www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5812833
Para todos los públicos La aventura del saber - 08/03/21 - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días a todos.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer

y vamos a dedicar por ello nuestro habitual taller de salud pública

con el doctor Romero,

a revisar si hay enfermedades que se puedan considerar

diferencialmente por género.

¿Hay enfermedades que sufran particularmente las mujeres?

¿Cuáles son y por qué causas se producen?

También vamos a presentar hoy la nueva serie de documentos

"España Digital" que elaborará el doctor Romero

y contaremos con la presencia de la Secretaria de Estado

de Digitalización e Inteligencia Artificial,

Carme Artigas.

Buenos días. Feliz Día Internacional de la Mujer.

En este lunes, 8 de marzo,

debemos seguir profundizando en la igualdad,

en la conciliación, en la lucha contra el machismo,

la brecha de género, aún más si cabe,

en medio de esta pandemia

que tan fuertemente está golpeando a las mujeres.

Hemos invitado para hablar de todos estos asuntos

a Laura Baena, presidenta de la Asociación Yo no renuncio

y fundadora del Club de Malasmadres.

Es la segunda parte del programa de hoy,

les ofreceremos la segunda entrega del inolvidable documento

que hemos elaborado sobre el encuentro

entre la guitarra flamenca y la guitarra clásica,

entre Tomatito y Pablo Sáinz Villegas.

No se lo pierdan.

Si les gusta la música, no encontrarán nada parecido

ni más emocionante en ningún sitio.

¿Cómo influiría una igualdad de género plena

en la incidencia de algunas enfermedades

que afectan a las mujeres?

Está demostrado que los determinantes sociales,

es decir, cómo y con quién se vive,

las condiciones en que se trabaja,

sentirse querida y valorada, se encuentran en el origen

y agravamiento de enfermedades como depresión, ansiedad,

hipertensión, fibromialgia o colon irritable.

Bienvenido, Nicolás. Hola, buenos días.

Entonces, ¿hay o no enfermedades que son puramente femeninas?

Pues mira, no hay.

Puramente femeninas, solo las que por género,

es decir, por constitución,

ligadas al aparato reproductor o a su regulación hormonal,

pueden tener cabida, digamos, pero los determinantes sociales...

Es un día para reflexionar sobre eso.

Porque hay enfermedades, tú has dicho el colon irritable.

El colon irritable es una enfermedad

que se produce en el intestino grueso

y pues es dolor abdominal, gases,

se puede producir también algún tipo de diarrea o estreñimiento,

etcétera. Esto no tiene... Analizas ese tejido

y ese tejido no tiene ninguna anomalía.

Yo pensaba que el colon irritable no era particularmente,

no afectaba particularmente a las mujeres,

sino que eso, también en el caso de los hombres,

No, también afecta a los hombres, pero hay...

El riesgo de sufrirlo es mayor siendo mujer.

El riesgo de sufrirlo es mayor siendo mujer, también siendo joven,

también teniendo antecedentes familiares

de colon irritable en tu familia.

Pero mira qué curioso que...

Todas las personas que tienen más riesgo

han tenido algún tipo de abuso físico,

emocional, psicológico e incluso sexual.

Es decir, han tenido un estrés temprano,

han sufrido estrés de forma temprana en su vida.

Esto nos está diciendo,

nos está dando claves de que también el estrés,

sufrir esos determinantes sociales

también influye en la generación,

en el desencadenante de una enfermedad.

Una de las cosas que se dice,

y esto no tiene que ver ahora con las enfermedades,

sino con las carreras universitarias.

Se dice que las chicas hacen menos carreras

de estas que se llaman STEM,

de estas carreras de ciencias de toda la vida, de ingenierías,

en fin, ciencias duras.

¿Esto tiene alguna razón?

Porque aparentemente yo creo que la razón es puramente social.

No creo que las chicas sean menos listas

para estudiar matemáticas. No, no, no.

Tiene solamente que...

Bueno, lo que ellas explican es... Yo ahora te diré porque lo sé,

es porque le faltan referentes, de personas, de científicas,

de mujeres científicas, les faltan referentes porque...

Pero fíjate, hablamos del techo de cristal,

hablamos de la brecha de género,

pero también vamos a hablar del efecto Matilda.

El efecto Matilda

es aquel prejuicio por el cual las carreras,

o sea, el trabajo de las mujeres científicas

parece que se oculta. Ese es el efecto Matilda.

Mujeres científicas ha habido y muy importantes antes.

Pero por eso... No solo Marie Curie.

No solo Marie Curie, parece que solamente existe Marie Curie.

Exactamente eso pasa, con lo cual, pero fíjate,

me interesa tanto

esto de los determinantes sociales en la salud.

Yo soy médico, pero me interesa mucho

cómo se producen estos determinantes sociales,

porque a lo mejor tenemos que cambiar las campañas

en lugar de decir prevención de obesidad, tabaquismo,

de abuso del alcohol... Habrá que decir:

"Vamos a prevenir cómo vives,

o sea que no vivas mal, que no trabajes mal,

que convivas bien, que ames bien".

Lo que yo le decía a mi médico cuando antes estaba un poco gordo

y le decía: "Es que es lo que me estás prescribiendo,

es que sea rico". Que no tenga que hacer la vida...

Claro, efectivamente.

Y fíjate, para la brecha de género y para la igualdad,

creo que es muy importante que haya independencia económica de la mujer.

La mujer tiene que estar bien, bien pagada,

bien valorada

y tiene que poder administrar sus recursos

y su vida por ella misma.

Y eso se logra con la independencia económica.

Solo un apunte más y es: con la pandemia se ha empeorado,

se han empeorado esas condiciones porque se han cerrado escuelas,

la mujer ha vuelto a casa, se ha convertido en la cuidadora,

el trabajo de cuidador mal pagado, mal reconocido.

Con lo cual vamos a ver si podemos también recuperar esos derechos.

Y lo que te decía, me interesa tanto este tema

que me he embarcado... En "España Digital",

Eso es.

Una serie de documentos que nos vas a ofrecer periódicamente.

Eso es. Y... cuéntanos.

Son una serie de documentos relacionados con el mundo digital.

Si tú tienes móvil, y la mayoría de las personas, ya eres digital;

si sacas dinero con una tarjeta... Aunque no seamos nativos

Aunque no seamos nativos.

Si sacas dinero con una tarjeta ya eres digital.

Es decir, nos interesa a todos.

Y, a raíz de esta serie de documentos,

he entrevistado a la Secretaria de Estado

de Digitalización e Inteligencia Artificial,

Carme Artigas, que nos ha dado unas claves

por qué las chicas no estudian esas carreras científicas.

Cuáles son las claves para el Día de la mujer.

Venían muy bien sus declaraciones y las hemos traído.

Pues vamos a escuchar con atención lo que nos dice.

Recuerdo una vez que me preguntaron:

"¿Usted cómo concilia?".

Y yo digo: "Pues igual de mal que un hombre".

Los hombres siempre han conciliado mal

lo que ocurre es que tampoco les hemos enseñado

a que se podían quejar si tampoco estaba en casa pronto

y si no, si se estaban perdiendo la función escolar de los niños.

Por lo tanto, a medida que nosotros, que las mujeres estamos reclamando

más espacio en el ámbito profesional,

esto también depende mucho de que los hombres reclamen también

ese espacio personal, tampoco los hemos educado para eso.

Lo que ha ocurrido en la pandemia no ha sido conciliación,

ha sido la invasión del mundo personal

y del mundo profesional,

en la misma casa estaban el hombre y la mujer trabajando,

los niños estudiando, haciendo la compra online

y pasando el niño por detrás de la videoconferencia.

Pero eso es esclavitud digital, eso no es conciliación.

La conciliación es que yo pueda tener un equilibrio razonable

entre mi vida personal y mi trabajo

y que eso no requiera de que me traslade cada día

20 km ida y 20 km vuelta

para estar ocho horas en una oficina cuando tampoco es necesario.

Yo soy ingeniero químico y cuando yo estudiaba,

había un 16 % de chicas en la universidad.

Bueno, pues han pasado 25 años y no hemos mejorado.

Lo contrario, me decían que nunca se ha llegado a superar

el 20-25 % en carreras de ingeniería.

Y en los últimos tres años se han reducido tres puntos.

Algo estamos haciendo mal.

Sobre todo, en las primeras etapas, primaria y secundaria.

Hay estudios que dicen que hay cuatro años donde nos jugamos,

que las niñas se desconecten de las matemáticas y de las ciencias

que es entre el período entre nueve y 14 años,

que es entre primaria y secundaria, donde todas las decisiones,

pues casi entre ciencias y letras.

Dicen: "A ver, si estudio ciencias o matemáticas e ingeniería,

¿cuáles son mis profesiones del futuro?".

Y las profesiones de futuro que les estamos proyectando,

¿Qué ocurre? Uno, no encuentran referentes femeninos de éxito.

Si le dices a la niña: "Dime cinco mujeres

que para ti sean un referente de éxito".

No te las encuentra la ciencia.

El futuro no está escrito.

Y el futuro lo estamos decidiendo cada uno de nosotros

en nuestras actuaciones y nuestras decisiones.

Y por lo tanto, si queremos una sociedad de futuro

con una mirada integradora e inclusiva,

las mujeres deben formar parte del diseño de este futuro.

Y si las mujeres no están en las carreras de ciencias

y las matemáticas, y entender el mundo de los datos,

que es una manera de entender cómo funciona el mundo de hoy,

Si sólo tenemos un 25 % de participación en esas carreras,

va a significar que solo vamos a tener un 25 % de influencia

en el diseño del mundo del futuro.

Qué interesante.

Que interesante y además reconoce y reconocemos

que dentro de esas carreras científicas

hay un mundo de desarrollo profesional enorme.

Por tanto, hay que animar a las chicas, a las estudiantes,

a hacer esas carreras científicas.

Tenemos una oportunidad única. Única, única.

Porque además, fíjate, también he entrevistado

para estos documentos de la "España Digital"

a dos directivas de empresas tecnológicas

que han llegado, han roto su techo de cristal

y su techo, de cualquier techo,

y han llegado. Y fíjate lo importante,

lo importante que es el entorno familiar,

que se establezca esa igualdad en el entorno familiar

para propulsar esa carrera y desarrollo profesional.

He traído esas declaraciones. Venga, vamos a verlas.

Hay un tema muy importante para la mujer

y es tener un entorno personal que la acompañe en sus ambiciones.

Eso es muy importante. O sea, si tú quieres tener carrera

y tienes un entorno alrededor que pueden ser tus padres,

puedes ser tu pareja, puedes ser... alguien cerca,

que te está minando en ese sentido,

pues te va a ser mucho más difícil.

He tenido la suerte,

yo, en parte, he llegado donde he llegado

porque he tenido la inmensa suerte de tener un entorno a mi alrededor

que ha entendido que hay que compartir.

Bueno, mi batalla personal ha sido fácil o inexistente.

Venía ya de fábrica, ya veníamos todos puestos de fábrica:

"Esto es así, no puede ser de otra manera".

-Sí, sí. Lo cual resalta la importancia fundamental

que tiene el seno de la familia, el cómo te hayan educado.

En mi casa, éramos tres hermanas,

las tres estamos en el mundo profesional

y nos han exigido exactamente igual que si hubiéramos sido tres hombres.

Y eso lleva a que luego, pues tu pareja también piensa...

La igualdad es que en mi casa no se discute porque es natural.

Y yo creo que ese acompañamiento del entorno

que nace del seno familiar y nace de la educación,

como dice María José,

pues es realmente muy, muy importante.

Absolutamente de acuerdo.

No puede ser de otra manera.

Además, es mejor también para los hombres eso,

Eso es mucho mejor para los hombres.

Y solamente hay que buscar diferencias

cuando las hay realmente.

Porque sí hay alguna diferencia biológica,

que tiene que ver también, por ejemplo, con la nutrición.

Porque sí nos has traído algo para demostrarlo.

Bueno, si quieres un aperitivo,

aquí tenemos la cuchara.

No, que estoy engordando.

Bueno, mira, sí, el hierro, el hierro,

una mujer, desde los 18 hasta los 50 años,

tiene que tomar el doble de hierro que el hombre,

porque lógicamente tiene una menstruación

y, si está embarazada, tres veces más que el hombre.

Quiero decir, también las necesidades de hierro aumentan.

He traído espinacas baby y he traído lentejas.

Las lentejas, siempre el dicho: las lentejas tienen mucho hierro.

¿Nos engañan o no nos engañan?

Pues mira, las lentejas

tienen menos hierro que el resto de alimentos que he traído aquí,

porque es un hierro de origen vegetal,

que se absorben mucho peor.

¿Popeye nos engañaba con las espinacas, de estar bien?

Pues no, tampoco nos engañaba: aunque este hierro se absorbe peor,

tienen ácido fólico tanto las lentejas

como las espinacas

que nos previenen de otro tipo de anemias.

Que haya menos glóbulos rojos.

Por lo tanto, muy interesantes

tanto las espinacas como las lentejas.

Pero ¿dónde está el hierro hemo, el que se absorbe bien,

el que se absorbe de manera natural?

Pues está en los alimentos de origen animal.

Los filetes, o sea, la carne.

La carne, ya hemos dicho muchas veces

que no casa muy bien con el tema del calentamiento del planeta.

Hay que consumir carne, pero no excesivamente.

Pero tenemos otras opciones bastante más saludables.

Mira: mejillones, tenemos almejas, tenemos anchoas.

También tenemos sardinillas, todo este pescado,

todo este producto del mar tiene una gran cantidad de hierro hemo,

el que mejor se absorbe.

Y además las sardinillas tienen, si te las comes con la espina,

tienen además un aporte extra de calcio,

con lo cual hay que preferir este hierro, es decir,

de pequeño producto del mar, comparado con el filete.

Y también hay que tomar lentejas y espinacas baby,

porque nos van a aportar hierro y ácido fólico,

muy importante para prevenir las anemias.

Y esta comida deben comerla más las mujeres que los hombres,

porque necesitan más hierro.

Necesitan más hierro en periodo fértil, es decir,

cuando tienen su menstruación, se pierde hierro.

El hombre no lo pierde porque lo recicla.

Todos los glóbulos rojos se reciclan.

La mujer lo pierde y por eso debe incrementar sus aportes de hierro.

¿Cómo? Comiendo este tipo de comida.

Es decir, y si eres vegetariano,

debes comer el doble de productos de origen vegetal

para aportar la misma cantidad de hierro.

Con lo cual, hierro, sobre todo, en productos del mar,

también en productos cárnicos y también, por supuesto,

en productos vegetales, como las espinacas y las lentejas.

Estamos en el último minuto.

Quiero que nos digas algo más sobre la "España Digital",

por ejemplo: ¿con qué vas a comenzar?

Pues mira, vamos a comenzar con los dispositivos de salud.

Poder hacer un diagnóstico en remoto,

poder operar en remoto.

¿Cómo va a afectar eso? Es la nueva sanidad.

Es una revolución de la sanidad.

Eso vamos a comenzar. También con la vigilancia

de las constantes vitales del planeta:

cómo monitorizamos desde los satélites

las constantes vitales, cómo se monitorizan los cultivos,

cómo se hacen con cultivos más sostenibles,

cómo se ve la cantidad de árboles que hay en el Sahara, por ejemplo;

cómo se ve la cantidad, cómo están creciendo

determinadas zonas del planeta

o deforestándose a causa de los incendios.

Todo eso vamos a comenzar con ese mundo que es apasionante

y que va a determinar también nuestra salud en el futuro.

Ha sido un placer, como siempre. Igualmente, muchas gracias.

Seguimos. La Universidad Católica de Murcia

nos propone hoy responder a la siguiente cuestión:

¿Qué es la contratación a distancia?

La Universidad responde.

La contratación a distancia tiene actualmente un singular relieve

en el desarrollo del comercio mundial.

La Unión Europea avanza hacia un marco normativo

en el comercio online

y dentro de la estrategia de la Unión Europea,

existen distintas medidas que impulsen

el desarrollo del comercio a distancia.

Entre otras, la armonización en materia de contratos.

Y, en este sentido, ha de destacarse

la propuesta del Reglamento de Normativa de compraventa europea.

También la eliminación de fronteras digitales,

evitando restricciones en el acceso a las tiendas virtuales.

Así, la eliminación del roaming o sobrecoste de tarifa

para los consumidores de telefonía móvil

entre países de la Unión Europea en junio de 2017

es una medida muy positiva.

Una importante modificación en la contratación a distancia

es aquella en la que el consumidor debe confirmar la oferta

mediante SMS o correo electrónico

y no bastará la confirmación vía telefónica.

Hay empresas que permiten realizar el pago sobre nuestro smartphone

o tablet con la huella dactilar,

que podría evitar el uso fraudulento de tarjetas de crédito

y las claves de acceso a la banca online.

También el derecho de desistimiento,

que es aquella facultad que tiene el consumidor de dejar sin efecto

un contrato celebrado sin necesidad de justificar la decisión,

notificando así a la otra parte contratante

en el plazo establecido, sin penalización de ninguna clase,

cuyo fundamento es la asimetría informativa del consumidor.

El plazo ha sido modificado

y ha pasado de los siete días hábiles

hasta los 14 naturales a contar desde la entrega del bien

o la contratación del servicio.

Día Internacional de las Mujeres.

Jornada para reflexionar por lo conseguido hasta ahora.

Sabemos que el camino ha sido difícil,

pero hoy también debemos recordar que todavía queda mucho trabajo

por delante para conseguir la igualdad real,

sobre todo, en estos tiempos de pandemia.

Laura Baena es la presidenta de la Asociación Yo no renuncio

y también fundadora del Club de Malasmadres.

Laura, ¿qué tal? Buenos días.

Muy bien, encantada de estar contigo aquí en un día tan especial.

Feliz día. Feliz día también para ti.

¿En quién piensas en una jornada como la de hoy?

En muchísimas cosas y en muchísimas mujeres,

se me viene a la cabeza todas, sobre todo yo creo que en este 8M,

todas esas mujeres que durante este año tan duro,

de este año de pandemia,

han tenido que renunciar de una manera u otra

a su carrera profesional.

Han sido momentos muy duros.

En este día, tenemos que reflexionar de que tenemos que pararnos

a ver cómo lo hemos hecho, y cómo mejorar ciertas cosas,

ha sido un año en el que han faltado muchas medidas,

en el que ha faltado mucho apoyo social y político,

y que ahora hay que reivindicar.

Siempre decimos que es un día de celebrar,

pero un día de reivindicar, que no podemos olvidar,

que tenemos que estar juntas más que nunca, unidas,

y que esto no va solo de una cosa de nosotras,

sino que lo necesitamos a ellos de nuestra mano,

haciendo equipo y luchando por una igualdad real.

Entonces yo creo que hay que pensar en todas esas mujeres

que la pandemia va a dejar atrás

y ha dado pasos atrás en su vida profesional.

¿Entonces vemos el vaso medio vacío en estos momentos?

Bueno, yo creo que hay que hay que ser realistas

y ha sido un año que, hace poco,

en el estudio "Yo no renuncio" que compartíamos,

una de cada cuatro mujeres

ha renunciado a todo o parte de su trabajo

para poder cuidar de sus hijos

en situaciones como hemos vivido de cierre de colegios,

de cuarentenas preventivas y de momentos muy duros.

Aparte, toda la situación económica que está ocurriendo.

Entonces, al final yo creo que,

independientemente hoy tiene que ser esa visión realista de parar,

reflexionar y pensar todo el camino que nos queda.

Pero es así.

Hablabas de esa encuesta de la asociación,

con esos datos que reflejan

lo que hemos vivido durante estos meses.

¿A qué hemos renunciado las mujeres?

Durante el confinamiento sobre todo,

y después, en estos seis meses de pandemia.

La lucha por la conciliación en el Club de Malasmadres

empieza de eso, de esa renuncia, no de mi renuncia personal.

Yo renuncié a mi carrera profesional porque fui madre

y era imposible compatibilizar la vida familiar con la laboral.

Y me di cuenta de que cuando fui compartiendo mi historia,

era el gran problema de la generación de mujeres hoy.

Esa renuncia que muchas tenemos que hacer

a nuestra carrera profesional por ser madres.

Trabajando desde la asociación, fuimos poniendo datos sobre la mesa.

Vimos que seis de cada diez mujeres

renunciamos a nuestra carrera cuando llega la maternidad.

La maternidad de repente destapa los roles tradicionales,

demuestra que el sistema sigue siendo patriarcal

y que sigue primando esa falta de igualdad

y falta de conciliación y, al final, nos empuja a renunciar.

Entonces, en ese momento, te das cuenta que hay que luchar

unidas por esa conciliación real que no llega

y que hay que trabajar desde todos los agentes sociales,

desde las empresas, las instituciones y la sociedad.

Y el cambio no puede venir sin la corresponsabilidad.

Entonces, muchísimas mujeres a día de hoy,

antes de la pandemia también,

renuncian a su carrera por ser madres, por poder cuidar.

Pero es que también muchas mujeres

renuncian a la maternidad por su carrera profesional,

porque no llega ese momento en el que tienes que dar el paso

a poder ser madre o a intentarlo y luego poder cuidar.

Entonces yo creo que estamos en una crisis social,

de los cuidados, que ha puesto de manifiesto la pandemia.

Con la pandemia,

se ha puesto de manifiesto que la conciliación no existe

y que han caído los dos pilares de la no conciliación:

abuelos y abuelas, y colegios y escuelas infantiles.

Realmente el sistema de cuidados

estaba soportado por esos dos pilares

y por muchas mujeres que renunciaban.

En este momento, cuando pasa eso,

lo que ocurre es que muchas mujeres tienen que renunciar

o tienen que vivir esa situación tan complicada de teletrabajo,

porque nos debemos sentir privilegiados

las que hemos podido teletrabajar. Pero ha sido muy duro.

Incluso en tiempos de pandemia, creíamos nosotras de la Asociación

que la corresponsabilidad daría pasos hacia adelante,

No, la corresponsalía incluso ha empeorado.

Con lo cual, si no hay ese reparto equitativo

de las tareas doméstico familiares,

si no entendemos que los cuidados es una responsabilidad social,

será muy difícil dar pasos adelante. Es fundamental,

en un día como hoy, 8M, hay que reivindicar

que la maternidad sea valorada social y económicamente.

Si realmente ponemos en el centro los cuidados y entendemos

que eso es una responsabilidad no solo de las familias,

que ya debemos trabajar la corresponsabilidad en el hogar,

sino también de esas empresas que deben facilitar la flexibilidad,

políticas transversales de conciliación.

Y por supuesto hoy,

hay que reivindicar y pedir a las instituciones

realmente un pacto de Estado por la conciliación,

porque en tiempos de pandemia,

hemos vivido un año sin medidas de conciliación,

con un plan "Me cuida" que se ha quedado insuficiente

y que realmente faltaba que se pusiera

una serie de normativas y medidas,

como, por ejemplo, el teletrabajo por imperativo legal,

que hemos pedido tantos meses.

Precisamente habéis presentado 300.000 firmas

pidiendo otro tipo de medidas

para que las cosas cambien al Ejecutivo.

¿Cuál ha sido la respuesta? ¿Qué os han dicho?

El problema ha sido ese que, de repente,

nosotras tenemos un objetivo último en la asociación,

ese pacto de Estado por la conciliación,

con medidas que debemos trabajar todos los agentes sociales

y es un abanico enorme.

Desde esos permisos igualitarios e intransferibles,

que sería aquello positivo que podríamos hoy celebrar, día 8M.

Pero también faltan muchas cosas:

políticas transversales de los cuidados,

esas políticas de las empresas,

la flexibilidad, bolsas de horas, permisos más largos.

Y claro, nos dimos cuenta de que en una situación de pandemia,

de crisis sanitaria como esta,

que iba a llevar a conllevar una crisis económica y una renuncia,

porque las mujeres al final somos las más perjudicadas,

porque ostentamos los puestos más precarios

y eso teníamos que pararlo.

Entonces hicimos el manifiesto, "Esto no es conciliar",

en el que pedíamos medidas urgentes ante esta crisis y esta pandemia.

Si una situación como la que hemos vivido,

no nos damos cuenta de que tenemos que tomar

y poner soluciones sobre la mesa, eso muchas veces me frustra.

Porque pedíamos el teletrabajo por imperativo legal

en momentos de crisis como esta, en los que había que cuidar.

Es más, es una medida que tendría que quedarse con nosotras

cuando un hijo enferma.

Ya sabemos esos malabares para poder mantener tu trabajo.

Y lo que hemos vivido ha sido mujeres

que han renunciado tirando de excedencias, días de vacaciones,

de permiso sin sueldo

y sin un apoyo institucional al que se pudiera agarrar.

Igual con las cuarentenas preventivas,

cuando un niño o una niña

estaban en contacto estrecho con un positivo.

Yo lo he vivido en mi propia casa

y casi todas teníamos ese miedo a que nos llamaran del colegio,

nos dijeran que debíamos hacer cuarentena,

pues han debido renunciar de una manera u otra.

Eso no se puede permitir

y eso se podría haber parado con un plan "Me cuida"

realmente un poquito más ambicioso,

que no solo dejara a la única solución

que han tenido las mujeres, una reducción de jornada al 100 %,

que es una renuncia de su sueldo.

Estamos en un país eminentemente trabajador

y esas mujeres necesitan el sueldo para llegar a final de mes.

Esas mujeres no pueden renunciar.

Entonces ahí miramos a países europeos

que han tenido imperativo legal de trabajo,

sí que han tenido esas ayudas económicas.

Recuerdo al inicio de la pandemia

que muchos colegios en Europa seguían abierto.

Para poder cuidar a esos niños y niñas,

porque había muchas mujeres que debían salir fuera a trabajar

a puestos esenciales.

De eso nos hemos olvidado.

Y nosotras, desde marzo,

desde diez días después de que comenzara esa alarma,

ya pusimos el acento ahí.

Y hemos peleado por esas medidas que no han llegado.

Entonces ha habido una respuesta evidentemente negativa,

porque no se han aprobado esas medidas fundamentales,

pero sí nos quedamos con algo positivo,

que es haber arrancado con éxito esa mesa de conciliación,

ese compromiso de la ministra de Igualdad,

Irene Montero,

de sentarse con nosotras este primer semestre del año

con nosotras y otras organizaciones

que están trabajando por la igualdad y por la conciliación,

a poder establecer cuáles son esas medidas,

dónde tenemos que caminar para que esto no ocurra,

para pararlo y ver cómo paliamos

las consecuencias negativas de esta crisis.

Eso en cuanto a lo institucional.

En lo privado, en lo local,

en el ámbito de casa, ¿cómo atraemos a los hombres?

¿Cómo conseguimos que se impliquen también

en la crianza de igual forma que nosotras?

Es fundamental. Yo creo que eso es una...

Es fundamental que los hombres se vean llamados a esta lucha.

Por eso, cuando a veces desde las instituciones se dice

que hoy es el día para todas,

no, es el día para todas y para todos,

hoy es el día de todas y de todos.

Cuando es el lenguaje inclusivo, lo usemos también un día como hoy

y ellos se vean llamados a romper ese silencio,

a romper esos privilegios que se les da

por el simple hecho de ser hombres,

no vamos a avanzar y ahí entra en juego, por supuesto,

que es una responsabilidad que tenemos las "malasmadres"

y los padres también de nuestra mano, la educación.

Tiene que haber un cambio, un cambio de roles,

un cambio en la educación, no solo en el hogar,

sino también en colegios y escuelas infantiles.

Desde pequeños, hay que entrar este cambio de roles

para mañana no nos encontremos con esos techos de cristal

y esos suelos pegajosos que al final nos impiden avanzar.

Pero evidentemente también pasa...

El cambio y la implicación de los hombres

pasa por todos los estados,

desde las instituciones que deben hacer esas leyes.

Hay que legislar con perspectiva de género.

Si dejamos, por ejemplo,

una legislación del trabajo a distancia

en el que no se ha visto esa perspectiva de género,

al final nos invisibiliza a las mujeres.

Las mujeres cogemos la reducción de jornada,

las mujeres cogemos la excedencia,

las mujeres teletrabajamos invisibles en el hogar,

invisibles en nuestro trabajo.

Y eso no puede ser. Un ejemplo, por ejemplo,

en la pandemia las mujeres solo conseguíamos teletrabajar

una hora sin interrupciones, los hombres tres horas.

Qué difícil. Hay que hacer equipo.

Tenemos que nosotras también ser la que demos ese paso.

Ellos tienen que dar ese paso,

desde las instituciones y de las empresas,

donde hay que activar políticas de corresponsabilidad.

Ellos también tienen que cuidar y tienen que ser parte del cambio.

Laura, nos lo contabas antes,

empezaste en 2014 con esa cuenta de Twitter

del Club de las Malasmadres,

a las que nos hemos ido sumando muchos

porque todavía existe mucho mito en torno a la maternidad.

Sin duda. Yo creo que lo que nació como un desahogo personal mío

se convirtió en un movimiento social

en el que iban saliendo todas las madres:

"Yo también me siento así".

Está la lucha social por la conciliación,

pero luego está toda esa mitificación,

de esa madre perfecta.

Total, la culpa fue como el eje, el eje fundacional del club.

Esa culpa que es esa mochila que llevamos siempre,

nos sentimos mala madre, mala profesional,

sentimos que no llegamos a todo. ¿Y por qué?

Porque realmente nos han vendido un papel de madre perfecta,

por un sistema que sigue manteniéndose

y que tenemos que romper. No somos malas madres,

lo hacemos lo mejor que podemos y realmente eso vale,

porque para nuestra hija y nuestro hijo somos las mejores.

Y menos mal, menos mal.

Bueno, Laura, unas últimas palabras en este día 8 de marzo,

Día Internacional de la Mujer, un último mensaje.

Que hay que seguir luchando.

Yo creo que es un momento, este 8M,

que hay que hacer la revolución desde el balcón,

como hemos dicho nosotras en redes sociales.

Llevamos un año de pandemia en el que hemos sido invisibles,

hemos intentado luchar con este manifiesto.

Hemos hecho muchísimas acciones desde Malasmadres,

desde las redes sociales, desde nuestro balcón, cada una.

Creo que tenemos que primar la responsabilidad en este día,

que eso no hace que tengamos que dejar esa reivindicación,

esa celebración, esa lucha, que estamos ahí,

que vamos a hacernos visibles, pero con responsabilidad,

porque son los tiempos que nos tocan, ¿no?

Pero instando a las instituciones, al gobierno, a las empresas,

a los sindicatos, a que esto es una cosa de todas y de todos.

Seguiremos luchando.

Laura, gracias, un placer. Muchas gracias.

Y continuamos. Segunda entrega del encuentro

que iniciamos la semana pasada con Tomatito y Pablo Sáinz Villegas

dos guitarristas embajadores de lujo

de la guitarra española en sus dos vertientes,

flamenca y clásica.

Un equipo de "La Aventura del Saber"

asistió a la reunión de estos dos grandes músicos

en el estudio de Tomatito en Almería.

Ellos nos descubren sus distintos recursos expresivos

y las infinitas músicas que se pueden crear

e interpretar con las seis cuerdas de una guitarra.

(Guitarras y palmas)

-Para ti, para ti, Tomate,

¿Qué es el duende? O sea, porque eso hablan siempre.

El duende, el duende en el flamenco, ¿no?

-Si supiéramos qué es el duende,

lo tendríamos todos los días en la puerta a la casa.

"Oye, que te espero a las nueve de la mañana".

Yo no sé lo que es.

Yo creo que el duende es cuando...

Cuando estás inspirado o está dentro de ti

y encima le estás dando a la gente que te está escuchando,

la estás viendo que dices: "Está igual que yo de bien".

Yo creo que el duende es eso.

Muchas veces nos creemos que tenemos duende,

y después que nos peguen con un martillo.

No lo sé.

El otro día, escuchando una granaína...

Tú sabes... -Claro, claro.

Sacando un trémolo.

El trémolo flamenco a mí me apasiona porque tenemos un trémolo diferente.

El guitarrista clásico... -Es de tres.

-El de tres... Y el de cuatro...

Me fascina siempre, desde cinco. -Sí.

-Fíjate, a ver cómo lo haces.

Uf, qué bonita. Voy a tocar un poquito del mío,

que te lo he tocado antes, el "Recuerdo de la Alhambra".

Yo cojo la guitarra y se me pasa el tiempo.

Y ahí es donde se trasmuta el espacio-tiempo

y entras en otra dimensión, que es una dimensión de creatividad,

de magia.

En ese espacio mágico donde se maceran todas las armonías,

donde se maceran todos los sonidos,

donde se maceran todas las emociones

y toda la historia.

Ese espacio de la guitarra flamenca de Tomatito,

ese espacio de mi guitarra clásica,

es el mismo espacio. Y ese espacio está para ser llenado

o para ser llenado con las emociones como humano.

Y ahí es donde nos unimos.

La guitarra de Tomatito con mi guitarra.

-Precioso.

La vida sin música sería, yo qué sé, ruido y...

¡Pom, pam, pum!

¡Ah! -Sería caos.

-Qué miedo.

Con melodía y armonía.

Porque, por ejemplo, un acorde, la armonía,

es una serie de notas que se llevan bien,

por eso suenan bonitas. -Correcto.

E-l acorde.

Hay que estar acorde todo el mundo.

Bueno... -Qué bonito.

-El "Oblivion". ¿Desde el principio quieres?

-Sí, yo hago... Empiezo con el acompañamiento.

-No, no, haz lo tuyo.

Y cuando lo tenga bien... -Sí.

-Bien. Y, luego, va el acompañamiento

y lo que tengamos que rectificar,

lo rectificamos. -Perfecto, va.

-Eso es. -Eso es.

Ahí, ¿no? Ahí lo tenemos. -Sí.

(Guitarras)

-Desde los egipcios ya empezaban a tener

esta primera concepción

de lo que es una caja de resonancia y unas cuerdas.

Y ahí, un elemento para comunicarse con lo divino.

Y eso es lo que los flamencos han hecho

durante tantos y tantos siglos.

Una música

y un sentimiento

para conectarse con todos esos espíritus

y la magia y el fuego.

Todos estos elementos que en realidad son muy ancestrales

y que participan y que están también

dentro de la boca de mi guitarra clásica.

Las dos guitarras, en sus mástiles,

se entrelazan y cómo, a través de la música,

celebramos todo eso que no podemos tocar,

que no podemos ver,

pero que al final es lo más poderoso.

(Guitarras)

-Bueno... -Qué bonito.

Qué bonito, Tomate.

-Un par de cositas, pero pasable, ¿no?

Somos personas. -Somos personas, correcto.

Porque, al final, algo que yo he pensado mucho,

o sea, los músicos somos, estamos en el escenario y nos ponemos así,

fallamos una nota y tal, nos ponemos muy tensos.

Y, al final, no sé,

Yo he aprendido que lo más bonito es como...

Entregarse al público en cuerpo y alma,

incluso en el error, o sea, dárselo, decirle: "Soy humano".

-Haces 200 notas bien y una medio bien

y si se pierde tono. -Correcto.

-Se pasa... Todas las notas, las otras, las hemos pasado bien,

-¿Verdad?

Qué bonito, qué bonito.

La guitarra es de la gente, es un instrumento que emociona.

Es el instrumento más cercano al corazón de las personas.

Para mí. Porque hay algo muy, muy, no sé, muy mágico.

-Siempre está...

-Siempre está al lado de nuestro corazón.

-Todo el día con ella si puedes. -Así es.

-Y si no estás con ella, tienes que pensar en ella.

Como no estés con ella, ella te deja.

Dice: "¿Sí? Ahí te quedas". -Ahí te quedas.

-Y ya, finito. -Sí, es verdad.

-Entonces... Pero, bueno...

-Podemos decir que la guitarra es celosa.

Tienes que cuidarla cada día un poquito.

-Más que celosa, es acaparadora.

(RÍEN)

(Guitarras)

La guitarra con los extensa que se ha puesto ya...

Gracias Paco de Lucía.

Paco de Lucía que hizo nuestra forma de tocar ahora.

Es cuando nos dimos cuenta que la guitarra es mucho más extensa

que el flamenco, es para cantar otra cosa,

tocar para cantar es "rajear" bien,

tener el conocimiento de dónde están los cantes,

dónde tienes que pararte,

el porte que tienes que hacer, esperar al cantaor.

Pero luego ya, cuando nos hacemos concertistas,

ya queremos: "A ver cómo es esta obra, cómo es esto".

Entonces es bonito saber música

porque luego va ahí y hay obras preciosas.

Descubres un acorde bonito,

una melodía, dices: "Mira qué melodía más bonita.

¿Cómo es?". Y ya está.

-Olé.

Ahí me robaste le corazón, Tomate.

"Cinema Paradiso", uf...

Una de mis películas preferidas.

-Yo... A mí me gusta hacerlo.

Estoy solo y lo hago porque es música linda.

# Cómo quisiera, quisiera...

# Se alargan

# y no se pueden juntar. #

-Cuando tú piensas en esa, en esa época,

la que hablábamos, de Camarón, de Paco,

¿qué te viene a la cabeza?

Cuando piensas en Camarón, ¿qué te viene?

-Como la he vivido tan cerca,

Me doy cuenta ahora la importancia que ha tenido esa época.

Cuando no está, cuando no tienes las cosas,

es cuando te das cuenta que la has tenido.

Pero, bueno,

yo estoy contento de haberlo pasado y triste porque se van.

Y era una época muy bonita de festivales flamenco, de artistas.

-Yo no tengo un sistema estricto para estudiar.

Yo me siento aquí en este sofá,

toco lo que me sale, lo que me apetece tocar.

No tengo un sistema de hacer escalas ni de estudios para dedos.

Yo toco lo que sale y si no salen nada, no toco.

(Guitarras)

¿Qué aprendiste de Camarón?

¿Hay algo que dijiste: "Sobre todo esto"?

-Por ejemplo, de Camarón aprendí

una de las cosas que siempre resalto,

es que era muy inquieto con la música ya.

En el coche siempre llevaba casetes de otra...

Y, cuando ya se aburría, cogía y ponía...

Le daba la cinta al revés.

Claro, entonces era otra melodía.

En vez de 'tarara', era "tororo"...

Era... Y yo digo...

Sí, y luego también se enteraba

de un de un viejo que cantaba...

Bueno, en Jerez,

"Oye, vamos a ir a escuchar a fulano que hace una seguidilla que...

Que es bonita, muy original".

"Vamos a ir a... yo qué sé, a Córdoba, no sé qué...".

Y siempre estaba escuchando a gente nueva

y gente que no era conocida,

pero que hacían cosas maravillosas.

# Me lo encontré en el camino, # hicimos hermanos,

# lo invité a que subiera # al lomo de mi caballo. #

Si él se reinventó y creo sobre lo creado

es porque ya sabía la base.

# Ay, tú le estás pidiendo # a Dios... #

Son gente que nos han dejado un legado grande en el flamenco.

# Ay, tú le estás pidiendo a Dios # que mi madre se muriera.

# Y ya mi madre se murió.

# Ya no hay quien te quiera

# y menos te voy a querer yo. #

-Para las nuevas generaciones,

tú perteneces, como hemos dicho,

a esa historia del flamenco viva ahora.

-Por edad, por viejo.

-No, el talento y lo que has seguido aportando,

o sea de donde ellos...

De donde ellos y donde tú has...

Ha sido una parte básica también de sus vidas

y cómo ahora estás haciendo un puente muy bonito

de seguir la tradición y llevarlo a otros sitios.

De repente haces esa ¡bum!, esa transición a tocarte aquí...

-Por ejemplo, ese tema que es Django Reinhardt.

Ellos hacen así... -Claro, claro...

Y ahí tú le metes el toque de flamenquito.

-A mí es que me gusta el jazz también.

Me gusta un poquito, sí.

(Música)

La música es infinita. -Es infinita.

-Infinita.

Te vas de este mundo ya mayor, viejo ya,

y no acabas de aprender lo que hay,

lo que hay y lo que hay por descubrir todavía.

-Cómo siete notas, ¿no? -Sí, sí.

-Cómo siete notas, con sus combinaciones

es infinito y eterno. Es como...

Puedes hacer, puedes crear

y terminar de crear.

Y aun así, va a haber mucho más por crear.

-Sí, sí, sí.

Almería es auténtica,

Almería me recuerda un poco a lo auténtico del pasado,

a lo arraigado, a...

A las personas.

A esa mirada honesta, auténtica,

donde cualquier artificio sobra.

Y eso es lo que he visto también con Tomate, ¿no?

Nos ha abierto su casa y, enseguida,

acogió la guitarra: "¡Venga, vamos allá!

El propósito de venir yo aquí, al final, era

unir estas dos guitarras, entrelazarlas,

y honrar y celebrar la guitarra.

Al final, la música es como como un buque

y ese buque está navegando siempre.

Y entonces, como músicos, formamos parte de ese buque

y nos lleva, queramos o no queramos,

a explorar, a descubrir.

Y todo por la música, como dice el Tomate,

todo por la música.

Porque la música es ese eterno e infinito horizonte

por el que te mueves cuando navegas.

Y ahí la música te va llevando y te va llevando

y te lleva sorpresas y te da regalos.

Y, al final, la música es ese espejo transparente

donde nos reflejamos nosotros también como músicos

y el público también como público.

Eso es lo que hace la música.

La alegría la eleva al éxtasis

y la tristeza y el dolor lo transmuta en paz.

La editorial Capitán Swing ha publicado recientemente

en castellano uno de los clásicos de la divulgación científica,

el famoso "Cazadores de microbios.

Los principales descubrimientos del mundo microscópico",

del doctor Paul de Kruif.

Una historia fascinante compuesta en 12 capítulos

dedicados a otros tantos investigadores científicos

que descubrieron qué eran,

cómo se comportaban y cómo luchar contra los animalillos,

los animálculos, los animales pequeñitos,

que producen la malaria o la viruela.

Contada con un envidiable pulso narrativo

y poco tiempo después

de que algunos de esos descubrimientos

se produjeran. Contados en 1926.

Recordemos que el autor, el doctor De Kruif,

tuvo mucha experiencia de campo como sanitario.

Estuvo en dos guerras:

en México, luchando contra el ejército de Pancho Villa

y en la Primera Guerra Mundial.

Y quizá por eso mismo supo contar cada investigación

como una aventura llena de incertidumbres,

de peligros y un final sorpresa:

la intuición genial que solucionaba el problema.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre la jornada "Mujeres autistas desde dentro del espectro"

que reunió a mujeres con autismo del tipo Síndrome de Asperger

de toda España.

Pueden verlo completo, como siempre, en la red.

-¿Sabe usted lo que es el autismo?

-No. -Ni idea.

-¿El autismo?

Ah, bueno, es el niño este un poco...

Como ausente, ¿no?

"Esta niña es una niña autista.

Parece igual que otros millones de niñas que hay en el mundo.

Va y viene sin mirar a nada ni a nadie.

Viendo a estos niños,

hay que pensar que algún día la ciencia tendrá que adentrarse

en este enigmático mundo del autismo.

El marco terrible y angustioso

hecho de silencios y de esperas

que rodea y ahoga a estos niños

debe ser vencido un día."

Hasta aquí el programa de hoy, volvemos mañana martes

en compañía del catedrático de Sociología

de la Universidad Complutense de Madrid,

Mariano Fernández Enguita,

a quien le preguntaremos cómo las nuevas tecnologías

cambiarán la naturaleza del trabajo de los profesores.

¿Podrían sustituirse los profes por máquinas?

Esperemos que no.

Esperemos. Y mañana volveremos a charlar

con la doctora en Psicología Laura Rojas Marcos.

Esta vez, Laura nos va a hablar del abuso

y la adicción a las redes sociales,

un tema sin duda de total actualidad.

Ha sido un placer y un privilegio, como siempre,

compartir esta hora. Muchas gracias.

Hasta mañana. Les esperamos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 08/03/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 08/03/21

08 mar 2021

Nos unimos a la celebración del Día de la Mujer con dos entrevistas en el estudio. Por un lado, con el médico Nicolás Romero, conocemos las patologías que sufren, especialmente, las mujeres. Por otra parte, con Laura Baena (Club Malasmadres y asociación Yo no renuncio) insistimos en la importancia de la igualdad, de la conciliación y de eliminar la brecha de género. Descubrimos, también, cómo la pandemia ha golpeado a las féminas, en mayor medida.

Salvador Gómez Valdés entrevista al médico y periodista Nicolás Romero. Profundizamos en enfermedades que afectan particularmente al género femenino y averiguamos las razones.

La Universidad Responde. Universidad Católica de Murcia: ¿Qué es la contratación a distancia?

Mara Peterssen entrevista a Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres y presidenta de la asociación Yo no renuncio.

"Tomatito y Sáinz Villegas, el encuentro de dos guitarras" 2ª parte. Segunda entrega del encuentro que iniciamos la semana pasada, con Tomatito y Pablo Sáinz Villegas. Dos guitarristas embajadores de lujo de la guitarra española, en sus dos vertientes flamenca y clásica. Asistimos a la reunión de estos dos grandes músicos en el estudio de Tomatito, en Almería. Ellos nos descubren sus distintos recursos expresivos y las infinitas músicas que se pueden crear e interpretar, con las seis cuerdas de una guitarra.

Salvador Gómez Valdés, en su sección habitual, recomienda la lectura de uno de los clásicos de la divulgación científica, el famoso "Cazadores de microbios, los principales descubrimientos del mundo microscópico" del doctor Paul de Kruif.

Reportaje en red: Hoy digitalizamos y colgamos en nuestra página web "Mujeres autistas. Desde dentro del espectro 1".

ver más sobre "La aventura del saber - 08/03/21" ver menos sobre "La aventura del saber - 08/03/21"
Programas completos (2082)
Clips

Los últimos 7.577 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios