equilibrar y posiblemente,

porque el nombre sea más un proyecto que algo real.

No es una isla.

Tiene unos fundamentos o unas referencias.

En nuestro caso, siempre ponemos como ejemplo...

digamos, fundamental o casi fundador

Goya,

pero el Goya de los caprichos y de los desastres,

porque nos parece que sigue siendo muy contemporáneo

su manera de expresar.

Para nosotros, la cultura norteamericana es importante,

porque trabajan sobre la noticia, sobre la publicidad,

la crítica, justamente,

a los medios de comunicación y a las marcas.

Y en ese sentido, tal vez, nuestros referentes más fundamentales

serían Barbara Kruger y Jenny Holzer,

por poner algunos ejemplos que son muy relevantes.

Es muy importante sintetizar y simplificar los mensajes.

En ese sentido, tenemos, digamos, un estilo muy característico,

que es utilizar los pictogramas.

Son ilustraciones,

formas gráficas muy simplificadas,

que nos permiten continuamente cambiarlas

o mezclarlas unas con otras,

o simplemente, añadirles un pie de foto,

y con eso, conseguimos comunicar

situaciones y experiencias que vemos en el día a día.

-Realmente, lo que nosotros tratamos de buscar

es que el espectador del trabajo

se acerque a la obra, vamos a decirlo así,

al trabajo gráfico y que vea, observe, analice

y eso le lleve a pensar, a reflexionar y después, actuar.

-Estos trabajos no son una opinión.

Parten de ideas, de noticias,

de pensamientos de otras personas

y de hecho, muchas veces, aparecen citas,

porque nos parece que la manera

para llegar al máximo número de personas

y que sea interesante es que no sean nuestras ideas,

sino que sean ideas colectivas.

Porque para nosotros, el concepto de ideología no nos interesa,

nos interesa más las ideas personales,

no las de grupo, pero siempre tomamos como referencia

algunos activistas que han marcado ese punto,

y Saul Alinsky sería una figura clave fundamental,

así como especialmente,

pues mucho del pensamiento de izquierda revolucionario,

aunque insisto que para nuestra perspectiva,

la clave son las personas,

nunca el hecho del grupo o del sistema.

-Trabajamos con ideologías, sí, pero no con una ideología política.

Entendamos como "político", partidista,

tomamos asuntos políticos que están en la sociedad, en la comunidad,

y lo que hacemos es llevarlos al terreno de la imagen,

donde un espectador observa esa imagen

y desde su punto de vista,

ese signo visual que tiene delante lo lleva a un terreno concreto.

Es decir, una persona puede estar a favor

y otra persona puede estar en contra,

¿qué supone eso? Un debate.

-En nuestra experiencia, creo que ha valido siempre,

porque nuestra crítica, siempre, no voy a decir que sea constructiva,

pero desde luego, está dentro del ámbito de la construcción.

Puede que en un momento determinado,

esa crítica permita crear controversia,

pero nunca es en un sentido devaluador.

Y justamente el modelo de Un Mundo Feliz

es crear una confrontación entre distintas ideas,

a ver qué sucede, pero nunca dar respuesta.

En la última exposición, había retratos de dictadores.

De hecho, se seleccionaron solo algunos,

porque había una lista bastante larga.

Además, iban rematados con un logo comercial,

que es el de una marca, que es, bueno, en inglés, Innocent,

"inocente".

Entonces, esa idea de relacionar un concepto como es el inocente

con una imagen de un dictador que normalmente tiene otros valores,

también era justamente para crear esa controversia,

que no es otra que la de pensar, ¿no?

En España, normalmente, se confunde la crítica

con, digamos, con el ataque.

Y para nosotros, la crítica es más la reflexión

acerca de cuál es la situación.

O sea, un análisis crítico.

"Risactivismo"

es un término desarrollado por unos activistas de Centroeuropa

bastante beligerantes.

Descubrieron que su manera de enfrentarse al poder,

en este caso, de una serie de dictaduras,

era justamente dándole la vuelta

a ese modelo serio que se impone,

justamente, cuestionarlo desde el humor.

Entendemos que cuando las cosas son muy serias,

provocan rechazo.

Posiblemente sea el modelo más institucional.

Entendemos que hay problemas que son muy serios realmente,

pero lo que buscamos es que puedan ser cercanos.

Entonces, el humor rompe esas barreras,

el humor relaja,

el humor hace que encuentres

mensajes o formas inesperadas,

hace que te cuestiones todo.

Tenemos una serie que es un poco loca,

en el sentido de que tenemos más de 5000 imágenes,

que se llama "Politics",

que consiste simplemente, es cualquier imagen que vemos,

la colocamos en ese espacio enmarcado

en el que abre siempre con esa palabra que es la política.

Y lo hacemos así, de una manera,

digamos, como muy normalizada.

Hemos descubierto que al aplicarle esa palabra, cambia todo.

Cuando todo se ve desde la perspectiva política,

desde el sexo, la violencia,

la infancia, el trabajo, etcétera,

cambia completamente.

(Música)

Estuvimos en el campo de Auschwitz,

en Polonia.

Estuvimos, fuimos unas vacaciones,

pero nos impresionó muchísimo estar allí.

Entonces, a partir de eso,

tomamos una serie de fotos documentales

y para nosotros, realmente, la idea era...

visto un tiempo después, ese lugar, que realmente es un lugar vacío,

en el sentido de que solo están los objetos y el espacio,

y nos parecía interesante

reflexionar de una manera muy sencilla,

como ese recuerdo de algo que todo el mundo conoce

con unas fotografías del lugar.

(Rugidos)

Hay una serie que va sobre el maltrato,

pero de una manera bastante...

sugerente.

Se utilizan imágenes de Disney,

pero bueno, están ligeramente manipuladas.

Hay un tono de color rosado justamente para suavizarlo,

pero luego, si te fijas en detalles, las imágenes se les ha manipulado,

de manera que están vibrando,

como para mostrar el miedo.

Nos inventamos muchas denominaciones

para explicar lo que hacemos.

Le llamamos "mashup",

que es esta especie de popurrí, de mezcla,

y es que pensamos que los medios de comunicación,

ahora mismo, desde la prensa, la televisión, el cómic, etcétera,

el cine, es un mix,

es un puré, en el cual están todas las imágenes

y todos los mensajes que queremos utilizar.

-Nos gusta mucho la impresión de prensa,

o sea, la impresión de la prensa, el periódico.

Cogemos muchas veces las fotografías que aparecen en prensa.

Entonces, siempre hay una trama,

entonces, trabajamos sobre la trama, la textura.

-Diseñamos, a veces, con nuestros pictos, tipografías,

que son lo que llamamos "dingbats".

Se instalan en tu ordenador y puedes, utilizando las letras,

aparecen iconos y en ese caso,

son imágenes de policías.

También, analizando un poquito, dando distintas perspectivas,

no siempre la idea es crítica, ¿vale?,

creemos que es provocar interpretaciones.

Es una obsesión nuestra, justamente, el mensaje,

para nosotros, creo que lo que nos puede diferenciar

es que la palabra es fundamental,

la imagen es fundamental,

pero lo que es más fundamental es entender

que son un medio para comunicar cosas,

no para autoexpresarnos,

sino para comunicar mensajes que luego cada cual interpretará.

-Tal vez, la singularidad de...

del proyecto tipográfico que tenemos,

bueno, se desarrolló y surgió de una manera muy fuerte,

creo que fue en el 2005.

Desarrollamos un proyecto que se llamaba "Political Types",

"tipografías políticas",

y para nosotros también fue...

una reflexión acerca de cómo usamos ese lenguaje.

Solo seleccionamos 10 tipografías y jugamos con ellas.

10 muy bien escogidas por su significado y por su forma.

Una de ellas era la Arial,

que es una tipografía muy básica, que usa todo el mundo.

Nosotros le llamamos Arial Symbol.

Es interesante, porque este proyecto lo presentamos en Zúrich,

y se montó un gran jaleo,

porque realmente, nuestra Arial,

nosotros le llamamos así, "símbolo ario",

es que a esa tipografía, los puntos se le cambian por esvásticas,

las comas, por esvásticas,

todo lo que sean elementos que formalicen son esvásticas.

En la zona, digamos, alemana, está prohibido utilizar ese símbolo.

Entonces, hubo mucha controversia.

Nos interesan bastante

el lenguaje de la calle y mensajes que lleguen muy directos.

En el caso de una publicación que editamos,

que se llama "Bastard Art Review", bueno,

el término "bastardo" nos gusta,

porque también es la idea de cómo es...

o sea, de por qué no nos interesa, tal vez, el arte de la élite

o la cultura del diseño de élite,

sino lo bastardo, que es lo que se mezcla,

lo que funciona ahí sin ningún tipo de prejuicios.

En Un Mundo Feliz,

uno de los planteamientos que hemos tenido desde el principio

es el concepto de autoedición.

Para nosotros, autoedición es llevar a cabo un proyecto

en el que creemos.

-Nosotros, en principio, no vendemos nuestro trabajo.

No comercializamos con él.

Simplemente es la satisfacción de hacer eso que queremos hacer.

No estamos con una galería,

no tenemos presiones.

Inicialmente, bueno, hasta ahora, no tenemos presión de ningún tipo

de carácter comercial con Un Mundo Feliz.

Desde el principio, Un Mundo Feliz nace con una intención

de, primero, de crear imágenes,

pero esencialmente, de distribuirlas.

Casi podríamos decir que el modelo de distribución

o la manera de compartir,

de crear imágenes de libre uso y libre disposición,

ha sido como una de las filosofías naturales.

Hemos hecho, a lo largo de nuestro...

bueno, de nuestro trabajo, seguramente, más de 300 fanzines.

¿Por qué?

Pues porque el fanzine es un medio muy fácil de distribuir,

muy fácil de realizar, de muy bajo costo,

pero a la vez, funciona muy bien, porque es accesible.

En un primer momento, nos interesó mucho el periódico

y nos propusimos editar "Bastard Art Review".

¿Cuál era la idea? Poder distribuirlo

también gratuitamente, porque no se venden.

En este caso, por ejemplo, fue un proyecto con MUSAC,

en el cual invitamos...

a 14 participantes de todo el mundo,

diseñadores, artistas, algunos muy reconocidos,

para que nos...

dejaran sus imágenes.

Por cierto, eran de libre uso todas. Algunos son muy reconocidos.

Entonces, esa idea, para nosotros, era clave,

también, porque el formato permite que sean casi carteles.

Este, por ejemplo, es el último número,

ha nacido con toda la época pandemia.

Quiere decir que un poquito va una reflexión

sobre los problemas que nos encontramos ahora,

tanto políticos, como personales,

pero en el fondo,

también hemos vuelto como un poco hacia atrás,

porque es solo en blanco y negro,

y también son solo trabajos de Un Mundo Feliz,

aunque muchos de ellos son colaboraciones

con Salva lo Público,

que es un colectivo que justamente, lo que hace es compartir imágenes

para que se puedan utilizar de una manera...

de libre uso en manifestaciones y en encuentros.

Para nosotros, la parte editorial no es solo imprimir,

es que aparezcan proyectos, como puede ser exposiciones,

que aparezcan eventos en los cuales podemos juntarnos con más personas.

En el fondo, es una labor divulgativa

y de poner en contacto a muchas personas,

que en el fondo, tienen también iniciativas como las nuestras.

Digamos que el modelo estándar de un artista

es exponer en una galería o en un museo

y el de un diseñador,

en nuestro caso, gráfico, es trabajar para una empresa,

para una institución.

Sin embargo, Un Mundo Feliz siempre se ha movido de una manera híbrida,

porque tenía esa libertad.

-Realmente la exposición lo que hace es mostrar el trabajo conjunto.

Sí es verdad que si pudiéramos, te digo que si pudiéramos,

porque no es tan fácil acceder al espacio público

para poner los carteles,

pues sería el espacio donde realmente tiene...

el espacio donde debe vivir un cartel es en la calle.

Pero yo creo que en ese sentido,

nosotros no lo vivimos como una contradicción, inicialmente.

-Las contradicciones pueden ser las del sistema.

Me explico.

Muchos espacios culturales,

digamos, funcionan con autocensura.

Evidentemente, hay temas complicados, controvertidos,

que tienen lógica con la filosofía de los lugares

y con el público que visita esos lugares.

Entonces, las contradicciones aparecen.

El principal reto que puede tener ahora

un nuevo diseñador, un nuevo creador,

alguien que quiera aportar algo, su visión personal, es la libertad.

Es entender claramente qué significa ser libre.

Mantener una independencia.

Siempre va a haber dependencias económicas.

Siempre va a haber dependencias ideológicas

y van a haber dependencias de muchos tipos, a organizaciones...

Pero el poder mantenerse con libertad,

que significa tener unas ideas claras,

que no pasa nada porque a veces, no las puedas expresar,

pero no renunciar a ellas.

En el caso de Un Mundo Feliz,

pensamos que si ha tenido un éxito,

porque llevamos más de 20 años trabajando,

es por la capacidad que tenemos de ser libres.

Soy Gabriel Freeman, realmente, soy Gabriel Martínez

y soy "to" guapo.

-Soy Sonia Freeman, realmente, Sonia Díaz,

y soy "to" guapa.

-"To wapo" es el nombre que dimos a nuestra última exposición.

Bueno, la penúltima.

Y es un nombre singular, no por lo creativo,

sino porque es tan cercano, tan directo,

que a veces, estas denominaciones no se utilizan

en determinados entornos.

Esto lo indico en el sentido de que era una exposición

en un espacio de cultura universitaria,

en el fondo, un lugar serio

y nos parecía que era una palabra muy atractiva

y que llegaba, entre otras cosas, porque cuando buscamos los títulos,

igual que muchas de nuestras imágenes,

siempre preguntamos y en este caso,

bueno, era nuestro sobrino,

que le decíamos: "Buscamos un nombre divertido,

que llegue, que sea interesante, que quieras ir a esa exposición".

-Y entonces, él nos dijo que: "To wapo",

porque lo que estaba viendo era todo guapo. (RÍE)

Y así fue como surgió.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Un mundo feliz

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Metrópolis - Un mundo feliz

09 jun 2021

Metrópolis dedica un capítulo monográfico al colectivo Un MUNDO FELIZ formado por los diseñadores y activistas gráficos Sonia Díaz y Gabriel Martínez. Se definen a sí mismos como trabajadores culturales al servicio de la sociedad.
 

ver más sobre "Metrópolis - Un mundo feliz" ver menos sobre "Metrópolis - Un mundo feliz"
Programas completos (538)

Los últimos 553 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios