Presentado por: Julie Andrieu

Julie Andrieu viaja por las regiones y departamentos de la geografía francesa conociendo las recetas, cocina y gastronomía de las gentes y los pueblos de Francia.

Serie documental en la que Julie Andrieu viaja por las regiones y departamentos de la geografía francesa conociendo las recetas, cocina y gastronomía de las gentes y los pueblos de Francia. En algunos de sus capítulos las recetas se llevan a cabo con reconocidos chefs.

5890388 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Las recetas de Julie - Val Thorens - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Es la primera vez que sobrevuelo los Alpes

en helicóptero y es impresionante.

Sobre todo con este tiempo.

Es mágico. Es mágico.

Frente a nosotros está el Mont Blanc, el pico más alto de los Alpes.

Ah, sí.

Hoy está muy despejado.

Estamos en el corazón del Tarentaise,

yendo a Val Thorens,

una de las estaciones míticas del Trois-Vallées.

Una de las zonas más grandes del mundo para esquiar.

Creo que la más grande. Sí.

LAS RECETAS DE JULIE

(Música)

Vamos a aterrizar.

Ya estamos en tierra firme. Magnífico.

Gracias, Christian.

Oh, ha sido extraordinario.

Para mí también ha sido maravilloso.

Está más acostumbrado que yo.

Gracias, Christian. De nada.

Feliz estancia. Ha empezado muy bien.

Perfecto.

Adiós. Adiós.

(Música)

Buenos días y bienvenidos a Saboya.

Christian ya nos lo ha dicho.

Estamos en el corazón del Tarentaise,

que alberga los famosos Trois-Vallées, los Tres Valles.

Una de las zonas más grandes del mundo para esquiar.

Y nosotros hemos elegido la estación más alta de Europa,

Val Thorens.

Aunque haremos más cosas además de esquí alpino.

Val Thorens tiene apenas 40 años y no solo destaca

por ser una estación de esquí. Es un lugar increíble.

Pero gracias a un puñado de aficionados,

también lo es su gastronomía.

Entre ellos está Jean Sulpice, un chef con dos estrellas Michelín.

Vamos a mezclar reno con queso beaufort y crepés.

Tomaremos café con licor genepí

y napolitanas de chocolate.

Vamos, seguidme.

(Música)

Christian no me ha dejado subir a Micheline en el helicóptero,

así que se ha quedado abajo y la estación me ha prestado

un coche más apropiado para la situación.

Rojo, todo un detalle.

Esto será divertido.

(Música)

Acabo de coger el coche y ya me toca abandonarlo

para llegar al refugio de Lac du Lou,

abierto a excursionistas y accesible a pie,

donde nuestro joven chef ya ha puesto las marmitas al fuego.

Como ya os he dicho, Jean Sulpice

es el orgullo del país.

Es uno de los chefs más jóvenes de Francia

galardonado con dos estrellas Michelín.

Ha conseguido que venga gente de toda Europa a Val Thorens,

a una estación que, evidentemente, es la más alta,

pero que también está muy apartada.

Lo que me interesa de él es que cada plato

nos lleva a un recuerdo de su infancia,

a un olor y a sus raíces.

Y sobre todo tiene mucho talento.

Creo que vamos a estar muy tranquilos en medio de la nada.

Espléndido.

Me encanta.

Hola, Jean. Hola, Julie.

Te voy a dar dos besos.

¿Qué tal? Bien, ¿y tú?

Muy bien.

Cuéntame la historia de esta cabaña.

Este lugar me carga las pilas. ¿Sí?

Me encanta venir aquí tanto en verano como en invierno

porque es muy accesible.

Pero ¿pertenece al ayuntamiento?

Sí, está al lado del Lac du Lou,

por eso se llama el Refugio de Lou.

Sí. Está en un valle magnífico y salvaje.

Ya he visto. No hay remontes.

Así que conseguir recursos es un triunfo.

No nos molestarán los esquiadores. Para nada.

Aislamiento y altitud, un doble desafío para un chef.

La altitud influye en la cocina

porque el agua no hierve a 100 grados.

Cuanto más subimos, a menor temperatura hierve el agua.

Claro.

En Val Thorens hierve alrededor de los 90 grados.

Tengo que hervir los huevos más tiempo,

igual que la pasta, el arroz.

Las verduras.

Sí, hay que cocerlas más tiempo.

¿Qué vas a cocinar hoy?

Habías pensado en riñones, ¿verdad?

Sí. Cuando era adolescente, recuerdo que al acabar de comer

mi abuelo y mi padre se tomaban una copita con sus amigos,

normalmente un licor genepí después del café.

Así que pensé que el café y el genepí debían combinar bien

e hice una salsa de café y genepí que añado a los riñones

y funciona muy bien.

Al igual que a los menudillos, me gusta mucho.

Voy a ser sincera,

como me encanta tu cocina sé que me gustará.

Pero no me gustan ni los riñones

ni el café ni el genepí.

Pero estoy segura que la mezcla de los tres me gustará.

Cuando lo has dicho he pensado: "¿Se lo digo?".

Hay que ir más allá de nuestros miedos

y de lo que creemos que nos gusta.

Bueno, cuéntame.

Jean empieza preparando el acompañamiento,

una receta que su abuela solía preparar:

patatas delfina.

Mezclamos agua, mantequilla y harina.

Y lo doramos a fuego medio

antes de añadir las patatas hechas puré.

¿Esto es cocina fácil? Sí.

Vamos con los riñones.

He quitado todos los nervios.

Pero no pasa nada,

no se desaprovecha.

Todas las sobras me servirán para preparar un jugo muy rico.

No se desaprovecha nada.

¿Te dejo condimentar? Sí.

Generosamente.

¿Por los dos lados? Sí.

Vale.

Lo que me gusta de los riñones es... Sellarlos bien.

Sí.

El juego de texturas es muy importante,

así tendremos algo crujiente. Sí, claro.

Lo que no me gusta es la parte elástica y gelatinosa.

Pero no hay que hacerlos demasiado.

Si nos pasamos, se quedan como de goma.

Solo hay que darles la vuelta. Es rápido.

Lo dejamos reposar. ¿Diez minutos?

Sí.

Doramos las chalotas en el jugo de los riñones

con un poco de mantequilla y los restos de los riñones,

que soltarán su sabor para conseguir una salsa sabrosa.

Aunque yo no estoy muy convencida.

A continuación, para darle un toque de mi tierra,

vamos a desglasarlo ligeramente con vino mondeuse.

De cepas locales.

Desglasamos así.

Es un vino especial. Sí.

Vamos a intentar que el fuego lo cubra bien.

La salsa adquiere un bonito color.

La dejamos reducir antes de añadir dos cucharadas soperas

de caldo de ternera recién preparado.

Echo tres o cuatro cucharadas de nata

y añadimos el café.

El famoso café.

Mezclamos y añadimos el genepí.

No he traído porque seguro que aquí hay.

¿Un refugio de montaña sin genepí? Seguro que encontramos.

Aquí está.

¿Qué es el genepí, una planta?

Si no me equivoco, es una planta de la familia de la artemisa.

Como ves las flores son amarillas o negras.

¿Es una maceración?

Crecen a gran altitud.

Y sí, es una maceración en alcohol.

Después se añade un poco de azúcar para endulzarlo.

Tiene un olor resinoso.

Sí. Echo bastante.

¿Lo pruebo? Venga.

Sí. El genepí es muy sutil.

Es sorprendente.

Está el amargor del café,

el toque de madera del genepí

y la redondez del vino y del caldo de ternera.

Muy equilibrado. No está mal.

¿Cuelas la salsa? Sí.

¿Lo hago yo? Vale.

Hasta ahí llego.

Hay que apañárselas con lo que tenemos.

Tiene buena pinta la salsa.

Voy a añadir un huevo para que tenga forma de suflé.

En un aceite neutro y bien caliente sellamos las patatas.

Es una especie de bollo de patata. Efectivamente.

Mientras bullen en el aceite,

calentamos los riñones en su salsa.

Están bien dorados. Perfectos.

Es importante cuando freímos sazonar enseguida.

Echar sal cuando aún está caliente. Sí.

Así la sal se impregna bien.

Mientras Jean sirve los platos,

aprovecho para tomar nota de su receta.

Para hacer riñones de ternera con café y genepí,

necesitamos dos riñones de ternera preparados por el carnicero;

dos chalotas, dos cucharaditas de genepí, dos expresos;

tres cucharadas de nata;

tres cucharadas de caldo de ternera;

un vaso de mondoise o de vino tinto;

sal, pimienta, aceite de oliva y mantequilla.

Y para las patatas: cuatro patatas de tamaño medio;

diez centilitros de agua;

80 gramos de mantequilla;

50 de harina, tres huevos y aceite.

Dudo que en este refugio

se haya visto un plato tan elaborado.

Allá voy. Está rosado, ¿eh?

Sí, claro, se come rosado.

Está muy tierno. Con el riñón no hay problema.

El café es desconcertante.

Te quedas con el amargor. Hay mucho amargor.

Se nota el gusto del riñón. Está todo bien equilibrado.

Muy bueno.

Está crujiente. Y es fácil de hacer.

¿Ves que está blando? Sí.

Toma.

Salud.

Gracias, Jean.

Al final del viaje reuniré a toda la gente

que haya conocido en algún lugar emblemático de aquí.

No sé, ¿tienes alguna idea?

¿Una casa, una cabaña?

¿Alguna sugerencia?

Han anunciado buen tiempo para toda la semana.

Si quieres disfrutar de la montaña en todo su esplendor

y deleitarte de las vistas de mi restaurante...

¿En la terraza? En mi terraza.

Qué bonito.

Limpiemos la cabaña. Hay que dejarla limpia.

Igual que como la hemos encontrado.

(Música)

Además de las dificultades de cocinar a tanta altitud

de las que nos ha hablado Jean, otro quebradero de cabeza

es el abastecimiento de víveres. Un problema que preocupa

a muchos establecimientos del valle

y que requiere cierta organización y coordinación

haga el tiempo que haga.

Todos los días en una moto de nieve o en una apisonadora,

Arnaud abastece su restaurante a 2300 metros de altitud.

Se carga la cesta de la apisonadora

con unos 600 o 700 kilos,

así podemos subirlo todo en buenas condiciones.

Es parte de la aventura de vivir en una cabaña

a esta altitud.

De camino a la pista de esquí,

cada mañana se repite la misma rutina.

Todo el mundo ayuda a descargar las provisiones.

Cada minuto es esencial para proteger del frío

los artículos sensibles.

Tenemos un lago del que obtenemos agua.

Y afortunadamente tenemos toda la que queremos.

Hay compañeros que tienen que llenar depósitos,

eso es más difícil.

En la cocina, Joseline, el chef,

suele dar prioridad a los productos de los alrededores.

Es difícil tener productor frescos a esta altitud.

Trabajamos con productores locales.

El problema de la altitud es que las lechugas, por ejemplo,

pueden congelarse.

Son frágiles y difíciles de traer.

Aquí la temporada es un poco más larga

debido a la altitud.

Arnaud dedica diez meses al año a su cabaña,

ya que tiene que almacenar la bebida;

encargarse del mantenimiento de las máquinas;

acondicionar el establecimiento y contratar al personal.

Tiene casi una treintena de empleados.

Es un desafío permanente,

pero ahí está su encanto.

No es rutinario.

Un día podemos preparar 200 cubiertos

y al día siguiente, si hay tormenta, puede que ninguno.

A veces pasa.

Afortunadamente no es muy frecuente.

Para vivir y trabajar en Val Thorens

tiene que gustarte mucho la montaña porque si no, es difícil;

pero es lo que hay.

Es hora de despedirnos

y de seguir descubriendo esas recetas del valle

que deleitan los paladares de los montañeses.

(Música)

Ahora pasamos al postre. O mejor dicho, a la merienda.

Hemos quedado con Kathy, de origen suizo,

pero que vive aquí desde hace casi 30 años

con su marido y su hijo,

que es campeón del mundo

y campeón olímpico de esquí cross

y el orgullo de la familia y de todo el pueblo.

Y otro motivo de orgullo de la familia

son las napolitanas de chocolate de Kathy

que prepara para los más golosos.

No son las napolitanas que conocemos con mas hojaldrada,

sino de masa de pan con levadura, semillas y harina integral

en la que se mete una onza o tableta de chocolate.

Al parecer, además de más sanas, están deliciosas.

(CANTA)

(Música)

Sin duda esa es la casa de Kathy.

¡Hola, Julie! ¡Hola, Kathy!

Cuidado con las escaleras, resbalan.

Vale, gracias. Ya voy.

Una casa de campeones por si no ha quedado claro.

El esquí cross se parece al motocross

ya que es una disciplina acrobática que consiste en superar

una larga carrera de obstáculos como montículos y trampolines.

Un recorrido lleno de dificultades que el hijo de Kathy

realiza de forma brillante.

No sin dar algún susto a su madre, claro.

(Timbre)

Hola. Hola. ¿Todo bien?

Sí. ¿Me quito las botas? ¡No!

Tenemos pantuflas. Dos besos.

Hay pantuflas. Me las quito entonces.

No, no. Se ponen con los zapatos.

¿Pantuflas para zapatos? Sí,

son para calzado de esquí.

Pantuflas para después de esquiar.

Se pueden usar hasta con las botas de esquí.

¿Y se fabrican aquí? En Suiza.

¡Ah, es suiza! Sí, suiza-alemana.

Sí, su acento la delata.

Todo el mundo dice que sus napolitanas

son extraordinarias.

¿Me las enseña? Sí, claro.

Cogeré la levadura que está en el congelador.

¿En el congelador?

Creía que la levadura fresca no se podía congelar.

Sí, porque aquí en Val Thorens es complicado

y no siempre tengo encargos.

Así que compro varios cubos y luego los utilizo

según los vaya necesitando.

La guarda en el congelador, eso es nuevo para mí.

Después la echo en un bol. Sí.

Añado un poco de azúcar.

Para activar la fermentación añade azúcar.

Solo eso.

Se deja a temperatura ambiente. Hora u hora y media.

¿Tiene más preparada? Sí.

¿Es esta? Sí, esa.

Cógela.

Este es el resultado. Sí, así queda.

El azúcar ha licuado la levadura. Sí.

Y ahora...

Kathy prepara una mezcla de semillas

compuesta por pipas de girasol, avena, sésamo

y linaza común o dorada porque son ricas en omega 3.

Luego las cubre con agua para que maceren

durante hora y media y se rehidraten las semillas.

Eso hace que el pan crezca mejor.

Tenemos la levadura y las semillas.

¿Qué falta, la harina?

Ahora mezcla harina de centeno, de trigo integral

y de espelta que ella trae de Suiza,

además de harina de trigo normal.

300 gramos.

No puede ser.

Lo ha hecho todo para que nos perdamos.

Pero hace bien,

así tenemos que venir aquí a comerlas.

A continuación, cojo el cucharón y hago...

¿Un hueco? Un hueco.

Y hay que echar la sal.

Para que no toque la levadura. Sí.

Así.

Y luego se añaden 3 dl de leche.

Después podemos poner...

¿Lo echo en el centro? Sí.

Y podemos añadir la levadura. La levadura y las semillas.

¿Quiere un recipiente más grande? ¿Cómo?

Si quiere un recipiente más grande. No.

No voy a decirle cómo hacer sus napolitanas.

Cerramos esto.

¿Lo cierra? Sí.

¿No lo mezcla? No.

Después. Vale.

¿No se amasa? Sí, después.

Hay que cerrarlo bien, así.

Se remueve solo.

¡Extraordinario!

Incluso hacer pan es un deporte aquí.

Sí.

Ah, vale.

Sí que lo amasa un poco.

Sí.

Y se deja reposar. Sí.

¿Cuánto tiempo?

Hora u hora y media más o menos.

Pero ya he preparado una.

Ya está.

Tiene preparadas todas las etapas.

Si no, habría que esperar mucho tiempo.

Esta es la masa que ha crecido.

Sí, la masa.

¿Qué puedo hacer?

¿Quiere amasar?

Lo que me diga.

Me pongo un delantal para amasar esta mezcla de semillas

durante cinco o diez minutos siguiendo las indicaciones de Kathy.

Prefiero esto que hacer esquí cross.

El esquí cross tampoco es para mí.

Sigo, ¿no? Está bien así.

Kathy divide la masa hasta obtener 56 trozos,

un cálculo muy preciso.

Hago más o menos los mismos y después añado el chocolate.

Vale. Los pongo aquí.

Los rellena. Sí.

Pone el chocolate.

Claro, lo meto y lo cierro.

Los separa porque crecerán.

No, tienen que caber siete.

Ayuda a que crezcan.

Solo he utilizado dos tabletas de chocolate negro.

Todo bien calculado. Sí.

¿Se deja reposar de nuevo? Sí.

Y para que crezcan bien, no tiene que haber corriente.

Nada de corriente.

Lo cubrimos así, con un trapo.

¿Cuánto tiempo más o menos para que suban bien?

Yo diría que una hora, hora y media.

Lo apunto en mi cuaderno. Vale.

Para preparar las napolitanas de chocolate como Kathy

necesitamos 600 gramos de harina de trigo y de centeno mezclada;

200 de harina de trigo integral;

200 de harina de espelta;

300 de harina de trigo de fuerza media;

un cubo de levadura fresca de panadero;

dos cucharadas de azúcar;

dos puñados de cereales mezclados;

copos de avena, sésamo, linaza y pipas de girasol.

650 ml de agua; 30 cl de leche;

30 gramos de sal fina

y 400 de chocolate negro con 50% de cacao.

Se hornea todo a 230 grados con calor estático,

con un bol de agua durante 35 minutos.

Para saborearlas bien,

lo mejor es comerlas calientes.

Una para cada una.

El interior está fundido, está blandito.

He de decir que el pan está muy conseguido.

Aparte del chocolate está perfecto.

La mía está alveolada, es muy ligera.

¿Cuánto tiempo lleva preparando estas napolitanas?

Unos 25 años.

¿Alguien las ha copiado?

A veces, hay muchas copias.

¿Lo intentan?

Pero no encuentran la harina que uso yo.

Eso es así. Nosotros tampoco la encontraremos.

Lo haremos a nuestra manera.

Deliciosa.

La corteza está muy crujiente.

¿Podrá guardarnos algunas para el banquete?

Claro, no hay problema.

Genial. Será en el restaurante de Jean Sulpice.

Allí las probarán. Estupendo.

(Música)

Aquí hay tres familias fundadoras y pioneras:

los Suchet, los Rey y los Jay.

Vamos a visitar a los dos nietos de Nicolás Jay,

una figura importante en la región.

Fue alcalde de Les Menuires

y participó en la creación de la estación.

Formó parte del grupo de gente que hizo posible

que llegara el turismo al valle.

Sus nietos han querido conservar el chalet alpino.

Ya que al principio los Jay eran agricultores.

Estamos en Casa Pépé Nicolás.

(Música)

Buenos días. (AMBOS) Buenos días.

¿Son los nietos? Sí.

Se parecen un poco.

Bruno. Bruno y Thierry.

De pequeños pasábamos las vacaciones aquí.

Venía con Thierry, teníamos unos cuatro años.

¿Los veranos?

Veníamos todos los veranos con los abuelos.

Estamos muy bien aquí,

pero tampoco estaríamos mal dentro. Adelante.

Gracias.

Vaya, la decoración está muy lograda,

todo es muy local.

Es lo que hemos intentado, sí.

Con permiso.

Como en su casa.

Iba a decir que aquí se hacía queso, pero aún lo hacen.

Claro. ¿De qué tipo?

Tomme de Saboya. Tomme de Saboya.

Con leche de cabra o de vaca.

No he probado mucho queso de cabra aquí.

De cabra se hace muy poco.

¿De sus animales?

Ya no. Nuestro abuelo sí tenía.

Y nosotros los mantuvimos unos diez años,

pero ahora los alquilamos cada temporada

durante 3,5 meses en verano.

¿Los ganaderos que se ven con ánimos de traerlos a los Alpes

se los alquilan?

Esto no es solo un restaurante,

también es un centro de actividades.

Sí, así es.

Es lo que intentamos.

De hecho, es en eso en lo que nos basamos

y queremos seguir así.

¿Vemos el resto? Adelante.

Pero enseguida nos encontramos con otros representantes del valle

que vienen a tomar el aperitivo típico de Saboya.

Conocemos a Gastón,

que trabajaba en las pistas en invierno y era guía en verano.

Y a Pierre, que sigue colaborando con los jóvenes del valle.

Por las gentes de Saboya.

Pierre y Gastón fueron testigos de una época pasada.

Pero los dos han sabido conservar muchas de aquellas tradiciones.

Sobre todo el canto.

Gastón es un gran cantante y Pierre es músico.

Recuerdo que cuando era pequeño y había alguna fiesta en el valle,

Pierre siempre estaba tocando el acordeón.

¿Y Gastón cantaba? Podría cantarnos algo.

Vale, allá vamos. -Venga, hombre,

hay que intentarlo por lo menos. -¡Son dos jovenzuelos!

(Música)

(ENTONA CANTO TIROLÉS)

¡Todos juntos!

(TARAREAN)

(TARAREAN)

(GRITAN)

Gastón es maravilloso.

Sí, lo llamaban el don Juan del valle.

Cuando cantaba, le llovían las mujeres.

Es una canción pastoril, ¿verdad?

Habla de la vida de los pastores.

Los pastores son unos poetas.

Y veo que esto también es poesía.

¿Qué es?

Es "paillasse dauphinoise".

Nunca lo había oído. ¿Qué es "dauphinoise"?

Es ralladura de patata, con tomate, beicon

y champiñones.

Ahora me doy cuenta de que este valle no ha cambiado,

aunque se despoblase durante los años 50.

En cuanto llegó la electricidad en 1953,

estos pueblos y aldeas volvieron a renacer

y atrajeron al turismo,

no sin ciertos inconvenientes.

Pongámonos en situación.

Había agricultores cuya única propiedad

era la tierra y vivían de esa tierra.

Entonces llegó mi abuelo y les dijo:

"Queremos vuestra tierras para hacer estaciones de esquí".

Para pasar las vacaciones.

Era gente que nunca tenía vacaciones.

Era inimaginable.

Decían: "¿Para qué sirve esquiar?".

Me acuerdo muy bien.

Mis padres no, pero mis abuelos decían:

"Se sube muy alto.

Subir para bajar, ¿de qué sirve eso?

No puede ser".

No tenían tiempo para el ocio.

Era la cultura del trabajo.

La cultura del intercambio.

Todavía admiro a Nicolás, a tu abuelo.

Por ser un visionario.

Sé que pasan todo el día en las pistas

velando por el bienestar de los jóvenes esquiadores.

Pero si pudieran hacer una pausa mañana a la hora de comer,

me encantaría que vinieran a la comida

que organizaré en casa de Jean Sulpice.

¡Uh!

Hemos puesto el listón muy alto.

Pero no habrá grandes chefs,

serán sobre todo cocineros aficionados,

amantes de esta tierra.

Y me gustaría que vinieran.

Allí estaré.

Cuente también con nosotros.

Muchas gracias.

¡Habrá anticongelante!

(Música)

El valle ofrece a los amantes del deporte

y de las sensaciones fuertes experiencias para todos los gustos.

La tirolina, que une Orelle con la cresta del Val Thorens,

es una de ellas.

Son 1300 metros a 3000 metros de altitud

y se alcanza una velocidad de hasta 105 km por hora.

Cada estación tiene su especialidad

y la de Les Menuires es el biatlón.

Se trata de una carrera de esquí de fondo

interrumpida por tiro con carabina

y alternando fases de esfuerzo intenso

con otras de calma y concentración.

Xavier Blond, triple medalla del campeonato mundial,

imparte esta disciplina inspirada

en las bases militares de los soldados escandinavos.

Se remonta a la época en la que el ser humano

tenía que cazar para alimentarse.

En el museo de esquí de Oslo

hay pinturas rupestres de hombres con unos esquís de 2,5 metros.

Solo tenían un bastón para desplazarse y un arco.

El biatlón se convirtió

en una disciplina olímpica en 1960.

Y se popularizó en Francia en 1992,

con la medalla de oro del equipo femenino en Albertville,

lo que provocó una explosión mediática de este deporte.

Después de una década, empieza a practicarlo

un público cada vez más amplio y levanta pasiones en el valle.

Pero dejemos ahora a Xavier haciendo su trabajo.

¡Oh, oh!

(Música)

Retomamos la carretera de Val Thorens

para ir al encuentro de Jean-Pierre, que vive en Val Thorens todo el año.

Y que nos preparará una receta que podríamos calificar de fusión.

Es el encuentro entre dos tierras,

su tierra natal, el valle de Belleville,

y Laponia, lugar al que ha viajado muchas veces

ya que su mujer es sueca.

Se trata de un pastel de crepés de su abuela

y un fricasé de carne de reno.

Suena extraño, pero ¿por qué no?

(Música)

Jean-Pierre está muy concentrado con su receta

en su casa a pie de pista.

Hola, Jean-Pierre. ¡Hola!

He entrado sin llamar. No pasa nada.

¿Ya está preparando la receta? Sí.

Hábleme de ella.

En uno de mis viajes

descubrí la cultura lapona

y de hecho me casé con una sueca.

En Laponia hay un lugar llamado Jokkmokk

y alrededor del mercado de Navidad

hay lo que ellos llaman un "raundad",

como los vaqueros del lejano Oeste.

Allí reúnen a los animales que han pastado en verano

en las montañas y se decide... ¿Hacer la matanza?

Sí. Deciden qué animal matar y cuál no.

La carne de reno se corta en láminas

y se guarda en un congelador normal.

Es una receta del norte de Suecia y la he combinado

con el pastel de crepés de mi abuela.

Lo hice un año en el que no pude comerlo.

Sí.

Fui a ver a mi abuela y le dije:

"Tienes que enseñarme".

A hacerlo. "Tienes que enseñarme a hacerlo".

Y me dijo: "Saca harina..." Encantadora.

Así empezamos. Y se lo explicó.

Sí. Como el relevo.

Solo hay un problema,

que lleva mucho tiempo hacerla.

Por eso desaparecen estas recetas,

nadie puede dedicarles tanto tiempo hoy en día.

Empezamos por el relleno de la carne de reno.

Doramos los champiñones, rebozuelos si tenemos

y cebollas que cortamos en trocitos muy finos

con un cuchillo típico de aquí: el Opinel.

Todo por el Opinel. Venga.

¿Lo echo todo? Todo.

Y ahora... ¿Remuevo?

Sí, por favor.

Ahora vamos a añadir el vino blanco.

Vale.

Dejamos que se haga tranquilamente a fuego lento

y nos ponemos con la masa de los crepés,

resaltándola con nuez moscada y nata.

Otra de las consecuencias de la altitud

es la poca humedad del aire,

al añadir materia grasa permite que la masa

no se seque rápido.

¿Y bien? Bueno,

no está mal.

Creo que está muy bien a nivel de consistencia.

Sí. Échelo aquí.

¿Un cucharón? Un poco menos.

¿Así? Perfecto.

Ya lo tenemos en la sartén bien caliente.

No está mal.

No es asombroso, pero es eficaz.

Dos crepés más tarde ya podemos empezar

a montar el pastel con una mezcla de tres quesos de montaña:

un gruyere de Saboya, un beaufort y un abondance.

La vuelta. ¡Precioso!

Se pone ahí. Eso es.

Vamos a sacar la carne de reno.

Aquí es difícil de encontrar. Imposible.

¿Por qué podría sustituirse?

¿Jabalí, avestruz?

Nunca lo he intentado con otra cosa, pero se podría...

¿Buey? Sí.

Creo que una carne más blanca podría combinar bien con esto,

como el conejo.

Voy a probarlo crudo para ver a qué sabe.

Como ve, simplemente lo corto en láminas.

¿Qué tal está crudo?

Se nota que ha visto mundo.

¿Muy fuerte?

Sí. ¿Sí?

Bueno, una vez hecho no está tan fuerte.

Pues se parece al queso.

¿Las echo así? Sí, para cocinarlas.

¿Las separo? Se separan solas.

Vale.

¿Sigo así con los trozos? Sí, sí.

He probado muchas cosas en mi vida,

pero es la primera vez que pruebo el reno.

Me gusta. No esperaba hacer tan descubrimiento aquí.

¿A fuego fuerte? Todo de golpe.

Mientras se hace, anotaré todo esto en mi cuaderno.

Vale.

Para el pastel de crepés al estilo de Jean-Pierre necesitamos:

cinco huevos; 250 gramos de harina;

medio litro de nata; medio litro de leche;

sal, pimienta y nuez moscada.

Pero también gruyere de Saboya, abondance y beaufort

para componer el pastel que, una vez envuelto en aluminio,

se hornea durante cuatro o cinco horas

a 80 grados para que se funda.

Para la fricasé de reno:

450 gramos de carne de reno cortada en láminas finas,

que podemos sustituir por buey o incluso conejo;

500 gramos de rebozuelos;

cebolletas o cebollas;

un vaso de vino blanco seco;

medio litro de nata;

medio litro de leche y un ramillete de hierbas.

Ya voy.

Una vez añadida la nata y la leche, ¿deja que se haga?

Sí, 45 minutos o una hora a fuego lento.

Y después lo apago y dejo que se enfríe por completo

porque la carne de reno no se puede comer enseguida.

Ya ha visto antes que es un poco fuerte.

Para absorber la materia grasa y que se suavice.

Sí. Dejamos que repose y luego lo recalentamos.

Como en todas las comidas que se hacen a fuego lento.

¿Sabe dónde hemos quedado?

En casa de Jean Sulpice.

Sí. Con el tiempo que hace

podremos disfrutar de la terraza.

Sí, creo que hará bueno.

Me voy. Casi olvido el cuaderno.

¡Hasta luego!

(Música)

Entre los amigos que vendrán a nuestro banquete

está Camille Rey, nació aquí

y es conocido como el lobo blanco del valle.

Hola, Pierre. ¿Qué tal? -Bien. ¿Y tú?

Camille ha contribuido al auge de la estación

al crear la sociedad de guías del valle de Belleville

y tiene un restaurante a 3000 metros de altitud.

¿Sabes qué quiero?

Lo de siempre.

Un aperitivo.

Antes de reunirse con nosotros,

ha hecho una parada en una tienda de alimentos,

la Belle en Cuisse, abierta desde hace 27 años

para servir en nuestra mesa jamón, longanizas, terrinas

y quesos alpinos.

Luego te paga mi mujer, las cuentas las lleva ella.

-Así es, ella es la que paga.

(RÍEN)

Gracias, Camille. -Adiós, Pierre.

Hasta pronto. -¡Adiós!

Que lo disfrutes. Cuidado con el escalón.

¡Sí, sí!

Gracias. -¡Nos vemos!

(Música)

El tiempo está de nuestra parte.

¡Hola, hola! Ya está todo el mundo aquí.

¿Qué tal?

Algunos ya han cogido sitio en la terraza del restaurante

de Jean Sulpice.

Jean-Pierre, el cocinero inuit, ha venido con su esposa sueca.

También está Kathy con sus napolitanas

y los hermanos Suchet.

Buenos días.

Ya llega Camille con sus delicias alpinas

para empezar nuestro banquete a lo grande.

¡Buenos días! Hola, Camille.

Hola. ¿Todo bien? Sí, genial.

Estoy de maravilla.

He traído productos de la región:

jamón, longanizas y queso,

beaufort.

Aquí sí que saben de longanizas, jamón y queso.

Jamón, queso.

Nuestros amigos Pierre el acordeonista

y Gastón el tirolés llegan juntos.

¿Qué es eso?

Buenos días, chicos.

Los cantantes. ¿Qué tal?

Hola, Pierre.

Gastón. Buenos días.

Qué bien que hayan venido.

Creo que es la primera vez que todo el mundo se conoce

en la comida.

Es genial.

¡Salud!

Salud.

Salud.

Los ojos azules de Camille son increíbles.

Como el cielo.

Sí, como el cielo.

Siempre digo: "Gracias papá; gracias, mamá".

(RÍEN)

Y pensar que ayer comí reno crudo.

No me dijo nada.

La verdad es que me pareció muy valiente.

En aquella época se buscó un nombre para Val Thorens.

Fontanet pensó: "Val por el valle

y Thorens por el torrente".

De ahí viene Thorens.

"¿Y por qué no Val Thorens?", pensaron.

Y así se quedó.

¿Los habitantes de Val Thorens tienen un nombre?

Valtorineses.

Valtorineses.

Valtorineses.

Venga, todos a la mesa.

Vaya, qué desafortunados somos, ¿eh?

Ha llegado el momento de matar el hambre.

Para los más frioleros como yo hay hasta mantas.

(Música)

(GASTÓN CANTA TIROLÉS)

¿Os habéis fijado?

Empezamos por los riñones preparados por nuestro chef.

Maravilloso, la patata delfina en la versión de restaurante.

¡Buen provecho, amigos!

¡Buen provecho! -¡Buen provecho!

Aquí siempre se trabaja en familia

ya que la mujer de Jean, Magalie, que es sumiller,

ha seleccionado los vinos.

Magalie nos sirve el vino.

Perfecto.

El persan es una cepa que se había perdido

en la época en que empezaron a aparecer las estaciones de esquí.

Se prefería la mondeuse, más fácil de cultivar

y más agradecida.

Pero hoy en día la cultura del vino está en alza,

así que vuelve a estar de moda.

Comparado con el mondeuse,

es más ligero, más afrutado y elegante.

Y eso se nota mucho.

Pasadlo bien. ¡Buen provecho! Gracias.

¡Por Magalie!

¡Por Magalie! -¡Por Magalie!

Aquí cada uno tiene su papel.

Por Val Thorens o por el valle de Belleville.

Pues por el valle de Belleville.

¡Por la gente de Saboya!

Por todo el mundo.

He oído que hay muchos turistas que recogen genepí

y destruyen el entorno.

Sí. Nosotros cogemos un cuchillo

o unas tijeras y lo cortamos.

Pero hay quienes van...

Y lo arrancan.

Arrancan la raíz y no vuelve a crecer.

Van demasiado pronto.

Lo ideal es cogerlo hacia el 15 de agosto.

Del 15 al 18 de agosto.

Algunos van en julio y los brotes son así de pequeños.

Deberían dejarlos crecer hasta que se hicieran más grandes.

Pierre es el guardián del genepí. -Sí.

Nuestra comida continúa con un guiño a Suecia.

Llega el reno de Jean-Pierre

y su monumental pastel de crepés.

¡Magnífico!

¡Qué bien huele!

Ya me dirás qué te parece ahora el reno, Julie.

¡Um!

Es una carne con mucho sabor.

Sí, es fuerte.

Pero no tanto como el ciervo en ciertos periodos.

Depende de lo cocinado que esté. Sí.

El pastel de crepés está muy bueno. Sí.

Jean-Pierre, ¿sabes lo que deberías hacer?

Está bien vender carne de reno en Val Thorens,

pero deberías criarlos aquí. -Sí.

¿Los renos podrían adaptarse?

Tal vez.

Les gusta el liquen. -Les gusta mucho, sí.

Pero esta es la tierra de las vacas lecheras

y no me pienso ir sin probar los quesos del valle.

Jean ha traído tomme, sumergido 30 días

en un mar de pasas.

Sublime.

Magnífico.

¿En las napolitanas se podría poner queso?

Sí, queso. Sí, sí.

¿Qué nos has preparado, un postre?

Sí, un postre de autor:

manzana merengada al licor.

¿Qué es un postre de autor?

He observado mucho este valle y Val Thorens

y eso me ha ayudado a definir mi propio estilo culinario.

Los platos de autor. He creado recetas emblemáticas,

platos de autor.

Y la manzana merengada es uno de ellos.

Para hacer esta bola de nieve

he introducido dos medias esferas de merengue en el interior.

Cuando oigo hablar en dialecto

y cuando escucho historias...

A los guías.

¿Qué decimos, ancianos o jóvenes?

¡Jóvenes! -¿Jóvenes?

Yo parto de un principio,

en la cocina el respeto es fundamental.

Nunca hay que olvidar el pasado.

Estoy seguro de que todos debéis conocer el Antésite.

Yo nací en un pueblo y cuando salíamos a divertirnos,

siempre lo llevábamos en la petaca para calmar la sed.

Es un concentrado de regaliz y anís poco conocido.

Pero cuando lo prueban mis clientes les trae recuerdos.

Y la cocina es eso, recuerdos de la infancia

y a mí me gusta poner eso de moda.

(Música)

Aquí está la bola de nieve.

Qué bonita, qué pureza.

Es cremosa.

¿Y esto es el rabito de la manzana?

Estos los conozco,

son los pastelitos de la mamá olímpica.

¿La mamá olímpica? Qué bonito.

¿Cómo se comen?

Hay que quitarle el rabito.

Y con la parte trasera de la cuchara...

¿Se rompe? Se rompe así,

suavemente.

¡Precioso!

Impecable.

Esto es manzana merengada al licor de Antésite

con helado de miel de montaña. -Buenísimo.

Extraordinario.

Kathy fue una de las primeras personas

que nos acogió aquí

y yo me hice muy amigo de su marido, Denis.

Luego su hijo Jean-Fred, antes de ser campeón olímpico

y justo antes de decidir cambiar de disciplina,

pasó un año en Suiza.

El presidente de la federación suiza es amigo mío,

así que le dije: "Va a ir un joven, es bueno,

tienes que verlo".

Y Kathy, para agradecérmelo, nos hizo pasteles.

Mis hijos dijeron: "Sigue ayudando a Jean-Fred

porque queremos comer esto todos los días".

Eso es verdad. Sí.

Nosotros volvemos a la carretera

para seguir recorriendo los pueblos de Francia

y descubriendo su patrimonio.

Solo me queda animaros a que vengáis al valle de Belleville,

ya sea en raquetas, en esquís, en coche o helicóptero.

Pero venid a conocer a estas gentes;

a disfrutar de su cocina y de su hospitalidad.

Y no os perdáis el próximo episodio.

¡Adiós!

Soy muy mala para estas cosas.

Ya está, mira qué bonito.

Pero bueno, luego se unirá.

Encender y apagar.

¡Ah!

Había que dejarlo pulsado más tiempo.

Oh.

(RÍE)

No quería decir nada, pero el cámara está colorado.

Es verdad.

(RÍEN)

¡Ya veis por qué Micheline no ha venido! (RÍE)

Las recetas de Julie - Val Thorens

51:22 07 may 2021

Estamos sobrevolando los Alpes y pasamos por el Mont Blanc. Julie está en el Valle de Belleville, a la entrada del Macizo de Vanoise. Tiene tres Valles con sus centros turísticos, Saint-Martin, Les Menuires y Val-Thorens, para los deportes de invierno. Jean Sulpice, un Chef con dos estrellas Michelín, nos dará la receta en el refugio de "Riñones de ternera con café y génépi". Arnaud Gordini y Joseline Jean Blannos cuentan cómo hacen el abastecimiento en la montaña . Ahora visitamos a Kathy Chapuis que hará "Napolitanas de chocolate". Conocimos a Bruno y Thierry, queseros, y a Gaston y Pierre, uno canta y otro, toca el acordeón. Nos dan a probar el "paillasse". El valle ofrece diversión con las tirolinas, y Xavier Blond, campeón de biatlón, nos cuenta como se hizo famoso este deporte. Volvemos a Val-Thorens donde Jean Pierre Barolo nos hará una receta lapona, "Reno con crèpes de queso". Conocimos a Camile Rey de la Sociedad de Guías del Valle, quien llevará un picoteo al Restaurante de Jean Sulpice.

Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

Estamos sobrevolando los Alpes y pasamos por el Mont Blanc. Julie está en el Valle de Belleville, a la entrada del Macizo de Vanoise. Tiene tres Valles con sus centros turísticos, Saint-Martin, Les Menuires y Val-Thorens, para los deportes de invierno. Jean Sulpice, un Chef con dos estrellas Michelín, nos dará la receta en el refugio de "Riñones de ternera con café y génépi". Arnaud Gordini y Joseline Jean Blannos cuentan cómo hacen el abastecimiento en la montaña . Ahora visitamos a Kathy Chapuis que hará "Napolitanas de chocolate". Conocimos a Bruno y Thierry, queseros, y a Gaston y Pierre, uno canta y otro, toca el acordeón. Nos dan a probar el "paillasse". El valle ofrece diversión con las tirolinas, y Xavier Blond, campeón de biatlón, nos cuenta como se hizo famoso este deporte. Volvemos a Val-Thorens donde Jean Pierre Barolo nos hará una receta lapona, "Reno con crèpes de queso". Conocimos a Camile Rey de la Sociedad de Guías del Valle, quien llevará un picoteo al Restaurante de Jean Sulpice.

Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

ver más sobre "Las recetas de Julie - Val Thorens" ver menos sobre "Las recetas de Julie - Val Thorens"

Los últimos 47 documentales de Las recetas de Julie

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Los sabores del cordero

    Los sabores del cordero

    50:30 pasado viernes

    50:30 pasado viernes Tierno y sabroso, el cordero ocupa un lugar destacado en la cocina festiva, pero también en la cocina cotidiana. Desde el País Vasco hasta Cotentin atravesando París, Julie va por las carreteras de Francia para descubrir las diferentes razas y tipos de cría existentes en todo el país. Francia tiene una de las producciones más variadas del mundo. Hay más de cuarenta razas, enumeradas en 5 categorías: temprano, pastizales, resistente, merino y lácteos. Pero más que la raza, es la forma en que se alimentan lo que nos interesa. Descubriremos a sus productores y cocineros de este refinado plato. Con Thierry y France Delotti veremos los llamados corderos de estuario, primos cercanos de los Pauillac, y cocinaremos cordero en salsa.Gérard Legruel cría sus 170 corderos pre-salados, que se alimentan de la flora salina y yodada de los pastos costeros. Frédéric Dumas, hace pergaminos, con la delicada piel de cordero y veremos cómo, tanto los judíos, musulmanes y cristianos, celebran sus días señalados con cordero. Contenido disponible hasta el 25 de junio de 2021.

  • Los sabores del chocolate

    Los sabores del chocolate

    51:39 pasado jueves

    51:39 pasado jueves Descubierto probablemente por los mayas hace 2.500 años y más ampliamente que por los aztecas, el chocolate es hoy,uno de los productos favoritos de los franceses. Visitaremos a Nicolas Berger, maestro chocolatero, junto a Alain Ducasse, más tarde a Frédéric Marr un fabricante de chocolate con sede en Montreuil, es el primero en trabajar "Bean to Bar", totalmente artesanal e iremos también a Saint-Étienne-de-Baïgorry donde Olivier Casenave abrió su fábrica de chocolate hace seis años. Haremos un alto en el camino para visitar a Valentine Tibere que es especialista en chocolate y tomaremos un Cholocate a la taza a lo mejicano, que lleva especias.Chocolate con especias, vainilla, canela y guindilla mejicana.En la Gironda, hemos quedado con Nadia Fermigier es la propietaria de la Fabrique des Macarons de Saint Emilion.Con Emma Galhaud, cocinera gourmet haremos la receta de Tarta de Saint Emilion, pastel hecho de macarons.Nos dirigimos ahora al Taller de Patrick Roger, escultor del chocolate. Contenido disponible hasta el 24 de junio de 2021.

  • El sabor de la trufa

    El sabor de la trufa

    51:38 pasado miércoles

    51:38 pasado miércoles Hoy nos vamos a centrar en un hongo, la trufa. Visitamos en el pueblo de Mareuil, a Daniel Chaume, agricultor de trufas, busca la trufa con una cerda de ocho años, llamada Nini. Con las trufas que nos ha dado vamos a casa de Beatrice Lagarde y haremos la receta de "Gallina grandiosa del Perigord rellena". Conoceremos a Michel Tournayre, Presidente de los productores franceses de trufas: transformó su propiedad en una granja de trufa. Tiene más de 30 árboles que pueden producir trufas. Serge Agullo, tiene el pasatiempo de entrenar a los perros de sus amigos para la búsqueda de trufa. Véronique y Alain Moine producen plantas de roble de trufa bajo micorrización controlada, la simbiosis de un árbol y un hongo. Patrick Maxime es inspector del Mercado Controlado de trufas de Saint-Alvère. Su trabajo es dar el precio de la trufa al mercado. Con Huguette Méliet haremos "Macarronada al foie gras y trufa". Con Maxime Ripetti y Nicolas Pailhes haremos dos formas diferentes de "Revuelto de trufa" y alguna receta más. Contenido disponible hasta el 23 de junio de 2021.

  • Las verduras de invierno

    Las verduras de invierno

    51:52 pasado martes

    51:52 pasado martes Las verduras en las estaciones frías se nos ofrecen en sopas, pasteles, guisos o gratinados y son estupendas para el frío. Para comenzar este nuevo viaje, visitaremos varias granjas como la de Charles Hervé-Gruyer donde reina el concepto de permacultura, producción agrícola sostenible. Luego iremos a la granja de Grégory Biton,a pocos kilómetros de Burdeos, y se embarcó en la acuaponia, un sistema de cultivo en circuito cerrado que funciona con agua, plantas y ... peces. Con Christiane Guillot haremos pastel de pollo con salsifíes, receta de su abuela. Asafumi Yamashita, japonés, que ha logrado llegar a los mejores chefs parisinos, tiene unas cincuenta semillas plantadas originarias de Japón.Sylvie Maizière nos hará la receta "potaje de vendimiador" y en Rungis, Frédéric Jaunault, esculpe con las frutas y verduras. Haremos "cardo a la médula ósea gratinado" con Marie-Chistine y con Armand Arnal, del restaurante La Chassagnette,"Huevo cocido con arroz y verduras agridulces". Contenido disponible hasta el 22 de junio de 2021.

  • Pollo a la carta

    Pollo a la carta

    52:19 pasado lunes

    52:19 pasado lunes Julie toma la dirección de Borgoña para descubrir razas antiguas de aves de corral reintroducidas en Francia por los criadores, como Fred Ménager. Luego nos acercaremos a Auvernia para descubrir cómo se otorga el famoso Label Rouge y el Certificado de Denominación de Origen. Pero hemos quedado con Christine Boisquillon, criadora de gallinas y conejos.Julie se lleva una "Géline" para guisar en casa de Béatrice Desnoue, quien ha estado recogiendo ya las verduras de su huerta. Haremos la receta de "Géline a la Lochoise". Luego visitamos a Fred Ménager, quien dejó su delantal para criar aves excepcionales y con él haremos un "Pollo Asado". Conoceremos a Denis Vinet, criador de pavos, quien nos selecciona uno para hacer la receta de "guiso de pavo de Ghislaine" Lemoell, alcaldesa, de Varaignes. Joël Roux, arquitecto, apasionado por la cocina guisará "gallina de Guinea con aceitunas de Nyons" y por último Georges Blanc, Chef con tres estrellas, "Gallina de corral Bresse con ajo y foie gras en conserva". Contenido disponible hasta el 21 de junio de 2021.

  • Turena

    Turena

    52:24 24 may 2021

    52:24 24 may 2021 Julie comienza su viaje en el pueblo jardín de Chédigny, ubicado en Indre-et-Loire. Es la única comuna en Francia que se clasifica como "el jardín de Francia" y donde hay más de mil rosales. Marie Paule, jardinera, y también Daniel Gendre, enamorado de la fragancia de las rosas nos hablan de estas rosas. Nuestra primera receta será aquí donde Danielle Papot, hará un "Solomillo de cerdo con ciruelas pasas de Tours". Nos vamos a Rivarennes, donde resurgió la pera en conserva, Christine Hérin, golpeadora de peras, lo cuenta. Sigue camino de nuevo a Chédigny, donde preparará "La Beuchelle", con Pierre Louault, alcalde de Chédigny . Se dirige a Chenonceau, donde está el primer castillo donde se instaló un restaurante. Recorremos el castillo y saludamos al Christophe Caneti, el cocinero, quien nos da a probar un "tentempié". Vemos los jardines con Caroline Darasse. Hay una Taller floral que lo lleva David Hoguet. Seguimos para conocer a Annie Faudard-Tachau para preparar el "Pastel de ruibarbo y fresas". Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • L'Aveyron

    L'Aveyron

    51:51 21 may 2021

    51:51 21 may 2021 Julie está en esta ocasión en L'Aveyron. Este departamento de la región de Midi-Pyrénées es famoso por sus quesos, pero también por la alta calidad de su carne. Recetas: "Endivias pochadas con azafrán y salvelino marinado", "Falette de cordero" y "Aligot". Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • La región tolosana

    La región tolosana

    52:02 20 may 2021

    52:02 20 may 2021 Estamos en Toulouse, enfrente del Capitolio, donde está actualmente el Ayuntamiento. Capital de la aeronáutica. Hemos quedado en el Mercado Victor Hugo, con André Audouy, "el "Moustache", para probar las salchichas típicas de aquí. También quedamos con Vicent Giraudbir, sumiller para hablar del vino de la negré, cepa de la región. Vamos a ver a Huguette, para hacer la "Macarronada", Cathy Méliet, su hija, habla sobre la cocina de su madre. Visitamos también el Ladrillar Capelle, donde se hacen los ladrillos rojos de Toulouse, Bernard y Céline Capelle, padre e hija nos muestran la fábrica y las cruces que son tan solicitadas. Julie sigue a Montcabrier, donde hacemos una "Sopa de confits con habas". Seguimos a la Ciudad Rosa, con su Palacete, y paramos en la Basílica. Visitamos también el Garona, donde al lado de Puente Nuevo se hacían Festivales de Música. Y para el postre hemos quedado con Christian Lacoste, para hacer "Fenetra" en Fenouillet. Visitamos a Elene Vie, amante de las violetas. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • París y sus jardines

    París y sus jardines

    52:19 19 may 2021

    52:19 19 may 2021 Vemos el París de los jardines, de los herbarios y de los huertos. Estamos en el Parque Martin Luther King, que serán 10 hectáreas de espacio abierto. Hemos quedado con Jacqueline Osty, paisajista, que nos explica las tres partes del parque. Después bordeamos el Sena hasta Boulogne, donde hemos quedado con Marie Sophie L.,Chef de alimentación viva o "raw food" para hacer "Pastel de cebolla" sin cocción. Después nos dirigimos al Jardín de las plantas donde hay una reserva botánica como es el Gran Herbario de Historia Natural, estando a su mando Mark Jeanson. También hay especias. Nos vamos a ver a Emilie Suzanne, para hacer "Salteado de ternera con miel de París y pimentón". Al día siguiente va a La Maison de la Mutualité donde Yannick Alléno,Jefe de Cocina, nos enseña el huerto que hay en la terraza y prueba una buena tortilla de acelgas. Vamos a la estación la Recyclerie, convertida en Restaurante, granja y huerto. Carine en París, nos da la receta de "Milhojas". Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • La Alta Normandía

    La Alta Normandía

    51:14 18 may 2021

    51:14 18 may 2021 Estamos en Rouen. La agricultura domina el paisaje con bonitas praderas para las vacas normandas. También está la Catedral de Rouen, aunando arte e historia. Tierra de Corneille y de Flaubert. Entramos en un anticuario donde Gabrielle du Laz está restaurando un cuadro y Bruno Questel, anticuario, cuenta que su abuelo fue también restaurador. Sigue viaje hacia Malaunay, para hacer "Pato a la Ruanesa" con Hubert Normand, miembro de la Orden de los criadores de pato. Gerar Grenier, orfebre, da forma y ensambla prensadores y con los martillos dar forma a lo que uno quiera. Nos dirigimos a una casa típica normanda, la de Nicole François, en Bequec-Loin con quien haremos "Calamares rellenos". Nos dirigimos ahora a casa de Nathalie Langlois para probar las vieiras normandas que vienen de Dieppe, y hacemos "Vieiras con panceta y endivias". Ahora visitamos una granja en Bec-Hellouin, la de Charles Hervé donde se practica la "permacultura". Se hace de todo a mano. Perrine, su mujer, nos enseña los invernaderos. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • El Perche

    El Perche

    52:52 17 may 2021

    52:52 17 may 2021 Julie va a El Perche, una antigua provincia situada entre Beauce, Normandy y Maine. Huele a campo a manzanas y a heno pero también a setas. Hay muchos campos llenos de caballos percherones. Comienza en el pueblo de La Perrière, y entramos en la Casa de Horbé, mezcla de anticuario y salón de té. Nos espera Julien Cendre, quien nos cuenta la historia del pueblo. En la cocina está Lauren Loingtier, que ha hecho una "Tarta titín". Le sugieren que visite a Catherin Drouin, que se dedica a hacer encaje. Vamos ahora a casa de Nicole Loingtier, para hacer "Popiers de ternera". Según dejamos La Perrièrre, vemos caballos percherones y visitamos a Josiane Lebègue, criadora, quien nos cuenta cómo empezaron con esta raza. Después en La Framboisière, Odile Meunier, recoge voletus en el bosque para hacer el "Pastel de jabalí". Se va y quiere conocer a Jean François Leroux, Productor de sidra y Calvados. Mas tarde con Mireulle Lhomme haremos "Pollo flambeado al Calvados". El banquete será la La Maison de la Pelonière, Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • Cataluña del Norte

    Cataluña del Norte

    52:10 14 may 2021

    52:10 14 may 2021 Julie está en la provincia de Roussillon, también llamado Cataluña Norte. Ofrececiendo una variedad de paisajes, tenemos mar y montaña. Largas playas y relieves pirenaicos como Canigó. Julie comienza su viaje saludando a unos pescadores, siendo Ives Rouge quien le cuenta el tipo de pescado que hay y Jean Claude Pons, con quien se va a pescar anguilas. Está en Eus, donde con Michel y Bénédicte Bachès, hermanos arboricultores, le muestran los diferentes tipos de cítricos que existen. Después Jean Bausili, Guia de Eus, le enseña la ciudad. Con Iréne Rieu, va a hacer "Pintada catalana". Le sugieren que visite el Taller del Granate en Perpignan, y visita a Maxime-Ja Creuzet-Romeu, Joyero. Después descubrimos otra receta con Thérèse Blanqué en Espira de l'Agly, "los Bunyetes" (especie de buñuelos). Visitamos la Fábrica de Vermout Byrrh, donde Nicole González cuenta desde cuando se hace. Finalmente nos dirigimos a Saint Nazaire, donde celebraremos el banquete y donde con Corine Payure haremos "la Ollada". Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • El Bearn

    El Bearn

    51:45 13 may 2021

    51:45 13 may 2021 Julie está en El Bearn, en la zona Vasco francesa, empezamos en Navarrenx, en la capital del salmón. Nos vamos al Gave d'Olon, donde más salmones hay. Estamos con Jean Pierre Casamayou, Pierre y Hervé que nos van a preparar un aperitivo de Salmón ahumado y nos cuentan como lo hacen de forma artesanal. Nos vamos a Asasp-Arros, con Olivier Maurin, ganadero de cerdos gastones y cordero lechal. Hacen matanza y preparan "Morcilla con manzana". Luego nos vamos a Arzacq, para descubrir el Jamón de Bayona.Nos lo cuenta Bertrand Ecomard, Director de la Casa del Jamón de Bayona. Seguimos viaje hacia Scount, donde Henri Combret, nos hará una receta inventada por él: "Pierna de cordero con salsa Olonoresa con habichuelas". Ahora seguimos a Oloron Saint Marie, donde Serge Marticorena, nos cuenta cómo se hacen las típicas "boinas de Bearn", adoptadas por los vascos. Seguimos 3 km. donde está Moumour, siendo Laurent Nederlof, quien hará "Croquetas de pato confitado" en el Castillo de Lamothe y donde será el banquete. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • La tierra Mentonasca

    La tierra Mentonasca

    50:50 12 may 2021

    50:50 12 may 2021 Julie está en la Villa María Serena, neoclásica, en Menton, frontera con Italia, con Michel Imbert, para contarle la historia de Menton. Las primeras paredes de la ciudad de Menton fueron erigidas en el siglo XIII. La ciudad se llenó de visitantes gracias a la llegada del ferrocarril, de plátanos y limones. Visitamos el casco antiguo, incluida la Basílica de San Miguel. Vamos a casa de Denise Moïsio, para hacer "Pecho de ternera relleno". Paseamos por la ciudad ya que se celebra el homenaje al limón,Stephanie Pérez, nos lo cuenta. En la parte alta de Menton, el Citricultor, Laurent Gannac nos cuenta la variedad de limones que hay. Nos dirigimos ahora a Castillon, donde Jean Marc Jouneau preparará los "barbajuans (raviolis) rellenos de requesón". A la mañana siguiente visitamos los Jardines de la Serre de la Madone y Franck Roturier nos cuenta las plantas que hay, incluida la "sophora toromiro" a punto de su extinción. Nos dirigimos a la Colline de Garavan, donde haremos "sardinas rellenas" y el banquete. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • 52:09 11 may 2021 Estamos en la Costa Azul y entre Marsella y Martigues, encontramos tres recetas que nos queremos que desaparezcan, la "Galinette", (pescado de invierno) "Estofado de tripas de atún" y "Sopa de Favouilles" (cangrejos). Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • El Perigord

    El Perigord

    52:37 10 may 2021

    52:37 10 may 2021 Julie vuelve al Perigord, en esta ocasión al Púrpura. Estamos en Saint-Alvère, conocido por su mercado de trufas, se dividen en categorías, según nos cuenta Patrick Maxime, Comisario Principal. Se le hace su control y luego se abren las puertas para la venta a la gente. Buscamos a Christine Bencharel, con quien haremos "Tourin de ajo y acedera" en Berberac. Seguimos camino hacia Fouleix donde visitamos la granja de la Familia Lambert, hacen policultivo y dado que tiene vacas y ovejas, la han convertido en una Granja Escuela. Van a recoger "Salsifíes" con Ludivine,su hija; se consume la raíz. Vuelve hacia Berberac, hacia Beaux, donde hemos quedado con Christiane Guillot, para hacer "Pastel de pollo y salsifíes". Ahora vamos a los Jardines de Marqueyssac, donde Jean Le Mooussu, uno de sus jardineros, nos cuenta los caminos asimétricos que hay. Al día siguiente se va a las Bastidas, en Le Bugue, donde Francette Bounichou, nos hará un postre de Calabaza llamado "Millas" y donde se celebra el banquete. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • Val Thorens

    Val Thorens

    51:22 07 may 2021

    51:22 07 may 2021 Estamos sobrevolando los Alpes y pasamos por el Mont Blanc. Julie está en el Valle de Belleville, a la entrada del Macizo de Vanoise. Tiene tres Valles con sus centros turísticos, Saint-Martin, Les Menuires y Val-Thorens, para los deportes de invierno. Jean Sulpice, un Chef con dos estrellas Michelín, nos dará la receta en el refugio de "Riñones de ternera con café y génépi". Arnaud Gordini y Joseline Jean Blannos cuentan cómo hacen el abastecimiento en la montaña . Ahora visitamos a Kathy Chapuis que hará "Napolitanas de chocolate". Conocimos a Bruno y Thierry, queseros, y a Gaston y Pierre, uno canta y otro, toca el acordeón. Nos dan a probar el "paillasse". El valle ofrece diversión con las tirolinas, y Xavier Blond, campeón de biatlón, nos cuenta como se hizo famoso este deporte. Volvemos a Val-Thorens donde Jean Pierre Barolo nos hará una receta lapona, "Reno con crèpes de queso". Conocimos a Camile Rey de la Sociedad de Guías del Valle, quien llevará un picoteo al Restaurante de Jean Sulpice. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • Las recetas de Navidad

    Las recetas de Navidad

    57:36 06 may 2021

    57:36 06 may 2021 Julie compara la cocina tradicional con las técnicas de la nueva cocina,para ello, se ha rodeado del chef Thierry Marx,especialista en gastronomía molecular y de Rafhaël Haumont, Investigador en física y química,con una estrella Michelín. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • El cabo corso

    El cabo corso

    52:12 05 may 2021

    52:12 05 may 2021 Julie está en Córcega. En la zona de Centuri, tierra de calas salvajes, pueblos de pescadores, castañas, cidras y botarga y tres recetas corsas: "Las castañás", "El pasticettu di rizu" (buñuelos de arroz con salsa de carne con verduras y aceitunas)y "Mujol a la Bastiana y espaguetis con botarga". Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

  • El valle de Les Baux

    El valle de Les Baux

    52:32 04 may 2021

    52:32 04 may 2021 En el valle de Les Baux, en los Alpilles, Julie comienza este nuevo viaje. Es la Provenza interior, el país de los escritores Daudet y Mistral. Contenido disponible hasta el 30 de diciembre de 2023.

Mostrando 1 de 3 Ver más