www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3250678
Para todos los públicos Insuperables - 17/08/15 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música cabecera)

Muy buenas noches, bienvenidos a "Insuperables",

el gran show de talentos de Televisión Española.

Hoy es una noche muy muy especial,

estamos en el último programa de selección de la serie.

Esta noche sabremos quiénes son los 21 semifinalistas

y los concursantes que lucharán por convertirse

en el primer artista insuperable

y ganar el premio de...

(TODOS) ¡30 000 euros! Bien...

(Vítores)

Pero eso será en la gran final.

Hoy, 10 concursantes se disputan las tres últimas plazas

en las semifinales y los 1000 euros de premio.

1000 euros, que si actúa un solista pueden convertirse...

En un gran viaje al Caribe.

Pero si es una banda ya pasamos quizá a un fin de semana en Zaragoza

y si actúa una coral, nos quedamos en un desayuno, eso sí,

con zumo de naranja, pero, que oye, que a nadie le amarga un dulce, ¿no?

Los únicos que pueden amargar la noche a los concursantes

son nuestros miembros del jurado.

Muy buenas noches, Santiago Segura, Ana Milán y Pitingo.

(Vítores)

Durante todos estos programas,

Pitingo ha aprendido a cantar subido a una cuerda,

Ana ha aprendido a girar en una rueda con tacones,

Y Santiago ha aprendido...

Santiago, eh... No, si no...

Santiago, ¿qué has aprendido, hijo?

(Risas)

He aprendido a piropearte, Carolina, pareces una lámpara de salón.

Con eso... Es impresionante.

Qué bonito, qué modelo. Bueno...

Nuestro jurado va a tener que emplearse al máximo,

porque frente a ellos,

el padrino que defenderá a los concursantes esta noche, es...

¡David Bustamante!

(Música, vítores)

David...

¿Qué pasa? Nada, ¿qué me decías?

Ah...

Bueno, esta altura también me va bien.

Bueno, un escalón tampoco es tanto. ¿Qué me decías?

No, te puedo decir lo que quieras. Qué alegría.

Te decía... Vengo a poner orden.

Te decía... Ponte al lado de Pitingo,

que quedas mejor.

Es mala persona, no lo puede evitar.

Te decía que para mí es un auténtico placer

tenerte esta noche con nosotros.

Que me hace especial ilusión que vengas,

y además, eh...

Creo que les puedes dar un gran consejo,

porque empezaste también en un programa en esta cadena.

Algún consejo para que controlen emociones, sentimientos, nervios...

Al final forma parte todo del mundo del espectáculo,

los nervios son buenos,

te predisponen para dar lo mejor,

simplemente que disfruten de la experiencia,

es una oportunidad donde les van a ver mucha gente.

Que disfruten y lo pasen bien,

vamos a disfrutar de un espectáculo, un privilegio.

Muchas gracias por acompañarnos,

te invito a ocupar tu asiento.

De acuerdo, voy para allá. ¡Gracias!

Porque ahora sí,

llega la hora de la verdad para los artistas.

Las primeras concursantes han representado,

durante nueve años a España,

en el mundial de hip hop en Las Vegas.

Dicen que bailando las chicas también pueden ser cañeras,

pero es que viéndolas, yo diría que pueden ser muy cañeras.

Son Supernenas.

El grupo Supernenas se formó en el año 2002,

siendo un grupo de niñas,

y nada, nadie creía que con el tiempo

llegaríamos a ser la categoría profesional.

Hemos viajado mucho a Estados Unidos, al mundial de Las Vegas.

Quieras o no, nos hemos hecho un renombre

a nivel internacional por estar allí.

Durante estos años, hemos ido evolucionando,

ha habido gente que ha entrado y salido del grupo,

hasta conseguir el grupo que somos ahora.

algo que nos caracteriza a nosotras, desde siempre,

es el tema de la trenza.

Durante la coreografía jugamos,

cogemos la trenza de la compañera, intentamos incorporarla

porque es algo que ha crecido con nosotras también.

Podemos vestir como mujeres y movernos como mujeres,

pero ser exactamente igual de fuertes

y de duras que un hombre.

Supernenas venimos a demostrar que nuestras trenzas son insuperables.

(Música)

(Hip hop)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Palmas)

(Vítores)

Pues la actuación ha salido genial, yo creo.

Llevamos mucho trabajando juntas,

y yo creo que eso se nota cuando...

Cuando trabajas en grupo y hay una cohesión entre nosotras, funciona.

(GRITAN) ¡Súper, súper, Supernenas!

(Vítores)

Se tocan, se tiran de la trenza...

Lo que estoy segura, lo que estoy convencida,

es que con tanta chica guapa,

la valoración la quiere empezar Santiago.

Claro, hay que empezar a valorar, hay que venirse arriba,

lo tenemos vacío, estoy entusiasmado de ver tanta chica atlética junta,

haciendo este número, un poquito, quizá me ha parecido

un poquito contundente, muy energético,

pero un poco agresivo, ¿no?

Rompemos un poquito el prototipo

de un grupo de chicas femeninas, suaves y dulces,

Y el prototipo de bailarinas de hip hop muy masculinas.

Intentamos ser agresivas, fuertes,

pero sin perder la feminidad en todo momento.

Muy bien, yo creo que lo conseguís, eh...

¿Habéis tenido algún incidente con las coletas?

Alguna le puede haber sacado un ojo a otra, ¿no?

Como bailáis ahí... Continuamente, continuamente.

Yo digo: "Algún día se lesionan, estas criaturas, se sacan un ojo".

No, me ha gustado mucho,

os veo en alguna película de Bollywood bailando, porque...

Tenéis una potencia estupenda, os felicito.

Muchas gracias. Pitingo.

A mí me ha encantado.

Me ha alucinado.

Ha habido un momento, que es lo que dice Santiago, ¿no?

Cuando habéis puesto una cara así,

me ha venido a mí, personalmente, a la cabeza,

la cara de mi mujer cuando llego a las 5 o 6 de la mañana...

(Risas)

Es mi mujer, vamos.

Pero, quitando todo eso...

Ha sido fantástico, la verdad. Me ha encantado.

Muchas gracias.

Hemos arrancado con buenas valoraciones, Ana...

Bueno, chicas, yo viéndoos,

he entendido por qué me gusta tanto ser una mujer de carácter,

porque mola mucho más que ser una mosquita muerta.

(Vítores)

De hecho, me parece que Supernenas,

se os queda muy cortito.

Que yo pondría "Superultramujeresdecañón",

con poderío, que a mí me ha subido la energía,

me subía calor, me daban ganas de saberme la coreografía

para ponerme con vosotras, pero no ha habido manera. Oye, una cosa.

¿Cuál de vosotras...? Sé que todas os gusta Bustamante,

pero... Ah, ya sé quién es.

(Risas)

Vente. Jo, qué alegría, muchas gracias.

Y a David, que tampoco le gusta bailar...

Gracias, cariño. ¡Tu fan soy yo!

Ven.

Porque a ti te apasiona bailar también.

Tú ves a tanta mujer bailando... Qué manera...

Qué manera de empezar el programa. ¿Puedo venir todos los días?

David, eh... Dime.

Báilate algo con ellas. Pero espera...

Para un segundo, vale.

Yo bailo, una cosa sencilla, pero si viene...

Pitingo. Siempre hace lo mismo...

Eso ni se pregunta.

Pitingo, por favor, Santiago...

A tanta mujer junta nunca has dicho que no.

Sería la primera vez que dijeras tú que no, ¿no?

Es espectacular. Yo lo bailo todo flamenco.

Tiqui-tiqui, luego. Ahora tú déjate llevar.

A ver, actitud, hip hop, tío.

No es el planteamiento... Eh, actitud.

El planteamiento, que mandan ellas. Sí, perdón.

Vale, dadle, contadle a los chicos lo que queréis que hagan.

Una cosa, sí, que esta gente anda fatal de la cintura,

lo mismo tenemos que llevarles al hospital luego.

Y yo, sin trenza, si puede ser.

El único que tiene la oportunidad.

Vamos a ver... El cuerpo abajo, así...

Ahí, ahí.

(Música)

¡Uh!

Descoordinados, ahora, ahora.

¡Vamos, Pitingo!

¡Un solo de Pitingo! ¡Un solo de Pitingo!

¡Solo, solo! Dale, dale.

(Vítores)

Bueno, bueno, bueno...

¡Uh!

(CARRASPEA)

(GRITAN)

(TODOS) Uno, dos y tres... ¡Supernenas!

(Aplausos)

El momento baile ha sido muy divertido, muy divertido.

Pero hay una clara diferencia.

Con todo el amor del mundo, pero hay una clara diferencia.

David Bustamante tiene un ritmo que le sale natural,

y en el mundo del hip hop, pues les cuesta un poquito más

a Santiago y a Pitingo, pero que con trabajo todo se consigue, que...

Nunca es tarde para empezar. -Le han puesto ganas, es importante.

Vamos a ponernos un poquito serios,

porque...

Tenemos la semifinal a la vuelta de la esquina,

y los tres palcos están vacíos

y tenemos que ver quién accede a ellos.

Así que vamos a empezar por Santiago.

Pues mira, eh...

Yo estaba muy convencido de mi puntuación, de mi valoración,

hasta que me he enterado que una es fan de Bustamante, me ha...

Pero bueno, como son 11 y solo es una, pobrecilla,

aunque lo de 11 también he pensado en mi amigo Pitingo, o sea, 11,

como tu mujer, igual.

Sí, sí... A las 5 de la mañana, qué susto.

Sí, la misma cara, y yo... (RÍEN)

Vengo a gustito...

Bueno, por eso...

En resumen, os voy a dar un sí.

Muchas gracias.

Hemos empezado positivos con un sí...

¿Pitingo?

Mira, a mí me ha encantado, la verdad, sinceramente, y...

Aparte, he visto lo difícil que es hacer lo que hacen ustedes,

aunque, bueno...

Lo he intentado, por lo menos.

A ver, yo os tengo que dar un sí.

Muchas gracias.

Bueno, ya os podría dar la enhorabuena,

pero vamos a esperar a la votación de Ana.

Buenoyo en honor a todas las mujeres que tenemos carácter

y llevamos la dulzura por dentro,

o sea, en venganza a las mosquitas muertas,

no os voy a a dar un sí, os voy a dar 11, que son los que os merecéis.

Muchas gracias.

Pues empezamos con un pleno,

y empezamos ocupando el primer palco de la galería, por favor.

Subid.

Hemos pasado con tres síes,

pero realmente hay muchísimo, muchísimo nivel.

-Está muy difícil. -Está muy difícil,

nunca se pierde la esperanza,

y si nos toca hacer un reto, vamos a estar ahí, luchando a muerte,

pero está complicada la cosa, a ver qué pasa.

(TODAS) ¡Súper, súper, Supernenas! (GRITAN)

Recuerdo que las semifinales están a la vuelta de la esquina,

y en ellas veremos las mejores actuaciones de todas,

las que han pasado por aquí.

Veremos si las Supernenas tienen la suerte de poder participar en ellas,

no lo sé, queda mucho programa por delante.

De momento, vamos con el siguiente participante.

Este cantante flamenco le gusta que le comparen con Falete,

porque, según él,

no es el típico pintamonas, cari.

Es el turno para Tony Domínguez y Los Rumberos del Toro y la Luna.

He decidido presentarme porque, creo,

que no habrá un insuperable como yo.

(Música)

Yo me defino una persona muy versátil.

Hago lo que es flamenco, porque trabajo en un tablao flamenco,

pero sí que me gusta hacer versiones de todo tipo,

y no solo dedicarme solo al flamenco.

Considero que un artista tiene que ser completo, ¿no?

Es que ser artista es muy difícil,

la palabra requiere cantante, actor, modelo, actriz, etc.

Tengo la suerte de que dentro del artisteo, sé cantar bien,

creo que también soy un poquito showman.

Sé vender un poquito...

Ya me entiendes, cari, estar un poco en la onda, no en plan...

Canto, me pongo serio, cierran telones y el artista se va, no.

Pienso yo, a lo mejor me equivoco, pero no creo que me equivoque.

Y poco más, nena, ¿qué quieres que te cuente? La vida es así.

Y no la he inventado yo.

(Aplausos)

(Flamenco)

Procuro olvidarte...

Siguiendo las rutas del...

Ay, de un pájaro herido.

Procuro olvidarte...

De aquellos lugares,

ay, donde nos quisimos.

Me enredo en amores

sin ganas ni fuerzas,

a ver si lo olvido.

Y llega la noche

y de nuevo, comprendo...

Que le necesito.

Y...

Yo procuro olvidarte.

(Palmas)

Y hago en el día mil cosas distintas.

Procuro olvidarte.

Pisando y contando las hojas caídas.

Procuro cansarme...

Llegará la noche y apenas sin vida.

Y al ver nuestra casa, tan sola y callada,

no sé lo que haría.

¡Vamos allá, señores!

Lo que haría...

Porque estuvieras...

Porque vinieras tú.

Conmigo.

Lo que haría...

Por no sentirme así.

Por no vivir así...

Ay...

Perdío...

(Aplausos, vítores)

Muchas, gracias, un fuerte aplauso.

De la actuación pienso que ha estado bien,

la actuación ha estado bien, lo he sacado bien.

Me ha fallado, por ejemplo, el tema...

Actriz, el tema meterme un poco más en el papel

y a lo mejor algún gesto, tú sabes, de flamenqueo,

que yo lo tengo, porque lo hago así de veces.

Me ha fallado eso.

Estoy enfadado conmigo mismo, ¿eh?

Ven aquí, enhorabuena, lo primero. Muchas gracias.

Me han chivado que tienes una canción sorpresa

para un miembro del jurado. ¿Es verdad?

Lo más grande. ¿Lo más grande?

Es una improvisación. Venga.

Resulta que ser artista es un poco difícil, ¿vale?

Y yo, como me gusta todo el flamenqueo,

o la música en sí, ¿vale?

Digo, pues como me han comparado...

Con el muchacho este que se supone que me parezco a él,

y sale en una película

del señor Santiago Segura,

yo te he hecho una letrita, compadre.

Y nos la vas a cantar, hombre, ¿te parece?

Hombre, loca, o te lo voy a cantar a ti.

(CARRASPEA)

Ay...

Yo como en casa, ¿vale? Va a capela, ¿no?

Hombre... Vaca o ternera o león.

No sé, a capela.

Dice: Ay...

Santiago, ¿dónde te metes?

Ay, que te vas con la Pantoja,

y apareces en "Torrente".

Ay...

Con mi compadre el Falete...

Bueno, Tony, te voy a decir...

Nuestro jurado se queda con todo,

no sé si esto va a afectar para la votación.

No lo podremos saber hasta más tarde.

La verdad es que de cerca impresiona más.

(Risas)

¿Qué te ha parecido?

¿Empezamos con tu valoración? Luego.

Pitingo, que es el experto. Venga, sí, no vamos a esperar

a que diga Pitingo, y en función de lo que diga...

Valoración de Santiago, la canción iba para ti.

No, pero hay que valorar la actuación en conjunto,

no la canción, es que... ¿Sí?

Yo soy muy tímido, cuando me cantan algo me ruborizo.

Eh...

Es que, es de las pocas veces que me he quedado sin palabras, de verdad.

Tony, porque se ve que disfruta la criatura

haciendo lo que hace, que le gusta el flamenco,

y que lo vive, pero yo...

O sea, quiero oír a los cantantes primero, déjame que me reserve.

Bueno, vale, te digo que Santiago y sin palabras, es como agua y aceite,

muy raro. Pitingo.

Tony, tú eres gitano, ¿verdad?

Medio. Medio gitano, igual que yo, mestizo.

Primero, me gusta el hecho de que...

Seas un valiente, en cuanto a lo que digan,

que te dé igual, eso es importante en los tiempos que estamos,

siendo gitano, muy importante, sabes cómo es esto.

Bastante, lo he pasado muy mal, compadre.

Ya, me imagino. Tú lo sabrás.

Me gusta que seas así de valiente,

que te dé igual lo que digan,

y que seas lo que seas y hagas lo que hagas.

Y ahí, me ha tocado el alma.

No sé si me entiendes.

Me ha tocado porque... (RESOPLA)

Lo he pasado fatal, todo el mundo lo habrá pasado mal, ¿no?

Pero a mí me ha tocado mucho.

Y que ellos me lo... Perdóname, ¿vale?

Que ellos me lo valoren...

Mírame.

Me siento así.

Luego, me parece que tienes muy buena voz,

que cantas muy bien.

Lo único que me falta de ti es que, cuando entras por el escenario,

esa presencia que tienes entrando,

cuando empiezas a cantar, lo que falta, ¿sabes qué es?

Genio.

Genio, me falta, pues quizás, a lo mejor, no lo sé si el tono...

O que estás demasiado cómodo cantado.

A lo mejor es el tono que tienes y ya está.

A lo mejor, subirlo un poco y que te cueste un poco más,

Me faltan movimientos... Lo han dicho muchas veces.

Me falta, espera, para explicaros, para que lo sepáis.

Te han echado la mirada, como diciendo...

Sí, me lo han dicho. Me faltan movimientos,

si dices "Procuro olvidarte", que te muevas...

(CANTA)

Cosas que me pide el cuerpo de expresiones,

que tiene que tener la canción, ¿me entiendes?

Me ha faltado esa chispa y ese...

Ese poderío que requiere el tema.

He hecho un poquito...

Para mi punto de vista, como crítica, un poquitín flojo.

Ana. Tony, he tenido un poco la sensación

que tiene Pitingo, porque me maravilla tu valentía

para ser quien quieres ser,

y desde aquí te la aplaudo y te digo olé con olé,

porque hay que ser muy valiente, ¿eh? Hay que ser muy valiente.

Y luego, en el plano más artístico,

así como Pitingo entiende de música o de movimiento escénico,

yo te hablo como actriz. ¿Sabes qué me pasa?

Me parece que tienes el vicio del tablao.

Me parece que tienes el vicio del día a día,

que nos pasa a muchos artistas, ¿vale?

Entonces, a mí me pasa una cosa,

que la letra de la canción,

no puede ser más desgarradora.

O sea, "Procuro olvidarte".

A mí, que lo haces con mucho arte,

cancanear encima del escenario,

hay que tener cuidado y saber con qué se puede cancanear,

si uno está diciendo: "Procuro olvidarte

buscando el vuelo de un pájaro herido", y haces...

Pues muy mal no estarás, hermosa.

¿Sabes lo que te quiero decir? Sí, lo entiendo.

Son vicios que cogemos todos los artistas,

que vamos pasando por ahí y se nos va quedando,

porque eso a la gente le hace gracia, funciona...

Me parece que llevas un artista dentro mucho más grande

de lo que me has dejado ver. Muchas gracias, Ana.

(Aplausos)

Bustamante. Bustamante.

A ver.

Un poquito de energía.

Menos mal que me dejáis hablar, lo estoy pasando fatal.

Estoy aquí aguantando, comedido.

Tony... Felicidades a todos. -Muchas gracias.

-Me parece que el flamenco es algo tan difícil, tan complicado.

Yo no soy mestizo, soy payo, pero un payo muy flamenco.

Olé... Lo sabe mi primazo.

Es mi primazo. Sabe que me gusta muchísimo.

La pregunta más importante, al público, ¿os ha gustado?

(PÚBLICO) ¡Sí!

-Ahí lo tienes. -Muchas gracias.

De momento, vamos a quedarnos con eso.

Santiago, no me pongas esa carita de cordero degollado...

No, hombre. Vamos a empezar por ti.

Es verdad que tienes ilusión y quitando que, efectivamente,

como dice Pitingo, a lo mejor lo he visto un poco blando,

estabas un poco errático...

Dando paseítos en vez de ir con más aplomo por el escenario,

pero creo que a la gente le ha gustado y, básicamente,

lo que siempre digo, que en la vida todo es no, no, no.

Con lo bonito que es dar algún sí.

Además, pienso que, si llegamos al final del programa

y todavía sigues ahí arriba,

es que hemos hecho un programa bastante flojo,

por el gran nivel que hay, así que yo te doy un sí.

(Aplausos)

Bueno...

Un sí. Pitingo.

Mira... Me encantaría decirte que sí, pero no puedo.

Sería, a mí mismo, engañarme

y tengo que ser consecuente con lo que estoy diciendo,

es decir, con lo que he visto y con lo que he escuchado.

Te tengo que decir un no, lo siento. No pasa nada.

Perdóname. Bueno...

Ana, me parece que tienes la delicada situación...

Tony... De dejarle continuar o no.

Está vacío, piénsalo también. Es muy triste.

Una galería vacía es como... Tengo tantas ganas

de que todo lo que hemos dicho,

porque me parece que eres un tío tan listo,

que ha pasado por tantas cosas en la vida,

que no sé qué tienes detrás de esa mirada

que está a punto de soltar una lágrima no sé muy bien por qué,

pero supongo que estarás librando alguna batalla, como todos.

Tengo tantas ganas de volverte a ver que yo te doy un sí.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Enhorabuena. Gracias.

Enhorabuena, respira, disfruta del momento

y sube, por favor, ¡a la Galería de los Insuperables!

Muchas gracias.

Me quedo con que tres personas de ese nivel, que no me conocen,

me apoyan, ¿sabes?

Valoran lo que yo hago.

Eso no lo hace cualquiera.

Qué bien. Qué bien...

Al final, esa galería ya va cogiendo forma un día más.

Sus dos grandes pasiones son la gimnasia y su hijo Kilian.

Estuvo a punto de participar en los Juegos Olímpicos de Pekín

y quiere ser una de las tres insuperables

de esta noche.

Es Thais Escolar.

Cuando empecé a hacer gimnasia con seis años ya veían en mí...

Bueno, una gimnasta que valía para este deporte.

Empecé a entrenar doble sesión, por la mañana y por la tarde,

con 7-8 años

y llegó un momento que lo tomé más como un trabajo que como un deporte.

Con 16 años dije: "Hasta aquí he llegado,

me voy a mi casa" y así fue, lo dejé.

Ahora, actualmente, soy entrenadora de gimnasia.

Me encanta enseñar a los niños lo que sé hacer

y ver que ellos lo pasan bien cuando lo hacen.

Lo que vais a ver en el programa es una combinación, bueno,

acrobacias en la barra con un poco de acrobacias en el suelo,

combinado con un poco de baile, que no lo había hecho antes,

pero lo he preparado especialmente para el programa

y que espero que sea insuperable.

(Aplausos)

(Música lenta)

(Música animada)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

Al principio de la actuación iba bastante... Me temblaba todo.

Pero cuando ha cambiado la música y ha empezado el trozo ese con ritmo

me he empezado a animar y a crecer un poco más.

(Aplausos)

¡Qué gustazo verte! ¡Qué gustazo!

Bueno, no sé, a mí... No soy quien tiene que valorar ni que votar

pero, a mí, me ha encantado. Gracias.

Pitingo.

Es impresionante verte, la verdad.

Me parece dificilísimo lo que has hecho.

Aparte, lo has clavado todo.

Lo único, quizás, si tengo que poner un pero,

es que me falta un poco de espectáculo.

Simplemente. Espectáculo. Hemos tenido muchos números

que la gente se lo ha currado muchísimo,

pero el espectáculo y el ejercicio.

Me ha parecido más un ejercicio deportivo...

más que un espectáculo.

Y eso es lo que te puedo decir ahora mismo.

Gracias.

Santiago.

Pues a mí sí que me ha parecido un espectáculo.

Verte es un espectáculo.

Y cómo sonreías y con la energía que tienes y luego...,

de verdad..., que yo creo... Me parece alucinante

porque la gimnasia es una disciplina durísima

en donde, si no entrenas constantemente,

yo creo que tú además te retiraste, tuviste un hijo,

luego volviste, tuviste una lesión de rodilla

y, aún así, sigues teniendo un nivel impactante.

Yo estoy maravillado, de verdad. Gracias.

(Aplausos)

Ana.

Yo estoy de acuerdo con ambas partes, Thais.

Por un lado me parece fascinante verte...

si te miro con los ojos de ver un ejercicio de gimnasia artística.

Si quiero mirarte con los ojos de ver un espectáculo,

me falta vestuario,

me falta el nexo de unión entre los movimientos...

Porque siento que te desconectas. O sea, tu concentración...,

que ha de ser brutal, como no, te lleva a...

Cada vez que te vas a preparar para un movimiento

siento que te desconectas del espectáculo, de lo artístico.

Porque, claro, yo no sé cómo unir esas dos cosas,

sé que a mí me ha faltado, aún así es realmente un placer

verte encima de... No sé cómo se llama... ¿Barra? ¿Potro?

Barra. Es que el mío era potro

porque era más pequeño. Barra de toda la vida.

Bueno, barra de toda la vida, ni que hubieras tenido una en tu casa.

¿Tú tienes una? Yo voy a otra barra, la del bar.

(RÍEN) Esa sí que es barra fija...

Bueno, muy placentero verte. A ver, David. Nuestro padrino.

¿Cómo...? ¿Cómo que te falta espectáculo?

Es un espectáculo el ejercicio deportivo en sí.

Es que esto es complicadísimo. Esto es muy difícil, de verdad.

Yo te doy la enhorabuena porque ha sido espectacular y has clavado...

todos los ejercicios. Te voy a decir más...

A ti te perdono por el tacón. Muy bien, David, dales.

Ven para acá. Levanta, hombre.

(IRÓNICA) Me ha faltado... Hale...

No, escúchame...

Yo voy a pedir al programa un plus de peligrosidad.

No, escúchame.

Ahora en serio, te digo una cosa también,

vale que seas defensor, pero nos sacas a bailar y ahora...

Pareces el monitor de verano que da por culo todo el rato.

Uno, dos, tres.

El pesado de los campamentos de verano que te machaca...

Bueno, por favor, escucha. ¿Tú has ido alguna vez a un gimnasio?

¿Gimnasio? En la vida vas a ver tú...

a un gitano cogiendo peso.

(Risas)

Yo no voy nunca. Y pagando

¡Y pagando! Pagando y cogiendo peso no.

¿Pagando y cogiendo peso? No, hombre...

¿Y tú? ¿Has ido a algún gimnasio?

Obviamente no. Me dijeron que había chicas y...

Vamos a hacer una cosa, yo y ella haciendo aquí...

haciendo mortales. Que no, Santiago, que no.

Quiero que os subáis y caminéis hasta el otro lado.

Os doy hasta la mano, fíjate.

La primera parte no la he entendido. ¿Subirse aquí?

¿Cómo subimos?

Explícales cómo se tienen que subir. ¡Una escalerita o algo!

Yo me he sentado para relajarme, pero...

si se tiene que poner aquí de pie voy a venir cerca...

¿Descalzo? Hombre, mejor.

Podemos subir a Carolina. Descalzo.

Descalzo, sí. Descalzo ¿para qué?

-A ver, no...

¡Ay, ay, ay!

Cada uno que pase como pueda. Pero de pie.

Está muy alto esto...

Venga. ¡Sal para allá! Sal para allá y saluda.

(Aplausos)

Ahora yo. Ayúdame a subir.

Espérate. Agárrame. A ver, primazo, ten cuidado.

Ay, ay, ay... Ahora cántame algo.

Mira, míralo. ¡Mira qué actitud!

(Vítores)

Es que para Pitingo esto es un tercer piso.

Pocas veces se le pilla a Pitingo. Sabe hacer un poco de todo.

Esto, lo que quieras. ¡Bustamante, por Dios!

¡Mira cómo se sube!

Para el otro lado, espera...

Va a hacer el gusano. Ayudadme para no desequilibrarme.

Lo que hay que hacer... Cuando tú me digas yo suelto.

Sácame un poco más la colchoneta.

Voy a saltar para allá, que tengo más margen.

Lo que hay que hacer es... Un segundito.

Ten cuidado, David, hombre. No, no, cuidado, quita.

Saca la colchoneta un poco. No saltes mucho más para allá.

David, nos queda mucho programa.

El mortal hacia adelante...

Mira que iba con altura... porque... podía haber caído de pie también...

(RÍE)

Que quiere otra oportunidad. Aquí no hay segunda oportunidad.

Desmóntanos lo que necesites pero vuélvelo a hacer.

Pero ¿a esta criatura qué le pasa? ¡Samur! ¡Samur!

Una ambulancia, por favor.

(Risas)

El mortal hacia atrás... muy bien. Con mucho impulso y ha caído de pie.

-Es que me ha salido el primero,

no lo he clavado y he tenido que hacer otro.

Bueno, pues mira, me voy a subir yo también a la colchoneta...

Parece que estamos un pelín cerca.

Espera, que con estas caras de circunstancia...

Cuidado con el tobillo...

A ver, Pitingo. Perdonadme que esté así.

Lo has hecho bien. ¿Sí?

Lo has hecho muy bien. Estoy descalzo, eh...

Tiene bonicos hasta los pies. No digas eso que me da vergüenza.

No he visto tío más bonico que tú en la vida, te lo digo en serio.

Entre Pitingo y David, has quedado, Thais, como que lo hace cualquiera.

(Risas)

Di que no, cariño. Hombre, a ver...

Pitingo lo ha hecho superbién, pero no podemos comparar.

Hombre, David lo ha hecho muy bien.

Yo he hecho un mortal adelante pésimo y uno para atrás guarro, o sea...

(Risas)

Ella lo ha hecho muy bien. Es una profesional.

Vamos a ponernos serios aunque esté sin calcetines ni zapatos...

Yo como la Chunga.

(Risas)

Me mantengo en lo que he dicho antes.

Me encanta. Me parece difícil lo que haces.

Guapísima, muy... fina haciéndolo.

tu esfuerzo es increíble,

pero yo tengo que ver todo lo que hay detrás.

Es decir, ya estamos a un nivel muy fuerte,

y por desgracia te tengo que decir que no. Lo siento mucho.

(PÚBLICO) ¡Oh! Perdóname.

Bueno, pero no pasa nada

porque todavía tenemos dos votaciones más. Santiago.

Mira, yo...

Es que me gusta mucho... Admiro mucho a la gente que hace...

cosas así con su cuerpo, o sea, esa disciplina...

Por ejemplo, Bustamante... ¿Su discografía? Bueno...

Pero el salto mortal ese... Le admiro mucho por eso.

Él lo sabe. Lo peor es...

Lo peor es que lo dices públicamente. Es alucinante...

Entonces, te quiero decir...

Tu tenacidad, tu esfuerzo...

Tu madera de gimnasta y cómo lo has hecho,

yo creo que es insuperable y te doy un sí.

Gracias. Bueno...

(Aplausos)

Llevamos poco de programa, Ana, pero me parece que vuelves a tener

en tus manos la posibilidad de que un artista continúe.

¿Sabes qué pasa, Thais? Odio este momento. Profundamente.

¿Sabes por qué? Porque me encantaría darte un sí

y que después aplicases esto que te hemos dicho de más espectáculo.

Pero de alguna manera

no puedo hacerlo porque nos acercamos a la semifinal.

Me gustaría mucho que te lleves esto como un consejo desde el amor,

que es desde donde te lo doy, de verdad,

porque son cuatro cosas,

cuatro nexos de unión entre los movimientos

para que haya coreografía, lo que te he dicho antes,

y que haya más espectáculo.

De verdad, de corazón, que espero volver a verte.

Aunque tengo que darte un no.

Muchas gracias, no pasa nada.

Es un no,

pero nos has hecho pasar un momento increíble y nos has podido enseñar

lo que sabe hacer nuestro jurado y nuestro padrino de hoy.

Muchísimas gracias y te llevas este fortísimo aplauso.

-Tú no les hagas caso porque es envidia...

Hombre, y no todos los días

alguien se va con David Bustamante del brazo.

El siguiente artista tiene la habilidad

de hacernos creer lo increíble.

Él es Darío Proximety Performer.

(Aplausos)

(Música)

Lo que busco, y lo que busca cualquier mago,

son momentos en donde se suspende la realidad.

El público guarda silencio.

Son momentos donde la gente está ante un abismo de irracionalidad

pero real porque lo ven.

Cuando tú consigues eso... te dan igual los aplausos.

La gente piensa por dentro: "esto no fue un truco".

Eso es lo que queremos, que nadie piense que estamos haciendo trucos.

Cuando ves un efecto de magia que te impacta,

automáticamente esa emoción te conecta con tu niño interior

y vuelves a ser ese pequeñito

porque te hace vivir emociones olvidadas.

Dura muy pocos segundos, pero vale la pena.

Vale la pena tanto esfuerzo, tanto practicar,

tanto para que resuciten esos pequeñitos que llevamos dentro.

Da igual la edad que tengáis.

Esta noche adultos, mayores, jóvenes... todos...

vais a ser unos niños. Ese será mi gran truco.

Hoy...

quisiera probar una forma...

olvidada, casi desconocida, de comunicación.

Un fenómeno extrasensorial conocido como... telepatía.

Para hacer este experimento necesito a dos personas que, tengo entendido,

el jurado ha elegido par a mí. Así es. Yo misma las he elegido.

¿Están por aquí? Adelante, por favor.

¿Qué tal? Yo soy Darío. Ponte ahí por favor.

Ponte por aquí, muchísimas gracias.

¿Tu nombre cuál es? -Marta.

-Hola, Marta, encantado. -Igual.

-Alba.

-Alba. Perfecto.

En primer lugar...

Cierra tus ojos...

Pon tu mano en esta posición.

Cada vez que sientas esta presión

vas a levantar tu mano derecha de esta forma y la vas a dejar caer.

Muy lentamente. Deja esta mano así.

Cada vez que sientas la presión. Muy bien. Perfecto.

Cada vez que la notes. Perfecto.

Cada vez que la notes.

Muy bien. Muy bien.

Muy, muy bien. Lo estás haciendo muy bien, Marta.

Cierra los ojos.

Imagina ahora que estás delante de un espejo

y delante de ese espejo no ves tu reflejo,

sino que estás viendo el reflejo de Alba.

Imagínalo. También te voy a pedir, Alba, que hagas lo mismo.

Cierra tus ojos. Imagina que estás delante de un espejo.

Ahora no hace falta que levantes tu mano

sino que prestes atención a todas tus sensaciones.

Recuerda cada cosa que sientas.

Marta, ¿has sentido algo?

-Como una pluma o algo...

¿Perdón? Una pluma o algo.

-¿En algún momento has abierto los ojos?

-No.

Puedes bajar tu mano.

(Aplausos)

Muchísimas gracias.

Y ahora...

Ahora me gustaría hacer algo más visceral, un poco más arriesgado.

En primer lugar, Marta, ahora, para mantener esa conexión,

te voy a pedir que cierres tu mano izquierda

y la pongas contra tu pecho, contra tu corazón.

Esa va a ser la conexión

porque el corazón es el motor de las emociones.

Mantén esa conexión.

Tengo aquí una toallita...

con alcohol...

y un alfiler. Completamente esterilizado.

Ahora lo vamos a esterilizar un poco.

Te voy a pedir, Alba, que confíes en mí.

A partir de ahora de verdad.

Segrega saliva en tu boca y ponla debajo de tu legua.

Confía en mí.

No hay dolor.

El dolor está en nuestra mente.

Si esta experiencia es real te voy a pedir, Marta, si has estado

en conexión con Alba, abre tu mano izquierda

y enséñala al público, por favor, ahora.

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

¿Puedes abrir tus ojos?

Marta.

Delante de todo este público, y este jurado que es testigo,

en ningún momento te he tocado.

La telepatía, como veis, es un fenómeno real

a pesar de que hasta hoy nadie ha podido demostrarlo.

Y Alba y Marta, si algún día

o alguna noche os despertáis asustadas por algún sueño extraño,

no temáis, a partir de hoy nunca estaréis solas.

Os pido un aplauso para Marta y Alba. Podéis ir a vuestros lugares.

Muchísimas gracias.

Tenía un poquito de miedo de que las cámaras o el...

este... medio nuevo no me lo permita, pero sí. Yo estaba disfrutando,

me solté, dije lo que tenía que decir, estaba en mi mundo...

mis dos ayudantes se metieron conmigo en mi mundo

y todo el mundo estaba conmigo ahí. Estoy sin palabras.

O sea, necesito un poquito reaccionar y salir...

Tú lo que quieres es probarlo igual que yo porque...

No, no, lo de la aguja no sé si quiero probarlo.

Ay, pues yo... Me parece, de verdad...

Creo que es de las cosas que más...,

o lo que más, me ha sorprendido a mí de cosas que he visto

a lo largo de mi vida. Muchas gracias.

No sé, a ver, Ana, tu valoración.

Esa declaración es coaccionante hacia el jurado, Carolina.

También te he intentado coaccionar en otros momentos

y no me has hecho ni caso. Como ahora va a ser.

Ana.

Bueno, qué maravilla.

Es que estoy un poco entre muy envidiosa con Marta y con Alba

porque quería estar yo sintiendo... Si quieres sangre yo puedo ayudarte.

(Risas)

Ahí has estado gracioso, fíjate. Soy simpático.

Ya era hora. Yo decía: "a ver si se arranca"...

Eres muy envidiosa... Pobres chicas, déjalas que disfruten.

Me has hecho contener la respiración todo el rato, y lo más importante,

es que te he creído. De todas todas. Enhorabuena. Un placer verte actuar.

A mí me gustaría pedirte una cosa.

Yo necesito...

Me voy a tomar la libertad porque yo no debo interferir,

no debo opinar, no debo decir, pero yo quiero volver a ver algo.

Ay, yo sí. Yo me pongo. Tú me dices y yo me pongo.

De cerquita me gustaría... Que la corten en dos.

¿Cómo? No, para tener dos...

Te amargaba la vida. ¿Puedo dejar esto aquí?

Ocupa este lugar. ¿Puedes ayudar? Ocupa este.

Bueno, vamos a intentar hacer algo... Algo un poquito...

Agujas no, ¿eh? Por favor. Cosas agradables.

Vamos a intentar unir vuestras energías.

Cierra tus ojos. Pobres maridos.

Ponte delante.

Un momento, ¿la energía de Ana?

Es que Ana tiene mucha... Sí. Vamos a unirlas.

Vamos a hacer una especie... Cierra los ojos. Cierra los ojos.

Una especie de puente energético. Me gusta llamarlo así.

Hay gente que lo conoce como chacra, energía, el aura...

Carolina, presta atención a todo lo que sientes.

Cualquier cosa puede ser importante.

Recuerda cada sensación.

Cualquier cosa puede ser un mensaje, una llamada... de parte de Ana.

No olvides nada de lo que ocurra. cualquier cosa puede ser importante.

Carolina, ¿has notado algo?

Sí...

He notado cómo el brazo izquierdo...

como dos golpes.

Podéis abrir los ojos.

¿Dónde has notado los golpes? Aquí.

¿La he tocado? (PÚBLICO) ¡No!

En ningún momento te he tocado. El puente está hecho.

A partir de hoy. No me lo puedo creer.

No, no, no, no, no, no. El puente no está hecho.

No, no, no, no, no. ¿Sabes qué pasa, Ana?

Esto depende de carácter.

Tú tienes carácter de emisora y eso te queda bien.

Carolina es una buena receptora, no hay más que hacer.

¡No, no, no! Quiero sentir los dos golpes sin que me los den.

(RÍE) Ana, te juro... Que no...

A mí me han hecho así. Pues eso, que lo quiero sentir.

Házmelo a mí.

Ya sabes lo que tienes que votar para volverlo a sentir.

(Aplausos)

Creo que aquí ha quedado la cosa. Perdón...

Dame dos toques.

Lo he sentido. ¡Hala!

Esta no te la perdono. Eso está muy bien, Ana.

Si te he tocado, también lo has sentido.

Porque me has dado tú. Ah, bueno...

Eso no vale. Lo queremos todo.

Piensa que es muy bueno esto, eres emisora,

o sea, que él te besa a ti y se embaraza Carolina.

(Risas, aplausos)

Pitingo.

Estaba pensado... Ir al dentista y que le duela a otro, ¿verdad?

(Risas)

Tiene que ser... Pero ¿a quién? Claro...

A uno que le tengas manía.

Bueno, eso no se lo deseo a nadie, pero si le duele a otro...

¡Oh! Yo sí, yo tengo algún ex que anda...

(Risas)

Que le duela la vida entera.

Es alucinante, sinceramente.

Habrá gente que piense que esto está preparado.

No, preparado, nada.

Yo me he quedado con las ganas de probarlo.

Ay... Pero bueno...

Bueno, luego, en la trastienda, podéis probar lo que queráis.

Has conseguido que me olvide de donde estoy, del público, de todo

y solo te esté mirado a ti.

Tienes una capacidad de captar la atención de la gente,

que te doy mi más sincera enhorabuena, de verdad.

Gracias.

(Aplausos)

Santiago. Vamos a ver...

A Darío le veo un gran talento,

además, esa musicalidad que tiene hablando,

ese acento que me suena como argentino, ¿no?

Sí, soy de Lleida,

pero como soy actor y para ligar hago el papel de argentino.

(Risas)

Pues lo bordas. No, soy argentino.

Creo que serías capaz de vender una enciclopedia encuadernada

con la guía telefónica o algo de eso.

O sea, que te veo muy... Para ser mentalista.

Además, eres mentalista y cantante. Sí.

¿Eso qué es? "Mentalante" o... "Cantalista".

Deberíamos hacer una nueva... A mí me ha gusta mucho Darío

y eso que decías en el vídeo

de que te gusta que la gente se sienta como niños...

Sí. Si me hubieras traído unas chuches,

me hubieras ayudado, pero aún así, me he sentido bien.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Vamos ahora con la opinión de nuestro padrino, David.

Espectacular. Espectacular.

Pero esto es dos toques y si pegas un bofetón a alguien,

¿lo siente el otro igual? -Yo no sería capaz.

-No, pero imagínate. Si quieres probamos Santiago y yo.

Por eso te digo...

(Risas)

Enhorabuena. (HABLAN A LA VEZ)

A mí me toca ser receptora ahora. Me impresionan de tal manera

que te felicito, de verdad, por... -Gracias, David.

-Por llevarnos a otro lugar, de verdad. Felicidades.

Muchas gracias.

Bueno, han sido buenas valoraciones,

vamos a ver si se refleja en las votaciones. Ana.

Que no puedo ser receptora, ¿no? (RÍE)

Hay tiempo para todo. Ni receptora ni receptiva.

Eres una persona...

(Risas)

Mí, mí, mí, mí...

Voy a soltar mi gracia que tengo un ratito.

Chicos, no empecéis a discutir. ¿Quién ha empezado, Carol?

Es como un cría, como una cría...

Efectivamente, soy como una cría y estoy muy de acuerdo con Santiago,

también me has hecho sentir niña y me he quedado con las ganas

y a mí me gusta mucho que me dejen con las ganas,

de vez en cuando. ¡Un sí!

(Aplausos)

Pitingo.

Que te dejen con las ganas de vez en cuando, dice...

De verdad... Dice cada cosa, ¿verdad, Pitingo?

Se ve que no lo piensas.

Escucho cada cosa que yo, a veces, me hago el tonto, pero lo escucho.

Sabes, ¿no? Por esta parte, me da igual.

No te la juegues, Pitingo, que tengo también para ti, ¿eh?

No me la juego.

¿Qué te voy a decir? Que sí, que he disfrutado mucho.

Muchas gracias.

Qué bien, dos síes y, por último, Santiago...

Yo... No me gusta quedarme con las ganas

y no quiero tampoco que tú te quedes con las ganas

de este sí que te vamos a dar.

(Aplausos)

Muchas gracias. De verdad, gracias.

Enhorabuena. Te lo has ganado, te lo mereces.

Por favor, sube al Palco de los Insuperables. Gracias.

Muchas gracias.

Soy consciente y estoy seguro que voy a ir a un duelo si es que...

Si es que no me eliminan directamente, ¿no?

Pero quedarme en ese sitio seguro que no me voy a quedar.

Hay mucho por ver. He visto los artistas detrás...

Me espera un aluvión.

-Llevamos dos años y pico bailando juntos.

-El baile deportivo para nosotros, sobre todo,

significa una manera de aprender disciplina,

de divertirnos y hacer un poco de deporte.

-Ensayamos tres horas diarias.

Hemos hecho muchas competiciones,

la última vez del Campeonato de España,

quedamos primeros.

Mi futuro perfecto sería ir a Stanford

y ser ingeniera informática.

-Creo que quiero ser más diseñador de moda,

sobre todo, de vestidos de baile, de chica, pero también de chico.

-Nuestras familias nos apoyan al 100 %.

Todos, la verdad.

Hasta mi perro.

Parecemos pequeños pero somos insuperablemente grandes.

(Aplausos)

(Tango)

Uno.

Dos.

Uno, dos.

Uno, dos, tres, cuatro.

Tango...

Tango...

(Aplausos)

Uno, dos, tres... Tango.

Tango.

Tango.

(Rumba)

(Rock and roll)

(Aplausos)

Creemos que la actuación ha ido bastante bastante bien.

(Aplausos)

Qué maravilla veros bailar.

Lo bien que lo hacen. Qué profesionalidad.

Además, de esto, que lo hacéis superbien,

las notas, ¿cómo van en casa? ¿Los estudios?

Muy bien, están muy orgullosos con nuestras notas,

ya que son las mejores de la clase, más o menos.

¿De verdad? ¿De los dos?

(Aplausos)

Bueno, vamos a ver, entonces, las notas que nos pone el jurado.

Pitingo.

Qué bonito, de verdad... Ay, me he asustado.

Muchas gracias. Hacías así y primero no.

No, es... precioso,

me encanta la finura con la que bailan los dos.

Técnicamente, sois perfectos con la edad que tenéis,

¿qué edad tenéis? 13.

-Y yo 10. 13 y 10, Ana, ya ves tú.

Me ha encantado, de verdad. Estoy sin palabras.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Ana.

Mónica eres una princesa absoluta, llena de simpatía, de técnica,

de capacidad para hacer soñar y tú Quim eres...

Yo no he visto un tío más sexy desde hace muchísimo tiempo.

Bueno...

¡Por el amor de Dios! Cómo miras.

El dominio que tienes del espectáculo.

Estabas controlando la cámara, a tu compañera, a David,

a Santiago, a Pitingo, a mí,

lanzándonos a cada uno un guiño... Me tienes...

Me tenéis los dos atónita

y es un privilegio haberos visto, de verdad. Menudo futuro tenéis.

(Aplausos)

Oye, Ana, ¿no te bailarías un tango? ¿O algo?

Yo me bailo... O sea, yo me bailo con Quim

lo que haya que bailarse. Pues venga, ven.

A ver, ven.

Nos pondrán un poquito de música. ¿Qué queréis bailar? ¿Un tango?

Pero me tendrás que enseñar.

Venga, un tango. Pues enséñame.

Un poquito de música, por favor. Yo casi que me bajo de los zancos.

Dice: "Ya me subo yo".

(Risas)

(Tango)

Yo te sigo.

¿No me puedes poner una salsa o un merengue?

Mira, vamos a hacer una cosa,

cógeme de aquí y yo me tiro para atrás.

(Risas, aplausos)

La verdad es que bailar un tango con Ana ha sido un poco difícil,

porque los pasos no los teníamos ninguno de los dos claros

porque no sabíamos qué hacer,

pero cuando hemos empezado a hacer la broma,

ya ha estado más chulo.

Además, sabes llevar a una mujer de 41.

Hay muchos que no lo pueden decir aunque tengan 50, ya te lo digo yo.

(Risas, aplausos)

Santiago.

Yo también estoy muy sorprendido.

Mónica me ha encantado, me ha gustado cómo baila,

pero el que más me ha sorprendido es Quim.

Me parece como el de la película "Inteligencia artificial".

Eran tan perfectos sus pasos que le he visto como un androide.

Si me dicen que es un autómata, me lo creo, pero en el buen sentido,

un autómata muy perfeccionado, o esa, no bailas, te deslizas.

Sí, sí. Es alucinante.

De verdad que... Lo siento por ti, porque nadie querrá bailar contigo.

(Risas)

Quitando señoras de 41 años así que... Que tienen esas manías.

Te quiero decir que bailas muy bien y tú Mónica, también.

Yo estoy con Pitingo, me he quedado boquiabierto.

Vamos a ver qué nos dice David Bustamante,

que también le encanta el baile y baila muy bien.

Yo tengo ataques, epilépticos algunas veces,

pero bailar es lo que hacen aquellos fenómenos y estos chicos.

El baile de salón es una de las cosas más bonitas del mundo.

Brutal, de verdad.

Les felicito porque es muy difícil y tienen una madurez

a la hora de hacer este número que no es normal con su edad.

Es alucinante la preparación. Os felicito.

Bueno.

Vamos ahora a las votaciones, que es realmente importante,

sobre todo es realmente importante para los que están arriba.

Os recuerdo que los palcos ya están llenos,

que nuestro siguiente programa será la primera semifinal,

y que acceden a la semifinal

los que, al terminar el programa, queden arriba.

Vuestra decisión cambia el futuro

de los que ahora están en el Palco de los Insuperables.

Sin presión. Todo eso, sin presión. Sin presión.

Pitingo.

Un sí.

Qué bien. Muchas gracias.

(Aplausos)

Santiago.

Hombre, yo...

Si dentro de 60 años seguís bailando así,

yo sí que os daré un sí, pero ahora, con vuestra edad,

os lo tengo que dar sí o sí. Sí.

¡Ay! Nos habías asustado un poco.

Muchas gracias.

Os puedo ya dar la enhorabuena, pero tenemos que saber aún

la votación de Ana y, sobre todo, la solución de Ana.

Corrígeme si me equivoco, pero es el tercer marrón que me como

y llevamos cuatro actuaciones. Sí.

Muy bien. Y los que te quedan.

Y lo que me queda, ¿no?

Va a ser una noche muy intensa porque la situación ya...

El nivel es alto y la situación es complicada.

Bueno, un sí, está claro. Un sí, vale.

Tenemos tres síes. Tenemos un pleno,

tenemos la galería, que está llena, y tenemos que dar una solución.

Ana, ¿lo tienes claro y usaremos el cambio directo?

¿Tienes dudas? ¿Quieres que afronten un duelo?

¿Qué hacemos?

Duelo. Duelo.

Sí. Vale.

Un duelo. Ya empiezan a temblar los que están arriba.

Y un duelo, ¿con quién?

Hay dos actuaciones que a mí me apetece ver más,

y son las Supernenas con ellos.

Bueno, Ana lo tiene claro, no ha titubeado en ningún momento.

Por favor, las Supernenas, bajad con nosotros.

La verdad que teníamos bastante claro que íbamos a hacer duelo,

porque al haber otra pareja de baile, aunque sea otro tipo de baile,

sabíamos que los niños son muy buenos

y que, si nos íbamos a encontrar, iba a ser en el duelo.

Lo teníamos todas bastante claro.

Sabéis que hay que decidir

qué actuación debe y puede continuar.

Va a ser el público quien decida con su votación.

Tenéis un minuto para hacer vuestra mejor actuación, ¿sí?

Que empiece el duelo.

Ahora mismo, afrontamos el duelo con muchas ganas de hacerlo.

Con muchas ganas también de quedarnos.

Y si no, dar la enhorabuena a las Supernenas, que son muy buenas.

El punto fuerte de Quim y Moni

es que son niños que lo hacen superbién.

Y ese es el punto diferente a nosotras.

Estamos acostumbrados a competir, si no es cada semana, cada 15 días.

Ya es una presión que no tenemos encima.

Nosotras vamos en un estado de ánimo superbién, a tope.

Siempre salimos a tope.

Nosotros iremos al máximo, al cien por cien,

o, si hace falta, al trescientos por cien.

Claro. Siempre, siempre, antes de bailar, las Supernenas,

nuestro grito, nuestros culitos y nuestras trenzas.

(Hip hop)

(Aplausos)

Creo que la actuación ha salido bastante bien.

Estamos contentas. La verdad que...

es fácil porque trabajamos juntas mucho tiempo

y llevamos trabajando bastante tiempo este montaje,

así que supercontentas. Nos ha salido superbién.

(Música)

Toda una vida

estaría contigo.

No me importa en qué forma,

ni dónde ni cómo,

pero junto a ti.

Toda una vida

te estaría mimando.

Te estaría cuidando

como cuido a mi vida,

que la vivo por ti.

No me importaría decirte siempre,

pero siempre, siempre,

que eres en mi vida

ansiedad, angustia o desesperación.

(Aplausos)

Después de la actuación,

nos hemos encontrado que todo el mundo ha gritado,

o gran parte de la grada, ha gritado que somos insuperables,

y además nos hemos sentido aún más a gusto

con la actuación que hemos hecho

y satisfechos de este duelo que acabamos de hacer.

Ha llegado el momento de que el público vote.

Si queréis que sigan Supernenas, botón rojo.

Si queréis que la actuación que debe continuar en el programa

sea la de Quim y Moni, botón azul.

Podéis votar.

(Música tensión)

El público ha votado.

Y los artistas que deben ocupar

el palco que tenemos libre en la Galería de los Insuperables

son...

¡Quim y Moni!

Enhorabuena. Muchísimas gracias, chicas.

Lo habéis hecho fenomenal.

Nos vamos con una situación buena

porque hemos demostrado lo que sabemos hacer,

que todos lo vean. Nos vamos contentas

porque consideramos que lo hemos hecho bien.

Nos iríamos mal con un mal trabajo.

Consideramos que está bien hecho.

Y que mucha gente que vea el programa lo pueda disfrutar.

Muchas gracias por habernos acompañado.

Muchas gracias.

¡Y a vosotros, chicos,

subid y disfrutad de estar arriba, en el Palco de los Insuperables!

Ahora nos gustaría continuar en el palco hasta la semifinal.

-Por favor, queremos continuar allí todo el programa.

-La gente que nos mira se lo va a pasar muy bien

porque lo más importante para nosotras

es trasmitir... la "felicità".

¿Cómo se dice? Felicidad. Puedo escuchar mi español.

Ella vuelve de la gimnasia rítmica,

y yo, de la gimnasia artística.

El acto se llama "Let's Pool&Pole".

Lo he inventado yo porque antes no había,

soy la única que lo hace.

Mi agente de Alemania me decía que hay mucha gente que hace de todo.

Tienes que encontrar tu cosa. Y de ahí salió:

"Puedo intentar hacer la waterbowl y la poledance".

Siempre lo he hecho sola,

y aquí, por primera vez, vamos a hacerlo juntas.

Llegamos desde Italia para dejar novedad y mucha simpatía.

(Música suave)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Ovaciones)

Estamos muy felices por cómo ha ido la actuación.

-Sobre todo porque el público, al final, ha sido "mucho divertido".

Se ha levantado. Estamos felices.

Me parece, tengo que decir al jurado,

que es la primera vez que vemos esta disciplina y a dúo.

Estamos en un estreno mundial.

Absolutamente. Hay que tenerlo en cuenta.

Ana, estás con cara de emocionada. Estoy muy emocionada.

Me habéis emocionado mucho.

Al principio, cuando habéis empezado...

Nada más empezar, he pensado:

"Qué fácil. Una piscina, dos mujeres bellísimas,

ropa blanca...". Estaba el delirio masculino servido.

Parece el sueño de un cuñado. Efectivamente.

Si llenáis eso de gin-tonic,

enloquecen todos los cuñados de España.

Realmente sois los dos animales más bellos

que he visto desde hace mucho tiempo.

Era alucinante veros entrar en esa piscina,

que no me puedo imaginar la primera vez que os atrevisteis a lanzaros.

Os habéis dado todo tipo de golpes, ¿no?

Sí.

Quiero deciros que merecieron la pena todos los golpes.

Gracias.

Ana, tú tienes... Como el jurado lo prueba todo

y se anima con todo, igual has traído bikini.

¿Quieres...? Pues no me he traído el bikini.

Esta mañana digo: "¿Me llevo el bikini? ¿No me lo llevo?".

Te lo propongo a ti porque ver a Santiago en bikini...

Perdona, pues yo sí me he traído el tanga, mira por donde.

Nos vamos a ahorrar esa escena. Exactamente.

No hay necesidad de que esto lo recuerden.

Por respeto a los espectadores, no vamos a hacerlo.

Pase lo que pase,

ni a David ni a Pitingo los metas que no hacen pie.

Espera, a David... A David no lo vamos a meter.

Pero podríamos meterle, ¿eh? Sería el sueño de muchas mujeres

que metiéramos a David. (IRONIZA) ¿Tú crees?

No es tan atractivo. Sí, sí, sí.

Nos estáis entendiendo, ¿verdad? El 80 % yo entiendo.

Él habla rápido. Ah, no.

Aunque hable lento, nadie le entiende.

No te preocupes. Vale, vale.

Por alusiones, Santiago. ¿Cuál es tu valoración?

Qué graciosa la vaca Ambrosia, iba a decir, pero...

Vamos a ver, yo creo que David es como los gremlins,

es mejor no mojarlo. Si es difícil contenerle en seco...

¿A que mojado estaría bien guapo? No, no...

Pero estaría bien guapo. Porque estaría más guapo mojado,

tírate en la bola. No se te ocurra.

Chicas, a mí me habéis encantado.

Lo único, pediría a los niños y niñas en casa

que no se tiren a la piscina de cabeza si no cubre.

Un poquito para ser edificantes con nuestro programa.

En cuanto a que hablo rápido, es verdad, pero por suerte...

(ACENTO ITALIANO) Yo soy como José Luis Moreno.

Hablo catorce idiomas. Voy a decir en italiano la valoración.

Pareces Aznar. ¿Aznar?

Aznar habla italiano así, solo ponía acento.

Paola, Ada, el número es maravilloso.

"Ragazza" mojada...

"Molto" gratificante.

Número estupendo.

Pitingo, ¿cómo llevas el italiano?

Hablando italiano tienes que ser muy gracioso.

"Yes, very well". Yo el italiano no lo parlo.

Hablo yo mejor español que él italiano.

Y seguramente que mi español también.

¡Ah, claro!

Ha sido precioso, bonito, difícil, diferente...

Total. Sensual. Me ha encantado.

Gracias. Lo tenéis todo. Olé.

Bueno, David, ¿qué les decimos a las chicas?

Bellísimo. "Molto bene". "Grazie mille per tutto".

-¡Grande!

-Tivoli, Italia.

Es muy bonito, ya no solo por la dificultad,

sino la plasticidad. Agua, chicas guapas...

Lo que dice Santiago, ¿dónde preparan estos gin-tonics?

-¿Dónde? Mira, una historia...

No tenemos un sitio para entrenar.

En verano, entrenamos en el jardín de su papá y mamá.

En el invierno, entrenamos en un sitio

que está abandonado. Hace frío, frío, frío en invierno,

y ponemos el agua muy caliente. Ponemos el coche ahí,

cambiamos rápido, entramos... Y así hora y media.

Qué maravilla. De verdad no tenemos sitio.

En verano, mejor. -Espera, espera.

¿Te vas a meter? No.

¿Te vas a meter? Está caliente.

Venga. Está caliente.

-¿El agua estaba así antes de que os metierais

o ha sido después? -Después, mira.

-Vale, es que está la temperatura que no veas.

Bueno, vamos a ver si vamos a tener problemas o no.

A ver a qué nos enfrentamos. Ana.

Sin lugar a dudas, un sí.

Gracias. Sin lugar a dudas.

Sin lugar a dudas.

Santiago. Yo estaba convencido,

pero después de la triste historia, el relato, más aún. ¡Sí!

No, es verdad. No es broma, ¿eh?

Tenemos foto. Con esta alegría, nos queda Pitingo.

Sí. ¿Sí?

Completamente. Tenemos tres síes.

Tenemos un gran problema.

Pitingo, me tienes que dar una opción.

Ya hay caras de circunstancias allá arriba.

Caras de nervios, pena... de qué va a pasar.

Como siempre digo, en este programa no hay

nada decidido hasta el final. Podéis estar arriba,

pero solamente por un ratito.

¿Quieres un duelo? ¿Quieres un cambio directo?

Yo creo que está muy claro.

(VOZ LEJANA) ¡Cambio!

Este número ha sido... bestial.

Y... duelo no y voy a hacer un cambio directo.

(PÚBLICO) ¡Bien!

(Aplausos)

Es una de las opciones, además, que ha pedido también el público.

Se ha oído un "cambio, cambio".

El público se ha manifestado, son como los espíritus.

El público opina también cuando tiene que opinar.

Hay una actuación en la que yo he manifestado mis dudas.

(ASIENTE)

He dicho que no y creo que...

pues que tiene que bajar Tony.

La verdad...

(APENADO) Perdóname.

(PÚBLICO) ¡Oh!

No pasa nada. Lo siento.

Pienso que el número que han hecho las muchachas

es un número bueno evidentemente. Y no estaba visto con dos.

Sí que lo he visto en otro sitio, por ejemplo, con una;

pero con dos no lo he llegado a ver. Me parece que la elección

ha sido correcta, evidentemente.

(Aplausos)

Muchísimas gracias, un placer. Gracias.

Por favor, estas grandes artistas pasan a ocupar el sitio

que os corresponde en la Galería de los Insuperables.

(Aplausos)

Es mejor directo, ¿no?

Si no tienes que hacer duelo, significa que hemos actuado bien.

Sin duda.

-Lo que vais a ver es un sucedáneo de "disc dog".

(RÍE) También es conocido como "dog frisbee".

Hay organizaciones y se compite a nivel internacional.

Bueno, pues en Europa, estaré en el "top ten"...

Unas veces un poquito más arriba, otras un poco más abajo.

Los perros son parte de la familia en mi casa.

Somos mi mujer, mi hijo y tres perros.

Cuando vemos una serie de televisión o lo que sea en la cama,

vemos la serie todos, los seis en la cama.

Es una cochinada, sí, ya lo sé.

(RÍE)

Pertenezco a una iniciativa de deportistas caninos,

que se llama Patas por la ELA. Hay muy pocos médicos investigando

y que hay muy poquita ayuda. Compartimos nuestras experiencias

como deportista con algún afectado por la ELA.

Es un aliciente increíble para ir a competir a todos los lados.

Jett no creo que se cautive con el jurado

simplemente por coger "frisbees",

con que se acerquen a ella se van a enamorar.

(Canción en inglés)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Vítores)

Al principio, he salido un poco nervioso

porque no sabía cómo iba a reaccionar Jett.

Eh... Con tanto público, una gente desconocida ahí sentada...

Cuando he visto que le daba igual, ha empezado a jugar

y a perseguir discos. Alguno decía:

"Bueno, este no me apetece porque una luz, un foco...".

Alguno no le ha apetecido, pero yo me he empezado a sentir

cómodo y me lo he empezado a pasar bien.

Cuando he empezado a oír al público, que le estaba gustando,

pues también me lo he empezado a pasar mejor. Entonces, bien.

(Aplausos)

Una cosa... Creo que además eres músico.

Sí. Y que tenías un grupo

que se llamaba Perro viejo. Sí.

Lo tuyo es pasión por los animales. Bueno, sí.

La verdad es que mis compañeros del grupo eran

unos auténticos animales. También, ¿no?

Sí, sí. Bueno...

(RÍE) Vamos a ver qué opina nuestro jurado.

Ana.

Bueno, Fernando, qué maravilla.

Qué maravilla lo que haces con Jett,

qué maravilla el porqué lo haces... Quiero que lo expliques un poco.

Llevas una camiseta. ¡Enséñala! ¡Enséñala en un primerísimo plano!

La ELA, que es una enfermedad, existe y claro que existe.

(Aplausos)

Muchas gracias.

Mira qué obediente... Uy, qué obediente.

Además, tengo entendido... Se porta mejor que tú, Santiago.

Ya...

(Risas)

Mira...

Pero también está mejor alimentado.

(Risas)

Tengo entendido que Jett es adoptada.

Sí. Y que además llegó a tus manos

con un problema en el corazón. Sí.

Y aun así confiaste y dijiste: "Vamos para adelante que yo...".

Sí, soy muy cabezota. Es realmente bonito

lo que estás haciendo y espero que todo esto...

¡Jett!

¿Vienes a darme otro beso?

¿Vienes a darme otro beso?

¡Oh...! Que te como...

(Aplausos)

Esto no estaba preparado.

¡Muy bien, muy bien, tía!

Que lo que estás haciendo sirva para mucho, es fantástico veros.

Muchas gracias. Gracias a ti.

Santiago.

Yo...

ya lo dije en una ocasión, no soporto los números con animales.

Me tensa, no por nada, sino porque nadie pregunta

al animal si quiere hacer un número o no.

Siempre hay mucho esfuerzo, mucho sacrificio...

Y veo, veo...

Con Jett no he visto eso. He visto un perro querido,

amado por su... Ni siquiera voy a decir "dueño"...

Por su amigo.

¡Y jugando! Y pasándoselo teta.

Con la inteligencia y la habilidad tuya

de hacer que pueda ser vistoso para los demás y espectacular.

Pero es que Jett no ha recibido,

como siempre veo a los animales, el terrón, que es chantaje, o el palo.

Son las dos formas que los animales... Y Jett no.

Se lo ha pasado teta y está jugando. Empiezas otra vez y sigue.

No le has dado ningún terroncillo ni ninguna patada.

Sí, te aseguro que sí. Y se lo ha pasado teta. ¡Y yo!

Debo ser un poco perro, pero me lo he pasado bomba.

(RÍEN) Muchas gracias.

(Aplausos)

Pitingo.

A mí, le veo la cara al perro...

y se le ve feliz.

De verdad que se le ve feliz, aparte muy bien cuidado.

Qué bonito. Es lo que decía Santiago.

Ha estado jugando. De verdad que lo has convertido

en un número muy bonito, pero si tengo que decir...

algo es que me ha parecido un juego. Tanto como un espectáculo,

es más complicado. A lo mejor... Eso es un orgullo para mí,

lo sabes, ¿no? Sí, lo sé, lo sé.

Yo solo juego con el perro; para mí, esto no es espectáculo.

Yo estoy encantado de verte. De verdad, me lo he pasado muy bien.

Y me podría tirar horas... viéndote con el perro.

Tú juegas con él y él...contigo. Sí.

Sí, la verdad es que muy bien. En ese sentido feliz.

Creo que que has transmitido a todo el público

esa felicidad que tenéis tanto el perro como tú.

Muchas gracias, la verdad.

(Aplausos)

David, dime que tienes ganas de venir a jugar un poco con Jett.

Me he quedado... Me he emocionado. Sí, ¿eh?

¿Qué tengo que hacer? ¿Qué pasa? A mí no me das besos.

Venga, podemos hacer... Me siento ahí a juzgarte...

(Risas)

Vale. Pues dale, que sea lo que Dios quiera.

Puedes hacer lo que quieras. ¡Venga!

¡Ven aquí! -Pero lánzalos bien.

No decimos mucho esto, ¿eh? A ver... ¡espera!

Ven aquí. ¡Aquí!

¡Aquí!

(TARAREA)

¡Olé!

(Aplausos)

¡Aquí no! ¡Ponte allí! ¡Vete allí!

(Risas)

Ahora... ¡Y eso!

(Aplausos)

A mí, lo que más me ha impresionado de todo no ha sido el hecho

de que vaya a por los discos, sino cuando le ha dicho Bustamante

"¡arriba!" y la tía se ha subido a su espalda como si nada.

Qué confianzas, niña. ¿Puedes hacer lo mismo con Santiago?

¡Va! ¡Vamos, Santiago!

(Risas)

Yo... No, vamos a ver... ¡Cógelo! ¡Bien!

(RÍE)

Yo no cojo el "frisbee", pero puedo mover el rabo.

(Risas)

Ven aquí.

Pitingo, ¿qué tal se te dan los animales? ¿Te animas?

¿A mí? Muy bien. ¡Venga!

Ven aquí.

¿Tú ya hiciste algo o no? No, me he confundido.

No fuiste tú. Pitingo, pero con los dientes.

¡Venga! Coge con los dientes.

(Risas)

Mira, hola. Mira, corre. Mira a Santiago.

Fatal, mucho mejor David. ¿Ves que lo coge mejor Jett

que Santiago? Hombre, ya te digo.

Mira...

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(GRUÑE)

Tranquilo, tranquilo.

(Risas)

Vamos a reestructurarnos todos, vamos a nuestros sitios.

¿Me vuelvo entonces allí? No, aquí conmigo,

porque ahora vamos a una parte importante para ti y para Jett.

Es la votación del jurado.

Empezamos contigo, Ana.

Fernando, aquí tengo que ser justa y separar lo que es espectáculo

de un maravilloso juego que a todos nos ha esponjado el corazón

y nos ha hecho sonreír, porque no hay manera

de no hacerlo viéndoos.

Pero... tengo tres artistas, para mí, insuperables.

No los puedo bajar por un juego, creo que lo entiendes;

pero quiero volver a repetir que la ELA existe

y que estás haciendo todo esto por ellos.

Así que un no con un fuerte aplauso desde... mi corazón.

(Aplausos)

Santiago.

Pues mira, Fernando, yo...

Perdona que... que quite la atención de ti por un momento,

pero quiero agradecer a mis compañeros del jurado

porque al tener ellos tanto criterio y ser más rigurosos que yo,

me permiten estos grandes placeres que son decirte... Sí, me encanta.

(RÍE) Muchas gracias.

Bueno, pues tenemos un sí, tenemos un no

y tenemos ahora la decisión de Pitingo...

Y un marrón, Pitingo. Bueno...

Porque imagino que decir que sí... Es un marrón, pero yo creo...

...supone un problema y decir que no supone otro.

Creo que sabes que lo que querías era llegar hasta aquí.

Que querías transmitir tu mensaje, lo has conseguido.

Que ha sido maravilloso, que has transmitido mucha felicidad

a todos nosotros y...

(Murmullo)

Y te tengo que decir, porque tengo que decirlo,

porque tú lo sabes. Jett está como suplicando

por los 30 000 euros. He estado con ellos allí dentro

y son impresionantes. Impresionantes.

Pues te tengo que decir un no, pero con mucho cariño.

Oh... Muchas gracias.

(Aplausos)

Muchísimas gracias por habernos acompañado.

Muchísimas gracias a ti también, que lo has hecho fenomenal.

Qué bien te has portado.

¡Y os lleváis este fortísimo aplauso!

(Música)

Me voy con mucha ilusión, sobre todo, porque esto se ha escuchado,

que se haga eco y, bueno, que esa gente que esperaba esto

y que saliera en televisión esto, pues que sea un poquito más feliz.

Y que piensen, bueno, que sepan que hay una esperanza

y que lo vamos a conseguir.

Es la primera vez que este grupo,

formado por cuatro compañeros del instituto, toca fuera de Jaén.

Son los One Direction de Alcalá la Real... ¡Sunny Year!

Nos llamamos Sunny Year porque todos los años,

en una fiesta de Alcalá la Real, siempre nos llovía todos los años.

Entonces, un año no nos llovió.

Y decidimos llamar al grupo Sunny Year, "año soleado".

-Sunny Year comienza cuando todos éramos muy pequeños.

Estábamos en el mismo colegio

y la verdad es que a todos nos gustaba la música.

Un día decidimos juntarnos para tocar alguna cancioncilla

y nos surgieron conciertillos, nos fueron saliendo muy bien...

Y hasta el día de hoy, aquí, en un programa de tanta envergadura.

Como sueño, tendríamos pues... el vivir de la música.

Simplemente, nosotros intentamos transmitirle la música al público,

intentar que se le ponga el pelo de punta

y que se levanten de la silla.

-Nosotros vamos a conseguir que salga el sol en el plató de "Insuperables".

(Aplausos)

(Música)

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

Hemos salido contentos porque es una experiencia inolvidable

y esto es lo mejor que nos ha podido pasar y ya está.

¡Qué bien sonáis, chicos!

(Aplausos)

Me vengo por aquí con vosotros.

He oído por ahí que decíais

que os gustaría que el jurado os metiera caña,

¿seguís pensando lo mismo? ¿Estáis seguros?

¿Habéis visto el jurado que tenemos? ¿Y os va la caña?

Bueno, pues venga. Si lo han pedido ellos...

Pues nada, vamos con la caña. Pitingo.

Me ha gustado mucho, ¿eh? Eso...ahora os meto caña.

Vaya caña. Espera, hombre.

Espera un momento que... Parecéis "Los Dalton".

(Risas)

No, me ha gustado mucho,

me encanta tu voz, tienes una voz muy bonita.

Sí es verdad que todavía os queda un poquito,

en cuanto a tema arreglos con el piano, con la batería.

He escuchado un poco... ¿Quién hace la voz grave?

Yo. Tú, tienes que tener cuidado

con la afinación, un poquito, un pelín,

pero por lo demás, me ha parecido maravilloso,

o sea que esa es la caña que os voy a dar.

Muchas gracias. -Muchas gracias.

(Aplausos)

Ana.

Pues estoy totalmente de acuerdo, es delicioso escucharos,

tienes una voz maravillosa y ahora os voy a meter caña.

¿Por qué tengo la sensación de que no os divertís?

¿Por qué no habéis sonreído hasta el último momento?

¿Por qué no hay comunicación entre vosotros?

¿Por qué tengo la sensación de que estáis haciéndolo bien

pero solo haciéndolo bien, no disfrutándolo?

Y lo he echado mucho de menos.

O sea, sois 4 artistazos que no llegáis a los 20 años,

con lo cual, el futuro y el éxito está casi asegurado,

pero a mí me gusta mucho ver a los artistas pasándoselo bien

y eso me ha faltado.

Claro, yo creo que ha sido que el tema era un poco más romántico

y nos hemos puesto románticos. Pero romántico para vosotros

estabais vosotros, en un "yo, me, mí, conmigo",

que diría Sabina. Creo que es una cuestión de actitud,

de decir: "Rock and roll, ¿no? Pues venga, rock and roll".

Esto era lo que me faltaba. (HABLAN A LA VEZ)

¿Vosotros ligáis mucho? Bueno, se hace lo que se puede.

Se hace lo que se puede. ¿Quién es el ligón?

Jaime. ¿Quién es Jaime?

Sin señalar. Jaime, ¿tú eres el ligón?

Eso dicen. Eso dicen, pero tú sabrás

cómo tienes la agenda, la tienes a reventar...

"Sí, sí" dice el otro. Es el más timidillo, pero...

¿Quién es el que entra a las chicas?

O sea, tú les entras y Jaime se las lleva.

Eso. Vale, este es el plan, muy bien.

(Aplausos)

Esas, esas caras son las que me hubiera gustado ver

en el escenario. ¿Me entendéis, no? Pues ya está, hasta ahí mi caña.

Muchas gracias. Una minicaña.

(Aplausos)

¿Tenéis muchas "groupies"?

¿Tenéis muchas "groupies"? Bueno, eh...alguna sí que hay.

Yo creo que igual, si hacéis un concierto, Ana...

Yo puedo ir. ¿Te cuento un secreto? Claro.

Tienen 25 000 seguidores en Twitter.

Bueno. No está nada mal.

Bueno... Escúchame una cosa.

No es por agobiaros, pero yo tengo 2 millones y medio

y no he vendido un solo disco, que no garantiza,

no garantiza nada, o sea, que seguir es gratis.

(Aplausos)

Pero que está bien.

(Aplausos)

Y luego, lo que decíais, en todos los grupos

siempre hay alguien que les entra a las chicas y otro que remata.

En nuestro caso, Bustamante les entra y Pitingo y yo rematamos.

(Risas)

Que en los grupos hay que organizarse de alguna forma.

Pitingo, ¿puede ser que te hayas quedado con las ganas de decir algo?

No, que estoy viendo que tiene que ser alto ese hombre

porque al lado tuya... Me quería poner a su lado.

Pues venga, va.

No, no, mejor, ponte detrás.

A ver si consigues ocultarte del todo, detrás.

(Aplausos)

Me pongo aquí, ven aquí.

Aquí mejor. Aquí mejor.

Por que es que...

Hay hombres, Pitingo, hay hombres que no necesitan

medir más para ser muy grandes, cariño.

Muchas gracias, corazón.

Un aplauso para ella. Y lo digo de verdad.

Qué bien te ha dejado ahí, Ana. Santiago te hemos cortado, continúa.

No, lo que estaba diciendo es eso,

que tiene razón Ana, que yo os veo un poquito...

Parece que tenéis artrosis.

(Risas)

(HABLAN A LA VEZ)

Mira, pensad en las bandas, Los Beatles, los Beach Boys,

y por no decir bandas "viejunas".

New Kids on the Block, no, también son "viejunos" esos,

One Direction, o... o sea, te quiero decir

hasta Auryn, son gente que se mueve, que baila, tal.

Ya sé que esto era un tema balada y se presta menos,

pero es verdad que estáis un poco como...sobre todo tú,

el que ni entra ni liga, o sea, el más alto.

O sea, de verdad, parecías un ciprés,

o sea, estabas ahí en medio... (RÍEN)

De verdad digo, esta criatura... Muy bien, muy bien.

Ahí, levantándose. El sheriff.

Ya te necesitábamos, David. Dale, dale.

Han dicho: "Queremos caña", les estamos dando caña.

¿Qué estás diciendo? Le doy caña a las criaturas

porque lo han pedido. Con lo difícil que es estar...

Te voy a decir lo difícil que es estar aquí,

porque han dicho aquí mis compañeros

que hay falta de actitud. Me gustaría que vosotros

les dierais un ejemplo, venid para acá.

El movimiento se demuestra andando. Tenemos actitud.

Si esto os pasa por hablar tanto.

(Aplausos)

David, te dejo con ellos, y chicos, venid conmigo.

Vamos a cambiar los roles, sentaos. ¿Quién se lleva el micro?

Déjame, que lo importante es participar. ¿Qué tal, cómo estás?

Vamos a ver... Es que actitud tenemos.

Me siento aquí contigo. ¿Y qué hacemos?

Pues mira, que suene la música y tú improvisa. Vamos allá, venga.

(Música)

(CANTAN) "La vida es una tómbola, tom, tom, tómbola,

La vida es una tómbola, tom, tom, tómbola,

de luz y de color,

de luz y de color.

Y todos en la tómbola, tom, tom, tómbola,

Y todos en la tómbola, tom, tom, tómbola,

encuentran a un amor.

Tómbola, tómbola, tómbola,

Tómbola, tómbola, tómbola,

¡Oh, yeah!

¡Tómbola!"

(Aplausos)

Maravilloso.

¡Bravo!

(Aplausos y vítores)

A ver, una valoración.

¿Una valoración?

También os digo, cuidado con las valoraciones

que todavía os tienen que puntuar ellos.

(RÍEN)

¿Cómo habéis visto, cómo les habéis visto...?

Yo no, que no soy jurado. no quiero que me juzguéis,

pero a Pitingo, ¿cómo le habéis visto? A ver.

-Pues espectacular. Muchas gracias.

-Insuperable. Gracias.

¿Entonces subo, no? Otra pregunta.

¿A quién has visto mejor, a Pitingo o a Ana?

(RÍE)

Pues... Que te entiendo, corazón.

Di la verdad, no pasa nada, yo soy actriz.

¿Me tengo que mojar o no? -Mójate como ellas, mójate.

-Venga, me mojo.

Pitingo. (RÍEN)

Que te haya costado decirlo.

Una valoración objetiva de Santiago, por favor.

Es que tenía un pollo y no sabía sí...

(Risas)

Lo meto al horno, lo echo, para dentro, para fuera,

ha sido terrible. Os pido perdón. No sabía que hacer.

Es que me ha pillado de improviso. "La vida es una tómbola".

Yo me voy a poner un poquito del lado del jurado.

Hombre, gracias, gracias. Te voy hasta a abrazar.

Bueno, pues entonces, ¿a quién bajamos?

¿Cómo que a quién bajamos? ¿No somos insuperables?

No les metas en este marrón, porque los pobrecitos

todavía les tiene que votar, así que vamos a ponernos serios,

vamos a volver a cambiar.

(Aplausos)

Vosotros os ponéis aquí conmigo,

porque llegamos a un momento un poquito tenso de la noche,

la galería está llena.

A ver, Pitingo, ¿qué hacemos con estos chicos?

Mira, sinceramente, ¿queréis que os diga una cosa?

Y de verdad, os lo tengo que decir.

Yo creo que habéis estado mejor que nosotros.

Entonces, por eso mismo, os tengo que dar un sí.

(Aplausos)

Ya lo tenemos un poquito más fácil, ya tenemos un sí.

Yo tengo el corazón aceleradísimo, estoy supernerviosa

y lo he pasado fatal estando ahí, no me quiero imaginar

cómo lo pasaréis vosotros que os estáis jugando

un montón de cosas. Me habéis gustado muchísimo...

¿Entonces? A pesar de la actitud,

entonces, ¿qué? Que yo estoy deseando

que me digas un sí. ¿Deseando qué?

¿Que diga qué? Que sí.

Venga, pues sí, hombre. ¡Bravo!

(Aplausos)

¡Qué bien! ¿Santiago?

Me toca a mí el marrón de decidir con quién...

Yo llevo muchos. Esto te lo llevas tú.

Pero vamos por partes, espera, Santiago, dime tu voto.

Imagínate, aunque les de un no, los chavales pasan

y me como yo el marrón... Pero yo necesito saber tu voto,

dame tu voto. Pero si son maravillosos.

Santiago, dame tu voto. Tienen 25 000 seguidores en Twitter.

¡Muchas gracias!

(Aplausos)

De verdad... Qué difícil es.

Ahora sé cómo convenciste a Carlos, claro, cualquiera te dice que no.

A ti cualquiera te dice que no. Chicos, sí, pero ahora,

¿qué hacemos? Porque mira estas criaturas.

A los muchachos estos ya los hemos batido

con las demoledoras de... ¿cómo se llamaban?

Las Supernenas. Y las han ganado, vamos a dejarles un rato.

Luego, mis amigas italianas, si es que,

si tienen que actuar otra vez en el duelo, solo para secar esto,

estamos aquí hasta las 4 de la madrugada,

o sea que... (RÍEN)

Solo por eso no las mandaría al duelo.

¿Qué me queda? Pues mi amigo el mentalista

que bueno, que ha dicho que es cantante también,

pues oye, me parece un duelo justo. Entonces...

Si prefieres un cambio directo, también...

No, no, no empecemos, que tú, la verdad, no defines nada.

¿Duelo o cambio? Un duelo

para que el distinguido decida si se quedan o se van.

¿Duelo con Darío? Con Darío.

Darío, por favor.

(Aplausos)

Pero agradezco que por lo menos, me hayan dado la oportunidad de duelo

cuando Santiago dijo: "¿Qué prefieres, un cambio?"

Casi me muero, me hubiera sentado mal, la verdad.

Lo siento.

No lo sientas.

Puedes utilizar tus poderes también

para hacer que el público vote.

Seré justo.

Pero tenéis un minuto

para hacer una actuación extra,

convencer al público que es quien decide

cuál de las actuaciones pasa.

Así que, que empiece el duelo.

Muy extraña la verdad, nunca me hubiera pensado

tener que competir con ellos.

-En cualquier momento puede impresionarte, con cualquier truco,

con cualquier cosa, y la verdad

que es un rival bastante duro.

-Para sorprenderlos, voy a demostrar que soy capaz de hacer

otra cosa completamente diferente, cosa que no está muy vista,

un artista que se descuelga de lo que hace

y hace algo completamente diferente.

-Vamos a intentar dar lo máximo que nosotros podemos hacer,

a intentar compenetrarnos como el jurado nos ha dicho

y ya, pues la suerte está echada.

-Que me preocupa que sí, que bueno,

que posiblemente ocupen mi lugar.

Y les voy a tener que ver desde abajo si me dejan despedirles.

-De dentro vamos a sacar todo y vamos a hacer

que el público se levante.

-¿Por qué tenían que ser tan jóvenes y tan guapos?

(Aplausos)

Para mi siguiente número,

tengo una colaboradora muy especial. Por favor...

(Aplausos)

Es que le he cogido el gusto a esto. Hombre.

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

Arriesgué mucho,

porque estar en dos cosas al mismo tiempo es complicado.

Tuve fallos eliminatorios totales.

Las manos no me...

No me respondían bien, tenía un poco de temblor.

Los nervios se me canalizaron a las manos

y no controlé bien el aspecto técnico con las monedas.

(Aplausos)

(Música)

(CANTA EN INGLÉS)

(Palmas)

(Aplausos)

La verdad, emocionante,

porque creo que nos hemos movido más,

hemos hecho lo que el jurado nos ha pedido,

así que nosotros estamos satisfechos del trabajo.

Pues ha llegado el momento de que el público vote.

Si quieren que sea Darío quien siga adelante en el concurso,

por favor, botón rojo.

Si queréis que sigan los chicos Sunny Year,

botón azul.

Podéis votar.

(Música suspense)

El público ha votado.

El artista o los artistas que deben pasar a ocupar ese palco

que tenemos libre en la Galería de los Insuperables

es...

(Música suspense)

¡Sunny Year!

(Aplausos y vítores)

152 frente a los 74.

Darío, un placer tenerte, muchísimas gracias...

Gracias. Por hacernos disfrutar.

Tuve fallos que no se perdonan

a estas alturas en un programa así.

Lo comprendo bien.

Sé que no cubrí bien lo que tenía que cubrir,

se me cayó dos veces la moneda,

y eso es... Eso pierde toda la magia.

Y vosotros, chicos, por favor, subid a ese palco.

Ya queda poco programa y a ver si conseguís terminar ahí.

Es un orgullo, porque Darío es un gran artista

y creo que haberle ganado ha sido gratificante.

Es psicóloga y profesora de baile sobre patines,

aunque no le ha pedido a ninguno de sus pacientes

que supere el miedo a volar haciendo piruetas.

Ella se llama Laura Roller.

El "roller dance" es una disciplina

en la que se fusiona el baile y el patinaje.

(Música)

Empecé a patinar cuando era muy pequeña

y a los 18 años volví a coger otra vez los patines

como un hobby.

Soy bailarina y he fusionado lo que es el patinaje y el baile

desde hace cinco años, más o menos.

Además de dedicarme al patinaje, he estudiado Psicología.

Más que nada, me interesa mucho la promoción de todo deporte,

del ejercicio físico en general, porque creo que es una forma

de conseguir bienestar psicológico, físico,

bienestar en todos los aspectos y calidad de vida.

Creo que el "roller dance" es una disciplina

con la que se puede conseguir.

Vais a ver que los patines no solo sirven para patinar,

sino también para bailar.

(Aplausos)

(Música electrónica)

(Hip hop)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Música electrónica)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

Me he puesto un poco nerviosa al principio

y antes de salir, sobre todo.

Luego, una vez estaba en el escenario,

me he visto nerviosa, pero también he disfrutado

del ejercicio.

Y sí que me siento muy emocionada ahora mismo.

Bueno, enhorabuena.

Enhorabuena. Ven aquí conmigo.

¿Has disfrutado de estar aquí? Muchísimo.

Pues veamos si también has hecho disfrutar al jurado.

Pitingo. Eh... Me ha gustado mucho,

pero me he quedado un poquito...

Esperaba un poquito más.

Un poquito corto en tema de baile,

en patines y en malabares.

En conjunto, todo muy bonito, pero me esperaba algo más.

Lo siento. Bueno, Ana.

(Aplausos)

Laura, yo me imagino que esto es algo que haces,

sobre todo, para divertirte,

¿o te quieres dedicar a ello? Sí, también profesionalmente

doy clases de patinaje. Ajá.

Y tengo un grupo de "roller dance" y estábamos ahora...

Me ha gustado mucho tu actitud,

me ha gustado mucho lo que has hecho.

Me parece que has elegido muy mal la música.

Te cuelo lo negativo así, entre todo lo positivo.

Me gusta tu sonrisa, tu energía, tu dulzura en el escenario

y yo he disfrutado mucho viéndote. Muchas gracias.

(Aplausos)

Santiago. A mí también me gusta

tu dulzura, tu sonrisa y tu energía en el escenario.

(Risas)

Oye, para una vez que dice algo semicoherente,

se lo copio.

No, me ha gustado mucho, Laura.

Se ve que eres maja, se ve que disfrutas,

haces deporte, tienes un cuerpazo gracias a hacer deporte,

luego, encima, cultivas tu mente...

Una maravilla de criatura, vamos.

Serías la ilusión de las suegras de España,

querrían tener una nuera como tú. Y tanto.

Seguro que la opinión de David... Además, acabo de ver...

También va con patines. David, ¿qué ha pasado?

Vosotros, cuando habláis, ¿sabéis lo difícil que es esto?

Pero ¿cuándo te has puesto eso? ¡Por el amor de Dios!

¿Sí? ¿Tú sabes lo difícil...?

Esta criatura... Ven a dar un paseín conmigo.

Simplemente... Mira lo difícil que es.

(Música)

(Canción en inglés)

Trae el "hula hoop".

¡Dale ahí! ¡Ven conmigo!

(Aplausos)

¡Ven conmigo, ven! ¡Ven para acá!

¡Hazte el "hula hoop"! ¡No, aquí!

¡Hazte un "hula hoop"! Ven con nosotros, haz el espectáculo.

¡Tú, coge la bola! ¡Dale! ¿Las bolas, yo?

La bola. Mira, de verdad, Santiago...

¿Y qué hago con esto? El de las bolas eres tú.

¡Dale! ¡Para que veáis lo difícil que es!

Ella ha hecho...

Ella ha hecho lo que tres personas ella sola.

Santiago. ¡Tú haces las bolas,

tú, el "hula hoop", y yo patino!

Pero que se quite todo el mundo de mi lado.

(Risas y aplausos)

¡Vamos, Pitingo!

¡Que no se diga, mi vida! Santiago.

Santiago, por favor, aporta algo.

Santiago. Santiago, aporta algo.

Pero ¿qué quieres...? ¿Qué puedo aportar?

Algo sabrás hacer. ¡Para la música!

Lo que quiero decir es que esta muchacha,

que me encanta por su actitud, lo que decís...

Hay gente que os bebe a sorbito, esta mujer se lo bebe a tragos.

La vida es para vivirla.

No ha venido nadie del más allá a contarnos qué hay,

vamos a vivir esta con intensidad.

¡Hay que darle un sí como una casa, hombre!

Santi...

(Aplausos)

Pues me ha encantado, la verdad, verle con los patines.

Me he sentido superbien cuando ha venido a patinar conmigo.

Le he estado ayudando, pero lo ha hecho fenomenal.

No, pero... Por favor, que no se mueva Pitingo

y que alguien le saque...

(Risas)

Coge las bolas. Nada más mágico

para romper el momento de la chica que esto.

Si yo no hago nada. Escúchame.

¿Qué? Siempre he dicho que tienes un par.

Los tengo, los tengo. (RÍE) Muy bien con las cariocas.

Genial, me ha gustado mucho compartir ese momento con ellos.

Venga, vamos a las votaciones,

porque estamos en las últimas actuaciones de la noche.

El próximo programa serán las semifinales.

Imagino que los artistas que están subidos

en el Palco de los Insuperables

piensan que tienen un cachito o un pie ya en esa semifinal,

y tenemos unos artistas que todavía desean subir

y creo que tienen fe en poder hacerlo.

Entonces, vamos a concentrarnos, vamos a ponernos un poquito serios

y vamos con las votaciones.

Empezamos por Pitingo. Bueno, sé que es muy difícil

ponerse unos patines y ponerse a patinar,

hacer todo lo que has hecho, pero...

El nivel de exigencia ahora mismo ya es muy alto

después de tantos programas, ¿me entiendes?

Y te tengo que decir que no. (PÚBLICO) ¡Oh!

Nada pues. Perdóname.

No pasa nada, aún quedan dos miembros del jurado por votar.

Ana. Laura, yo te voy a dar un sí

porque me apetece que sigas porque me gusta tu energía,

tu sonrisa, tu cara y todas esas cosas que te he dicho,

y un sí absolutamente. (PÚBLICO) ¡Olé! ¡Bravo!

(Aplausos)

Ahora llega el momento que a Santiago no le gusta,

porque con el sí... Con el no, perdón, de Pitingo

y el sí de Ana, Santiago, en tus manos está el peso...

Ana lo ha hecho para fastidiarme. Bueno...

Realmente, debía haber dado un no, yo doy un sí y...

Últimamente, tú eres el más escurridizo,

y que no está mal que de pronto... Laura, yo soy muy positivo.

Lo que tú haces es dificilísimo, no lo hace cualquier persona.

Está muy bien, pero llega un momento en el que hay que ponerse serio.

Yo soy el "jijiji, jaja", el tío sí, porque me gusta dar sí,

pero llega un momento que digo...

¿Contra quién te hacemos un cambio directo o un duelo?

Además, creo que tu nivel, que es muy alto,

no sé si ese es el nivel teatral o espectacular

que necesitamos para una semifinal.

Por eso, Laura, con todo el dolor de mi corazón,

de verdad, me duele dar un no, ni te imaginas cómo,

tengo que darte un no y el "¡Oh!" del público.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Laura, te vamos a dar el "¡Oh!" del público

y también el aplauso del público para que te lo lleves.

Muchísimas gracias.

Me voy muy contenta del programa.

Todo lo que he hecho se lo quiero dedicar

a mis alumnos de patinaje, a mi familia

y a todos los que me han apoyado.

Les quiero dar las gracias por todo.

Vamos a continuar,

porque ya estamos tocando las últimas actuaciones de la noche.

Hace uno años, se veía con unos kilos de más y ¿qué hizo?

Pues vamos, lo normal cuando alguien quiere perder peso,

colgarse de los árboles y de los puentes.

Hoy llega con 20 kilos menos

para enseñarnos una disciplina espectacular,

las cadenas aéreas. Javier Gama.

Tres años atrás, después de una ruptura sentimental,

decidí hacer unos cambios en mi vida

y me puse a hacer deporte, mucha bicicleta.

Adelgacé 20 kilos,

empecé a ganar cualidades de fuerza, de resistencia,

y quise juntar todas esas cualidades que había ganado

con algo más artístico y, a través de una chica,

conocí los aéreos de circo.

(Música)

De mi número tiene dificultad el hecho de que,

cuando trabajas con la cadena, corres el riesgo de...

los impactos, los morados, los moratones...

Acaba uno un poco destrozado,

pero cuando estás actuando delante del público,

la adrenalina o el momento te bloquea, te inhibe, ese dolor,

haces tu número y te olvidas de todo, estás como en otro mundo.

En los próximos minutos os dejaré encadenados a la televisión.

(Aplausos)

(Música)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

Normalmente, disfruto.

Cuando estoy ahí me evado y disfruto de la libertad de estar en...

en la altura y de disfrutarlo.

Y esta vez es como que no he podido acabar de desconectar, ¿no?

Es como... estar pendiente de todo.

(PÚBLICO) ¡Insuperable! ¡Insuperable!

A mí me gustaría destacar

y me gustaría enseñar, perdóname, que no es por tocar,

pero mira las marcas. De hecho, aquí te has hecho daño.

No debe ser fácil.

Lo haces fácil, pero te haces daño.

Bueno, pero es solo hoy.

Coge el micro, por favor. ¿Cómo que solo hoy?

Esto se ensaya, lo tienes que trabajar.

En los ensayos sí que noto más el dolor.

Pero cuando haces una actuación que solo son...

2 minutos y medio, como ahora mismo,

y notas el calor del público,

es como que en el cerebro hay un chip que desconecta la adrenalina...

y elimina el dolor.

(Aplausos)

¿Tienes sangre en la mano? Sí, aquí.

No pasa nada. Te has cortado.

Es que asumimos riesgos, cuando decimos que asumimos riesgos

de verdad que no decimos: "Bueno, sí".

No, no, es que yo lo estaba viendo y, bueno, son cadenas, es hierro...

Es... Bueno.

Vamos a ver qué opina el jurado. Pitingo.

Perdona, que estaba viendo las cadenas

y me las imaginaba con un baño de oro.

(Risas)

Qué buenas cadenas, de verdad.

No, hablando en serio.

Increíble.

O sea, el riesgo que asumes ahí arriba...

También decir que...

Es mucho más complicado, supongo,

hacer todo esto con cadenas más que con una tela o con una cuerda.

A la vista está la barriga, que parece que... Está hecha un Cristo.

Y es alucinante cuando empiezas a caer.

Sinceramente,

estás todo el rato en vilo

y eso es muy importante y bonito, aunque lo pasas un poco mal,

en mi caso lo he pasado un poco mal,

merece la pena, de verdad. Gracias.

(Aplausos)

Santiago.

Javier, además he leído que has perdido 20 kilos.

Antes pesabas 85, me ha impresionado.

Para mí es un gran ejemplo a seguir.

Algún día igual me pongo cuadrado.

De verdad que es impresionante, lo decía Pitingo,

no son telas ni cuerdas, son las cadenas.

Hay algunos de los movimientos que en un fallo te puedes...

De hecho, te ha salido bien y estás casi lesionado.

Vamos, está la UVI móvil fuera. No, ahora mismo no me duele nada.

Estoy bien. No, luego en casa.

Ahora estás como...

Ya has dicho que la adrenalina te ha dejado dopado.

Pero es verdad, yo lo pienso, un fallo, un mal movimiento,

y te puedes hasta ahorcar.

Yo siempre lo digo.

No es necesario jugarse la vida,

pero cuando el artista corre un riesgo físico,

me impresiona doblemente.

Debo ser raro, pero vamos, me impresiona mucho.

Yo estoy impactado y te felicito.

Eres claramente un insuperable. Muchas gracias.

(Aplausos)

Ana.

Yo estoy impactada aún.

Hacía mucho tiempo que no lo pasaba tan mal pasándomelo tan bien.

Lo siento. Lo he pasado fatal contigo,

pero me lo he pasado muy bien contigo,

estoy en un mar de dudas.

Desde luego, lo que admiro es tu capacidad de superación

y que hayas decidido hacer algo tan duro cuando lo podrías haber hecho

más sencillo. Desde luego, debes estar muy orgulloso de ti.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Qué bien. Son todo buenas valoraciones.

David.

A ver si luego las votaciones. David que se suba a las cadenas

que es lo que le falta ya.

¿Queréis que se suba? No le des ideas

porque es capaz de hacerlo también. Y tanto.

Esto es... Vamos a ver.

Vamos a ver, vamos a centrarnos a ver si hacemos algo.

Hoy queréis cargármelo a mí todo.

¿Qué te iba a decir?

Este número no deja indiferente a nadie, es espectacular.

Te pone absolutamente en vilo y quería darte la bienvenida

al club de los -20 kilos, que yo también lo bajé.

Hace unos años también los bajé.

Me gustaría que alguno de mis compañeros

probara simplemente sujetar el peso...

¿Pueden bajar las cadenas? Santiago.

Nada más te sube 1 m. ¿Nos pueden bajar las cadenas?

Vamos a ver, yo te lo digo... David.

Explícale cómo es el agarre.

Te lo voy a explicar yo.

Si me colgáis es como "Rocky".

¿Habéis visto los costillares de las vacas? Lo mismo.

Es mejor que suba alguien cuadrado y que haga algo.

Yo no sé hacerlo.

Te tengo que felicitar también porque has levantado al sector femenino.

Alguna ha revivido hace poco una película, ¿verdad?

Algo de sombras, ¿verdad?

Se os ha venido a la mente, ¿eh?

Esto es imposible. ¿Cómo habría que agarrar esto?

-Mira.

Te coges... Exactamente, lo has hecho perfecto.

-¿Ahí? Si lo ha hecho perfecto.

Vale, ¿puedo correr? Que me suban un poco y...

Estate quieto, hombre.

Ten cuidado, ¿eh?

(Aplausos)

Qué tío es.

Tenemos un padrino que está para todo.

¡Qué dolor!

No, pero, de verdad, no pasa nada.

Estoy bien, ¿eh?

"Bene".

Esto...

Ten cuidado, Santiago. Agarra hasta abajo.

Y aprieta las manos. ¡Ay, Santiago, por Dios!

Pero, hombre, es que... Yo voy a hacerlo cantando.

(CANTA) "Yo soy un Superman,

cuidado conmigo que os puedo lesionar. Yo..."

(Aplausos)

Me parece perfecto que hayan probado en sus propias manos lo que es

agarrarte a la cadena y notar cómo los eslabones se...

se clavan en la muñeca.

Me gustaría recordar que estamos en la última actuación de la noche.

Que tenemos los tres palcos de la galería llenos.

Que nuestro siguiente programa es la primera semifinal.

Y que hay que votar.

Con la dificultad que esto conlleva porque ha sido una buena actuación.

Pitingo.

¡Ay, Dios mío de mi corazón!

Pues mira.

He flipado

porque he alucinado.

Pero, claro...

Veo también lo que hay arriba

y también me rijo un poquito por emociones, ¿no?

No solo por la dificultad, sino algo que me emocione a mí personalmente.

Yo no sé a ellos, y a Santiago ya no lo sé

lo que le emocionará y lo que no. No es que me emocione,

es que me he subido y casi me rompo un dedo.

Me parece impresionante lo de Javier.

Pero...

Mira...

Pitingo, por Dios, que nos va a dar un infarto.

Tengo que decirlo.

Eh...

Es un no, perdóname.

Gracias. Nada.

(Aplausos)

Santiago.

Yo...

Medio en broma me he subido pero, efectivamente,

es que es un ejercicio durísimo.

Te juegas la vida.

A mí me parece estético.

Me parece, sobretodo, muy arriesgado

y creo que eres muy bueno en lo que haces.

Para mí eres claramente insuperable, te doy un sí y un aplauso.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Mira, Ana.

Yo lo siento mucho... No gano para disgustos.

Efectivamente, no vas a ganar para disgustos.

Siento mucho que te toque este marrón, en mayúsculas.

El no de Pitingo, el sí de Santiago.

Última actuación de la noche.

Necesito tu voto para cambiar el destino

de los que están arriba. Ya, y yo necesito un ansiolítico

y aquí me tienes, sin tomármelo.

Me tienes que... A ver, yo tengo un problema.

Tengo un problema, Javier y... Tienes varios.

No, no, tengo uno nada más. Ahora.

No te quiero dejar ir y no quiero sacar a nadie de ahí.

Pues sí tienes un problema, Ana.

Tengo un problema, pero no te quiero dejar ir.

O sea, eres...

Eres muy grande.

Muchas gracias. Pero es que ellos también lo son.

Lo sé. Entonces, solo me queda una opción

y si tú me lo permites, Carol,

como no hay... Primero, espera.

Tu voto. Pues qué le voy a dar. ¡Un sí!

Vale. Gracias.

(Aplausos)

Tenemos un voto...

Tenemos dos síes, con lo cual,

Javier debería estar en la Galería de los Insuperables.

Vale. Ahora dime el siguiente paso.

El siguiente paso... Yo tengo un plan.

Como no hay artistas sin público,

quiero que sea el público quien decida

quién debe abandonar ese palco

y subir.

Yo me siento absolutamente incapaz

de decidir porque los cuatro me maravillan.

Y como manda el público, como siempre,

prefiero que lo hagan ellos.

(Aplausos)

Entonces...

Es la primera vez que nos encontramos con esto,

la primera vez que nos encontramos con esta opción.

Atención al público.

Lo que pide Ana es que seáis vosotros lo que elijáis

qué tres artistas os gustan,

cuál de los tres artistas os gusta más.

¿Cuál queréis que sea la actuación que sí o sí

se tiene que quedar? Tenéis que votar en positivo.

El que más os gusta.

Y, por descarte, el que menos puntos haya obtenido,

será el que bajará de la Galería de los Insuperables

para que Javier pueda subir.

Hay un murmullo... Céntrense.

Vamos a asignar los colores.

Para Kim

y Moni, será el color rojo.

Por lo tanto, si queréis que sean ellos los que se queden,

pulsad el botón rojo.

Ada y Paola.

Si queréis que ellos se queden en el Palco de los Insuperables,

botón azul.

Si vosotros creéis que la mejor actuación ha sido Sunny Year,

botón verde.

Tenéis que votar la actuación que queréis

que se quede en el Palco de los Insuperables.

Carolina, y si alguien no lo ha entendido,

que levante la mano que se lo explico personalmente.

¿Lo tenéis claro?

Venga. Dicho esto,

pensadlo bien, estamos en la última actuación,

el último cambio de la noche. Podéis votar.

(Música suspense)

Pues el público ya ha votado.

El artista que ha tenido menos apoyo del público

y que debe ceder

y abandonar el Palco de los Insuperables

es...

(Música suspense)

¡Sunny Year!

(Aplausos)

Con 38 puntos

frente a los 116 y 76.

Lo siento, habéis podido disfrutar durante parte de la noche,

habéis casi casi rozado la semifinal,

pero os vais con este fortísimo aplauso.

Muchísimas gracias.

La verdad es que da bastante pena

porque de pensar que ya casi pasas a no pasar, pero bueno...

No pasa nada.

Nosotros hemos dado lo máximo que hemos podido dar de nosotros

y ya solo falta agradecer al programa por esta oportunidad

y a toda la gente que nos ha estado apoyando durante este tiempo.

Javier, corre.

No pongas cara de pena,

pon cara de alegría porque tienes ese último palco

en la Galería de los Insuperables.

¡Por favor, sube! Te lo mereces, enhorabuena.

Después de mucho esfuerzo, pues sienta muy bien

que se te reconozca un mérito.

Desde el primer momento vengo a darlo todo

y la semifinal no será una excepción.

Seguiré intentando darlo todo, todo lo que pueda.

Después de este cambio,

los tres artistas insuperables de esta noche son:

¡Give me money, Ada y Paola, y Javier Gama!

¡Un aplauso y, por favor, bajad!

Vuestro padrino, David Bustamante, os va a hacer entrega

de esos cheques por 1000 euros de premio.

Pero, sobretodo, ese pase a las semifinales.

Felicidades. -Gracias.

David, muchísimas gracias por estar aquí y por acompañarnos esta noche,

por venir a jugar y a divertirte de esta manera con nosotros.

Y a ustedes les vemos la próxima semana en la semifinal

de "Insuperables", en Televisión Española.

No nos falten, muchas gracias.

Bueno, qué fácil hacéis lo imposible.

(IMITA A BORIS IZAGUIRRE) "Es tu estilismo, mi amor".

(Risas)

"Es que yo quiero ver a Pitingo en verano

con este bañador o a Santiago, mi amor".

-"Escalling me softly".

Mira a la cámara, Pitingo, los tres juntos.

Maravilloso.

(IMITA CANCIÓN ÁRABE) Y Ana ahí... Qué gracioso.

(Risas)

(Música)

¡Olé!

(CANTA FLAMENCO)

¡Olé!

A mí me has hecho volar...

Sin escoba, por primera vez.

Sin escoba, por primera vez, efectivamente.

Qué malo.

Espera, espera. Que no pasa nada.

¡Que se le ve la "cerezuela"!

(Risas)

Ay, que tú tenías una bata igual, perdón.

¿Y te pones algo debajo? No, nada. Y hago así.

(Risas)

Y se te ve el "pitinguito".

(Risas)

¿Es necesario que yo me quede con esa imagen?

(Risas)

(Aplausos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Insuperables - 17/08/15

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Insuperables - 17/08/15

17 ago 2015

Con más de 2 millones de discos vendidos y 20 discos de platino, Bustamante, que se dio a conocer en ‘Operación Triunfo’ será el defensor de los concursantes en la séptima gala de Insuperables. Ana Milán, Pitingo y Santiago Segura juzgan las actuaciones de diez artistas que despliegan su talento para lograr su pase para la semifinal.

ver más sobre "Insuperables - 17/08/15" ver menos sobre "Insuperables - 17/08/15"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 152 programas de Insuperables

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Una fan

    Debería haber pasado el mentalista

    18 ago 2015