El taller de 'Maestros de la costura' vuelve a abrir sus puertas en La 1 con una tercera edición en la que apuesta por la moda sostenible y respetuosa con el entorno. Lorenzo Caprile, Alejandro G. Palomo y María Escoté vuelven a hacer un hueco entre colección y colección, para formar a doce nuevos aprendices, acompañados de la presentadora Raquel Sánchez Silva.

Hará un recorrido por la historia de la moda y afrontará nuevos retos, como la confección con ropa donada a la ONG Humana o el diseño de prendas sin género.

Adolfo Domínguez, Juan Duyos, Vicky Martín Berrocal, Carolina Adriana Herrera, Arantza Vilas, Ana García-Siñeriz, Massiel, Lola Índigo, Bibiana Fernández, Lovely Pepa, Nacho Duato, y el chef Pepe Rodríguez, algunos de los invitados de esta edición.

Entre los aprendices, un heavy que trabaja como ayudante de modista en un taller de vestidos de novia, una estudiante china que lleva tres años en España o un skater patronista.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5522442
Para todos los públicos Maestros de la costura 3 - Programa 5 - ver ahora
Transcripción completa

Participaréis en parejas y lo tenéis que decidir ya.

Yo no tengo buen gusto. Bueno, hoy sí.

Van a tener que hacer una capa exactamente igual que esta.

No, no salgas de ahí. -Quilla, que no puedo.

Con lo guapa que te has puesto, Amparito.

Y el primer puesto es para Joshua y Begoña.

(BEGOÑA) Gracias.

¡Nacho Duato!

Qué cosa más bonita. -Es preciosa.

(LAURA) Begoña, ven. -Que estás todo el día allí.

Cuando puedas, Bego. ¡Begoña!

Nos han entrado muchas ganas de enviaros

a todos a la prueba de expulsión.

El reto consta de dos partes.

En la primera, vais a tener que confeccionar una prenda.

¡El imperdible! Y en la segunda, teñirla.

Para mí que esto no tiñe, nene.

¿Tú sabes que al hacer eso podías poner en peligro

las prendas del resto de tus compañeros?

El nombre del aprendiz que abandona

"Maestros de la costura" es... Margarita.

# Quand il me prend dans ses bras.

# Qu'il me parle tout bas.

# Je vois la vie en rose.

# Il me dit des mots d'amour.

# Des mots de tous les jours.

# Mais moi, ça me fait quelque chose.

# Il est entré dans mon cur.

# Une grande part de bonheur.

# Dont je connais la cause.

# Et dès que je l'aperçois.

# Alors je sens en moi.

# Mon cur qui bat... #

(Para la música)

Buenas noches y bienvenidos a "Maestros de la costura".

Los aprendices se enfrentan a tres nuevos retos que van a poner

a prueba su destreza con la aguja, su creatividad y sus nervios,

porque además se van a llevar una grata sorpresa.

Uno de los exaprendices volverá al taller para luchar

con sus compañeros por convertirse en maestro de la costura.

Es la semana de la repesca. Que entren los aprendices.

(Música swing)

Hola. Hola.

Vengo como la Pantoja.

# Sigo estando aquí una semana más. #

Aprendices, bienvenidos.

¿Sois conscientes de que estáis

en la quinta semana

de la tercera edición de "Maestros de la costura"?

Eso es que vamos a cumplir la mitad de nuestro ciclo juntos.

¿Qué supone eso para ti, David? Estoy radiante de felicidad.

Y superorgulloso de mí mismo, claro.

Vengo empoderada de mí misma, contenta y chulísima.

Laura, ¿tú qué balance haces

de estas semanas en el taller?

Estoy superorgullosísima, que quiero seguir aprendiendo,

que es a lo que he venido, y demostrando lo que he aprendido

y lo que sé. De hecho, hoy he venido vestida por mí,

para que veáis que no pierdo el tiempo.

Pero nos gustaría ver ese tipo de pruebas aquí,

no en tu rato libre. No, en ello estoy, Caprile.

Xiaona, ¿este tiempo aquí en el taller

te ha servido para mejorar tu costura?

Sí.

Me ha enseñado casi todo el mundo.

¿Todo el mundo o casi todo el mundo?

El que menos, David.

¡Ah! El que menos, David.

Estoy seguro que algo te habrá inspirado también, Xiaona,

que David aquí es el más fashion. ¡Ah!

Me ha enseñado a reír y a disfrutar de la vida, ¿verdad?

Yo he venido con muchas ganas de aprender.

Que me sorprenda el programa también.

Es que me encanta sorpresa en la vida.

Que no sea susto, como dice Caprile,

que los sueños no sean pesadillas.

Pasado el periodo de adaptación, que ya estamos todos bien,

ahora comienza el período de superación.

Y hablando de superación...,

Raquel, hija, que en cada prueba te superas.

¡Menuda joya, Raquel!

Es de Juan Vidal. Lo sabemos.

Qué modelazo. Qué vestido.

Qué vestido. Menuda joya, Raquel.

Y está en el mismo nivel

que cualquier gran diseño internacional.

Qué pena que Raquel y yo no llevemos la misma talla de pecho.

Si no, a mí me iba a quedar también monísimo.

Aprendices, en la prueba de hoy,

creo que necesitaréis la técnica aprendida hasta el momento.

Pero además podréis desarrollar vuestra creatividad.

Esperamos que así sea.

Porque, aprendices, os tenéis que enfrentar

a un desafío muy..., a ver cómo lo digo,

sugerente, excitante,

un poquito atrevido, muy sensual.

Palomo, no sigas dando pistas.

Lo vamos a descubrir ahora mismo. Uy...

(Música disco)

¡Eh!

¡Ropa deportiva, no, tío!

(DAVID) ¡Guau!

¡Eh!

¡Otra vez por aquí, tía!

Ocho modelos vestidas de deporte.

Yo me estoy poniendo mala nada más que de pensar en licra.

Lo has dado todo en un momento, David.

Te ponen un poquito de música y te vuelves...

A ver si sigues así de contento al final.

Que sí, un poquito de confianza.

Borja, ¿te gusta lo que estás viendo?

Pues la verdad es que estoy henchido de placer.

¿Henchido? Henchido.

Henchido. No obstante,

en cuanto a costura respecta, pues peco de no haber cosido,

no tener la soltura de coser tanto elástico.

Y, Begoña, después de ver a estas maravillosas modelos,

¿de qué crees tú que puede ir el reto de la noche?

(BEGOÑA) Yo ya estoy asustada. Hombre, cómo no.

Asustada. Ibas a venir tranquila...

De verdad, Begoña.

Begoña... Aprendices,

como habéis podido intuir, en este reto tenéis que confeccionar

un conjunto completo de ropa interior deportiva

formada por sujetador, braguita o culote.

Esto, por supuesto, no es todo. Siempre hay un poquito más.

Lo vais a tener que hacer..., A medida.

...obviamente, a medida de las modelos que nos acompañan.

Vale.

Experiencia en ropa deportiva no tengo.

Sí es cierto que suelo trabajar mucho las licras, me encanta hacer

vestidos de licra, bañadores, malla, ropa de baile

y todo lo que tenga que ver con lo elástico.

Tenemos una invitada que está muy acostumbrada a llevar

todos los días estos tipos de prenda.

Es la deportista con más medallas

en Mundiales de la historia de la natación.

Margarita, ¿te imaginas?

Son 23 medallas más 2 olímpicas,

que también tiene. Un fuerte aplauso para Ona Carbonell.

Ah, la Ona.

¿Qué tal? Ona, bienvenida.

Muchas gracias, qué ilusión estar aquí.

Me encanta. Antes de que Raquel lo dijera, yo sabía que era ella.

Pero no recordaba del nombre. Sabía que había ganado "MasterChef".

Vives entre las estrellas de la historia de la natación,

pero además eres la ganadora de "MasterChef Celebrity"

y además tienes una relación muy estrecha con el mundo de la moda.

Estudio Diseño de moda, pero como entreno diez horas al día,

pues voy muy lentamente y todavía me queda cuarto

y el trabajo final. Pero os entiendo.

(FRAN) Gracias.

Tú, de ropa deportiva sabes mucho, muchísimo, más que yo.

¿Qué buscas en la ropa interior cuando entrenas fuera del agua?

Bueno, yo creo que un poco

el tejido es superimportante que transpire bien,

que se adapte bien, que sea ligero,

que el patrón sea muy cómodo para correr

o hacer lo que sea. Y que sean bonitos, porque yo voy toda la vida

vestida de deporte y quieres ir guapa. Exacto.

Yo, que me dicen la palabra deporte y me desmayo.

¿Vamos un momento a la mercería

a ver qué hemos preparado?

Ay, Señor...

Jo, mataría por saber qué están hablando en la mercería.

Me vendría un poco bien.

Tienen telas, pero tienen que tener cuidado

porque está difícil, hay mucha tela que crea confusión.

Es muy importante que paren, toquen y valoren.

Hoy tendrían que tirarse por tejidos unos puntos más finitos,

más adaptables. Que dejen transpirar.

Es ropa interior. Y, sobre todo, importante,

el stretch, tanto al ancho como a lo largo,

porque si no, no van a poder. Tienen tules elásticos

que podrían funcionar.

¿Qué se puede hacer?...

Hay muchas telas trampa. Es verdad.

Sí, porque están todos esos neoprenos que se adaptan bien

y funcionarían bien en el cuerpo. Pero es muy gordo.

Y no transpira.

Con lo mal que me llevo yo con tus licras. Madre mía...

Y con las medidas lo voy a pasar fatal.

(JOSHUA) Hoy te vas a tener que... -Que esmerar a tope.

Llevan ventaja porque acabo de darles una "master class",

o sea que vienen algo preparados.

Esperemos que te hayan escuchado.

¡Ah!...

(Conversaciones indistintas)

(TODOS) ¡Oh!

¡María, qué chula!

Hoy vamos a dar una "master class" de licra, así que os voy a hablar

desde mi experiencia.

Cuando se inventa la licra es como que quieren hacer una nueva seda,

pero con una fibra química, no natural.

Es un tejido muy agradecido a la hora de estampar y de trabajar.

Cuando yo empecé, empezaba la crisis.

Yo tenía tres tiendas. Venía de un taller familiar

y fue un momento muy duro. Yo vine a Madrid.

Abrí una tienda.

La tuve un año y tuvimos que cerrar y fue cuando decidí

que tengo que hacer algo y voy a vender online.

Y ahí aparecen los vestidos stretch en mi vida, un producto

que puede funcionar, que sea asequible y que, sobre todo,

quede bien a la mayoría de gente sin tener que hacer diez patrones.

Esta prenda es la que me ha permitido luego poder hacer

toda mi carrera y poder seguir creciendo.

¿Cuáles son los trucos para coser bien la licra?

Porque la licra no es fácil a la hora de confeccionar.

Su aguja especial.

Canilla y aguja bien programadas.

Unir bien el forro.

Es aprender, pero, dentro de lo que cabe,

es agradecido una vez aprendes.

Gracias a vosotros.

Ona, ¿les puedes dar algún consejo a los aprendices?

Pobres...

Es que yo me he encontrado en una situación similar en "MasterChef".

Sé que es difícil, centraos en vosotros mismos

e intentad aislaros de los factores externos y que disfrutéis,

porque de eso se trata.

Así que mucha suerte. -¡Gracias!

Pues es una prueba superchula y me encantaría hacerla.

Pero no con la presión que tienen.

Pero yo creo que lo harán muy bien.

Para comenzar la prueba,

necesitáis que vuestras modelos estén a vuestro lado.

Por favor, ¿podéis acercaros?

¡A formar!

Hola, buenas, ¿cómo te llamas?

Encantado.

A ver si no lo lío mucho. -No creo.

Yo soy aquí un poco conocido como el liante del barrio.

Os vuelvo a recordar, como en todas las pruebas,

que no os dejéis nada en la mercería.

Sí.

Aprendices, tenéis que confeccionar a medida un conjunto

de ropa interior deportiva.

Tenéis que bocetar en primer lugar.

En segundo lugar, tenéis que medir a vuestros modelos y después

tenéis que entrar en la mercería.

Solo tendréis una oportunidad.

Tenéis que firmar las prendas.

Estáis obligados a firmar una de ellas como mínimo.

Cuando termine el tiempo de la prueba,

ese conjunto debe estar en el cuerpo de las modelos

y lo tenéis que probar.

En el probador tenéis que entrar de uno en uno. ¿Alguna pregunta?

¿Cuánto tiempo? Ah, digo...

(FRAN) Venga, 90 minutos. Tenemos... 90 minutos

para realizar la prueba

que comienzan en tres, dos, uno, a coser.

(BORJA) Uf, no sé lo que hacer.

Ven para acá, reina.

Te voy a medir la medida esta del pantalón.

Ochenta, bien.

Pero yo quiero que sea un poquito más alto.

Son 80, 64, 91.

Un poquito más baja. Ahí, genial, gracias.

(Música animada)

Vale, ya está.

Treinta le vamos a poner.

Quien quiera que me pida. -Yo he cogido esta.

-Yo quiero un poquito de ese azul.

Estas me las llevo yo. Las dejo aquí por si queréis.

Me llevo el rosa. -¿Me das un trocito, por favor?

(BORJA) Se va a cagar la perra con lo que voy a hacer.

Uno, dos...

Vamos a tirar de culotes.

Yo arramblo con todo, me lo llevo.

¿No hay elástico blanco fino?

Sí, ahí, Joshua.

Ah, míralo aquí.

Cinturilla...

Ah, yo también quiero de eso. Ah, no, blanco no me gusta.

¿No hay negro? Yo es que soy de Satanás.

(Música animada, sin audio)

Ay, a ver si me recojo esto.

Venga, ya. -Hala, a formar.

La tengo que reducir.

Aprendices, atentos, por favor, parad.

Acabo de parar el tiempo. Nos quita los patrones.

En este momento os pido que intercambiemos en vuestra fila

todos los materiales que tengáis. ¿Qué?

Los de Fran serán los de Joshua.

No, jo, no.

Los de Borja serán los de Laura.

Y al contrario,

los de Xiaona serán los de Brava y al contrario,

los de Begoña, a David. -¿Patrones también?

Todo. Patrones, materiales, hilos, todo lo que hayáis cogido

en la mercería.

Ay, Begoña, por favor, me muero.

Tres, dos, uno.

Ahora.

Habrás cogido para remallar. -He cogido de todo, tía.

Estoy enfadada.

¿Tú qué has cogido, tía? ¡Qué difícil!

¿No has cogido nada más que tres bobinas?

¿Cuántas quieres que te coja? -Tres y una para la máquina.

-¿Y qué hago yo con todo licras rosas?

-Pero ¿esto qué mierda es?

Esto no es satánico. A mí no me gusta.

Había cogido la tela más guay del universo.

¿Todo el mundo tiene la compra de su compañero?

Sí. Pues en tres, dos, uno,

reanudamos el tiempo, a coser.

Y a improvisar.

Yo tan preocupada de elegir bien la tela y ahora van y me la cambian

por la de Borja, que es que es el maligno

con las telas, como dice él.

Me tiembla hasta la mano, no puedo ni hacer el nudo.

Tú te quejarás con lo que yo he elegido.

Menos mal que lo hicieron ahora y no en la expulsión.

Bueno, vaya sorpresa les hemos dado con este cambio.

Les ha bajado un tono la piel.

Vamos a ver.

Estoy contento con los materiales que Joshua me ha dado.

Con el color no, porque el blanco... Hay que ser muy pulcro

trabajando con ello. Hay que tener las manos limpias.

Cualquier costura mal hecha se nota el doble.

Fran se queja, había cogido una tela muy tapa faltas.

Es un tapa faltas.

Con mucho colorido, muy negra y ahora

le ha tocado lo contrario. Esto es para una boda.

Blanco Purísima. Blanco inmaculado.

Para una vez que no tiro para los santos,

y coge el... orgullo, pues toma.

Al menos la parte de arriba la hemos cogido igual.

Pero yo no quería culote. -Ni yo braga.

Yo quiero una braga. Me la invento.

A la gente le gusta quejarse porque es gratis,

si tuviésemos que pagar, nos íbamos a quejar.

Yo, el primero, que soy un agarrado.

(MURMURA)

Con esto se va a morir la pobre.

Esta tela también la tenía yo, así que bueno.

Pero yo había cogido una tela más gordita superchula,

pero nada, que cancelamos operación.

Algunos van a salir perdiendo y otros salen ganando,

pero... Todos deberían estar preparados

para coger una buena tela, porque ya no es

que se perjudiquen a ellos solos,

han visto que encima pueden perjudicar a su compañero.

Para Laura ha sido una faena.

Ese leopardo era la trampa. Cuando metes la máquina,

se hacen carreras.

Se me acaba de romper en cuanto lo he estirado.

No he empezado y ya se me ha roto. Así que cambio el diseño

y lo hago en negro.

Para hacer un conjunto de ropa interior deportiva,

lo primero es asegurarnos de que el tejido escogido

tiene elasticidad en ambas direcciones.

Cortamos las piezas del sujetador y la braguita en tejido de licra

y el refuerzo de la entrepierna en punto de algodón.

Primero unimos las piezas de la braguitas por la entrepierna.

Aplicamos el refuerzo que cosemos a la vez que rematamos

las terneras. Todas las costuras

se realizan con puntada elástica o en zigzag.

Unimos las piezas laterales a la pieza central.

Finalizamos la braguita

incorporando una cinturita elástica.

Las piezas del sujetador se cortan dos veces para darle

más consistencia.

Se unen primero los delanteros con su espalda correspondiente

y se añaden los tirantes a los hombros del delantero.

Unimos los dos sujetadores por el escote y las sisas, introducimos

los tirantes en la espalda y los cosemos.

Terminamos cerrando el bajo con una banda elástica.

Esto es gordísimo, qué gordo.

Buah, es que esto...

-Borja... -Voy para allá.

Yo no hago deporte.

Soy una gran desconocedora de la ropa deportiva.

Encima el elegirte tus propios materiales

te da un poquito, un poquito de seguridad, y me los quitan.

Me han roto el corazón.

No, no, no me gusta.

Menos mal que Begoña parece ser que nos escucha,

ha aprendido un poco y ha descartado el neopreno

que había cogido David y se ha quedado con un tul elástico

y con una licra. Que además tengo que decir

que combinan perfectamente.

Yo siempre trabajo con ese tul para todo.

O sea que a nivel elasticidad son dos tejidos que funcionan

a la perfección. Eh, se me desenhebrado esto.

¿Alguien me la puede enhebrar?

Bueno, ahí se queda.

-Después de Oxi, voy yo.

Este cambio de material me ha influido

porque ahora no tengo lo que necesito

para poder hacer lo que yo quería.

Hay muchos que han salido ganando. ¿Entre la Brava y Xiaona

qué ha pasado?

Ha ganado la Brava. Porque Xiaona había cogido

otra de las telas mejores de toda la mercería.

-Xiaona, avisa cuando acabes la bordadora.

Se ha desenhebrado. -¿Quién ha sido?

-Yo. -Pues hay que enhebrarla.

A ver, que la enhebres. -¿Quién la ha desenhebrado?

-Yo. -Pues deberías de enhebrarla.

-Ya lo siento.

Mira. Voy a coser esto como yo creo que se cosa.

Y a ver qué pasa. -Ya voy, Brava.

Tú, a tu posición,

que luego me cae la bronca. -Espérate.

¿Qué está pasando, Borja? Borja, ¿qué sucede?

Bueno, se ha desenhebrado la enhebradora.

¿Qué es eso de se ha desenhebrado?

Bueno, la he desenhebrado yo con toda mi maldad

para que nadie gane la prueba.

No quería ni acabar yo la prueba ni mis compañeros.

Y he dicho: "Ahora os fastidiáis y no libro ni yo ni nadie".

¿Querías boicotear la prueba? Por supuesto.

Hoy me he levantado maligno.

Te has soltado la melena. Creo que ya funciona, creo.

¿Ya funciona? Gracias a Brava, sí.

Venga, no pierdas más el tiempo, que te vamos a dar el premio

a la solidaridad costurera, Borja.

Gracias, Lorenzo.

-Ay, Borja... Ona, aunque no hayas terminado

tus estudios de diseño de moda, has hecho las prácticas

por todo lo alto. Diseñas los trajes de baño

de la Selección Española de Natación Sincronizada.

-Es una experiencia muy bonita porque es mezclar el deporte

con el diseño, que ambas cosas me apasionan.

Y nosotras escogemos la música, que es el centro,

y luego creamos la coreografía, los bañadores, el maquillaje,

cualquier aportación artística que te puede dar esa décima

que te hace estar en el podio olímpico.

Los bañadores tienen que ver con la música.

Es todo un proceso creativo. Claro.

¿Cómo vas? -Pues inventándome el patrón.

Con eso te lo digo todo. -Son como joyas, porque son únicos.

Tienen millones de Swarovskis, lentejuelas y entonces es una joya.

Y a la hora de actuar o de nadar o de hacer vuestros ejercicios,

¿os roza? Claro, ¿eso no os molesta?

Es el equilibrio de la ambición de que queremos más brilli, brilli,

precioso, y luego, claro, tampoco te puede pesar.

Me acuerdo que una vez le iba diciendo:

"Por favor, pon más, que es precioso".

De repente me lo pongo, pesaba dos kilos y me hundía.

Aquí esa niña...

Ona, además, te has lanzado con tu propia línea de ropa

para la gente de la calle.

Bueno, pues porque mucha gente me decía

qué chulos esos bañadores que lleváis.

Me encantaría llevar uno. Entonces me hizo ilusión

hacer bañadores para todo el público, que tuvieran más color,

patrones diferentes, que sean cómodos para nadar,

pero que sean más originales.

Creo que no vas a caber.

Es que es para una niña de tres años, ¿no?

No, no entras, no pasa nada, pero me hago una idea.

Yo aún sigo en la Petite Fashion Week, lo he hecho para una niña.

Se lo tenía que haber puesto a ella.

Si quieres saber todo lo que pasa entre las cuatro paredes

de este taller, lo tienes muy fácil.

Síguenos en @maestroscostura para saber todo lo que sucede

en tiempo real.

Además, vas a poder conocer mejor a los jueces,

a los aprendices y tener más información sobre los retos

para poder seguirlos mucho mejor.

Aprendices...,

y ahora tenéis que volver a intercam... ¡No!

¡Qué susto, tía!

-Se me para el pecho.

Quedan 45 minutos para terminar la prueba.

Me da un infarto.

Inocentes.

Por delante te queda precioso, pero por el culo, hija mía...

Xiaona... Hola, Caprile.

Hombre, Xiaona. Te presento a Ona Carbonell.

Hola, ¿qué tal? Estás muy seria, ¿qué pasa?

Bueno, estoy haciendo una cosa que no es lo que yo quería hacer,

pero vamos por ella. ¿No estás muy contenta

con las telas que has heredado de Brava?

Yo quería hacer como un leggin,

pero como no he cogido patrón, no sé trabajar sin patrón, pues...

¿Un leggin qué es, un leotardo, no?

Sí, claro.

¿Te lo pones como ropa interior?

Ah...

Luego fuera tengo que vestir.

Con lo que te cuidas tú la piel.

Si vivimos solo una vez, hay que vivir cuatro, creo yo.

¿Qué haces en verano? Voy con mi sombrilla.

Yo soy la típica que voy a la playa

porque me encanta hablar con la gente,

las amigas, así aprendo, pero con mi sombrilla.

¿Y te bañas también con la sombrilla?

Voy a estar ahí tomando cosas, hablando, pero no me mojo.

¿Cuántas horas has pasado dentro de una piscina?

Hicimos el cálculo y creo que unos seis años sin salir nunca.

Seis años con el cloro encima. Ahí estamos.

Eres una bombita de cloro.

Me estáis liando, queridas.

Como os quiero mucho... ¿Nos quieres mucho, Xiaona?

Me alegro, nosotros a ti también.

Mucha suerte. -Muchas gracias.

Pero ya te veo, ya te veo en el camino.

El camino estoy haciéndolo.

¡Ah!

Es que no lo entiendo.

Tía, ¿alguien tiene...? ¿Tú tienes el culote, Andrea?

No tengo nada, Laura, estoy sangrando por un dedo

y se me ha jodido la máquina. Ni hablarme, por favor.

Borja, ¿cómo va el culote?

Tendrás que juntar patas y, luego, gavilán.

Vale, mil gracias, tío.

Borja. ¡Hola, muy buenas!

Ay, Ona, permite que te dé un par de besos.

Un placer. -Igualmente.

No todos los días se tiene una olímpica aquí,

en el taller de la Chari, como quien dice.

Aprovecho que os tengo aquí a vosotros.

Está haciendo aquí una braga así, rosa y negro rosada,

aprovechando las telas tan chulas de Laura.

Aprovechando los tejidos que no habías cogido tú.

Lo había cogido también. Pues mira. Pero ¿estas costuras?

Están un poco gamberras, ¿verdad?

No sé, esas costuras justo ahí, en la ingle, no lo sé.

Son costuras un poco inglesas. ¡Ah!

He querido deconstruir el patrón. -Me gusta mucho la combinación.

Ya veremos si se desarrollan favorablemente los acontecimientos.

Pues eso está muy bien. La actitud es muy importante.

Muchas gracias, Ona. A ver si acabo con la misma actitud,

que me he cogido un calentoncillo inesperado.

A mí cada día me toca pegarme con algún artefacto.

Claro. Que si el tal, que si el cual.

Hoy ha tocado la bordadora.

Como la batidora de "MasterChef", que nos peleábamos todos.

El hombre de las máquinas. (BORJA) El maquinista.

Entonces, bueno, dentro de lo que cabe, andamos un poco

para ahí, para allá, el meneíllo. Y así un poco.

Mucha suerte. -Muchas gracias.

Encantado. -Igualmente.

Menudo lujazo tener hoy a Ona con nosotros.

Al final, ella, que está estudiando un poquito moda,

como bien ha dicho Raquel, me podría haber echado un cable.

Además, lo guapa que se ve desde cerca. Me he puesto nervioso.

(Música de intriga)

(DAVID) ¡Madre mía, qué desastre! -¿Qué desastre tú?

Tía, que tengo esto.

Que tengo media prenda enganchada.

¡No llega la goma!

Me estoy poniendo... De verdad.

Ahora te lo tengo que estrechar, quitar dos dedos...

Lo voy a recortar por aquí con el elástico. Vale.

-¿Vais a probar o no?

-Sí, ya, ya estoy. -Laura, venga, prueba.

Que yo quiero probar aunque sea una prenda.

Hola, ¿qué tal? -¿Puedo darle un beso?

Hombre, claro. Un placer.

Dejaste de llorar.

¿A ver?

Estoy jugando un poquito con el delantero y el trasero

de la tela. Esto está con puntada elástica.

Se puede estirar, que no rompe. Y bueno, estoy solucionando...

Muy chulo. -...lo de la tela.

Y la veo enorme.

Tengo que cortar un centímetro. ¿Has probado?

Sí, se lo acabo de probar. -Me queda estrechártelo.

Vale, perfecto, venga.

Me gusta que esto sea así.

-Lo he intentado. Estaba todo medido

para que case y haga la figura,

el cuerpo de la mujer. -Te has reinventado bien.

Yo también lo veo un poco grande. También lo veo grande.

Pero él dice que lo ha probado a la modelo.

Debo estrechar dos centímetros por cada lado.

Yo creo que me vale a mí.

Yo estaba pensando

en la bragona esta de "Bridget Jones",

la película.

Es más una braga faja. No sé, Joshua.

Queda estrecharla dos centímetros.

Es una braga faja monísima.

Pero tú sabrás.

No llores, Joshua, es lo que hay. Ánimo.

Sigo, encantado. -Fuerza.

Parte de arriba solo, porque la de abajo no sé ni cómo va.

-Me he quedado sin hilo, Borjita.

Tía, ya lo siento.

Qué poquillo previsor eres, Borja.

Está como una mierda, pero teniendo en cuenta la tela

que me han dejado, lo veo ahí. Ya te lo puedes quitar.

La madre que me trajo, lo he cosido al revés.

Tanto nombrar al maligno Borja...

La madre que me trajo.

¿Mi modelo? ¿Guapísima?

A ver qué pasa.

Me da la impresión que te va a quedar volada.

Ah, no. ¡Ay, te beso y todo!

¿Cómo se cose un culote?

¡Venga!

Ay, Señor, llévame pronto.

(FRAN) Angelina...

Ya te las quedas puestas, ¿vale?

Begoña... -¡Hola!

Aquí estamos. ¿Cómo va eso ahí?

Bueno, ya estoy mucho más tranquila

porque se lo he probado y al menos le entra.

¿Y qué tal te han venido los materiales?

Bueno, hay uno que no lo he tocado porque si la chica se lo pone,

se nos muere aquí mismo.

A ver, que para adelgazar está muy bien.

Me vendría bien. Para una prenda

está bien, pero es verdad que para este tipo de prenda...

Y la goma está muy bien porque te coge.

Había cogido una que hacía unos dibujitos muy bonitos.

¿Y tú utilizas este tipo de prendas alguna vez en tu vida?

¿Ni para deporte ni nada? No.

-Una pieza, otra pieza. -Que no sé cómo montar un culote.

Una pieza, otra pieza... ¿Qué hacéis?

Chicas, ¿qué hacéis? Pensar juntas.

No se piensa. ¿No podemos pensar juntas?

Vale. Yo no digo nada. Que dice Begoña

que no está muy acostumbrada a este tipo de ropa interior.

Nunca, cero. -Pues nunca es tarde.

Te lo pones y haces el maratón de Nueva York.

Ostras, ¿te imaginas? Le pega todo.

Si el movimiento de piernas lo traduce en correr,

puede llegar de aquí a China andando.

Me voy a apuntar este año al de Barcelona, te lo prometo.

¿A gatas? Pues a gatas.

¿Que me tienen que llevar en camilla? Pues en camilla.

Bueno, mucha suerte, mucho ánimo. Suerte.

Gracias, muy amables.

¿A ver la mía?

Hombre que si le sobra.

(Conversaciones indistintas)

Vamos con el elástico.

(DAVID) ¡Ona!...

David, te presento a Ona.

Hola, ¿qué tal? -Muy bien.

Encantada. -Igualmente.

¿Cómo vamos? Cuéntanos.

Pues un poco tétrica. -Qué original.

Pero me he inspirado en Jane Fonda. Y en ti mismo.

En mí y en Kim Kardashian. Lo que ha sacado de SKIMS.

¿Esto qué es? Pues le he puesto una gomilla...

Se te ha ido todo el punto. ¿Y por qué?

Porque has ido tirando de él. Quería estirarlo.

¡No, al contrario! Pues fallo.

Al contrario, ensancha.

David, si llegas a la siete o la ocho,

te visto todos los días con un modelazo,

pero tienes que llegar. Hala, qué suerte.

¡Hala! ¡Dios, qué planazo!

Entonces yo me tengo que poner mi Palomo ya para adelantarme.

O nos lo ponemos a la vez.

Si fuese Raquel, al lado de una diosa no me pondría,

pero bueno, ella también es muy guapa. Pero, claro, por favor.

Es que mi punto fuerte son las pruebas de eliminación.

Ahí siempre hago bien las cosas.

Luego ya... Como ve que se va...

Venga, a ver, a ver, voy a poner todas mis ganas.

Gracias. -Venga, suerte.

Vamos a ver cómo me queda aquí la avería.

En una competición deportiva

siempre hay un momento para un esprint final.

Madre mía.

Esos son los últimos diez minutos de la prueba.

Qué tensión...

(Música de intriga)

# Vamos a volverlo a intentar. #

Tía, ¿por qué pienso que eres una niña de tres años?

Hay que rematar todo esto, Borja, a ver cómo.

Es que no tengo más tiempo.

¿Y si la abres aquí y metes dos costuras?

Escúchame, ¿y si te lo hago así, asimétrico,

y digo que es asimetría? ¡Ah!

Dice: "Quita la manga y así no se me sale la teta".

¡Tía, pero qué planazo! Dedícate al diseño y ni seas modelo.

Perfecto. Vale, ya está. Mira,

ponte la bata y vente conmigo así.

Laura, ¿cómo estás? Hola.

Te presento a Ona. Qué guapísima.

¿Qué tal?

Bueno, he intentado hacer algo con esto, pero es que mira,

se hace carrera.

Y he intentado con la parte de abajo.

Y entonces estoy muy limitada

porque, claro, tenía solo dos tejidos.

Una goma era más gorda que la otra.

La he tenido que cortar un poquito. ¿Por qué?

Porque no ha cogido, ha cogido muy poco.

Ha cogido solo una tira de negro,

una tira de blanco... Vale, vale.

La elección de Borja digamos que no era la mejor.

A ver, es que... ¿Cuál crees que era mejor?

Hombre, la mía, porque yo soy muy previsora

y cojo media mercería.

A Borja ya le he dicho que me va a tener que pagar

una cena, macho, porque en vaya una me ha metido.

Pilar, ¡a formar!

A ver, por favor, dos en el probador, no.

No podéis poner

dos pruebas a la vez, por favor.

¿Quién es el último? Es que va y viene como un bumerán.

Ya he sacado, ya puedes entrar. Xiaona ya estaba.

Ah, perdón. ¿Vale?

Si hay un aprendiz dentro, no podemos entrar.

Andaba como un bumerán la mujer y no sabía si entrar o salir.

Vamos, vamos, vamos para allá.

(DAVID) Vale, entro yo.

David, venga.

¿Puedo planchar?

Ten cuidado, no se te vaya a enganchar.

Aprendices, últimos dos minutos de la prueba.

(BRAVA) ¡Venga, David!

Andrea, corre. -Está David.

Venga, pasas o voy yo.

¿Se puede rematar aquí? -Pónselo.

La ropa interior debe estar sobre la modelo.

¡Yo, yo, yo! -No, Oxi, no seas lista.

No seas lista.

¿Quién es el último?

Te aguantas, Oxi. -Después de Andrea, voy yo.

(LAURA) Andrea, date brillo. -Ya, ya.

Un poquito por aquí...

Ay, que queda a boleo.

Tiene sus elásticos, que cumplen su función.

Corre, ven. Ven para acá. -Bien, Andrea.

Ya está, venga, ven. -Para hacer deporte yo creo

que va a estar chungo el invento.

Queda recortar los hilos.

Y el tiempo termina en...

diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno.

Tiempo.

Tiempo, Borja, no.

¿Se la quito un poco? Para, no se la quites.

-Ya que no has podido el leopardo. -Claro.

¿Y le corto el hilo? No, no.

No. Si es pegarle con el cortahílos

y que se cae sola ella.

Si es que tampoco hay mucho más donde esto.

Hoy nos ha acompañado una deportista

de élite en toda la dimensión del concepto.

Siempre tiene éxito en lo que hace

porque lo hace todo desde el corazón.

Un fuerte aplauso para Ona Carbonell.

¡Adiós, suerte!

Y ahora voy a pedir por favor

a las modelos que esperen en el probador

y a los aprendices que se coloquen aquí para la valoración

de los jueces. Los jueces se van a meter conmigo

por las terminaciones, que lo sé. A ver si la idea les gusta.

A mí me gusta la idea.

Aprendices,

comienza la valoración. Que entre la modelo de Joshua,

María.

Joshua lleva diez años cosiendo licra, es el rey de la licra.

Pues explícanos un poco tu conjunto, por favor.

Bueno, he querido jugar un poquito con el derecho y el revés

de la tela, ya que solo tenía una única tela, que fue

la que me tocó de Fran. Y bueno, he querido jugar un poquito aquí

con la forma y por detrás también un poquito. Date la vuelta, porfa.

Así, un poquito con la figura.

Y que lo primero fuera la comodidad de ella.

¿Tú crees que te ha perjudicado

o te ha ayudado la elección del tejido de Fran?

A ver, verdaderamente,

al principio me quedé nervioso porque tenía el diseño en mente.

Yo veo esta tela un poco más Joshua

que el blanco, te lo digo de verdad.

¿Te has dado cuenta del conjunto de Joshua con mi pedazo de tela?

La verdad que ha sido listo, ha utilizado el revés de la tela.

Joshua, el conjunto se ajusta a la perfección, está muy bien hecho,

es cómodo,

al estampado le favorece mucho siempre el oscuro al lado.

Has subido la braguita, que también creo que es muy cómodo

y superfavorecedor, y además has cortado sin patrón.

La verdad es que has hecho un trabajo muy bueno.

Yo me pensaba que iba a ser un horror,

pero al final le tengo que dar las gracias.

La modelo de Fran es Angelina.

(Música swing)

Qué guapa.

¡Qué bien lo luces tú, hija!

Fran, defiende tu estilismo y el "look" que has hecho.

Pues blanco pureza. Una vez más tiro para los santos.

Aunque opté por el color y salí de mi zona de confort...

Para una vez que eliges bien, hijo mío, qué mala suerte.

Una vez se me ilumina la Virgen...

Bueno, que luego te ha seguido iluminando, no te quejes.

No te quejes. No, la verdad.

Yo creo que, a ver, este tejido no estaba mal, también funciona bien

y se puede trabajar bien,

pero es mucho más bonito y más vistoso eso.

Eso te entra por los ojos, el blanco...

Hijo, qué pena, pareces canario.

Pero bueno, has salido también muy bien de la situación

y de la prueba, que es justo lo que queríamos.

La braguita está bastante bien rematada, pero...

Pero no has cosido igual que ha cosido Joshua.

Hombre, Joshua es el rey de la licra.

Yo que soy, María, mucho de deporte, esto lo veo...

sexi.

¿Nos estás tomando el pelo a todo el mundo en estos momentos?

Pero es ropa interior para hacer deporte.

No habéis visto la ropa interior para hacer deporte ni de lejos.

Ni el uno ni el otro. ¿Dices que no hacemos deporte?

Os lo digo, lo confirmo, no hacéis deporte.

Yo, sujetadores de esos llevo a diario.

Gracias, Fran.

A ti.

Que pase por favor Pilar, la modelo de Borja.

Oh, ¿eso qué es?

¡Lleva una aguja! Sí, sí.

A ver, Borja, ¿ese conjunto es asimétrico?

Asimétrico a propósito, me refiero.

Le he intentado meter bastante caña al patronaje.

No, si caña le has metido...

Y bueno, yo me quiero quedar con que he hecho una buena labor

de patronaje, pero no tan buena de confección.

Se me ha desbocado la cintura por no haberle metido goma,

que he sido consciente tarde.

He intentado arreglarlo en el último minuto

y ha sido el motivo de que se me haya quedado la aguja

medio encallada.

En primer lugar, cuando se trabaja la licra,

no tiene ningún sentido

hacer ningún tipo de pinzas ni pliegues.

Que estaba tan desbocado, Lorenzo, que no tenía más remedio.

Desbocado estás tú en esta prueba.

Los remates son, chapuceros, no,

Borja, lo siguiente. Y luego, este premio.

Estamos ya empezando la quinta semana del taller

y no puedes seguir presentando estos trabajos.

Es una tomadura de pelo al resto de tus compañeros

y a nosotros tres.

Y a la modelo, ya, ni te cuento.

A ver, bueno, Caprile...

Hay que... No, no, siempre me hacéis hacer

de malo. Y en esta ocasión tengo toda la razón.

Esto es un horror. Sí, Caprile.

Estoy totalmente de acuerdo. Tengo que decir que hay una intención

en el diseño. Sí, intención, intención.

Que la gente no va vestida por la calle con intenciones, Palomo,

va vestida con ropa.

Te iba a decir que es verdad que el resultado es pésimo, que yo soy

capaz de ver una intención, aunque ya no sirve de nada,

y lo que está salvado es que encima has trabajado el tejido

que te ha dado Laura, porque los tuyos eran... de lo peorcito.

Pues mira, me lo está recordando. Por una cosa buena que tenía eso,

que eran más o menos las telas y me estás recordando

que ni siquiera las había elegido él, que las había elegido Laura.

Pues sí que lo estamos poniendo bien, Borja.

¿Qué quieres que te diga? Ya me habéis dicho todo.

No tengo que defender lo indefendible, Lorenzo.

O sea, reconoces que es indefendible.

Pues ya está todo dicho.

Muchas gracias, Borja.

Se me han juntado los tres demonios y ha salido

el demonio padre, que ha sido mi prenda.

Es el turno de Lana,

la modelo de Laura.

(Música swing)

Te voy a quitar el pañuelo, si no te importa.

Borja, ¿tú qué idea tenías de hacer con este paño?

Lo único que voy a decir es que quería hacer un básico negro

y haberlo colocado encima, no como un corte,

como unos pespuntes y fuera. Yo te cuento, Borja,

por qué no era una buena elección.

Esto, en el momento que le cae una aguja, o lo que sea, mira.

Adiós. Como si fuera...

Medias. ...una media, ¿ves?

Por eso esto es un tejido trampa, porque le metes una puntada y pum.

A la vista está que a nada que le dabas de sí un poquito,

como bien me ha mostrado Palomo, pues le salían carreras

por todos lados.

No es solo tocar, sino cuando se trata de una licra

o de algún tejido elástico,

pues tendré que estirarlos con más fuerza.

Laura, me imagino que esta es la razón por la que no la usaste

como material principal. Claro.

Has estado lista, Laura, y lo has hecho muy bien.

Pero bueno, también tengo que decir que estoy bastante contenta

con lo que he hecho, dentro de que no he podido experimentar mucho

ni hacer una mezcla de colores.

Nos gusta mucho ver cómo te buscas la vida, cómo resuelves

ante cualquier situación.

Tu conjunto no es de quitar el hipo,

pero la verdad es que está muy bien salvado.

Y bueno, no has alterado demasiado el patrón, está tal como está,

pero te has preocupado en que le quede perfecto y que esté cómoda.

Y la verdad es que muy bien salvado.

Una cosa que también hay que tener en cuenta es que Laura ha estado

muy justa de goma.

Esas cosas tenedlas en cuenta a la hora de ir a la mercería.

Porque de bovinas también has ido justa.

Tenía solo tres, por eso no he podido remallar.

Ha ido muy justo a la hora de coger los materiales, claro.

Bueno, gracias, Laura. Gracias.

Que con estos materiales que ha cogido Borja haya hecho

este modelo estoy que ni me lo creo.

Marina entra en el taller con el conjunto de Xiaona.

(Música swing)

Xiaona, defiende tu conjunto.

A ver, he hecho una prenda..., yo me lo nombro como...

azucena de amanecer.

A ver, a ver... Azucena de amanecer.

Me he perdido, me he perdido. ¡Toma!

Creo que pega en su aura en general porque es joven,

delicado... ¿Y el aura

tiene algo que ver con un tirante más ancho que otro? Pregunto.

Como cada pétalo, tiene su forma. Claro,

por eso cada uno es de una manera.

Es conceptual la juventud. Xiaona,

estamos en un programa de costura,

no vamos a aceptar nada mal hecho y que nos vendáis la moto

del concepto.

El concepto se vende cuando hay una prenda impecable.

¿"OK"? Muy bien, María.

Vamos a tirar el concepto a la basura.

Tenemos que practicar y practicar, coser y coser,

tener una buena base técnica.

Luego, hablamos de lo conceptual.

Aquí el mayor acierto es que has soltado el neopreno de la Brava,

porque ese era un tejido trampa, grueso...

Yo lo he cogido para las partes donde yo quería reforzar,

sobre todo pecho. Era mi idea.

A mí me pones eso y me muero.

En la mercería teníais elementos específicos para reforzar pecho.

Vale. ¿Vale? Entonces,

como ha dicho Caprile,

esto está mal hecho.

No puedes cortar un tirante de dos centímetros y medio, tres,

y otro de uno coma tres.

La prueba de hoy no te ha salido nada bien.

De acuerdo.

Escojo las opiniones que me sirven para aprender.

El resto lo echo por detrás,

porque ¿por qué tengo que tener mal humor

si mañana soy más vieja que hoy?

Brava ha vestido con su prenda a Chantal.

(Música swing)

Querida Brava... ¡"Of"!

¿"Of"? "Of".

¿Qué quiere decir? ¿Por mí, por el conjunto?

Por todo, yo estaba amargada.

Es que he empezado de malas,

muy de malas. ¿Y por qué has empezado así?

Porque no me gustaba la prueba. Ya. Pero si nos acostumbramos

a trabajar solo en lo que nos gusta...,

viviríamos del viento. Esto es un duelo para conmigo.

Y me estoy dando cuenta de que termino en un duelo conmigo misma

del que estoy muy contenta, que no es lo mejor,

obviamente, pero sé que puedo hacerlo si me lo trabajo más.

Pues, hija, en este duelo, te has cargado, pero así, pum, pum.

Te has cargado uno de los materiales más bonitos

que habíamos preparado para esta prueba.

Sí, la materia prima era buena.

Le queda un poquito estrecho. No, está muy mal hecho.

Le queda estrecho de pecho. Y de aquí le queda ancho.

No, le he tenido...

Le queda estrecho de pecho, que, también...,

que te quede estrecho al trabajar materiales elásticos...

Le iba a meter pinza y al final... Es muy fuerte.

Te queda estrecho de aquí y ancho de acá, de aquí.

O sea, es que no tiene ni pies ni cabeza.

No me he sentido cómoda, he empezado de mal humor.

Es como cuando haces mayonesa y se te corta.

Da las gracias al ojo, a la suerte,

al azar, al criterio de Xiaona. No lo sé.

Porque es lo que ha salvado tu prueba,

porque esto en otro material

no me lo quiero ni imaginar.

Mi mayor miedo antes de entrar era que me fuera

la primera y ahora por lo menos me iré mínimamente la quinta.

Es el turno de Begoña y su modelo es Gema.

(Música disco)

Begoña, por favor, ¿qué crees que voy a decirte de tu conjunto?

-Bueno, lo primero lo de la goma, porque yo quería ponerle abajo

y arriba para que hiciera juego por la ropa de mis hijos,

y no llegaba. Entonces la he cortado por la mitad

y se deshilacha un poquito. Pero lo he podido salvar.

¿Estás contenta con los tejidos de David?

Bueno, con estos que he puesto, sí. Con el otro, no.

El otro parecía que era para adelgazar.

Yo creo que, quitando el neopreno,

aquí tienes dos buenos materiales.

A ver, Begoña, me gusta mucho cómo has integrado el tul,

que está perfecto en dos capas.

Debajo tienes el elástico y encima el tul cosido perfecto

con un zigzag, con un festón,

aplicada la goma y perfecto cortado.

O sea, esta aplicación demuestra que la técnica la dominas bien

en este tipo de tejidos.

Y la verdad... Mira, también,

una cosa que ha hecho muy bien... Es casar las costuras.

Y coser la goma en plano. Sí.

Bueno, es que como tengo tantos hombres en casa...

¿Les haces ropa deportiva? ¡No, no!

Pero te fijas. Pero... Pero, claro.

Nos encanta que seas tan resolutiva.

Lo valoramos muchísimo. No me lo puedo creer.

Gracias, Gema, y gracias, Begoña. Gracias a vosotros.

Siempre he tenido miedo de hacer más cosas.

La licra. ¡Uy, qué miedo! El deportivo, no me voy a atrever.

Como no me lo han enseñado,

yo pienso que no, pero me he dado cuenta que...,

que querer es poder.

Terminamos con Vanesa, la modelo de David.

Madre mía, esto ya no tiene palabras.

¿Esto qué es, un croque tope de esos?

¿Cómo se llama? Yo prefiero que lo explique.

Yo me había inspirado en la colección

de Kim Kardashian de ropa interior.

Pues un poco en Jane Fonda. Sí.

Y luego ya, pues por lo demás... Has sacado Lina Morgan

en "La tonta del bote". Te ha faltado esa.

A ver, mira, David, si vemos y miramos esto aquí,

tú ves este perfil...

Eso es la hermana buena.

Ahora ya le damos la vuelta del otro lado

y esta es la hermana drogadicta.

Jane Fonda nada tiene que ver con esto.

Anda que las Kardashian, ni te cuento.

Debes saber que nosotros valoramos que tengas buenas ideas,

que haya un poquito de moda,

un poquito de diseño, un poquito de gracia...

Pero esto no sirve de nada si no hay técnica.

Primero, además, está la técnica,

y después, todo lo demás.

Ahora mismo siento un montón de rabia.

Porque frustra un montón tener una idea superchula en la cabeza

y no he podido sacarla.

Palomo, María, Caprile, ¿os queréis llevar algún trabajo?

Yo me voy a llevar la de Xiaona.

Pilar, Marina.

Lana. Xiaona.

Vanesa y Gema, por favor.

-Se llevan mi modelo y pienso: "Dios mío,

que no me dejen de las primeras,

que me toque otra vez jefa de taller. No quiero, no quiero".

Pues bueno, Vanesa, que es la modelo de David y que es

la segunda vez que viene, no está teniendo buena suerte.

No, pobrecita. Le ha tocado David

con esta prueba tan desafortunada, la verdad.

Queremos que David empiece a coser bien.

Necesitamos empezar a ver prendas acabadas.

Todos avanzan un montón y yo no, y no será porque no practico.

Y Mariola tampoco ha tenido mucha suerte hoy.

La verdad es que no. Estas costuras...

a punto de reventar, todo este pespunteado horrible.

Un tirante más ancho que otro. No, concepto, no. No somos tontos.

Azucena al amanecer. Eso sí es fuerte.

Pero ¿tú eres tonto? Te digo una cosa.

Ya por lo menos estás haciendo las prendas enteras.

La verdad que con Begoña estoy contenta.

Ver cómo combina estos tejidos,

sabe coserlos de forma diferente, cómo se busca la vida,

cómo soluciona, lo de aplanar las costuras...

Esos detalles son los que queremos ver.

No innoves tanto, haz una prenda más sencilla y bien rematada

y bien terminada, tío.

Laura, fenomenal.

A mí me parece fenomenal lo que ha hecho.

Esto sí que es ropa interior para hacer deporte.

Se ha centrado en hacer bien su trabajo,

que es de lo que se trata.

Una parte de arriba y un culote bien ejecutados.

Compara esto con esto.

Y aquí falta la aguja, que la tengo aquí de adorno.

La tengo aquí. El trofeo.

Estaba aquí.

Como para hacer abdominales, ¿verdad?

Además, se toma muy mal, muy mal, nuestra observación,

cuando en realidad está haciendo un trabajo cada vez peor.

Yo, callado. Yo, cara tótem, que decimos en el barrio.

Hala.

Pues bueno, vamos a ver qué tal se toman ahora nuestro veredicto.

Bueno, yo lo en personal no creo tener mala actitud.

Sé cuándo hablar, cuándo reírme y cuándo callar.

Evidentemente, toca callar.

¿Ya tenéis un veredicto?

Lo tenemos. Lo tenemos.

Cuando queráis.

(Música de intriga)

A ver qué pasa.

Yo quiero dar el séptimo puesto de los ocho.

Es una llamada de atención a un aprendiz que ha estado a punto

de quedarse a la cola.

David. Me dejas un poco descolocado

porque yo pensaba que iba a ser el ocho.

Cuidado, no te pinches. Sujétalo tú.

¿Me lo pongo? No hace falta.

Ah, vale. David, el conjunto que has hecho

no cumple con los requisitos que pedíamos.

No es para hacer deporte.

El top está bien para bailar en un podio, en una discoteca, pero no

para correr o para hacer crossfit o para hacer yoga.

¿Estás de acuerdo? Súper de acuerdo.

Yo voy a abordar el segundo puesto,

y este es el de... Laura.

¿Contenta con este puesto? Supercontentísima. Claro que sí.

Tu conjunto es correcto y además está muy bien confeccionado.

Enhorabuena, Laura. Sigue así. Muchas gracias.

O sea, la queda como anillo al guante.

Como anillo al dedo, ¿cómo se dice?

La queda como anillo al dedo.

Está fenomenal. Vamos, se va a la tienda y no compra un modelazo así.

Pues yo tengo que entregar ahora mismo

el número 8 al peor trabajo

presentado en esta prueba.

El número 8 es para Borja.

No has conseguido hacer un buen conjunto.

No se ajusta, no sujeta, está estrecho por un lado,

ancho por el otro,

está mal rematado, está mal confeccionado.

Lo tiene todo, Borja.

¿No tienes nada que decirme?

Bueno, prefiero callar y parecer tonto que hablar y demostrarlo,

así que me remito a estar callado.

Cuando se te tuerce un poco el día, cuando te aparece el maligno,

bueno, hay veces que es mejor callar

y he considerado que hoy más que nunca tengo que callar mucho.

Pues a mí me hace muchísima ilusión

anunciar quién ha hecho el mejor conjunto deportivo.

Es un trabajo muy bien confeccionado

que cumple perfectamente con los requisitos de este programa.

Es cómodo, práctico y atractivo.

Y es el de...

Joshua.

Pues el primer puesto se lo voy a dedicar a Fran, por supuesto,

porque fue el que eligió la tela al principio

y también va para él.

Aprendices, la próxima prueba por equipos

será compleja

y os anuncio que Lorenzo Caprile

tiene con ella un vínculo

emocional importante. Así es.

Aunque no os hacéis ni la menor idea de lo que es.

Como me defraudéis, vais a ver a ese Lorenzo

que nadie quiere ver. Ni nosotros mismos.

Pues eso.

Yo la verdad que ya estoy cagada.

Estoy deseando ver dónde nos van a llevar,

pero estoy deseando no verlo, porque ya poniéndote de antemano

eso sobre la mesa, pues estoy un poquito acobardada, la verdad.

(Música swing)

En "Maestros de la costura", la sostenibilidad

nos obsesiona y por eso aplaudimos a quien la defienda.

Ese es el caso de Humana, una oenegé pionera

en la recuperación y reutilización de textiles.

Desde su creación en 1987, ha recogido

más de 300 000 toneladas de ropa

y residuos textiles en nuestro país.

Aprendices, bienvenidos a la sede de la oenegé Humana.

Como veis, estamos rodeados de balas.

Cada una de ellas pesa unos 400 kilos.

Tienen miles de prendas en su interior prensadas

en esta imponente máquina.

En las plantas de Humana,

el año pasado se procesaron 36 millones de prendas.

Esos son 18 000 toneladas

de residuos textiles.

Nosotros amamos la moda y no nos gusta

tener que decir que es

la tercera industria más contaminante del planeta.

Me gustaría deciros que soy un gran cliente de Humana

y que en esta prueba vengo entero vestido de Humana.

Yo visto con ropa de segunda mano desde que era muy pequeño.

Soy el pequeño de siete hermanos.

Imagínate lo que he heredado.

Caprile viene presumiendo, pero yo también.

Te veo muy concienciada, Raquel.

¿Cómo es esta falda?

Es espectacular. Eso sí que es una joyita,

como dice David.

De Humana es lo que llevo también. Y es ideal,

David. Vas guapísimo, vamos.

Yo soy el rey de Humana. Encuentro joyas siempre.

Una vez me compré un blezer de Dior por un euro.

Sí, doy fe.

Yo encontré una de Escada también.

Pero ¿tú te has encontrado algún Caprile?

Yo sí, no muchos.

Pero de vez en cuando alguno aparece por ahí.

Para que esté en un armario ahí, sin utilizar,

pues bueno, pues le dan una segunda oportunidad.

¿Qué mejor lugar que este

para hablar de segundas oportunidades?

Es el momento de la repesca en "Maestros de la costura".

Que entren...

Helen, Marc, Arantxa y Margarita.

Ay..., qué monos.

¡No llores!

Ay, me emociona un poco esto.

¿Estás bien? -Sí.

No hay quién te aguante. Si yo no lloro nunca.

Pero me ha dado un poquillo de alegría.

Bienvenidos, exaprendices.

Gracias. Helen,

¿has seguido cosiendo estas semanas en casa?

¿Te lo has hecho tú? Sí.

Pues ideal, la verdad, ideal. Para venir a veros.

Bueno, para venir a veros y para quedarme.

(TODOS, RÍEN) -Muy bien.

Esa es la actitud. Marc,

¿has tenido pesadillas con no llegar a tiempo a colocar?

Un poco. La verdad es que sí.

Arantxa,

mi Arantxa, que menudos lagrimones.

Lo que pude yo llorar el día de tu expulsión.

Vaya viajecito que tuve yo de vuelta. Yo no me quería ir.

Cómo vienes de ánimo, ya lo veo, vienes vestida de guerrera.

No he parado, cada día, mañana y noche.

Mi tía no me ha dejado en paz, que no, que venga...

Que me han dicho que la llaman la Caprilita.

Sí, tú eres mucho más bueno que mi tía.

Yo estoy cosiendo y la tengo por detrás,

¿qué estás haciendo? No, no, no, esto, descóselo.

Es horroroso.

Los consejos de Caprilita han dado un buen resultado.

Una chaqueta reversible. ¿Es reversible?

Qué guay. Margarita,

¿te has reconciliado ya con la técnica Tai Dai

o no quieres oír hablar de tintes en tu vida?

Por lo menos he aprendido el nombre.

No, la verdad que estos días los he dedicado a entrenar piragüismo,

que necesitaba aire libre. Me ha dado otra visión.

Vengo más relajada, pero también guerrera.

Sabemos que esa actitud de guerrera no se acaba

tan fácilmente.

Ahora que ya estáis todos, queremos presentaros

a alguien que sabe muchísimo sobre la importancia

de las segundas oportunidades en la moda.

Que entre Rubén González,

responsable de comunicación de Humana.

Rubén, en primer lugar, muchísimas gracias por acogernos.

Quiero que sepas que estamos intentando

desde nuestro mundo también dar un mensaje de sostenibilidad.

¿Puedes explicarnos esa labor?

Humana se dedica básicamente a recoger ropa, prepararla

para su reutilización, venderla y con ello generar fondos

que se destinan básicamente a la cooperación al desarrollo

en los países en vías de desarrollo, en África subsahariana.

Antes hemos dado unos datos que ya de por sí son bastante negativos,

pero los números globales de residuos son todavía peores.

¿Estamos hablando de un millón de toneladas de residuos textiles?

Efectivamente, cada español

desecha un promedio de entre 30 y 40 kilos de ropa cada año,

lo cual es una barbaridad.

Es una brutalidad. Son montañas de ropa que cada año desechamos.

Estamos hablando de que la industria de la moda

es una de las más contaminantes y que es responsable

del 8 % de las emisiones globales.

Rubén, muchísimas gracias.

Te vamos a despedir con un aplauso,

para ti por lo que nos has contado,

pero sobre todo para todo el equipo de Humana.

Gracias, Rubén.

Vamos con la prueba. Como siempre, formaréis dos grupos.

Y estando en el lugar de las segundas oportunidades,

los peor clasificados,

Borja y David, tienen que ser los jefes de taller en esta prueba.

Me apetece.

Si os damos esta responsabilidad, es porque realmente

confiamos en que ambos lo podéis hacer.

Eh...

¿Está claro? Sí.

Borja, ¿qué color prefieres que vista tu equipo,

el verde o el naranja? El naranja.

El equipo de Borja será naranja. El equipo de David será verde.

Joshua, tú hiciste el mejor dos piezas de ropa interior

para hacer deporte.

Por lo tanto, tienes una responsabilidad.

Tú vas a formar los equipos.

Dime qué tres aprendices quieres que trabajen con Borja

en el equipo naranja. (JOSHUA) Laura.

Fran.

Y Xiaona. El reparto entonces quedaría así.

Brava, Begoña y Joshua en el equipo de David.

He elegido esta formación de equipo básicamente

porque me quiero quedar y llegar lo más lejos posible.

Y creo que en esta prueba, tanto Brava

como David en la parte creativa se pueden lucir.

Y yo y Begoña trabajamos muy bien juntos con la máquina,

entonces creo que podemos hacer buen equipo los cuatro.

Veremos a ver si ahora os ponéis más o menos nerviosos

sabiendo lo que tenéis que hacer. Vamos a descubrirlo.

¡Ah! -¡No hay nada!

Oh, está en blanco. -¡Podemos hacer lo que queramos!

No, que la prenda

no tiene que estar en el maniquí. Aprendices,

por primera vez en esta temporada

debéis confeccionar en una prueba por equipos

un diseño libre, totalmente libre.

Vale.

La única condición es que vuestro diseño sea de dos piezas.

Pueden ser de hombre, de mujer, de niño...

Lo que os apetezca. Al tratarse de un diseño propio,

vamos a tener en cuenta la creatividad

y la originalidad.

Pero, cuidado, vamos a exigir acabados profesionales.

Una buena idea mal ejecutada no nos va a servir de nada.

De nada.

Y os aseguro, por experiencia propia, que este es uno

de los ejercicios más enriquecedores

que vais a hacer en esta temporada.

Yo he hecho un desfile completo de moda circular

y os aseguro que es muy gratificante, muy enriquecedor,

tanto a nivel técnico como creativo.

Aprendices y exaprendices,

para facilitaros un poquito las cosas

vais a disponer de patrones base.

Creo que esta prueba es para pasarse de modernos.

Bueno, tú sabrás.

Y como vais a tener que luchar por los tejidos...,

Vaya por Dios.

...os daremos herramientas para poder abrir la bala.

-Jolín. -Los mercadillos,

eso me gusta a mí. -Me encanta.

Porque solo vais a encontrar una bala de prendas como esta.

Para realizar la prueba, tenéis 120 minutos de tiempo.

En vuestro caso, exaprendices,

deberéis confeccionar una falda y un chaleco.

Ostras.

También de diseño propio.

Vale. Cada uno tendréis

un patrón de falda y un patrón de chaleco.

Y atentos, porque esto sí que es importantísimo,

deberéis usar un mínimo de tres prendas

para crear ese chaleco y esa falda.

Si son más, mejor.

Tenéis únicamente 70 minutos para completar la prueba.

Jolín... -O sea, una hora y diez minutos.

Tenéis 70 minutos.

Eso significa que os vais a incorporar 50 minutos

más tarde al trabajo que vuestros compañeros aprendices.

La mayor dificultad de esta prueba para mí es el tiempo,

70 minutos no es nada.

Aprendices, como veis, estamos en la nave de Humana.

Todo el equipo trabajando.

Ahora es vuestro turno porque el tiempo comienza

en tres, dos, uno, a coser.

Venga, vamos, venga.

Poneos ahí. Venga, Borja, corre.

(Música de acción)

Venga, Borja.

-Cuidado, apartad la cara.

-Esperarse, no agobiarle.

No rompáis las telas. -A la feria.

Podemos coger todos estos.

-Cuidado, esperarse.

¡Esto, esto!

-¡Ay, qué bonita la pata de gallo!

¡Mira, otra chaqueta!

-¡Coged de todo, por Dios!

Pantalones, que pantalones no hay.

Qué cosas más guapas y más feas a la vez.

-Venga, equipo, a bocetar.

¿Qué tenemos por ahí? -Me gusta esta falda.

-Venga. -Estoy supercontenta.

Yo soy el rey de la segunda mano.

Es que me encanta, me encanta. No puedo decir otra cosa.

Estoy me encanta, me encanta.

Vosotros os vais a poner con la chaqueta.

¿Cuál te gusta, David?

¿Cuál te gusta?

Porque es la más gruesa. -Vale.

Id modificando encima.

Sí, vale, le quitamos los botones.

La inspiración de hoy va a ser la colección de Vetements.

-Muy bien. Todo muy traposo,

mucho sinsentido, como nosotros,

que tenemos un poquito de todo. -Muy bien.

La falda va a ser un patchwork como con muchos estampados muy guay.

Y una chaqueta con una solapas muy grandes.

Las solapas se pueden hacer con esta.

Voy cortando el cuello.

(BORJA) A ver, equipo, el concepto es

hacer un pantalón bocabajo, este para sacar una falda.

El otro pantalón, construir bocarriba, tener las cremalleras

mirando para abajo y para arriba

y sobre el agujero para meter el top

le vamos a colocar unas manguitas y ya veremos el cuello.

Pero en principio, dos pantalones y falda.

Una deconstrucción un poco ochentera, la verdad.

-Vamos a cortar triángulos de las camisas.

¿Para qué son los triángulos?

Le vamos a hacer triángulos así.

Pero hasta que no sepamos a qué apertura es...

Me voy a poner a cortarlos. -Tendrás que saber la apertura.

Mi jefe de taller es muy especial,

porque yo sé que David tiene buenas ideas en la cabeza,

pero después no sabe ejecutarlas y él nada más que quiere mandar.

Pero si no sabe hacer lo que quiere que hagamos,

obviamente no vamos a poder hacerlo.

A partir de prendas de segunda mano se pueden hacer

auténticas maravillas, como estas dos.

¿Quién las habrá hecho? Es la sorpresa de la prueba,

porque las hemos buscado, que sabemos que están solicitadísimas,

y son de la colección de María.

Este vestido es un pantalón y una cazadora de chándal.

Por lo tanto, cuando se descose,

no es como metros de tela que cortas

y si te equivocas cortas, hay unas costuras

que ya están cortadas, hay muy poca tela donde coger.

¿Es un único chándal?

Esto es un chándal. Esto es una cazadora

y un pantalón, donde el pantalón estaba combinando verde y lila.

Y esto era un canesú que llevaba la chaqueta, la cazadora.

Ha sido un ejercicio bastante complicado, mucho más

que empezar de cero, pero muy gratificante,

porque nos hemos divertido mucho. Ha sido espectacular

y a la vista está. Este vestido es increíble.

Y el patchwork de aquí es la pera.

¿Qué eran? Esto, cogí

una remesa de camisetas de deporte de segunda mano

de diferentes equipos porque quería dar mensaje de comunidad,

de hermandad, y ha sido complicado y muy bonito.

Era como trabajar un patchwork... Es precioso.

Pero es verdad que cortar estas camisetas y coser

esos pequeños piquitos, casar todo eso,

que quede... Es complicadísimo.

Eso es un ejercicio superdifícil.

Entre tanta mezcla, mi Atleti no lo veo.

Ni yo a mi Córdoba.

(XIAONA) Espérate.

Top. Y necesitamos...

-Yo creo, Borja... -Dime.

¿Me dejas darte una idea buenísima?

Mezclar esto con esto. Me encanta.

Yo lo veo... -Me encanta. Lo veo más.

Así que voy descosiendo.

Lo hacemos en negro.

Yo me encargo de la falda. Yo no voy a perder más tiempo.

Yo me encargo de la falda. Descose la otra manga.

Que vamos a hacer una falda, vamos,

como no se ha visto en "Maestros de la costura".

Fíjate lo que te digo.

Me gustaría hacer la cinturilla. -Pues venga, házmelo.

Y márcame qué es lo que quieres hacer.

Me lo tienes que hacer.

Buenas... Ay, qué susto, hola.

Hola.

David, quiero saber qué estáis planteando. Cuéntame.

Vamos a hacer una falda con una cintura ancha y la vamos a poner...

David, quítate las gafas, por favor, que estás increíble,

pero bueno... Te quedaban fenomenal, la verdad.

¿Qué vas a hacer?

Una falda, una falda oversize.

Una falda oversize. Sí.

Grande, de hombre, y luego,

una chaqueta con unas solapas muy grandes.

Perfecto. Entonces plantéame la falda.

¿Cómo va a ser? -Sí, que yo no la entiendo.

Yo lo que quiero hacer es una cintura.

Me estoy inspirando en las Vetements y todo este rollo.

Son muchas capas sobre capas.

Yo no sé hacer lo que él quiere hacer.

Yo no sé. -No es súper mega difícil.

Es ir cosiendo y cosiendo y cosiendo.

Es un concepto que de patronaje y de costura es

de los más difíciles. Gracias, María.

De hecho, lo está haciendo la casa Balenciaga.

Sí. ¿Vale? Eso, la falda.

La americana.

La idea de él es hacer una solapa grande y yo...

Hacerla así. -¿Puedo decir mi opinión?

Forrar esto y hacer el cuello con la parte de atrás,

el cuello grande que él me está pidiendo.

Entonces yo había pensado rectificar las mangas,

cambiarlas a negras, que quedan bonitas.

Tengo que decir que "a priori" me gusta la idea.

Hay que aclararlo un poquito más. Pero veo

cierta duda e inseguridad en algún miembro de tu equipo.

No, no. Yo tiro "palante", pero que me diga cómo lo quiere.

Si él no sabe cómo hacerlo, yo no puedo.

Debes explicar a Brava esta prenda porque no la entiende.

Necesita que su jefe de taller la guíe perfectamente.

"OK", muchas gracias, María.

Explícame... -Un momento, vale.

Muy bien. Me gusta mucho la idea del cuello muy largo.

Perfecto.

Está bonito, pero ¿esto lo podemos integrar de alguna forma?

Que tenga contraste. -Yo lo veo, Xiaona.

No os centréis mucho en la manga, que va a quedar rompedor, ¿sabes?

Borja, equipo naranja. -Hola, María.

¿Cómo vamos? Pues trabajando como locas.

Nuestra idea principal es, a partir de dos pantalones, generar

del corte de un pantalón media falda en pico

y, luego, a partir del pantalón negro que estamos utilizando aquí,

generar otro topecito.

Una cosa, Borja.

Lo de generar a través de un pantalón una falda es ejercicio

de primero de carrera. Toda la gente ha descosido un vaquero,

ha montado el tiro y se ha creado una falda.

No nos va a valer cualquier cosa.

Es muy sencillo.

¿Estás de acuerdo conmigo, Xiaona? Sí.

Tenemos que tener más creatividad,

que sea más volumen, que juega la creatividad.

Que se note que habéis llegado a la semana 5 porque lo valéis.

Tenéis a Xiaona, que es un valor muy fuerte

a nivel creativo. Y a Laura, que es resolutiva.

Pero a nivel creativo, Xiaona os puede funcionar.

Nos da 20 vueltas. Valorad su criterio, por favor.

Gracias, María. Suerte.

Un pantalón, cintura alta, con este cinto.

Mira, esto, tal cual, un pantalón.

Superchulo.

Mira, tenemos cintura ya. -Pero yo creo que aquí dejan...

Que no sea tan pegado.

Que caiga un poco. Bueno, pero eso es de lo que se trata.

Vale, Xiaona, "OK, OK".

Se puede hacer un tipo de... -A ver.

Escúchame mi idea. Cintura, de larga así.

De un pantalón. -Me parece perfecto.

Pero lo único que te pido es piezas de esto para la parte de arriba.

Mira, cinturilla, la camisa. -Sí.

Aquí. Pues yo pongo un triángulo.

Esto es una falda, ¿vale?

Aquí hay una costura.

Si le quieres meter vuelo, cortas por aquí,

le haces un añadido... -Pues yo quiero un añadido

hasta aquí y otro añadido hasta aquí.

-Vale. -Otro triángulo así.

Mira, y un triángulo así. -Esto es un patchwork.

Tú tienes que coger el triángulo que quieres,

lo montas con las telas que tú quieras y lo montas ahí.

Venga. -Ea.

Tú te pones con las cinturita. -Vale.

-Esperemos que esto me quede a la misma distancia.

Borja, jefe de taller.

Borja, ven aquí. -Hay que hacer un pantalón.

Déjame que hable con Borja, por favor,

que es el jefe de taller.

No llega, pero... -Le metemos un cuchillo negro.

Pero yo creo que no nos separamos...

Pero ¿ustedes saben que un pantalón tiene cuatro piezas que unir?

Además tiene una forma muy bonita.

Yo aquí le metería un triángulo de otro color.

Del amarillo. -¿Qué dices, Fran?

Un pantalón tiene cuatro piezas

y después lleva una cinturita. Corta esto como cintura.

Haces la piezas y se le remata.

No os compliquéis. -Sí, sí. Venga, Fran, vamos.

Vamos a hacer caso a Fran, chicas.

Le vamos a hacer aquí un "look" tope chulo.

Va a estar el hombre que vamos, que vamos, que vamos.

Vamos a ver el cuello que nos queda.

¿Cómo va la falda, chicos?

Voy a hacer la cinturita de la falda.

Voy a intentar usar las mangas de una camisa

para darle un diseño un poquito más

Serena Winter.

-Hay que unir las dos telas.

Esto es hacer Magia Borrás.

Un color que una el gris y el negro.

El rojo. -Eres la encargada de los colores.

Que le quede bien al negro. -El rojo.

¿Y a lo mejor poner aquí a modo de cremallera

alguna movida de estas? No sé,

pregunto. -Hay que pensar en resolver ya.

Sí.

Esto es lo imposible.

¿Qué dices, Fran? -Vamos, arriba, venga.

¿Los puños por delante o por detrás?

Por delante.

Es que los podríamos dejar por detrás en plan lazada

y dejar esto delante, porque así lo tengo más cómodo

a la hora de coser. -Vale.

-Joshua. -Dime.

Cuando termines,

¿me puedes ir pespunteando el cuello tal como lo llevo?

-Muy bonito.

David nada más que me dice que quiere triángulos

y no veo los triángulos. Sé cómo es un triángulo.

Pero ¿cómo quieres poner los triángulos,

dónde quieres ponerlos y cómo quieres coserlos?

Si tú pones uno aquí, otro aquí y son todos del mismo tamaño...,

se crea uno grande.

Vale, pero te recuerdo que así no se hace la nesga, cariño.

Pero yo a lo mejor no quiero una nesga. Yo quiero esto.

Eso se va poniendo ahora en la falda y ya está.

Pero superpuesto.

Superpuesto, no, se descose eso y se va poniendo.

Sigo sin entenderte.

Hola, chicos. Hola, Palomo.

Vengo a empaparme un poquito.

Quiero saber cómo lo lleva el equipo.

Si la Brava entendió ya el concepto.

Yo entiendo lo que él me dice,

pero no veo cómo él me lo está explicando.

Y ahora que ya ha pasado un ratito, sigues sin entenderlo.

Enséñale la idea. Explícasela tú. -Esto va así

y ahora le voy a quitar por aquí y pongo triángulos.

Tú ahora en las costuras...

Sí, las abro. Vas a abrir.

Y a meter triángulos.

Muy bien. Desde aquí arriba.

Eso es lo que yo quería decir.

Va otro aquí del revés, a lo mejor.

Luego, otro así. Uh...

Es una locura. -¿Es una locura?

Sí, mi vida, claro, porque va a ser muy difícil de coser.

Como te pongas a cuadrar círculos aquí, va a ser muy complicado.

¿Eh, David? Entiendo tu idea. La idea es genial, pero no nos da.

Pero, bueno, dadle una vuelta.

Yo, ahí lo dejo. Yo, para mí...

cortaba triángulos más largos. ¿A ver la chaqueta cómo va?

La chaqueta, superbién. Vamos a verla.

Ay, no, que se me van a poner aquí.

Id probando cosas en el maniquí

para que os enteréis vosotros también.

Es así.

Y entonces luego le hemos hecho el cuello...

exagerado. No tiene mala pinta.

Hemos usado de base esta,

pero hemos cortado todo para ir poniendo diferentes piezas encima.

Esta es la chaqueta negra. La otra manga va negra.

Sí. A ver, no vais mal,

hay aquí ideas buenas.

Me hace gracia luego cómo vais a combinar la falda con todo este

pata de gallo y todo esto. A ver cómo queda luego.

Caña, que el tiempo vuela, chicos.

Dame la manga para seguir con la manga.

Hacemos el triángulo grande.

Tú mides lo que quieres de largo, que lo has de mirar en la falda.

Mira cuánto quieres de ancho, ponle que 20 centímetros.

No, 20 es pequeño, ponle un metro.

Me estoy empezando a pasar de moderna y Brava

me está diciendo cosas que no entiendo.

Pero voy a sentar la cabeza.

Voy a escucharla a ver qué me está diciendo

y vamos a hacer una fusión de ideas.

Pues 50. -Perfecto. Y después,

ya cuando lo tengamos todo montado, si sobra tiempo,

le superponemos los triángulos encima.

Los ponemos aquí. Ya lo vamos viendo.

Pero primero hacemos los grandes. -Vale, ¿cuántos?

Pues ¿cuántos quieres? -Cuatro.

Pues cuatro. -¿Cuántos serían?

Sería uno delante y otro en el medio.

Cuatro. -Pues cuatro. Vale.

¡Venga! -¡Oh, tía, los alfileres!

Tiene rollo, ¿eh? -¿Sí?

No sé. Sí, la cremallera la había puesto yo antes.

Estaba ahí mirando. Y con el broche queda genial.

¡Hola, chicos! ¿Qué tal? Hola, Palomo.

¿Cómo vamos por aquí? -Sufriendo.

Me ha contado María que os ha pedido que cambiéis el diseño,

que teníais una cosa sencilla.

Hemos cambiado totalmente la idea. Nos hemos ido al tejido

de esa gabardina y vamos a sacar un pantalón para la nieve.

Os metéis en camisas de once varas.

Un pantalón es más difícil.

Yo decía una falda tubo. Mira los volúmenes.

Una falda tubo, una rayita que pueda caminar esa mujer.

Palomo, ¿te parece una falda?

No, ya no se puede hacer una falda.

Pero bueno, no nos liemos.

Aclaraos, porque si no esto es...

Tal, ¿vale?

Venga, jefe. -"OK", gracias, Palomo.

A ver... -Súbeme el sueldo.

Vale, no me dejéis coser nunca.

No coso nunca en ninguna prueba, macho.

Yo es que alucino. Tengo un montón de ideas,

miro lo de la cremallera y no puedo coser nunca.

Hala, a la máquina. -No.

¿Qué hago, me siento?

Yo me voy a sentar. -Ayuda a Fran

a hacer el pantalón, Laura.

-Estaba yo como pollo sin cabeza, a ver a quién ayudo,

a ver a quién ayudo. Estoy harta

de que no se me vea haciendo prácticamente nada

cuando, joder, he dado un montón de ideas y lo único

que me dice es cambia los hilos de la remalladora.

El trabajo sucio, que lo hagan otros.

Cuando se vea superespectacular, lo he hecho yo. No, perdona.

Marc, Arantxa,

Helen, Margarita, no os tengo que recordar cuánto os jugáis

en este momento, el regreso a "Maestros de la costura".

Se cumplen los primeros 50 minutos de la prueba por equipos.

Por lo tanto, arranca el vuestro. En tres, dos, uno, a coser.

¡Vamos, chicos!

Yo voy a coger el por si acaso.

De todo un poco.

¡Vamos, fuerza!

¡A tope! -¡Ay, perdón!

-¿Sabéis lo que vais a hacer? -Yo me he metido con la falda.

Yo estoy con camisas, a ver qué puedo sacar.

Con lo que me gusta un mercadillo,

pero con tan poco tiempo...

(MARC, RÍE)

No sé por qué te ofendes. Puedes hablar conmigo.

No tengo ganas de hablar.

Ahora no es cuestión de discutir. -No tengo ganas.

Me dices si te puedo ayudar a algo

y te digo que cambies el hilo. -Venga, Laura, a tope.

Quítatelo de la cabeza. -Estoy quemada.

Todas las pruebas igual, no, tío.

Creatividad, creatividad.

Luego otros tienen más creatividad.

Estoy harta.

Tú has sido la bomba creativa de esta prueba.

Es que estoy un poquito harta, ¿sabes?

Pero tú estás enfadada conmigo y yo quiero saber la razón.

Unos tienen la fama y otros crían como se diga eso.

Las cosas se tienen que hablar. -Ya hablaré. Ahora no.

No estoy entendiendo nada de este enfado.

Xiaona, no la calientes tú tampoco a Laura, ponte con los pantalones.

Y ya está, cada una por su lado.

No sé qué está pasando.

Creo que se ha sentido plagiada.

Plagiada y no me dejáis hacer nada, que estoy harta.

Doy mogollón de ideas y luego otro se cuelga la medalla.

-¡No!

(HABLAN A LA VEZ)

Estoy harta.

¿Para qué quieres una buena idea si no tienes buena técnica?

Me ve probando con la cremallera, hace el cinturón

de cremallera, que me parece fenomenal...

No te había visto. -Sí, nunca.

Lo hablamos luego, os lo estoy pidiendo por favor.

Seguid a lo vuestro, ya vale de bronca.

-Muy bien, Borja. -Muy bien, Borja.

Vais a ver al Borja que nadie quiere ver,

hombre. -(RÍEN)

Yo no le voy a robar ninguna idea.

Todas las ideas son mías.

Es lo que estoy ejecutando.

Sí, ella piensa que le he robado alguna idea, pero decidme cuál

y lo veremos cuál.

Vaya, vaya.

El equipo naranja...

Pero qué ambiente hay aquí más maravilloso.

Borja, te estoy hablando. -Cuéntame, Caprile.

No, nada, que lo único que veo aquí es discusión tras discusión.

Laura, explícame qué es lo que está pasando en el equipo.

Pues que me siento que no hago nunca nada.

Hay gente que parece que nada más que quiere ser la más creativa.

¿Qué es esto de gente? Porque aquí sois tres.

Me dice: "Llena la remalladora". Lleno la remalladora...

Antes me preguntas si me puedes ayudar a algo.

Sí, pues ayúdame a... -¿A qué?

A cambiar el hilo de la remalladora para que ella remalle,

se vea que hace mucho, que no sabe ni cambiar los hilos.

Me deja la mierda y todo lo bueno, ella, para colgarse la medallita.

Me pregunta si me puede ayudar.

A cambiar los hilos.

(HABLAN A LA VEZ)

-Yo estoy perdida con este enfado.

Ya te estoy diciendo lo que me pasa, que estoy harta de ser

la chica de los cafés.

Cómo está la gente.

Xiaona, ¿por qué estás llorando? Porque me siento

que yo soy la mecha de una cosa. Está enfadada porque no hace nada,

pero no es mi culpa.

No has dejado hablar a nadie, has intentado todo el rato tus ideas.

Cuando alguien ha hecho una idea,

te la has apropiado.

¿Qué idea que es tuya me he apropiado yo?

Y dímelo sinceramente.

Llevamos una hora discutiendo, tampoco puede ser eso.

Acusas solo la mitad. Luego no aclaras las cosas.

Yo creo... Me deja el trabajo sucio.

¿Quién está haciendo el trabajo sucio?

Aclárame cosas. -Por favor, lo habláis luego.

Lo he dicho 50 veces, luego.

¡A ver, y me tenéis harto!

Me parece muy bien que tú tengas tu enfado con Xiaona,

pero con quien deberías enfadarte es con tu jefe de taller,

porque no está distribuyendo bien las tareas.

Yo aquí lo único que veo es caos.

Tu equipo, enfadado.

La prenda, por llamarla de alguna manera,

ni se la ve, ni se la intuye, ni se la espera.

Vamos, el que faltaba ahora a darle un poco de bronca.

Te exijo que tomes las riendas de este taller,

del equipo naranja, y te aseguro

que como vuelva a entrar y vea este follón,

del equipo naranja sale más zumo que en toda Valencia.

¿Me has entendido?

Sí, pero quiero hacer un par de aclaraciones.

Es que no me vale, no quiero aclaraciones,

no quiero palabras, quiero hechos,

quiero ver algo aquí, en este maniquí.

Y lleváis 85 minutos que lo único

que habéis hecho es discutir.

Tenemos a dos personas que quieren llevar la voz cantante

y a un jefe de taller que no sabe por dónde tirar.

Pues al final se montan los Cristos que se están montando.

Una semana que me he ido de "Maestros de la costura"

y no veas cómo se ha animado la cosa.

Madre mía. -Lo que nos hemos perdido.

No sabía que tenían esto montado. -Perdona,

que yo me fui y aquí nadie competía.

Y todo tan feliz.

Y ahora echan chispas.

"¡Mamma mia!".

Yo voy a traer aquí a mi amigo, a mi lado, a mi amiga.

-¿Qué tal, Bravuqui?

Te veo callada y cuando callas me das un poco de miedo.

¿Brava? -Brava no está.

# Brava se fue.

# Brava se escapa de mi vida. #

Me encanta el equipo que hemos formado.

Se trabaja maravilloso.

Estamos súper a gusto.

Increíble. Creo que la mejor prueba de equipo que he hecho.

Hala, tía, la he liado.

Podíamos haber usado esta. -Ah...

La descoso, quita, quita, quita.

Sí, descósela. -Corre, corre.

Te la afino de aquí y la montamos, que le va a dar rollo.

¿Qué le falta el pantalón? -Meterle el bajo.

-¿Te lo paso? -Si lo tienes...

A ver. -Mitad con mitad.

Habría que haberlo remallado.

Las terminaciones aquí brillan por su ausencia.

Es alta costura, chicos.

Y es que parece sacada de mi cabeza.

Y la falda, igual. -¿Dónde están los triángulos?

¿Los has planchado? -Sí, planchaditos.

Pónmelos.

Empiezas desde abajo así.

Tú por este lado. -Vale.

Y los vas montando hacia arriba.

David es muy especial

y yo me doy cuenta de que David

coser no cose, pero él para mandar es estupendo.

(Música de acción)

Bueno, ¿y qué vas a hacer de falda? ¿Alguna idea?

Voy a hacer así una faldita de tubo

con unos detalles en los laterales elástica.

¿Y tú? -Pues de momento

una falda con camisas. -¡Ah, qué guay!

Me mola, me mola.

Pero también de la idea a cómo quede finalmente ya...

Uno no se fía. -Seguro que bien.

(XIAONA) ¿Cómo...? ¿Qué es eso? -Es la cintura.

No da más de sí. -Venga, casi lo tienes.

(BORJA) Llevamos una pieza gigantesca.

(FRAN) Te lo he dicho.

Y hay por aquí una, esta.

Será para eso, ¿no?

-Hay que darse vida, porque es que no nos da tiempo.

Pero las patas se ven muy raras.

¿Cómo le damos forma a este tío?

Esto hay que meterlo más.

Un triángulo, si lo que le falta es el triángulo del culo.

Estoy sacando el triángulo del culo.

Sí, jefa.

Termina. -Laura, ¿en qué te ayudo?

¿Qué tal, exaprendices, cómo lleváis la prueba?

-Bueno, aquí estamos.

Modulando por primera vez.

-Ahí vamos.

Arantxa, ¿qué tal vas?

Nada, probando. Nunca he hecho esta prueba, pero me parece original.

Cuéntame qué vas a hacer. Un conjunto tejano,

que me gusta mucho, con la cremallera vista

en fucsia para contrastar

con el tejano. Y luego le quiero hacer como con tela

unas flores aquí y en la falda. ¿No crees que es

un poquito demasiado fácil para una prueba de repesca, Arantxa?

He intentado apostar a lo que creo que sé.

Para no cagarla mucho.

Has ido a lo seguro.

Bueno, me parece bien, Arantxa.

Helen, ¿y tú qué tal vas?

He trasformado un vestidito de pata de gallo, que me gusta mucho.

Voy a hacer una falda de tubo recta, la he estrechado,

y le voy a poner unos lazos que voy a hacer con esto.

Y luego quiero hacer algo a juego en negro con los lazos

en la espalda. ¿Te ves segura,

vas bien, estás disfrutando? Sí.

Pues suerte. Muchas gracias.

Marc, ¿qué tal vas? Estoy haciendo una falda

de camisas y me daba para hacer tres vueltas.

Así que he decidido dejarla en dos

y ahora a ver cómo acabo de modelar.

Y luego ya pasaré a la chaqueta.

He quitado una de las camisas porque me daba demasiado peso,

demasiado volumen, y no me encajaba con la idea que tenía.

Bueno, el tema es que lo voy a cerrar por aquí.

Eso aún no tengo decidido qué voy a hacer.

O sea, estás un poco improvisando.

Un poco. Modelando e improvisando.

Cosa que no he hecho en todo el concurso.

Tiene sus cosas buenas y sus malas.

¿Y el chaleco? El chaleco.

Partiré de una chaqueta, voy a hacer un cruce asimétrico

y ponerle un cuello.

El chaleco en el fondo es una transformación.

Será una transformación.

Le daré un toque tejano.

Pero bueno, ya te digo, voy sobre la marcha. No me entretengo más.

Si te parece bien...

No, no, no. A mí me parece fenomenal.

Si a ti te parece bien y lo tienes claro... No te columpies

con los tiempos, Marc, que es tu punto débil.

Lo sé. Margarita,

¿y tú con qué estás? Explícame. Pues nada.

He cogido una minifalda que me ha encantado. Me daba pena deshacerla.

¿Qué era la minifalda? La de los volantes.

Entonces la quería convertir en una falda larga.

He cogido un vestido camisero que tenía manga y todo.

Lo he cortado y se lo he incorporado.

Y esto es un jersey de manga larga.

Lo he cortado para simular fleco y darle movimiento.

También le he metido en la cintura un lazo

para que vaya todo al conjunto.

Ahora he encontrado un jersey de cuello alto de manga larga

y lo he recortado para que se quede

un cuello escote barco. Lo he cortado también por aquí detrás.

¿Vale? Para que pueda bajar y hacer.

Y ahora estoy aquí sobre el maniquí, modelando.

El tema es incorporarle para que sea un conjunto.

Bueno, en general me voy muy contento

de este pequeño taller.

Sobre todo veo mucha ilusión..., Qué alegría.

...ganas, actitud

y que queremos ver costura.

Sí, ahí voy yo.

Venga, suerte. Gracias, Caprile.

(Música de acción)

Aprendices y exaprendices, quedan 25 minutos

y cierro todos los talleres.

No sé si me va a dar tiempo a la chaqueta.

-"Veinticcinque" minutos, eso no es nada.

Tengo que remachar la manga porque está peluda.

Perfecto. Buenos acabados.

Brava y yo nos ponemos esa. -Venga, la quito.

-Le voy a marcar un poco el cuello.

Lo marcamos cuando acabe las mangas, cuando acabe las mangas.

-Sí, mejor al acabar las mangas. -Solo quedan estos dos.

Pues remállamelos

y a lo mejor nos podemos poner un poco más artísticos.

Eh..., vamos a rematar.

Han dicho que quieren las prendas en alta costura.

Vamos a rematarlas bien.

Rematarlas bien. -Sí, tiene razón.

¿Qué habéis visto en la zona de exaprendices?

Pues a Margarita la he visto yo muy animada,

que va muy bien, más rápida que sus compañeros.

Vamos a ver, porque a mí la que me está sorprendiendo

es Helen. Lo monos que le están quedando esos lacitos.

María... ¿Esa faldita llena de lazos?

Sí, claro, llena. Pero de momento solo hay dos.

Y Marc está haciendo una cosa muy buena.

Mar, a ver.

Puede ser interesante.

Como siempre, con sus referentes japoneses.

Ha empezado muy bien, pero coser, descoser...

Vamos a ver, porque nunca confiamos en él,

y a última hora nos sorprende con sus prendas.

¿Y de Arantxa? Va a lo seguro.

Y ella me ha dicho que quiere a toda costa regresar al taller.

Me lo creo. Y va a lo seguro.

Arantxa veo que está haciendo falda y chaleco.

Era la prueba. ¿Y el chaleco de Margarita dónde está?

Lo va a improvisar. A mí me gusta mucho,

porque sobre todo han venido con un montón de ganas,

todos tomándose la prueba súper en serio...

Yo creo que poner rojo es muy vistoso.

(BORJA) ¿Qué quieres, incorporar el rojo?

Yo lo veo hortero, no lo veo vistoso.

Mira, córtame el otro lado de la cremallera, Xiaona.

Este no, este lo corto yo.

Espera, que te lo sujeto.

Espera, con cuidado.

Es que no lo veo esto.

¿Qué pasa con esto? -No lo veo.

Porque el tiro es corto, no hay tela y es corto.

Pero os habéis empeñado en un pantalón.

Pues ahí está el pantalón.

Estoy diciendo que no le cierren el culo.

Y ustedes, por sus santos pantalones, que esto.

Ahí lo tenéis. Es que hay que tener un poquito de ojo.

Miradlo, le habéis puesto el cuello en la cintura y le falta del culo.

Bueno, pues soluciones, vamos a quitarlo.

Te hemos pedido criterio y no esto.

Hombre, Fran y yo hemos dicho que no.

He dicho que un pantalón no entraba.

Venga.

Falda, vamos.

Descose, toma. -Une por el centro y ya está.

(FRAN) Es que por mucho que yo quiera a la Virgen de Lourdes,

no va a venir a tejerme tela porque no hay tela.

O sea, estoy diciendo:

"¿Cogemos otra chaquetilla y hacemos como un patchwork?".

Pero como hablando al aire.

Qué mona, tía, muy tú.

¿Sí, verdad? -Sí.

-¿Ya has terminado la falda? -He terminado la falda.

-No, muy bien. Mira una cosa. Yo estoy haciendo un tributo

a la Virgen de Guadalupe y a Extremadura.

He cogido los colores de la bandera de Extremadura.

A mi marido le va a encantar.

Si me voy, por lo menos me voy con la alegría de haber hecho algo

en honor a mi marido.

A los bolsillos le podemos hacer lo mismo que en los puños.

-Tengo que mirarlo. -Míratelo.

Sí podemos. -Sí, Selena.

¿El qué? -Mira, te voy a hacer esto.

Si te parece bien. (DAVID) Pues muy bien, Begoñi.

La falda hay que plancharla mucho.

No, la planchas tú. -La plancho yo, eso.

Voy a planchar la falda. -Eso es.

Yo no me he separado de la máquina. -Muy bien.

El trabajo de, vamos, de dioses.

Es que, madre mía, qué equipazo tengo, por favor.

Me veo en la final ahora. -(RÍEN)

Pasa de estar llorando a verse en la final.

-Yo es que ya no te voy ni a escuchar.

De verdad. -No os hagáis ilusiones.

Sí, porque no hemos visto qué hace el otro equipo.

(BORJA) Hay que decir que el rojo le ha dado rollo.

Te lo estoy diciendo desde primera hora.

-¿Desde primera hora?

Métele rojo, métele rojo.

A ver el chochillo de la muñeca.

Pero, por favor, Fran, que estamos colocando mangas.

Hijo mío, aguanta ahí.

No estás aguantando.

Borja, no da tiempo. Vamos a coserlo, porfa.

Bájalo más, tío, que no puedo trabajar desde aquí.

Con un pespunte lo taparía todo.

Es que yo no me entero muy bien de lo que es un chaleco.

En mi tierra, un chaleco es de lana.

En Andalucía, los chalecos no son abiertos. El chaleco, no.

Pero bueno, yo le voy a poner unos broches bien bonitos

para que quede vistoso.

-¿Tiene solapa la chaqueta? -Sí.

-Le podemos meter un pañuelo de la tela de las flores en la solapa.

O en el cuello. -Le atamos el lacito al cuello.

Venga, acaba la falda. -Eso digo yo.

Venga, que el nuestro mola un huevo, tío,

que el de ellos es de viejo.

Sí, somos supermodernos.

(LAURA) Toma, Fran. ¿Te enhebro la aguja, Oxi?

Sí, sí, con color gris.

Y vamos cosiendo las dos a mano.

Están superartísticos. La verdad, me encanta.

No.

Exaprendices y aprendices, quedan cinco minutos

para que termine la prueba. ¡No, por favor, no!

-Se le puede pasar un pespunte rápido.

Es lo que voy a hacer. -¿Enhebro la remalladora?

-Está puesta, ¿no? -No.

Enhebra en blanco, en blanco.

(LAURA) ¡Venga, equipo!

Vamos. -Joder...

Yo me he cortado. -Y a mí no me entra.

Intenta abrirlo, Arantxa.

-No llego. No me entra la falda.

No sé qué voy a hacer y tengo que ponerlo.

Tira, hombre. -Borja, ¿qué tal vas?

Cosiendo la segunda. -Venga, corre, corre.

Date vida, que está superguay el diseño, tío.

¿Por dónde? ¿Por aquí "palante"? -Sí.

Venga. -En plan antiguo, como Prince.

Es hombre, pero Prince, inspiración Prince.

Hala, venga, ponte artística.

Venga, venga, no nos da tiempo.

-A tope de "power". -Quitad los alfileres.

Me duele el dedo.

Arantxa, ¿lo has metido? -Sí, pero no está justo.

Exaprendices, aprendices, último minuto.

Esto es una mierda. No me da tiempo a hacer lo de arriba.

Venga, necesito ayuda para la falda.

Fran, si no... Fran, Fran... -¡Borja, suelta!

Es que va a cantar.

Y el tiempo termina en diez.

Vaya marranada.

Nueve. -Levantadme aquí.

Ocho, siete.

Ya, corta, corta. -¡No, no, no, tío!

Cuatro.

Tres, dos,

uno, tiempo. Vale, ya está.

¡Ah!

(BORJA) Se nos caía, Raquel, se nos caía.

¡Equipazo!

Muy buen trabajo, chicos. -Que Dios nos ayude.

Bueno.

-Bueno, como jefe de taller me he visto desbocado,

porque he notado que sobraban ideas

de todos los lados y la verdad es que me ha costado mucho saber

a quién hacer caso, qué hacer, cómo resolver.

Y la verdad es que me estaba ahogando yo mismo con tanta idea.

Aprendices...,

igual que no tengo problemas para deciros lo malo,

tampoco tengo problemas para deciros lo bueno.

Esta ha sido la mejor repesca

de las tres temporadas.

¡Ay, muchas gracias!

Pues empezaremos con vosotros, equipo naranja.

Vale.

Tengo que deciros que el resultado de vuestra prenda tiene un toque

muy asiático, muy samurái.

La verdad es que si tú ves esta prenda en un escaparate,

te paras a mirarlo, capta tu atención, y eso está muy bien.

Ahora, si analizamos el nivel de costura...,

la cosa cambia porque, a ver,

es que es una capucha de otra prenda que hemos recortado

y nos hemos limitado a coserla.

Con las mangas habéis hecho el mismo truco.

Esto es para...

Para los millennials.

¿Para las millennials? Para enseñar el ombligo.

Hablando de utilidad,

¿esta otra cremallera,

esta y esta qué utilidad tienen?

Es para dar un toque industrial, urbano.

Es que mirad. -Quedaba como bolsa aquí.

En la zona de arriba quedaba muy raro.

Ah, porque... Ah...

Quedaba muy raro. Estaban tapado esto,

el pellizco que le habéis dado al afinar la costura.

¿Y el gurruño trasero?

Ha tenido que añadir Fran un trozo de la chaqueta,

porque si no es que no daba, no daba la chaqueta.

¿Eran 400 kilos de ropa

y no os llega la tela?

Estamos en la semana 5

y ha pasado lo que no quería que pasase.

Hemos cosido dos mangas,

una capucha, una cremallera invisible

para tapar un fallo y un gurruño trasero,

lo que viene siendo un Frankenstein.

Es que ha sido el día que más creativos teníamos

y ha desembocado en una lluvia de creatividad que vamos.

¿Sabéis lo que me da rabia?

Que esa lucha de egos que habéis tenido en vuestro taller

ha afectado a la prenda.

Estabais más preocupadas por pelear que por vuestras prendas.

Y eso se ha visto reflejado en el resultado final.

Ahora pienso que no me tenía que haber puesto así.

Ha sido un poco producto de los nervios,

de que me siento que muchas veces no me dan trabajo.

Quiero hacer tanto.

Tengo tantas ideas que me veo como que estoy sentada comiendo pipas.

Eso me ha pasado.

Bueno, vamos con vosotros, equipo verde.

La verdad es que estoy absolutamente impresionado

con el resultado.

A golpe de vista, esto podría ser un Gucci, un Balenciaga,

algo muy moderno y un diseño de lujo, pero, si te acercas,

encima te pones a analizar, a mirarlo,

aún es más impresionante.

Y en la solapa habéis metido la pata de gallo,

que no es nada fácil. Habéis hecho un cuello sastre muy bien hecho.

La manga también la habéis cogido de otro abrigo.

Habéis metido el detalle del puño, los bolsillos igual, las tapetas,

también os habéis preocupado de meter aquí otra tela

muy bien rematada.

No se ven costuras sueltas, no hay alfileres.

La chaqueta es un pedazo de pieza.

Y la falda, pues lo mismo, ¿no?

Está muy bien, muy bien sacado provecho

con todos esos godes de camisas y de cosas que le habéis metido.

Y esta cinturita con estas solapas...

No, son las mangas de una camisa

haciendo como si se cerraran atrás.

Es un detalle ideal.

Quedan preciosas. -Preciosas.

Ojo, que este pañuelito tampoco lo hemos mencionado.

Para que tenga un hilo conductor. Oye, no sobra.

Sorprendentemente no sobra.

Es realmente... Es muy sorprendente, es verdad.

Normalmente siempre me colocáis las chorradita de última hora.

El churro que sobra lo pongo a ver si hace algo.

Al principio no me dejaban, pero la verdad es que sí.

Le da ese rollo Gucci romántico gracioso.

Lo dicho, equipo verde.

Felicidades de verdad por vuestro trabajo.

Estoy orgulloso de vosotros.

De verdad que sí. Muchas gracias.

Sentir que los jueces te apoyan y valoran tu trabajo

es supergratificante y eso es lo que yo

me voy a llevar de este programa.

Creo que lo tenemos todos bastante claro,

pero, por si acaso, que quede constancia

que el equipo ganador de esta prueba es...

el equipo verde.

¡Bien!

O sea, Selene Winter en barandilla.

Voy a llevar un lujazo que no me va a permitir coser.

No voy a bajar.

Además de felicitaros,

quiero destacar tu trabajo, Begoña,

porque David ha delegado en ti la chaqueta entera

y la has sacado adelante a la perfección.

Sí. -Muchas gracias.

Es verdad que Joshua ha estado toda la prueba ayudándote,

pero la que has tirado del carro realmente has sido tú.

Así que sin duda eres la mejor aprendiz de esta prueba.

Así que vas a tener una pequeña ventaja que descubrirás

en el momento oportuno. Gracias.

Gracias.

Me siento volar, es que vuelo.

Sin alas, pero vuelo.

Y ahora vamos con los exaprendices.

Que aquí nos estamos jugando

un regreso a "Maestros de la costura".

Vamos a empezar por el trabajo de Helen.

Y vamos a analizar tu prueba. A ver, Helen...,

si te soy sincero, costura a costura, Helen...,

la falda... Es que no me ha dado tiempo.

...ha sido coger un vestido largo,

lo has cortado por la cintura y le has puesto la goma.

Bueno, y le he hecho los lacitos.

Helen, yo soy una fan de los lazos y una ñoña y todo lo que lleve

un lazo me encanta, pero si me vas a ofrecer eso en una prueba

de repesca, quiero falda llena de lazos,

quiero una mosquinada en toda regla.

Y el chaleco, que creo que lo has resuelto prácticamente al final,

si no me equivoco,

es una chaqueta a la que has cortado las mangas.

Sí, porque no me ha dado tiempo a hacer lo de arriba.

Porque la sisa no está rematada para nada.

Y aquí... Sí, no me ha dado tiempo a coser.

Has cogido una chaqueta negra

del montón y has cortado y ya está.

Me ha faltado tiempo por todos los lados para hacer el chaleco.

Y, bueno, he podido ponerle un lazo, pero nada más.

Arancha, es tu turno.

Tú has apostado por ir a lo seguro, que en una repesca,

la verdad es que tengo que decir que es una cosa que está bien,

pero cuando uno apuesta por una idea sencilla,

el resultado tiene que ser perfecto, impecable.

Y siento decirte, Arantxa, que impecable no está.

Además de que aquí

una transformación, transformación, tampoco la hay.

En el chaleco has hecho lo mismo que Helen,

que ha sido quitar las mangas de una chaqueta.

En este caso, tú has añadido la cremallera.

Está bien, pero la falda es lo que peor está ejecutado.

La cintura está floja y además, encima de que le sobra todo esto,

es que te ha costado la misma vida meterlo en el maniquí

porque no daba de cadera.

Las proporciones... Le había puesto goma,

que no era buena idea, para que se ajustara a la cadera.

A la hora de meter he apretado y se ha quedado grande.

Yo te quiero decir que tu actitud me gusta,

me ilusiona. Sabemos que con tiempo

seguro que vas a coser de maravilla.

Como el bolso, lo volveré a hacer.

Ya te digo yo, con lo cabezona que soy...

Tengo mucha ilusión y creo que soy de las aspirantes que más tengo

por aprender y demostrar.

A ver, Marc.

La verdad es que este "look" tiene rollo, nos gusta,

tiene esas referencias asiáticas que nos encantan,

y la verdad es que está bastante bien resuelto.

Esta prenda podría estar en cualquier tienda modernísima

de Barcelona, de Japón, Londres,

París, Madrid, donde quieras,

pero sí que hoy a lo mejor hubiésemos querido

ver rematadas las sisas. Hoy sí que está hecho adrede,

¿eh, Caprile?

Sí, no, si adrede hoy está hecho de todo.

Todo lo que está mal está adrede.

Tengo que decirte que casi lo que más me gusta es el detalle

de que hayas firmado la prenda.

Estoy muy contento con el resultado

del modelo que he presentado. Me define a mí.

Hay una parte de costura importante y de diseño y creo que, vamos,

este es ganador.

Pues solo faltas tú, Margarita.

¿Te has inspirado en algo para hacer este conjunto?

Bueno, sí, mi idea era un poco hacer homenaje a mi marido.

Como es extremeño, hacer una mezcla de Extremadura y Andalucía.

Muy bien, Margarita, yo soy extremeña.

Esto me ha hecho muchísima ilusión.

Tanta ensalada de provincias se me hace un poco empalagosa.

Estéticamente, pues sinceramente...

A mí me flipa, ¿eh?

Bueno, pues no nos parece de lo más bonito.

Sinceramente.

Pero para los gustos, los colores.

De verdad te lo digo, Caprile, me parece tan raro

que me parece una cosa conceptual. Te lo juro.

Que simplemente lo que quiero resaltar que aquí hay

muchísimo trabajo de costura.

Para hacer la falda

lo que has hecho ha sido unir la falda de volantes con, digamos,

la falda de un camisero, y esta especie de flecos con los colores

ya no me acuerdo... De Extremadura.

Esta especie de fleco... Eso es un jersey normal.

Que has hecho tú el fleco cortando.

He cortado dos trozos grandes para hacer el cinturón.

En el chaleco, también hay muchísimo, muchísimo trabajo.

Has hecho el cuello con el tejido de la falda para darle

una unidad. Has incluido todos los madroños,

has transformado el escote haciendo un escote en barco.

Pedíamos un trabajo de costura, de que supieran ensamblar bien

piezas que encontraban cada uno un poco a la virulé,

y creo que en ese sentido Margarita lo ha trabajado,

se ha molestado. Se ha distribuido bien los tiempos.

En fin, que hay trabajo.

Si vuelvo a entrar, empieza la competición

y van a encontrar y van a conocer a la verdadera Margarita competitiva.

Por lo que acabamos de escuchar, entiendo que no ha sido

una decisión fácil. No, para nada.

Hay dos de los exaprendices que realmente

merecían este mandil blanco,

Marc y Margarita.

Pero las normas son las normas.

Solo uno de vosotros puede volver a la competición.

Y teniendo en cuenta que uno de los dos ha presentado un conjunto

con mucho, mucho trabajo de costura,

el aprendiz que merece volver a "Maestros de la costura"

es...

Margarita.

(Aplausos)

Bueno, venga, ya está bien, ¿eh?

-¡Enhorabuena!

¡Pobrecita! -Pero ¿por qué llora?

Te voy a quitar lo que te sobra. Quítamelo.

Pónmelo, Caprile.

Esto es mejor que cuando gano un campeonato del mundo.

¿Qué os creéis? Vamos. ¡Uf!

Lo he sufrido, desde luego.

A ver, ponte aquí, que te veamos con tu mantón.

Esto tampoco lo quiero. Fuera el lazo negro.

Estoy muy contenta, muy feliz,

vuelvo a estar dentro y a por todas.

Margarita, a tu meta en "Maestros de la costura".

Enhorabuena, Marga.

Te lo mereces. -Gracias.

¡Equipo, ole!

Prepárate, Joshua, que vengo a la guerra.

Equipo verde, Margarita, estamos

tan contentos de cómo habéis trabajado

en esta prueba inhumana, que he decidido que yo

personalmente os ofrezco una visita guiada

a mi colección, mi propia colección

de ropa vintage.

¿Vintage, se dice vintage?

¿Tú sabes lo que es que Caprile me enseñe su colección "vintaje",

vintage, de lo que para él seguro que son

como sus propias joyas de la corona? Es que eso es mucho.

Nos ha encantado teneros aquí a todos

porque habéis dado lo mejor que tenéis.

Nadie se ha quedado por detrás.

Y nos vemos en la prueba de expulsión,

porque Fran, Laura, Xiaona y Borja se la juegan en unos minutos.

Los aprendices regresan al taller

después de una de las mejores pruebas por equipos de la historia

de "Maestros de la costura".

Y por si esto fuera poco, se fueron ocho y regresan nueve,

porque Margarita ha sido repescada,

y lo más importante, cuatro aprendices

se juegan su permanencia en el taller

con una prueba que literalmente

los va a traer de cabeza.

Que entren los aprendices.

¿Dónde vas? ¿Dónde vas? -¡David!

(DAVID) ¡Hala!

Que te pierdes. La barandilla, por aquí, señor David.

Es que no había subido. Señor David, la barandilla.

Como nunca he subido al altillo, es que no sé ni por dónde se va.

Siempre vengo y digo: "Mi mesita". Y ahora: "¡David!". Joder, macho.

La barandilla está aquí.

Y huele genial. Me alegro.

Margarita, ¿qué tal el regreso?

Muy contenta. La verdad que me encanta el olor de la barandilla

y de todo el taller. ¿De verdad es

tan importante para ti

como estar en el podio de un mundial?

Bueno, mucho más. Esto está mucho más alto

y lo disfruto muchísimo más, la verdad.

Laura, queremos saber cómo has encajado

el comportamiento que tuvisteis

Xiaona y tú durante la prueba.

Bueno, pues igual yo vi las cosas de una manera que a lo mejor

no eran así y lo que me molestó es que, sin saber hacer una prenda,

me estás dando indicaciones de cómo hacerla.

Si yo tengo claro el top, que ha sido mi idea,

yo me quiero poner con él,

y tú, si tienes claro el pantalón, no digas se puede hacer,

haz tú el pantalón.

Entonces tuvo mucho la culpa Borja por no imponerse como jefe

de taller.

Xiaona,

¿y tú qué nos puedes decir ahora que estás más relajada,

después de haberte visto en una situación que no esperábamos?

O sea, verte fuera de sí, porque tú también estabas fuera de sí.

A ver, de verdad estoy un poco

como un cocido madrileño

de mezcla de emoción y de todo.

Y el agua ha pasado, la dejamos pasar

y vamos a intentar hacer la prueba mejor de hoy. Ya.

No ha dicho nada. Fran,

¿cómo te las apañaste tú para que las diferencias

entre Laura y Xiaona no te afectasen?

Yo llevo 20 años en una banda de música.

Si tengo nervios, no sé qué, voy a tocar en un concierto,

yo asumo esa responsabilidad. Cuando trabajo en equipo, apechugo,

pero es verdad que yo podría haber sido más salsero y fomentado

la pelea, pero no, yo creo que había un jefe de taller

que tenía que haber sido... se acabó.

A ver, que yo quiero preguntar a Borja.

Cuéntame, Lorenzo.

Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia

como jefe de taller.

Yo soy una persona que se deja influenciar mucho

y ello unido a que con Xiaona me cuesta trabajar,

y a que no supe, pues como bien dijo María y Palomo,

canalizar la energía de la dos

para aprovecharlo en la costura, desembocó en que quedásemos

como quedásemos.

También tengo que decir que Xiaona

está calladita y nunca titubea y se pone a hacer lo que le digas,

y esta vez la noté que hablaba más de lo normal.

No sé si porque quería desequilibrarme o por lo que sea.

¿Y tú, Xiaona, para ti es muy difícil trabajar con Borja?

A ver, para mí Borja

es testimonio de un ser paradójico total.

-¿Y por qué?

Porque cambia mucho. Al rato está ahí.

Al rato está ahí y no tiene...

No encuentro la coherencia de algunas cosas,

pero tampoco voy a intentar entender.

¿Borja te aprecia o no te aprecia?

A ratos. -(TODOS, RÍEN)

A ver, yo creo que nos cuesta entendernos a veces. Bueno,

a la vista está. Con Xiaona tengo una relación muy extraña,

porque a veces está muy calladita,

pero por otro lado se pone furiosa cuando no tiene que estarlo.

Habla muy metafóricamente y no acaba diciendo nada.

Se vio en la prueba anterior

que no sé trabajar con esa mujer.

Bueno, Margarita,

David, Brava, Begoña y Joshua,

estáis en la barandilla, pero además habéis recibido

un premio que ya nos hubiera gustado a Palomo, a María o a mí.

Habéis tenido la oportunidad de visitar con él

su colección privada formada por piezas

de los más emblemáticos diseñadores del siglo XX.

Y ahora, si os parece, ya que en persona

no lo podemos disfrutar, vamos a morirnos de envidia

recordando.

Llevamos a los ganadores de la prueba por equipos

a conocer en exclusiva una selección

de la colección privada de Lorenzo Caprile,

en la que el diseñador hace un recorrido por la moda

del siglo XX a través de las prendas más significativas,

tanto de firmas españolas como de firmas internacionales,

y que próximamente formarán parte de la exposición

de Caprile en colaboración con "Maestros de la costura".

Buenos días, aprendices.

Bueno, esto es una pequeña muestra

de lo que se puede disfrutar en esta exposición.

Para empezar, los dos blancos

lógicamente son dos trajes de novia.

Este es un traje muy gracioso, muy significativo,

de una boutique que se llamaba Codelia.

El segundo traje de novia es un ejemplo maravilloso

del último período de Pedro Rodríguez.

La gabardina es un ejemplo magnífico,

además, muy bien conservado...,

del estilo de Manuel Piña.

Y este, en cambio, es un ejemplo bellísimo,

bellísimo, de otro gran creador, de don Manuel Pertegaz.

Mira, qué bonito.

Este es un modelazo de Yves Saint Laurent en dos piezas.

Y ya para terminar, aquí la inspiración, digamos, rusa,

imperio austriaco, de Saint Laurent.

No hace falta ni que os la explique.

Qué privilegio poder estar aquí y ver de cerca esas piezas

que en la vida nos habíamos imaginado

que podríamos tener delante para analizar y disfrutar.

Fran, Borja,

Laura y Xiaona,

tenéis una magnífica oportunidad

para lograr vuestro objetivo,

que es la permanencia en "Maestros de la costura".

Y para lograrlo tenemos una invitada

cuyas creaciones han paseado por pasarelas

de medio mundo, eventos sociales,

acontecimientos deportivos de índole internacional,

teatro, ópera...

Un fuerte aplauso para Candela Cort.

¡Candela, qué bella!

Bienvenida a "Maestros de la costura".

¡Gracias! -Candela Cort viene ideal,

totalmente mimetizada, el tocado con la ropa.

Esto me huele a mí a que hoy va a caer un tocado.

Candela, muchísimas gracias por venir.

Cuando Candela

empezó a trabajar pensando en nuestras cabezas,

ella fue una auténtica pionera.

Hablamos de 30 años atrás.

Estudiaste Bellas Artes, pero hay un momento en tu, vamos a decir,

inquietud artística en el que tú decides dedicarte a esto.

¿Por qué fue? ¡Uy!

Me acuerdo un día perfectamente, que fue mi primer sombrero.

Era un collar que al ir a quitármelo se quedó atrapado

en la cabeza y yo me vi guapa y pensé esto es... Bueno,

ese fue mi primer sombrero.

A partir de ahí... Fíjate.

Qué bonita la historia.

Tantos años. Qué graciosa.

Aprendices,

imagino que estaréis deseando saber qué es

lo que nos ha traído.

Palomo, ¿vamos a ver lo que nos ha traído?

Lo de tener azafatos esta semana me está pareciendo...,

me está encantando.

Oye, nunca tendrás azafatos más guapos que nosotros.

Por eso, si estamos encantadas.

Podemos instaurarlo.

Sois mis azafatos favoritos. Eso es así.

Una, dos y tres.

"Voilà!". (BORJA) ¡Ay, Señor!

¿Qué os parecen, aprendices? -Una pasada.

Interesantísimo.

Candela, ¿podrías describir un poco

estas obras de arte?

Esto es un sombrero, como veis,

que lleva como pendientes incorporados.

Me encanta. O sea, aquí

matamos dos pájaros de un tiro.

Este otro, por ejemplo, desfiló en Nueva York.

Recuerdo que se queda completamente plano. Los llevé en una maleta,

50 sombreros, y es licra.

Qué pasada. -Qué bonito es ese.

Bueno, este que veis aquí puede tener 35 años.

Es de cuando yo trabajaba hace mil años con medias.

Bueno, medias mías han ido a bodas reales.

Qué bueno.

Este también tiene tropecientos años.

Está hecho en fieltro, ¿no? Sí, como una especie de hoja.

Te lo pones, en fin, que lo terminas.

Yo siempre digo que mis sombreros son juguetes inacabados

porque la persona que se los pone

termina de acoplárselos a su cabeza.

Candela, estaríamos aquí días enteros escuchándote,

pero tenemos que continuar con la prueba.

Estoy cuanto menos desequilibrado.

¿Qué va a pasar aquí? -Pues nada, estate tranquilo

y hazlo bien. Y ya está. Además, Candela,

de los tocados y sombreros que nos acabas de enseñar,

el que lleva Raquel, que hoy está espectacular,

también es de Candela.

Y ya que estamos, Raquel, ¿de quién es tu vestido

y tus zapatos maravillosos,

que no puedo envidiar más?

Es un vestido de Pedro del Hierro y los zapatos,

ya que nunca lo recordamos, pero yo los llevo mucho,

son de Manolo Blahnik.

¿Te gusta, Candela? Me encanta.

¿Cómo cierra Raquel su "look" con tu tocado?

Un diez. Gracias.

Qué guapa. Bueno, aprendices,

como ya habréis intuido,

el último reto de la noche

consiste en crear

un sombrero, una pamela,

un tocado, cualquier cosa que se os ocurra

que se pueda llevar, que se pueda colocar,

que se pueda sujetar

en la cabeza, que sirva para adornar esa cabeza.

Para que podáis hacer el sombrero o tocado que tenéis en mente,

tenemos un surtido espectacular

de accesorios y elementos decorativos.

Caprile, Palomo... Me imagino que querrás

que tus fantásticos... ¿Nos los mostráis?

Como tus azafatos en esta prueba, pues hale.

Venga, Palomo, de azafatos.

Este paseíllo no sienta muy bien, Caprile, para lucirnos un poquito.

Una, dos...

(BEGOÑA) ¡Hay cosas chulas!

¡Hay cosas chulas!

(Aplausos)

Hay cosas muy bonitas. -Es superguay.

-Es muy bonita. -Pienso que como me gusta crear,

pensar cosas raras en mi cabeza

y me gusta esta prueba, aunque es prueba de expulsión.

Tengo una presión enorme. Pero bueno.

En la mercería, vais a encontrar

las herramientas necesarias para crear lo que se os ocurra.

Importantísimo,

Borja, que elijáis bien los materiales.

Vuestras creaciones nos tienen que contar algo,

tienen que tener un estilo, una personalidad y una intención.

A mí se me ocurren un montón de intenciones.

Y a ellos seguro también. A ti te encantan los sombreros.

Me encantan los sombreros y me encantan las plumas.

Oh, sí, las plumas, vamos...

A mí me gusta el burro grande, ande o no ande. A ver esto.

Sí, lo sabemos, cariño.

Venga, vente. Vas a hacer una joyita.

Voy a hacer un sombrero un poco masculino.

A ver qué me sale. A ver.

¡Palomo se incorpora al taller de "Maestros de la costura"!

(XIAONA) ¿A ver? Ah...

Es muy... No me copies.

Me encanta esta prueba, me encanta y me encantan los sombreros,

me encantan las plumas, me encantan esos momentos

de creatividad improvisados

y me apetece todo, meterme y coser, la verdad.

Aprendices, espero que vosotros

seáis originales

y, si os sobra tiempo, estaríamos encantados de ver dos piezas.

No hace falta que recordemos que estáis en una prueba

de expulsión. De expulsión.

Todo cuenta, hasta el más mínimo detalle.

Como os acaba de decir María,

todo va a contar. También la ventaja que tiene Begoña

y que en este momento os va a entregar, pero solo a uno.

Bueno, ya estamos.

Esa ventaja, Begoña, son 15 minutos más de tiempo...

para el aprendiz que tú quieras.

¿A quién vas a otorgar 15 minutos más de tiempo

para trabajar en la prueba de expulsión?

A Borja.

A Borja. -Gracias.

¿Por qué?

Bueno, desde mi punto de vista, se entretiene mucho

en las cosas que a lo mejor no son tan importantes.

Entonces creo que él va a necesitarlos.

Muchísimas gracias, Begoña. No podría estar más de acuerdo.

Pero aprovéchalos.

-Ha velado más por mí,

pues porque también tengo una afinidad bastante buena

con Begoña. Estoy por esos 15 minutos superagradecido.

Los voy a exprimir al máximo que pueda.

Aprendices, tenéis 60 minutos

para crear una pieza o varias.

Una única oportunidad para ir al bodegón,

una única oportunidad para ir a la mercería

y una oportunidad para pedir el imperdible que solo tienen

Fran y Xiaona.

Muchísima suerte a los cuatro.

En esta ocasión, nunca mejor dicho, esperamos

que os salgan chispas de la cabeza.

La prueba comienza en tres, dos, uno, a coser.

¡Ah!...

(Música swing)

Plumirris, plumirris.

-¡Ay, que te lo quitan, Palomo! ¡Fuera de aquí!

Oye, que lo tiráis todo.

Xiaona arrambla con todo.

-Mari, deja algo para los pobres. -¿Que qué?

Esta se cree en las rebajas y se lo está llevando todo.

Ah, la cinta.

Ay, las plumas de faisán.

Uy, cómo corre la Oxi, mama. -Cómo corre la Oxi hoy.

(DAVID) Hoy está peleona, ¿eh?

-Vamos, Fran.

¿Qué sombrero has cogido? Este chulo.

No te copies de mí. No, el tuyo es más chulo.

El mío es el más chulo, desde luego.

(TODOS, RÍEN)

Parece un mosquetero, tío.

Es para que no me lo quiten.

Parece la mujer del visillo.

Venga, Palomo, que yo me lo quiero poner.

Venga, chicos, que tenéis una hora.

-¡Qué guapo!

¡Vamos, Fran! -Como el sol de Marbella.

Pues me he acordado de la sombrilla de la playa.

Pues yo he cogido esta pamela amarilla bien grande

que, como dice Caprile, burro grande, ande o no ande.

Yo he tirado para eso.

Un buen sombrero haciéndolo de media ala con un buen volumen,

yo creo que va a quedar vistoso, bonito y llamativo.

Así, muy bien.

Margarita, ven aquí. ¡Ay!

Que tengo un regalo. Uy, qué alegría.

Mira, el nuevo libro de "Maestros de la costura".

Qué bien. Tienes patrones,

el paso a paso de cada prenda, los esquemas

y además fotografías.

¡Ay, qué alegría! Para que cosas aún mejor,

Margarita. Muchas gracias.

¡Uy, Fran!

Oye, me está dando curiosidad por ver qué está haciendo Oxi.

Y yo, la estaba mirando, te lo juro.

Estoy moldeando un tacón y luego, para poner encima de mi sombrero.

Es una inspiración de un gran modista,

se llama Elsa Schiaparelli.

Y a ver si me salga o no.

El que está a gusto es Borja, yo creo que va a hacer algo muy guay.

Partiendo de la ventaja que me da Begoña tener 15 minutos extra

y de que van a valorar hacer dos piezas, había pensado,

por un lado, hacer un sombrero empoderado de mujer guay

para un funeral, y luego, por otro lado, complementarlo con un tocado

de invitada. Un poco cruzar el día con la noche.

Para confeccionar el sombrero de Candela Cort se necesita tejido

y rejilla de licra.

Se cortan las piezas del patrón de la base

del sombrero al hilo en tejido y las tres piezas

de las alas en rejilla de licra. Se cose en el borde

de cada ala una ballena y se remata con una cinta.

Se confecciona después la base del sombrero,

que está formada por dos piezas,

una de ellas, cerrada. Cosemos en la base abierta dos de las alas.

Añadimos el casquete superior y la tercera ala.

Venga, Laurita, vamos.

El de la Laura va a ser muy bonito.

-Yo creo que va a ser modernísimo. -Sí.

-Súper...

El secreto del éxito de esta prueba,

en mi opinión, es la elección de los materiales.

Fíjate que yo hoy creo, que no es por llevarte la contraria,

ni mucho menos, pero creo que lo importante

es dejarse llevar, más que la elección.

Pero dejarse llevar, si no escoges bien...

No, claro... Te dejas llevar al abismo.

Tener una idea base no está mal.

Y a partir de esa idea, no pretender cerrarla,

sino ahí es donde hay flexibilidad.

Y hay una cosa cuando trabajo, que es el efecto sorpresa,

me gusta sorprenderme. Nunca sé lo que va a salir al final.

Fran, finito, finito, finito, finito.

Ya, pero va a ser voluminoso... -Finito, cariño, finito.

Lo de las flores en los tocados a mí no me gustan.

¿Tú qué harías, Candela, con el bodegón que hay aquí?

Y veo que te has enamorado de estos.

Sí, bueno, este me encanta porque yo soy mujer fría de la carta

de color, pero últimamente me apetece entonarme con mi pelo,

como suavizar.

¿Es muy importante tener en cuenta el color de tu pelo,

el peinado que vas a llevar? Es superimportante.

Yo, cada vez que llega una clienta, le hago un retrato psicológico

de a qué se va a atrever, a que no se va a atrever, dónde va...

Yo me hubiese ido por aquí. Yo, por aquí.

Sí, un toquecito de color. ¿Este color te gusta?

Un color así rompe, no demasiado fuerte.

Yo hubiera ido por aquí, Candela. Yo hubiera ido también,

Lorenzo, yo como tú.

¿No hubieras cogido nada más, Candela, con lo que hay?

Pues es que al final soy bastante minimal yo.

Es un poco Agatha Ruiz de la Prada ese, ¿no?

Bueno, ¿qué pasa? Me gusta más el otro.

¡Mira! Bueno, bueno, Lorenzo,

un diez. -¡Qué bonito!

¡Qué bonito! -María, tú tienes que hacerlo.

Este es muy bonito, ¿no?

Yo hubiera cogido un plato así.

Es que a vosotras un leopardo...

Me encanta, mira.

Mira, Lorenzo, a ver si te gusta.

Yo le hubiera puesto red a la cara.

Lateral... Y le hubiera quitado incluso la mitad de esto.

Nada más. (CANDELA) Precioso.

Ay, qué contenta estoy, que a mí nunca me dejáis hacer nada.

Antes de coserlo, pruébalo en varios sitios.

En el pliegue me gusta más.

Ahí... -Ahí.

Como vuelva a veros decir algo desde la barandilla...

No hemos dicho nada.

Esto es una prueba de eliminación.

No hemos dicho nada.

Es que sois siempre los mismos, Margarita y Joshua.

No, no. -Yo no he dicho nada.

De verdad que no le hemos dicho nada.

Parecéis nuevos. ¿Quién le ha hecho el sombrero, él o tú?

No, no, no, no.

Fran...

Cuando lo he colocado, estaba mirando a otro sitio.

No, Fran, te has puesto así, de frente a la barandilla

para que te dijeran qué hacer con él.

No, no.

Así es. Y cuando lo ha puesto donde hemos dicho, hemos dicho bien.

Por favor, ni una más.

(BEGOÑA) No.

Madre mía,

madre mía, madre.

Aprendices, habéis consumido media hora del tiempo

de la prueba. (BORJA) ¡Uh!

Tú no te quejes, Borja, que tienes el regalo.

Quince minutos más,

para los demás, treinta minutos... y terminamos.

Quiero hacer todo a mano.

Oxi es la que va más lenta. -Bueno, espérate.

Fran, ¿qué tal? Te presento a Candela.

Hola, encantado. -¿Qué tal?

Pus cosiendo la etiqueta para poderlo presentar.

No vamos a opinar, pero este intercambio de información

con la barandilla ha sido un poquito...

No lo veo así. Me pasa a mí como cuando visto a las vírgenes.

Yo las visto y las tengo que ver desde lejos.

Yo me he puesto a verlo y me estaba dando cuenta de que el adorno

de la tela aquí pesaba.

Porque si ella va a estar así,

el peso, que le aguante en el eje de la cabeza.

Lo he pensado para una mujer, para una amiga,

que el sobrino hace la comunión.

Ella es bajita.

Entonces, bueno, al menos para que sea llamativa.

A una bajita le pones un pamelón. Ella quería llamar la atención.

Yo lo que sí te aconsejaría, a mí me enseñaron en un curso,

solo hice un curso de sombreros en Inglaterra, y me dijeron

que los sombreros tienen que ser como si los hicieran los ángeles.

Es decir, que no se puede ver nada.

Aquí veo remates que has hecho con este hilo que has cogido,

que es muy... -Me habéis puesto dudoso ya.

De verdad, ¿eh? Hablando de la pamela,

¿hay un protocolo para las pamelas?

Sí, las pamelas es siempre ceremonias de día.

Y los tocados, por ejemplo,

estamos hablando de las pamelas, Candela, pero ¿un tocado?

Son más ponibles.

Son más tarde, noche. Yo, por la noche, es cuando más me los pongo,

que en teoría es cuando no se lleva.

Y una pregunta que me hacen todas mis clientas.

¿Una mujer se debe quitar su tocado o sombrero?

Yo como salgo de casa, vuelvo.

Bueno, es que hay opiniones. Yo me lo quito antes de acostarme.

Vamos a dejarle trabajar.

Está en la prueba. Pobre, no le da tiempo.

Venga, ánimo. -Gracias.

(FRAN) Caprile, Candela y Raquel me han hecho dudar en todo.

Que si me habían dicho o dejado de decir, que si era correcto

este tamaño para el tamaño de mi amiga la Gema.

O sea, cambio radical.

Así de claro. Me voy a un tocado.

Como me vaya, es vuestra culpa, os queda en la conciencia que sois

la mano negra. Por no darme los 15 minutos.

¿Cómo vamos de tiempo, Raquel? Ahora no puedo decirlo.

Ah, es verdad, claro. Palomo, ahora tú estás

como en nuestras condiciones.

Borja, aquí estamos.

Hola, buenas noches.

Ay, qué bonita esta caja.

Es que he arramblado con todo, Candela.

Tengo de todos los colores, porque partí de un tocado rojo,

pero me he ido a por los pastelitos.

Es que voy a hacer dos piezas, la verdad.

¿Qué vas a hacer, qué pretendes hacer?

Un tocado así como vegetal. Vamos a ondular esta,

no es crin, pero es algo que se asemeja a la crin,

que creo que puede dar sus resoluciones, y sus volúmenes

y las formas tan chulas.

Vamos, que tiene que trabajar. Muchas gracias.

-Suerte. -Gracias

Mira Fran.

Para matarme.

Aprendices, Palomo...,

quedan 20 minutos de la prueba de expulsión,

35 para Borja. Genial.

Xiaona, ¿qué tal? Bien. Siempre me falta tiempo.

¿Qué estás haciendo? Es como un zapato.

Quería hacer un tacón. -Sí, un zapato, míralo.

Pero entonces estás inspirada en Schiaparelli.

Sí. Gorro, tocado.

Nos encanta Schiaparelli. Somos superfans.

-Esto es supersurrealista. Surrealista.

¿Tú llevas muy a menudo tocado?

No, no tenemos.

No hay tradición. No, más bien,

mira, hay una foto de mi madre ahí. Tocados más bien pequeños.

Ay, qué bonito, me encanta.

Es que mira qué inspiración. Lúcete, Xiaona.

La dejamos para que pueda terminar.

Voy a colocar mis cosas. Gracias.

(BORJA) Menudo pepinazo te estás haciendo, tía.

Eso es muy empoderada. -Ahí está el Borja para dar ánimos.

Laura, ¿qué tal?

Bueno. A ver, cuéntanos cómo vas.

¿Cuántas piezas estás haciendo?

Querías hacer una cresta en toda regla.

Te he entendido perfectamente.

Mi idea era hacer una cresta para ir de discoteca

o rollo ultramoderno.

Claro, la idea tan guay, tan guay, y tenía luego eso...

¡Guau!

¿Qué te parece, Candela? -Bueno, pues que va bien.

Soy de menos es más.

Ya. -A veces, cuando metes mucho,

quieres hacer mucho,

llega un momento en que no sabes cuándo parar.

¿Por qué no nos demuestras que tú también sabes hacer

una cosa minimal? -Pues venga, vale.

Intenta hacer algo con poquito. -Venga, vale.

Vamos a hacer caso a Candela.

Vale, vale. Me encantaría.

Vale, venga.

Pues mira, me ha propuesto un reto María, que hiciese algo

un poquito más sencillito y más clásico.

Y como vengo yo un poquito de cóctel,

pues voy a hacer algo a ver si me combina.

¡Ay, qué horror! No me gusta ahora.

Bueno, bueno, bueno. Bueno, bueno, ¿qué tal?

Palomo, que no hay mucho tiempo, ¿eh?

Ay, yo estoy casi, creo.

¿Qué estás haciendo? Cuéntanos. Pues un sombrero napoleónico

así, un poco historicista. Uy, me he llenado de cola.

Pues mira cómo tengo las manos, mi amor.

A ver si me lo voy a quedar. A ver, trae.

No me digáis que no es una espectacularidad.

Es precioso. Precioso.

Parece muy sencillo, pero lleva un trabajo...

Oye, pero este es para mi "look".

Este es más pirata.

Pues para mí. Palomo es un piratilla.

Yo soy un pirata. Póntelo.

Me puedo ir con vosotros, ¿eh?

¿Y te lo traes puesto?

Capitán Alatriste, vámonos. ¿Te gusta en este color?

¿Qué tal?

Muy bonito.

Vámonos. Venga.

Palomo, que te vean, lúcete.

¿Qué tal? Que te pega mucho con el "look".

Claro, lo he hecho pensando en eso.

-Oye, qué bonito te queda.

Además, como vas vestido...

Tengo las manos llenas

de silicona y de cola, pero mira,

me recuerda ese cuadro de Napoleón, de David,

con el gran sombrero de tres picos,

con un montón de plumaje chorreando por detrás.

Venga, ponte tú el que quieras. Venga, ¿cuál me pongo?

Pobre Caprile. Yo, el de elfo.

A mí ese me encanta. Vamos a desfilar.

Como las modelos de ahora, Caprile.

Yo no, yo sé como las de mi época.

(Música pop)

Me lo quiero llevar a casa.

¡Qué maravilla!

Y luego, hacían así.

(TODOS, RÍEN)

Preciosos, pero la más guapa es María.

Es que cómo le queda. Es que yo no necesito ni desfilar.

Voy a desfilar como las de ahora.

¿Con las manos en los bolsillos?

(TODOS, RÍEN)

¡Uy, uy, uy!

Aprendices..., ¡No!

...último minuto de la prueba de expulsión.

Y el tiempo para Xiaona, Laura y Fran termina en...

diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno.

Tiempo.

Borja, a partir de ahora, tienes 15 minutos más.

(BORJA) Gracias, Raquel.

La verdad es que he terminado los dos tocados y voy a ver si espabilo

e intento sorprender y hacer otra pieza

con lo que me sobra de tiempo.

Borja tiene el negro... (CANDELA) Sí, el ocre y el rojo.

A veces, en un ejercicio como este,

tener más tiempo siempre es una ventaja

si lo utilizas para pensar, pero si lo utilizas para poner

cosas y cosas, puede ser un peligro.

Es muy importante en cualquier creación que hagas saber parar.

Las etiquetas, Borja, las etiquetas.

Es una pasada.

(XIAONA) En el poquito tiempo que queda he hecho una creación

para una mujer buena, sutil.

Lo que he podido dentro de este tiempo,

pero al final me ha quedado guay.

Y el tiempo de la prueba de expulsión

de Borja termina en...

diez, nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro, tres,

dos, uno.

Tiempo.

Ponte uno, Borja, hombre. El negro, el negro.

¿Este? El empoderado. -Ese.

¡Guau! -Qué bonito es.

Con melena, con melena.

(TODOS, RÍEN)

-Me siento bastante realizado con mi trabajo, ya más bien o mal,

he hecho tres piezas, pero, vamos,

que el grueso del concepto va con las dos primeras piezas,

con esa pamela medio funeral y con sombrerito pequeño,

con ese tocadito de invitada de primavera.

Vosotros estabais en vuestra prueba de expulsión

y no habéis oído hablar a Candela sobre los sombreros, los tocados,

el juego que nos dan. Pero ella ha sido esa alegría,

esa sonrisa, todo ese sentido

del humor y toda esa imaginación y el arte.

Os pido un aplauso. Gracias, Candela, por habernos visitado.

Candela Cort.

Gracias a todos.

Aprendices, comienza la valoración.

Fran, por favor.

¿Solo has hecho un tocado en 60 minutos?

Para presentarlo sí tengo uno. Empecé lo de la pamela grande,

lo quise quitar para que no dijeran que me dejé influenciar por otros.

Estuve haciendo otro, lo tengo medio hecho.

No está ni firmado. ¿Puedo verlo?

Falta ponerle la diadema para poderlo colocar.

Vamos, que has hecho uno, digamos. Este, ¿no?

Le faltan... Muy navideño este.

Le faltan unas piñitas

de Navidad.

Un poco de cena de fin de año.

Incluso yo creo que si la pamela hubiese salido,

hubiese presentado hasta tres.

Cuando dices tres, te refieres a la pamela,

que la base ya estaba hecha. Claro, yo quise moldear

la base. Ah, querías moldearla.

O sea que para ti levantar el ala y pegarla con un poco

de silicona es moldear. Bueno, nunca había moldeado

un sombrero, la verdad. A ver, Fran,

el trabajo que nos estás presentando es muy pobre.

Ya, lo sé. Lo sabes.

No está especialmente trabajado.

Una cosa es no arriesgarse y otra cosa es ir

a lo obvio, obvio, obvio.

Sí.

Dicho esto, bueno, tu actitud,

se te ve con tesón, con ganas,

intentas dominar tus nervios...

Disfrutar. Y disfrutar, pero...

Para mí el problema, Fran, es que no se sabe si es un tocado

o un centro de mesa. Ahí estoy

que me pierdo. O un adorno de estos de regalo.

Hacen el regalo que te ponen el lazo con la flor y la cinta.

Tengo mis dudas. Normal, normal.

Muchas gracias, Fran. Gracias.

Estoy súper de acuerdo con la valoración porque he estado

mucho tiempo perdido con la pamela y, en los últimos 20 minutos,

me he empezado a ir a eso

y... Las bullas son muy malas, ¿no?

Las prisas son malas consejeras.

Pues lo que me ha pasado a mí y ya está.

Laura, por lo que veo, presentas dos trabajos, ¿no?

Sí. Una pregunta.

Te habíamos pedido ver uno de ellos algo más minimal.

Esto. ¡Ah!

Eso es minimal.

¿Tú sabes lo que es el minimal?

Sí, pero es que luego no lo sé proyectar.

Eso es otra cosa.

Mi idea era un tocado diferente,

porque, a ver, poner una flor, eso lo sabemos hacer cualquiera.

Quería darle una vuelta de tuerca. A ver...

No, no, no... No, déjame ahora a mí.

No, por supuesto, vale. Por favor, déjame a mí.

Al contrario. Hacer un tocado elegante,

fino y elegante,

es de las cosas más difíciles que hay.

Y aquí la prueba, ¿vale? Me he expresado mal.

Justamente has pecado de ser poco elegante.

Es verdad que te hemos visto trabajar y hemos visto

que has confeccionado. Está bien acabado,

has trabajado bien,

pero creo que tienes que empezar a salir un poco de lo tuyo,

porque está muy bien que tenga tu identidad,

pero sí que me gusta ver cómo evolucionas y cómo aprendes

y cómo puedes integrarte

en otras marcas, porque eso es muy importante.

Totalmente de acuerdo.

Pues muchas gracias. A vosotros.

Me importaría muchísimo, aunque me quede, que me hayan puesto

de hortera. Pero bueno,

también es verdad que tengo que hacer un poco de caso

e intentar hacer algo alguna vez un poco más clásico

o más básico, pero no puedo, no me sale.

Borja, por favor.

Háblanos un poco de tus dos tocados

y para qué ocasión ves cada uno.

Quería trabajar dos bases vegetales.

En este caso, para un funeral

de primavera o para una cosa así,

un poco más melancólica.

Y también lo he querido contraponer con alguna colorina para hacer ver

que la vida también, dentro lo que cabe, es un poco rosita.

Entonces eso por un lado.

Y luego, por el otro, pues he ido, pues a un motivo también vegetal

para lo que vendría siendo una invitada de boda de mañana.

A mí me gusta. Ese tocado en esos tonos mostaza,

pues la verdad es que resume

bastante bien. Una idea bastante simple,

minimalista, que es un poco elegante.

A mí me da un poco Belle Époque. Pónmelo bien.

Uy, María...

Te da altura, que la necesitas, María, ¿eh?

Bueno. No te viene mal.

Nunca viene mal un poquito de altura.

Él tampoco es que sea muy alto. Yo estoy encantada con mi altura.

Bueno, esto, por aquí. Y luego has hecho

el tocado negro.

A mí me encanta este.

Pues tampoco está nada mal.

Bueno, yo creo que estas plumas quizá aquí no las tengo

demasiado claro, aunque a mí me encantan las plumas.

Y luego, hay un tercero que no te ha dado tiempo a terminar.

Me gustaría decir segundo y medio también,

porque no tiene peineta para encajarlo.

Bueno, esto ya lo veo un poco mezclote.

Es un poco el horror de la casa.

Al final he estado jugando... Un poco para colgarlo en la pared.

Uy, ni para eso.

Ahí sí que es un poco las sobras.

Bueno, Borja,

en general no estamos descontentos con tu trabajo.

Muchas gracias. Vale, genial.

Gracias a vosotros. Ay, pues he salido, la verdad,

supercontento de la valoración al final.

Había una buena intención, no me he pasado de moderno.

Me he quedado cuanto menos extasiado, la verdad.

Xiaona.

¡Ay!

¿Qué? Que se cae.

A ver, Xiaona, véndenos tu producto.

Eh... Mi sombrero, este,

el rojo, ha inspirado un sombrero de Elsa Schiaparelli.

¡El sombrero zapato inspirado en Dalí!

Que salió en la película, yo creo que era de George Cukor.

Madre mía, que ambiciosa, ¿no?

Bueno, me encanta oír

una referencia de este tipo. Sí, pero vamos.

Y además, como los complementos que más me gustan

son los tocados y los zapatos...

No añadas más conceptos, por favor.

Vale. De conceptos ya está lleno.

A ver, Xiaona, tu primer sombrero,

bueno, lo que nos dice,

pues que has trabajado mucho, pero ahora esto no es una prueba

de manualidades, es una prueba de tocados.

Esto es muy chapucero, Xiaona.

¿Entiendes la palabra chapuza, chapucero?

Sí, está dentro de mi diccionario de castellano.

Menos mal.

El segundo, Caprile.

A ver. El segundo tocado ha unido

dos bases de sombrero. Sí, sí, si eso se ve.

Y luego quería utilizar el velo para dar...

Perdón.

Que en ti todo queda ideal.

Este segundo sombrero...

Son las sobras. ...lo has hecho un poco

con las sobras. Aprovechar el tiempo que te quedaba,

los materiales que tenías por la mesa.

Es, bueno, poner cosas por poner, una encima de la otra...

¿Lo del velo de tul qué es, que tienes abejas en casa,

te dedicas a la apicultura? Soy Aries.

¿Y qué tiene que ver para las abejas?

Del mismo grupo de animales.

No ovejas. ¡Ah!

Abejas. (ZUMBA)

Ha entendido ovejas.

Gracias, Xiaona. Gracias, Xiaona.

Gracias. Y estaba contenta

por poder realizar tocado y al final me ha dado

una valoración chapucero, chapucera.

Y estoy..., un bajón...

¿Necesitáis llevaros algunos de los tocados

para el veredicto? ¿Los cogemos todos?

Sí, sí.

Mandiles negros y blancos,

os pido por favor que esperéis en el probador.

-Viendo lo visto después de las valoraciones, nos han dado a todos

una de cal y otra de arena.

O sea que todos tenemos posibilidades,

pero creo que puede estar entre Xiaona y yo.

Pues Fran ha perdido el tiempo... Se ha liado.

...con la primera pamela amarilla.

Se ha descentrado escuchando a la barandilla,

escuchándoos a vosotros... Creo que no ha sido su día.

La cabra tira al monte. Aquí tenemos un ejemplo.

Aquí tenemos otro ejemplo clarísimo.

Por otra parte, Laura reconozco que he trabajado mucho y bien,

pero sí que es verdad que también se pierde con los conceptos

y hay veces que no acaba de entender a la invitada

o el tipo de prueba. Estoy de acuerdo.

Tú eres de todo menos minimalista.

A ti te gustan los volúmenes, te gustan...

Bueno, Borja, hoy, además del otro tocado,

la verdad es que ha hecho dos sombreros bastante decentes.

Ya se le ve más animado trabajando.

Ya tiene más seguridad. Le sobran las plumitas.

Pero bueno, no es un sombrero feo para nada.

Me muero contigo con lo del funeral de primavera.

Es que no podía más.

La viuda está triste, pero le doy un poquito de color de rosa.

Y, bueno, Xiaona, para mí, cuando ha empezado a hablar

de Schiaparelli y de Dalí... Le ha quedado un poco de Martirio.

Una cosa así como Spanish Mix...

Mix China. Mix China.

Venga...

Lo tenemos. Lo tenemos.

Pues a mí me queda superbién.

A mí me quedaba bien también.

(Conversaciones indistintas)

(Conversaciones indistintas)

Es la hora. -¡Uf!

Bueno, suerte.

Que el maligno nos ampare.

Gracias.

Es el momento

de conocer el nombre del aprendiz que abandona el taller.

(Música de intriga)

Borja, por favor.

Borja, te hemos visto muy centrado y has trabajado sin descanso.

Has confeccionado sombrero tras sombrero.

Los dos que nos has hecho están muy bien.

Y del tercero yo prefiero casi olvidarme.

Un poco de colgarlo en la pared. Me quedo con este sombrero

y el otro tocado, que me parecen bastante finos,

y te agradecemos muchísimo que trabajes así,

Borja. Jo, muchísimas gracias.

Borja, vuelve a tu mesa,

porque continúas una semana más.

¡Muchas gracias, de verdad!

¡Ay!

Por favor, Xiaona, acércate.

A ver, Xiaona, de nuevo te digo que la historia es bonita,

lo que nos cuentas nos gusta.

La intención es bien, pero el resultado no ha sido bueno.

No está bien trabajado. Hay trabajo, pero no está bien hecho.

¿Quieres decirnos algo? Voy a intentar como mejorar

mi técnica a la hora de plasmar mis ideas

y quiero aprender más.

Ven aquí, Xiaona.

Él sufre mucho.

Sabe lo que es pasar por esto. No pasa nada.

Fran, por favor,

acércate.

Fran, la mitad de tu tiempo de trabajo la has tirado a la basura.

Después de nuestra visita has decidido, no sé muy bien por qué,

que tu Pamela estaba gafada.

Quizás por el amarillo. Y has empezado prácticamente de cero.

Y en este tocado, pues bueno,

pues vemos un poco a ese Fran florista que arregla

las flores de sus vírgenes y tus coronas de flores

de tu faceta de peluquero.

Pero yo echo de menos al Fran de "Maestros de la costura".

Sabemos, pensamos, creemos que puedes dar mucho más de sí.

Hijo mío, se me ha metido la pamela ahí...

Lo grande que es se me ha quedado en el cuello.

Ha habido mucha falta

de trabajo y has desperdiciado, lo vuelvo a repetir,

30 minutos de tiempo.

Punto. Fran,

ven con nosotros.

Fran y Xiaona...,

el aprendiz que abandona el taller

de "Maestros de la costura" es...

Fran.

Felicidades, mi amor.

Ya.

Algo me decía en mi interior de que yo hoy me iba.

Entré muy positivo al taller.

Pero la valoración,

la mierda de la pamela que se me atragantó

y todo, a ver, que lo veo muy justo.

(LLORA) -Bueno, ya, tú te quedas.

Qué lástima.

Me está dando mucha lástima Xiaona, pero, jodida, que el que se va

soy yo, chiquilla.

Fíjate si soy bueno que hasta consuelo al que se queda.

Pero ¿no les habías pedido quedarte para aprender?

Pero Fran es un amor de persona.

Ya lo sabemos, pero cada semana

tiene que irse uno, Xiaona. Vale.

¿Te vas a alegrar un poco si te devuelvo al taller?

Sí. -Que sí, tonta.

Sí, ¿un poco? ¿A ver?

Como le digo yo a mis hijos: "Sonríe".

Xiaona continúa una semana más en "Maestros de la costura".

Aprovéchalo.

Ay, como soy una tonta, a veces pienso

que prefiero que se quede porque él trabaja mucho,

aunque yo trabajo mucho también, pero...

No sé cómo decirlo, lo siento.

¿Quieres despedirte? Por supuesto.

Antes de nada, quiero dar las gracias a los tres,

que me quedo con todo lo bueno.

Agradecido no, lo siguiente, por haber apostado por mí

y gracias a todos. Muchas gracias.

Gracias a ti, Fran.

Muchas gracias, Lorenzo.

A ti.

Ha sido un placer conocerte. Muchas gracias.

Fran, nos ha encantado tenerte aquí.

Se va con una dignidad tremenda.

Esto se acaba aquí, el capítulo del taller.

Ahora es cuando se va a trabajar de verdad.

Es verdad, muy bien.

Sí, señor, Fran.

Tú eres un aprendiz para romper el protocolo y ha dicho hoy Candela

que esto no me lo podía quitar... ¡Quítatelo por mí!

...hasta que terminara el programa, ¿verdad?

Pero es que si no, no te puedo abrazar como te mereces.

Fran, cariño... Muchas gracias.

Que vaya muy bien. Sí.

Muchas gracias, un placer conocerte.

Por favor, tienes que dejarme tu mandil, tu acerico.

Pues nada.

Y llevarte esa máquina que quiero que eche humo en Marbella.

Bueno, cómo lo sabes. ¡Humo, vaya!

Bueno, familia, venirse arriba y que gane el mejor.

Gracias, Fran. -¡Grande!

Como si se llevaras bata de cola y todo, el foco que te sigue.

Fran abandona el taller de "Maestros de la costura".

-¡Ole! -¡Vámonos!

(FRAN) "Maestros de la costura", aparte de un aprendizaje

y una enseñanza tremenda,

ha sido una oportunidad y una manera de poder mirar al futuro.

O sea, que gracias, "Maestros de la costura".

Cómo se nota que llevamos ya cinco semanas juntos.

Porque cada vez me cuesta más despedirme de ellos,

pero siempre recuerdo que son unos privilegiados.

Miles de personas han intentado incorporarse

a la tercera edición

y solo 12 lo han conseguido.

Ni ellos lo van a olvidar ni nosotros tampoco.

Os veo la próxima semana. Espero que estéis practicando,

porque coser y cantar todo es empezar.

Os presento el mandil dorado.

(BORJA) A las armas.

¡Uh! Un desnudo integral

no te puedo permitir.

Estamos a punto de presenciar una auténtica tragedia.

Un fuerte aplauso para Eduardo Navarrete.

¡Lo sabía!

Bienvenido.

¡Lola Índigo! Hola, chicos.

Begoña es la madre.

# A mí no me chulees que vengo y te doy. #

No entiendo nada.

¡Ay, no!

Solo te faltaba dejarte la tela y hoy por fin cumples ese sueño.

Esto es como la montaña rusa. -¡Ah!

Me parece perroflauta dosmilero, te lo compro.

Vais a tener que confeccionar dos pares de zapatos.

¡Ay! -¡Ah!

No habéis llegado a presentar vuestro trabajo a tiempo

y no podemos valorarlo. No puedo más.

No quiero ir a eliminación.

Maestros de la costura 3 - Programa 5

24 feb 2020

Programas completos (5)
Clips

Los últimos 95 programas de Maestros de la costura 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios