www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5490509
Para todos los públicos La aventura del saber - 23/01/20 - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días.

Hace 20 años que muchos países, entre ellos el nuestro,

decidieron en Estocolmo

que cada 27 de enero se recordara a las víctimas del Holocausto.

6 000 000 de judíos, 500 000 gitanos,

y más de 100 000 homosexuales.

Hoy cumpliremos con nuestro deber de memoria

juntos al filósofo Reyes Mate,

quien nos ayudará a comprender bien

de qué nos vale hoy ese desagradable recuerdo,

qué podemos aprender de aquel horror

que sea bueno para todos en este concreto presente.

Tenemos además una cita con la música

y los impresionantes instrumentos del grupo Vibra-Tó.

Esta vez, Miguel Guinea y Joaquín Sánchez

nos quieren mostrar instrumentos musicales

basados en dibujos de Leonardo da Vinci.

¿De qué manera

la historia del arte ha tenido en cuenta las emociones?

¿Se pueden entender las obras de arte

a partir, únicamente, de su dimensión afectiva?

La respuesta a esta y otras preguntas similares

las podemos encontrar documentadas

en la exposición "Poéticas de la emoción",

que estará abierta hasta el 20 de marzo

en CaixaForum Sevilla,

y que hoy visitamos.

El blanco y el negro, la luz y las sombras,

son los materiales

con los que Sara Biassu crea metáforas visuales.

La artista busca descubrir lo oculto de un mundo

que atrae por su belleza e inquieta por sus abismos.

En 2004 España se unió a la Declaración de Estocolmo,

que comprometía a muchos países

a llevar a las escuelas el tema de la barbarie,

de suerte que educar después de Auschwitz

formara parte de la educación de las nuevas generaciones.

Nosotros vamos a honrar hoy este compromiso

con un programa

dedicado a la educación después del Holocausto.

Bienvenido, Reyes. Bien hallados.

Vamos a ver.

Holocausto.

Ha habido muchos genocidios a lo largo de la historia, ¿no?

¿Qué convierte al Holocausto

que ocurre previo a la II Guerra Mundial

o durante la II Guerra Mundial

en especial o singular?

En algo

en lo que deberíamos pararnos a pensar seriamente.

Genocidios ha habido muchos a lo largo de la historia.

En el siglo XX, por ejemplo, tenemos el genocidio armenio de 1915

donde fueron asesinados en torno a un millón de armenios

por el Imperio otomano.

Tenemos también el genocidio ucraniano,

del que nunca se habla,

pero Stalin, en el año 1932-1933,

asesinó por hambre a seis millones de ucranianos

para laminar las posibilidades nacionalistas

de los ucranianos.

Y, luego, recientemente,

los genocidios en África central, en la ex-Yugoslavia...

Genocidios ha habido muchos a lo largo de la historia,

pero cuando hablamos de Auschwitz hablamos de un genocidio singular.

Único.

Diferente.

Eso hay que explicarlo,

porque no se trata de decir que hay víctimas

de primera categoría y de segunda,

sino de explicar un fenómeno histórico

que divide a la historia en un antes y un después.

¿Por qué es singular el Holocausto judío?

Auschwitz.

¿Por qué?

Porque fue un proyecto de olvido.

No tenía que quedar nada.

La idea era exterminar al conjunto del pueblo judío.

Y también su cultura, ¿no? Y su cultura.

Las dos cosas.

Es decir, exterminarles físicamente.

Por eso, se les quemaba.

Y al lado del horno crematorio solía haber un molinillo

para pulverizar los huesos que quedaban

y convertir todo en polvo

y tirarle al río o envolverle en tierra

para que desapareciera todo rastro físico.

Y no solamente el rastro físico,

sino también la significación del pueblo judío,

la aportación del pueblo judío a la cultura de la humanidad.

La idea de Hitler era que la humanidad viviera

como si no hubiera existido jamás el pueblo judío

ni física ni culturalmente.

¿Eso cómo se explica?

Ese odio tan cerril y tan absoluto, ¿no?

No tiene explicación, evidentemente, pero sí tiene muchas lecciones.

Lo importante es extraer las lecciones de ese Holocausto

porque decimos que fue singular en su perversión,

pero fue ejemplar en su significación.

Es decir, fue como un laboratorio del mal

en el que aparecen explicadas muchas conductas,

muchos mecanismos y también muchas respuestas

que en otros genocidios parecen más diluidos, ¿no?

Por eso,

decimos del genocidio judío que fue singular y único,

pero también ejemplar.

Es decir, válido para los demás genocidios.

Lo importante es extraer las lecciones de ese genocidio.

Una de las cosas que ocurrió, una de las cosas más terribles,

es que personas normales se convirtieron en asesinos, ¿no?

Exactamente.

Y por eso hablamos de la banalidad del mal.

Es una expresión de una periodista

que estaba siguiendo el juicio a Eichmann

en Jerusalén en 1961.

Era una gran filósofa, Hannah Arendt,

y para explicar lo que estaba viendo recurría a esa figura,

la banalidad del mal,

que provocó mucha indignación entre muchos,

porque pensaban

que lo que quería era rebajar la gravedad del crimen.

En vez de hablar de que era lo máximo en perversidad,

el mal radical,

ella hablaba de la banalidad del mal.

¿Por qué?

Ella decía

que para explicarse lo que ocurrió no basta el odio.

El odio no da para tanto.

Hay que recurrir a otra figura.

Es la banalidad.

Es decir,

entender que entre el hombre normal y el hombre criminal

hay una frontera muy fina.

Eso explica

que el pueblo más culto se convirtiera en un criminal,

el pueblo alemán.

Eso explica que gente normal,

y aparentemente de orden y buena gente,

se convirtiera en asesinos.

Eso es la banalidad del mal.

Esa es una de las lecciones que tenemos que sacar,

esa cercanía entre el hombre normal y el hombre criminal.

Una de las lecciones es pensar que todos somos capaces de mal.

Incluidos nosotros mismos, ¿no?

Quizás es como ponerte alerta contra ti mismo, ¿no?

Tenemos que unir esta idea de la banalidad del mal

con la figura, que explica un poco la pregunta,

del crimen contra...

Tuvo lugar un crimen contra la humanidad.

Es decir, los juristas,

para tratar de nombrar eso que había ocurrido,

ese proyecto de olvido,

tuvieron que crear una nueva figura muy extraña.

crimen contra la humanidad.

Digo que es muy extraña

porque en el derecho penal los crímenes son individuales.

Están personalizados.

Son intransferibles.

Aquí se habla de un crimen que afecta no a una persona,

sino a un pueblo;

y del que son culpables no personas concretas,

sino también el Estado.

Y se crea la figura del crimen contra la humanidad.

Pensemos que en castellano "humanidad" significa dos cosas

para entender la gravedad de lo que estamos hablando.

"Humanidad" significa, por un lado, 'especie humana'.

En este sentido,

el genocidio judío fue un atentado a la integridad de la especie.

Es como si a un árbol, el árbol de la humanidad,

se le podara una rama de un pueblo y quedara empobrecido materialmente.

Pero, también, en castellano, "humanidad" significa...

Como cuando decimos de alguien que tiene gran humanidad.

Es un adjetivo para decir que alguien es bueno.

El proceso civilizatorio, las conquistas humanitarias...

También salimos empobrecidos.

Eso murió en Auschwitz.

En Auschwitz no solamente murió el judío,

también el hombre;

porque algo de la humanidad,

la capacidad de compasión y la capacidad de memoria,

murió.

Y salimos todos empobrecidos.

Entonces,

no solo hay que entender la tesis de la banalidad del mal,

esta proximidad entre lo normal y lo criminal,

sino entenderla en este contexto de una humanidad empobrecida,

que es la que somos nosotros, los que salimos de Auschwitz.

¿Y cómo educamos después de Auschwitz?

Para educar después de Auschwitz

hay que entender el alcance del deber de memoria.

El 27 de enero de cada año se recuerda

en virtud de esa Declaración de Estocolmo

a la que te referías...

Se celebra por parte de los países que la firman...

España entre ellos, ¿no?

Desde el 2004, decíamos. Desde el 2004, efectivamente.

Se comprometen los países a dos cosas.

Una:

a llevar el tema del Holocausto a la educación,

que es lo que estamos haciendo aquí.

Y se comprometen los Estados a tener un acto oficial

en memoria de los asesinados,

de las víctimas del Holocausto judío.

Del proyecto hitleriano de destrucción

que incluye a los judíos, a los gitanos y a los homosexuales.

Pues bien,

este 27 de enero de cada lo que recuerda también

es el nacimiento de la figura del deber de memoria.

El deber de memoria, para nosotros, los que vivimos después de 1945,

no es una materia optativa.

Es un deber.

Estamos obligados a recordar.

Y esto nace el 27 de enero

porque esta es una exigencia de las víctimas.

Los sobrevivientes, cuando salen de los campos,

los pocos sobrevivientes salen con un mensaje:

esto no se puede repetir.

La historia hay que hacerla de otra manera,

y el antídoto contrata la barbarie es la memoria.

El deber de memoria consiste en entender

que si no queremos repetir la barbarie,

si queremos hacer la historia de otra manera,

no pisando sobre las espaldas de las víctimas y de los débiles,

no sobre el sufrimiento de los demás,

tenemos que recordar lo que la humanidad ha hecho.

Y la memoria se convierte en el punto de partida

de la nueva construcción de la historia.

Eso afecta a la política, por supuesto,

a la ética, como hemos dicho en otra ocasión,

pero también a la educación.

El compromiso de la educación nace de este deber de memoria.

Tenemos que hacer la educación

pensando en la memoria de las víctimas.

Y eso, me decías, qué significa.

Significa no incluir solo el tema del Holocausto

en el currículum de EGB o de bachillerato,

que está bien y que hay que hacerlo

y es una parte del compromiso con la Declaración de Estocolmo...

Pero no solo eso. No.

Es entender que hay que educar de otra manera.

Y eso tiene un gran valor

porque la educación tiene dos dimensiones.

La educación es instrucción, conocimientos,

facilitar conocimientos que nos sirvan para la vida.

Y valores, ¿no? Y educación.

Exactamente.

Es formación del individuo.

Entonces, poco a poco,

hemos ido desplazando el eje de la educación

hacia la instrucción.

Pensamos que la educación, lo exige así la sociedad,

prepare a los individuos, a los niños y a los jóvenes

para un buen trabajo.

Estamos olvidando su formación.

Educar teniendo en cuenta la barbarie

es poner el acento en la educación, en primer lugar,

y no solo en la instrucción.

Y ambas son necesarias.

Y podemos preguntar que eso en qué se traduce.

¿En qué se traduce? En qué se traduce.

Claro, es complicado. Sí.

Lo que a uno se le viene a la cabeza

es que eso es recordar cosas desagradables

y cosas que normalmente, para una buena salud mental...

Por lo menos, en las vidas privadas de cada uno,

cuando tiene un problema de estos, suele olvidarse, ¿no?

Suele...

Pero por salud. Es decir, por no tener...

Sin embargo,

aquí se está hablando de deber de memoria.

Tú has dejado clara una palabra

que es clave para esa nueva educación,

esta educación consciente del deber de memoria.

Esta educación

que tiene que estar enfocada hacia una sociedad

que no se construya como las pasadas sobre víctimas.

El término o la palabra es "valores".

Tenemos que revisar los valores que llevaron a la barbarie

y sustituirlos por otros.

Hay un par de valores, por lo menos, por decir algunos,

que valen mucho,

que tienen mucho peso ahora y son muy peligrosos.

Uno es el del progreso, el mito del progreso,

.del que ya hemos hablado,

Esta idea de que el progreso es inagotable,

de que el progreso lo arregla todo.

No.

El progreso no puede ser a cualquier precio.

No puede ser sacrificando la naturaleza

ni puede ser sacrificando la parte más débil de la humanidad.

No puede construirse sobre el sufrimiento.

Tenemos que tener claro que una cosa es pensar

que el progreso está al servicio de la humanidad,

que está muy bien,

y otra es que la humanidad está al servicio del progreso,

que es lo está ocurriendo.

Tenemos que revisar el mito del progreso.

Junto a eso yo diría también

revisar el prestigio de la violencia.

Vivimos en una sociedad

en la que la violencia tiene mucho prestigio.

Decía Marx... En los deportes se ve, ¿no?

En el deporte todo está lleno de figuras bélicas:

defensa, ataque...

Decía Marx que la violencia es la partera de la historia.

Unamuno decía que la guerra es la última arma

para salvar la paz.

Yo creo que no.

La guerra es la demostración

de que las sociedades y políticas han fracasado

a la hora de resolver conflictos.

Tenemos que revisar el prestigio de las guerras, ¿no?

Y junto a eso yo diría

que una nueva educación significa también...

Significa también revisar

las figuras admirables.

Los ejemplos, ¿no?

Los grandes héroes de nuestra época.

Tenemos...

¿Quiénes son los grandes héroes? Los triunfadores.

El que hace trampa jugando al fútbol

y gana su equipo porque ha hecho trampa

pues no.

¿O qué quieren los jóvenes?

Triunfar.

El triunfo significa dinero y fama.

Hace días vi en la prensa

una noticia que me llamó la atención.

Hablaban

de que una familia de emigrantes iba a ser desahuciada,

y, curiosamente,

el hijo de esta familia, el hijo mayor,

había salvado a unos viejecitos de un fuego,

sacándoles, exponiéndose la vida.

Este era un héroe que, sin embargo, no tiene ninguna recompensa

ni reconocimiento. Ni reconocimiento apenas.

Entonces,

lo admirable no puede ser esa forma de triunfar.

Lo admirable

tiene que estar relacionado con la compasión.

Eso es entender lo que significa una educación

que tenga en cuenta la memoria de la barbarie.

Me están diciendo que tenemos casi que ir terminando,

pero me gustaría que hiciéramos una especie de resumen, ¿no?

¿Qué es lo que debemos pensar después de Auschwitz?

¿Qué debemos hacer y que no debemos hacer

en relación con esto?

Lo que tenemos que entender es que Auschwitz es una quiebra.

Es una ruptura.

No podemos hacer las cosas de la misma manera que antes.

Es una invitación a aprender de la historia.

Y, sin embargo, podemos decir

que la historia se sigue construyendo

de la misma manera que antes.

Es una invitación a entender que tenemos que cambiar.

Pero ¿eso es posible?

Porque, vamos a ver,

el problema de las guerras es si hay uno que quiere.

Si el otro quiere...

Si uno no quiere ser violento, pero el otro sí.

Evidentemente,

hay casos en que la defensa está legitimada,

pero más allá de estos casos concretos,

lo que hay en Occidente, por ejemplo,

y eso nos diferencia mucho de los orientales,

es el prestigio de la guerra.

La idea de que la guerra es una solución.

Mientras que para los orientales

la forma de resolver los conflictos es evitar la guerra.

No es lo mismo tener presente en el horizonte

que al final siempre queda el recurso de la violencia,

el recurso de la ley o el recurso de la guerra

que entender que los conflictos,

cogidos a tiempo y debidamente madurados,

pueden encontrar soluciones que eviten la guerra.

Esa es la cultura china de Confucio,

y no es la cultura occidental de Aristóteles, ¿no?

Nos quedamos con eso. Nos quedamos con eso.

Y para la próxima vez que nos veamos

qué te parece si hablamos sobre tolerancia,

sobre...

Ahora se han publicado una serie de libros

unos a favor y otros en contra del imperio español, ¿no?

Se habla de "imperofobia" e "imperofilia", ¿no?

Vamos a ver si podemos tratar de ese tema, ¿no?

Podemos hablar un poco de las razones de la leyenda negra

y las sinrazones también de la leyenda negra

desde tu punto de vista

y podemos derivar un poco para hablar de Maimónides, ¿no?

Del que ya hemos hablado aquí

como origen del pensamiento de la tolerancia

en la Ilustración, ¿no?

Sí.

Será un buen tema,

porque el tema de la leyenda negra y la reconquista...

Todos estos temas están volviendo de una manera u otra,

y conviene darles una vuelta.

Muchas gracias.

Seguimos.

La Universidad de Santiago de Compostela

propone contestar la siguiente pregunta.

¿Cómo definimos la ciudad ideal?

La universidad responde.

En el grupo de geografía de la Universidad de Santiago,

llamado Análisis Territorial,

nos interesa estudiar la ciudad y estudiar las dinámicas urbanas.

Entre otras cosas, somos un grupo numeroso,

y el tema de la ciudad y las dinámicas urbanas

tiene muchas caras

que nos permiten desarrollar

un conjunto de investigaciones complementarias.

La primera diferencia que encontramos en la ciudad

es el estudio de la ciudad actual

como una ciudad real o como ciudad de representaciones.

La ciudad real es la ciudad de los edificios,

la ciudad de los comercios, sus habitantes, sus preocupaciones,

y también de los turistas y de los visitantes;

pero, al mismo tiempo, produce un conjunto de imágenes

que reproducen los medios y los folletos turísticos,

una serie de imágenes que se proyectan hacia el exterior.

Por ejemplo, el caso de Santiago de Compostela,

una ciudad de tamaño pequeño o de tamaño medio.

Tiene una enorme proyección hacia el exterior

tanto como ciudad histórica,

muy bien conservada, Patrimonio de la Humanidad,

como fin de una ruta milenaria

que tiene una enorme repercusión en el turismo

y en la imagen del norte de España en estos últimos tiempos.

Estamos trabajando mucho

sobre los nuevos modelos de gobernanza urbana

que se han desarrollado

a partir de los movimientos anticrisis,

de los movimientos contra los desahucios

y de la llegada de nuevos gestores

a los ayuntamientos democráticos en España.

El derecho a la ciudad,

el derecho a presupuestos participativos,

el retorno a modelos de democracia dentro de los barrios o las ciudades

nos interesa analizarlos con sus limitaciones

y con su proyección de cara al futuro.

Taller de música con Vibra-Tó.

Aquí tenemos de nuevo a este dúo de músicos e investigadores

dedicado a aprender sobre música, sobre instrumentos,

sobre músicos y muchas cosas más.

A ver, Joaquín, Miguel.

Muy buenos días. (A LA VEZ) Buenos días.

¿Qué es esto que habéis traído hoy?

Esto es un cacharro.

Se llama...

Un cacharro con una forma extraña. Una forma rara.

-Se llama venova.

Es un nuevo invento de Yamaha.

La ha inventado un señor que se llama Nakajima.

Como ellos saben que nos gustan los cacharros raros,

nos han prestado dos para investigar con ello.

-Es un tipo de instrumento que gusta muchos a los japoneses.

Tienen muchos juguetitos así.

Varios.

Otro día traeremos otros. Fenomenal.

Y es una boquilla de saxofón con una caña.

Hasta ahí, normal.

Y ahora empieza el tubo,

que en los saxofones sería cónico,

como explicamos en un programa del clarinete y el saxofón,

y en el clarinete sería cilíndrico.

Este instrumento suena como un saxofón,

pero tiene el tubo cilíndrico como un clarinete.

-De hecho, aquí hemos traído...

Este sería un tubo cónico

al que vamos a acoplar la misma boquilla,

y tenemos una nota.

-Un timbre un poco más saxofonil. -Más abierto, ¿no?

-Aquí tendríamos el mismo en un tubo cilíndrico

que tiene un timbre un poquito más clarinetil.

Y aquí el experimento que se han inventado,

que es hacerle una especie de cuello extra.

-De salida.

-Que nos da ese efecto de crear...

Son tubos de riego, ¿no? Claro.

-Sí.

-El tubo de riego es una herramienta que nos encanta

para hacer experimentos acústicos.

Se corta muy bien y tiene un sonido muy bueno también.

-Eso es lo que tiene este instrumento.

Le ponen un tubo auxiliar aquí como de escape

que hace que funcione el tubo físicamente

como si fuera cónico.

Y bueno.

Es muy curioso.

Es un instrumento muy casual, como ellos lo llaman.

Sin duda.

Esto de experimentar con los sonidos y los objetos

a ver qué suena o qué no

es un proceso que no termina, ¿no?

O que os lo digan a vosotros. Totalmente.

-Desde el principio de los tiempos está investigando con...

Desde el sonido de pegarle a una piedra o un hueso

ha ido evolucionando hasta llegar a estos experimentos.

Y a pasar por experimentos como el que traemos aquí

de nuestro amigo Leonardo da Vinci.

Anda.

Leonardo era un gran investigador,

al igual que los diseñadores de Yamaha.

Lo mismo te hacen una moto que un saxofón.

Daba igual.

Lo mismo te pintaba un cuadro

que hacía una máquina de volar o un tambor, como en este caso.

Esta es una recreación en pequeñito

que agradecemos a nuestro amigo Ángel Di Stéfano,

un gran creador argentino afincado en Cataluña

que ha cogido el modelo, el diseño de Da Vinci

y lo ha hecho en pequeñito.

Básicamente, funciona...

Bueno, vamos a escucharlo primero.

Si nos lo imaginamos en grandes dimensiones...

Claro.

Como llevar una banda de tambores, pero tirado por un caballo.

Una sola máquina.

Aquí tiene un sistema de pernos.

Vas cogiendo las diferentes notas, los diferentes golpes,

y pones aquí estos cacharritos de madera,

al llegar su momento en la vuelta accionan los martillos,

y puedes ir generando los diferentes ritmos.

Nuestro amigo Ángel los tiene en su web

y los puedes mandar para que lo hagas como un kit.

Y lo vas fabricando tú.

Y hacerte el pequeño Leonardo y fabricarlo pieza por pieza.

Que tiene su ratito, ¿eh?

Nos lo ha mandado así, pero... Hombre, claro que sí.

-Tiene su rato de construcción. -Ha costado montarlo.

¿Y qué más instrumentos diseñó Leonardo da Vinci?

Este hombre, aparte...

Lo conocemos por la pintura, la escultura...

Era un gran filósofo.

Era un genio.

Se fijaba mucho en los sonidos.

De hecho, tocaba la lira y cantaba superbién.

Decía que la música era el arte

que se desvanecía en cuanto lo hacían,

porque no había sistemas de grabación ni nada.

Una curiosidad que hemos visto de él es...

Te voy a mostrar esto.

Con este simple ejemplo,

que podemos tener todos los días

al echarnos un vaso de agua u otro líquido,

Leonardo se fijó

en que el sonido del agua en un tubo va cambiando,

va haciéndose cada vez más agudo

conforme la capacidad de aire es menor.

Entonces, vamos a hacer una pequeña muestra.

Va cambiando la altura del sonido. Es verdad.

Leonardo utilizó el agua para la mecánica,

bien para grúas u otro tipo de cosas,

pero también para instrumentos musicales.

Lo que hacía era un órgano con tubos como este madera.

Los iba llenando de agua,

y cada tubo de una dimensión daba una nota.

Esa variedad de notas que hemos escuchado,

pero a golpe de tecla, ¿no?

No se llegó a fabricar,

pero ahora lo han rescatado de los códices

y sí lo han hecho.

Tiene un sonido regulero, pero...

Os tenéis que poner vosotros ahí. Sí.

-Lo investigaremos.

Lo que hubiese hecho Da Vinci en este siglo XXI.

¿Os imagináis? Con las herramientas que hay...

Pues sí.

-Tiene un montón de instrumentos.

El tambor este con martillo mecánico.

-Luego, en este principio mecánico,

se basaron muchísimos más instrumentos.

Hay instrumentos de los que ya hablaremos

en sucesivos episodios

como, por ejemplo, una máquina de compás flamenco

que ideó un compañero de Sevilla.

Tiene varias.

Una, llamada Melquiades; otra, llamada Carmen.

Va por el mismo sistema,

pero en vez de hacerte estos ritmos, toca por soleás, por bulerías, etc.

-En vez de ser martillos, son tacones.

-Claro, tacones de madera.

Supongo que estos instrumentos se van recuperando

por los bocetos o por los dibujos.

Leonardo tenía muchos bocetos. Los códices, ¿no?

Muchos bocetos de instrumentos y de otras cosas.

Hay un instrumento que sí se sabe que hizo,

que es una lira de cabeza de caballo,

con la forma de cabeza de caballo,

que fue a regalársela al duque de Milán

como un regalo para pedirle trabajar con él

y que le diera un servicio, ¿no?

Porque este duque quería hacer un monumento ecuestre,

y una forma de camelárselo es regalarle algo,

pero que le recuerde a lo ecuestre, ¿no?

-Vio que se le daban bien los caballos,

y mira.

Para que lo veas.

-Es un instrumento muy curioso.

En los códices hay un dibujo de una cabeza de cabra al revés

con cuerdas puestas a modo de lira.

Es apasionante

esto de rescatar del pasado al presente

este tipo de instrumentos.

Vamos con las dudas,

con las preguntas de nuestros espectadores.

o que más nos gusta, que nos pongan retos.

Tenemos por aquí...

La última pregunta es de Encarna, desde Móstoles.

Nos pregunta acerca de algún otro experimento

para visualizar las ondas sonoras

como aquel que hicisteis con unos palitos.

¿Qué le decís a Encarna? Vale.

Hemos traído el famoso experimento

de lata de tomate, globo, espejito, y un láser.

Entonces, la acción es la siguiente.

Toda onda sonora que entre por aquí...

La membrana, o globo en este caso,

tiene su movimiento, su vibración, que le da al espejito,

y el espejito reflecta el láser y hace unas figuras.

La mejor forma es demostrarlo, ¿no?

Vamos a ver si se ve.

-Cartulina negra para que refleje. -Tenemos ahí el puntero.

Este es el experimento de visualización de ondas.

Aquí vemos cómo la voz tiene diferentes ondas

que van moviendo esta membrana.

De alguna forma, es lo que pasa en el oído.

En el oído tenemos una membrana

que va vibrando y va mandando una señal al cerebro.

Y ahora vamos a mostrar con un sonido puro hecho

con un sintetizador. A ver cómo se vería.

A ver.

(Sintetizador)

Tenemos una figura que no varía

porque la vibración digamos que es constante, más pura.

Es que se ve perfectamente.

Se ve bien.

Diferentes diseños.

Y ahora vamos a ponerle dos sonidos.

O sea, con una misma tecla que voy a tocar,

van a estar dos sonidos a una diferencia de una segunda,

o sea, sonidos cercanos pero no el mismo.

Y entonces cambia esa onda. Cambia, hace como una lucha

entre las dos ondas y crea una vibración que es muy bonita.

Vamos a verla.

(Sintetizador)

Aparte, lo modulo para buscar el dibujo.

Mira este qué bonito.

O alguno más grave.

Este menos.

Parece que tiene movimiento y todo.

Sí, sí.

Y un experimento casero superfácil de hacer.

Una lata, un globo. Una lata, un globo, un espejito.

Un puntero. Perfecto. Y un fondo negro.

Sí, un fondo negro o la oscuridad del cuarto.

Pues nada, Encarna de Móstoles ahí tiene otra forma

de poder visualizar las ondas sonoras y recordarles

que pueden seguir enviándonos

sus dudas, sus preguntas, sus comentarios, lo que quieran,

¿verdad?

Eso es. Pues hasta la próxima, ¿no?

La próxima. Nos despedimos, ya aprovechando que tenemos aquí

los instrumentos, con un temita.

-Vamos a tocar algo.

(Música)

Miguel, Joaquín, Vibra-Tó, muchísimas gracias.

Gracias a ti. Hasta pronto.

Y nosotros, después de "La tarara", seguimos hablando de las emociones,

que son parte fundamental de nuestra experiencia. Por ello,

la representación de los afectos ha sido

un motivo recurrente a lo largo de la historia del arte.

Por este motivo, visitamos la exposición

"Poéticas de la emoción", una invitación a descubrir

las diferentes maneras de representar las emociones

en el arte a partir de obras que pertenecen

a épocas y contextos diversos.

"Poéticas de la emoción" es una exposición que lo que trata

es de resaltar la emoción en el arte, en la historia del arte.

Surge, precisamente, por eso,

porque en las exposiciones

de arte contemporáneo, muchas piezas o muchas exposiciones,

al final, muchos discursos han olvidado o han dejado de lado

este aspecto emotivo.

Lo que se quiere aquí es resaltar esa cualidad del arte.

-Perseguimos derribar las barreras que a veces hay

entre la creación contemporánea,

la del hoy, y el gran público,

de manera que facilitemos el encuentro

en estos nuevos lenguajes creativos

y comunicativos de los creadores del hoy.

"Poéticas de la emoción" parte

de la representación de las emociones que ha habido

a lo largo de la historia del arte.

De hecho, parte de algunas piezas de arte

del siglo XVI

que, con origen en la cultura católica,

representan el padecimiento de Jesús o el padecimiento de María

y cómo esas obras pretendían

una movilización emocional, ese "movere" de donde viene

la palabra "emoción, que generaba la situación

de un Cristo muerto o de un Cristo descendido

de la cruz. Partiendo de ahí,

la exposición nos va a hacer un recorrido

a cómo el arte contemporáneo también bebe de esa misma pretensión

de movilización emocional en sus distintas manifestaciones.

-Desde el principio, se pretendía que la muestra

recogiera el mayor número de disciplinas posibles, épocas,

contextos, representativos al final

de la historia del arte. Por esa razón, tenemos fotografía,

vídeo, pintura, escultura, instalaciones.

-Podremos encontrar piezas que nos harán acercarnos

a un funeral contemporáneo

en Kosovo, por ejemplo,

o una reflexión sobre toda la carga emocional

que tiene la representación de las emociones,

pero también a su vez las capacidades empáticas

y a veces incluso manipuladora que podemos tener

o también nos podremos acercar

a la expresión emocional

en las festividades o en las reivindicaciones.

En definitiva, todo un recorrido

utilizando el lenguaje del arte contemporáneo

a las emociones.

-Una pieza bastante clave

de la muestra es "I'm too sad to tell you",

de Bas Jan Ader, donde el artista lo que hace

es evidenciar la incapacidad que tiene

de demostrar lo triste que está.

Y es muy interesante este vídeo también

porque se identifica, se puede relacionar con muchas obras

de la muestra que representan también

ese sufrimiento, ese dolor.

Luego también ese desplazamiento irónico,

que no sabemos muy bien si llora de verdad o no.

También se puede identificar con la pieza de Esther Ferrer,

que es muy irónica y habla, precisamente,

de esa posible manipulación

de las emociones al representar las emociones.

Las piezas de Günther Förg

pesan cada una 500 kg. colgarlas ha sido, realmente,

una labor de ingeniería y ha requerido mucho esfuerzo

por parte del arquitecto, de técnicos, los montadores.

Muchas de las piezas, la mayoría sí que las conocía,

pero otras muchas te las esperas al final más grandes

o más pequeñas

o incluso si las tienes vistas.

Y, cuando las pones en la pared, cambia muchísimo.

-Algunos de los aspectos más interesantes

de la exposición pueden ser las piezas

que nos acercan a la realidad reivindicativa

del arte contemporáneo y a la vez a la fuerza emocional

de la reivindicación.

En este juego, por ejemplo,

tenemos una serie de fotografías de Colita

que nos harán recordar esa fuerza reivindicativa

con mucha base emocional de las primeras manifestaciones

de la Transición.

Pero también en esa misma línea

y de una manera con un paralelismo muy enriquecedor,

podremos ver esa misma representación que hace

Colita del arte flamenco,

de toda la carga emocional explosiva

y festiva que pueden tener estas imágenes, estas fotografías

de arte flamenco.

Una de las piezas más importantes

es la obra de Shirin Neshat, que bajo el nombre de "Turbulencia"

representa la capacidad reivindicativa del arte

en su más profunda acepción.

Y en este caso, con un gran peso emocional,

como comentábamos. La instalación

recoge a una cantante iraní que quiere poner de manifiesto

cómo en su país las mujeres no pueden cantar solas,

no pueden hacer un espectáculo solas,

sino que tienen que hacerlo siempre acompañadas y vigiladas

por un hombre y, por tanto, la artista nos va a representar

a esta cantante en un lado de la instalación

en una proyección. Y en el otro, en el lado enfrentado,

tendremos siempre la visión también proyectada

de un señor que está vigilando, mirando

casi de manera intimidatoria, que a su vez también es artista

y que él sí que está esperando para cantar con un auditorio lleno

solo de hombres. Es una instalación muy bonita,

pero también a la vez muy reflexiva

y con una fuerte carga de mensaje.

El arte contemporáneo es un lenguaje en el que todos

podemos participar, del que todos podemos enriquecernos

y esa es una de las intenciones

que tenemos con esta exposición.

Por eso yo animaría a todas las personas

a que se acercaran

a disfrutar de "Poéticas de la emoción"

porque podrán, utilizando las emociones,

que es algo que todos tenemos, que todos conocemos,

acercarse a la vivencia del arte contemporáneo.

Sin duda, es una magnífica opción cultural

para estos días.

Con la luz y la sombra, con el blanco y el negro,

la artista Sara Biassu construye relatos inquietantes

y sugestivos. "Boek Visual" presenta una selección de su obra.

"Toda historia tiene en su origen parte fundamental de su recorrido.

En su mayoría, surgido del deseo de reformular

el tiempo y convertir la inevitable mortalidad de la vida

en eterna.

Así surgen relatos rebosantes de reminiscencias que florecen

de la intención de contener

el infinito, de solidificar lo etéreo,

inmortalizar la memoria y conservar los recuerdos.

Sara Biassu crea nuevas asociaciones vinculadas

a simbolismos entre blancos y negros, característica principal

de su trabajo,

luces y sombras de una inquietante sugestión

ante la que descubrir lo que realmente oculta

en un mundo tan hermoso como perverso.

Metáforas visuales, juegos irónicos,

ventanas atemporales en base a la visibilidad de lo intangible

en busca de armonía entre fuerza y debilidad

plasmando dudas y certezas

con el fin de cuestionar y expresar algo mucho más complejo,

como la convivencia del bien y del mal.

Cantos de esperanza de una gran carga poética

que conforman una obra intimista y cercana

conectando una parcela privada

con espacios comunes.

Abstracciones de formas sutiles

y aparentemente frágiles con las que mimetizarse y cuestionar

los límites

más allá de lo establecido,

surgidas muchas de ellas de la necesidad

de su propia catarsis, de la emoción y la intuición.

Gritos en silencio por su crudeza

a partir de experiencias que dejan huella e inspiran

un juego infinito de variables materiales

despojadas de accesorios superfluos

en constante evolución

porque nunca se vuelve a sentir a sentir lo mismo que la primera vez

ni se vuelve a estar en el mismo lugar

de la misma manera."

La Editorial Ménades en su colección "Trincheras"

acaba de publicar el último ensayo

de Daniel Tubau hasta la fecha, este:

"Maldita Helena". Se trata de un estudio de las huellas

que el mito de Helena de Troya

ha ido dejando en la Antigüedad grecolatina,

una biografía hecha tanto de referencias históricas

como mitológicas que han contribuido

al estereotipo de la belleza femenina trágica

e inocente al mismo tiempo.

Invitaremos a Daniel al programa próximamente

para que nos hable de Helena de Troya.

Recuperamos un fragmento

de nuestro trabajo sobre el Colegio Público

Amara Berri. El resto, como siempre, en la red.

Amara Berri es una escuela pública que actualmente

tiene seis líneas y tenemos cinco edificios

de entre infantil y primaria.

Es una escuela que tiene un recorrido muy largo.

Ahora es una escuela consolidada,

con un proyecto educativo diferenciado

donde trabajamos de una forma diferente.

Por eso en su día también fuimos un centro de innovación.

-De la dinastía mongola.

-Yo diría que lo más significativo del sistema

de Amara Berri, de todos los centros de la red,

es que en el centro de nuestro proyecto educativo está

la concepción de persona que tenemos como ser global,

es decir, nos interesan

en su desarrollo los tres aspectos: la personalidad,

las relaciones sociales y también esos aprendizajes más disciplinares

y de materia, con el objetivo, además,

del desarrollo armónico y global

sabiendo que somos diferentes, que aprendemos en la interacción

y que la escuela

tiene que posibilitar metodológicamente eso

que en su proyecto educativo dice.

Sabemos que los niños y las niñas son diferentes,

hay que atender a la diversidad,

saben cosas diferentes, están emocionalmente diferentes,

pero no podemos repetir

los mismos esquemas

como los educamos hace un montón de años.

Tenemos que responder

a sus necesidades y no tanto a las nuestras.

Una cosa que solía decir Loli Anaut,

que fue la impulsora de este sistema en un tiempo,

decía que teníamos que crear espacios de vida,

porque a veces se hablaba de que tenemos que educar

a los niños y a las niñas para el día de mañana,

para la vida, como si esto no fuera vida.

Y ella decía: "Vivimos donde tenemos los pies.

Solo vivimos donde tenemos los pies".

Por lo tanto, la escuela es parte de la vida

de estos niños y de estas niñas

y parte nuestra también. En ese sentido, tenemos

una responsabilidad de educar en esa línea.

-¿Qué diferencia hay entre Amara Berri

o una escuela de toda la vida?

Pues trabajamos prácticamente las mismas cosas,

trabajamos el currículum que marca la ley,

no hacemos cosas de otro planeta, pero sí creo que marca la diferencia

el cómo hacemos, cómo trabajamos.

Nos referimos a que todos los aprendizajes disciplinares son

importantes, pero tan importante como ello

es el desarrollo emocional y social

de los niños y las niñas. Un niño o una niña

que no está bien emocionalmente

difícilmente va a aprender, difícilmente va a evolucionar.

-Pues el colegio lo que tiene de bueno es

que, cuando venimos, no venimos

a estar a los libros, venimos como a jugar,

venimos a aprender jugando.

A mí me gusta demasiado venir a este cole

porque las clases no se aprenden en pupitre

y no se copia lo de los libros como un loro,

sino que se aprende con juegos y cosas divertidas desde pequeñito.

No tenemos libro de texto. ¿Por qué no tenemos libro de texto?

Hay libros de texto magníficos.

No voy a decir que los libros de texto son malos.

Pero un libro de texto,

si es, por lo menos, la guía principal del proceso

de aprendizaje de un grupo,

hace que los uniformemos. Por tanto, sería contradictorio

decir que respetamos el ritmo individual y plantear

el libro de texto como recurso básico del aprendizaje

de nuestros alumnos. ¿Y de dónde sacan la información?

Pues tenemos una biblioteca a la que acuden de forma sistemática

para buscar la información. Entonces partimos, primero,

de lo que quieren hacer, sobre qué quieren aprender, vamos

a la biblioteca, busquemos información,

voy a mi clase y trabajo con esa información.

Elaboro mi trabajo y después lo expongo.

Lo doy a conocer porque el para qué es importante.

Dice: "Porque ¿para qué he hecho yo una charla?

¿Para qué he hecho yo un cuento? ¿Para guardarlo en la carpeta? No".

Tiene que tener

una proyección eso que he hecho yo.

-Escoges un método de trabajo y sigues los pasos que pone ahí.

Pues, por ejemplo: "Buscar información

sobre la cosa que tú quieras, sobre mitología

o sobre animales, sobre coches, lo que quieras.

Luego hacer una biografía de quien ha escrito el libro

o quien lo ha subido

a internet. Lo escribes con tus palabras.

Al final, lo pasas a limpio todo y lo haces

delante de la gente.

Los Premios Goya están cada vez más cerca

y por esta razón repasamos cuáles son los protagonistas

y las películas favoritas

que optan a llevarse la estatuilla más codiciada

del cine español.

"Los Premios Goya, que en esta edición

se celebran en Málaga, reconocen el trabajo de todo un año de cine.

Muchas son las apuestas.

Pero, de momento, solo hay un premio asegurado:

el de Pepa Flores. Alejada de los focos,

la Academia reconoce con este galardón la trayectoria

de una de las actrices más queridas

y recordadas por el gran público."

He aquí el escritor más grande de España.

"En cuanto a las películas

que aspiran al galardón más codiciado

del cine español, podemos decir que la competición

está más reñida que nunca.

Por ahora, no hay una clara favorita,

entre otras razones,

por el prestigio de los directores nominados,

la profundidad de las historias que cuentan

y el alto nivel técnico y artístico de las películas

a competición. Si tenemos en cuenta la recaudación

en taquilla y el número de nominaciones, tres son

las apuestas más seguras para arrasar en los Goya."

Que han detenido al señor que nos iba a pasar a Portugal.

"La trinchera infinita, con 15 nominaciones, ilustra

el dramático día a día de los llamados 'topos',

republicanos que se escondieron

durante años en zulos casi inhabitables

mientras duró la represión franquista.

Una historia de amor que, además,

se adentra en una

de las emociones básicas del ser humano: el miedo."

"¿Le puedo ayudar en algo?

(SISEA) -Calladita. -Si están buscando a mi marido,

mi marido se fue anoche, ¿eh?, aquí no hay nadie."

"-No convenceréis porque para convencer

hay que persuadir."

"El retrato de los últimos meses de vida

de Miguel de Unamuno en 'Mientras dure la guerra'

ha sido la película que ha recibido más nominaciones.

En total, 17 candidaturas.

La admiración de Alejandro Amenábar

por el cine de Steven Spielberg no es

ningún secreto."

Steven Spielberg para mí siempre es un referente

y, cuando dábamos vueltas hacia por dónde podía ir

esta película, todo lo que tiene que ver

con puesta en escena,

yo siempre pensaba: "A ver cómo lo habría planteado Spielberg",

aunque sea una historia que le sea completamente ajena.

"Referencias a los grandes clásicos

del cine americano también las encontramos en 'Intemperie',

de Benito Zambrano."

"Doy 50 pesetas al que lo encuentre o dé alguna pista."

"Rodada en el desierto granadino,

los paisajes y el ritmo de sus planos

merecen situarla en el género del wéstern,

un retrato de la escasez y el hambre en la España rural de la posguerra."

"¿Qué vas a hacer cuando llegues a la ciudad?

-Hacerme rico."

"32 años me ha costado reconciliarme con este película."

"El ejercicio de asomarse al pasado a través de las personas

que una vez marcaron nuestra vida es lo que plantea

'Dolor y gloria', de Pedro Almodóvar.

que cuenta con 16 nominaciones."

La película está impregnada toda ella de mí mismo.

Coges una escena,

puedes decir: "Pedro ha vivido esta escena".

Muchísimas de ellas yo no las he vivido,

pero corresponden a momentos de mi vida,

he estado en esos caminos.

A pesar de que Pedro en un momento determinado me dijo:

"Si quieres utilizar un 'maniobrismo' mío o alguna cosa,

tienes permiso y tal".

Yo no quería porque no quería hacer el personaje

desde la parte externa.

"Ganar el Goya a la mejor película supondría

para Almodóvar el reconocimiento dentro de nuestras fronteras de una

de sus creaciones más conmovedoras y personales.

Estamos a tan solo dos días

de la gran fiesta de los Premios Goya.

Su alfombra roja se llenará de emoción y glamur.

Pero de lo que no hay duda es de que este año se hace

más evidente que nunca la excelente salud que goza

el cine español."

Con este recordatorio de los Premios Goya nos despedimos

hasta el lunes. Volveremos con, entre otros temas,

un taller de historia acerca de la imagen

de los moriscos españoles durante los siglos XV, XVI y XVII.

También hablaremos, como cada lunes, de salud

con el doctor Romero, quien seguro que nos sigue dando

buenos consejos para vivir mejor y disfrutar más.

Pasen un buen fin de semana. Feliz semana y hasta el lunes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 23/01/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 23/01/20

23 ene 2020

Ofreceremos los reportajes "Exposición Poéticas de la emoción" y "Boek visual: Sara Biassu". Además, entrevistaremos al filósofo Reyes Mate y a Miguel Guinea y Joaquín Sánchez, del colectivo Vibra-tó.

ver más sobre "La aventura del saber - 23/01/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 23/01/20"
Programas completos (1885)
Clips

Los últimos 6.777 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios