www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5703961
Para todos los públicos Masterchef Celebrity 5 - Programa 7 - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Música)

Oye, no, pasad,

que sí, que no os habéis equivocado que estamos aquí.

No, no se han equivocado, tranquilos, esto es...

"MasterChef", como pueden comprobar aunque nosotras no seamos

ni Jordi, ni Samantha ni Pepe -Ya quisiéramos nosotras.

-No quiero malmeter, pero cómo estará todo

en estas cocinas para que no hayan querido,

los jueces, venir a recibir a los aspirantes.

-Será muy gordo porque, la verdad, es que nosotras la liábamos.

Calla, que entran los aspirantes, ya verás qué cara

se les quedará cuando nos vean a ti a mí.

-Ostras. -Hombre, pero bueno, por favor.

¡Bibiana! -¿Qué pasa?

(Risas y aplausos)

¡Qué alegría! -Hola, chef.

Hola, un respeto. -Flipas o no.

-Ya quisieran los chefs. -Hola, hola.

Pero, bueno. -Qué maravilla, qué maravilla,

qué arte puro. -Pero, por favor, por favor.

Así, sí, que nos hemos hecho con las cocinas, ¿qué os parece?

(APLAUDEN Y GRITAN) -Aprobamos la rebelión.

Por fin, ya era hora que viniera gente, realmente,

que sabe y empatiza y no los jueces.

(FLO) Cómo mola, es que entrar y no ver

a la urraca parlanchina ahí puesta al lado del enano

y de la señorita Rottenmeier me ha molado un huevo.

Hablando de empatizar, ¿cómo estás, Flo?

Sé que lo pasas muy mal. -Estoy quemado, tengo una aquí,

una calentura, o sea, estoy que peto.

-¿Eso es porque se fue Laura? -Eso es una de las cosas

¡Ay! Yo también, me da mucha pena que se fuera Laura,

¿quién la echado? -Los que habéis echado vosotros

que me alegro mucho que lo hubierais echado.

-Sí, pero estáis quedando lo mejor de cada casa.

-¿Sabes a quién ha echado también? Por favor, compañeros, decídselo.

(TODOS) Al gran Perico Delgado.

(Aplausos)

Lo han echado. -Este Tour no lo gana,

este Tour no lo gana. -Lo han echado.

Bueno, Ainhoa. -¿Qué? No me pidas cantar, hija.

-¿Qué te voy a pedir cantar? Si ya estoy yo, mira.

(ANABEL CANTA)

Ainhoa, yo que te considero una mujer seria,

¿por qué crees... qué le hacéis a los jueces, qué pasa aquí

para que nos manden a nosotras y no os quieran ni ver?

-Bueno, le damos de su propia medicina.

-Hacéis muy bien, ¿por qué crees que nos llamaron?

Porque os necesitábamos, es que no puedo más.

¿Pero tú sabes los sustos que nos dan aquí

pero sin agua con gas? -Y cuando crees que todo está bien,

todo está mal. -No, no sabes lo que pasamos aquí.

-Y un reloj que va al revés, es el único que va al revés.

Lo lógico es para adelante y este, para atrás.

-Ainhoa, nos diste muchas pistas porque están tan contentos

que nos pidieron que viniéramos porque ellos no tienen ni pu...

(RÍEN)

Ni ganas de veros, prefieren venir cuando esté la ropa limpia

que los trapos sucios ya lo hayáis lavado entre todos.

Muy bien. -Así que, bueno, vamos a empezar

sin más dilatación. En este reto vais a cocinar

en tres equipos. -¡Guau!

-Sí, chef. -¡Oh, oh!

En tres equipos y estaréis deseando saber

con quién le toca a cada uno, ¿a que sí? Claro, pues para eso

estamos nosotras. -Mira, vengo como la violetera.

-¡Qué colores más bonitos! -Mucho mejor naranja.

Estaba ya del rojo y el azul... -Gonzalo, ¿por qué tienes ese pin?

Eso queremos saber, ¿por qué tiene el pin?

-Claro, es que es tonto y quedó claro.

-Por mis grandiosas dotes culinarias.

¿Grandiosas? Perdona. -Grandiosas dotes culinarias.

-Perdona, tienes una flor en el culo, eres muy tonto,

ya quedó claro. -Cállate, tío, de una santa vez.

Todos los programas igual, es agotador.

-Es tonto y se salva por los pelos.

Lo único que hace este montón de mierda

es contaminar el grupo. (TODOS) ¡Oh!

Con razón nos han traído a nosotras.

-Sí, pero me está gustando. -Porque te gusta el lío.

Me gusta mucho. -Flo está muy quemadito

porque no llegará a la altura de Santiago Segura.

-Huy, claro. -Aquí ya...

No, no, esto es bala de plata. -Esto es "high level",

esto es "high level", porque sabe dónde duele.

Que no, pero que hay muy buen rollo.

(GONZALO) El problema es cuando uno se pasa de frenada

y alguien recibe mal lo que no debe recibir mal,

pero yo tengo buena espalda.

Bueno. -Vamos a empezar por los verdes.

-Así es. -Que llevan una foto.

A ver, podemos empezar por Flo y se lo voy a dar a Juanjo.

Ven aquí, cariño mío, toma. -Pero, bueno.

Qué mono, es más pequeño. -¿Y tú sabes por qué tiene

la foto de Flo? -¿Por qué?

Porque te ha mandado un mensajito. -¿A mí me ha mandado un mensajito?

-Sí, ve a tu sitio y escúchalo a ver qué te parece.

Ya verás. (FLO) Juanjo es muy nervioso

y me pone muy nervioso de lo nervioso que es

porque cuando estamos en la prueba de exteriores

le siento por ahí y cuando miro está en otro lado ya.

Yo creo que hay dos Juanjos algunas veces o tres,

pues no, es un Juanjo. -Ten cuidado con lo que hablas

que te graban. -¡Ay, ay, ay!

Juanjo, ¿qué te parece lo que comentó el colega?

-Es verdad, soy un nervioso. -¿Sí?

Yo también. -Pero eso era antes.

-Antes era más nervioso. -Bueno, pues seguimos repartiendo.

Ven aquí, ven aquí, Gonzalo, mira con la fotito de Juanjo.

-Verás. -A saber qué he dicho yo de este.

He podido decir tantas cosas. (JUANJO) Gonzalo es muy listo,

dice que no sabe y sí sabe, da clases particulares,

nos quiere engañar a todos pero bien.

Las mata callando,

hay que cargárselo como sea, cargárselo.

(RÍEN)

Hay que cargárselo como sea.

(EMITEN SONIDOS Y RÍEN)

Eso me ha gustado porque el como sea

incluye todo. -Como sea, ¿eh?

-Hay que cargárselo como sea, ¿qué te parece?

Gentuza. -Gentuza.

-Pero esto va así desde antes de empezar.

¿Ah, sí? -Que te calles, que te calles.

-El solapado. -Claro, es que esto

no lo piensa Juanjo nada más, lo pensamos todos.

-¿Pero esto es todo el tiempo así? -Y cosas peores,

pero sois unos cobardes y no os atrevéis a decirlas.

(GONZALO) No me sorprendió su mensaje...

¡Aquí le espero!

Quiero decir una cosa, que sepáis con este buen rollo,

estáis en el mismo equipo y falta el tercero

o la tercera en discordia que será... ¡Flo!

Anda. -El tercero del equipo verde

que tiene una foto de Gonzalo.

¿De verdad? -Es bonito esto, es bonito esto,

¿sí o no? Sí, es bonito. Ya verás, ya verás.

Solo buenas palabras, "Florentine".

(GONZALO) Flo es un generador permanente de mal rollo,

tengo que estar yo para compensar los dimes y diretes a la espalda

de sus compañeros. -Pero qué embustero eres, tío.

-Es un no parar, no descansa, no tiene límite, tiene claro

que quiere incendiar este programa y yo no se lo pienso permitir.

Pero, bueno, no me creo que hayas dicho eso de Flo.

-O sea, lo estoy flipando. -Es la verdad, lo sabéis todos.

¿Cómo dices eso de Flo? -Lo sabéis todos.

-No tienes vergüenza, hombre. -Celia, tranquila,

Nicolás, agárrame. Te voy a meter. -Pero no tienes vergüenza.

-Te voy a dar con la mano abierta. -Venga, amiguete, amiguete.

Que vais a cocinar juntos, chavales.

-Celia, tú que has moderado el congreso,

¿no vas a poder moderar esto? -Con esto no se puede.

Con esto no se puede. -No se pude, hija.

-El congreso es un castillo de bolas.

-Son dos gallos de pelea con las uñas de este porte.

Es horrible, horrible. (FLO) Gonzalo Miró,

él es el generador de mal rollo.

(IMITA A MINI YO) Gonzalo es maligno.

Estamos los mejores. (RÍEN)

Menos el soso este asqueroso. -Bueno, pues seguimos

con el equipo naranja. Terre, cariño, ven aquí.

¿Ves? El color me va ideal. -Este color te va ideal,

mira, lleva una fotito de Celia.

¡Uh! (RÍEN)

-Estoy pensando qué he dicho yo de la Terre.

-Pues vamos a escuchar.

(CELIA) La Terremoto es lista, profesional, divertida,

cocina mejor de lo que ella misma cree.

La Terremoto va como un terremoto por la vida,

no confía demasiado en que ella

tenga capacidades culinarias y creo que las tiene.

¡Ay, qué diferencia! -¿Qué es esto, qué es esta mierda.

-Qué maravilla, qué diferencia entre las chicas,

mira qué cosa, mira qué sonrisa. -Las cosas bonitas.

-No cantes victoria, Celia,

Celia, ponte el cinturón de seguridad.

-Se nota que Celia se ha dedicado a la política muchos años.

Hombre, mi amor, sabe muy bien lo que tiene que decir,

cómo decirlo y con la chispita mona que lo hace estupendamente.

No te lo has creído. -Claro que lo ha dicho

desde el corazón y lo sé. -Lo pienso, lo pienso.

-Hombre, se nota además. -Pues hablando de Celia

y con Celia, este delantal es para ti.

Ven. -También naranja.

-Y veamos qué foto tiene, ¿quién crees que habló de ti?

-Cualquiera. -Así, arriesgando.

La Ainhoa. -Pues, sí, bingo.

¡Ahí va, la hostia ahí va, la hostia!

-Venga, lo estamos dando, lo estamos regalando.

¡Aúpa ahí! -Escucha qué te dijo Ainhoa,

vamos a ver. -Cualquier cosa.

(AINHOA) Celia me recuerda mucho a mi madre y en ese sentido

le tengo mucho respeto y porque el tengo respeto

me duele sentir que ella no me considera como alguien

que puede ser útil en la cocina. La manera que tiene de dirigirse

o de hacer con los compañeros pues podemos tener un encontronazo

y con eso no quiero demonizar a los políticos, pero a mucha gente

pues igual no le termina de encajar cómo diga las cosas.

-Muchos conceptos ha habido ahí metidos.

(Risas)

Soy falsa, soy embustera, soy ladrona, soy de todo

porque soy política. -Como nosotras.

(Carcajadas)

Menos políticas. -Menos políticas.

Para nada, primero empecé diciendo que me recuerda a mi madre.

¿Tu madre es todo eso? -O sea, señora mayor.

No, Celia y estoy en desacuerdo contigo

con lo de política porque habrá políticos que roban

y que hacen todo eso, pero también los hay muy honestos

y te lo dije a ti muchas veces, Celia,

eres de las políticas que más me ha gustado.

(CELIA) Que alguien piense que porque soy político no valgo

y porque ella es cantante de ópera sí,

¿por qué me tienen que meter con siete sinvergüenzas

que nos han jodido la vida a todos? -Bueno, vamos a completar

el equipo naranja... Ainhoa.

¡Madre mía! -¿Quién te puede tocar a ti?

Pues la Terre tiene un mensaje para ti.

-Vale. -A ver qué mensaje.

A ver. -Adelante, Terre.

(TERRE) Ainhoa tiene algo que creo que es contraproducente

para ella ese don que le veo que es la bendición

de ser tan sensible y poder llevar un escenario.

Creo que aquí, en "MasterChef Celebrity"

ser muy sensible trae serias consecuencias

y está sufriendo mucho. Yo la veo sufrir

y sufro por ella. Ya estoy llorando.

-Tiene razón. -No llores, no.

Es que yo no quiero que sufra nadie.

-Con una pandemia mundial, ¿vas a llorar por esto?

No se puede. -Poneos juntas, naranjas.

Venga, las naranjas. -Ciudadanas.

-Yo sufro por ti.

Somos un gran equipo, señoras. -Que lo somos.

Pues el primer marrón de la noche...

Caca. -Josie.

Josie. -¿Quién crees que habló de ti?

-Meroño, Meroño. -Pues no, Nicolás.

¡Ah, venga! -Como se te da tan bien cocinar.

-No me acuerdo. -A ver qué dijo Nicolás, escucha.

(NICOLÁS) Josie, el tío, cada vez que le dan la palabra

se enrolla y se pone a hablar y, bueno, aprendes, ¿no?,

porque el tío sabe mucho, pero pierdes horas de vida.

Nos queremos ir todos a casa

y el tío raja que vamos. (RÍEN)

Pues es verdad, es verdad. -Pero se aprende, se aprende mucho.

-Pero no lo tomes como una pérdida,

tómalo como una inversión a fondo perdido.

Perder horas de vida, no sé, pero envejeciendo,

estamos envejeciendo mogollón. -Yo salí de aquí dos años mayor

y estuve 20 días. -Claro.

Vamos a seguir para bingo. -Venga.

Pues va para Nico y ha hablado de ti,

Raquel, ahí estamos.

A ver qué has dicho, a ver qué has dicho.

Es que... -Que voy contigo.

(RAQUEL) Nico es supertranquilo y para tenerlo de compañero

es genial, a lo mejor, para tenerlo de pareja

pues necesito más locura en mi vida.

Gente demasiado tranquila, a mí, personalmente,

me ha aburrido un poco.

Como una ameba, ¿no? Soy una ameba.

Lo peor que le pueden decir a uno. -O sea, a Raquel,

Nico le parece un coñazo. -Qué vergüenza.

No, porque... -Es que a mí me gustan

los canallas y este hombre es una monada.

Es un bendito. -Esta es de las mías.

Es que Nico entró mucho más tímido de lo que es ahora

y ahora es un tío divertidísimo que para nada,

pienso que sea aburrido y soso, para nada.

Ahora le toca ya... a Raquel. -Voy a soltar la canastilla.

-¿Qué habrá dicho Josie de ti, cariño mío,

qué habrá dicho Josie de ti? (JOSIE) Raquel Meroño

yo la amo, me parece lo más, pero cuando dice

que estoy alocado, atolondrado, ¿qué se supone que tiene

más conocimientos culinarios que yo? No.

(RÍEN) -Pues sí, pues sí.

Se lo sabe todo, la vocecita es muy fuerte.

-Que sepas que está basada en hechos reales, Josie,

esa voz está basada en hechos reales.

-Tiene más conocimientos culinarios que muchos aquí...

(JOSIE) Estoy supercontento con mi equipo, con Raquel

entiendo superbién, Nico cocina muy bien, estoy contento.

Nosotros, fenomenal. -¿Ves? En cuanto ya haces grupo...

-Yo no sé por qué tanto abrazo

y tanta cosa con el mal rollo que tienen.

¿Por qué me toca contigo? -A ver, Flo, ¿qué pasa por ahí?

-Que no quiero estar con Gonzalo y con Juanjo, no.

Pues esto es así. -No me parece bien

porque yo cocino mejor que ellos dos

y ahora me tengo que comer el marrón.

-Es que nadie quiere estar con él. -No señales, ¿por qué haces así?

-Por decir cosas muy desagradables de mi amigo.

Sí. -Parece mentira

que digas esas cosas. -Encima que he medido mis palabras.

Yo que tú eras mi debilidad, ya no lo eres,

no quiero nada de ti. -Pues con este mal rollo

que tenemos aquí, vamos a comprobar si sois capaces de hacer

borrón y cuenta nueva y olvidar los audios

y os tenéis que poner de acuerdo para elegir al capitán del equipo.

Os dejamos unos momentos. -¿El capitán de qué equipo?

-De los tres. -O sea, yo...

-¿Hay un capitán? Yo no quiero ser capitán.

Yo tampoco quiero. -Yo tampoco.

-Josie. -Venga, que ganamos.

Pito, pito, gorgorito, dónde vas tú tan bonito,

pim, pam, pum... -¡Ah!

(RÍEN)

(RIENDO) ¿Quieres ser capitán? -No, no quiero, escúchame.

¿No quieres? Pues, capitán. -Que no quiero,

por favor, no me jodas, es que yo no quiero.

-¿Por qué no vienen los jueces? -No sabemos,

¿por qué van a venir con este jaleo

que tenemos montado, que no hemos organizado nada

y yo intento hablar? -Perdonad, tengo un problema

yo no quiero... estos dos me están haciendo capitán

de su equipo que no me siento de su equipo

y no quiero. -Es lo que hay.

Es así, tú eres el capitán. -Yo no quiero.

-Vamos a ir muy bien, del nuestro es la Terre.

¡Hala, me toca a mí! -Bueno, equipo verde,

¿quién es el capitán? -"Florentine".

Florentino. -Juanjo.

-¿Por qué lo elegisteis? -Que no quiero.

-No quieres, por eso te eligieron. -Correcto.

Pero es que no quiero ni estar en este equipo ni nada.

-No te desnudes que vengo de 90 días encerrada.

Vendo mandil verde, ¿alguien lo quiere?

-No, no. -Flo, ¿prefieres un delantal negro

y te vas a eliminación, eh? -¡Oh, capitán, mi capitán!

Muy bien, el delantal negro es mano de santo.

-Vamos. -Bueno, equipo naranja,

¿quién es la capitana? -Yo.

¿Y por qué estás tan contenta? -Porque no he sido capitana nunca

y debe ser fascinante. (RÍEN)

Estoy deseándolo. -Bien, pues tu deseo

ha sido cumplido. Seguimos para bingo,

equipo marrón, ¿quién se come el marrón

de ser el capitán? ¿Josie, por qué?

Porque tiene una larga experiencia. -Y un callo que no te imaginas,

lo que ha pasado aquí, pero estoy muy arropado,

mis columnas de Hércules. -Sí, ya veo. Tenemos de todo,

capitanas novatas, capitanes experimentados

y gente que no quiere estar. -Y capitanes

que no tienen nada de ser capitán. (FLO) Dentro de un equipo ideal

que yo formara, no están ni Gonzalo ni Juanjo.

Juanjo por nervioso y Gonzalo...

Por solapado, es un solapado.

Aspirantes, en este reto vais a trabajar con un ingrediente

que ya le gustaría a Bibiana haberlo descubierto

pues hace 10 o 15 años. -¿Y eso por qué, se puede saber?

-Porque tiene muchos antioxidantes. -¡Ah, ya estamos

faltando al respeto! -Y mejora el rendimiento mental

y físico. -¿Me llama floja?

Y luego, ayuda a perder peso. -Mira, te digo una cosa,

te aguanto todo lo demás, pero llamarme gorda

te pego, directamente, -Explico la prueba

y no me dejas. -Pues no te metas conmigo.

-¿Sabéis de qué va la prueba? -Un antioxidante.

-Un ingrediente. -¿Ves? O sea, estoy diciendo

que esto va así y así y no me dejas decirlo.

Pero si pareces que haces un Máster de ciencias

de la Universidad de Harvard, ¡calla, calla!

¿Sabes qué te digo? Que llamo a los jueces

porque no te aguanto, sí. (TODOS) ¡No, no!

Reconciliaros. -Te llevo aguantando

todo el rato, le tengo que dar el biberón al niño y mira la hora.

¡Pepe, Samantha, Jordi! (TODOS) ¡No!

No hay manera, por favor, venid. Gracias, no puedo más,

no puedo más. -Bienvenidos.

-Voy a saludar, pero con las cosas de seguridad

porque, claro, me he puesto esto por seguridad

porque ella me está escupiendo todo el rato.

-Samantha, por favor.

Hola, mi amor. Ha sido una experiencia horrorosa.

Si no sois capaces vosotras de poneros de acuerdo

para presentar el reto, ¿cómo queréis que ellos

dejen de lado sus diferencias y cocinen juntos?

Claro, nos dais mal ejemplo. -Por culpa de Bibi.

Menudo ejemplo les hemos traído. Aquí hay había lió, perdona.

Yo intuyo también porque por eso hemos hecho

los grupos que hemos hecho por el intríngulis.

Un poquito de... -Claro.

Aspirantes, en este reto tenéis que hacer un plato

con el alimento que os han dicho Anabel y Bibi,

¿os quedó claro? No nos han dicho nada.

Es que no me dejaste decir el nombre del alimento.

-Pero si no lo sabías.

¿No lo habéis dicho? No.

-Quedaba un detalle, un detallito.

Bueno, vamos a ver, aspirantes, os cuento,

a ver, aspirantes, tenéis que cocinar

con un ingrediente que está considerado

el alimento vegetal más completo. Aporta fibra, vitaminas,

calcio y hierro y un 16% de proteína

de alto valor biológico con un equilibrio casi perfecto

de los aminoácidos necesarios para formar la proteína humana.

Lo que has dicho antes. -Eso.

¿Un filete de ternera? (RÍEN)

Más o menos, es muy útil para quienes llevan

una alimentación vegana porque contiene proteínas

de origen vegetal de alta calidad. En eso Flo es especialista.

Claro. -La patata, la yuca.

-El guisante. -Ya veréis, es una cosa inusitada.

¡Eh, mira qué pinta más buena, mira qué ganas de comértelo!

Me he quedado igual, es arena.

Es garbanzo picado, garbanzo seco y picado.

Es amaranto, considerado un superalimento.

¡Ah, claro! Lo hemos elegido

porque entre sus propiedades

está la de reducir el estrés oxidativo

y las enfermedades cardiovasculares.

¡Qué bueno, qué bien me siento ya! Y algo muy importante también,

es un buen recurso para aumentar la saciedad

por lo que es de gran utilidad cuando buscamos perder peso.

(RÍE) -Claro, lo conozco ahora mismo,

si lo hubiera conocido antes, estaría yo muy...

El amaranto no contiene gluten y su índice glucémico es bajo

por lo que también lo pueden tomar los diabéticos.

Es uno de los cultivos más antiguos de América

y, probablemente, de la humanidad y ya se cultivaba hace 7000 años.

Fue uno de los dos alimentos que la NASA seleccionó

para la dieta de los astronautas por su alto valor nutritivo

junto a la quinoa. La Terre se acuerda.

(TERRE) El amaranto no lo había visto

en mi puñetera vida, jamás.

Vais a cocinar por relevos. ¡Epa!

Qué cosa más extraña. -¡Qué bien!

-¿Se pueden dar indicaciones? -Sí, se podrá, digo yo.

Cállate, tú qué sabes. Cada uno de vosotros

se va a encargar del plato durante 20 minutos,

así que, capitanes, poneos ahí, por favor.

Flo, Terre y Josie. Yo soy capitán.

-Pero que no quiero. -Para una vez que soy.

Aquí, por favor. Capitanes, vosotros tenéis

que diseñar un plato con amaranto. (RÍE)

Deberéis escribir el nombre y la descripción del plato

en un papel que guardaréis en la campana que veis

en vuestras cocinas. También seréis vosotros

los que empecéis a cocinar y el resto esperaréis en bodega

sin ver ni oír nada de lo que pasa en cocinas.

¿Bodega? -Bueno, por favor.

20 minutos después que comience el cocinado,

el aspirante que ha cocinado, subirá a galería

y será el azar quien determine quién es el siguiente aspirante

en cocinar. Cuando lleguéis a la cocina, deberéis intuir

el plato que hace vuestro equipo y continuar con él.

Intuir. Al acabar el segundo turno,

entrará el último relevo desde bodega que terminará

el plato y emplatará. Vale.

Ok. Y tiene que intuir también

cuál es el plato. Intuir.

Muy fácil. Antes de comenzar la cata,

ese último aspirante tendrá que decirnos qué plato

ha elaborado su equipo. Lo de intuir me vuelve loca.

Y comprobaremos si coincide con el original

que había diseñado el capitán. Están peores

que cuando estábamos nosotras. Una prueba de las que me gustan.

Ganará este reto... El que sobreviva.

El equipo que más se aproxime a la descripción del plato

que haya hecho el capitán que esté bien elaborado

y que esté rico, ¿entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Entendido, sí, pero ahora hazlo tú.

Os recuerdo que están en juego 4000 euros para donar

a la ONG que elija el mejor de esta prueba.

Hay que ir a por ello. -Intuyo un gran desastre, sí.

-Yo ya no digo más nada, ya lo ha dicho ella.

Gonzalo, Juanjo, Celia, Ainhoa, Raquel y Nico,

podéis pasar a bodega y esperar ahí, por favor. Adelante.

Vamos, por aquí. A bodega, aprovecha.

Venga. Vas a pillar

como no hagas un buen plato. -¿Encima?

O sea, lo estoy flipando. (FLO) Bueno, creo que la suerte

me acompaña porque no quiero ser capitán, no quiero cocinar

con Gonzalo ni con Juanjo y por relevos,

¿hay algo que pueda fallar?

Tendréis 60 minutos para cocinar y tenéis tres más

para entrar al supermercado a hacer la compra.

Recordad que tenéis que incluir en vuestro plato el amaranto.

¿Estáis preparados? Preparadísimos.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno... ¡Ya!

Adelante. Al "shopping".

¡Uh, lo que hay aquí, esto es gloria bendita!

Llena esa canasta. -¿Y tú no te vas a quitar eso?

-Bueno, me la quito, me quito la careta por no aguantarla.

¿Dónde está el amianto este que no lo encuentro?

Lo habéis puesto un poco... Hay que relajarse.

Relajarse, llevo sesenta y tantos años y no lo he conseguido

tampoco así de sopetón. Tres, dos, uno... ¡Tiempo!

A cocinas todo el mundo. Qué cantidad

de productos buenísimo.

Ojo, lo primero que tenéis que hacer es escribir

el nombre del plato y la descripción, ¿oído?

(JOSIE) Sí, chef.

Pero lo que está escribiendo es un libro.

Bueno, dos hojas, que no es la carta

a los Reyes Magos. Queridos Reyes Magos:

Voy a cocinar... -¡Ea, para ti

para siempre, yo me voy!

Bueno, ¿conocíais el amaranto? Ni lo conocía ni lo voy a conocer.

Creí que era un licor. Es un pseudocereal,

lo más básico, hervirlo, tostarlo, hacer un tipo harina

para hacer una masa, hacerlo suflado como palomitas,

creo que la mejor opción aquí y servirlo.

Bueno, yo quería hacer una ensalada de cilantro

muy fresquita y luego, unas gambitas rojas

con una mayonesa de salsa de Dijon.

Se lo estoy dejando agrupado para que vean lo que es cada cosa.

La que va a liar Florentino. -Florentino lo mismo

cuando lleguéis se lo ha comido. (RÍEN)

Amaranto por un tubo, esto a ver si se pica aquí

porque me estoy confiando en hacer la tortillita con harina

pensando que esto se va a picar. -Estoy haciendo una especie

de risotto como si fuera quinotto, pero con amaranto y setas.

Entonces yo lo estoy tostando porque el marido de la Pedroche

tuesta la quinoa cuando hace quinotto

porque se deshidrata y se hace un poco empalomitado.

Tenemos el mejor capitán. -Josie, le podríamos dejar solo

y que lo hiciera entero. -Lo mejor de todo que como Josie

solo con mirarle de reojo, sabes si vas bien o no.

-Con lo drama "queen" que es va a empezar a...

Aspirantes, como veis, tenéis una minicaja misteriosa,

¿vale? Sí, ya la he visto.

Que no podéis tocar hasta que os lo digamos,

¿está claro? Sí, querido Pepe.

Gracias. # Las noches del alma. #

(TARAREA)

¿Cómo van a aprender a trabajar el amaranto cuando rallamos

patatas crudas y no sabemos usar las patatas?

Bueno, pues yo las rallo porque haré una tortilla de patatas

muy especial, una tortilla de patata

con todos los ingredientes ralladitos con 40 gramos de harina

y digo: "Pues en vez de harina, le echo el bicho ese,

pero resulta que eso no hay quien lo pique".

¿Cómo va a saber alguien que una patata rallada

es para una tortilla? Cómo puedo jorobar

y que no entiendan nada. Dale pistas fáciles.

Y me gustaría que hicieran una espuma de sofrito.

Traje los ingredientes para que se acuerden del sofrito,

pero no sé si caerán. Es imposible

porque no es un plato coherente, ese es el problema.

Ahora, voy a rallar la cebolla, ¿vale?

Voy a rallar la cebollita, compañeros muy silenciosos, ¿no?

¿O soy yo que hablo mucho?

Ellos van a elegir quién es el siguiente.

Al azar, el azar. Hermanos, estamos reunidos

para unir en santo matrimonio a Ainhoa Arteta y a Gonzalo Miró.

Sería su quinto. -Tú no lo has dicho ni una vez.

-¿Seguimos hablando de amaranto? -Tú sí te casaste, ¿no?

Bueno, me casé por el rito balinés. -Si consigo picar esto

y convertirlo en harina, hacemos una tortilla,

¿que no lo consigo? Estoy jodida.

Hola a todos. (TODOS) Hola.

¿Quién mete la mano, con perdón? -Yo misma, yo misma.

-A ver. -Pues, Raquel.

Raquel, va a ser la siguiente del equipo marrón en cocinar.

Mira. -Celia, vas tú, muy bien.

-Yo. -Le gusta meter mano

hasta por fuera. -Suelta eso que no es tuyo

que te reviento. -¿Quién?

Tú mismo, pues eso, tú eres el segundo en el relevo.

(CUENTA RÁPIDAMENTE) Aspirantes, han pasado 20 minutos,

tenéis que parar de cocinar y subir a la galería.

¡Ay! -¡Ay, no van a entenderme!

Pero me pasa siempre.

Buenas. Verde, a la primera.

-¡Mi Josie! -Amor.

Naranja, a la segunda y marrón a la última.

Venga, que está todo preparado.

Raquel, que es muy fácil. -Está todo por ingredientes.

-¿Qué me tienes hecho aquí?

Por favor, que entiendan mis señales que ahí está muy claro,

los quesos con el rallador, la mantequilla abierta,

el caldo que se añade con el cucharón ya puesto.

Que lo entiendan, por favor.

Unas setitas, creo que quiere hacer como un falso risotto.

Qué caritas de Celia, lo está entendiendo a la primera.

No puedo. -Es que no entiendo nada.

Yo confío en tu imaginación, cariño, ahora.

-Es que es imposible adivinar.

(RÍE)

(FLO) No confío en Gonzalo en absoluto, le admiro mogollón

porque un tío sin conocimiento de cocina,

llegó al programa siete y con pin de inmunidad,

es que te lo juro estoy flipando, le pediré un selfie.

Esto se está reduciendo, lo doy por hecho.

No tengo ni idea -Como cuando juegas

al teléfono estropeado, con lo que tú has oído.

Por eso hay que hacer algo coherente desde el principio.

Era muy coherente. -Es que no tengo ni idea de esto.

¿Qué pasa, Gonzalo? ¿Qué pasa, Pepito?

¿Cómo estás? Bien, intentando averiguar

qué ha hecho que no sé qué utilidad le dará al amaranto.

Tienes que intuir por eso habéis cogido al más lúcido,

al capitán. Oye, cómo le has puesto los mensajes.

Somos encajadores, Pepe, ya lo entenderás.

El que no entiende eres tú y es el plato de Flo.

Ya. Te veo más perdido

que el barco del arroz. Es verdad.

Pues piénsalo un poquito, dale. Muchas gracias por tu ayuda, Pepe.

Mira que le he dicho cosas, pero no se entera.

Pues voy a hacer un sofrito.

Una base, tengo que hacer una base, lo que no sé si es esto.

Celia, tú no me odies, cariño, tú ahora, juega.

-Pero no sé qué hacer con esto.

(TERRE) Veo que la perdemos, que la perdemos, Celia,

que te perdemos. -Esto no sé lo que es.

-Juega, Celia, juega. -Que juegue a qué.

Juega. -Juego, ¿qué juego?

¿Cómo lo llevas? -Fatal, no tengo ni idea.

Ni nada, ¿no? -Pero ni idea, vamos.

Celia, ¿cómo vas? Fatal porque no tengo ni idea.

¿No tienes claro lo que hacía Terre?

Veo que haré la pechuga, tiene el foie

para ponérselo por encima, eso tiene que tener una base,

pero la base... ¿Dónde está el amaranto?

¿Qué es eso? Cebolla con amaranto, posiblemente,

pero como zumo agrio. ¿No lo ves comestible?

No. Respira.

Cambia el chip, ya está. Sé que lo mío no lo adivinaría,

no lo adivino ni yo. -Me invento un plato

que no tenga nada que ver con lo de Terre

porque no sé lo que ella quiere

y voy a hacer un plato que Ainhoa pueda concluir.

Se están pasando porque esto es muy duro,

qué agobio. -Josie, ¿dónde estás?

Aquí. -Josie...

Aquí, aquí. -Te siento, pero no te veo.

Mira, a mí me dieron día el deshuesar un pollo.

-Sí. -Yo todos los días

venía a hacer pollo porque era lo único que aprendí,

pues yo llegaba aquí y decía: "Va a haber pollo".

Y un día, otro día. -Nunca.

-A mí, por ejemplo, me tocó una vez un pichón.

Anda, mujer, eso era una mierda de pichón aquel que hicimos

que era de fresa y chocolate. -Está todo el rato: "Son mierdas".

Todo, cállate, es una mierda. -Cállate y qué mierda.

(Música)

¿No había gente mejor para elegir, solo a Gonzalo?

-Gracias, Flo. -Gracias, Flo, tío, me ha tocado

con gente que yo no quiero ir y soy capitán de equipo

que yo no quiero ser. -Por favor, Flo,

últimamente, estás muy quejica. -Yo no puedo ver esto, tío.

No puedo verlo. ¿Qué, Raquel?

¿Cómo ves los ingredientes? Yo creo que quiere hacer

un falso risotto. ¿Con qué?

Con el amaranto, con el fumet y con el quesito.

¿Hay mucho pescado ahí? Bueno, fumet, un caldo de verduras.

¿Y los huevitos por aquí? ha hecho un risotto de verduras.

Dale caña, suerte. Gracias, gracias, chef.

¿Podemos parar un poquito de palmitas?

-No puedo. -¡Para, para!

No tengo ni idea de lo que estoy haciendo yo ni ella

porque lo dejó difícil, pero bueno. -Oye, Jordi, escúchame una cosa.

¿Qué pasa? Estamos aquí Josie y yo

valorando que esta prueba es un ñordo como un pianolo.

(Risas)

Porque no nos parece bien que estemos nosotros currándonoslo

y lleguen estos zotes porque son unos zotes

y no se enteren de nada, claro.

¿Es verdad o no? -¿Quizá porque no confía

en su equipo, señor Mariñas? -Perdona, no he confiado

desde el minuto cero. -Niña naranja, a mí me falta

la concursante de mi equipo que me desapareció.

Está ella envasando al vacío, la mujer.

Se la voy a dejar aquí. -¿Cómo lo llevas, Gonzalo?

Estupendamente, un sofritín, unas gambas.

Para que funcione esta prueba tienes que tener muy claro

el plato que vas a hacer. ¿Esto qué es?

Esto es cebolla. Lo de Celia es imposible

que salga. Pero lo va a reconducir.

No, hará otra cosa. Reconducir no,

algo que esté bien, pero no será lo de la campana.

Es el teléfono escacharrado de la cocina.

Bueno, hemos venido a jugar, sigamos jugando.

# Hay que jugar, hay que jugar, # hay que jugar. #

Venga, móntate un jardincillo ahí encima, por favor,

que queda muy bien. Si lo hace bien el equipo marrón,

es porque Josie ha entendido muy bien la prueba,

ha cogido elementos fáciles de hacer y cosas coherentes

con sentido. Queda muy poco ya, queda muy poco.

Que se acaba. Aspirantes, último minuto.

Chicos, acaban de cantar el último minuto, calentad motores.

Dentro de un minuto, entráis, ¿estáis preparados?

Esto está perfecto, ahora cuando metamos el queso

y se termine de hacer, está ideal.

Tiempo, salid de cocinas, por favor.

Venga. -A ver si lo entiende el otro.

-Ahora se complica más. -Me encanta,

lo entiende, perfectamente. -Vamos allá, a ver.

A ver qué os encontráis. -¿Qué hay que resolver?

-Nico, concéntrate, está casi ya. -Ainhoa, ánimo.

Venga, ya voy. -Usa tu imaginación.

Pero mucha, mucha. -¿Qué es esto?

-Pruébalo, la va a cagar, ¡ay, por favor!

Ya veo que está haciendo un paté. -¿Lo habéis adivinado vosotros?

Yo creo que sí. -Yo no.

No tengo ni idea qué estáis haciendo.

-¿Pero dónde está la cosa esa sarracena?

Pruébalo, prueba eso. -Sí, pero no sé

qué voy a hacer con esto.

Si está hecho. -¡Eh!

Antes de que continuéis con el plato que os han dejado

vuestros compañeros, debéis levantar

la minicaja misteriosa que tenéis en vuestros puestos de cocina.

¿Estáis preparados? Una, dos y tres.

¡Oh, qué bueno! ¿Sabéis lo que es?

Una trufa. Trufa negra de Teruel.

Bueno, nos viene fenomenal. Aunque muchos puedan pensar

que es un producto elitista, no lo es, está considerado

el diamante negro de la cocina... Cómo huele.

Por su capacidad de aromatizar los alimentos

con una pequeña cantidad.

Bien usada es muy versátil y accesible.

La provincia de Teruel es una de las principales zonas

productoras a nivel mundial, tanto en volumen como en calidad

y justo ahora está en plena temporada de recolección

que va de noviembre a marzo. Así que, es la excusa perfecta

para visitar Teruel y disfrutar de la trufa

y de toda su amplia gastronomía. ¡Qué maravilla!

Teruel, la Toscana española. Así es.

¡Madre mía, qué lío! ¡Madre mía, qué lío!

En este último relevo debéis terminar el plato

en incorporar la trufa negra de Teruel.

¿Entendido? Sí, chef.

Pues los últimos 20 minutos de cocinado comienzan ya.

Esto es magret. -Ainhoa, por arriba

y por abajo, busca. -Esta niña ha cogido 500 cosas,

¿para qué quieres alcachofa en un plato de faisán?

No te enfades, ya pasó,

cariño mío, ya pasó. -Estoy muy mal.

Bueno, voy a meter la gamba, lo voy a cocer

como si fuera un arroz. (TODOS) ¡Eh!

Yo he hablado, pero nadie me ha contestado.

Es que no sé qué hacer con ello. -Madre mía, qué saldrá de ahí.

Vamos a ver a Juanjo, a ver qué ha intuido.

Se le ve que mucho, -No tengo ni idea

de lo que estoy haciendo. -Cuéntame.

-Cuéntame tú qué estoy haciendo.

Vamos a ver, sois un equipo, ¿qué tienes?

Un sofrito, tiene aquí una salsa, unos gambones y hay una mayonesa.

La quinoa es una cosa que no me gusta

que se parece a esto, ¿no? -Y la quinoa, ¿cómo la has probado?

-Al llevármela de aquí se la llevo para el pollo.

Ya, sí, ¿pero cómo está? -Mala y dura, cocida.

-Cocida, pues eso ya es una orientación.

-Claro, lo están calentando.

Claro. Vámonos de aquí.

Toda la base que te has dejado es muy buena.

Vámonos. Lo tienes que cocer como pasta,

lo enfrías y la tienes como un cuscús frío.

Mira, me estoy agobiando de una manera aquí.

¡Madre mía la gamba roja!

Vaya asesinato la gamba roja.

Yo no sé qué está haciendo este tío.

¿Pero por qué se lo lleva al abatidor, a enfriarlo?

Porque él, su concepto es ese.

Aquí estamos. ¿Qué tal?

Veo elementos interesantes, este es la...

-El amaranto. -El amaranto, esto es un guisito

que me han dejado aquí bien que yo creo que igual...

-¿Lo probaste? -Sí, está riquísimo.

Pero feo está. Sí, pero lo que voy a hacer

es triturarlo, voy a intentar hacer como una especie de base

y encima de la cama voy a poner el paté,

voy a poner el pichón y con lascas de trufa

y adornado un poquito bien, sobre todo, que tenga sabor.

Y a mí me interesa mucho ver si el amaranto

está bien incorporado que esto es muy bonito,

pero el amaranto no sabemos qué aporta aquí.

Pero, mira, le echa vino blanco, por lo menos estaremos animadas

(ANABEL CANTA)

Ya está. -¡Socorro!

O sea, flipo, flipo. -¿Ves algo, Josie?

Tía, que no lo ha entendido. -Es que es muy difícil entenderlo.

Es que no sé usarlo, es lo del teléfono escacharrado,

improvisaré, a lo mejor saco un plato de vanguardia.

¿Qué haces? (FLO) A ver, la gamba roja

tarda en cocer dos minutos,

el amaranto, 35.

Bien, ¿no? (FLO) Te lo juro, estoy fatal,

es que Juanjo, ¿dónde está cocinando?

¿En un parque de atracciones?

La que estoy liando, en serio. -Que me está dando algo.

¡Madre mía! Gonzalo, ha sido el teléfono escacharrado.

-Escucha, no te tortures, haz lo que creas y ya está.

Mira Flo. (RÍEN)

A ver, tío, esto me está rayando que esto no engorda

ni el grano ni nada. -¿Cómo vas Ainhoa?

Intentando hacer algo. -Claro, ya está.

Que tenga sabor por lo menos. -Importantísimo.

¿Pero qué hace? Nico, ¿estás tranquilo?

No, tranquilo, estoy tranquilo. ¿Qué haces?

Intento deducir esto, ¿vosotros lo veis claro?

O sea, has pensado que esto eran verduras cocinadas

que iban al plato. Sí.

Muy bien. ¿Esto qué es?

-Queso. -¿Esto es queso?

¿Para qué sueles usar el queso? Para hacer un topping.

¿Un topping? Josie está sufriendo.

Y yo también estaría sufriendo. ¿Qué vas a hacer, qué?

Voy a batir esto, lo voy a triturar un poco.

¡No! Lo tenías rematado

y la vas a liar. Gracias, gracias.

Para eso estamos, amigo. -Mira, que le va a meter el brazo.

¡¿Qué?! ¿Pero qué hace?

Socorro, Raquel. (RÍEN)

No sé. Cuando uno respira,

"oxigeniza" la cabeza y dice: "Ahí puede haber un risotto".

Si ese amaranto sustituye al arroz,

el resto, champiñones, mantequilla, quesito, lo tenemos.

Samantha, ¿cuánto queda? ¿Tres, dos, uno?

Ahí está. Cinco.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

Plato, plato. -Me cago en todo.

Escucha, que el emplatado quede bonito.

-Un puñadito de tierra bonito. -Ya no lo podemos empeorar más.

-Venga, Ainhoa, cariño, estupendo.

Chicas, qué importante es estar organizados

y ponerse de acuerdo en una cocina y conocer los elementos

de trabajo como el amaranto, pues os iba a llamar

para la escuela online e hicieseis un capítulo.

¿Sí, y? Ni se me ocurre.

¿No? Ni os ponéis de acuerdo

y no sabíais qué era el amaranto. ¿Seríais capaces

de hacer un plato entre las dos? No sé si harían un buen plato

en la escuela, pero la Terre, sí. Sabor.

¡Ay, la que estoy liando, estoy en plan guarro!

Es como una paella eso. -No me mires a mí, eso no es mío.

(RÍEN)

¡Ay, Señor, Señor, qué habrá hecho el niño!

Gonzalo, que tiene buena pinta, te lo juro, desde aquí.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto.

No, hombre, no. Que no se os olvide

añadir la trufa. ¿Cómo podemos integrar la trufa?

Y la trufa donde caiga se agradece. Con el pichón y el otro

funciona mucho mejor que con el tomate.

Y al equipo marrón le viene bien. Al pichón también.

A todo lo que son aves... Lo echas en el último momento

y da todo el aroma. Mira si es buena la trufa

que hasta podía arreglar el plato de la Terre, mira si es buena.

Eso no lo arregla ni la bendita trufa.

No. Muy seria: "No".

Muy bien, Ainhoa, no sé qué es, pero muy bien.

Aspirantes, diez, nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno... ¡Tiempo!

¡Manos arriba! Muy bien, Ainhoa.

Equipo naranja, equipo campeón.

(AINHOA) No tengo ni la menor idea si he adivinado el plato

que ha diseñado la Terre.

Pero, desde luego, los ingredientes lleva los que ella ha elegido,

con lo cual, no lo sé.

Aspirantes, ahora sí, comienza la cata.

El equipo marrón será el primero, Nico, por favor,

traes tu plato. Josie, bajas, por favor,

y nos acercas la campana y Raquel, nos acompañas también.

Qué coreografía más bonita, una de cada lado,

está todo pensado todo, todo, increíble.

Ánimo, mi Josie.

Lo que yo no sabía es que era para esto,

si no, me pongo yo y haría algo simple.

Nico, recuérdanos, por favor, el nombre que pusiste a tu plato.

Amarotto trufado

porque es... buscando ese risotto,

pero con amaretto, amaranto.

(RÍEN)

El amaretto, también tiene lo suyo.

-Ha ligado bastante bien y nada, con un huevo poché en medio

y ese topping de trufa. ¿Cómo lo ves, Josie?

Que pones unas caras un poco... Se parece bastante

a lo que yo ideé, la verdad. Vamos a comprobarlo.

Bueno, pues...

Amarantoto. Amarantotó.

Rumbo a Oz, es como un risotto de amaranto con setas

más un huevo poché en medio. ¡Tachán!

Oye. -Canta un poquito, eh.

-Qué casualidad, oye,

qué casualidad, perdóname. Aquí está la letra.

No, ya lo veo, ya, ya. Oye, os digo una cosa:

Efectivamente, coinciden los platos y coinciden los productos

y coinciden las elaboraciones, estará bueno o no, no lo sé.

Es verdad que empezaste y la idea tuya fue muy buena

de dejar pistas para quien viniese detrás

al menos, lo supiese. El caldo para poner.

Y Raquel lo ha bordado.

Nico, te ha costado un poquito más, has dudado...

Que sí, que no...

He empezado con otra cosa en la cabeza,

también sin saber un poco... No me ha dado tiempo de decir:

"¿Qué es lo que ya han trabajado mis compañeros?"

Y estaba viendo qué puedo elaborar.

Cuando he visto que iba al abatidor...

Raquel lo entendió muy bien, lo encarriló muy bien.

Ahí tuvimos un derrape, eh.

Pero vamos a ver... Que Socorro y Dolores...

¿Tú sabes lo que hemos pasado aquí? Como para no entendernos.

Yo ya tengo telepatía con Raquel Meroño. Hago así ya...

No sabes lo que es. -¿Qué es eso de Socorro y Dolores?

Los que siempre estamos en el foso, todo el rato.

No salimos del foso.

Te entiendo. Esa parte la entiendo.

Llaman "foso" a la Prueba de Eliminación.

Es un foso, faltan los cocodrilos. -Son como los cristianos.

Bueno, vamos a probar. (ANABEL) ¡Vamos allá!

(JOSIE) A ver...

Huele bien. -Pues fíjate, yo nunca pensé

que con esa arena se podía hacer un plato.

Vamos a ver... Tiene mucho mérito. Hablaríamos de lo que es

un buen "risotto", uno de setas

donde el caldo debe tener sabor a setas.

Aquí hay un caldo de verduras muy suave

y tiene un sabor... No conocéis el punto de cocción.

El amaranto son unos 30 minutos.

Esto cocinó casi eso, pero le faltó un segundo.

Habéis tenido la suerte, porque era la sorpresa

de última hora, pero resulta que el "amarantoto"

que te has inventado con el huevo, con las setas,

le va divinamente la trufa.

¡Qué casualidad! ¡Todo es casualidad!

"Hay trufa". ¡Uy, qué casualidad! ¡Todo es casualidad!

¡Uy, uy! -La trufa la teníais todos.

¡Cuánto resentimiento! ¿En vuestra edición también

estaban los malos perdedores? De ese nivel no.

Si estuviera aquí Santiago Segura, no sé qué diría.

(Risas)

¡Ahí no! ¡Cuidado! ¡Ahí no! (RÍE)

(RÍEN)

Sí, ahora... ¡Te paso! ¡Que devuelve!

Bueno, la idea era buena. (RÍE)

Está muy bien. Muy buena la idea, buena la ejecución.

Oye, está comestible y rico.

¡Gracias! ¡Menos mal que estaba Raquel!

Sin haber hablado, habernos entendido

y que no tiene el punto perfecto

el "amarantoto"... Pues, hija, que se den

con un canto en los dientes porque no podemos atinar más.

Si el nombre casi se parecía.

Bueno, Ainhoa, un nombre para este plato.

Yo lo he nombrado "TCA al amaranto".

Me he encontrado con pichón y foie.

Y había una especie como de... no sabía qué era,

no sé si era un sofrito o qué.

Y he intentado mezclar para hacer una especie de salsa

o de base con el amaranto y con el sofrito este.

¿Crees que tiene algo que ver con el plato que empezó la Terre?

Posiblemente no.

(LEE) Tortilla de amaranto con foie...

No es mi letra, eh. Papa y cebolla,

reducción de Pedro Ximénez y pichón interior

y espuma de sofrito.

¡Uy, uy, por favor!

¡Está todo! -A ver, pero...

Está todo. -Yo lo he entendido.

Simplemente, no coincide con el plato.

No coincide nada. -¿A que me has entendido?

¡Claro! Si es que no... -¿La tortilla dónde está?

¿Y el interior? -Deconstruida.

El interior está en el interior. -Tortilla deconstruida.

Ahora, Terre, explícale, sobre todo a Celia,

qué era aquella masa que se ha encontrado en la sartén.

Aquella masa era la tortilla.

Celia, ¿tú rallas la patata en un rallador cruda y la mezclas?

Yo no. Pues Terre sí.

Ellas tenían que adivinar lo que tú pretendías.

El juego se llama "El teléfono estropeado".

¿Qué es lo bonito de "El teléfono estropeado"?

No es que diga "el perro de San Roque... el perro..."

No. Lo bonito es que diga "el perro de San Roque...

más vale pájaro en mano..." No.

Eres una estratega de mucho cuidado.

Voy por delante de vosotros todos.

A ver, ¿dónde está el amaranto y qué me aporta?

El amaranto era... Como en realidad no vale para nada,

lo hago como una harina y se lo echo a la tortilla.

La tortilla lleva 40 gr de harina de trigo.

La harina la sustituí por amaranto.

¿Le has puesto a la tortilla amaranto?

¡Claro! -Es que el amaranto está ahí

por todos lados, porque yo también le puse amaranto cocido.

Bueno, a ver, Ainhoa...

Evidentemente, es un producto maravilloso,

genial, pero es un gran desconocido.

Lo lógico en este caso, lo más comprensible

por asociación a la quinoa sería hervirlo.

¿Tiempo de hervirlo? Sería entre media hora y 40 minutos.

Tú lo has cocinado un poco... Sí, al dente.

Vamos a probarlo que, igual, está rico, eh.

Igual hemos descubierto una nueva faceta de la amalgama

esta de Amaral.

Imaginaos que hemos descubierto un plato único en la historia.

¿Eh? ¿Eh? Te gusta. Es que podría estar peor.

¡Oye...! Sí le falta cocción.

Tiene textura como de una sémola. Sí.

Sí. ¿El plato está malo? No.

No se parece un pimiento al planteamiento inicial.

Creo que Ainhoa y Celia han sabido atinar en cocinar algo comestible,

porque interpretar tu idea inicial era imposible.

Se puede comer, pero no era lo que pedíamos.

Pedíamos una prueba inicial con un plato con un sentido

y que el resto de compañeros fuesen hilando

hasta acabar ese plato.

Aquí ha ocurrido lo contrario. No han entendido el principio

y han ido acabando algo que se puede comer milagrosamente.

Lo que ha sido un milagro, ha sido que lo hayan reconducido

tus compañeras. Confiaba en la reconducción

de ellas y en su sabio conocimiento.

Te entiendo. Cogí productos que sabía

que ellas sabrían confeccionar un gran plato.

Y me alegro que Celia, después de haber llegado

a tocar fondo, haya resurgido y haya vuelto a encarrilar

todo esto, que parecía un desastre y al final se puede comer.

Me parece que lo que habéis dicho es verdad.

Ella tiene un punto de partida singular.

Si ella se mete en una prueba, en su prueba estará bien,

pero la prueba no era así.

Así es. Te has estrenado muy mal de capitana.

Me hacía ilusión, pero nunca he dicho que fuera buena capitana.

No viene bien, es un caramelito envenenado.

Es un marrón que no quiere nadie.

Es un caramelito envenenado que no me hace gracia.

(AINHOA) Terre he sido muy buena capitana.

En "El teléfono escacharrado" la última frase que llega

no tiene que ver con la primera. Además, en nuestro caso,

era comestible. ¡Ya está, perfecto!

Flo, vamos a escuchar atentamente

el nombre que le ha puesto Juanjo a tu idea.

Guiso de gambones... -Amaranto.

Al amaranto. Sí, encaja esa descripción

porque no ha guisado el amaranto, ha guisado los gambones,

media hora casi, casi.

¿Pero se parece a tu idea?

(Risas)

Tiene gambones y tiene amaranto.

¡Hombre, pues eso ya es algo!

Gonzalo, que tú también formas parte de la trama,

¿crees que este guiso de Juanjo

era la idea de Flo? No.

Lo primero en lo que pensé, fue en gambas a la plancha.

Viste el cilantro con el tomate picado

y dijiste: "Aquí sofrito". Estás como Josie,

sofrito por todas partes. ¡Al lío!

Flo, no querías ser capitán, ¿no?

Ahora entiendo. Me entiendes, ¿no?

Estoy deseando leerlo.

Pero bueno... Gambas rojas con mayonesa de Dijon

sobre ensalada de amaranto con cilantro y lima.

¡Dónde vas! -Te describe muy bien

lo que vas a comer. Juanjo, Gonzalo, ¿cómo os quedáis?

El error es saltear las verduras, ¿no?

¡Me toca a mí con estos dos pringados, por favor!

¡Que sois unos paquetes, hombre! ¡Sois unos paquetes!

Encima me tengo que comer el marrón.

Ahí está el guarro del mandil.

No lo quiero ni ver, lo pisoteo (BIBIANA) ¡Písalo!

Pisoteo el mandil. Y la cara esta de Gonzalo...

¡Toma en toda la calva! ¡Ya está, fuera! ¡Ya está, hombre!

¡Pero por favor...! Me habéis estropeado la idea.

Te queda mejor el mandil que esa camisa.

Por lo menos te tapa algo la camisa.

Tú eres muy gracioso como este, ¿no?

Y abróchate, que se te sale por ahí.

Vale. ¿Qué ocurre aquí? Flo, empezaste muy bien

y la idea era muy buena y lo dejaste

medianamente encaminado. Un fallo tuyo fue no echar

abundante amaranto en el agua. Echaste muy poco.

Llegó Gonzalo y no supo qué hacer por ningún lado.

Estaba perdido, estuviste 20 minutos...

Corto para acá, para allá... Dabas la vuelta a las verduras.

No sabías por dónde cogerlo. Llegó Juanjo a dar la estocada.

Me dejaron el marrón. Haces sofrito, metes gambas

y le echas un puñado de amaranto en crudo.

Y echas el agua de cocción del otro amaranto

que llevaba media hora o dos horas cociendo.

Y hierve las gambas 20 minutos, que era lo peor del mundo.

Tengo una duda. ¿Cuánto tarda en cocerse una gamba roja?

¡Déjame! ¿No ves que entré en bucle?

¡No, no, no! -¡Que me dejes, tronco!

¡Escúchame! Es para que aprendas, para que aprendas.

¿Cuánto tarda en cocer el amaranto? -Media hora dicen.

¿Y por qué echas amaranto encima de las gambas?

En mi defensa diré que dejé otra sartén al lado

de la del sofrito para que vea

que no tenía que echar las gambas ahí.

Llama a Flosie. ¿Quién es Flosie?

Es uno que saca a relucir.

(FLOSIE) ¡Pepito!

Es que... es que Pepito y yo tenemos un futuro...

Prometedor. ¡Uy, Pepito! Si yo te contara...

Flosie. Flosie viene de una cosa,

porque era Josie y no le llamaban Josie...

Y alguien dijo "Flosie".

¡No, no, no! -Pepe... Este es para Pepe, Anabel.

¡Sois muy amigos! ¡Sois muy amigos! ¡Tranquilo!

¡Que se coman! -¡Socorro!

Esto no es lo peor de todo.

¡Esto es lo peor de todo!

¡Que me caigo!

(Música)

¡Pepe, tranquilo! ¿Me escuchas?

Se ha estropeado el barco, el champán...

Todo lo has estropeado.

Por ser así. Pepe, una cosa..

Samantha dejó que yo le diera un beso. Espera...

Samantha dejó que yo le diera un beso.

Deja que Flosie te dé un beso

y acabamos ya con esto de una vez. -¡Acaba con esto, Pepe!

¡Venga, venga! Cógele, cógele, cógele.

¡Ah!

Cierra los ojos, Pepe. -Flosie, con la lengua no.

Con la lengua no, Flosie.

¡Tú no mires! -¿En la mejilla me dejas, Pepe?

¡Sí! ¿De verdad?

¡Qué guay, Pepe! ¡Me encanta! ¡Ay!

Bueno, no he querido forzar demasiado la máquina.

Yo, esto que he hecho, es un entremés.

El plato principal... todavía le espera.

Perdonadme, pero yo necesito comer algo después de esta carrera.

¡Qué pena! ¿Te vas a atrever con esto?

¡Qué pena que sea esto!

¡Qué pena que sea esto!

(Música)

Hemos visto tres tipos de trabajos en cocina.

Uno en el que el jefe de cocina

marca una pauta y el equipo le sigue;

otro en el que el jefe de cocina no marca la pauta

y el equipo hace lo que puede; y este en el que hizo

una buena pauta, pero el equipo no le siguió.

El que sembró el caos fue Gonzalo.

¡Que le quiten el pin! -¡Que le quiten!

A partir de ahí, el amigo la ha liado pardísima

porque ha hecho un "free style" donde la cocción es terrorífica.

Si añadimos el amaranto a puñaditos cada dos minutos

esperando la cocción espontánea, pasa esto.

No se acuerda cómo se llama.

Hay un sofrito extraño que está rico,

porque las gambas han cocinado tanto

que todo el jugo se fue abajo

y tiene sabor a gamba. No va a estar malo.

Pero el amaranto crudo y las gambas... pobrecitas.

Entiendo que no sé en qué situación me encontraría yo

si vengo detrás de alguien.

Claro, en el momento en que te desvías

por otra carretera, es como las autovías,

que tienes que dar la vuelta ya en el cambio de sentido.

Hay una cosa importante en esta prueba:

conocer a tus compañeros. Hay que conocer a Flo. Es refinado.

Ha ido el súper concentrado, con ilusión,

con su plato espectacular.

Y tú has llegado y te lo has cargado todo.

¿Sí o no? También tengo que decir

en defensa de Gonzalo, nada.

(Risas)

Estamos bien, estamos bien.

Estamos donde queríamos. -No puedo estar

en el mismo plano contigo. -El objetivo, de momento,

está conseguido. Estamos en el programa siete.

¿Qué más quieres? -No quiero nada de ti.

¿Te vas a confesar, tontorrón?

No me voy a confesar. -¿Qué haces?

¿Te vas a beber todo eso? -No quiero que la gente

me asocie a ti. -¡Menudo tontaco!

Aspirantes, la cata ha terminado y ahora llega el momento

de despedir a nuestras invitadas. ¡Muchas gracias, Bibiana, Anabel!

¡Qué pena! Gracias por hacer de nosotros,

por cubrirnos, por acompañarnos.

Quiero decir una cosa. No solo ha sido un placer

estar aquí, sino que las expectativas

que tenía con este grupo se han superado.

¡Qué bien! ¡Guapa!

¡Esto también es diversión!

¡Chao, guapa!

¡Adiós! -¡Adiós!

Tengo que decir que yo ya lo dije

en todas las redes sociales,

que esta edición me gustaba ya sobre el cartel.

Seis toros, seis. Pues igual. Aquí son 16 miuras.

Ahora sí, vamos a deliberar. ¡Ah! Que necesitan deliberar.

O sea, necesitan deliberar.

Vamos a deliberar, chicas. Vamos a deliberar.

4000 para tu ONG y 4000 para mí.

Tú eres la que mejor lo has hecho, porque si tú no llegas ahí

y entiendes el decalaje, no salía.

¡Muy bien!

Aspirantes, en este reto teníais que hacer un plato

con amaranto, pero, además, estabais jugando

al "Teléfono escacharrado" y debíais intuir y continuar

la receta que había comenzado el capitán.

Incorporar la trufa era bastante fácil, es sencillo,

porque es un producto versátil

que sabemos que casa y enriquece cualquier elaboración.

Flo, confiabas en que tus compañeros entendieran

tu plato, pero ya ves que no.

Terre, tú estabas contenta de ser por fin capitana.

Sí. Y vas y le planteas

a tus compañeras un plato que no tenía ninguna lógica

ni ningún sentido.

También diré que demasiada buena pinta tenía el plato

que presentó Ainhoa,

que no tiene nada que ver con lo que tú has planteado,

pero estaba mejor. Se podía comer. No es poco eso.

No me entendéis, no me entendéis.

Equipo marrón, vosotros habéis elaborado un plato inteligente

y con sentido común.

Coincidía con el plato que había planteado el capitán

con una buena idea y con buena ejecución.

Gracias, chef. -Gracias.

Aspirantes, el equipo ganador de este reto es el...

El naranja.

¡El equipo marrón! Formado por Josie como capitán,

Raquel y Nico. ¡Enhorabuena a los tres!

Es que no es fácil. Esta prueba era muy complicada.

Pero divertida.

Y de los tres, el aspirante que mejor ha trabajado

en este reto es... ¡Raquel!

¡Felicidades! (TERRE) ¡Sí, hombre!

¡Muy bien! No lo llega a entender

y nos liamos.

Raquel, el papel del capitán era importante,

pero la persona que estaba entremedias,

que entendiese lo que quería transmitir el capitán

y ponérselo en bandeja al siguiente

era fundamental y lo has hecho de maravilla.

¡Menos mal! ¡Te llevas los 4000 euros

para la ONG que tú elijas!

Ser la mejor

de una prueba me hace sentirme muy bien.

Es otro reto cumplido, otro sueño...

(RÍE) En la lista de sueños "MasterChef".

¿Para quién van esos 4000 euros? Van a ir a la Fundación Aenilce.

Cuidan de niños con daños cerebrales

y es espectacular cómo les cuidan, cómo les tratan, cómo les enseñan.

El centro es maravilloso. Se van a poner bien contentos

porque, encima, ni saben que les va a llegar.

¡Pues para ellos van esos 4000!

¡Fundación Aenilce recibe 4000 euros

de parte de Raquel Meroño! ¡Maravilloso!

Te lo mereces la que más. Te lo mereces muchísimo.

Porque si no, hubiera sido una hecatombe,

otra en este programa, o sea...

Estamos seguros de que estos 4000 euros

llegarán a quienes más lo necesitan

porque los más afortunados tenemos la obligación de ser solidarios.

Y ahora nos ponemos en marcha para hacer un homenaje

a unos profesionales que se han dejado la piel

durante la crisis del COVID-19

y se merecen todo nuestro reconocimiento.

¡Vámonos! ¡Vámonos!

(Canción "Heroes" de David Bowie)

Nos trasladamos a la Sierra de Guadarrama,

un refugio natural en el que respirar calma

y tranquilidad para celebrar un homenaje muy especial.

Para todos los profesionales de la salud,

2020 está siendo, sin duda, el año más duro de sus carreras.

Un virus desconocido, contagios incontrolables,

hospitales desbordados, respiradores insuficientes,

pacientes y compañeros que se van.

En definitiva, una lucha cruel y llena de incertidumbre

que les ha tocado vivir en primera línea de batalla.

La situación sigue siendo delicada

y aún quedan preguntas sin respuesta.

Pero si algo tenemos claro es que el trabajo

de nuestros sanitarios ha sido impecable y ejemplar.

Nos sentimos profundamente orgullosos de todos ellos

y queremos rendirles este homenaje lleno de gratitud.

¡Aspirantes, bienvenidos al Jaral de la Mira!

De entre las muchas fincas que hay en Madrid,

hemos seleccionado justamente esta porque representa

a la perfección la filosofía de la prueba que hemos preparado.

Su dueño la compró con un único objetivo:

hacer que todos los momentos vividos aquí sean tan bonitos,

tan especiales que se graben en la memoria para siempre.

Y eso, precisamente, es lo que va a sucederos hoy.

Vais a vivir una prueba por equipos

que os va a dejar un recuerdo imborrable.

¡Que entren los primeros siete expulsados de la quinta edición

de "MasterChef Celebrity"!

¡Adelante, David, Melani, Jesús,

Raquel Sánchez Silva, Perico, Lucía y Laura!

(GRITAN CONTENTAS)

¡Mary Claire, cómo te hemos echado de menos!

¡Perico! ¡Pericooo!

¡Pericooo!

¡Perico! ¡Perico!

¡Perico! -¡Aquí estoy otra vez!

A acompañarte, a darte moral, fuerza.

Terre ha sido todo un... bueno, un encuentro hoy, ¿no?

Bueno, claro, me gustaría estar ahí, poder hacer equipo

con Terre alguna vez en alguna prueba de equipo.

¡Exaspirantes, qué alegría teneros aquí de nuevo!

¡Muchas gracias! Nos habéis echado de menos, ¿no?

¡Muchísimo! -¡Mogollón!

Perico... Menudo recibimiento que te ha dado la Terre, eh.

Aquí ha salido una relación... vamos...

Que va a perdurar eternamente.

Terre... Oye, no hace falta que te preguntemos

quién quieres que sea repescado.

¡Hombre...! Pues Melani.

(Risas)

Bueno, aspirantes, exaspirantes, la prueba de hoy

es francamente especial.

Hemos preparado un homenaje a todos los sanitarios

que han puesto su salud y su vida en peligro

para luchar contra el coronavirus.

(APLAUDEN)

El virus ha pasado muy cerca de todos,

pero a alguno os ha afectado en primera persona.

(LUCÍA) El coronavirus se llevó a mi madre.

Está al otro lado... Es que es así. No he ido todavía.

¡Joder!

Lo siento.

Lucía, ¿qué significa para ti esta prueba?

Es que cada uno tiene... lo ha pasado de la manera

que lo haya pasado por la persona que se ha ido...

Pero han subido todas estas almas al mismo tiempo

y es muy fuerte.

Yo creo que aquí estamos para pasárnoslo bien

y alegrías y tal... Y eso se lo dedico a mi madre.

¡Bravo! (APLAUDEN)

(LUCÍA) El llanto es por toda la gente que se ha ido.

Es que ha sido muy fuerte.

Esto por mucho que escribas un guión,

es imposible describirlo.

Hoy tendremos a cien de esos héroes que trabajan

en hospitales de Madrid sentados en nuestras mesas.

Así que, por favor, volquemos este agradecimiento

que sentimos en el menú.

(TODOS) ¡Sí, chef! Y siguiente el ejemplo

de nuestros invitados,

aspirantes, hoy no habrá capitanes ni elección de equipos.

¡Guau! -¡Ay, qué bien!

En esta bolsa hay diez amiguitos como... este.

Cinco rojos y cinco azules.

Le dejaré la bolsa a... Flo.

Os la vais pasando, pero nada de trampas

que nos conocemos. Sin mirar. Tengo que coger uno, ¿no?

(Risas)

¡Vamos contigo, Juanjo!

El rojo. ¡Ainhoa, vamos contigo!

No miro, eh. ¡Eso es!

¡Qué suerte también! Pues mira, rojo.

A mí me encanta. Me llevo bien con todos, me da lo mismo.

No te llevas bien con todos y lo sabes.

Me llevo bien con todos.

(AINHOA) Creo que Celia y yo somos unas mujeres muy fuertes,

pero tengo que evitar ese conflicto

porque, en el fondo, yo la quiero muchísimo.

¡Venga, Nico, a ver qué te depara el futuro!

¡Vamos! A ver si con un poco de suerte te vas esta semana.

¡El azul! ¡Venga, Josie, a ver qué te toca!

Azul. El azul también.

¡Venga, Celia, tu turno!

¡Rojo! El chico del pin,

¿alguna preferencia?

A ver, el marrón de tener a Celia y a Ainhoa en el mismo equipo...

¿Perdona? ¿Perdona? ¡Pero es que no puede ser!

Te digo yo que Gonzalo quiere el equipo rojo para solaparse.

Vale, bien, bien. -Azulito.

¡Raquel, tu turno! ¡Este!

"Blue". -¡Hija, de verdad...!

¡Separadas al nacer jamás!

(JOSIE) Yo creo que es la persona más importante

de "MasterChef" para mí.

O sea, he pasado los fosos más difíciles,

las complicaciones más duras y estar aquí con ella

creo que me puede llevar a ganar.

Terre, tienes una misión muy importante.

Sacar uno, ¿no?

El color que tú saques... Sí...

Marcará cuál de los dos equipos va a contar

con un aspirante más en cocinas.

¡Rojo!

Trabajarás con el equipo rojo y, por tanto, seréis

un aspirante más. ¿Contentos todos con los equipos

que ha formado el azar?

Todos no. Gonzalo no está contento, está encabronado.

(FLO) Gonzalo quería ir con el equipo rojo. ¡Clarísimo!

Porque en el equipo rojo hay muy buenos cocineros.

Ahora sí, ha llegado el momento de que descubráis

quién es el dueño de esta finca, ese enamorado

de los momentos inolvidables que os contaba antes.

¡Adelante el dos estrellas Michelín Mario Sandoval!

¡Por favor!

Bueno, Mario, gracias por abrirnos una vez más las puertas de tu casa.

¡Qué jaral más maravilloso tienes!

¡Es espectacular! Muchas gracias.

Es una finca bonita para eventos, bodas, para empresas.

Llevas dos restaurantes: Coque y el recién inaugurado Coqueto.

Así es. Una finca...

Te dedicas a la investigación, haces comidas solidarias...

¡Y por si fuera poco, acabas de ser padre de nuevo!

Bueno, sí. Es la cuarta hija que se llama Teresa, como mi madre.

Gracias a que somos tres hermanos, podemos dedicarnos un poco

a que cada uno esté en un sitio y esté todo controlado.

Atención, exaspirantes, porque comenzamos con vosotros.

Cada uno cocinaréis uno de los siete entrantes

que ha traído Mario.

(RÍE) -¡Qué risa más maquiavélica!

¿Te parece, Mario, que levantemos campanas,

nos vas explicando qué son cada plato y tú los asignas?

¡Menudo marrón! En tus manos lo dejo.

¿Me ayudas? ¡Claro que te ayudo!

¡Guau! El primer entrante

que vamos a ofrecer será el tartar de langosta.

¡Ay, qué rico! -Hacemos una vinagreta

con los diferentes ingredientes.

Y luego hacemos un caviar de cítrico

y de frutos rojos.

Este plato, yo se lo asignaría a Jesús,

porque se quedó con ganas de demostrar su potencial

y es un plato perfecto para ti.

Muchas gracias, chef.

Yo le agradezco mucho que tenga ese tipo de palabras

hacia mí. Ya es brutal viniendo de él.

Por supuesto, voy a intentar no defraudar a nadie.

El segundo entrante que vamos a preparar va a ser

esta ensalada de besugo.

Hay que hacer unas perlas de Módena; hay que tener

muy bien el punto del pescado. Y este plato, si te parece bien,

se lo voy a asignar a Lucía,

que es una mujer valiente y yo creo que encaja

muy bien con este plato.

Me encantaría sentarme a comérmelo. Más que hacerlo, pero bueno...

Haré todo lo posible.

Ahora vamos a hacer los ñoquis de alcachofa

y guisantes con caldo ibérico. Este plato es un plato también

complejo porque tiene que hacer el caldo transparente.

Hay que hacer los ñoquis, que son esferas.

Yo este plato se lo asignaría a Laura Sánchez.

¿Cómo lo ves? -Mírala, arremangada.

¡A por ello!

El siguiente entrante es el escabeche de foie.

Cogemos el foie, lo cocinamos previamente en una bolsa de vacío

y, aparte, hacemos un escabeche

de amontillado. Este plato es un plato más sencillo

y me gustaría dárselo a David, que fue el primer expulsado.

Muchas gracias, Mario. -De nada.

El quinto entrante es este plato, que es una gamba confitada

que tiene dos cocciones.

Y luego hacemos unas perlas de palo cortado.

¿Y a quién se lo das, Mario? Se está riendo mucho.

Pues es un plato para campeones y yo, que le tengo mucho...

Lo que se come en Segovia típicamente, claro.

Para Perico Delgado. -Es que estaba diciendo:

"Ese está pensado para mí, vamos".

Vamos con el sexto entrante...

Un ravioli de verduritas y crustáceos.

Tenemos, por un lado, la pasta "wanton",

que la tenemos que cocer y darle el punto;

hacer el relleno de crustáceos y elaborar la salsa de azafrán.

Vale, pues este plato se lo asignamos a Melani,

que ha estudiado mucho estos días. -Muchísimo.

He estado viendo vuestros videos de vuestros canales.

Y este plato que falta es

para ti, Raquel. Una sopa fría de almendra de ajoblanco.

Lleva unas quisquillas, lleva unas cerezas.

Sobre todo, hay que tener cuidado

en el emplatado. -¡Muy bien!

Aspirantes, es el momento de descubrir qué elaboraciones

ha traído Mario para vosotros.

Hoy no tenéis que elegir porque el azar

ya os ha asignado platos.

Os adelanto que cada equipo cocinará un principal y un postre.

Comenzamos con el equipo azul.

Equipo azul, como principal

cocinaréis carrillera con mole negro

y patatas suflé. Y de postre...

"Carrot cake". Bueno, hacemos...

la carrillera de ternera. Hacemos un mole negro

con todos los ingredientes. Y luego la técnica,

que hay que hacerla bien, de la patata suflé,

que no todos los cocineros la saben hacer.

Y lo terminamos con la tarta clásica de la "carrot cake".

Vamos con los platos del equipo rojo.

El principal es parpatana con huevo y pisto.

¡Qué maravilla!

Y de postre, pestiños con helado de vainilla.

Bueno, pues la parpatana la asamos al horno.

Hacemos un pisto casero especial con las verduritas

que tenemos por aquí.

Y luego, un huevo de las gallinas de la finca.

Y luego, tenemos, por otro, los pestiños, que el truco está

en que sea la masa muy finita y el helado de vainilla.

Aspirantes, queremos que los comensales prueben

todas vuestras elaboraciones, así que prepararéis

100 medias raciones de cada uno de los platos.

Como debe ser. En vuestro caso, exaspirantes,

montaremos un bufé de entrantes para que los comensales

puedan elegir los dos que más les apetezca probar.

Así que solo tendréis que preparar 30 raciones cada uno.

(RÍE)

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no utilicéis...

(TODOS) ¡A comedores sociales! ¡Bravo!

Atentos todos porque aquí van los tiempos.

Arrancaréis a cocinar todos a la vez.

Vosotros, exaspirantes, deberéis tener

los entrantes listos y emplatados en el minuto 120.

20 minutos más tarde, en el 140, saldrán los principales.

Y 20 minutos después, los postres, en el 160.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Lo veremos. ¡Pues ahora sí que sí...!

¡Arranca la repesca de la quinta edición

de "MasterChef Celebrity"!

¡Aspirantes, exaspirantes, corred a por ingredientes

y a cocinas en tres, dos, uno...! ¡Vámonos ya!

¡Vamos, Perico! -¡Vamos, gente!

¡Vamos! (FLO) ¡Oye, mi equipo se va sin mí!

(Música)

¡Venga, equipo! ¡Vamos, señores!

¡Venga! ¡Vamos, venga! ¡Con energía!

¡A darlo todo!

¡Grande, Perico, vamos!

¡Aspirantes, exaspirantes! Preparaos todos porque el tiempo

empieza a contar en tres, dos, uno... ¡Ya!

¡Todo el mundo, suerte y que gane el mejor!

¡Venga! -David contra Goliat.

Somos uno menos, no pasa nada porque si trabajamos

superordenados y concentrados, esto lo sacamos. ¿OK?

Chicos... -¡Venga!

¡Al lío! ¡A ganar!

¡A por ello, venga!

Te pones tú con las suflés. -Vale.

Las ollas grandes para marcar las carrilleras.

(NARRA) Para su primer plato, el equipo azul tiene que sellar

las carrilleras y cocinarlas

en olla exprés hasta que estén tiernas.

Irán acompañadas de su jugo, mole negro y patatas suflé.

¡Venga, chicos! Que tenemos la motivación de cocinar

para los enfermeros, para el mundo sanitario, ¿vale?

(RAQUEL) ¡Menuda responsabilidad! -A mí me motiva más

que cocinar para los jueces,

que son los que siempre te dicen la pega.

Y seguro que a los sanitarios les va a encantar todo.

¡Que sí, que sí! -¡Lo vamos a hacer superbién!

Vamos a poner aquí 30 huevos.

(NARRA) El postre consiste en una tarta de zanahoria

con base de bizcocho y crema de mantequilla.

(JOSIE) ¡Venga, venga!

¿Cómo va esa repesca? -¡Ahí va!

(JOSIE) ¡Ánimo, Raquel!

¡Vamos, chicos, que os tengo aquí cerca!

(NARRA) Raquel debe preparar ajoblanco con camarones.

Terminará el plato con una cúpula de helado y perlas de cereza.

¡Vamos, chicos, ánimo! ¿Cómo vais?

Esto es jodido, eh.

(NARRA) Por su parte, Jesús tiene que limpiar y cortar

la langosta para hacer un tartar

que servirá con perlas de limón y salsa vizcaína.

¡Joder! -¿Tú habías cogido

alguna vez eso? -¡En mi vida, en mi vida!

(NARRA) David debe preparar un plato de foie

que primero escabechará y, finalmente, marcará.

Lo acompañará con un crujiente.

Controla eso que huele fuerte, eh. Yo no digo que no sea así

cómo debe oler. -Es fuerte, es vinagre.

(JUANJO) ¡Jesusito! ¿Cómo vas, hermanín?

¡Peleándome con el bicho uno a uno! -¡Vamos, chavales, dadle caña!

¡Y que gane el mejor! ¡Vamos! Verás qué caldaco haré.

Esto hay que picarlo cortito, ¿no? -En "brunoise".

(CELIA) Todo en "brunoise". ¡Venga, vamos!

Ya está. -¡Vamos que nos vamos!

(TERRE) ¡Señor! ¡Sí, señor! (CELIA) No te enfades conmigo.

Si no me enfado. ¡De verdad...! Es que ella es...

Terre, no te enfades. -No te enfades, no te enfades.

(NARRA) El primer plato del equipo rojo es

pisto de verduras con parpatana de atún,

salsa de carne y huevo frito.

¡Flo, cariño! ¿Cómo llevas tú los pestiños?

¡Estoy en ello, oiga! ¡Estoy en ello!

(NARRA) Para el postre deben preparar una masa

lo suficientemente fina para que los pestiños suflen.

Lo servirán con helado de vainilla y bolas de melocotón caramelizado.

¿Tu niño era oftalmólogo?

Ha estado trabajando también esta racha buena, vamos.

Bueno, él ha estado un mes y medio

con la COVID en su casa... -¿Estuvo contagiado?

Y ahora da sangre para el plasma, para los que están peor.

¿Cómo se llama tu niño?

Mi niño se llama como su papá, Pedro.

Es que los pericos... ¡Perico, campeón, un beso!

(CELIA) En mi casa todos son pericos.

¿Qué te ha tocado, Perico? -Unas gambas que...

Lo peor no son las gambas. -¿Qué es?

Que tengo que descuartizar la cabeza en dos.

¿Qué dices? -Yo creía que esta pesadilla

de la cocina ya se había acabado.

Veo que no. Sigo aquí liado.

Creí que había sido un sueño... (MELANI) Un mal sueño.

(NARRA) Perico debe confitar las gambas,

freír las cabezas y preparar una salsa con su jugo.

Por último, hará unas esferas de vino amontillado.

¡Qué bien huele, chicos! Lo que sea, huele muy bien.

¡Es lo mío! ¡Es lo mío! (RÍE)

¡Seguro, mamá!

(NARRA) Lucía tiene que elaborar una marinada caliente

en la que introducirá el besugo hasta que esté en su punto.

Lo servirá con ensalada, vinagreta y perlas de Módena.

Si les canto a las alcachofas, se cuecen antes, ¿no?

(MELANI) Lo mismo es, cariño.

(NARRA) Lo primero que hará Laura es cocer las verduras

para los falsos ñoquis de alcachofa y guisante.

Como base del plato, elaborará un caldo de ibéricos.

¡Qué ri...! -¡Perdón!

Era para ver si estabais atentos. -¡Susto!

(PERICO) Para que no baje la atención.

(NARRA) Melani debe preparar un sofrito de verduras y crustáceos

que será el relleno de los raviolis.

Los acompañará con tierra de cebolla y aire de azafrán.

¡Vámonos, vámonos! -Bueno, Lucía, hoy tenemos

nuestro pequeño homenaje a los que nos han dejado

con este COVID. -Sí, descarado.

Lo que te digo, Perico... Mi madre está aquí.

Yo sé que soy muy pesada con eso, porque ha estado siempre,

pero hoy, especialmente, es un día, pues...

En honor a ella. Así que me tiene que salir bien.

Y me va a salir bien. (MELANI) ¡Lucía, va por mami!

¡Va por mami "blue"! ¡Venga!

¡Gracias! Yo no sé si es la cebolla o es...

(PERICO) La emoción. -O es el momento.

Pero estoy... que los ojos se me nublan.

Pepe, Jordi, como los equipos se han formado hoy al azar,

he pensado que sería bueno que también vosotros elijáis

los equipos al azar.

Tengo esta bolsa y dentro tengo dos muñequitos,

uno de cada color, exactamente los mismos

que los que han sacado los aspirantes antes.

Te dejo elegir a ti primero, Pepito.

¡Míralo, el rojo! ¡Eh, rojo!

Vale, pues... tú rojo y yo el equipo azul.

Pepe, equipo rojo y tú, Jordi, serás el supervisor del azul.

Muy bien. ¿Contentos los dos?

Pero muy contento.

Oye, me pilla lejos el equipo azul.

Voy para allá. ¡Adiós! ¡Hala!

¡Menudo pedazo de carrilleras se van a comer los sanitarios!

Ya pueden quedar ricas, por favor.

¡Equipo azul! ¡"Hello"!

El azaroso destino ha querido que esté hoy con ustedes...

supervisando vuestro trabajo.

(RAQUEL) Nuestra primera vez, Jordi.

Que yo me entere...

Porque no hay capitán. No, pero Raquel Meroño

es una mujer empoderada total. ¡Capitana total!

¿Has sido tú...? ¿Te has empoderado?

Bueno... Pensaba que había sido

alguno de estos gallitos, fácilmente.

No, no. Hoy es que estoy especialmente...

Con muchas ganas. Motivada.

Vale. ¿Has repartido tareas? Sí.

Gonzalo y yo vamos a hacer

las carrilladas y el mojo. El mole.

El mole, perdón. La pastelera hace el "carrot cake".

¿La pastelera quién es? Pues Josie.

Nico está empezando con la preparación importantísima

de las suflés que tenemos. Es una receta de lucir.

Estamos todos suflando.

¿Sabes lo que me gusta? Vienes de ser la mejor

en la prueba anterior y aunque no hay una capitanía,

hablas con la responsabilidad de un capitán.

Y yo también la haré. Conmigo.

Te exigiré como si fueses un capitán.

¿Ah, sí? Claro, estás empoderada...

Me gusta. Te voy a meter caña

y te voy a exigir. Hazlo con cariño.

Yo también quiero ganar. OK.

¡Equipo azul, no estoy dispuesto a perder!

¡Haced caso a la empoderada!

¡Ven de vez en cuando, ven! No te preocupes. Lo que haga falta.

¡Adiós! ¡Que nos falta gente, Jordi! ¡Ven!

¡Vamos, patatitas...!

Que tenéis que hincharos y tenéis que quererme

y hacerme caso.

Una patata más y "mandolineamos".

¡Chicos, tengo la primera mezcla! ¡Raquel!

(NICO) ¡Guapi! -Voy a pelar esto y...

¡Pim, pam, pum! Bocadillo de atún.

¡Venga! Estoy metiendo ya las carrilleras en la olla

y que sea lo que Dios quiera,

porque con las ollas exprés me llevo regular.

¡Oye, esto está empezando a oler de lujo!

¿A que sí, amor? -¡Sí, señor!

(TERRE) ¿Le has puesto sal, no? -No, todavía no.

Hay que echarle. Nada más echar la cebolla,

un puñadito de sal. -¡Qué pintaca!

No, al pisto no. Al pisto no, mi amor.

Te digo por qué. Si le echas la sal ya,

se queda meloso. No se puede quedar meloso

porque tiene que coger el resto de las cosas.

(TERRE) Lo que diga usted, señora, que tiene más años en cocina.

Si solamente fuera en cocina... -¡No, mujer!

Chicas, yo tengo una historia muy bonita de donde estamos.

¿Aquí? Tú tienes historias de todos lados.

No, sobre todo, porque esta finca está llena de encinas.

Y mi apellido en euskera quiere decir "entre encinas".

¡Equipo rojo! ¿Cómo estamos? Muy bien, chef.

¡Hola, Pepe! ¿Cómo estamos? Pues divinamente.

¿Cómo vamos? ¿Sabías lo de las encinas de ella?

Cuéntale. -Mi apellido, Arteta,

en vasco quiere decir "entre encinas".

Estás como en casa. Sí, me ha hecho mucha ilusión.

¿Y cómo has organizado tu casa, Ainhoa?

¿Yo? Estás en tu casa...

A ti que te gusta mandar.

No, a mí no me gusta mandar. ¡Uh! Olvídate.

Me gusta mandarme a mí misma.

Ya sé quién manda. ¿La jefa es la que está mandando?

Sí, sí, todo el rato. ¡Capitana! A la orden de usted.

Yo no soy capitana. No tenemos capitana.

Me han dicho aquí las dos que tienes al lado:

"Habla con la jefa". Hombre, yo hago mucho pisto.

Oye, si estás mandando, me gustaría que le mandases

un poco a Juanjo. No me fío de ese sofrito.

Sí, jefe. Somos uno más.

Aquí tenemos todo para ganar,

pero no nos podemos dormir y hace falta un ojo que vigile.

Vamos a hacer un pisto de lujo y este fondo de diez, ¿vale?

Nada de grasa, perfectamente desgrasado.

¡Venga! ¿Esa masa, Flo, qué tal?

Parece que está cortada. Pues será el calor.

¿Te gusta hacer postres?

Es un homenaje a mi padre. ¿Sí? ¿Hacía pestiños?

Le gustaban las rosquillas. ¿Conoces la receta

de las rosquillas manchegas? Conozco casi todo.

Con un poco de anís, naranja... Claro.

Cuando yo era pequeño, venía mi tía Rufina

y con ellos nos poníamos como algo de ocio,

los domingos por la tarde. Más te voy a exigir,

porque haremos un homenaje a tu tía Rufina.

Me parece genial, porque, además,

ella convertía esa masa de rosquillas en pestiños.

Le echaba más harina, la secaba... Y de ahí...

De ahí, lo hacía distinto...

¡Qué bueno! Me voy, Flo. Vale.

¿Esto no llevaba...? ¿El vino tinto en la segunda parte?

Ya le he echado. -El vino tinto en la segunda parte.

No, tinto a esto... ¿Hay que ponerle?

Te pregunto. -¿Va con tinto?

Le he echado vino blanco. -Es vino tinto, tío.

¿No reduces? ¿No había que echarlo para reducir?

No importa, ¿no, Celia? -También.

Ya está, ya le va a dar alcohol al caldo.

No le echaba más, eh. Ya reducir y reducir.

Ya tiene su colorcito y tiene buena pinta.

¡Vamos, Perico! ¡Vamos, Lucía, Laurita, Melani!

¡Terre, Flo, Juanjo! (TERRE) ¡Perico, Perico!

¡Venga, que la vais a liar! -¡Eh!

¡Oye, no me despistéis! -¡Ay, mi Perico!

¿Te imagina que vuelve? ¡Oh!

¡Uy, que se me quema!

¡Uy, uy, uy! Mira, se me ha quemado.

¿Qué hago? ¿Lo quito o qué? Es que mira... Lo hago otra vez.

Sí, mejor. -No sé si me va a dar tiempo,

pero por lo menos no lo presento...

Es que si empiezas mal, acabas mal. -Por eso.

Además, es para los sanitarios, tía.

Si fuera para... Bueno, igual, ¿no?

Si fuese para Perico... -Si fuese para Perico, da igual.

¡No! Voy a ver si esto bate bien ya...

¡Esto está ya, venga! ¡Uf, qué calor, Dios mío!

¡Que tengo que hacer 200 pelotitas! Y todavía no se ha cocido esto.

Rachel, falta que te salga humito por las orejitas

para ser la científica loca. -Mírame...

¿Qué es eso? ¿Qué es eso?

"Prosorbet". -¿Qué es "prosorbet"?

Algo va a explotar. -Yo que tú, emplataba ya.

Sí, sí. -¿Qué tal, Jesús?

Bien, bien, Rachel. -Esto de la bolsita

tú lo has hecho, ¿no?

¿Se tiene que cerrar? -Yo me fui justo cuando tú.

¡Aquí, ven! ¡Ven, David! Esto tienes que poner

esta parte de la bolsa aquí, encima de la maderita esta.

Vale. -Ahora cierras...

Vale. -Cierra.

Ciérralo, que quede ahí... Vale.

Ahora la llena de aire. Ahora va a expulsar el aire,

ya verás. Pero ten cuidado que esto salta.

¡Corred! (RÍE)

# Verde que te quiero verde. Verde viento, verde rama. #

¡Madre mía! Yo no llego ni a hacer los raviolis, vamos.

¡Venga, vámonos! -Vale.

Yo quiero que salga bien.

Voy a repetir el sofrito porque quiero

que esta gente coma... genial.

(RAQUEL) ¡Venga, chicos! -¡Madre mía!

No puedo estar más concentrado. -Nico, ¿vas bien de tiempo?

Creo que sí. Sí, voy bien. Es que cada paso es lento,

pero los tiempos... están correctos.

Está muy bien de tamaño. -Y de grosor.

Las que están más finitas por un lado las saco...

Fenomenal. -Para que sean perfectas todas.

¡Muy bien, muy bien!

Una, dos... -Espera. ¿Te ayudo?

Y tres... No.

Así... Y ahora hay que poner la zanahoria,

el químico, las cosas... A ver qué me queda.

La harina... -¿Dónde?

Aquí. -¿Todo hay que echarlo?

¿La zanahoria también?

Chicos, vamos a hacer la primera prueba.

¡Ay, Señor, por favor!

Venga, hay que meterlas ahí ahora. -Vale.

¡Venga, esta suflé, que la vamos a conseguir!

¡Madre mía, qué complicado! -Mira, esta está suflando.

Esta chiquitilla.

¡Mira esta! -¡Así!

Mezclar... Movimientos envolventes.

Estas están suflando, venga. Esta ya está suflando.

Vale, pues coge todas estas. -¡Venga, venga, venga!

¡Chicas, vamos!

¡Está suflando eso!

¡Está suflando! -¡Está suflando!

Tenemos cuatro y necesitamos doscientas.

¡Venga! Bueno... Hay que empezar por la primera.

Me lo llevo al horno. (RAQUEL) ¡Venga, estupendo!

Juanjo, ¿cuántas bolas has contado? -200.

Y aquí tiene que haber otras 100.

Voy a contar los que faltan... Mira, dos, cinco...

(CELIA) El helado. (AINHOA) Sí, ahora me pongo.

Tú al helado y me encargo de esto.

¡Fuera! -Deja a la Terre...

¡Tías...! -Si no, el helado no da tiempo.

(CELIA) Vete al helado, por favor.

¡Voy a por el helado!

Desespuma. Aunque te parezca... -Celia...

Me quieres hacer trabajar por trabajar.

¡Ainhoa! Ayúdale, por favor.

Ya, ya... -Ayúdame, métele bulla, Terre.

Métele bulla, métele bulla...

¿Por qué vamos a meterle bulla a la pobre mujer?

No tenemos tiempo, cariño. -Ya. Pues métele bulla tú.

Yo siempre soy la que meto bulla. -¡Ah!

Me mandas que meta bulla yo. -Si quieres que mande, mando.

No he dicho que mandes, sino que metas bulla tú.

Me ordenas que eche la bulla.

¿Cómo vamos, equipo rojo? ¿Cómo estamos?

Celia, ¿cómo vas? El pisto está de puta madre.

¿Y esto qué es? ¿Y Juanjo? Lo ha dejado hirviendo

y me estoy ocupando yo. ¿Por qué no está oscuro esto?

¿No lleva vino tinto? Sí, lleva.

Eché blanco y al final echó ella vino tinto.

Verás cómo estará rico. Vale.

Confía en mí. ¿Has visto el de Mario Sandoval?

Oscuro, perfecto, porque es como si fuese una grasa de ternera.

Lo reducimos y ahora coge... ¡Eso es! ¡Venga, os dejo!

(TERRE) ¡Hasta luego, chef!

(CELIA) El pisto ya está. ¿Cómo va eso?

¡Lo tengo, lo tengo! Sí, ya está.

Mira, este me lo vas a freír para mí, especialmente.

Redondo. -¡Oh!

¡Estamos aquí la churrería! ¡Vamos!

¡Que venimos de "after" y después hacemos unos churros!

¡Exaspirantes, equipo azul, equipo rojo!

¡Minuto 80 de cocinado! ¡Uh!

¡Eso quiere decir, exaspirantes,

que en 20 minutos arrancamos a emplatar!

¿Eso quién? En 40 servimos.

¿Oído? ¿Nosotros?

¡Oído, chef! ¡Así no se regresa a "MasterChef"!

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Venga, un poquito de sangre!

No me dará tiempo a emplatar.

Ahora tengo que hacer una cosa que no me acuerdo.

(Risas)

¡Qué grande! -Es grande, es grande.

¡Ay, no, se me han deshecho! ¡Se me están deshaciendo, por Dios!

Yo pensaba que estaban bien.

A mí no me da tiempo. Tengo todavía que hacer

la pasta y la salsa, y la tierra de cebolla.

Ya para qué quiero más.

Ex aspirantes. ¿Cómo vamos?

En menos de 15 minutos arrancamos a emplatar.

¡Uf! Raquel, eso parece un ajoblanco.

Eso es un ajoblanco, sí. Vamos a verlo, Mario. Dale, dale.

¡Caray! ¿Cómo lo ves? Potente de ajo.

Se rectificaría con la almendra y aceite de oliva.

Vale. Te queda ir al lío.

Vamos, vamos, vamos. -Va a ser un lío, pero gracias.

¿Qué tal lo llevas? ¿Lo tienes todo más o menos?

Tengo ya el zumo de limón, eso aparte para terminarlo.

¿Dónde tienes el tartar cortado? -No, está ahí para...

A esto hay que darle caña.

En cuanto termine con esto me pongo con el...

Solo me preocupa que queda muy poquito rato

y a ti muchísimo trabajo. Vale. Venga, vale.

Prioriza las cosas importantes porque no vas a llegar a todo.

Vale. Gracias, gracias, gracias.

Aquí le tienes. ¿Cómo estamos?

Ahora estaba con esto, que he hecho bastantes veces,

que son los crujientes.

Hecha bien bien. Más, más, más. Un poquito más, un poquito más.

Eso no tiene harina, amigo mío. Necesita más harina.

Si la tiene la has puesto simbólica.

Para que se quede como si fuera una galleta.

Sí, sí, sí. No, si sé cómo tiene que quedar.

Venga, vamos allá. Dale.

Plato que parece sencillo pero tiene mucho trabajo

el que está haciendo Laura. Hola.

¿Cómo llevas esas 120 esferas? O más... no, 200.

¿Cómo las llevas? Pues de tiempo fatal.

Esto tiene que estar más ligero. -¿A que sí?

Colarlo y pasarlo por un colador.

Y aquí detrás tengo el de la alcachofa.

Venga, pues vamos. Vamos allá.

Te lo voy a decir fácil. Cuéntame.

Está bien, está más ligerito. ¿Yo sabes lo que haría?

¿Qué? Me iría primero a estos.

Vale. Si pones cuatro de estas

y dos de esas nadie se va a enterar.

Estos son los "truquis del almendruqui".

Ah, amigo, claro. Dale, que vas bien.

Voy a pesar la alcachofa, que después se olvida pesar todo.

¡Ay, Dios mío, se me ha pegado eso! Aquí la tienes.

Pues se me está pegando esto. ¿Qué hago, le pongo más harina?

¿Eso qué es? Eso es la tierra de...

Cebolla. -De cebolla.

No, eso está bien así. Es una tierra, ¿no?

Sí. No tiene que quedar perfecta,

solo hay que repartirlo. Claro, ya está.

Reparte y ya está. Vale, gracias.

Si está finito irá más rápido. Claro.

Y con el tiempo que tienes es recomendable.

Ya, por eso. Dale caña.

(NICO) Venga, estas suflé, que las vamos a conseguir.

(RAQUEL) Ay, Dios mío.

Patatitas, habíamos quedado en una cosa, ¿no?

Venga. -¡Vamos, chicas! ¡Por favor!

De temperatura está bien. -Que nos estamos jugando mucho.

La pastilla de Nico. -Venga, otra tanda.

¡Sí! -Coge todas, coge todas.

¿Salen o no? -Sí, sí.

Coge todas. -Pero están de puta madre.

¡Sí, sí, esta hornada están saliendo todas!

¡Ah! -Venga, muy bien.

¡Dios mío, todas! -¡Olé!

¡Que está espectacular! -Muy bien.

Rache. -Dime, cariño.

¡Oh!

¡Mantequilla, guau!

Qué ricas están las carrilleras. -¿Sí?

¡Olé, mira qué sonrisa que tiene Gonzalo!

No me lo puedo creer.

Oye, Rache, voy a trocear, ¿no? ¿Cada una en tres?

Sí, corazón. Si ves que una es muy pequeña, en dos.

¡Ah, ah!

¡Socorro!

¡Esto es Trostky!

(Risas)

¡Ay, por favor!

¿Pero cuánto pesa esto?

Ex aspirantes, vengo con don Mario Sandoval.

Aquí tienes al gran Perico Delgado. ¿Cómo estamos, maestro?

Muy bien, aquí haciendo... pasando la mañana, pasando el día.

¿Cómo está la gambita? Fatal. La gamba está muy rica,

la preparación final es la que va fatal.

¿Eso qué es? Eso la salsita.

La salsita de la cabeza. -Sí, de las cabezas.

Aquí es donde está la historia.

Muy rico. Me ha salido una sopita de pescado.

Como emplates voy a decir que tienes...

Tiene mano, tiene mano.

Venga, chao. Bueno, aquí tenemos a Lucía.

¿Cómo va ese escabeche? Quiero probarlo.

Me encanta la receta. ¿Besugo lo tenemos?

Lo tenemos. ¿Marinada la tenemos?

Marinada la tenemos. No es poco.

Tenemos el... tomate.

Veo las hojitas de lechuga con frío para que estén crujientitas.

¿Está bueno? Está espectacular.

Esto es lo único que tengo un problema,

porque no sé hacer las perlitas.

Te recomiendo meter el táper con hielo y un poco de agua.

Aquí lo tengo. -Cuando está frío se coagulan.

Gelifican más rápido. Se nota que tiene mano, ¿eh?

Dale caña, Lucía, que vas muy bien.

Vas muy bien. -Gracias.

Ex aspirantes, en menos de cinco minutos emplatamos.

¿Oído? (TODOS) ¡Oído, chef!

¡Al lío! Yo no puedo, ¿eh?

O sea, imposible, tío.

Imposible.

Oye, ¿va saliendo eso o qué?

No me ha quedado bien.

He querido hacerlo rápido. -Vamos, David. Vamos, cojones.

¡Vamos, vamos!

¡Pero no me lo puedo creer! ¡Mira, mira. mira!

Yo creo que este sí.

Que tenemos que hacer cien huevos, tío.

Estoy harta de freír huevos.

¿Qué está pasando con los huevos? ¿No te haces con ellos?

Si tú los quieres hacer porque piensas

que lo vas a hacer mejor, hazlo.

Por ahí no van los tiros. -No, no, si yo...

Igual hay mucho aceite, o no sé.

A mí me pasan tantas cosas que voy probando.

¡Joder, si es que se pega todo, por Dios!

(TERRE) Huy, montamos una churrería tú y yo. Nos forramos, ¿eh?

Si es que mira, mira cómo se pega.

Ese no vale. -Tú sigue tirando huevos.

Que no valen, están rotos. -Pues fríelos tú.

¿Queréis que vayamos a hacer los huevos o qué?

A mí me salen bien los huevos. -Estoy pasándolo de pena, tío.

El huevo frito... -Cariño, después te lo explico.

No, cari, tú sabes de todo, pero de huevos fritos sé yo.

Que me salen muy ricos los huevos fritos.

El aceite tiene que estar muy caliente.

Y está a 1.300. Súbelo un poquito.

Perdona... -Me estás diciendo perdona

y le estás dando a subir. Es por llevarme la contraria.

(CANTA) #Tus huevos para ti, tus huevos para ti.#

Yo soy una gran experta en huevos fritos.

También tengo arte para los pestiños.

Terre, si sabes hacerlo mejor por favor vente para acá.

No, yo estoy con mis pestiños.

(CANTA) #¿Quién me mandará a mí? ¿Quién me mandará a mí?#

#Por tonta, que no aprendo.#

Vamos a calmarnos, por favor.

Yo no tengo ganas de pelear con nadie.

Ya estoy yo para mediar, hombre. -Lo único que quiero es acabar.

Mis queridos sanitarios, bienvenidos a "MasterChef".

Gracias una vez más por habernos atendido y cuidado sin desfallecer,

por tantas horas extras, por tantas guardias

y por trabajar hasta el final para conseguir frenar el virus.

Sois absolutamente increíbles.

(Aplausos)

¡Alegría, chicos, vámonos!

No sé cuánto tengo que dejarlo.

¡Se me pegan!

¡No!

No se me puede pegar.

Buah, tío. -La putada va a ser

la presentación, que voy a tener que entregar el tartar y ya.

Es que no tengo nada, tío.

Ya se rompió.

Ex aspirantes, en cinco minutos están aquí los camareros

para llevarse los entrantes, ¿vale? -Pepe, un momento.

De momento está solo Lucía emplatando. ¿Qué pasa aquí?

Pero no, por favor. -Crisis.

Los entrantes hay que sacarlos. Vamos al lío, vamos al lío.

¿Cómo vamos? Voy a emplatar lo que tengo hecho.

¿Qué tenemos? Las gambas. Las gambas.

Estas iban confitadas, no fritas. Sí.

Lo que iba frita era la cabeza.

No pasa nada. Este es el jugo del coral, ¿verdad?

Sí. ¿Llevaba algo más?

Sí, las esferas, pero eso... Vamos a emplatarlo así

que por lo menos los comensales van a comer algo.

Sí, sí. Estando rico me vale.

Laura, ¿cómo vas? No tienen mala pinta los esféricos.

Ya, pero tengo muy pocos. Tengo como la mitad

y me falta colar el caldo.

Vamos a emplatar algo y luego vemos si todavía puedes acabar algo.

¿Te parece? Vale, vale.

¿Tienes la ensaladita? No, ensaladita no...

Encima llevaba hojitas y cositas.

¿Hojitas y cositas?

¡Ay, me ha salido uno!

Amiga Raquel, olvídate de la cúpula.

Hazme caso. ¿Cuántas tienes? Una.

¿Una? Pero todo lo demás lo tengo hecho.

Raquel, es que deberías estar emplatando.

Chicos, os quiero delante. No, por favor, déjame un momento.

No quiero dejar ni a un sanitario sin probar los entrantes. Vámonos.

Vamos a emplatar esto, Jordi. Si no ponemos orden no sale esto.

Mira, estas ya han suflado. -Que sepas que acabamos de llegar

a la mitad de la cantidad necesaria.

Guay. Tenemos preparadas de sobra.

A ver, recopilación. ¿Cómo vamos?

Mira, 18 y 18. -Vale. Venga, genial.

Querida amiga, te vas a morir lo rica que está.

Vamos, para que me guste a mí. -Me va a empezar a gustar el dulce.

Blogueras pasteleras, filmando a piel. Ya está.

Quiero que sepáis que estoy encantada

con lo que está pasando hoy aquí.

¡Venga, chicos, que no vamos mal, que hay esperanza!

¡Ya!

¿Qué más? ¿Os voy ayudando?

¡Oye, qué maravilla de suflés!

¿Has visto que monada? -¡No tengo "parole"!

¿Qué queda, Raquel? -Pues mira, puedes ir triturando

todo esto, porfi. -Vale, lo voy triturando ya.

Trituramos, lo colamos y lo dejamos a reducir.

Triturar, colar.

¿Le habéis echado ya el chocolate?

Ahora cuando reduzcamos. -El chocolate es luego.

De pastelería a saladito, como en Isabel Maestre.

Melani, te voy poniendo platos. Vale, gracias.

Venga.

Jesús. Sí.

Darle volumen, eso es lo que queremos.

Lo aliñamos un poquito.

Vale, gracias, chef. Al lío.

Ex aspirantes, os lo hemos dicho, hoy no podemos hacer esperar

a nuestros comensales. ¿Oído? ¡Oído!

Así que, camareros, por favor. ¡No, espera!

Vamos sacando los entrantes que estén.

El toque final es las perlitas. Camareros, adelante por favor

ese entrante de besugo, que parece que es el único

que está listo de momento para el bufet.

Venga.

David, si vuelas sacamos el tuyo. Voy, voy, voy.

Camareros, por favor, podemos sacar platos de esféricos.

Yo venía muy feliz y...

Pues vete feliz, que lo has hecho muy bien.

Los que tienen el caldo, por favor.

Sí, si tienen caldo vamos sacando. Vale.

Jesús, ¿lo tenemos todo? Me falta ralladura de limón y fin.

Esto ya se lo podrían llevar.

Madre mía, es otra versión. Versión freestyle.

Vale, vamos sacando este simulacro de gamba. Gracias.

Camareros.

Y la hierbita me falta también. Ya, sí, y un viaje a Cuba.

Jordi, ¿estás sacando algún plato? Raquel está sacando los suyos.

Olé, qué bien. Y Jesús lo tiene también.

Pues lo tenemos todo. ¡Vámonos, camareros!

Todos estos platos pueden salir. Muchas gracias.

(Música)

Ex aspirantes, la prueba para vosotros ha terminado.

Las cartas están echadas. Pero antes, cocinas impecables.

¡Lo hemos dado todo!

¡Bien! -¡Lo hemos dado todo!

¡Venga, chicos, muy bien!

(GRITAN CONTENTOS)

Si me repescan, cuidado que entra otra Laura, ¿eh?

Que yo ya sé lo que es estar en la calle,

que yo no quiero volver a estar en la calle,

que si tengo que dormir muchas menos horas

y tengo que meter más horas de cocina las voy a meter.

(Música)

Comenzamos con un bufet de siete entrantes

elaborados por los ex aspirantes.

Podéis coger los dos que más os apetezcan.

Espero de todo corazón que lo disfrutéis.

(Música)

Verónica, no me voy a cansar de agradeceros

todo lo que habéis hecho, porque en tu caso estuviste

en el hospital de IFEMA desde el primer día

hasta el último. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

Bueno, pues la experiencia la verdad que ha sido muy dura.

Desde el SUMMA 112 empezamos ya con un ritmo frenético

desde finales de febrero.

Y de golpe pues cambio al hospital IFEMA

y había que montar allí un hospital de la nada,

que gracias a la cantidad de profesionales que han trabajado

día tras día ha salido adelante.

Se ha dado una oportunidad a un montón de personas

que de otra forma posiblemente no la hubieran podido tener.

Y eso ha quedado una sensación de un trabajo bien hecho

que quedará ahí en mi memoria.

Tenéis un valor increíble. Estamos superagradecidos

y aparte no habéis sacado solo el lado profesional

sino también el más humano. Como tú, Alberto, que te quedabas

para que los familiares pudiesen llamar a sus familias

después de tu turno.

Se me ocurrió escribir un tweet. No pensé que iba a tener

esa repercusión y entonces empezaron a escribirme familiares.

Y entonces yo les daba los mensajes a las personas mayores.

Qué bonito. Y yo con lo que me quedaré

toda la vida es con los ojos.

Porque la gente llevaba las mascarillas.

Y entonces cuando les decías: "Hola, me manda tu hija

y quiere que te dé muchos besos y que te diga que te pongas buena

y que tienes que estar bien".

Entonces los ojos se les abrían y era... era mágico

y yo me quedaba aguantando. Afectado pero encantado.

Qué labor tan bonita. Me parece espectacular.

Cuéntame, ¿qué has tomado? Yo he tomado ensalada de besugo

y también he tomado raviolis de verduras con crustáceos.

¿Y la ensalada? ¿Habéis tomado la ensalada?

Estaba muy rico. Estaba rica.

Y los raviolis, el relleno estaba muy bien.

El ravioli sin ravioli. Sin ravioli.

¿Y Verónica? He probado el tartar de langosta.

Sí. Y el escabeche de foie.

¿Y qué tal? No me han encantado ninguno.

Bueno. Ya lo siento.

Me gusta la sinceridad. Muchas gracias a los tres.

Muchas gracias. -Gracias.

Que siga todo adelante. Gracias.

(AINHOA) ¡Vámonos, venga!

(FLO) ¡Aúpa la Ainhoa!

Equipo rojo, ¿cómo vamos?

¡Divinamente! Han salido los entrantes.

Deberíamos ir emplatando aquí ya.

Estamos ya listos, yo estoy...

¿Tenemos el jugo de la parpatana perfectamente reducido?

Mira. Bueno, eso es un caldo.

Esto tenía que estar muy reducido, muy líquido, y ligado,

y más oscuro.

¿Los huevos dónde están? Aquí los tengo, Pepe.

¿Hay de sobra? Sí, hay de sobra.

Esto no es un huevo frito. ¿Tú esto lo haces en tu casa?

Esto es un huevo cocido.

¿Y podríamos tener cien huevos fritos que estén ricos?

Sí, de acuerdo, Pepe. ¿Dónde está el helado?

¿Tenía un helado este postre? Sí, aquí.

Y necesita ya el nitrógeno.

¿Cómo hemos hecho? Hemos cogido la leche,

la hemos hervido con el azúcar y se la echamos a los huevos.

No. Entonces no la hemos pasteurizado.

Si tú ahora te tomas esto y el huevo tiene salmonelosis...

O sea, esto tiene que hervir. ¿Le podemos dar una cocida a 85?

Sí, claro, es que debemos. Vale, ya está.

Vamos pensando en emplatar, ¿vale? Venga, voy yo emplatando.

Venga, ve poniendo platos.

Qué bonita la vajilla, de las que le gustan a Josie.

(Música)

Equipo azul. Ay, Jordi...

Estamos a puntito de sacar platos.

Súper bien. -Venga.

La salsa me gusta. Le falta reducir pero tiene tono.

Este está muy bueno, Jordi, de verdad. Bueno, creo.

La salsa está rica, ¿eh?

(NICO) ¡Mira, mira, Raquel! -¿Qué te parece?

Espera un momento, que quiero ver esa cara.

Está muy rica. Di algo bonito aunque te cueste.

Josie, tú eres el rey del "emplatamiento", ¿no?

(JOSIE RÍE) Estiramos platos, ¿vale?

Vale. Hacemos filas de tres.

Te caben casi cuatro. Mira qué monos, Jordi.

¿Estáis controlándolo todo? Yo ya estoy poniendo los platos.

Señores, quiero gas.

(JOSIE GRITA)

Tengo una pregunta comprometida para ti, Josie.

Venga, dime, mi amor. Imagínate que esta Nochevieja

el jurado de "MasterChef" da las campanadas en TVE.

Yo es que no puedo. ¿Tú me vestirías?

Yo no puedo, me mata la Pedroche.

Porque ella lo de las campanadas lo lleva a rajatabla,

que quiere ganar todo el rato.

Vale, lo tenemos todo. Hay que poner el mole.

Esto está que te mueres. -Es que vamos...

Venga, vamos salseando ahí.

Venga. Le das y estiras.

Fim, fom.

Lo que es una lágrima, mi amor. Venga, venga, venga, venga.

Necesito, chicos, que cambiéis la marcha pero de verdad.

Terre. -Dime.

¿Tú le puedes ayudar a...? -Yo sí. Tengo que acabar esto.

Vale. -Ayúdale tú.

Es que estoy friendo huevos.

Es que los imperativos todo el rato, niña.

Ya están los melocotones.

Equipo rojo, ¿por qué no estamos emplatando aquí ya?

Enseguida huevo frito perfecto, Celia.

Venga, chicos, que lo vamos a sacar.

Venga. Vamos, Juanjo, dale marcha.

Vamos poniendo aquí pisto y parpatana.

Ainhoa, te veo muy concentrada. ¿Estás bien?

Sí, tengo ochenta ahora.

Tenemos que sacarlo. Lo sé.

Vale. Camareros, por favor, vamos sacando platos.

Celia, ¿qué te pasa? Celia está ahotada hoy.

La hemos quemado.

Cela está... -Que no.

Estás más quemada que la moto de un hippy,

por lo que sea hoy no... No estoy dispuesta a que me digan

cosas como si yo estuviera trabajando para mí.

Y como no trabajo para el inglés... No he entendido la ironía.

Yo tampoco. -Que cocine.

Yo soy de pueblo y me cuesta mucho entender estas cosas.

Yo también soy de pueblo.

¿Podemos hacer una cadena? ¿Empezamos con el aro,

pisto, parpatana, huevo, pisto, parpatana, huevo?

Cuidado con las chips. ¡Que bonitas han quedado!

Pero si es que están ideales. -Están ideales, cariño.

Venga, chicos, chips ahí a lo loco.

Hemos recuperado la velocidad de crucero, ahora no paramos.

Camareros, por favor,

los que tienen patatas suflé pueden salir.

Venga, chavales.

Vamos bien, vamos bien.

Mario. ¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Qué pasa, Pepe?

Veo que ya se está sacando el plato de parpatana.

Por fin, nos estaba costando. Te he guardado un plato.

No sé cómo lo ves. Vamos a probarlo.

¿No habías visto tú nunca la técnica del huevo seco?

Por ejemplo este. Está... pero el pisto está rico.

Mario, tampoco hemos querido dar el 100% de nuestro nivel,

para no ofender. No podemos venir a tu casa

y hacer tu plato mejor que tú.

Ah, bueno. -Que lo valores también eso.

¿Le damos el aprobado al huevo? A este sí.

¿Supervisamos el postre? Sí.

Que me da un poco de miedo. Huy, qué buena pinta.

Flo se ha dejado aquí la piel. Es un homenaje a su padre

y a una tía suya. Y tiene buena pinta, ¿no?

Está bueno. ¿Comparado con el tuyo está bien?

De sabor está bueno. Algunos blancos, otros más fritos.

Porque nos gusta bicolor. -Ah, bicolor.

Nos gustaría hacerlo bicolor, unos más frititos...

Para que no sea todo homogéneo. Muy bien.

Bueno, equipo rojo, nos vamos. Lo tenemos aquí más o menos.

Mucha suerte, ¿eh? -¡Gracias, Mario!

Venga, vamos bien. Bueno, esto está casi perfecto.

¡Casi perfecto! -A ver, a ver.

Casi perfecto. -Quien ha hecho estas patatas,

que le voy a contratar. Él y la empoderada.

(JOSIE) Raquel Meroño y Nico.

Iba mal hasta que ha ido bien.

Con el termómetro ahí. -Dame un abrazo.

Eh, maravilla de patatas. Hemos hecho aquí un equipazo.

No hay que confiarse, lo que tiene que estar bueno es la carne.

Bueno, ya verás. Pruébala y me lo comentas.

Yo estoy contento porque a veces mete la pata. Hoy no se podía.

Vamos a probarla.

No nos relajamos, chicos. No bajamos la guardia. Venga, va.

Que quiero verle la cara.

Esto tiene cantares, ¿eh?

Está rica. Oye, no bajamos la guardia.

Quiero una carrot cake de quince. Venga.

¿Estamos? ¡Sí, chef!

Venga. Vámonos.

Llega el momento de que probéis qué tal cocinan los aspirantes.

El equipo azul ha preparado como entrante

carrillera con mole negro y patatas soufflé,

mientras que el equipo rojo ha elaborado parpatana

con huevo y pisto.

(Música)

¿Qué tal estáis? Fenomenal.

Sandra. Muy bien. Hola.

Que estás en la UCI del Hospital Clínico de Madrid.

Imagino que ver la UCI durante la crisis sanitaria

ha sido bastante impactante para ti. Además eres muy jovencita.

Es verdad que trabajamos en una unidad de cuidados

intensivos y que normalmente las situaciones son difíciles,

vemos cosas graves, pero esto ha sobrepasado todo.

Lo hemos vivido con mucho miedo, con mucha intensidad,

mucha incertidumbre por los pacientes,

por nosotros, por nuestras familias.

Nos quedamos con el gran trabajo de equipo, que si esto

lo hemos frenado y parece que estamos saliendo

es gracias al equipo de todos,

a que todos hemos entregado el 200% de lo que tenemos dentro.

Y... joder...

Lo que sí sabemos todos y se ha reconocido aplaudiendo

todas las noches es que tenemos a los mejores sanitarios del mundo.

Sin duda. Y gente con un corazón enorme.

Eso es. Muchas gracias.

Y tú, Jorge, tú eres traumatólogo de la sanidad privada y pública,

pero te has como reinventado digamos, ¿no?

Las consultas se cerraron, los quirófanos se cerraron

porque pasaron a ser camas de UVI.

Y realmente lo que hicimos nosotros fue colaborar con medicina interna,

con neumología en las plantas de coronavirus, en la Urgencia.

Y a pesar del riesgo que suponía, porque los contagios imagino que...

Claro, siempre iban compañeros que un día u otro te iban diciendo:

"Este ha cogido el coronavirus, no puede venir".

Otro está ingresado, alguno ha fallecido.

Por eso os damos este homenaje, porque habéis puesto

vuestra vida en peligro. Muchas gracias.

Vamos a cambiar de tema. Vamos a ir a los platos,

que estamos aquí. Veo que te has comido todo.

Buenísimo. ¿Los dos?

Los dos, los dos.

¿Y cuál te ha gustado más?

Yo tengo debilidad por la carrillera.

Y, Sandra, ¿tú con qué te quedas?

Pues yo no es por repetir,

pero la verdad que la carne me ha gustado mucho.

Carrillera también. Sí, carrillera.

Gracias. A ti.

Oye, Mario, muchas gracias por haber sido tan buen anfitrión,

tan solidario por compartir estas maravillosas recetas.

Y sobre todo por hacernos disfrutar tantísimo con tu compañía.

Mario, te deseamos lo mejor a ti, a tus hermanos...

Gracias y hasta siempre. Nos vemos en Coque.

Gracias a vosotros, y gracias por darme la oportunidad.

Al contrario, un placer estar aquí.

Señores, un aplauso, que se marcha Mario.

Aplausitos. ¡Hasta luego!

Y nosotros contigo. Vamos.

(CELIA) ¡Suerte, Mario!

Estos estaban bien. Se han secado y mira cómo se han puesto.

Celia, este huevo no estaba bien. -Mejor lo hubierais hecho vosotros.

Por eso lo he dicho. -He dicho que lo hicieras.

-De esa manera no, el imperativo no.

Me hablas siempre en imperativo. A mí y a todo el mundo.

No pasa nada, es tu manera de ser. ¿Lo tenemos?

Ya está, salir han salido todos.

Y han salido con buenos huevos.

Es que yo hablo en imperativo. ¿Y los fritos cómo?

Hemos dejado todos los malos y han estado friendo.

Perfecto. ¿Podemos ir limpiando mesas y al poste?

Me voy yo para allá.

Celia tiene que crecer un poco más en la humildad

y en el trabajo en equipo y en la generosidad.

Cuando la persona que te está mandando se dirige a ti

en un tono que no es el adecuado por la razón que sea...

creo que ahí hay un gran error.

Uno, dos...

¿Qué, Josie, te traigo la regla y el cartabón?

Venga, vamos al plato.

Chicos, venga. A ver, chicos, organización.

Venga. Recortamos un poquito, rosetón y ya.

Yo voy poniendo los rosetones.

Cómo te gusta un buen rosetón. Rosetón punto com.

¡Ah, mi dedo!

Que no, que es mentira. -Qué idiota eres, de verdad, ¿eh?

Juanjo, voy poniendo un poco más en los que son muy pequeñitos.

Puedes decírmelo a mí, ¿eh? Has decidido no hablarme ahora.

Como no sé cómo hablarte prefiero callarme.

Y como no lo sé y no voy a partirme el cuerno por ello pues se acabó.

(CANTA) #Se llama jugar en equipo, jugar en equipo.#

Exactamente, querida. - Pues eso, jugar en equipo

se llama jugar en equipo, y los problemas se solventan

en el campo de fútbol. -Chicas, ¿qué pasa aquí?

Yo no tengo ningún problema contigo.

No tienes interés, pues no lo hagas.

Tengo todo el interés, por eso estoy trabajando.

Ahora es cuando cambias el discurso.

Ahora es cuando cambias. -No, no, el mismo.

Que no tengo ganas de estrellarme contigo, ya está.

¿Qué pasa aquí? Celia. Dime.

¿Qué pasa aquí, mujer?

Que está permanentemente buscándome la boca,

y no me la va a encontrar.

Terre. Dime.

Vamos a ponernos las pilas. Venga, vamos.

¿Lo vas notando más sólido? -No, todavía no.

¿Cómo vas con eso? Jodido.

Muévelo bien, con más fuerza.

Es un currazo esto. ¿Eh, Pepe?

¡Megatrooooooon!

¡Arriba radical!

(TARAREAN MÚSICA ELECTRÓNICA)

Venga. Venga, la última y lo tenemos.

Venga, Terre. -Aguanta, venga.

Necesitamos cucharas. Quiero agua para mojar la cuchara

e ir sacando los helados, por favor.

Eso ya está perfecto, Terre.

¡Venga, al helado! ¡Venga, venga!

Venga. ¿Sabéis hacer quenelles?

¿Te has quedado petrificada?

Celia, por favor. Hay dos cucharas.

Siempre mojaditas las cucharas.

Veniros para acá.

(FLO SILBA) Uno que sujete.

Os pongo el primero. Joder, qué máquina eres, Pepe.

Te quedan cien todavía. ¿Vale?

Maquinón. -Venga, Juanjo.

Venga, Va. Vale. Camareros, por favor,

podemos ir sacando postres por aquí.

Eso es, esta está muy bien.

Esa está muy bien. Camareros, por favor,

todo lo que tenga helado puede salir, ¿vale?

Venga. Estamos relajaditos. Venga, va.

Camareros, por favor, este carrot cake

con nueces de pecán sale.

Rematemos, va. ¡Va, va, va!

¿Cuántos quedan? Uno.

Venga, estamos. Nueces ahí, nueces ahí.

Chicos, lo tenemos.

¡Chicos, que lo hemos conseguido!

(GRITAN CONTENTOS)

¡Olé! -¡Ay, Dios mío!

¡Olé para esos enfermeros y ese mundo de la sanidad!

Buen trabajo. Gracias, chef.

Cocinas impecables, por favor. Okey.

¡Gracias, chef!

Jolines...

Menudo tute, chicos. -Al final se trabaja mejor

menos gente bien organizada que cuando... ¿eh?

La responsabilidad que he adquirido

me ha dado el power que necesitaba para ir a por todas.

Y además el equipo ha funcionado súper bien,

porque hemos disfrutado muchísimo además.

Yo espero que por favor en la siguiente prueba

nos den una tregua y nos dejen disfrutar de ese balconcito.

¿Hacemos el pestiño de la paz? -Si yo no tengo ganas de guerra.

Hacemos el pestiño de la paz.

¿Hacemos el pestiño de la paz? -Claro, si yo tengo paz contigo.

Yo no quiero guerra contigo. -Ni yo tampoco.

Venga, venga. Vamos con ellos, chicos.

Vamos sacando por aquí. Camareros, por favor.

Nos ha faltado hacer una buena cadena, ¿eh?

Nos pueden valer estos postres para la cena también.

Venga. Venga, chicos, que ya está.

Que lo hemos conseguido, venga.

Venga, vale. Vamos.

Señores, ha costado, ¿eh?

¿Un aplauso para nosotros? ¿O para quién va a ser el aplauso?

Claro que sí, hombre, equipo rojo.

Celia, ¿está rico el helado?

Está bueno, ¿verdad?

Bueno, ha sido complicado.

Trabajar sin capitán es trabajar sin capitán.

Algunos han entendido lo que es un equipo y otros no.

Y para cerrar este estupendo menú disfrutaréis

de dos postres, un carrot cake del equipo azul

y pestiños con helado de vainilla del equipo rojo.

(Música)

¿Qué tal, Alejandra? Muy bien.

Creo que durante todo este momento COVID la positividad

era muy importante, ¿no? Cuéntame cómo lo has vivido tú.

Pues importante ser positiva,

lo que pasa es que a veces es muy difícil.

Yo creo que hemos conseguido salir adelante pues...

gracias a nuestra gran vocación y que hemos sido una piña.

La verdad es que yo envidio vuestra unión como equipo,

es un ejemplo para nuestro país maravilloso.

Muchas gracias.

Y tú estás en investigación, Leire. Sí.

La parte que nos tocaba a nosotros era encontrar respuestas

y ha sidoimpresionante la movilización que ha habido

a nivel de investigación en España a costa del trabajo

de tantísima gente, a veces con tan pocos recursos que tenemos.

¿Y esperanza cómo lo ves? ¿Del uno al diez cómo lo ves?

Yo intento transmitir esperanza. Voy a poner un ocho

por la esperanza que tengo en la gente

que está trabajando en ello. Maravilloso.

Os veo positivas a las dos. Ahora necesito que me digáis

si vuestra valoración de los postres es positiva.

¿La carrot cake te ha gustado?

Sí me ha gustado. Quizás un poquito más dulce

de lo que a mí me gustaría, pero me ha gustado.

¿Y los pestiños con helado derretido?

A ver, estaban buenos. Alguno estaba un poco más frito

o con más aceite del que me gustaría,

pero en general no me puedo quejar.

¿Y tú? Me han gustado los dos postres,

pero es verdad que el helado no les ha hecho justicia.

No. Porque pierde presentación

y pierde también sabor.

Muchas gracias por vuestra ayuda

y que sigáis con vuestro trabajo maravilloso.

Muchas gracias. Gracias.

Ha llegado el momento de despedirnos.

Gracias a todos: médicos, enfermeros,

servicio de emergencia, celadores...

Gracias por cuidar de forma incondicional de nuestra salud.

Hoy habéis venido representantes de hospitales madrileños

tan maravillosos como La Paz, Puerta de Hierro, Ramón y Cajal,

Gregorio Marañón, Doce de Octubre, el Clínico San Carlos,

Santa Cristina o el Hospital de Torrejón.

Y también profesionales del servicio de emergencias SUMMA

y del hospital de campaña que operó en IFEMA.

Gracias por haber curado a tantos españoles.

Pero sobre todo muchas gracias por agarrar de la mano

y los que no pudieron superarlo.

Vuestros ánimos, cuidados y atenciones han sido fundamentales

para que los que se fueron lo hicieran rodeados de cariño.

Os estaremos eternamente agradecidos.

No me quiero despedir sin recalcar que vosotros sois

una pequeña representación de todos los que nos han cuidado

en cada provincia, porque por supuesto este homenaje

es extensible a todos los sanitarios de España

y, cómo no, a todos los centros de atención primaria.

Muchas gracias a todos y a por la vacuna.

Hasta siempre, amigos.

¡Gracias a todos!

(Aplausos)

(Música)

Aspirantes, ex aspirantes,

hoy ha sido un día realmente emocionante,

y no solo por habernos reencontrado todos, también porque teníamos

una misión muy importante que era cuidar de todos aquellos

que nos han estado cuidando durante la pandemia.

¡Y lo hemos conseguido!

¡Oh, qué bien! -¡Toma!

¡Gracias a vuestro trabajo

hemos servido un menú fantástico!

Los invitados se han ido a casa maravillados.

Quiero daros las gracias a todos y cada uno de vosotros.

(TODOS) Gracias, chef.

Comenzaremos con el veredicto de los aspirantes.

En concreto con vosotros, equipo rojo.

Celia, ¿tú crees que os habéis organizado bien?

No lo sé, la verdad.

Mujer, tú estabas en el cocinado.

Sí, pero yo no estaba dispuesta, porque ya simplemente por sugerir

se convierte en una orden y yo no estoy aquí

para dar órdenes a nadie.

Pero a ti te gusta que estén calladitos.

La que quiere estar calladita soy yo.

(FLO) ¿Te ha quedado claro? ¿Y por qué?

Porque tengo fama de muy mandona, que soy muy autoritaria.

Y no he venido a pasarlo mal, sino todo lo contrario.

Terre, ¿algo que decir? La comunicación a veces falla

y esto pasa en casa de todo vecino.

A mí no me gustan los imperativos. Yo no tengo que hacer

lo que me ordena nadie si no me da la gana.

Yo no soy imperativa, pero si doy una orden, la doy.

Y sé que eso significa que se enfaden.

Pues qué le vamos a hacer, se enfadan conmigo.

Pero yo tengo una cosa que para mí es maravillosa,

que igual que respondo mal a los dos segundos no pasa nada.

Yo no he notado eso por parte de Celia.

He notado que ella se ha enfadado

conmigo porque le he dicho: "Ya basta de imperativo".

Terre, hemos trabajado un montón, nos hemos dejado el pellejo.

Yo no tengo nada contra ti, pero nada.

Yo mira... -El abrazo de Vergara.

¡Ooooh!

Yo no saco las garras y tampoco me siento mal.

Es que no le hago caso.

Mi abuela decía siempre:

"No te ocupes de medio día habiendo días enteros".

Y yo me ocupo del día entero.

Juanjo. A ver...

Lo que me haces sufrir.

Echas agua primero y luego vino blanco

en vez de vino tinto. Te despistas. Sí.

¿Vale? Flo, vamos contigo.

¿Estás contento con ese homenaje a tu padre y a tu tía?

con esos pestiños? Estoy contento. Han quedado bien.

Podría ponerte algún pero. Todos no estaban fritos igual,

había unos más oscuros, unos más claros.

Pero, ojo, te has currado bien la masa.

Estaban muy muy muy buenos.

(Aplausos)

Pero no llores. -Que no lloro, coño.

No llores, venga.

Ainhoa, vamos a hablar de tu helado,

porque con la de veces que has hecho una crema inglesa,

que seguro que más de dos veces. ¿Qué pasó?

Posiblemente no lo he entendido bien y menos mal que has llegado tú

y lo hemos podido salvar de alguna manera.

Tela marinera la que podíamos haber liado con el postre

y luego con los huevos fritos.

¿Hace falta gastar 200 o 300 huevos para hacer 100 huevos?

Pero ha sido un fallo mío. ¿Habré hecho yo huevos fritos

en mi familia? Digo yo.

Es la primera vez que no me sale un huevo frito.

Hay veces que las cosas te salen y veces que no.

Estoy muy contento con vuestro trabajo.

estaban ricos... con ciertos defectillos,

pero les ha gustado. Así que, enhorabuena.

Gracias. -Gracias, chef.

Equipito azul, voy con vosotros.

Partíamos de que erais uno menos en cocinas

y, quieras o no, tener dos manos menos

suele ser un problema,

pero en este caso, no ha tenido un lado negativo.

¿Cómo habéis trabajado sin capitán oficial?

Bien, porque al no haber oficialmente un capitán,

el capitán, por llamarlo así,

ha sido el que más conocimiento tiene,

no el que tiene el título.

Aquí, Raquelita, que ha sido hoy ella,

nos ha sabido guiar superbién. Quiero decirte, Raquel,

que me ha gustado ver cómo desde el primer momento

esa mujer empoderada ha asumido cierto mando

y todos tus compañeros han aceptado cumplir

tus órdenes y directrices sin cuestionarlas.

Os habéis dividido de forma inteligente

y cada vez que uno tenía un hueco, ayudaba a su compañero.

Así es.

A Gonzalo le ayudó Josie. A Josie, Gonzalo

con el carrot cake. Carrot cake rico,

la textura era un poco gomosa, me gusta más aéreo,

pero rico. Igual de rico o mejor incluso

la carrillera: jugosa, sabrosa, te la comías y querías comer otra.

Eso sí, lo que he ha dejado patidifuso

han sido las patatitas suflé.

Hoy hemos hecho un montón y encima perfectamente sufladas.

Crac. -¡Sí, señor!

-¡Bravo!

Me atrevo a decir, y no exagero, que son las mejores

patatas suflé de la historia de "MasterChef".

¡Hala! -¡Bien!

-Enseguida les pongo un título

maravilloso: las coronapatatas.

"Sufletatas... Hay que trabajarlo un poco pero por ahí va".

Mucha atención, aspirantes, ha llegado el gran momento.

Todos estamos muy contentos

y aunque los dos equipos habéis trabajado realmente bien,

hoy el reto estaba en encontrar la excelencia.

Uno de los dos equipos ha destacado

más que el otro con la elaboración de sus platos.

Por tanto, el equipo ganador de la prueba de hoy es...

¡El equipo azul!

¡Bien!

-¡Bien! -Enorme, equipo, enorme.

Cuidadito, porque no he terminado el veredicto, equipo azul.

Quiero destacar el trabajo de uno de vosotros.

Gracias a la energía, el buen hacer y a las directrices

que ha dado al equipo:

Raquel, eres la mejor de la prueba de hoy.

(Aplausos)

¡Ole!

-"Hacía tanto tiempo que no estaba tan feliz...".

Me estoy empoderando. En este programa he aprendido

que la confianza es vital. A partir de ahora

voy a seguir trabajando en esa confianza en mí misma.

Exaspirantes...

Ha llegado el momento de saber quién de vosotros

vuelve a la competición.

(JUANJO) A ver... Estamos muy contentos

con vuestro trabajo. Sobre todo, porque la última repesca

que hicimos en la octava edición de "MasterChef"

no pudimos repescar a nadie de lo bajo que fue el nivel.

En actitud, los siete lo habéis clavado. Pero lo siento mucho,

todas las elaboraciones no han salido igual de bien.

Ha habido cuatro platos que, a pesar del esfuerzo,

no han logrado tener ese estándar de calidad que necesitamos

para volver a "MasterChef".

Esos platos son los vuestros:

David, Melani, Perico y Jesús.

Así que, sintiéndolo mucho, aquí termina vuestra aventura

en "MasterChef Celebrity" V.

Gracias. -Campeones.

-Con el mal rollito que hay ahí, casi mejor, ¿eh?

(RÍE)

"Por lo menos, hoy me llevo saber hacer unas gambas confitadas,

una salsa riquísima...".

Y, bueno, la experiencia que me da cocinar para "MasterChef".

Raquel, Laura, Lucía.

Una de vosotras es la repescada.

Quiero decir que los tres platos eran bastante técnicos,

los habéis sacado adelante y eso solo significa

que habéis evolucionado mucho en este tiempo.

Laura, era un plato complicado,

esos falsos ñoquis que eran esferas.

No has llegado a todas, pero las presentadas

están muy bien.

Gracias, chef. Espero que lo hayan disfrutado.

Raquel.

Has luchado esas cúpulas hasta el último segundo.

Qué pena que no te hayas organizado un pelín mejor.

Lo he intentado.

Porque si te damos 30-40 minutos más,

clavas esas cúpulas. Con lo cual, tiene meritazo.

Gracias.

Sabemos lo que supone hacer un plato de esos niveles.

Gracias.

Lucía, ha última hora te has empezado a jugar el paso.

Si no echamos gota, no podemos hacer perlas.

Si echamos chorretones, hacemos otra cosa.

¿Sabes qué creo? Que tienes que darle

las gracias a tu madre porque donde esté,

sin duda, ella te ha ayudado en esta prueba

y al final ha hecho que consigas esas perlas perfectas.

Has sido la primera en emplatar y has presentado

todas y cada una de las elaboraciones.

Lucía, felicidades, porque eres...

¡la ganadora de esta repesca!

¿Lo ves? Y por tanto,

vuelves a ser aspirante de "MasterChef Celebrity" V.

¡Enhorabuena, Lucía!

"Ha sido un verdadero regalo volver a entrar y poder...".

Pues eso, disfrutarlo, demostrar que puedo hacer más cosas,

aprender... Y pedazo de regalo, mami.

Exaspirantes, muchas gracias a los seis.

Ya sabéis que "MasterChef" es vuestra casa,

así que hasta siempre.

(TODOS) Gracias.

Equipo azul, Lucía, enhorabuena.

Continuáis una semana más en las cocinas de "MasterChef".

¡Bien!

-Enorme. Equipo rojo.

Sintiéndolo mucho, vosotros os vais a jugar la permanencia.

Mucha suerte a todos en la prueba de eliminación.

¡Es real! ¡Es real! -¡Tío, no me lo puedo creer!

(LUCÍA) Qué fuerte.

(Música swing)

-A por ello.

-Voy como... ¡Uh!

Los aspirantes regresan a estas cocinas

después de haber dado de comer

a los profesionales sanitarios que han cuidado de todos

durante el COVID-19... Ole, mi niña, cómo se mueve. Ole.

...y lo siguen haciendo cada día. Volvemos felices de que hayan

elaborado un menú de dos Estrellas Michelin con éxito.

Somos pocos. -Echaos para allá.

Aunque cinco de ellos

se enfrentan esta noche a la eliminación.

Buena noches. -Buenas noches.

Aspirantes, dejadme que dé en primer lugar

la bienvenida a Lucía,

que vuelva a las cocinas tras la repesca.

Gracias a todos.

Les he puesto a todos una florecita

y quería ponérosla a vosotros también.

Por favor. Por supuesto.

Preparamos un bocadillo mientras. (RÍEN)

Jordi, muchísimas gracias.

"Entrar de nuevo en las cocinas ha sido como volver a casa".

Om...

Es como algo zen y maravilloso.

Bueno, Raquel, vaya programa que estás haciendo.

"Mamma mia". ¿Cómo llevas el apodo de...?

¿La empoderada madrina, verdad?

Empoderada madrina.

-El hada madrina es ella. (RÍE) No.

Me metisteis una inyección de moral impresionante,

entonces esto ha sido ¡bum! Para continuar

y voy a cambiar ya el "sin miedo" por el "confía".

-Que aproveche, que le quedan dos telediarios.

No sé si os habéis dado cuenta

de que el primer reto fue una especie de premonición.

Josie, Raquel y Nico fueron los mejores,

han cocinado juntos y van directos a la galería.

¿Y cómo se ha puesto Josie para celebrarlo?

Discretito a mi parecer.

Vengo con un simple cárdigan porque si me hacéis cocinar

y tengo que batir un huevo...

-Un simple cárdigan. -Es un simple cárdigan, Samantha.

(RÍEN)

Terre, ¿de qué vas vestida?

De japo-zombi. Es un homenaje a nuestra amiga

Ágatha Ruiz de la Prada, por supuesto,

a Chucky, el muñeco diabólico...

(RÍEN) -...y a esos padres que deciden

cortarle a los niños el flequillo muy corto.

Que se lo piensen antes

y que les pregunten a los niños. Los niños tienen

una opinión y a lo mejor no quieren ir con el flequillo por aquí.

Y, por supuesto, punto en boca. Punto en boca.

Para lo mío me va muy bien. Me encanta tu look.

Gracias. Celia, Ainhoa y tú

habéis vuelto a repetir, no solo equipo,

también resultado.

Cuéntanos qué ha pasado. Lo hemos hecho estupendamente,

somos fascinantes, somos grandes mujeres,

grandes divas y preciosas. ¿Vas por ahí?

Tu boca dice una cosa

y tu cara otra, ¿eh? Mi cara es pura felicidad.

Es la alegría de vivir, por favor.

A Celia tampoco la veo de acuerdo. No, yo lo que espero

es que volvamos a la normalidad, que es lo que me gusta,

el sentido común y la normalidad.

La discusiones no nos llevan a nada,

mira la política de hoy cómo está.

Discusiones todo el día. Con normalidad es

no pelarte con tus compañeros.

Yo no me peleo con nadie.

Todo el mundo tiene derecho a ser como es.

Hay gente que tiene una personalidad explosiva

y otros que la tienen menos... -¿Dónde has estado, cariño?

-Yo, viviendo. -Ah.

Si Terre hablara... Menos mal que tiene el punto en boca.

(CELIA) Si a mí Terre me parece una tía fantástica.

Me parece un ser humano extraordinario,

pero debe ser que yo no le caigo...

Yo qué sé. Tampoco me preocupa.

Y quiero que no le preocupe. -No estoy preocupada.

"Celia y yo chocamos muchísimo porque tenemos muchísimo carácter.

Ella es muy mandona y yo soy muy contestona".

La mezcla es imposible. Mandona y contestona... ¡No!

Flo, estás viendo a Santiago Segura diciéndote:

"No vas a llegar al programa nueve, amiguete".

Eso es un fastidio. -Una jodienda.

Yo soñaba con estar el programa nueve

y diez minutos del diez. ¿Ves la tela negra?

Ahí está Santiago. Está debajo.

Lo que me faltaba.

-Si hay un día para que venga Santi, es hoy.

Oye, Gonzalo.

Va a ser que vas de sobradete, como dicen.

¿Es una pregunta? Delantal blanco, pin...

¿Es pregunta? Perdona, es una afirmación.

O sea, sobrado, sobradísimo.

-No suele pasar que la primera vez que se baja a eliminación

después de siete programas alguien se vaya a casa, pero ha pasado.

(RÍE) -Este es tonto, es tonto.

(RÍE) Bueno, delantales blancos,

está claro es que vosotros tenéis asegurada

vuestra permanencia una semana más.

Así que podéis subir a la galería. ¿Ya?

¡Sí! ¡Sube!

¡No me puedo creer lo que estáis haciendo!

O sea, estoy fascinado.

(Sintonía)

Como veis, os enfrentáis a una nueva caja misteriosa.

Juanjo, ¿qué te apetece encontrar en la caja?

Me da igual. Lo que sea, que sea. Te viene bien todo.

Terre. Dime.

¿Hay algo que hayas echado de menos este tiempo?

Pues mira, me gustaría tener

una copita de amontillado, unas gambas blancas de Huelva

y un sillón con mecedora puesto aquí

y ver cómo mis compañeros hacían la prueba.

Toma nota, que la japonesa con resaca quiere cosas.

La japonesa con resaca dice... ¿Japonesa con resaca?

Qué concepto, de verdad.

Es que eres antiguo, antiguo.

Que la cocina es innovar, Jordi, entérate.

Que estás antiguo.

-Terre va a cambiar la cocina, yo lo sé.

(TERRE) Estoy cambiando el concepto de cocina.

Ya, ya. Eres un antiguo. Y el otro ya...

(RÍEN) Yo soy prehistórico.

Esferificaciones dice. ¡Por favor, antiguo!

(RÍEN) Bueno...

Vamos a destapar las cajas a la vez.

A la de tres. Una, dos y tres.

(GRITA) ¿Pero qué es esto?

-¡Ostras! ¿Un pollo o qué es?

-¿Podéis poner más cosas dentro de la caja?

(AINHOA) El armañac y el vino tinto me gusta.

Si quitáis el reloj y me dejáis con esto, encantada.

-¡Oh! Celia, ¿qué te parecen?

Magníficos. ¿Conoces?

Preciosos. Lo único que no entiendo

es lo de la cola esta. Vamos a verlo.

Os cuento los ingredientes que tenéis en la encimera.

Pichón, cebolla, zanahoria,

chalotas, vino tinto, salsa de soja,

refresco de cola, hierbas frescas,

armañac, foie micuit, nata,

ajo, seta de cardo,

champiñón portobello, chantarela,

puré de cerezas, pasta wonton,

brotes y flores.

Madre mía... Para conocer en qué consiste

este reto, vamos a recibir a un aspirante que hace poco

estaba en vuestro lugar, con mucho trabajo y esfuerzo,

experimentó una gran evolución en estas cocinas.

Adelante, la ganadora de la octava edición

de "MasterChef", Ana Iglesias.

¡Ana! -¡Ah!

Hola, Ana. ¡Hola! ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Estoy emocionada

de estar otra vez aquí, en las cocinas,

con tantos artistas por todos los lados.

"Me siento una afortunada total".

Bienvenida de nuevo a "MasterChef".

¿Cómo estás? Muchas gracias, muy bien,

muy contenta de estar aquí. Estoy supernerviosa

de estar con tanto artista aquí. Gracias, gracias.

(RÍE)

Feliz de volver y de veros a todos. -Qué chica más guapa, ¿no?

-Gracias.

-Nicolás, Nicolás...

(RÍEN) -Lo estabas deseando.

-Qué ojos tan bonitos, qué mirada más limpia,

qué sonrisa y tal...

Ana, debes de estar ahí sonrojada con tu chico al lado ahora mismo.

Además de la cocina, tu pasión son las joyas.

Sí. ¿Estás creando una colección

de joyas "MasterChef" para que me ponga yo

en todos los programas? Mejor que joyas,

he querido juntar la moda con la cocina

y he preparado una colección

de delantales, manteles, servilletas...

-¡Qué bien!

-Cosas de cocina mezcladas con moda.

-¡Josie, eso es para ti! -Yo, encantado.

De verdad, es supernecesario. -Claro.

-Estás haciendo servicio social.

Es que no es moda, es servicio social.

-Gracias.

Bueno, Ana, los aspirantes acaban de descubrir

una caja misteriosa con ingredientes maravillosos,

pero no los he visto muy entusiasmados.

(ANA) ¿Cómo que no? Igual necesitan alguna idea

de qué hacer con ellos. Yo os he traído un plato

con el que triunfé en estas cocinas...

Lleva los mismos ingredientes.

Este plato yo lo bauticé como Memoria.

Es un pichón, las pechugas están hechas a baja temperatura.

El muslito está confitado. Hay un salteado de setas

y un cremoso de los interiores del pichón.

A mí me trae muy buenos recuerdos

y espero que os dé suerte hoy en la eliminación.

-Lleva muchas cosas. Un pichón a la plancha y ya está, mujer.

-Sí, plancha también hay. En algún momento hay plancha.

-¿También hay plancha? ¿Ves? Hay una conexión aquí, Ana...

-Eso es que te va a ir bien seguro.

-El segundo pin del año. (ANA RÍE)

Juanjo, ¿entiendes ahora todos los ingredientes?

Sí, claro. No estabas convencido.

Es que no sé qué me pasa que vengo bloqueado

y no sé por qué me da que voy a palmar hoy.

-Se siente culpable porque dice que estamos en eliminación

porque él se despistó. Por eso y muchas cosas más.

Sí, sí. Ya, ya. Flo, ¿te ves capacitado

para replicar este plato? No me suena a chino,

pero no lo he hecho nunca. Pues fíjate,

precisamente en eso consiste el último reto de la noche:

replicar este plato de Ana. Pero como somos muy buenos

y sabemos que no es fácil estar en el foso,

os vamos a ayudar. Ana, acompáñame.

Vamos a descubrir qué se esconde. Vamos para allá.

Me da más miedo tu ayuda que tu no ayuda.

Ana, una, dos y tres.

(LUCÍA) ¿Qué es? ¿Un libro?

¿Sabéis qué esconde este libro? La receta del pichón.

Tamaño grande. -Ahí le has dado.

-Para leerla desde aquí. Además, explicada paso a paso

por la autora del plato. Más fácil ya...

Yo no me lo creo para nada.

-Tienes tres segundos para leerla. En ese libro

está la receta paso a paso.

Ana la va a ir leyendo. ¿En qué idioma?

(RÍE) Empezaréis todos a la vez,

irá leyendo cada paso y el primero que termine

ese paso dirá "stop".

En ese momento, todos tendréis que dejar de cocinar

aunque no hayáis terminado ese paso.

Comprobaremos si está correcto

y si es así, pasaremos al siguiente.

Incluso los que no hayáis terminado el anterior.

Jo... Si nadie termina el paso a tiempo,

Ana continuará con el siguiente.

Ostras...

El tiempo finalizará cuando uno de vosotros

termine la receta correctamente.

Cuando yo acabe, chicos, se acabó el tiempo.

Pero atención, esto es un cocinado contrarreloj.

En el que irán marcando las etapas el más rápido.

Pero los pasos tienen que estar perfectamente hechos.

Si alguno dice "stop" y no está correcto, será penalizado

y durante dos minutos no podrá cocinar.

Ostras... Los demás seguirán cocinando.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Antes de que empecéis a cocinar, vamos a descubrir

qué hay en esta gran caja misteriosa que tenemos.

Hay que estar superatento, tío.

(JUANJO) Como yo corra, os jodo a todos.

Igual hago una mierda y me penalizan,

pero haré taca-taca-ta.

Una, dos y tres.

(CELIA) Aceite. (TERRE) Botellón.

Aceites de oliva de España.

El aceite de oliva es la grasa más saludable que existe

y uno de los ingredientes más versátiles

de la cocina. Potencia el sabor de los platos

y aporta excelencia. Es muy importante

consumir siempre aceites de oliva de España.

La dieta mediterránea no existiría sin el aceite de oliva.

Nuestra gastronomía no sería igual de rica,

variada y sana.

Además, España es líder mundial en producción y comercialización

de aceite de oliva. Cada vez que tengáis

que utilizar aceite siguiendo la receta de Ana,

deberéis venir hasta aquí y elegir el aceite que creéis

que más se adecua a la elaboración que estáis haciendo.

Hay aceite de oliva virgen extra, 100 por 100 zumo de aceituna

obtenido en su momento óptimo y con máxima calidad.

Perfecto para usos en frío, desde aderezos para ensaladas,

sopas frías como el gazpacho

o para emulsionar salsas en frío,

por ejemplo, mahonesa o alioli. Aceite de oliva virgen,

elaborado con zumo 100 por 100 de aceituna,

indicado para usos en frío o en caliente

en tratamientos cortos

o a temperaturas moderadas como planchas, sofritos

y salteados. Y aceite de oliva,

que contiene exclusivamente aceites de oliva vírgenes

y aceites de oliva refinados. Para preparaciones en caliente,

como guisos o estofados, y especialmente

para frituras, ya que soporta

hasta 180 grados sin perder sus propiedades.

Tendréis que usar los tres tipos

de manera adecuada a la receta de Ana,

cada vez que un paso así lo requiera, ¿entendido?

(CASI TODOS) Sí, chef. -Yo no, más o menos.

Venga, Ana.

Es el momento de empezar a leer tu receta, adelante.

Oye, yo podría preguntarte, Ana,

si estás con tiempo libre estos días,

no tengo profesor particular... (RÍEN)

-Tiempo libre y con mi novio. Ana, focaliza

y tú a lo tuyo. (ANA RÍE) A ver...

Me ha pasado dos veces en la vida el flechazo

y podríamos ser muy felices. -"Primer paso".

-Tiene novio. -"Despiezar el pichón

separando las pechugas con piel, los muslos,

las carcasas y los interiores".

Aspirantes, el primero que termine, por favor,

que levante la mano y diga "stop".

(NICO) Mira el Juanjo...

-Sí, el tío el pichón lo domina.

(NICO) Poneos a ritmo de Juanjo, chicos.

(JUANJO) Stop.

-Bueno... ¡Ja!

(ANA) Qué rápido.

¿Has terminado? ¿Por qué lo hace tan rápido?

Vale, tenemos todo separado,

pero no has sacado los interiores. No está bien.

Ha dicho que despiecemos y está despiezado.

Escucha.

Ahora, dos minutos sin cocinar.

¿Ves la rapidez? Dos minutos parado.

No sé por qué lo ha hecho rápido. Si lo sabe hacer muy bien,

deja tiempo a los demás. -No escucho, tío.

Estoy tan bloqueado ahora mismo que no sé por dónde saldrá el tiro.

Os recuerdo que esto es una competición

y hoy se va uno. A ver, Flo.

¿Vas tu a verlo?

¿Voy? A ver si está perfecto.

(CELIA) Yo creo que esto está ya. ¿Estáis, chicos?

Hay que escuchar. Hoy estoy en bucle,

lo voy a hacer mal, ya verás.

Has sacado las pechuguitas, las patitas,

podías haber hecho un corte aquí...

Pero veo los interiores... Perfecto, Flo.

Siguiente paso, Ana.

(JUANJO) ¿Han pasado ya los dos minutos?

Juanjo, te queda un minuto todavía, ¿vale?

No puedes hacer nada.

"En una olla con aceite, doramos la carcasa troceada

junto con una cebolla y una zanahoria cortada

en mirepoix". (RESOPLA)

Tenéis que venir a recoger el aceite que corresponda.

Has dicho que tenemos que freír. (JUANJO) Avísame, Pepe del minuto.

Sí.

Terre, el aceite. -Sí,

pero si no tengo esto para qué quiero el aceite.

-Todos están cogiendo el que ha cogido él además.

Juanjo, ya puedes retomar.

¿Cebollas se especifica alguna o da igual?

-Cebolla es cebolla. Punto. Hazme caso.

(FLO) No, si caso te hago siempre y así estoy,

con el delantal negro.

¿Sabes lo que pasa?

Han venido corriendo Flo y Celia y no han mirado.

Les hemos advertido que había aceites para cada elaboración,

han venido corriendo: "Coge este, yo también".

Deberían haber cogido el oliva común.

Todos los aceites de oliva sirven para todo, son muy versátiles,

pero algunos son más específicos, que son los que hemos mencionado.

Oye, ¿ha dicho mirepoix?

¿Has terminado ya?

Hala, Jordi.

Podría estar un poquito más dorada y más regular la verdura,

pero está bien.

Dora el conjunto bien, eso sí, ¿vale?

Vale. Lo damos por bueno. Justito.

Siguiente paso, Ana. Voy.

Siguiente paso. Voy para allá.

-¡Espérate un momento, hija! -"Una vez doradas,

añadimos el vino, la soja y el refresco de cola.

Reducimos e incorporamos un poco de agua.

Cocemos a fuego lento durante 20 minutos,

colamos, reducimos y salpimentamos".

(RESOPLA) Vino, la soja...

-Vino, cola... La prueba tiene trampa,

porque nos pensamos que esto va de correr

y de ir rápido. No, si no no está rico.

Y no va de correr.

Joder, se sale del plato todo hoy.

-Vino, cola, ¿y qué más? (FLO) Vino, soja

y refresco de cola. (JUANJO) No se dora, no se dora.

¿Lo echas sin dorar, Ainhoa?

-Ya lo he dorado. -¿Pero cómo?

Más temperatura. Me cago en...

Te voy a decir una cosa, Flo lo está haciendo bien.

Tenía un exceso de grasa en el dorado y lo ha retirado.

El solomillito. ¡El solomillito lo he sacado entero!

¡Anda qué graciosa! Mira, enterito.

No lo había podido sacar nunca entero.

Está a por uvas, la Terre. Me voy a hacer

unos pendientes de solomillo de pichón.

Está perdida. Tiene que bajar esto.

No estoy perdida.

Céntrate. Estos jueces me pican,

me pican, como cachondeándose el tío

de que no sé lo que estoy haciendo.

¿Habéis echado el agua ya?

¿Pasamos al siguiente paso? ¡No!

-Ya he echado el agua. -¿Has echado el agua, Ainhoa?

-Sí, pero me falta la sal y la pimienta.

Sal y pimienta.

Yo ya he terminado.

-¿Lo has colado y todo? -No, colar no.

-Hay que colarlo cuando esté reducido.

No estamos en una prueba de equipo.

(JUANJO) Reducir bien lleva su tiempo.

No os sopléis. No he soplado,

he dicho que reduzcan bien. Dices cómo hacerlo

a tus compañeros. Estás en una eliminación.

¿Te quieres ir tú? Cuando quieras me voy.

Esto es una competición.

La receta se lee una vez, escucháis y trabajáis.

Y cuando acabéis, levantáis la mano.

Sí, chef. Estoy mosqueado, estoy cruzado.

-Entendí que cuando se echase el agua y salpimentar.

Hay que dejarlo 20 minutos pero en medio hay otro paso,

así que vamos a continuar con la receta.

Siguiente paso. Venga, voy para allá.

-Ay, no, no. Espérate. (JUANJO) ¿Cómo que siguiente paso?

Esto no ha reducido ni nada.

-"Mientras reduce el jugo de pichón,

preparamos los muslos en forma de chupachups

y los confitamos en un cazo con aceite,

ajo, tomillo y romero".

-Ajo, tomillo y romero.

Tenéis que coger el aceite de oliva

que corresponda a este paso, si no lo tenéis

en vuestra cocina. Yo creo que es este.

Es este.

¿Sabes lo que pasa con las prisas?

Están confitando en el virgen extra.

No pasa nada, pero no es lo suyo. Lo ideal es el virgen,

no hace falta el virgen extra.

Van corriendo y lo cogen a voleo.

Juanjo. Juanjo.

¿Los chupachups? -Lo tengo con el ajo,

el tomillo y confitando. Vamos a verlo.

-¿Ha hecho ya los chupachups?

-Lo mismo ha hecho crac y lo ha dejado ya.

Te diré una cosa... Eso no son chupachups.

¿Qué es chupachups entonces? Con el muslo,

abres con el cuchillo, tiras para atrás

y haces una bola. Pero no está hecho, ¿verdad?

¿Qué? Dos minutos. Paras dos minutos.

Pero no has explicado que teníamos que hacer eso.

¿Sabes hacerlo? Esto es un chupachups.

No, no. Vale, vale.

"Segunda vez que levanto la mano, dos minutos más".

Ya no la levanto más.

(RESOPLA)

-¿Y cómo haces un chupachups de esto?

(RAQUEL) El chupachups es difícil.

(JUANJO) Estoy superagobiado.

Tengo todas conmigo para que me liquiden.

Juanjo, te estás enfadando, pero yo no tengo la culpa, hijo.

Me enfado conmigo, que soy nervioso.

Tranquilízate, escucha

y corre lo justo. ¿Me puedo ir directamente?

Estoy tan agobiado que no quiero ni cocinar.

Estoy superagobiado. -Jo, tío.

-¿Te vas a poner de saco para que me relaje?

Te voy a relajar porque estás nervioso y...

Estoy estresado. ¿Y de qué te sirve eso?

De nada, pero soy nervioso y me juega malas pasadas.

Yo soy más nervioso pero he aprendido que la cocina

no va de "eh, acabado". Va de ir rápido,

va de ejecutar las cosas bien. Vamos a recuperar.

Con nervio, pero estando tranquilo.

Han pasado los dos minutos, tranquilízate,

quiero que hagas el cocinado entero y bien.

¿Te has enterado, amigo? Eso está hecho.

-Mi chupachups es un poco raro.

Es un chupachups de moderna.

-La Terre tampoco sabe hacerlos.

Mira, Ainhoa sí que sabe.

Vamos a verlo.

No vais a dar paseos hoy, Pepe. Celia.

Están hechos los chupachups, el aceite,

las hierbas y el ajo. Continuamos.

Hombre, espérate un poquito.

Lo siento, pero estoy peleando por mí.

-Voy a hacer caso a Jordi, me voy a relajar,

voy a hacer las cosas bien. Ya verás.

-"Dejamos confitando los muslos y preparamos el cremoso

de los interiores, rehogamos en aceite,

un diente de ajo y una chalota cortada en brunoise,

incorporamos los interiores,

doramos, desglasamos con armañac y reducimos".

Se supone que tienen que tener dos pasos hechos.

Tener el fondo reduciendo y los muslos confitados.

El siguiente que has pedido es hacer ya el parfait,

el cremoso de interiores.

Aspirantes, en este paso vuelve a haber aceite.

Ahora que lo he echado.

A lo mejor ese es el adecuado, pero lo tienes que saber.

Ya no sé si es este o el otro. Ay, amiga.

Los interiores...

Je. Sabía yo.

Sabía yo que esto tenía más trampa que una película de indios.

-¿Está quitando perdigones o qué?

-Ay, esto es el estómago.

Esto no me convienen.

-¿Aquí qué hay? Hay gente viviendo.

Joder, de verdad...

-Quítate el rojo, que te voy a echar un chorro de armañac.

-Yo ya no digo nada, acaba tú...

A ver si voy a meter la pata y espero otros dos minutos.

-Ha puesto ya el armañac porque lo está haciendo en sartén.

Así sí. Mejor ahí que en la sartén.

(RÍEN) Deja que reduzca.

Yo, mira. Mira cómo reduzco, mira cómo reduzco.

(TERRE GRITA)

-¿Bien? Contrólame, contrólame.

-No lo veo. -Aunque no digas nada.

Sí o no. Ya está.

(TERRE) Esto ya ha reducido un poco.

-Venga, vale. Celia.

(TERRE) ¿Has oído, Celia? Me han llamado Celia.

-Pues tampoco está tan mal.

Interiores, chalota, ajo y el armañac.

Sí. Esto está. Pasamos al siguiente.

¿Sí? Venga. Sí, sí.

-No me puedo creer que yo haya dado un stop de estos.

-"Una vez reducido, agregamos la nata y cocinamos unos minutos.

Fuera del fuego, incorporamos el foie micuit,

trituramos y salpimentamos.

Incorporamos unas gotas de aceite, emulsionamos y colamos".

(RESOPLA) No me he enterado de nada.

-Pues muy bien, una receta que me parece flipante.

-La nata hay que dejar que haga chup-chup

porque si no sabe a lácteo.

Juanjo ha echado mucha nata y no ha reducido.

No ha escuchado. Se lo he dicho:

"Estate tranquilo". A echado nata y a triturar.

Ahora le va a quedar un líquido.

Va a ser una salsa. Estoy más perdido...

Aquí hay que añadir unas gotitas de aceite de oliva extra.

(ANA) Sí, que le dé el sabor.

Aceite crudo, maravilloso. Va a emulsionar todo

y te da ese toquecito de aceite, de esos patés al aceite de oliva.

Este con dos gotitas le va a ir muy bien.

Ay, cómo corren. Coge el aceite que toca...

Celia coge el aceite que toca. (TERRE) Voy a copiarlas.

Ah, no haber sido las primeras, chicas.

Estoy perdida, lo cogen ellas y lo cojo yo también.

Voy a por él.

Lo ha entendido Celia. Ha echado tres gotitas al cremoso.

A ver lo que echa Juanjo. Ainhoa, te estoy copiando.

Como meta la pata aquí... Si no me sale una mayonesa buena...

Dice "mahonesa".

Cuando te dicen tres gotas y te pones a echar chorros...

Está incorporando como si fuera mayonesa.

-Uh, qué raro sabe.

-¡Oh! ¡Qué cosa más rica!

(FLO) ¿Qué tal el balcón? ¿Bien? -Estamos sufriendo por vosotros.

(JOSIE) Envejece más el balcón que el foso.

Celia. (ANA) Celia ha terminado.

-No me atrevo a decir que he terminado.

Perfectamente. Sal, pimienta, está colado, bien el foie gras.

Creo que voy de nuevo la última, pero no pasa nada. Me repongo.

Te he visto echar unas gotitas del aceite,

me alegro. Siguiente paso, perfecto.

Lo siento,

yo tengo que ganar. Como sea.

-"El siguiente paso es hacer las pechugas

Las salpimentamos y las metemos

en una bolsa al vacío con un chorro de aceite,

ajo, romero y tomillo.

Cocinamos a 65 grados durante seis minutos,

marcamos después en una sartén

con unas gotas de aceite y reservamos".

De nuevo, un aceite.

Se masca la tragedia.

Villalobos... Dios...

-Jefa, ¿qué pasa? -Que soy un poco "atolondrá".

Celia va bien. Flo, no he visto, no ha vuelto ha levantar la mano.

Lo tendrá, iba bien.

Terre anda un poquito despistada y perdida.

El ajo lo he perdido... ¡No, está aquí!

Y raro que Ainhoa no ha dicho nada. Ahí, callada.

¿Qué quiere decir? ¿Está bien o mal?

Me preocupan los nervios. Los nerviosos son Terre y Juanjo.

Juanjo va...

Uy, qué lío tengo con el aceite ya.

Venga, aceite de oliva virgen... Este.

Este paso de aquí es con aceite de oliva virgen extra también,

no subimos mucho la temperatura,

le va a funcionar muy bien. La crudeza...

Y respetamos el sabor del aceite de oliva.

(CELIA) Seis minutos.

Eso no está.

-Esto es lo más moderno que os podéis echar a la cara.

-¿Cuál es el mío? Lo he metido antes que tú.

¿Cuál es el tuyo y el mío? -El mío es este.

-No, el mío es este. -El mío es este y el tuyo es este.

Ya se han hecho el lío, no han marcado las bolsas.

Todos tienen pechuga, hierbas y ajo.

Cuál es la tuya y cuál la mía.

¿Estos 650 qué es? -65 grados.

-Son 65 grados,

esa es la temperatura real y a la que tiene que estar.

Aquí no viene el tiempo. -No.

-Aquí debe haber un aparato que te dé el tiempo.

Flo, ¿este aparato no da tiempo?

Aquí debe haber un aparato que dé tiempo.

-Que no hay tiempo, no hay tiempo, es de memoria.

-¿Cómo van a ser de memoria seis minutos?

-Seis minutos, empieza así: uno, dos, tres.

Cuenta 360 despacito. Relájate y cuenta.

Tiene que contar los minutos. (JOSIE) 360.

-Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez,

11, 12... Espera, que nos podemos confundir.

-Yo ya he metido una cosa en el mío para no confundirnos.

-42, 43, 44, 45, 46...

Un tigre, dos tigres, tres tigres, cuatro tigres, cinco tigres...

Joer...

La imagino cuando no se pueda quedar dormida contando ovejitas.

Quedan 300. Sí, ahora va a contar pichones.

-Eso lo pillamos. -170, 171, 172...

Ah, claro, cuenta minutos. ¿Y ese reloj va?

-No, claro. Hay que... No sé.

-¿Así unos minutos? -...187, 188, 189, 190, 191...

-Esto es de locos.

-¿Qué dices, mujer? -¿Estás contando?

-No, lo he echado justo cuando la Celia, me lo cuenta ella.

-...202, 203, 204, 205...

-Como pierda el norte y se vaya a contar uvas...

-Esto está todavía sin hacer.

-Cuatro, cinco, seis... Tú vas por libre, Terre.

No estás contando ni nada. -...nueve, diez,

11, 12, 13, 14, 15, 16, 17...

-...280, 281, 282...

-...27, 28, 29, 30...

Anita, si de esto sale tu plato... Sí.

Será un milagro. Una maravilla.

(LA TERRE CUENTA CANTANDO)

Esto es la madre de todos los fosos. Todos los fosos juntos...

Están aquí.

(CELIA V.) 323... (J. J. BALLESTA) Ya está,

¿has contado los seis minutos?

-Sí, ya no sé cuál es el mío. -¿Por qué los mueves todos?

El tuyo estaba debajo.

-¡Ay, alma de cántaro! -Lo siento...

240... 241... 242...

(CELIA VILLALOBOS SIGUE CONTANDO LOS MINUTOS)

50...

Este es el mío. Míralo...

Este es el mío. Flo, ¿tú no cuentas?

Pero, vamos a ver, por favor... ¿No valen las dotes de cada uno?

Yo he cogido el temporizador de la placa.

-¡Hala! Qué listo...

He ido a avisar a Celia

y se lo iba a decir, pero se ha dado la vuelta y...

(IMITA A CELIA V.) 201, 202, 203, 204...

Y me ha hecho así y no he podido decir nada.

Le iba a decir: "Celia...". Mírala.

(FLO) A por mis pechugas...

(TODOS RÍEN) (FLO IMITA A CELIA) 205...

(MOLESTA) ¡Flo...! -Te lo iba a decir.

-¡Flo, Flo...! (IMITA A CELIA) 206... 207...

-Tú no dices nada más lo que te da la gana, tío.

-Te lo iba a decir...

-¡Ahora... arrieritos somos y por el camino nos encontraremos!

En el camino nos encontraremos. -Te iba a...

No me has dejado decírtelo. -Nos encontraremos...

-Si nos encontramos aquí.

-¡El morreo se lo ha dado! Celia... qué valor.

(IMITA A M. RAJOY) He sentido el ave cerca.

(TODOS RÍEN)

Celia, ¿sabes cuáles son tus pechugas?

La tengo localizada.

Está pasando el tiempo, Celia, has contado y ahora qué.

(IMITA A CELIA V.) 204, 205... Y ahora está de picnic.

Hay que contar el tiempo. -Como decían en mi tierra:

"Esta tierra no sirve ni para claveles".

(FLO) Tengo mucha empatía con Celia.

Algunas veces discutimos... Pero, bueno... nos queremos mucho.

Qué bonito cuando tienes tu sartén calentita

con tu aceite justo, la piel...

No lo tocas, ¿vale? Dejas que la piel se dore,

se quede plano, quede crujiente...

Sin tocarlo, sin aplastarlo, sin marearlo.

Ya está pasado...

-¿Lo has marcardo ya? -Sí, ya está, ¿no?

Flo... vamos a ver a Flo.

¿Has acabado? ¡Di que no! -Muy bonito,

yo te lo chivo y tú levantas la mano.

Es que también, más generosidad...

-La pechuga a 65 durante seis minutos...

Su ajada, las hierbas... Marcado...

Vale, seguimos, lo tenemos, OK...

Ana, siguiente paso. Venga, voy.

-Venga, siguiente paso, vamos.

(ANA LEE) Para preparar la salsa de cerezas ponemos a fuego lento

el puré de cerezas, agregamos la salsa del pichón,

reducimos y salpimentamos.

-¿Cuál es la salsa del pichón?

-La reducción que hemos hecho con la carcasa y las verduras.

Ya está, vamos a ver a Flo.

Flo, cuéntanos... tenemos... He puesto el licor de cerezas...

Y... El fondo... y ya está.

Si me limpias la cocina, no lo pone en el libro pero te lo digo yo.

Es de mi cosecha. Hago lo que pone en el libro.

Claro, te ciñes al guión solo.

No, pero... Pasa la bayeta ahí.

Si no es una cosa es otra... Ana, vamos con ello, siguiente.

Qué bueno...

Para el pan suflado... (FLO) ¿Qué pan?

(ANA LEE) Hay que pegar dos láminas de pasta wanton con agua,

cortarlas con un ahora metálico

y freír en aceite a 180 grados hasta que sufle.

(FLO IMITA A JUAN DE LOS CHUNGUITOS) Suflado... ¿Qué es eso?

Juan... ¿No sabes qué es un pan suflado?

(IMITA A JUAN DE LOS CHUNGUITOS) Pan... chino...

De verdad... estoy de Manchester hasta aquí.

Hay tres personas que no han cogido aceite...

La gran mayoría ha cogido lo que ha querido.

Mira, menos mal... Menos mal que hago deporte...

¡Venga, venga!

(IMITA A M. RAJOY) Esto lo hago todas las mañanas, ¿eh?

(TODOS RÍEN)

Me voy para allá y para acá a por el aceite...

-¡Que te pongas a hacer eso, hombre! -Y venga vueltas...

Y me sacan fotos diciendo que me he saltado el confinamiento.

-¡Ay, que me parto...!

Oye, os voy a decir una cosa,

es verdad que me recuerda un poco este suflado de la pasta wanton

a las patatas suflé. Sí, justo.

Tú coges dos láminas wanton,

pasas el dedo con agua, muy poca... Con el dedo, así...

Cortas, lo fríes, suflas... y esa bola la partes por la mitad

y tienes esas semiesferas. Sí.

Mira, ya lo ha conseguido una. -Lo ha conseguido, mira qué bonito.

-Qué bien...

-Esta es una almendrita, una almendrita preciosa.

Terre... Venga, ya, chicos, ¿lo lleváis?

-Lo llevamos que no es poco.

Perfecta, están perfectas. -Estas dos...

Para una cosa que te decimos que es perfecta.

¿Estás contenta? Muy bien, Terre. Gracias...

Un paso bien hecho, así que seguimos.

Me cago en todo...

(ANA LEE) Troceamos las setas alternando distintos cortes.

Y salteamos en aceite, romero, tomillo, sal y pimienta.

-Aceite, romero, sal y pimienta.

Pues para saltear aquí, un poco de aceite de oliva virgen.

Eso... perfecto.

¿Alguien ha levantado la mano? No.

(J. J. BALLESTA) No creo, vamos. -Tú estás flipando.

-Cuántas setas, ¿eh? Hay muchísimas setas.

(CELIA V.) Lo salteábamos en aceite, ¿con qué las salteamos?

-Con lo único que tienes. Con aceite.

-¿Y tomillo y romero? -Me van a regañar, mira.

Con esto...

Con esto lo salteamos.

¿Alguien tiene las setas salteadas? No.

Ha levantado la mano Juanjo. Juanjo las tiene.

Juanjo las tiene... Espera un poco.

Están salteadas. Ya está, perfecto.

¿Has echado de todo? Claro, sí...

Pues nada, fenomenal.

Pasamos a la siguiente elaboración. Vale, muchas gracias.

Atención, por favor, al último paso.

¿Otro ya? ¿Por qué no empezamos de nuevo?

(ANA LEE) Para la presentación debemos colocar un muslo

y una pechuga de pichón.

Salseamos y acompañamos con las setas salteadas,

la crema de los anteriores, el puré de cereza y el pan suflado.

Terminamos el plato con brotes, flores y unas gotas de aceite.

-Ahora el aceite... -Venga, ya está.

-Madre mía, quién se va a ir hoy.

-Eh... a ver que me aclare yo.

-¿La nata ha dicho?

Ya la hemos liado. -¿Nata ha dicho? ¿Qué nata?

No ha dicho eso.

No ha dicho eso, Juanjo está... se ha equivocado. Se ha equivocado.

(J. J. BALLESTA) Qué raro sabe.

-El palo para arriba.

-Tienen las florecitas también.

Voy a ver a Celia.

¿Este es el plato acabado? Tenemos la salsa, pichón, setas...

Y tenemos los... brotes, vale, perfecto, tu presentación.

Muy bien... ¡No, no, no!

Los demás tenéis un minuto para terminar el plato, ¿vale?

30 segundos...

Ay... qué agobio.

Diez, nueve...

Ocho, siete...

Seis, cinco...

Cuatro, tres...

Dos, uno, tiempo... ¡Manos arriba!

(Aplausos y ánimos de la galería)

(J. J. BALLESTA) Di "Manos arriba" y no siento nada, apatía.

Desconcierto... perdido. No sé.

Aspirantes, el tiempo ha terminado y llega el momento de la cata.

Ainhoa, tú serás la primera, adelante, por favor.

(Aplausos)

¡Vamos, amor! -Suerte a todos.

-¡Precioso! -¡Muy bonito!

Ainhoa, ¿cómo se llama tu plato?

Pues el Jardín de mis delicias, después de ver...

No entiendo por qué. Me fijé que había flores, verde...

Y tenía tantas ganas de hacer un plato con flores comestibles.

Que bueno... (ANA) Pues, Ainhoa, lo veo bien.

Me parece que tiene buena pinta, la salsa está conseguida.

Me encanta que le hayas puesto tantos brotes y flores, soy igual.

Me encanta... Vamos a probar.

Bueno... el pichón está bien de punto, está perfecto y tal.

Bien está el wanton y lo demás. Lo peor que veo es la salsa.

Tiene una potencia... y llega a un punto salado y tal.

Pero el punto del pichón, oye, correctísimo.

Mi fallo ha sido la soja.

Le he echado soja y, luego, encima...

Luego, encima, era sal y pimienta, cuando la probé

me di cuenta de que estaba potente. Más bien flamenquita.

Está flamenquita, la salsa con un punto de acidez elevado...

Está reducida y, oye, cumple su función.

El parfait... lo has emulsionado con aceite,

llevaba dos gotas de aceite para perfumar...

Y le has echado más de la cuenta, pero bueno... otra interpretación

de nuestra diva, pero correcta. Bueno... pues me alegro.

-Yo lo veo muy bonito y el punto de la carne

estaba perfecto, o sea que...

Aunque esté un pelín salado, para mí está...

Está muy bien. Todo dicho, Ainhoa.

Delante de cocinas.

(AINHOA A.) Estoy contenta con el plato que he hecho,

pero como estamos a unos niveles ya que... todos estamos

bastante puestos, cualquier mínima diferencia...

Eh... hace que te vayas a la calle.

Juanjo, nombre de tu plato. Qué alegría, qué alboroto...

Otro perrito piloto. (RÍEN)

¿Y esa feria? Cuéntame, esa feria. Un batiburrillo, ya sabes.

Yo qué sé, Pepe. ¿Qué es esa salsa?

¿Qué hay ahí? Pues le he puesto los tres puntos

muy pegados a la carne, salsa por encima

se me ha mezclado todo, pero yo lo he probado

y a mí me ha gustado. A ver a vosotros.

Eso no es de tres puntos y se mezcla todo.

Ahí hay un solo color. En vez de poner dos salsas,

las he juntado las dos.

Las has mezclado tú. Pero no se ha mezclado aquí.

Las has mezclado tú, todo... Cada uno lo cuenta a su manera.

Sí, el problema es que cuando llevas 30 años en cocinas...

Hombre, claro, joder... de esto sé un poquito.

Si es que... lo que mal empieza mal acaba, normalmente.

Porque no escuchas y qué ocurre, pues que tenemos otro plato.

¿Ves la salsa? Es otra cosa. Ana, ¿qué te parece estéticamente?

Está bonito, pero no se parece... El color de la salsa.

Pero, bueno, no está mal. Se agradece que el pichón

no esté del todo pasado. Está bien.

Qué pena, porque esa salsa que te apetece mojar pan

aquí hay un batiburrillo que sabe a todo.

Y una buena salsa hace que puedas seguir comiendo

más carne, aquí no seguiría comiendo pichón

porque no me apetece mojar la salsa.

Juanjo, cuando empezamos una prueba

nosotros exponemos un reto que para todos es el mismo.

Tú tienes mucha energía, pero esa energía a lo loco es un rayo

que lo que toca lo destroza.

Tu peor enemigo, hoy, has sido tú.

¿Por qué? Porque hemos mezclado las salsas y partiendo de la base

de la salsa de cerezas y la nata con foie están mezcladas

eso es un problemón... gordo. Tenemos otra cosa.

No hay que ponerse tan nervioso que a mí también me ha pasado,

si entras nublado vas a acabar mal.

Pero hay que aprender a relajarse y a ir más...

Más despacito. -Eso es verdad, ¿ves?

Es verdad, que no he cambiado en 32 años

por más que me lo dice mi madre, mi mujer, mi hijo...

(J. J. BALLESTA) He sufrido, he estado agobiado, bloqueado...

Lo he dicho miles de veces...

Y sigo agobiado.

Y como me echen a mi casa, me voy bloqueado, ya verás.

Flo, ¿cómo se llama tu plato?

Bueno, yo lo...

Siento que lo tengo que llamar la Ventana de Ana.

Porque gracias a esa ventana que tiene Ana

pues nos hemos asomado a una receta estrella que, de verdad,

yo no he hecho nunca algo parecido, lo más parecido es una hamburguesa.

-Es verdad que la estética, si las setas fueran más finas

pero está bien y el nombre me encanta.

Me encanta el nombre. Flo, están todos los elementos,

te ha suflado bien la pasta wanton, la crema de higadillos está bien.

He cogido la más suflada. Está suflado...

A tu tamaño. Estás muy acertada, Sammy.

A ver, Flo, hay cositas que pulir.

La salsa de pichón, frutos rojos, nos hemos pasado.

La emulsión de... el parfait.

Se nos ha ido la sal, a parte de eso está bien.

Y es fácil meter la pata.

Y un jefe de cocina le dirá a un aprendiz... "has metido la pata".

Pero va a valorar mucho su actitud y es lo que voy a hacer,

porque es muy buena.

Gracias. Sí, hay que reconocer que...

Has estado serio, raro en ti. Fíjate qué detalle más bonito

de cocinero: "Este hombre puede llegar donde quiera".

Estabas haciendo el fondo de la carcasa,

había un exceso de grasa,

lo habías tirado y has echado la reducción.

Eso crea que no tenga grasa, luego, la salsa; pero la crema de pichón

estaba salada y ahí tienes que cuidarte, vamos a ver

si te da tiempo en este programa de irte puliendo y disfrutar más

de este tipo de cocina. Ana, no te quiero condicionar,

pero lo he llamado la Ventana de Ana.

Nicolás, no quiero entrar, tampoco. -Cuidado, cuidado.

Cuidado que reviento cabezas. (ANA) La actitud ha sido buena,

se le ha visto trabajar superconcentrado,

con alegría, es verdad que hay detalles que te han dicho los chefs;

pero es practicar y, a lo mejor,

la Ventana de Ana te lleva a la final.

No hay mal trabajo, hay que pulir, te falta mucho.

De un borrico no se saca un caballo de carreras,

pero es el principio, Flo.

Pero, por ejemplo, a programa siete yo...

Por un lado yo y, por otro lado, Santiago Segura...

Yo estoy mejor. No.

No, Santiago es un virtuoso, es un dotado.

¿Vale? ¿Un dotado? Un dotado...

Lo estoy flipando. Es "el referente".

¿Te han dado vela en este entierro?

Ya está la defensora del señor con brillos, perdóname...

Es que... bueno, vale, aguanto el tirón y ya está.

Santiago estaba muy bien y tu plato tiene brillos.

(FLO) Que Santiago es un virtuoso, lo he flipado.

Desde aquí reto a "MasterChef"

que me ponga una prueba exclusivamente con él.

Celia, nombre del plato. Un pichón para un cambio.

Para un cambio... Porque yo siempre

hago comida muy clásica.

Y me ha encantado hacer el plato de Ana.

Lo iba a llamar el Pichón MasterChef,

porque me da la sensación de que es un premio...

De ganar "MasterChef", me parece. Creí que era al tuyo.

No, no, el suyo.

A mí me queda mucho camino que andar.

Se ve en tu plato, Celia, te he visto trabajar

bastante bien, concentrada, te he visto hacer de reloj

y lo clavabas, eres un reloj suizo.

Pero en el plato veo más imperfecciones.

A ver, estéticamente, es verdad que le falta como un toque, ¿no?

No sé si de brotes o que haya...

Un hilo que recoja toda la guarnición;

pero, bueno...

Está. Sí, está el pichón...

Ana es buenísima y no te va a decir

lo que te tiene que decir.

Esta no es mi Celia, tú cocinas...

Tú sabes perfectamente seguir una receta, ¿qué te ha pasado?

Lo que ocurre es que para mí el emplatado moderno es difícil.

Me da mucha rabia. Te salva el punto de cocción espectacular.

Hay fallos serios, Celia.

La salsa, el salteado de las setas, el parfait tampoco...

Me hace mucha gracia El punto de cocción sí, me quedo con el pichón.

Decías que era un plato moderno.

Para mí no es más moderno o más clásico es un buen plato.

Y tú lo tienes que reproducir, defectos los tiene.

También es el fruto de la inseguridad,

hay ya un cambio, estamos llegando al final.

Hay que cambiar el chip, porque el nivel es alto.

Porque vamos... a por el triunfo, por el título.

El cambio del que hablas en el nombre del plato

te sirva para creértelo y saber que se pueden hacer cosas modernas

que yo, hasta que no me lo creí, no fue capaz de hacerlo.

-Gracias... gracias, chef. Delante de cocinas.

(FLO IMITA A M. RAJOY) Pichón para el cambio, Celia...

-No me toques los cojones... (FLO) ¿Qué pasa?

(EMOCIONADA) Joder...

-Si ha estado bien. -No.

-¿Cómo que no? -¿Está llorando?

-No y no me lo perdono. -Nos enfrentamos la primera vez.

Bueno... pues eres muy exigente contigo misma.

-Sí, por supuesto. -¿Ser exigente con uno mismo

es bueno? Lo es si sabes solucionarlo, pero no de gratis.

Celia... ¿qué pasa?

Pues que no me gusta hacer las cosas mal.

Y me da consejos, aquí, mi hermano menor...

-Diciéndome que no sea tan exigente, no lo puedo evitar.

Meter la pata en algo tan simple como en las fresas,

sabiendo que es... -No me sirve.

Me encanta tu forma de ser, Celia, me gustan los inconformistas,

los que han metido la pata...

"la próxima vez no me pasa". Eso me encanta.

Gracias, chef.

-No estoy de acuerdo, eso lo hace desde el programa uno

y lleva diciendo "la próxima vez no me pasa" hasta el día de hoy.

-Pero me ha pasado en la política, ¿cómo crees que he llegado en el PP

no siendo de una familia, sin una carrera donde he llegado?

Con muchos cojones. Ole, Celia.

Ole... (TODOS APLAUDEN)

-Ay, mi Celia, por Dios.

-No puedo evitarlo.

(CELIA V.) Me siento orgullosa, para mí que un político

se pueda mirar en el espejo

todas las mañanas y se sienta orgulloso de mirarse;

porque te equivocas, jolines, como en todo...

Hoy la he cagado yo, pero hay que superarlo y...

Seguir siempre para delante.

Terre, nombre de tu plato. El plato se llama...

Es la Palma pichón de flores.

Es la Palma pichón de flores es una versión del himno

de la Palma del Condado, provincia de Huelva, dice...

# Es la Palma... rincón de flores.

# Es la Palma de mis amores... # Cómo hilas.

Porque estoy deseando irme a mi pueblo, la Palma del Condado

sacar mi sillón de enea a la puerta

y ponerme a contarle a todo el mundo

lo bonito que es "MasterChef Celebrity".

Digo le voy a poner... Lo bien que lo pasas.

Grande... Bueno, cuéntame cómo ha sido...

Tu ejecución. Eh...

Yo creo que está rozando la perfección,

es que las dos bolas...

Mira que has venido a decirme "te han salido estupendas"

pero han dicho "¡Stop!" y no me ha dado tiempo a cortarla.

-La carne está muy rica, tienes todos los elementos...

Te he visto trabajar bien,

has estado divertida sin perder la concentración.

-¡Pero qué bien habla Ana! Si es que... joder...

-Un póster con Ana o qué pasa aquí. -Te la presento.

-Va ahí... -Ahora te paso el contacto.

-Estoy bien, estoy acompañada ya. -Da igual.

Que tiene novio, te lo acaba de decir.

-¿Sí? ¿Sí? Insiste...

Estamos en efimeralidad de la vida. -Completamente.

(TODOS HABLAN)

En este programa somos especialistas

en hacer parejas. Es la primera vez

que lo hemos visto así a Nico.

Siempre perfil bajo y tal y, hoy, está...

Ana, ¿qué te parece Nico?

Es mono el chaval... Es muy simpático, sí, sí.

Vive en el campo, muy zen, el budismo, las cosas...

-Qué gusto... -Sí, sí, está muy bien.

-Se le ve tranquilo en la barandilla, se le ve contento.

Terre, te he visto cocinar nerviosa.

Insegura... y, de repente,

probamos el plato y mira... ¿Qué?

Está muy rico, Terre. ¡Está muy rico!

¡¡¡Está muy rico!!! ¡¡¡Sí, sí!!!

¡¡¡Sí!!!

¡Muy, ha dicho muy...!

El punto de pichón está muy bien, la salsa está muy bien.

No hay casi defectos,

o sea algo tienes ahí, en esas manitas,

en esa locura que tú quieres siempre gastar

que también te sirve de defensa y de parapeto

para los fallos que tengas

me los guarda la Terre que no sabemos quién es.

Sí, es así,

puedes cocinar así y es tu virtud también.

Y, hoy, la has sacado, mujer.

Terre, confía en ti y puedes llegar muy lejos, Terre.

¿Me queréis decir algo más mono? No, no...

Están descubriendo en mí a la creadora

de la nueva gastronomía y creo que van a saber valorarlo.

Solo tengo que dar un empujoncito más.

Aspirantes, la cata ha terminado y, ahora, tenemos que deliberar

pero antes vamos a despedir a nuestra invitada, Ana.

Muchas gracias por volver a estas cocinas.

Un placer tenerte aquí y traer ese platazo.

-Gracias a vosotros. -Suerte.

-Adiós, Nico... -Espero que te cuide tu chico.

-Me cuida muchísimo, fenomenal. -Si cambia ya me...

-Ya te llamo. Muchísima suerte que os vaya genial

y que no perdáis la actitud y las ganas que es lo más importante

porque ahí es donde se nota el cambio.

Ánimo hasta el final. ¡Gracias, Ana!

(ANA) Volvería a "MasterChef" y lo repetiría con los ojos cerrados

porque ha sido una experiencia increíble

y se la recomiendo a todo el mundo.

Vamos a deliberar... Vamos.

Bueno, chicos, mucha mierda.

(CELIA V.) Me van a echar. (FLO) Por favor, Celia...

-Tranquilad... -"Me van a echar..."

Es que...

(TERRE) Para una vez que me dicen "muy bien."

-Sí, pero el maquillaje...

-A lo mejor la cago... -Te baja puntos.

(FLO) Cuidado, cuidado.

-Suerte, chicos.

Aspirantes, no diréis que ha sido un reto complicado.

Ana os ha ido leyendo paso a paso la receta

y, además, el ritmo lo habéis marcado vosotros.

Dicho sea de paso... No os hemos visto correr mucho.

Solo había que estar en silencio y atentos,

por esa parte ha habido un aspirante que,

aunque no ha cocinado en silencio,

ha estado concentrado, siguiendo los pasos atentamente

y en dos de esos pasos, ha terminado en primer lugar

ha hecho el mejor plato de este reto

y, además, es el mejor que hemos probado en estas cocinas.

Ese aspirante es...

La Terre.

(TODOS APLAUDEN Y VITOREAN A LA TERRE)

Qué subidón...

Felicidades, puedes subir a la galería.

¡Bravo, Terremota! Sal volando... -¡Que voy!

Que me han dicho que me suba para arriba,

porque lo he hecho estupendamente.

Me da mucha cosita porque he dejado a los cuatro con pena...

Hay momento que piensas

que eres uno de los que se va, me da un miedo, un día dicen...

"¡Los cuatro para su casa!".

Que tienen muy mala leche la gente aquí, ¿sabes?

Hubo una semana que se cargaron a dos.

Llegados al nivel de Terre, ha habido dos aspirantes

que han presentado platos muy correctos.

Aunque los dos tenían defectos,

lo mejor han sido los puntos de cocción del pichón.

Esos dos aspirantes son...

Flo y Ainhoa.

¡Ole! ¡Mucha vasca...!

Así que Ainhoa, Flo... podéis subir los dos a la galería.

Continuáis una semana más en "MasterChef".

Vamos, ahí corriendo. -Bravo.

-Gracias, hasta luego.

(AINHOA A.) No se pasa bien abajo

en la eliminación, pero... por otro lado,

me gusta si no me expulsan

porque he aprendido a hacer varias cosas que...

De la otra manera, desde el balcón,

que también lo he vivido, no se aprende igual.

-Venga, si me voy que me vaya ya, lo paso mal.

-Cállate, cielo... tranquilo.

Pero tranquilo... lo sé. -Lo estoy pasando mal.

Celia, Juanjo, hemos visto dos formas

muy diferentes de encarar el reto; pero con un resultado muy parecido.

Vuestros platos eran los más alejados

del que nos ha presentado Ana.

Pero hay uno que acumula más defectos.

Juano, te hemos visto cocinar derrotado, nervioso,

desde que hemos planteado el reto. Mezclaste las salsas,

no tenía ningún sentido, muchos defectos.

Sí, chef. Celia...

Lo peor de tu plato ha sido la reducción,

te has pasado con ella, estaba ácida

no estaba rica, no era agradable de comer.

La pasta wanton no te ha suflado, eso sí,

el pichón estaba bien... En su punto, estaba correcto.

Por tanto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Juanjo.

Muy bien...

¿Qué te he dicho?

Celia, te salva el punto del pichón.

Estaba muy bien, así que por los pelos.

Celia, puedes subir a la galería. Gracias, chef.

Con tus compañeros, adelante. Juanjo... vámonos.

Vámonos para el pueblo. (CELIA V.) Imagínate lo que sufres

cuando estás abajo y te dicen que se Juanjo,

tú te quedas chocada... porque tienes que subir

y hay un silencio terrible, porque se va Juanjo.

Juanjo, ¿qué ha pasado?

Me la han jugado los nervios, Pepe.

Eres un torbellino, un muelle, un resorte, eres...

He entrado en bucle y... y mi cabeza va por encima

y voy por delante con la hiperactividad.

Bueno, ya está, es lo que hay.

-Sabía hacerlo, podía hacerlo... -Claro que sabía.

-Es que no escucha... Imagino que te llevas muchas cosas.

Yo, sinceramente, me siento bien

porque tú sabes que aguantarme a mí... ¡uf!

¡Hostia, Pepe! (AINHOA A.) Qué grande eres.

Qué grande eres... Nosotros lo hemos sufrido,

pero aquellos de ahí arriba más. Mira, escucha,

no me he sentido tan querido y tan arropado y tan amado...

Nunca, en ningún lado.

Nunca...

-Juanjo... ¡te queremos! (TODOS APLAUDEN)

Te voy a decir una cosa. No solamente te quieren ellos...

Te queremos nosotros, créetelo, mira a Josie.

Yo me he sentido...

Superarropado, me he sentido tan querido aquí.

No creo que lo vuelva a sentir en ningún programa.

Sabes que cuanto más te mueves, más inquieto eres,

más te queremos. Dame un beso.

Vaya llorera... Qué tío más grande.

Me lo he pasado tan bien, me voy tan contento, me voy ganador.

Me siento ganador. En fin, la pregunta obligada:

mirando a la galería, ¿quién crees que va a ganar?

Nico. -Que no...

Nico es uno de los candidatos, la gente apunta por Nico.

Nico es... es como mi hermano.

Nos conocemos de hace años y... es amor incondicional.

-Guapo, bonito... -Eres grande, tío.

-Vamos, cualquiera de ellos, podría decirte algo de ellos...

Vamos, ya me los llevo en el corazón.

De Josie... ¿qué te voy a decir? Pensaba que iba a chocar con él,

no me va a querer... Y... joder, tío.

Yo creo que te quiere tanto o más que ninguno.

Te debo un camping, te llevo al camping.

Te voy a poner una hamaca de cristal no sufrirás lo más mínimo.

-Al camping no...

-Como una reina, te pongo el bungaló.

-En el camping no funciono, de verdad.

Me lo he pasado muy bien. -Así que nada.

Os quiero mucho, os llevo en mi corazón,

de mí no os libráis en vuestras vidas.

La que os ha caído, chavales. (TODOS RÍEN Y APLAUDEN)

Ha sido un placer tenerte en estas cocinas, disfrutar de ti

y de tu experiencia, tu sabiduría. Gracias. Es el momento...

De colgar el delantal. Eso es.

Dame un abrazo, querido.

Te quiero... te quiero. ¡Bravo! ¡Bravo!

Hasta luego, chicos.

Nos vemos en mi casa.

Ole...

"MasterChef" me ha dado la vida.

Qué os explicaría, me siento tan querido,

tan respetado y aceptado.

La vida me ha dado muchas oportunidades y...

Soy un guerrero, unas veces lo he hecho bien,

otras mal, porque soy un cabeza loca.

Pero no me esperaba esto, la verdad.

Ni que entrase en "MasterChef" ni que me quisieran tanto,

que me lo pasara tan bien.

Yo soy un loco, el que más disfruto.

Aunque me echen, me lo paso pipa.

No sé, creo que ha sido un regalo y muchas gracias por "MasterChef".

En este programa, hemos recuperado a Lucía que se ha ganado

su plaza en la repesca; pero, también,

acabamos de decir adiós a Juanjo.

Aún quedan nueve aspirantes que seguirán luchando

por ser el próximo "MasterChef Celebrity".

Será la semana que viene, mientras ya saben, pónganle...

(LOS TRES) ¡Sabor a la vida!

(TODOS APLAUDEN)

Bienvenidos a Ribadesella, aspirantes.

¡Chicos, venga, equipo azul! -¡Confeti! ¿Qué es esto?

Es una barbaridad, una cabalgata.

-Menos hablar y más pescado. -¡Sí, chef!

(LUCÍA HABLA DEBAJO DEL AGUA)

-Le estoy sofronizando para que no tengan miedo.

-¿Cómo los coges? -¡Bueno, por favor, la Meroño!

-Os lo tomáis a cachondeo. Chicos, no quiero a todos hablando.

Ahora no mandáis todos, mando yo.

Que entre Jordi es bastante humillante.

Bienvenido a la prueba más deseada de "MasterChef".

El robo de ingredientes.

¿Y los ajitos? A ver quién los tiene porque los quiero.

Se cree que hace una compra para él.

Entonces, Santiago, ¿no metes mano en las cestas?

Vengo de invitado, qué más me da.

Yo... mi interés es que gane Flo.

-Mirad, chavales, pico de gallo.

Pico de gallo, sí. La nata caliente, así no se bate.

Fatal... La salsa con ingredientes caros,

aquí no sabe a nada. Ahí hay miedo,

inseguridad... no está mal, pero no está bien.

El aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 7

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Masterchef Celebrity 5 - Programa 7

03 nov 2020

Anabel Alonso y Bibiana Fernández, Las Retales, visitan a los celebrities en la primera prueba de la noche. La repesca llega en una prueba donde el personal sanitario recibirá un merecido homenaje. Los delantales negros se enfrentarán a la receta estrella de Ana Iglesias, ganadora de MasterChef 8.  Mira quién es el último expulsado

ver más sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 7" ver menos sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 7"
Programas completos (63)
Clips

Los últimos 736 programas de MasterChef Celebrity

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. SALOA

    Desde de Brazil. Lhorei con la salida de Juanjo. Suerte

    30 nov 2020
  2. SALOA

    Hola, desde de Brazil, yo me quedo con Niko.

    30 nov 2020
  3. Carla

    En FIREFOX si que funciona bien

    21 nov 2020
  4. Carla

    Sigue sin funcionar el video del programa 7 ni del 8.

    21 nov 2020
  5. mm59

    he podido ver todos los programas, pero el 7 no hay manera. solo se ve el anuncio y 10 segundos de la presentación. Llevo varios días intentando y desde dos ordenadores diferentes. Por favor, intenten solucionarlo. Muchas gracias

    11 nov 2020
  6. Emily

    Las opciones de calidad de video son confusas, simplemente porque no colocan las resoluciones numéricas. ¿Cuál de todas es la más baja? si alguien muy amablemente me puede decir, le agradecería mucho. Mi internet es bastante lento

    06 nov 2020
  7. Teresa

    Solo se reproducen los primeros tres segundos. Arregladlo por favor!!!!!

    05 nov 2020
  8. Verónica

    No funciona, llevo desde el miércoles intentándolo y nada.....y para colmo como dicen otros compañeros fans del programa, nada más entrar en la web ya sabemos el expulsado. Intriga cero y pierde toda la atracción del programa. Me gusta ver cocinar y aprendo mucho pero al final los personajes es lo que nos hace estar ahí. Si hay una sección de comentarios, que menos que leerlos para solucionar el problema.

    05 nov 2020
  9. Tania

    Alguien sabe como verlo? No funciona!

    05 nov 2020
  10. Ana

    No funciona el enlace,por favor que lo arreglen. Como siempre, desvelan quien es expulsado..

    05 nov 2020