Lo siguiente La 1

Lo siguiente

FUERA DE EMISIÓN

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5052398
No recomendado para menores de 12 años Lo siguiente - José Mercé - 11/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hoy en "Lo siguiente"

descubrimos que todos tenemos derecho a nuestra espacio vital,

que el tomate frito no está frito

y que la vida alienígena puede estar más cerca de lo que imaginábamos.

Y en plató, el gran José Mercé.

(Aplausos)

Juan Luis Cano, buenas noches.

Llum Barrera, Marta Márquez, bienvenida,

Luis Quevedo y a los mandos el gran Álvaro Berro.

José, hoy vienes no en calidad de cantaor, sino de embajador.

No sé de qué país, pero yo me voy a vivir.

Fuera de bromas, ¿embajador de qué? Cuéntanos.

Te diría que soy embajador de Música en Vena.

Es una cosa que tenía muchas ganas de hacer hace mucho tiempo.

Ahora surgido y he podido y estoy encantado.

Voy a estar el 12 de marzo en el 12 de Octubre

haciendo un concierto para estas personas que están en el hospital

y que, realmente, la música les hace vivir

porque, como yo digo,

el corazón, cuando se escucha la música,

eso te hace sentir de una manera diferente.

De hecho, los médicos están diciendo que es una terapia maravillosa.

Hay gente que a lo mejor no tiene ganas de hablar, de mirarse,

y cuando escucha la música,

parece ser que eso les hace revivir otra vez.

Encantado de estar ahí.

El 12 de Octubre te está esperando.

Vamos a comentar un poco la actualidad

y después seguimos hablando de ello.

Y tu chaqueta, Raquel, va acorde con esta noticia.

Se nos cae un mito, el tomate frito no existe, son los padres.

La industria alimentaria nos ha engañado.

Lo que llevamos pensando toda la vida que es tomate frito,

suele ser troceado, que se cuece a baja temperatura

mientras se mezcla con otros ingredientes tampoco caseros

como el almidón de maíz.

Vamos, un puré de tomate cocido que emplea azúcar como conservante.

Eso no suena tan bien.

Si queréis tomate frito de verdad,

mejor hacerlo en casa con ajo y cebolla.

Y que no se te olvide mezclarlo con un buen aceite de oliva.

José, te gustan mucho los huevos con patata.

Y el tomate frito también. Es mi plato favorito.

¿Te sientes algo decepcionado con esto?

Realmente, los tomates llegan a casa, tomate de verdad,

los pela mi mujer y me los hace peritos como Dios manda.

Espero que no vengan contaminados.

(Risas)

¿Sois fáciles de engañar los demás en cuanto a tomate frito?

En mi caso no, porque solo cocino yo en mi casa.

La salsa de tomate la hago yo.

Luego la congelo y me sabe muy rica.

Nos asustan mucho con todas estas cosas.

El tomate, el aceite de palma...

Es un error poner en el consumidor que tengamos que ser nosotros

los que estemos vigilantes

cuando tendrían que ser algunas instituciones las que controlen

que no nos engañan.

El consumidor no debe estar pendiente de que no le engañen,

sino que controlen que no nos engañan.

-No solo pasa con el tomate. Hay que tener mucho cuidado.

-Por ejemplo, los percibes.

Llevan muchos azúcares añadidos. Mucho aceite de palma.

El único tomate bueno que hay es mi guitarrista.

(Aplausos)

Lo que dice Luis es el frito. Qué pedazo guitarrista.

Natural, natural.

Merece la pena hacer hincapié en una cosa.

Recientemente la Unión Europea ha regulado cosas de este estilo

para que tengamos toda la información necesaria

y no permiten la publicidad engañosa.

Lo que pasa es que requiere un esfuerzo por nuestra parte.

En esa etiqueta pequeña está toda la información.

-No hace mucho que se obliga a poner...

-No, es muy reciente. -Llevamos años comiendo...

-También te digo una cosa, no hay que asustar a la gente.

Antes la gente se moría a los 50 años.

Ahora nos meterán muchos azúcares y leches,

pero la gente se muere a los 90. Y mira cómo estamos.

Hay que estar alerta, pero no hay que vivir acongojado.

Hay que saber lo que uno come.

Dicen que el azúcar no vale para nada.

Yo no me lo echo ni en el café.

¿Controlas mucho la dieta? No me controlo nada.

El otro día me dijo mi amigo el doctor Martín

que no tomé azúcar, que no vale para nada.

Hombre, para endulzar las cosas, se está engañando.

¿Te gusta el dulce? Me encanta.

El postre no lo perdono.

Entrego la cuchara, el dinero del banco...

No puedes pasar por el escaparate

de la pastelería sin entrar.

Hay veces que se me saltan las lágrimas.

De verdad. No se puede aguantar.

Yo en casa no tengo dulce porque no puedo parar de comer.

No lo tengo por eso.

Veo un bocadito de nata y soy capaz de matar.

¿Cuál es tu postre favorito?

Uno muy de mi tierra que se llama tocino de cielo.

Entonces te gusta el dulce. Está que no se puede aguantar.

Para qué vamos a hablar.

(Aplausos)

Si no existe el tomate frito envasado,

tampoco nos va a pasar nada.

Pero lo que tiene que existir es la vida alienígena.

¿Crees que estamos acompañados, José?

Madre mía de mi vida... Qué palabra más difícil.

¿Cómo es?

Vida alienígena, extraterrestres.

La gente de muy lejos, de para allá.

Gente de para ya tiene que haber mucha gente.

Como dice, cuando hacemos una entrevista en nuestro disco nuevo,

siempre que vamos a hablar algo,

Tomate solo sabe decir:

"Lo que diga a este va para allá".

Es bastante para allá lo que me encontrado.

Encontrar vida extraterrestre es uno de los objetivos

de las agencias espaciales

y se confirma que la luna Titán podría albergar vida alienígena.

Es la más grande de Saturno.

Tiene una atmósfera compuesta por nitrógeno y metano.

Parece que Titán es la mejor opción para encontrar vida

fuera de nuestro planeta.

Eso sí, la NASA aclara que el decir vida,

no se refiere a alienígenas con cabezas verdes,

sino a alguna forma extraña y desconocida de existencia biológica.

Si hay vida allí, lo mismo tienes que ir a cantar.

En principio, yo soy un poquito incrédulo.

Estas cosas casi que no me las creo.

Puede ser verdad o mentira,

pero hay una historia que yo me acuerdo

y que todavía no soy capaz

de creerme que el hombre haya subido la luna. Es que no me lo creo.

Sigues pensando que fue un montaje. Eso piensa mucha gente.

¿Por qué? Miras a la luna y piensas que es imposible?

Por ahí no se le ha perdido nada a nadie.

(Risas)

La vida extraterrestre... Cuando hablamos de la vida extraterrestre

nos lo imaginamos con respecto a un referente que conocemos.

No puedes imaginarte algo de lo que no tengas referencia.

En esta luna de Saturno la vida está basada en el metano.

¿Qué conocemos del metano? Los pedos.

Puede ser que en Titán... Sobre todo las vacas.

Son las que más emiten.

Imagínate una invasión de pedos vivientes.

Notes uno ríete de la invasión de los ultra cuerpos.

-Ríete de la invasión de los ultra cuerpos.

Si no se nos ha perdido nada en la luna, imagínate allí.

También hay extraterrestres en la Casa Blanca y nadie dice nada.

Aquel que se lo tiene que creer esto, Luis. ¿Hay vida en Titán?

Aquí el que se lo tiene que creer esto, Luis. ¿Hay vida en Titán?

Otras cosas.

Hay metano, pero es líquido. -Pero huele igual.

-Peor. Si fuimos a la luna, te lo prometo, José,

pero no se nos había perdido nada.

A Sevilla le dijeron a Chocolate, que en paz descanse,

bajo a desayunar como todos los días y le dicen:

"Antonio, que ya han llegado a la luna".

Es una hipótesis.

Se plantean que en un sitio donde y condiciones...

Hace 2000 millones nuestro planeta se parecía a Titán ahora.

Con diferencias notables. Allí hace un frío de la leche. -160.

Si la hubiere, sería basada, ya que no hay agua líquida,

en el líquido más cerca que hay, que es el metano.

Estamos más cerca de lo que diría el agente Mulder

que lo que hace la NASA, ciencia pura y dura.

José no se tiene que asustar. Para nada.

Me estáis asustando. Le veo pensativo.

Cuando no se ríe cada 30 segundos, algo pasa.

¿Son de color verde o no?

Depende de lo que haya comido antes.

(HABLAN A LA VEZ)

Lo que tiene de bueno mirar al espacio es que hay mucho espacio.

Mucho espacio para todos.

Aquí si que hay vida

y a veces más de lo que nos gustaría tener alrededor,

el espacio vital o "peripersonal", es el perímetro de seguridad

que necesitamos entre nuestro cuerpo y el resto del mundo.

La mayoría precisan una separación de entre 20 y 40 cm,

pero puede variar en función de la cultura.

El concepto de espacio vital es uno de los más estudiados

por la neurología y psicología moderna

y surge en el siglo XIX en Alemania,

estableciendo una relación entre la población y el espacio.

Nos acompañará salido a la calle para medir nuestro espacio vital,

sin invadirlo.

-Cada uno de nosotros tiene un espacio vital que no nos gusta

que nos invada nadie. ¿Qué es el espacio vital?

-Algo muy bonito. -Lo de Goku.

-No lo sé, me has pillado.

-El sitio que necesito para expresarme como persona.

-¿Cuál sería tu espacio vital hacia mí?

-Un poquito más separada.

-¿Estás cómoda? -No.

-Es un poquito raro.

-Me lo estás invadiendo y mucho, además.

-Tu espacio vital mide 40 cm. -Suficiente.

-35.

-45 cm de espacio vital.

-¿Quién podría traspasar

esos centímetros de nuestro espacio vital?

-Si es un chico gracioso, que esté más cerca.

-A la gente que quiero. -A Richard Gere.

-Mi ex.

-Una persona machista. -En el metro.

-Alguien que no se ducha. -Los políticos.

-El espacio vital es algo muy personal.

Lo malo es que no podemos es siempre mantener

a los demás a la instancia que queremos.

Por cierto, me podéis desear suerte.

José, ¿tu espacio vital cómo es? ¿Grande, pequeño?

Es muy normal, como soy yo.

Yo no necesito mucho espacio, con poca cosa me apaño.

Soy una persona que me crié en poco espacio.

Yo recuerdo, somos cinco hermanos,

mis padres y mis cinco hermanos y nos criamos en un cuartito

que no sé si tendría 30 o 40 m. No tenía más.

¿Te gusta que te toquen que están así todo el rato

que estás escuchando no hace falta que te toquen?

La verdad es que molesta que te estén dando.

Aunque estés cerca, pero déjame.

¿Qué medida necesitáis?

No lo he calculado, pero no me gusta que me hablen aquí.

-Te ha pasado esto del juego del pasito hacia atrás.

Se acercan otra vez y te vas más para atrás.

-La distancia del espacio vital se va reduciendo

a medida que aumenta la intimidad.

Cuando tienes intimidad con una persona,

ese espacio se reduce hasta el punto de tocarte.

Se ha roto con el selfie.

Nos juntamos y no nos conocemos.

Hay convencionalismos, por ejemplo, lo de darse la mano,

que en el fondo son evoluciones de algunos modos antiguas.

Lo de darse la mano, es que la gente se daba la mano en la antigüedad

para demostrar que no iban armados.

Se ha quedado ya como un convencionalismo.

También es tocarte, pero se acepta.

-Cambia mucho según las culturas y otras variables raras.

En un reciente estudio demostraban que el argentino medio

quiere más cerca a un completo desconocido

que un saudí a un amigo íntimo.

Depende de dónde y con quién.

A ti, que te toquen, te cojan para una foto y te toquen...

No sé... Ahora resulta que hay una serie de robos amorosos,

que se llama.

Se trata de eso, que te toquen y salen corriendo.

A mi abuelo le pasó y le quitaron un anillo.

"Qué guapo eres, qué bien canta así",

cuando me di cuenta, al reloj había volado.

Marta ha invadido mi espacio vital y a mí me da igual.

-Porque es Marta.

Hay formas muy curativas de invadir el espacio vital de otro.

Por ejemplo, la poesía. Pues sí.

Guarda cierta relación con el proyecto de José.

Sugieren que la poesía podría ser una valiosa herramienta

para curar enfermedades.

Cada vez que un paciente escucha poesía se activa

en su cerebro las dopaminas,

neurotransmisores relacionados con el placer.

En diversas pruebas clínicas realizadas en lugares

como Brasil o Irán,

señalan que la poesía no solo alivia el dolor,

sino que mejora su calidad de vida y su nivel de esperanza.

Si quieres pronto sanar, poesía has de escuchar.

¿Crees que con la poesía pasa lo mismo?

Sí. La música lo cura todo.

Vamos a dejar a los pacientes,

las personas como nosotros, que no estamos en un hospital,

si escucháramos más música, seríamos menos agresivos.

Mucho menos agresivos.

Creo que la música te deja una paz interior,

una sensibilidad dentro de tu cuerpo,

de tu carne, como diría Lola...

Para mí, la música

es de lo más importante que tenemos en los humanos.

Sana y da gustito y placer, Luis. ¿Es así?

¿La poesía nos puede dar ese placer?

Está relación relacionado en estudios de medicina paliativa

como subir el umbral del dolor y aumentar la esperanza,

una cosa que cuesta mucho en los pacientes,

que bien el futuro más claro.

A través del arte, que en defecación, poesía, arte, pintura

A través del arte, poesía, arte, pintura

o la simple belleza arquitectura de un edificio...

-A ver, no cura.

Siempre hay un listo que se coge el codillo para el cocido.

Leer a Becker no te ayuda a curarte.

(HABLAN A LA VEZ)

Una mujer que estaba la pobre mía muy deprimida

por los dolores de las piernas, una raja algo increíble,

no se quería mover, ni las manos siquiera.

El otro día fueron unos flamencos a cantarla

esa mujer salió bailando.

No se le quitó el dolor,

pero dice ella que sintió un placer grandioso.

Salió al tablao a bailar.

Si hubiese ido alguien de reggaeton,

lo mismo no había salido bailando.

-Y eso que el flamenco es una música fea.

Vamos a llevarnos bien.

Habló, que no le puede gustar más.

Pensando en lo que va a pensar mañana...

Eres un gran aficionado al flamenco.

Una cosa, Raquel.

Yo hice durante muchos años un festival de flamenco

para la Fundación Gomaespuma.

La primera persona que cuando yo le conté toda aquella historia

me dijo que estaba ahí el primero fue José Mercé, hace ya muchos años.

Tiene un corazón como este plató. Es brutal.

Siempre está y siempre lo demuestra.

Él y Carmen Linares me dijeron que iban a estar.

Mañana vas a estar en Hospital 12 de Octubre.

Cuéntame qué te gustaría que ocurriese allí.

La verdad es que me involucro porque me encanta hacer esto.

Además, sé que a los pacientes les viene de maravilla.

Tengo que decir que ese concierto de mañana,

a las 6:00 de la tarde en el 12 de Octubre,

solamente es para los pacientes y familiares.

Me gustaría que pudieran asistir todos

y que les dieran más cariño y calor a los pacientes,

pero si no, va a llegar la policía y vamos a ir todos al trullo.

Es lo que hay, no podemos...

Yo tengo a la mujer cosí para. ¿Vienes a casa a cantarle?

Tú sabes que yo voy.

El espacio vital, hay que respetarlo.

Actuar en un hospital.

Hablemos de actuar en otros lugares que no son zona de confort.

Has estado en el Teatro Real

y en los mejores sitios del planeta actuando.

¿Cómo te sientes cuando cantas en otro lugar?

Afortunadamente, ya con los años que llevo en esto,

tendría que decir en qué teatro no he trabajado.

Llevo muchos años recorriendo el mundo.

Al principio, con Antonio Gades. Ha trabajado

Al principio, con Antonio Gades.

Ha trabajado en los teatros más importantes de este planeta.

Yo me siento a gusto en cualquier sitio.

No tiene por qué ser el Teatro Real, Londres o París.

Ahora mismo aquí hay un tablao pequeño

y la gente está ahí y ha pagado su entrada,

pues yo canto con la misma intensidad.

Después de haber estado en los mayores escenarios del mundo,

como flamenco,

¿sigas disfrutando de esos ratos con tu guitarrista y unos amigos,

y esos ratos íntimos sin nadie y para ti?

Muchísimo más que antes.

Incluso ya no con la guitarra de cuatro o cinco amigos,

que sabes que lo hemos montado con muchas veces,

ya incluso en el escenario.

Cuando subo al escenario,

antes de salir, me da como taquicardia. Eso sí.

Eso no se te quita.

El día que se te quite, apaga y vámonos.

Pero una vez que estoy en el escenario,

cuando ya hago el primer tema y demás, disfruto muchísimo.

¿Sabes lo que cuenta cuando el torero ya está con el toro,

y no se acuerda que el toro tiene dos cuernos muy grandes?

Pues eso me está ocurriendo a mí en el escenario, disfruto mucho.

Y esto que ha contado Juan Luis

de estar con dos amigos y con tu guitarra,

¿te pasó en el polo norte? Érais tres y un pingüino.

Cuéntame cómo fue eso. La verdad es que...

El polo norte está muy lejos. Hace mucho frío.

Encantado. Fíjate lo que tiene que ser.

¿Te negarías a cantar en algún sitio?

Por supuesto que no. Pero depende para qué.

¿Cantarías en el Nou Camp? No te oigo bien.

(Risas)

(Aplausos)

Una cosa que voy a decir que Raquel a lo mejor no quiere que lo diga,

pero lo voy a decir.

Raquel el otro día me dijo:

"¿Sabes qué cosa no he hecho nunca y me moriría por hacer?"

¿Qué dije? Una juerga flamenca.

Es que nunca he estado. Es que seré una sosa.

Eso hay que arreglarlo. Yo no te considero torpe.

No sé cómo nunca has estado. Lo más hermoso del mundo.

No me han invitado. Cuando quieras.

Has dicho que no existe lugar donde lo tocarías,

pero dependería para qué. ¿Para qué no tocarías?

No lo sé.

Para la gente mala de este mundo. Para ellos no cantaría nunca.

(Aplausos)

Que se corran la juerga entre ellos.

Vamos con las imágenes del día, Marta.

Quiero compartir con vosotros una ingeniosa idea de una madre

porque su bebé de cuatro meses lloraba en un vuelo de 10 horas

que iba de Seúl a San Francisco.

Quería evitar que los pasajeros sufrieran los llantos

veo lo que vamos a ver.

Repartió más de 200 bolsas de caramelos, tapones para los oídos,

y una entrañable nota en nombre de su hijo.

"Me llamo Junwooe y tengo cuatro meses,

intentaré estar tranquilo, pero no prometo nada. Disculpas".

Un pasajero lo colgó en redes sociales

y ha recibido muchos mensajes positivos. También pobre madre.

Antes de subirse al avión... Llum, como madre.

Es que hay gente torpe

que se olvida de que ha salido de una madre y también ha llorado.

Te ponen en un brete cuando vas con tu niño

y se pone llorar por lo que sea o se encuentra mal.

Se giran y: "Callen a ese niño". -Hay mucho impresentable.

-Hay mucho imbécil.

Esos son los que no tenían que estar aquí.

Es verdad. ¿Qué vas a hacer?

¿A ti no te ha dado un vuelo un bebé?

Al revés, trato de que no llore y le doy...

Te sientas encima del niño...

¿Cómo me va a molestar un niño? Habrá cosa más linda que un niño...

Está el niño asustado en el avión

y de repente apareces tú con los pelos.

Está muy bien la iniciativa de la madre, pero en vez de chuches

podría haber metido marisco, algo más...

-En Seúl no bastan marisco bueno.

-En Seúl no gastan marisco bueno.

¿Os parece que es lo más desagradable que os puede pasar,

esa situación? Yo creo que hay cosas más desagradables en un avión.

Al que huele mal.

-A mí el otro día se me dormían dos señoras hacia lo alto.

Yo el tema olores me parece más importante en un avión

que el llanto de un niño.

Es verdad, ¿por qué huelen tan mal?

Porque no hacen las digestiones bien.

-Es el metano.

-Vamos a otra imagen del día.

El niño de las 10 horas, tengo que decir, no lloró.

-Qué majo.

-Pasamos a una mala idea de un capitán de barco que decidió pasar

por su buque por donde no debía. Aquí lo vamos a ver.

¿Verdad que parece muy bajo para ese barco

y que ese barco parece muy alto para ese puente?

Pues al capitán no le pareció ni lo uno ni lo otro

y ya veis el resultado.

La escena tuvo lugar en Busan, Corea del Sur,

en el puente Gwangwuan,

un puente que salió del choque mejor parado que el propio buque.

El capitán fue sometido a una prueba de alcoholemia

y dio positivo con un nivel de alcohol

de casi 30 veces lo permitido. Y os cuento una anécdota.

Media hora antes de chocar con el puente, chocó con un crucero.

Eso ya era un aviso.

-Qué tráfico en el mar.

-Si bebes, no patronees un buque de esas dimensiones.

-Navega de oído, ¿no?

-El puente está bien hecho. -Aguantó bien.

¿De qué planeta era? Era ruso.

-En Rusia tienen una cierta afición al vodka.

-Pero es por el frío.

-En la época de la Unión Soviética

tenían unos establecimientos que les llamaban antiborrachos.

Si veían a alguien un poquito colocado por la calle,

le metían en un camión o en una furgoneta,

le hacían un examen médico, le duchaban y le dejaban a dormir.

Luego tenía que pagar por lo que había gastado.

Y mandaban una carta a su trabajo

para decir que le habían pillado y...

¿Sabes lo que hacían muchas veces?

Sobornarles para que no mandaron la carta,

y les sobornaban con alcohol. Venga ya...

José, mañana en el Hospital 12 de Octubre

esperemos que tengas un momento conmovedor en tu historia.

Lo espero pasar muy bien.

Y espero que los pacientes lo pasen bien y les vea con mucha alegría

y ganas de salir del hospital, que es lo importante.

Si tienen ganas de salir

y con ese poquito de música se vienen arriba,

yo soy el más feliz.

Pues que entre el aire fresco de José Mercé. Muchas gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • José Mercé

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Lo siguiente - José Mercé - 11/03/19

11 mar 2019

Programa cuyo objetivo se apoya en las HISTORIAS, NOTICIAS y TENDENCIAS más sorprendentes de la jornada para contrastarlas, jugar con ellas y llevarlas más allá, con la intención de generar entretenimiento para todos los públicos.

La semana comienza con la visita de José Mercé que en abril inicia su gira ‘De verdad’ con Tomatito, con su nuevo álbum en el que reivindican el flamenco como música y como cultura.

ver más sobre "Lo siguiente - José Mercé - 11/03/19" ver menos sobre "Lo siguiente - José Mercé - 11/03/19"
Programas completos (68)
Clips

Los últimos 319 programas de Lo siguiente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios