www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4791438
Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 6 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Buenas noches. -Hola.

Hoy estamos aquí sentadas y todo. Y con la emoción

de que han repescado a Antonia. -Qué morro tienes.

¿Por qué tengo morro? Es una verdad como un templo.

¿Cómo la emoción? Me dijiste en el programa pasado:

"Y si repescan a Antonia,

¿cómo va a volver ella con esa cara?"

Pero ha vuelto con otra actitud.

¿Con otra actitud? Ella no tiene otra actitud.

Tiene esa desde hace 50 años. O más.

Eso te iba a decir. O más.

Mira con qué actitud ha vuelto. -Vamos a verla.

Pero yo creo que ella suave no es.

Pero el encanto de Antonia está en que es una mujer de carácter.

Pero con acento italiano. Adoro. -Adoro.

-Al loro y adoro. -Al loro. Adoro.

Yo soy más choni. Al loro, titi.

Venga, mira. Anda.

Por tanto, la exaspirante que vuelve a la competición es...

Me encanta este momento.

D de Dell'Atte y de Dafne.

La D.

Antonia. (BORIS) ¡Oh!

(Aplausos) ¡Antonia! ¡Antonia!

Muy bien, Antonia. -Bravo, Antonia.

Está emocionada también. -Venga, Antonia.

Tus amigos los fariseos estamos aquí contigo. Te queremos.

¡Fariseos! -Fariseos.

Fariseísmo. -Yo te he dado la enhorabuena

por las lentejas. -Gracias. Y yo a ti

por la crema catalana. ¿Te acuerdas del lío que tuvimos

con las lentejas? -Claro. Me acuerdo muy bien.

(BORIS) Por eso. Las lentejas son un caso superado.

¡He vuelto!

Cambiaré de chip.

(CANTA) #Yo sé perder.#

¡Olé! -Va en chanclas.

Buenas noches.

(RESOPLA)

(CANTA) #Llegaré hasta donde estés.#

#Yo sé perder. Yo sé perder.#

¿Qué sientes al volver a pisar estas cocinas?

Siento, sobre todo, que hay buena energía.

Y espero que todo fluya bien.

Todo eso es lo más importante para mí.

Yo estoy segura. Además, ha vuelto afónica y era una delicia.

(RÍEN)

Yo te digo una cosa. -¿Sí?

He aprendido en este programa que la competición es dura.

Pero es un "talent" y no se tiene que olvidar

las personas que somos.

Somos las mayores aquí.

(Risas) Tú un poco más y yo menos.

Lo del coreano y Trump es un cachondeo.

Claro. Qué bueno.

(ANTONIA) No quiero, de verdad, perder

esta oportunidad de hacer ver lo mejor de Antonia.

Antonia es alegría.

No todo el mundo puede presumir de tener una segunda oportunidad.

Es verdad. Yo doy las gracias.

Daré lo mejor para este programa, que es único,

prestigioso, sobre todo.

Verdadero. Y si Dios quiere, me dan otra oportunidad

de cocinar bien y estar más relajada,

lo daré todo. "Brava".

(Aplausos) "Grazie". Gracias, gracias.

(GRITA) -Eh.

-Tenía que gritar. -Pero si ha vuelto relajada.

¿Justo tú gritas? -¿Qué dices, relajada?

A mí me ha gustado mucho la cara de Carmen

diciéndole: "Gracias por la crema catalana".

Todo eso con acento italiano, que a mí no me sale.

Y el acento Lomana. -Acento Lomana.

Acento italiano y mucha retranca detrás.

-Sí, mucha, mucha. -Mucha retranca.

-Tiene, tiene. -Sujetando.

Y llega ella con: (CANTA) #Yo sé perder.#

#Quiero volver, volver, volver.#

Y entre medio de la mexicanada, sale la otra con la corona.

-Sí. De matrioshka. ¿Cómo se llaman?

¿Cómo se llaman las rusas que van unas dentro de otras?

De la gran emperatriz Sissi. Sale y le dice a la otra:

"Tenemos que llevarnos bien porque somos las mayores.

Tú un poquito más mayor".

Ha venido con una actitud muy buena

y en cuanto habla, la caga.

Claro. Vengo supermaja, pero... -Pero te voy a dar un saco.

-Así es. -Me parece que ha vuelto

como antes. Pero Antonia debe ser como antes.

-Sí. Es genuina. -Es genuina. Antonia es como es.

Si le quitas eso a Antonia, la desprendes de parte

del encanto que tiene. -¿Qué nos queda?

Te puede caer bien o mal.

Las personas que aparecemos en este medio

somos personales y a una gente le caemos bien

y a otras mal. -No tenemos que gustar a todos.

La paella no gusta a todo el mundo.

Hay gente que no le gusta el arroz.

El color azul, que es un concepto universal...

No le gusta a todo el mundo. -Antonia ha sido muy sincera.

Quiera aprovechar esta segunda oportunidad.

-Eso es. Hasta ahí. -Pero eso es cierto.

Pero ella no dice el subtexto.

Voy a aprovechar esta oportunidad y llevarme

por delante a quien pueda. -"Voilà".

Yo creo que ella ha vuelto más Antonia que nunca,

con más ganas que nunca.

-Pero agazapada. -Agazapada.

Y la otra, para hundirla, se ha puesto corona.

¿Y lo de las coronas? Tú te acuerdas

que nosotras éramos muy de coronas. -Es verdad.

De mantones, de coronas, de balcones.

Carmen. -Carmen.

(CANTAN) #Carmen de España, manola.#

#Carmen de España, valiente.#

#Carmen con bata de cola.#

-Es que no me lo sé. (CANTA) #Pero cristiana y decente.#

Bueno, pues eso, Carmen. Que no te lo compramos.

Que no. Que es eso genuino de Las Retales.

-Eso es así. -¡Ah! Eso es así.

Pero también tenemos que sentirnos homenajeadas.

¡Ah! Gracias, Carmen.

-Eso es así. Te lo agradecemos. -Gracias, Carmen.

Gracias. -Pero espera, que Antonia...

Tranquiliña. -A ver. Guanaco, ¿no era?

Guanaco. Tranquila.

-La pobre. -Está blanca.

No, no. Está... -Tengo nervios.

-Taquicardia. -Tengo como ganas de llorar.

De verdad, qué vergüenza, por favor. No puedo.

Ay, no. (LLORA)

"Amore".

(PAZ) Como soy así de bruta y de autoexigente, para mí

esto era como una final, de alguna manera.

Que si la fallaba, me iba a mi casa.

Paz, mi vida. No sé.

¿Pero qué te pasa? No sé.

Estoy como muy nerviosa. Pero no es nada.

Ni estoy mareada ni nada. Es solo emocional.

¿Te encuentras bien? Es solo de nervios.

Qué ridícula. No. No tienes que pedir perdón.

Uno no tiene que pedir perdón por emocionarse.

Tienes que soltarlo. Quiero que estés tranquila.

¿Cómo podéis llegar a este punto en este concurso?

No lo puedo entender. O sea... Respira hondo.

(PAZ) Yo tenía miedo de fallar.

Y ahí sí que te vas a tu casa sí o sí.

Porque ahí no hay tutía.

Buenas noches. Buenas noches, Paz.

Buenas noches.

(RESOPLA)

Qué misterio, ¿no? Bueno, antes de explicarte

de qué va la prueba, quiero saber cómo estás.

¿Recuperada ya del sofocón que te dio la semana pasada?

Sí. Sí. Me dio ahí una... una llantina "tontuna".

Pero bien, bien.

No. De "tontuna" nada.

Llantina "tontuna", "parraque".

Vamos creando diferentes eventos.

Estáis sometidos a muchísima presión.

Y, al final, llega un momento que cualquier cosa

te hace clic y salen todas esas emociones, ¿no?

Y no es malo, Paz. No, no. Fue liberador.

O sea, que bien. Hoy vengo con muchas ganas.

¿Energías renovadas? Sí.

(PAZ) Es curiosa la noción que tiene la gente de ti.

Lo de ser fuerte. Para nada me siento fuerte

ni segura ni nada.

Ahora que he visto a Paz, el sofocón que se llevó,

a mí me pasó igual. ¿Tú te acuerdas?

Me acuerdo. En una prueba en el segundo o tercer programa.

El segundo programa. Y fíjate que llevamos tú y yo

horas de vuelo. Llegué allí y ya vi la cara de Jordi...

-De tu Jordi. -De mi Jordi.

Y ya me vine abajo y no había manera.

Te pusiste a llorar y no podías.

-Es que te puede. -Yo entiendo que no soy imparcial

en las cosas. Y Paz es una persona por la que siento cariño

y admiración. Inevitablemente, te emocionas más.

Pero la entiendo perfectamente. Y entiendo que es liberador.

Había veces que lloraba en este programa

porque se había muerto David Delfín no hacía mucho.

No es que llorara por David,

pero cualquier cosa que me sucedía,

me tenía a flor de piel. -Te revolucionaba.

Me tenía a flor de piel. Tú me tocabas

o me decías cualquier cosa... -Pero tú tienes

una cosa de trasfondo. Pero yo no. Era solo la tensión.

¿Y el sofocón que me he llevado

por un plato de espaguetis? -¿Sabes lo que pasa?

Muchas veces no eres consciente de que hay otra cosa detrás.

Yo, a veces, con una película lloro con carácter retroactivo

desde el sesenta y tantos. -Tú eres muy así.

Es como cuando abres una ventana para que entre el fresco,

pero entran moscas, polvo y todo. Una vez que la has abierto...

-Ahí. -Ya te cabe un buque. Eso es así.

Muchas veces, tú estás emocionalmente más predispuesta

a que te suceda cualquier cosa.

Es curioso que aquí estemos todos emocionalmente predispuestos.

Es que este programa te abre mucho las emociones.

-Abre muchas ventanas. -Y cuando está la tensión

muy a flor de piel, el problema es...

Sí. Cualquier cosa: "Oye". (LLORA)

Claro. Y a veces lloran personas y caracteres

que no somos predispuestas a llorar.

Yo no lloro casi nunca en la tele. Una o dos veces.

Pero yo nunca. Y llevo 30 años. Nunca.

Y por un plato de espaguetis, me llevé un sofocón.

Bueno, y por más. Y yo a Paz, que recuerde, nunca.

Y de repente, verla ahí vulnerable, como somos...

Es como somos. Ella ha dicho una cosa que me ha encantado.

La gente me dice: "Tú eres fuerte".

Estoy hasta el coño de ser fuerte;

perdona pero estoy cansada de ser fuerte.

Soy una mujer sola, tengo la edad que tengo, sin familia,

sin hermanos, no tengo... -¡Si me tienes a mí!

-¡Espera! Y pienso seguir siendo fuerte,

pero más allá de que sea fuerte una tiene licencia para llorar.

Soy de carne y hueso, más hueso que carne.

-Está claro que la cocina abre ventanas, pero ¿cómo ha venido?

-Oh... -En el siguiente ya viene...

-Ya viene más contenta. -Viene más rehecha.

-Una vez que se te ha pasado el sofocón vuelves a tu ser;

es como las mareas, vuelven y, después, se echan a su sitio.

-Se desahogan. -Vuelves con otra alegría.

-Se abren las compuertas y... -Cuando sueltas todo eso,

qué alegría por Dios. - Y, luego... ¡pum!

Diréis: «¿Qué hacen estas?». -Comiéndonos un matrimonio.

-Un matrimonio de boquerón y anchoas.

-Qué rico. -Cómo nos cuidan.

-Lo que llevo comido aquí... -Qué me gustan los encurtidos.

¿Qué haces? -Tragarme, primero, la aceituna.

-¿Ves, tonta? Eres una pava.

Ahora, me la tengo que comer del suelo, no me importa.

-Dámela que es mía. -¡Anda, tonta!

-Es mía. -Que no.

Quita, que me tapas mi cámara. -Se ha comido mi aceituna.

-Se tiene manía con el suelo. -¿Me limpio en tus pantalones?

-Sí, límpiate. -Mejor no.

-Límpiate en los tuyos. -Pensé que me dirías que no.

-¿Cómo te voy a decir que no?

-Vamos a ver el siguiente vídeo. -Eso es, vamos a verlo.

Me voy a comer otro. (ANABEL RÍE)

-Buenas noches. Sí, sí, pasa tranquilo.

Es que... Viene como raro.

Vengo expectante. ¿Por qué crees que estás solo?

No lo sé, quizá, mis compañeros ya no me aguantan.

Ay, por favor, qué nervios, de verdad.

Después me han fomentado ese espíritu de competitividad

porque me han dicho que tengo que ganar sí o sí.

-No pasa nada. -Yo he sido cabroncete,

pero para una vez que lo soy. -Claro, hombre.

Por tu propia experiencia sabes que esto es una competición.

Estoy dispuesto a todo, ya lo sabéis.

-Santiago está...

Ninguno de vosotros tiene su plaza asegurada, la tenéis que ganar.

Estoy hecho un lío, de verdad, qué fatal.

Es que yo no puedo ser malo, tengo ideas malas pero no lo soy.

Qué horror, qué horror, qué horror.

De repente, solo piensas en una expulsión,

porque ¿qué otra cosa más se puede pensar?

Paz, ¿qué tal te llevas con tus compañeros?

¿Son amigos o son rivales?

Como los dos; son rivales porque esto es un concurso

pero son amigos, son muy buena gente y...

-Sí, sí, vamos. Está haciendo muchos méritos.

Si no se me ocurre ninguna película tendré que escribirla para ella.

-¿Qué tal? -Otra mentirosa.

-Farisea. -Huy, esta es la más, ¿qué crees?

Todo perdonado. «A cada cerdo le llega su San Martín».

¿Dónde crees que están tus compañeros? ¿De fiesta sin ti?

La fiesta les gusta, pero... ¿En la bodega?

«¿En la bodega?» Sí.

¿Qué estarán haciendo ahí? Conspirar.

¿Contra ti? ¿Ha entrado Antonia?

-Todo Antonia. -Santiago ha entrado, ¿no?

Que está dispuesto a todo.

-Lo que pasa es que soy tonto, lo de estar quemado lo entiendo.

-Hay abuso de poder. Hay secretos y abuso de poder.

Nos tiene aterrorizadas. -Nosotras nos hemos portado bien.

-Nos tiene aterrorizados Santiago. ¿Por qué, Boris?

Porque todos le debemos algo, queremos un papel...

(ANTONIA) Por favor. -Me gustaría escribir un guión.

Todos estamos en este plan y, entonces...

Boris, hasta nosotros queremos hacer un cameo.

He pensado en hacer como el gato de «Shrek»,

ese que pone la carita así.

Una cara triste y que les dé pena machacarme mucho.

-Pues sí, Antonia ha venido mucho más buena.

-Más buena, ¿dónde va a parar? Y Santiago, también.

-A Santiago le queda mejor la coleta suelta, le da volumen,

que la trenza del flan chino. -¿Dónde va a parar?

Que le quita un volumen...

-También queremos un papel, si quieres llamar...

-A mí me llamó para «Torrente», hacía una secuencia

y enseñaba los senos y le dije: «Santiago, no».

Dice: «Enseña solo uno». Y, aún, me lo recuerda.

Enseño uno si me pasa algo. -Enseñar uno, igual...

Pero si es uno nada más, pero los dos, no.

En fin, pase lo que pase... -Han entrado uno por uno.

-Aquí buena, buena; no hay, y Mario está agobiado.

Como le tengo cariño me ha dado cosita.

-Tenía los ojos desorbitados. -Me ha dado cosa.

-Como entra uno por uno... Estaban todos aquí.

-Entrar sola en un plató... -¿No te impresiona?

-Este programa me impresionaba porque teníamos que andar despacio.

-Hacía tiempo que no me maltratabas.

-¿Sabes a qué me recuerda eso? -¿A qué?

-¿Te acuerdas de cuando nos tocó robar?

Nosotras fuimos buenas y no robamos mucho, ¿te acuerdas?

Pero Patricia...

Ay, Patricia tan buena... Tan buena, tan buena...

-Era rubia, con ojos azules... «Soy una princesa»

Marisol, «Marisol rumbo a Río». -Claro, rumbo a Río.

-Rumbo a Río cargada con la maleta con todo lo del otro.

(CANTA) #Queremos flores, flores...#

Van a robar lo más grande.

-Esto es «La casa de las dagas voladoras».

-¿Tú has visto las películas de kung-fu?

-Sí, claro. -Pues... dagas voladoras.

-Sí, será eso, porque he visto las cestas ahí.

-No lo sé. -No sé, igual sí.

-Pero como están todos tan expectantes.

-Y lo que han dicho: «¿Cómo los ves? ¿Amigos, compañeros?».

¿Te fías no te fías? ¿De quién? Están malmetiendo.

-Creando la expectativa. -Están todos expectorantes.

Expectorantes. -Expectoran sin parar.

Vamos a ver si expectoran o roban.

No sabemos si roban o expectoran, a ver.

(CANTA) #Me gustas tú, y tú, y tú y nadie más que tú...#.

No voy a decir nada.

«Oh, madonna. Benedetto il Signore».

Adelante, sin miedo.

El miedo se ha apoderado de otras personas,

yo estoy un poco angustiada, que es diferente.

¿Angustiada por qué?

Porque he sido acusada de muchas cosas injustas.

Anda, no me digas.

Por un grupo de personas, sí. Carmen Lomana y Óscar Higares.

La señora Lomana, a quien yo respeto,

creo que su juego ha terminado ya.

He llegado casi a los sesenta años y nunca me he peleado con nadie;

tendré mi pronto pero a mí no se me puede decir «maleducada».

-A mí me está resultando muy difícil;

esta mujer me está sacando de quicio muchísimo

porque no es una persona franca.

Normalmente, no soy tan mala pero...

-¡No! No eres mala...

-Me está saliendo el «maluco».

Mis otros compañeros son más amiguetes que ella

porque no me han insultado, por ejemplo.

-Has caído en tu conjura, te he pillado.

-Digo: «Esta me va a hacer una pachamama

y me voy a quedar tiesa o me va a pasar algo

porque, además, tiene cara de bruja, entonces...».

Me asusta.

-Una cosa es un juego y otra crear conflictos.

-Nosotras somos enemigas íntimas.

#Hipocresía...#. Ya estoy cantando hoy.

-Me parece lo más hipócrita. «Te adoro, te adoro».

Vete a la mierda.

Yo puedo pensar igual de ti.

-Tú piénsalo, piénsalo; no me siento aludida.

-Yo tampoco. -¿Y por qué me contestas?

-Aquí se va a armar la de Troya.

Tiene un egocentrismo que le sobrepasa.

Eso está bien porque se cree la pera marinera.

-Yo no tengo palabras, no sé por dónde empezar.

-Pobre Mario. -Mario estaba así, aterrorizado.

-Pobre, en medio del duelo de titanes.

-Cabría la música de María Jiménez.

(CANTAN) #Se me está acabando lo buena

#que soy y me está saliendo lo malo de dentro#.

-Es una cosa que se van a devorar.

«A esta no la puedo ver» «Aquella no sé cuánto»

-«Tiene cara de bruja y me hará un pachamama»

-No, no; tiene que ser más a la cara.

(IMITA A ANTONIA) «Adoro, adoro, adoro»

-Antonia se hace la italiana, creo que no lo es.

-Como Bárbara Rey. -Porque esta todo el rato:

«Mamma, mia mamma». Espera, tú eres Antonia

y yo soy Carmen. -Venga.

#Me gustas tú, y tú, y tú y nadie más que tú...#.

-Esto no es buen rollo para nada.

-Pobre Mario, ¿le has visto ahí en medio?

-Mario pertenece, lo sé porque hemos trabajado juntos.

Yo, a veces, con mi comadre y mi compadre, que los quiero.

-Comadre y compadre son Manuel Bandera y Marisol.

-Porque soy madrina de su hijo y él es padrino de boda.

-Eso, quizá, no les importa.

-Para que lo sepan, que es algo muy del sur.

Vamos a lo que vamos. A veces, me peleo y Mario,

cuando está en medio de una discusión...

-Se pone... ay. -Se pone muy tenso.

-Violento. -Se violenta mucho,

no sabe estar en medio. -Pero, luego, estaba Santiago así.

Con cara de vaca mirando un tren. -Santiago... también le cabe...

-El dientecillo. -El diente de oro.

-El duelo de titanes es tremendo.

-Este momento es de los momentos, hasta ahora,

que más me han gustado, pero no por nada;

porque es «Duelo en Sierra Madre», tiene título de película.

-El programa que viene promete lo más grande.

-Promete si llegan vivas, claro, eso no se sabe.

-Llegan vivas, pero no sabemos si acabarán vivas.

-Llegan, pero que vivan o mueran... Vamos a ver.

-Creo que se van a hacer, no amigas, pero...

-De verdad. Ella tendrá mucha fe porque es más buena que yo

o ella es más falsa que yo, también, es posible.

-Es posible. -Que seas más falsa.

-Igual, no quiero hablar de ellas,

pero igual tienes más horas de vuelo que yo.

-Yo tengo como las azafatas de Aerolíneas Argentinas,

que tienen cien o ciento veinte horas cada una,

pero te digo que bien, lo que se dice bien, no lo creo.

-A ver, yo creo que hay algo de que son tan...

O sea, amores reñidos los más queridos.

Como son así y se lo dicen a la cara y todo como nosotras.

-No tiene nada que ver con nosotras.

-¿Ves? Ya está, me lleva la contraria, no hay manera

que yo haga una frase. -Que te calles.

-Vale. -Lo que quiero decirte,

mira, será muy buena y simpática,

mejores que nosotras pero con nosotras no tienen

nada que ver como decía Lola Flores:

"Fulanita canta muy bien, ella es muy guapa, pero

no tiene nada que ver conmigo". Escucha, qué bien te queda eso.

-¿Has visto? -Oh, estoy por comérmelo

por ponerme el parche, no me interesa el salmón.

-Íbamos a ver el programa solo por verlas a ellas.

-No, muy maravilla, muy arte Carmen, Antonia,

muy admiradoras.

Estamos en la Plaza de Oriente, una de las más bonitas de Madrid

y una de las más especiales para nosotros.

Aquí empezó todo con el macrocasting

de la primera edición de "MasterChef".

Guau. -Qué fuerte.

Seis años después estamos aquí para celebrar

que el Teatro Real cumple años.

Todo aniversario merece una auténtica fiesta, ¿no?

(BORIS) Sí. Pero cuando lo que se cumplen

son 200 años, de fiesta nada, lo que procede es un buen festival.

¿No os parece? Totalmente.

-Nos viene bien. -Yo celebré

mis primeros 200 así.

(CARMEN) El Teatro Real siempre que vengo

es como mu evocador porque me trae muchos recuerdos.

Fue la última fiesta que estuve con Guillermo

antes de que tuviera el accidente.

Quizás a muchos os sorprenda que siendo como es el Teatro Real,

un coliseo de la ópera, ofrezca conciertos

de pop, rock, jazz o flamenco.

Y por cierto, hablando de buena música, Mario,

¿te gustaría actuar en este mítico escenario?

Me encantaría, no eres nadie si no pisas este escenario,

yo como las folclóricas, en contratación abierta.

A los directivos del festival que yo lo que quieran,

hago de luces, de sombra, de lo que sea.

(RÍE)

Con lo cual me gustaría cumplir 200 años y actuar aquí.

¿Te imaginas a las Nancys con 200 años actuando aquí?

Con el bastón. (CANTA) #Me da igual, venga ya.#

Os adelanto que cocinaréis para 50

de los mejores artistas y productores musicales

de toda España.

Todos ellos tienen como máxima la excelencia, eso mismo

es lo que esperamos hoy de vosotros, que ofrezcáis

un cocinado digno de un bis.

Porque no os permitiremos que deis el cante.

Joder, ja, ja.

Ya puedes hacerlo bien. -Sí, porque si no.

Aspirantes, ¿no estáis impresionados

con el humor tan fino de Jordi Cruz?

(RÍEN) Se te ocurrió a ti solo

o pediste ayuda a algún guionista. ¿Eres tonto?

Hombre, lo digo para que no me lo presentes

porque vaya tela. Jo.

Mira, ahora empiezan.

Sí, en esta prueba lo voy a dar todo.

(CANTA) #Yo soy la reina de mi casa,

#graciosa y... Eh.#

Esta canción no la conozco, ¿tú?

-No, y creo que ella tampoco. -No, se quedó colgada.

Mirando para... Eh.

-Ha dicho: "Borrón y cuenta nueva".

-Yo para la próxima edición que vamos a ir.

-Vamos a ir otra vez. -Vamos a ir a la sección

"MasterChef" senil, o sea. -Senior, senior.

-No, senil, senil. -Queremos llegar en silla,

en silla de ruedas. -Sí, como la Lomana, así.

Entonces para esa queremos todo el rato

lo que es al lado de nuestras casas.

-Justamente al lado, incluso en nuestras casas

pueden hacer algo. -Claro, en los comedores.

Pero, escucha, que le pillaron y para 50, nosotros cocinamos

para 100, 120, escúchame, pero qué es esto, esto es fácil.

Esto lo hubiéramos ganados las dos. -Se lo han puesto chupado a ellos.

-Chupado, mira, mira. -Menos mal que se pelean

Carmen y Antonia. Lo de Mario que quiere actuar

en el Teatro Real me ha traído recuerdos.

Al llegar a Barcelona trabajé en un cabaré, Starlet,

e iba al café de la ópera y yo iba allí y entonces

cuando 40 años después

me llamaron para hacer una ópera en Liceo...

(HABLAN EN FRANCÉS)

Me dio mucha alegría porque volver 40 años o 41 años

después del cabaré y del café de la ópera

a la ópera, al Liceo y actuar

dentro del Liceo fue una aventura. Entonces la vida siempre

te depara sorpresas, siempre tienes que estar abierta

a eso y quién te dice a ti

que de repente no vemos a Mario o a...

-Las Nancys Rubias. -A las Nancys en el teatro.

-Ya, pero no con 200 años que eso ya lo tienen

los Rolling Stones. -No, pero, bueno,

y con 200 también. Como sacaron la ficha del ADN,

ahora mismo, pronto empezarán a reproducir

órganos y cosas para esto, evidentemente, niña,

lo que te quiero decir... -Ya estamos otra vez,

hacía mucho que no hacías esto. -Ah.

-Mira que íbamos bien. -Cállate, si mantenemos la carcasa

igual llegamos con poco dinero,

por cambiar todos los órganos. -Eso está muy bien,

200 años en Teatro Real y con el hígado nuevo.

(RÍE)

Pero, escúchame, yo...

(Carcajadas)

Se ahoga.

-Esperad, vuelvo en mí.

Vamos a ver, qué ataque de risa me ha dado

pensando cosas para mí dentro. -Sí.

-Sí. -Yo te he visto

que yo no era tan graciosa. -¿No? Tú has estado normal,

pero yo he hecho un viaje interior. -¿Y a dónde has viajado?

-Ay. -Un titular, un titular.

-No, titular, no que tú eres de titular y, claro,

no me da para todo, a mí no me cabe la vida en un titular

mi vida es muy grande, muy larga. -Ya, y lo que te rondaré, morena

-Eh, eh, eh.

-Pero dónde has viajado. -Al infinito y más allá.

A las estrellas, contigo a las estrellas.

-Vale. -Por nosotras.

-Venga. -Vamos al vídeo.

Un momento, aspirantes. A ver.

-Ya está la cosa. A estas alturas de "MasterChef",

¿creéis que esto va a ser tan sencillo?

No, claro. ¿Como repartir equipos,

platos y ponerse a cocinar? Esto tenía truco.

Dispara. Rotundamente, no.

Ay, ay, Dios mío. Prestad mucha atención

porque tenemos una pequeña sorpresa.

Ay, qué lindo. -Ay, a ver.

-Qué es ahora. -Qué ilusión la sorpresa.

-Dios. -Decidlo ya, por favor.

En estos sobres se esconden dos ventajas.

Ay. -Aquí en este programa

no se sabe nada, para la prueba de eliminación

puede haber alguna sorpresa, quizás.

Hay dos sobres, te aconsejo que lo pienses bien,

no solo porque la ventaja que elijas puede condicionar

el rumbo del cocinado

sino porque según el sobre que elijas, ese será

el juez que supervisará vuestro cocinado.

Ah. Y ya sabes que no es lo mismo

cocinar al calor de mi dulce voz

que soportar el mal carácter de Jordi Cruz.

(RÍEN)

Déjate que yo mal carácter no tengo

y aparte tengo el récord de victorias de esta temporada.

Sí, sí, como la semana pasada.

Para una que ganas que te dejo ganar.

Bueno, qué prefieres la ventaja que esconde este sobre

o la que esconde el de este.

Venga. -Ventaja de "MasterChef".

-La ventaja es... -Que te cambias de equipo.

-A mí me gustan los dos, pero quizás siempre

que nos tocó con Pepe, ha sido muy cariñoso

aunque nos haya reñido, no nos da tanto miedo.

Si te digo yo las ventajas, lo hablábamos tú y yo

porque no podemos parar de hablar. -Es inevitable.

-Son regalos envenenados. -No hay ventaja que te venga bien,

si hay alguna ventaja, es un marrón y si no,

se convierte en marrón después. -No, a mí, Saúl

que es un deportista, un señor y tal, me regaló

una ventaja, ¿y cuál fue? -Pero porque fue un caballero.

-Sí, un caballero, pero fui capitana de ambos equipos.

-Bueno. -Con 40 grados.

-Acuérdate que te dieron ganadora de ese programa

y yo creo que estuviste para matarte.

-Pero era capitana de la tropa aragonesa.

-Anda, mujer, estás loca. -Toda España lo sabe,

toda España lo sabe que estuve sensacional.

-Échale la culpa a España. -No hay paragón ninguno.

-No, la única cosa es que España disfrutó con nosotras

y es lo único que me queda. -Pero te digo que ventajas

no hay que tener, Edu Soto lo decía: "Ventajas, no".

-Es que Edu es muy grande. -Mucho, grande y muy alto.

-Por Edu. -Por Edu.

-Te queremos, mi amor, bueno,

queremos a todos de nuestra edición.

-A los de esta edición los queremos desde la distancia.

-Pero menos. -Desde la distancia,

no rozamos tanto. -A mis amigos como son María...

-¿Otra vez dirás tu amigos?

Es que, de verdad, me levanto y me voy.

-¿Qué quieres que te diga? -Ya me lo dijiste.

-A ver, qué quieres, dime y terminamos pronto.

-Escucha, mis amigos son: María Castro es amiga mía,

Paz Vega es amiga mía. -Paz Vega.

-Con Iván también he trabajado, es amigo mío.

-No le conozco, pero me cae bien.

-Tú tienes a unos y yo a otros y no hago alarde todo el rato.

-Pero lo que te digo no es alarde,

es que no quiero que me tire la amistad,

no, para nada, te digo que a Mario lo quiero mucho

y a Boris o a Paz. -Señoras y señores...

-Cállate. -Pero...

-Que te calles, que te quiero decir, mujer,

vamos a ver, cómete eso y clávate el puño a ese.

Te quiero decir que quiero ser imparcial

y más allá del cariño que le tenga a la gente...

-Cállate ya. -Que te calles.

Te tenía a ti más cariño que al campeón.

-Hasta la semana que viene. -Te tenía más cariño.

-Que te calles. -Oye.

-Mira, ya, despidamos el programa.

-Vamos a despedirlo. -Me toca a mí, lo haré como,

qué digo como Eva, mucho mejor que Eva.

-Vamos a ver. -Señoras y señores nos despedimos

por esta noche, esperamos que hayan disfrutado,

les esperamos aquí la semana que viene

y mientras tanto pónganle sabor a la vida.

-Niña, te vas a cargar a Eva, te la vas a cargar.

-Oye, esto ya no sale, ¿no? Dirección que ya podéis despedir

a Eva porque creo que yo lo hago mejor.

Además no soy tan alta. -Bueno.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 6

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 6

14 oct 2018

Bibiana Fernández y Anabel Alonso avanzan los mejores momentos de los concursantes de Masterchef Celebrities de la semana siguiente.

ver más sobre "Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 6" ver menos sobre "Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 6"

Los últimos 11 programas de MasterChef Celebrity Express

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos