Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5532293
Para todos los públicos Jara y sedal - Naturaleza y cambio climático - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Hoy hacemos las maletas

rumbo a uno de esos destinos soñados

por los amantes de la naturaleza y la pesca.

Miguel Piñeiro,

“el vikingo e Catoira” para los amigos,

es un periodista, escritor y pescador gallego

que se ha unido al equipo de Jara y Sedal

en esta aventura que nos llevará hasta el que dicen es

uno de los países más felices del mundo,

Noruega

Después de hacer escala en Oslo, llegamos a Trondheim,

que con sus 193.000 habitantes

es la tercera ciudad más grande del país.

Bulliciosa, turística yacogedora,

Trondheim es una ciudad viva, con una oferta cultural muy variada

y donde el visitante no tiene tiempo para aburrirse.

Uno de los lugares más emblemáticos de Trondheim

es El Barrio de Baklandet

con sus coloridas casa de madera, sus cafeterías acogedoras

y donde pasear es un verdadero placer

Miguel ha escogido el método más ecológico y rápido

para conocer la ciudad.

La bicicleta es sin duda el transporte más utilizado

por los trondheimer

y nuestro pescador recorre sus rincones como uno más.

La estampa más característica de Trondheim es la de sus almacenes

y casas de madera a lo largo Del Río Nidelva.

Construidas durante el siglo XVIII

todavía hoy mantienen casi su aspecto original.

No hay que irse de Trondheim sin visitar el símbolo de la ciudad,

La Catedral de Nidaros,

la catedral gótica más al norte de Europa.

El alma vikinga de Miguel recorre esa parte de la ciudad

donde descansan los restos de San Olaf,

el rey vikingo que llevó el cristianismo hasta Noruega.

Las aguas del Nidelva son la primera toma de contacto de Miguel.

El río atraviesa la ciudad formando un Meandro que rodea

todo El Barrio antiguo

y que desemboca en el fiordo de Trondheim.

En sus aguas podemos pescar reos, truchas y por supuesto salmones.

Miguel no ha tenido que esperar demasiado para estrenarse,

la primera captura noruega ya está aquí.

-Yo, levantarlo así es que me da una pena.

Es un reo.

Es un reo pequeño.

Antes de utilizar los equipos en cualquier río noruego,

es preciso y obligatorio un proceso de desinfección

que las autoridades llevan a rajatabla

a fin de evitar la propagación de especies invasoras.

Miguel quiere hacer patria y va a utilizar un señuelo

que le ha hecho para la ocasión Manuel García,

artesano de la pesca

y amigo y compañero de lances del vikingo de catoira.

Para nuestro protagonista la pesca en el Nidelva va a ser compleja

dado el lugar en el que hay que hacerlo,

una empalizada elevada unos 4 metros sobre el agua

y que complica sobremanera tanto la picada como la captura.

Además, y por si esto no fuera suficiente,

la cercanía de la desembocadura en el mar,

a unos 500 metros,

hace que las aguas estén muy quietas

y los peces remonten a zonas más altas

sin necesidad de hacer parada en este tramo.

-¡Ahí está!, pez.

Es bueno.

Es un pez bueno.

Es un salmón, "mecagoenlapuñeta".

Es un salmón, macho.

O es una pieza muy grande,

o es un salmón, estoy convencido, es un salmón.

No, es un reo.

Es un reo: Grande bueno.

Pero es inaudito en esta zona de aguas lentas, paradas

que el puerto está allí.

Es una pieza de un kilo.

Segunda picada y Miguel comprueba

que los señuelos gallegos son eficaces en aguas noruegas.

-Es un reo.

Un reazo.

Muy guapo, de un kilo.

Y ahora como lo sacamos pa arriba, macho.

Bueno, pues verdaderamente;

No insólito ni increíble, pero muy curioso

en un tramo absolutamente urbano,

pegado a las casas a quinientos metros de desembocadura

un reo de este porte;

obviamente entran por aquí, pero que picaran aquí,

yo esto no lo sabía.

Lo había visto, pero no me lo imaginaba.

Vamos a soltarlo.

Va haciéndose tarde aunque no lo parezca,

es junio y por estas latitudes en esta época del año

nunca se hace de noche.

Es hora de degustar los manjares de la gastronomía de Trondheim,

en uno de los muchos restaurantes que hay aquí.

Esta pequeña ciudad es la meca de los amantes de la comida

y aquí se encuentran algunos de los restaurantes mejor valorados

de toda Escandinavia.

Nosotros vamos a tomar fuerzas

mientras hablamos del viaje que tenemos por delante mañana.

Dos horas separan Trondheim de Rennebu,

nuestro siguiente destino.

A lo largo del trayecto nos cruzamos con pequeños pueblos y ríos

que son tan característicos del paisaje noruego.

La fauna la puedes encontrar en cualquier lugar en Noruega,

estos alces los vimos desde la carretera

y nos dio tiempo a montar nuestros equipos

para grabarlos unos segundos

antes de que perdieran en la espesura del bosque.

Nuestro destino es este complejo hotelero

que ofrece alojamientos y jornadas de pesca en el río Orkla.

Aquí existen todo tipo de comodidades para los pescadores

y todo está pensado por y para la pesca.

No exageramos si decimos que en Noruega

se dan las mejores condiciones para la pesca en agua dulce

y sobre todo para la pesca con mosca.

Truchas, reos, lucios y percas

hacen las delicias de pescadores de todos los rincones del planeta.

Pero Los ríos de Noruega son famosos y conocidos en el mundo

porque en sus aguas están los salmones más grande de Europa.

Uno de estos ríos es el Orkla,

considerado como uno de los cinco mejores ríos de Noruega

para la pesca de esta emblemática y escurridiza especie.

Después de Gaula,

el Orkla es el que tiene la mejor media de salmón capturado

por pescador.

Este río se aprovecha del deshielo y de las aguas de varios lagos

de montaña que hay por la zona,

lo que hace que el caudal del agua en la temporada del salmón

esté casi asegurado.

Con todo preparado para empezar la jornada vamos en busca de Miguel

y de su guía en el Orkla, Cris,

un joven pescador de la zona

y del que seguro vamos a aprender mucho.

-Pero me sorprende muchísimo

que pongan tan poquito... terminal.

Unos cuarenta o cincuenta centímetros, no tiene más

Cuando normalmente,

la gente suele meter un metro, metro y medio,

pero aquí mira que cortitos.

Tan solo...

No llega a cincuenta centímetros, bueno.

El río Orkla es el típico río técnico para la pesca con mosca.

La mayoría de los lotes del Orkla

son preferentemente para este tipo de pesca

debido a los tiros de agua y a la abundancia de chorreras.

Con sus 180 kms de longitud,

el Orkla es el río más largo del condado de Trndelag.

Las capturas en este río están limitadas a una pieza al día

con un máximo de diez por temporada.

En 2008 se introdujeron nuevas medidas para la conservación,

lo que explica que el tamaño y la cantidad de salmones

hayan aumentado en todos estos últimos años.

Una de las primeras cosas de las que uno se da cuenta

cuando lanza el señuelo en Noruega

es que la pesca viene condicionada por la extrema anchura de sus ríos

en los tramos inferiores,

lo que obliga a lances muy largos,

de muchos metros y además más técnicos.

A lo largo Del Río muchos son los pescadores que lanzan sus señuelos

con la esperanza de sentir la poderosa y virulenta picada

de un gran salmón.

Aguas más abajo de donde nosotros estamos

un gran salmón ha hecho realidad el sueño de este pescador noruego.

Esperemos que Miguel

corra la misma suerte a lo largo de la jornada.

Es hora de reponer fuerzas y qué mejor manera de hacerlo

que con una buena comida en compañía de algunos pescadores

que están disfrutando como nosotros de este maravilloso río salmonero.

Antes de volver al agua siempre se agradece

una agradable y tranquila sobremesa.

Los ríos noruegos son muy distintos a los españoles del norte.

Los ríos asturianos, gallegos y cántabros

son mucho más estrechos, más lentos y con menos tiro de agua.

Ríos noruegos como el Namsen, el Gaula

o en el que nos encontramos, el Orkla,

tienen mucha distancia entre orillas

y con pozos profundos que obligan a pescar

de una manera determinada.

La dificultad para conseguir un pez

radica en una caprichosa mezcla de conocimiento del río,

perseverancia en la acción de pesca,

sutileza en la clavada,

templanza en la lucha,

habilidad con la sacadera

y, como bien saben los pescadores, muchas dosis de suerte.

Mientras en España podemos conseguir un salmón a mosca

con caña de una mano

con simples lances rodados

y línea flotante,

en los ríos de Noruega debemos optar

por cañas de dos manos de 14 ó 15 pies,

líneas lanzadoras,

bajos de línea de hundimiento muy rápido

y terminales nunca inferiores a 0,40

ya que en estos ríos hay salmones de más de 20 kilos.

El Orkla es un río muy rápido,

de aguas muy limpias y cristalinas,

de fuertes corrientes y chorreras

en las que la mosca tiene una alta efectividad.

Hay tramos solo para pescar a mosca

pero también hay lotes en los que están permitidos otros señuelos

como la cucharilla y los peces artificiales.

En algunos tramos de este río

podemos encontrar pozos que superan los 10 metros de profundidad

con lo que esto supone de máxima dificultad

a la hora de poner el cebo al alcance de los peces.

Las moscas de patrones tradicionales funcionan bien en estas aguas

pero las más efectivas son los tubos,

tan de moda en lo últimos tiempos en la pesca del salmón.

Miguel está utilizando uno que le hizo su amigo Antonio Vilariño.

¡eh!

¡eh!

¡eh!

¡eh!

¡eh!

¡Oh!

Esto no es un salmón ¿eh?

Esto es un pez bueno, pero no es un salmón.

Una vez más nuestro vikingo particular comprueba

que los señuelos gallegos

son muy efectivos en las aguas noruegas.

Aún no sabemos lo que trae la línea

aunque Miguel está convencido de que no está peleando con un salmón

Al final Miguel saca una buena trucha kilera de preciosa librea,

el deseado salmón se está haciendo de rogar.

-Es preciosa.

¡Al agua!

Bueno, hemos intentado el salmón a mosca.

De hecho, hemos tenido una buena picada;

una trucha muy hermosa.

El plena corriente, que pensamos que era un salmón,

pero no lo fue al final, pero era como una trucha bien curiosa

Hemos cambiado de posición.

Estamos en otro punto, y aquí, como hay mucha profundidad

vamos a intentar la cucharilla.

Esta ha sido la primera parte de nuestro viaje a Noruega.

Hemos pescado en zonas urbanas

y también hemos conseguido una buena trucha

en uno de los ríos más importantes de este país.

La próxima temporada seguiremos descubriendo rincones maravillosos

en Noruega

donde pescar y disfrutar de la naturaleza.

Viajaremos más al norte

hasta otro de los ríos con más nombre entre los amantes del salmón,

el río Namsen,

un bonito río noruego totalmente distinto al Orkla.

Para Miguel y para todo el equipo de Jara y Sedal

las jornadas estarán cargadas de sorpresas,

y les podemos adelantar

que el vikingo de catoira cumplirá con uno de sus sueños.

Subtitulación realizada por: María Sánchez Grano de Oro

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • En busca del salmón noruego

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Jara y sedal - En busca del salmón noruego

06 mar 2020

Noruega es el paraíso del salmón. En sus ríos se encuentran los salmones más grandes de Europa. El equipo del programa junto con Miguel Piñeiro, un pescador gallego, recorrerán algunos de los rios más importantes de este país.

ver más sobre "Jara y sedal - En busca del salmón noruego " ver menos sobre "Jara y sedal - En busca del salmón noruego "
Clips

Los últimos 234 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios