www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5673562
Para todos los públicos La aventura del saber - 23/09/20 - Lengua de signos - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, buenos días.

En tiempos de pandemia, no conviene olvidar

que cuando la tengamos bajo control, se acerca

otra igualmente grave si no tomamos medidas.

La catástrofe medioambiental que provocará, probablemente,

gran número de refugiados climáticos.

Hoy hablaremos de ello y trataremos de dibujar un cronograma de medidas

para frenar su impacto con dos expertos,

los autores del libro "¿Qué hacer en caso de incendio?",

Héctor Tejero y Emilio Santiago.

¿Qué tal? ¿Cómo están? Hoy también nos acompañará

el periodista Andy Robinson,

nos presenta "Oro, petróleo y aguacates.

Las nuevas venas abiertas de América Latina".

Un libro que actualiza las tesis

que en los años 70 formuló Eduardo Galeano

en su célebre "Las venas abiertas de América Latina"

La Escuela de Pensamiento Computacional

es un proyecto del Ministerio de Educación coordinado

por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas

y de Formación del Profesorado, el INTEF.

Su objetivo es formar profesores,

desde la etapa de primaria a la formación profesional,

para que sepan trasladar a los alumnos el interés

en disciplinas como la programación o la robótica.

Hoy se la mostramos a todos.

Y además, a través del túnel del tiempo,

conoceremos el origen de la ciudad de Alicante.

Hace apenas unos días, hemos visto imágenes

del estado de Colorado en Estados Unidos

cubierto de nieve, cuando apenas unas horas antes hacía calor.

A veces, la realidad documental de las noticias

está chocando contra la inercia mental

de la mayoría de las personas con noticias e imágenes

que no parecen reales, que más bien parecen sacadas

de una película de ciencia ficción o de terror.

También imágenes de la ciudad de Los Ángeles,

envuelta en una noche infernal,

provocada de día por la densidad del humo de los incendios

de los bosques de alrededor,

nos sume en una irrealidad que cada vez

se impone más como la nueva realidad.

Hemos invitado a Héctor Tejero y Emilio Santiago,

autores de este libro: "¿Qué hacer en caso de incendio?",

que más que oportuno, parece, por desgracia, necesario.

Porque el incendio ya se está produciendo, ¿no?

El incendio se está produciendo.

Nuestra situación es muy similar a la de un incendio.

Y en un incendio, tenemos que encontrar un punto medio

entre no hacer nada y entrar en pánico.

Hablando de cambio climático, no hacer nada sería esperar

la solución de una tecnología milagrosa.

Y entrar en pánico es considerar

que la civilización moderna, con todas sus sombras,

pero también con muchas de sus luces y logros,

está condenada como si el colapso fuera un hecho consumado.

Esto último es poco útil.

Poco útil porque es desmovilizador a nivel político.

También porque está a un error.

Es verdad que nuestra situación ecológica

es desastrosa, pero ese desastre va a estar mediado

por realidades institucionales, culturales, políticas

que van a ofrecer un margen de maniobra más amplio

que colapso sí, colapso no, y es el terreno de juego

en el que se va a disputar la batalla política del siglo XXI.

El apocalipsis como tal, eso, quiero decir,

no sirve, no sirve pensar que ya estamos al final del mundo.

No, de hecho, no es cierto. Es cierto que la situación ecológica

como decía Emilio, es complicada.

Pero tenemos muchos motivos para pensar

que podemos evitar consecuencias del cambio climático

y diferentes crisis; lo importante es actuar cuanto antes.

El problema de caer en situaciones apocalípticas,

que nuestra época tiende a pensar todas las series,

de zombis, etc, te ves en situaciones apocalípticas,

es que parece que no hay nada que hacer, induce al conformismo.

Pero no es verdad.

¿Cómo lo gestionamos? ¿Qué se puede hacer?

¿Qué podemos hacer nosotros también?

Quiero decir, no solamente grandes instancias.

Nosotros a la hora de votar, a la hora de ver también cosas

que son posibles, que es simplemente querer hacerlas.

Yo creo que hay un campo muy amplio para cambios a nivel individual.

Hay que tener en cuenta que la lucha contra el cambio climático

es una cuestión social.

Entonces, lo mejor que cabría esperar

es que la próxima década, que va a ser absolutamente decisiva

para mantener el cambio climático en un umbral habitable

y tolerable para la mayor parte de la humanidad,

en la próxima década, la explosión de conciencia climática global

ha tenido lugar sobre todo en el año 2019,

con la movilización de jóvenes por el clima en todo el mundo,

cristalice nuevas mayorías sociales que permitan dos cosas.

Por un lado, gobiernos con una agenda climática ambiciosa

que hagan de la lucha contra el cambio climático

con justicia social, la columna vertebral

de un nuevo modelo de país, y desbordando eso,

todo un magma de iniciativas ciudadanas

de diverso tipo,

algunas serán luchas, que van a ser fundamentales

para empujar a los gobiernos donde no lleguen.

Pero otras serán cuestiones que casi con más importantes

que la propia lucha; crear nuevas realidades.

Nuevas realidades institucionales, empresariales.

Nuevos hábitos, nuevos sentidos comunes.

Y un poco del círculo virtuoso de estas dos dimensiones,

amparadas en una nueva mayoría social,

podremos pensar en una transformación

de nuestro sistema productivo y nuestro ámbito antropológico,

que durará década, década y media, y que podríamos comparar

la transformación que el neoliberalismo impuso

pero en sentido contrario.

Por ejemplo, ahora con la COVID,

parece que Europa ha reaccionado de manera justamente contraria

a como había reaccionado con el inicio de la crisis,

que ya todos, parece, queremos olvidar,

pero que está ahí, en el inicio de muchas políticas

que nos han llevado a agravar la situación ahora.

¿Vosotros estáis trabajando, de alguna manera,

en la época poscovid,

en la reconstrucción de la economía después del COVID?

Claro, esa es la disputa de los próximos años.

Ya cuando pasó la anterior crisis, hubo un momento

de gran impulso climático, que al final, fue fallido.

El gran fracaso de la cumbre de Copenhague en 2009,

donde no se llega a ningún acuerdo.

Y ahora vamos a tener, después de la pandemia,

o durante la pandemia, todo el mundo espera

que haya una fuerte recesión, crisis económica.

Y va a haber dos formas de salir, digamos, en verde o marrón.

Salir con una transición ecológica con justicia social,

la cual, los cambios necesarios para combatir el cambio climático,

que van a generar empleos verdes, hacer que vivamos mejor,

se utilicen para recuperación económica,

o intentar salir sin cambiar nada del modelo productivo,

que en el fondo, en última instancia,

a través de la forestación y la globalización,

es la que ha llevado a una situación en la que se producen

como pandemias cada muy poco tiempo.

Hemos tenido el COVID ahora, antes hemos tenido cuatro o cinco

que podían haber sido como el COVID, pero no llegaron a salir.

como fue el Zika, MERS, o mucho más atrás, SRAS.

Y, vamos a ver, el tema sería, ahora,

en cosas concretas.

¿Qué hacemos primera? Hagamos un cronograma.

Es decir, ¿qué es lo que tendríamos que hacer? Paso a paso.

Creo que tenemos que enfrentar en este país, en primer lugar,

una ley de cambio climático y transición energética ambiciosa.

Esto ya está en la agenda política, pero seguramente,

la propuesta de ley que está encima de la mesa,

apuntando en la dirección correcta, se queda corta.

Tendríamos que aumentar sustancialmente

la ambición climática

para intentar llegar a una descarbonización en 2040.

Y luego, es fundamental también... Ahora es a 2050.

A 2050.

-A 2050, sí. -Sí.

Es fundamental que en todos los dictámenes

y los planes de reconstrucción,

el horizonte verde, de un Green New Deal,

sea el eje vertebral de un nuevo modelo productivo

para España; aquí es importante hablar

de una condicionalidad ecológica de los rescates públicos.

Si vamos a rescatar con dinero público a empresas,

es fundamental que las empresas tengan interés común

y hagan de los Acuerdos de París un mínimo de cumplimiento

de sus planes productivos.

¿Eso os consta que está en el espíritu,

al menos, de lo que se está preparando?

Bueno, fue una de las resoluciones que se acabaron aprobando

en la Comisión de Construcción del Congreso.

Hubo disputa política, pero se acabó aprobando

y entonces, esperamos que el Gobierno y el Congreso,

cuando hayan este tipo de rescates o ayudas,

los tengan en cuenta. Yo creo que menos que pedirle,

si se va a pagar con dinero público las ayudas

que son necesarias para las empresas,

se pongan condiciones en términos ecológicos,

en términos de igualdad de género, justicia social.

No puede ser que una empresa que sea altamente contaminante

y no tenga planes para dejar de serlo,

reciba dinero simplemente sin condiciones.

O una empresa que cotiza, que no paga impuestos en España,

paga impuestos en un paraíso fiscal, como Holanda,

que reciba también ayuda sin tener eso en cuenta.

¿Y en los demás países europeos va por el mismo camino

la reconstrucción o la idea de qué haces después?

Yo creo que Europa en general está apuntando

hacia una salida verde, como comentaba antes Héctor,

lo que pasa que Green New Deal hay muchos y de muchos tipos.

El de Ursula von der Leyen, por ejemplo, va a apuntar

por un Green New Deal en el cual, los cambios que se plantean

son fundamentalmente técnicos y el capital privado

va a tener como el protagonismo.

Nuestro Green New Deal, de orientación más democrática

y ecosocialista, plantearía una transición ecológica

muy brincada con la justicia social.

Y en el que sin menoscabo de que la empresa privada

la pueda tener un papel, serán alianzas públicociudadanas

del Estado junto con la sociedad civil,

los que tendrán el peso de los cambios.

Entonces, que se imponga uno u otro, dependerá enteramente

de la batalla política de los próximos años.

Hay que recordar que en Europa hay cosas peores.

El eje de Visegrado, que es Polonia, Hungría, etc,

no tienen intención de hacer transición ecológica

y Polonia constantemente pone palos en las ruedas

a la hora de avanzar en la ambición climática de la Unión Europea.

Y en España, concretamente, por ejemplo,

una de las cosas que se le ocurre a cualquiera es el sol.

Es decir, tenemos más sol que en ningún otro país de Europa.

Más horas de sol al año, y sin embargo,

no se ha ido por ese camino o se truncó.

Porque empezó a irse, pero se truncó.

¿Tenéis pensado algo especial sobre esto?

Sí, España tuvo un problema, digamos, en la anterior crisis,

en las famosas burbujas renovables que fue una buena iniciativa

que se gestionó muy mal.

Primero, por el último Gobierno del PSOE,

después por el Gobierno de Mariano Rajoy,

generó inseguridad jurídica que hizo que se dejase de invertir

en renovables; ahora tenemos un "boom",

sobre todo de la fotovoltaica.

Y el Gobierno está haciendo decretos

para intentar pinchar una cierta burbuja que hay.

Pero sí que es cierto que estamos en el buen camino,

por así decirlo; hay cosas que corregir,

pero estamos en el buen camino, y desde luego, en España,

la fotovoltaica tiene un papel fundamental.

Junto con la eólica. Claro.

¿Y creéis que se puede prescindir,

o por lo menos, se puede limitar mucho la energía eléctrica,

el uso de energías tradicionales?

Ahora mismo, el planeta consume mucho más de lo que puede producir.

En todos los aspectos, también energético,

pero no solo energético, tema de materiales.

Tenemos que ir progresivamente viendo un modelo

que consume menos energía a través de eficiencia,

eficiencia técnica, eficiencia social, por así decirlo.

Tenemos que empezar a trabajar más cerca de donde vivimos.

Consumir menos energía en casa

porque las casas estén rehabilitadas.

En Madrid hay muchas casas viejas que consumen muchísima energía

con gasto enorme para las familias.

Ese tipo de políticas se tienen que hacer

a través de políticas públicas,

que nos lleven a consumir menos energía como país.

Entre ellos, menos energía eléctrica.

Una de las partes fundamentales.

La otra parte es que mucha parte de la energía que consumimos,

por ejemplo, el transporte,

no se hace a través de energía eléctrica.

Para que sea 100 % rodable,

tenemos que electrificar buena parte del consumo energético.

Sea el transporte o calefacciones,

que muchas son de gas natural. Poco a poco tiene que llegar.

A lo mejor tendríamos que cambiar la mentalidad.

La idea esa de crecer y crecer y crecer

y lo único que cuentes sea el crecimiento.

"Hemos crecido tanto". Bueno... Sin duda.

Una de las guerras culturales fundamentales

es al que va a enfrentar la sostenibilidad

con las inercias, los imaginarios y los intereses creados

por la lógica capitalista de los intereses perpetuos.

En un mundo sostenible que quisiéramos

que reparta de modo equitativo

el espacio ambiental, la esfera material

de nuestra economía

tendría que reducirse sustancialmente.

Lo que pasa que para esto, es necesario ganar

una batalla cultural importante

por la cual el decrecimiento sea un deseo de mayorías

y esto en el fondo significa también una batalla

por disputar el sentido de la vida buena.

Si parte de la cuestión fundamental es que podemos vivir bien,

podremos vivir incluso mejor sin estar atrapados

en esta suerte de estafa piramidal permanente,

en la cual un indicador como el PIB,

que mide tanto la destrucción, como la creación de riqueza,

se convierte en una especie de fetiche

alrededor del cual se organizan las políticas públicas.

Claro, porque ahora mismo, según las previsiones que hay,

¿qué pasaría en España en 2050 si no hacemos los deberes?

Bueno.

España es el país de la Unión Europea

más vulnerable al cambio climático.

Tiene tres grandes problemas.

Bueno, los incendios, las sequías y las olas de calor.

Los incendios se multiplicarían muchísimo si no hacemos nada.

Toda la cuenca mediterránea estaría

amenazada de incendios; más de lo que ya tenemos.

Sequías, que pasaría un poco parecido.

Ya serían mucho más fuertes.

Ahora mismo, las sequías más extremas, el promedio en España

son de unos 28 meses, y pasarían a durar 5 años.

Luego, olas de calor, que cada vez tenemos veranos más largos

y cada vez hay olas de calor más potentes.

El gran problema es que esto no son solo

problemas meteorológicos, por así decirlo,

tiene consecuencia social.

Si tienes una sequía, por ejemplo, en Murcia, o en Valencia,

eso supone quiebra de empresas,

muchos agricultores que trabajan.

Eso genera paro, genera problemas; al final,

el cambio climático es multiplicador de conflictos,

porque aumenta la desigualdad, genera muchos problemas, etc.

Y en el caso de España, que es de los países más vulnerables,

de no hacer nada, incluso, de no hacer suficiente,

el año 2050 sería bastante desastroso.

Hablamos de prácticamente un desierto

en buenas partes de la península ibérica.

¿Algo que añadir? Lo ha dejado muy claro.

Ha sido un verdadero placer teneros aquí.

Muchas gracias por el libro.

Os esperamos cuando tengáis otro.

Vamos, cuando vayáis a publicar cualquier otro libro.

Gracias. A ti, Salva.

Seguimos. La Universidad de Vigo

nos plantea hoy la siguiente pregunta.

¿Cómo se regula en el derecho español

la protección de las personas refugiadas?

La Universidad responde.

La protección internacional de las personas refugiadas

se regula en una ley del año 2009.

Lo primero que cabe preguntarse es qué entendemos por refugiados.

Refugiado es aquella persona que se ve obligado

a huir de su país y de hecho, se encuentra fuera de este

por temores fundados a ser perseguido

por razones de raza, nacionalidad,

pertenencia a un determinado grupo social.

Opiniones políticas, género u orientación sexual.

Las personas refugiadas que se encuentren en nuestro país

tienen derecho a solicitar protección internacional

mediante la presentación de una solicitud de asilo.

Una vez presentada la solicitud, y durante el periodo de tramitación,

el solicitante tiene derecho a permanecer en España.

También tiene derecho a asistencia jurídica gratuita,

intérprete, asistencia sanitaria y a disponer

de un documento que acredite su condición

de solicitante de protección internacional.

Asume también una serie de obligaciones,

como al de colaborar con las autoridades españolas.

Si la solicitud es denegada, el solicitante debe abandonar

nuestro país, salvo que sea acogido por razones humanitarias.

Si la solicitud es aprobada,

supone el reconocimiento de su condición de refugiado.

Y por tanto, el derecho a no ser devuelto a su país.

Además, en nuestro país también va a disfrutar

de una serie de derechos como puede ser

el derecho a la educación, a la asistencia sanitaria,

a los servicios sociales, autorización

para residir en España y también disponer

de un documento nacional de identidad.

Hace casi 50 años

el periodista y escritor uruguayo, Eduardo Galeano, publicaba

el libro "Las venas abiertas de América Latina".

Un libro de cabecera para mandatarios latinoamericanos.

Hoy traemos a esta mesa este otro libro,

"Oro, petróleo y aguacates.

Las nuevas venas abiertas de América Latina",

editado por Arpa. Su autor es Andy Robinson,

corresponsal del periódico La Vanguardia

en América Latina.

Andy, bienvenido a "La aventura del saber".

Hola, muchísimas gracias, Mara. Buenos días.

¿Podemos decir que la historia de América Latina

es una historia de un continuo saqueo,

tanto material como espiritual?

Pues sí, resumido, no estaría mal.

Es un poco la sensación que he tenido yo

a lo largo de los seis, siete últimos años

en los que he viajado por América Latina,

principalmente Brasil.

También Colombia, Venezuela, México.

Y Eduardo Galeano plantea esa idea

de un saqueo perpetrado

por potencias coloniales e imperialistas.

A partir del siglo XV, siglo XVI.

Yo lo que he intentado hacer

es en ningún momento pretender llegar a la altura literaria

de Eduardo Galeano, esto es un libro de reportajes periodísticos.

He intentado recorrer los pasos de Eduardo Galeano

en centros simbólicos de ese saqueo,

como Potosí, en Bolivia, que se convirtió

en una escena de una extracción brutal

de la plata, en el famoso Cerro Rico, en Potosí.

Zonas como Zacatecas, en México, que también fue un poco

donde se produjo una fiebre de oro y plata.

Minas Gerais, en Brasil, que también ha sido históricamente

de una zona de extracción de minerales.

Y últimamente, de una catástrofe medioambiental,

cuando se colapsó un dique de contención en una mina.

Eso es lo que he intentado hacer directamente relacionado

con el libro de Galeano, y también hay una serie de capítulos

sobre alimentos, soja.

Aguacates incluso.

Y, digamos, es verdad que sigue habiendo un expolio

de América Latina.

No necesariamente de la misma manera que antes.

Las cosas van cambiando, no son necesariamente potencias

de las economías avanzadas en Europa y Estados Unidos.

También pueden ser las propias empresas brasileñas

las que están cometiendo el saqueo.

Porque, como decía Galeano,

los latinoamericanos son pobres porque el suelo

porque el suelo que pisan es rico. Sí.

¿Sigue vigente esa tesis, Andy, o no?

Sí, creo que sí hasta cierto punto.

Es como la gran paradoja de América Latina,

que está muy dotada de recursos naturales.

Y también ha sido víctima

de todos los países en desarrollo en el mundo.

De haber llegado tarde, después de Europa,

al desarrollo económico y el capitalismo.

Con lo cual, siempre ha sido el objeto de políticas

por parte de multinacionales de extraer sus riquezas.

Y debido a eso, nunca ha podido desarrollar

una economía productiva, industrializada.

A partir de 1999, 2000,

cuando empezó la llamada "marea rojiza";

gobiernos progresistas que llegaron al poder,

primero en Venezuela, con Hugo Chávez.

Luego, Lula en Brasil y Evo Morales en Bolivia.

Rafael Correa en Ecuador.

Se intentó cambiar ese modelo de extracción

por parte de empresas extranjeras.

Para intentar nacionalizar su industria extractiva,

bien fuera de productos como la soja,

bien mineras.

Pero el problema... Se hizo con excelentes resultados

en cuanto a reducción de pobreza.

Brasil se sacó a 30 millones de personas de la pobreza.

En América Latina, en general, 100 millones de personas

lograron registrar

una subida de su renta,

como para que entrase una nueva clase media.

Pero un poco la tesis del libro,

es que a pesar de que esos históricos líderes

de la izquierda habían leído en muchos casos,

Eduardo Galeano, y aprendieron la lección

de que la necesidad de establecer una soberanía económica,

no depender de Estados Unidos o Europa.

Cometieron el error de no escaparse

de esa dependencia de la explotación de materias primas.

Y ese es un poco el fallo y ha pasado factura.

Cuando cayeron los precios de las materias primas,

en el 2013, 2014.

Por ejemplo, de Venezuela.

Ahí está. El país más rico de la zona,

de la región, y las circunstancias en las que se encuentra ahora.

Efectivamente, sí. En parte, por sus propios errores,

que Chávez nunca llegó a diversificar la economía.

Venezuela depende del petróleo en el 98 %

de sus exportaciones, y por lo tanto,

sin esas exportaciones de petróleo,

no pueden importar los bienes esenciales,

alimentos y medicinas, para evitar

esos graves problemas humanitarios que están ocurriendo.

Ahora, tampoco se debería olvidar que la vieja relación

de las venas abiertas, esa explotación

por parte de Estados Unidos, sigue existiendo en Venezuela.

Y se manifiesta en estos momentos en una política de sanciones

y un embargo petrolero asesino

por parte de la Administración de Donald Trump.

Es algo que se olvida en muchos medios de comunicación

en España y en Estados Unidos.

Hablemos del oro.

¿Sigue existiendo la fiebre

del oro americana en este siglo XXI?

Sí, curiosamente eso es lo que se plantea

en el capítulo sobre el oro,

que todos sabemos de los conquistadores

y esta sed insaciable

de encontrar el dorado en América Latina.

Yo lo que, digamos, 500 años después,

y es lo que comenté en el libro,

estamos en un momento en el cual el oro se ha convertido

en una inversión muy importante en los países ricos, en parte debido

a las crisis financieras y el entorno de miedo

en el que estamos en estos momentos.

Incluso con la pandemia.

La pandemia ha coincidido con esos seis meses

de la pandemia del COVID-19, una subida increíble

del precio del oro, hasta niveles récord.

Conforme la gente... Hay dos motivos.

Uno, porque existe un miedo que creo que es psicológico,

y el oro siempre, de alguna forma,

es una especie de bálsamo para esos miedos.

Segundo, porque mucha gente considera

que esos paquetes económicos de estímulo,

monetarios por parte de las grandes centrales,

para provocar otra fase de inflación.

Entonces, mucha gente está comprando oro.

¿Cuál es la consecuencia de eso en América Latina?

Pues que millones de mineros artesanales,

muchos de ellos ilegales, debido a la pobreza que existe,

están invadiendo terrenos indígenas.

Contaminando ríos para sacar pepitas de oro

para venderlas por siete dólares.

Pero digamos que es otro ejemplo de esa relación perversa

entre los inversores en los países ricos

y esa desesperación que existe en América Latina.

Hemos hablado del petróleo, hemos hablado del oro.

Nos queda el aguacate. Aguacate, plátanos.

Patatas, carne.

¿Es la gran despensa del mundo América Latina?

¿Sigue siéndolo?

Sí, bueno, el aguacate

es una de las cosas más llamativas

de esa nueva fase de venas abiertas,

porque quién se habría imaginado.

En el mundo entero, y sobre todo, en Estados Unidos,

el aguacate se ha convertido en uno de los productos

más de moda.

Y hasta el punto de que el famoso Super Bowl,

en Estados Unidos, junto con el perrito caliente,

el kétchup, ahora el guacamole se considera...

Un superalimento. Sí.

Un plato casi imprescindible para disfrutar

de la gran fiesta nacional deportiva en Estados Unidos.

Esto es otro ejemplo, igual que el oro,

de cómo una moda

en un país como Estados Unidos, Europa,

desata una fiebre de producción

de aguacates, sobre todo en el estado,

concretamente el estado de Michoacán,

en México, que es un estado

de enorme riqueza medioambiental

y patrimonio cultural,

debido a la civilización purépecha, que estuvo,

existía ahí antes d la llegada de los españoles.

De repente, se han deforestado todos los bosques de pino

para plantar árboles de aguacate.

A veces, con la colaboración del crimen organizado.

Entonces, lo que tienes ahí es una destrucción medioambiental,

una creación de dinero que también fomenta

actividades violentas; todo porque en Estados Unidos

una familia quiere comer un poco de guacamole

mientras ve la Super Bowl.

Así es el mundo. Así es el mundo.

Otro día, Andy, hablaremos del Amazonas, de tu firme defensa

hacia los indígenas y hacia la selva.

Nos quedamos sin tiempo.

Vale. Ha sido un placer.

Muchísimas gracias. Gracias a ti.

Y continuamos. La Escuela de Pensamiento Computacional

es un proyecto del Ministerio de Educación coordinado

por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas

y de Formación del Profesorado, el INTEF.

Su objetivo es formar profesores desde la etapa de primaria

a la formación profesional,

que después sepan trasladar a los alumnos

el interés en disciplinas, como la programación o la robótica.

La Escuela de Pensamiento Computacional

procede de la propia Unión Europea,

que ya hace como cuatro o cinco años,

viene alertando de la necesidad de puestos técnicos

y puestos de trabajo especializados en el futuro.

De hecho, para 2020, ya se preveían

como 800.000 puestos de trabajo necesarios

con dificultad para cubrir.

A partir de esto, surgen una serie de iniciativas,

y entre ellas, en el ámbito educativo,

podríamos decir que la más importante es

El Espacio Único Europeo 20/25, y dentro de él,

el Plan de Educación Digital de la Unión Europea.

Y dentro de este plan digital, una de las líneas de acción

es la implementación o la integración

del pensamiento computacional, la programación y la robótica

dentro de los planes de estudio,

dentro de las iniciativas de los Gobiernos de la UE.

Por esto lo introdujimos en nuestro Plan

de Transformación Digital Educativa

como un elemento fundamental

para integrar tanto en nuestra formación

como en nuestras iniciativas.

A partir de aquí, la Escuela de Pensamiento Computacional,

que es una iniciativa en cooperación con las CC. AA.,

se han sumado cada una con sus centros educativos,

llegando así a 700 docentes durante este curso escolar,

hasta más de 14.000 alumnos, con lo que creemos que el impacto

está siendo verdaderamente interesante.

No solamente queremos llegar

a estos docentes o a estos alumnos,

sino que pretendemos que los materiales que se creen

y se generen durante esta experimentación

y este piloto sirvan para que otros docentes

se sumen a esta iniciativa.

-La experiencia mía con la Escuela de Pensamiento Computacional ha sido

muy exitosa, fue un punto de partida para iniciarme y aplicar

los conocimientos de Scratch al aula.

Ha sido básicamente una gran oportunidad

para ponerlo todo en práctica.

Con el desarrollo de sus actividades,

he visto que los alumnos han estado muy motivados.

Nos vamos a ir descargando el proyecto Enjambre de Puntos,

del estudio del INTEF.

¿Vale? Hoy vamos a trabajar sobre puntos y rayas.

-Y la Escuela de Pensamiento Computacional

lo que persigue precisamente es ofrecer a los docentes españoles

y, por tanto, a los estudiantes

la posibilidad de trabajar esta habilidad

a través de actividades de programación y de robótica.

Nosotros no queremos que todos los estudiantes

sean programadores, que todas las alumnas sean

ingenieras en robótica,

del mismo modo que, cuando enseñamos inglés

en la escuela, no queremos que todos sean traductores.

Pero sí estamos convencidos,

porque lo demuestra la evidencia empírica

de la que se dispone, de que, en el proceso de aprender

a programar y en el de desarrollar

el pensamiento computacional,

se están adquiriendo otras habilidades que son

fundamentales para todo el mundo.

Por ejemplo, la capacidad de trabajar en equipo,

la de enfrentarse a errores,

de comunicar ideas, de resolver problemas.

Nuestro objetivo es que las prácticas y las clases

de la Escuela de Pensamiento Computacional

sirvan para relacionar la tecnología, la informática

con todas las áreas del currículo.

-Es secreto del pensamiento computacional

no está tanto en comprender

cuál es el proceso mediante el cual nosotros

podemos conseguir que un ordenador cumpla

una serie de instrucciones,

sino en la reflexión acerca de los procesos

que estamos llevando a cabo a la hora de construir

esos programas.

De manera que los niños, cuando ejercen la programación,

están de alguna manera aprendiendo a aprender,

porque no solamente resuelven un problema

sino que toman conciencia de cuáles son las estrategias

que van a llevar a cabo para resolver dichos problemas.

-Porque, Juan, ¿me podrías decir cuál es

la finalidad de crear un bloque llamado Punto?

-Que te ahorras código.

-Muy bien, te ahorras código y así,

a la hora de hacer el círculo punteado,

usamos ese bloque ya definido,

el Punto, donde hemos definido el punto.

-Además, el pensamiento computacional

se desarrolla sistemáticamente

en un contexto de trabajo colaborativo,

en el que unos alumnos

colaboran con otros en la solución de los problemas.

-Scratch es una plataforma donde puedes aprender a programar.

Programar es hacer que un objeto,

con unas órdenes que tú le das,

ejecute esas órdenes.

En Scratch, en la clase,

hacemos cosas que hacemos en clase normal,

pero de una forma más divertida.

-Me gusta Scratch

porque es más divertido dar clases que con otras cosas

y aprendemos a hacer videojuegos,

a hacer mandalas,

aprendemos matemáticas, geometría.

También aprendemos cosas de ciencias naturales,

como, por ejemplo, un juego que hizo un amigo mío,

que teníamos que decir cuál era

la comida de cada animal.

-De hecho, además de matemáticas,

se fomenta la creatividad.

A un mismo reto,

se le puede dar diferentes soluciones

y conseguir lo mismo. Con eso desarrollamos

el pensamiento divergente.

Y, como es una programación en bloque,

puedo ver dónde está el error,

puedo jugar con la ambigüedad,

administrar mi frustración porque esa solución del problema

no la alcanzo;

pero practicando y probando se llega a ella.

-Esto que hay en la mesa es una mano robótica

que funciona con agua y estas jeringuillas.

Lo hemos hecho entre tres compañeros más y yo.

Sirve para coger objetos,

como, por ejemplo, esta caja.

-Aquí, en algunos casos para algunos proyectos,

las niñas y los niños han soldado,

con lo cual también se habla de aleaciones

de distintos tipos de metales,

lo que es el punto de fusión.

-El juego que hemos programado consiste en que un helicóptero

está en el espacio.

Entonces hay un meteorito que se acerca al helicóptero.

Entonces el helicóptero tiene

que dispararle al meteorito.

Si le das, suma un punto.

Y, si pasa, le quita vida.

-Aproximadamente, hemos tardado unos dos meses

y lo difícil era empezar a programar de nuevo,

o sea, de cero, porque en Scratch creo

que no se puede guardar los proyectos que haces

y hasta que lo acababas por completo.

-El kit consiste fundamentalmente

en unas cuantas placas de desarrollo Arduino,

que consisten fundamentalmente

en un microcontrolador, que es la parte programable,

y una serie de entradas y salidas,

a las que podemos conectar sensores

para medir eventos del mundo exterior

y actuadores para realizar acciones sobre el entorno,

que son los elementos fundamentales

de un robot. Aquí tenemos, por ejemplo,

una serie de sensores, como una cámara, un "joystick",

pulsadores, potenciómetros,

fotorresistencia y aquí,

una serie de actuadores, como puede ser un altavoz.

un motor paso a paso, algunos ledes.

El kit también

viene con unos chasis que están construidos

en una madera prefabricada

que se llama DM,

que es muy adecuada para el uso en el aula.

Además, es muy fácil de montar porque viene troquelado y demás.

-Arduino es un nuevo temario

que se ha introducido en el currículum hace unos años.

No lo conozco bien y vi que este curso era muy interesante,

que profundizaba bastante

y, además, luego, cuando descubrí que luego

se ponía en práctica con los alumnos,

me pareció perfecto

para terminar ya de formarme.

Creo que ha salido muy bien porque les indiqué al principio

un poco cómo funcionaba la web

que ha preparado Arduino,

entendieron la mecánica y han ido ellos solos avanzando.

Me tenían que subir un vídeo pequeñito

de cada cosa que hacían.

E incluso en el proyecto final

ellos han elegido el tema

y hay algún grupo que no sé ni qué está haciendo

porque ni me lo ha dicho. O sea, que les veo muy autónomos

y que ha funcionado muy bien.

-Nuestro proyecto consiste en una maqueta hecha con placas

de Arduino que hemos automatizado

y es una maqueta de una empresa en la que una serie de trabajadores

tienen plazas asignadas

y hay otros trabajadores

que se tienen que regir

por el número de plazas que hay disponibles en cada caso.

Primero, al entrar en el aparcamiento,

lo primero que mira el coche es el número de plazas.

Y para eso tenemos una pantalla LCD y dos sensores RIG

que tenemos a la entrada y a la salida del aparcamiento

que, con un imán que hemos incorporado

debajo de los coches,

detectan el coche y pueden sumar y restar plazas.

En el caso de entrar, resta y en el caso de salir, suma.

Después tenemos la barrera de entrada y salida,

que la de entrada está formada,

primero, por un LDR, que es una resistencia

que varía con la luz, y luego por un sensor de infrarrojos,

que es lo que hace que permita cerrar la barrera.

Una vez el coche ya está dentro,

lo que hace es ver dónde tiene plazas libres,

dónde puede aparcar.

Y eso lo consigue mediante ledes RGB que tenemos.

Estos ledes tienen la capacidad de que, cuando un coche se acerca

a ellos, pasan de estar verde,

cuando la plaza está libre,

a estar rojo. En el caso de los sensores

de minusválidos, utilizamos la luz azul

para indicar al minusválido que esa es la plaza consiguiente

para minusválidos.

Cuando el sensor de ultrasonidos

va detectando menos distancia entre el objeto

y la pared, es decir, el coche,

pita más agudo y así conseguimos que el conductor

se dé cuenta de cuándo está muy cerca de la pared.

Luego también tenemos el sistema de alumbrado general

y para ello utilizamos un sensor PIR que tenemos aquí

que lo que hace son distintas mediciones.

Finalmente, tenemos el sistema de control de calidad del aire,

que está aquí, la parte posterior del aparcamiento,

y se forma de un sensor MQ135,

que lo que hace es medir

las concentraciones de diferentes gases;

en este caso, CO2.

-El alumnado lo que necesita es la oportunidad de ser creativos

y de poder volcar todo lo que pueden hacer.

Y este proyecto

tiene esas características,

permite que el alumnado desarrolle su creatividad,

todo su potencial y, además, permite la inclusión,

que es muy importante. Utilizamos la tecnología

para que todo el alumnado

pueda participar y se sienta integrado.

-Estamos en un proyecto del INTEF,

de Escuela de Pensamiento Computacional

de Bachillerato, en el que, mediante la plataforma Kibotics,

trabajamos el pensamiento computacional

a través de simuladores.

-A diferencia de las etapas de primaria

y secundaria, donde se pudo trabajar

con muchos alumnos,

tuvimos que limitar el número de alumnos usuarios

que pudiesen trabajar de forma simultánea,

puesto que los requisitos

de "hardware" y técnicos son mucho más complicados

para instalar este simulador.

Por este motivo, las comunidades autónomas

y ciudades autónomas que participaron seleccionaron

un solo centro por ciudad o por comunidad autónoma.

En total, son 16 comunidades autónomas

y las ciudades autónomas

de Ceuta y Melilla, que participaron en el proyecto.

-El hecho de solucionar problemas programando,

que básicamente se basa en dividirlos problemas más pequeños

y así más fácil resolverlos, es aplicable a la vida real.

-Al fin y al cabo, es pensamiento computacional

y te permite básicamente separar un problema grande

en mucho pequeños que puedes alcanzar a resolver

pensando de una manera lógica.

Y eso sí que es útil en la vida del día a día.

-Es importante, primero, porque aprenden a programar.

Hoy en día, programar creo que es importante

en cualquier ámbito de la vida

y aprenden principalmente a pensar y razonar y a solucionar problemas.

Aprende creatividad, ya que todos los programas

no son iguales.

Los alumnos buscan la solución de diferentes maneras,

que nunca nunca el código es igual en una pareja o en otra.

-Los tres primeros que acaban el código

son los que reciben una moneda,

entre comillas, porque no son monedas reales,

son que se pueden canjear, por ejemplo, para obtener una chapa

o un punto más en la asignatura.

-Cada uno de los diferentes problemas

que nos plantea Kibotics

lo hemos puesto como una de las fases,

salvo la primera, la de formación de Python.

Y los alumnos, al superarla, todos obtienen la puntuación máxima

con solo hacerla, pero, para motivarlos un poco,

hemos decidido darles unas monedas

que les permite adquirir una serie de rangos, de premios.

Otra de las cosas que decidimos hacer,

viendo que los errores eran siempre los mismos,

que los alumnos buscaran reírse

de sus propios errores.

Entonces decidimos que ellos hicieran memes

de los errores que van cometiendo.

Por ejemplo, una de las cosas que al principio les costaba:

cómo poder hacer que el programa fuera infinito.

Una de las frases de Einstein es que no hay cosas más infinitas,

pues metimos el "while True".

O algún alumno nos jugó con Buzz Lightyear:

"Desde el infinito, más allá".

Hoy profundizamos en el conocimiento

de otro de los grandes yacimientos arqueológicos

de la costa mediterránea que tanto nos enriquecen:

una ciudad romana al borde del mar, Lucentum,

origen del nombre actual de Alicante,

que, a través de su forma árabe Laqant,

con el prefijo "al", derivó al valenciano Alacant

y, de este, castellanizado, Alicante.

Nos encontramos en este momento

en el Tossal de Manises, en la zona más alta del yacimiento,

que son 38 m sobre el nivel del mar.

Es una zona en la que se puede ver

todo el paisaje, toda aquella zona circundada

por las distintas montañas

que conllevarían

al dominio del "ager" del territorio que tiene

en ese momento la ciudad de Lucentum.

En este punto de control del territorio,

tenemos una serie de paneles explicativos

en el que se vería

la presión urbanística que vemos actualmente en esta zona

y al fondo tendríamos el paisajes que verían los antiguos

en ese momento.

En aquel punto de allí,

en aquella ladera, lo que podemos ver es

el Tossal de les Basses, que es un yacimiento que tiene

constatación de poblamiento desde el Neolítico

y que supone lo que sería

el sustrato local predominante.

Las tres fases de ocupación del yacimiento del Tossal de Manises

corresponderían la primera a época bárquida,

en un momento anterior a la segunda guerra púnica;

la segunda de ellas correspondería

a una época sertoriana;

y, finalmente, el yacimiento se abandona

aproximadamente en el siglo III

y da paso de nuevo a una ocupación del cerro.

En este caso, una ocupación relativa a la muerte.

Encontramos la maqbara del Tossal de Manises

con muertos islámicos.

-Estamos en uno de los tramos

de la muralla más antigua

del Tossal de Manises y vemos al fondo una torre,

que es de la primera fase de muralla

de época bárquida de final del siglo III a. C.

Mientras que la que tenemos aquí

es ya romana republicana de principios del siglo I a. C.,

relacionada con las guerras civiles sertorianas.

Y es interesante porque es una de las construcciones militares

más potentes que tenemos en la Comunidad Valenciana

y se caracteriza por una construcción cuyo zócalo,

cuya parte inferior, es de sillería, como vemos,

y la parte superior era de adobes.

Los adobes eran importantes para la arquitectura militar

porque, en caso, por ejemplo,

de los golpes de ariete o de artillería,

no se derrumbaba, sino que creaba...

No era un elemento que absorbiera los golpes.

Un elemento de esta singular

y muy sorprendente de esta torre

es que tenemos en uno de los sillares,

muy mal conservado, pero la cabeza de un toro

de frente aquí.

Esta es la cabeza, el rostro, podríamos decir,

la faz del toro, y aquí tenemos un cuerno

y el otro cuerno aquí.

Está muy desgastado porque ha sufrido mucho.

Está justo en medio de la construcción,

parte por la mitad la construcción de la base,

y es un elemento que alude a la fortaleza de la construcción.

Un toro es un animal poderoso

y es un símbolo que alude a esa fortaleza

de la construcción militar.

Estas construcciones, evidentemente,

cuando llega la paz augustea,

la paz en época de Augusto,

en la fundación del municipio romano,

dejan de existir y sobre ella se construyen

otras edificaciones civiles y dejan de tener ya el uso militar

por el cual nacieron

en el siglo III a. C. o en el siglo I a. C.

Estamos en el lado este

de la ciudad antigua, donde mejor se muestran,

donde mejor han sobrevivido

las construcciones defensivas.

Son especialmente importantes porque tenemos detrás de nosotros

tres grandes torres,

llamamos "torres", de la primera fortificación

de época bárquida, de final del siglo III.

Aquí las tenemos. Pero en realidad no son torres

porque sobresalen muy poco y en realidad serían plataformas

para la artillería antigua,

para las catapultas, llamadas "balistae",

que lanzaban bolas de piedra.

Algunas de estas bolas de piedra curiosamente son

de piedra volcánica traídas de un yacimiento

de piedra volcánica de Cartagena

y son de época también cartaginesa.

Por eso este yacimiento

tiene un desarrollo de la arquitectura defensiva

extraordinario de tipo helenístico complejo,

creada, probablemente, y eso es lo que nosotros pensamos,

por los púnicos para enfrentarse a los ejércitos,

no ibéricos, sino a los ejércitos romanos,

que tenían tanto desarrollo militar

como los púnicos.

Desde el punto de vista económico,

es de resaltar el comercio de Lucentum,

sobre todo, el de las importaciones

de productos de todo el Mediterráneo.

Evidentemente,

estamos en la costa del Mare Nostrum y a la ciudad

llegaban, por ejemplo, productos del norte de África,

cerámicas también del sur de la Galia,

del resto de España, mármoles de Turquía,

también del norte de África,

lucernas del Egeo,

aceite de la Bética,

vino e Italia, etc. Una pieza interesante

que nos habla también de ese comercio es

esta inscripción en griego que dice

que de un armador de Dicomedia,

del extremo oriental

del Mediterráneo,

que nos habla de esas relaciones entre un extremo

y otro de ese Mare Nostrum.

¿Qué hacía Lucentum?

Lucentum tenía una base económica agrícola,

hacía probablemente más aceite que vino,

trigo también una media proporción.

Con lo cual pensamos que no exportarían mucho

los productos que cultivaba,

pero al cambio tenemos constatada una gran importación

de esos productos mediterráneos:

cerámicas, productos de transformación agrícolas,

mármoles, etc., como he dicho antes.

-Tras siglos de abandono y olvido,

con la llegada del islam a la península ibérica,

volvemos a intentar una ocupación del Tossal de Manises.

En este caso, es un espacio funerario.

Es una necrópolis de clara tipología islámica

que, por dataciones de carbono 14,

se centra en los primeros siglos

de ocupación del islam,

esta sociedad que dejó una fuerte huella

en las tierras de esta zona.

Con la implantación de esta nueva sociedad,

vemos usos y costumbres totalmente diferenciados

y uno de ellos es la manera muy distinta

de concebir la muerte.

La maqbara, que es así el nombre que recibe

en la sociedad musulmana

la necrópolis, el lugar de enterramiento,

se sitúa normalmente en laderas cercanas al mar,

puntos de agua, arroyos.

Este sería un caso significativo, el mar lo tenemos a escasos 30 m,

y podemos ver

un canon reticular en estas maqbaras.

Tenemos alineaciones longitudinales

y trasversales de las tumbas.

Normalmente, era para que las personas

que visitaran a sus difuntos, a sus muertos,

ni las túnicas ni el calzado rozasen

ninguna parte de la cubierta de las tumbas.

Es una práctica ampliamente documentada como costumbre,

aunque no queda recogida en el Corán.

Las únicas variaciones que encontramos en cuanto

a la alineación de las tumbas serían

los enterramientos infantiles.

Normalmente están agrupados.

Sí que respetan las líneas longitudinales,

pero no las trasversales.

Siempre están agrupados en torno,

según la tradición, a una figura importante

dentro de la comunidad, de la Umma.

Son fosas excavadas en el suelo,

fosas simples que tienen un escalón lateral.

Una vez introducido el cadáver dentro de la fosa,

se coloca en decúbito lateral derecho

con la cara mirando hacia el sureste.

Posteriormente, se cubre con lajas.

Parte de ellas están apoyadas en el escalón lateral de la tumba

y solamente la cubierta superior se podría ver,

puesto que la tierra igualaría el terreno circundante.

Es lo que se denomina la "taswiyat al-qubur"

o la igualación del terreno con respecto a la tumba.

Ningún musulmán daría

muestra de ostentación ni siquiera en su muerte.

-Nos encontramos ahora en un sector que se ha excavado

en los tres últimos años

y es ilustrativo de lo que nos encontramos

en el yacimiento después de una actuación arqueológica

en un lugar en el que no hay restos monumentales,

pero sí los suficientes para poder,

mediante investigación y análisis,

conocer estos restos arquitectónicos

a qué se atribuían. Concretamente, en el que estamos

es en una de las puertas de la ciudad,

la puerta del mar,

la puerta que estaría más cerca del puerto y de la playa.

Aparentemente, lo que vemos no lo identifica.

Salvo para los especialistas,

no se podía comprender.

Entonces la labor desde arquitectura,

siempre en colaboración

con los historiadores,

con la arqueología, es hacer que esto se comprenda.

Al mismo tiempo, protegerlo,

lo que llamamos la "operación de consolidación

y de musealización". Tenemos que proteger los perfiles

que la arqueología ha dejado para que no se deterioren.

Para eso hemos ideado

un sistema de taludes coloreados

y también debemos proteger las estructuras,

pero con operación que sirva para su identificación

y para su comprensión.

En este caso, recreceremos los dos lados de la muralla

que crean el vano de la puerta,

lo que es los restos de una cloaca,

utilizaremos elementos de color,

como las gravas, para localizar diferentes usos:

domésticos, murarios, defensivos, de desagües.

Y, con las técnicas que venimos aplicando

en el yacimiento, mantendríamos posteriormente

lo realizado.

Es algo fundamental.

No solamente se invierte en la excavación y luego se tapa,

en este caso, lo que vamos a hacer es invertir

en la musealización, recrecer y que el visitante, cuando llegue,

pueda entender perfectamente

lo que tiene a la vista.

El programa de conservación es el que se encargará luego

día tras día de que no se deteriore

la inversión que hemos hecho.

Algo que es fundamental que se pasa por alto muchas veces,

que se consolida, se musealiza un monumento

y se abandona. En nuestro caso, no es así.

Nosotros, al día siguiente de la inauguración,

seguimos trabajando en la conservación.

Podemos ver ahora algún ejemplo de cómo,

desde la campaña arqueológica

que nos queda, intervinimos en la consolidación

y en la musealización.

Este es el resultado de lo que estábamos comentando.

Ya la reconstrucciones,

las consolidaciones sobre las estructuras murarias

y sobre los pavimentos, como comentaba, en los pavimentos,

utilizamos gravas de colores

para identificar usos.

Las reconstrucciones básicamente lo que nos recrean es el trazado

de la ciudad romana que nos ha llegado.

La ciudad romana tiene unos elementos urbanos

muy concretos, como son las termas,

evidentemente, sus calles definitorias

y los elementos

de la ciudad públicos, como puede ser el foro

y las murallas.

Básicamente, el trabajo ha consistido en recrear el trazado

reconstruyendo sobre los muros que nos han dejado,

con los que hemos podido analizar

desde la historia, desde la arqueología,

la investigación del yacimiento

siguiendo las pautas métricas

de las dimensiones con las que trabajaban los romanos,

que básicamente es el pie.

Hasta aquí, el programa de hoy.

Volvemos mañana en compañía de Jesús Ferrero,

que acaba de publicar "La posesión de la vida",

un manual muy original sobre el arte de vivir

de lectura fácil y extraordinariamente sugestiva

que combina conocimientos

de procedencia extremadamente variada.

Y ya saben que aquí, en "La aventura del saber",

nos encanta cuidar nuestra lengua.

Por esa razón mañana charlaremos en nuestro taller

de español con la filóloga Luna Paredes.

Buen día a todos. No nos fallen mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 23/09/20 - Lengua de signos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 23/09/20 - Lengua de signos

23 sep 2020

Ofreceremos los reportajes "Computacional para todos" y "El túnel del tiempo: Lucentum II". Además, entrevistamos a los activistas ecologistas Emilio Santiago Muiño y Héctor Tejero y al periodista Andy Robinson.
 

ver más sobre "La aventura del saber - 23/09/20 - Lengua de signos" ver menos sobre "La aventura del saber - 23/09/20 - Lengua de signos"
Programas completos (1929)
Clips

Los últimos 6.963 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios