www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5600526
Para todos los públicos La aventura del saber - 11/06/20 - Lengua de signos - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy, jueves, recuperamos nuestro contacto con Reyes Mate,

aunque lo haremos a través de los ordenadores.

Tenemos un gran interés en conocer sus reflexiones

sobre lo que nos está pasando a todos durante la pandemia.

Le vamos a preguntar por las enseñanzas del coronavirus.

Ya antes del confinamiento, dedicamos un programa a ello.

Pero han ocurrido tantas cosas desde entonces,

que merecerá la pena volver a preguntarle

y también que nos cuente sobre lo que han pensado

al respecto los demás.

Hoy, el "Taller de filosofía"

se convierte en un taller de valores.

Hablaremos con Reyes sobre todo de moral.

De moral en todos los sentidos.

También en el de cómo mantener la moral alta.

La pandemia de coronavirus

nos ha dejado un curso escolar excepcional.

Con muchas dudas.

Entre ellas la incógnita

de cómo será el regreso en septiembre.

Por esta razón, nos ha parecido una buena idea

comenzar una serie de talleres

en los que recordemos, reforcemos contenidos esenciales

por materias y en los distintos cursos.

Hoy empezamos con "Taller de Matemáticas"

dirigido a los alumnos de primero de la ESO

con el profesor divulgador José Ángel Murcia.

El artista Javier Viver propone en "Museo de pasiones"

un diálogo entre las obras de la colección

del Museo Lázaro Galdiano y su propia obra,

teniendo como hilo conductor las pasiones humanas.

La exposición se complementa con una reinterpretación

de la Capilla de los Arquitectos de la Iglesia de San Sebastián.

La obra de José Conceptes es como un laberinto

por donde discurre un intrincado mundo

de líneas, cubos y círculos no figurativos

que conforman espacios enigmáticos donde no se sabe bien

dónde está el principio y el fin.

Hoy en Boek Visual.

Hoy vamos a tratar de aprender,

con ayuda del investigador emérito del CSIC Reyes Mate,

algunas de las lecciones que nos puede dejar una catástrofe.

Ha sido una experiencia del todo excepcional.

Bares cerrados, gente recluida, coches y aviones parados,

muertes inesperadas.

Buenos días, Reyes.

Muy buenos días.

¿Había ocurrido esto antes?

Nos ha sorprendido porque no lo conocíamos.

Y hemos tenido que recurrir a palabras enormes

para llamar, de alguna manera, esto que tú acabas de anunciar.

Lo que nos ha ocurrido.

Los antropólogos, que saben mucho de la historia de la humanidad,

dicen que peligra la especie humana.

El presidente de la república alemana decía

que estamos ante la gran prueba de la humanidad.

Y el papa Francisco pedía, ni más ni menos,

que un plan para resucitar porque estaba muriendo el hombre.

Son formas de expresar la enormidad de lo que está ocurriendo.

Yo creo que a través de esta experiencia, peste, virus,

hemos entendido lo que significan los jinetes del Apocalipsis.

No olvidemos que los nombres de los jinetes son el hambre,

guerra, la invasión violenta y la peste.

Y todos son anunciadores de la muerte.

Hemos hecho la experiencia de que el planeta Tierra

estaba en peligro.

Y por eso no tenemos palabras para nombrarlo,

porque era desconocido.

Para hacernos idea de la gravedad de lo que hemos vivido,

recuerdo que, cuando España estaba hace unas semanas

en torno a 500 o 600 muertos diarios,

el novelista Javier Cercas decía

que 500 era la media de muertos

en España durante mucho tiempo en tiempos de la guerra civil.

Estaban muriendo en España más que en la guerra.

Creo que a veces da la impresión de que se nos ha olvidado

la dimensión mundial de este asunto.

Nos referimos a pequeñas cosas domésticas

sin tener en cuenta lo que está ocurriendo de verdad.

Efectivamente, lo que no era un asunto español.

Ha ocurrido en todos los países,

todos nos hemos visto igualmente sorprendidos,

y lo que llama la atención es

el interés que ha despertado esta experiencia,

el interés que ha despertado

en científicos y articulistas.

Son miles los trabajos, las reflexiones que se han hecho.

Porque éramos conscientes

de que estábamos ante un desafío colosal.

Y al que había que darle significación.

Podríamos recorrer, si te parece, algunas de estas reflexiones.

Sí. Son ilustrativas.

Yo creo que algo común a todo ello es como una llamada a la humildad.

Porque somos más vulnerables de lo que pensábamos.

Desde luego.

Yo he seguido muy de cerca

las reacciones en la prensa alemana, francesa, italiana y española,

y el común denominador era la sorpresa.

Estamos ante lo desconocido.

Pensábamos que el siglo XX

es el siglo de grandes desarrollos científicos.

Y sin embargo, no sabemos apenas nada del hombre.

Esta primera reacción, "no sabemos nada",

"lo que sabemos no nos vale".

Y entonces, hay que cambiar.

La idea de que el futuro dependía de un cambio.

Era la primera reacción.

Había otra reacción.

Y era casi contraria a esta.

He observado que ante lo desconocido,

hay un gran miedo.

Y entonces, tratamos de dar recetas.

Tratamos de cubrir ese vacío diciendo cómo salir.

Y es una contradicción porque estamos ante lo desconocido,

hay que pararse, hay que reflexionar,

hay que dejarse impregnar en lo que está ocurriendo.

No basta decir, por ejemplo, que han muerto 30.000 ciudadanos.

Hay que conocer la historia que hay detrás de cada uno de ellos

para tomar medidas de la enormidad de lo que ha ocurrido.

Entonces, estas dos ideas iniciales.

Primero, desconcierto.

Y luego, miedo al vacío.

Porque hay una necesidad de recurrir a recetas, que es una contradicción.

Pero eso se lleva de una manera general.

Sin embargo, había reacciones particulares

que quisiera señalar.

Me han llamado la atención dos reacciones.

Una que he visto en la prensa francesa,

que era un estudio de un médico, que estudiaba la peste española.

La española de hace un siglo.

Curiosamente se llamaba gripe española sin ser española.

Porque surge en China,

pero desde luego se desarrolló en Estados Unidos

y fueron los soldados americanos los que la trajeron a Europa

durante la Primera Guerra Mundial.

Y se llamaba española porque aunque hizo daño

sobre todo entre los países de la guerra,

España era neutral, España daba...

Daba noticia de ello.

Los países en guerra ocultaban las cifras

para no dar armas al adversario.

De esa manera la llamamos gripe española cuando no lo era.

Bien, pues un médico

que fue muy conocido en el momento,

al acabar la guerra hizo un diario,

al acabar la peste, la gripe, hizo un diario donde decía:

"Al final, esto se combate con tres armas.

Aislamiento.

Jabón.

Y..." Distancia social.

Es decir, en un siglo, no hemos variado.

No hemos cambiado, no hemos aprendido nada.

Y es sorprendente, porque hemos aprendido muchas cosas.

Yo me pregunto si en buena parte,

seguimos las mismas armas elementales

para luchar contra la pandemia,

porque en el fondo las pandemias son asuntos de países pobres.

Y no vale la pena investigar

porque no pueden pagar las medicinas.

En cualquier caso, esta idea de que estamos luchando hoy

con las mismas armas de hace un siglo,

esa sería mi primera reflexión.

La segunda que se desprende de estos artículos que yo he leído,

es el descubrimiento de la vida.

De repente, hemos descubierto que lo importante es la vida.

La vida.

Y la vida es un todo.

La vida es seguridad y libertad.

Y la vida es un todo

porque el virus no es clasista.

Afecta a todas las clases.

Nos afecta a todos.

Y por eso me parece tan conmovedor el poema

de John Donne, que son cuadro líneas,

que si me permites, las leo. Sí, claro que sí.

¿Qué dice? Dice...

Está escrito en el siglo XVIII y dice:

"Nadie es una isla, nadie está completo en sí mismo.

Cada hombre es un pedazo de continente.

Una parte de la masa.

Si el mar se lleva un terrón, toda Europa queda disminuida.

La muerte de cualquiera me disminuye

porque estoy ligado a toda la humanidad.

Por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas.

Doblan por ti".

La muerte nos afecta a todos y solo saldremos de esta

si salimos todos juntos.

También tendremos que cambiar algunos conceptos

para manejarnos en nuestra vida cotidiana.

Por ejemplo, el concepto de felicidad,

supongo que están cambiando, ¿no?

Claro.

Las lecciones que nos está mandando esta experiencia son enormes.

Y vendrán muchas más.

Yo creo que nos vamos a sorprender nosotros mismos

de lo que hemos cambiado, de lo que tenemos que cambiar.

Pero ya llegan algunas enseñanzas.

Y yo dividiría las enseñanzas

que tenemos que extraer en dos grandes cambios.

Uno es el relativo al modo de vivir.

Y el otro son las morales y políticas

de esta experiencia.

Si te parece,

las conclusiones morales y políticas

las dejamos para otra ocasión y nos centramos en estas.

Perfecto.

Pues, en primer lugar, enseñanzas relativas

a nuestro modo de vivir.

Hace un rato comentábamos lo interesante

de esa viñeta de El Roto.

De este dibujante

que hace unas semanas representaba a un personaje,

podía ser un profeta; está gritando: "Ya tengo la vacuna".

Y la gente le felicita y le dice:

"Genial, ¿y en qué consiste?".

Dice él: "En cambiar de vida".

Y resulta que le dejaron solo.

(RÍE)

Nadie quería pagar ese precio por una vacuna.

Y es lo fundamental.

Ahora bien, ¿qué significa cambio de vida?

Tú apuntas cambio de muchas ideas.

Tenemos que cambiar la idea de felicidad.

Tenemos que cambiar la forma de pensar.

Tenemos que cambiar

también en nuestra relación con la naturaleza.

Cambio de vida puede significar repensar

cosas tan fundamentales como cómo pensar.

Y tenemos que cambiar la forma de pensar

porque hemos olvidado que en el fondo somos ignorantes.

Tenemos que recuperar la teoría socrática,

Sócrates decía:

"Yo"... Y era el hombre más sabio de mundo.

"Yo solo sé que no sé nada".

Quien no esté en constante actitud de escucha y de aprendizaje,

en modo aprendizaje, se equivoca.

Como Sócrates, hay que ser consciente,

y como Sócrates,

hay que evitar ir por la vida dando lecciones.

Y hoy cuando uno lee y oye, hay mucha gente

que va dando lecciones cuando no sabe.

Entonces, cambiar la forma de pensar.

También hay que cambiar nuestra relación con la naturaleza.

He visto que un biólogo británico explicaba

la situación presente de la manera siguiente, decía:

"El mundo es como una tarta.

El 90 % de la tarta son virus y bacterias.

Y el 10 % de la tarta es vida humana".

¿Qué ha pasado? Que el hombre ha atacado totalmente la tarta.

Ha atacado a los virus y a las bacterias.

Y la naturaleza se defiende.

Entonces, para que el mundo funcione,

tiene que haber un equilibrio entre el hombre y la naturaleza

que el hombre ha roto y por eso tenemos que repensar

nuestra relación con el aire.

Con el agua y con la tierra.

No podemos explotarla.

No podemos invitar a la superpoblación

de unos lugares y la despoblación de otros.

No podemos contaminar el mundo.

En fin, tenemos que repensar la relación con la naturaleza.

Y también, tercera parte en este cambio de modo de vida,

es lo que tú decías.

El concepto de felicidad.

Asociamos mucho la idea de felicidad al placer.

Y el placer con poseer.

Puede ser feliz, como decía san Agustín,

y repetía Marx,

"No es más rico el que más tiene..."

"Sino el que con menos se conforma".

Sino el que menos necesita.

Entonces, hay una idea perversa

que difundió de alguna manera también un personaje extraordinario.

Un gran pensador español, Ortega y Gasset.

Pero yo creo que en este punto se equivocó, cuando decía:

"El ser humano no quiere vivir, quiere vivir bien.

Y vivir bien significa, no solamente satisfacer

las necesidades tal cual,

sino crear necesidades artificiales y satisfacerlas".

Tiene un punto de verdad.

Es decir, el hombre, a diferencia del perro...

El perro va buscando el río.

El hombre, si tiene sed, hace un pozo.

Y con el pozo, no solamente bebe agua,

sino que además hace un grifo, monta un grifo,

para ducharse y para regar un jardín, para adornar.

Utilizamos entonces el agua, no solamente para beber,

sino para el confort.

Lo que pasa que eso tiene que tener un límite.

Porque si ponemos muchos grifos, acabamos con el agua.

Claro. Y nos hemos pasado con el agua.

Entonces, la felicidad no es multiplicar

indefinidamente las necesidades,

sino tener presente el dicho de san Agustín y de Marx,

que no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.

Y mantener vivos a quienes queremos.

Por lo menos. Eso es.

Si quieres añadimos esa pregunta.

¿Qué piensas de la gente que se manifiesta

en contra del confinamiento?

Pues vamos a ver, se están produciendo

manifestaciones de este tipo en todo el mundo.

Lo que tienen en común, a pesar de las diferencias ideológicas,

es que hay una carga política,

digamos de crítica exagerada, al poder, al Gobierno.

Digo exagerada porque, en el fondo, nadie haría otra cosa diferente

a lo que se ha hecho en todo el mundo.

Hay también un aspecto de señoritismo.

En esas manifestaciones.

En el sentido de decir: "A mí nadie me dice lo que tengo que hacer".

Y es curioso que esas manifestaciones

hayan desaparecido el día que se han abierto las terrazas.

Hay una relación.

Se abren las terrazas, se acaban las manifestaciones.

Pero hay un punto importante, yo creo.

Es la absoluta irresponsabilidad de esas manifestaciones

por lo siguiente.

Estamos ante desafíos colosales.

Colosales. Porque tenemos que repensar el sentido del trabajo.

Tenemos que repensar la relación con la naturaleza, como decía antes.

Tenemos que entender

que hacer prioritario la educación y la sanidad

obliga a derivar recursos en una dirección

y privarlos de otra.

Estamos ante un desafío.

Cuyas respuestas no conocemos.

Y ante esos desafíos,

las diferencias entre los partidos resistentes

son mínimas.

Es muy poco lo que nos diferencia, y sin embargo,

mucho lo que nos aleja

de las respuestas que tenemos que dar.

Y por eso tenemos que sumar esfuerzos

para estar a la altura del reto.

Yo lo que me temo,

pensando en estas manifestaciones,

es que nos ocurra lo que ocurrió

a los revolucionarios franceses, mejor dicho,

a los exiliados durante la Revolución Francesa,

que cuando Napoleón fue derrotado, volvieron a Francia

y se decía de ellos que han vuelto sin haber aprendido nada

ni haber olvidado nada.

Y eso es terrible.

Muy bien.

Ha sido un verdadero placer como siempre, Reyes.

Nos vemos dentro de 15 días, ¿vale?

Cuídate. Perfecto.

La Universidad de Vic de Cataluña

nos plantea hoy la siguiente pregunta:

¿Cuál es la clave para crear nuevas tecnologías aplicadas

a entornos sociales y sanitarios?

La universidad responde.

Pensamos que la clave para hacer el traslado de esas tecnologías

es la multidisciplinariedad.

Quiero decir, juntar un grupo de personas

que se entiendan entre ellos, que hablen el mismo lenguaje,

y que se puedan trasladar problemas de un grupo a otro grupo.

Nuestro grupo está formado por una parte de ingenieros

y una parte de funcionales; medios, enfermeras,

personas que trabajan en el mundo social y sanitario,

con el objetivo de poder trasladar

los retos que tenemos en salud o en el entorno social

a la parte tecnológica y que la parte tecnológica

los pueda entender y no solo entenderlos,

sino explicarnos las nuevas herramientas

y nuevos desarrollos que se puedan hacer

para dar respuesta a estos retos.

Finalmente, pretendemos un traslado rápido

de esta tecnología al mercado

para poder mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Hemos decidido abrir una serie de líneas de trabajo muy concretas,

que ahora el doctor Grau os explicará.

Desde el punto de vista más técnico, creemos que es muy importante

monitorizar a la gente cuando está en sus casas.

De esta manera estamos acercando la tecnología al usuario

y no el usuario a los sistemas de pruebas.

Y por otra parte, es interesante que estos datos sean sistematizados

y puedan integrar y utilizar

desde perfiles profesionales y sociosanitarios.

Y por último, creemos que es muy importante también

diseñar sistemas que utilicen sistemas interactivos,

o, por ejemplo, utilizar gamificación o videojuegos,

que permiten que la adherencia de los usuarios,

es decir, que los usuarios utilicen mucho más esos sistemas

y por tanto, la eficacia de la tecnología final

es mucho más alta.

"Taller de Matemáticas" en el que, como anuciábamos

en la presentación, vamos a intentar explicar

de una manera muy clara los contenidos esenciales

que se exige a los alumnos de primero de la ESO

en esta asignatura.

Es decir, qué hay que saberse sí o sí

para superar las mates en este curso.

Quien nos va a guiar por esos contenidos

es el profesor de Matemáticas José Ángel Murcia,

autor también del blog "Toca Mates".

José Ángel, bienvenido de nuevo.

Muchas gracias, Mara, estoy encantado.

Y nosotros también.

Menudo curso que nos ha deparado para profesores,

alumnos y padres. Sí, ha sido todo muy intenso.

Se han visto cosas muy interesantes y cosas muy dramáticas.

Pero ha sido un curso intenso.

Vamos a dejarlo en intenso. Intenso y veremos qué nos espera

a partir de septiembre. Eso es.

Bueno, primero de la ESO. Asignatura, Matemáticas.

¿Cuáles son contenidos esenciales o novedades

que se plantea al alumno en este curso?

Eso es. Primero de la ESO es un curso muy de repaso

de lo que se ha visto en el colegio.

Entonces, lo que se traiga muy bien visto de educación primaria

pues fantástico.

Y en el que se introducen pocos contenidos nuevos.

Pero hay uno que para mí es fundamental,

que es el inicio de la expresión algebraica.

Y ese contenido se asienta en una idea

que se podría perfectamente traer trabajada

de primaria y es la de que el signo "igual"

no es la indicación de que hay que realizar una operación,

sino que es un operador que representa una igualdad.

Representa una igualdad.

Si yo tengo a un lado una cantidad y a otro lado otra,

esto me indica que están en equilibrio esas dos cantidades.

Entonces, esto que se podría llamar pensamiento relacional,

se puede venir trabajando y se demanda y se va a demandar

en secundaria,

y por eso quería poneros un par de ejemplos

de un tutorial que tenemos, por ejemplo, en Smartick,

en el que se plantea esta idea del pensamiento relacional.

Pues fíjate.

Hemos planteado cuatro operaciones

que repasan cuatro propiedades conocidas

de la aritmética; estamos justo en primero de la ESO

en una transición de la aritmética al álgebra.

Entonces, pues fíjate, por ejemplo, la primera.

La primera la podremos descartar.

Pregunta: 53 + 69 = 53.

¿Hace falta que haga esas operaciones?

¿Me está queriendo decir el signo "igual"

que opere 53 + 69? Ya tiene un resultado.

¿Indica resultado? No.

Lo que me está indicando es si hay o no hay

una igualdad entre los dos miembros.

Y evidentemente ahí no la va a haber

porque el único número que sumado a 53 da 53

es el elemento neutro de la suma, que es el 0.

No tengo que hacer esa operación.

Ir indicándole al niño que no tengo que hacer esa operación.

¿Para qué? Para que vaya entendiendo

que ese "igual" tiene otro valor. ¿Para qué?

Para que más adelante, en segundo, en tercero de la ESO,

yo le pueda plantear ecuaciones y pueda resolverlas.

Las ecuaciones en primero todavía no.

Hay quien dependerá, comunidades autónomas,

colegios, esto se daba antes aquí,

pero todavía no; en primero vamos a introducir

el lenguaje algebraico, pero las ecuaciones todavía no.

Si miramos, por ejemplo, la segunda,

en la segunda estamos utilizando otra propiedad.

Y no estoy diciendo que hagas esa operación.

Estoy sumando y restando 81.

Fíjate en esta actividad que planteamos ahora, por ejemplo,

que se puede plantear perfectamente,

que se plantea dentro de Smartick, por ejemplo, en primaria.

¿Está pidiendo que hagas esa suma?

Pues no, no lo está pidiendo.

Está pidiendo que rellenes una cajita

en la que hay un hueco que me dice

qué tiene que pasar para que la igualdad se mantenga.

Esa cajita está llamando a gritos a ser una ecuación.

Y es, además, una situación bastante paradójica.

Porque yo en infantil perfectamente puedo plantear algo del tipo:

yo tenía cinco coches, mi madre me trajo algunos más

y ahora tengo ocho.

Y en educación infantil un niño lo pensará,

lo modelizará con materiales,

traerá cacharritos, tapones y te dirá: "Pues...".

O porque sabrá que cinco y tres son ocho.

Tú cuando ves eso dices: "Esto suena a ecuación".

Y eso se plantea en infantil.

En primaria no se plantea porque no le he enseñado

un procedimiento para resolverlo.

Y hasta que no enseñe un procedimiento en primero,

normalmente en segundo, tercero de ESO,

de cada una de los tipos de ecuaciones que hay,

no se vuelve a preguntar.

¿Y por qué sucede esto?

Pues porque... Es un freno, ¿no?

Es un freno y es algo que un niño pequeño,

un niño, una niña de cinco años entiende

que están preguntándole por algo de pensar,

tendríamos que mantener esa idea,

pero ya cuando entran en primero, segundo, tercero de primaria,

si no les han enseñado un procedimiento,

no creen que les puedas preguntar eso.

Y una operación como esa,

podríamos plantearla como una incógnita.

En realidad yo he tenido 81 + 57,

y al otro lado tengo 81 + 54 + algo.

Una X. Una X, claro.

Que esa es la siguiente.

Tú fíjate, Mara, si yo te digo "piensa un número".

¿Tú qué me dices? Siete.

El siete, ¿verdad? Es la respuesta más habitual

cuando preguntas. No he sido nada original.

Lo siento, nos gusta el siete, a mí también.

Es mi número favorito.

Así que nada.

Había encuestas por Twitter en las que decían:

"Di un número". Y el siete sale bastante más de lo que debería.

Un número entre cero y diez, el siete.

Bueno, en realidad, en primero de la ESO,

estamos buscando que cuando yo le diga a un niño un número,

él piense en la X.

Pero claro, eso es una abstracción, y ahora sí.

Y ahora sí que hemos pasado ya de la aritmética

a la introducción al álgebra,

que esa sí que es la verdadera novedad

de primero de la ESO.

Yo quiero que diga X.

Creo que hay una transición y podríamos hacerla con un material

con el que también se puede trabajar y se trabaja en primaria,

que son del tipo de barritas.

Yo aquí me he traído estas tiras que vienen de otra cosa.

Son para trabajar fracciones, he dado la vuelta

para que no se vean.

Nos puede dar una idea. Claro.

Y yo te digo: "Mara, un número". Pues tú dices...

Siendo poco original, el siete.

Claro, pero yo digo: "Un número cualquiera".

"Ah, un número cualquiera..." Quiero que un número cualquiera

sea una cantidad determinada. Te voy a poner una barrita.

Oye, el doble de ese número. Pues el doble de ese número

tendrá que ser... Dos barritas.

Dos barritas.

Claro, le digo: "Otro número".

Otro número en principio debe ser otro número diferente.

Pues mira, cojo otra barrita diferente.

Si te quiero decir el siguiente a ese número,

claro, aquí no tengo...

Ninguna de estas barritas me representa la unidad.

Veremos si hay otros materiales con los que sí.

Pero si yo digo:

"El siguiente a este número", pues por ejemplo, te voy a escribir

este número indeterminado, esta cajita,

que veíamos en la actividad de antes, esta futura X,

porque esto no es nada eficiente,

yo tengo aquí nada más que tres barritas marrones,

esto es el triple del primer número que decías.

Si tuviera que poner 22 veces ese número,

pues no tengo 22 barritas marrones para representarlo.

Pero bueno, como te decía, hemos dicho este otro número,

el siguiente a este número, pues esto más uno.

Esto no es eficiente. Muy bien.

Pues mira, te lo cambio por una caja vacía.

Te lo cambio por una X.

Sobre todo cuando veamos que no tenemos suficiente.

Los materiales manipulativos

nos ayudan a pensar, pero tenemos que ver

que se quedan cortos, que no sirven para pensar cualquier cosa.

Ya digo, no tengo 22.

Son la representación de algo. Claro.

Hay uno, por ejemplo, que siempre me costó.

Me costaba mí como estudiante.

Un número cualquiera impar,

que luego pueda ser objeto de caer dentro de una ecuación.

Claro, ¿cómo encuentro un número impar?

Pues, mira, no lo sé.

Claro, si yo tengo un número y tengo su doble,

pues el doble siempre va a ser par.

Si yo quiero llegar a que un número impar

es el sucesor de un par,

pues te voy a decir que por ejemplo valores esto.

Este 2 X + 1, y digas:

"Vamos a pensar ahora que el número del que hablamos fuera tres".

Pues entonces, tres y tres, seis; y uno, siete.

Ah, pues sí, es impar.

¿Y si fuera cuatro?

Pues cuatro y cuatro, ocho; y uno, nueve.

Ah, pues también.

Y vemos que según vamos evaluando estas expresiones,

que eso tampoco es un contenido de primero de la ESO,

pero con esta pequeña ayuda ya vamos entendiendo

que va a resultar que este 2 X + 1,

que es una abstracción de esto, que era más concreto,

pero que ya es bastante abstracto,

este 2 X + 1, este doble de X + 1,

va tomando valores en función de los valores que tome X.

Y, por ejemplo, podemos contemplar que esto va tomando

todos los valores impares y no se deja ninguno,

cuando X va recorriendo los valores naturales.

Y yo creo que esta es una de esas grandes dificultades.

Junto con la idea de decir, por ejemplo,

esto que ya no es primero de la ESO,

de que si yo te pongo ahí un "igual",

ya no estoy esperando que tú operes eso.

Mientras que en primaria, cuando yo ponía 5 + 3,

volviendo al ejemplo de cinco coches

y algunos que me trajeron, y te enchufo al lado el "igual",

se genera esa tensión, esa idea

de que el "igual" significa botón de ejecutar; ejecuta.

Hay calculadoras que no tienen "igual", ponen "exec"; ejecuta.

Pues creo que esta diferencia,

de que esto, además, se podía solventar también,

tocando el "igual" a veces en el otro lado, en primaria,

diciendo pues ocho igual a cinco más algo.

¿No? Que podría ser. Sí, claro.

Me cambiaría la perspectiva, sí.

Tengo ocho coches porque tenía cinco

y mi madre me trajo algunos más.

El "igual" es algo más que un "opera".

Un resultado. Es también una igualdad.

Una relación de equilibrio.

Y por eso teníamos ahí un balancín debajo de la relación.

Porque se está hablando, está poniéndose en juego algo más

que la operación, está poniéndose en juego el equilibrio

entre ambos miembros.

Y vamos a tener un segundo taller en unos días.

¿Qué adelantamos de eso? ¿Qué vamos a tratar?

Pues yo voy a tratar uno de mis contenidos favoritos

y terribles, que es el de la raíz cuadrada,

que se trabaja ya en primaria,

que se vuelve a trabajar en secundaria

y que se hace porque siempre se ha hecho así.

Y sin terminar de comprender qué se está haciendo.

Y que olvidamos al poquito tiempo.

Como no puede ser de otra manera.

Con suerte, después del examen. Con mala suerte, antes.

Así que me voy a poner al día contigo.

Muy bien. José Ángel Murcia, muchas gracias.

Muchas gracias a ti. Hasta la próxima.

Hasta luego.

Y seguimos. Una estatua de sal de seis metros

que representa la mujer de Lot, un alga inmortal.

El revelador diálogo entre las fotografías

del psiquiátrico parisino de Salpêtrière

con las obras de la colección Lázaro Galdiano.

Todo esto y más es "Museo de Pasiones" de Javier Viver.

Parte de dos iniciativas.

De una parte el Museo Lázaro Galdiano,

que suele invitar a artistas contemporáneos

a hacer una interpretación de la colección que tiene.

Y otra parte, la "Capilla de los Arquitectos",

"La Real Congregación de Arquitectos",

que hace un programa para invitar a artistas.

Y entonces, con estas dos invitaciones,

se me ocurre armar un único proyecto que se titule "Museo de Pasiones",

en el que vayamos reinterpretando las obras clásicas,

tomando como hilo conductor las pasiones humanas,

que es algo que está presente en toda la colección,

por ejemplo, del Museo de Lázaro Galdiano.

Todas esas actitudes pasionales, todos esos gestos

que entablan un diálogo alucinante

con proyectos anteriores que he hecho.

Concretamente con un libro que se titula "Révélations",

que publiqué en 2015.

Otro es un libro que trata sobre un espécimen

de Medusa, que tiene la capacidad de ser inmortal,

"Aurelia Immortal".

Pues a partir de estos dos libros,

voy haciendo o utilizando esas imágenes

para hacer un guiño con las obras maestras

de Lázaro Galdiano.

O en su caso, con la Capilla de los Arquitectos.

Y luego, un libro nuevo que se titula

"Cristos y anticristos",

que es a partir de un Evangelio de san Mateo,

una edición de 1930.

Lo que hago es una edición de bolsillo de estas muy baratas.

Voy incorporando fotografías de la guerra civil

como una especie de Evangelio ilustrado.

"Révélations" es una edición de un libro

que hago de un antiguo archivo,

que se conoce como la "Iconografía de la Salpêtrière".

Es un archivo de psiquiatría clínica

de un archivo de un hospital francés,

en París, y que fueron realizando historias clínicas

y publicándolas anualmente

desde 1875 a 1918.

Y durante esos años van haciendo esa labor.

Es un proyecto enciclopédico como muy elaborado

en el que van haciendo una clasificación

de todas las enfermedades y las van fotografiando.

Utilizan el sistema moderno, que es la fotografía,

para documentar todos esos casos.

Y ver la relación que tienen las formas

con las enfermedades psiquiátricas.

Y van elaborando toda una serie de lista de enfermedades.

Entonces, junto a eso también se hacía una especie de archivo

de escayolas vaciadas del propio cuerpo,

de tal forma que tenía un registro en tres dimensiones

y en dos dimensiones.

A mí me interesó muchísimo todo ese gran archivo

en el que me encontraba la historia del arte

de una forma documental.

Pero ahí aparecía todo: los profetas, las apariciones,

los éxtasis, movimientos de pasión,

de sufrimiento.

Y entonces, todo eso lo fui componiendo como una especie

de relato en un formato de fotolibro,

que te permite crear una secuencia y por lo tanto, una lectura.

Y también relacionado con La Salpêtrière,

aparece una pieza central en la exposición

que es la que llamamos "La mujer de Lot", Edith,

que se convierte en estatua de sal.

Me llamaba la atención la relación que tiene

con Salpêtrière, que es "sal pétrea" en francés.

Y que tiene que ver con todo eso

que se fue cristalizando en la Salpêtrière

a través de la fotografía,

pues con sales de plata se iban fijando

esas poses de los enfermos de la Salpêtrière.

Con todos sus gestos, pasiones, los retratos,

todas las actitudes que vemos

en la historia de la pintura occidental.

Entonces, eso lo puse en relación y se me ocurrió

hacer una gran estatua de sal de seis metros

que tenía como referencia "La mujer de Lot".

Concretamente aquí en la biblioteca, que tiene un fondo maravilloso,

pues había un libro, el "Liber Chronicarum", de 1493,

que tenía un grabado precioso de "La mujer de Lot",

que es la que mira atrás y por eso recibe el castigo divino

y se queda convertida en estatua de sal.

En definitiva, es una interpretación de cómo mirar

la historia, el pasado,

todas las obras que tenemos en la colección,

para no quedarnos cristalizados,

sino para lanzarnos como un trampolín hacia el futuro.

Leo en las noticias el descubrimiento de un chino,

que estudiando la carrera, Biología Marina,

recoge unas especies de medusas

y cuando se mueren las deja en la tanqueta en las que la tiene

y las va observando diariamente

como buen científico, con el microscopio.

Y así se pasa tres meses en los que no observa ningún cambio.

El cuerpo muerto de la medusa está ahí en el fondo.

Él va renovando el agua.

Y a los tres meses observa que de la superficie de la medusa,

empieza a salir un pólipo,

que es el estado embrionario de la medusa.

Y entonces, revierte el ciclo y vuelve otra vez

a esa situación de células indiferenciadas todavía.

Y entonces, el ciclo se reinicia.

Es el mismo individuo con la misma información genética.

El descubrimiento produce una sorpresa y sale en muchos medios

y a mí me sirve como base para empezar a plantearme

un proyecto en el que trabajar sobre la inmortalidad.

Y entonces, con esa ocasión de la medusa,

pues ya me meto en un tema

que ahora mismo está en muchos ámbitos,

que es el del transhumanismo;

la posibilidad de que el ser humano deje de ser humano

y pase a un estado en el que modifica,

digamos, algunas cosas importantes, entre las que está la mortalidad.

O sea, hay mucha gente de esta,

que dice, y ya le pone fecha, en 2045,

el ser humano será inmortal.

Tendrá la posibilidad de ser inmortal.

Y entonces, yo empiezo a armar un proyecto en formato fotolibro

y una exposición sobre todo este desarrollo

y las implicaciones que tenga

que el ser humano deje de ser mortal.

Y qué cambiaría, por ejemplo, en el arte.

Cómo sería el arte en una situación en la que el hombre no va a morir.

Entonces, posiblemente, el arte cambie mucho.

Pero cantidad de aspectos en la vida cambiarían.

Y entonces, ese es el proyecto de "Aurelia Immortal".

Lo que hice fue hacer unas fotografías,

o más que fotografías son electrografías,

con toda esa secuencia.

Lo que hice fue el diseño del propio libro.

Claro, un libro tiene un comienzo y un final.

En este caso estábamos hablando de la medusa inmortal.

Por lo tanto, se me ocurrió poner unos imanes en las cubiertas,

de tal forma que se cerraba el libro en un círculo.

Era un "leporello" que se cerraba.

Y entonces, se convertía en un libro infinito,

sin principio ni fin, que tenía un recorrido circular,

y por lo tanto, podías leerlo tantas veces

como la medusa se reproduce.

Todo el proyecto de La Salpêtrière es una mirada al proyecto moderno,

que construyó todo ese gran monstruo de La Salpêtrière.

Y tú te planteas muchísimos de los principios

de la modernidad.

La Salpêtrière, al final, era un intento de eliminar la locura,

que era lo que atentaba la época de las luces

y la razón como sistema de progreso.

Y entonces, para hacer eso, pues a veces

se comenten muchísimas tropelías

contra el ser humano y la dignidad.

Y en el caso de Aurelia, lo que hago es

irme casi a un proyecto de ciencia ficción,

que es lo que pasará, digamos, en aras de la ciencia y del progreso

con el ser humano en un futuro bastante próximo.

Y que casi esto parece ciencia ficción,

pero es un proyecto real.

O sea, que Google y la NASA tienen un proyecto muy ambicioso

para alcanzar la inmortalidad.

Nosotros, los artistas, no tenemos ni idea

sobre qué va a pasar con esas cosas.

Pero sí advertimos que a veces lo que se hace

es un reduccionismo.

O sea, la ciencia trabaja reduciendo la realidad,

que es muy compleja, a una serie de fórmulas,

a una serie de elementos químicos,

pero claro, la realidad es mucho más compleja.

Y el ser humano, ya ni te cuento.

Entonces, al final las cuentas salen

si solo lo planteas en términos biológicos

o químicos o lo que sea.

Yo, una parte trabajo principalmente por encargos.

En proyectos de imaginería.

Y luego tengo mi obra de autor, y aquí lo que hacemos es,

de repente, van casando todas esas realidades,

y obras como "Révélations",

se puede leer casi como un proyecto imaginero

en el que lo que encontramos son las poses clásicas

que te encuentras en la escultura religiosa española,

en la escultura policromada.

Y entonces, de repente empiezan a casar muchísimas cosas.

Y al ponerlas en diálogo con la colección del museo,

resulta que gran parte de la obra de este museo es religiosa.

Y tiene ese proceso en el que se muestran las actitudes

del cuerpo, de las pasiones, las miradas, los rostros.

Toda esa especie de escenografía de cuerpos y de rostros,

pues está aquí presente continuamente.

Nos encontramos en la Capilla de los Arquitectos.

Es una capilla de Ventura Rodríguez

que pertenece a la Real Congregación de Arquitectos.

Igual que en Museo Lázaro Galdiano hacemos una reinterpretación

de las obras maestras que contiene el museo,

aquí lo que hacemos es reinterpretar

la obra maestra que tenemos, que es la propia arquitectura.

Y para ello, lo que hemos hecho es utilizar de nuevo

toda esa iconografía de La Salpêtrière.

Y dar visualización a través de esas partes del cuerpo,

esas imágenes, esas fotografías, a toda la arquitectura.

Concretamente, a toda la cruz que tiene esta iglesia,

que en su planta forma una cruz griega.

Y entonces, de esta forma,

con estas manos que tenemos a los lados,

podemos visualizar todo ese cuerpo,

contenido de este gran contenedor, que es la cruz,

cosa que en el interior, realmente lo que nos encontramos

es el cuerpo del crucificado.

En el fondo de la capilla,

justo donde se situaría la cabeza de ese crucificado,

tenemos un torso con la cabeza.

Y detrás de ese torso, tenemos todo ese gran mural

que nos recuerda a unas estructuras orgánicas,

vistas con microscopio,

casi parecería un cerebro o algo así.

Toda esa imagen, realmente es la superficie

de un pétalo de flor que está fotografiado

con el microscopio electrónico.

Y hemos escogido esa imagen

porque toda la ornamentación de la cúpula

tiene unos casetones con flores.

De tal forma que lo que vemos en la cúpula celeste,

ese macrocosmos, también lo podemos ver aquí abajo

en el microcosmos.

Y estamos viendo esa estructura, y siempre lo invisible

en esas dos realidades que forman un todo armónico.

Y concretamente en el centro de esa cruz,

donde supuestamente se sitúa el corazón

de un cuerpo del crucificado,

aquí en el centro tenemos a "La mujer de Lot", a Edith,

que es la que precisamente perdió la vida.

Y de ahí se hace un guiño a que ahí donde se pierde la vida,

también se recupera en ese corazón que está latiendo.

Las formas arquitectónicas

tan ancladas y firmes en el espacio y en el tiempo,

reviven y adquieren movimiento en las fotografías

de José Conceptes.

Boek Visual nos ofrece una selección de sus obras.

"Como los dedos al piano de su paisano,

el músico Carles Santos, José Conceptes,

con su ojo y su cámara, nos descubre

por qué a la ciudad de ambos la llaman "Vinaròs, troçet de cel".

Un trozo de cielo bajo la cálida luz que baña el Mediterráneo.

El autor, tras varios años de experimentación,

se despoja en esta serie de fotografías

de todos los cánones para crear nuevas arquitecturas,

incorporando dosis de ambigüedad mediante unas líneas limpias,

a modos de alambre o líneas sutiles,

que forman la realidad de estos cuerpos inertes

que nos hablan de los aéreo, lo estable y lo físico.

Es como un laberinto por donde discurre

un intrincado mundo de líneas, cubos y círculos no figurativos

que conforman espacios enigmáticos donde no se sabe bien

dónde está el principio y el fin.

José Conceptes se interesa por lo que se ve.

Pero también por lo que no se ve o por aquello

que el ojo no le presta la atención debida.

Otorga importancia a lo que muchas veces

pasa desapercibido.

Nuevas formas en aspectos banales.

Un juego con los volúmenes, las sombras y texturas entendidas

como huellas del paisaje o de las creaciones del hombre.

Sus instantáneas están alejadas de las representaciones concretas,

lo cual le permite crear y plasmar a través del objetivo

su propia arquitectura.

Independientemente del espacio real captado.

La serie de las líneas, espacios formados por cuadraturas,

la lineatura abigarrada de una estética no figurativa,

en la cual no aparecen elementos ajenos ni naturales.

Con todo ello, se afana en buscar misterios insondables

en una arquitectura espacial y sobre todo sensorial.

Formas arquitectónicas firmes en el espacio

donde el tiempo se detiene para mostrarnos

unas estructuras atemporales.

Pero llenas de una vida actual, y en muchos casos, de movimiento.

Porque la fotografía es eso, la captación del tiempo

en movimiento y su detención en un momento determinado

para su eternidad.

José juega con el espacio y la arquitectura

hasta conseguir estructuras silenciosas

e intemporales,

reducidas a su estructura más básica y elemental,

susceptibles de crear nuevos significados,

metafóricos y artísticos."

Recomendamos hoy la lectura de este libro,

"A propósito de nada", las memorias de Woody Allen,

recientemente publicadas por Alianza Editorial.

Recordemos que no han sido publicadas

en otros países

a causa de acusaciones vertidas contra él

por las que ya había sido exculpado en un juicio.

Su lectura se ofrece en este sentido

también como la posibilidad de informarse de su punto de vista

sobre todo ese tenebroso asunto.

Pero no es lo principal, desde luego.

Quienes se cuenten entre los admiradores

de este cineasta genial,

disfrutarán sobre todo de lo mismo que han disfrutado siempre con él.

Disfrutarán de su talento para contar historias

haciéndonos reír y pensar.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre Technovation Challenge. El resto en la red.

(HABLA EN INGLÉS)

Technovation Challenge es un reto de emprendeduría digital

que se dirige a niñas de entre 10 y 18 años.

El reto es sencillo.

Diseña una aplicación móvil para resolver un problema del mundo.

Los equipos que participan en el Technovation Challenge,

participan porque quieren.

Es decir, las niñas oyen hablar del proyecto,

tal vez es una madre, una profesora, una tía,

alguien de su entorno que les dice:

"¿Por qué no te animas y buscas unas amigas

y os apuntáis a este reto?".

Son voluntarias, lo hacen porque quieren.

Hay cosas increíbles para apoyar a las niñas, a los niños,

para combatir el fracaso educativo,

para combatir la pobreza energética, la pobreza, simplemente,

para equilibrar el medioambiente; son unas ideas maravillosas.

Como mentora, lo que he intentado es, en primer lugar,

agilizar todos los trámites

en la plataforma de Technovation Challenge

para que todos los usuarios puedan darse de alta.

Acabamos la semana de la aventura.

Volvemos el lunes con un nuevo "Taller de salud"

en compañía del doctor Romero,

con quien trataremos de hacer un poco de prospectiva

para este verano; será como siempre ocurre con él,

muy útil todo lo que nos cuente.

La semana que viene también recibiremos

al físico y divulgador José Miguel Viñas.

Esta vez nos quiere explicar qué es la fenología,

rama de la ciencia que estudia la relación que hay

entre los factores climáticos y los ciclos

y los comportamientos de plantas y animales.

Nos vemos el lunes. Feliz día.

Disfruten de la semana. Hasta el lunes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 11/06/20 - Lengua de signos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 11/06/20 - Lengua de signos

11 jun 2020

Emitiremos los reportajes "Museo de pasiones" y "Boek visual: Jose Conceptes". Además, entrevistamos a Reyes Mate, Profesor de Investigación del CSIC "Ad Honorem" y al profesor de matemáticas y divulgador Jose Ángel Murcia.

ver más sobre "La aventura del saber - 11/06/20 - Lengua de signos" ver menos sobre "La aventura del saber - 11/06/20 - Lengua de signos"
Programas completos (1885)
Clips

Los últimos 6.775 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios