www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5766513
Para todos los públicos La aventura del saber - 19/01/21 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, buenos días.

Cuando la primera ola del coronavirus se acabó

y pudimos salir a dar una vuelta,

comprobamos cómo había reverdecido el campo

con más flores de más colores que nunca,

cómo había bajado la contaminación en las ciudades

y muchos pensamos en la gran oportunidad

que se ofrecía para, aprovechando ese parón, cambiar a mejor:

más coches eléctricos, más paneles solares,

más aerogeneradores, más teletrabajo, mejores sanidad

y educación pública...

En fin, un marco

de relaciones sociales mejor,

más prudente e igualitario,

más humano e inteligente.

Eso es justo lo que propone detalladamente

Nicolás Sartorius en su nuevo libro del que hablamos

punto por punto dentro de dos minutos.

¿Qué tal están? Buenos días.

Justo hoy, hace 250 años, nació en Bonn el compositor,

director de orquesta, pianista Ludwig van Beethoven.

En este 250 cumpleaños queremos profundizar

en el que, sin duda, es uno de los autores fundamentales

de la historia de la música

y lo vamos a hacer con la musicóloga Eva Sandoval.

Nueva entrega de la serie "Universo Sostenible"

que hoy protagoniza el plástico.

¿Cómo mejorar nuestra relación con él?

¿Cómo hacerla sostenible?

La Universidad Española estudia a fondo este tema.

La Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias

cumple 30 años.

La exposición centrada en el arte basado en datos,

se puede visitar en la Sala de Arte Joven de Madrid.

(Música)

Comenzamos hoy el programa en compañía de Nicolás Sartorius

para hablar con él de su último ensayo,

que puede leerse como un desarrollo del anterior,

"La manipulación del lenguaje",

pero a partir de las evidencias que ha puesto de manifiesto

la pandemia y que dejan como muy poco normal,

como una normalidad poco justificable,

la normalidad anterior a la pandemia.

Es este el libro, ya lo hemos recomendado aquí.

Bienvenido, muchísimas gracias por aceptar nuestra invitación.

En estas condiciones de separación social

de la que habla también en el libro.

Por supuesto, por supuesto.

¿Por qué la normalidad de antes del coronavirus le parece anormal?

Bueno, yo, mi opinión y lo que expongo en el libro,

es que lo que llamábamos normalidad anterior

no era normalidad.

Es decir, el mundo vive en una enorme anormalidad.

Desde el punto de vista de la igualdad,

desde el punto de vista de cierto deterioro

de las democracias,

la destrucción del medio ambiente, la desigualdad de la mujer,

las guerras, el armamento...

Es decir, hay todo un conjunto de cosas,

que llamar a la situación anterior "normal",

bueno, a mí me parecía bastante bastante inexacto.

Es decir, era una situación anormal de la que partíamos

y ahora se ha puesto de moda decir: "Vamos a la nueva normalidad",

a lo que se nos dice es volver a la de antes,

pero a lo mejor todavía con la pandemia

o con riesgos.

Por lo tanto, yo creo que a lo que hay que ir es

a una normalidad nueva, que es lo contrario.

Por tanto, por eso irónicamente llamo al libro

"La nueva anormalidad", no "La nueva normalidad".

Hay quienes dicen que la normalidad de antes

era la normalidad de siempre, es decir,

la naturaleza de las cosas es la que te conduce ahí.

Pero claro, como bien dice, como acaba de decir,

la situación ahora, por ejemplo, con el cambio climático,

hace inexcusable cambiar, ¿no?

Es evidente, es evidente.

Es decir, es una visión totalmente conservadora

y totalmente, digamos, reaccionaria,

el pensar que la situación en la que vive el mundo,

que vive Europa, que vive España,

es lo que hay y que no se puede cambiar nada.

Por supuesto que hay que cambiarlo.

Es decir, no tiene sentido la inmensa desigualdad

verdaderamente escandalosa que existe hoy en el mundo.

Yo digo en el libro que ocho grandes fortunas mundiales

tienen más riqueza que 3500 millones de seres humanos.

Esto es bestial.

Que haya mil millones de niños que pasan hambre, que vivan...

Es decir, el mundo., si uno echa una vista sobre lo que es,

pues África, Asia, América Latina y zonas de Estados Unidos

y de Europa, etcétera,

hay una pobreza y una desigualdad creciente.

En España, por ejemplo, el 1% de la riqueza, digamos,

tiene el 25% de toda la riqueza.

España es uno de los países más desiguales de Europa.

Entonces, ¿cómo se puede llamar a eso normales?

Es una situación indecente.

Es decir, la desigualdad que existe es indecente

y es el origen de muchísimos de los males

y de los problemas que tenemos, esa enorme desigualdad que existe,

que ha sido muy creciente a partir de los años 70,

porque después de la Segunda Guerra Mundial

hubo un pase por la igualdad,

por el desarrollo del estado de bienestar,

sobre todo, en Europa,

pero a partir de los años 70 de la gran revolución neoliberal,

etcétera, la desigualdad ha crecido de una manera tremenda.

Y recorre todo el libro

el problema ese tremendo de la desigualdad.

¿Y qué hacemos, por ejemplo,

con aquellas corporaciones que son demasiado grandes para caer?

Como comenta en el libro.

¿Qué podemos hacer, por ejemplo, con los bancos

para que dejen de tener en sus manos a los Estados?

Bancos como otras corporaciones.

Yo en el primer capítulo que habla de la propiedad,

en principio fue la propiedad,

pues ahí planteo tres circunstancias

en donde las inmensas corporaciones

tenían que estar mucho más controladas,

incluso con participación pública.

No es que yo planteara que hay que nacionalizarlo todo,

pero es evidente que hay situaciones de monopolio,

situaciones demasiado grandes para caer.

"Too big to fail", que se dice,

o situaciones donde producen los bienes estratégicos

fundamentales para la vida de la gente.

Es evidente que en esas situaciones,

esas empresas tendrían que estar mucho más reguladas, controladas.

E incluso hay experiencias en Europa con una participación

de la administración o de administraciones,

ya sean territoriales o ya sea participación del Estado

o incluso participación de los propios trabajadores.

Por ejemplo, la Volkswagen es un ejemplo de esto,

es decir, hay una participación del Länder, donde está,

de la comunidad autónoma, digamos,

y hay una participación importante de los trabajadores,

y es una enorme multinacional que funciona muy bien.

Y hay muchos bancos públicos hoy en Europa, que se dice muy poco,

muchos bancos públicos.

Entonces, yo creo que sería bueno que hubiera una banca pública.

¿Por qué no? Es decir, yo no creo que eso sea

ningún elemento que haga que funcione mal, no.

Es decir, por lo tanto, me parece que esas grandes corporaciones

que tienen tanto poder que incluso influyen demasiado luego

en la política e influyen demasiado en los gobiernos,

tienen que estar mucho más reguladas

e incluso con una participación mixta público-privada.

Creo que sería muy conveniente.

Y ahora, con el nuevo plan de resiliencia,

reconstrucción y todo eso,

a lo mejor es un buen momento para tener en cuenta ese tipo, ¿no?

Bueno, yo creo que si, por ejemplo...

Uno de los capítulos que yo titulo con cierta retranca o ironía,

"Viva el Estado", es porque claro,

ha habido toda una política de denostar al Estado,

"el Estado es ineficiente", "el Estado es corrupto",

"el Estado...", "lo mejor es lo privado"...

Bueno, todo eso.

Y luego resulta que cuando ha llegado la pandemia,

todo el mundo acude al Estado para que le proteja,

para que le baje impuestos,

para que le dé dinero, para que... para todo, todo.

Públicos, privados...

Todos los sectores en este país en este momento

están pidiéndole al Estado que les ayude, que les proteja.

Pero luego al mismo tiempo, dicen que hay que bajar impuestos.

Entonces, yo me pregunto cómo es posible

que el Estado pueda hacer frente a todo eso

si luego lo que decís es que hay que bajar impuestos,

¿de dónde sale el dinero?

Entonces, es una contradicción y un cierto cinismo.

Por ello yo digo que los liberales o los ultraliberales

son muy liberales cuando hay beneficios

y se convierten en socialistas cuando hay pérdidas.

Es decir, que es privatizar los beneficios

y socializar las pérdidas.

Eso es de un cinismo enorme.

Y yo creo que eso no puede ser. El Estado tiene que tener...

España es uno de los países de Europa

que tiene presión fiscal más baja.

Vamos, con respecto a los países avanzados de Europa,

está en un 35, 35 y medio.

Francia en un 45, o en Suecia y todos estos.

Es decir, diez puntos de presión fiscal

son algo así como 100.000 millones de euros.

Imagínese el Estado español lo que podría hacer

con 100.000 millones.

No necesitaba ni el apoyo de Europa prácticamente.

Ese es el grave problema que tenemos,

uno de los graves problemas.

Se hace una comparativa como era, por ejemplo,

la presión fiscal durante el Franquismo

Bueno, en el Franquismo no había presión fiscal,

era una dictadura y nunca llegó,

nunca pasó del 15% del Producto Interior Bruto.

O sea, no existía el estado de bienestar.

O sea, el estado de bienestar, que es fundamental

para que la gente pueda vivir decentemente,

o sea, la educación, la sanidad, las pensiones,

los servicios sociales... todo eso sale de los impuestos.

Entonces, si los impuestos son insuficientes,

es imposible tener un estado de bienestar eficaz.

Cuando hemos visto las deficiencias que ha habido,

cuando la pandemia, que no había material,

que no había suficientes médicos, que estaban mal pagados,

que se tenían que ir fuera de España,

esta angustia que hemos vivido en los meses de marzo, abril,

todos esos meses,

todo eso es porque hubo una rebaja importantísima

de gasto social en la anterior crisis de 2008

de 70.000 millones de euros.

Que son algo así como siete puntos, ocho puntos

del Producto Interno Bruto.

Entonces, claro, estábamos bastante débiles en ese sentido.

O sea, teníamos unos profesionales magníficos

a los que hemos aplaudido mucho todas las tardes durante meses,

pero el material que teníamos no era bueno,

ni los medios eran buenos.

Y nos faltaban médicos, enfermeras, ATS,

todo lo que es el personal,

que los teníamos bastante mal tratados,

entonces, menos aplausos.

Y, en cambio, darles lo que se necesita

para poder hacer un servicio eficaz.

Y hay países de Europa que tienen mucho más dinero

dedicado a esos menesteres. Es el problema que tenemos.

Tenemos una economía sumergida, el doble que la media europea,

que es un desastre.

Tenemos casi entre un 20 o 25% de economía prácticamente ilegal,

que no paga impuestos, que está fuera del circuito normal.

Y eso no pertenece tampoco a la naturaleza de las cosas.

Si se quiere, se puede...

Hay otros países que tienen una presión fiscal mayor,

no tienen tanta economía sumergida, que tienen más industria...

España ha perdido 700.000 puestos de trabajo

en la industria en estos años.

O sea, una enormidad.

Tenemos un 14 por ciento de pegada industrial,

14, 14 y medio. Suecia tiene 31.

Francia tiene 30. Italia, 24.

Y, claro, la industria es la que sostiene mucho mejor

cuando viene una situación de crisis.

Nosotros tenemos los contratos estos ligeros,

por no llamarlos basura, temporales... en fin,

que varían en días, semanas, etcétera,

somos el país prácticamente de los países avanzados de Europa,

el más alto.

Entonces, cuando tú tienes presión fiscal, la más baja;

el paro, el más alto;

tenemos el paro más alto;

cuando tienes los contratos de estos que se los lleva el viento,

lo que llamo yo "el contrato clínex",

bueno, pues eso, el más alto de Europa;

y la economía sumergida también.

Eso es lo que tenemos que corregir.

Esos son los temas importantes que tiene este país,

de lo que se debate muchas veces que no tienen el más mínimo interés.

Estos son los problemas serios si queremos tener un país avanzado.

Otra de las cosas que señala en el libro

que se ha puesto de manifiesto también con la pandemia

fue la contradicción entre no querer que entre gente a España

y la necesidad que teníamos para que se recogieran

los productos del campo y alimentarnos con ellos.

Claro.

Y los que estábamos aquí,

no queríamos en esas condiciones recogerlos.

Esos son los que yo llamo "los invisibles imprescindibles".

(RÍE)

Cuanto más imprescindible eres, más invisible eres.

Entonces, resulta que había una gente que nadie veía

porque eran transparentes, que eran todos estos emigrantes,

y resulta que, claro, llegó un momento

con el tema de la pandemia y los problemas que había planteado

que muchos empresarios o la administración se dieron cuenta

de que si no había nadie

que recogiera los productos de las cosechas,

pues no llegarían a los grandes almacenes

ni llegarían a las tiendas y no llegarían a la nevera de casa.

Entonces, eso sí que es imprescindible,

porque es que son las cosas de comer.

Es decir, que tocaba las cosas de comer.

Y, bueno, resulta que intentaron coger personas de aquí

y no es que las personas de aquí no sean capaces de trabajar

en esas cuestiones,

los españoles han ido a la emigración muchísimas veces

a trabajar al campo y a la industria,

han trabajado duramente.

El problema es que no están dispuestos a someterse

a las condiciones infrahumanas

en las que muchos de estos emigrantes trabajan.

Yo doy datos de un informe de Cáritas

donde es brutal la situación en que viven

y son personas absolutamente imprescindibles.

Otra de las cuestiones que también se ha puesto de manifiesto

es, bueno, con el manifiesto...

que explica en el libro, son respecto a las pensiones.

Hay un capítulo muy divertido que dice:

"Insostenible lo será usted".

¿Por qué se dice continuamente que las pensiones son insostenibles?

Bueno, es una frase probablemente para luego decir

que como no son sostenibles las pensiones públicas,

que la gente que quiera tener una pensión un poco mejor

que la haga privada, ¿no?

Y, claro, las pensiones a través de los bancos

o de los seguros, etcétera.

Yo lo que digo es por qué es insostenible

el que más o menos la población...

la población de pensionistas que hay en España,

pues no sé, debe ser como el 20% de la población,

en fin, una proporción muy superior a lo que se dedica en pensiones,

en riqueza, en Producto Interior Bruto,

pero muchísimo más.

Es decir, las pensiones más o menos se llevan,

no sé si me equivoco en el dato, pero en torno al 9-10%

y los pensionistas son muchos más.

Por lo tanto, no veo por qué es insostenible.

Por eso digo que si a un pensionista se le dice:

"Oiga, es que su pensión es insostenible",

"Insostenible lo será usted", ¿no?

A lo mejor no paga impuestos suficientes

o que no se cotiza suficiente o lo que sea.

Claro, si usted tiene el 20-25% de la población trabajadora,

que está en la economía sumergida,

pues estos, claro, ni cotizaciones ni nada,

viven en la ilegalidad completa y la desprotección total.

Por lo tanto, las pensiones son perfectamente sostenibles,

perfectamente sostenibles.

Y yo creo que no hay ningún problema de sostenibilidad de las pensiones.

Y lo que es insostenible es la desigualdad brutal que existe.

Eso sí que es insostenible, como es insostenible

cómo estamos destruyendo el medio ambiente.

Esas son las cosas que yo digo que son insostenibles,

no las pensiones que se sostienen perfectamente.

Y, además, yo doy datos concretos de lo que cobra un pensionista

una viuda, etcétera, y es que es de risa decir

que es insostenible el que te paguen 450 o 500 euros,

alrededor 500 euros una pensión de viudedad,

pero ¿cómo que es insostenible?

Otra de las cosas que se ha visto precisamente con la pandemia

es que al no poder estar los abuelos con los nietos

por el tema de que se podía pegar la enfermedad,

se ha hecho notar de nuevo la importancia que hay en ellos.

Este país ha vivido de los abuelos en la época de la crisis de 2008

y fue esencial el que existieran esas pensiones,

el que existiera eso para sostener a familias que estaban en paro.

Es decir, las pensiones son fundamentales

para la sostenibilidad del sistema social que tenemos.

Y, bueno, decir que una pensión, digamos la media de las pensiones,

que debe estar en torno en las pensiones de jubilación,

en torno a los 1000 euros, decir que eso es insostenible,

cuando hemos estado toda la vida trabajando

para ser al final un mileurista,

pues que te digan que eso es insostenible es casi un insulto.

Es decir, es verdaderamente...

Si nadie paga, todo es insostenible, claro.

Porque en otro de los capítulos llama precisamente...

Lo que es insostenible es la evasión fiscal;

lo que es insostenible son los paraísos fiscales,

esos que yo llamo "los infiernos", nuestros infiernos son sus paraísos.

Es decir que eso es porque si no hubiera paraísos fiscales,

todo sería sostenible sin ningún problema.

Y si la gente pagara todos los impuestos que debe pagar

y no hubiera la evasión y elusión fiscal que hay...

Tendríamos que pagar menos.

Y tendríamos que pagar bastante menos.

Por lo tanto, todo es una forma de intentar engañar a la gente,

para la gente que tiene un nivel modesto de vida,

que vive de su trabajo, etcétera,

el que haya educación gratuita, sanidad gratuita,

el que haya pensión, es vital.

Claro, el que gana mucho dinero le sobra todo eso

porque tiene todo privado, pero el que no lo tiene, es clave.

La gente tiene que entender que el tema de los impuestos

es un tema fundamental, es la base del Estado social,

no del Estado liberal del siglo XIX,

donde solo había ejército, policía, jueces, pero no.

El Estado social que se construye

a partir de la Segunda Guerra Mundial,

que es, yo lo llamo un salto cualitativo

en la naturaleza del Estado,

es que no solo tiene policía, ejército y tal,

sino que, además, tiene educación, sanidad, pensiones, etcétera.

Es el Estado en el que estamos, de la Constitución del 78.

Y lo llama así, "Estado social y democrático de derecho",

Entonces, lo llama Estado social, no lo llama Estado liberal,

y eso es lo que tenemos que defender.

Hay otra cuestión, me dicen que tenemos que terminar,

pero hay una cuestión

y no deberíamos saltar por encima de ella,

de la que habla en el libro,

por qué se habla ahora de partidos constitucionalistas

y partidos no constitucionalistas.

¿Esto es un peligro?

Eso es un peligro enorme que hay que denunciar.

Es peligrosísimo que haya partidos

que se quieran apropiar de la Constitución,

porque las constituciones no tienen partidarios,

tienen...

los que respetan la Constitución, hay que respetarla.

Respetadores, pero no partidarios.

En el momento en que la cuestión la haces de partido,

esa Constitución está dañada.

Yo pongo el ejemplo de la época de la Restauración,

que decían que había partidos dinásticos

y partidos no dinásticos.

Los dinásticos serían liberal, conservador, la derecha.

Claro, el momento en que los partidos no dinásticos

fueron más que los dinásticos, se acabó la monarquía

y la Constitución.

Por lo tanto, es un error muy grave que partidos como Ciudadanos,

como el Partido Popular, como otros,

intenten decir; "No, es que somos los constitucionalistas".

No, la Constitución es de todos porque la hicimos todos

y ampara a todos, incluso a los que quieren cambiarla.

Incluso a ellos porque, repito,

las constituciones no tienen partidarios,

no son de partido, son de todos los ciudadanos.

Y, por lo tanto, si tú conviertes a la Constitución en de partido,

"Esta cuestión es de este partido, del otro y del otro",

ese día la Constitución está muerta.

Bueno, lo vamos a dejar aquí.

A lo mejor podríamos volver otro día

porque quedan muchas cosas en el tintero.

A ver si dentro de 15 días, por ejemplo.

Encantadísimo. Estamos a finales de año...

Sobre todo, encantado de que alguien se lea el libro a fondo.

La verdad es que es una delicia porque está lleno de...

En fin, es un discurso muy serio, pero escrito con sentido del humor.

Bueno, ya lo único que nos queda por perder.

(RÍE) Un placer, como siempre. Un gran placer. Muchas gracias.

Seguimos, la Universidad Católica de Murcia

nos muestra hoy cómo navegar de forma segura por Internet

en "La Universidad responde".

(Música)

Internet nos ofrece infinidad de ventajas.

Hacer compras, consultar el periódico

o conocer el estado de nuestras cuentas bancarias.

Sin embargo, tenemos que ser conscientes

de que Internet tiene una parte oscura y peligrosa.

Es por ello que es recomendable tener en cuenta

algunas recomendaciones básicas.

En primer lugar, hay que evitar el acceso a enlaces sospechosos.

Siempre deberemos acceder a dominios y páginas web conocidas.

Deberemos actualizar el sistema operativo

y las aplicaciones.

Siempre deberemos mantener actualizado

tanto el sistema operativo como todo aquel software instalado.

También deberemos descargar aplicaciones

desde sitios web oficiales.

Es recomendable que, al momento de descargar las aplicaciones,

lo hagamos desde las páginas web oficiales de las mismas.

También deberemos utilizar tecnologías de seguridad

como antivirus, firewall o antispam

que protejan a nuestro equipo de posibles amenazas en Internet.

Asimismo, cuando el usuario se enfrenta

a un formulario web el cual solicite información sensible,

como, por ejemplo, un usuario y una contraseña,

es recomendable hacer dos cosas.

En primer lugar, verificar el dominio

y, en segundo lugar,

comprobar la utilización del protocolo https.

Y, en último lugar, deberemos utilizar

contraseñas fuertes que contengan tanto caracteres alfanuméricos

como símbolos, así como combinar el uso de mayúsculas y minúsculas.

También se recomienda que la longitud sea

de, al menos, 8 caracteres.

(Música)

Taller de música en el que hoy estamos de cumpleaños.

250 cumpleaños ni más ni menos.

Y es que el 16 de diciembre de 1770

nació en Bonn uno de los grandes compositores

de la historia de la música, Ludwig van Beethoven.

Para conocer más sobre su vida y su obra,

hemos invitado a Eva Sandoval,

que es psicóloga y compañera de Radio Clásica.

¿Qué tal, Eva? Buenos días. Muy buenos días. ¿Qué tal?

Bueno, Beethoven fue un genio,

un genio de la historia de la música,

que fue reconocido incluso en su tiempo.

¿De dónde radica esa genialidad?

Se pueden hablar de muchísimos aspectos,

tanto en la vida como en la obra de Beethoven

que fueron geniales, que fueron pioneros en su tiempo.

Pero si yo tuviera que destacar solo uno,

creo que sería ese saber conjugar

una sabiduría muy grande de toda la tradición musical,

con su ingenio para innovar en cada género

e incluso en cada movimiento de cada una de sus obras.

Y lo más importante, como decías,

es que esa genialidad fue reconocida en vida,

que ya sabemos por otros autores de la historia de la música,

que no siempre ha sido así.

Y de hecho tenemos un testimonio muy claro

en el funeral del compositor.

Se acercaron al centro de Viena, donde se celebró una gran procesión

y también donde tuvo lugar ese entierro,

se dice, según algunas crónicas, que hasta 30.000 personas.

Eso, para un personaje que ni era noble ni era aristócrata,

para un plebeyo, como se diría en la época,

era algo muy insólito; esa genialidad de su figura,

que supo plasmar muy bien en sus obras musicales,

y en los avances que hizo en prácticamente todos los géneros

que trabajó, pues ya se pudo reconocer en su época.

Por eso la construcción del mito de Beethoven

se dice que tuvo lugar

en esas primeras décadas del siglo XIX.

Lo has apuntado, Eva, un pionero, un adelantado de su tiempo.

Sí, por ejemplo, podemos destacar que fue

uno de los primeros compositores freelance de la historia

que tuvo gran éxito.

Hasta entonces, los compositores trabajaban normalmente

al servicio de un único patrón, un único mecenas.

Y, sin embargo, Beethoven pudo arreglárselas

para llegar a vivir con una posición económica realmente holgada

o necesaria para vivir bien en su época

a través de los encargos y la financiación

que le hacían distintos mecenas,

distintos patronos e incluso muchas de sus obras las escribió

simplemente porque sí, sin necesitar un encargo.

Entonces, en ese aspecto vital, fue un gran pionero.

A partir de ahí, durante todo el siglo XIX

surgieron otras figuras que pudieron desarrollar

una vida laboral así, en ese sentido de freelance que decía.

Y, luego, claro, en el aspecto musical,

fue pionero en muchísimas cosas.

Tenemos ese caso famosísimo de la Novena Sinfonía,

la primera sinfonía de la historia, se incluyen por primera vez

coros y solistas vocales.

La sinfonía era un género eminentemente instrumental.

Bueno, pues ahí llega Beethoven y decide incluir esos coros

y esas voces solistas.

Pero, por ejemplo, hasta la época de Beethoven,

los cuartetos de cuerdas se estructuraban

en cuatro movimientos tradicionalmente,

y, sin embargo, él, en sus últimos cuartetos,

llega a hacer obras en este género de hasta siete movimientos.

O, por ejemplo, las sonatas para piano

en la tradición clásica de Mozart y de Haydn,

pues tenían una duración de 20-30 minutos.

Beethoven propone en una de sus últimas sonatas para piano

llegar hasta la hora de duración.

Entonces, fue pionero en muchas cosas

y eso le hizo también ser considerado un genio en su época

y una especie de cima en la historia del arte occidental

que a los compositores posteriores les costó mucho asumir

y también intentar superar.

Claro.

Y toda esta genialidad,

a pesar de la discapacidad que sufría, la sordera,

¿cómo marcó esto en su música?

Pues mira, él comenzó a percibir

de una manera bastante aguda los primeros síntomas

de su sordera a los 27 años, muy joven.

A los 46, se dice que ya se quedó prácticamente sordo.

Ya tenía que utilizar esas trompetillas,

esos cuadernos de conversaciones para poder establecer relación

con sus amigos y con sus familiares.

Pero, claro, 27 años es muy joven.

Y, eso, según unas crónicas, según otras,

habría comenzado a tener esos síntomas aún antes.

Lo primero que le costó mucho fue asumir esa pérdida de audición,

porque creo que solamente es comparable con la muerte.

La pérdida de audición para alguien

que se dedica profesionalmente a la música,

efectivamente, es una deficiencia enorme.

Él lo asumió.

Primeramente, hizo una carta

que se conoce como "Testamento de Heiligenstadt"

en 1802, con 32 años,

31-32 años, es decir, poco después de haberse comenzado

a presentar esos síntomas de la sordera,

en la que decía que había estado a punto de suicidarse

porque no era capaz de convivir con esa discapacidad.

Sin embargo, dice algo muy bonito.

Dice que el arte es lo que le ha salvado

y cree que debe sufrir ese pequeño calvario en vida

para compartir todo el arte que tiene en su interior

con los demás.

Y, bueno, después de ese "Testamento de Heiligenstadt",

ya se vio como un poco cubierto personalmente

para mostrar que realmente se estaba quedando sordo

y hacerlo público

y asumir con una cierta naturalidad esa discapacidad.

Todos los buenos compositores en realidad oyen en su interior

lo que están componiendo,

sin necesidad de escucharlo de una forma física.

Él desarrolló muchísimo esa capacidad.

Y hay algunas teorías que apuntan a que determinados síntomas

le hacían componer de una manera u otra.

Por ejemplo, dejó de escuchar,

en primer lugar, las frecuencias agudas.

Por eso se dice que, en la etapa intermedia,

cuando todavía escuchaba algo,

componía enfatizando las frecuencias más graves

o del registro medio.

O sea que hay teorías que apuntan a que la manera de escribir música

o la concepción de sus obras pudo influir de manera muy directa

esa sordera.

Pero lo más importante para él fue asumirlo de manera personal

y aprender a convivir con ello.

También le afectó muchísimo en su carácter.

Todo el mundo apunta a ese mal carácter,

a esa misantropía, a ese alejamiento de la sociedad

debido a que estaba sordo.

Pero también lo dice en su "Testamento de Heiligenstadt":

"Espero que el mundo me perdone o perdonen mi mal carácter

cuando yo muera y lean esta carta", ese testamento en el que hablaba

de los insoportables zumbidos que tenía que escuchar día y noche

en sus oídos y de la frustración absoluta

que suponía componer una obra en el piano

y que ni siquiera escuchándolo de cerca

podía llegar a percibir su propia música.

Decías que huía de la sociedad, huía de las grandes urbes

y parecía que encontraba consuelo en la naturaleza.

Y eso también se refleja en sus obras.

Efectivamente, llegó a afirmar que prefería a los árboles

o a los pájaros antes que a los humanos.

Una de sus prácticas compositivas más habituales

era salir a dar una vuelta por los maravillosos bosques

que había a las afueras de Viena, la ciudad en la que principalmente

desarrolló su trayectoria creativa.

Y allí es donde recibía grandes dosis de inspiración.

Incluso de las melodías que escuchaba de los propios pájaros

que podía oír en esos paseos le influían.

Podía tomar hasta citas de esos cantos

y todas esas influencias

se plasmaron en varias de sus obras, que tienen, de hecho,

el subtítulo de "Pastoral".

Hablamos de la sonata "Pastoral" para piano,

pero fundamentalmente de la Sinfonía n. 6,

la sinfonía "Pastoral" en la que quiere reflejar

todos esos sentimientos y todas esas emociones

que a él le suscitaba estar en el campo,

que eran muy profundas debido a eso,

a que su relación con la sociedad era un poco compleja

debido a esa discapacidad y se sentía mucho más arropado

con los ríos, con los pájaros, con los insectos.

Incluso hay escritos de Beethoven que nos lo cuentan

y de ahí su gran amor por la naturaleza y el medio rural.

¿Y qué sabemos de su vida personal?

Has dicho que tenía mal humor, que era excéntrico.

¿No se casó?

Pues aparte de ese mal humor tenía otras excentricidades,

como que, por ejemplo,

le gustaba cambiar de sirvienta cada semana,

hay períodos en los que despedía constantemente a sus criados,

se mudó hasta en 40 ocasiones en la ciudad de Viena.

De hecho, se dice que llegó a estar pagando

hasta cuatro alquileres al mismo tiempo.

Era una persona de costumbres cotidianas, complejas, difíciles.

Nos habla también en las crónicas

de lo desordenado que estaba siempre su estudio,

incluso que había hasta orinales debajo del piano, es decir,

cosas bastante truculentas

que creo que dificultaban la vida en común con una pareja.

Pero también tenemos crónicas que nos informan de que Beethoven

estuvo enamorado prácticamente toda su vida.

Es decir, no sabía vivir sin estar enamorado de una mujer.

Y generalmente hay un patrón

de todos los grandes amores de su vida.

Son chicas relativamente jóvenes,

muchas de ellas habían sido sus alumnas,

que tenían un cierto conocimiento de la música de su época

y también del hecho musical en sí mismo,

y casi todas eran personajes de la nobleza o aristócratas,

que en realidad eran quienes lógicamente

recibían lecciones de piano en la época.

Y tenemos una carta maravillosa que es la carta a la Amada Inmortal.

No sabemos a quién está escrita,

sabemos más o menos la fecha que fue alrededor de 1812,

que está encabezada por las míticas palabras

"Mi ángel, mi todo, mi yo",

que nos indican la profundidad con la que llegó a amar,

concretamente a esa misteriosa Amada Inmortal,

e incluso se llega a especular que tuvo una hija

con una de las posibles candidatas a ser la Amada Inmortal,

Joséphine van Brunsvick,

la hija de una familia noble para la que trabajaba

dando clases a sus hijas

y justamente después del último encuentro entre ellos,

nueve meses después,

esta mujer da a luz a una hija, Minona.

Ella estaba casada,

entonces adoptó el apellido

del marido de Joséphine van Brunsvick,

pero, claro,

esa cercanía en el tiempo hace especular a los investigadores

que Minona pudo ser hija de Beethoven.

Eva, estamos diciendo, Beethoven nació en 1770,

murió en 1827.

Estamos hablando de un momento histórico convulso

en medio de la Revolución Francesa.

¿Cómo lo vivió él? ¿Y cómo le afectó?

Pues tenía sentimientos encontrados

respecto a los valores revolucionarios.

En principio, siempre defendió la igualdad,

la libertad, la fraternidad.

De hecho, en Bonn, que es la ciudad en la que nació

y donde se empezaron a pergeñar todos esos ideales

que luego ya plasmó en sus propias obras,

pues ya tenemos documentos en donde él defiende estos valores.

De hecho, en un principio, estaba muy de acuerdo

con la Revolución Francesa.

Dedicó en un primer momento su Tercera Sinfonía, la Heroica,

a Napoleón,

pero cuando Napoleón en 1804 decide auto proclamarse emperador,

obviamente ya para Beethoven digamos

que esa figura del Libertador de Europa

había perdido todo,

ya no era aquel personaje del pueblo llano

que quería liberar del yugo a todo el pueblo,

sino que había cometido los mismos pecados

que él en un principio criticaba.

Así que tachó inmediatamente el nombre de Napoleón

de la partitura

y dedicó la obra al recuerdo de un gran hombre.

Entonces, a partir de ahí,

Beethoven escribió incluso obras

que festejaban las victorias sobre Napoleón,

como, por ejemplo, la batalla de Wellington

o la batalla de Vitoria.

Incluso también hizo una cantata conmemorando el Congreso de Viena,

que no olvidemos que fue una reunión celebrada en Viena en 1814

con los grandes mandatarios del continente

para restablecer un poco,

aquellas normas o aquel régimen anterior

precisamente a la Revolución Francesa.

O sea, que tenía sentimientos encontrados

respecto a las revoluciones, al contexto de su época,

pero creo que lo más importante es que todo ese contexto de cambio

y ese profundo cataclismo que ocurrió en Europa

entre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX,

él lo plasmó en sus composiciones,

más allá de sus propios ideales políticos y humanistas,

que, por supuesto, los tenía, y mucho.

Tendremos que seguir hablando de Beethoven

porque quedan en el tintero muchas cosas

como su influencia en este siglo XXI,

pero, Eva, tenemos que dejarlo.

Bueno, pues muchísimas gracias

y ha sido un placer estar aquí en "La aventura del saber".

Un gusto recibirte. Gracias.

Nosotros continuamos.

El plástico es un problema

de dimensiones aún no calculadas del todo

en nuestro planeta.

Las universidades españolas están estudiando cómo contribuir

a solucionar este desastre

y nos lo demuestran en esta nueva entrega

de Universo Sostenible.

El reciclaje, tal y como lo define la normativa de residuos,

son todas aquellas operaciones de valorización

mediante las cuales se extraen los materiales

desde los que están formados los residuos

y se transforman en otros materiales o sustancias.

El reciclaje es un proceso

por el cual tratamos de que materiales

que han sido desechados después de su consumo

puedan volver a ser útiles

y puedan convertirse nuevamente en materias primas.

Materias como el vidrio, el papel o el aluminio,

que pueden ser nuevamente utilizados

para fabricar nuevos productos.

Hay una pirámide de gestión

que comienza

en lo que es la reducción de los residuos en origen,

en el punto de vista industrial o doméstico.

Una reutilización, que sería el segundo paso.

Volver a darle una segunda vida a los mismos productos.

Y el tercer paso sería el reciclaje de estos productos

para obtener materiales que luego podamos incorporar

nuevamente al sistema productivo.

"Reducir, reutilizar y reciclar

son las tres patas de la economía circular.

Sólo cuando se agotan estas opciones

deberían llegar nuestros residuos al vertedero.

Al reciclar se utilizan menos materias nuevas

que no hay que extraer de la naturaleza

y se generan menos emisiones de CO2."

Solo en los últimos 200 años, el auge de la industrialización

hizo que pudiéramos disponer de productos baratos

y que se utilizaran una vez y se pudieran tirar a un contenedor

o simplemente un vertedero.

Naturalmente, no es un modelo sostenible por dos motivos.

En primer lugar, porque los recursos para para fabricar esos elementos

no son infinitos.

Y por otra parte,

porque, al final, las cosas que se tiran

acaban en los mares,

acaban en los montes y perjudican al medioambiente,

en especial a la propia cadena alimentaria

de la que nosotros también vivimos.

Si nosotros queremos mantener nuestro ritmo de consumo

y, sobre todo, asegurar que las generaciones futuras

también pueden mantenerlo,

es imperativo pasar de una economía lineal

de usar y tirar

a una economía circular

en el cual las materias primas

se mantienen el máximo tiempo posible

dentro del sistema económico.

-En este modelo de economía circular,

una de las etapas primordiales sería la del diseño de producto.

Se deben diseñar productos

que introduzcan

dentro de los materiales,

materiales reciclados

que sean fácilmente actualizables, por ejemplo,

para que tenga mayor tiempo de vida el producto

o que sean desensamblajes al final de su vida útil,

para que sus materiales sean más fácilmente reciclables.

"Los ciudadanos y las administraciones

también tenemos que aportar nuestro grano de arena

reciclando más y mejor.

Afortunadamente,

los investigadores están buscando la forma

de hacer el proceso más eficaz y sencillo."

Hemos hecho un estudio metodológico

y se ha aplicado a los 8.000 municipios de España

y lo que se ha contribuido realmente

ha sido a aumentar las tasas de reciclaje,

simplemente reubicando correctamente los contenedores

y optimizando las rutas de recogida para las empresas concesionarias.

Colocar los contenedores a no más de 150 metros,

por ejemplo, de los portales, para que las personas puedan ir a,

digamos, a depositar sus residuos.

Solamente hay que comprobar lo que se recuperaba

o se reciclaba en el 2004 aproximadamente,

que estábamos en un 30 por ciento

de los residuos que se podían recuperar

hasta el año 2018,

donde ya estábamos cerca del 80 por ciento.

Es decir,

hemos contribuido de alguna forma, de alguna manera, digamos,

a ese éxito de recuperación de materiales en las calles

a través de simplemente de unas metodologías

a través de sistemas de información geográfica para esto.

-Nosotros trabajamos en un proyecto

que se llama "Punto focal de residuos".

Este proyecto se basa en recoger toda la información

relativa a residuos que se genera a nivel regional y gestionarla.

Se han escogido de momento dos flujos de residuos

de los denominados corrientes prioritarias por la Unión Europea,

como son los residuos de construcción y demolición

y los residuos de alimentos.

Como queremos establecer una gestión,

cuantificamos los residuos que se generan a nivel municipal.

En el caso de los residuos alimentarios,

lo que hemos hecho es obtener un algoritmo de cálculo

que nos permite cuantificar la generación

en función del tipo de municipio.

Si es un municipio urbano, Si es un municipio semiurbano,

rural, rural disperso...

Basándonos en las características socioeconómicas

podemos predecir la cantidad de residuos alimentarios

que generamos.

Las administraciones pueden utilizar esos datos para establecer

cuáles son los sistemas de gestión que se deberían priorizar.

-Nuestra investigación en el campo del reciclaje

pasa por el desarrollo de unos contenedores inteligentes.

El proyecto se llama "Sterling" y consiste en los contenedores

que detectan la presencia del usuario

y se comunican con su teléfono móvil.

El usuario instala una pequeña aplicación

en el teléfono móvil

y cuando utiliza el contenedor,

el contenedor le da un punto

y ese punto luego se puede cambiar por productos y servicios,

que pueden ser entradas de cine o cheques regalo...

La idea es incentivar al usuario.

El contenedor lleva dentro un pequeño dispositivo electrónico

que además de detectar que se ha utilizado el contenedor

y premiar al usuario,

es capaz de medir el nivel de llenado del contenedor,

la temperatura y la humedad,

y enviar toda esa información a Internet

para facilitar que el contenerse vacíe cuando sea necesario

y que no quede muchas veces, como vemos en la calle,

contenedores que están a rebosar y que nadie se ha dado cuenta,

y por lo tanto dan mala imagen

y va en contra del espíritu del reciclaje.

"Las empresas también tienen que jugar su papel

desde las universidades se trabaja en proporcionar

el asesoramiento adecuado

para que puedan contribuir a un consumo sostenible."

De una forma divulgativa

todos los años tratamos de hacer unas jornadas

que llamamos de economía circular,

en las que de una forma muy práctica en talleres,

hacemos que toda la comunidad universitaria.

en la que participan tanto estudiantes como empleados,

sean conscientes de cuáles son todas esas fases

por las que tiene que pasar el reciclaje

y vivan en primera persona

cuál es la importancia de gestionar bien esos residuos

Cada uno en su momento.

Otra de las líneas que tenemos es que tratamos de analizar

cómo las empresas, o por qué las empresas

deben estar involucradas en una buena forma

de diseño de productos

y orientadas a una reciclabilidad de sus productos.

Esto no solamente tiene ahorros

en costes para la propia empresa,

sino que además tiene beneficios sociales

y medioambientales

para el conjunto de la sociedad.

-Básicamente nos dedicamos a asesorar a empresas

en cómo realmente mejorar sus sistemas productivos

a nivel ambiental

y siempre intentando relacionarlo con una mejora económica,

ya que la combinación de mejora ambiental

y mejora económica es clave

para que realmente las empresas se involucren

y vean ese beneficio para ellas.

Principalmente nosotros nos dedicamos

a la valorización de residuos orgánicos

con el objetivo de recuperar productos de alto valor añadido,

como pueden ser plásticos a partir de residuos

o nutrientes a partir de purines y estiércoles,

que eso es un reto enorme

pensando en el marco de ciertas regiones

con excedente de ganadería,

donde tienen un problema muy grave

sobre cómo gestionar los excedentes de los purines o estiércoles.

"Para el 2035,

la Unión Europea marca el objetivo de reducir

del 60 al 10 por ciento la cantidad de residuos

que acaban en el vertedero en nuestro país.

Entre todos podemos aprender a gestionar mejor los residuos

y cambiar un modelo de vida que ya no puede continuar así."

No debemos considerar los desechos como un residuo,

sino como un producto de alto valor añadido.

No tiene ningún sentido

no recuperar o no reutilizar productos

de alto valor añadido.

Somos 7.500 millones de habitantes en el planeta,

para el año 2050 llegaremos posiblemente a los 10.000 millones

y al ritmo actual de crecimiento y de consumo

sería insostenible mantener el planeta

con los recursos naturales que tenemos.

Es clave que todos estos desarrollos lleguen al mercado.

Entonces,

que la gente realmente pueda percibir un beneficio

del dinero que se está invirtiendo en esas investigaciones.

(Música)

La Sala de Arte Joven de Madrid presenta la trigésima edición

de la Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias.

Los artistas seleccionados tienen un denominador común,

el arte basado en datos.

La muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias

es, como indica su acrónimo,

un buen mapa del arte de la creación joven

allí en Asturias.

Es además una muestra que cumple ahora 30 años,

es decir, tiene la misma antigüedad

de los circuitos de artes plásticas de la Comunidad de Madrid

y, por tanto, son las dos convocatorias, creo,

de arte joven más veteranas de nuestro país.

En la muestra se suele ver muy bien

cuál es el momento actual de la creación joven.

Estamos muy relacionados con un denominador común,

que es el arte basado en datos, los procesos comunicativos,

la cuestionamiento del mundo de control

y supervisión y ruptura y fallo del sistema

a través de las grandes multinacionales

que nos tienen en constante vigilancia.

Y creo que eso es lo que une a estos siete artistas

que en principio son tan diferentes.

Cada año se muestra esa selección de siete jóvenes,

y esa dispersión a veces hay que intentar concentrarla

y así hacemos que la exposición tenga algo de unidad.

La ganadora es Elisa Cuesta.

Elisa Cuesta, que además trabaja específicamente

sobre la huella digital,

y muestra a través de las obras de la mapa

y de LABjoven_Los Bragales,

ese proceso que va desde ese ídolo carnívoro que nos come,

que es el smartphone, el teléfono inteligente,

a todo el rastreo que se ha hecho de ella

a través de Google Maps y de Facebook.

Ella lo desmenuza y deshila en obras textiles

en un montón de formatos diferentes.

Juan Falcón

habla de esa interrupción de los procesos comunicativos,

habla de la obsolescencia ya de lo analógico

frente a lo digital,

de ese arte convertido ya en escombro

en medio de desecho.

Noemí Iglesias titula su obra, que es del año 19,

"Curiosa cuarentena",

y habla de las relaciones virtuales,

de las falsas relaciones, del postureo

a través de una secuencia de vídeos

sobre Tinder y que luego, además,

tendría una plasmación en una pieza de cerámica,

que es lo que sobre todo trabaja,

pero que no pudo traer porque está en Taiwán.

Esa clase de conexión entre lo que estos artistas hacen

y el momento actual es muy poderoso.

Mon Cabrales es un espléndido dibujante.

En un dibujo es capaz de mostrar toda una secuencia de imágenes,

un proceso de captación de un momento

en un solo vistazo,

desplazando un poco los diferentes planos de lo que dibuja,

con un trabajo también muy laborioso.

Nacho Izquierdo,

que es el más joven de la exposición,

trabaja un poco también con los medios digitales,

pero los combina con los medios analógicos

en esa visión un poco doble de lo que estamos viviendo

y que además muestra que los jóvenes

todavía están en ese momento de impás

entre lo definitivamente contemporáneo

y el arte del pasado.

-La obra forma parte de un proyecto que se llama "Splash".

Splash, traducido del inglés, es salpicadura.

Lo que intento captar en estas pinturas

es el momento en el que la propia pintura

está en el aire.

Sobre todo, intento jugar con las luces,

las sombras que proyecta,

centrarme en el volumen.

Básicamente, es pintar pintura.

Es algo que suena absurdo,

pero es por enfatizar la importancia de la pintura,

sobre todo, en estos tiempos en los que no podemos ir

a los museos a verla

y siga siendo igual de importante.

Y, finalmente, Dela Delos,

que trabajan básicamente con muñecos.

Habla de lo abyecto

y cómo lo abyecto,

a través incluso de los de las redes sociales,

acaba convirtiéndose en algo también de postureo

y de estetización de cosas

que en principio no deberían ser agradables.

En la Muestra de Artes Plásticas,

el trabajo de los artistas jóvenes en Asturias,

y doy por hecho que en general

los de su generación, describen muy bien esta situación

que estamos viviendo,

en la que se confunde lo viral con lo vírico,

entre lo sensacionalista y lo real,

y que en el fondo, además,

nos hace vivir una realidad paralela

que en el fondo resulta increíble.

-Hoy inauguramos

en la Sala de Arte Joven de Madrid

la trigésima edición de la Muestra de Artes Plásticas

del Principado de Asturias.

Esta exposición surge de una colaboración

entre la Comunidad de Madrid y el Principado,

por la cual intercambiamos exposiciones de arte contemporáneo.

Ahora mismo, de hecho, se puede visitar la Laboral de Gijón,

la trigésima edición de Circuitos de Artes Plásticas.

Dos exposiciones que cumplen treinta años,

dos convocatorias que cumplen 30 años

y son muestra del compromiso de ambas instituciones

por apoyar al arte más emergente.

Os invitamos a todos a la Sala de Arte Joven

en Avenida de América y conocer esta nueva exposición.

(Música)

Recomendamos hoy la lectura de esta nueva edición

de "Los raros" de Rubén Darío,

a cargo de Ricardo de la Fuente Ballesteros

y Juan Pascual Gay,

en la colección Letras Hispánicas de la Editorial Cátedra.

Es una edición a partir de la segunda

aumentada y corregida por Rubén Darío,

que se considera la definitiva.

Recordemos que "Los Raros" es un libro en prosa

compuesto por un conjunto de textos

que podríamos considerar a mitad de camino

entre una semblanza y una celebración de los autores

que más entusiasmo despertaban en el poeta Rubén Darío,

cuya obra tanto influyó

en la literatura en lengua española.

Son en su mayoría, poetas simbolistas franceses,

aunque no sólo, está incluido, por ejemplo,

el poeta José Martí y también el dramaturgo Ibsen,

por ejemplo.

Se trata de uno de esos pocos libros

a los que los lectores aficionados a la literatura

vuelven una y otra vez por distintas razones:

el entusiasmo juvenil con el que está escrito,

el retrato bastante preciso de las fuentes de inspiración

de la propia poesía de Rubén Darío

y la luz que proyecta su mirada

sobre autores como Lautréamont o Verlaine.

Bueno, en realidad, sobre todos los elegidos.

Una delicia en una edición crítica extraordinaria.

Miguel Trillo lleva casi cuarenta años

fotografiando a lo que alguna vez ha denominado

"jóvenes con pintas".

Desde los años de la Movida hasta hoy

ha buscado por conciertos, calles, plazas y centros comerciales

a esos jóvenes que se visten para ser vistos,

para ser fotografiados, también, por las megaciudades de Asia.

El resultado fue un libro, "Cromoasiáticos",

del que nos ocupamos en el programa hace ya algún tiempo.

Vemos un fragmento de nuestro trabajo sobre él

y si quieren verlo completo,

pueden hacerlo, como siempre, en la red.

(Música)

Este fue mi primer viaje, en el que empieza todo, en Manila.

Empiezo con la parte asiática.

Había estado en La Habana

y de allí llego a Filipinas,

que fue donde dije:

"Pues voy a empezar una serie nueva que sea 'Asia'".

Han sido un montón de años

recorriendo las grandes ciudades de Asia

y, sobre todo,

me he centrado en la cultura juvenil,

pero ya más en el "street style", en la calle y en el día,

más que antes en los conciertos de por la noche.

Por lo que casi todas las fotografías son diurnas.

(Música)

No he cambiado mi línea de...

Mi estilo no he cambiado.

Ahora estoy viendo

todos los libros míos por el lomo y digo:

"Es como si fueran novelas de aventuras

y este es un último capítulo",

un capítulo del siglo XXI.

Y lo he llamado "Cromoasiáticos", en cuanto que son cromos en colores

de la cultura juvenil o la subcultura juvenil en Asia.

La fotografía que termina en un libro

es una satisfacción.

(Música)

1980, para mí, es un año clave,

es el año que nacen todos los grupos pop de la movida.

Entonces no se llamaba la movida, sino la nueva ola,

copia de la "new wave" británica,

y yo no me pierdo un solo un concierto.

Con dos cámaras que llevo voy fotografiando,

además de los grupos, al público.

Eso es lo que yo veo con el tiempo

que más se ha valorado de mí, y yo mismo valoro,

cuando voy viendo

que estoy fotografiando a ese público anónimo

que está viviendo ese entusiasmo generacional

de una juventud en libertad por primera vez,

cuando en el siglo XX en España

había habido tan pocos períodos de libertad.

Respecto a mis orígenes, prácticamente,

mi línea es muy parecida, pero ¿en qué he cambiado?

En que el territorio

no es el territorio cercano,

sino un territorio muy lejano y, por lo tanto,

una cultura que, en un principio, es muy ajena a mí.

(Música)

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana en compañía del filósofo Reyes Mate

para hablar con él de dos libros,

el último que ha publicado

y el que le regaló el papa Francisco

al presidente del Gobierno de España,

Pedro Sánchez.

Dejamos claro ya nuestro compromiso de hacerlo

hace diez días, -entonces no nos dio tiempo-.

Mañana nos aseguraremos de hacer todo lo posible

para disponer de él.

Mañana, además, charlaremos

con el escritor y coach Francisco Alcaide.

Nos viene a presentar su último libro,

la tercera entrega de "AprendiendoDeLosMejores".

Un volumen en el que nos vuelve a acercar

a grandes reflexiones de personajes como Churchill,

como Leonardo da Vinci, Marie Curie o Rafa Nadal,

para aprender, para inspirarnos, para luchar por nuestros retos.

Ha sido todo. Cuídense mucho.

Que tengan un gran día. Hasta mañana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 20/01/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 20/01/21

20 ene 2021

Salvador Gómez Valdés entrevista al abogado y ensayista Nicolás Sartorius, que acaba de publicar La nueva anormalidad.
La Universidad Responde. Universidad Católica de Murcia: ¿Cómo navegar de forma segura?
Mara Peterssen entrevista a Eva Sandoval, musicóloga y colaboradora de varios programas de RNE. Profundizamos en la figura de uno de los autores fundamentales de la historia de la música: Ludwig van Beethoven.
“Universo Sostenible: ¿Cómo se gestionan nuestros residuos?”. En el séptimo capítulo de la serie diferentes universidades españolas investigan diferentes aspectos que pueden contribuir a solucionar el desastre que se nos viene encima con los residuos plásticos. Su tamaño hace que puedan entrar fácilmente en la cadena alimentaria, pero la mayoría de los estudios están en fases iniciales y todavía no se conocen las consecuencias de ingerirlos
“Muestra Artes Plásticas del Principado de Asturias”. La Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias cumple 30 años. En esta edición, la exposición se ha centrado en el arte basado en datos.
Salvador Gómez Valdés, en su sección habitual, recomienda la lectura de una nueva edición de “Los raros” de Rubén Darío, a cargo de Ricardo de la Fuente Ballesteros y Juan Pascual Gay, en la colección Letras Hispánicas de la editorial Cátedra.
Reportaje en red: Hoy digitalizamos y colgamos en nuestra página web “Cromoasiáticos”.

ver más sobre "La aventura del saber - 20/01/21" ver menos sobre "La aventura del saber - 20/01/21"
Programas completos (2049)
Clips

Los últimos 7.432 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios