Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5856889
Para todos los públicos Medina en TVE - Ramadán en tiempos de pandemia - ver ahora
Transcripción completa

La pieza central del Ramadán es el ayuno entre la salida

y la puesta del sol,

que pretende inspirar la contemplación de Dios.

Pero junto con el sacrificio de no comer ni beber durante horas,

el mes trae consigo un espíritu de comunidad.

Señoras y señores "salaam auleikum", muy buenos días.

Ahora, en medio de la pandemia de la COVID 19

y las restricciones impuestas,

los musulmanes se ven privados de buena parte

de lo que hace especial este mes.

No se cierran las mezquitas,

pero el aforo está limitado para impedir aglomeraciones.

Líderes religiosos han instado a la gente a rezar en casa.

Si en un pasado muy cercano,

las mezquitas y centros islámicos organizaban eventos culturales

y concursos de recitación del Corán,

los espacios se llenaban de gente hasta bien entrada la noche.

Hoy en día, con las restricciones sanitarias,

los fieles van a la mezquita durante horas

para las plegarias vespertinas conocidas como *Tajar Arabí.

Pero respetan las medidas de seguridad.

Muchos hacen obras benéficas.

El propósito del ayuno es múltiple.

Alá, el Todopoderoso,

señala en el Corán que el ayuno se ha prescrito a los creyentes

con el fin de ayudarles a adquirir un autocontrol

y hacerlos más conscientes de Dios.

Así pues,

Ramadán es un mes de crecimiento espiritual

e incremento de la responsabilidad social.

Hoy en día más que antes, con la pandemia que nos amenaza.

Recibimos este domingo a Adil Mohammed Hachemi.

Imam, sermonista

y responsable de asuntos religiosos

en el Centro Cultural Islámico de Madrid,

conocido como la Mezquita M-30

Diplomado y la Lengua Árabe y Estudios Islámicos.

Así que es licenciado en Teología,

Predicación y Ciencias Islámicas por la Universidad Islámica

de Medina y Arabia Saudí.

Bienvenido, Adil. Muchísimas gracias. Un placer.

Adil. Muchas gracias por concedernos

esta entrevista culminando el mes de Ramadán.

Quisiéramos, nos brinde algunas palabras acerca de este bendito mes

en que los musulmanes debemos ayunar

en tiempos de pandemia.

¿Qué cambia en este período debido a las medidas de seguridad

y las restricciones?

Bueno, en primer lugar agradeceros por la invitación.

Y en segundo lugar, el Ramadán

es el noveno mes del calendario lunar musulmán,

en el cual los musulmanes cumplen uno de los pilares principales

que es el ayuno y abstinencia de comer,

beber, actividades sexuales, mal comportamiento durante el día.

Digamos que del alba al ocaso.

Es un mes muy especial,

dado que el cual fue revelado el Sagrado Corán,

el libro de los musulmanes en este mes

y los musulmanes digamos

que se desconectan un poco de la vida mundanal

y se esfuerzan en llenar ese vacío espiritual,

mejorarse como personas, como creyentes,

aumentando las adoraciones,

las buenas acciones y desgraciadamente

este este año o el otro es atípico

y anormal,

dado a la pandemia que pedimos al Señor de los cielos

y de la tierra que nos libere de este mal.

Amén, amén.

Nada, solo decir eso que esperamos

y que tenemos esperanzas e ilusión

y anhelamos que Dios nos libere de esta pandemia lo antes posible.

Sí. Y el musulmán tiene que adaptarse

a esas restricciones.

Exactamente.

El musulmán, como cualquier persona,

pues debe primeramente acatar

las medidas de prevención

y restricciones que las autoridades competentes

nos han indicado.

En el mes de Ramadán fue revelado el Corán,

como bien has dicho,

como guía para la humanidad y clara evidencia de la guía

y el criterio entre el bien y el mal.

Así, quién de vosotros presencia la aparición

de la luna para el mes de Ramadán, deberá ayunar.

Estoy citando solo "Al-báqarah" La Sura de la vaca.

¿Qué significa Ramadán para los musulmanes?

Pues Ramadán es, como hemos dicho antes,

es un pilar principal para la vida del creyente musulmán.

Ramadán es un mes de paz, de bendiciones, de armonía,

de mejora personal, de dedicación espiritual,

de mejorarse como humanos, como personas y como creyentes.

Y el ayuno ha sido legislado para ganar la "taqwa", la piedad.

Al-lâh, el Altísimo dice:

"Oh creyentes, si les ordeno el ayuno,

al igual que a quienes les precedieron

para que alcancen la piedad".

Lo dice el igual "Al-báqarah", La Sura de la vaca.

¿Cómo se explica este concepto?

Sí, bueno, la "taqwa", la piedad.

Su significado lingüísticamente

sería la prevención o poner medidas.

Y el concepto islámico,

pues varía dependiendo de la aleya, el versículo,

la frase, el motivo de revelación a veces significa piedad,

otras temor devocional, otras amor a Dios,

otras la obediencia a Dios,

otras es apartarse de lo malo.

En este caso,

el ayuno es una de las mejores adoraciones

que el creyente dedica ese tiempo.

Y no solo es ayunar, sino abstenerse del mal comportamiento,

de mejorarse y desarrollarse como persona.

Como creyente también.

Por lo que el ayuno digamos que educa a esa persona,

a su espíritu,

alma, corazón a que mejore y se desarrolle,

que se aparte de las cosas más importantes

y necesitadas para el ser humano como es la comida, bebida,

actividades conyugales, etc.

Y digamos que se auto... Controla.

Controla y elevando ese nivel, pues alcanza, digamos,

la devoción y la piedad, ante Dios.

En el Ramadán debemos buscar la proximidad de Al-lâh.

¿Cómo alcanzamos este objetivo?

Pues en primer lugar,

siendo sinceros con uno mismo y con Dios.

Luego, pues, obteniendo el conocimiento

y obrando con Él,

y sobre todo mejorar nuestro interior o nuestro corazón,

quitando todos los males que hay en nuestros corazones,

ya que Dios guía a las personas que tiene buen corazón.

Claro, sí.

Y en la actualidad,

¿por qué la parte espiritual suele quedar en segundo plano

cuando se aborda el asunto de Ramadán?

Bueno, yo diría que cada persona o cada persona es distinta.

Hay creyentes o fieles que dedican

un programa especial para el mes de Ramadán.

Desactivan o se apartan un poco de su rutina,

se desconectan y se esfuerzan

todo lo posible a aumentar su fe,

sus buenas acciones, a mejorarse, a desarrollarse como persona,

como humano y llenar ese lado espiritual.

Incluso hay gente que viaja hacia la peregrinación menor,

para lo que es la Umrah.

Viaja incluso a la Meca y dedica todo el mes

allí para desconectarse de lo mundanal, por así decirlo.

Sí, y el profeta sallallahu sallam,

que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"Ayunar no es abstenerse meramente de comer

y beber, más bien es abstenerse

del discurso ignorante e indecente".

Así que si cualquiera abusa

o se comporta de manera ignorante contigo,

entonces di: "Estoy ayunando, estoy ayunando".

Sobre los consejos del profeta que la paz

y las bendiciones de Allah sean con él.

¿Cómo se cultivan estos buenos modales en Ramadán?

Efectivamente, el profeta, la paz y bendiciones de Dios sean sobre él.

Digamos que nos enseña a través de ese comportamiento ético

y positivo,

a que el ayuno y la abstinencia

es una de las mejores adoraciones para el fiel

y creyente, el cual se aparta no solo de comer y beber,

sino de los malos actos.

Y digamos que ese mensaje de que estoy en ayuno,

es un mensaje para autorecordarse.

La persona que está haciendo una adoración que no se enfurezca

o que tenga odio, o esos comportamientos negativos.

Ramadán no nos enseña,

solo digamos la paciencia y esto de abstenerse,

pero también en materia de comportamiento,

cómo comportarse con el otro.

¿Y cuáles serán vuestras indicaciones

en este sentido con los miembros de la familia,

con los vecinos, con los compañeros del trabajo?

¿Cómo debe comportarse un musulmán en Ramadán?

Bueno, el musulmán o el creyente debería en toda su vida,

no solo en el mes de Ramadán, tener, digamos,

un buen y excelente comportamiento,

pero en este mes digamos que es una especie de curso intensivo.

Exactamente.

Se mejore en esos actos,

acciones y comportamiento.

Por lo que invito a la comunidad musulmana

a que intente mejorar su relación

con las personas de nuestra querida sociedad

que no son musulmanes,

que les intenten dar un ejemplo a seguir

en sus actos diarios.

¿Y con la familia?

Evidentemente la familia es lo más cercano

que tiene la persona

y los padres, la esposa, esposo, hijos, hermanos, tíos, etc.

pues el creyente debe mejorar esa relación.

Si tienen conflictos, intentar reconciliarse

e intentar mediar.

La persona que sepa que hay personas

que están en conflicto, que no se hablen,

pues que intermedie entre ellos, los vecinos,

también es importante, sean o no sean creyentes, etcétera.

Entonces, Adil, una última pregunta

en estos tiempos de pandemia,

porque seguimos con estas historia de la COVID 19

aunque la vacunación está avanzando.

¿Qué consejos podrías dar a los musulmanes, por ejemplo,

aquellos que acuden a la mezquita

o que hacen unas reuniones familiares, etc.

durante este mes de Ramadán?

Bueno, en primer lugar estamos en un acontecimiento global

que se va actualizando día a día, o semanalmente, o mensualmente,

por lo que el musulmán o ciudadano en general,

pues debe acatar las normativas,

restricciones y medidas de seguridad que el gobierno

y las autoridades nos indican,

los aforos limitados, etcétera.

Siempre hay que tener cuidado con estas medidas

y llevarlas a cabo.

Si, pues,

el propósito verdadero de Ramadán

debería de ser disciplinar nuestra alma

y nuestra conducta moral,

este año será un uno especial para todos los musulmanes

y todos los españoles.

Son tiempos de Ramadán, mes sagrado y de ayuno,

pero la pandemia no permite las grandes celebraciones familiares

ni públicas.

No olvidamos que el Ramadán nos enseña la fuerza propia

y disciplina.

Eso abarca otros aspectos de la vida humana.

Tenemos que adaptarnos a una situación como esta.

Feliz Ramadán.

Adil Mohammed Hachemi.

Muchas gracias por acompañarnos en este programa tan especial

y en este mes tan especial que comienza.

Un placer. Muchísimas gracias a todos.

Queridos amigos. Gracias por elegirnos.

Volvemos con todos ustedes. El próximo domingo.

Ramadán Kareem.

¡Feliz mes de ayuno!

Que la paz os acompañe.

"Salaam auleikum" Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ramadán en tiempos de pandemia

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Medina en TVE - Ramadán en tiempos de pandemia

18 abr 2021

En medio de la pandemia de la COVID 19 y las restricciones impuestas, los musulmanes se ven privados de buena parte de lo que hace especial este mes de Ramadán. Rezos colectivos y comidas familiares.

ver más sobre "Medina en TVE - Ramadán en tiempos de pandemia" ver menos sobre "Medina en TVE - Ramadán en tiempos de pandemia"
Programas completos (279)

Los últimos 279 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios