www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5663991
Para todos los públicos La aventura del saber - 16/09/20 - ver ahora
Transcripción completa

¡Hola a todos! Buenos días y bienvenidos

a una nueva edición de "La aventura del saber",

en la que, con la ayuda del profesor Pablo Simón,

trataremos de conocer las diversas teorías

de la conspiración sobre la pandemia del coronavirus

que se exponen en las redes.

¿En qué se basan,

quiénes las instigan y porqué?

Hemos visto muchos de nosotros

sorprendidos cómo ha llegado

a concentrar a numerosas personas

en una manifestación no hace mucho en Berlín.

Vamos a preguntarle

por todo eso y todo lo que vaya surgiendo

en la conversación y se nos ocurra.

Relacionado con este delirio colectivo,

a Pablo Simón dentro de unos minutos.

Buenos días.

Recibiremos además en nuestro taller de literatura

a la joven escritora Cristina Prieto.

En el año 2009,

con 15 años publicó su primer libro y desde entonces no ha parado.

Nos va a presentar hoy sus dos últimos trabajos

Rebelión Roja y Quererte.net.

Este verano los jardines del Palacio Real de Madrid

han acogido en plena pandemia

el primer festival de Jazz en un entorno que lo permite.

Un equipo de La Aventura del saber estuvo allí

y hoy comparte la experiencia con todos nosotros.

E iniciamos nueva temporada del Túnel del tiempo.

Nuestra particular mirada al pasado basada solo en métodos científicos.

La arqueología.

Desde que la pandemia nos alcanzó en la primavera de este año,

estamos viviendo todos una situación inesperada y extraña,

a pesar de contar con películas que han especulado

sobre posibilidades parecidas a las vividas,

la sensación de incertidumbre ha aumentado

y la necesidad de buscar explicaciones

que satisfagan nuestros prejuicios también.

Recientemente hemos podido ver en los telediarios, por ejemplo,

una multitudinaria manifestación en Alemania que bueno,

por decirlo suavemente, nos ha sorprendido mucho.

Hemos visto el monstruo alimentado

por esa necesidad de buscar explicaciones.

Bienvenido. ¿Qué tal? Hola. ¿Cómo estás?

Muy bien. Oye, a mí me sorprendió mucho.

¿Te sorprendió a ti la manifestación esta de Berlín?

A mí no me sorprendió tanto

porque las teorías de la conspiración

son algo relativamente extendido

y que podríamos retrotraernos mucho en la historia.

La humanidad siempre tiene necesidad de explicar los fenómenos complejos.

Y es verdad que en unas circunstancias

en las que nuestra vida ha cambiado radicalmente,

en un plazo muy corto,

ese vacío de la explicación hay que llenarlo con algo.

Y antes teníamos a los dioses o al misticismo para explicar,

por qué nos acaecía una plaga.

Y ahora estamos recurriendo

con frecuencia a teorías de la conspiración.

Y como veis, es algo que no es privativo

de las manifestaciones de Alemania o España,

sino que se extiende a nivel global.

¿Y qué dice la teoría de la conspiración?

Bueno, una teoría de la conspiración

tenemos que entenderla como un relato

o una narrativa para tratar de explicar un fenómeno

que normalmente tiene tres elementos.

El primero es que existe una serie de poderes ocultos,

los cuales están de acuerdo de manera coordinada.

Segundo elemento, hurtar el interés general

y beneficiar su interés particular.

Y tercero, una teoría de la conspiración

siempre se fundamenta en el principio

de la "probatio diabolica".

La "probatio diabolica" de la inquisición:

"Demuestre usted que no es una bruja".

Por lo tanto, aquí ocurre lo mismo.

Demuestra tú que la teoría de la conspiración

que estoy poniendo encima de la mesa no es verdadera.

Claro, esto va contra el...

Contra el empirismo, contra el racionalismo.

Siempre ocurre lo mismo.

Poderes ocultos que se ponen de acuerdo,

que tratan de hurtar el interés general

y que son argumentalmente imposibles de destruir.

Digámoslo así.

Bueno, cuando todo esto empezó, yo recuerdo que, claro,

comienza en China, sigue en Irán y luego va al norte de Italia.

Y algunos podían pensar entonces bueno,

¿qué pasa con los con los rusos?

Los rusos están al lado de China y no tienen ningún problema.

Y tampoco los americanos.

Qué casualidad que haya sido el centro neurálgico económico

del norte de Italia y no haya sido otro sitio.

Y recuerdo que te lo dije a ti.

Entonces me dijiste La ruta de la seda.

Claro, efectivamente.

Es más plausible pensar que la ruta de desplazamiento

del coronavirus con la información que tenemos encima,

porque es posible que a lo mejor Rusia no diera buenos datos

o que entonces todavía no se conociera,

tenga una trayectoria que sea parecida.

A cómo se mueven mercancías y personas

a pensar en algo tan sofisticado como una teoría de la conspiración.

Este es un poco el principio conocido

como la navaja de Ockham.

Normalmente es probable que sea cierta

la explicación más sencilla.

Esto, ojo, no significa que las conspiraciones no existan.

Es decir, puede haber y las hay.

Ha habido conspiraciones a lo largo de la historia,

pero hay que demostrarlas.

Y sí que es algo curioso el hecho

de que las teorías de la conspiración

se extienden mucho cuando tenemos enfermedades

o tenemos pandemias.

Y esto lo hemos visto a lo largo de la historia.

Por ejemplo, la peste negra,

la peste negra se decía que eran los judíos

los que se dedicaban a envenenar los pozos

o hacer ritos que terminaban generando

que se extendiera la enfermedad.

Esto se tradujo en, por ejemplo,

ataques a barrios judíos en toda Europa.

Precisamente con este componente de estigmatización, por ejemplo,

la gripe rusa, durante la gripe rusa de finales del siglo XIX se decía

y era cuando se estaba instalando el alumbrado público,

que eran las farolas las que provocaban la gripe.

Y esto hizo que muchos ciudadanos atacaran a las farolas.

La gripe española durante el XVII o XVIII.

No, perdón, me he equivocado. Sí, el XVII o XVIII más o menos.

Se decía que la razón por la cual se estaba provocando la gripe

era por las aspirinas de la marca Bayer.

Se decía que los alemanes estaban colocando

gripe española en esas aspirinas

porque había mucha gente que se moría

de sobredosis de ácido acetil salicílico.

Entonces lo que hubo es mucha conspiranoia,

sobre todo en Estados Unidos

para no comprar esa marca de aspirinas,

porque pensaban que los alemanes infectaban a la población.

Porque a veces puede haber intereses en, digamos,

el fundamento teórico de las conspiraciones.

Que hay interés en que te creas

esto para que no te compres esto otro.

Eso también, eso también existe.

Es decir, podríamos hablar de quien se beneficia cuando hay...

Sería la conspiración de la conspiración.

Sería tratar de tratar de buscar esto.

Pero pensemos que una teoría de la conspiración

no necesita ser verdad.

Basta con que sea verosímil.

Es decir, que tenga apariencia de veracidad.

Por ejemplo, una de las teorías de la conspiración

que hay en torno al coronavirus es la idea

de que realmente ahora mismo vivimos

una guerra bacteriológica entre Estados Unidos

y China por tratar de hacerse con el control.

Sí hay una guerra comercial. Hay una guerra social,

hay una guerra tecnológica, hay tensiones entre los dos países.

¿Significa esto que estén recurriendo al coronavirus

como un instrumento para destruir al adversario?

No, o no necesariamente.

Ellos han dicho que sí y eso también influye,

porque digamos el mandatario chino dijo:

No, es que fue cuando los soldados americanos

vinieron aquí.

Y por otro lado,

Trump está hablando siempre del virus chino.

Claro, porque a él le interesa que se ponga el foco

en el adversario exterior.

¿Y esto qué nos demuestra? Que efectivamente,

las tensiones entre Estados Unidos y China por el control global

existen y sabemos que existen de muchas maneras

y que la carrera por la vacuna entre los dos países obedece también

a estas tensiones.

Sin embargo, esto no significa que ellos se hayan inoculado

el virus y lo estén utilizando para derrotarse,

porque vaya plan más absurdo,

porque han terminado infectados ellos también.

Parece un poco extraño, un poco.

Pero de todos modos también hubo...

no sé si había un científico francés

que había estado relacionado con la investigación del SIDA,

que en algún momento habló de la posibilidad

de que fuera un virus que se había escapado

de un laboratorio o algo así.

No recuerdo exactamente los términos en los que hablaba,

pero sí recuerdo que hubo un momento

en que eso fue importante.

Pues si lo dice este...

Claro, pero la conspiración es más exitosa

en el momento en el que tenemos más incertidumbre

y ¿cuándo tenemos más incertidumbre? Cuando emerge una enfermedad nueva,

no sabemos de dónde viene.

Tenemos dudas de cuál es la manera de contagiarse.

Las autoridades sanitarias van cambiando de criterio.

Entonces, claro, cuando conocemos poco la enfermedad

hay que tratar de llenar ese vacío con algo.

Y ahí es donde se solapan hipótesis

que a veces se les da presunción de verdad.

Y eso no es así porque la ciencia funciona actualizando

nuestro conocimiento con evidencia empírica.

Vamos conociendo más al coronavirus

y entonces a partir de eso

actualizamos nuestras creencias previas.

Ya sabemos que, por ejemplo,

el coronavirus no tiene un origen artificial.

Hay un consenso amplísimo en que no tiene origen artificial,

que pudo pasar por un laboratorio o esto.

Hoy hay hipótesis que lo plantean,

pero la hipótesis que tienen más evidencias,

que fue en un contagio por animales salvajes

en el mercado de animales salvajes de Wuhan

como ya ha ocurrido con otros, coronavirus parecidos.

Bueno, de momento sostenemos la evidencia

que tiene al menos más robustez.

Y esa robustez es porque vamos conociendo más.

Está claro, pero por ejemplo,

una de las cosas que más me inquieta,

más me extraña es el tema

de que las vacunas vayan a poner un chip para controlarte

como si ya no te tuvieran controlado.

¿Qué necesidad tiene nadie?

Eso es verdaderamente llamativo,

porque a veces resulta muy complicado

y sobre todo cuando tenemos internet,

el trazar bien cuál es el origen que puede tener alguna de estas teorías.

Porque ojo, las teorías de la conspiración nos acompañan

desde que Jesús Gil está en una isla y no ha muerto realmente

hasta que tenemos reptilianos

o que nos fumigan para controlarnos la mente.

O el terraplanismo.

O sea, hay todo tipo de teorías de la conspiración,

pero es verdad que es difícil trazar

o no siempre es fácil trazar el origen.

Fíjate hasta qué punto a veces esas teorías

de la conspiración pueden extenderse.

Que los datos que tenemos de encuesta apuntan

que más o menos la mitad de los telespectadores de Fox News

piensan que efectivamente,

Bill Gates quiere instalarlos un microchip mediante la vacuna.

Esto es llamativo ¿y porqué probablemente esto emerge?

Porque es cierto que Bill Gates, tiene videos de algunas conferencias

en las que ya alertaba del riesgo de pandemia,

él hablaba incluso del ébola.

Pero el pobre hombre lo que hizo fue anticipar

lo que luego ha ocurrido.

Claro, pero... Pero de ahí a poner ahí no creo...

Pero si tú piensas que Bill Gates es un magnate que tiene mucho poder,

que tiene una empresa tecnológica que probablemente

ya controla muchos de nuestros datos,

dice esto realmente es un paso más que quieren dar para controlarnos.

Una tecnología por cierto enormemente sofisticada,

que no sabemos muy bien cómo es disponible

esa tecnología para poder hacerlo.

Pero que es dar un paso más para tratar de explicar

que realmente hay intereses ocultos.

Hay un relato alternativo

y que muchas veces es comprado por gente

que tiene mucha capacidad y mucha influencia.

Te pongo un ejemplo Madonna

se le censuró recientemente su Instagram

porque ella dijo

que la vacuna del coronavirus ya existe

y que los gobiernos del mundo nos la están hurtando

y que no quieren ponerla encima de la mesa

y que esto es algo hecho

entre comillas por las propias farmacéuticas.

Y tú dices: ¿las farmacéuticas van a ganar dinero con la vacuna?

Pues sí.

Las farmacéuticas tienen intereses comerciales,

obviamente esto lo sabemos, es una evidencia.

Que las farmacéuticas tengan la vacuna ya

cuando muchas están yendo a pérdidas,

cuando muchas están produciendo la vacuna.

Nada verosímil.

No es verosímil, no tiene mucho sentido.

Pero claro, esto sí que termina calando

en una parte de la opinión pública,

que es una opinión pública que muchas veces,

pues es minoritaria

y no siempre defiende las mismas cosas.

Ojo, cuando vemos estas manifestaciones

que se producen en Berlín, o España.

No todo el mundo defiende lo mismo, ¿eh?

Te puedes encontrar con gente

que compra la teoría de los microchips.

Gente que piensa que el coronavirus realmente no existe.

Todos juntos hacen un montón. Pero por poner un ejemplo.

¿Cómo las redes sociales ayudan a esto?

Imaginemos que hay un solo terraplanista

en cada pueblo de España.

Si esa persona no puede contactar entre sí,

pues es el que está aislado.

Dice: "la tierra plana..." Todos en Internet....

Esto es, y ya son 8000 personas y 8000 personas hacen más ruido

y es capaz de captar a más adeptos y esto genera una bola de nieve.

Bueno, luego también hay algunas cosas

que se nos cuentan en los medios

que dan pie a pensar pues si esto es verdad,

qué no puede ser verdad.

Por ejemplo, el caso este de hace poco,

De una empresa financiera alemana que era como el PayPal alemán,

en el que resulta que el gran responsable de eso

era un... trabajaba para la... Para la Unión...

Bueno, perdón, para Rusia.

No sé si te has enterado, pero al final pasa lo mismo.

Es decir, podemos tener teorías de la conspiración

para todos los gustos

porque siempre va a haber algún cabo suelto,

porque hay algo que nos da miedo,

la idea de que realmente no controlamos el mundo

tan bien como lo pensamos.

Esto es lo que realmente nos aterra como especie.

El que pueda de repente desencadenarse una pandemia

porque ocurran cosas que se dan de maneras azarosas,

o hay elementos estructurales que lo pueden hacer

más plausible o menos, evidentemente,

si tienes mercados de animales y eso

es más probable que ocurran este tipo de cosas

que cuando no, pero esto nos aterra.

Y es verdad que ya tenemos algunos datos

porque hay una colega

de la Universidad Autónoma de Barcelona, Carol Galois,

que se ha dedicado a hacer encuestas en España

sobre si compras o no compras

determinadas teorías de la conspiración

y ella tiene como tres o las agrupado en tres tipos:

Que el coronavirus tenga origen artificial,

que el coronavirus nos lo hayan inyectado

sin nosotros saber muy bien cómo y se haya activado más tarde.

Y que el coronavirus sea una guerra entre Estados Unidos y China

que están rivalizando y que es una guerra bacteriológica.

Yo no sé el resultado, pero te digo que la tercera gana.

Pues fíjate, gana.

Y están comprendidos más o menos los niveles de apoyo

entre el 12 y el 22 por ciento de la población,

que al menos te compra una de las teorías,

es decir que tú piensa que más o menos

por poner grandes números,

sería como uno de cada cinco españoles.

Piensa que algunas de estas teorías de la conspiración

son ciertas.

Esto ya nos da a entender

que la teoría de la conspiración está muy extendida.

Y una cosa también curiosa: es verdad que, por ejemplo,

en Estados Unidos está muy ligado a la gente más conservadora

y más a la derecha.

Pero en España, es mucho más transversal.

La ideología no explica tanto.

Y ojo, que no necesariamente

solo la gente educada está a salvo de esto.

Vale, hay gente que tiene niveles educativos alto.

Tienen estudios universitarios y también te compran.

Vamos a dejar, que nos tenemos que marchar,

vamos a dejar sentado lo que se sabe.

¿Qué es lo que se sabe?

Lo que sabemos es: el coronavirus existe.

La distancia social funciona, porque nos contactamos menos.

Hay que intentar lavarse las manos y mantener las precauciones

obedeciendo a las autoridades sanitarias.

Sabemos que estamos en proceso de fabricación de una vacuna.

Sabemos que el origen en un principio no es artificial

y con su extensión a lo largo del mundo

ha seguido principalmente las vías de contacto humano

y que en la medida de lo posible, tenemos que tratar de proteger

a los colectivos más vulnerables,

que sobre todo son la gente que tiene patologías previas

y que tiene más de 65 años.

Si seguimos estas recomendaciones,

yo creo que nos ayudará a que todos estemos más a salvo.

Muchas gracias Pablo, como siempre. Un placer, gracias.

Seguimos, La Universidad Nacional de Educación a Distancia

nos propone hoy contestar una pregunta de historia clásica.

¿Fue César un adelantado a su tiempo?

¿En qué sentido? La universidad responde.

Si tuviéramos que identificar a la antigua Roma

con uno de sus personajes más célebres,

sin duda alguna ese sería Cayo Julio César,

hombre cuyo carácter

estuvo siempre marcado por sus logros,

pero también por la codicia y la presunción.

En el 69 a.C. ejerció como cuestor de la Hispania ulterior

y en el 65 como edil curul.

En el 62 fue designado pretor urbano

y al año siguiente dirigió

varias campañas contra los lusitanos.

En el 59 fue elegido cónsul gracias al apoyo de Pompeyo y Craso,

con quienes un año antes había formado el primer triunvirato.

A continuación fue designado procónsul de las Galias,

logrando la conquista de todo el territorio galo.

Ante tales éxitos, desde Roma,

varios senadores intentaron despojarlo de su poder

y numerosos factores le empujaron a desencadenar una guerra civil

entre el 49 y el 45.

Varios senadores consideraron

que lo que pretendía César era instaurar

una tiranía y volver a la monarquía.

Es por ello por lo que los conspiradores

ultrajaron una conjura

que culminó con la muerte de Julio César en el 44 a.C.

Líder carismático, intelectual y líder sin igual,

instalaría las bases que permitirían conducir al Imperio Romano

y a las bases de la cultura occidental.

Hay vocaciones que llegan verdaderamente pronto

y sin duda este es el caso de nuestra invitada de hoy.

La pasión por la lectura y la escritura florece

durante su infancia y en plena adolescencia

con tan solo 15 años,

publicó su primer libro: La claridad de la sombra.

Desde entonces no ha parado.

En este 2020, por ejemplo,

ha sacado Quererte.net de ediciones Freya

y recién salido de la imprenta.

Este Rebelión Roja escrito junto a Lucía Gutiérrez Sobrado

y editado por Roomie Ediciones. Cristina Prieto.

Muy buenos días y bienvenida a La Aventura del saber.

Buenos días. Gracias por invitarme.

Me han contado que a ti de pequeña te castigaban sin poder leer.

Hasta ahí llegaba tu pasión por la lectura.

Cuando se lo cuento a según que personas

alucinan bastante, pero me escondían los libros.

"Tienes la habitación muy desordenada,

no te dejo seguir leyendo hasta que lo ordenes".

La única manera de que ordenase la habitación.

¿Y cómo surgió esta pasión?

Creo que mis padres han fomentado mucho la lectura

por encima de cualquier otro hobby y mi madre lee muchísimo.

Entonces cuando ves a tus padres haciendo algo,

pues como que tiendes un poco a imitarlo.

Y empecé a engancharme a sagas

como Harry Potter, Memorias de Idhún.

La literatura juvenil empezó a apasionarme.

Y es que era coger un libro y literalmente no despegarme de él,

de leer por la noche, esconderlo debajo de la almohada

porque se supone que tenía que estar durmiendo.

¿Y cómo es ese paso de lectora a escritora?

Pues al final en primaria nos mandaban relatos

y yo siempre los hacía más largos de lo que tocaba.

Mi profesora de primaria también fomentaba mucho que escribiera

y al final creo que si lees mucho, mucho,

al final acabas queriendo proponer tus propias historias

y escribir eso que aún no has leído.

Hubo un momento en el que dije: "Me propongo acabar esta novela",

la acabo, la quiero acabar y la acabé.

Y considero que si acabas una, acabas todas. Esa es mi teoría.

Pero tenías 15 años. Tu primera novela publicada.

¿Cómo fue ese momento?

Yo creo que fue porque no sabía que era tan raro.

Es como cuando no sabes que algo no lo puedes hacer,

lo acabas haciendo igual.

Entonces fue creer en mí misma y decir: "¿Por qué no?".

¿Por qué no lo envío a todo el mundo?

Flam Metralleta, todas las editoriales,

creo que alguna de enciclopedias y todo es bastante probable.

Me llamaron un día que estaba en el pueblo,

con mis padres y que te publicamos el libro.

Mi padre estaba barnizando una puerta

y me dijo: "Ah, qué bien".

Y a partir de ese momento...

Pues ya además empecé a meterme un poco en el mundo.

En su momento tenía un blog literario

y entonces empecé a meterme en ese mundo.

Y cuando estás en la comunidad,

empiezas a leer cosas que te recomiendan de otra gente

y sigues con todo ese proceso.

Acabas otra novela,

acabas otra y yo creo que una vez encauzas,

ya es bastante difícil salir de algo que te gusta.

Acabas otra y en 2020 te presentas con estas dos.

Sí, con Quererte.net y con Rebelión Roja

que te ha dado por las distopías,

por imaginar distopías con estos dos últimos libros.

Ahora, recientemente sí.

No es una cosa que yo suela tocar mucho,

pero justo ha coincidido 2020 que fíjate en la situación

un poco distópica en la que estamos. También.

Ya veías el camino.

Y es que al final,

y además son distopías distintas

porque también pasan menos tiempo en Quererte.net

que en Rebelión Roja.

Rebelión Roja digamos que es un futuro

dentro de mil años y Quererte.net son 200.

Entonces al final, Quererte.net es un futuro que vemos

mucho más cercano, más posible, si todo sigue evolucionando.

Y el "worldbuilding", que es como se llama,

la creación del mundo, es mucho más realista

en el sentido de que dentro de 200 años

vamos a estar ahí y Rebelión Roja,

pues están en un mundo en el que, ojalá no lleguemos

porque sí es más distopía de un poco,

de cuando las cosas van mal y nosotros

como ser humano no lo hacemos tan bien.

Si quieres empezamos por Rebelión Roja.

Los sitúas en un Marte futuro

en el que hay rutas comerciales entre la Tierra y Marte.

Hay mafias rojas.

Sí, es una teoría en la que la Tierra

va cada vez a peor y la humanidad, en vez de coger y decir:

"Vamos a salvar el planeta que tenemos",

decimos: "Vamos a irnos a otro, a fastidiar otro".

Y tienen una ciudad en Marte con una cúpula,

porque están creando lo que es la atmósfera de oxígeno.

Y es un momento en el que hay bastante tensión

porque hay gente que ha nacido en Marte

y se piensa que porque nosotros hemos nacido aquí,

nos está gobernando gente que ni es de aquí.

Entonces eso también es un tema bastante de actualidad al final,

porque los problemas se van repitiendo

y esto es va de una chica que es comerciante interplanetaria,

que lleva mercancías de la Tierra a Marte

y cuando llega a Marte

estalla la rebelión roja de los marcianos.

Dicen: "Marte para los marcianos" y ella se ve

atrapada ahí sin poder volver con su abuela,

que es muy mayor, y su hermano, de seis años.

Dice: "Mi familia me necesita".

Y tiene que recurrir a la mafia roja,

a un capo que le llaman Dante,

que es como una de las personas más temidas de la mafia

para que le ayude a salir.

Y cómo ellos intentan burlar toda una rebelión.

¿Y cómo es eso de escribir

a dos manos con Lucía Gutiérrez Sobrado?

Pues la verdad es que una maravilla.

Me dicen: "¿Qué es lo mejor de escribir con Lucía?"

y yo digo: "Ella". Y lo peor: "Yo probablemente".

Es, cada una tiene un personaje.

En este caso hay dos voces, Eria, que es la comerciante,

que es la que he escrito yo.

La de Dante, que es el mafioso, que es el que escribe ella.

Entonces la verdad es que como es el segundo libro

que escribimos juntas, las voces,

a pesar de que los personajes son diferenciados,

que nos viene bien ser dos

porque tienen personalidades diferentes.

Hemos unificado bastante la forma de escribir.

No dirías que lo han escrito dos personas

y cada uno va narrando un personaje y como es en primera persona,

pues va avanzando la historia,

pero cada parte lo va contando uno.

En Quererte.net nos sitúa en un Madrid

al que llamas Matríz en unos cuantos siglos.

Hablas de un mundo que no parece la verdad muy lejano,

porque hablas de de esas valoraciones

que nos hacen los demás,

de ese intentar siempre

sumar méritos a través de nuestra imagen,

de lo que hoy se hace, por ejemplo,

en las redes sociales con Twitter y con Facebook.

Que cuantos más likes tienes,

pues parece que eres mejor persona y que lo haces todo mucho mejor.

Sí, la verdad es que viene todo de la teoría de:

"Si ya hoy en día, siendo adolescente, joven, adulto,

incluso es bastante difícil no dejarte

guiar por las valoraciones externas,

lo que recibes en las redes sociales de ti

para crearte tu propia imagen de ti.

¿Cómo lo llevará un adolescente de 16 años dentro de 200 años?

Cuando todo sea por internet, cuando haya valoraciones,

cuando tu imagen dependa de una serie de cosas,

una serie de estereotipos y cómo lo llevaría esta chica?

Si tu prima además es un éxito en internet

que cumple todos los estereotipos físicos

y no te pareces en nada a ella,

entonces esa lucha para querernos nosotros mismos,

que es nuestra batalla más importante.

¿Cómo lo va a llevar una persona dentro de 200 años en este ambiente?

¿Cómo conseguir quererse?

Ahí está Camila, que es la protagonista,

porque al final es reflexionar sobre algo

que tanto les importa a los adolescentes,

que es aceptarte, ser aceptado,

porque hay mucha indecisión, mucho miedo en esa época.

creo que es un tema que se habla bastante poco,

porque las inseguridades que tenemos todos, nos afectan.

En todos los ámbitos de la vida, en las relaciones afectivas,

con nuestra familia, en las relaciones laborales,

es un poco imponerte como profesional.

También te afectan tus inseguridades

y al final son todo estímulos que vamos recibiendo de las series,

de los libros, que te van diciendo

que si tú no eres de una cierta manera

no eres válido y no te tienes que querer.

Y cuando pasas por todo ese proceso de inseguridades

que yo misma he pasado,

miro para atrás y digo: "Al final ha sido

lo más difícil que he hecho en mi vida

y lo que mejor me ha hecho sentir".

Porque cuando te quieres tú, dejas que te quieran mejor.

Vas a ser mucho más feliz.

Pero es una batalla que se refleja

poco en lo que es la cultura en general.

Entonces es un tema que intento abordar

prácticamente en todos los libros.

Y claro, también un medio para comunicarte con el público,

con los adolescentes.

Son las redes sociales, lo has dicho,

has apuntado que intervienes mucho en las redes sociales,

tienes tu propio canal de YouTube,

que en las redes eres conocida como Nana Literaria.

¿Es la forma de llegar ahora mismo a los jóvenes?

Hoy en día, yo creo,

y la teoría general es que un escritor

no se puede limitar solo a escribir,

sino que tienes que tener tu audiencia,

tienes que estar en redes, tienes que estar en contacto.

Obviamente hay gente que se puede permitir solo escribir

porque ya tienen un nombre conocido,

si estás empezando necesitas hacer una conexión.

Y los jóvenes de verdad, o sea, yo no sé.

Está la teoría de que los jóvenes no leemos, no leen,

pero yo no es lo que veo al final.

Y es una comunidad tan diversa, tan agradecida, tan comprometida,

tan participativa, que es que estar ahí dentro

es una bendición.

Pero claro, tú hablabas que desde muy pequeñita

te aficionaste a sagas como Harry Potter.

Quizás es que durante muchos años se ha despreciado

o no se ha escrito para para los jóvenes.

Creo que ahora mismo la cosa está cambiando,

sobre todo porque se le está dando voz

a las a aquellos que estaban silenciados hasta ahora,

colectivos más discriminados que no...

los jóvenes necesitan que se cuenten experiencias

con las que se puedan sentir identificados.

Si no dejas que una parte de unos colectivos se expresen,

no va a haber jóvenes que no vean,

no se verán nunca reflejados en esa literatura.

Entonces, ahora mismo están saliendo

colectivos a los que se les está dando voz

y es maravilloso, maravilloso.

La de jóvenes que están leyendo

porque por fin se ven identificados con algo que... con algo.

O sea, por ejemplo, uno de mis libros

lo pusieron de lectura obligatoria en una clase de español

y decía la profesora:

"Es que nunca había tenido tanta participación".

No porque el libro sea una maravilla,

es porque habla de cosas que ellas,

eran una clase de chicas, se sentían muy identificadas,

entonces participaban mucho y cogieron otro libro.

El hecho de que se esté abriendo el espectro y se dé oportunidades

a escritores y escritoras nuevos

es lo que está enriqueciendo todo esto muchísimo.

Cristina, ¿qué dices a ese niño, esa niña que no para de leer

y que tiene ganas de publicar sus relatos?

Pues que escritor es aquel que escribe.

O sea que tú ya eres escritor, escritora y tú sigue intentándolo.

Y si no, hay muchísimas vías hoy en día, en el canal lo hablo,

Está la autopublicación, están los concursos literarios

están en las plataformas digitales, hoy en día,

si es que te lean, te leen.

Lo importante es que lo disfrutes

y que tengas ganas de compartirlo con el mundo.

Cristina Prieto, muchísimas gracias por acompañarnos

y a seguir con esos proyectos que todavía tienes mucho trabajo

durante estos próximos meses.

Muchísimas gracias. Hasta luego.

Más cosas. Los Jardines del Campo del Moro,

en el Palacio Real de Madrid,

recuerdan que en el siglo XII,

en esos terrenos acamparon las tropas musulmanas

que intentaron reconquistar Madrid.

Desde entonces,

los históricos jardines han sido testigos

de los grandes acontecimientos de nuestra historia.

En la actualidad se utilizan como parque abierto al público

y este verano han servido de escenario

para el primer festival de Jazz en el Palacio Real.

(Música)

Esperaba con mucha ilusión este concierto

porque después de unos meses de confinamiento sin salir de casa,

el hecho de que nos anuncien un concierto

y hacer lo que más nos gusta, que es tocar música y cantar,

yo creo que a todos por igual nos ha hecho bastante ilusión.

Y en estas vistas,

además en el parque de los Jardines del Palacio Real.

La verdad es que ha molado mucho.

Este proyecto surge en pleno confinamiento

que estábamos soñando con encontrar espacios abiertos

donde pudiéramos reunirnos con garantías

y nos pareció que teníamos

el entorno más bonito

que se podía encontrar en Madrid,

que es disfrutar el Palacio Real,

disfrutar de una zona arbolada maravillosa con más de 6000 árboles,

con unas variedades diferentes, muy singulares,

y hacerlo con música jazz y disfrutarla.

En este entorno era lo más oportuno.

Usar los espacios para que la gente los disfrute.

Entonces,

a partir de ahí nos decidimos por ocupar un hueco

que no había en Madrid,

que es el de un festival o un certamen

o un ciclo de jazz en verano, en el mes de julio y agosto.

Y hacemos esta programación en tres escenarios.

Un escenario principal, en el patio de armería

y dos escenarios aquí en los jardines de Del Moro.

Esto parece un sueño,

un sueño porque hace nada

hablábamos de va a hacer cuatro meses

que no tocábamos juntos.

Y la idea de hacer este festival, que además me recuerda muchísimo.

Grandes festivales de Europa y del mundo en general,

donde se suele hacer así en esta belleza tan natural.

No sé,

yo creo que la música por sí sola va a hacer embellecer mucho más

este entorno tan, tan familiar finalmente.

Realmente lo que nos hemos encontrado

es a la mayoría de músicos

y técnicos que siempre hablamos de los artistas

que efectivamente estaban deseosos y ansiosos por tocar,

porque hacía muchos meses que no subían al escenario.

Pero también los técnicos están en una situación también

un poco precaria con el tema del COVID

y todos están empujando para sacar esto adelante.

El jazz es un término muy amplio,

muy generoso y abarca toda la música contemporánea.

Era una forma también de ayudar a nuestros artistas,

desde los más consagrados, a otros más jóvenes,

que necesitan escenarios y necesitan públicos para crecer.

El poder ofrecerles estos escenarios

y decirles: "Aquí tenéis un lugar para crear".

Eso era también para nosotros estar

poniendo las semillas del patrimonio nacional de mañana.

(Música)

Escuchar buena música,

escuchar música de calidad

y música de lujo a unos precios populares.

En este caso hay 20 conciertos gratuitos

aquí en los jardines Del Moro.

y los de arriba son a precios muy populares.

Acercar un poco la cultura y que la gente aproveche

y olvide un poco de la situación que estamos atravesando.

Ara Malikian es músicas del mundo, se le cataloga,

pero es un poco inclasificable.

Ahora, igual que ZENET es un artista

que va a estar en el Patio de Armería

y también su música es inclasificable.

De hecho va rodeado con unos músicos de latin jazz,

por lo tanto es jazz y músicas afines.

Sí, tenemos también a Dulce Pontes que viene acompañada de Heredia,

un gran contrabajista latino de jazz.

Y bueno, hoy en día los festivales y certámenes

de jazz también engloban una serie de estilos

que están también influidos por el jazz.

Nunca desperdiciamos que el escenario

sea más pequeño o más grande.

El hecho de tocar yo creo que es una emoción muy grande

que nos pasa por el cuerpo.

Casi todos estos alumnos llevan conmigo como cinco años

y yo los he conocido a esta altura

y la vergüenza es que ahora mismo sacan la cabeza.

O sea, han crecido una barbaridad.

Y sobre todo están tocando un estilo de música

que en algunos casos hay alumnos que son de conservatorio.

No es lo que se suele estudiar en los conservatorios.

Entonces podemos tocar un tema de swing,

como una bossa nova,

como un tema de rock, como un tema de funk.

También trabajamos la improvisación y bueno,

ha sido una experiencia fantástica.

Es un trío muy atípico,

pero con la sonoridad no es nada extraña.

Es una sonoridad habitual y normal.

Rítmicamente, los músicos tenemos algo que es el ritmo interno,

que es muy importante y sobre todo navegando en nuestras propias aguas.

Música cubana en su gran por ciento del proyecto, pues nada,

la verdad es que nos compenetramos muy bien.

Son muchos años también trabajando juntos.

Que cada uno sabe más o menos,

intuye qué va a hacer el otro y a veces ni sabemos,

pero nos lo imaginamos y coincidimos.

Los dos. Digamos que nos vamos turnando.

No hacemos acompañamientos a la vez.

O sea, mientras uno acompaña,

el otro pues juega un poco con el arco o se abstiene.

Entonces, claro,

los contrabajos resultan como de una frecuencia

muy escuchable, muy audible.

Porque no se... no se apelotonan los dos sonidos.

(Música)

Hay una atmósfera especial. El sitio es especial.

Hay una temperatura, como os decía, ideal.

La acústica es fabulosa.

Los árboles ayudan. No es una explanada vacía.

Y el público tiene muchas ganas también de ver cosas, ¿no?

(Música)

(Aplausos)

El sitio es una maravilla.

Yo, de hecho, es la primera vez que vengo a estos jardines.

O sea... Y estamos disfrutando

porque nos han montado un "set up" fantástico,

muy profesional y bueno,

espero que el público vaya a disfrutar

esta noche con nosotros, con el concierto.

O sea, que estamos muy encantados.

(Música)

(CANTA)

Es un sitio increíble que da una paz,

con lo cual, la predisposición a la música es muy notable.

Los entornos y los, digamos, aunque sea abierto,

los templos son importantes, ¿no? Para...

Porque como decías antes, han pasado muchas cosas.

Tienen historia.

Eh... Entonces, bueno, siempre que tocamos,

creo, en sitios así es un poco lo que decía, que, bueno,

antes de tocar, uno piensa y dice: "Oye, ¿qué es lo que ha pasado

aquí en medio, qué habrá pasado en este jardín?".

Quizá. Y eso, bueno,

pues es como inquietante y, a la vez, estimulante. Sí.

(Música)

Estos jardines están abiertos todos los días,

pero nos habíamos dado cuenta que son los grandes desconocidos.

Es un espacio verde que está muy poco visitado

y muy poco conocido en Madrid.

Los jardines del Campo del Moro

son la suma de toda nuestra historia,

de nuestros gustos, de las diferentes épocas.

Son más de 6.000 árboles,

40 de ellos de una singularidad botánica impresionante,

del primer proyecto original que surgió con Felipe II.

A posteriormente, José Bonaparte,

que disfrutó mucho de ellos y les hizo una remodelación

pasando por la regencia de María Cristina, Isabel II,

han ido acogiendo diferentes sensibilidades.

Te encuentras con la Casita de Corcho,

con el Pabellón de la Reina, con fuentes escondidas.

La verdad es que no solamente la belleza,

también es la sorpresa,

lo distinto, lugares un poco secretos...

Es un jardín lleno de magia.

(Música)

(Aplausos y vítores)

La arqueología es el único método científico

de conocer las sociedades del pasado.

Como cada curso, aquí en "La aventura del saber"

ofrecemos un muestrario

de las diversas culturas que nos precedieron.

Hoy, íberos, fenicios y romanos en Lucentum.

(Música y sonidos tecnológicos)

Estamos en el Tossal de Manises,

un cerro en la partida de la Albufereta

a unos tres kilómetros del centro de Alicante

y junto al mar.

Aquí, sobre esta colina, sobre este cerro,

existe un yacimiento arqueológico denominado Tossal de Manises

que albergó, en su día, la ciudad romana de Lucentum.

Antes de ella, existió otra de época púnica.

No sabemos el nombre de esa ciudad púnica cartaginesa

fundada a finales del siglo III

y que fue destruida durante la Segunda Guerra Púnica.

En el siglo II antes de Cristo,

ya con la romanización, este enclave no deja de habitarse.

Resurge en el siglo I antes de Cristo,

como una instalación militar

que se convirtió después en un municipio romano,

Lucentum.

Que tiene vida hasta el siglo III después de Cristo,

en el que la ciudad es abandonada y los últimos datos de ocupación

ya no es una ciudad de los vivos, sino de los muertos.

Existe aquí un cementerio islámico de época emiral

entre los siglos VIII y X.

Esta ciudad romana de Lucentum se conserva completa

dentro de las antiguas murallas

y tiene todos los elementos de las ciudades romanas.

Así, por ejemplo,

este edificio son las antiguas termas públicas

que se emplazan en una de las calles principales,

la Calle de Popilio,

donde más adelante tenemos otro edificio termal,

otras termas más pequeñas,

llamadas, precisamente, de Popilio,

porque allí se encontró una inscripción con su nombre.

Cuando se excavó en los años 30 del siglo XX,

encontraron en una de las salas,

el vestuario y frigidario, que tenía las dos funciones,

una inscripción en forma de banco

en cuya cara exterior, que daba a la propia sala,

dice: "Marcus Popilius Onyx de Sur lo pagó de su dinero".

Quiere decir que este señor,

este antiguo habitante de Lucentum,

era un liberto y que de su dinero construyó parte de las termas.

También sabemos que Marcus Popilius Onyx

construyó un templo para la ciudad.

Los libertos son una clase social que, antiguos esclavos, liberados,

que algunos se hacen ricos y que tienen que ganarse la dignidad

entre sus conciudadanos a base de financiar obra pública,

munificencia, juegos, etcétera.

Esta es parte de esa realidad

que nos ha llegado a través de una inscripción como esta.

En el museo arqueológico conservamos la inscripción original

y vemos la forma que está reproducida

en la termas del yacimiento.

Junto a ella, tenemos otra inscripción

que nos refiere a dos esclavos, Hemeros y Piraltidi.

Y ¿por qué sabemos que eran esclavos?

Porque tienen un nombre, Hemeros es el varón,

Piraltidi es la mujer.

Y porque los esclavos solamente tenían un nombre,

mientras que los ciudadanos romanos tenían tres.

Y también porque aparece en la categoría de contubernalia,

es decir, que es compañera, no es cónyuge.

Es porque no se podían casar los esclavos.

Entonces, aquí tenemos ese ejemplo,

parte de la sociedad romana que estaba constituida,

en su mayoría, también por esclavos.

Y aquí tenemos esa inscripción funeraria

en la cual Hemeros dedica esa exhibición funeraria

a su querida compañera Piraltidi.

También tenemos estas pequeñas, estas dos pequeñas inscripciones,

una de mármol que está en griego.

Probablemente, alguien venido de Grecia

que dejó esta inscripción,

probablemente, con una dedicatoria a algún Dios.

Junto a ella tenemos un fragmento de ladrillo

que es de un senador

porque es un sello de fabricación de estos ladrillos,

y dice: "Vir Clarissimus",

que es el título de los senadores romanos.

Es decir,

que en este tramo de las piezas del museo

tenemos ejemplos del arco social romano,

de gran parte del arco social romano,

entre los esclavos y los senadores.

(Música)

El usuario de este edificio, de estas pequeñas termas,

entraba por esta puerta con escaleras desde la calle.

Llegaba aquí, esto era el vestuario.

Aquí se desnudaba y tenía este elemento,

como he dicho antes,

un banco con la inscripción de Popilio,

donde podía sentarse para descalzarse, por ejemplo.

También servía este espacio como pequeña sala de ejercicios.

Es el frigidario-vestuario.

Pasaba a otra más pequeña que era el "tepidarium", sala tibia.

Estaba algo más calefactada

porque hay una gradación de temperatura.

Si giraba a la derecha, por donde estoy ahora mismo,

entraba al "caldario", a la sala más caliente,

porque era... ¿De dónde venía el calor?

El calor venía por aire caliente,

por debajo de este piso sostenido por columnas,

que venía este calor, este aire caliente,

de una zona de combustión de leña.

El horno para el "prefurbium".

Y que creaba ese aire caliente y circulaba por debajo de este piso.

Aquí lo que teníamos era la bañera.

Entraban aquí y por este agujero

entraba agua. Y aquí dentro se bañaban.

Y ahí tenemos el canal de desagüe,

que por encima del piso evacuaba el agua afuera.

Es decir, toda una serie de comodidades para los romanos.

Las termas eran edificios

no solamente para procurarse el baño,

sino que eran centros sociales donde se reunía la sociedad romana,

en este caso, de Lucentum.

Y tenemos la suerte de poder conocer muy bien

este edificio gracias al estado de conservación

que nos ha llegado a nosotros.

(Música)

Unas características principales también de este edificio,

de estas termas de Popilio,

es que conservan muchos de los elementos originales,

como, por ejemplo, los pavimentos que son de hormigón

o recubiertos ese hormigón de lo que llamamos "signinum",

que es un mortero hidráulico

hecho con trozos de ladrillo para hacerlos impermeables.

En uno de esos pavimentos, en esta sala,

encontramos una... Un elemento singular

que son estos dos fragmentos de piedra

que simulan dos pies

porque frente a ellos estaba

una puerta de acceso a este edificio.

(Música)

Frente a ella también tenemos el hormigón romano.

Esto es una cisterna realizada con hormigón,

con "Opus caementicium",

que es exactamente igual que el hormigón actual,

varía que, en la antigüedad, se utilizaba la cal

y hoy en día, se utiliza cemento Portland,

pero los elementos son arena, cal y piedras

encofradas tal como se encofra también hay el hormigón.

Y con este elemento, es revolucionario

porque la arquitectura romana puede hacer, por ejemplo,

obras tan magníficas como, por ejemplo,

el Panteón de Roma,

que está hecho en parte con el hormigón romano,

y crear espacios absolutamente enormes.

Las casas romanas tenían... Estaban profundamente decoradas.

En su interior estaban las paredes, tenían pinturas,

vivos colores formando paneles de color rojo, verde, amarillo,

imitando mármoles, realizando composiciones

de tipo ornamental, geométricas o de tipo vegetal,

y usaban también los candelabros.

Y, a veces, con tanta... Con tanto colorido

y tan abigarrado y tan... Y tan...

Colmándolo todo, que creo que para nosotros sería

un poco agobiante vivir en una de esas casas

e incluso, el propio techo estaba decorado con pinturas.

En este caso, por ejemplo, tenemos ejemplos aquí de rostros,

flores o pájaros

que decoraban el techo de una de estas...

De una habitación de una vivienda romana de Lucentum.

(Música)

El foro es el corazón

de las antiguas ciudades privilegiadas romanas.

Es la sede del poder económico,

político, judicial

de las antiguas ciudades romanas. Y como no podía ser de otro modo,

el foro de Lucentum, desde el principio de la ciudad,

hasta su fin, cumplió con este propósito.

Actualmente, son tres los espacios forenses

que conocemos en el yacimiento de Lucentum.

Actualmente, el público puede visitar

el más reciente de ellos,

que es donde mejor se observa la segregación

entre el espacio sacro,

que preside el complejo forense con su templo,

y la zona más civil y más pública.

Actualmente, permanece muda,

dado que en la antigüedad, estos espacios

estaban totalmente colapsados

de esculturas y dedicatorias epigráficas.

Pero, lamentablemente, como suele pasar en todos los casos,

son muy pocas las evidencias que nos quedan sobre las mismas.

Son muy pocos los fragmentos escultóricos

que han llegado hasta la actualidad,

mayoritariamente, compuestos por mármoles blancos,

metálicos y griegos.

Un elemento excepcional es esta pieza escultórica,

perteneciente, probablemente,

a la estatua monumental de un emperador,

ya que tiene la espada ceremonial

y en el anillo luce el "Lituus de los augures".

(Música)

Tenemos testimonios de varios templos

relacionados con la religión, evidentemente.

Uno de ellos, a Juno, tiene una inscripción romana.

Y otros elementos de la religión que se practicaban en Lucentum,

ya los vimos,

estos pequeños bronces que decorarían aras de piedra,

altares de piedra forradas de bronce con estos elementos

que aluden al sacrificio romano, por ejemplo,

esta es la cornucopia, el cráneo,

un "lituus" y estas placas decorativas

que forraban altares.

(Música)

Esta rejilla, una réplica exacta, tamaño original. Son 30...

(Música)

A veces, los yacimientos arqueológicos,

en este caso, el romano de Lucentum,

nos da unos testimonios

que nos acercan mucho más a la vida cotidiana

y a las gentes que habitaron estas ciudades,

esta ciudad romana.

Aquí tenemos parte de un pavimento de una calle

que estaba junto al foro romano en el que tenemos grabadas,

impresas en ese pavimento, huellas de cabra,

de perro y humanas.

Lo que nos dice es que es parte de esa vida cotidiana,

de ese tránsito por estas calles.

Probablemente, alguien llevaba una cabra

que podría, como en los pueblos tradicionales,

o hasta no hace muchos años, vendían leche de cabra

en las calles de nuestros pueblos

y el perro que estaría circulando por allí

y la persona que, probablemente, llevaría a esa cabra.

Es un testimonio, como digo, muy cercano,

de esa vida cotidiana de una ciudad romana

que vivió,

en la que se vivió hace 2.000 años.

(Música)

(Música)

De un tiempo a esta parte, se suceden los ensayos

sobre los efectos de la revolución digital

desde un punto de vista neurológico.

Quizá todo comenzó con la publicación

de "Superficiales" de Nicholas Carr.

O, si miramos más lejos,

con la implantación de la escritura

que mereció la célebre queja de Platón

sobre la irremediable pérdida de memoria que conllevaría.

La alarma va pareciendo cada vez más justificada

si consideramos su procedencia.

No son observadores apocalípticos

ni especialmente interesados en difundir miedos.

Unos han sido ellos mismos adictos a las nuevas tecnologías digitales,

y otros, son reputados profesionales y científicos

que están estudiando los efectos

que el mercado aumentado de la atención

está teniendo sobre la mente humana.

La extrema reducción de nuestra memoria a corto plazo,

por ejemplo.

Alianza editorial acaba de publicar este breve y apasionante ensayo

del decano de la Facultad de Periodismo de Po,

Bruno Patino,

con un título revelador que trata de justificar eso.

"La civilización de la memoria de pez",

cuya lectura recomendamos a todos.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo de 2017

sobre la iniciativa Amara Berri,

que puede verse completo, como siempre, en la red.

(Gritos y barullo)

Amara Berri es una escuela pública que, actualmente, tiene seis líneas.

Tenemos cinco edificios de entre infantil y primaria.

Es una escuela que tiene un recorrido muy largo.

Ahora, es una escuela consolidada,

con un proyecto educativo diferenciado,

donde trabajamos de una forma diferente.

Por eso, en su día, también fuimos un centro de innovación.

De la dinastía mongola.

Yo diría que lo más significativo del sistema de Amara Berri,

de todos los centros de la red,

es que en el centro de nuestro proyecto educativo

está la concepción de persona que tenemos como ser global.

Es decir, nos interesan en su desarrollo

los tres aspectos: el de la personalidad,

las relaciones sociales y también, esos aprendizajes más disciplinares

y de materia.

Pero con el objetivo, además, del desarrollo armónico y global,

sabiendo que somos diferentes,

que aprendemos en la interacción

y que la escuela tiene que posibilitar

metodológicamente eso que en su proyecto educativo dice.

Hasta aquí llegamos hoy miércoles.

Mañana, jueves, hablamos con Cuca Albert

de cómo se están defendiendo los artistas

de las limitaciones que impone el coronavirus.

Recordemos que Cuca ha estado en varias ocasiones en el programa,

así que aprovecharemos

para recuperar una de sus interpretaciones.

Y mañana, además, volveremos a la escuela

en nuestro taller de matemáticas.

¿Recuerdan cómo se hacía una ecuación de segundo grado

o para qué sirven este tipo de operaciones?

Nos lo explicará el profesor José Ángel Murcia.

Este año, trataremos de ofrecer, al menos,

un contenido curricular por programa.

Feliz día. Les esperamos mañana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 16/09/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 16/09/20

16 sep 2020

Veremos los reportajes "Jazz en palacio" y "El túnel del tiempo: Lucentum I". Además, entrevistamos al profesor de la Universidad Carlos III Pablo Simón y a la joven escritora Cristina Prieto.

ver más sobre "La aventura del saber - 16/09/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 16/09/20"
Programas completos (1891)
Clips

Los últimos 6.811 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios