Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5520185
Para todos los públicos Jara y sedal - Pico a viento - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Desde el mítico Ícaro

y los artilugios de Leonardo da Vinci

hasta los científicos de la NASA, el ser humano lleva siglos ideando

la forma de poder volar como los pájaros.

Las rapaces son las aves más carismáticas

y admiradas del mundo animal.

Son las reinas del cielo.

Desde tiempos remotos, el hombre ha querido conocerlas,

controlarlas y ser su dueño.

El arte de la cetrería es la única manera de conseguirlo,

la única manera de robarles algo

de su espíritu libre y ser un poco pájaro."

Diego, tenemos un día espectacular.

-La verdad es que sí. Qué bonita finca Santa Teresa, Pepe.

-Sí, la verdad es que la tiene muy bien cuidada.

Son 1.800 hectáreas y muy bien, suelo cazar por aquí estupendamente.

En esta finca, hoy, en esta jornada,

vamos a echar una jornada de perdiz con el azor.

Cazaremos a liebres con la harris. -Yo traigo los harris ahí también.

Traigo el águila mora.

-Eso es. Volaremos algo a codorniz y a disfrutar

si sale algún conejillo y tal.

Pero, sobre todo, a disfrutar, así que no perdamos tiempo, Diego.

-Suerte vamos a tener.

-Que Dios nos pille confesados. -Que Dios nos pille confesados.

-Pero, bueno, seguro que sale bien la jornada.

"Manuel Diego Pareja Obregón,

escritor y compositor,

es un referente dentro del mundo de la cetrería y de la competición,

no solo en nuestro país,

sino más allá de nuestras fronteras.

Cada año es el responsable de la organización

del Campeonato de España de Cetrería,

donde se reúnen infinidad de aficionados

a este noble arte."

Donde vaya durante tres días,

sabemos dónde está.

-Para una persona que siente el arte

y que vive del arte, vive de la música o de la escritura,

es digamos que como un binomio:

la escritura y la música.

La escritura te sirve

para plasmar sentimientos y poder luego recordar lances

o recordar momentos que fueron extraordinarios.

La música me da vida, igual que la cetrería,

me hace sentirme vivo los 365 días del año.

Yo, desde chiquillo,

sentía una pasión desenfrenada

por las aves en general y un día me di cuenta de que había unas aves

que eran superiores, que eran más hermosas,

que eran capaces de darles caza a estas aves inferiores

y solo pensaba en halcones, en águilas, en azores

Y la primera vez que vi un halcón,

fue un hechizo, fue un noviazgo.

Fue verlo y decidir que desde ese momento

yo quería sentir en mi mano enguantada para siempre

a una de esas aves, a un halcón.

Y a mí me pasa que es que no soy altanero

ni soy de bajo vuelo ni soy gavilanero ni soy...

Soy de todo un poco.

Me gustan todas las modalidades cetreras.

Era por esta razón por la que viajé a América en busca

de las primeras aves.

Hola, soy Pepe Amalio, cura y cetrero, y vivo

ambas dimensiones con pasión,

tanto cura como cetrero.

(Campanadas)

El Señor esté con vosotros.

Y con tu espíritu.

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas.

Te pedimos por nosotros y nuestros familiares;

en especial, por aquellos que lo estén pasando peor.

Respecto a la relación entre sacerdocio o vida ministerial

y cetrero, y mi diversión de cetrero,

yo mi vida...

La verdad, a la gente le puede llamar la atención,

pero mi ser cura y mi ser cetrero lo vivo con muchísima naturalidad.

Y hay momentos de mucha pasión y de mucha emoción en la cetrería

y hay momentos de mucha emoción y de mucha pasión

en la vida del cura.

Es decir, la vida del cura y del cetrero

son dos mis dos pasiones.

Pero también es verdad que no es una pasión que me ciega,

no es una pasión que me hace olvidar otras cosas,

otras responsabilidades.

La cetrería tiene algo muy particular.

La cetrería no es coger una escopeta,

que tienes en un armero, una vez al mes y disparas. No.

El pájaro tiene que tener unas condiciones diarias constantes.

Tienes que pesarlo. Alguno podría pensar

que diez gramos en un ave no es nada.

Diez gramos puede ser que se le vaya una presa

o no se le vaya una presa. Tú tienes que pesar al pájaro.

Cuando le das de comer la última vez,

tienes que pensar cuándo vas a volver a cazar.

Entonces la cetrería también es una relación

con un animal, no un ser vivo.

Creo que el hombre se vuelve más hombre.

Siempre digo que los animales y la naturaleza

hacen al hombre ser mejor.

-Pepe, espérate.

Yo no las veo, pero el bando voló para acá.

-Sí, habían caído por aquí, después de la loma esta.

Lo mismo se habrán echado aquí, porque yo no las he visto trasponer

para los olivos ni nada de eso.

Habían caído por aquí, Diego.

Habían caído por aquí.

-¡Ahí va! ¡Ahí con ella!

¡Ve con ella!

-Va fuerte, ¿eh? -Muy fuerte. Espérate que la vea,

que la veo. Va a llegar al rastrojo.

No, va a llegar al olivar.

-(RESOPLA) -¡Anda con ella!

-¡Uh!

Madre mía.

-A la herida.

-Ahí la...

¡Ahí! -¡La cogió!

-Ahí la ha cogido.

-¡Buah, qué bonito!

-600 metros delante. -Por lo menos. Qué barbaridad.

-Qué buena perdiz, ¿eh?

-Pepe, qué bonito lance, ¿eh? -Ha sido larguísimo, potente.

-500 o 600 metros.

-Sí. -Ya en el primer vuelo

la encerró muy bien.

-Hemos llegado y tiene ya media perdiz comida.

-Tiene media perdiz comida

-¿Qué haces?

Muy bien. Muy bien.

(HACE RUIDOS)

(SILBA) Venga, arriba.

Muy bien. Muy bien.

Bueno, Diego. -Enhorabuena.

-Hemos disfrutado.

Somos testigos. -De lo más grande.

-De lo más grande que hay en la naturaleza.

Muy bien.

Este sitio es precioso.

-Sí.

Vámonos.

Vamos ahí.

(HACE RUIDOS)

-¡Vamos con ella!

¡Qué bonito! -¡Qué bonito!

Se ha quedado con ella subiendo en la vertical.

-Preciosa. -Ha costado.

La oración del cetrero es una inspiración que surge

en un momento en el que mi primera hembra de azor,

siendo pollo, resulta que coge su primera liebre.

Para mí fue muy emocionante, allí, en el campo, desgastado físicamente.

Entonces llego a ella y, como habitualmente hacemos

para recoger la presa,

nos arrodillamos ante nuestros pájaros.

En ese momento, surgió.

Estoy convencido de que fue una inspiración.

Surgió porque surgió la oración, que dice:

"Señor, ayúdame a no vivir arrodillado

ante nada y nadie, solo ante Ti, como el único absoluto en mi vida,

y ante mi azor, para recuperar la presa que acaba de capturar".

Yo, que la viví y la sentí,

sé que no es algo mío. Por eso digo que es inspirada.

Recordar el primer pájaro puede suponer

un poco de emoción porque es el actual macho

de harris que tengo, que tiene diez mudas.

Con él tengo una relación muy bonita porque es

un pájaro con muchísimo carácter, un pájaro que ya tiene diez mudas,

de manera que los pájaros, conforme va pasando el tiempo,

se les van definiendo los colores.

Entonces los amarillos son muy amarillos;

los rojos, muy rojos; los negros, muy negros;

los marrones, muy marrones. Son pájaros muy definidos físicamente.

Es un pájaro muy temperamental,

tiene mucho carácter. Ahí hay una relación muy especial.

Son diez años, pero es un pájaro con mucho carácter,

muy cazador. Ese es Samir, que tanto me marca.

Quillo, media hora y no ha salido nada, Diego.

No ha salido nada, ni libre ni nada de nada.

-¡Ah! -¡A por ella!

A las pajas.

A los olivos.

-Si le va a llegar, pero...

-Sí le va a llegar, sí.

Ha entrado en los olivos.

Ha entrado en los olivos. -¿Ha llegado a los olivos la perdiz?

-Sí, la perdiz ha llegado a los olivos.

El harris todavía no ha llegado.

Ahora ha llegado el harris.

¡Ahora le ha entrado!

-Sí, pero se le ha ido. Está recazando ahora mismo.

-Efectivamente. -Ahora la ha cogido.

-Ahora la ha cogido. Qué buena vista tienes, Pepe.

-Vamos a por ella.

-Pero de verdad que un lance larguísimo.

-Es precioso. -600 metros fijo.

-¡Dónde ha ido!

-Diego, estamos buscando al pájaro,

que ha sido un lance largo.

-Larguísimo. -Vamos a ver,

espérate, que lo localice.

Allí me da.

Diego, aquí me está dando.

El pájaro está ahí.

-Muy fuerte. -La perimetría.

Vamos a ir a buscarlo.

-Vámonos.

-Aquí está el pajarillo. -Se ha comido media perdiz.

-Sí, porque ha sido un lance largo,

mientras hemos llegado. Diego, ya ves lo que es un harris.

Esto no es un azor, esto va modo inteligente,

sabe que llega, que no se le vaya de vista.

-A la distancia, cómo ha marcado la caída,

-Perfectamente. -La suerte es que en toda esta zona

no había heridas. -Vamos a recoger y a otra cosa.

-Vamos a empezar con las liebres.

-Vamos a ponernos de rodillas, como tú sabes.

-Qué me gusta esa frase tuya.

Qué buen macho, es un macho viejo,

un pájaro perdiz viejo.

-Diego, vamos a seguir con la tarea.

Qué bonito el cortijo, la finca.

-Las águilas de harris son fascinantes.

Desde mi punto de vista, es la mejor ave de bajo vuelo

que existe ahora mismo en el mundo.

¿Por qué? Porque es muy fácil de reproducir,

es un cazador

con un potencial idéntico al del azor. Es un ave que lo mismo

sirve para la pluma que para el pelo,

aunque para la pluma son un poco lentos y poco vistosos,

porque un harris que aprende a matar,

posiblemente el lance no lo veamos,

es decir, vemos la arrancada de la perdiz,

vemos a la harris detrás, pero va a llegar al final del vuelo

del pájaro perdiz fuera de nuestro campo de visión.

Y normalmente no es tan espectacular como el azor,

que se le mete debajo y lo coge

o la azora y en el segundo vuelo ves perfectamente cómo la traba.

Pero en lo que es pelo: liebre y conejo,

es divertidísimo y tiene el mismo potencial o más incluso

que el azor.

¡Ahí con ella!

Se le va.

-¡Ahí va! -¡Vamos! ¡Más fuerte!

-¡Me cago en la mar!

-La ha trabado, Diego, la ha cogido.

¡Venga, venga!

Buena, Diego.

-La tiene muerta. -La ha atrapado estupendamente.

-Qué alegría.

-Y, además, pico viento al final del lance.

-El día con tantísimo viento es horroroso para los harris.

-Pero ha volado estupendamente. -Muy bien. Lo has hecho muy bien.

-La verdad es que sí. Ha volado estupendamente.

Pico viento, porque la liebre ha sido

muy inteligente, se ha metido pico viento,

a la pájara le ha costado, pero la pájara ha ido muy bien.

-Yo estoy muy contento porque, como tú bien sabes,

el viento es el enemigo principal

que tiene el vuelo de un harris

y hoy hace 15 nudos de fuerza.

Y lo ha hecho perfectamente.

Desde mi punto de vista, lo ha hecho genial. Estoy

contentísimo, Pepe. Lo vamos a celebrar con una copita

de vino. -Por lo menos.

-Vámonos. -Vámonos.

-Enhorabuena. -Muchas gracias.

-Otro lance de la vida, Diego. -Cada día aprende uno cosas nuevas.

En el bajo vuelo,

hay dos premisas fundamentales.

Una es el viento y otra es la dificultad del terreno.

A un pájaro que mata pico a viento y costana arriba

no se le puede pedir más.

Y son pájaros, estos pájaros que tienen

experiencia, que están cazados, tú los ves volar, coger altura,

para dominar a la presa y luego se dejan caer

y perfectamente saben cogerle el guiño, el regate,

a la liebre o al conejo.

Es una cuestión de experiencia pura y dura,

ha volado muchísimas liebres y muchísimos conejos.

Yo creo que eso es fundamental en el bajo vuelo.

-¡Vamos! -Mecachis en la mar.

-Va fuerte. -¡Ahí va, Pepe!

-¡Va fuerte!

-¡La cogió! -La ha trabado, Diego, la ha cogido.

Tengo varios pájaros.

Tengo unos que utilizo más, tengo otros que utilizo menos.

Pero mis dos pájaros preferidos,

con los que yo me estoy haciendo cetrero,

porque uno no es cetrero y ya se acabó cuando tiene el carné,

no se hace cada día ni cada lance; ciertamente es Samir,

el macho de harris, que fue mi primer pájaro,

y ahí tengo el corazón partido

con Whitney, con mi hembra azor.

Yo no me podría decantar

por uno o por otro. A todos mis pájaros hembra

les pongo nombres de las cantantes que me gustaban

de joven.

He tenido Shakira, he tenido Whitney, que es por Whitney Houston,

y he tenido muchas más.

Y esta es Whitney, que tuve con 26 días,

que me la trajeron con 26 días,

y me ha salido bastante buena. Yo la entiendo. Ella me entiende.

Yo creo que esa es la relación del ave

con el cetrero, una relación de confianza,

una relación que sabe que tú no la estás agrediendo,

lo que estás intentando es sacar lo mejor de ella.

Ahí yo creo que hay una relación de confianza,

porque la cetrería no es cazar,

la cetrería es meterte en la mente de ese pájaro

y sacarle todo su rendimiento

y comprenderlo y que ella te comprenda.

Eso es muy bonito, esa relación que tengo con Whitney.

"Este pájaro que tanto marcó a Pepe es

uno de nuestros más reputados cazadores alados.

El azor es un maestro de la caza por su sorpresivo y rápido ataque

y por su potente, veloz y acrobático vuelo.

Vuela con increíble habilidad

entre los árboles y su mediano tamaño y sus cortas

y redondeadas alas le permiten maniobrar

con vertiginosos cambios de dirección.

El azor es, como lo definió Félix Rodríguez de la Fuente,

'el príncipe de la espesura'."

¡Vamos ahí! ¡Vamos! ¡Venga ahí fuerte!

¡Buah! ¡Qué bueno, pico viento!

La pájara va pegada al suelo para evitar el viento.

Va pegada al suelo. ¡Vamos, vamos! Un lance larguísimo.

La va coger en el aire. La coge en el aire. ¡La va a coger!

¡Vamos ahí!

La cetrería es un arte. Es un arte y te voy a decir por qué:

porque para ser cetrero hay que ser sensible,

tiene uno que tener mucha sensibilidad, sencillamente,

porque al halcón no se le puede castigar,

ni al azor, ni al águila, ni al harris,

no se les puede castigar. La cetrería es pura sensibilidad.

Te tienes que hacer amigo de tu pájaro,

tienes que convertirlo en un animal manso, luego tienes

que enseñarlo a volar, a desenvolverse en el aire,

y luego tienes que lograr que sea superior a aquello que quiere cazar.

Es decir, lo tienes que reconvertir en un atleta,

conseguir que sea superior a aquello que quiere cazar.

Cuando una paloma en el campo se lleva todo el día volando,

cuando una perdiz se lleva todo el día

intentando salvar el pellejo, salvar su vida, y vuelan como rayos;

que ese animal tuyo la capture,

eso es arte, es artesanía pura.

"Si te pierdes, busca el camino de regreso,

recuerda tu cielo, las nubes, mis ruegos. Si te pierdes, no vueles

al hilo del viento, busca el rumbo de los sentimientos.

Si te pierdes, que sepas que al alba te estaré esperando,

de mañana, de tarde, te seguiré buscando.

Si te pierdes, que no se cruce en tu camino

el mal, el disparo impío, el águila real.

Si te pierdes, si te sientes de verdad perdido,

que sepas que en mi corazón siempre que quieras tendrás

tu nido.

-Ya está en tu kiosco la revista de caza y naturaleza

'Jara y Sedal', basada en tu programa

de caza y pesca de Televisión Española.

Incluye las mejores imágenes, reportajes y vídeos cinegéticos.

'Jara y Sedal', la revista de los cazadores,

ya en tu kiosco."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pico a viento

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Jara y sedal - Pico a viento

21 feb 2020

Esta semana Jara y Sedal se desplaza a Osuna para acompañar a dos experimentados cetreros. Con ellos conoceremos más a fondo el arte de la cetrería. Azores, Águilas de Harry y Moras nos deleitaran con espectaculares lances.

ver más sobre "Jara y sedal - Pico a viento" ver menos sobre "Jara y sedal - Pico a viento"
Clips

Los últimos 234 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios