Killing Eve La 1

Killing Eve

Miercoles 22.45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5545880
No recomendado para menores de 16 años Killing Eve - Capítulo 6: ¡Marchando al agujero! - ver ahora
Transcripción completa

Muy bien.

Te llamas Natalia Popova.

Ajá.

No juegues con eso.

Te han encerrado por robar sombreros.

¡Vaya!

¡Menudo peligro!

Sombreros polémicos.

(Chasquido)

Una vez dentro,

tienes que encontrar la forma de ver al médico, ¿vale?

Es importante. Repítemelo.

(Chasquido)

¿Por qué nunca has intentado acostarte conmigo?

Deja de hacer eso.

¿Es para mí?

Este trabajo es importante para ti.

Eso es... para protegerte.

Sé que estás nerviosa. No lo estoy.

Sé que estás nerviosa, pero no tienes por qué.

Entras, buscas al médico,

matas a Nadia y, luego, sales.

¿Y, si alguien me reconoce, qué pasa?

No lo harán. Saliste de allí hace años.

¿Y luego vendrás a recogerme?

Te lo juro por mi vida.

Solo unos días...

y te recojo.

No necesito unos días. Nos vemos mañana.

(Puerta abriéndose)

(Motor arrancando)

(Unloved "Mama")

(HABLA EN RUSO)

¿Lo disfrutas?

¡Uy, perdón!

(GRITA)

(GIME)

(Cerradura)

(Ladridos)

(Gritos)

(Cerradura)

Quiero ver al médico.

(Ladridos)

¿Será Oksana?

No. No sabemos dónde está Oksana, Villanelle.

Se llama Nadia Kadomtseva.

Los rusos la detuvieron cerca de Bletcham y la sacaron del país.

Un momento. ¿A Villanelle la llamamos Oksana?

Es su nombre verdadero.

Entonces, ¿Nadia era la otra que iba con Villanelle?

Está en la cárcel de Moscú

en la que estuvo Villanelle hace tres años.

¿Qué?

¿Cree que podríamos hablar con ella?

Quizá nos lleve a Villanelle.

Si esta chica nos lleva a algo será a los 12.

¿Podemos ir?

Bueno, supongo...

que podría tirar de contactos.

Valdrá la pena. ¿Vamos todos?

Yo igual... -Yo creo...

Debería quedarme. -Mejor que vayáis vosotras.

Necesitaréis algo de la base. -No me entrometo.

Es mejor... -No, gracias.

Quedamos nosotras.

A Moscú.

Hola.

Vaya.

¿Estás fumando? Sí.

¿Puedes fumar aquí?

¿Estás bien?

Eh...

Oye,

¿no estaba en el funeral de Bill?

Escucha.

Oye,

no quiero ser el típico marido superpesado.

No quiero entrometerme en lo que quieras hacer con tu vida, pero...

creo que estoy obligado a hacerlo

si la tarea que vas a realizar te va a poner en peligro.

No. Estamos progresando.

Ah, bien.

¿Cuánta gente morirá antes de que termines este nivel?

¡Vaya! ¡Sí, vaya!

¿Por qué estás tan enfadado?

¡No estoy enfadado! ¡Tengo miedo!

¡No quiero despertarme una mañana y encontrarme ahí tu cara!

¡No quiero gritarte!

¡Ah!, ¿no? Igual deberías. ¿Qué?

¡Grítame! ¿Para que te sientas mejor?

¡No, para que tú te sientas mejor!

¡Eso no hace que me sienta mejor!

¡Tú viva conmigo,

sin que haya tías siniestras que se metan en nuestra casa!

Eso hace que me sienta mejor. Seguirá metiéndose en casa

y seguirá atacando a la gente hasta que yo la atrape, ¿vale?

Tengo que encontrarla.

Quiere que la encuentre. ¡Dios!

Debo ser yo. ¿Te sujeto la capa

para que bajes a la tierra un momento?

¿Qué? No salvarás el mundo, cariño.

Lo único que haces es buscar a una psicópata.

Creo que esto no te conviene,

sea lo que sea.

Créeme.

No pasa nada.

¿Por qué no nos vamos...

a cenar curry?

¿Qué tal si lo olvidamos,

nos vamos a casa y hacemos las paces con un té?

No puedo.

Tengo una tarea.

¿Qué tarea?

(Banda sonora original)

¡Ay, Señor! Mis huesos cobran vida en este país.

¿Tiene cacao de labios?

Volar me deja la piel sequísima.

Eve.

Oh, no, lo siento.

¿Qué querrán los 12?

Bueno,

desde luego, preparan algo.

Lo noto en mis entrañas.

Yo también.

Bueno, Nadia estuvo en la misma cárcel...

que Oksana a la vez.

Salió antes por buena conducta.

¿Por qué fue detenida?

Eh... Drogas y lesiones graves. (ASIENTE)

Se juntó con la gente equivocada.

¿No lleva pintalabios ni nada hidratante?

Eh... Sí, es...

Es un poco... No, está bien, gracias.

¿Desde cuándo conoce a Vladimir?

Pues de toda la vida.

Fuimos compañeros diez años.

Aparecerá en cuanto lleguemos.

¿Por qué nos dará acceso a Nadia?

El típico ajuste de cuentas.

Y cuando dice "ajuste"...

Es una expresión.

Ya. Lo siento. Yo le daré algo a cambio.

Sí, lo sé, era una broma. ¿No había oído esta expresión?

¿Qué broma? No, yo...

Da igual.

Oh, vale.

Creía que era muy conocida.

Me queda bien.

(Puerta cerrándose)

(Voz en ruso)

27 años en la inteligencia británica

y no soporto ir a hoteles buenos.

Prefiero los roñosos.

(Mensaje de texto)

¡Oh! Vladimir.

"En el bar justo enfrente en media hora".

Se lo dije.

¿Nos dará tiempo a cambiarnos?

Eh... Sí, pero...

así está estupenda.

No. Deme 15 minutos. Le esperaremos tomando algo.

(Tono de llamada)

"Hola, soy Nico".

"Deja un mensaje y luego, si eso, escríbeme

porque siempre olvido escucharlos".

(Pitido)

(Unloved "If")

¡Madre mía! ¿Qué es esto?

Lo hacen desde hace décadas. ¡Oh!

¡Oh, me quema! Está de muerte.

¡Ay, Dios! Voy a pedir diez.

¿Vida personal?

Mejor no tenerla.

No debería haber dicho eso.

No podemos evitar lo que somos.

Sí que podemos.

Estas cosas no se me dan bien, pero...

hay personas...

que hacen lo que tienen que hacer porque saben que,

a la larga, será lo mejor... para todo el mundo,

aunque es un trago...

para la gente a la que tienen cerca, es duro para...

su familia. No lo entienden.

Pero no olvide ni por un segundo...

que hará del mundo un lugar mejor para todos,

no solo para...

Nico. ...Nico.

Al final, todo el mundo muere.

Pues sí, no se me da mal.

¡Oh, Dios!

¡Oh!

(RÍE)

Vladimir Betkin. Eve Polastri.

Es un placer. Bueno, bueno.

¿Qué? ¿Estoy en un lío o quieres algo

que no puedo darte? Todo.

Ah, bien.

He invitado a un compañero de la oficina.

No quiero... ¿Que nos perdamos?

¡Oh! Que os falte nada.

¡Oh, qué considerado!

Ojalá pudiera ir yo,

pero Estados Unidos nos vigila de cerca.

Podéis confiar en él.

¿Quién es?

Creo que es posible que te suene.

¡Ah!

Mi querido ayudante,

Konstantin Vasiliev.

Buenas tardes.

Konstantin. Eve Polastri.

Y mírala.

Debí pintarme los labios yo también.

¡Hola, viejo desgraciado!

(RIÉN)

Hacía mucho calor.

No, qué va.

Ni siquiera era una piscina.

(RÍE) ¡Oh!

Era un...

¿Dónde nadan las ranas? ¿Un estanque?

¡Sí, un estanque! ¡Era un estanque!

Gracias.

Muy bien, muy bien.

¡Oh! Bueno...

Adelante.

¿Por qué detuvisteis a Nadia Kadomtseva?

(Piano)

¿Quién?

Muy bien.

Sabemos que esta mujer trabajaba...

como espía durmiente para Rusia en Reino Unido.

Es más una amiga. Oh, bueno, ahora es amiga nuestra.

Nos dijo que ayudaba a Frank Haleton a llegar hasta vosotros.

¿Qué queríais de él?

Era importante para una investigación especial.

Una pena no llegar a hablar con él.

Nosotras sí lo hicimos.

Nos dio información sobre una organización

que creemos que está detrás de varios asesinatos,

incluido Victor Kedrin.

¿Vuestra investigación también contempla eso?

Eso creía.

Bueno, ya veo que, afortunadamente,

estamos en el mismo bando, ¿no?

¡Qué bien!, ¿eh?

¿Tenéis el nombre del organización?

Sí. ¿Y cuál es?

Eh... Conciértanos una reunión con Nadia mañana por la mañana

y te daremos el nombre y todo lo que nos contó Frank.

Entréganos a Nadia.

No es apropiado.

Puede interrogarla Konstantin

mientras vosotras lo veis por videollamada.

No. Quiero entrevistarla yo, con Eve.

A ver, ¿y qué tiene Eve de especial?

Otra agente vuestra se coló en mi casa y me atacó.

¿Qué?

¿En serio?

¿Y qué quería Cenar.

Creo que Nadia conocía a esta agente, Oksana,

y yo conozco a Oksana. Eh...

Podemos revelaros sus conversaciones si os interesan.

Tengo que irme.

Un interrogatorio.

Acompáñalas.

Oh, gracias, Vlad.

Te aseguro que compartiremos todo lo que averigüemos.

Oh, no, no será necesario, Carolyn.

Os grabaremos.

(SUSPIRA)

Entonces, mañana os recojo.

¡Joder, están de muerte!

¡Oh! ¡Cómo odian que sepamos más que ellos!

No lo soportan.

Bueno, pues...

descanse. Descanse.

No me ha gustado.

Vlad es majo, pero le encantaría ser más...

No, Konstantin.

No me ha gustado. ¡Oh!

Bueno.

No son más desconfiados que nosotras, supongo.

¿Son viejos amigos?

No.

Descanse.

(Puerta abriéndose y cerrándose)

(Timbre)

(Voces indistintas en ruso)

Quiero ver al médico. Me has roto la costilla.

Bien.

Vaya, eres un encanto, ¿verdad?

¿Eh?

¿Ves? Mira.

¡Qué descarada!

(HABLA EN RUSO)

¿Cómo puedo trabajar ahí?

Ah.

Te haré la cena.

Puedo hacer virguerías con una zanahoria.

¿Sabes lavar patatas? Sí.

Entonces, retretes también.

Claro, lo que quieres es que vuelva a agacharme, ¿eh?

Me conoces muy bien.

¡Necesito que me vea el médico!

¿Hablas mi idioma?

Sí.

Es más fácil si lo remueves.

¿Habías hecho esto antes? ¡Uh! Sí.

¿Has ido alguna vez al médico?

Tengo cáncer y solo le he visto una vez.

Tienes que estar muriéndote para ir.

(Golpes)

¿Por qué estás aquí?

Por robar sombreros.

¿Y tú?

Por violencia espontánea.

(ASIENTE)

Seremos amigas.

Claro.

(Timbre de apertura)

Os escucharé desde la otra sala.

Eh... Es mejor que solo haya mujeres.

(CARRASPEA)

(Timbre de apertura)

(Puerta cerrándose)

(Timbre de apertura)

(Timbre de apertura)

Bien.

No tenemos mucho tiempo, así que iré directa al grano.

Me llamo Carolyn Martins.

Ella es mi compañera, Eve Polastri.

Somos de la inteligencia británica.

Quería preguntarle algo sobre su última visita a Bletcham.

Cuéntenos todo lo que pueda sobre la gente para la que trabaja.

Tómese unos segundos para pensar las condiciones.

No hay tiempo y no aceptaremos ninguna tontería.

¿Condiciones? ¿Qué quiere a cambio?

Podemos conseguir que salga de esta cárcel.

Podemos devolverla a Reino Unido,

donde será protegida...

si nos da la información.

No me fío. Es lo justo.

Nosotras tampoco.

¿Qué tal si hacemos un trato?

Usted nos dice algo...

y lo verificamos.

Si la información resulta ser útil, en unos días,

la sacaremos de la cárcel,

la llevaremos a la embajada y seguiremos hablando allí.

¿Para quién trabaja?

Háblenos sobre Oksana.

¿Eran amigas cuando estuvieron presas?

¿La ayudó a escapar?

Debería haber sido yo.

¿Ser qué?

Iba a sacarme a mí.

Ella quiso conocerle...

para saber si era seguro...

porque me quería.

Pero...

No sé qué le hizo, pero él se la llevó.

Para saber sobre Oksana, busquen...

(Timbre de apertura)

Desde fuera, no se oye.

Por favor, continúe.

Es uno de los nuestros.

¿A quién tenemos que buscar?

¿A quién buscamos?

Díganoslo.

Díganoslo.

A Anna.

Ha dicho que era un hombre.

¿Qué Anna?

Es la razón por la que acabó aquí.

Nadia, ¿qué Anna?

Díselo.

(Ladridos)

(Ladridos)

(Ladridos)

Hazlo.

¡No! Por favor, ahora somos amigas.

Me van a joder viva. No.

He empezado yo provocándote.

Di que les he dicho a todas que estás cañón,

pero te huele el chichi.

¡Eso es! ¡Venga, saco de mierda con patas!

(Ladridos)

(Ladridos)

No ha sido ético.

¿El qué? Ofrecer lo que no podemos darle.

Ud. no sabe lo que puedo darle.

Yo sí. Seguro que no.

No importa.

No lo hará.

Que sea breve. La gente hace preguntas.

Nadia tiene datos.

No hablará sin el salvoconducto para ir a Reino Unido.

Estás de coña. Tiene nombres. Estoy segura.

¿Cómo se llama la organización?

Los 12. Esto es bueno, Vlad.

Conseguiremos más si nos dejas sacarla de inmediato.

Confía en mí.

No es cuestión de confianza.

Lo siento. No puedo hacer nada y lo sabes.

¿No tienes autoridad?

No pongas a prueba mi autoridad, Carolyn,

y yo no lo haré con la tuya.

Espero que valores lo que os hemos ayudado.

Ahora nos encargaremos nosotros y os informaremos.

La chica se queda en Rusia.

¿Cómo decís en vuestro país?

¡Menudo cabrón engreído!

Sí, eso era.

Cambiará de idea.

Solo hay que encontrar algo que le interese de verdad.

(Motor arrancando)

(Puerta abriéndose)

Vaya.

Sí que tenía ganas de...

llegar por fin aquí.

Konstantin dice que ahora prefiere no hablar en ruso.

Tiene buena cara... para estar muerta.

¿Recuerda la celda a la que llaman agujero?

Perfectamente. Bien.

Cuando acabe el trabajo, haga que la lleven al agujero

antes de las 21 horas de mañana.

Si no me falla la memoria, creo que no le será difícil.

Konstantin la recogerá.

(Cajón abriéndose y cerrándose)

El objetivo...

está en el ala B, celda 21.

Y esto tendré que metérmelo por el culo, ¿eh?

No pienso ayudarla con eso.

No.

Dígalo.

Tampoco me gusta Vlad. ¡Oh!

Él es bueno. ¿En serio?

¿Y cómo le convencemos?

Tiene que haber algo a lo que podamos aferrarnos. ¿Me entiende?

Déjemelo a mí.

Le voy a hablar de Vlad.

En los años 70,

una periodista, Mary Kenny, tuvo una aventura

con un exministro del Gobierno de Uganda y fueron descubiertos.

Una revista lo publicó,

diciendo...

que estaban tratando temas ugandeses.

Ya se imagina.

Alguna vez, Vlad y yo hemos tratado temas ugandeses.

Yo siempre creí...

que todo era una trampa...

y él pensaba lo mismo.

Eso lo hacía todo más interesante.

Sé que...

no hacemos la mejor pareja,

pero ese hombre es extraordinariamente...

ágil.

¿Y ahora? Bueno...

Yo descubrí una conspiración con plutonio hace unos años...

y se corrió la voz...

de que él me había dado el soplo.

No fue así, pero tenía que proteger a mi fuente...

y dejé que lo creyeran.

(Piano)

Nunca me lo ha perdonado.

¿Quién era su fuente? Konstantin.

Todos creyeron que fue Vlad,

el pobre y ágil Vlad.

¡Se ha acostado con ambos!

¡Caramba! Lo siento. No me gustan sus novios.

Ni a mí su marido.

¡Uf! ¿Qué?

Oh, tranquila.

Puede quererle.

En mi caso,

siempre he querido más a los hombres que menos me gustaban.

Puede que les quisiera tanto que, a lo mejor,

por eso no me gustaban.

Oh, vaya, me estoy poniendo intensa.

A dormir.

A dormir.

Buen trabajo hoy. Ha contenido el genio.

Hola, Kenny, soy yo.

¿Sabes algo sobre Anna? "Hola".

Sí.

Es la esposa del hombre al que Oksana mató y...

Eh...

¿Castró?

"Sí, hace seis años".

Vale. Eh...

Y quiero que investigues cualquier correspondencia privada entre...

Konstantin Vasiliev,

V-a-s-i-l-i-e-v,

miembro de la inteligencia rusa.

Todo lo que encuentres. ¿Con quién?

Tu madre.

Lo siento.

(Voces indistintas en ruso)

(MUJER HABLA EN RUSO)

No.

Ahora, no.

(MUJER HABLA EN RUSO)

No.

¡Uh! ¡Sí!

¡Que me lo des, joder!

¡No! (HABLA EN RUSO)

¡Quiere matarme!

¡Mira lo que has hecho!

¡Dios mío!

¡Mire lo que ha hecho! ¡Cuidado, lleva una navaja!

(Alarma)

Gracias por venir.

Disculpe por el lugar.

Está entre el colegio de mi hijo y la oficina, así que...

Es... precioso.

Muy... ruso.

Carolyn no sabe que está aquí, ¿verdad?

Necesito a Nadia.

No puedo entregársela.

Esa organización asesinó a mi compañero.

Oksana se metió en mi casa, en la que vivo con mi marido.

No me mató.

Contactó conmigo.

Creo que quería una escapatoria de todo esto, igual que Nadia.

Son chicas jóvenes a las que han manipulado por completo.

Nadia no les importa a ninguno de ellos.

Aquí fuera, podría llevarnos hasta los 12.

Si nos la entrega, liberaremos a la espía que ayudó a Frank

y juro que, si encontramos pistas, se las entregaremos.

Todas suyas. Podrán ser los héroes.

A mí eso me importan una mierda. Solo quiero a las chicas.

¿Por qué?

Porque una de ellas es una cabrona y no me deja dormir.

Me da igual si duerme.

Pierde mi tiempo y el suyo.

Adiós.

Sé que no fue usted...

quien le dijo a Carolyn lo del plutonio.

Sé quién fue su fuente...

y lo demostraré.

Es uno de los suyos.

(Banda sonora original)

(Alarma)

(Alarma)

Kenny, busca cualquier tipo de correspondencia,

e-mails, postales...

Y, no sé, busca en todas partes,

bajo su cama, entre las sábanas...

¡Qué sé yo! Tengo que dar con algo.

¿Te ayudo?

Puedo sacarnos de aquí.

Oh, estoy bien.

Gracias. Los británicos me ayudan.

¿Por qué? Voy a contárselo todo.

¿Tienes algo para ellos?

¿A Konstantin?

Está con los británicos.

Les ayudará a sacarme. ¿Qué?

Ella me ayudará y a ti también quiere ayudarte.

Ha preguntado por ti. ¿Quién?

¿Una mujer oriental con pelazo?

¿Qué le has dicho?

Podría haberte matado.

Podría haberte matado en Inglaterra y no lo hice.

¿Qué le has dicho?

Que tenía que hablar con Anna.

Vale.

¿Vas a matarme?

¿Ahora?

¿Cómo?

Con esto, supongo.

Puedo sacarnos a las dos de aquí.

Yo ya estoy fuera.

He venido por ti.

¿Y si te ahorcamos?

Pero tengo que ser rápida.

(Alarma)

¡Llevadme al agujero!

(Móvil)

Kenny. "¿Estás con Carolyn?".

No. ¿Por qué? ¿Has hablado con ella?

"Kenny, Kenny, ¿qué has encontrado?".

¿Estás sola?

"¿Puedes irte a tu habitación?".

¿Qué? Tengo algo de Konstantin.

"¿El qué?".

Unas cartas.

¿Qué tipo de cartas?

(Puerta cerrándose)

(Cerradura)

(HOMBRE HABLA EN RUSO)

¡Eh!

Dejadme salir, lo he hecho.

Eh, tengo visita. Dejadme salir.

¿Hola?

Vale.

Déjame salir. ¿Dónde está?

Konstantin.

Konstantin está de camino.

¡Eh!

¡Eh!

¡Dejadme salir!

¡Dejadme salir!

¡Dejadme salir!

¡Eh!

¡Que me dejéis salir!

¡Dejadme salir!

(GRITA)

¡Dejadme salir!

¡Por favor, dejadme salir!

Nadia ha sido asesinada.

¿Cómo? En una pelea.

En la cárcel, es habitual. ¿En serio?

Te daré un consejo. No te duermas.

(GRITA)

Aquí no queda nada que investigar. ¿Qué? ¿Cómo?

Volved a Londres. ¿Nos marchamos?

Claro que no nos vamos.

Investigo a Oksana Astonkova. Está muerta.

-Me meteré en las cámaras de la cárcel.

"Buscaré perfiles como el de Villanelle".

"¿Adónde la llevan?".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 6: ¡Marchando al agujero!

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Killing Eve - Capítulo 6: ¡Marchando al agujero!

25 mar 2020

Eve y Carolyn viajan a Moscú para hablar con Nadia, una asesina presa en una cárcel rusa que posee información crucial para acabar con la organización de Villanelle.

Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020.

ver más sobre "Killing Eve - Capítulo 6: ¡Marchando al agujero!" ver menos sobre "Killing Eve - Capítulo 6: ¡Marchando al agujero!"

Los últimos 4 programas de Killing Eve

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios