www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5729373
Para todos los públicos Masterchef Celebrity 5 - Programa 11 - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Música swing)

Buenas noches y bienvenidos a la semifinal

de "MasterChef Celebrity" V. (CANTA) "Qué pasará,

qué misterios habrá, hoy va a ser mi gran noche".

A pesar de contar con diez semanas de competición a sus espaldas,

los aspirantes entran con la ilusión y los nervios

del primer día. No todo es como entonces,

La final está a la vuelta de la esquina,

la tensión puede cortarse con un cuchillo y los tres retos

que nuestras "celebrities" tienen por delante

se presentan complicados.

Buenas noches, semifinalistas. Buenas noches.

¡Ay, cómo suena! Espero que vengáis descansados

y con energía. No es que quiera poneros más presión

de la que tenéis, pero debéis saber que os enfrentáis

a una de las etapas más complejas. Anda, qué raro.

La dificultad aumenta y tras el último reto,

uno de vosotros tendrá que decirnos adiós

con la frustración de hacerlo a las puertas de la final.

(NICO) "Venimos todos con el pique de llegar a la final".

Si ganamos, ganamos. Si perdemos, perdemos.

Pero llegar a la final y vivirla.

Terre, qué elegante vienes. Gracias.

Precisamente está dedicado a ti, lo veo muy Pepe, el look.

He querido ser discreta para llegar a la final

desde la sencillez y el minimalismo.

Ya te puedes esforzar.

¿Para la final o el minimalismo? Minimalismo.

Gracias. Fíjate que piropo me has echado.

Acabé de amiga con Celia Villalobos

y contigo lo mismo me hago amiga todo.

Pues vamos a empezar

con el primer reto de la noche. (RAQUEL) Ay, madre.

(RÍE) Disfruta, disfruta. ¡No estés nerviosa!

Adelante camareros, por favor.

Ay, ay. -Bueno, bueno, bueno.

(NICO) Sabía que iba a haber sorpresa hoy,

No podía ser de otra manera.

Bienvenidos. -Ay, Dios mío...

Están bien, son guapos. -Cuidado, no os tropecéis.

Bienvenidos. Por favor, dejen las campanas en la mesa.

Muchas gracias.

Ay, qué emocionante, por Dios. Camareros,

muchísimas gracias por venir, ha sido un placer

teneros aquí. Gracias, señores.

(Aplausos)

No tenía sueldo para dar propina. Al camarero hay que darle propina

porque les pagan tan mal que de algo tienen que vivir.

Los platos que han traído estos camareros tan elegantes

esconden elaboraciones de tres reconocidos chefs.

Guau.

¡Chan, chan, chan!

(GRITAN)

-¿En serio?

-¡Bueno! Las seis campanas que tenéis

esconden dos platos creados por Jordi Cruz,

dos delicias ideas por Samantha Vallejo-Nágera

y dos elaboraciones maravillosas mías.

Qué modesto cocinero. Como os imagináis,

la semifinal empieza con replicar estas elaboraciones

ideadas por nosotros. Para repartir los platos,

vamos a recurrir a un clásico de estas cocinas.

(AINHOA) ¡Ostras!

-No... -Uh.

¡La subasta de "MasterChef"! ¡Buah!

Qué maravilla.

En esta subasta no vais a pujar con dinero,

sino que lo haréis con tiempo.

Esto se nos da fatal.

Cada uno de vosotros parte con 120 minutos,

cada vez que queráis pujar por un plato,

levantaréis la cuchara

y se descontarán cinco minutos a vuestro tiempo.

Bueno...

Creo que esta prueba de hoy,

fíjate, tiene mogollón de cosas enrevesadas,

es una prueba tramposa.

Ya está todo listo para la subasta.

Para que la experiencia sea completa,

hemos llamado a dos asistentes de lujo.

Dos exaspirantes emblemáticos y muy queridos por todos.

El arte corre por sus venas y además se manejan

perfectamente entre ventas y tanteos.

Desde "MasterChef Celebrity" IV, adelante...

¡José y Juan Salazar! ¡Los Chunguitos!

(GRITAN)

(GRITAN)

-Hemos dado con gente muy buena. -Muy buena gente.

-Me lo pasé genial. -Es verdad.

-Volvería otra vez. -Y yo también.

De nuevo en "MasterChef", ¿cómo estáis?

(HABLAN A LA VEZ Y APENAS SE LES ENTIENDE)

(JOSÉ) Es un placer. (JUAN) Una cosita...

¿Habéis aprendido a hacer de comer?

(LE IMITA) "Hemos aprendido en Mánchester".

-¿Mánchester? (FLO LE IMITA) "¿Cómo?".

(JUAN) ¿Mánchester? -"En Manchester".

-Claro. (FLO) "Eso digo yo".

-¿Tú sabes cocinar, Flo?

Que no es Flo, que no es Flo.

Es mi hijo. (FLO) "Es mi papa.

Papa, ¿qué tal?".

-Pues se parecen, ¿eh? -Que sí, hombre.

-Toma, papa, cámbiate las gafas.

Ponte las gafas y dame las tuyas. (JUAN) Las mías son especiales.

-Si no tienen cristales. -Que sí,

que son las mías, sin estas no soy yo.

(LE IMITA DE FORMA INTELIGIBLE) -A ver.

Flo. -"No, Flo soy yo".

-Flo. -"Fro".

-Hijo mío. -"No, soy el padre".

-¿El padre? -"Yo soy tú".

-¿De qué estás hablando? -"Vamos a ver una cosa...".

(RÍEN)

-"Qué tío, qué tío".

(JUAN) Tú te has hecho un "listus" de estos.

-"Me he hecho un 'liftis'". -¿Un "listus"?

"Un 'listis'. Te doy mis gafas para que me des las tuyas".

-Vete "pa'llá". -"Gracias".

(JUAN) "Me gusta mucho este programa".

"Manterchef". -No.

-No me sale, tío. No me sale.

-Ma... -Ma... "Mastesche".

No me sale.

Vuestro paso por "MasterChef" fue muy divertido y alocado.

Llegasteis a estas cocinas

como los aspirantes de menor nivel de la historia.

¿Seguís cocinando en casa? Un poquito. "Mu" mal, pero bueno...

(RÍE) "Mu" mal. Juan, la primavera pasada

nos dejaste preocupados cuando nos enteramos

que te ingresaban por el COVID. Sí, gracias a Dios estoy perfecto.

-Es que hay un Dios "mu" grande arriba.

Di que sí, hombre.

Te digo una cosa, tienes un figurín.

(JUAN) Voy ligando por la calle.

He perdido muchos kilos. Estamos ya en la semifinal...

¡Hostia! ...y queremos que nos ayudéis

en una misión muy importante. Los aspirantes van a pujar

en una subasta por platos que hemos elaborado nosotros

y van a tener que replicarlos. Como expertos,

queremos que nos ayudéis a controlar y dirigir las pujas.

¿Os parece bien? Sí, claro.

-¿Eso qué es? -"Empujar".

Eso es, "empujar". (JOSÉ) "Empujar", Juan.

(JUAN) A "empujar", venga.

Por primera vez en nuestra historia,

vais a pujar sin ver el plato.

¡No! -Eso es imposible.

Es decir, pujaréis por el chef. Una vez terminada,

descubriréis el plato.

Como ya nos conocéis muy bien

después de tres meses, no os resultará difícil

imaginar qué platos esconden las campanas, ¿verdad?

Siempre hay gato encerrado. -Claro.

Os recomiendo

ir pujando para no quedarse con el último plato,

porque puede ser muy fácil o muy difícil.

Muchas gracias, Pepe, nos has sacado de dudas.

Pero tendrá un tiempo limitado.

(JUAN) Hombre, claro.

-Cuando vas a una subasta

te mandan un catálogo, tú tienes los lotes, ves las cosas...

Esto es una subasta envenenada, como todo lo que pasa aquí.

Empieza la subasta de "MasterChef Celebrity".

(JUAN) Venga, pega el golpe. ¡Oh!

(JUAN) Vamos. -Al lío.

El primer plato por el que vais a pujar es de...

Samantha Vallejo-Nágera. (RAQUEL) "Oh, my God".

¡Pues vamos a ello, señores!

Por 120 minutos empieza la subasta.

¿Quién da los primeros cinco minutos?

Yo. Terre.

Cinco minutos, ¿alguien da más?

Cinco minutos. Nico, 10 minutos.

Ainhoa, 15 minutos. ¿Alguien da más?

Yo, venga. 20 minutos, ¿alguien más?

25 minutos, Ainhoa. Perfecto.

25 minutos a la una,

25... ¡Yo, venga!

¡Ole! ¡30 minutos la Terre! ¡Apostando ahí!

Perfecto. Ahí, ahí.

-Sé valiente, valiente.

¡Ahí está Ainhoa!

35 nos ha dado Ainhoa. ¿Alguien da más?

40 ya...

¡40 minutos Josie!

¡Qué concentrado y serio se ha puesto!

-La técnica es esperar, ¿no? Josie es un profesional.

Ya ves... ¿Alguien da 45?

No tengáis miedo. "Empujad, empujad" ya.

40 minutos a la una...

¡45 minutos, Ainhoa! ¡Venga ahí!

¿Alguien da 50 minutos?

¡50 minutos, Josie! ¡Uh!

¿50 Josie? Pero bueno... 50 minutos a la una...

50 minutos a las dos...

50 minutos a las tres.

¡Adjudicado! (JOSÉ) Adjudicado.

¡Josie! (JUAN) "Mu" bien, Josie.

-Samantha, por favor...

Tendrás 70 minutos para replicar el plato de Samantha.

A ver qué me he llevado...

(AINHOA) ¿Qué?

¿Sabéis lo que es? Eh... No.

Mollejas de ternera. (AINHOA) Ah, vale.

Un plato muy complicado, con mucha técnica

y muy Samantha.

¿Qué falta ahí por poner? Ha puesto medio Pedraza

en un plato. O sea, ha puesto todo. Lleva mil elaboraciones.

Vamos a descubrir de quién es el segundo plato.

(JOSÉ) Ese es conejo.

(TERRE) Gira ya. ¿Ese quién es? Sé lo que estáis pensando:

"¿Quién me ha peinado en esta foto?".

(TERRE) Eso lleva un tinte ahí.

-Creía que era Zoolander, te lo juro.

(RÍEN)

-Parece uno de los Beatles.

Entre Playmobil y Beatle, uno de los dos.

Empieza la puja por el plato de Jordi Cruz.

¿Quien da los primeros cinco? ¡Yo!

La Terre nos da cinco. Nicolás, otros cinco.

¡Yo!

La Terre nos da 15. 20, Raquel.

25, Nicolás.

¿Quién nos da cinco minutos más?

Ahí estamos. 30, Ainhoa. (TERRE) Venga, yo.

35 nos da la Terre.

¿Quién nos da 40?

40, Raquel Meroño, muy bien.

A ver, 45, 45.

-45, venga. ¡A por todas! 45, la Terre.

¿Jugamos o no jugamos?

-Venga, 50, 50.

¡50 nos da Raquel! Fenomenal.

¿55 nos da alguien?

¡Florentino!

¡Bueno, bueno, bueno! ¡Qué nivel!

Todos quieren el plato de Jordi. ¿Ves?

¿Algún inconsciente da 60?

Aquí me planto. 55 a la una...

55 a las dos...

Y a las tres. ¡55 a las tres!

¡Adjudicado!

¿Te lo quedaste tú?

¡No lo quería! ¡Ja! Quería engordar

para que se la comiera otro y me la he comido yo.

Flo, tendrás 65 minutos para replicarlo.

Póntelo en el marcador y ahora vas a ver el plato.

Y lo rapidito que se te va a pasar, cariño.

(RAQUEL) ¡Hala! (TERRE) ¡Ay, ay, ay!

Sencillo, Flo. (RAQUEL) Súper.

-Lo haces con la gorra, válgame el Señor.

(JUAN) "Lo hago 'to' los días 'pa' cenar".

No puede ser sencillo cuando lleva piñones, mascarpone

y con una migas de mantequilla. ¡Joder!

Y que tiene poca elaboración dice.

(RESOPLA)

El tercer plato es de... (TERRE) Ay, Joselito.

De un hombre guapo, Pepe Rodríguez.

(MARIÑAS) "Josie, Pepe en esta foto tiene mucho sofrito".

(JOSIE) Es verdad.

Se ha pasado. Empezamos.

¿Quién da cinco minutos por mi plato?

Primero Raquel. Diez minutos, Nicolás.

15, Raquel.

20, Nicolás.

25, Raquel.

30, Nicolás.

¡35, Ainhoa!

(RAQUEL) He sido la primera,

vamos a respetarnos compañeros, que quedan muchos platos.

40 minutos, Raquel Meroño.

¿Quién da 45? Ainhoa da 45.

¿Pero seguimos? ¡Ainhoa...!

-Pues levanta la otra.

¡50 minutos, Raquel! Y ya, y lo dejamos.

¡55, Ainhoa! Sí, señor. Hay que hacer un plato,

da igual. (JUAN) 60, vamos.

¿Quién da 60?

Tiene miedo, tiene miedo.

-¡Has dicho la palabra errónea! ¡60!

60, Raquel.

Lo que has dicho, Juan. 60, Raquel.

¿65 quién nos da?

60 a la una... A las dos.

-¡Dale, Pepe! ¡Última oportunidad!

¡60 a las tres!

Mi amor, a ver qué te ha tocado.

Tendrás 60 minutos para replicar este plato que te voy a enseñar.

Pórtate bien, pórtate bien, Pepe.

(JUAN) ¿Qué es eso? ¡Postre!

(RAQUEL) No me lo puedo creer.

¡Por favor! ¡No me lo puedo creer! Desde Illescas directamente.

Es una crema de galletas, un sorbete de hierbas en el medio

y lo tapamos con un merengue congelado de limón.

Luego lleva pequeños merengues secos

y una inulina de coco. En la que me he metido.

Hay que correr. En 60 minutos ya nos podemos organizar bien.

Me la he jugado contigo y escondías un dulce. ¡Buah!

¿Me pueden dar una receta? ¿Me puedo cargar a Pepe?

¡Socorro!

(JOSÉ) Te va a salir riquísimo eso, ya verás.

El "lemon quiqui". (RÍEN)

-El "lemon quiqui" es lo que necesito yo.

-¿No es "lemon quiqui"?

Le cambiaré el nombre por "lemon quiqui".

(CANTAN) "El 'lemon quiqui',

el 'lemon quiqui', el 'lemon quiqui'

el 'lemon quiqui' el 'lemon quiqui',

el 'lemon quiqui'.

Dale, dale, dale".

-Ole. Sí, señor. (JOSÉ) ¡Oye, mira!

Mira, te juro que nos sale una canción de ahí.

(CANTAN) "A lemon quiqui, a lemon quiqui, a lemon quiqui".

-Es la hostia, esto va a ser un bombazo.

(RÍE) Es buenísimo... -Que sí, que no...

El siguiente plato es... ¡Mío!

Ahí va otro postre yo creo.

Ya sabéis cómo se las gasta Samantha.

¿Quién da los primeros cinco minutos?

Nicolás nos da cinco minutos ya. Solo quedáis vosotros.

La Terre nos da diez. ¿Quién nos da cinco minutos más?

Nico nos da 15. 20, la Terre.

25, Nicolás. 30, la Terre.

35 nos da Ainhoa. Sí, señor.

¿Alguien da 40?

¡40! ¡45, Nicolás!

¿Alguien da más? 50 minutos nos ha dado Ainhoa.

¿Quién nos da 55?

¡Nicolás nos da 55! Venga.

¡Ainhoa da 60!

Sí, señora.

¿Quién nos da 65?

¿Nico, Terre...? 60 a la una...

60 a las dos...

¡Venga, va! (GRITA)

¡65!

(RÍEN) Se calentó Nicolás.

¿Alguien da 70 minutos?

65 a la una...

¿Pero qué más da? 65 a las dos...

Y 65 a las tres.

¡Adjudicado!

Tendrás 55 minutos,

los puedes poner ya en tu marcador.

(TERRE) Madre mía... Samantha, por favor...

(TERRE) ¡Ay, qué bonito! No sé que es, pero es precioso.

(TERRE) Guau.

-¿Quieres vomitar, Nico? -Sí, por favor.

Espero que Samantha sea compasiva

y me perdone con lo que presente.

Y la quinta campana es de...

¡Jordi Cruz!

Ainhoa, Terre, ¿quién da los primeros cinco minutos?

Cinco. Cinco para la Terre.

Bueno... Ahí está Ainhoa.

Nos da diez minutos.

Venga, 15, para animarlo un poco.

Vamos. -Es que si no, está aburrido esto.

20 minutos para Ainhoa. ¡Anda!

25. 25, la Terre.

¡Venga, 30! ¿Quién nos da 30?

30 minutos nos da Ainhoa. Ya está, ¿eh? No me calientes.

Terre, ¿nos das 35?

30 a la una... Terre...

30 a las dos... Y 30 a las...

A las tres. ...tres. Adjudicado a Ainhoa.

Tendrás 90 minutos para hacer el plato.

¡Qué suerte! Madre mía...

(TERRE) Anda. (NICO) "What?".

Es maíz que hemos caramelizado con forma de taco.

Aquí tenéis un foie gras con textura de mantequilla.

Al final, lo vas a acabar con un mole deshidratado,

un chile en polvo, sal de vainilla y un toque de café.

(AINHOA) Vale.

¡Pues la subasta ha terminado!

Terre, has sido tan conservadora que te vas a quedar directamente

con el plato que hay bajo la última campana

y con un tiempo limitado.

Solo 90 minutos.

Jolines, "solo". -Dice "solo" porque necesito más.

Me lo estaba oliendo.

Te enfrentas a una receta creada por mí.

(JUAN) "Mu" poca cosa, ¿no?

(RÍE) (TERRE) No te pega nada, ¿eh?

-Jobar, tío, de verdad...

-"Chupao, chupao". (AINHOA) Ah, amigo.

Una sopita de lentejitas,

aceite de oliva virgen extra.

(JOSÉ) Mira qué bonito. Todas las verduras que usamos

en las lentejas, pero en plan mini.

Un caviar de vinagre y un espagueti de vinagre.

¿Te arrepientes?

No, estoy superfeliz de poder replicar un plato tuyo, maestro.

Abría apostado los brazos y las piernas

porque ese plato era de Jordi o de Samantha. Pero de Pepe no.

Vamos a hacer recuento. Raquel, tienes 60 minutos

para hacer el postre de Pepe:

el "lemon quiqui". (RÍEN)

-El "lemon quiqui".

Josie, tienes 70 para hacer el ris de veau.

Terre, 90 minutos para la sopa de lentejas de Pepe.

Nico, 55 minutos para hacer

el financier de avellanas de Samantha.

Flo, 65 minutos para hacer mis piñones carbonara.

Y Ainhoa, 90 minutos para mi taco de maíz.

Por tanto, Ainhoa y Terre,

sois las que más tiempo tenéis y seréis las primeras en empezar.

El mejor de este reto ganará 4.000 euros

que podrá donar a la ONG que elija.

Qué bien. Antes de empezar a cocinar,

contáis con tres minutos para entrar en el supermercado

y coger los ingredientes necesarios para realizar

vuestras elaboraciones. Al salir,

no podéis tocar nada hasta vuestro tiempo, ¿entendido?

(TODOS) Sí, chef.

-Creo que estos platos están

al nivel de la semifinal.

A ver si nosotros estamos también al nivel.

El tiempo comienza en tres, dos, uno, adelante.

Al súper. Ay, Dios mío.

(TERRE) A verlo.

-Voy a empezar a pasármelo bien porque vamos...

-¡Qué bonito!

Cómo está todo de colocadito, fresco,

con un pintón.

(FLO) Esto es espectacular.

(RAQUEL) ¿Qué habré hecho para merecer esto?

-Pues algo malo, algo malo...

Nadie toca nada.

Si te veo, te multo.

(LE IMITA) "No 'tescuchao'. ¿Qué ha dicho?".

-Samantha, qué barbaridad de cosas. No te dejes nada.

No, ya está. Pues vamos.

(RAQUEL) Madre mía...

No sabes la que me ha caído.

-Vámonos, venga, a la rica lenteja.

Terre y Ainhoa, vuestros 90 minutos comienzan

en tres, dos, uno, ya. Adelante. ¡Terre, Ainhoa, vamos!

(NICO) ¡Chicas, vamos! (FLO) No os quiero poner nerviosas

pero hacer como sabéis y ya estáis fuera.

-Eso es cariño, eso es amor.

-Eso es ser pragmático.

(TERRE) Que tengo que hacer los huevos en tempura.

¿No era cocina tradicional de toda la vida? No os engañes, Pepe.

(RÍE)

(AINHOA) Vámonos, a toda leche.

-La bruma es importante para esperar el cocinado

y para todo en la vida:

te teletransporta, te convierte en mejor persona y te hidrata.

Pero ven, no te apartes. -No, ya no quiero más.

-Qué rica la cebollita.

No la miro mucho. Si sacas la lengua

al picar la cebolla, no lloras.

Todos los picantes de la cebolla se van a la lengua.

Es verdad, prueba a hacerlo.

-Terre, sabes más de lo que parece.

-Parezco un poquito gilipollas pero no lo soy tanto.

-Om...

(JOSIE) ¿Te pongo bruma? (RAQUEL) Que no quiero bruma,

quiero la receta.

-Eh... Ah.

-No me arrepiento de la última campana.

Digo: "Pobrecitos mis compañeros que están sufriendo mucho

para llegar a la final y a mí me cuesta menos,

yo lo tengo hecho ya, voy del tirón.

La Terre está cocinando un plato tuyo,

¿cómo es ese plato?

Es una sopa de lentejas al aceite de oliva.

Le ponemos zanahorias, puerro, cebolleta, muy pequeñito,

así alrededor. No voy a echar más tocino...

¡Uh, la zanahoria!

Hay quien toma las lentejas con un chorrito de vinagre.

Yo se lo pongo.

Hago un espagueti de vinagre.

Luego el huevo frito, cogemos la yema,

la pasamos por masa de témpura y queda la yema frita crujiente.

¡Uh!

Que no se me pegue, que no se me pegue, por Dios.

-Qué agobio, por favor...

Ainhoa está haciendo un plato concepto mexicano.

Es un papel de arroz muy fino,

que espolvoreamos encima un caramelizado de maíz.

Hacemos un taco crujiente y al ladito

con un maíz frito, infusión, y hacemos un helado.

Debajo lleva una galletita que lleva mole...

(JOSÉ) Sí que lleva cosas eso.

-¿Quién me iba a decir que iba a llegar a semifinales

y a pujar por un plato de Jordi Cruz?

Ni en mis mejores tiempo.

¡No te peques, no te pegues! ¿Eh?

-¡Buah!

-Qué agobio, por favor...

(CANTA EN INGLÉS)

(FLO) ¿Puedo preguntarles a ellos dos,

como chefs, una duda que tengo? Lo que necesites.

Pregunta.

-Juan, ¿los huevos de codorniz en qué momento los pongo?

-Cuando hierva el agua. -Cuando hierva.

-Digo dentro de la receta.

Di: "Solo usamos la yemita encima del plato".

Aquí "na" más que usamos...

¿Cómo es?

Solo usamos la yema, como la carbonara.

Solo usamos la crema... La yema.

La yema. Solo usamos la crema...

No me acuerdo. (RÍE)

No me acuerdo.

Solo la yema, como la carbonara. Solo la yema,

como la carbonara. No le deis más información.

Perdonad, perdonad.

(JUAN) Cuando quieras voy y te ayudo.

(FLO) Deberías venir, porque hay cosas que no...

-A ver. -Tengo elementos para mi receta

que no entiendo para qué son. ¿Esto para qué es?

Agar-agar, ¿qué es eso?

Díselo tú, Juan. ¿Para qué uso el agar-agar?

-Para hacer cuerdas vocales: "agar, agar, agar, agar".

Gárgaras.

(IMITAN LAS GÁRGARAS)

(FLO) Vale, vale. Gelificante vegetal.

¡Josie! Tus 70 minutos empiezan ya.

¡Adelante, a cocinar!

¡Qué suerte! "Come on, baby".

-Vamos a echarle todas las especias que queremos... ¡Uh!

Se me ha ido un poquito la pinza.

(JUAN) Si tienes una duda, me llamas.

-Vale, vale. -Hijo, cuando quieras.

(LE IMITA) "Vale, papa, no te preocupes, yo te llamo".

(FLO) "De toda la vida, él es mi padre".

(JUAN) "Y él es mi hijo".

-Es que mira, mira las caras. -Son iguales.

-¿Quién es el padre y quién es el hijo? Es que no se sabe.

Escúchame, si necesito ayuda, te llamo.

Eso es. Si no, también.

-Tiene que haber bastante lenteja para que no sepa solo a chorizo.

Va a ser como... Bueno, mira, ya está...

El destino lo ha decidido.

Flo, tus 65 minutos comienzan ya. (JUAN) Ya.

A tope, venga. Vámonos, Juan.

Ahora vengo. Vámonos.

Las yemas, primero la harina. Vamos a dejar que reposen

en harina para que se vayan sellando. Pues un ratito.

Oye, Jordi. Cuéntanos ese plato de Florentino.

Imaginaos un piñón,

se le puede dar la textura de un arroz cocido.

(JOSÉ) ¿Un piñón?

Con eso hacemos como un risotto con el sabor de la carbonara.

¿Qué la falta a la carbonara? Queso y una yemita de huevo.

Hacemos un disco muy finito que parece una clara de huevo

pero tiene sabor a queso.

Encima de ese huevo,

ponemos la yemita de codorniz que hemos curado con agua de sal.

Perdóname, pero es que no me estoy enterando de nada.

(RÍEN) -Te lo juro por Dios,

no me entero de nada.

-¡Ah!

-He tenido suerte y me encanta la puja,

es verdad que está un poco justo de tiempo,

pero feliz con mi lote. Defendiéndolo.

Oye, Josie... Josie tiene mi plato de mollejas.

He hecho molleja glaseada,

un crujiente de patata, una esfera de setas, un polvo de trufa...

¿Te gusta? (JOSÉ) Sí, pero lleva muchas cosas.

Es que estamos en el programa 11, no voy a hacer tortilla francesa.

Tiene buena pinta.

(TERRE) Voy a hacer al falso caviar primero.

(RAQUEL) Qué ricos ingredientes.

Yo solo tengo polvos y más polvos.

Raquel, tus 60 minutos para hacer

mi postre de limón empiezan ya.

El "lemon quiqui". El "lemon quiqui"...

Te voy a dar yo a ti quiqui. Ole.

Hazme rico el "lemon quiqui". ¡Mi "lemon quiqui"!

Ya verás tú aquí la que voy a liar.

(CANTA) "Lemon quiqui, lemon quiqui".

100 de vinagre.

-Josie, eres la concentración hecha persona.

(NICO) Me encanta.

Te voy a decir una cosa.

Es verdad que el postre que yo he traído tiene muchos pasitos,

crema de galleta, sorbete de hierbas

y un merengue congelado.

O sea, una esponja. Eso es.

Luego lleva merenguitos arriba.

(JUAN CANTA) "El 'lemon quiqui', el 'lemon quiqui'".

-Una guasa que se traen.

(CANTA)

Te digo yo que tiene soniquete.

(RÍE) El "lemon quiqui".

Por favor, no se me va a olvidar en mi vida lo del "lemon quiqui".

-¡Ay, por favor!

¡Nicolás! Tus 55 minutos empiezan ya.

Eh, ya puede correr.

Ya puede correr pero lo puede hacer.

El problema son las dos cremas inglesas: de nata y de leche.

He hecho una esfera que está dividida en dos partes,

abajo un financier y encima un bavarois.

¿"Baguarrá"? ¿Cómo? "Va a guarrear".

"Barrabás". (RÍE)

En medio, una crema de marrón glacé

con vermicelli, que me gusta mucho,

son como espaguetis de marrón glacé.

Os traduzco. financier es un bizcocho.

Un bizcocho bañado en chocolate con una crema de avellanas.

(JUAN) Qué bueno.

-Veo doble, ¿esto es normal?

(RÍE) ¿O es producto del pánico?

¡Hay un montón de polvos por todos los lados!

(RÍE) ¡Odio los polvos!

¡A mí me gustan los chuletones! ¡Y el chorizo!

No se va a parecer en nada, pero bueno.

Lo importante es intentarlo.

¡Ay, qué susto me he dado!

Ainhoa. Dime.

Mira a quién te traigo. ¡Ah, qué lujo!

Lo que os quiero a vosotros,

si no estuvierais, habría que inventaros.

¿Sabes qué me hace ilusión? Que cantes con ellos.

Si canto, sería con ellos.

Estando ellos aquí, ¿con quién voy a cantar?

# Si me das a elegir

# entre tú y la riqueza,

# con esa grandeza que lleva consigo.

# Ay, amor.

# Me quedo contigo.

# Pues me he enamorado.

-Ole, ¿de mí? # Y te quiero y te quiero.

# Te quiero y te quiero.

# Y solo deseo. Y solo deseo.

# Estar a tu lado. Estar a tu lado.

# Soñar con tus ojos. Soñar con tus ojos.

# Besarte en los labios. Besarte en los labios.

# Sentirme en tus brazos. Sentirme en tus brazos.

# Que soy muy feliz. Que soy muy feliz.

¡Ole! ¡Ole!

(JUAN) Muy bien cantada, guapa. Qué buena, Ainhoa.

¿Has llorado? Se me caen las lágrimas.

¿Y qué estás haciendo? Cuéntales, cuéntales.

Cuéntame.

-Estoy haciendo unas obleas para hacer

unos tacos de maíz. Con unas obleas...

Es un papel de arroz muy finito. (JUAN) Ainhoa, eres muy guapa.

Una cosa te voy a decir, no vayas por ahí.

La Ainhoa es una leona.

El que me hecha piropos no liga conmigo.

(JOSÉ) Es que es muy guapa.

Vámonos, chicos. Venga, os quiero mucho.

-Que te salga bien. -Ahora yo aquí..

Venga.

-Esto no sé qué leche... ¿Esto qué será?

(NICO) "Nunca he cocinado tan caótico como hoy.

Hoy estoy como un loco".

Así que vamos a ver lo que pasa.

Y ahora esto aquí.

(TERRE) ¡Ah, ah! Que me achicharro.

Buf, qué peste a vinagre.

Vamos, vamos, vamos.

Flo. A ver cómo está mi hijo.

-Hombre, ¿qué tal estamos? -A ver, Flo.

-¿Esto es de lentejas? Está cocinando los piñones,

hasta que tengan la textura del arroz.

Joder, tío, "mu" bien.

Mira, escúchame, tiene que estar negro.

-¿Esto tiene que estar negro? (JOSÉ) Te voy a dar una ayuda:

esto tiene que estar muy chiquitito, ¿eh?

-¿Por qué no me ayudáis a ver si está en cocción?

Coged uno a ver si está en cocción. -Déjalo un poquito más.

-¿Qué es eso? ¿"Coción"? -Si está en cocción.

Si está en el punto. -Me lo he tragado.

-Hombre, pero mastícalo. -No, no lo quiero morder más.

(JOSÉ) Déjalo un poco más. -¿Lo dejo 30 segundos?

-Sí, por ahí. -Que no, 30 minutos.

(JOSÉ) 30 minutos no. (JUAN) Tres minutos, hazme caso.

(JOSÉ) Eso sí. Hazle caso.

(JUAN) Quito el cero. Tres minutos,

ya verás, te va a salir divino Vámonos.

-Vámonos, vámonos. -Eso, idos.

Estáis mejor fuera de aquí que aquí.

-¡Ay, qué burra!

(NICO) ¡Ah!

-Uh, uh.

Entonces... Espagueti está, caviar, está.

-Hay que extenderlo bien.

¿Qué pasa aquí? Te venimos a ver.

-¡Hombre! ¡Qué alegría me estáis dando ahora mismo!

-¿Qué tal, guapetona? -¿Qué estás haciendo, hija?

-Estoy haciendo unas lentejas. -"Mu" buenas.

¿Tenemos las cositas del plato? Tengo el caviar,

el espagueti... Tengo la tempura preparada,

tengo las lentejas para quitarle lo gordo.

Bien trituradas, montadas con aceite virgen extra,

que sepa a ese puntito de aceite. Y bien coladas, muy fino.

(JOSÉ) Ya probaremos tus lentejas. -A ver qué os parecen.

A ver cuando lo probemos. Hay que probarlo.

-Hasta luego. -Hasta ahora, bombonazos.

-Espera, que saco esto ya.

(NICO) Joder...

(RESOPLA)

"Estoy teniendo ahora un momento de agobio total".

Me he dado cuenta de que he fallado en un paso.

Me voy a poner a repetirlo y confiar en que el universo

me va a apoyar hoy o a respaldar un poquito.

(GRITA)

Los postres darán problemas

porque son, como siempre decimos, tiempo y medida.

Sin una receta, un postre es complicado.

¿Te olvidas la gelatina? Te quedas sin postre.

(JOSÉ) Te digo una cosa.

Esto tampoco es tan fácil hacerlo. No, no hay nada fácil,

pero estamos en la semifinal, a las puertas de la final,

no podemos hacerlo fácil ya. Claro, hay que dar caña.

Efectivamente, Juan. Claro.

(JOSIE) Vamos a ver si hacemos una bien.

Esta es bonita.

-No te me rompas, eres la única que queda en este mundo.

Por favor, no te me rompas. No, no te rompas.

-Ea. Uno, echar una de polvo.

(JOSÉ) "Josué". Hola, modelo.

-¿Pero qué tal estáis? -¿Qué tal?

-Montando Pedraza en un plato.

(JUAN) ¿Eso qué es? -Esto es una esfera.

-¿Que me espere? (RÍE)

Mira qué mona. Qué monas, vamos a probar una.

(JUAN) ¿Pero eso qué es? Una esfera.

(JOSIE) De setas, está buenísimo.

La pescas como en una pecera. Vacías el agüita.

Es muy fácil.

Ahora mételo en la boca. (JOSÉ) ¿Eso está crudo?

-Está cocinado.

-¿Está bueno? Hum...

Está bien. -¿A qué sabe?

A setas. No sabe a "na".

(RÍE) ¡No me sabe a "na"!

¿Cómo que no sabe?

Sabe a setas. A setas, pero...

-Esto es muy moderno para Samantha.

Pujé porque esperaba una cosa clásica...

En el catering Samantha tienes de todo.

Es "mu" moderna. Claro, tienes de todo.

Samantha, Dios mío, menuda sorpresa.

La molleja glaseada tiene una pinta espectacular

Hazme un emplatado bonito. Sí.

-Tenemos que hablar para que nos vistas

en los conciertos. ¿Qué les pondrías?

-Cada canción, un modelo. (JOSÉ) El "lemon quiqui".

-Venga, de amarillo y brillo. -Lo dejamos en tu mano.

-Y un poco liberarse todo. -Con un limón.

-Claro, me encanta. El estribillo ya lo tienes,

como las elaboraciones, ahora tienes que emplatar.

¡Como yo aquí! Emplata...

Y limpia, este caos no me gusta. Te va a salir bien.

-Perfecto, ahora nos vemos. A ver si os gusta.

(CANTA) El "lemon quiqui", el "lemon quiqui".

(TERRE) ¡Ay! ¡Vamos, chicos, vamos!

A ver...

Se me va para arriba esto. Quieta, ¿eh? No vayas...

Aspirantes, últimos cinco minutos.

Vamos, mézclate más ya.

¿A quién veis más fuerte?

(JUAN) Veo con mucho interés a... ¿Cómo se llama Arteta?

Ainhoa. (JOSÉ) Arteta Ainhoa.

(JUAN) La veo con mucha seguridad.

Decidme uno más. ¿Sabes quién lo hace bien? Flo.

¿Flo? Flo lo hace bien.

-Ay, tío, Nico. Que me llevas por delante.

Nicolás está simplemente nervioso por tener repostería.

Al final les crea un bloqueo la palabra repostería.

Tampoco era tan complicado,

eran cuatro elaboraciones, organizase bien

con el tiempo... Espero que lo haga bien y bonito

porque es un postre estéticamente bonito y muy rico.

Vale.

Aspirantes, último minuto.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

Tiempo, manos arriba.

Me van a caer tortas por todos los lados.

Ay, estoy deseando que pruebe Pepe la... el merengue.

Va a flipar.

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber

sobre cocina tenemos una novedad.

A partir de ahora la Escuela online de MasterChef

amplía todo los meses sus contenidos para que puedas

convertirte en un auténtico MasterChef.

Más de 300 clases con nuevas recetas y trucos para sorprender

a tu familia y amigos con platos deliciosos.

Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef.

Aspirantes, empieza la cata. Ainhoa, tú serás la primera.

Ainhoa, vamos a ver. -Vamos a ver.

Bona nit a tothom.

Cuéntame, Ainhoa, ¿cómo rebautizas mi plato?

Mi gran sueño con Jordi.

(Exclamaciones)

¿Y eso?

Pues porque es mi vida hubiera pensado ni soñado si quiera

que hubiera podido reproducir un plato de Jordi.

¿Y estás contenta? ¿Crees que todo está bien?

Claro. Yo he sentido que hay una evolución

desde que empecé "MasterChef" a ahora.

Es un plato que he visto montar muchas veces y ya te digo

que lo veo bastante bien. Pero vamos a probarlo.

Vamos a probarlo. -Sí, sí, vamos.

A ver...

Un cachito cada uno.

Lo veo un poquito fuerte, ¿no? -Fuerte, sí. Como fuerte.

No sé, es mi opinión. ¿Fuerte de qué?

(AMBOS) De sabor. ¿A kikos?

Sí. -Sí, a kikos.

Claro, es que lleva kikos. Sí, a kikos.

Pero está bueno, está bueno.

Sí que está intenso de sabor a maíz.

Pero no le viene mal. Me gusta que tenga sabor a maíz.

El helado está maravilloso. Está muy bueno.

De textura, el sabor. Me gusta menos el mole.

Algo hemos hecho ahí que la proporción no está bien.

Hay amargos y la vez está como blandito,

cuando debería ser más crujiente.

Intentar hacer a Jordi Cruz siempre tiene sus complicaciones.

Me gusta que el sueño que has tenido conmigo

se haya hecho realidad. Estoy bastante satisfecho.

Hay esa pequeña lagunita del mole. Pero ya me lo enseñarás.

Las relaciones y los sueños a veces no son perfectos.

Los sueños, sueños son.

Pues yo he probado este plato en tu casa varias veces

y te digo que se parece bastante. Sí.

Hay detalles. Me sabe demasiado a café ese mole

más que a lo que debería saber, no está crujiente.

Pero pruebas las dos cosas juntas y hay buen resultado.

Sí. Gracias.

Estoy disfrutando y además he conseguido prácticamente

replicar el plato de Jordi.

¿Qué más puedo pedir?

Flo, ¿cómo has reproducido mi plato?

Pues con mucha dificultad para mi capacidad

y con cierta tristeza porque dentro de que tiene

muchas elaboraciones parece ser que es súper sencillo.

¿Y lo rebautizarías también? Sí, yo lo llamaría

Jordi Cruz y un servidor, un esclavo, un siervo.

Porque estar al lado de chefs tan honorables como ustedes...

Gracias. Esto no pasa todos los días.

Lo dice por todos. Lo dice por vosotros también.

Ah, por nosotros. -Claro, claro.

Juan, este plato has sido tú el que me ha dado las directrices.

"Échale esto, hazle esto". Te lo he dicho yo.

Hombre, te ha dado ideas. -Claro.

Y sin su ayuda debo reconocer que nunca hubiera salido.

¿Probamos, señores? -Vamos a probar.

¿Eso qué es, Juan? Que me gusta. Está muy bueno.

Juan dice eso porque es mi papa.

Yo creo que está muy bien. A lo mejor estar todo como más...

"Afloado". Más mezclado, más risotto.

Pero aun así es que el sabor es impecable, está muy bueno.

Está muy bien. Y luego lo que hay técnico

un poco más delicado que sería el huevo con esa yema curada

está perfecta, con lo cual está muy bien.

A mí me parece que es un platazo.

A ver, es un plato de buscar la cocción justa, de que ese piñón

tenga la textura de un arroz cocido.

Pero está perfecto.

Le han dado demasiada información,

porque Juan ha estado muy pendiente de él.

(IMITA A JUAN) Vamos a ver, Pepe,

yo he hecho el plato como hago todas las cosas.

Mira cómo estoy, cuadrado. He perdido 18 kilos.

Que estás muy bien, tío. -Que estoy muy bien, tío.

Juan, lo habrás entendido tú, porque los demás no.

Yo sí, lo entiendo todo.

Juan y yo hablamos como tenemos que hablar.

Es que no nos entienden. -Esta gente no entiende nada.

Entre comillas. -Entre comillas.

No entienden nada. -No entienden los idiomas.

Hacemos lo que tú y yo queramos. -Y quien no, nada.

Nada, ya está.

¿Ha quedado claro? -Más claro, agua.

Si es que es mi hijo. -Si es que es mi papa.

Válgame el Señor. -Válgame el Señor.

¿Es mi papa o no es mi papa? Claro.

Nicolás, ¿cómo se llama tu postre?

Pues mira, le he llamado en honor a ese mundo francés

"Voulez-vous coucher avec moi, ce soir?"

¿Sabes lo que quiere decir "voulez-vous coucher avec moi"?

Más claro... no, ni idea.

"Voulez-vous coucher avec moi"

quiere decir "¿Quieres acostarte conmigo?"

¿Ah, sí? Así, así.

¿Así directamente? Se lo estaba diciendo a Samy.

¿Y no lo sabías o lo sabías?

El francés es mi punto débil, la pastelería y el francés.

Bueno, Nicolás, ¿aquí qué falta?

Aquí ha faltado el baño, ese otro elemento nuevo para mí

que no te sé decir el nombre. Bavarois.

La bavarois. Reconozco que, bueno, ha habido momentos mu caóticos

en este cocinado y en un momento he mezclado elaboraciones

que no iban juntas, me he dado cuenta.

Has tenido que repetir el bizcocho. He repetido el bizcocho,

he repetido la nata, he repetido todo.

Yo lo veo un poco como a medias.

Vamos a probarlo a ver si el sabor...

Lo tenías que haber sacado antes. Claro.

Es que lo has metido en el abatidor hasta el final.

Es que la Bavarois no es un helado, es una crema que queda cuajada.

Es una crema fría, cuajada, sí.

Mira, la crema inglesa es una sopa inglesa,

que sabe a vainilla, a mí me encanta, pero está sopita.

La financier es una historia extraña,

pero también está rico.

Y la bola sácala media hora antes, que no pasa nada.

Se me ha pasado por la cabeza pero no ha aterrizado la idea.

Es no haber entendido bien el plato.

Es una pena que no se note más la crema,

porque el marrón glacé es el protagonista de este plato.

La crema inglesa no es crema inglesa.

O sea, todo está como a medias.

Mira que yo ya estaba siendo responsable y en casa estudiando

y cocinando, pero parece que me falta un poco más.

Pero espero que no caigan más postres.

Aun así me lo voy a estudiar.

¿Qué tal con mi sopa de lentejas? ¿Cómo la has llamado lo primero?

Mira, le llamo "Si me das a elegir,

me quedo con los Chunguitos".

El plato es tu versión pero no tiene mala pinta.

Quizá las lentejas tenían que estar más liquidillas.

Vamos a probarlo. Hay que probar.

Las lentejas hay que comérselas en el momento, si no se hace pasta.

Mira, ¿ha salido el huevo o no ha salido el huevo?

Sí. ¿Esto qué es?

La yema está perfecta. Perfecta. A ver.

Ha salido la yema, ha salido la yema.

¿Has visto? Terre, confía más en ti.

Es que te levantas con esa cara y te acuestas con esa ya, ¿no?

Pues si me das a elegir me quedo con el de Pepe.

Muy bonito quedarse con el experto.

Bueno, Terre, cosas buenas, cosas malas.

Lo más fácil que es hacer unas lentejas bien guisadas,

emulsionadas con aceite de oliva y bien coladas es lo peor.

Y sin embargo hacer un huevo en tempura que se pueden romper,

oye, está clavado. Sí te ha salido el caviar

y el espagueti de vinagre. Qué pena que lo más difícil

lo clavas y lo más fácil lo estropeas.

Luces y sombras, Terre. Como me gusta a mí.

Delante de cocinas, Terre. Gracias, sois muy amables.

Me quedo con vosotros, chavales. Sí, claro.

La Terremoto y los Chunguitos podrían hacer una colaboración.

No una versión como Rosalía.

No, yo quiero cantar con ellos, con uno a cada lado,

como si fueran los Ángeles de Charlie.

A ver, bueno...

Muy bien, Josie. Tiene muy buena pinta.

"Josuei", ¿no? -Josie, Josie.

Bueno, hasta que se lo han aprendido aquí...

Te iba a llamar "Josua". "Josua"

¡"Josua"! -¡"Josua"!

¿Cómo se llama tu plato? Fiesta en Pedraza.

Fiesta en Pedraza. ¿Fiesta en Pedraza?

Porque es muy rural chic.

Está muy bien y Pedraza es muy chic.

Tu plato está muy bonito. ¿Te ha gustado hacerlo?

Me ha encantado. Lo has pasado bien.

Sí. ¿Probamos, Juan?

Sí, vamos a probar. Voy a probar la trufa.

Voy a probar yo la molleja.

¿Quieres molleja, José?

A mí me parece que es mucho más estético que rico.

Porque el plato está muy bonito. Yo creo que parece hasta calcado.

Pero la molleja aparte de estar sosita se queda un pelín crudita.

Todo está muy bien, pero le falta ese puntito de sal a todo.

Para el punto de cocción de la molleja es el gran error

del plato, por la molleja te da asquete cuando está cruda.

Yo estoy con ellos, ¿eh? La falta un poco de sal.

"Yo estoy con ellos". -De verdad estoy con ellos.

le falta como sal o algo. -Y está un poquito cruda.

"Chiclea", parece un chicle.

Sí, es verdad. -Está un poco dura.

Pero el plato estaba muy bien preparado.

Muy bonito, muy bien preparado.

Pero le faltaba ese punto. -Sí, es verdad.

Sois dos profesionales ya de la crítica vosotros.

Claro. Me quedo aquí y lo llevan los Chunguitos.

Aquí hay tres Chunguitos también. Este es mi Chunguito.

Los cuatro, los cuatro. -Vamos a hacer un quinteto.

A ella la metes bailando.

Como el grupo ABBA. Claro.

En jaula gogó. ¿Te imaginas?

Los Chunguitos se tienen que quedar de jueces.

Es que a mí no me entenderá nadie, porque yo muchas veces hablo

y digo: "Nadie se entera de lo que digo".

Pero es que a ellos tampoco. O sea, no te enteras.

Dices: "¿Pero qué ha dicho?"

Raquel, cuéntame qué has hecho con mi postre. ¿Cómo se llama?

Pues Lemon Kiki, ¿cómo se va a llamar?

¡Ah, coño, qué alegría me has dado!

¡Lemon Kiki! -Ah, muy bien.

¡Lemon Kiki! -¡Lemon Kiki, vámonos!

(JUAN) Muy bien, muy bien.

Pues me alegro que le cambiéis el nombre porque se parece

lo justo al postre que yo traje.

Estabas ida ahí entre tanto polvito.

No sabías qué hacer con ellos. Creo que has mezclado incluso,

porque eso es un merengue que va congelado

y los de arriba son unos merengues secos. Justo no está ahí.

En fin, el postre es complicado. Muy complicado.

Pero te has perdido un poquito.

Me he perdido mucho. Lo único de lo que estoy orgullosa

es que no me he bloqueado, que he tirado para "alante".

Pero, vamos, eso no puede estar muy comestible.

Qué vergüenza.

Me da mucha pena, la verdad, que en un programa once

haya tenido la mala fortuna de hacer una cosa así.

Yo te agradezco que te hayas vuelto loca pujando por mi plato.

Pero era de los más difíciles y con 60 minutos todavía más.

Ese sorbete tenía que ser de un verde precioso

de tener más hierbas, solo hay un toquecito de limón.

El merengue de arriba no está todo lo perfecto

y luego hay un problema de proporción también

porque es una crema más fina de galleta.

En fin, te has montado ahí algo que parecía,

pero luego en boca todavía se parece menos.

Has sufrido, el postre era difícil y es complejo.

¿Qué os ha parecido? Yo voy a decir la verdad.

No he encontrado sabor.

Bueno, tiene un poquito de sabor a limón.

Sí, pero no tiene... -Ya, ya.

Yo solo espero que tenga más éxito el tema "Lemon Kiki"

que van a sacar los Chunguitos que tu plato, que está regulín.

Con poquito que funcione la canción ya funciona más que el postre.

Raquel, delante de cocinas. Vale, gracias.

(CANTAN) #Lemon Kiki, Lemon Kiki, Lemon Kiki.#

Imagínate que ahora el "Lemon Kiki" se convierte en un hit.

Pues yo quiero mi pellizco de derechos por el sufrimiento.

Aspirantes, la cata ha terminado. Es el momento de decir adiós

a nuestros queridos Chunguitos.

Gracias, queridos hermanos.

Un placer que hayáis estado con nosotros.

Encantados de la vida. -Aquí estoy en la gloria.

Y gracias por ayudarnos con la subasta.

Gracias a vosotros. Gracias a los dos.

Muchas gracias. ¡Suerte!

Gracias. ¡Adiós!

Hasta luego. -¡Adiós!

Qué maravilla de personas los Chunguitos, lo más.

Qué divertidos, qué aje, qué espíritu...

y qué karma tan bueno. ¡Lo más!

Ahora sí, vamos a deliberar.

Ay, ay, ay... que tenía que haber sacado eso antes.

(CONVERSAN)

¿Tú crees que nos van a decir a nosotros o qué?

No sé, les han sacado defectos a los demás.

Bueno, lo tenemos entonces. Decidido.

Aspirantes, estamos en la semifinal y ha llegado el momento de mostrar

que sabéis mantener el nivel ante cualquier situación.

Por eso en esta prueba os hemos querido enfrentar

a un triple reto: elaboraciones complejas,

un tiempo limitado y la presión añadida

de que los platos que habéis cocinado pues eran los nuestros.

No era una prueba fácil, pero habéis respondido.

Aunque el resultado ha sido desigual nos gusta ver

que casi todos habéis afrontado el cocinado sin miedo.

Ainhoa, Flo, a vosotros os ha tocado replicar

dos elaboraciones mías y tengo algunas cosas que deciros.

Ainhoa, has trabajado calmada y segura, has resulto

todos los pasos con éxito. Casi todos, has fallado un poco...

En el mole. En el mole, que no estaba crujiente

y el café un poco excesivo,

pero en conjunto un trabajo más que notable.

Enhorabuena. Gracias, chef.

Flo, has dicho que no confío en ti, pero para que veas que te equivocas

voy a decirte que tu réplica de mi plato se lleva...

¡Mira! Mi aplauso.

(TODOS) ¡Bieeeen!

¡Tío!

Muchas gracias, chef.

Has trabajado con buena organización

y eso te ha llevado a buen puerto. Un poquito tranquilo,

pero metódico y al final estaba muy rica,

que es como tiene que estar. Felicidades.

¡Bien! -Muchas gracias.

Ha sido muy emocionante que Jordi Cruz, este crack

de la cocina ha aplaudido una réplica mía.

Estoy muy emocionado.

Me ha encantado que me pase esto en este programa.

Terre, semana tras semana nos sorprendes con tu evolución.

Y lo has vuelto a hacer. Todas las elaboraciones

más complejas del plato estaban ahí.

Sin embargo la parte más sencilla se te atraganta,

un guiso de lentejas. Así soy yo.

Aun así tengo que reconocerte el mérito porque la réplica

de lo más difícil estaba bastante bien.

Gracias, querido.

Raquel, la repostería era mucho más compleja

y en tu caso además solo contabas con 60 minutos para un postre

que ya te he dicho que no era nada sencillo.

Aunque el resultado no ha sido el mejor tu actitud sí lo ha sido

y con eso me voy a quedar.

Muchas gracias, chef.

Jarra de agua fría que intentaré que no me afecte demasiado.

Pero me voy de aquí con las orejillas así...

bastante gachas.

Josie, tú te enfrentabas

a una receta con varias elaboraciones.

Qué pena que las mollejas se hayan quedado cruditas.

Pero bueno, el trabajo es bueno.

Nico, haberte enfrentado a un postre y haber sido

el que menos tiempo tenía te ha pasado factura.

Te has puesto nervioso,

has tenido que repetir las elaboraciones...

Así que, muy mejorable. Sí, chef.

Por tanto, los dos mejores aspirantes de este reto han sido...

Ainhoa.

Pero es que esto es capitanía y yo...

Gracias, chef.

Y el otro mejor plato ha sido el de...

¡Flo!

(AINHOA TARAREA)

Y de los dos la mejor réplica la ha realizado...

¡Flo!

¿Ves? ¡Que te he dicho!

¡Joder, vas como un cohete, tío!

Flo, ¿para quién van destinados los 4.000 euros de esta prueba?

Yo fiel a la fundación Escuela IDEO, que entre las grandes

cosas que hacen por los más pequeños

es sobre todo gente que está en exclusión rescatarles

para que puedan tener una buena educación.

Entonces para ellos van otros 4.000 euros.

Pues para ellos van los 4.000 euros. Felicidades.

¡Flo!

Estoy superado de mis propias expectativas, que no eran bajas:

programa diez a los diez minutos

para superar a mi amiguete Santiago Segura.

Pero ya está hecha la gracia pues ahora yo ya no sé...

O sea, es que estoy superado.

Espectacular.

Estamos seguros de que esta ONG sabrá aprovechas este dinero,

de la misma manera que estamos convencidos que vosotros

disfrutaréis de nuestro próximo destino.

Ahí os enfrentaréis a una prueba complicada

en la que además os jugaréis

los últimos delantales negros de esta edición.

No puedo más. Todo esto tendrá lugar

en un enclave de enorme tradición gastronómica

y de incomparable belleza.

¡Guau! Vámonos.

¡Vámonos! -¡Vámonos!

(Música)

Hoy viajamos a lo grande y nos trasladamos

hasta la comunidad con mayor extensión de toda la Península,

Castilla y León.

En concreto nos adentramos en la provincia de Salamanca

donde el contraste de sus montañas, ríos, llanuras y cañones

crean impresionantes paisajes.

Pero además de belleza estas tierras ofrecen

una gran variedad de ingredientes que sus habitantes

han sabido trabajar con maestría

generación tras generación, consiguiendo un extenso

y sabrosísimo recetario tradicional.

Por suerte el paso del tiempo no solo ha dejado huella

en su gastronomía, pueden presumir de tener algunas de las villas

mejor conservadas de nuestro país, y el mejor ejemplo es La Alberca.

Este precioso pueblo con sus casas de piedra

y entramados de madera fue el primero en toda España

en ganarse el título de conjunto histórico-artístico.

Samantha insiste en que un escenario como este

merece una entrada triunfal, y yo ya me estoy arrepintiendo.

Cuando veo este pueblo me acuerdo de Pedraza.

Muy parecido, ¿no? Que acabo de inaugurar

mi restaurante casa taberna. ¿Ah, sí?

Restaurante, hotel, taberna. Habrá que ir.

Que tenemos que ir a inaugurarlo. El día que vayamos a Pedraza

vamos a ir con una carroza y hacer allí una fiesta.

¡Qué bien, Jordi! ¡Pero qué estilazo!

El estilo catalán.

Siempre me habían contado que ir a caballo era agotador.

Y es verdad, ¿eh? Madre mía, no puedo más.

Pepito, súbete al caballo.

Pero vamos, ni en broma subo yo ahí.

Pepe, móntate. Que yo puedo subir ahí,

que está muy alto.

Chicos, ¿y los jueces dónde están? ¿Qué está pasando aquí?

¡Oh, Dios mío! -¡No me lo puedo creer!

¡No me lo puedo creer!

Lo que les faltaba, un caballo.

¡Por favor! -Pepe viene en burro.

Pepe no puede ya. Pepe ya... ¡Bueno, bueno, bueno, bueno!

Jordi, coge el ascensor para bajar.

Mira cómo se baja, mira.

¡Qué guay!

Me ha parecido un sueño,

pero me faltaba mucha parafernalia de La Alberca.

A Samantha le hubiera puesto millones de reliquias,

que no hubiera podido andar.

Bienvenidos a La Alberca,

uno de los pueblos más bonitos de España.

Por si no lo sabéis, su belleza ha servido de inspiración

para pintores como Sorolla o escritores como Unamuno.

Y espero que también os sirva a vosotros de musa en la cocina

porque estáis a punto de enfrentaros...

al último cocinado por equipos.

Madre mía.

Tengo una pregunta para ti, Terre.

¿Qué relación tiene Salamanca con el tenis?

Te adoraré siempre, Pepe, y me importas un pimiento.

Ahora no riman, pero ya rimarán con el tiempo.

Mira lo que te digo.

Haciendo amigos, Pepe. Eres maravillosa, Terre.

Micropoesía. -Micropoesía.

Flo, Ainhoa, por haber sido los dos mejores de la prueba

anterior seréis los capitanes de los equipos.

Cómo ilusiona. Os vamos a dar un gran privilegio.

¿Eso será bueno o malo? -Envenenadísimo.

Vais a poder quitaros de en medio a los aspirantes

con los que no queréis trabajar.

¿Cómo es eso? -Qué bonito detalle, ¿no?

Flo, por haber sido el mejor de los dos empiezas tú a descartar.

¿Con qué aspirante no quieres trabajar y por qué?

No quiero trabajar con Josie.

Porque en la unión de equipo no suma, porque él va por su lado.

Yo necesito gente que en equipo sumemos.

Josie, ¿qué opinas? No es que vaya por libre,

es que me dan una encomienda muy cerrada.

Ainhoa, tu primer descarte. Lo voy a hacer a mi manera.

(CANTA) #Pito, pito, colorito, dónde vas tú tan bonito.#

#A la era de mi pera, pim pam, tú te quedas fuera.#

Hala.

Raquel Meroño. -No se ha notado nada.

No quiero a Meroño. Has ido haciendo la canción

como te daba la gana: "Pito, pito... tú".

Vale, ya está.

Pito, pito, gorgorito,

se te ha visto el plumerito, guapa.

¿Puedo usar la técnica de Ainhoa? Sí, claro, hombre.

(CANTA) #El patio de mi casa, comeremos ensalada...#

(TARAREA)

(CANTAN) #¿A que sí? ¿A que no?#

No. tú no.

Ha sido la suerte, ¿eh? Casualidad.

Pero qué decepción.

Una cosa que me dijo Celia antes de...

De dejarnos. Me dijo: "Cuidado con Terre,

porque Terre es muy dispersa".

Bueno, pues después de este descarte

los equipos quedan así.

Flo, serás el capitán del equipo formado por Raquel y Nico.

Y tú, Ainhoa, serás la capitana de la Terre y Josie.

Y sus bolas. ¿Contentos, capitanes?

¡Sí! -¡Súper, súper!

Yo voy a comandar a este equipo.

He llamado al capitán del Costa Concordia

para saber lo que no hay que hacer.

Si algo tiene la cocina charra es que está llena de matices,

riquísimas recetas y productos mundialmente conocidos

como el jamón de Guijuelo.

Pero no os lo voy a explicar yo sino un buen amigo

al que estamos deseando que conozcáis.

Él es uno de los jóvenes talentos de nuestro país.

Se llama Carlos Hernández y su restaurante ConSentido

en Salamanca se ha convertido en un referente de la alta cocina.

Carlos, por favor, adelante.

¿Carlos Hernández este qué tiene, siete años, por favor?

¿Que está, en secundaria?

Los cocineros cada vez son más jóvenes.

¿Cuándo aprenden a cocinar?

Oye, un orgullo estar aquí. De verdad, un placer.

Carlos, bienvenido a "MasterChef". Nos hace muchísima ilusión

que estés aquí porque nos recuerdas lo bien que funciona

la cantera de chefs en España.

Tu restaurante no lleva ni seis meses abierto

y ya se habla de él en todos los encuentros gastronómicos.

Me imagino que contento.

Muy contento. Ha sido duro. Es difícil abrir un...

un restaurante, pero con cariño, tratando a la gente bien

al final yo creo que las cosas salen.

Seguro, seguro.

Es cierto que como en todas las zonas de frío

muchas de las recetas tradicionales salmantinas

son contundentes, son calóricas. Pero os advierto, aspirantes,

que la cocina de Carlos nada tiene que ver

con esos guisos caseros potentazos.

Ha crecido junto a uno de los grandes chefs que hacen

una cocina más pura y ligera, nuestro gran amigo Aitor Arregui,

el rey de las parrillas.

El rey de las parrillas.

Cocinaréis un menú de cuatro platos.

Comenzamos con un entrante.

¡Huy! -¡Madre!

Guiso de asadurillas embuchadas y su buñuelo.

Las manitas de cerdo, la falda, el cuello del cordero

y las propias asadurillas que Carlos ha utilizado

para elaborar este plato y otros más vienen avalados

por el sello Tierra de Sabor, garantía de la máxima calidad.

Grandioso sello.

El siguiente plato será...

Zorongollo y aliño en pan soplado.

¿Perdón? -Nada, es una ensalada

donde su hilo conductor siempre es cebolla, tomate y pimiento.

Depende de la receta va con bacalao, con carne.

Y cercanos a Portugal que estamos hemos optado por un bacalao.

Vamos a por el segundo.

Crestas de gallo, chips y torrija de brioche.

Crestas de gallo que acompañamos de un brioche marcado

en mantequilla y unas chips que debéis hacer suave.

Y como postre tenemos...

Bellota, algarroba, almendra y ocal.

¿Eh? Ocal.

Nos vamos a un postre puro del entorno.

España es el mayor productor del mundo de algarroba.

Luego nos vamos a la bellota de nuestras dehesas,

hacemos un helado con ella asada y lo acompañamos de ocal.

Ocal es un aceite que es una variedad que no autóctona

pero su hegemonía ha sido en esta sierra, en Herguijuela.

Los aspirantes que ganen esta prueba se convierten

automáticamente en finalistas de la quinta edición

de "MasterChef Celebrity".

¿Y creéis que vamos a regalar ese título?

No. -No, no, no.

¿Creíais que íbamos a poner un menú fácil?

Fácil ya desterradlo del vocabulario.

Madre mía.

Flo, llega otro premio para ti. Anda.

Puedes elegir quién quieres que haga los platos azules,

es decir, las asadurillas y las crestas de gallo.

Nos las quedamos.

Por tanto, Ainhoa, tu equipo

se encargará del zorongollo y el postre.

¿Contenta? Contentísima.

¿Zorongollo no es un director de cine?

Zorogoyen, Zorongollo... Ahora no caigo.

Como siempre nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no utilicéis...

(TODOS) ¡A comedores sociales!

Cocinaréis para 60 vecinos de La Alberca.

Nada de chapuzas. ¿Entendido? (TODOS) Sí, chef.

Disponéis de 180 minutos para elaborar los platos.

Os aconsejo que no desperdiciéis ni un segundo, porque MasterChef

es imprevisible y está lleno de sorpresas.

¿Qué puede ser?

Hoy el veredicto es individual.

Ay, la mad...

Vamos a juzgaros por el trabajo de cada uno.

Creo que el veredicto individual llega tarde o lo tendrían

que haber recuperado porque seguramente

yo me hubiera salvado de algún foso.

Coged vuestros delantales y salid pitando a por ingredientes

en tres, dos, uno, ya. ¡Vámonos a currar!

¿Somos el rojo? -Somos el rojo, claro. Vamos.

Vale, que no me he enterado, tía. -Venga.

¡Vamos, chicos! -¡Venga, corre!

¡Venga, adentro! ¡Ánimo, chicos! Vamos, señores.

¡Vamos, chicos! Vamos, chicos.

Nosotros vamos antes, venga. -Son muy lentos.

Aspirantes, el servicio de hoy es escalonado.

Equipo rojo, relajaos porque hasta dentro de 15 minutos

no empezáis a cocinar. Sí, chef.

Y vosotros, equipo azul, todo lo contrario,

encended motores porque vuestro 180 minutos comienzan

en tres, dos, uno... Vámonos. Suerte.

Vamos a darle, chicos.

Raquel, Nico, os ponéis vosotros con las vísceras y todo eso,

y lo hacemos todo brunoise.

Y yo me voy poniendo con las ollas exprés

y con el horno para meter la falda y todo eso.

Tú y yo aquí. -Venga, id buscándoos sitios.

Todo esto también en brunoise chiquitito, ¿verdad?

Sí, lo más chiquitito posible en brunoise.

El primer plato del equipo azul tiene como base un guiso

de asadurillas y jugo de cordero que deben servir en dos formatos:

buñuelo y embuchado.

Raquel. -Dime, cariño.

Te necesito con picar cebolla ya mismo.

Okey. Y luego nos metemos

con las crestas y todo eso. -Venga.

Para su segundo plato deben preparar un guiso

de crestas de gallo que irá acompañado de chips de patata

y torrija de brioche.

Aquí veo trozos muy grandes. -Es que eran los primeros.

¿Y esto? -Joder el capi cómo está.

No, no, todos no. -Pero déjame porque abajo...

Me estás haciendo unos más grandes.

Es que cuesta, cuesta. -Hombre, ya.

Vale, si lo único es que tardaré más tiempo.

Raquel, vigílame a Nico, por favor. -Nico está estupendo.

No, si no digo cómo está físicamente,

digo cómo está haciendo lo que tiene que hacer.

Bien, con las tijeras y... -Te he dejado solo un momento

y has tenido que rehace el tema. -Bueno, bueno.

Vas al trozo, ¿eh? -Si lo estoy viendo desde allí.

Bueno, ¿y qué más trozos ves así? -No, vale.

Pues entonces, es que como respiro prisa pues...

Pero que la prisa no te inunde. -Vale.

Tenemos que hacerlo bien. Mira a Raquel.

No es por comparar. Mira Raquel cómo lo ha hecho.

Es que el hígado es otra cosa.

Coge uno de estos y corta, me vas a entender.

Vale, pues ya está, yo solo quiero eso.

Equipo rojo, ha llegado vuestro momento de arrancar a cocinar.

Así que poneros las pilas porque los 180 minutos empiezan

en tres, dos, uno... ¡Al lío!

Vámonos. -Terre, tú vas a hacer

los pimientos y las cebollas conmigo y los tomates cherries.

Tú te pones en el helado porque al final siempre

nos pilla el postre. -Sí, vamos a empezar con esto.

Terre. -Dime.

Mira, yo le pongo esto y vete envolviendo las cebollas

en papel Albal. Vale.

Cuanto más pimiento hagamos menos riesgo tenemos

de que nos falte el glaseado que es importante.

Pimientos para una boda. -Porque necesitamos el jugo.

El primer plato del equipo rojo es zorongollo,

una popular ensalada a base de pimientos y cebolla asada.

En esta ocasión irá acompañada de un espejo de pimientos,

tomates pasificados, lascas de bacalao

y pan soplado aliñado con jugo de pimiento.

Y luego tendremos que meter los tomates cherry.

Vale, a escaldar, venga. -A escaldar.

¿Cómo vas, Josie? -Pues esto es laboriosísimo.

Si tuviéramos 15 o 20 cerdos.

No, si tuviéramos aquí 15 o 20 personas.

No, cerdos, que se les da bien lo de la bellota.

Una vez peladas las bellotas deben asarlas hasta garrapiñarlas

para luego conseguir un polvo con el que prepararán un helado.

Lo servirán junto a una tierra de algarroba, shots de almendra

y palitos de cacao.

Dientes de ajo, jengibre rallado... -Suenas como a bruja:

"¡Dientes de ajo!"

Esto es como una poción. "¡Ojo de buitre!

¡Haz una pócima, bruja Ainhoa!"

Dientes de ajo...

Porque eso es donde vamos a tener que echar los tomates cherries.

Pepe, Jordi, cerrad los ojos y abrid la boca.

¡Oh!

¡Oh, oh!

Es Cielo estoy tocando con el paladar.

Buah...

Qué delicioso está siempre el jamón de Guijuelo.

Bueno, de esto va el juego de hoy.

¿De qué, de comer jamón? Lo gana él.

El que consiga presentar el plato más perfecto de jamón...

No, yo corto bien el jamón pero él es un violinista.

Bueno, ya. Las pruebas un día son más de Pepe o más de Jordi.

¿Estáis listos? ¡Vamos a por ello!

Ay, qué bonito es...

Ay, finita, finita, Samy. Finita, finita.

Ay, qué jamoncito. Se mueve un poquito.

¿Tú sabes los jamones que he cortado yo en el Bohío?

Lo sé, lo sé. Oye, perdona. Jordi, Jordi.

Pero, Samantha, ¿era en tacos o a lonchas,

que no lo has dicho?

Joder. Se me está haciendo bola.

Tengo un veredicto clarísimo. El ganador absoluto

del corte a cuchillo del jamón... Lo tenía claro.

¡Es Pepe Rodríguez Rey! ¡Muchas gracias!

Parece que estoy cortando con un láser.

Nada que ver. ¿Con qué equipo quieres ir?

Yo voy con el azul, gracias. No, yo voy con el azul.

Nico, ¿cómo vas? -Bien, bien, bien.

Esto ya es un papilla maravillosa. -Vale, guay. Ese es mi Nico.

Eso nos va a ayudar en la cocción, va a ir más rápido.

¿Qué pasa, capitán? Pepe, ¿vienes con nosotros?

¿Qué tal, Pepe? ¿Cómo has organizado al equipo?

Estamos terminando de cortar la panceta.

Y enseguida nos ponemos con... Estamos todos solo con un plato.

¿El otro plato de las crestas hemos empezado?

¿Quieres que me ponga a picar las crestas?

Las podemos empezar a picar ya.

Y te pones tú con las chalotas -Sí, señora.

Es que tenemos que ir haciendo dos cosas.

Es verdad que este entrante tiene trabajo,

pero tenemos que pensar en dos platos.

Sí, chef. Quiero hacerlo bien, ¿vale?

Vamos a ello. ¿Piensa que le dejaría mal?

No, pero por si acaso.

Bien saladito, bien gustoso, rico, todo bien rehogado.

Es un desconfiar de mí.

No, desconfío porque he visto salir un tiro del palo de una escoba.

Fíjate si sé yo de esto. No me fío aquí de nadie.

Capitán, ¿lo tienes claro? Si, chef.

Venga, perfecto. Suerte. No tenemos más chalotas.

Necesito que prepares la masa de los buñuelos.

Vale. -¿Cierro olla?

No cierres olla todavía hasta que no cueza.

Hay que... -Bueno, sí, vale.

Ciérralo si quieres y ya está. -Cierro.

¿Tomamos tiempos, por favor?

Mira, con las cruces que estoy haciendo

no se me acerca un vampiro en 30 años.

Y me queda otra cesta más, no me lo puedo creer.

No me los escaldes tanto, ¿eh? La rajita muy muy pequeña.

Ya, mi amor. Hay que hacerla también, ¿eh?

Ya, ya. -Te invito a que cambiemos.

Yo te lo cambio. Déjamelo.

Y así cambiamos de rutina. -Déjamelo y tú vas pelándolos.

Y así te das cuenta tú lo bonito que es hacerle rajas.

Lo sé.

Madre mía, esto es muy fuerte.

¿Quieres que te sustituya? -No, no, no.

Cuando ya estás alienado es mejor que la alienación

ya te consuma entero. Yo hago toda la bellota y ya está.

Lo que pasa que necesitamos mogollón.

O sea, una dehesa necesito de bellotas.

Mira, ¿ves qué bien? Poquito tiempo. Así, enteritos.

Mira...

¡No, no! -No, mi amor, no.

No te lo tomes a mal. -Todo bien.

Hola, equipo rojo. ¿Qué tal?

¡Hola! ¿Cómo vamos?

Muy bien. Ainhoa, cuéntame,

¿cómo has organizado al equipo? He organizado que Terre y yo

nos ocupamos del primer elaborado que es los pimientos y el asado.

¿Y Josie solo con el postre? No, pero es que a Josie...

como el postre sale al final hay que hacer mucha harina de esto.

Josie. ¿Sí?

Una enseñanza básica, ¿eh? El tomate se corta por arriba.

¿Ves el culito? Hago "chac". Hago "chac" y aparezco a tu lado.

(CANTA) #Y aparezco a tu lado.#

(TARAREAN)

Pues eso, ¿vale? (CANTA) #No me quieres...#

No me acuerdo cómo era eso. Oye, rápido.

Crhistina Rosenvinge, un beso.

Hago "chac" y aparezco a tu lado. Al lío, venga.

(CANTA) #Hago "chac" y aparezco a tu lado.#

(TARAREA)

#Pobrecito de ti,#

#no me puedes atrapar.#

Bueno, lo del "chac" es lo más.

¡Equipo azul, equipo rojo!

¿Qué? Dejad todo lo que estáis haciendo.

¿Por qué? ¿Qué pasa? "MasterChef" es impredecible.

Así que preparaos porque hoy tenemos cambio de cocinas.

¡Guau!

¿Cómo? -¿Ahora que vienen ellos

puedo subir los fuegos a tope para que lo encuentren quemado?

Vuestra suerte, capitanes, es que tenéis un minuto exacto

para hablar con vuestros rivales.

En vuestras manos queda decidir si les ayudáis

o si os guardáis la información más importante.

El tiempo empieza en tres, dos, uno... ya.

Ainhoa, ven para acá. -¿En 30 segundos tú?

Cuéntame los dos platos. -Tenemos el jugo preparado.

Para hacer las esferas y los embutidos tienes

las asadillas en esa olla.

Ya está cocinado simplemente hay que pasar batidora,

echarlo en moldes para congelar por una lado y congelar el otro.

Tiempo, 30 segundos. -Te lo digo súper rápido

para que no lo hagáis bien.

El primer plato nuestro está prácticamente en marcha.

Tiene un espejo con el zumo de los pimientos,

que los tenéis que sacar ya y pelarlos.

No pierdas el zumo, es muy importante.

Vale. -Después los dejáis asando.

Últimos segundos. No me digas tantas cosas.

Es suficiente con lo que me has dicho ya.

¡Tiempo consumido! ¡Cambio de cocina!

Suerte a todos. Vámonos.

Bienvenidos a "MasterChef".

¿A esta olla cuánto le quedará? -Esto son las tripas.

Para hacerla hay que triturar.

Sí, y para meter en la cosa esa. -En el congelador.

Aquello no tengo ni idea de lo que es.

Aquí hay que meter las carnes. -¿Empezamos?

Mete, mete. Mete en las ollas.

Mitad y mitad. -Mitad y mitad, sí.

¿Las patatas cómo eran? -No tengo ni idea.

¿Pero cómo nos están haciendo esto?

A ver, los pimientos están aquí. A ver cómo van.

Nada, déjalo. A esto le queda un poco.

Venga, están. Están ahí. Hay que estar pendiente de esto.

Gabinete de crisis, chicos. -Aquí tenemos las cebollas.

¿Había que sacarlas ya o qué? Vamos a comprobar

si tenemos que sacarlas ya o no.

Vamos a hacer una prueba, Nico, por si acaso.

Ese aceite supongo que será para el pescadito.

Si no lo sabemos.

Están, están. -Están, venga.

Josie, yo lo haría... -Esto se hace, mira, fenomenal.

¿Las patatas para qué eran? -La patata era chip.

Ah, eran chips, vale. -Eran chips de patata.

Los tomatitos eran de la primera elaboración también.

Claro, porque lo siguiente es el postre.

¿Esto qué es? -Es soja, miel...

Vinagre. -Y tú sigue con los...

mientras que buscamos un sentido común vamos a seguir avanzando

en la elaboración.

Pero de qué, si no sabemos lo que tenemos que hacer.

Hay que hacer un velo de pimientos que es un espejo que va

en la base del pescado.

Yo me voy a poner a cortar las cebollas y los ajos.

Habrá que cortarlo, digo yo.

Flo. -¿Qué?

Los pimientos están ya.

No, le queda un poquito, yo lo he mirado.

No, no. -Hay que pelarlos.

Luego se hacen después. -Hay que hacerlos dos veces.

Se hacen, se pelan y se vuelven a meter otra vez.

Tenéis que tener el zumo cuanto antes.

Venga, me meto con los pimientos. -Vale.

Ainhoa. -Dime.

¿Tú crees que esto se va a quedar así o qué?

Esto pide venganza.

No tengo palabras amables para contestarte, Flo.

No me van a quitar el buen rollo de happy flower que tengo yo hoy,

porque además estoy cocinando en un sitio donde...

¿Y tú estás tan tranquila? -Yo estoy tranquila.

Tenemos que pensar un plan para vengarnos.

Bueno, yo ya lo tengo pensado. -Ah, cuenta.

Mira que me he visto todas las ediciones

para ver todas las trampas que nos podían poner.

Y esta cayó, se te ha escapado esta.

Pensaba invitarles a todas mis funciones.

No pienso invitarles a ninguna.

¡Cuidado que está ahí Pepe!

Pepe, ¿qué tal? Lo tenéis acabado todo allí, ¿no?

Ainhoa, guiso de asadurillas y crestas de gallo.

¿Lo tienes claro? Lo tengo...

Eso tiene que estar ya en el abatidor,

que enfríe lo más rápido posible. Crestas estarán en esa olla.

Estoy hay que meterlo en moldes. Tenemos que congelar 60 piezas.

Con esto hacemos el relleno y luego congelamos bolas

para pasarlas por la masa y freír. Vale.

Escúchame, la olla esta a presión no sabemos cuánto lleva.

Le puedes preguntar a lo mejor al equipo azul digo yo.

Flo, que dice Pepe que tú me tienes que decir

el tiempo de la olla a presión.

Ainhoa, manda. ¿Cuánto le faltará?

Yo creo que ya está. Si son crestas ya está.

Ainhoa, no me estás escuchando nada.

Flo, ¿tú qué haces aquí? Viene a ver la cresta.

Me han dicho que dices que yo tengo controlado el tiempo

de cocción de la cresta. No, yo he preguntado a la Terre

y me ha dicho: "Oye, el equipo azul no me ha dicho nada".

Tienes un cocinado en una cocina que no controlas.

Te veo demasiado tranquilo. Vuela.

Vuela, que tienen que salir las elaboraciones.

Ojo, aquí queda mucho curro. Ainhoa, vuela.

Vale. Y manda, que no te oigo mandar.

No me da tiempo, estoy haciendo todo.

Sí, mira cómo me da tiempo a mí.

¿Para pochar te vale esto? Me vale. Ya está, ya está.

Aceite para que no se queme. Me voy.

Vale, ya. Lo tienes que poner ya.

Ahí, ahí. -Cariño, que todos sabemos cocinar.

¡Todos, todos! -Lo de las esferas está

en la nevera; el caldo ya está colado aquí.

¿Con este caldo, voy preparando

las patatas? -Sí.

Esto no está hecho del todo. Hay algunos que sí y otros que no.

¿Qué pasa, Flo? Me dice Pepe que te sobra tiempo,

que estás ocioso. No, no, en absoluto.

Les he dejado a mis compañeros un marrón ahí

con la olla a presión. Y mejor...

¡Flo! Esto ya está, eh.

¡Flo! ¡Flo, ya son...! Eres capitán de esta cocina

y eres mayorcito para andar... Les he dejado ahí un...

¡Cuidado con la olla! (NICO) Ese cocinado ya no es tuyo.

¡Cuidado con la olla!

Estáis apañados. ¡Bueno, por favor!

Flo, ¿te quieres centrar en tu trabajo, por favor?

Tú y tu equipo seréis valorados por el zorongollo y el postre.

Deja de ir al otro lado. ¿El zorongollo?

¿Qué es? Vamos mal.

Ahora mismo, tus platos son el zorongollo, que no sabes qué es,

y el postre... Sí, sí. He querido vacilar

un poco, era una broma. Céntrate, céntrate.

Tus platos son los de este equipo. Veo cositas que descuadran un poco.

Está todo orientado. Tenemos el pimiento.

Lo tenemos que volver a meter...

Estamos terminando de pelar los tomates para infusionar

con la salsa de soja. ¿Y el jugo concentrado dónde está?

Estamos terminándolo ahora,

porque lo sacamos, terminamos de pelar esto...

Tiene que estar tapado. ¿Quién lo destapó?

(IMITA RAJOY) Este jugo tenemos que reducirlo

porque en el pan suflado

va inyectado lo que es... ¿Inyectado?

Sí, lo que es... Mariano.

Te lo digo porque veo que Mariano lo tiene claro,

pero dudo mucho de Flo. Cambiamos el rollo y a currar.

¡Sí, chef! -Cambia el "chip".

(RAJOY) Disculpe, señor Cruz. Una preguntita...

¡No, no! -Tengo que hacer unas preguntas.

Señor Cruz, ¿puedo luego comerme una tapita?

Mariano, cambia a Flo. ¡A currar! Venga.

Sí, voy a hacer eso. -¡Flo, tío, para, para!

Para de personajes. (NICO) Nos pones nerviosos.

Venga, a infusionar. -Es que vienen...

Vienen a pararnos y la responsabilidad es mía.

(RAQUEL) Ha habido momentos en los que me he puesto nerviosa.

Yo intentaba que dejase el sentido del humor

y que se pusiese a cocinar.

Pero es verdad que el sentido del humor

es un ingrediente principal.

Carlos, tengo que confesarte que hemos sido un poco malignos

y hemos hecho un cambio de cocinas.

Entonces, sin que sirva de precedente, te voy a pedir

que les regales algún consejito,

pero pequeñito. Hay que darles un empujoncito.

Vamos a ver a Ainhoa. Venga.

¡Ya viene Carlos! ¡Hola, Carlos! -Muy buenas.

Cuántas preguntas que hacerle.

¡Cuántas preguntas! De su vida personal...

Ainhoa, ¿cómo estás? Pues mira, el sofrito va bien.

Te traigo a Carlos.

Carlos. ¿El guiso cómo va?

Al guiso le falta un poquito de tiempo.

Las crestas, en cuanto salgan, cortarlas y se meten aquí.

(CARLOS) Hay que reducir esto un poco.

Hay que darle chicha. -Estoy en ello.

¿Y las tripas rellenas están?

Está hecho el relleno. ¿De las tripas?

¿No habéis rellenado las tripas todavía?

No, las tripas no, porque teníamos que hacer

el cachorro para rellenar. Vale, venga.

Van muy justos. -¡Buscad las tripas!

A ver, Carlos, en 30 minutos, hay que empezar a emplatar

el entrante. ¿Cómo lo ves?

Tienen que embuchar ya o no llegan.

¡O nos ponemos a embuchar, o no llegamos!

¡Aquí están, aquí están! Anda que no os queda... Bueno.

(CARLOS) Pobrecitos.

Ahora, cojo esto... ¿Vale? Y lo relleno.

(AINHOA) A freír buñuelos como si no hubiera un mañana.

La pasta de los buñuelos. -Buñuelos.

(FLO) Chicos, ¿cómo vais? (RAQUEL) Falta un poquito.

Se ha puesto nerviosa la Terre... -Claro que le falta.

Eso no estaba hecho todavía.

Teníamos que haber dejado un poco más.

¡Cocina roja, equipo azul! ¿Cómo lo lleváis?

Hemos entrado con mucha crisis, porque no sabíamos

por dónde teníamos que atacar y ya parece que reconducimos

con algunos pequeños defectos, porque al pimiento le falta.

Me está costando horrores. -Es mejor meterlo todo al horno,

darle un golpe fuerte a 190 grados. -¿Otra vez?

Sí. Dejar que doren.

Lo sacas, lo filmas y vas empezando con dos o tres.

En esos cinco minutos filmado, te va a costar nada pelarlo.

Entonces, vas a ahorrar tiempo. -Vale.

¿Vale? ¿Cómo vais con las lascas?

Ya que está aquí el chef, mira, yo creo que esto...

De todos modos, cuando eches tres trozos,

bajará la temperatura de golpe.

(FLO) Voy a lanzarme ya echarlo.

Flo, ¿del postre podemos probar? Tengo parte de la infusión hecha.

A esto le falta azúcar. -Sí, le falta azúcar.

Pero está infusionada la leche con la nata...

Ahora, 40 grados, meterlo en seco, llevarlo a 80 grados,

sacamos y ya lo tenéis.

Vale. -Hay que abatirlo y ya está.

Está tirado. Es la primera vez que estás

en cocina conmigo y no me gritas.

Yo creo que eso es positivo. ¡Ponte rápido a hacer el postre!

¡Vamos! ¡Vale, vale, vale!

¡Vamos! (CARLOS) ¡Ánimo!

¡Vámonos!

¿Cuánto le falta al confitado? -Hasta que salen lasquitas,

como con el bacalao.

Vísteme despacio, que tengo prisa, porque si no, se nos caen...

(TERRE) Ese... al abatidor ya.

Bueno, Carlos, tengo que decirte que para nosotros es

una gozada haberte tenido.

Prometo ir a tu restaurante ConSentido,

que estoy deseando porque tus platos son la pera.

Que sigas de éxito con el que has abierto.

Nos encanta ver lo joven y talentoso que eres.

¿Y qué más quieres? Gracias por venir.

Nos vemos cuando quieras. Nos vemos. Allí tienes tu casa.

(Música)

Supongo que esto tiene que ser como no hubiera un mañana, ¿no?

Tanto gallo como sofrito.

Quién me iba a decir a mí que iba a estar cortando

crestas de gallo. -¿Cuántos gallos hay ahí?

Pues, hija, no lo sé, pero los gallos de toda España.

¡Venga, como si no hubiera un mañana, chicos,

que sé que lo podéis hacer!

¡Qué ideal! ¡Mira, mira, mira! ¡Es ideal!

¡Ya! ¡Ay, que ya llega al final!

Chicos, ¿cómo vais? -Es un poco... ¿Sabes?

Es un poco... -Con cuidadito.

¡Hombre, Pepe! ¿Cómo vamos? ¿Qué tal?

¡Ah! ¿Que estabas, aprendiendo a montar a caballo, Pepe?

No es lo mío el caballo.

Pero lo vuestro tampoco es embuchar.

¡Ah! -Cuando estamos tan pocos...

¿Llamo a las mondongueras? Llámalas.

¿Llamo a las mondongueras del pueblo, que sabrán hacerlo?

¡Claro! -¿Las mondongueras lo hacen

en vertical o en horizontal? Es importante.

Yo creo que esa señora lo hace en horizontal, no en vertical.

¿Lo hace en horizontal? Sí, no lo hace por caída libre.

No lo hace por caída. Claro.

Vamos a hacer la operación nitro. Como no las podemos hacer

todas a la vez, dejo que se enfríen más y traigo estas.

Mira, los meto aquí. Vale.

¿Esto ya se congela? (EXCLAMA)

Vale, tenemos las medias esferas congeladas.

Vamos a pinchar un poco, ¿vale?

Yo te voy a hacer una y tú haces todas.

Escurres... ¿Vale? Que no tenga piquitos.

Tiene que quedar bonita, ¿no? Y a freír.

Lo aguanto y cuando ya esté, lo saco.

Ya está. ¿Has visto qué he hecho? Perfecto.

Pues tú. Venga, sí, sacas...

Haces... ¡Venga, volando!

¡Uh! Si está la silicona tiesa.

Yo muevo aquí, venga, ya que estoy aquí al lado.

Soy el único que tiene cuatro manos en este programa.

No, estaba controlándolo. Estás controlándolo con la mirada.

He bajado el fuego, estaba a 800. ¡Venga, vamos a...!

Josie... Vamos mejor.

Vamos al tema. ¿Os echo una mano? Tenemos 25.

25, sí, pero tenemos que hacer 60.

Están tentando mi suerte.

¿Apuramos? -Vamos a apurar este líquido.

Como no tenemos más, haremos un concentrado de pimientos

y conseguimos tres litros. Tranquila. No pasa nada.

¡Venga, vamos, corre! -Quiero oírte: "Estoy tranquila".

Estoy tranquila. -Venga.

Ya casi tenemos dos litros. -Sí, pero falta otro.

¡Nico, por favor, ve preparando los platos!

Oye, ¿esto qué es? Esto es un apaño de...

¿Un apaño de qué?

Que no tenemos más líquido para hacer el agar-agar.

Tenemos dos litros y necesitamos otro más.

Ainhoa te explicó que había que guardar

el agua de los pimientos para hacer dos cosas:

ese espejo que dices tú y el relleno para el pan soplado.

Estos pimientos no se han horneado

lo suficiente. Eso seguro.

¿Cómo solucionamos el relleno de pan suflado?

Cubrimos el fondo del plato y chimpún.

¡Flo! Solo sé que hace falta alguien que dé órdenes claras,

concretas, específicas, con carácter...

Ese soy yo, chef. Solucionando. ¿Sabes quién lo hará?

Yo. Pero soy yo el capitán.

Gelifícame eso. Hacemos hervir y nos vamos

con una jarrita cagando leches

a los platos, ¿vale? Vale.

¡Eh, y otra cosa os digo!

Estos tomatitos se pueden sacar de aquí,

se pueden meter al horno 120 grados, 15, 20, 25 minutos,

hasta que "pasifiquen" como una pasa, ¿vale?

Vale. Venga.

Con los pimientos... ¿Hay pimientos picaditos?

Les estamos dando el último golpe en el horno.

El horno de abajo es para el zorongollo.

Esto es para sacar más caldo. Cuando salga del horno,

picamos, sal, aceite y a aliñar.

Picadito fino. Vale.

Picadito. Vale.

Venga, me gusta que tú pongas atención

y que el capitán no me escuche. Estaba escuchando todo.

¿Qué he dicho? Lo que le acabas de decir.

Claro, ¿verdad? Claro, es normal.

¡Chicos! Me falta que cambiemos la marcha, que pongamos ritmo.

Paramos, lo tenemos ya. ¿Ves que está transparente?

Ahora ha hervido y se ha quedado

más transparente. Sí.

Esto es lo que va al plato. Venga, una jarrita y al plato.

Cuando se enfríe, quedará gelificado.

¡Flo! Te devuelvo tu capitanía.

Si metes la pata, te la quitaré otra vez y no te la devolveré.

¡Josie! ¿Vamos haciendo o qué? (JOSIE) Sí, sí.

¿Cómo lo llevas? Te cuesta, eh. Cada vez mejor.

Soy más embuchador a cada minuto.

¡Seguimos, seguimos! ¡Venga, venga!

¡Vamos, venga, venga! Friendo buñuelos, ¡vámonos!

¡Ahí está, Terre, venga! ¡Vamos! Te ha costado, eh.

¡Cállate ya, hombre! Mira que estaba yo a gustito

con el otro equipo y me toca aquí la Terre.

Hay que tener mala suerte, Pepe. ¡Hay que ver! Eres...

El pueblo de Alcorcón no te va a poner una calle a ti.

66 tenemos. Pues ya no hago más, ¿no?

Haz todo esto y ya está. Venga.

Y así los probamos, ya que estamos...

Esto va lento, eh, chicos. ¡Venga, chicos!

¡Que estamos sacando las morcillas, que parecía que no!

¡Vamos! ¡Tenemos cena, tenemos cena!

Venga, apago. Oye, os dejo, ¿vale?

Vengo en cinco minutos y emplatamos.

Me pongo con los "brioches". ¿Cómo vais?

Aquí vamos. -Cuidado, que os quemáis

con esto abierto. -Pierde temperatura.

Nico, saca los pimientos. -Vale.

Sí, pero... ¡Cuidado, que esto quema, eh!

Tápalos con otra bandeja encima para que suden.

No había que sacarlos, Terre.

Nos has dicho: "¡Los pimientos!" y quedaba un montón.

No, porque eran dos asados, Raquel. -Ya, mi amor.

Pero para pelarlos, tienen que estar bien asados.

Eso es lo que tú crees. Mi teoría es otra.

¡Ya está bien de que la Terre

no se entera de nada! -¡Vale, vale!

Quedaban cinco minutos... Sacar, pelar...

Chicas, concentración. -Si encima que os intento ayudar,

me echas la bronca, apaga y vámonos.

Ahora nos vamos a pelear en el último cocinado.

(TERRE) No he tenido presente la valoración individual,

pero me voy a casa con la conciencia bien tranquila.

(RAQUEL) ¡Madre mía, qué paliza! ¡Qué paliza!

Esto es lo que tenemos que picar, ¿no?

Sí. No vamos a tener líquido para el relleno.

(NICO) Vamos a sacarlo ya y lo que haya. Venga.

Bueno, bueno, bueno. ¿Cómo está el pimientito este?

Bien, acabando ahí con todo el pimiento.

Bien aliñadito, con sal, aceitito bueno de la zona...

Ahora, ahora lo ponemos.

Tenemos todo por separado. Vamos mal...

¡Ingeniero! No soy ingeniero. Soy el capitán.

¡Eh! Bueno, suerte que he venido y esto está gelificado

y ahí me voy tranquilo.

Oye, tú vas a ser mi socia porque a él le tengo despistado.

Volamos aquí, ¿vale?

Oye, aliñamos esto con sal y aceitito rico.

Vamos a aliñar ya, porque como no vais a rellenar

el pan sin emulsión... Voy aliñando los pimientos.

¡Oh! Estáis cambiando la marcha. Aliñad bien,

sal y aceite y bien aliñadito, y vamos al plato.

Nos sacamos el primer plato de encima y vamos al postre.

¿Cambiamos la marcha? ¡Me voy! Sí, sí.

Bienvenidos todos a "MasterChef".

Ya sabéis que soy una apasionada de los pueblos bonitos.

Ha sido pisar estas calles y sentirme como en casa.

El menú que han cocinado nuestros aspirantes,

lo ha diseñado Carlos Hernández,

basándose en vuestras riquísimas recetas tradicionales.

Confío en que los aspirantes lo hayan bordado

para que lo disfrutéis.

(Aplausos)

(AINHOA) ¡Venga, chicos! ¡Vamos que nos vamos!

¡Me cago en la leche!

(GRUÑE) ¡No puedo con los guantes!

¡Joder! Yo ya sabía que esto no me iba a salir bien.

Asumiéndolo, cariño, asumiéndolo. -Demasiado bonito para ser verdad.

¡Vamos, equipo rojo, a esto hay que darle marcha!

Tenemos a los comensales sentados. Tiene que salir ya, volando.

Ya. ¿Cómo andamos de embutido?

¿Cuántos trozos? 41.

41 y alguno muy grande. ¿Podemos cortar alguno?

¡No, no! Los grandes no los he contado.

Pues partimos a la mitad, porque esto es una salchicha vasca.

Esa la tengo reservada para alguien.

¿Y eso? ¿Te enfadas con nosotros? Contigo no.

Yo no te he hecho nada. No, no.

La idea del cambio de cocinas

ha sido de Jordi. Por eso.

Lo de cambiar en medio de un cocinado...

Yo no he dicho el nombre. A mí no se me ocurriría.

¿Vamos estirando platos? ¿Que vamos estirando platos?

¡No me lo puedo creer! ¡Venga!

Esto tenemos que solucionarlo rápido.

¡Jordi! ¡Jordi!

¡Échame una manita! ¡Jordi, ni se te ocurra venir,

que tengo una salchicha preparada para ti!

Jordi, ¿me echas una mano para emplatar aquí?

Vamos muy lentos. Está la capitana fuera de sí,

no manda, no dice, no cuenta... ¡Al lío!

Échame una mano. ¡No quiero la mano de Jordi!

Venga, ¿me ayudas?

No me hace ninguna gracia la mano de Jordi.

(FLO) ¿Qué tal? -Muy bien.

Eso hay que aliñarlo, ¿no? -Sí.

¿Hay que echarle vinagre? -No, pimienta, aceite y sal.

¿Te dijo que sacaras los tomates del horno?

No, los saqué yo porque los veía ya...

Tendríamos que deshidratarlos un poco más.

Yo creo que están bien. Tampoco van a quedarse secos.

Si tienen que quedar como uva pasa, no están.

Vamos a dejarlos más,

no tenemos que emplatar aún. -Vale.

¿Cómo va el postre? -En el abatidor está el helado.

Hay que hacer la tierra. -Hay que hacer la tierra

y hay que hacer los palitos, "chocapic".

¿Os ponéis con eso?

Voy emplatando esto. -Vale, venga.

Yo me voy a mi casa, a tomar por culo.

¿Qué les ha pasado? Están abatidos.

Pensaba que hoy se lo currarían. Yo igual.

¡Seguimos, seguimos! ¡Muy bien, gracias!

Ahora ya sí, camareros, estos pueden ir saliendo. Gracias.

¡Venga, esa salchicha, Jordi! ¡Listo!

¡Vamos con ello! ¡Venga, venga, venga!

¡Seguimos! "One, two, three, four". ¡Seguimos!

Me encanta cuando vienes con el "one, two, three, four".

¡Venga, solo tengo cinco manos!

¡Venga, pues aprovechad esas cinco manos!

# Bonito, todo te parece bonito. #

¡Gracias por esa ayuda, Jordi! ¡Gracias por esa ayuda!

¡Venga! Yo no sé qué te he hecho...

¿A mí? Nada, si te quiero mogollón. Me quieres matar.

¡Ay, por favor! ¡Muy bien, lo tenemos!

Jordi, nosotros nos tendríamos que dedicar a la hostelería.

¿Verdad? Se nos da bien. No se nos da mal.

(Música)

Arrancamos con el entrante, que aunque lo ha empezado cocinando

el equipo azul, el resultado final lleva el sello del equipo rojo.

Guiso de asadurillas embuchadas y su buñuelo.

¡Espero que os encante!

(Música)

Miguel Ángel, ¡qué maravilla de pueblo!

La verdad, para mí, es el mejor del mundo.

Me han contado que hay un habitante que es el Marrano de San Antón.

Está el día de San Antón, el 13 de junio,

hasta el 17 de enero, suelto por el pueblo

como un vecino más.

¿La gente le da comida y todo? Claro.

Es un honor para cada vecino que pare en su casa, en la puerta,

coma, beba... Al fin y al cabo,

es como una especie de bendición para esa casa.

Bueno, bueno... Y luego se subasta con un fin solidario.

Sí, porque lo que se hace con el dinero que se recauda,

va para un fin benéfico.

¡Qué maravilla! Bueno, Jesús, ¡qué alegría verte otra vez!

Me gusta a mí Tierra de Sabor.

Además, te has enterado que hay productos charros

y aquí estás. Aquí estamos.

Productos de Tierra de Sabor, que son unos productos

con tradición, con innovación, con origen, con calidad.

Pero, sobre todo, con sentimiento.

El sentimiento de nuestros agricultores

y de nuestros ganaderos.

Y la expresión es lo que estamos comiendo.

¿El resultado qué tal es? Óptimo, de verdad.

Que el consejero me diga "óptimo",

son palabras mayores. Sí.

Miguel Ángel, ¿el buñuelo qué te ha parecido?

La verdad es que está apetitoso. ¡Qué maravilla! ¡Muchas gracias!

Pepito. ¿Qué quieres?

Ven conmigo, guapo. ¿Qué quieres?

Que me ayudes. ¿También lo necesitas?

¿Piensas que el mío va mejor? ¿Quieres venir?

¿Serías capaz de acabar esto tú solita?

Poner ahí un poquito de salsita encima, ¿puedes?

Y si no, pides ayuda a alguno de tus compañeros,

que para eso eres la capitana y se te oye. ¡Gracias!

Preparo dos bandejas con esto

para que se haga más rápido. -¿Por qué huele a quemado?

¿Por qué huele a quemado?

No somos nosotros, ¿no? -¡Los tomates!

Pero si ya estaban hechos... -¡Vaya marronaco!

¡Vaya marronaco que lo flipas!

¿Qué hace falta aquí?

¿En serio no sabéis "pasificar" unos tomates en media hora?

Aquí mi amigo Flo... Máquina, eh.

Mira que era fácil poner la bandeja en el horno

y darle 20 minutos.

¡A emplatar! ¡Madre mía!

Tres tomatitos. ¡Vamos al lío! ¡Venga, vamos poniendo!

¿Puedo hacer tomates salteados? ¿Para qué?

Vamos a intentar seleccionarlos, a ver si llegan.

No pongamos los quemados. ¿No te parece?

Vale, vale. Ya lo hago.

¡Pepito, a currar! ¡Venga, venga, venga!

¿Dónde tenéis los brotes? ¡En la nevera, en la nevera!

Difícil no coger tomates negros. Ya.

¡Madre mía!

(JADEA)

¡Mi amor!

¡Mi amor, mi amor, mi amor!

Con lo que me gusta a mí esta tierra, Salamanca...

Aquí no podemos volver, eh. No, porque... poquito y mal.

¿Habéis desmigado este bacalao con la radial?

No llores, no llores, Ainhoa, que ya llegamos. No llores.

La gente se cree que soy muy fuerte

y que me pueden decir lo que le da la gana.

No te preocupes, que esto está controlado.

Bebe agua, respira.

Pepe... ¡Dime, dime, dime!

Va debajo. Si lo pones encima, ya que estamos cambiando

el plato entero del chef... Vamos a ver, Jordi...

Estoy deseando que me den la tercera estrella,

para mandar y no hacer nada.

Y yo me estoy tocando la pera ahora mismo.

Venga, vamos a hacer respiración los tres.

Que no, ya está. -Por Dios, respira.

Vamos a limpiar, que verás qué bien va a quedar.

Yo sé limpiar. ¡Josie, por favor! Que yo también sé limpiar.

Lo que queremos es que estés tranquila. Dame un beso.

No puedo estar tranquila con las cosas que me han dicho.

¡Dame un beso! -A mí no me trata nadie así.

La gente se cree que soy... Superwoman.

Pero tengo bastante más sensibilidad de lo que se piensan.

Cuéntanos qué te han dicho. -De todo, menos bonita.

¿Qué os pensáis?

Nos van a echar a la bronca y, a la primera, a mí.

Chicos, no está perdido esto. -Que no, si vamos bien.

Da igual que no esté perdido esto. Estoy perdida yo.

No, tú no estás perdida. ¿Qué tontería es esa?

¡Haz el favor, eh!

No era... A ver, perdonad.

Las chips tenían que ser en cuadrado.

¿En cuadrado? -Sí.

Pero... -Son en cuadrado.

No son así. -¿Y cómo son?

He tenido un momento de crisis de agobio, que me ha entrado

un ataque como de ansiedad.

No puedo dejar que esto me coma la moral.

Y para adelante.

¿Y si intentamos, con vidilla, dejar eso y cortar en cuadrados?

¿Cada una? -Nos ponemos los tres,

las cortamos y las hacemos. ¡Venga!

Tenemos tiempo. Todavía tienen que sacar ellos el segundo plato.

¡Camareros, por favor, sacamos esta versión "freestyle"

del zorongollo y aliño con pan soplado!

¡Hale! Venga, abajo hay platos

por terminar, eh. No levantamos la cabeza, eh.

Jordi, ¿me puedo ir? Ha sido un placer.

Si necesitas ayuda para el siguiente plato, me lo dices.

Vemos si te tengo que llamar. ¡Nos vemos!

(Música)

El primero es responsabilidad del equipo azul y consiste

en zorongollo y aliño en pan soplado.

Debería ser una delicia.

(Música)

Bueno, este pueblo es maravilloso. Hay mil planes que hacer por aquí.

¿Por ejemplo? Sin duda. Tiene actividades

de rutas a caballo, de senderismo...

Hay que venir a La Alberca ya. Sí, sí, sin duda.

Yo estoy sorprendidísima. No lo conocía y me encanta.

Me alegro. Y tú, Diana, haces mermeladas.

Sí, de frutos de la zona. Procuro aprovechar los productos

autóctonos que nos da la zona: las castañas,

los madroños, las manzanas reinetas...

¡Qué buena pinta! Todas las tiendas tiene

esa esencia de toda la vida. Sí.

Mucha suerte. Muchas gracias.

¿Han tenido la misma suerte los aspirantes con el cocinado?

Muy rico, muy rico. Sí. ¿De verdad?

El bacalao le daba un toque rico. Vale.

¿El aliño estaba bien? Sí, perfecto.

Gracias. Muchas gracias a ti.

Él está con los "shots" de almendra.

Yo me pongo con los palitos "chocapic".

Tengo el limón... -Tú terminas de hacer la tierra,

en cuanto eso esté listo.

Oye, tranquilos, que todavía no han sacado el segundo plato.

Equipo, acaba de salir el zorongollo del equipo azul.

Vamos a ir emplatando. ¿Voy estirando platos?

Sí, por favor. No tenemos la tostada tostada,

nunca mejor dicho. Una sartén con mantequilla

y los empapamos ya. Eso es, ¿vale?

Esto lo pongo aquí. Ainhoa, ¿cómo vas? Mándame, ¿vale?

Manda, manda, manda. Es que no sé cómo va

la estructura de este plato.

Un poco de mantequilla y doramos.

La estructura del plato. Un poco en el fondo

y la tostada al lado. Es sencillo. Vale.

Ya está, ¿vale? No tiene más. Genial.

¡Venga, venga, venga!

¡Vamos, Ainhoa, ahí está esa tía con nervio

que necesito en la cocina! ¡Me cago en la mar!

¿Somos legionarios o qué?

Tres, seis, nueve, doce, quince, dieciocho...

¿Vas bien, Josie? -Sí, sí.

Yo voy a terminar de preparar los "brioches".

Sí, quedan de freír, eh.

Pepe, están los 62 platos puestos. ¡Fenomenal! ¡Venga!

Tenemos un segundo plato, que es la leche,

y no está nada perdido. ¡Venga!

No, no. ¿Qué va a estar perdido?

A ver, las ocho almendras. Venga, ¿y la tierra cómo va?

La tierra está en la nevera... en el abatidor.

Venga, seguimos. Entonces, esto, esto y esto.

Venga, con unas bandejas.

Esto está caliente. Está caliente ya.

Lo pongo en medio para emplatar. ¡Esa es la Ainhoa que yo quiero!

¡Con fuerza y con garra! Con fuerza la vas a tener...

¿Pero qué te ha pasado?

Tía más fuerte que tú, no he visto en la vida.

Soy supersensible. ¿Por qué?

Soy muy sensible, si no, no cantaría las cosas que canto

ahí arriba, también te lo digo.

La gente presupone de mí que soy una mujer fuerte,

porque es verdad.

Me quito las lágrimas y sigo para adelante.

Llorar es sano también.

Pero no lloro por debilidad, sino por sensibilidad.

¡Venga, venga, venga! ¡Oye! Está Ainhoa emplatando sola.

Alguien debería echar una manita por ahí, eh, chicos.

¿Me voy a emplatar y te quedas? -Vale.

Venga, alguien que haga algo. ¡Venga, venga!

¿Qué hacemos? -Tenemos que hacer

los "chocapics", que es lo único que falta.

Mezclamos esto con esto.

Una cosita, equipo azul. ¿Esto es el "chocapic"?

Sí. Ya podéis parar. ¿Veis esto?

Esto tan pequeñito, esto... Esto es mi paciencia. Se acabó.

Lo que tengáis, emplatamos.

Lo que no tengáis, no se emplata. Estiramos platos.

¡Tierra, helado y "shots"!

¿Tenemos "shots" hechos? Sí.

Estos son los "shots". ¡Chef, lo tengo!

No, porque hay que estirarlo,

hornearlo y no me da la gana, no hay tiempo.

¡Florentino! ¡Sí, chef!

Su varilla... ¡Nitro, por favor!

Ese liquidito de "shot", normalmente, es una cremita, eh.

Y ahí veo una sopita que no acabo de entender.

(FLOR) Está recién metido en el frigo, chef.

¡Venga! ¡Venga, capitana!

Ponme bien esos platitos, que vamos a estirar.

No te molesta que le llame a mi Raquel "capitana", ¿no?

Me molesta bastante, porque el capitán soy yo.

Mira, lee el mandil.

Joder...

Esto de la tontería del mandil ya...

"Mira lo que pone el delantal". ¿Ah, sí? Pues ya no lo pone.

¡Dios mío, Flo! Si es que parece mentira.

Mira, Flo... Esta humillación no era necesaria.

Un delantalito, ya está. Póntelo, hombre.

Esta humillación no es necesaria.

Estoy siendo realista. Sabes que no.

Estás cogiendo un camino que no es el adecuado.

¿Quieres cogerlo? Venga.

¡Capitana, por favor, emplatamos la tierra!

Si hubiésemos corrido así desde el minuto uno, eh.

¡Vamos, chicos, lo tenemos, eh! ¡Venga, lo tenemos!

¡Con un poco de gracia! ¡Josie, tenemos más "brioche" aquí!

¡Vamos, por favor, eh!

¡Mete una segunda velocidad, si la tienes!

Que hoy no la he visto.

¡Camareros, por favor, vamos sacando

el guiso de crestas de gallo y "brioche"!

¡Terre, vamos, guapa! ¿Guapa?

Es una manera de hablar. No te vengas arriba.

Creí que era un piropo. No tengo piropos para ti.

No los necesito porque me los dicen por la calle.

Me piden las pestañas para saltar a la comba.

A ti no. No me piden eso.

¿Qué te van a pedir?

¡Vamos, Ainhoa, lo tenemos! ¡Me cago en la mar salada!

¿Qué te crees? ¿Que yo no me bloqueo?

Hombre... Ahora, aquí lo importante

es reconducir y eso ha pasado hoy en este cocinado. ¿Entiendes?

Sí. ¡Lo tenemos, Ainhoa! ¡Vamos!

¡Último esfuerzo, último empujón! ¡Josie, vamos, por favor!

Se está hablando en Salamanca de tu rapidez.

Ya me doy cuenta. Últimos platos de guiso

de crestas de gallo y "brioche". ¡Fenomenal!

(Música)

El equipo rojo ha sido el encargado de preparar

estas crestas de gallo, "chips" y torrijas de "brioche".

Espero que os gusten.

(Música)

¿Qué tal por esta mesa? Manuel, si me viene a la cabeza

la palabra "Guijuelo", ¿qué pienso?

Ineludiblemente, en el Jamón

Denominación de Origen Protegida de Guijuelo.

Que es espectacular. Es espectacular.

Somos la denominación de origen protegida de ibérico

más antigua y más importante del mundo.

Fundada en 1986. Somos el máximo exponente

de calidad del ibérico en España.

Yo quiero saber... ¿Estas crestas de gallo...?

Para mí, ha sido el plato que más me ha gustado.

¿Exitazo? Me quedo supercontenta. ¡Gracias!

¿Quién hizo la tierra? Yo.

Te quedó un bizcocho extraño, no lo que tiene que ser.

¿Quién hizo la base de los "shots"?

(FLO) Yo Está terrorífica.

El problema es que las bolitas de "shots" deberían comerse

con una grasita. Cuando es grasita, se come bien.

Cuando es esto así...

Un pedrolo.

Cancelemos "shots". Tierra, heladito y se acabó.

Venga, no hay más.

¿Cómo tengo el helado, señores? ¡Aquí está!

Vamos a hacer "quenelles". Vale.

¿Por qué lo haces al revés?

Ah, vale, vale. ¿Por qué lo haces al revés?

¡Camareros, por favor! Hay dos versiones

El que tiene "quenelle" bien hecha y el que tiene gurruño feo.

(NICO) Cada vez voy conociendo más y menos a los jueces,

porque no sé qué quieren, si se lo pasan bien

viéndonos sufrir, o si lo que quieren es ver

quién se viene abajo con estos reveses,

y quién mantiene la actitud de seguir para adelante.

Flo, ¿sabes hacer "quenelles" mejor que Nicolás?

Afirmativo. Pues hazlos.

Tengo que montar el nitro. Que lo monte Nicolás.

¡Vengo, Nico! -Dale a las "quenelles".

No sé cómo decirte. Está con dos cucharas.

Haces así, la pones en el plato

y que quede forma de "quenelle". ¿Ves? Venga, ahí, ¿ves?

Ahí, venga, "Florentine".

Estoy un poco decepcionado conmigo mismo.

Mi capitanía ha sido rozando la humillación,

hasta que ha llegado el chef y me ha quitado el delantal

y se lo ha dado a Raquel.

Se lo merecía. Raquel estaba dominando la capitanía mejor.

(Música)

Y cerramos con un postre. Lo ha elaborado el equipo azul

y lleva el nombre de...

Bellota, algarroba, almendra y ocal. Trata de representar

todo este entorno maravilloso que tenéis. ¡Gracias!

(Música)

Mari Luz. Hola.

Estarás comiendo bien, ¿no? Muy bien.

Esta noche tienes tarea, que tienes que salir,

avisando a los vecinos. Todos los días del año,

al anochecer, va tocando con la esquila

la Moza de Ánimas. En ese caso, hoy soy yo.

Por todas las esquinas de pueblo.

Y al oír la esquila, recuerdan que tienen que rezar

a sus difuntos y a todos los del pueblo.

Es la tradición más antigua que tenemos en La Alberca.

¡Me encanta, me encanta que hagas eso!

Bueno, Leopoldo, que te encargas de las fiestas de los mayores.

Me encargo de las fiestas de los mayores

y de todas las fiestas del pueblo. ¿Ah, sí? ¡Qué maravilla!

¿Pero qué es esto? Cuéntame.

Estas son unas castañuelas que usamos

para cuando se le hace la ofrenda a la Virgen.

pues antes de la ofrenda, dime qué tal estaba el plato.

Estaba riquísimo.

El sabor está muy bien, pero creo que la tierra

estaba poco suelta. Apelmazada.

Sí, esa es la palabra. Tú tienes un obrador

y sabes de lo que hablas. Yo soy cocinera y pastelera.

Eres cocinera y pastelera. ¡Madre mía!

Y ahora, Leopoldo, por favor, una demostración.

(TOCA LAS CASTAÑUELAS)

¡Eh! ¡Olé, vámonos!

¡Por "MasterChef" y por La Alberca! ¡Vamos!

Queridos vecinos de La Alberca, ha sido un auténtico lujo

poder hacer esta semifinal

en un pueblo tan maravilloso, bonito, precioso,

espectacular, como el vuestro.

Bueno, el lujo también ha sido poder cocinar

con algunos de los productos que tenéis en esta tierra.

No me extraña que Castilla y León

esté considerada "la despensa de Europa".

Yo, desde luego, os prometo que tengo la mía

bien cargadita de algunos de vuestros productos.

Mil gracias por acompañarnos y espero que sean muy felices.

¡Hasta pronto, Salamanca! ¡Olé!

(Aplausos)

¡Y La Alberca, claro!

(Música)

Aspirantes, ¿creéis que habéis trabajado

al nivel de este reto?

Se ha intentado. -Hemos trabajado, hemos trabajado.

A nuestro nivel máximo. No sé si era el nivel...

Puede ser que no fuera el nivel... -Ya te digo yo que no.

¿Vosotros habéis entendido por qué hemos pedido

un cambio de cocinas?

No. La cocina tiene que estar preparada

para asumir cualquier tarea.

No hay manos negras ni confabulaciones.

Ahora que todos hemos entendido por qué, vamos a analizar

cómo habéis reaccionado vosotros ante esa circunstancia.

Empezaré contigo, Nico. Muy bien.

Desde el primer momento, querías tener un cocinado fácil

y has actuado como si lo fuese.

Por eso no has prestado atención

cómo tenías que picar las asadurillas.

Y después del cambio de cocinas, te responsabilizas

de la tierra del postre... ¿Cómo ha salido? Cruda.

Y, sobre todo, me sorprende tu actitud, sabiendo

que este veredicto sería individual.

Podría parecer que estaba relajado, pero, realmente,

no he levantado la cabeza más que para decir:

"Esta tarea está acabada. ¿Cuál es la siguiente?"

¿Tú le has visto el día

más despierto hoy a Nicolás? No.

Ni él lo ha visto, ni yo tampoco.

Si quieres ser finalista de "MasterChef",

nos lo tendrás que demostrar

en la siguiente Prueba de Eliminación.

Te has ganado el delantal negro. Sí, chef.

Flo, hoy era tu primera capitanía. ¿Cómo crees que has trabajado?

El cambio de cocinas, a mí me ha trastocado mucho

y he empezado a perder un poco las directrices a mi equipo.

Has empezado que parecía que hubieses sido capitán

toda la vida: órdenes claras, con seguridad...

Ahora, cambio de cocinas, has tocado fondo.

Lo que tocabas, lo estropeabas.

Has dejado los tomates en el horno tiempo de más...

Medio negros...

Te has encargado de los "shots"... Salían piedras duras.

Y por encima de todo eso,

te has ido desinflando. ¿Me equivoco?

No. Estás sacando más fallos de los que recordaba.

Flo, espero que entiendas que con los errores

que has cometido hoy, no te has ganado

el privilegio de ser finalista.

Vas a la Prueba de Eliminación, amigo.

Raquel, quiero que sepas que tu papel ha sido esencial

para poder sacar vuestros platos.

Has demostrado que cuando el capitán flaquea,

tú podías asumir esa responsabilidad.

El motor de tu equipo. Así que te has ganado ser

la primera finalista de la quinta edición

de "MasterChef Celebrity".

¡Raquelita, bien! (APLAUDEN)

¡Tía, enhorabuena!

Jamás pensé en que pudiese llegar a ser finalista.

Y con esfuerzo y con una dedicación absolutamente plena,

he conseguido llegar hasta aquí y estoy... muy feliz.

Vamos con el equipo rojo.

Terre, voy a empezar contigo. ¡Claro! ¿Por qué no?

Te he visto currar hoy, pero te ha faltado mucha energía.

¿Que me ha faltado energía? Es verdad que eres currante,

pero siempre te pones al lado del que más lento va,

al lado de Josie.

¿Que yo he estado lenta? Nunca metes una quinta marcha.

Sí, chef. A partir de ahora, voy a intentar ser rápida.

Si existe posibilidad, lo intentaré.

Me encantaría que lo fueses, esa quinta velocidad,

esas ganas de comerse el mundo, de aprender más, de querer más.

Esta sensación no la tenemos. No la tenéis.

No. Si así lo creéis,

yo me la como y ya está.

Terre, vas a la Prueba de Eliminación.

Terre... Dime.

¿Qué te pasa? Me lo he currado como una bestia.

¿Crees que no me duele a mí lo que te digo?

Si te duele a ti, me da igual.

Tengo suficiente con que me duela a mí.

Te estás confundiendo. Me puedo confundir.

Tú crees que no lo puedes hacer mejor. Nosotros sí.

Y debería motivarte eso, en vez de ponerte como estás.

¿Me vas a dar un abrazo?

¿Cuándo? Ahora.

Voy a dar un paso para que me lo des.

Espérate que me arregle. ¿Estoy bien?

¡Cabrita, ven aquí! ¡Ay, qué burro!

¡Ven aquí! ¡Capullo! ¡Que eres un capullo!

(TERRE) Voy a sacar toda la artillería pesada

para la Eliminatoria.

¡Tira, ya está bien! ¡Fuera!

Que sean lágrimas de alegría. Aquí no hay pena ninguna.

Ainhoa, vamos a hablar de la montaña rusa

que hemos vivido hoy, eh.

Empiezas a cocinar que parecía que eras la capitana esta

que se comía el mundo. De repente, hacemos

el cambio de cocinas... Sí.

Y tiene el mosqueo, el cabreo.

Me he vuelto como esta bola de la Terre.

Ahora, todos esos sapos y culebras que tú has soltado

por la boca... Era tristeza, era frustración.

Te han sentado fenomenal porque te has descargado

y has dicho "p'alante".

Es un poco el carácter del vasco. ¡Ahí va la hostia!

¿Qué me han hecho ahora?

¡Me cago en todo lo que se menea...!

Y ahí sí he dicho: "P'alante".

Yo creo que, entre tantas emociones,

has cometido algún error. Pero es verdad

que tus aciertos han sido mucho más que tus errores.

"Seamos más pulcros; las patatas las haremos cuadradas;

déjame embuchar; quiero la tostada; vamos a hacerlo así..."

Directrices de una capitana y esa es la Ainhoa que buscamos,

que nos encanta y que nos gustaría ver siempre.

¡Ainhoa, enhorabuena porque te has ganado ser

la segunda finalista de esta edición

de "MasterChef Celebrity".

(GRITA EMOCIONADA)

¡Ay, que se nos va, que se nos va!

¡Enhorabuena! -¡Bueno, bueno, bueno!

¡Mira las campanas!

¡Dios! ¡Qué grande eres, Dios mío!

¡Salamanca no me podía fallar! ¡Mi Feli!

¿Qué pensaría tu "ama" en este momento?

Porque sé que todo este "MasterChef" es

un homenaje a ella y lo haces por ella.

Esté donde esté, sé que estará súper orgullosa.

Creo que es el mejor homenaje que le puedes hacer a tu madre,

llegar a la final. Así que, Ainhoa... ¡Enhorabuena!

Y en Salamanca. ¡Gracias!

(Aplausos)

(AINHOA) Se lo quiero dedicar

a Feli y a mi madre. Y a mi abuela Ceferina.

Lo he pasado mal en el cocinado,

pero creo que ellas me han dado muchísima fuerza

para poderlo superar. Estoy emocionada.

Josie, tú siempre presumes de ser perfeccionista, minucioso.

Pero hoy, la verdad, no lo has sido.

Lo que hoy sí has sido, es lento.

Tres horas intentando hacer la morcilla

toda desigual, más grande, más pequeña...

Hemos tardado muchísimo. Si me das ese producto

y me pides rapidez y minuciosidad,

es algo difícil de casar. Lo sé.

Pero alguna vez lo has casado. Así que, Josie, lo siento,

pero también vas a la Prueba de Eliminación.

Nueve fosos ya. O sea, récord de fosos.

Por lo menos, me llevo el récord de fosos.

Mira, te voy a dar un dato muy bonito

y, a lo mejor, te puede motivar.

Ona Carbonell, ganadora de "MasterChef Celebrity",

hizo nueve fosos. Ahí lo dejo.

Nueve. -Mira, una buena cifra.

Y ganó.

La Eliminación la afronto con muchas ganas,

como voy a casa foso, y si me voy, lo haré

con mi mejor sonrisa y un gran "look", que lo tengo ya.

¡Raquel, Ainhoa, felicidades!

¡Sois, oficialmente, las primeras finalistas

de la quinta edición de "MasterChef Celebrity"!

(Aplausos)

(NICO) ¡Quién lo iba a decir!

Las dos rubias, ya no te diré más, eh.

A vosotros cuatro, os recuerdo que todavía quedan

muchas plazas de finalistas en juego.

Así que... queremos que nos demostréis

en la Prueba de Eliminación que os merecéis una de ellas.

¡Suerte a todos! (TODOS) ¡Gracias, chef!

Me voy a enfrentar a la Prueba de Eliminación

con mucho coraje y con mucha valentía.

Y voy a intentar demostrarle a todo el mundo

que puedo correr un poco más y hacerlo bien corriendo.

Vamos a ver si sale.

Como cada año vuelven los campamentos "MasterChef".

Si tienes entre 8 y 16 años, te encanta cocinar

y quieres vivir una experiencia inolvidable

en un entorno natural, tienes que venir

a los campamentos "MasterChef".

Además, convivirás con concursantes de "MasterChef Junior".

El próximo verano, campamentos "MasterChef".

(TODOS) ¡Ven al campamento "MasterChef"!

(Música)

Los aspirantes regresan a las cocinas con actitudes

muy distintas. Raquel y Ainhoa lo hacen pletóricas y satisfechas

y no es para menos, ambas tienen un puesto en la final.

¡Huy, qué de cajitas! Nada que ver con el talante

de sus compañeros que vuelven de Salamanca

preocupados e intranquilos. Buenas noches, buenas noches.

Son los últimos delantales negros de "MasterChef Celebrity V"

y uno de ellos será eliminado de la competición

a un paso de la final. Buenas noches.

¡Qué guapas, madre mía, las rubias!

Ainhoa y Raquel, ¡finalistas de "MasterChef Celebrity V".

No me lo puedo creer, repítelo que no me lo creo, tía.

¡Podéis subir a la galería! ¡Felicidades!

Enhorabuena, mi amor. (RAQUEL) No me lo puedo creer

y es que todos tenemos dentro una fuerza muy bonita

que si conectamos con ella es que las cosas salen.

Aspirantes, somos conscientes de la presión

que es para vosotros el último reto de la noche

por eso hemos invitado a dos emblemáticos aspirantes

de "MasterChef Celebrity" que, como vosotros,

se jugaron su paso a la final en la última prueba de expulsión.

Adelante los subcampeones de "MasterChef Celebrity III"

y "MasterChef Celebrity IV", Paz Vega y Félix Gómez.

¡Oh!

(GRITAN)

¿Qué pasa, señores, cómo estáis?

(FÉLIX) Volver a "MasterChef" es muy bonito,

es como volver a casa. (PAZ) A mí me encanta,

no sé, me trae buenos recuerdos. -Sí, incluso empatizas

que están ellos que los ves como... y dices: "Hace un año estaba ahí".

Qué alegría teneros aquí de nuevo, ¿no?

¿Cómo os va la vida, cómo estamos?

Muy bien, feliz de volver, como siempre.

Oye, cuéntales a los aspirantes

qué te aportó tu paso por "MasterChef".

Pues todo, fue una experiencia vital,

bueno, ya lo estaréis comprobando, impresionante, ¿no?

Y luego, aprendí mucho de cocina que como a mí me gusta cocinar,

pues la verdad, me dais mucha envidia ahora.

Félix, sigues cocinando, ¿no? Siempre que tus proyectos

te lo permiten, claro. Sí, sigo cocinando en mi línea

no lo que hacíamos aquí. Lógico.

Pero me gusta cuidarme y al final, me gusta comer lo que hago.

No habéis parado de trabajar desde qus abandonasteis

las cocinas, contadnos vuestros próximos proyectos.

Pues ahora seguimos rodando "La caza", bueno,

en Monteperdido no, ahora es Tramontana,

seguimos en TVE y nos quedan un par de meses.

Bueno. Qué bien.

Yo estoy en mitad de un rodaje, una película que se llama

"La casa de caracol", rodamos en Málaga

y en lo que acabe aquí, me voy corriendo para allá.

Qué linda es. Os hemos invitado

a la prueba de eliminación de "MasterChef Celebrity"

porque os consideramos un ejemplo para los aspirantes

y queremos que se lo demostréis. ¡Anda!

¿Os atrevéis a enfrentaros con ellos a esta prueba?

# Marronaco que te cayó, marronaco. #

(FÉLIX) Cada vez que vengo de invitado, me la lían.

(PAZ) Para mí es la primera vez, o sea, la primera vez

y no me lo esperaba para nada. -Pues prepárate,

prepárate para los nervios. -Ya.

Nos podemos arrepentir todavía, creo.

Como veis, tenéis ante vosotros tres elementos:

una caja misteriosa, una campana y un paño.

Vamos a descubrir, en primer lugar, qué esconden las cajas.

A la de tres quiero que la levantéis

todos a la vez. Una... dos y tres.

¡Ah! -¿Qué es esto, por favor,

qué es esto? -¡Socorro!

¡Ay, el pajarito! -Esto no pinta nada bien.

Flo, ¿qué te pasa que tienes una cara rara?

No me gusta nada esto, no me gusta nada,

solo hay una cosa que me pueda, un poco, hermanar

que es el pescado este. ¿Y sabes qué pescado es?

Parece una merluza, pero no será una merluza, claro.

Por un lado hay frutas y verduras tenéis eddo o taro.

¿Qué? Edamame, rutabaga

que es un tipo de nabo, galanga, salsifí, raíz de loto,

y lima kaffir, también hay carnes y pescados, zorzal

que es el pajarito, por supuesto, carne de serpiente,

¿Qué? -¿Cuál?

-¿Esto? -¿Esto es carne de serpiente?

Sí. ¡Ostras!

Y la merluza es solomillo de cola de cocodrilo.

¡Hala! -Yo, de verdad...

Anémonas de mar, ¿vale?

Ortiguillas, espardeñas sin limpiar y galeras.

¡Madre mía, madre mía! Y completan el conjunto,

bulgur y garum. ¿Qué necesidad tenemos de comer

la serpiente si hay cerdo ibérico?

Mandadle a la gente de Tailandia un cerdo ibérico y sepan qué es.

Huevos fritos y patatas, joder, si es que...

Vamos a despejar el segundo. Venga.

Una, dos y tres.

¡Vivan los novios!

Los utensilios. Tenéis delante 15 utensilios

básicos de cocina. Muy bien, anda...

Sartén, cazo, mandolina, cuchillo, pelador, rallador,

batidora de mano, batidora de vaso, rodillo,

juego de cortapastas, colador, bol, pinza para emplatar,

varilla de mano y soplete. Bueno, yo voy a hacer un cocido

con todo... sabor por un tubo. (RÍEN)

Vamos a levantar la campana a la de tres.

Campana, campana. Una... dos y tres.

¿Eh? -¡Oh, qué bonito!

Eso sí lo conocéis, ¿verdad? 10 técnicas habituales

en la lata cocina. Técnicas, adiós.

Nitrogenar, esferificar, freír,

prensar, vapor, ahumar, gelificar, gasificar,

alta presión y baja temperatura.

Yo me levanto por la mañana y lo primero que hago es gasificar.

(RÍEN) Luego, según me voy levantando...

No vayas por ahí, Terre. (RÍEN A CARCAJADAS)

¿Perdona? Café, cigarro y baja temperatura.

(RÍEN)

Aspirantes, en este reto solo tendréis a vuestra disposición

siete de los 15 ingredientes que habéis encontrado

bajo la caja misteriosa y deberéis utilizar,

obligatoriamente, siete utensilios y cinco técnicas.

¡Madre "megua"! -¿Cinco?

Y todo ello en 90 minutos.

¡Ah, qué bien! -¿Y podemos hacerlo solo

con una mano? ¿Sabéis quién hará la selección?

¿Os lo imagináis? No, por favor.

Las chicas del balcón. Ellas, ellas.

Raquel y Ainhoa. ¿Por qué?

Sois las finalistas, tenéis entre manos la ventaja

más valiosa de toda la temporada. Tenéis la posibilidad

de complicar el paso a la final a los rivales más fuertes

y favorecer a los que consideráis más débiles.

Por favor, el pajarito, no.

(AINHOA) Las sorpresas de "MasterChef"

ya no las tomo como sorpresas, son los marrones de "MasterChef".

Cada una de vosotras decidirá los ingredientes,

instrumentos y técnicas de dos compañeros.

Vale, tú con Josie y Nico y yo me voy con Flo y Terre, venga.

Vas a empezar tú, Ainhoa, con Flo. Vale.

Decide qué ocho ingredientes le quitas.

Cariño, Flo, dime lo que no te interesa.

Ainhoa, tienes que tomar decisiones,

en la vida se toman decisiones. Venga.

Le has quitado el zorzal. No sé qué porras es esto.

Anémonas de mar. ¿Y esto que parece un caballo?

Galanga, venga.

Las anémonas no las quiero para nada.

Las anémonas de mar. Esto...

Salsifí, el salsifí, fuera, venga.

No, los edamames no te los quito. -El bulgur tampoco.

No, que no, que no. -¡Ah, no!

Flo... habla, habla abiertamente.

Estaba el aire acondicionado muy alto puesto.

Sí, ya veo. Seis...

Venga, las vainas de soja le has quitado también.

Siete. Y el loto.

Y me queda uno, ¡hala!

Ya está, ¡hala! La espardeña.

Ahora tienes que quitar cinco técnicas.

Vale, esferificar, fuera.

Flo... Gasificar, fuera.

Ahumar también.

-Venga, vale, pues ahumar, qué más da.

Y nitrogenar que tampoco me gusta nada.

Ya están las cinco. Vale.

Y ahora, por último, siete utensilios,

tienes que quitarle ocho. Vale, pues venga, todos para esto.

Los cortapastas. El cuchillo necesita.

Esto tampoco le hace falta.

Flo. Soy superlegal.

Ya, ya, lo vemos.

Vale, pues fuera el quemador. Venga, fuera, te quito esto.

Batidora de vaso, fuera, venga. Y me llevo el pelador, ¡hala!

(FLO) Serpientico, ¿qué hago yo con eso?

¿No hay salsa barbacoa en el cajón para echársela?

Lo emplato así y ya porque cualquier cosa

con salsa barbacoa no sabe más que a salsa barbacoa.

Ainhoa, quítale ocho ingredientes a Terre.

¿Cuáles son? ¿Para qué miras a Terre?

Hija, dime cuáles son. le quito la soja.

El edamame, el salsifís. El salsipipi este.

Venga. Esto también.

El bulgur. Esto también.

El pájaro, fuera. El zorzal.

Esto que es una cosa como que vive.

Espardeña, pepino de mar. Cocodrilo va fuera, ¡hala!

Muy bien, vamos a por las técnicas.

Mira las técnicas, no mires a Terre.

Fuera... (HABLA ENTRE DIENTES) Terre.

Alta presión, fuera, cinco ya. Gelificar, freír, baja temperatura,

vapor... Gasificar.

(RÍEN)

Muy bien, vamos com los utensilios.

El churumbito este, fuera. Soplete.

(AINHOA) He intentado, más o menos, elegir para ellos las cosas

que menos me parecían que iban a poder congeniar

con ellos y las descarté

y yo creo que estaban contentos al final.

Lo primero, el pajarillo fuera, este también te lo voy a quitar

que tiene muy mala pinta, dos. La espardeña.

los tubérculos... -Parece que lo tiene colocado.

Raquel, creo que hay cositas separaditas,

¿es lo que tienes que quitar, Josie?

No. ¿No?

De verdad, no me había fijado en esto, si queréis,

cambio este tubérculo por este. Rutabaga, fuera.

Venga, siete... Anémonas.

Venga, te queda uno. Y ocho.

Y el bulgur. Ya está.

¿Por qué están las técnicas apartadas?

No sé, mira, mézclalo que al final me la voy a jugar yo, Josie.

Eso no lo podéis hacer. Date la vuelta. Gracias.

Es que aquí ni ganando eres feliz. Ti, ti, ti...

Venga, así me quedó, hay que vigilar.

Dejo nitrogenar, vapor, gelificar, baja temperatura y freír.

Maravilloso, utensilios. ¿Te puedo dejar la capa?

Sí, me la quedo. Ponte la capa, Jordi.

Esto, me voy a llevar esto, dos.

Cinco, seis, siete. Le gusta.

Raquel, te sobra uno. ¡Guau, pareces Harry Potter!

Parece un arrantzale, parece un pescador, hombre.

¿La pinza la quitas? Sí.

le dejas cuchillo, bol, sartén, varillas, batidora de mano,

colador y cazo. (JOSIE) Mis señales eran claras

y evidentes y llegó Jordi a descolocarlas, claro,

pero tengo posibilidades, hay cosas para hacer un buen plato

con lo que me ha dejado, sí.

Es un Iluminati, viene hacer el control

de la natalidad y viene aquí organizando.

Está más en el rollo del Poli Díaz. Adelante.

Pues te voy a hacer algo bastante parecido

porque es lo que yo haría. Sacamos el cohombro.

Venga. El zorzal, el salsifí.

Te dejo este, venga. La raíz de loto.

Anémona, fuera. Le he quitado siete.

Sobra uno. Venga, uno... venga, la serpiente

que está más seca, venga. Vamos con las técnicas.

Me viene bien todo, igual de bien, mejor dicho.

Voy a dejarle baja temperatura, le voy a dejar freír,

le voy a dejar también al vapor. Ahumar, ahumar

también te lo dejo. -Muy bien.

Le queda una. Venga, prensar.

-Muy bien, Raquel.

Utensilios. Me llevo esto.

Mandolina. Me lo llevo

que lo puedes hacer con la mano. Esto también fuera.

Entre esta y esta, me llevo esta. -Muy bien, por ejemplo.

El rodillo, muy bien. (GONZALO) Reconozco que hoy

lo estoy viviendo bastante tranquilo,

bastante divertido porque no voy a llegar aquí,

porque esto todo es nuevo,

entonces vamos a intentar trabajarlo

con sentido común y hacer un plato digno.

Para ir rapidito, os voy a hacer yo la selección.

Venga. -Venga, a ver.

A ver qué elige. Mucho trasto aquí,

te lo despejo en cero coma. Pero lo justo.

El eddo, la galanga... Ya, bueno.

¿Te gusta, te viene bien? Pues, no. (SONRÍEN)

¿Qué más? Me da penita. Venga, eso sí, por favor,

llévatelo, por favor. Tengo un trauma con esto.

¿Te lo puedo quitar? Sí, sí, por favor, quítalo.

-Jordi, por favor, quita eso.

Mira, tengo la lima, tengo la soja,

la rutabaga, el salsifí, el cereal...

El garum y las anémonas. Lo que pasa es que tiene que hacer

cinco elaboraciones. -¿Cómo se cuecen las anémonas?

Te dejo esferificar, nitrogenar, alta presión,

vapor y ahumar. Venga.

Madre mía, qué difícil. Una sartén, un cazo, un bol,

un colador, un rallador, un cuchillo cebollero,

soplete y la batidora de vaso.

Venga, bien. ¿Vale?

Sí. Sobra uno.

¿Qué te quito? Bueno, entonces, ¿qué me quitas?

El cazo, adiós. Me quita el cazo.

"Diavolo", el señor de la oscuridad.

(FÉLIX) Ahora me toca a mí, a ver qué me hace.

(PAZ) A ver... no le digas nada. -No.

Cállate porque si le dices sí

él dirá no. -Vale.

Mira, las anémonas... Fuera.

Fuera, a ver si te lo voy a hacer demasiado bien.

Espardeña, no me gusta nada que me estropeéis productos

de mi tierra. La galera, menos. ¿Pero por qué le quita eso?

Bulgur... Fuera.

Mira qué te dejo, todo natural. Eddo, edamame, galanga,

raíz de loto, lima kaffir, cocodrilo y garum.

Vamos con las técnicas. La de cocodrilo

puede hacerla a baja temperatura y luego, vuelta y vuelta.

Te dejo prensar, ahumar, gelificar, gasificar y freír.

Te dejo un cazo para que no te quejes,

la mandolina para que cortes cosas, chuchillo que también corta,

la batidora de mano. Te digo que no puedo.

Un rodillo, un garrote, un coladorcito y un bol.

¿Qué más quieres, Baldomero? Con esto, platazo campeón.

¿Cómo ahúmo sin fuego? Ahumando.

¿Sin fuego? ¿Quieres esto, te lo dejo?

Claro, o si no, me das dos piedras y hago...

Para hacer fuego o algo. Pídemelo bien.

¿Quieres otro besito otra vez? Adiós.

¡Ah! -Se lo ha llevado.

¿En serio? Pero no puedo ahumar sin eso,

es imposible. -Con mechero.

¡Ah! Me vas a dejar un mechero, venga, gracias.

Devuélvelo, ¿eh? No me lo puedo creer.

(FÉLIX) Pensé: "Con dos piedras me pongo a hacer chispas",

pero me dejó el mechero se ha portado, eso, no sé...

como si fuera privilegio. -Claro, algo tenemos que tener.

Aspirantes, ahora que todos sabéis con qué tenéis que cocinar,

tenéis en vuestros puestos de cocina, una caja de básicos

para que veáis que no somos tan malos.

¡Ah, vale, bien! Antes de que empecéis la prueba

queremos presentaros a otro invitado.

Estáis de enhorabuena porque vais a cocinar

ante el chef español con más estrellas Michelin.

Escuchad sus consejos que valen oro.

Desde el restaurante Martin Berasategui,

el Lasarte-Oria, con 12 estrellas Michelin,

el gran Martín Berasategui.

¡Martín!

(Aplausos y música)

¡Vamos! (APLAUDEN)

¡Martintxo!

¡Vamos! ¿Qué tal?

Garrote. (FLO) Martín es un genio

de la cocina y me parece un tío... sencillo,

humilde y superingenioso, es un genio.

¿Cómo están, cómo siguen tus nuevos proyectos, todo bien?

Superbien, todo superbien

con las pilas cargadas más que nunca

teniendo más tiempo que nunca. Claro.

Y, bueno, estoy supercontento y nervioso viéndoos ahí.

Yo que os tengo admiración a cada uno de los que estáis aquí

pues fijaos cómo estoy. -¡Aúpa, Martín!

Martín, ¿recuerdas la primera vez que viniste a estas cocinas?

Cómo no me voy a acordar, diez veces he venido

y las diez veces las recuerdo como si fueran ahora.

Me he sentido superquerido por dentro y por fuera, siempre.

Por eso queremos agradecerte todas tus visitas a estas cocinas

entregándote esta cuchara de oro. (TODOS) ¡Oh!

(APLAUDEN)

El gran Martín Berasategui. Gracias.

Es una distinción que otorgamos a nuestros invitados más fieles,

a los que habéis venido diez o más veces.

Me habéis tocado el tilín del corazón.

¡Ay, ay, qué bien! Bueno, Martín,

¿podrías, con esa sabiduría que te caracteriza,

darles algún consejo? El mejor consejo que os voy a dar

es que la vida está hecha para disfrutar,

sacarle a esa imaginación que tenéis y a esos artistas

que sois cada uno de vosotros, todo lo que tenéis dentro,

disfrutad, haced lo que os gusta, lo que os toca el tilín del paladar

a vosotros y reíros de Martín y de todo.

Garrote, garrote. Grande, Martín, grande.

Bueno, pues aspirantes, los 90 minutos de cocinado

empiezan en tres, dos, uno... ¡Adelante, ya!

¡Ánimo, ánimo, chicos, venga! -¡Vamos!

Vamos a no liarnos. -Mira qué ordenaditos son, ¿ves?

Yo creo que eso es una parte importante.

¿Pero cómo? Eso es lo más importante.

Terre, ¿qué tal? -Hoy nos podíamos poner

música ambiente que estamos más concentrados.

La delicadeza con la que trabaja Josie.

Cogeré esta raíz.

Mira, este va a hacer una pasta. -Lo coge con la cuchara,

lo debe saber ya, no lo ha pesado.

(FÉLIX) Cuando te pones a cocinar y vienes con la chaquetilla

con tu nombre, pues algo de presión hay,

pero se cocina de otra manera, se cocina... es el paso intermedio

entre el concurso y casa, hay un limbo en medio.

La puñetera serpiente.

¿Todo el mundo tiene serpiente? Bueno, casi la gran mayoría,

si no es serpiente, seguro que es cocodrilo.

¿Has probado alguna vez carne de cocodrilo?

Tienes la sensación que comes como un pollo.

Sí, es una cosa... Pollo, sí.

Y tienen que ver que la serpiente o el cocodrilo

como si fuese una carne o pescado. Haces unas patatas panaderas

con un pescado al horno pues lo mismo con esos elementos.

Por eso, tienes que buscar lo que harías normal

y luego, pasarlo. Extrapolarlo a estos productos

que no dejan de ser raíces, pescado, no dejan de ser...

La flor de loto mira por dentro cómo es, es como...

Voy a ponerle un poquito de limón de este de "safir".

Hoy nos dan la oportunidad de demostrarle a España entera

lo aprendido en once programas.

Con esta cosa de... Huele un poquito a citronela,

como al espray de los mosquitos que te pones para que no te piquen,

pues un poquito a eso. ¿Cómo voy a demostrar a la gente

lo aprendido con una carne de serpiente o de cocodrilo

o un bicho que está vivo que no hemos visto nunca? A ver.

Vámonos. Tú la rutabaga

la has utilizado alguna vez. Sí, se apetece.

Parece una calabaza, pero yo sí la he usado,

así, durita con pasta. Para acompañar un pescado,

para acompañar un marisco. ¿Y raíz de loto?

Raíz de loto también. Unas patatitas muy suave,

como una patata de agua que tiene esa forma bonita.

El bulgur es lo más normal que hay, es como un cuscús,

pero más grueso, como un grano más grueso.

¿Y tiene alguien bulgur? Mira, Paz está triturando ahora.

Garrote, Paz, garrote ahí.

(PAZ) Estoy cocinando con nervios, pero no tantos

como cuando estaba concursando, no tiene nada que ver,

aquí no me juego nada, ya voy con mi chaquetilla.

Perico...

Va por ti, Perico.

Oye, La Terremoto tiene raíz de loto,

eddo, serpiente, galanga, lima kaffir, galeras,

garum, haces una salsa potente con el garum y especiada

con un twist de lima para que le dé un toque más...

Un toque asiático, ¿pero qué técnicas usará?

Tiene baja temperatura, freír, tiene que hacer al vapor,

meter en un sifón para gasificar y tiene que gelificar,

es que... cuidado, son muchas técnicas en un plato.

No es obligatorio usar todos los ingredientes,

en cambio, sí que tienen que usar

las técnicas y utensilios. Superdifícil.

(Música)

Bueno, Nico tiene cocodrilo, galera, garum, bulgur,

rutabaga, lima y edamame y luego, tiene que freír,

tiene baja temperatura, tiene que prensar,

ahumar y vapor. Nicolás no es quien peor lo tiene,

mira, Josie tiene serpiente, cocodrilo, edamame, lima kaffir,

garum, galera y raíz de loto, si no me equivoco.

Y de técnicas, baja temperatura, vapor, freír, gelificar

y nitrogenar. Muy difícil.

Josie, ¿cómo vas? -Regular, ¡ay!

Me han quitado el pelador pero tengo un cuchillaco

como para llevarse tres dedos. -¿Y tú, Flo, cómo vas?

¿Quién me iba a decir a mí que iba a hacer un solomillo

de cocodrilo? Lo flipo. Flo tiene que cocinar

con rutabaga, lima kaffir, garum, cocodrilo,

serpiente, galera y bulgur. De técnicas, alta presión,

baja temperatura, freír, gelificar y vapor.

Bien, bien. En fin, es una prueba completa,

de pensar mucho, esta prueba, cuidado.

Ahí, que se pongan doraditas.

Es de albahaca, tiene que estar riquísimo.

(RESOPLA) ¡Qué bien, se han deshecho!

Esto ahora. Vámonos.

¿A qué sabe esto, Félix?

Huele... es como jengibre. -¿Qué va a hacer?

-Lo va a licuar. -Licuar.

Un pelín de natita, a ver... ya.

Hombre, tíos, oler, huele muy bien desde aquí arriba.

Muy, muy. -Hay buen olor,

hay buen olor aquí.

Sabor. -Sabor.

Vamos a ver qué sale de aquí.

Siete minutos por lo menos estará esa carne de serpiente,

digo yo. ¿Qué opináis en casa, creéis que siete minutos

es suficiente? Quiero escucharos...

(SONRÍEN)

No contestáis, no contestáis. Yo necesito oíros.

Si disfrtas de grandes experiencias gastronómicas,

visita el restaurante "MasterChef", en Madrid.

Encontrarás las elaboraciones emblemáticas

del programa y de este jurado. Sin duda, un plan ideal

para disfrutar de la mejor cocina en compañía de tu pareja,

familia o amigos. Más información en restaurantemasterchef.com

y en nuestras redes sociales.

Entonces, esto está fenomenal.

Vale. Paz.

¿Qué tal? -¿Todo bien, con mucho garrote?

Sí, ahí vamos. -Garrote.

¿Qué estás preparando, amiga? Bueno, pues lo que me has dejado.

No me digas que no sabes cocinar

unas anémonas, unas ortiguillas de mar.

Lo que voy a hacer será freírlas. Con esto haré una esferificación

de rutabaga y entonces lo del vapor lo haré con esto.

¿Para qué queremos el bulgur hecho arenilla?

Para freír las ortiguillas. ¿Cómo la ves? Improvisa mucho.

Veo el plato con mucha paz, un mérito increíble.

Ahí vamos. A Martín lo dejas con mucha paz,

yo estoy un poco más intranquilo. Bueno...

Seguro que triple garrote hay. -¡Ay, gracias, Martín, gracias!

Vámonos. ¿Qué más?

Ahora ya me he despistado.

Venga, ya, vámonos, voy a preparar el gluco.

Baja temperatura la tengo cubierta,

vapor la tengo cubierta, gasificar y gelificar,

estos son los dos marrones que tengo que solucionar

ahora mismo. Entonces, para gasificar con esto.

Lo vamos a triturar.

¿Qué tal, Félix? -¿Qué tal, señores?

¿Cómo estáis? Me habéis cogido en mitad de dos procesos.

¿Qué estás haciendo? Cuéntanos. Mira, aquí estoy preparando

el eddo, que voy a hacer una cremita para meterlo

en el sifón y hacer una espuma de eddo y un poquito de nata

que tengo con albahaca. Y aquí saltearé el cocodrilo

que lo tengo marinando con el garum, con cilantro,

con clavo y con un poquito de curry.

¿Y lo vas a dejar en crudo? No, voy a hacer un canelón relleno,

como una brandada y luego lo trituro

y le añadiré un poco de nata y luego, voy a intentar hacer

unas chips con la flor de loto, a ver si me salen.

Te lo pusieron superdifícil. -Muy difícil.

-Es un mérito terrible.

Muchas gracias, señor, gracias. Bueno, chao.

¡Huy!

Aceite de oliva. -Él va a hacer...

Sí, lo hace a baja temperatura.

Esto lo traigo aquí.

¡Ay, no lo he desenchufado, no! Eso nunca, acordaos,

nunca hacer lo que yo hago en casa que es limpiarla enchufada.

Es producto de los nervios.

Flo, aquí venimos. ¿Qué tal?

-Garrote siempre, Martín, siempre.

¿Qué estás haciendo, Flo? Mira, estoy haciendo

una gelatina de cilantro y a la vez estoy preparando

un sofrito, tengo por aquí... porque quiero preparar

con el bulgur como un risotto con un poquito de nata,

con un poquito de sabor... De mar.

Sí, las galeras las haré a baja temperatura

y en vapor. Bien pensado.

Y tengo el cocodrilo que lo he hecho a alta temperatura

pues mira, lo tengo ya, cuidado. La idea está bien, ¿Martín?

Yo le veo superbien, tiene bien planificado su trabajo

y ahora lo que querrá será ver el resultado de que va a salir.

-Claro, quiero ver cómo asoma por aquí esto.

Lo he hecho ahí con un poquito de curry para aromatizar.

La idea del risotto me parece buena.

Sí, vas bien, Flo. Ahora, le tienes que dar gusto.

Déjame probar. -Flo se muere

como le diga algo bueno de su cocinado.

Buenísimo, de verdad, garrote total.

Centra el tiro que te pones nervioso,

encima te está adulando un poquito y te vienes arriba

y ya... céntrate, Flo. Vale, no te preocupes.

Venga, vámonos. Garrote, garrote.

Venga, Flo, ánimo. -¡Aúpa, Ainhoa y la Raquelita!

Céntrate, anda, cariño, venga. -Sabor.

(LE SALPICA EL ACEITE)

Te pillo, que te pillo.

¿Pero es la masa de la masa o es el...?

Va a hacer un canelón. -¡Ah, vale!

Josie, ¿cómo estás, campeón? -Hola, ¿qué tal?

Bien, me alegro mucho de verte. ¿Qué preparas, Josie?

Cocodrilo con edamame, voy a hacer una lágrima

de flor de loto y en paralelo vamos a poner los diferentes

trozos de proteína combinado con la verdura.

Hace fala que luego este todo superequilibrado

porque aquí tienes ingredientes

que te pueden pasar una mala jugada.

¿Has probado las lágrimas de cocodrilo?

Ya las probarás. Vámonos, Martín. Josie, ánimo, ánimo.

Gracias. -Ánimo, garrote, ánimo.

Venga, Josie, ánimo. Es la alta cocina

con la alta costura. # Que salga, que salga,

# la Virgen de la... #

¡Ay, qué bonita!

¡Ay, Dios mío!

(TERRE TARAREA) Nico, venga.

Vamos. -¡Oh, la bomba!

Garrote total. -Me ha encantado verte,

tengo muy buenos recuerdos tuyos de bodas y cosas, de verdad.

-Tú, ánimo que vas a ir bien. -Creo que sí.

A ver, Terre, Terre, ¿qué escuchas? ¿La lista del sifón o qué?

Es la hora del temazo. -El otro va a alucinar con aquella.

¡El sifonazo! (TARAREA)

¿No te hace falta una animadora para el restaurante?

Increíble, La Terre... -Pero me cuesta un poco la técnica.

¿Qué haces? Hago unas pequeñas serpientes.

Lo he marinado con la lima esta... Lima kaffir.

Y un poquito de esto que huele muy intenso

que se llama... Galanga.

Galanga, la galanga de toda la vida.

Lo he puesto a baja temperatura que era una técnica

que tenía que usar. Y la voy a rebozar y la freiré.

Luego, la acompañaré con unos chips de la flor de loto,

la raíz de loto y el... eddo. Sí.

Me falta la espumita, el sifón, de la reducción

de las cabecitas y cuerpecitos de las galeras.

Martín, ¿qué te parece? Me parece Terre total.

-Terre total, por supuesto. -La Terre es mundial.

Voy a ver las serpientes cómo están.

Suerte. ¿Algún consejo más, Martín?

En la vida en general. -Que te lo pases como yo.

Eso lo tengo hecho. -Garrote.

-Hasta ahora, garrote. ¿Esto es tuyo?

Sí. -Tengo que pescar este,

igual me achicharro. -Se me ha pasado antes.

¿Puedes meter la mano y agarrarme aqui? Así, ¡ah!

No me digáis que no es el sueño de toda ama de casa,

serpiente para el domingo.

Félix, ¿cómo vas? -¿Sabes ese momento

cuando crees que lo tienes todo, pero no te puedes despistar?

-Sí. -Pues ahí estoy.

¡Qué bueno, qué suavita! -Garrote, Nicolás.

Aquí te traigo al gran Martín Berasategui.

Pues aquí estoy teniendo unos problemillas

con esta prima hermana de la cigala

porque intento hacer la baja temperatura,

lo hice una vez, lo dejé cuatro minutos

y se me ha deshecho y ahora lo dejé un minutito

y vi que también iba en proceso de...

Es que no es el mejor producto para hacer a baja temperatura.

Ya. ¿Cuál es el plato?

El plato va a ser una base de bulgur con esencia de galeras,

luego va a haber una especie de tataki de cola de cocodrilo

además la he especiado un poquito con pimentón, en el bulgur

también me ha combinado muy bien esto con un poquito

de ras el hanout. Bueno, a ver cómo resuelves eso.

Bien, Nicolás, qué bien y si ves que no,

en la cocina lo enfrío con el... Martin.

Que estoy haciendo un homenaje a Celia Villalobos.

¿Habías grabado alguna vez en un manicomio?

(IMITA A CELIA) Ya está. -Bueno, Nicolás, disfrutando, ¿no?

Estoy disfrutando. Creo que te hará mucha falta

esto que te traigo, Nicolás. "La Biblia de "MasterChef"".

Muchas gracias. Es un libro muy especial

para nosotros que tiene recetas, tutoriales,

trucos, aplicaciones. Me lo podías haber dado

el primer día. Esto viene, perfectamente,

explicado, unos textos muy sencillos, fotos...

Ahora me lo guardo aquí. No lo veas ahora

porque llevarías ventaja sobre el resto

y guárdalo para luego. Vale.

Ese libro nada más llegar a casa, ¿eh?

-Confiad, confiad, gracias por la visita.

(GONZALO) Son todo elementos que no conozco ni he trabajado,

entonces, vamos a intentar trabajarlo

con sentido común y hacer un plato digno.

Ahora, esto hago así un poquito.

Aquí, a freír. -Ahora esta va a echar a freír

la anémona, a ver qué le pasa a la anémona friéndose.

Esto es nada, un pisqui, pisqui.

¡Buah, bueno! -Mira, mira Félix,

ahora viene el momento de la verdad.

A ver cómo saca eso sin espátula.

Joder, Félix. (AMBAS APLAUDEN)

Félix, ahí te hemos visto.

Yo te digo que Félix nos engaña, pero él sigue cocinando,

si no, no es posible. Qué nervios da.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

¿Ya? -Sí, chef.

Y esta última, mira qué mona chiquitita.

¡Hala! No, si al final me voy a reconciliar

con las ortiguillas.

Eso es de la pasta que ha hecho. -El canelón.

A ver...

Flo, qué bien huele, tío.

Mira qué bonito.

La Terremoto está friendo algo a muy baja temperatura

con lo cual eso no es freír. Ni fríe ni confita,

no está haciendo nada. ¡Ay, mi Terre, ay, mi Terre!

A ver, la serpiente.

Qué limpito mi niño. Te ha sobrado tiempo, ¿eh?

Soy un poquito excesivo con eso. -Qué maravilla, Félix.

Se te ve superordenado, te ha quedado superbien la espuma.

Qué ideal.

Le ha quedado un plato supercuqui. -Raquel.

-Súper, mi amor, ideal.

Paz, ¿necesitas esto, no? -Sí, la pipa la voy a necesitar.

Toma. -Gracias.

-¿Te dejo el mechero? -Yo tengo soplete,

a mí me dejó soplete. -¡Qué suertuda!

Sí. Aspirantes, no os quiero poner

más nerviosos, pero acabáis de entrar

en el último minuto. Cinco, seis, siete..

Diez... ya.

Muy bien, Paz. -Ahora,

le tiene que echar el aceite.

¡Ay, qué bonito, ay! -Está bueno el cocodrilo.

Es lo más, está buenísimo. Diez, nueve,

ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres,

dos, uno... ¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(TERRE) Lo estoy viendo, me veo en la final,

creo que he conseguido aunar dos punas del mundo

como son Australia y la Comunidad Valenciana

con una coherencia, con un discurso, con un concepto.

Creo que mi plato es un plato ganador.

Aspirantes, el tiempo en cocinas ha terminado

y antes de nada, vamos a probar los platos de Paz y Félix.

(Aplausos)

Paz, dinos, ¿qué es lo que tienes que hacer

o acabar algo? Que te veo aquí con...

Pues lo único que tengo que hacer es ahumar porque tenía esa técnica.

¿Qué hiciste en alta ahí con la olla exprés?

El puré de la raíz. ¿Y al vapor?

El edamame. Ahí está, ahí está.

Con eso te vale. Aquí os presento mi...

¡Tachán, bravo!

Fantasía de mar. Fantasía de mar se llama tu plato.

Martín, ¿te apetece? Venga.

ortiguillas fritas, ¿esferas de...? Pues de... cómo se llama ruba...

Rutabaga. Es que no me acuerdo de los nombres

porque es la primera vez que me enfrento a raíces.

Eh, pues para ser la primera, está todo bien.

Está muy rico, sobre todo, los esféricos están cremositos.

¿Superados tus miedos a las ortiguillas?

Sí, me he hecho amiga de ellas, íntimas.

Lo hice por ti. Claro.

Paz... superbueno, terrible. -¿Sí, de verdad?

Fuegos artificiales has hecho. -Muchas gracias.

Qué bien. Me encanta la fritura

de las ortiguillas con el bulgur que has triturado.

Es verdad que le aporta un crujiente más grueso

y está superbueno. Me gusta ver que sigues cocinando.

Gracias. No ha perdido la mano, no.

(PAZ) Pues sí, la verdad que a los jueces

y a Martín les ha encantado

el plato, me demuestra

que la mano no la he perdido y eso está bien.

Félix, cuéntanos qué cosa más bonita has hecho.

¿Te gusta? Gracias, señor. Muy bonito.

A ver, un canelón que lo rellené con una especie

de brandada de cocodrilo y luego, he hecho la espuma

con el tubérculo de eddo y el velo de albahaca.

¿Y cómo se llama tu plato si hubiera que nombrarlo?

Lágrimas de cocodrilo, pero como os conozco

ibais a decir: "Ya vas a llorar".

Pero venga, lágrimas de cocodrilo. -Antes de probar

me parece... más bonito no puede ser. A ver...

Cómo es de fino tu velo, o sea, qué bestia.

¡Huy, se ha girado, se ha girado! Se ha girado.

(RIENDO) Se ha girado. ¡Joder, Félix, la idea

es brillante, hacer una brandada de cocodrilo que está riquísima,

ya no te cuento la estética,

que es maravillosa de foto, ¡un platazo!

Es de esos platos que no vamos a olvidar en MasterChef porque...

¡La estética es increíble, pero es que todo va perfecto!

¡El relleno está increíble, pensar que es cocodrilo,

la textura en boca, el sabor, el aliño,

el crujiente de la flor de loto!

¡Qué guay! -Félix, me he quedado alucinado

porque has tenido una concentración!

Y cuando lo como me tocas el tilín del paladar,

ya está, ¡perfecto!

No se puede hacer mejor. -Muchas gracias, señor.

Es un plato de final, amigo mío. Felicidades.

De los que te apetece seguir... Felicidades a los dos.

(LOS DOS) Gracias. Venid con nosotros, por favor.

¡Qué maravilla! (FÉLIX) ¡Hala, ahí os quedáis!

¡Guapos y bravos! ¡Anda que...!

Paz, Félix, muchísimas gracias

por habernos acompañado en este reto

y haber hecho esos dos platazos tan increíbles, de verdad.

Volved pronto, por favor. ¿Queréis decir algo...?

Pues nada, que pase lo que pase,

quien se tenga que ir, que se vaya muy tranquilo y feliz

porque llegar hasta aquí

es una barbaridad. O sea que, enhorabuena y suerte en la final.

Y a los que os quedáis, no os rindáis, que es último tirón

pero apretad, que se llega.

¡Gracias! Ya lo habéis escuchado.

¡Muchísimas gracias, Félix, Paz! ¡Nos vemos!

¡Gracias, eh! ¡Gracias

¡Chao, chicos! ¡Gracias!

¡Gracias, gracias!

La próxima vez, a catar.

Vemos los toros desde la barrera. -Exacto, es lo que nos gusta.

Pero ha sido un placer estar aquí. -Eso sí, como siempre.

Aspirantes, empieza la cata. Nicolás, empezaremos por ti.

¡Vamos, Nico, vamos! -¡Vamos!

(Aplausos)

Hola, buenas. -¡Aúpa, Nico!

A ver...

¿Has mojado la madera, no? Eso es.

Un buen dato. Es un humo más blanquito y gracioso.

Bueno, lo levantamos, ¿no? Y creo que es un tiempo así ya...

¡Guau! Cuéntanos, cómo se llama tu plato.

"Cocodrilo de mar". ¿Y por qué?

Hemos utilizado esa cola de cocodrilo,

pero también esas galeras, que intenté hacer a baja temperatura

y se han deshecho. He dicho: cómo aprovecho yo

todo este sabor que tiene esta galera

y se lo he metido al bulgur; al vapor he hecho los edamames...

Esto quería hacer un tataki de cocodrilo

pero he visto que es una carne muy dura, que tampoco es tataki.

El edamame te ha quedado cocinado

al vapor muy poco, se ve crudo. Y no se podrá comer,

la galera, porque la lima kéfir no está pensada para ser exprimida,

se ralla un poquito. Vamos a probar.

Hay muchos fallos, Nicolás. Pero lo que más pena me da,

¡hay una vuelta al principio

y es lo peor que puede ocurrir en MasterChef!

Porque siempre buscamos evolución. Y justo aquí no lo veo.

Tiene mucha presencia la lima. Claro.

Martín, lo has probado, ¿cómo estaba?

¡Huy, huy, huy! Es que cuando uno es bueno...

Y mira que Martín nunca dice nada malo, prefieres no hablar, ¿verdad?

No, prefiero decir una cosa que te va a hacer ilusión

Yo te he tenido en brazos, cuando eras pequeño,

que tenías pelo rubio y rizado.

Yo creo que se han enterado... y te tienen envidia.

Vamos a hacer un ejercicio de lógica.

Carne de cocodrilo se parece a la de pollo.

Cuando pones una pechuga mucho en la sartén y se dora y seca,

¿qué pasa? Esto. Eso.

Pruebo la lima kéfir, un producto que no conozco

Primer ejercicio: probarlo. Sí.

Estoy muy preocupado, Nicolás, este plato tiene muchos defectos

y tiene pocas virtudes, amigo mío.

Jordi me había puesto el mote de "caballito ganador"

y parece que se me está escapando el caballo.

Bueno...

¡Ay, ay, ay! -Dónde lo pongo para que no...

¡Ay, que no sale! Y yo con el traje nuevo.

Un poquito fea, ¿no? Pero... ¡No, qué va!

Muy con el conjunto del plato.

Ese plato tan apetecible cómo se llama, Terre.

Se llama "Indiana Jones vs. Rosita Amores,

el frito y el contraste".

Cuéntame, toda esa literatura... Bueno...

Es un plato de un producto

que estoy acostumbradísima a manejar, que es la serpiente.

Y la galera, que es un producto que viene de la costa

de la comunidad valenciana;

Rosita Amores es una gran artistas, vedette y cantante

a la que le he querido homenajear. ¡Pobrecita!

La serpiente está marinada

en el zumo de la lima kéfir,

he hecho la gelatina de albahaca y enebro

y la espuma es de una reducción

de los cuerpos de las galeras...

Estéticamente tiene pinta muy mala. ¡Terrible!

Y cuánta literatura para una serpiente rebozada y espuma.

No te creas que literatura había mucha.

¡Oh...! Imagino que esto debe ser una chip, ¿no?

Sí. ¡Caray!

He elegido la más mona.

Que se vieran todos los agujeritos. ¡Caray!

Terre, es un sinsentido.

Hay dos cosas fritas que no destacan...

Esa espuma terrible del gusto de las galeras, se supone.

Y luego, la manera del plato, de concebirlo.

Has cogido aquello más exótico

pero no se puede comer.

A ver, el resultado, a mí no me parece tan malo

con lo que habéis cocinado.

¿Quién quiere que se quede de juez Martín?

¡Hombre! (AINHOA) ¡Todos, todos!

¡Por favor, Martín...!

he jugado a probar, a mezclar sabores, ¡teníamos lo que teníamos!

¿Quizás no has tenido la actitud necesaria, el optimismo?

No, no, eso no me ha faltado. Pues esto es un desastre.

Porque es una mezcolanza esto.

Que no tengo costumbre de freír serpiente en casa.

¡Si el tema es que la fritura no estaba bien!

Yo he decidido marinarla y cuando he intentado cortarla

y he visto que era tan dura...

Una carne dura se guisa, ¿no?

En 90 minutos en una cazuelita. No quiere entendernos. Martín.

Te entiendo. Sabes qué, te cuesta...

¿Admitir las críticas otra vez? Sí, pero bueno...

Sí. He dicho que estaba muy dura.

Pero deja que te valoren el plato como dos chefs que son

para que tú evoluciones,

en vez de contestar. Todos tenían productos complicados.

¿Cómo estaba la serpiente?

¡Dura como una piedra! ¿Cómo estaba el marinado?

Era muy oloroso. Muy fuerte.

Todo ha sido malo de principio a fin, ¡y es una pena!

Me gusta el riesgo, arriesgar

y esta vez, igual me he pasado de arriesgar,

pero me gusta jugar, no me importa perder

porque cómo me gusta tanto jugar, no me duele perder.

¡Josie, adelante, es tu turno!

(FLO) Parece el de la ITV de mi barrio.

¡Qué tonto es!

(NICOLÁS) Le veo más como un químico de Miami...

(LA TERREMOTO) Un poco "Breaking Back".

Estupefacientes en su laboratorio. -"Breaking Back".

A ver. (NICOLÁS) ¡Al loro con el plato!

Josie, ¿cómo se llama tu plato?

"Cocodrilo Pitita". Como me he encomendado a ella,

se lo debo. El cocodrilo está a baja temperatura

y después frito; el edamame está al vapor;

la gelificación

es de hierbabuena con la cáscara de la lima

y luego he hecho una crema con la flor de loto, nata...

¿Y qué estabas haciendo ahora con el nitro?

El polvo de cebollino con cáscara de edamame.

¿Esto verde de acá? Sí.

¿Lo has hecho? Tengo curiosidad.

Era para aprovecharlo también, para no tirar la cáscara.

¿Qué te parece "Cocodrilo Pitita", Martín?

¡Impresionante! ¿Impresionante? ¿Te ha gustado?

Mucho. -Se lo están comiendo entero.

Josie, tenías sabores complicados de domar en este cocinado.

Por ejemplo, esa gelatinita de lima aporta el sabor justo y necesario;

la crema me gusta porque la raíz de loto da un sabor a almendras

y, estéticamente, me gusta está todo muy equilibrado.

Es un buen trabajo, Josie.

Hay muy buen trabajo, Josie, porque la prueba no era

para hacer este plato. Tiene más mérito.

Y los sabores, complicados que teníais, los has sabido matizar.

Lo has probado, tienes interés, utilizas las técnicas,

que tiene sentido... lo que pedíamos.

Me parece impresionante, me parece...

Que has tocado un montón de temas,

todos increíbles y has hecho un plato excelente,

que es imposible hacerlo mejor, imposible.

Lo que me ha dicho Martín, a mí me lo dijo Isabel...

Entonces es lo que he intentado hacer con este plato.

También Pitita me ha iluminado, ¡aquí me ha pasado de todo!

Entonces, bueno, pues... ¡ha sido superduro!

Florentino Fernández, cuéntame.

Bueno, este plato se llama "Mar y pantano".

¡"Mar y pantano"! Sí, porque tiene mar,

que es la parte de las galeras;

y tiene pantano, que es el cocodrilo.

Es un risotto de búlgur, con un poquito de nata

y tiene el cocodrilo picadito mezclado.

Tiene una gelatina, que se me ha quedado un poco...

Testimonial. ¡Estás tan refinado últimamente,

que vamos, claro...! Es gelatina de cilantro.

¡Y soy muy tonto porque he cogido muy poca parte!

¡La gelatina estaba buenísima! Sí.

¡Pero córtala más grande!

¡Oye, qué bueno esto!

El apionabo tiene nuez moscada

y la galera, por arriba, tiene un poquito

de pimentón y una gotita de aceite.

Flo, tu plato no es bonito. Ya.

Pero tú tienes la virtud

de cocinar para dar de comer. Y tu plato está rico.

¡Toma, toma, toma!

(AINHOA) ¡Venga, Flo!

Es un plato de invierno, un plato que te lo comes y dices:

"He cenado bien..." Y hay una cosa importante:

has utilizado el sentido común.

"Tengo una cosa que puedo utilizar como un risotto, el bulgur".

Has sido inteligente. ¡Qué pena que no seas estético!

Nunca me he ocupado de la belleza gastronómica.

Pero hacerlo más mono, más colocado... ¡está tan bueno!

Bueno, creo que hoy había un maestro en esta cocina

muy grande y has dicho: "Lo tengo que hacer bien.

Martín Berasategui se va a comer uno de mis platos". Y cocina Flo,

que cocina bien. Sí, me hace mucha ilusión, Martín,

que pruebes un plato mío.

Hoy te tengo que decir, Flo, que esto

lo ha cocinado un cocinero de verdad.

Y a mí, lo de estético o no estético, yo siempre miro

que conservéis el fondo de lo que queráis

cuando uno se meta una cuchara en la boca.

Que luego además es bonito, bueno, eso para cuatro chalados como yo.

Flo, te felicito porque... ¡increíble!

Muchísimas gracias. Y es verdad.

Te veo emocionado; he visto a novios menos emocionados.

Por el cuarteto... ya no sólo Martín, por supuesto,

pero vosotros... por todos, estoy muy emocionado,

no pensaba que estaría en una semifinal

planteándome este momento.

Créetelo porque lo has hecho con mucho gusto, profundidad,

que es lo que buscamos en cocina.

Es una gozada ver a Flo, que te ilusionas con cada prueba,

cómo te lo tomas en serio. ¡A mí me parece increíble...!

Ese ladito no nos lo da siempre;

saca al humorista, lo pone de parapeto,

pero nos gusta ver a Florentino Fernández,

ese que su hijo, le dice: "Papá,

esto es una guarrería" o "qué rico está". Ese nos interesa.

Pues sí, mi hijo me dice: "No sé cómo eres cómico,

¡no me haces ni puta gracia!".

(EL JURADO RÍE) ¡Ese es mi hijo!

Eso pasa en casa normalmente.

A él no pero al resto sí. Muchas gracias.

Cuando la profesión te regala algo así... hay que aprovecharlo

En "MasterChef", con Pepe, Jordi, Samantha.

Que de repente Martín pruebe el plato

y diga: "Me gusta". ¡Bueno... me parece flipante! ¡Garrote!

Aspirantes, la cata ha terminado y llega el momento

de decidir quién abandona esta noche las cocinas.

Pero antes tenemos que despedir al gran Martín Berasategui,

¡Martín, un placer que hayas estado con nosotros en esta semifinal!

No os podéis imaginar lo que os admiro a cada uno

en lo buenísimos que sois en lo vuestro, pero venir aquí

sin miedo ni pereza ni vergüenza, ¡me siento un privilegiado!

¡Gracias y hasta la victoria! ¡Garrote, eh!

¡Vamos! (TERRE) ¡Garrote!

Grabaría sólo el trozo de Martín que dice:

"Garrote, Flo, está muy bueno, hombre".

"Garrote, Flo, garrote, Flo, garrote, Flo...".

Ahora sí, vamos a deliberar.

Me voy yo, eh. ¿Nos vamos los dos? -¡No tú te quedas!

¿Qué te vas a ir tú? -No me han dicho nada bueno.

(LOS JUECES DELIBERAN)

¡Ay, mi Terre, no... -¡No, Terre, no te rompas!

Oye, que no... que están deliberando todavía.

(LOS JUECES DELIBERAN)

¡Madre mía! ¡Mucha tensión esto,

mucha presión y muchas cosas! ¡Joder!

Venga, ¿lo tenemos, no? Estamos ahí...

Bueno.

Aspirantes, sabemos que esta prueba era muy difícil.

Además de la complicación natural del reto,

habéis cocinado con la presión añadida

de que os jugabais el paso a la final.

Sabemos que esta eliminación resulta especialmente amarga.

Pero debéis estar muy contentos por haber llegado hasta aquí

Ha habido un aspirante que ha vencido los nervios,

ha estado trabajando concentrado y ha presentado una elaboración

claramente superior en cuanto a sabor.

Su plato ha sido su mejor pasaporte hacia la final.

Y ese aspirante es...

¡Flo!

(TERRE) ¡Niño...!

¡Enhorabuena porque ya eres finalista

de "MasterChef Celebrity V"! ¡Jo...!

¿Qué sientes, Flo? Muchas gracias.

¡Lo estoy flipando un poco porque...!

¡Ay...! -¡Qué bonito!

Con llegar hasta aquí ya... vamos, hasta hace tres semanas,

pero es que tampoco es hasta aquí estoy de regalado.

Y llegaré al final... ¡pues me han fastidiado!

Porque ahora tengo que trabajar más.

(Risas)

Es que... claro.

Pero, bueno, hablabas de templanza a la hora de cocina y...

Eso se lo debo a mi padre que es... Constante.

Y me ha ayudado a serenar un poco los nervios y a...

En este caso, enfrentarme al cocinado.

En la vida, en otras situaciones

me he enfrentado a cosas muy jodidas

y también me ha ayudado. ¡Muchas gracias!

Flo, hombre...

Que mi padre no está muerto, parece que lo está...

Claro, que no está muerto, que está viéndome.

Papá, macho, que me pillan con esto...

Me acuerdo mucho de ti, gracias a ti estoy partiendo

las merluzas y esas cosas con la templanza que me enseñaste.

Gracias a mi madre que, también, se ha ocupado de nosotros siempre

y, siempre, nos ha atendido y ha hecho muchas cosas para que...

Por ejemplo, para que llegue yo aquí.

Oye, has superado al amiguete con creces.

Aquí hay una letra pequeña, soy el gran discípulo del amiguete;

él es muy competitivo, lo sabéis.

Amiguete, estoy en la final quién te lo iba a decir.

No quién me lo iba a decir, quién te lo iba a decir.

De momento, disfrútalo... Gracias.

Puedes subir a la galería.

Eres finalista de "MasterChef Celebrity V".

(FLO) Para mí no hay diferencias entre ser semifinalista, finalista

o ganar "MasterChef Celebrity V", la única...

Ganar 75 000 euros para donarlos a una ONG, me parece la bomba.

Ha habido otro aspirante que, también, ha hecho un trabajo bueno.

Ha presentado una propuesta de una estética impecable

y muy buena en su ejecución.

Me estoy refiriendo a...

(RIENDO) ¿Qué te pasa, Josie?

(SOLLOZANDO) Es que hacer nueve fosos...

(Risas generales)

Es superdifícil. -Los nueve fosos.

Es horrible.

No, es que... no sabes lo que ha sido.

Dame un abrazo, Josie, por favor.

(EMOCIONADO) Es que me has emocionado, cabrito.

Lo he pasado fatal. ¿Te digo algo bonito?

Tienes una plaza en la final. (SOLLOZA) No me lo creo.

Créetelo. (TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

Has podido con los fosos, Josie.

¿Qué te diría tu familia si estuviera aquí?

Mi madre me hubiera dicho: "¿Qué estás haciendo? Vete ya.

Estás aquí sufriendo lo más grande por esto... vete".

Y yo creo que... yo creo que estarán orgullosos de verme en la final.

Lo que es lo más es verte abandonar este último foso

y subir esa escalera. ¡Ay, no te lo puedes imaginar!

(JOSIE) No sé cómo llego aquí, he subido una escalera...

Tan inclinada, o sea...

Lo he pasado muy mal.

Solo quedáis dos y una plaza en la final.

Terre, Nico, en esta prueba no habéis brillado.

Es cierto que era un reto muy complicado.

Con ingredientes extraños y técnicas de alta cocina.

Los dos habéis tenido bastantes fallos en vuestros platos.

Nico, durante muchas semanas hemos estado celebrando

tu evolución, pero en este reto has desandado parte del camino.

A las puertas de la final, nos encontramos

con que regresa el aspirante de los platos combinados.

Además, en tu plato, había elementos que estaban...

Pasados o... se quedaban crudos o a medio hacer.

Sí, quizá con todas esas buenas valoraciones

que he ido sumando, pues, a lo mejor me he confiado

y, quizá, no era el momento de aflojar ese poquito

y... eso me ha podido pasar factura.

Terre, tu plato ha fallado por todos lados;

en la parte estética ni te cuento, en cuanto al concepto,

en el sabor... porque la serpiente no se podía comer,

eran unas gomas... la gelatina no se podía comer.

No tenía sentido ninguno. Muchos fallos, Terre.

No sé si tienes algo que decir.

Yo creo que ya habéis dicho lo que había que decir, vamos.

Por mucho que yo quiera añadir, el caso de Nicolás con progresión

y yo he hecho más... siempre lo he dicho

que soy más de subir y bajar, he bajado bastante

y ya no podía seguir subiendo; así que estoy contentísima...

Mi Terre no...

-¡Ay, no llores más, Josie!

Qué te pasa, Terre. (EMOCIONADA) Que me da pena irme.

Espérate... -Bueno, vale, me espero.

Vale... -Espérate.

Venga, que lo digo ya.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef"

y nos dice adiós a las puertas de la final es...

Terre.

Enhorabuena, cariño.

Curra, ¿eh? Curra, curra, curra. -Me lo voy a currar.

Que eres el favorito de Lucía.

Pues puedes subir a la galería con tus compañeros.

Y yo me llevo a Terre.

Gracias...

Hombre, Pepe... ¿qué pasa? ¿Cómo estás?

Un abrazo... Tía grande.

(NICO) Voy a aprovechar esta oportunidad

y voy a intentar exprimirme un poco más

que es lo que me ha faltado, exprimirme más la cabeza.

Uf... madre mía. -Qué penita...

Bueno, Terre... Bueno, Pepe

Oye, cuando entraste, ¿te esperabas llegar tan lejos?

Yo creo que no estaba en tus sueños.

El momento... Dime la verdad.

Más feliz de estas once semanas es ahora cuando puedo...

Reconocer, públicamente,

que yo no tengo ni idea de cocinar, es un desastre.

No sé ni cómo he llegado hasta aquí.

Estoy feliz y que no me lo creo ni se lo cree nadie.

Terre, te diré una cosa... tienes mano, te lo hemos dicho.

Has sido una montaña rusa con altibajos, pero fue irse

el gran Perico Delgado y ya fue...

Fuiste un cohete, te tenía eclipsada.

Es que lo de Perico...

Terre, ¿qué valoración haces de tu experiencia,

de tu paso por "MasterChef"?

Esta experiencia es única, estoy superfeliz de haber estado

doce semanas, porque me queda una más todavía

en vuestras casas, que es muy fuerte

y haya estado hasta la semifinal, no se lo cree...

Madonna, mira, él decía que con Santiago Segura

esta relación de pique, a mí me pasa con Madonna.

Todas las semanas un mensaje... "¿Cómo vas?". Ella fatal...

Es competitiva. Se pondrá contenta

al saber que no voy a la final.

Es lo único que me jode. -Madonna...

Oye, hemos visto un poco, nos has dejado ver

debajo de los estilismos a esa Pepa.

¿Sí? Ah, Pepa... Pepa qué se lleva de su paso

por "MasterChef". Está muy contenta y orgullosa de mí.

Y eso es muy bonito. Y es para estarlo.

Así que...

Llevo todo el programa llorando, de verdad.

-Ay, mi Pepa. -Hay que ver...

Pues no te he visto hasta ahora. Tengo un autocontrol brutal.

Esto es un trabajo de...

De introspección. Te cuesta...

Te cuesta, tía dura, mira que yo... Me cuesta la vida.

Yo toco ahí y rasco, porque quiero ver quién es.

Pues esto es lo que hay, es pura simpleza,

transparencia absoluta, no busques porque es lo que ves.

Es lo que ves, no hay más. Los tienes a todos a moco tendido.

Qué va... Sí.

Creo que te van a echar de menos. Muchísimo.

-A Ainhoa se lo he dicho:

cuando entro en la vida de la gente, no me voy.

-Yo no he conocido otra persona igual, Terre...

Has llegado a mi vida para quedarte.

Para siempre... Qué bonito, Ainhoa.

Bueno, Terre, ¿quién quieres que gane "MasterChef"?

La respuesta es... que no te lo pienso decir.

(AINHOA RÍE) Esa es mi Terre.

Bueno, Terre, pues ahora sí, tienes que colgar el delantal.

Ha sido un placer conocer a estas dos personas

a la Terre y a la Pepa. Tres abrazos en una semana.

Esto no... Me voy encantado para casa.

Gracias por todo, chicos. A ti, ha sido un placer tenerte.

¡Terremoto! (TODOS APLAUDEN)

¡Terre! -¡Adiós, gracias!

Dale un lavadito, me lo guardas y, luego, me lo das.

¡Adiós!

(LA TERRE) Lo mejor de "MasterChef" es descubrir capacidades

que tú tienes, no solamente culinarias.

He estudiado mucho, me he preparado pero, sobre todo, "MasterChef"

cuando lo oiga pues será una experiencia única,

alegría, ilusión y risas.

Yo, jamás, pensé que llegaría al programa 11; me pasa también

en mi vida, no sé qué pasará mañana y no me importa.

Creo que jugar a dejar que la vida te sorprenda

es el juego más divertido del mundo.

La despedida de Terre ha sido, seguramente, la más dura.

Sus compañeros se debaten entre la pena por decirle adiós

y la alegría de verse en la final.

Raquel, Ainhoa, Flo, Nico y Josie

se jugarán las preciadas chaquetillas

y el título de quinto "MasterChef Celebrity España"

en una final que se presenta, especialmente, emocionante.

Será dentro de siete días, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡¡¡Sabor a la vida!!!

Bienvenidos todos a la gran final de "MasterChef Celebrity".

Se acaba de cumplir el minuto 60 de cocinado.

¡Espabila!

Te confieso que estamos preocupados porque vemos que vas

un poco lento. Me gusta el diez absoluto,

pero te voy a dar el cinco pelado.

Recuérdame que te dé una receta de tartar, por favor.

Hay que reconocer que es un plato complicado

que estás en la mierda.

Pero para que te den tres estrellas ¿tienes que tener el disjockey?

No lo entiendes porque no las tienes.

Camareros, por favor. ¿Qué te ha parecido el plato?

-Buenísimo, buenísimo... buenísima. ¿Sí?

Estamos a punto de vivir

el gran combate final de "MasterChef Celebrity".

Adelante con tres estrellas Michelín en Madrid...

¡Dabiz Muñoz! Tú tienes el sofrito a punto...

Y los demás estamos despistados. -Si hablases un poco menos...

-No, pero... -Correrías un poco más.

Ainhoa va a entrar en bucle. Va a soltar un "mecagüen...".

Pero pronto, ya verás. Perdona...

-Me siento muy ignorado. -No seas malo.

-Es que veo unas cosas hoy... En este reto nos acompañan...

¡Joan Roca y Ángel León!

¡Bravo!

-Me parece superequilbrado, elegante, fino...

Sutil. -Todo lo que está en el plato

tiene sentido, está muy bueno. El ganador...

De la quinta edición de "MasterChef Celebrity España" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 11

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Masterchef Celebrity 5 - Programa 11

01 dic 2020

La noche de la semifinal en Masterchef Celebrity comienza con una prueba en la que los aspirantes tienen que replicar varias elaboraciones de Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz. Además, la localidad salmantina de La Alberca, uno de los pueblos más bonitos de España, acoge la prueba de exteriores.

En la primera, los semifinalistas viven una tensa subasta para luchar por los platos a preparar, y lo hacen jugándose su tiempo de cocinado. ¿Quién apuesta más fuerte? En este desafío, Los Chunguitos llenan de alegría y música las cocinas.

En La Alberca, el chef Carlos Hernández, del restaurante ConSentido, diseña un menú de cuatro platos al que tienen que hacer frente los celebrities en 180 minutos, para dar de comer a 60 comensales. Los dos mejores aspirantes de la prueba se convierten en los primeros finalistas de la quinta edición de 'MasterChef Celebrity'.

Los delantales negros tienen un reto de altura, con una caja misteriosa que esconde productos tan diferentes como solomillo de cocodrilo, edamame o raíz de loto, y usando diferentes técnicas y utensilios como la esferificación, la baja temperatura, el soplete o las pinzas. Para este desafío, cuentan con tres visitas de lujo: Paz Vega y Félix Gómez, duelistas de 'MasterChef Celebrity 3' y 'MasterChef Celebrity 4', y el gran chef con 12 estrellas Michelin Martín Berasategui. ¿Qué aspirante se queda a las puertas de la gran final?

ver más sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 11" ver menos sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 11"
Programas completos (63)
Clips

Los últimos 736 programas de MasterChef Celebrity

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos