www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5729666
Para todos los públicos La aventura del saber - 02/12/20 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola a todos. Buenos días.

Tenemos nueva ley de Educación y hoy hemos invitado al programa

al catedrático de Sociología de la Facultad de Educación

de la Universidad Complutense de Madrid,

Mariano Fernández Enguita,

para hablar con él de educación en general y también

para que nos dé su opinión sobre ella, sobre la LOMLOE.

Mariano es un reputado experto

y una persona que lleva ocupándose del laberinto

pedagógico de España desde hace al menos cuatro décadas.

Su documentada y autorizada opinión

seguro que nos ilumina el camino que se abre

y los peligros que acechan.

Buenos días.

¿Les interesa el cine científico?

¿La divulgación audiovisual de la ciencia, la tecnología,

la innovación?

Bueno, pues estén muy atentos,

porque en la segunda parte del programa les vamos a presentar

la nueva edición de la Bienal Internacional de Cine Científico,

un certamen pionero organizado

por la Asociación Española de Cine e Imágenes Científicos

y que celebra su trigésima edición.

Nuevo capítulo de la serie "Universo sostenible",

que en esta ocasión se ocupa del movimiento feminista.

¿Cuándo y por qué nació?

¿Cuáles han sido sus logros? ¿Y sus retos?

Hoy lo recordaremos.

Por primera vez en España puede verse

las fotografías más icónicas de la colección privada

de Carla Sozzani,

la todopoderosa editora de moda

en la revista Elle Italia durante la década de los 80.

(Música)

Taller de Educación en "La aventura del saber",

hoy, en compañía del catedrático de Sociología de la Facultad

de Educación de la Universidad Complutense de Madrid,

Mariano Fernández Enguita,

autor de libros que siguen siendo una referencia inexcusable

para los interesados en educación como la profesión docente

y la comunidad escolar, o educar en tiempos inciertos,

o, Mariano, como el último, ¿no? Menos aula... ¿Cómo era?

"Más escuela y menos aula".

El último es uno colectivo sobre organización escolar.

Bueno, para el de: "Más escuela y menos aula",

vamos a quedar dentro de poco y hablamos concretamente

de ese libro. Será un placer.

Ya hace un año...

Desde luego hay menos aula

y no está tan claro que haya más escuela.

Claro, porque el coronavirus ha venido un poco

a poner el acento en esto, en la necesidad,

en fin,

desde hace ya mucho tiempo,

en la tradición del pensamiento pedagógico en España,

está la idea esa de salir al campo, está desde Giner, por lo menos.

Yo he hecho alguna vez la broma de que podemos hacer un montaje

con las caras de los tres grandes pedagogos renovadores,

los tres por encima de todos, que podrían ser, por ejemplo,

Sócrates, Comenio y el coronavirus,

porque se ha puesto el dedo en la llaga,

ha mostrado todas las insuficiencias

que ha mostrado en qué medida dependíamos

del diseño tradicional del aula huevera,

el horario en parrilla, etcétera,

y ha mostrado el retraso de la institución escolar

y con ella de la profesión docente y con ellos las carencias

de una parte de las familias en materia de digitalización.

Vamos a ver, si los niños vienen al mundo con tanta curiosidad

como dicen todos los biólogos,

todos los psicólogos y cualquiera puede observar,

¿qué es lo que pasa en la escuela

para que dejen de tener tanta curiosidad y cambien?

Bueno, yo creo que dicho pedestremente,

básicamente lo que pasa es que la escuela

les dice constantemente: "Esto sí y esto no.

Esto que te interesa, no sigas porque no vale la pena.

No es algo digno de ser enseñado o aprendido en esta institución,

en cambio, vas a aprender esto otro, que es lo que nosotros decimos".

O sea, has empezado a las 9:00 en la clase A y no te interesa,

lo haces igual, ¿no?

Y si 40 minutos después te ha empezado a interesar,

no importa,

corta porque se ha acabado la hora y pasas a hacer B,

que no te interesa nada en ese momento.

Entonces, esa arbitrariedad en la selección de los temas,

en la elección de las formas de aprendizaje, prácticas visuales,

leyendo solo o acompañado, etcétera.

Y en el tiempo, en la secuencia de aprendizaje, produce daño,

va dejando muertos en la cuneta constantemente.

Esto se ha estudiado,

esto lo ha estudiado mucha gente, por ejemplo, las matemáticas,

creo que es un caso típico.

Hay veces que la gente se declara

incompetente en matemáticas sencillamente

porque se les ha planteado eso,

no como que fuera algo difícil para ellos,

sino que se les ha planteado en el momento inadecuado,

cuando a lo mejor no estaban en condiciones

de manejar esos conceptos abstractos

y lo que podrían haber hecho después lo abandonan para siempre,

dicen: "Las matemáticas no es lo mío".

A los seis años, o a los diez. Claro.

Hay quien cree que cuanto antes

vayan los alumnos familiarizándose con los temas

que van a ver luego, es mejor.

¿Eso es así?

Quiero decir,

¿incluso dando los temas antes de estar preparado

para entenderlos?

Es que depende de qué queramos decir con "familiarizarse".

Si... No sé,

imagino que, por ejemplo, en plena pandemia hoy,

pues puede ser una ocasión excepcional para empezar a hablar

a los niños de probabilidades.

Ahora,

si uno se pone a hablarles de la distribución de Cuchillo,

de problemas con reposiciones y sin reposición,

el niño sale corriendo, ¿me explico?

O sea, que una cosa es acercar algo a un niño

o darle una primera noción

o hacerle una demostración de algo sin pretender explicárselo;

y otra cosa es profundizar en ellos, para eso...

O examinarlos, el examinar.

Pero para eso están los profesores.

Es decir, la profesionalidad del profesor, valga la redundancia,

consiste en saber cuándo,

cómo y a qué ritmo y de qué manera puede un alumno

adentrarse en algo

que no es, por principio, lo antes posible.

Hay personas que piensan que cuanto...

Que si los estudios son muy difíciles,

los alumnos que lo superan son los más listos.

Bueno,

a veces yo creo que ese argumento funciona más bien al revés.

"Superé aquellos estudios que eran muy difíciles y por consiguiente,

soy el más listo".

Es decir, es muy probable que el que es supera fácilmente

los estudios,

pongamos, yo que sé, de Lengua o...

No sea el mismo que supera fácilmente

los estudios de cómo saltar aparatos, plintos,

o jugar a no sé qué, o bailar el no sé cuánto.

Que el que se le da muy bien aprender las especies vegetales

no sea el mismo al que se le da bien entender,

yo que sé, las sutilezas metafísicas de una sección de la filosofía.

Entonces yo creo que esas...

Francamente,

creo que esos razonamientos son siempre a posteriori.

Y a la gente le gusta pensar,

a todos nos gusta pensar que estamos donde estamos

y estamos bien porque somos estupendos

y si estamos mal porque es culpa de otros, ¿no?

Entonces, ese argumento meritocrático

de que los estudios demuestran lo que cuentan aquellos

a los que les ha ido bien en los estudios.

A mí me parece que la escuela no es meritocrática,

no es meritocrática,

puede ser objetiva en ciertas formas de medición,

puede ser necesaria en muchas de sus enseñanzas,

pero no es la maquinaria meritocrática por excelencia.

Sin embargo, todas las utopías meritocráticas,

casi siempre las utopías y las distopías,

se han centrado en la escuela

y los únicos que realmente tienen motivos

para creer en ella son los profesores.

Porque los profesores, yo el primero,

somos los únicos que realmente hemos medrado a través

de la escuela.

Esto que tanto se cuenta: el ascensor social, ¿qué es?

El que yo subí.

Pero que otra mucha gente no pudo subir

porque eran buenos en otras cosas, no en las mismas que yo;

o porque no tragaron por lo que yo tragué;

o porque no tuvieron suerte con sus profesores;

o no le hicieron bien la familia al nacer

o lo que fuera.

¿Y quiénes son los que determinan

los contenidos de la educación en España?

Los gremios.

Lo bonito sería decir que tenemos un comité de sabios

que hace tal y cual...

Pero lo que hay es unas presiones

tremendas para mantener esto o lo otro y lo demás allá.

Hombre, hay cosas elementales,

como que hay que mantener en un grado u otro la Lengua

que conocer en un lado u otro medio.

Hay que tener cierta capacidad de cálculo.

Vamos asumiendo que, pero con mucho dolor,

hay que empezar a entender el entorno, el ecosistema,

el medio digital.

Pero al final, cuando se discute esto, lo que uno ve,

no importa que vayas a las comparecencias

en el Congreso a ver la prensa,

la televisión de la que habla o las tribunas en los medios,

o incluso las manifestaciones y demostraciones en la calle,

las cartas al director, lo que uno ve es a los gremios.

O sea, si tú ves, si pusiéramos mañana, si pusiéramos,

si pudiéramos hacer el experimento, que afortunadamente no podemos,

de introducir el arameo

como materia obligatoria en la enseñanza...

¡Pobres críos!

Bueno, pero con eso constituiríamos un colectivo de 5.000 y 10.000,

15.000, 20.000 profesores de arameo que pasarían los siguientes 50 años

manifestándose por las calles explicándonos lo excelente

que es el arameo, cómo no podemos contactar,

conectar con nuestra tradición sin arameo,

cómo tiene una gran virtud propedéutica

y gracias a él se aprende en matemáticas,

se tiene mejor salud, etcétera.

No nos engañemos,

básicamente son intereses y esas manifestaciones

hay que verlas siempre "cum grano salis".

Hay que escucharlo,

porque evidentemente todo conocimiento tiene valor,

pero claro,

algunos tienen más valor que otros

o lo tienen más inmediato o es más urgente.

Entonces, generalmente lo que entra en la escuela,

sobre todo, hay mucha presión, se diga lo que se diga,

hay mucha presión para mantener y ampliar lo que ya está.

Qué es lo que quienes trabajamos en ella sabemos enseñar,

y hay una enorme resistencia a admitir cosas

que los alumnos van a necesitar,

pero que los que estamos no somos capaces de ofrecer.

Por eso se demoniza.

Se demoniza, por ejemplo,

la idea de la formación para el trabajo o para el empleo,

ignorando que todos los alumnos que tenemos no van a ser profesores

y algunos de ellos van a dejar con 16 años

y lo único que sabrán del trabajo

es que es una cosa que sus padres de vez en cuando tienen.

¿Es uno de los principales problemas

del sistema educativo español precisamente eso?

Que hay muchos alumnos que abandonan.

Sí, es un problema, numéricamente su es un problema serio

porque ahora anda algo debajo,

por debajo del 30% llegó al 40% prácticamente

hace un decenio y abandono...

A ver, abandono técnicamente significa tan solo

que el alumno no sale con un título post obligatorio,

o sea, ni bachiller, ni formación profesional,

ni por supuesto superior, etcétera,

sino que sale con la ESO o menos.

Es decir, sin el título.

Eso es técnicamente el abandono.

Más exactamente la cantidad de población

entre 16 y 24 años que no tiene ESO.

Aunque algunos volverán, etc.

Ahora bien, está mal llamado abandono,

porque es verdad que hay una agenda, alguna gente,

hay una sección de ellos que podrían seguir porque tienen el título

y abandonan, se van a un trabajo o lo que sea,

o abandonan a mitad del ciclo, empiezan bachillerato y lo dejan,

pero hay otra parte que no puede seguir porque no tiene el título,

porque en la ordenación

que puso en pie la LOGSE

nació con una incoherencia que es:

queremos que todo el mundo tenga éxito,

que todo el mundo estudie,

suponemos que todo el mundo va a aprobar la ESO

y, por consiguiente,

tanto para bachillerato como para formación profesional,

hay que tener un título de ESO.

Pero luego se llegó a suspender hasta casi

el 30% del alumnado en la ESO, hasta casi el 30%.

Entonces este 30% no podía seguir, no tenía vías,

podían volver de adultos, podían repetir hasta el infinito.

Se fueron abriendo algunas vías,

que esta es la discusión, sobre los itinerarios,

las diversificaciones, etcétera.

Qué se puede abrir para esta gente, para que puedan seguir.

Pero básicamente se les cerró el paso,

de manera que el abandono pende del llamado fracaso,

el abandono no es tal abandonando en gran medida,

el fracaso tampoco es propiamente un fracaso,

y el fracaso, a su vez, pende bastante de la repetición,

que es otro de los grandes temas,

porque si repites, llegas a los 16,

si repites un solo año,

llegas a los 16 sin haber terminado obligatoria

y ya te puedes marchar. Claro.

Y alguno se marchan.

Si repites dos veces, te puedes marchar todavía con menos

y tienes más ganas porque la experiencia

de la repetición es muy dura y muy inútil.

¿Y por qué repite la gente?

Quiero decir,

si ya somos todos seres humanos producto de la evolución

y todos más o menos,

somos más o menos igual de listos o igual de torpes.

¿Por qué la gente repite? Porque no le dejan hacer otra cosa.

Yo haría la siguiente pregunta: de toda esta gente que se opone,

que defiende la repetición,

que si te suspenden una asignatura o al menos si te suspenden dos,

o no sé, que podemos tener todas las discusiones del mundo

desde que se habla de la repetición,

todos los años sale el titular:

"Pasarán de curso con tres, pasarán con dos, pasarán con una.

El claustro puede imponer un aprobado...".

Y yo lo que preguntaría

a todos estos que se oponen a eliminar la repetición

o a reducirla a marginal la repetición,

si alguna vez,

cuando estaban haciendo su carrera

y suspendieron una asignatura y estoy seguro

de que muchos lo hicieron,

pero muchos, repitieron el curso completo,

podrían haberlo hecho,

¿por qué no repitieron el curso completo?

Lo primero, porque sería estúpido hacerlo.

Esa es la respuesta.

Lo único que harían sería perder el tiempo.

Eso vale también a cualquier edad.

Y lo segundo es que ellos no tuvieron que considerar

que a las edades menores ahí hay también un problema

de madurez, de reconocimiento, quiero decir, que repetir...

Yo he hecho... Yo estudié casi tres carreras,

por lo tanto, yo me mezclé con gente de muy distinta edad,

una la hice seguida, la otra hice irregularmente...

Me da igual con qué gente estar en la universidad,

entre otras cosas porque había de todas las edades.

No es lo mismo cuando eres jovencillo.

14 años, no, a los 13 o 14 años repetir,

porque has suspendido, y yo qué sé, una, dos, tres asignaturas,

¿eso qué es?

El 10, el 15, el 20% del programa,

¿repetirlo todo por eso?

Con alumnos que te van a mirar así...

Pero ¿qué hay detrás de eso, Mariano, qué se esconde?

¿A qué clase de justificación o de manera de ver el mundo

hay detrás de eso?

Simpleza, simpleza, simplicidad, simpleza.

Eso era conocido como el "mal francés",

nombre irónico porque tiene otro significado,

porque venía de Francia este modelo de repetir,

en otros países nunca ha sido una fórmula normal, ¿no?

Francia lo dejó hace tiempo;

Portugal, que también lo había heredado, también lo dejó;

nosotros tenemos las tasas más elevadas de repetición.

No es efectiva, no es eficaz, no es eficiente,

no produce los resultados que promete,

es muy cara, machaca al alumno.

Entonces, ¿por qué el empeño en repetir?

Porque nadie es capaz...

El centro que le dice a un alumno: "Repite",

lo que le está diciendo es:

"No soy capaz

de arbitrar que el año que viene hagas lo que harías en todo caso,

y, además, voy a reforzar o voy a hacer algo

para que recuperes eso que no has hecho o que has perdido,

o lo que has fallado".

Porque tienen tiempo,

tienen tiempo los alumnos para eso

y tienen medios los centros.

Pero claro, esos medios implican trabajo.

Se ha llegado a que tus horas son tus horas

y no estás un minuto más

y la administración no te va a dar un profesor

para que ayudes a los repetidores.

Pues mal lo tiene el alumno.

Me están diciendo que tenemos que terminar,

es que quedan un montón de preguntas.

Vamos a seguir hablando de estos temas,

pero voy a hacerte la última

que tenía prevista que me has dicho:

"Quiero responder eso".

¿Cuáles son los aspectos

de la nueva ley que resultan menos consensuables

y por qué?

Yo creo que no hay ningún aspecto de la nueva ley

que sea menos consensuable,

lo que es imposible es consensuarlos juntos.

Es decir, hay aspectos de la nueva ley

y de las viejas que cada uno tiene lo que llama "su línea roja",

entonces cada grupo,

cada grupito y cada minigrupito tiene su línea roja,

cualquier ley que quiera buscar un acuerdo sobre todo ello,

está condenada a acumular todas las líneas rojas.

Ahora mismo tenemos una bronca en la calle por la concertada,

digamos, por los conciertos y por la religión...

Que yo sepa, según la ley, la actual,

contra la que se está protestando,

el dinero para la concertada es el mismo.

De momento... No, en el asunto de la concertada

yo te diría que lo peor que contiene la ley,

y lo más alarmante para los centros concertados,

es un pasaje literario

que no se sabe muy bien a dónde conduce,

que es aquello de que las administraciones

deberán proveer puestos públicos suficientes.

Bueno, dicho así no suena mal, pero claro...

Es muy inconcreto. ¿Qué quiere decir eso?

¿Que en Madrid la Comunidad está obligada a doblar

el número de centros públicos?

Porque aquí la mitad de la enseñanza es concertada

o privada.

Vamos a ver, yo creo que la escuela pública es el modelo deseable

si empezáramos desde cero, pero no empezamos de cero,

empezamos con los mimbres que tenemos,

los mimbres que tenemos son una escuela concertada,

concertada y privada,

que es un tercio de la población escolar.

Pero ojo, nadie se confunda.

Ese tercio es el de las familias más ricas,

más listas y más preocupadas por la educación,

guste o no, guste, guste o no guste.

Y aunque entre ellas haya también diferenciacionistas,

gente del Opus, lo que se quiera, hay de todo,

pero en conjunto es un tercio más rico,

más influyente socialmente,

más culto, cuyos hijos van a estudiar más tiempo,

etcétera.

Y, además, es el tercio que consigue entrar,

porque los que quieren entrar no son un tercio,

son más de un tercio,

lo sabemos por algunas encuestas, etcétera.

Entonces, esto puede gustar o no a cualquiera,

pero hay que entenderlo,

y hay que entender que en democracia

no se trata de llegar a la mitad más uno de los votos

o ni siquiera eso, sino la mitad más uno de los escaños,

o ni siquiera eso, sino la mitad más uno

de los votos emitidos,

es decir: "Con esto lo voy a cambiar radicalmente".

No, tú di radicalmente lo que quieras,

defiende tus ideas,

pero en tiéndete con la gente que tiene otras

y, en ese sentido, hay que llegar a un pacto.

Yo creo que es posible llegar a pactos, porque a mí me parece que,

salvo excepciones, la concertada, incluso la privada,

es bastante más civilizada e interesante hoy que hace 10, 20,

30, 40, 50, 60 años,

no estamos hablando de las postrimerías del franquismo;

y la pública,

pues yo creo que ha mejorado mucho, ha ampliado mucho su cobertura,

pero bueno, en ciertos aspectos deja que desear.

La gente no se va a la concertada cuando se va simplemente

porque odie lo público,

sino porque en términos pragmáticos no encuentra lo que quiere

en su barrio y a lo mejor no tiene medio millón de euros

para para mudarse al barrio en que sí lo encontraría.

Entonces, todo esto hay que discutirlo,

hay que negociarlo.

Me parece muy bien que la que la ley diga

que hay que distribuir la carga de los alumnos,

digamos, difíciles o más difíciles, entre todos los centros,

tendrá que poner los medios para ellos

porque esos alumnos son más caros.

Me parece que hay que separar eso de la religión,

y me parece que el problema, como he dicho antes es que,

si se juntan todos los votos,

al final tenemos 177 votos para una ley

que es la mitad más uno.

Creo que es una buena ley, mejor que la anterior,

pero va a tener un recorrido probablemente limitado.

Difícil, por lo menos, ¿no? Por lo menos, difícil.

¿Y qué habría que hacer para que se consensuara?

Porque recuerdo que estuvieron a punto de llegar a un consenso

cuando el ministro de Educación era Gabilondo.

Siempre han estado a punto.

A Gabilondo le llamaban...

No me acuerdo, "el del pacto no firmado",

pero que efectivamente hubo cierto grado de acuerdo

e incluso Gabilondo aplicó algunas de las medidas

que no se llegaron a pactar,

de todos modos, las aplicó después.

Luego estuvo la Comisión, la Subcomisión para el Pacto,

el Gran Pacto de Estado Educativo del Congreso,

yo creo que el nombre ya le condenaba al fracaso.

Yo estuve en esa comisión, he mirado y remirado

las declaraciones

o deposiciones que allí hicieron todos,

he estudiado bastante el pacto y mi conclusión es esa:

no se puede ni se debe buscar un gran pacto,

porque cuanto sumes un gran...

En cuanto busques un gran pacto, lo que vas a hacer es sumar

los vetos.

A mí me parece que hay que llegar a acuerdos sobre asuntos concretos,

concretos no quiere decir minúsculo, por ejemplo: la religión,

hasta dónde está, no está,

puede estar, de qué manera,

en la escuela o no, en la enseñanza o lo que sea.

Por ejemplo, los conciertos,

¿se dan o no se dan? ¿En qué condiciones?

¿Qué condiciones de cubrir?

¿Qué debe hacer un centro concertado?

Por ejemplo, las lenguas,

por ejemplo, la autonómica.

Ahora mismo, por ejemplo, con la nueva ley

a los centros concertados

les obligan o no les obligan a admitir alumnos.

Bueno,

la nueva ley va a hacer jugar el peso de las comisiones

de reclutamiento...

No, de admisión, o no sé cómo,

sobre los centros y eso efectivamente puede evitar

lo que son claros abusos.

Por ejemplo,

cuando un centro concertado, que haberlos haylos,

se quita de encima a alumnos de su barrio

porque no los quiere,

y yo eso, no pocos centros concertados lo hacen,

no digo que sean mayoría, no, pero no pocos lo hacen,

e incluso lo he visto hacer a algún centro público,

quitarse a cierto tipo de alumnos de encima, por lo que sea.

Entonces yo creo que la ley puede abordar eso, eso sí,

pero hay cosas que difícilmente va a poder abordar.

Por ejemplo, hay muchos centros,

yo he visitado centros concertados,

algún centro ejemplar, no lo mencionaré,

ejemplar en otros muchos aspectos,

y les preguntaba: "Bueno, ¿inmigrantes aquí tenéis?

La respuesta era: "No, aunque quisiéramos".

Porque en el barrio donde se han ido

y donde los niños acuden en bonitos autobuses no hay inmigrantes,

a no ser que metas a los de la construcción,

a los conserjes de las empresas o algo así,

que no quieren llevar a los niños cerca de su trabajo,

sino que prefieren el vecindario.

La mejor escuela es la de la esquina, en principio,

y tiene que haber muy buenas razones para elegir otra,

al menos, en primaria.

Entonces ahí lo van a tener más difícil.

Pero bueno, se puede,

se puede proponer en esos centros otro tipo de integración, o sea,

no se trata de que todo centro

tenga una muestra perfectamente representativa

de todo lo que hay en sociedad,

sino que todo centro sea un pequeño microcosmos,

que te has llevado al centro a las afueras, a las montañas,

y allí no hay pobres, bueno,

pues llévate a los alumnos con problemas de motricidad

o lo que sea, pon los medios, haz algo, haz algo.

Ya que eres una escuela, ya que es una institución,

contribuye a esta política de inclusión.

Pero también es cierto que el gobierno,

si quiere que los centros concertados

asuman esos alumnos más difíciles,

tiene que poner los medios.

O sea, no se decir: "No cobres, no te pongo los medios,

tus profes son más baratos,

tus alumnos son más baratos y ahora tienes

que hacerte con los más caros".

Habría que abordar globalmente todo eso.

Ha sido un placer, como siempre, Mariano.

Quedamos para la próxima a hablar del último libro,

bueno, del penúltimo libro, que se nos quedó ahí enganchado.

"Más escuela y menos aula",

especialmente en tiempos de pandemia.

Un placer. Muchas gracias, un placer.

La Universidad de Zaragoza

nos propone hoy contestar a la siguiente pregunta:

¿las pantallas llegarán a ser plegables y flexibles?

La universidad responde.

(Música)

En nuestra vida diaria estamos rodeados de pantallas de formatos

y tamaños muy diferentes, las de nuestros televisores,

ordenadores,

relojes o las de móviles como este.

Para entender por qué ha sido posible esta revolución,

es interesante saber

que los cristales líquidos son unos fluidos únicos,

excepcionales, ya que combinan dos propiedades esenciales.

La primera, que las moléculas que los forman están ordenadas,

en esto se parecen a los sólidos;

y la segunda,

que manteniendo este orden se pueden mover, como sucede en los líquidos.

Todos estos componentes permiten

que el cristal líquido interaccione con la luz,

formando imágenes que por el movimiento

del cristal líquido se renuevan de forma muy rápida.

Pero la tecnología evoluciona

y en la última década los LCD se han ido combinando

o sustituyendo con otra nueva tecnología: la de diodos emisores

de luz orgánicos, conocidos como OLED,

que permiten fabricar pantallas todavía más delgadas

porque llevan menos componentes.

Pero los clientes son exigentes y actualmente están planteando

un nuevo reto: que las pantallas sean muy flexibles

y que incluso se puedan doblar.

No obstante,

para estos nuevos desarrollos que ya están llamando a nuestra

puerta,

hay que apostar por materiales menos contaminantes,

abundantes y reciclables.

Sin duda, otro gran reto para los investigadores.

(Música)

Si una cosa nos está demostrando esta pandemia es que el avance

de la ciencia es clave para el ser humano.

Con esta premisa también se hace trascendental

la divulgación científica y tecnológica,

y aquí el cine y los medios de comunicación

tienen y tenemos un papel muy importante.

Con este espíritu nació en Ronda en 1977,

en la Bienal Internacional de Cine Científico,

un festival pionero en nuestro país que ya va por su trigésima edición

y que organiza

la Asociación Española de Cine e Imágenes Científicos.

Nos acompaña Rogelio Sánchez, que es miembro de esta asociación,

además es técnico de divulgación científica del CSIC.

Rogelio, ¿qué tal?

Muy buenos días. Hola, muy buenos días.

Qué importante, ¿verdad?

Sobre todo, en estos tiempos de pandemia,

divulgar y comunicar bien la ciencia.

Sí, realmente es muy importante y además nos ha cambiado mucho

la manera de comunicar la ciencia.

Cuando en 1977 empezaba el Festival de Ronda,

era prácticamente el único sitio donde en España podíamos ver

documentales científicos de un carácter bastante diferente,

eran documentales científicos pensados para científicos

y para educar.

A lo largo de los años y fruto también de los primeros,

entre ellos, Guillermo Fernández Zúñiga,

el fundador de la ASECIC, empieza a cambiar la manera

de contar la ciencia, de tal manera que no solo había que ser un erudito

para entender los documentales,

sino que había que llegar a todo el mundo para que entendiera

lo que se contaba en el documental. Creo que en estos últimos años

hemos avanzado muchísimo y ahora se divulga muy bien

la ciencia en España. Sí, realmente sí.

En mi otra faceta de divulgador en el CSIC,

en el 2003 empezábamos...

2004 empezaba este nuevo boom de "La ciencia también es cultura"

y, gracias a Dios, se ha avanzado mucho.

Somos muchísima más gente que lo está contando,

mucho más especializada y se puede llegar

a la ciudadanía de una manera mucho más directa

y mucho más normal.

Te referías a esos inicios, a ese año 1977 en Ronda,

cuando comienza esta bienal,

¿Por qué? ¿Cuál es el origen?

El origen es... prácticamente es un esfuerzo casi personal,

como muchas cosas de estas, de José Moreno Portales,

que era un trabajador de la Fundación Unicaja de Ronda

y él empieza a hacer el primer año unas proyecciones de cine

y luego empezaron a hacer un certamen...

se fue convirtiendo en concurso.

Guillermo Fernández Zúñiga le apoya desde el principio,

y eso permite que a España vinieran

producciones a través de las embajadas,

latas de película en su momento,

de Rusia, de Inglaterra, de Francia,

que no teníamos acceso.

Ahora no encendemos nada más que el YouTube y podemos verlo todo.

Yo recuerdo cuando estuve destinado en el Museo de Ciencias Naturales,

que yo me iba a Ronda, sin saber que iba a acabar algún día

de secretario general de la CSIC,

a ver documentales para aprender a hacer documentales

en el Museo de Ciencias. Era la única manera de ver

lo que hacían los demás para aprender.

Y eso es una parte de la filosofía

que ha tenido el festival en estos 29 años.

Claro, y desde ahí, desde esos inicios hasta ahora,

¿qué ha pasado?

Que ha cambiado mucho, ha cambiado.

Antes andábamos con latas para allá, para acá,

luego estuvimos con los VHS,

luego estuvimos con BETACAM,

y ahora prácticamente para mandar y ver las películas,

todas se colocan en un servidor, en una serie...

y desde ahí las ve el jurado,

desde ahí las ve todo el mundo, y desde ahí luego después incluso

se proyectan en las salas virtuales.

Lo que ha pasado también es que ya no solo Ronda es

la sede del festival.

Claro, ya en el 2014 empezamos a,

un poco ser adelantados a lo que venía,

sin saber lo que iba a venir, a hacer sedes virtuales;

no solo se veía en Ronda,

sino ya se estaba viendo en México, en Argentina y en otras sedes de...

de Madrid o de la Universidad de Barcelona.

Anteriormente a eso, también se hacían en Málaga

otras sesiones, pero empezábamos a utilizar

las entonces incipientes redes de alta resolución

para poder hacer llegar las películas a los demás sitios,

también con mucho cuidado

de preservar los derechos de los autores

y que las películas no pudieran saltar a la red

de una manera fácil.

Claro, este año las sedes son Ronda, Madrid, México y Argentina,

pero se puede sumar todo aquel que quiera,

con una serie de condiciones. Claro.

En la página web de la CSIC,

que está pensado, los visionados no están pensados

como otros festivales generalistas, que, mediante un pago,

puedes acceder a ver las películas, en este caso, el acceso gratuito,

pero debe ser a través de instituciones...

de algún tipo, que se responsabilicen

de la seguridad del material

para preservar los derechos de los autores.

Simplemente a través de la página web,

es muy fácil hasta...

hasta mediados de enero se puede todavía solicitar ser

sede virtual para ver en su momento, a partir de febrero,

las 30 películas finalistas.

(ASIENTE)

Rogelio, ¿qué es cine científico y qué no lo es?

Por qué hay veces que vemos películas

que creemos que tienen una base científica,

y después sale un investigador diciendo que eso no puede ser real.

Esa es la película... perdón, la pregunta del millón.

(RÍE) Porque yo, que me ha tocado ser

jurado muchísimas veces, cada vez es más difícil determinar

dónde un mero documental de un documental científico.

Sin duda, tiene que tener un rigor científico,

y que eso nos permita asegurarnos que lo que nos está contando

la persona que ha producido o que ha dirigido el documental

realmente está asegurado por la ciencia,

porque ahora mismo cualquiera podemos contar una historia,

la lanzamos a las redes y todo el mundo se lo cree.

No tenemos más que ver las "fake news" que está habiendo,

sobre todo, en estos temas de la ciencia.

Hasta hace unos años, se consideraba que en el cine científico

no podía haber ficción.

En esta nueva manera de contar las cosas,

es imposible decir que porque tenga ficción no es

un documental científico.

El año pasado "El enigma de Agustina",

que fue la película que ganó el festival en la edición anterior,

es una ficción de principio a fin.

Pero nadie puede decir que no es un documental científico.

Pero qué difícil también en estos tiempos, como tú decías,

de bulos, de "fake news", de...

encontrar o saber

cuándo nos están diciendo la verdad o no.

Por eso en los jurados,

tanto en los prejurados como en los jurados finales,

está equilibrado quién pertenece a los jurados.

Yo recuerdo un ejemplo muy muy característico,

en un festival de cine médico en Córdoba, en Argentina,

la película que premiamos en una película que contaba...

Fue hace probablemente 15 o 20 años;

la película que premiábamos era un medicamento para el corazón

y era una película cubana.

La película hecha perfectamente, lo que contaba perfectamente,

demostraba cuál eran los cambios

en las personas por utilizar la medicación

y en el último momento uno de los del jurado que era médico

dijeron: "Ese medicamento no está reconocido internacionalmente,

no podemos premiar una película que un medicamento no sabemos

si funciona o no funciona".

Rogelio, ¿cómo es organizar un festival,

una bienal de estas características,

en estas condiciones de pandemia?

Lo primero, hay que tener un motor fuerte,

como es Gerardo Ojeda,

que es el secretario general de la CSIC,

que, desde México, está un poco coordinando todo el tema.

Las redes han facilitado muchísimo las cosas,

porque nosotros ahora mismo, a través de la página web,

tenemos una serie de sedes... de pantallas

donde la gente puede programar las películas,

las diferentes sedes que se puedan ver;

por ejemplo, esta semana estamos proyectando

los premios Guillermo Fernández Zúñiga

del Certamen de Cine Etnográfico de Espiello,

que se hace en montaña todos los años

y que la CSIC es miembro de ahí

desde el principio de los jurados.

Entonces, ahora se pueden ver las premiadas

que hemos hecho desde los últimos 12 años,

y se pueden estar viendo. Igual:

es un acceso cerrado, es un acceso con clave

y se pueden ver. Y como eso, pues muchas más cosas

que facilitan que, cuando tengamos las 30 películas ganadoras,

no solo se puedan ver en Ronda como hasta ahora,

que además cada vez era más difícil

que la gente fuera a la sala a ver las películas

porque hemos perdido esa costumbre.

Lo inmediato es conectarte al ordenador y traerte a tu casa

lo que quieras.

Va a permitir que... El sistema es que imaginemos

que es una universidad o es un centro educativo,

ellos se conectan al terminal,

tienen un cañón conectado en el ordenador

y pueden proyectar la película. Nunca pueden descargarla.

Sabemos que al final alguien encuentra la manera,

pero nuestro sistema creemos que es tan seguro

que los productores pueden estar seguros

de que intentamos cuidar al máximo sus materiales.

los trabajos para el certamen ya los habéis recibido, creo.

Se ha cerrado el plazo y estaréis esperando ya...

Este año han venido 181 películas,

de 38 países diferentes de toda Europa,

de América Latina, de India hay...

De India creo que hay dos trabajos nada más,

pero ahí estamos,

estamos en la fase ahora mismo que el prejurado multidisciplinario

de diferentes países va a hacer, de esas 181 películas,

las 30 que pasa a la fase final

y esas las tendremos a mediados de diciembre...

tiene que terminar el jurado, el prejurado su trabajo

y en febrero las podremos ver en las multisedes para...

y en ese momento el jurado valorará.

Este año me ha tocado a mí también pertenecer a ese jurado final,

y veremos las películas y haremos la selección

de la gran variedad de premios que hay.

Ahora mismo hay diez premios.

El premio principal es el Premio Unicaja,

que es el que desde siempre

ha estado dando ese premio más importante,

que es un premio con dotación económica.

Pero nunca... yo siempre he dicho...

Hasta que yo fui director en el año 2008,

no tenía premio económico el festival,

y dijo Unicaja... Llegó un director...

"Vamos a dar un premio".

"No van a venir más películas porque ofrezcamos el premio".

El Festival de Cine Científico de Ronda tiene el prestigio

de ganar el festival.

Bueno, si alguien se lleva 1.500 euros, pues...

Bienvenidos sean. Pero no, y, efectivamente,

no subieron... ese año, esa bienal,

no subió la cantidad de películas que vinieron

porque habíamos puesto un premio económico.

Bueno, pues que vaya muy bien esta bienal,

pese a las circunstancias, Rogelio.

Pues nada, ahí estamos y recomiendo que visiten

la página web porque durante este mes de diciembre

y enero habrá muchas actividades, hay telencuentros científicos

y además tenemos por primera vez un curso

de audiovisual científico online. Es una gran novedad,

porque creemos que nadie lo ha hecho,

hemos apostado... es un curso de dos días,

una introducción al audiovisual científico,

pero que será muy interesante y de acceso gratuito.

Muy bien, tomamos nota. Muchas gracias, Rogelio.

Nada, muchas gracias. Hasta otra.

Y nosotros seguimos.

Vamos con un nuevo capítulo de la serie "Universo Sostenible".

En esta ocasión, expertos de distintas universidades

de nuestro país reflexionan sobre el feminismo

y se preguntan ¿qué persigue este movimiento?

Lo descubrimos.

El feminismo es una teoría política,

es un pensamiento crítico y es un movimiento social

que busca la igualdad de derechos políticos,

civiles y sociales entre mujeres y hombres.

(Música)

En función de la clase social, de las ideas políticas,

en función de las ideas religiosas,

evidentemente el feminismo va a tener perfiles.

Constata que las mujeres se encuentran

en una situación de discriminación y de opresión en todo el mundo,

en mayor o menor medida, en todos los países del mundo

y a lo largo de la historia.

Podemos situar el origen hace unos 300 años,

en el siglo XVIII,

en la Revolución Francesa y las ideas ilustradas,

donde se defendía los ideales de libertad, igualdad y fraternidad.

Ahí las mujeres ilustradas

que participaron en todo ese proceso,

lógicamente y de forma coherente, defendían que no se puede hablar

de igualdad excluyendo a la mitad de población.

Por cierto, muchas de ellas pagaron con su vida

en la guillotina defender estos ideales.

En un primer momento la lucha fundamentalmente

de las mujeres fue por el reconocimiento

como ciudadanas y frente a la exclusión

que habían supuesto los movimientos liberales;

en un momento posterior, el eje central fue el sufragio,

de ahí todo el impacto del movimiento sufragista.

-Pero habrá en paralelo a este feminismo político,

cuya premisa sería "con el voto en mano de las mujeres

se pueden cambiar las cosas";

junto a este feminismo hay un feminismo social,

que pide antes que el voto, mucho antes que el voto,

los derechos sociales.

-Y ya a mediados del siglo XX,

el elemento clave de la reivindicación de las mujeres

va a ser la lucha contra un sistema no solamente político,

sino también económico, que supone su exclusión,

la utilización de su cuerpo, de sus capacidades y sexualidad.

"La historia del feminismo no ha sido lineal.

Como en cualquier movimiento,

ha habido cambios a lo largo del tiempo.

Las reivindicaciones no son las mismas en todo el mundo

porque la situación de la mujer tampoco lo es.

Si hablamos desde el mundo desarrollado,

hoy en día, las mujeres se han puesto en pie de guerra

más que nunca por la incesante violencia sexual."

Y lo que hay en los últimos años

es una nueva tipología de movimientos sociales,

un nuevo impacto a través de redes y medios

que antes no existían y, sobre todo,

una preocupación muchísimo mayor,

porque aquí no estamos hablando solo de igualdad salarial,

aquí no estamos hablando solo de igualdad para ir a votar,

aquí estamos hablando de algo más, y es la violencia sexual.

Yo creo que la violencia sexual

ha sido un hilo conductor importantísimo

para esta nueva o este nuevo flujo de conciencia

respecto al feminismo.

-La sociedad como que se ha empapado de esas demandas.

Hay una sensación por parte de muchos hombres

y muchísimas mujeres de que no hay ninguna razón

para que las mujeres ganen menos. Ya no hay...

no hay argumentos que justifiquen, por ejemplo,

situaciones de ese tipo o situaciones de violencia cotidiana

dentro de los hogares o en las calles.

Yo creo que asistimos ahora mismo

a un momento lleno de contradicciones

o al menos de paradojas.

Es decir, por un lado, la masculinidad más tradicional,

lo que los estudios de masculinidades ha llamado

la hegemónica, está viviendo un proceso

podemos decir de crisis,

en la medida en que el avance de las mujeres está suponiendo

que los hombres nos replanteemos nuestro papel,

nuestro lugar en el mundo,

y de qué manera tenemos que construirnos.

Es un proceso que creo que durará muchísimo tiempo

y que costará mucho porque cuesta mucho renunciar

a una situación de privilegio.

Creo que es el principal escollo

con el que todo este proceso se encuentra.

"Una gran parte de la sociedad se da cuenta

de que las mujeres siguen en una situación de injusticia,

de que no hay plena igualdad con los hombres,

pero siempre hay determinados grupos

que intentan que este movimiento no llegue a su fin.

Por eso es tan importante el papel de la investigación

desde todas las disciplinas posibles."

La Universidad de Salamanca publicó los resultados

de un proyecto de investigación nacional,

que concluyó en dos libros, pero uno tiene un valor añadido,

que recoge por primera vez propuestas,

recomendaciones concretas, después traducidas a lenguaje fácil,

que deben utilizar el legislador y los poderes públicos

para saber atender a las víctimas especialmente vulnerables,

por ejemplo, de violencia de género, de violencia sexual,

menores, etcétera.

No había otro libro de estas características

publicado por un grupo de investigación

hasta este momento.

-Nosotros realizamos una investigación

denominada "Enrollados",

donde analizamos las actitudes de riesgo y seguridad

de los milenials respecto al uso de las aplicaciones de móvil

en lo que a las relaciones afectivo-sexuales se refiere.

Resulta que descubrimos ese falso empoderamiento femenino.

¿Qué cosas hago yo presa de ese falso empoderamiento?

Pues vuelvo a determinar

que son relaciones sexuales circunscritas

en el modelo heteropatriarcal de satisfacción del varón.

Con que hemos retrocedido en lo que a la adquisición de...

no de derechos, porque los derechos pueden estar.

sino la mujer ha retrocedido

en el lugar que había cogido a nivel social.

-Tenemos varias líneas de investigación abiertas.

Queremos ver cómo surge un pacifismo feminista,

que nosotros lo llevamos hasta finales del siglo XIX,

con la participación muy importante también de las mujeres

en la construcción de la paz durante la Primera Guerra Mundial,

organizando un congreso ellas solas,

el Congreso Internacional de la Paz de La Haya.

Solamente tenemos que mirar a nuestro alrededor

para ver cómo la paz civil,

como el consenso, como el compromiso,

como la necesidad de diálogo, es sumamente importante

y se tiene que anteponer a políticas

que no conducen o que recrudecen la situación.

Mi línea de investigación básica se centra en el estudio

de las desigualdades económicas.

Por qué se producen esas desigualdades

y cuáles son las condiciones materiales

o sociales que mantienen,

perpetúan esas desigualdades a lo largo del tiempo.

La idea fue buscar herramientas que nos permitiesen precisamente,

por ejemplo, medir cuánto se reduciría

la pobreza en nuestro país

si no existiese discriminación salarial

contra las mujeres.

Lo que en economía no se cuantifica, no se mide,

nunca tendrá relevancia política y social.

Necesitamos cuantificar los fenómenos económicos

hasta el final con todas sus consecuencias,

para que después podamos tener medidas,

diseñar medidas políticas acordes para verdaderamente solucionarlos

y poner fin a esas situaciones de discriminación.

Científicamente, nosotros hemos hecho unos estudios

sobre las redes existentes

de mujeres que trabajan en arte y tecnología.

Desde los años 70 y 80,

ya existen redes en las cuales las mujeres

se agrupaban trabajando la tecnología y el arte.

Todas estas redes que en principio se crearon por un tema de necesidad

en cuanto a aglutinar mujeres que trabajaban en el arte

y la tecnología,

se ha ido también moviendo en un aspecto más reivindicativo,

más político.

Yo creo que hay una cosa primordial

en las nuevas tecnologías, que ya no son tan nuevas,

y es que nos permiten comunicar y difundir.

"Las mujeres en todo el planeta

sufren algún tipo de violencia física

o sexual a lo largo de sus vidas.

Violación, ablación, acoso,

matrimonios forzados o trata de personas.

No son solo cifras, son una realidad que tenemos que cambiar."

Todo esto que estamos hablando, si no se lleva la educación,

pues ahí va a venir un déficit siempre.

Sí que es un tema complejo,

pero a la vez es un tema muy estimulante

y muy atractivo para abordarlo,

porque creo que es... que hoy no se pueden construir

sociedades civiles democráticas

sin que la mujer tenga esa visibilidad.

Es evidente que los estudios de género tienen relación

con los derechos humanos.

Entonces, desde el momento en que formas estudiantes

o investigadores que después serán doctores

y están viendo esa perspectiva de luchar

porque las mujeres seamos iguales que los hombres,

de erradicar la violencia de género,

que es el símbolo más brutal de la desigualdad,

la transferencia a la sociedad es evidente.

-Hacer llegar todo esto a la gente más joven,

a los alumnos y alumnas de institutos de secundaria.

Creo que ahí, que es donde se están forjando

los nuevos ciudadanos y las nuevas ciudadanas,

es donde nosotros tendríamos que incorporar todos esos avances

que estamos realizando en la investigación.

-Y nosotros ante todo somos investigadores,

pero somos formadores.

De nuestras aulas a la gente que va a la sociedad

y que vive en la sociedad.

Creo que es un papel primordial el que nosotros eduquemos

de forma correcta en la diversidad.

"Los derechos no se conservan indefinidamente

si no se lucha por mantenerlos.

Aunque ha habido avances en algunos países, no es suficiente.

Hay que seguir trabajando por lo conseguido,

por lo que queda por conseguir y por mirar hacia sociedades

en situaciones mucho peores."

En el siglo XXI, el movimiento feminista, sin duda,

el que tiene más fuerza y el que va a ser

el gran protagonista de los próximos años.

Hay que defender los derechos de las mujeres,

tener una bandera del feminismo

y decir que las mujeres somos igualmente...

somos iguales que los hombres.

Y eso depende, insisto, de una buena formación,

de una buena educación,

de que los políticos sean responsables con esos temas

y que la sociedad civil responda.

Si la sociedad civil no responde, da igual que haya leyes;

es importante,

pero la sociedad civil tiene que responder.

(Música)

Entre el arte y la moda, muestra más de 150 obras originales

de los fotógrafos internacionales más importantes

de la historia de la moda.

Todas proceden de la colección personal

de Carla Sozzani,

una figura clave de la moda, el arte y el diseño en Italia.

Se han seleccionado las mejores obras

de 96 fotógrafos internacionales.

Podremos, por ejemplo, disfrutar de las inolvidables imágenes

del último posado de Marilyn Monroe.

(Música)

Estamos en la exposición "Entre el arte y la moda",

que nos presenta la colección de fotografías

de Carla Sozzani.

Carla Sozzani lleva dedicada al mundo de la moda

más de 53 años,

como editora de revistas importantísimas

como Vogue o Elle en Italia

y realmente ha sido una pionera en este ámbito.

(Música)

Lo que vamos a poder ver en esta exposición refleja

toda la trayectoria profesional de Carla

relacionada con el mundo de la fotografía.

En palabras de la propia Carla Sozzani,

la primera vez que le proponen hacer una exposición con su colección,

ella se da cuenta... Bueno, primero se extraña y dice:

"Yo no tengo una colección, estos son momentos de mi vida".

Pero en realidad un poco al colocarla,

ella dice que verdaderamente esos son los souvenirs de su vida,

todas esas cosas que ha ido guardando

de momentos especiales en los que trabajó

con fotógrafos, que se han acabado convirtiendo

en amigos muy cercanos.

(Música)

Esta exposición está formada

por 166 imágenes de más de 90 autores.

La colección de Carla tiene alrededor de unas 2.000 piezas.

Es muy curioso porque extrañamente

está ordenada por orden alfabético de autor.

Ella, lo que sobre todo reivindica al mostrar su colección es,

por un lado, la fotografía en blanco y negro,

que ha sido como un poco como su hilo conductor,

y luego que cada fotografía habla por sí misma,

que no hay que ponerle una historia ni una narración.

Es muy curioso cómo a lo largo de la exposición

nos damos cuenta de que nos metemos

en ese mundo íntimo y que,

aunque esté ordenada de una manera

que no esperaríamos en otras exposiciones,

verdaderamente se sigue

un hilo narrativo y una foto te lleva a la otra.

Y cosas que descubrimos

y que ella también nos cuenta de qué es lo que se da cuenta,

que no es una exposición de moda al uso, para nada,

no hay fotos de editorial, de revista de moda,

sino que ella encuentra como la belleza

y la inspiración en una flor, en una arquitectura,

en algunos puntos de color;

como decía, lo importante es el blanco y negro,

pero en la exposición hay cuatro

o cinco notas de color que ella también relaciona

por su ascendencia italiana, claro,

como todas esas visitas a los museos,

a toda la pintura clásica italiana renacentista.

Esas notas de color ella las relaciona un poco

con el pictorialismo.

(Música)

En PHotoEspaña, como festival,

raramente ponemos fotografía de moda.

Siempre un poco lo que buscamos o miramos es más

hacia esos trabajos artísticos de los fotógrafos

y su mirada más personal.

Sin embargo, una de las cosas que nos atrajo

desde el primer momento de esta exposición era

la importancia de esa selección que había hecho Carla Sozzani

como editora de moda sobre la historia de la fotografía,

y, verdaderamente, al ver la exposición,

sí te llevas un buen panorama

de lo que es la historia de la fotografía

y fotografías desde 1920 hasta obras mucho más recientes,

y verdaderamente es un paseo por todos los grandes nombres

y todos los grandes maestros de la fotografía contemporánea,

y también muchos hitos que aparecen en las fotografías

como Marilyn o Patti Smith, Frida Kahlo...

O sea, hay muchos personajes

que son reconocibles tanto en el mundo de la moda

como en el mundo del arte contemporáneo.

Una de las lecturas que también nos ofrece esta exposición,

más allá de que todas las fotos sean grandes fotos de la fotografía

y de un acabado técnico impecable,

es un poco toda esa representación de la femineidad

y las visiones sobre la mujer.

Entonces, hay muchas obras que van un pasito más allá

de la representación estética y que nos dejan

una puerta abierta a la representación femenina.

Entonces es muy muy curiosa, por ejemplo,

la relación que se establece en la exposición entre Steve Klein,

David Lachapelle y William Klein

con tres representaciones muy icónicas de mujeres

que, bueno, cómo se puede conocer el cuerpo

y ofrecer muchas lecturas y muchas miradas sobre esos ojos

y que a la vez están representados en las fotografías.

(Música)

Luego, por otra parte,

también hay una foto que reconocerán

muchos de los visitantes, que la hemos usado

como campaña de PHotoEspaña 2020.

Es de Steve Hiett

y nos muestra una chica desde una ventana.

Por supuesto, la foto, desde el inicio,

nos pareció maravillosa,

técnicamente es impecable,

pero nos pareció que veníamos

de la convocatoria "PHotoEspaña desde mi balcón",

donde tuvimos más de 63.000 imágenes que participaron en Instagram,

y hemos hecho exposiciones en 50 ciudades,

entonces nos pareció un poco devolver esa mirada

desde el balcón con una gran autor profesional.

También podéis ver una imagen de Frida Kahlo

hecha por Antonio Kahlo, icónica,

ella sentada en una silla y un poco también ver,

pues, todas esas lecturas detrás de ese personaje tan rico

y tan complejo que fue Frida Kahlo.

Sin duda, esta fotografía de Marilyn

ante la que nos encontramos va a ser una de las fotografías

que todo el mundo reconozca,

porque trágicamente pasó a la historia.

En 1962,

Bert Stern tomó esta fotografía de Marilyn

en lo que se convirtió en su última sesión de fotos.

De hecho, como podréis ver, en la imagen aparece con una cruz,

está tachada, porque era un descarte de esa sesión

y luego las circunstancias y el fallecimiento de Marilyn

han hecho que esta fotografía sea un icono de la imagen contemporánea.

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana en compañía del filósofo Reyes Mate para hablar

con él de Aristóteles, él discípulo de Platón más famoso

e influyente de la historia.

Encontraremos también tiempo para hablar de su último libro,

en el que aparecen tres ensayos

que son otras tantas invitaciones a conocer su pensamiento

sobre el deber de memoria,

sobre la memoria de las víctimas y otros olvidados de la historia.

Mañana también charlaremos con Álvaro Lion-Depetre,

guionista de cine y televisión, escritor;

nos presentará su última novela, "La llavecita de oro".

Buen día a todos. Cuídense mucho.

Aquí estaremos de nuevo mañana, a las 10:00, recuerden.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 02/12/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 02/12/20

02 dic 2020

Salvador Gómez Valdés entrevista a Mariano Fernández Enguita, Catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Analizan la educación, en general, y también la nueva ley, la lomloe.

La Universidad Responde. Universidad de Zaragoza: ¿Las pantallas llegarán a ser flexibles y plegables?

Mara Peterssen entrevista a Rogelio Sánchez, Ex Secretario General de ASECIC, comentan los detalles de la nueva edición de la Bienal Internacional de Cine Científico. Un certamen pionero organizado por la Asociación Española de Cine e Imágenes Científicos y que va a celebrar su trigésima edición.

"Universo Sostenible: ¿Qué persigue el movimiento feminista?". En el quinto capítulo de la serie investigadores de diferentes universidades españolas reflexionan sobre el feminismo y se preguntan cuándo y por qué nació, cuáles han sido sus logros, y sus retos futuros.

"Entre el arte y la moda" muestra más de 150 obras originales de los fotógrafos internacionales más importantes de la historia de la moda. Todas proceden de la colección personal de Carla Sozzani, figura clave de la moda, el arte y el diseño en Italia. Podemos, por ejemplo, disfrutar de las inolvidables imágenes del último posado Marilyn Monroe. También, de icónicas instantáneas captadas por Richard Avedon, Helmut Newton o Man Ray, entre otros. Puede visitarse hasta el 10 de enero en el espacio CentroCentro de Madrid.

ver más sobre "La aventura del saber - 02/12/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 02/12/20"
Programas completos (1994)
Clips

Los últimos 7.215 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios