www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5719582
Para todos los públicos La aventura del saber - 19/11/20 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos.

Bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber".

En la primera parte del programa recibimos

al filósofo Reyes Mate para hablar con él de Platón.

Uno de los filósofos más influyentes de la historia,

cuyo pensamiento sigue viviendo incluso

en nuestro lenguaje cotidiano.

Y el inventor del procedimiento dialógico

como método para buscar la verdad.

También el gran publicista de su maestro, Sócrates,

y, paradójicamente, el detractor más famoso

del papel de los poetas en el espacio público.

¿Nos sigue sirviendo su pensamiento para desenvolvernos en el presente?

Se lo preguntaremos a Reyes.

Buenos días. ¿Cómo están nuestros niños y nuestras niñas?

¿Cuál es su situación

en nuestro país en estos tiempos de pandemia?

Se lo vamos a preguntar hoy a Pedro Puig,

expresidente de la ONG Aldeas Infantiles,

recordando además que mañana viernes

es el Día Universal el Niño.

Hoy les ofrecemos además un documento

sobre psicología deportiva.

¿Cómo se arman mentalmente los deportistas

para competir?

Desvelaremos hoy el trabajo que realiza el director

del centro Mindset especializado en deportistas de élite.

Luis Corrales vive

desde hace casi dos décadas en Viena.

Allí nace su tardía pasión por la fotografía

al viejo estilo, con películas y revelados analógicos.

Una buena parte de su trabajo se encuadra

dentro de la fotografía callejera.

En el anterior taller hablamos de los sofistas

y recordamos la célebre frase de Protágoras:

"El hombre es la medida de todas las cosas

que de tanta aplicación es en las actuales circunstancias".

Sobre todo, hablamos de Sócrates.

Hoy nos vamos a ocupar de su discípulo más agradecido.

Platón. ¿Quién era Platón?

Era un joven de buena familia que nace en Atenas,

en el siglo V antes de Cristo, que vive unos 80 años.

Que tiene una buena formación destinada

a que sea un político eminente.

Pero que a los 20 años se cruza con Sócrates

y decide convertirse en filósofo.

Se interesó por la política, pero desde la filosofía.

Afortunadamente, tenemos a un gran filósofo.

Gran filósofo y a lo mejor no habría sido tan buen político.

No lo sabemos, nunca lo sabremos.

En cualquier caso, ¿por qué es tan grande Platón?

Platón, hay quien dice que está Platón,

luego el resto de filósofos hasta hoy,

que serían como comentarios a pie de texto

a las obras de Platón.

Platón es tan grande porque muchas de las cosas

que dijo sobre la verdad, el conocimiento,

la ética, la política, siguen vigentes.

Todos, de alguna manera, somos platónicos.

Y no hay más que recorrer un poco su itinerario.

Yo recuerdo que cuando estudiaba filosofía decía el profesor:

"Es que o se es platónico o se es aristotélico.

Pero no hay otra manera de ver el mundo,

como la veía Aristóteles, o como la veía Platón".

¿Eso es cierto? ¿En qué sentido?

Bueno, veremos cuando lleguemos a Aristóteles,

cómo efectivamente también es otro gran pilar

de la filosofía; lo que caracteriza el platonismo

es el descubrimiento de las ideas.

Vimos en la sesión anterior

cómo para los presocráticos

había que distinguir entre apariencia y realidad.

La filosofía distingue entre apariencia y realidad.

Y para eso, la lengua castellana

está bien dotada porque distinguimos entre ser y estar,

entre el postureo, digamos, y la sustancia.

Una distinción que, por ejemplo, no tiene una lengua tan bien dotada

para la filosofía como el alemán. Como la alemana.

Tenemos, entonces, esta distinción.

Atentos, pues, a las apariencias, que es como el escenario,

como el teatro, la máscara, y hay que buscar

la verdad que está escondida.

Distinguir, pues, entre realidad y apariencia.

Pero Platón da un paso más y dice:

"La realidad no está en los cuerpos que proyectan sombras,

por ejemplo, que proyectan apariencias,

sino que está en las ideas".

Hay más realidad en la idea que en el cuerpo que la encarna.

Claro, eso choca porque para eso decimos

también en castellano:

"Más vale pájaro en mano que 100 volando".

Nos parece extraño que tenga más realidad,

más carga vírica el virus, la idea de virus,

tiene más carga vírica la idea de virus...

Que el virus mismo. Que el covid mismo.

Eso extraña.

Eso ha dado origen a una tradición de pensamiento.

El idealismo incluso. Claro.

Entonces, ¿qué hay detrás exactamente de esta idea

de que la idea tiene más realidad que un cuerpo que la encarna?

Pues un poco la experiencia de que las ideas mueven montañas.

Las ideas cambian el mundo.

Leía el otro día una entrevista... El alma de las cosas.

Las ideas son el alma.

Leía el otro día una entrevista a Irene Villa,

esta mujer hoy que siendo una niña de 11 años

sufrió un atentado de ETA y perdió las dos piernas.

Y hoy se ha convertido en el modelo de superación.

Y ella dice en esa entrevista: "Somos lo que pensamos".

Somos lo que pensamos.

Podemos, a través de la idea que nos hagamos

de nosotros mismos, superar todas las circunstancias.

Ella se ha convertido hasta en un modelo de superación,

hace alpinismo.

Yo me creo que he nacido sin piernas

y entonces conformo una vida de alguien que no tiene piernas,

pero la sustituyo.

Y tenemos en castellano la palabra "idear",

que viene de "idea". ¿El ideal qué es?

Es una meta.

Y decimos: "La meta tiene más realidad

que el punto en el que nos encontramos".

Claro, porque el punto en el que nos encontramos

tiene mucha realidad.

Pero podemos añadir... Pero es pasajero.

Lo que nos falta, y por eso, el ideal

contiene lo que tenemos y lo que podemos tener.

Luego, otra de las cosas que se ha valorado mucho

del pensamiento de Platón, es la manera en la que se expresa.

Es decir, por medio de diálogos.

Claro. Esa manera

de buscar la verdad entre distintos puntos

de vista que confluyen luego en algo común.

Es sintomático e interesante que las obras de Platón

las llamamos, son diálogos.

Y los diálogos suelen acabar:

"Bueno, hasta aquí hemos llegado, seguiremos hablando".

El diálogo supone, efectivamente, una búsqueda conjunta de la verdad.

Es muy peligroso el monólogo.

Porque la realidad es muy compleja.

Entonces, el modelo de racionalidad que supone el diálogo,

responde mucho a las carencias que tenemos

y a las posibilidades que tenemos.

¿Y cómo es el pensamiento ético de Platón

que has mencionado así de paso?

Vimos cómo a Sócrates le interesaba el hombre.

Decíamos que una de las características

de los sofistas y de Sócrates era,

le interesaba el nombre más que la naturaleza.

La ética es la respuesta a la pregunta

"¿en qué consiste ser bueno?".

Sí.

Y Sócrates decía:

"En la sabiduría, es bueno el sabio.

Y en el fondo, el que obra mal es un ignorante.

De ahí el que se pida perdón porque no saben lo que hacen".

Otra idea que ha tenido una gran tradición.

Pero ahí Platón precisa.

"Para ser bueno no basta ser sabio, hay que ser virtuoso".

O sea, hay que dar ejemplo.

Exacto, la virtud es como un auriga,

tirada por dos caballos,

o por caballos, que son como las pasiones,

pero hay un controlador, hay un dirigente,

montado en la auriga, que controla esos caballos.

Es la que pone orden en el movimiento pasional,

pero lo aprovecha.

Pero efectivamente, no solo basta saber,

hace falta una actitud, un talante.

Y eso es la virtud.

Más cosas, hablemos... Ah, bueno.

Otra de las cosas que yo creo importantes

del pensamiento de Platón es cuando se refiere a los políticos

y cómo tienen que formarse y que en la república

es mejor prescindir de los poetas e irse a los filósofos.

Me gustaría que comentaras todo este asunto

porque digamos que Platón es el exponente

del pensamiento aristocrático.

Es decir, lo mejor es lo que debe gobernar,

lo que debe decidir, lo que debe poner su impronta en la realidad.

Pero la pregunta es:

"¿Quién decide cómo sabemos quiénes son los mejores?".

Platón, que iba para político,

se quedó en filósofo político, es decir, pensó mucho la política.

Y él decía:

"Hay como tres modelos de gobierno".

Está el modelo, digamos, de la oligarquía,

oligárquico, que en el fondo es el gobierno de los ricos.

Luego, estaría el gobierno de los pobres,

que él llamaba democracia.

Tenía sus reservas con la democracia

porque un gobierno democrático había condenado a muerte

a su maestro.

Y por eso él se pronunciaba por un tercer tipo de gobierno

que era el aristocrático.

Los mejores.

¿Pero quiénes son los mejores?

No se viene de casa, no se nace siendo notable, según Platón.

El notable, el mejor, es el resultado de un proceso.

De un proceso de educación. De educación, claro.

Y él se aplica, trata de...

Entiende que es tan importante la cosa pública,

que conviene precisar muy bien

los pasos que tiene que dar ese político

que se está formando, y él decía: "Lo primero es la escuela".

Él era partidario de la escuela para todos.

Y la escuela, dice él, tiene dos asignaturas fundamentales.

La gimnasia, para formar el cuerpo, y la música para templar el alma.

Luego ya vienen las matemáticas.

Y viene la retórica. La retórica.

Decía la dialéctica,

que es enseñar a hablar y enseñar a escribir.

Eso dura diez años, más o menos.

Luego, nos metemos ya, por tanto,

en los 20 años. En los 20 años.

Luego viene un tiempo de especialización.

Ser buen marino, ser lo que sea.

Buen artista.

Eso lleva otros diez años, nos metemos en los 30 años.

Luego vienen cinco años, decía él,

de filosofía; hay que amueblar la cabeza.

35 años. Pero todavía no le veía Platón preparado

a ese sujeto para hacer política.

Decía: "Hace falta 15 años de prueba".

Tiene que demostrar ese ser humano

que en la vida real... Se ha sabido manejar.

Que es bueno en lo suyo, en lo que se ha formado,

y también demuestra que tiene buen criterio

a la hora de enjuiciar los temas públicos.

Nos metemos en los 50.

Solo entonces se puede ser buen político.

Fíjate, 50 años de aquella época.

Donde a lo mejor la gente no llegaba a los 70.

Normalmente no llegaban. Él vivió 80,

fue un caso excepcional. Un caso raro.

Pero claro, uno compara eso con lo que hoy domina,

no solamente en España, donde, en general,

la política, el político es el resultado

de un juego de las juventudes de los partidos políticos.

Ahí se foguean, ahí ganan y ahí dan el salto

a la vida pública, pero claro, eso es como una especie

de toreo de salón, eso es una formación

que es una incógnita.

Entonces, frente a eso, esta exigencia del político,

yo creo que nos debería llamar la atención, sí.

Bueno, me están diciendo que ya estamos.

Pero es que no hemos hablado de mucho.

Por ejemplo, de la farmacia de Platón,

que me apuntabas que podíamos hablar de ello.

Si quieres. Sí.

En uno de sus diálogos, Fedro,

se habla de una droga, habla de un dios,

que descubre una droga milagrosa, porque salva a quien la consume.

Y le falta tiempo para ir a vendérsela

a un rey cercano, a un rey egipcio, que es sabio y rico.

Pero que es también listo.

Y oye entonces. Por eso es sabio y rico.

Claro. Oye entonces la historia que le cuenta el dios

de esa droga milagrosa y dice:

"-¿Cuál es? -Es la escritura".

La escritura, efectivamente, salva aquello

que deja escrito del olvido.

Y por tanto, tiene importancia enorme.

Porque la posteridad podrá saber

y podrá recoger también los frutos del pasado.

Y este rey sabio dice:

"Déjamelo pensar". Y después de pensárselo bien:

"Esa droga tiene muchas contraindicaciones.

Y no la compro".

¿Y qué contraindicaciones tiene?

Está muy bien conservar lo que se escribe,

¿pero qué pasa con lo que no se escribe?

¿Lo condenamos al olvido?

Entonces, la escritura tiene el peligro

de condenar al olvido la tradición oral.

Y como Platón, como Sócrates, valoraban mucho

la tradición oral, pues decían:

"Muy bien lo de la escritura, pero defendamos también

el testimonio".

Yo creo que, no sé si en el Fedro mismo,

lo que también se dice es que va a haber una pérdida de memoria.

La escritura va a traer consigo la falta de necesidad de recordar

lo que no debe ser olvidado.

Y por tanto, al no ejercer esa capacidad,

el ser humano va a ir perdiéndola poco a poco.

Es algo parecido a lo que hoy se dice

respecto a internet y la posibilidad

de ir a cualquier lugar de internet

y enterarte de algo que se te había olvidado.

Recordar lo que quieras.

El peligro de olvidar lo que no está escrito,

es evidente, los historiadores hoy todavía

valoran mucho más un documento escrito

que un testimonio oral. La memoria.

Yo contaba la historia esta de Simone Veil,

esta que fue presidenta del Parlamento Europeo,

y que fue una superviviente de Auschwitz,

que con 18 años cuenta ella

que se convocó un congreso de historiadores

sobre el Holocausto y no la admitieron porque decían:

"Nosotros queremos documentos y tú solamente puedes aportar

un testimonio oral".

Desechan la experiencia. Desechar el testimonio oral

cuando son los testigos que han vivido la experiencia

los únicos que pueden contar

quizá lo fundamental de la experiencia.

Porque ahora recuerdo a un testigo de un campo de exterminio

donde decía: "Los historiadores del futuro podrán saber

a través de documentos cómo moríamos.

Pero solamente nosotros podemos decir cómo vivíamos"

El testimonio tiene el secreto de una parte

de la realidad, que es la fundamental.

Claro, de la verdad.

Bueno, lo dejamos aquí porque hace ya un rato

que han dicho que hemos terminado.

Pero había que, por lo menos, dejarlo en algún sitio.

Si quieres, la próxima vez que nos veamos,

hablamos de Aristóteles, te doy las gracias

por este libro que acaba de aparecer.

"Antes de que decline el día".

Y a ver si a lo mejor la semana que viene

hacemos un poquito de sitio en la entrevista

y hablamos de él cuando ya me haya dado tiempo

por lo menos a ojearlo bien. Muchas gracias.

Seguimos. La Universidad de Sevilla nos plantea la siguiente pregunta:

¿es la fibromialgia una enfermedad ficticia?

La universidad responde.

Por supuesto que la fibromialgia no es una enfermedad ficticia.

De hecho, está registrada y catalogada desde 1996

por la Organización Mundial de la Salud.

Además, hoy actualmente, toda la comunidad científica

considera la fibromialgia un cuadro de hipersensibilidad nociceptiva.

¿Qué significa? Que existe un proceso neuroinflamantorio

en el sistema nervioso central

que determina que ante un estímulo periférico

haya una respuesta exacerbada, exagerada ante el dolor.

Por eso, los pacientes presentan dolor

ante estímulos mínimos, astenia, incluso depresión,

porque en el sistema nervioso radican las emociones,

las reacciones ante los estímulos externos

y también un déficit

en las tareas mentales más sencillas

en problemas cognitivos.

Cuando hablamos de la fibromialgia, tenemos que pensar

que no es una enfermedad de ahora, es una enfermedad

que está registrada desde el siglo XVI.

Solamente que ha habido cambios en su nomenclatura.

Desde un reumatismo muscular,

hasta una miositis, hasta el término de neurastenia.

Son términos que se han ido acuñando

en función de esta enfermedad, pero que en 1976

ha quedado totalmente establecida como tal.

Como cada año, en Radio Televisión Española

estamos concienciados con la infancia.

Cada vez que se acerca la fecha de mañana viernes,

20 de noviembre, Día Universal del Niño,

nos volcamos con la información sobre los derechos de la infancia

o sobre la situación de los más pequeños

tanto en nuestro país como en el resto del planeta.

¿Cómo están las cosas para nuestras niñas

y para nuestros niños en plena pandemia de coronavirus?

Se lo vamos a preguntar a Pedro Puig, que es presidente

de la ONG Aldeas Infantiles SOS. Pedro, ¿qué tal?

Buenos días y bienvenido aquí a "La aventura del saber".

Muy buenos días y muchísimas gracias

por invitarnos justo cuando estamos a punto

de celebrar el 31 aniversario

de la Convención de los Derechos del Niño

y el primer aniversario,

que para Aldeas Infantiles es muy importante,

en que Naciones Unidas dictó una resolución

para que los gobiernos tuviesen en cuenta

a un grupo de niños y niñas que son los más vulnerables.

Son aquellos que han perdido el cuidado parental

o aquellos que están en riesgo de perderlos.

Para nosotros, este día y este año es muy importante por estas razones.

Y bueno, la pandemia, justamente a estos niños,

pues les ha impactado más que a otros.

No hay una sola infancia, hay muchas infancias

y dentro de esta infancia, están estos niños más vulnerables

que vienen de familias y que viven en familias

con muchas dificultades que ya tenían antes de la crisis,

o antes de la pandemia, y ahora se ha visto acrecentada

por muchas razones; fundamentalmente,

porque se han quedado sin trabajo,

tienen una red social y familiar muy limitada

y con pocos recursos.

Y, además, el tiempo de confinamiento,

les ha impedido realizar actividades,

a veces de economía sumergible, que les permitía

ir avanzando y viviendo el día a día.

Claro, lo peor quizá, Pedro, es lo que tú apuntabas,

que ya partíamos de una mala situación

aquí en nuestro país, lo que tiene que ver

con la infancia, ¿verdad?

Sí, bueno, yo creo que esto es un problema estructural.

En España, nuestros niños y niñas tienen un problema

en cuanto a la pobreza que nos deja siempre

durante los últimos años, en la cola europea.

Como país que más porcentaje tiene

de niños que viven en riesgo de pobreza

y exclusión social.

Ahora mismo, con datos de 2019,

estamos en el 30,3, es decir, 1 de cada 3 niños

vive en riesgo de pobreza.

Pero nosotros decimos que es estructural

porque en épocas de bondad económica

seguimos manteniendo índices muy parecidos.

Con lo cual, yo creo que la infancia en España

necesita de políticas

que cuiden a nuestros niños y a nuestras niñas,

que los mimen, porque es el bien más preciado

que tiene una sociedad.

Y cuando para mí, la responsabilidad más importante

que tiene una sociedad, que tiene un Gobierno,

es proteger a su infancia.

Y darles todas las oportunidades para que lleguen a ser

lo que están destinados a ser.

Y además, está demostrado que los países que más cuidan

a sus niños, son los países

que después tienen un mayor desarrollo social

y económico.

Con lo cual, yo creo que tenemos esa asignatura pendiente

y esperemos que en los próximos años estas tasas

se vayan reduciendo y podamos tener

pues este principio de igualdad de oportunidades

que realmente se cumpla, porque para mí,

para mí y para todos, lo que caracteriza

a un Estado democrático es que ese principio

de igualdad de oportunidades se produzca

sobre todo en los niños. Vosotros desde Aldeas,

pedís, por ejemplo, un pacto de Estado por la infancia.

Sí, nosotros, igual que otras muchas organizaciones,

en Aldeas Infantiles llevamos años reclamando

un pacto de Estado por la infancia

que genere esa conciencia social y esa toma de decisiones políticas

para que nuestros niños tengan

todo lo que necesitan y puedan llegar

a cumplir sus sueños y sus metas.

Afortunadamente, el año pasado,

se firmó una proposición, no de ley,

que la firmaron todos los partidos políticos,

para el pacto de infancia

en el que se contemplaban varias medidas,

una de las que venimos reclamando,

pues es justamente que eleven el ingreso

por niño a cargo, que ahora está alrededor de los 30 euros

por niño, mes,

a 100 euros por niño y por mes

para aquellas rentas que lo necesitan.

Entonces, bueno, con esas medidas, sacaríamos a muchísimos niños

de la situación de pobreza y exclusión social,

y si la unimos al ingreso mínimo vital,

que afecta a las familias de pobreza extrema,

pues conseguiremos sacar

cerca de 1.500.000, 1.700.000

de niños que están en esta situación.

Con lo cual, hay que esperar y vamos a ver

si en los próximos meses y en estos presupuestos

del año 2021 se aprueban estas partidas

para que descendamos en estos índices

tan lamentables de pobreza.

Claro, porque como nos decías, la situación ahora

es muy preocupante para miles de niños

en nuestro país por esta situación económica

derivada de la pandemia.

¿Con qué programas? ¿Qué hacéis vosotros

desde Aldeas Infantiles para ayudar a todas estas familias?

Bueno, en Aldeas Infantiles, con los programas preventivos,

trabajamos con 4.000 niños y niñas

y sus 2.000 y pico familias.

Trabajamos para que el impacto de esta crisis

sea el mínimo posible y les permita seguir viviendo como niños

y que las familias tengan todo lo que necesitan

para tener un clima familiar adecuado

que imposibilite el que haya prácticas no recomendables

en esa familia, entonces, lo primero que hacemos,

es garantizar las que tienen cubiertas

sus necesidades básicas; tanto los niños como sus familias,

y ahí estamos con programas de reparto de alimentos,

compramos tarjetas de grandes superficies

para que las familias puedan ir a comprar,

que es una de las prácticas que más nos gustan

porque procuramos que no haya filas, no nos gustan las filas.

Esas colas del hambre

que últimamente vemos. No nos gusta.

Procuramos ingeniárnosla, hablamos con comercios

del barrio, con tiendas del barrio,

facilitamos tarjetas para que pase desapercibido.

Porque creemos que dignifica la vida de las familias

cuando no se tienen que hacer filas.

A veces, lamentablemente, hay que hacerlas.

Pero ojalá que no se pudieran hacer.

Eso como primera medida.

Después, procuramos que haya un clima

de salud emocional adecuado en las familias

para que los niños no perciban esa situación

a veces tan lamentable que están viviendo

las familias por falta de trabajo,

por falta de cobertura de sus primeras necesidades,

para que los niños no vivan que los padres tienen

miedo de que les corten la luz, de que les corten el agua.

Procuramos cubrir esas necesidades y crear ese ambiente familiar

que sea propicio para que el niño se sienta querido,

se sienta respetado, se sienta protegido.

Y luego, otra línea intensa de acción

que estamos haciendo durante estos meses

es intentar que esa brecha digital

no incremente las diferencias entre unos niños y otros.

Que tanto hemos visto

durante el confinamiento. Claro.

Entonces, ahí estamos dotándoles de ordenadores

de segunda mano que nos han regalado

muchas empresas, también de "tablets",

creamos un fondo especial y pedimos dinero

a empresas y a la sociedad para que nos ayuden

a dotar de estos recursos a los niños,

y no solamente dotarlos,

porque estamos ayudando a sus familias

a capacitarlos para que aprendan a manejar estos instrumentos,

y puedan echar una mano a sus hijos.

Y bueno, ahí dentro de todo este paquete,

esos dos objetivos junto con el velar

porque la salud emocional de los niños no se deteriore,

son nuestros principales tres objetivos de trabajo.

Claro, porque hablando de la salud emocional,

de la salud mental, un tema que os preocupa mucho

en Aldeas Infantiles, siempre ha sido una rama

de nuestra sanidad que está muy olvidada.

Sí, efectivamente, es decir, la rama de la salud mental

es una reivindicación que venimos haciendo

durante muchos años a distintos gobiernos.

Creemos que es necesaria e imprescindible

que la psiquiatría infantil en nuestro país

sea una rama dentro de la sanidad,

una especialidad, porque los niños lo necesitan.

Los pediatras no pueden dar abasto

con todos los casos que les llegan, y son muchos,

de niños que tienen cualquier tipo de salud mental,

como depresión infantil, depresión juvenil,

bueno, y otras serie de trastornos asociados

a la salud mental y que no podemos darles,

ofrecerles, esos recursos que necesitan

para que podamos controlarlo cuanto antes,

para que no se alargue en el tiempo,

porque cuanto más se alarga en el tiempo,

la solución se complica.

Y nuestros niños los tenemos que cuidar desde el primer momento

que tengan cualquier síntoma.

Entonces, ojalá que haya equipos especializados

en detectar y en diagnosticar a tiempo

estas patologías y que haya tratamientos adecuados

con profesionales adecuados para que puedan hacerlo.

Hablabas de los niños de la infancia

como las personas que van a crear nuestro futuro.

Tenemos ahí esa agenda 2030, con esos objetivos sostenibles

que nos habíamos marcado.

Estamos a diez años y no sé si llegaremos

en diez años al fin de la pobreza, a una educación de calidad.

Bueno, yo de por sí soy muy optimista.

Muy optimista, prefiero ser optimista.

Yo creo que es una peculiaridad que tenemos

todos los que trabajamos en Aldeas Infantiles.

Porque tenemos que creer en el niño y en las familias,

a pesar de las dificultades que estamos viendo.

Y porque además día a día constatamos

que con una pequeña ayuda

tienen una capacidad de salir de esas situaciones

y de sentirse fortalecidos que son dignos de admiración.

Entonces, bueno, yo creo que la agenda 2030

en algunos objetivos se va a cumplir,

posiblemente, y en otros que nos preocupan,

va a ser difícil a no ser que los gobiernos de todo el mundo

apuesten por crear una educación de calidad,

acabar con las desigualdades tan tremendas que hay,

acabar con la pobreza y con el hambre,

crear un planeta más sostenible,

pero esperemos que los gobiernos sean sensibles

y hagan caso de lo que les estamos diciendo

la mayoría de la sociedad.

La mayoría queremos un mundo más justo.

Y queremos que nuestros impuestos se adjudiquen

para cubrir estas necesidades.

Y esperemos que no quede nadie atrás.

Al menos, desde nuestra perspectiva, que ningún niño,

que ninguna niña, que ninguna familia vulnerable

no pueda darles a sus hijos aquello que necesitan.

Porque es muy duro tener unos hijos y no poder ofrecerles

aquello que quieres, es tremendamente duro

y nosotros lo comprobamos cada día.

Y ahí estamos aportando nuestro granito de arena

para que estos niños y estas niñas tengan las mismas oportunidades

que cualquier otro niño y niña de nuestro país.

Pedro, rápidamente, ¿cómo os podemos ayudar?

Porque habéis creado un fondo de emergencia.

Sí, tenemos un fondo de emergencia

precisamente para evitar esa brecha digital.

Y luego, nos hemos propuesto

duplicar el número de niños que atendemos

en los próximos años, ya lo hicimos en el año 2008, 2010, y ahora,

creemos que no nos podemos quedar con los brazos cruzados

y tenemos que duplicar el número de niños que atendemos

en España y también en Latinoamérica y África.

Entonces, pedimos una ayuda mínima a la sociedad,

50 céntimos al día es suficiente

para que en los próximos cuatro o seis años podamos atender.

En estos momentos, estamos atendiendo a 32.000 niños

y niñas y familias de España, Latinoamérica y África,

para llegar a duplicar

con esos 50 céntimos al día

en un espacio de cuatro, seis años, lo lograríamos.

Pues, Pedro, muchísimas gracias por acompañarnos.

Feliz día mañana del niño,

que lo celebréis bien en Aldeas Infantiles.

Gracias. Es una fecha fundamental.

Lo vamos a celebrar y vamos a pedir

que dentro de un año, la infancia en nuestro país

esté mucho mejor, muchísimas gracias

a ti por invitarnos. Hasta la próxima.

Y nosotros seguimos. Concentración, atención,

motivación, autoconfianza, relajación,

y visualización son algunas de las habilidades mentales

que entrenan y potencian los psicólogos del deporte.

Hoy vamos a desvelar el trabajo que realiza

el director del centro Mindset especializado

en deportistas número uno del "ranking" mundial.

Lo primero es conocer el carácter de cada uno de ellos

y sus objetivos para definir la estrategia

y el plan de trabajo.

Busco cómo hacernos visibles.

Pienso que la forma de que el gabinete, Mindset,

se haga visible es hacer que personas con renombre

hablen de nosotros y empiezo a buscar a deportistas

y empiezo a ofrecerles estos servicios

para poder trabajar con ellos y que esa visibilidad

nos permita ayudarnos a que la gente nos conozca.

Lo que hacemos es decirle al deportista

que nuestro trabajo es un trabajo personal con él

para que el deportista esté, para mí, una palabra base

en toda persona es que esté equilibrada.

No soy especialista en deporte.

Soy un especialista en cerebro mente.

En esa dualidad y la relación que eso genera

con tu actividad.

A partir de ese momento, cuando empiezo la relación

con el deportista, el deportista aprende de mí

y yo aprendo del deportista el deporte.

Empiezo a aprender las competiciones,

me aprendo incluso el nombre de sus rivales.

Empezamos a tener una relación.

Como personas somos únicos, como deportistas también son únicos.

Sí es cierto que en ciertos deportes por lo que necesitan

para hacer ese deporte, empujo la personalidad

hacia un punto.

Pero luego, cuando empiezas a ver la parte interna del deportista,

cada deportista es un mundo.

Se hace visionado de carreras, se hacen grabaciones

a lo mejor del disparo de salida y se hace

que escuche el deportista con unos cascos puestos

lo que es el disparo de salida,

como es el caso de Ester, porque lo necesita,

o, por ejemplo, se utilizan incluso cámaras de 3D,

de tres dimensiones, o de realidad virtual,

para hacer que el cerebro se sumerja

en esas situaciones;

muchos deportistas se sienten nerviosos

en las competiciones por factores externos,

también porque son parámetros extraordinarios.

Hoy en día, tenemos la suerte de que tenemos realidad virtual,

de que tenemos parámetros que nos permiten

trabajar competiciones fuera de la competición

porque podemos sumergir el cerebro en esa experiencia.

El deporte tiene competición y eso hace

que genere un individualismo que no es el fin del deporte.

El deporte creo que se crea con otros patrones.

Puedes hacer que los deportistas también se conozcan,

también se apoyen y reciban una llamada

un día que la competición no ha sido buena

de otro deportista que ha sentido eso

y que sabe lo que es eso, creo que es algo que no tiene valor

en esos parámetros.

Es un apoyo que para mí es muy importante.

Después de pasar años en el trial cogiendo un poquito la técnica

y la experiencia del pilotaje desde la base,

me cambio al enduro, un poco más para coger velocidad.

Hago en mundial de enduro unos cuantos años.

Y tras varias lesiones y varias dificultades,

decido probar esta disciplina.

Hay competiciones de media hora.

Y hay competiciones de diez horas. Nos enfrentamos

en el desierto a 40 grados.

O en pleno invierno a menos diez grados con nieve.

Da igual las condiciones climatológicas,

siempre se compite.

Y bueno, hay competiciones que empiezan 2.000 personas

y terminamos 3, 5 pilotos.

Cuando supero una serie de lesiones,

realmente me di cuenta que entro en una crisis

de ansiedad, incluso depresión,

que ya no podía salir yo solo; cerré el garaje de mi casa

tres meses y no quería tocar la moto ni verla más.

Había una parte de mí que me decía que iba a volver,

pero estaba supernegativo con todo.

Había demasiados problemas con los equipos

por las lesiones, demasiados años

invirtiendo dinero y tiempo y se me fueron todas las ganas.

Y al final, el psicólogo te hace ver y sacar el lado positivo de todo

y ese aprendizaje hizo que saliera mucho más reforzado

de esa situación.

El trabajo que hicimos con Mario es un trabajo

de saber cambiar el pensamiento en situaciones críticas,

que porque alguien te pase no significa que vayas a perder.

O sea, hasta que se cruza la meta, existen posibilidades.

El problema que tenemos es

que nuestra mente dice "no vamos a ganar"

y eso hace que el cerebro recorte y directamente

empieces a sentirte pesado y pierdas.

El trabajo que se hizo con él es aprender de esas situaciones,

que eran, digamos, los puntitos que le faltaban

para poder ser un poquito más.

Se van acumulando los puntos de los tres días de carrera.

Los dos primeros días no consigo hacer los resultados que quiero

y llevo al último día sin opciones de hacer pódium.

Y entonces, ya la cabeza te empieza a jugar malas pasadas

y empiezas a pensar que ya está todo perdido.

Decidí no pensar en resultado final,

sino ir a disfrutar el último día de carrera,

había más de 12.000 espectadores y fueron dos horas y media

en las cuales trascurrieron muchas cosas,

pero es verdad que estuve todo el rato

entre primero y segundo.

La carrera sí que la tenía un poco por la mano

y pensaba que podía ganar.

¿Qué pasó? Llegando al final, había una parte final muy extrema

con una bajada supercomplicada, perdí el control de la moto,

se me enganchó una piedra y los problemas mecánicos

hicieron que tuviera que perder la concentración

y perder la posición; me adelantó Graham Jarvis,

solo quedaban 3 cuestas para el final de apenas 20 segundos

y otra vez la cabeza me jugó una mala pasada

pensando que no podía ganar.

Y bueno, al final, creo que conseguí darle la vuelta

a los pensamientos, tener una última esperanza,

y así fue, subí esa cuesta, ya vi al público gritar

y era porque el rival, Graham Jarvis,

se había atrancado en la penúltima cuesta.

Conseguí adelantarle sin ningún problema.

Y ya solo quedaba la última cuesta que es famosa porque mucha gente

se ha caído desde arriba hasta abajo.

Y bueno, ya todos los nervios estaban conmigo

y bueno, pude subir perfecto y llegar a meta primero,

que fue espectacular.

Coge la espada.

Cógela.

-¡Vamos! -¡Sí!

Lo bonito de todo esto yo creo que es cuando de verdad lo logras

y te das cuenta cómo no hay que perder la esperanza,

cuando crees que está todo perdido, siempre hay un poquito,

siempre hay una oportunidad.

Cuando una persona compite y gana,

el cerebro de da cuenta de que recibe más placer

ganado que entrenando, que haciendo el deporte.

Entonces, muchas veces cambian las prioridades a nivel mental

del deportista y con el tiempo

el deportista, digamos, cambia la esencia.

Quiere hacer el deporte, no por el disfrute,

sino porque su cerebro le pide ese neurotrasmisor

que genera ese placer.

Me ha ayudado mucho la psicología deportiva

porque cuando te lo tomas algo ya personal

de trabajo y tal, se te olvida que es tu pasión

y lo que más te gusta.

Entonces, creo que cuando superas todas estas barreras,

logras llegar a un punto de disfrute

y de no diferenciar cuándo estás en una competición

y cuándo en un entrenamiento.

Lo das todo luchando contra ti mismo y creo que eso es lo más importante.

En principio, me veo en esta disciplina superestable,

supercontento y feliz y me gustaría estar

por ahí hasta los 40, 45, disfrutando de ella.

Al principio, era una diversión.

Y poco a poco, vi que además se me daba bien.

Entonces, nada, yo seguí entrenando y ya hubo un momento en el que dije:

"Vale, igual hay que evolucionar un poco".

Y fue cuando decidí cambiarme a entrenar a Madrid

a un grupo un poco más enfocado a lo que era mi prueba,

el medio fondo y el fondo.

Así más notable, pues conseguí

el Campeonato de Europa pasar la final, quedé cuarta.

Me clasifiqué para Juegos Olímpicos de la Juventud,

que fueron en Buenos Aires en octubre.

Y fue una experiencia increíble, la verdad.

Aparte de lo que fue correr y demás,

estuvo muy bien y aprendí un montón ese año.

A veces ser exigente yo creo que es un poco difícil,

a veces es perjudicial para ti.

Pero yo creo que si lo consigues llevar bien y enfocarlo,

está bien serlo, porque al final te hace

seguir, seguir, seguir y mejorar siempre.

Ella de autoexigía tanto que queríamos que ella fuera,

no más feliz, porque era feliz,

pero que no sufriera tanto, que no viviera

las cosas de una forma con esa exigencia tan grande.

Pensamos que la mejor forma era buscar a alguien

que la ayudara.

Podríamos decir que es la niña diez.

Claro, eso genera un problema en María.

María tiene una imagen pública que tiene que cumplir

todos los días que con ella, le genera una exigencia diaria

que empieza a tener problemas porque cada día María es más grande,

y digamos que tiene más obligaciones sociales.

Entonces, esto hace que María empiece a no tener grandes problemas

pero sí el padre entiende o ve que puede necesitar

una pequeña ayuda.

El atletismo siempre ha tenido claro que es lo que le gusta.

Le gustara mucho entrenar, le gusta mucho el grupo de entrenamiento.

Entonces, yo creo que ella tiene claro su camino.

Ha decidió que el año que viene quiere coger menos asignaturas.

Al final, cuando quieres compaginar dos cosas a muy alto nivel,

es difícil, entonces, bueno,

pues creo que la carrera hay tiempo para hacerla tranquilamente,

los años del deporte son estos

y poco más, entonces, pues bueno,

de nuestra parte tiene todo nuestro apoyo.

Si me dices ahora:

"¿cuántas veces has quedado campeona de España?",

no te lo puedo decir, porque ni lo sé.

Medallas internacionales, tampoco.

Los récords que he batido, tampoco.

Pero yo me fijo si lo que quiero,

tengo la espinita de bajar del minuto.

Sé que cada vez es más difícil con la edad.

Pero bueno, ahora me he puesto otro reto.

Creo que puedo hacer el récord

del Campeonato del Mundo cuando cumpla 55.

Muchos deportistas dejan el deporte,

no porque no les guste el deporte, sino por las experiencias negativas

que tienen del deporte.

Experiencias negativas significa los recuerdos que tengo

y las emociones que me genera eso.

Y a Ester le produce lo contrario.

Cuando habla de su actividad y cuando habla de su deporte,

lo que ella siente es lo que se ve.

Es emoción. Yo creo que es lo que le sigue empujando

a seguir siendo lo que hoy es Ester.

Me estoy relajando, cosa que antes no.

Y me está abriendo un campo que yo desconocía.

El entrenamiento, las visualizaciones, las salidas.

Y estoy deseando seguir con ello.

Y yo creo que me va a ayudar bastante de cara a retomar

y plantearme cosas que no era consciente.

El trabajo que se hace con Ester

no es un trabajo de mantener la atención.

Porque en periodos tan pequeñitos de tiempo,

prácticamente no hay que mantenerla.

Se trabaja sobre una cosa que se llama potencial de acción.

Lo que se trabaja con ella es desde cómo responde

desde que oye el disparo de salida, hasta cómo llega,

dividiendo la carrera

en parámetros inferiores a un segundo.

Es mi vida, yo he estudiado la carrera de Educación Física,

me gusta a hacer deporte, soy también muy competitiva.

Tengo la suerte de que tengo una familia

que me apoya mucho; desde mi marido, que osteópata, mi hija también.

Pero bueno, me quedo con todo el apoyo de toda la gente.

La amistad, ya digo, una de las cosas que más me gusta

de ahora de esta fase es los amigos que he encontrado.

Pero ya a nivel de extranjeros, las rivales.

Ester, vamos a decir que es una persona

que tiene unos objetivos claros, que es una persona

con una fuerza interior que se ve nada más que estás delante de ella,

que tiene una ilusión, y se le ve muy rápido

lo fácil que se ilusiona cuando comenta

hacia dónde quiere ir y cómo quiere ir.

Eso creo que es la fuerza que le da.

Esa ilusión. Una persona con sus años,

a lo mejor estaría pensando en disfrutar

de sus años, y Ester te dice:

"No, yo quiero cumplir más años para seguir batiendo récords

con más años".

Ya busco lo positivo de todo.

¿Me lesiono? Bueno, pues mira, me lesiono en el mejor momento,

que no podíamos hacer nada, yo qué sé.

Los fines de semana solemos quedar todos los pilotos,

montamos un circuito con boyas

en zonas donde la Guardia Civil nos deja entrenar.

Y hacemos varias mangas entre nosotros,

pasamos el día, como es un deporte en el que nos unimos mucho

porque nos tenemos que ayudar entre nosotros

porque no hay grandes marcas involucradas,

pues los entrenamientos también son como un día con amigos

y es algo muy divertido.

Este Campeonato del Mundo concretamente

iba primera y al final, la que iba segunda me acabó pasando

porque mi mente me empezó a engañar y me empezó a decir: "Te va pasar".

Digamos que yo podría decir categóricamente

que perdí ese campeonato porque mentalmente

me estaba mandando un mensaje incorrecto.

No fue una cuestión física ni técnica.

Cristina cuando llega, llega con una idea muy clara,

quiere ser campeona del mundo.

El problema no es que tú quieras serlo.

El problema es que no te des cuenta de que existen otras posibilidades

que no controlas,

que alguien haga una mejor competición que tú.

Una de las restructuraciones que se hizo con ella fue

que aceptase que incluso no siendo campeona del mundo

podría haber hecho una buena carrera.

De hecho, se ve cuando ella se da cuenta

de que siendo subcampeona del mundo, está todavía en la línea de trabajo,

que no significa que mañana no pueda serla,

y que ese segundo puesto le ha ayudado

a mejorar y madurar como profesional.

He cometido grandes fallos por no haber ejercitado,

o preparado mentalmente ciertos ejercicios,

porque en carrera, como todo va tan rápido,

la toma de decisiones es una cuestión de segundos.

Lo que hacemos es preparar supuestos escenarios

de todo lo que podría pasar en carreras determinadas

con circuitos determinados y de esa manera,

en cuanto ocurre algo que no está previsto,

como ya lo hemos preparado, tu mente puede reaccionar más rápido

tomando la decisión más correcta.

Porque ya la he podido preparar en frío.

Y no en caliente con pocos segundos para reaccionar.

Yo, hacer una buena carrera, estar contento con lo que he hecho,

y disfrutar de lo que he hecho.

Luego, tendré un puesto, que esta vez será primero,

otra vez será segundo, incluso décimo.

Y entonces, es un enfoque mucho más diferente

a enfocar hacia primeros puestos

que hacia resultados internos, que te genere un bienestar

y que hagan que sigas queriendo competir.

Es una cuestión de visibilidad, simplemente,

que nosotras podemos estar a la altura de los hombres,

por supuesto, o por lo menos yo creo

que lo estoy demostrando, afortunadamente.

Y nada, es una cuestión de que la gente sepa

que esto existe y animar a más chicas

a que entren a practicar esto, porque al final,

no sé por qué, muchas veces necesitamos un ejemplo

para animarte a empezar y estamos en ello, la verdad.

Lo veo como muchísimo aprendizaje.

Y es lo que más me gusta al final también, sacar provecho siempre

de las oportunidades, y sacarle algo siempre me gusta muchísimo.

Tanto o más como el disfrute de la bicicleta.

Mi deporte creo que como mucho

se puede afrontar de muchas formas diferentes.

Considero que hay pilotos que se centran

en prepararse de la mejor forma en cuanto a física

para estar lo más fuertes posible y se siente

que la parte técnica ya está desarrollada.

Yo soy quizá una mezcla de las dos cosas.

Me gusta entrenar, estar preparado físicamente,

pero el pilotaje es lo que marca.

Que salgan las cosas naturales, que se vea fácil,

que no sea forzado, que todo vaya fluido y cómodo.

Es de los mayores objetivos que tenemos.

Creo que es algo que me diferencia bastante

porque creo que ando muy bien.

Es un deporte, para mi punto de vista, corto,

son tres minutos solo, tres minutos y medio, cuatro,

tenemos una oportunidad solo para hacerlo, cuando cuenta,

y no tienes más.

Y es muy al límite, muy explosivo, y bueno,

creo que la parte mental es muy importante.

Y de una forma, creo que tienes que tener muchísima confianza en ti.

Estar muy seguro de lo que vas a hacer.

Es bueno es tener un equilibrio en la racionalidad o en la emoción.

Y Ángel es una persona muy racional

con una buena lógica y lo que hay que hacer con una persona

que es lógica es potenciar esa lógica.

Entonces, esa lógica le permite entender

que puede ser el campeón del mundo,

que es lo que él quiere, también le permite entender

que no hace falta ser campeón del mundo

para disfrutar de lo que él quiere, que es montar en bicicleta

y pasárselo bien encima de la bicicleta.

Empiezo 2019 con muchísima expectativa.

Veo que puedo, creo que lo voy a conseguir,

creo que voy a estar

entre los diez primeros, cinco primeros,

intentar casi todas las carreras, la primera carrera me lesiono,

caigo en una curva muy lento y me vuelvo a sacar el hombro,

esta vez el izquierdo que solo tenía una operación,

me tuve que volver a operar.

Busco otro médico para hacer la operación

un poco más específica para mi deporte.

Y en ese tiempo es cuando digo:

"Tengo que hacer algo porque estoy parado

y la rehabilitación no es suficiente".

Las primeras intervenciones que hacemos con Ángel,

cuando nos conocemos yo ya empiezo a ver la lógica que tiene,

la estructura que tiene, entonces eso permite trabajar con él

a unos niveles que permite profundizar mucho

en los objetivos, en lo que quiere, hacia dónde va

y en si no se consigue, qué puede pasar.

Trabajas sobre un terreno con una gran cantidad de obstáculos

que tiene que analizar en décimas de segundo,

tiene que tomar decisiones y no tiene una segunda opción.

Me ha ayudado a ser muchísimo más paciente en la vida.

Porque te das cuenta de que las cosas no son ya.

Y al mismo tiempo, hay que trabajar por lo que uno quiere.

Me di cuenta de que estaba lejos de lo que quería

y con trabajo y esfuerzo, con muchos escalones por medio,

me di cuenta de que se puede y creo que es algo

que ayuda muchísimo a la hora

de afrontar cualquier problema en la vida.

Al final, el deportista va a haber un día que va a dejar de competir.

Y va a ser persona. Entonces, el trabajo para mí

a nivel mental con el deportista

es que el deportista sea mejor persona.

Y esa mejor persona le permite entender

por qué el deporte le ayuda en su vida

y hoy tiene competición, mañana puede tener una relación

con el deporte sin tener esa competición.

Luis Corrales es un apasionado de la fotografía analógica

y de patear la calle con su cámara.

El resultado de ambas pasiones puede verse

en el espacio Boek Visual.

"Crecerás en un barrio de casas blancas,

junto a las adelfas y los perros.

Olerás la brisa del mar en lánguidos atardeceres

y verás formarse un impetuoso riachuelo

callejuela abajo con cada tormenta.

Balones contra la cal del vecino, olor a fruta madura.

En la casa contigua, los gatos y los espíritus

comparten por techo el cielo.

Sevillano de nacimiento, Luis Corrales vive

desde hace casi dos décadas en Viena.

Allí nace su tardía pasión por la fotografía

al viejo estilo, con películas y revelados analógicos.

Una buena parte de su trabajo puede encuadrarse

dentro de la llamada fotografía callejera.

El reto de contar en imágenes historias espontáneas

de gente desconocida.

En 2016, aborda su proyecto más personal,

'Cuaderno de nostalgias', un libro de fotografías autoeditado

y encuadernado artesanalmente, que recupera el título

de un viejo proyecto en forma de blog

que incluía fotografías ilustradas con pequeños textos

de prosa poética.

El fotolibro prescinde de los textos.

Pero conserva el carácter de las fotografías.

Miradas fugaces en las que el fotógrafo

trata de descubrirse a sí mismo a través de su entorno

y sus vivencias viajeras.

Inesperada, la ventisca de nieve ha ahogado

en blancos a la temprana y desteñida primavera.

Retozando por los jardines, un perro se sacude

con vigor los gruesos copos.

Avanzas abriendo camino con el lento crujir

de la nieve fresca.

Como aquel niño empeñado en descubrir todos los huevos unidos

despertando al sueño efímero del tiempo."

Nuevo librisco de Paco Espínola.

En esta ocasión, sobre la sorprendente intersección

entre cultura japonesa y flamenco.

Es este, "Japón Jondo",

publicado por la editorial Allanamiento de mirada.

Como se recuerda en uno de los ensayos

que componen el libro,

desde que el samurái Hasekura Tsunenaga

pisó por primera vez Coria del Río, nada menos que en 1613 hasta ahora,

la relación entre ambas culturas ha permanecido viva.

El librisco se ofrece como una aportación

al reconocimiento de la cultura poética

y musical nipona con poemas de Yutaka Hosono

y música de Ryūichi Sakamoto.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre el llamado "Proyecto chirino",

que confeccionamos en 2018.

Como siempre, pueden verlo completo en la red.

"Este señor mayor que golpea con determinación

un trozo de metal incandescente es Martín Chirino.

Chirino es escultor. El escultor del hierro por excelencia.

Uno de los artistas españoles más veteranos y prestigiosos."

Esto ha sido todo por hoy. Volvemos el lunes con más noticias

y recomendaciones relacionadas con la salud pública

en compañía del doctor Romero.

Y la próxima semana, además,

no se pierdan nuestro "Taller de naturaleza"

con WWF España o también el "Taller de español"

con nuestra querida filóloga y actriz Luna Paredes.

Pasen un buen fin de semana y sean cuidadosos.

Claro que sí. Hasta el lunes, que les esperamos de nuevo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 19/11/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 19/11/20

19 nov 2020

Salvador Gómez Valdés entrevista a Reyes Mate, Profesor de Investigación del CSIC "Ad Honorem". Hablan de uno de los filósofos más importantes de la historia, Platón.
La Universidad Responde. Universidad de Sevilla:¿Es la fibromialgia una enfermedad ficticia?
Mara Peterssen entrevista a Pedro Puig, Presidente de la ONG Aldeas Infantiles, quien nos relata la situación de los niños y niñas en nuestro país, en plena pandemia del coronavirus.
"Psicología deportiva". La presencia de los psicólogos deportivos en la actualidad es de vital importancia para preservar la salud física y psicológica de los deportistas. Muchos de ellos soportan presiones sociales que pueden terminar en lesiones, que en el mejor de los casos pueden ser temporales o que, por lo contrario, acaben con su carrera para siempre. Uno de los objetivos de la psicología deportiva es controlar esas variables para aumentar su bienestar mental y rendimiento físico en la disciplina que practiquen. Hoy vamos a desvelar el trabajo que realizan en el centro Mindset, especializado en deportistas número 1 del ranking mundial. Lo primero es conocer el carácter década uno de ellos y sus objetivos para definir la estrategia y el plan de trabajo.
"Boek visual: Luis Corrales". La Aventura del Saber y Boek Visual colaboran juntos para poder dar a conocer a algunos de los autores incluidos en esa antología. En este capítulo descubrimos al fotógrafo Luis Corrales, quien vive desde hace casi dos décadas en Viena. Allí nace su tardía pasión por la fotografía. Al viejo estilo, con películas y revelados analógicos. Una buena parte de su trabajo se encuadra dentro de la fotografía callejera.
Salvador Gómez Valdés, en su sección habitual, recomienda el nuevo librisco de Paco Espínola, en esta ocasión sobre la sorprendente intersección entre cultura japonesa y el flamenco, es este: “Japón Jondo”.
Reportaje en red: Hoy digitalizamos y colgamos en nuestra página web“Proyecto Chirino”

ver más sobre "La aventura del saber - 19/11/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 19/11/20"
Programas completos (1974)
Clips

Los últimos 7.136 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios