www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5807168
No recomendado para menores de 16 años La caza. Tramuntana - Capítulo 8: Ans del Judici - Ver ahora
Transcripción completa

Hablé con Cati, es Samiah. Le pedí

que fuera a verla por si pasaba algo.

Quiero que activen una orden de búsqueda de Samiah Chrérif.

Lo que nos hicieron no era

la primera vez. Tu amiga Malena nos eligió.

No sabemos si lo hizo con Samiah.

-Seremos las putas de Can Falgueres.

-¿Qué vas a hacer?

-Malena y Oriol son los cazadores de Can Falgueres.

Pueden violarnos, tirarnos a una sima...

"¿De qué sirve estar viva cuando eres una cobarde?".

-Espera un momento. Páralo. Échalo atrás, ahí.

Es el faro de Sóller.

-¿Problemas, Sara Campos? ¿Qué pasó en esta casa?

-Sara. Sara, ayúdame.

-No has esperado para salir. -Lo ha visto.

(Ladridos)

Estáis todos.

Deberías haberte ido, esto es demasiado grande.

David... No me llames así.

Elegí quedarme aquí, gané un buen dinero, pude operarme,

convertirme en quién soy.

Tenemos que deshacernos de todo, de ella y esta mierda de casa.

-Tengo que matarte y tirarte a la sima.

Si tienes que matarme lo harás igual que con Dani o con Gerard.

Eres mi hija.

¿Cuántas niñas han pasado?

En Mallorca, en Madrid... Siempre hay un Can Falgueres.

Es el patio de recreo de los ricos.

Se divierten sin reglas.

Pueden hacer lo que les salga de los huevos y lo hacen.

Me ves como el problema cuando puedo ser la solución.

Por favor, mírame. (SUSPIRA)

Solo me quedas tú.

-Venga, vamos.

¡No, no, no!

(Disparo)

Es un puto callejón sin salida.

Con alguien todavía no lo hemos intentado. ¿Juan?

Es el reloj de Sara. Ha estado allí. Ha estado en Can Falgueres.

Juan, vamos a dar un paseo.

El problema, Juan, es que no me acuerdo

cómo ir a Can Falgueres. ¿Me enseñas el camino?

Después del puente, coge la carretera de los olivos.

¿Es aquí, Juan? ¿Es aquí?

Hemos llegado tarde.

(GRITA)

(Sintonía)

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

(Ladridos)

Sargento Selva, debe ir a ver algo.

Desde aquí se puede ver todo. Y grabarlo.

(Tono de móvil)

Es aquí donde se hizo el vídeo de Nahím y Oriol.

Dime.

Voy.

Víctor, ¿qué pasa?

Hemos llegado tarde por poco, Selva.

Ramas rotas, la hierba hundida...

Por esta senda ha pasado un coche y...

No sé, tal vez Sara...

La sacaron de la casa para...

Vamos, anda.

Recibido. Manden un coche patrulla a la zona.

-Hola. Soy Teresa. Yo di el aviso de que Samiah estaba aquí.

-Hemos buscado arriba, en el faro, y alrededores.

(Gaviotas)

-¡Madó Teresa!

¡Bela!

(TERESA) Julia, ¿adónde vas?

-¡Sami!

¡Sami!

¡Sami, para!

¡Sami!

-¡Sami!

-¡Sami, para! ¿Estás loca?

-¡Tú sí estás loca! ¡Sal de aquí!

-¡Sami, por favor, no te acerques más al borde!

-¡Sami, para! -¡Sami!

(TERESA) Sami, todo se arreglará. Vuelve, por favor.

¡Sami!

¡Sami, vuelve!

-No voy a volver. ¡Ni allí ni a ningún lado!

-No hagas el gilipollas, que estoy muerta de miedo.

(SOLLOZA) Por favor...

(TERESA) ¡Sami! -Sami, ¿me oyes? Ven con nosotras.

-¿Habéis visto el vídeo?

¡Es lo tendría que haber hecho hace mucho tiempo!

-Que no, los que tienen que matarse con ellos, no tú.

¡Los que te metieron en ese puto sitio!

-No, podría haber hecho algo y no lo hice.

Sabía que os habían violado y no hice nada. ¡No hice nada!

¡No te acerques!

-Sami... -¡No te acerques! No te acerques.

¡No te acerques! -Para, por favor.

Sami, si saltas nos dejas solas otra vez.

Eres la única que puede decir que nos violaron y no lo inventamos.

-Sami, nos han destrozado la vida.

¡No dejes que se salgan con la suya!

(TERESA) Escúchame, Sami. ¡Tú no tienes la culpa de nada!

¡De nada! ¿Me oyes?

-Por favor...

Sami, hazlo por Dani. Por favor...

-Tranquila. Dame la mano.

-Dale la mano. -Tranquila.

Samiah, mírame.

Dame la mano.

Dame la mano.

(LLORA)

(LLORA)

-Muchas gracias, agente, de verdad.

-Quiero contarle a Sara todo lo que sé de Can Falgueres.

¡Selva!

¡Sara!

¡Sara, Sara!

(SOLLOZA) Ya está.

Ya está. Ya está.

(LLORA)

(SOLLOZA) Ya está.

¡Cati! Cati, Cati... Hay que detener a Cati.

(CHISTA) Ya está. ¿Tú no paras, Sara?

Ya lo hemos hecho.

Te tiene que ver un médico.

¿Luego tendrás un minuto para mí?

Sí.

¿Es muy raro estar a ese lado de la mes?

Ahora ya no sé lo que importa.

Hay mandar al GREIM a la sima. Ya están de camino.

Pero ¿por qué no me cuentas tú qué ha pasado?

Sara...

Llevo cinco días buscándote como un loco.

Como ves, me he dejado los ojos ojos en tu libretita.

Creo que lo mínimo que me merezco es una explicación.

A una mariscada tampoco le haría asco.

Habría sido más fácil si hubieras llegado aquí conmigo.

Tenía un compromiso. Ay, sí, es verdad.

¿Qué era? Una colonoscopia, ¿no?

¿Qué tal fue?

De maravilla. Me alegro.

¿Por qué no me cuentas qué vamos a encontrar en la sima?

O si quieres, empezamos por otro lado.

¿Quién coño es David?

Tenías su nombre anotado unas pocas de veces en tu libreta.

Perdóname, pero tuve que tomar alguna licencia.

He visto tus sesiones con el psiquiatra.

Sé que te da miedo conducir, que te aterran los perros

y que ese David es un amigo que hiciste aquí, en la isla.

Suponiendo que lo que has contado a tu psiquiatra sea verdad, claro.

David es Malena.

Era...

Es a ella a la que vais a encontrar en la sima.

¿Ella te tenía retenida en Can Falgueres?

Sí, supongo que me dio GHB.

No sé, perdí la noción del tiempo.

Esa casa es un infierno.

Ahí es donde violaron a las niñas.

Y donde Dani despertó y vio al cadáver de Nahím.

Lo sabemos.

La habitación en el estudio de grabación era una tapadera.

Oriol nos mintió. Supongo que para cubrir a Malena.

Qué va, Malena solamente era el gancho.

Solo la utilizaban para coger a niñas y llevarlas a las fiestas.

Como ha pasado ahora con Bela y con Julia

y como lleva pasando años en Can Falgueres.

Yo cuando era pequeña...

"¿Qué está haciendo aquí? -Sara, ayúdame.

Sara, diles que no quiero estar aquí, por favor".

Sara...

¿Puedo fiarme de tu cabeza?

No sé quién hay detrás de Can Falgueres.

Los terrenos y la casa están a nombre de Jaume Febrer.

¿Lo viste por allí?

¿Solo estaba Malena?

"¡No, no, no!".

(Disparo)

"No me busques más".

No me jodas, Sara.

Falsificaste algún informe psiquiátrico

para que te asignaran el caso. Te caerá un paquete muy gordo.

Si no me ayudas, será muchísimo peor.

¿Quieres que sumemos el homicidio de Malena?

Dime que fue en defensa propia.

Yo no la maté. ¿Entonces quién lo hizo?

¿Quién coño lo hizo, Sara?

El hombre que atropelló a Gerard

y que persiguió a Dani en la furgoneta.

Forma parte de Can Falgueres y sabe cómo funciona ese sitio.

Pediré una orden de búsqueda y localización.

Dame una descripción.

Se llama Ángel Campos.

Es mi padre.

Vila, Ángel Campos Fabregat. Busca antecedentes y una foto.

Cursa una orden de búsqueda.

Sargento, los compañeros de Sóller la han traído.

Que la lleven a mi despacho.

Dice que solo hablará con Sara.

¿Mejor así?

No sé por dónde empezar.

¿Has visto el vídeo que le he mandado a Bela?

Sí, lo acabo de ver.

¿Qué tal si soy yo la que empieza a hablar primero?

Yo cuando era pequeña, con siete u ocho años,

viví también aquí, en esta isla.

Y mis padres no eran los mejores.

De hecho, yo apenas existía para ellos.

Así que hice un amigo. Se llamaba David.

Un día, mi padre me llevó a su trabajo.

Se encargaba de cuidar una casa en la sierra.

Estábamos jugando...

Pero yo me escapé.

Me fui por un pasillo y...

En una habitación, ahí lo vi.

Estaba David, mi amigo.

Lo habían violado y me pidió que lo ayudara.

Era Can Falgueres.

Mi padre tiene una quemadura en la mano derecha.

Se llama Ángel.

A veces, nos asustaban con él.

Dicen que te llevaba a la sima si contabas lo que pasaba dentro.

Es algo así como un perro guardián.

Sé cómo te sientes, porque yo me he sentido igual.

No poder ayudar a David...

Yo lo había borrado de mi cabeza.

Pero tú eras muy pequeña.

¿Sabes qué es lo peor que nos ha pasado a ti y a mí?

Que nos hicieron creer que éramos culpables.

Que todo lo que pasaba era porque nosotras les dejamos.

Y es que eso no es así.

Samiah, te necesito.

¿Quién te hizo daño? ¿Quién manda en la casa?

Solo estuve con él una vez.

Me llevó a la habitación.

Siempre era asqueroso, pero esta vez había algo distinto.

Era como si lo conociera.

Llevaba uno de esos "caparrots", uno con bigote.

Cuando terminó, se creyó que estaba dormida y se lo quitó.

No tengas miedo. ¿Era Jaume Febrer?

Vicente, el padre de Cati.

¿Cómo iba a decir algo? Era el jefe de la Policía.

¿Él era el que movía todo?

Eran cuatro pero no los vi sin los "caparrots".

Vicente era el del bigote, ¿los otros quiénes eran?

No lo sé. Uno tenía la nariz muy grande.

Otro era como un guerrero oriental.

Y la mujer era... ¿Había una mujer?

Te juro que no sé quiénes eran,

pero Malena, Oriol, Ángel... Todos hacían lo que ellos decían.

¿Serías capaz de describir las máscaras a un dibujante?

Uno es Vicente.

Otro tiene que ser Jaume Febrer.

Es el dueño de las tierras. ¿Y la mujer?

Es imposible que sean Cati o Malena. Son demasiado jóvenes.

Podría ser él...

Lo detuvieron en Almería por intento de robo.

Es la única foto que tenemos.

¿Qué estamos haciendo para encontrar a Ángel?

Qué estoy haciendo, Sara. No puede seguir en el caso.

Desde que te dejó en la sima hasta que te encontramos

pasó una hora. Podría llegar a cualquier parte de la isla,

pero lo encontraremos.

¿Y Oriol o Cati? Tienen que saber qué hay bajo esas máscaras.

Eh...

Sara...

Tienes que parar.

Y me da igual lo que digas.

(SUSPIRA)

Ay, gracias a Dios. Estaba tan asustada...

Pero estás aquí, y todo va a ir muy bien.

(SUSPIRA) Gracias.

-No, yo no he hecho nada en comparación con Samiah.

Ella sí que es una valiente. -Estarás cansada y hambrienta.

Te he traído unas cocas de esas que te gustan.

De las que te encantan, están en el coche. Vamos.

-A lo mejor prefiere quedarse en el Lluc con Julia y Bela.

La sargento quiere que se queden agentes custodiándola.

-¿No os importa que duerma en el Lluc?

-No, claro que no.

Lo que tú decidas está bien.

(Arranca el coche)

¿Te has tomado las pastillas que te ha dado el médico?

(SUSPIRA) Se me cierran los ojos.

¿Seguro que estás bien?

No hablo de los golpes, ya sé que no son graves.

Sí.

Es como si durante mucho tiempo

hubiera tenido una astilla clavada en el pie,

y que al final terminas por acostumbrare.

Incluso olvidarte.

Pero ya está.

Ya no la tengo.

Descansa.

(Murmullos)

(GRABACIÓN DE BERNAT) "¿Y quiénes son los justos?

El engaño y la verdad forman parte de un todo.

También el bien...".

(Para la grabación)

(BERNAT) "Los fantasmas de Chopin se esconden...".

Buenos días. ¿Qué estás haciendo?

"Le persiguieron durante toda la vida".

Sé que escuché a Bernat hablar sobre los "caparrots".

"Durante el tiempo que pasó en Mallorca,

tal vez enfermo de epilepsia, los vio recorrer...".

¿Y tú cuándo has cogido las cintas?

"En las fiestas, les 'gegants' son protectores del pueblo,

pero no son los únicos que formaban parte del baile".

¿Dónde está?

"La colla salía en 1956,

ya con el guerrero, 's'almirant',

la princesa y el poeta, protegiendo a nuestra Beata".

He escuchado a Bernat hablar de ellos.

En algún momento, ellos han formado parte de las fiestas

Teresa...

Siento que te hiciéramos daño acusando a Bernat,

él solamente quería ayudar a Dani.

Y tenías razón, era una buena persona.

Pero los que están bajo estas máscaras son del pueblo

y tú en algún momento has tenido que ver estos "caparrots".

Me dijeron que habían desaparecido en una inundación.

¿Quiénes son?

Pide una orden de detención contra Llorenç Company,

Jaume Febrer y Marta Salort. No va a hacer falta.

Quieren hacer una declaración.

La idea fue de Vicente, él se encargó de organizarlo.

¿El juego de qué va? ¿Echarle las culpas al amigo en coma?

Es la verdad. Eran fiestas entre adultos.

-No tenía nada de malo, solo íbamos allí a pasárnoslo bien.

A experimentar. -Es un pueblo pequeño.

Hay cosas que no están bien vistas. ¿Un pueblo de miras estrechas?

No entiendo cómo veían mal que abusarais de los niños del Lluc.

Jamás vi a nadie del Lluc. Eran putas.

Vicente las traía de Palma o yo qué sé dónde.

-Cocaína, pastillas...

Mi carrera estaba empezando,

me preocupaba que me reconocieran en esas fiestas.

-Los "caparrots" eran como una broma.

-Los llevábamos en las procesiones, cuando éramos jóvenes.

Vicente dijo que se habían perdido en una inundación.

-Puede que lo que hacíamos en Can Falgueres no fuera muy moral,

pero nunca obligué a nadie.

-El sexo siempre era entre adultos y, por supuesto, consentido.

-No sé cuándo perdió la cabeza Vicente,

ese sistema de grabación...

-Hace años, Vicente me mandó un vídeo en el que se me veía

masturbándome mientras...

(SUSPIRA) Quemé el vídeo.

-Varios hombres, ¿cómo iba a dejar que lo difundiera?

-Me pidió dinero.

-Me obligó a enterrar un par de denuncias de chicas,

para que no hubiera juicio. -Se hizo el dueño de la casa,

si no invitaba a mis amigos, cuanto más ricos mejor,

Vicente me habría arruinado la vida.

-A todos nos iban bien las cosas, no nos podíamos quejar,

pero él era un simple policía municipal.

Quería dinero, nos tenía bien cogidos.

-La noche en la que abusaron de las niñas, estaba en Palma.

-Lo he comprobado en la agenda. Fui a cenar con Jaume a Palma.

-Llamamos a Marta y nos tomamos unas copas.

-Llorenç bebió demasiado y se quedó a dormir en casa de Jaume.

Yo me iría a eso de las tres de la mañana.

Están mintiendo, ellos también dirigían Can Falgueres.

Son tan culpables como Vicente. Han preparado su declaración

para darse una coartada y culpar al padre de Cati.

Esto no terminará así.

¿Y qué vas a hacer? ¿Qué pruebas tenemos contra ellos? Ninguna.

Sabes de sobra que no puedo retenerlos.

No hagas una tontería.

¿Cómo voy a mirar a los ojos a esas chicas?

¿Cómo les digo que los que abusaron de ellas

no tendrán ningún castigo?

Que no podemos hacer nada.

Voy a llamar a un par de amigos periodistas.

Periodistas deportivos, no tienen escrúpulos.

Te juegas el puesto.

Qué más da. Filtraciones ha habido siempre.

No pasa nada.

No pasarán por el juzgado pero les harán la vida imposible.

Ángel, hay que encontrarlo y hacerlo hablar.

Víctor y yo nos vamos a unir a la búsqueda.

En cuanto tengamos novedades, te avisamos.

Confía en nosotros.

¿En serio? -Sí, sí.

Les han estado preguntando. Eran muy amigos de Vicente.

Marta, Jaume...

-¿Y quién más?

Ibas a decir alguien más.

-Llorenç. A lo mejor solo querían preguntarles por Vicente.

-¿Llorenç te hizo algo en la casa?

-Era como si no me quisiera ahí.

Pero Inés... ¿Lo sabe ella?

-Tenían que arrancarlo.

Estaba muriéndose.

Todos lo sabíamos, pero no quisimos darnos cuenta.

Yo no soy mejor, yo sabía que algo pasaba.

Tú no tienes culpa, tú no podías hacer nada.

Era más fácil pensar que Jaume es bueno en los negocios,

por eso se hizo rico.

Que Marta ha llegado hasta donde está porque es lista.

Que Llorenç...

Tu vida tiene que seguir. Mi vida tiene que cambiar, Sara.

Ya está bien de no hacer nada.

-No puede ser verdad, papá no es así.

Mírame, si no es por él... Siempre ha estado pendiente de mí.

-Vengo del pueblo. Te he puesto la fruta ahí.

¿Qué ha pasado? -Ha llamado un periodista,

le ha contado no sé qué barbaridades.

Dile que no es verdad, no ha dejado de llorar desde esa llamada.

-Si alguien le hizo daño a Sami, fue Vicente.

-Hijo de puta.

¿Cuántas veces estuviste en esa casa?

-Vicente nos hizo vídeos.

A Jaume, a Marta, a mí.

Tuve que darle mucho dinero para que no los enseñara.

Lo hice por ti. -¿Lo hiciste por mí?

-Para que no tuvieras que aguantar un escándalo.

Que Dios te perdone... -¿Dónde vas?

-Lejos de ti. (SOBRESALTADA) ¡Ah!

-Tú te quedas en casa.

-Todas aquellas noches

que te ibas a dormir con Jaume a Palma o a Sóller...

¿Dónde estabas? -Ya lo sabías.

¿Qué quieres oírlo?

De putas... ¡me iba de putas!

¿Ahora tengo que ir a la cárcel por eso?

(SOLLOZANDO) Suéltame... -Papá.

-¿Vas a ponerte de su lado?

Lleva toda la vida despreciándote. -Suéltala.

(ENFADADO) ¡Todo esto quedará en nada!

¡¡En nada!!

(Teléfono móvil)

(Teléfono móvil)

¿Te has peleado con un oso, Sara Campos?

En esta isla hay algo peor que los osos.

Pero tú vas ganando, te lo noto.

No... sé quiénes son...

Pero ¿de qué me sirve si no los puedo llevar a juicio?

Si el caso va tan mal...

(ENÉRGICA) Tú has follado... Sí, si estás diferente.

(AMBAS RÍEN)

Me he liberado gracias a ti.

Oh... la libertad está muy bien, Sara Campos, pero es mejor...

Un buen polvo.

Vamos, aunque estés encadenada y eso que a mí esas cosas no me van.

Lo sé, lo dijiste en la habitación de los helechos.

Vamos a ver... yo digo muchas cosas y en muchos sitios...

Pero de esa no me acuerdo.

Necesitaba que alguien me empujara a recordar

y eso lo hiciste tú. ¿En la habitación de los helechos?

¿Cuándo? Hace dos días.

Cariño... hace dos días estaba yo

de excursión en Magaluf poniéndome fina de mojitos.

Mira, creo que lo que te pasa...

Es que te gusta estar como una chota.

¿Hasta cuándo seguiremos con este juego?

A veces viene bien ponerse un poco loca y saltarse las normas.

Supongo que hay problemas...

Que no se pueden resolver de otra manera.

Me voy a hacer la maleta.

Es que mi avión sale a las siete de la mañana.

¿Me puedo ir andando o... tengo que desaparecer en una nube de humo?

Andando estaría bien.

(Se abren las puertas del vehículo)

Buenas noches.

Eh... dos aguas... ¿tiene algo para cenar?

"Llonguets" y raciones.

No hay carne de cerdo asado ni bacalao.

Ponga lo que quiera...

Son ustedes de la Guardia Civil, ¿verdad?

Se les nota en el andar.

¿Es verdad lo que dicen? Lo de la casa en la sierra.

A lo mejor me puede ayudar...

Buscamos a un hombre de 56 años, pelo largo, barba canosa...

Tiene una quemadura en la mano derecha.

¿Van tras él? Llevo todo el día viendo pasar coches.

¿Le digo una cosa...? A mí no me ha cogido por sorpresa.

Hablan de fiestas raras, de gente de dinero... ¿o es mentira?

Esas cosas se sabían.

¿Ah, sí? ¿Y si las sabía por qué no fue nunca a la Guardia Civil?

(ÁNGEL CAMPOS) Esta isla sigue siendo propiedad de unos pocos.

Y a esos... nadie les dice qué se puede o no se puede hacer.

(SUSPIRA) La tierra puede que tenga dueño, las personas no.

Ya... eso es lo que ponen los políticos en los papeles.

La vida es otra cosa.

-Ni caso... lleva cuatro coñacs entre pecho y espalda.

¿Viene mucho por aquí? La primera vez que lo veo.

(Tintineo de platos y tazas)

Víctor... ¿dónde va?

¿Víctor? ¿Qué ha pasado?

¡Ángel estaba ahí dentro!

Seré idiota... tiene que estar cerca, Selva.

Era él... ¡era él!

Aquí el sargento Selva, hemos detectado al sospechoso

en una zona cercana a la estación de servicio

en la salida de Alaró... ¡Víctor, ¿dónde va?!

(MONTA EL ARMA)

Víctor...

¡Víctor! ¡Espera a que lleguen los compañeros, hostia!

(ÁNGEL CAMPOS) Tira el arma. Vale, tranquilo.

Tira el arma. Tranquilo.

¡Tire el cuchillo y suelte a mi compañero!

(ENTRE SUSURROS) Dejad de seguirme de una puta vez.

Yo no soy el problema... soy la solución.

(RESPIRA AGITADO) Escúchame, Ángel...

Necesitamos tu testimonio para encerrar a esa gente.

Entrégate, podemos llegar a un acuerdo.

¡He dicho que tire el cuchillo al suelo! ¡¡¡Ahora!!!

No entendéis una mierda.

Lo siento...

(GRITA) ¡¡¡Alto!!!

(Disparos)

(Gritos de Víctor)

(RESPIRA AGITADO)

(HABLA ENTRE DIENTES)

(GRITA DE DOLOR)

La herida es un poco escandalosa, pero no ha tocado órganos vitales.

Unos puntos... un poco de reposo y listo.

(IRÓNICO) Creo que no le he caído del todo bien a tu padre.

¿Te duele?

Tenía que haberlo detenido, Sara.

Tú no la has cagado, ha sido culpa mía.

Pero lo tenemos cercado, va a caer.

Y hablará...

No va a cargar con la culpa como Oriol y Cati.

Me dijo que él no era el problema, sino la solución.

(Sintonía de informativos)

"En el 'avenc' de Son Bel, en las inmediaciones de Tramuntana,

donde ayer se evacuó el cuerpo sin vida de Malena Marcos,

se han hallado tres cadáveres más. En fin, otra pieza macabra de la red

de prostitución, explotación de menores que ha salido a la luz

y en la que aparecen implicados nombres conocidos: Llorenç Company,

Jaume Febrer, empresarios de la zona y la fiscal Marta Salort".

-Qué hijos de puta...

-¿Son los que le hicieron eso a Julia?

Me cago en la hostia, no me lo va a perdonar en la vida.

-Se están riendo en nuestra cara.

-Jaume... Marta, Llorenç... es de locos.

-Vinieron al funeral de Gerard.

Marta se sentó a mi lado. ¿Sabes que estuvo llorando?

-Tienen que meterlos en la cárcel hasta que se mueran.

-¿Y por qué no lo han hecho ya?

-¿Qué estás haciendo aquí? -¿Te vas?

-Voy a defenderme...

No se puede consentir que me hagan ese juicio público en la televisión.

(CÍNICA) Todo son mentiras...

-Sé que tú serías la última en creerme.

Hace un par de años, fui con Llorenç a Can Falgueres.

Había putas y cocaína, como en todas las fiestas, supongo.

Llorenç me llevó a una habitación... y me enseñó los caparrots.

Me dijo que os los poníais para que nadie os reconociera.

Había cámaras grabando en toda la casa.

Recuerdo que me reí... -Eso es mentira.

Nunca te llevé a Can Falgueres.

-Es extraño...

Porque yo lo recuerdo perfectamente.

Y así es como se lo voy a contar al juez.

-Te condenarán por encubrimiento.

-¿Crees que me importa?

Llevo toda una vida arrepintiéndome de no haber estado contigo.

Me das asco.

-Tú no vas a decir nada.

-¿Cómo me lo vas a impedir?

(MADÓ TERESA GRITA)

(MARTA SALORT) ¡¿Estás loco?!

(NERVIOSO) ¿Qué has hecho? -Llamaré a Ángel

para que se encargue, ¡largo! (MARTA SALORT) Vamos...

Vamos, Llorenç...

(BELA) Madó Teresa ya debería estar aquí...

No sé dónde se habrá metido. -Nos dijo que la música ayudaría

a que nos olvidáramos de todo. No tardará.

Chicas, estad tranquilas.

Hasta que esto pase no estaréis solas.

¿Y después...?

Cuando os vayáis.

Estarán en la cárcel.

(JULIA) Esa gente tiene más dinero que nadie en la isla.

Dinero significa buenos abogados, no pisarán la cárcel.

(BELA) Volverán al pueblo y, en un tiempo,

la gente se olvidará de lo que dicen por la tele.

No tiene por qué ser así. No quieres que pase, pero pasará.

¿Quién va a protegernos cuando todo se olvide?

Nadie...

(JULIA) Lo mejor será irnos. No...

Vosotras no tenéis que huir a ninguna parte.

¿Qué haces aquí?

Lo tenemos, Sara.

Tu padre está rodeado. Selva... quiere que vengas.

Voy a necesitar un informe de 100 folios

para justificar tu presencia.

Pero si alguien puede negociar y hacerlo salir, eres tú.

¿Qué ha pasado?

Se saltó el perímetro...

Llegó a una casa rural y robó un coche, al recibir el aviso...

Los compañeros localizaron el vehículo ahí.

Lleva una hora dentro, no se ha movido.

Intenta hablar con él, Sara.

No, no servirá de nada, que entre el resto del equipo.

Sara, lo necesitamos vivo. Confía en mí.

Es una pérdida de tiempo.

(Pasos acercándose a la casa)

(Cristales rotos y golpes)

¡Guardia Civil!

-¡Ríndase! -¡No, no disparen, por favor!

¡No disparen! ¡Joder!

¿Dónde está Ángel? Un hombre con una mano quemada.

No lo sé, me dijo que no hiciera nada que...

Que me quedara en esta casa en silencio.

Y... un momento, ¿eh?

¡No... un momento!

Me dio 300 euros.

Yo no sabía que esto se iba a poner así.

¿Hace cuánto que se fue? No sé...

Un par de horas... (DUBITATIVO) No... no lo sé.

¿Para qué ha montado este teatro si se había saltado el cerco?

Tú lo sabías...

Sara...

Quería que estuviéramos lejos de Tramuntana.

¿Por qué has tardado tanto?

Se está despertando, deshazte de ella.

¿A qué esperas?

(Disparo de escopeta)

(Disparo de escopeta)

Está bien, Varela...

Encárgate tú.

Sí, sí, vamos para allá.

Se ha producido un homicidio, es Jaume Fabrer.

Dos disparos, en la casa, también, estaba Teresa. Ella está bien...

Conmocionada, no es capaz de articular palabra.

La llevan al hospital. ¿Ángel...?

(REPITE LAS PALABRAS DE ÁNGEL) "No soy el problema,

soy la solución".

Los va a matar a todos. Tenemos que ir...

Selva, que avisen a Marta y a Llorenç

que los lleven al cuartel, ahí estarán seguros.

(Sirenas de la Guardia Civil)

¡Coño, hijo de puta!

Hemos llegado tarde... "Marta Salort está muerta".

Yo diría que ya lleva un rato, antes que Jaume.

Gracias, Selva.

Acabamos de llegar, ahora mismo, a la propiedad de Llorenç.

Ha matado a Marta Salort.

¡Guardia Civil!

¡Estamos entrando en su casa, Llorenç! ¿Está aquí?

¿Hay alguien? ¿Inés...?

(Crujir de la puerta)

¡Inés...!

¡Llorenç!

¿Llorenç...?

Sara... soy yo.

(RESPIRA AGITADO) Arriba no hay nadie,

pero he visto ropa de hombre en la cama de matrimonio.

Yo diría que ha salido con prisa.

¿Sabes si se pusieron en contacto con Llorenç?

Vila le dijo que fuera al cuartel, pero no ha aparecido.

Ya sé dónde va.

¡Va a salir de la isla en barco! ¡Víctor!

¿Qué te pasa...? ¿Eh?

¿Qué pasa? La herida se ha abierto.

No es nada vamos... ¡No, no! ¡Eh!

Apóyate, apóyate en la pared... Voy.

¿Estás bien? Sí...

Espera, voy a pedir... voy a pedir ayuda.

Espera... espera un segundo. (RESPIRA CON DIFICULTAD)

Soy la sargento Sara Campos,

tengo un compañero herido en la casa de Llorenç Company.

Necesito que envíen una ambulancia cuanto antes, es urgente.

Toma, presiónate con esto.

Tengo que encontrar a Llorenç antes que lo encuentre Ángel.

No puedes ir sola...

Sí que puedo ir sola, Víctor... ¡Tengo que...!

Escúchame, puedo hacerlo.

No te preocupes, ahora van a venir a por ti.

¿Vale...? Presiónate.

(SUSURRANDO) Sara...

¡Sara!

¡Ah!

(Rumor de las olas del mar)

(Golpe)

¿Cómo me has encontrado? -Una vieja amiga tuya...

Le pregunté: "¿Dónde iría a esconderse el cerdo de Llorenç?".

-Podemos escapar juntos de aquí.

Estaremos lejos en un par de horas, tengo dinero...

-No quiero dinero ni hablar.

¡Baja el arma y tírala lejos!

¿Estás segura, Sara?

Vamos a enterrar Can Falgueres de una puta vez.

Tú te crees que soy imbécil, ¿no?

Acabas con él y, entonces, ¿quién te podría acusar?

A ti no te importa una mierda Can Falgueres, solo piensas en ti.

¿Quieres saber lo que le hacían a las niñas?

Vas a acabar matándolo tú. Hazlo en el juicio.

(RÍE SARCÁSTICO)

¿Qué juicio?

Tiene amigos en todas partes.

Las pruebas desaparecerán, los testigos se arrepentirán...

Le caerá una condena de mierda y volverá a su casa.

¿Es esa la justicia que quieres?

Porque eso es lo que va a pasar.

-No le escuches...

No lo escuches, tienes que detenerlo.

Tienes diez minutos hasta que lleguen los compañeros.

¡No puedes hacer eso!

¡No puedes dejar...! Cuando llegué era tarde.

Marta y Jaume están muertos. ¡¿Qué quieres saber?!

¡Te lo contaré todo! ¿Por qué esos chicos? ¿Por qué?

¿Por qué Dani, por qué Bela, por qué Julia?

A quién cojones le importa.

¡Vicente iba a morir! Quería darse una fiesta...

Estaba como loco por las niñas del coro.

Malena lo organizó todo... la invitación a la "rave",

encontrárselas en la fiesta...

Oriol les dio el GHB y las llevó a Can Falgueres.

¿Y Nahím?

Culpa de Oriol, ninguno sabíamos que ese moro estaba allí.

Por eso todo fue un desastre...

Tuvimos que llamar a Cati para que las llevara a Can Falgueres.

-No vas a conseguir lo que quieres si no te saltas las normas.

¿Qué farem, Sara, qué farem?

¡¡¡¿Qué farem?!!! (ASUSTADO) -Jaume...

-¿Qué farem...? -Jaume estuvo con Dani.

Vicente con las chicas. A Marta solo le gusta mirar.

(SOLLOZA) Y yo... yo no quería, de verdad, no quería...

Mientes.

¡Mientes!

Date prisa... (LLORENÇ) ¡Con las dos!

(LLORANDO) Me las follé a las dos.

Lo siento...

Lo siento... iré a la cárcel, lo siento.

Lo siento...

Lo negarás en el juicio.

Tienes razón, me da igual saber lo que pasó.

¡No, no, no me mates! Tengo grabaciones...

Guardo cintas en los terrenos de mi casa.

Salen todos, no solo Marta y Jaume.

Las robé para cubrirme las espaldas.

(LLORANDO) De verdad... lo juro.

No me matéis, por favor...

No me mates... ¡No me mates, por favor!

-Ya lo tienes... ¿Era eso lo que querías?

(Sirenas de la Guardia Civil)

Baja la escopeta.

No... -¡No!

(Disparo)

(Sirenas de la Guardia Civil)

Lo siento...

(Música tradicional mallorquina)

(Música tradicional y cencerros)

(INFORMATIVOS) "Ya hay sentencia para el caso Can Falgueres.

En la Audiencia Provincial está nuestra compañera Aina Miralles.

Un año después de su detención, la sala n. 4 de la Audiencia

ha condenado a 90 años de cárcel a Llorenç Company,

Catalina Trías y Oriol Noguera como responsables de esta red

de abusos a menores que, durante casi 20 años, organizó

fiestas de carácter sexual y las que asistieron empresarios,

políticos y hasta estrellas del deporte.

Queda pendiente la sentencia contra Ángel Campos Fabregat

que se juzgará en una pieza aparte, acusado de complicidad y homicidio."

(Campanadas)

¿Qué tal? Bien.

Hola, buenas...

¿No te quedas al concierto? Qué va, tengo que volver a Madrid.

He escuchado que igual cerrabas el Lluc.

Pensé en hacerlo, pero la gente me quitó la idea de la cabeza.

Ya... Y los niños.

Los niños no tienen la culpa de nada.

Me alegra oír eso.

¿Sabemos algo del hijo de Cati? Está bien, en un centro de Palma.

Supongo que es difícil saber si echa de menos a su madre.

¿Volverás para el juicio de tu padre?

Yo no puedo declarar.

Fuiste tú, ¿no? Quien le dijo dónde estaba Llorenç.

Ve a verlas, anda... Están deseando abrazarte.

Tengo una cosa para vosotras.

Que yo creo que os va a gustar mucho tener.

(LAS TRES RÍEN)

-Oh... (LAS TRES EXCLAMAN SORPRENDIDAS)

Parecemos una familia.

Así es como os veía él... como una familia.

Ojalá estuviera aquí.

Ahora que todo ha terminado...

A ver, hay algo que quiero comentaros.

Eh... toda la gente que iba a Can Falgueres...

Todos esos amigos de Jaume... no creo que pisen la cárcel.

Es gente con contactos y harán lo que sea por limpiar su nombre...

Aunque eso implique echaros la culpa a vosotras.

No tenemos miedo.

Sabemos que no estamos solas.

-Claro que no... ¡Mira!

("La balada de Mallorca" de Falla)

(INTERPRETA "LA BALADA DE MALLORCA" DE M. FALLA Y J. VERDAGUER)

(INTERPRETA "LA BALADA DE MALLORCA" DE M. FALLA Y J. VERDAGUER)

(Se oye cantar al coro)

("La balada de Mallorca" de Falla)

(Bela canta como solista)

(Coro del Lluc de Tramuntana)

(Coro del Lluc de Tramuntana)

Solo he venido a decirte adiós.

Espero que tengas la condena más alta de todas.

El sargento Selva ha organizado bien las pruebas

para que no vuelvas a la calle.

Por una vez hice lo correcto.

Me habría gustado terminarlo...

No deberías haber dejado que Llorenç se saliera con la suya.

Pero gracias, hija...

No sé por qué tienes que dármelas.

Necesitaba tiempo y tú me lo diste.

Tu compañero...

Podía haberlo matado, pero sabías que solo buscaba tiempo.

También sabías que yo no me escondía en esa casa.

A veces...

Hay que saltarse un poco las normas para conseguir lo que quieres.

Tienes demasiado tiempo para pensar en la cárcel.

(Coro del Lluc de Tramuntana)

(Suena "La balada de Mallorca")

(Sirena de barco)

(Coro del Lluc de Tramuntana)

(Rumor de las olas y gaviotas)

(Coro del Lluc de Tramuntana)

(Ladridos)

(Coro del Lluc de Tramuntana)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 8: Ans del Judici

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La caza. Tramuntana - Capítulo 8: Ans del Judici

03 mar 2021

Víctor y Selva han logrado dar con Sara, que ha salido con vida de Can Falgueres. Sin embargo, su padre, Ángel, ha escapado. Todas las piezas del puzzle que ha sido la investigación de Tramuntana logran encajar y, en el centro de ellas, está Can Falgueres: un lugar perdido en la montaña donde la clase alta de la isla se permitía abusar de un grupo de chicos y chicas que no tenían protección. Sin embargo, saber lo que ha ocurrido, incluso tener los nombres de los culpables, no parece suficiente para que se logre hacer justicia. Samiah, Bela y Julia son solo un ejemplo de esas víctimas que no parecen importar a nadie. Algo que Sara no va a permitir..

ver más sobre "La caza. Tramuntana - Capítulo 8: Ans del Judici" ver menos sobre "La caza. Tramuntana - Capítulo 8: Ans del Judici"
Clips

Los últimos 146 programas de La caza

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios