Los conciertos de Radio 3 en La 2 La 2

Los conciertos de Radio 3 en La 2

De lunes a jueves de madrugada

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3838240
No recomendado para menores de 12 años Los conciertos de Radio 3 - Depedro - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Esto es de Pedro.

No es aquí, tienes que mirar ahí.

Este no me acuerdo como se llama, pero toca el ukelele.

Saco uno...

La tuba. -Tu vas "pa ya" y luego vienes.

Al multiusos...

Eh...

Bueno, un abrazo, De pedro, en un rato, en los Conciertos de Radio 3.

Cuentan que amanecí en el año del Sol,

que hizo que nos encontraran a este lado de la Panamericana.

Tu dolor al otro lado del alambre, donde dicen nadie tiene hambre,

donde todo lo que pasa es importante.

Veo a través del suelo,

y no encuentro curandero

que lave las heridas

que brotan desde el suelo.

Cuentan que amanecí en el año del Sol,

que hizo que nos encontraran a este lado de la Panamericana.

Tu dolor al otro lado del alambre, donde dicen nadie tiene hambre,

donde todo lo que pasa es importante.

Narran cuentos de vida,

explican cuentos de muerte,

dijeron que nuestro día

llegaría de repente.

Cuentan que amanecí en el año del Sol,

que hizo que nos encontraran a este lado de la Panamericana.

Tu dolor al otro lado del alambre, donde dicen nadie tiene hambre,

donde todo lo que pasa es importante.

Imagina que vivimos juntos,

que todos los días nos vemos,

que te hablo mi vida despacio,

sin prisa, sincero, sin tiempo.

Cuentan que amanecí en el año del Sol,

que hizo que nos encontraran a este lado de la Panamericana.

Tu dolor al otro lado del alambre, donde dicen nadie tiene hambre,

donde todo lo que pasa es importante.

Donde todo lo que pasa es importante.

Donde todo lo que pasa es importante.

Donde todo lo que pasa es importante.

Donde todo lo que pasa es importante.

Aplausos.

Inexistente ante el ambiente,

una mañana me desperté

con una idea en las entrañas,

necesitaba alguien al que contarle como yo respiraba.

Durante el día, en este mes,

me he puesto un traje hecho de miel.

Es la hora del movimiento

y desnudarme cuando se temple

este invierno de acero.

Déjalo ir,

déjalo marchar,

tienes algo que te pesa de más.

Déjalo ir,

si no te va a arrastrar.

Paseo firme cada mañana,

que no se perciba mi fragilidad,

cada día el aire está más duro,

espeso en cada bocanada.

Nadie saluda al otoño,

soy transparente ante los ojos,

me muevo ciego en esta luz

que baña el año nuevo.

Déjalo ir,

déjalo marchar,

tienes algo que te pesa de más.

Déjalo ir,

si no te va a arrastrar.

Déjalo ir,

déjalo marchar,

tienes algo que te pesa de más.

Déjalo ir,

si no te va a arrastrar.

Déjalo ir,

déjalo marchar,

tienes algo que te pesa de más.

Déjalo ir,

si no te va a arrastrar.

Aplausos.

¿Hay algo ahí?

¿Tienes algo que me pueda servir?

Un amigo de los de verdad,

un relato que no esté inventado,

un país que no sea un negocio,

el señuelo que distraiga al bueno.

¿Hay algo ahí?

¿Tienes algo que me pueda servir?

He estado tanto tiempo fuera

que no recuerdo como era,

he estado tanto tiempo ausente

que no recuerdo las maneras

y lo que te gusta es:

Que te sienta y que te vea,

que te entienda al hablarme,

que esté cerca y que vuelva a por ti.

Que te mire y que me beba

lo que dices, o que cuentas

que esté cerca y regrese a por ti.

¿Hay algo ahí?

¿Tienes algo que me pueda servir?

Una última ocasión para pedirte perdón,

que alguien me va a recordar cuando deje esta ciudad.

¿Hay algo ahí?

¿Tienes algo que me pueda servir?

He estado tanto tiempo fuera

que no recuerdo como era,

he estado tanto tiempo ausente

que no recuerdo las maneras

y lo que te gusta es:

Que te sienta y que te vea,

que te entienda al hablarme,

que esté cerca y que vuelva a por ti.

Que te mire y que me beba

lo que dices, o que cuentas

que esté cerca y regrese a por ti.

¿Hay alguien ahí?

¿Tienes algo que me pueda servir?

¿Hay alguien ahí?

¿Tienes algo que me pueda servir?

Aplausos.

La casa de sal

en el camino

tiene ventanas mirando al mar,

él está adormecido.

Mira de lado

como empieza el ocaso

y una tormenta amenaza

mojar su camisa dorada.

Desde hace tiempo

parece ser

que va recordando

donde dejó su valor para volver

y donde estaba su niñez.

En la casa de sal

que está en el final,

tiene ventanas mirando al mar,

ya puedes pasar.

Ya está dentro,

la luz guía sus movimientos,

todo está como lo había dejado

en el pasado.

La risa doblada junto a los zapatos

y sus mejores amigos están esperando.

Desde hace tiempo

parece ser

que va recordando

donde dejó su valor para volver

y donde estaba su niñez.

En la casa de sal

que está en el final,

tiene ventanas mirando al mar,

ya puedes pasar.

En la casa de sal

que está en el final,

tiene ventanas mirando al mar,

ya puedes pasar.

Aplausos.

Yo no tengo nada de lo que hace falta,

no tengo las mañas,

ni estoy preparado para la matanza.

Yo no quiero nada,

te espero en la playa,

disfrazado del aire

sentado en la arena,

y tocando tu cara.

Baila conmigo

esta danza de los desposeídos

que levantan la mirada

y ven lo que para nosotros está perdido.

Busco en mi memoria algo que se esconde,

tengo que encontrarlo

y enseñarte esto antes de que anochezca.

Baila conmigo

esta danza de los desposeídos

que levantan la mirada y ven

lo que para nosotros está perdido.

Está perdido.

Está perdido.

Aplausos.

Será que no te he contado

que en la noche cerrada

imagino que lo nuestro se acaba.

Y me ahogo en la idea de no ver tu cara

en mi cama al romper la alborada.

Había olvidado por un momento

lo que se siente,

había olvidado por un momento

ser valiente.

Ser valiente.

Será que cuando nos pisan

me da por mirar al frente,

como tú me enseñaste,

como si fuera rebelde.

Y veo a esa gente

de pie ante el olvido

que arriesga su cielo

saltando al futuro.

Había olvidado por un momento

lo que se siente,

había olvidado por un momento

ser valiente.

Ser valiente.

Ser valiente.

Ser valiente.

Ser valiente.

Había olvidado

ser valiente.

Por un momento,

ser valiente.

Lo que se siente.

Ser valiente.

Había olvidado

ser valiente.

Por un momento,

ser valiente.

Lo que se siente

ser valiente.

Había olvidado

ser valiente.

Aplausos.

Gracias.

Distrito federal,

ruges como animal,

aquí se puede todo,

aquí todo se puede, desde el cielo al lodo.

Voy de camino al defectuoso

para llenar de energía mi mente vacía

y sentir lo que tú tienes todos los días.

Y llenar de energía mi mente vacía.

Amanece riendo, anochece a través de tus sueños

en esta ciudad mágica, clara y rotunda,

como los ojos que me miran desde la tumba.

Voy de camino al defectuoso

para llenar de energía mi mente vacía

y sentir lo que tú tienes todos los días.

Y llenar de energía mi mente vacía.

Y sentir lo que tú tienes todos los días.

Nunca me quiero ir,

siempre quiero llegar

y aunque no soy de aquí,

a ti te ha dado igual.

A ti te ha dado igual.

A ti te ha dado igual.

Voy de camino al defectuoso

para llenar de energía mi mente vacía

y sentir lo que tú tienes todos los días.

Y llenar de energía mi mente vacía.

Y sentir lo que tú tienes todos los días.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Depedro

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Los conciertos de Radio 3 - Depedro

30 jun 2020

Depedro es sinónimo de sublime. Su propuesta nunca defrauda y, en el cuarto de su carrera, te lleva de viaje junto a él, 'El Pasajero'. Un trabajo sencillo y lleno de magia gracias al universo sonoro de Jairo Zavala que ahora presenta canciones para pensar y bailar.

Histórico de emisiones:
21/12/2016

ver más sobre "Los conciertos de Radio 3 - Depedro" ver menos sobre "Los conciertos de Radio 3 - Depedro"
Programas completos (1795)
Clips

Los últimos 1.835 programas de Los conciertos de Radio 3 en La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios