Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5470725
Para todos los públicos Jara y sedal - Aguardo en El Valle de Abajo - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

La finca de ahí abajo está en plenos montes de Toledo,

en el término municipal de Los Yébenes.

Es una finca de 1500 hectáreas,

dedicada principalmente a la caza mayor.

La orografía es una dehesa en la cual hay un valle principal,

de ahí el nombre de la finca.

Y las especies que tenemos son gamo, muflón, ciervo, jabalí y corzo.

Llevamos haciendo caza mayor más de 30 años.

Y nos llevó a especializarnos en la caza con arco,

mi padre empezó hace ya unos años, hace más de 20 años,

luego empecé yo, y es algo que está muy en auge.

Como modelo de gestión nos gusta para hacer una caza selectiva

y no estresar demasiado a la caza,

ya que el arco lo que tiene es que tú puedes estar cazando,

y no estresar al resto de animales a la hora de hacer un lance.

Los cazadores, normalmente contactan con nosotros vía mail, vía teléfono

o a través de algún conocido que ha estado aquí cazando,

o cazadores que ya llevan mucho tiempo, o a través de la página web.

Una vez que el cazador contacta con nosotros,

si hay disponibilidad, reservamos fechas, ellos vienen para acá,

y para esa fecha nosotros tenemos todo preparado

porque hay gente que viene sin una petición concreta,

y cuando viene aquí, pues intentamos cazar lo mejor posible

y adaptarnos a sus preferencias.

-Muy buenas Nacho. -¿Qué tal?

-Nada, estupendamente. -¿Cómo va todo, el viaje bien o qué?

-Bien, rapidísimo, ilusionado con venir aquí a cazar con vosotros.

-Pues nada, a ver si hay suerte, ¿no? Has visto, el campo es una maravilla.

-Menuda primavera que tenéis aquí. -Sí, da gusto, da gusto.

-¿Cómo está el coto?

-Bien, como siempre, ya sabes, tú que lo conoces bien...

Yo creo que vas a tener suerte.

A ver si el tiempo nos respeta,

que es lo fundamental para la caza, ya lo sabes.

-La idea es eso, venir a cazar un jabalí con arco,

a ver si puede ser, y bueno, pues si te parece doy una vueltecilla

pisteando a ver qué nos cuenta el campo.

-Sin problema. -Y decido dónde ponernos esta noche.

-Sin problema, ya como tú lo conoces perfectamente,

si necesitas alguna cosa, pues le pegas un toque a Julián, el guarda

o a mí, y lo vemos.

-Pues estupendo.

Si te parece voy a coger la perrilla que la traigo para pistear

y la dejo allí en las perreras y ya... salimos.

-Perfecto. -Venga, bueno. Hasta ahora.

Mira aquí se ha restregado un guarro.

La primera habilidad que tiene que tener el cazador arquero

para poner en práctica la caza del jabalí en aguardo es el pisteo,

la lectura del campo por la mañana.

Los animales, los jabalíes viven y realizan su vida habitual de la noche

y durante el día están en el monte,

pero han dejado esos rastros en la noche,

que se hacen patentes durante el día.

Si tú tienes la habilidad de interpretar y de leer

el campo en condiciones,

pues sabes lo que va a suceder con antelación por la noche.

Pues según la época del año, así iremos a unas querencias o a otras.

Los días de lluvia los hormigueros,

o esas bañas temporales donde se bañan los cochinos

durante 3 o 4 noches.

Ay mira, mira, son rastros frescos.

Después de la lluvia es muy habitual que las hormigas saquen el grano,

que tienen la despensa arriba y los guarros rocen en superficie.

La frescura de los rastros de las muestras que veamos durante el día

es la que va a determinar que nos pongamos ahí o no.

Analizar esa posibilidad de que el guarro repita ahí la siguiente noche.

Fruto de la experiencia y muchas horas en el campo

sabes cuáles son los sitios o puntos calientes

donde el encuentro con el jabalí se puede producir ¿no?

Siempre que, por supuesto, el viento, la dirección del viento nos deje.

Esa es la clave para que una espera al jabalí tenga éxito.

Aquí con suerte, algún machete tiramos.

Está esto que ha sido una fiesta nocturna.

Fenomenal.

Además esta gente tiene colocada aquí una torreta que viene al pelo.

Pues nada, no se hable más. Aquí me pongo yo esta noche.

-Hay diferentes tipos de puestos, tenemos lo que se llaman "blind"

que son una especie de tienda de campaña

en la cual se mete el cazador, el fondo es oscuro,

y no se ve la silueta a la hora de abrir el arco,

que eso es algo que necesitamos hacer,

no es como cuando cazas con rifle.

¿Cómo lo ves por ahí dentro? -Pues perfecto Nacho.

Si acaso quítame esta ramita de la derecha, que estorba un poquillo.

Vale, vale, no quites más. El puesto está genial, no quites más.

-Pues nada, pues si quieres seguimos ¿no?

Y luego tenemos puestos en alto para que el animal

que siempre va mirando al horizonte,

cuando está cerca de ti, no te vea,

al hacer ese movimiento de la apertura del arco.

Ese tipo de puestos que tenemos se suelen conocer como "treestand",

al final es una plataforma en lo alto de un árbol

que te permite esa libertad de movimiento que necesitas.

Para cuando vienen dos personas, que es muy común,

un padre con un hijo a disfrutar de la caza,

esos tipos de puestos altos, de árbol,

no se pueden subir dos personas, entonces tenemos torretas,

son torretas elevadas,

con una amplitud suficiente para poder estar dos personas

y que si viene un padre con un hijo

puedan disfrutar de la caza en compañía.

La modalidad de caza con arco por excelencia es el aguardo.

Ahora mismo el aguardo de jabalí está muy en auge, muy de moda,

también se hacen aguardos al resto de especies,

también hay posibilidad de recechar,

el rececho requiere mucha más técnica y es mucho más difícil,

pero bueno, hay la posibilidad de recechar.

y luego hacemos como aventura una montería para solo arqueros,

llevamos ya 6 años haciéndola,

fuimos de las primeras,

creo que la primera finca de España organizando una montería de este tipo

en la cual, pues cambia un poco porque cazamos sin perros,

o sea que al tirar con arco

necesitas que las reses no se muevan demasiado deprisa,

es decir, que no rompan a los puestos corriendo a gran velocidad,

sino que entren al trán trán.

-La caza con arco para mí fue un auténtico descubrimiento,

es la caza en su pura esencia.

El arco tiene la habilidad de sacar a relucir

las habilidades que tienes como cazador

y al mismo tiempo, las torpezas.

Eres tú al desnudo. No hay ni trampa ni cartón.

Es una verdad como un templo, es algo que, realmente, engancha.

Yo animo a todo aquel que se sienta cazador

y que domine la habilidad del rececho y del aguardo, el entender el campo,

a coger el arco, dominarlo, y si dominas la caza y dominas el arco,

pues encuentras, yo creo, la ecuación perfecta

para disfrutar a tope con este equipo.

Una de las primeras formas de respeto al animal que vamos a cazar

es tener nuestro equipo a punto,

que si fallamos al animal

que no sea por culpa de no tener el arco bien ajustado,

no tener el arco bien silenciado

o cualquier otro aspecto que podamos controlar en los previos.

Es muy recomendable a todo aquel arquero

que vaya a hacer una salida de caza

utilizar fundas rígidas para portar el arco

ya que es lo que nos permite ante cualquier golpecito o lo que sea,

el arco pues no se nos desajuste, y sigamos teniéndolo a tiro.

En este caso vamos a cazar con un arco de polea

en contraposición con el arco tradicional,

pues tiene una serie de elementos

que nos ayudan a hacer tiros más precisos,

el visor, reposaflechas, estabilizador,

bueno, básicamente el arco de polea se compone de un juego de poleas

que hacen que podamos abrir potencias

que en el arco tradicional serían muy complicadas.

El arquero viene utilizando principalmente dos tipos de flechas,

una para los animales livianos y de caza menor,

como pueden ser en el caso de la caza menor el zorro y el conejo

o los livianos o de piel fina son los cérvidos,

corzos, ciervos, muflón y gamo,

y para el jabalí se utilizan flechas más pesadas.

Estas son las que vamos a utilizar

para cazar nuestros jabalíes en espera.

Tienen una piel muy gruesa y son animales muy duros

con muchísimo cuerpo

y necesitamos más peso para que aumente la penetración.

Las puntas que utilizamos para ponerle a nuestras flechas,

en función del animal que vayamos a cazar,

pues suelen ser para el jabalí de dos hojas y fijas,

o para el cervuno, animales más blandos,

puntas mecánicas, que se abren cuando tocan la piel del animal.

Otro elemento fundamental en nuestra flecha,

sobre todo para cazar jabalíes en espera,

es el "lumlock" o culatín luminoso,

que nos indica tanto el vuelo de la flecha,

en qué parte del jabalí impactamos,

fundamental para saber si lleva un tiro una herida de gravedad o no,

y cómo comportarnos tras el impacto,

si debemos pistearlo inmediatamente o dejarlo para el día siguiente.

Elemento fundamental para la caza del jabalí en espera.

-En líneas generales, siempre la jornada de caza

comienza preparando todo el equipo y llevando, en este caso, el guarda,

al cazador a su puesto, ya sea un blind, un treestand, lo que sea.

Cada cazador tiene sus manías como todos en este mundo

y bueno, hay gente que te pide, incluso,

que les dejes en un treestand con una escalera,

que les dejes en la misma escalera

para saltar de la pickup a la escalera

y no dejar ningún rastro.

Hay gente que utiliza sprays anti-olor,

hay diferentes técnicas para no dejar ese rastro

cuando llegas a la zona de caza.

-Voy a echar un poco de spray en los zapatos para que no huelan.

-Vale, suerte.

-Venga, adiós.

Una de las carencias o limitaciones que tiene la caza con arco

es que no nos podemos colocar en cualquier lado,

la corta distancia a la que vamos a tirar al jabalí

hace que cualquier movimiento, aunque sea de noche, pues nos vea,

y eche al traste el lance.

Entonces el cazador arquero suele cazar en alto,

con unos poquitos metros que esté en alto, dos, tres metros,

es suficiente como para salirnos del campo de visión del animal,

y no siempre hay una encina

donde poner un treestand o una torreta que nos coloquen

o algún sitio donde nos podamos subir.

Es una limitación grande porque sabes que el jabalí está entrando ahí

pero no puedes ponerte en mitad del prado.

Camuflaje, las manos y la cara son una bandera en el campo,

así que nos vamos a poner una máscara,

y lo mismo hacemos con los guantes.

Camuflaje en cara y manos.

Porque aunque el jabalí ve poco, y la noche también nos oculta,

por si acaso entran de día,

que el movimiento que hacemos con las manos,

conviene que estén de camuflaje.

Vamos a ver la distancia a la que...

vamos a poder tirar a nuestros cochinos.

Entre 13 metros...

y 18 metros.

Bueno, perfecto, porque luego, al final, 15 metros del campo de tiro.

Esto ya me lo quito, que no me hace falta.

En este tipo de fincas, donde la caza está muy tranquila,

es muy probable que tiremos a nuestro jabalí, de día.

Pero por si acaso se hace de noche, oscurece,

le vamos a poner al arco una linterna,

con interruptor táctil,

para no hacer ningún ruido en el momento de encenderla.

Comprobamos siempre que funciona.

No nos podemos llevar un disgusto.

La voy a encender, fenomenal.

Ahora colocamos nuestra flechita.

Preparo la jabalina.

Y hay que comprobar que al abrir nuestro arco,

no nos molesta absolutamente nada,

para luego no tener, o llevarnos sorpresas.

La comprobación es fundamental. Que no roza nada por ningún lado.

Vale, perfecto.

Las aguas en esta época del año, como la charca que hemos elegido,

pues es una fuente de vida ¿no?

Y son muy entretenidas,

nos dan un extra, no solamente para los jabalíes.

Seguramente, pues podemos ver todo tipo de pájaros

y cualquier otro bicherío,

que pone de manifiesto la biodiversidad

que hay en este tipo de entorno, donde practicamos nuestra caza.

Lo habitual en la caza del jabalí en espera es que todo acontezca de noche

pero nos hemos venido al puesto muy temprano,

porque en este tipo de fincas donde la caza está tan tranquila

puede que se de la casualidad

de que algún jabalí entre muy temprano,

y poder disfrutarlo de día.

Algo poco habitual, pero que aquí es probable que se dé.

Mira cómo entra a beber.

¡Qué maravilla verlos de día así, lo raro es ver esto...

lo normal es que todo pase por la noche.

Voy a dejar que se vayan estos dos,

a ver si viene algún otro que es muy temprano todavía.

La importancia de la dirección del viento, del aire,

en la espera, es fundamental.

Eso va a determinar que los animales entren, o no entren, a la querencia.

Nos pueden oler desde muchísima distancia.

Y luego una vez que estés en plaza a tiro,

pues los movimientos tienen que ser muy lentos, muy lentos.

El jabalí ve mal, pero el movimiento sí lo ve.

Hay un machete.

Ahora paciencia, paciencia, tranquilidad.

A ver si le voy a tirar y...

Para poder hacer un buen tiro.

Vale, vale, vale.

Ahora está perfecto.

Lo tengo.

Va muerto, va muerto, va muerto.

Fenomenal, fenomenal, yo creo que está muerto, es un tiro perfecto,

perfecto, perfecto.

Hemos tenido la suerte de disfrutar de un par de cochinos

que nos han entrado al principio,

y después una piara

que hemos decidido tirar un machete que iba con ellas.

Ha sido un auténtico disfrute poder ver a los animales de día

y hacer un tiro perfecto, con la facilidad que me da la luz del día.

Casi con toda seguridad el jabalí lo vamos a encontrar mañana

y debido a que era un animal joven pues nos dará una carne excepcional

que aprovecharemos y nos la llevaremos a casa.

Ahora vamos a hacer...

Vamos a seguir esperando

a ver si entra algún otro cochino que nos guste de noche,

y si no, pues ya tranquilamente mañana venimos con la perra

y lo pisteamos bien,

pero yo creo que, casi con toda seguridad, lo vamos a encontrar.

Nos ha entrado otro machete del estilo al que hemos tirado.

Y nada, lo hemos respetado.

Lo hemos respetado, además, a última hora el aire ha cambiado.

Y nos ha olido.

Así que ha puesto distancia de por medio.

Bueno, pues aquí está la flechita.

Ahora nos vamos a pistear,

ya vendremos mañana tempranito con la perra.

Y sí, lo encontramos, seguro.

Muy bien, muy bien. Lo hemos encontrado.

Nuestro cochinete. Sí señor, sí señor.

Nacho, Nacho, ¿me recibes? Cambio. -Sí, dígame.

-Oye, que ya hemos encontrado el guarro, ¿sabes?

Lo ha encontrado muy bien la perrilla y nada, nos vamos a aligerar,

le hago una sesión de fotos

y veníos para acá cuando queráis con la pickup, y lo cargamos, ¿vale?

-Venga, perfecto, muy bien, enhorabuena. Vamos para allá.

-Yo siento una profunda admiración y respeto por los jabalíes que cazo

y una forma de demostrárselo es mediante el ritual de la fotografía,

no solamente como recuerdo del animal que cacé en su momento,

sino porque yo siento que se lo debo al animal,

dedicarle ese tiempo allí en el campo donde ha sucedido ese lance

y es lo que me llevó a mi casa,

el recuerdo del momento y del lance en una foto.

-Hombre, enhorabuena Jaime. -Muchas gracias.

-Enhorabuena. -Muchas gracias.

-Ha caído cerca, ¿no? -Sí, estaba al ladito.

La verdad es que el tiro lo llevaba bien, ya lo sabíamos,

y bueno, he venido incluso con todos los trastos

porque sabemos que iba a estar cerca, y la perra lo ha encontrado fenomenal

-Un machete joven, ¿no?

-Sí, bueno, es chiquitejo, pero para aprovechamiento de la carne, ideal.

Este, mis niños van a dar buena cuenta de él, y bueno,

en mi casa es que no se come otra cosa.

Y este guarrete chiquitejo pues, ideal para comérnoslo, así que nada,

si os parece, voy a recoger esto un poquillo,

os lo lleváis vosotros allí a la casa

y allí ya lo despiezamos y lo apañamos, ¿vale?

-Venga, perfecto.

-A mí no hay nada que me produzca más satisfacción

que poder disfrutar de lo que cazo en el campo en casa con mi familia,

con mis niños, que es como rematar el lance en la mesa en el plato

junto a los que más quiero.

Previo a consumirlo en casa, tiene que analizarlo un veterinario

para considerarlo apto para el consumo humano.

-¿Qué pasa Jaime? ¿Qué tal?

¿Has terminado con el jabalí o qué? -Eso está listo ya.

A la espera de que el veterinario haga su labor.

-Claro que sí. -Eso es estupendo.

¿Cómo has visto el campo, la finca? -La finca como siempre, ideal.

Esto es un auténtico paraíso para la caza con arco

y bueno, para muestra un botón,

que hemos disfrutado de una jornada...

-Me alegro, me alegro que hayas disfrutado de la jornada de caza.

-Siempre. -Y con éxito.

En definitiva la caza es disfrutar.

-Bueno, pues yo si os parece, y yo creo que procede,

vamos a brindar por el "Valle de Abajo".

-Muy bien, faltaría más. -Pues nada, por el "Valle de Abajo".

-Salud. -Por el "Valle de Abajo".

(Canción en inglés)

Ya está en tu kiosco la revista de caza y naturaleza "Jara y sedal",

basada en tu programa de caza y pesca de Televisión Española,

que incluye las mejores imágenes, reportajes y videos cinegéticos.

"Jara y sedal", la revista de los cazadores.

Ya en tu kiosco.

Subtitulado por Victoria Sánchez Mayo

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Aguardo en El Valle de Abajo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Jara y sedal - Aguardo en El Valle de Abajo

20 dic 2019

Enclavada en los Montes de Toledo, El Valle de Abajo es una finca especializa en la caza con arco, una modalidad que cada día gana adeptos. Jaime Hurtado, uno de los primeros cazadores que empezó con su práctica en nuestro país, será el protagonista de un aguardo de jabalí.

ver más sobre "Jara y sedal - Aguardo en El Valle de Abajo" ver menos sobre "Jara y sedal - Aguardo en El Valle de Abajo"
Clips

Los últimos 234 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios