Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5661913
Para todos los públicos  Medina en TVE - La gestión del agua en la pandemia (II) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Vivimos en tiempos difíciles.

El misterio de las pandemias y la dificultad de encontrar curas

proporcionan una de las más emocionantes incógnitas científicas

de nuestra época.

La vulnerabilidad de nuestro mundo aumenta la incertidumbre.

Queridos amigos, salam malecum, muy buenos días.

Vivimos rigurosos inviernos y abrasadores veranos

y la gestión del agua parece importantísima

ante la perspectiva de extremas y continuas pandemias

y fluctuaciones del tiempo.

Todo esto sería muy preocupante si no se anticipan soluciones.

El mapa global de COVID-19

muestra que se está extendiendo lentamente

a los países del sur global.

Sabemos que estos países carecen de acceso a agua,

saneamiento e higiene

y cuentan con infraestructuras sanitarias inadecuadas

para hacer frente a esta crisis.

Sin embargo, para detener la propagación del virus

se ha puesto mucho énfasis

en los aspectos sanitarios e higiénicos.

En este sentido, el agua cobra importancia,

las enseñanzas y los principios del Islam

están diseñados para beneficiar a toda la humanidad.

Las normas y recomendaciones, así como la gestión del agua,

elemento esencial para la limpieza y la higiene personal,

promueven el bienestar de los individuos y de las comunidades.

Seguimos debatiendo en este programa sobre la gestión del agua

en tiempos del coronavirus,

con nuestro colaborador en temas de medioambiente,

Fernando Novo Lens, experto en gestión y geopolítica del agua,

lleva 25 años trabajando en el campo de la gestión del agua

y ha desarrollado proyectos en 4 continentes,

desempeñando su labor en varios países del mundo árabe.

Fernando, bienvenido,

muchas gracias por haber aceptado nuestra invitación.

Gracias a vosotros, Bouziane, ha sido un placer.

Pues, Fernando, en medio de esta pandemia,

¿es seguro beber agua del grifo?

Sí, por supuesto, las Naciones Unidas ya hace tiempo,

comentó y dio unas indicaciones

que, aquellos servicios de agua que estaban correctamente gestionados

no se había detectado la presencia de coronavirus en el agua.

Es decir, estos servicios de tratamiento de agua,

las plantas de tratamiento de agua tienen unos procesos físico-químicos

que, además, siguen lo que la legislación sanitaria marca, ordena,

para tener un agua en calidad total y absoluta, con lo cual,

las recomendaciones eran seguir bebiendo del agua del grifo,

que es el agua, además, que tiene más controles sanitarios

y la mas económica, vamos a decirlo.

Sí, ¿las plantas de tratamiento de aguas residuales

tratan el COVID-19?

Efectivamente, sí.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales,

hay determinados tratamientos, ozono, hipoclorito,

dióxido de cloro, etcétera,

que lo que hacen es matar virus, bacterias, gérmenes patógenos,

entonces el coronavirus, como patógeno que es,

también con un tratamiento de estos, está totalmente eliminado.

Totalmente eliminado. Efectivamente, efectivamente.

Hasta ahora no ha habido datos

de que hubiera, de que saliera de ahí, vamos.

Sí, sí, y esta crisis ha puesto punto final

a los objetivos de desarrollo, ¿no? sostenible de la ONU.

No ha puesto punto final

pero debemos repensarnos y coger otra velocidad para retomarlos.

Hablando del agua, el objetivo de desarrollo sostenible número 6

es que tiene que haber un agua potable

y saneamiento en cantidad y calidad suficiente,

y ahí estamos tardando un poco.

Es decir, hay 2200 millones de personas en este mundo

que no tiene un agua bien gestionada

y 4200 que no tienen un saneamiento correcto.

Entonces, esto nos obliga a redoblar esfuerzos

y, sobre todo, a una cosa.

Los países tiene que tener una bases de datos

fuertes, eficientes y al día.

Es decir, no puede ser que cuando Naciones Unidas o un organismo

tenga que echar mano de bases de datos,

la última base de datos de un país date de hace 3 años.

Efectivamente, esto es inadmisible. ¿Por qué?

Porque cuando se toman medidas de estas,

para el desarrollo de estos objetivos

y eso se toma en función de los datos,

tienes que tener una información lo más segura posible,

y nos vamos hasta el último, el objetivo 17,

el de alianzas para cumplir los objetivos, hablamos de esto.

Y en esto, la colaboración público-privada, evidentemente,

es fundamental para llevar a cabo estos objetivos.

Sí, cambiando de tema, Fernando,

¿hay en el sagrado Corán, referencia a esta situación del agua?

Sí, por supuesto, por supuesto.

Mira, en la sura 16-65 dice:

hacemos que caiga el agua del cielo para hacer revivir el agua, perdona,

la tierra azotada por la sequía.

Y luego hay otro que es el 23-18 que lo que dice es:

hacemos caer del cielo también agua, de manera regular,

pero podríamos dejar de hacerlo.

Esto nos quiere decir que el agua es un bien de Alá,

el agua es un bien de la naturaleza, debemos gestionarla bien,

porque en cualquier momento, se puede eliminar, entonces,

en estos países, en este tipo de situaciones,

es fundamental la correcta gestión del agua

porque es el desarrollo de las personas y de los países,

y por supuesto, son los gobiernos,

los responsables de tener en cuenta estas consideraciones

de tener las redes de abastecimiento suficiente en cantidad

y diseño suficiente, para el bien de la población.

Y ¿qué hábitos hemos aprendido en esta pandemia?

Pues mira, hábitos, pues yo te diría que los primeros, la solidaridad,

el compromiso, el agradecimiento,

por ejemplo, a tantos profesionales de la salud,

que hay que decir, además, que los profesionales de la salud,

médicos, enfermeras, etcétera, el 75 %, la media, son mujeres

que, además, haciendo gala de su juramento hipocrático,

con un valor sin límites, con un... cómo te diría,

con un coste personal en vidas, a veces, ha llevado esto adelante.

Pero también tenemos que agradecer a la gente

que se ocupa de la alimentación, de los suministros, es decir,

había profesiones que, muchos de nosotros,

en el día a día, quizá no considerábamos

en la medida que debemos hacerlo ahora.

Quizá no tenían tanto glamour, vamos a decir,

pero son la columna vertebral del sostenimiento de un país.

¿Qué hemos aprendido también? Pues una mayor higiene personal.

Lavarnos las manos, en fin,

tener cuidado cuando vas a los sitios y vuelves a casa,

y yo creo que también, incluso, hasta hacer un poco más de deporte

porque el aire libre se supone que vas a salir por ahí

y está menos contaminado que cualquier sitio cerrado, vamos.

Y ¿qué hábitos o comportamientos de ayuda a la sociedad

han tenido las empresas del ramo del agua?

Pues sí, mira.

Yo siempre digo que las empresas del sector del agua

trabajan de manera eficiente y discreta.

Cuando no hay problemas, nunca se sabe de ellos,

pero están teniendo un comportamiento ejemplar, es decir,

hay empresas que han regalado equipos de protección individual

a ayuntamientos, a instituciones,

Hay empresas que han donado dinero.

Hay empresas que siguiendo la línea de que el agua es un derecho humano,

no le han cortado el agua a nadie, aunque no pudiera pagarlo.

Hay empresas que han alargado los plazos de pago

a quien tenía dificultades.

Hay empresas que han colaborado, como te decía,

con instituciones hospitalarias, incluso, donando comida.

De verdad, un día la sociedad debería saber, estaría bien que lo supiera,

qué es lo que estas empresas del sector del agua han hecho

aparte de su trabajo normal, porque siempre digo,

no dejaremos nunca de agradecer a estos profesionales,

hombres y mujeres,

que todos los días están protegiendo nuestra salud

y la del medio ambiente.

Y ¿algún ejemplo relacionado con esta importancia

de un abastecimiento de agua seguro y de calidad?

Sí, bueno, ahí te puedo contar una anécdota personal

y, además, es algo que me pasó y consistió en la mirada,

en algo tan sencillo como la mirada de un niño.

Mira, estaba yo trabajando en uno de estos países que, a veces, comentamos

y bueno, en una zona árida,

estábamos allí trabajando en una planta de tratamiento de agua,

de agua salobre, es decir, agua que sale de unos pozos

y hay que tratarla para que la población la pueda consumir,

habíamos ido un grupo de compañeros a una aldea cercana a comer,

estábamos en la terraza, en la calle, fuera, en unas mesas,

comiendo unas ensaladas y uno de estos pollos que hay,

pollos en unas máquinas que están dando vueltas...

Entonces bueno, pues estábamos allí comiendo, resguardados del sol,

y en esto que se nos acerca un niñito, pequeñito,

yo creo que no debería tener 6 años, descalzo, con la ropa un poco rota,

y se acercó, claro, vio que no éramos de allí y nos pidió algo,

bueno, yo le di unas monedas que tenía,

y vio que estábamos comiendo y señaló el pan, ¿no?

Le dimos unos trozos de pan

y lo que pasó a continuación me dejó helado, es decir,

se acercó a la máquina de los pollos, donde estaba allí el dueño,

habló con él, estaba a 3 metros, yo no podía escucharlo,

y el dueño miró para nosotros,

había visto que yo le había dado el pan, e hizo una cosa,

le dejó partir el pan,

y las dos mitades las mojó en la salsa del pollo.

Te juro que a mí se me partió el alma.

En ese momento dices: Dios, qué estamos... o sea, es decir,

ya sé porqué estamos aquí, es decir, vamos a ver,

cuando tú vas a un país, vas a ayudarles,

en este caso, el gobierno de ese país fue sensible a las necesidades

y nos llamó para ayudarles,

no solo a grandes ciudades, sino a pequeñas aldeas,

por desgracia, muchas veces, nadie se acuerda de los más humildes,

en este momento, ese gobierno lo hizo

y sabes que cuando vas a un país te vas a encontrar con situaciones duras

pero cuando vas a tratar con la gente y te ocurren cosas de estas

es como si en un momento algo en tu conciencia dice:

oye, estás aquí, esta gente te necesita,

son tus hermanos, no les puedes fallar.

y eso es lo que pasó, que trabajamos,

evidentemente conseguimos que esa gente tuviese agua,

y lo que te da que pensar es la importancia del desarrollo,

la importancia de que tuviese agua esa pequeña aldea, en concreto,

para que ese niño estuviera en la escuela,

en vez de estar mendigando, vamos a decir, ya os digo,

me pasó hace años,

y es una mirada que no he olvidado desde aquella, de verdad.

Sí, es verdad, ¿y las conclusiones o lecciones aprendidas?

Pues las lecciones serían, que todo gobierno,

si lo que quiere es cuidar, proteger a su población actual,

y pensar en el desarrollo futuro,

debe invertir en lo que es infraestructura hídrica,

redes de abastecimiento, redes de saneamiento,

plantas de tratamiento de agua...

porque está protegiendo a las personas

y está protegiendo al medio ambiente,

y una de las mejores armas que tiene, vamos a decirlo,

es el objetivo 17 de los objetivos de desarrollo sostenible,

que son las alianzas, es decir, es la cooperación público-privada.

¿Por qué? Porque son infraestructuras que necesitan mover mucho dinero,

muchas inversiones,

entonces, llegando a acuerdos con la empresa privada a determinados años,

hay dinero, se pueden conseguir estos objetivos y, por supuesto,

con el mayor bien, con el mayor bienestar,

pensando en el bienestar de la población

y en el desarrollo del país.

Pues Fernando, en estos momentos excepcionales,

el agua se ha convertido en nuestro gran aliado

para garantizar la higiene y la desinfección,

lavarse las manos es un simple gesto que salva vidas cada día

y evita la propagación del virus.

Esto nos hace pensar en la importancia del agua

y la fortuna de tenerla a nuestro alcance.

Por desgracia, esto no es así para todo el mundo,

recuerden, juntos venceremos a la pandemia.

Fernando Novo Lens, muchas gracias por tu presencia en este programa,

y por las aclaraciones aportadas sobre la gestión del agua

en tiempos de pandemia.

Muchas gracias a ti, Bouziane, es un placer estar con vosotros.

Señoras y señores, es siempre un placer ofrecerles este programa

un domingo por la mañana,

y gracias por seguirnos, que sean felices,

salam malecum, adiós.

Subtitulado por Victoria Sánchez Mayo

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La gestión del agua en la pandemia (II)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Medina en TVE - La gestión del agua en la pandemia (II)

13 sep 2020

El agua cobra importancia en el Islam, sus enseñanzas y sus principios están diseñados para beneficiar a toda la humanidad. Las normas y recomendaciones, así que la gestión del agua, elemento esencial, para la limpieza y la higiene personal, promueven el bienestar de los individuos y de las comunidades.

ver más sobre "Medina en TVE - La gestión del agua en la pandemia (II)" ver menos sobre "Medina en TVE - La gestión del agua en la pandemia (II)"
Programas completos (264)

Los últimos 264 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos