www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3200478
Para todos los públicos Insuperables - 06/07/15 - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(TOCAN MÚSICA CLÁSICA)

(TOCAN "GET LUCKY" DE DAFT PUNK)

(TOCAN "GET LUCKY" DE DAFT PUNK)

(Suena "Uptown Funk")

(Suena "Uptown Funk")

(Aplausos)

Muy buenas noches.

Muy buenas noches y bienvenidos

a "Insuperables".

El concurso de talentos definitivo.

Pónganse cómodos, abróchense los cinturones,

porque empieza la carrera para encontrar

el artista más espectacular

que hayan visto jamás.

Para hacer realidad este gran show,

Televisión Española ha seleccionado 70 artistas

entre más de 1500 que se presentaron al casting.

No ha sido nada fácil elegir.

Hay muy buenos artistas, pero es que solo

los nuestros son insuperables.

(Aplausos)

Sobre este escenario actuarán unos auténticos cracs.

Pero solo uno de ellos ganará el título de Insuperable

y conseguirá el gran premio. Atención,

porque el gran ganador del programa se llevará

¡30 000 euros!

(Aplausos)

Pero, ¿quién elige a los Insuperables?

Pues nuestro flamante jurado, que está formado

por una bellísima actriz con mucha presencia

y un poquito de genio y de carácter.

Un cantante famoso por su estilo y por su gran versatilidad.

Y un hombre que es indefinible.

Es actor, director, productor.

Los tres son estrellas que han tocado todos los palos.

Pero yo creo que esta noche, más que tocarlos,

han venido a darlos. ¿Queréis conocerlos?

¿Hay algo más irritante, más repugnante que un jurado?

O sea, un tío que te dice: "Esto está bien.

Esto está mal", es muy desagradable.

La opción era, o eso, o irme a la playa.

Yo odio la playa. Más que ser jurado.

Por eso voy a ser jurado de "Insuperables".

Para ser un artista insuperable,

lo que tiene que tener es mucha personalidad, duende.

Y, bueno, en definitiva, arte.

Lo que quiero encontrar, sobre todo, es algo

que diga: "Sí, señor. Quizás esto ya se haya hecho,

pero nadie lo ha hecho como tú".

Espero encontrarme con números que me levanten de la silla.

Que te entretengan, te sorprendan,

te diviertan, te emocionen.

La técnica se consigue. Pero no hay una escuela

donde te enseñen a pellizcarle el corazón a nadie.

Vamos a ser exigentes, serios, profesionales,

porque hay artistas que se están jugando muchísimo.

Como jurado, seré como una especie de representante

del espectador que está en su casa.

Yo siempre he sido un gran espectador.

Tengo la responsabilidad de encontrar al Insuperable.

Por supuesto, una actuación de dos minutos, ahí te la juegas.

Esos dos minutos te tienen que atrapar.

Tienen que dejarte noqueado. Y si no, fuera.

(Aplausos)

Santiago Segura, Ana Milán y Pitingo.

(Aplausos) Hola.

Bienvenidos. Gracias, guapa.

Yo tengo una duda. A ver.

Me gustaría saber qué artista creéis que os puede emocionar más.

¿A ti? A mí, los buenos, generalmente.

Si es un buen artista, me llega.

Buenos va a haber aquí todos. Sí.

Yo creo que también todo aquello que me sorprende.

La gente que no se parece a nadie.

Eso me gusta mucho. Pitingo.

Cante, baile, con dinero, sin dinero. De todo.

Todo lo que me ponga los vellos en pié.

Bueno, os voy a contar que, además de valorar

a los concursantes, tenéis

a vuestra disposición un arma considerable.

El interruptor.

En cualquier momento de la actuación,

si veis que no os está gustando, que esa actuación

no merece estar en este programa,

cualquiera de vosotros puede ir

y accionar el interruptor. ¿Qué significa eso?

Que la actuación automáticamente se para

Y, evidentemente, el artista queda eliminado.

¡Ay! Dale un poquito. ¿No se abrirá una trampilla?

Vamos a hacer la prueba. No sabemos qué pasa.

(Aplausos) Santiago, acércate al interruptor.

Mira qué estilo.

¿No me electrocutaré o algo de eso?

Vamos a ver qué pasa. ¿Y si cae un piano o algo?

Bueno, va.

(Sonido eléctrico)

Pinta mal. Pinta mal. Bueno.

Esto es lo que pasará. Automáticamente,

quedará eliminado el concursante

y seguiremos. ¿De acuerdo? Vale.

Pues nada. Todo poder conlleva una responsabilidad.

Por favor, os invito a que vayáis

(Aplausos) a vuestros asientos.

Tras cada actuación, ellos valorarán

a cada artista de forma positiva o negativa.

Si consiguen dos o tres votos negativos,

el artista queda automáticamente eliminado.

Si logra dos o tres síes, el concursante se clasifica

y pasa a la Galería de los Insuperables.

Tres palcos que dan acceso a la semifinal.

Y se llevará cada uno 1000 euros de premio.

Y desde luego, ¿qué pasa si al jurado le encanta

un artista pero los tres palcos ya están ocupados?

Hay que hacer sitio. El jurado sustituirá a un artista

por otro o pedirá un duelo entre el nuevo

y uno de los que estaba en la galería.

Para decidir los duelos o los cambios

en la galería, el jurado puede pedir

la ayuda al público. Así que atentos todos ustedes,

porque tienen en sus asientos unos dispositivos,

a través de los cuales, van a poder votar

cuando el jurado lo solicite o sea necesario.

Miembros del jurado, insisto, ¿lo tenéis claro?

Santiago, ¿lo tenemos claro? Yo lo tengo claro.

Lo que más insuperable veo, es este plató

y este pedazo de presentadora.

Hasta que venga una mejor, claro.

(Risas) Bueno... Gracias. Gracias.

Insuperable, momentáneamente.

Gracias, de momento, por la parte que me toca.

Bueno. Con este jurado, que ya lo están viendo,

desde luego, está claro que no podíamos dejar

a los concursantes solos. No.

¿Qué tenemos? Pues un padrino para ellos o una madrina

para defenderlos, que será diferente cada semana.

Y, atención, porque hoy, en el programa de hoy,

el padrino que tenemos es

(Aplausos) ¡Carlos Latre!

(Sintonía)

-¡Mi amor! ¡Mi "churri"! (RÍE)

Bienvenido, Carlos. Muchas gracias.

Desde luego, creo que si hay alguien insuperable, eres tú,

que llevas 15 años triunfando.

Muchas gracias. Además, te digo que tienes

un papel un poco difícil esta noche, eh.

Porque tienes que intentar

que nuestro jurado, nuestro implacable jurado,

no accione el interruptor. ¿Sí?

Yo sé el nivelazo que hay esta noche

y eso es imposible. Eso no se va a poder activar.

(Aplausos)

Bueno, vamos a ver. Yo creo que ya está todo claro.

Y, si os parece, sin más dilaciones,

vamos a ir ya con la primera actuación.

La primera mujer en pisar este escenario

tiene una voz de oro. Vino a Barcelona desde Colorado.

Y a quien puso colorado, yo creo que fue a su jefe,

porque se enamoró de él. Vino a dar el do de pecho.

Y se llama Rachel Duval.

(Aplausos)

Yo soy madre de dos niños

de dos años y medio y seis meses.

Obviamente, ser padre o madre cambia la vida.

Pero para mí un poco más, porque soy cantante

y durante los partos yo estaba afónica, no pude cantar.

Y me mata, obviamente.

Pero después de los partos ha salido la voz otra vez.

Menos mal. Muchísimo más grande,

más madura, más...

con más textura. Y me he dicho:

"Yo quiero probar.

Tengo que probar una vida de cantante".

Cuando mi niño de dos años... cuando canto,

él me dice: "¡Mami, eres una gritona!".

Yo quiero decir a él que yo no soy

gritona, soy insuperable.

(Aplausos)

(Música clásica)

(CANTA ÓPERA)

(CANTA ÓPERA)

(Aplausos y vítores)

-¡Bravo!

Enhorabuena. ¿Más tranquila?

¿Sí? ¿Más relajada?

Estabas un poco nerviosa. Un poco.

Sí, sí. Bueno, para mí el momento antes

del jurado ha hablado, me pone supernerviosa.

Como: ¿Me han disfrutado o no?

Vamos a estrenar las valoraciones. Vamos a ver.

Santiago. Muy bien. Esto era

de Puccini, ¿no? Claro. Sí.

"Oh, mio bambino caro!" "O mio babbino caro".

O sea, "el niño no me sale barato". No es niño.

(RÍE) La traducción exacta no la sé.

Yo lo único... ¿Quieres que te diga la verdad?

Eh... Me ha encantado.

Creo que tienes un chorro de voz

muy bien modulada. Me ha impresionado.

Y creo que es un espectacular comienzo

para un programa que se llama "Insuperables".

Está irreconocible. Empezar así con esta valoración

(Aplausos) de Santiago es...

Enhorabuena. Es un logro. Gracias.

Vamos con la valoración de Ana.

Muchísimas gracias. Rachel, buenas noches.

Muy buenas noches. Eres maravillosa.

Gracias. Eres maravillosa...

Tu voz. Eres maravillosa en esa elegancia

que desprendes, absolutamente natural.

Gracias. Y me maravilla ver

toda la técnica que tienes y que no se te nota.

Gracias. Que es fantástico. Porque cuando

la técnica se nota, es como que los artistas

vemos el truco. Pero en ti hay más talento

que truco, así que, enhorabuena,

porque tienes una voz fantástica.

Muchísimas gracias.

(Aplausos) Mucha emoción.

Pitingo.

Pues... Rachel, corazón mío de mi alma.

Todavía tengo el cuerpo erizado, todo.

Todos los pelos de mi cuerpo.

Es una pasada. Tienes una técnica increíble.

Gracias. Cómo afinas, increíble.

Y estoy emocionado. Solo tengo palabras bonitas para ti.

Qué bien. Lo importante es

llegar al corazón y al público.

(Aplausos) Muchas gracias.

Esto es un sueño, ¿no?

Un gran cantante como él,

que yo puedo afectar a su...

a sus emociones, esto es increíble.

Con esta valoración, yo creo que ya

la valoración del padrino la vas a disfrutar, eh.

Porque él no te dirá nada malo.

Oye, una cosa. Rachel, enhorabuena.

¿Solo? ¿Solo? O sea, os veo como muy paraditos,

muy modositos. Ha sido maravillosa,

ha sido insuperable. Nos ha puesto los pelos de punta.

¿Es así o no? (PÚBLICO) Sí.

-Venga, hombre. ¿Pero qué más quieres?

Es la primera valoración. Le hemos dicho todo lindezas.

¡Más! Bueno, pues venga. Más.

Y qué vestido más bonito llevas.

El pelo te queda fenomenal. Bueno, yo creo...

(Aplausos) ¡Ahí, ahí! ¡Bien!

Eso es pedir por pedir.

Creo que, a lo mejor, donde sí necesitamos que se vengan

más arriba, es en el veredicto y en las puntuaciones.

Vamos a empezar. Santiago. Ahora nos la cargamos.

Después de esto que ha dicho Carlos...

Carlos es contraproducente. Le has perjudicado.

¡No! Bueno, para mí, claramente,

tienes que ser una de las Insuperables

y tienes que ocupar uno de los puestos ya mismo.

Muchísimas gracias. Bueno, eso es un sí.

(Aplausos) Un sí.

Ana. Rachel, yo...

yo tenía muchas ganas

de que me pellizcaran el corazón.

Lo has conseguido. Eres una insuperable

(Aplausos) como la copa de un pino.

Gracias. Bueno, ya tenemos dos síes.

Pitingo. Yo antes del veredicto,

me gustaría saber, porque me ha llamado

muchísimo la atención leyendo tu biografía,

que antes de los conciertos escuchas hip hop.

Sí. ¿Por qué? ¿Por algo?

Me relaja.

Qué maravilla. ¿Cantas hip hop también?

Bueno, si alguien me pide...

Hazme un poquito, ¿no? Un poquito.

Un poquito de algo. Lo has puesto para...

No se puede ir sin cantar.

Mira. (CANTA EN INGLÉS)

(Suenan palmas)

(Aplausos) Bravo.

Mira. Solo te puedo decir que eres una insuperable.

¡Vamos! Muy bien. Sí, señora.

(Aplausos) Esto supone tres síes.

Lo que supone que estrenamos las gradas

de los Insuperables y accedes a ellas. Enhorabuena.

Ha salido bien. Ellos me han cogido. Me han cogido.

Es muy buena cosa escuchar que a gente

le gusta mi voz. Porque trabajo mucho, eh.

Cada día estoy en la ola practicando y practicando,

y cantando. Y para escuchar

que gente como ellos

me gustan. ¡Guau! Es un sueño.

(Aplausos)

-Nuestra idea es mostrar la danza urbana

inspirada en cosas externas. Queremos hacer un homenaje

al kung-fu mediante el break dance y otras danzas urbanas.

Nuestro baile original es el break dance

y nació en los 70. Fue en esa época

el boom de las películas de kung-fu.

Para inspirarnos en esta coreografía

hemos visionado películas de Bruce Lee.

-Lo que intentamos sacar de estas películas

son los movimientos que, realmente,

han utilizado en el break.

Que si la actitud, las miradas,

el sentimiento de batalla también un poco.

-Hemos entrenado mucho para este show.

Hay algunos movimientos dentro del espectáculo

que nos han ocupado dos o tres meses practicándolos.

Con nuestra coreografía vamos a luchar

para convertirnos en los Insuperables.

(Aplausos)

(Música oriental)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Suena un gong)

(Música oriental)

(Aplausos)

(Música oriental)

(Aplausos)

(Música oriental)

(Suenan palmas)

(Aplausos)

-Yo creo que ha sido una energía buenísima.

Había mucha fuerza sobre el escenario.

Ha salido bastante bien.

-Qué maravilla. ¿Has visto a mis chicos?

Bueno, mis ahijados, cómo me bailan.

¡Cómo me bailan los niños!

(RÍE) Bueno, vamos a las valoraciones.

Y empezamos con Ana. A ver qué tiene que decirnos.

Hola, chicos. Bueno, yo lo tengo difícil.

Me encanta que os juntéis así para que os pueda ver.

Es como un selfie. De repente, habéis hecho todos...

Lo tengo difícil porque me gusta mucho lo que hacéis,

por un lado. O sea, me parece innovador.

Pero por otro lado, siento que os falta

la perfección

que exige que algo sea excelente.

Me parece que sois buenos y que os falta la excelencia.

Siempre se puede hacer más y lo intentaremos.

Realmente, es muy complicado.

El nivel de nuestras coreografías es muy alto.

Una cosa que he notado mucho, es que me faltaba

el mismo racord emocional en todos.

Uno salía encantado de la vida. El otro con cara

de nervios que se quería morir.

¿Cómo te llamas? El que está.

Tú. El que me mira... El de cara de susto.

Pues tienes una cara maravillosa para bailar, Rubén.

Muchas gracias. Estás todo el rato

con una sonrisa y dándolo todo.

Y tú, por ejemplo, el que está a su lado, rubio.

Estabas enfadadísimo al principio.

¿Qué le ha pasado a este hombre?

Que le han perdido el quimono. Estaba concentrado.

Estabas concentrado. Claro.

Pero a veces la concentración está muy bien

llevarla por donde a ti te interesa como artista.

Que lo sois todos, de verdad.

Pero a mí me faltaba racord emocional. Ya está.

Después de este racord emocional, Pitingo, por favor.

¿Ya, hija? Ya, pero ahora se me ocurre algo.

A mí me ha encantado.

La verdad, me ha parecido original.

Eh... Habéis puesto a todo el mundo en pié

y eso es lo que vale.

Muchas gracias. Bueno.

Santiago ya tiene ahí esto así fruncido.

No, no. A mí es que ver a tanta gente joven

haciendo ahí el chiqui chiqui, me ha parecido entrañable.

Además, conserváis el espíritu de las artes marciales

y el kung-fu en Hospitalet.

El espíritu de Bruce Lee que planee sobre...

Ahí está. Te parece bien, ¿verdad?

Hombre, el Bruce Lee es nuestra alma máter. ¿Verdad?

-Sí, sí. -De hecho, cuando estábamos

(Risas) ensayando esto.

Nos fijábamos mucho en Bruce Lee.

Mira, yo os voy a decir más.

Jurado "can flow". O jurado "can crash".

"Be water, my jurado".

(Aplausos) "Be water. Be water, my jurado".

Además, si me permites.

¿Pero vosotros habéis visto qué caritas?

Si son más guapos... Mira, tenemos

al panadero de "Barrio Sésamo".

(Risas) Mira. Pero mira

qué bigote, mi amor. Es el forzudo del circo.

(Risas) -Bigote, "my friend".

-Bigote, "my friend".

Bigote, "my friend". Oye, enhorabuena, chicos.

(Aplausos) ¡Bravo!

Bueno, vamos con los veredictos,

con las votaciones.

Ana. Me cuesta, chicos.

Me cuesta mucho. (CARRASPEA)

Y me encantaría, de verdad, transmitiros

que ojalá ensayéis todo lo que podáis.

Pero mi voto es un no.

(TODOS) ¡Oh! Durísimo.

Yo sé que me odiáis en este momento.

No, mujer. Hace uno: "No..."

Bueno, no hay que desanimarse,

porque tenemos dos votaciones más.

Vamos a ver qué nos dice Pitingo.

Mantengo lo que he dicho antes.

Me ha encantado. Y los quimonos también. Tengo una bata parecida.

(Risas) Te lo juro. Se parece mucho.

Y, aparte, sois unos fenómenos. Sí.

(Aplausos) Bueno, muy bien.

A Pitingo, seguro que con el quimono este

en casa, estará todo guapo. -Todo guapo.

-Quimono que estará. -Quimono que estará.

Tenemos un sí. Tenemos un no.

Santiago, en función de lo que tú decidas,

accederán a la Galería de los Insuperables

o quedarán eliminados. No te quiero meter presión.

Pero han bailado bien. No quiero estar presionado.

Y sintiéndolo mucho,

es que yo de pequeñito veía "La frontera azul".

Vosotros no habíais nacido,

pero esto transcurría en el Liang Shang Po.

Y decían siempre: "No desprecies a la culebra

porque no tiene cuernos. Quizás se puede reencarnar

en dragón". Es por eso que digo sí.

(Sintonía) ¡Vamos! Muy bien.

(Aplausos) Gracias.

Qué bien. Pues enhorabuena, chicos.

Podéis subir y acceder todos a la Galería de los Insuperables.

Disfrutadla.

Hemos disfrutado mucho. El público genial.

El público se ha volcado con nosotros.

Latre nos ha defendido muy bien.

Estamos muy contentos. Que sea lo que tenga que ser.

Vamos con la siguiente actuación.

En este caso, es un dúo que asegura haber creado

en nuevo género artístico.

Y se llaman Bocabeats Comedia. Adelante.

Hace cuatro años íbamos juntos a clase.

En última fila me empezó a enseñar beatbox.

-Lo hacíamos bajito pensando

que no le iba a gustar a la profesora,

pero como le gustó, al final

acabamos haciendo un espectáculo en clase.

Y un verano vimos que había un concurso de variedades.

Dijimos: "Vamos a presentarnos, a ver qué tal".

Ganamos. Nos vio un representante.

Y desde entonces, hemos empezado un circuito de comedia.

Lo que hacemos es coger el beatbox y la comedia.

Metemos monólogos, metemos imitaciones,

participamos con la gente. -Somos complementarios,

porque yo soy más dicharachero.

Él canta bien y yo mal. -Yo soy bajito y él alto.

Llevamos cuatro años ya como cómicos.

Más de 300 actuaciones. Y yo creo que esta es

la catapulta. -La actuación más importante.

(Aplausos)

-Hola. ¿Qué tal? Somos Bocabeats,

un dúo cómico que mezclamos beatbox, que es más instrumental,

con comedia y hacemos canciones de todos los años

para que guste a todo Cristo. -Con nuestro toque.

Queríamos demostrar al final un poco de improvisación.

Y queremos que penséis, para acabar bien la actuación,

un par de canciones. -Así rock, con algo heavy duro.

-Que sea conocido por todos y que sea algo... ¡uf!

¿Pero lo que queramos? Sí, pero cañero.

-Rollo rock o heavy o algo duro para acabar

en plan ¡bum! Algo heavy. Venga.

¿Qué tienes ahí?

(HACE BEATBOX) (TARAREA "THE LION SLEEPS TONIGHT")

(HACE BEATBOX)

(CANTA "HIT THE ROAD JACK") (HACE BEATBOX)

(CANTA "REHAB") (HACE BEATBOX)

(CANTA "I JUST CALLED TO SAY I LOVE YOU")

(Aplausos) (HACE BEATBOX)

(CANTA "EL REY LEÓN")

-¡Uno, dos, tres!

(HACE BEATBOX) #Hakuna matata.#

#Lo más fácil es

#saber crecer.#

#Hakuna matata.#

(TARAREA) #Sebastián. Bajo del mar.#

#Bajo del mar.# Vamos allá.

#I go. I go. Nos vamos a perrear.#

Venga. Rápido. Algo. Algo de AC/DC.

¿Cómo se llama esa? Eh...

Que no me viene el título. "Highway to hell".

¡Esa! ¡Esa!

Y otra. "Maneras de vivir".

Algo duro. "Maneras de vivir" es dura.

Venga. Me la juego.

(HACE BEATBOX)

#¿Por qué has pintado tus ojeras?#

#La flor de lirio real.#

#¿Por qué te has vuelto de cera?#

#¡Ay, campanera!#

#¿Por qué será? A, a, a...#

#Doce cascabeles lleva mi caballo

#por la carretera.#

#Mi carro me lo robaron

#anoche cuando dormía.#

#Tengo un tractor amarillo,

#que es lo que se lleva ahora.#

(TARAREA)

(Risas)

(Aplausos y vítores)

Bueno.

No sé qué pasará. El público está de pié.

Vamos a empezar con las valoraciones. Pitingo.

Me parece genial la idea. Sinceramente.

Pero considero

que tenéis que trabajar un poquito más.

(PÚBLICO) ¡Oh! Por la simple... Sí. Perdonadme.

No le digáis eso, que se pone fatal.

Que esto es durísimo. Es muy duro.

Me parece una crítica constructiva, totalmente.

Porque no somos lo mejor del mundo.

Está claro. Y siempre hay que mejorar.

(Aplausos) -Pitingo.

Pitingo, de verdad. Desde las ocho de la mañana

tengo a los niños haciendo con el "birbo".

(Risas) No sabes lo que ha trabajado.

No, hombre.

(Aplausos)

Si lo veos desde una...

una manera...

Es decir, el beatbox ahora mismo

está en un nivel altísimo.

Es trabajo duro y con el tiempo,

pues será algo genial y bueno.

De aquí a 20 años, ¿no?

(RÍE) No, hombre. No.

En cualquier caso, son muy jóvenes.

Que también tendréis tiempo. Esto es una valoración.

Veremos qué pasa luego. Santiago.

Yo... Es que lo que dice Pitingo tiene razón.

Yo he visto gente haciendo beatbox

que hacen lo mismo que hacen ellos dos, pero uno.

Un tío que canta al mismo tiempo.

Eso es flipante. Vosotros os repartís el trabajo.

Luego, lo de la incorporación del humor está bien, pero...

Ahora, debo decir que lo de...

(CHASQUEA) Eso me ha gustado mucho.

(Aplausos) Esa ha sido mi parte favorita.

También queremos recalcar que han dicho

que tenemos que mejorar el beatbox.

Y nosotros somos un dúo que se enfoca más en la comedia.

Sabemos que no somos unos beatbox mejores del mundo.

Podemos hacer más ruidos a la vez,

porque no nos ha dado... Cuando nos han dicho,

sí podíamos hacer. Pero sabemos que tenemos

que mejorar, como todos.

Vais a tener ahora la opinión femenina,

porque, además, a Ana se le ha visto disfrutar.

Yo he disfrutado. Vamos a ver, a mí me parece

que no estáis en un punto de excelencia,

lo que hablábamos antes. De perfección, me parece

que falta mucho trabajo. Falta un hilo conductor.

Yo lo he echado de menos, ¿vale?

Está muy bien mezclar "Hakuna matata"

con Stevie Wonder, pero no sé muy bien por qué.

Y para un espectáculo...

¿Te has reído? Sí.

¿Y por qué? Porque me has hecho gracia.

¿Te he hecho gracia de "ja, ja, me río contigo"?

¿O te he hecho gracia de "qué tontería"?

¿Eres Joe Pesci ahora? Y verás cuando llegues al hotel.

(Aplausos) (LATRE) ¡Olé, olé!

Vamos con los chicos.

Pero tenéis una cosa que a mí me parece maravillosa.

Y es que no os parecéis a nadie. Y eso me encanta.

(Aplausos) Muchas gracias.

Vamos ahora con la opinión del padrino.

Yo creo que... Chicos, ¿cómo estáis?

Enhorabuena. Lo habéis hecho estupendamente.

El público se ha reído mucho. Es importantísimo.

Tenéis al público ganado. Ahora hay que ganarse al jurado.

Si les damos más, igual nos lo ganamos.

¿Hacemos algo improvisado?

-Como quieras. -¿Vale?

(Aplausos)

¿Por qué no hacemos un tema de...?

Habéis hecho el...

"I just called to say I love you" de Stevie Wonder.

Además, lo hace Pitingo como nadie.

Lo hacemos los dos. Dale. Vamos.

(Aplausos) Vente para acá.

Esto se va animando. Qué bien. Me gusta.

Vale. -Empiezas cantando tú

y luego hacéis el estribillo. -O.K.

(HACEN BEATBOX)

(CANTAN "I JUST CALLED TO SAY I LOVE YOU")

(Aplausos)

Bueno. Bueno, oye. Bien, ¿no?

En improvisación, bien. Insuperables, ¿no?

Vamos. Vamos.

Es muy triste de pedir, pero más triste de robar.

Venga. Os ha quedado precioso.

Muy bonito. Y ahora ya llegamos

a un momento un poco tenso,

porque vamos a ver las valoraciones.

Pitingo. Me mantengo en lo que he dicho.

Tenéis que trabajar un poco más.

Cuando salgáis del programa,

diréis: "Qué cabrón, el Pitingo este".

(Risas) Pero... pero luego

me lo agradeceréis, porque hay que trabajar mucho

para ser el mejor.

Porque siempre hay que pensar

(Aplausos) en ser el mejor.

Eso lo vamos a entender como un no.

No.

Nosotros somos muy naturales.

No nos gusta hacer las cosas super...

"Ahora cantamos. Ahora bailamos

así y damos una vuelta y aplaudimos".

No. Nos gusta esa naturalidad de que yo baile y él...

Entonces, eso también puede que pareciera

que no estaba tan trabajado, pero sí lo está.

Ana, por favor.

Yo os voy a decir lo mismo que Pitingo.

A ver, dilo igual.

(IMITA A PITINGO) Pues mira. Yo, cuando estoy aquí...

Yo no sé imitar. ¿Cómo sería, Carlos?

¿Yo? No, no. Ah, que tú no sabes imitar.

Además, si es para decir que no... ¡Bah!

(Risas)

Ese es un padrino, hombre.

(Aplausos) Muy bien.

Ana. A mí me...

Yo os digo lo mismo que Pitingo

y me gustaría mucho que os comprometierais

de verdad, pero no por mí,

a echarle un vistazo a lo que hacéis,

porque podéis subir un montón de escalones.

Pero mi respuesta es un sí.

(Aplausos) Gracias.

¡Ay! Santiago, otra vez en tus manos.

Estás teniendo mucho poder esta noche.

A mí estas cosas me ponen muy nervioso, ¿entiendes?

O sea, a mí me gustaría decir que no...

(PÚBLICO) ¡Sí! No...

Me gustaría decir que no, porque...

Vamos a ver... (PÚBLICO) ¡Sí! ¡Sí!

Vamos a ver. ¿No os dais cuenta

que si llenamos el último sitio, se acaba el programa?

(Risas) Habrá que echar a alguien.

Igual empieza más emoción, porque habría que hacer sitio.

Mira, si es por dar emoción y para que estos chavales

estén contentos, que me han caído muy bien,

(Aplausos) pues digo que sí.

¡Bueno! Enhorabuena. Antes de que se lo piensen más,

corred al Palco de los Insuperables.

(Aplausos)

Ahora ir por ahí y decir que Santiago Segura

nos ha dicho que sí, que el rey de la comedia,

ya tenemos todo. Ya está.

-La rueda alemana es el resultado de la combinación

de diferentes ejercicios de fuerza,

flexibilidad y equilibrio.

Todos ellos realizados dentro de una rueda metálica

de unos dos metros de diámetro.

Cuando estoy dentro de la rueda, la principal sensación

que tengo es la de volar.

Pues empecé con la rueda alemana a partir

de un curso, pero luego he sido bastante autodidacta.

He visto videos en Internet y entrenando

ya aumentas a un nivel de dificultad superior.

Ya hay elementos que conllevan mucho peligro.

Entonces, a veces algo de miedo hay.

Y considero que tengo un número elegante

y, a la vez, impactante, que creo

que les va a llegar a los jueces y al público.

Mucha gente me compara con un hámster.

Pero hoy he venido a decirles que no soy un hámster,

soy un artista insuperable.

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Aplausos)

(Música instrumental)

(Aplausos)

(Aplausos)

-¡Bravo! Increíble, eh.

Mi enhorabuena, porque has estado

espectacular. Muchas gracias.

Vamos a ver qué opina nuestro jurado. Santiago.

Carlos, impresionante. ¿Sí?

Digo el Carlos... Ah, vale.

No has inventado la rueda, pero la manejas muy bien.

Desde luego, el número es muy estético.

Tiene una cierta poesía. Y encima, hay posibilidad

de lesión del artista, con lo cual,

a mí me ha parecido muy insuperable.

(Aplausos) Muchas gracias.

Pitingo. Buenas noches, Carlos.

Buenas. Es una pasada lo que haces.

Lo que pasa, que yo lo he pasado un poco mal, ¿no?

Porque va a salir la rueda rodando y verás la que va a formar.

(Risas) Pero...

Mira, yo me rijo por sentimientos.

Y llámame ñoño, porque es ñoño. Una ñoñada.

Pero me tiene que poner las cosas...

los vellos en pié, los pelos de punta.

Me ha parecido espectacular, pero no me ha emocionado.

Sé que eres un fenómeno. (PÚBLICO) ¡Oh!

No te vengas abajo, porque todavía

nos queda una valoración y yo creo

que lo has hecho muy bien. Ana.

Hola, cariño. Claro que lo has hecho muy bien.

Lo has hecho muy bien, porque, además,

hacer esto debe ser complicadísimo. No me quiero ni imaginar.

A mí me pasa una cosa, Carlos.

No sé de qué va.

No hay una historia. Sé que te has metido

dentro de una rueda alemana, que la manejas con cierta soltura.

Hay una cosa que me gusta mucho leyendo tu biografía.

Y es que tu ilusión es presentarte

al Campeonato Mundial de Rueda Alemana.

Y que para ello, te has tomado dos años

de preparación. Eso me parece

de una humildad y una grandeza como artista impresionante.

Pensar que uno no lo sabe hacer todo

y que tiene que mejorar. Eso es lo que me pasa.

Por un lado, me parece que falta perfección.

Y por otro lado, bueno, pues no hay historia para mí.

A ver. Es muy complicado representar una historia

en un tiempo tan corto, en un elemento

tan grande,

porque mover esa rueda requiere

unos ciertos segundos para cada elemento

y cada movimiento te resta tiempo de interpretación.

No te preocupes, porque ahora tenemos a Carlos,

que te va a dar ese subidón de autoestima.

No te preocupes. Os diré varias cosas.

Vosotros no sabéis lo que nos ha costado

robar el columpio del parque.

(Risas) ¿Vale?

(Aplausos) Hemos tenido que ir...

Y, además, tengo que decir más.

Carlos. Si sois tan... Es que sois muy insensibles.

Primero. La elección del tema, que a mí me ha flipado.

Sabíais qué tema era, ¿verdad? (PÚBLICO) ¡Sí!

De nuestra Edurne. (IMITA A EDURNE CANTANDO)

Que es maravilloso. Y segundo, amiguete Santiago.

Pruébalo tú.

Es que esto tiene que ser

(Aplausos) muy difícil.

Es que... Vamos a ver. No...

Pero es que... Carlos, esto está hecho

(Risas) para los hámster, no para ratas.

No creo... No creo que...

Venga, va. Un poquito. Carlos.

Yo me voy a sentar, porque no me voy a quedar

a vuestro lado, eh. No sé qué puede pasar.

Tengo que seguir juzgando concursantes.

No te preocupes. ¿Me puedes hace tú la música?

A mí me encanta Edurne y me encanta su tema,

pero un tema que haya estado

entre los diez primeros, para venir arriba.

(Risas) "Waterloo".

Qué malo eres.

Mira, él que te ayude. Él te ayuda y yo te canto.

Venga. Venga, tú me cantas.

Entonces, me agarro aquí, ¿no? Cuando me digas, eh.

Cuidado, que no tenemos jurado de repuesto.

¿No hay jurado de repuesto? ¿Y dónde me agarro? ¿Aquí?

Mira. "El hombre de Vitruvio", de Da Vinci.

Tenemos muchos programas por delante.

Da Vinci de borrachera. Da Vinci un día

de borrachera, lo que creó.

¿Vale? ¿Ya podemos? Vale.

#Apatrullando la ciudad.#

Ese tema, ese tema. (GRITA) ¡Ah!

(Aplausos)

La verdad, ¿Santiago el futuro de rueda alemana?

Creo que todo es entrenar en esta vida.

(Aplausos)

Y ahora... Así se ganan los votos.

A ver. Ahora... (PÚBLICO) ¡Insuperable!

Ahora tú, Carolina. ¡No! No.

Lo que yo propongo es, vamos a repetir la valoración

después de haber probado la rueda.

Por supuesto. Sí. Pero creo

que deberían ellos subirse también.

Si yo la he valorado más o menos positivamente.

Por lo menos, tenlo en cuenta ahora para la puntuación.

Parece un genio. Carlos, eres un monstruo.

Santiago, después de esto, por favor, tu votación.

Mi votación, Carlos, es un sí rotundo.

(Aplausos) Muchas gracias.

Es que a veces las cosas hay que probarlas.

Ha expresado justo lo que se siente

cuando estás dentro de la rueda.

Desde fuera parece todo muy fácil y muy bonito,

pero desde dentro hay que trabajar

para que desde fuera se pueda percibir esa sensación.

Pitingo. Él ha necesitado dos años.

Yo necesitaría dos siglos para hacer lo que ha hecho él.

Pitingo. Mira, yo no le veo recorrido.

Yo creo que no merece... No le ves recorrido,

porque no han abierto la puerta del plató,

(Risas) si no, va hasta Murcia.

Va hasta Murcia rodando.

(Aplausos)

No creo que tenga que cambiar a nadie de arriba.

Lo siento, pero no. Este es

un momento horrible que esté en mis manos.

También es verdad, Ana, perdóname un segundo,

que te quiero recordar. Dime, cariño.

La Galería de los Insuperables está llena.

De momento, vosotros sois Insuperables.

Pero si hay una actuación mejor,

debería haber, o un cambio, o un duelo.

Podemos quitar a los Bom Bom Chip,

(Risas) por ejemplo. Es broma.

Los Bocabeats son geniales. Vamos a pedir la opinión

a todos los artistas, las actuaciones

que ya ha habido esta noche. Que se mojen.

Yo, mientras no nos echen

(Risas) a nosotros, arriba les veo.

(Aplausos)

-Oye, Carolina, porque meter a los Street Quads

dentro del círculo con él y hacer una movida todos juntos.

Yo creo que nos faltaría

un poco de... (RÍE)

Carolina, ponemos un taburete ahí y ya son cuatro.

Bueno, Ana, en tus manos tienes el peso de decidir qué pasa.

Yo lo tengo bastante claro.

Yo lo que te deseo, de verdad,

es que ganes ese campeonato del mundo,

que trabajes muy duro durante estos dos años.

Pero hoy no va a ser. (PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos) Lo siento.

No me voy contento. Creo que la coreografía

ha sido muy buena. Y seguiré trabajando

y ya habrán más escenarios y más oportunidades.

No siempre puede ser. No siempre.

La siguiente concursante empezó de niña

en el bar de su padre y unos años después,

llenaba estadios con la Pantoja. Esto es así.

(Aplausos) Ella es María Romero.

Pues durante cinco años fui corista de Isabel Pantoja.

Pero yo siempre, evidentemente, soñaba con estar adelante.

Era feliz. Llegaba allí y estaba deseando

que no llegara ella a los ensayos para salir yo

y cantar un tema con la orquesta.

Y a lo mejor estaba en zapatillas y con rulos,

pero era lo más grande del mundo.

Yo venía de un pueblo de pocos habitantes.

Yo soy de La Algaba. Y la verdad es

que la primera vez que llegué a Madrid

y fui a la Gran Vía, llamé a mi madre

y le dije: "No sé si estoy en Madrid o en Hollywood".

Yo veía unos edificios muy grandes y todo muy iluminado.

Yo soy, en este caso, artista, por supuesto.

Es mi primera profesión. Pero también trabajo

en una gran empresa de asistencia jurídica en España.

Estoy encantadísima, porque soy

teleoperadora de día y artista de noche.

(Aplausos)

(TOCA LA GUITARRA)

#A tu vera.#

#A tu vera.#

#Siempre a la verita tuya.#

#Siempre a la verita tuya.#

#Hasta que de amor me muera.#

#Que no mirara tus ojos.#

#Que no llamara a tu puerta.#

#Que no pisases de noche

#las rejas de mi calleja.#

#A tu vera.#

#Siempre a la verita tuya.#

#Siempre a la verita tuya,

#hasta que de amor me muera.#

#Ya pueden clavar puñales.#

#Ya pueden crujir tijeras.#

#Ya pueden cubrir con sal

#los ladrillos de tu puerta.#

#Ayer, hoy, mañana, siempre.#

#Eternamente a tu vera.#

#Eternamente a tu vera.#

#A tu vera.#

#Siempre a la verita tuya.#

#Siempre a la verita tuya.#

#Hasta el día

en que

#me muera.#

(Aplausos y vítores)

Muchas gracias.

Yo soy un poco llorona. La verdad, soy muy sensible.

Pero ha sido alucinante. Alucinante.

Bien, ¿no? Veo que te has emocionado.

¿Sí? Es que ver esto emociona, ¿no?

¿Qué te pasa por ahí dentro?

Muy nerviosa. Muy nerviosa.

Bueno. Es un sueño.

Relájate. Ya lo has hecho. Lo has hecho, además, muy bien.

Ahora vamos a disfrutar. Vamos a ver las valoraciones.

Santiago. Mira, estoy muy contento,

porque ya que no me he emocionado,

porque soy una persona bastante insensible,

se emociona la artista. Así me ahorra un esfuerzo,

(Aplausos) que ya lo tengo ganado eso.

¿Qué artista no se ha puesto a cantar y no ha llorado?

Pues tienes que llorar. En el momento

que quieres llorar, lloras, pues no pasa nada.

Creo que tampoco es nada malo.

Es innegable que tienes un pedazo de voz.

Y luego, se nota que has estado de gira

con la Pantoja y que tienes esa actitud

de las tonadilleras, de las grandes folclóricas:

la Pantoja, la Jurado, Falete.

(Risas) O sea...

No, hombre. Por favor. Está ahí.

(Aplausos) Muchas gracias.

Ana. Hola, María.

Hola.

Desprendes muchísima luz.

Tienes una sonrisa maravillosa.

Me voy a levantar a darte un abrazo, lo primero.

(Aplausos) Porque es que esas lágrimas... Ven.

Gracias. Es que me emociono.

Ya lo sé.

Ya lo sé.

Ya lo sé.

De hecho, a mí hay una cosa que me gustaría saber.

Y es, ¿cuál es tu historia? Porque yo sé que ahí

hay un señor que se llama Demetrio, que es tu padre,

a quien le tienes tú como... ¿Cómo ha sido, María?

Llevo toda mi vida... Que tu padre no te va a escuchar.

Díselo. Demetrio no te va a escuchar.

Todo lo que soy, se lo debo a él.

Todo.

Mi padre para mí es todo.

(Aplausos) (LATRE) ¡Olé! ¡Olé, olé!

-Yo empecé desde pequeña... Sí.

Y teníamos un bar familiar.

Y, bueno, pues yo siempre estaba canturreando por allí.

Mi padre no quería que fuera artista.

Decía: "Es muy difícil. Se sufre".

Como todos los padres. Pero he sido

amante de la música, desde que nací.

Y moriré siendo amante de la música.

(Aplausos) Es lo mejor del mundo.

Yo pienso que mi padre estará orgulloso de mí,

porque he hecho lo mejor que he podido la actuación.

Me he dejado la piel. Estoy supercontenta

con lo que he hecho. Ya me siento ganadora.

Pase o no pase, eso es secundario.

La vivencia es impresionante.

Pitingo. A mí me ha encantado, la verdad.

Me ha parecido maravilloso.

Eres una pedazo de artista en el escenario.

El metal de tu voz es precioso.

Nada más que cómo sales andando,

ya hay que decirte ¡olé!

Si te tengo que poner un pero, y déjame que lo ponga,

que me ha encantado todo, por un pero,

quizás sea que busques tu propia personalidad.

Porque lo tienes todo

para ser una gran artista, que lo eres ya.

(Aplausos) Genial. ¡Olé tú!

He pensado: "No veas tú cuando vea toda la gente

el lote de llorar que me estoy dando".

Pero yo estoy contenta. Yo lo mismo río que lloro.

Carlos, a ver.

María. María, hija.

-No llores más, ¿no? -No llores más.

Tienes que llorar de felicidad, porque lo has hecho muy bien.

Enhorabuena los maestros.

(IMITA A LAUREN POSTIGO) A mí me ha recordado

a aquellos flamencos, aquel arte, aquel duende

de "El corral de la Pacheca" de TVE.

Hemos vuelto a rememorar ese duende, ese saber estar

encima del escenario de grandísimas artistas

como la Coquito de Jerez, o también artistas

(Risas) como la Pelua de Carabanchel.

(Aplausos) Maravillosa.

María.

¿Eres consciente de que puedes quitarle el sitio

a alguno de los artistas

que están en la Galería de los Insuperables?

Hombre, no me gustaría, la verdad.

Entonces, ¿mejor que no voten y nos vamos?

"No me gustaría". ¿Nos vamos? No.

No, hombre. Yo qué sé. No sé.

Ellos lo dirán. Yo no sé.

Bueno, pues ellos lo dirán.

Dicho esto, Santiago.

María lo ha hecho muy bien. Ha derrochado arte.

Ha derrochado duende.

Me temo que no me queda más que decir que sí.

(Aplausos) Pitingo, vamos contigo.

Tu valoración. Lo tengo claro.

Es una artista de los pies a la cabeza

desde que la he visto entrar. Y un sí rotundo.

(Aplausos)

Ana. Bueno, vuelvo a repetir

lo de tu sonrisa. Vuelvo a repetir

que has tenido... A mí me has dado un pellizco.

Y no soy yo muy coplera, pero ante el arte,

uno se tiene que rendir.

Cuál es la historia, que yo sé

que para darte el sí, le tengo que dar a alguien un no.

De momento, tú eres un sí. Pues depende de ti, Ana.

Bueno, tenemos un sí. Tú eres un sí.

(Aplausos) Vale. Tenemos un sí.

Y ahora, Ana, dime.

Vamos paso a paso.

Tenemos un sí. Tenemos un artista

que queremos que acceda a esa galería.

Hay que quitar a alguien porque hay que hacer sitio.

No cabemos. Hay cuatro.

¿Y meter más sofás? No.

Pero, Carolina, las bases son... Podemos quitar uno así,

a dedo, o podemos enfrentarlos para que decida el público.

Podéis hacer uso de los cambios o de los duelos.

Bueno, a mí se me ocurre una cosa.

Hay dos voces aquí que me han emocionado.

Hay dos voces... Pero ellos cantan también, eh.

Rachel, no me salgas contestona.

Perdón. Que te estoy viendo

(Risas) y no me salgas contestona.

Entonces, me gustaría que María y Rachel

se batieran en duelo y que el público decida.

(Aplausos) Entonces, tu decisión

es duelo Rachel-María. ¿No es así? Sí.

Pues, por favor, Rachel,

ven. Baja aquí con nosotros. Abandona, de momento,

(Aplausos) temporalmente. Veremos qué pasa.

Vaya por Dios. Te quiero ver con una sonrisa.

Yo tengo claro que sería yo y ella en el palco

y uno de los otros fuera.

Pero, bueno, esta es... el juego.

No se puede uno relajar, que sirva para los que estáis ahí,

uno no se puede relajar nunca.

La mecánica del Duelo: Tenéis un minuto para convencer,

en este caso, al público,

que es el que va a votar. Tenéis que dar todo

en vuestra actuación.

Vamos a ver. Y que sea lo que tenga que ser.

¿Estás preparada? Sí.

Pues que empiece el duelo.

Fíjate, yo sabía que el duelo iba a ser con ella.

-Realmente, la María me ha emocionado muchísimo.

-Para mí, es

de lo mejorcito que yo he visto hasta ahora.

-Y es una pena...

Hacer esto con... Con "un" gran artista como ella.

-Lo que Dios quiera. Si está para mí, me quedaré;

si está para ella, pues encantada de la vida.

-Vamos a ver, vamos a ver. Es un duelo muy bueno.

(Aplausos)

(Música lírica)

(CANTA "SOMEWHERE" EN INGLÉS)

(Aplausos y ovación)

Uf, el público me ha recibido superbién, todos en pie después

y me he emocionado muchísimo.

(RÍE) Espero que me elijan a mí, obviamente.

(Aplausos y ovación)

-No me preocupa porque son estilos muy diferentes.

Entonces, ella es... Eh...

Buenísima

y, bueno, yo tampoco soy de las más malas.

Entonces, bueno, a ver qué pasa.

(Música de guitarra)

#Como las alas al viento,

#yo le elevo a Dios mi corazón.

#A ese Dios que es mi vida

#y me llena de su amor.

#Ayúdame,

#ayúdame,

#ayúdame, Señor, a caminar.

#Ayúdame,

#ayúdame

#porque creo en ti, Señor.

#Porque pienso que el hombre

#fuera de ti no vive.

#Eh... Ay, no tiene esperanza

#y se encuentra perdido.#

¡Vámonos, arriba!

#Ayúdame,

#Ayúdame,

#Ayúdame,

#Señor, a caminar.

(Aplausos y ovación)

El duelo, en este caso, ha sido algo, pues,

complicado, porque los nervios los tienes a flor de piel,

porque es algo donde te juegas mucho.

Pero yo estoy muy contenta, es que estoy feliz.

(Aplausos y ovación)

Bueno, así la suerte está echada,

el público elegirá su concursante preferido

para seguir en el concurso.

Atención, si quieren que Rachel siga en el concurso

y siga ocupando la Galería de los Insuperables,

pulsad el botón rojo.

Si, por el contrario, es María quien queréis

que permanezca en la Galería de los Insuperables

ocupando ese puesto, el botón azul.

Ahora sí, podéis empezar a votar.

Todo el mundo ha votado ya.

Vamos a ver qué ha decidido el público.

(Aplausos y ovación) Mayoría roja.

(Sintonía) Rachel,

sigues ocupando el puesto.

Después del duelo me sentí muy mal "para" ella,

pero muy bien "para" mí.

(RÍE)

-Lo que me llevo es que me ha ganado,

pero me ha ganado una buena artista.

Porque Rachel es una pedazo de voz

y, para mí, es la voz del programa.

Rachel, disfruta de volver a ocupar

el sitio donde estabas, que te correspondía,

que es en la Galería de los Insuperables.

María Romero es Insuperable.

Yo creo que le ha aportado lágrimas,

que no había aportado nadie lágrimas,

las he aportado yo y ese toque de frescura

que tenemos los del Sur.

(Aplausos) Y, después de este momento

tan emocionante, es el turno de recibir

a una veterana precoz, una artista que ha ganado

todas las competiciones en las que ha participado.

Ella es Martina Miró.

Vengo al programa "Insuperables" porque me gustaría ganar,

también me gusta conocer gente

y quiero que todos vean lo bien que bailo.

Este es Trompi, mi peluche,

y lo quiero mucho porque me lo regaló mi abuela

y me da mucha suerte.

Empecé con cuatro años a bailar,

porque vi a mi padre y a mi hermana, y eso me encantó.

Sé muchos estilos de baile,

pero el que más me gusta es el contemporáneo

porque puedo hacer lo que quiera.

He estado en muchos países,

muchos concursos y la mayoría de ellos he ganado.

Mi sueño es bailar en Nueva York, en el American Ballet,

porque es una de las mejores compañías del mundo.

(Aplausos)

Hola, Martina. Hola.

¿Cómo estás? Bien.

¿Bien, seguro? Sí.

¿Con nervios? No.

Vale. Oye, yo tengo una pregunta,

porque yo sé que tú has dicho que, para ti, bailar

es como fluir.

Sí. Explícame, ¿qué es eso de fluir?

De que sigues los pasos y no te paras así...

Como algo que te lleva sola. Como fluir.

Sí. Sí, señora.

Claro. ¿Y qué vas a bailar hoy?

Que me intriga mucho con ese aspecto tan maravilloso

y tan futurista entre "La naranja mecánica" y...

Sabina.

Y Sabina decía alguien, sí.

Pues una coreografía

de contemporáneo con acrobacias.

-¡Ah! Así, ni más ni menos.

Tienes 10 años. Sí.

Y llevas bailando desde los... Cuatro años.

¡Anda ya! Oye, yo tengo otra cosa,

yo tengo otra cosa.

Tú has ganado todos los concursos

a los que te has presentado. Sí.

Excepto uno. Sí.

¿Sí? ¿Y ese uno cuál fue? Este, ¿no?

Eh... En Nueva York. En Nueva York.

¿A los que no te votaron les guardaste rencor?

No. O sea, que no les tienes manía.

No. O sea, que si, por ejemplo,

no te eligiéramos a ti, no nos tendrías tirria.

No. Vale, vale, por saberlo,

más que nada. Martina, no les hagas caso

a nada de lo que te están diciendo y, como dices tú, fluye,

¡fluye mientras puedas! ¡Ole!

Sí. Claro que sí.

(Aplausos)

(Canción "We will rock you", Queen)

(Canción "We will rock you", Queen)

(Ovación)

(Canción "We will rock you", Queen)

(Solo de guitarra eléctrica)

(Aplausos y ovación)

(PÚBLICO) ¡Insuperable, Insuperable,

Insuperable, Insuperable...!

Con lo pequeña que eres y lo grande que

te has convertido en este escenario.

Qué bien lo has hecho,

yo no sé qué te va a decir el jurado

pero, desde luego, nada feo. A ver, empezamos.

Ana. ¡Ay! Yo que estaba...

Estaba aún en la estación. Mira, Martina,

estoy absolutamente maravillada

porque detrás de todo lo que acabas de hacer

hay tanto trabajo y hay tanto esfuerzo,

tú lo sabrás mejor que nadie,

pero para que se entere todo el mundo,

eh, ¿cuántas horas ensayas al día?

Seis. ¿Seis horas?

Y se nota. Yo te voy a decir algo,

no como crítica, Martina,

o sí como crítica pero constructiva:

Me gustaría

que trabajases también un poquito más

la expresión de tu cara. Sí.

¿sabes lo que te quiero decir? Sí.

El resto, mira, me lo has hecho pasar tan bien,

cariño, que vente a vivir a mi casa conmigo y báilame cada día

un ratito, mi vida. Gracias.

(Aplausos)

Pitingo.

Martina,

¿con seis horas de ensayo

te da tiempo a estudiar?

Sí. Sí, ¿verdad?

Sí. Me han dicho que sacas

las mejores notas de la clase. Sí.

Encima, ¿no? ¿De verdad?

Un aplauso, señores, por favor.

(Aplausos) Soy una niña muy aplicada,

ensayo mucho y estudio mucho.

Tenemos a una verdadera Insuperable, me parece.

Insuperable, pero va a caer ya un poco en la repelencia

si encima saca las mejores notas de la clase.

(Aplausos y risas) ¿Bailas seis horas

y eres de las que mejores notas saca?

Sí. Espero que estés muy orgullosa,

porque yo lo estoy y no te conozco de nada.

(RÍE) Sí. Pero estoy muy orgullosa de ti.

(Aplausos) Gracias.

Y cómo tienen que estar esos papis

de contentos, ¿a que sí? Sí.

Bueno, vamos a ver qué nos dice Carlos.

(IMITA A PEÑAFIEL) Buenas noches, Carolina.

Buenas noches, miembros del jurado.

Buenas noches, señoras y señores.

(Risas) Hemos visto aquí

a Martina. Martina podría ser

una princesa de Asturias.

(Risas) ¿Eh? Porque tiene la edad

para ser princesa,

¡pero ha brillado como una reina!

(Aplausos) ¡Ole, ole!

Gracias. -Y, además,

además,

ha brillado como una reina sin taconazos.

(Risas) ¿Eh? Enhorabuena, Martina,

enhorabuena. -Gracias.

(Aplausos) -Yo creo que está claro, ¿no?

Creo que el jurado tiene un problema muy importante,

porque la Galería de los Insuperables está llena,

pero... Lo que ha hecho Martina

a mí me ha dejado estupefacto.

O sea, de verdad, me quedé con la boca abierta.

Los otros son Insuperables, pero Martina es "abracadante".

No tienes piernas, sino resortes. Y eso que has dicho,

seis horas bailando en vez de ver Clan

o haciendo pulsaras de mierda como otras niñas,

(Risas) estás bailando.

O sea, si se quiere, se puede, te admiro, te respeto

y me ha encantado tu actuación. No tengo ningún problema en...

(Aplausos y ovación) Lo entendemos como un sí, ¿eh?

Es un sí clarísimo. No, no...

Realmente es un no.

¿Es tu valoración o tu votación? No, era mi valoración,

pero va implícita la votación. Imagínate que ahora digo: "No",

sería un poco incoherente.

Piénsatelo. Me lo voy a pensar, Martina.

Ana... Voy. A mí me encanta hablar, ¿ves?

Pero es que no tengo nada más que decir:

Sí, sí, sí, sí, sí. ¡Bueno!

Gracias. ¡Bien!

(Aplausos)

Pitingo.

Estoy alucinado, estoy impactado,

lo acabo de ver, todavía no sé ni...

No tengo... No puedo asimilarlo.

Sin duda, eres una Insuperable.

Sin duda. Gracias.

(Aplausos) ¡Bravo! Pues, entonces,

tenemos dos síes...

Pero, pero...

¿Pero se lo va a pensar? ¿Te lo vas a pensar?

No, estoy pensando a quién echamos.

O sea, estoy pensando... A ver, señores, ¡sí, sí, sí!

Una solución. (TODOS) ¡Sí, sí, sí!

¡Sí, sí, sí!

¡Sí, sí, sí! ¡Claro, hombre!

Carlos... ¡Por favor!

Es un gasto de energía en un país con problemas energéticos.

Déjalo. Yo, realmente, Martina, estás dentro,

a ver a quién echamos. Santiago, perdóname.

Dígame. Vamos a poner al resto

de concursantes en alerta, uno de vosotros

va a tener que abandonar el palco de los Insuperables

para que lo pueda ocupar aquí nuestra peque.

Dime si me planteas un cambio o un duelo.

Yo, para no arriesgarme, si es un duelo decide el público,

y quiero decidir yo, directamente.

Es que soy un líder carismático aunque no os hayáis dado cuenta.

Entonces, quiero que Martina ocupe uno de estos puestos.

Con mis compañeros, si no tienen inconveniente,

lo decidimos en un momento. A Rachel la dejamos de momento.

Creo que después de una actuación y un duelo,

Rachel debería quedarse sentada en ese bonito sofá rojo.

Rachel puede respirar,

(Aplausos) sigues en el palco

de los Insuperables.

Nos quedan dos. Y, luego, luego...

Bocabeats, simpáticos, frescos,

eh...

Llenos de energía, vitales,

muy majos. Los otros, lo mismo,

lo que pasa, claro, los otros son más

y van a sufrir más si los echamos.

(Risas) ¡Ah...!

O sea, solo por la cosa numérica yo postularía a los Bocabeats

para irse a sus casas a seguir practicando.

(TODOS) ¡Oh...!

(Aplausos) Oh...

Creo que la decisión está tomada.

Por favor, chivos, bajad.

Lo siento, tenéis que abandonar

el palco.

(Aplausos y ovación)

Estaba mal por los Bocabeats,

pero me siento contenta por mí.

Habéis tenido la experiencia también de poder disfrutar

de ese palco y haber estado un buen rato como Insuperables

y defendiendo el puesto de Insuperable.

Sí, y ahora estar por la calle: "Mira, los de la tele",

claro, pues eso ya es una cosa... (RÍE)

Nos habéis hecho pasar un momento genial, muchas gracias.

Os deseamos toda la suerte del mundo.

(CANTAN "DON'T WORRY, BE HAPPY")

Mi vida, creo que tienes que salir corriendo al palco

para que no te lo quite nadie. ¡Corre!

(Aplausos y ovación)

(TODOS) ¡Insuperable, Insuperable!

-Las maneras de reaccionar el público cuando me ve,

son diversas. Normalmente, empiezan

por un punto de sorpresa y, luego, van entrando

y, realmente, lo que llegas es a su sentimiento.

Es bonito, aunque suene mal, cuando ha ocurrido alguna vez,

es ver llorar a personas cuando me ven actuar.

Cosas que no debo hacer,

sobre todo, un día como hoy donde tengo que pasar

por el escenario, no puedo comer

una bolsa de pipas o, vamos, comer unas cuantas nueces.

Lo que sí necesito es, constantemente,

bebida muy fría con hielo. Cuando me duele la garganta,

directamente, como cubitos de hielo, como helados e,

incluso, llego a simultanear un tazón de sopa

con un bol lleno de agua con hielo.

Espero que esta noche el público estéis atentos.

Espero que veáis, escuchéis y disfrutéis

algo que os parecerá un poco diferente.

(Aplausos)

("Billie Jean" instrumental)

(SILBA AL RITMO DE LA MELODÍA)

(SILBA MUY AGUDO AL RITMO DE LA MELODÍA)

-Lo bien que lo hace. (MURMURA)

(Risas) ¡Au!

Ah, ¿pero que sigue?

(SILBA SUAVE AL RITMO DE LA MELODÍA)

(Risas) (MURMURA)

(Risas) Anda, vete por ahí.

¡Por Dios!

Dale a la palanca.

(Murmullo)

Anda.

(CONTINÚA SILBANDO)

(Risas y aplausos)

Páralo, hombre.

(SILBA AL RITMO DE LA MELODÍA)

Ay...

(Murmullo)

(SILBA AL RITMO DE LA MELODÍA)

(Aplausos y ovación)

-Gracias, Carlos. -Estaba ahí a punto de caramelo.

Bueno... Julio, muy bien.

Felicidades, felicidades,

porque cómo... Perdóname, me voy a este lado.

Te veo mejor. Felicidades, porque cómo

has aguantado el tipo a pesar del amago de Pitingo

de accionar el interruptor. Menos mal, menos mal.

Carlos, qué bien has hecho tu trabajo.

Estaba al quite, pero maravilloso.

(Aplausos) Qué bien has hecho tu trabajo.

Creí simplemente que iban bailando, fíjate.

Pues, mira, te ha ayudado. No te voy a quitar mérito,

te ha ayudado, porque estaban ahí con una lucha.

Pitingo, cuéntanos, ¿qué ha pasado?

Bueno, José Julio...

(Risas) Ahora, venga, explica, explica...

Venga, vamos, vamos, vamos.

(RÍE) -Ahora cuenta, ahora cuenta.

-Que si no es por mí... Oye, mira, Pitingo,

te voy a decir una cosa, no te creas que es fácil.

Por ejemplo, yo, como "Preshidente" del Gobierno,

no puedo hacerlo, "puesh"...

(Risas) Perdóname.

No me "shale" "shilbar" "ashí".

(Aplausos) Mira...

A ver, inténtalo,

inténtalo, Pitingo.

Perdóname, mirad,

sinceramente,

yo no he entendido la actuación.

Serás un fenómeno silbando, pero mi oído me dice

que estabas bastante desafinado incluso con el silbido.

Y yo es que no...

No lo sé, no...

(Risas) O sea, me ha aburrido un poco.

Sinceramente, antes de llegar, yo pensé que podría ser

más un aliado que, vamos a llamarlo...

No quisiera llamarlo enemigo, no es el caso,

por el tema de ser músico. Cuando he visto lo que era,

eh, me ha sorprendido, en principio no lo esperé de él.

Te quieres dedicar a silbar, o sea, al silbido.

Sí, sí, sí. ¿Y tú compites con el silbido?

Ajá. Soy doble finalista en campeonato del mundo.

Ah, ¿que hay más? Más gente.

(Aplausos)

¿Cuántos sois?

Bueno... ¿Cuántos sois?

El número de silbadores a nivel mundial, desde luego,

no lo puedo conocer. En competición,

cuando estuve, estábamos 41.

El año anterior, que no pude personarme en Japón,

estábamos 14. Yo creo que Pitingo

se está "despitingando" porque...

(Risas) Por una razón muy concreta,

o sea... No, no, no, no.

Pitingo silba muy bien.

(Aplausos) O sea, yo, Pitingo silba

a un gran nivel. Tú podrías estar en Japón

compitiendo y ser triple finalista

si te lo propusieras, por eso has despreciado a Julio,

que creo que tiene su mérito. No he despreciado.

No despreciar de que sea un ser despreciable,

sino como que te has reído, has intentado pararlo...

Pero porque silbas muy bien.

Yo, que me apellido Silva, Santiago Segura Silva,

no sé silbar. Entonces, he valorado...

Tienes un buen maestro. He valorado mucho

lo que ha hecho Julio. Pero con acompañamiento

se pierde un poco, si pudieras hacer una melodía

reconocible, o sea, el gran Kurt Savoy,

por ejemplo, se ganó la vida silbando.

Sí. "El bueno, el feo y el malo",

que es la... (TARAREA LA MELODÍA)

Yo te la hago así porque no sé silbar.

(SILBA LA MELODÍA DE "EL BUENO, EL FEO Y EL MALO")

Claro, lo ha mezclado con un tema de Celine Dion.

(Aplausos) Bueno...

De Celine Dion.

Mira, el indio y el vaquero.

(RÍE)

¡Solo puede quedar uno! (RÍE)

Antes de que se disparen, yo creo que hay valorar esto, Ana.

Para tu valoración. Este hombre ha venido

armado solo de sus silbidos y ha intentado conquistarnos.

A mí me pareces un valiente porque puede

que haya una parte de desconocimiento nuestra.

Sí. Sin lugar a dudas,

con lo cual yo no voy a criticar tu arte

porque jamás criticaría algo que no sé hacer.

Pero sí te voy a criticar la actitud.

José, por Dios, a un escenario

se sale como si no hubiera nadie más importante en el mundo.

O sea, hay una cosa de artista,

de pisar un escenario y tener que llenarlo,

porque el público que ha pagado una entrada para verte

tiene que sentir. Entonces, me parece que hay

un poco de actitud de pedir permiso.

Yo no siento que esté pidiendo perdón en el escenario para nada,

todo lo contrario. En absoluto, no me siento, vamos,

minimizado en ningún momento.

Bueno, tú opinas que no, pero yo opino que sí, claro.

Quiero decir, si estás aquí estoy convencida

de que piensas que lo estás haciendo estupendamente bien.

Yo, como jurado, te digo que a mí no me lo parece.

Y que tu actitud, además,

me parece que te resta muchos puntos

Puedes discutírmelo, no hay problema,

no tengo ningún problema. Cuando terminemos,

yo me marcho a mi casa, tú a la tuya y chimpún.

Yo creo que entendió mal mi actitud,

probablemente en la salida. No sé, lo hablaré con ella.

No sé si Carlos quiere aportar algo nuevo

o pasamos directamente... Yo, ¿sabes lo que voy a hacerles?

(SILBA FUERTE)

Silbarles, porque lo ha hecho muy bien.

(Aplausos) Bueno, pues ahora ya sí,

vamos a ir a las votaciones.

Tenéis que votar, Pitingo.

Pues iba a darle al botón, pues no, lógicamente.

Bueno. No.

Ana. Ha sido un no rotundo.

Ay... Santiago. Yo te daría un sí.

Total, ya te vas a ir a tu casa, porque te vayas con un sí.

Un sí para Julio y un aplauso, ¿no?

(Aplausos) Muchísimas gracias por venir,

por hacernos disfrutar esta rato, enhorabuena.

Gracias, lo siento.

Creo que sí se puede decir que les ha faltado entender

mi propuesta artística, de hecho, precisamente,

Ana lo ha mencionado. En el escenario yo estoy feliz,

no tengo ningún problema, hubiese estado ahí

con un concierto de una hora tranquilamente.

Seguramente, al rato hubiesen cambiado de opinión.

Sigamos con el programa,

nos quedan muchas más cosas que vivir.

Los siguientes artistas forman un cóctel explosivo

en el escenario, su número mezcla música gospel,

teatro, armonía y un desparpajo desbordante.

Ellos son Amarcord.

(Aplausos)

Somos un grupo vocal de 14 cantantes

y un director. Director que les mete caña,

pero creo que se lo merecen y luego ven resultados.

(RÍEN)

Siempre les digo que somos los BackStreet Boys

en formación coro porque no solo cantamos,

sino que también bailamos y yo creo que está al mismo nivel.

Pasamos por un concurso y nos dimos cuenta

que podíamos hacer las dos cosas

y creo que podíamos hacerlas bien.

Nos va mucho el pop, pero tampoco renunciamos

a coger temas de otras épocas.

-Bueno, empecé siendo la coreógrafa del grupo

porque soy la que más tiempo lleva bailando.

Lo hacen bastante bien.

-Somos una familia pero, para mí, la clave es

conocerse y entender que cada uno es distinto.

(Aplausos) (ARMONIZAN SUS VOCES)

#Tum, tum, tum, tum, tum, tum, tum, tum, tum.

(ARMONIZAN SUS VOCES)

#Tengo miedo al avión,

#también tengo miedo al barco,

#por eso quiero saber lo que debo hacer

#para cruzar el charco.

#Por eso quiere saber qué debe hacer para cruzar el charco.

#No sabría esperar. ¡Sí, sí!

#Porque el tiempo no me importa,

#si construyeran un puente desde Valencia hasta Mallorca.

#Si construyeran un puente desde Valencia hasta Mallorca.

#Será maravilloso

#viajar hasta Mallorca

#sin necesidad de tomar el barco o el avión,

#solo caminando, en bicicleta o autoestop.

(ARMONIZAN SUS VOCES)

#Tengo miedo al avión,

#también tengo miedo al barco,

#Qué debo hacer para cruzar el chaco.

#Por eso quiere saber lo que debe hacer

#para cruzar el charco.

#Será maravilloso

(Suenan palmas) #viajar hasta Mallorca

#sin necesidad de tomar el barco o el avión,

#solo caminando, en bicicleta o autoestop.

#Será maravilloso

#viajar hasta Mallorca

#sin necesidad de tomar el barco o el avión,

#solo caminando, en bicicleta o autoestop.

#¡Oh! Sin necesidad de tomar el barco o el avión,

#solo caminando, en bicicleta

#o autoestop. ¡Stop!#

(Aplausos y ovación)

-¡Bravo! -Estábamos como encerrados

en el número y ya viviéndolo desde dentro,

desde las entrañas. -He sentido una energía

y, aparte, como también acompañaba el público

y el jurado sonreía, era como: "¡Ah, ah!".

A ver, valoraciones.

Bueno, sois maravillosos,

pero maravillosos. Gracias.

(Aplausos y ovación)

Me parece que estáis llenos de alegría,

me encanta vuestro look, me encanta...

Ojalá algún día os vea a todos juntos en un musical

porque tenéis... ¡Por Dios, señores productores

de musicales del mundo, contrátenlos a todos!

Es que, de verdad, o sea, dais un buen rollo...

Ha sido como: "Gracias", no sé.

A mí eso me ha dado como tranquilidad de...

Vale, hay alguien que está confiando en nosotros,

que es guay. ¡Seguimos, Santiago, a ver!

Huy, qué serio, ¿qué ha pasado? No, no...

Estoy emocionado, pero ha dicho justo

lo que iba a decir, pensaba que...

No, me ha gustado mucho, además,

es como... Les mirabas y estaban como felices.

Oye, Santiago, a ver, déjame un segundo.

¿Puedes venir aquí un segundo? ¿Qué pasa?

¡Mira! Estáis iguales.

Estamos iguales. ¡Mira!

Mira qué foto. #Será maravilloso

#volar hasta Mallorca,

#sin necesidad de tomar el barco o el avión,

#solo caminando, en bicicleta o autoestop.#

¡Muy bien! ¡Bueno!

Ya sabes lo que puedes hacer luego.

Yo les he dicho, como hemos podido un momentito,

digo: "Este momento lo vamos a recordar toda la vida".

-¡Hombre! -Ha sido divertidísimo.

No solo os valoro bien, sino que os voy a pedir trabajo.

Quiero salir en Amarcord, además, he visto que tienen

un señor mayor, o sea, que tengan dos no pasa nada.

Esto ya... Se esconde, se esconde,

pero es el mayor, oye.

No pasa nada, a mí me pasa igual. Ahí estás.

Pitingo. Geniales

cómo empastan las voces,

cómo armonizan

y, luego... Incluso conmigo.

Sí, han armonizado contigo.

Y la alegría que transmitís a todo el mundo.

Me habéis alegrado, desde luego.

Después de lo del silbido estaba traspuesto.

(Risas) Bueno, vamos bien, vamos bien.

(Aplausos) Nos queda escuchar a Carlos.

(IMITA A JUAN CARLOS II) Imaginaos si lo habéis hecho bien,

que me habéis hecho mover la cadera.

(Risas y aplausos)

Bueno, las valoraciones son buenas,

vamos a ver si las votaciones también son igual de buenas.

Ana. ¿Os lo tengo que contar?

No, ¿no? Pues un sí como una casa.

(Aplausos) ¡Un sí!

Santiago. Yo...

Yo, por supuesto, eh,

es positivo pero, claro, lo del silbido...

No quiero echar tierra sobre el asunto,

ese pobre hombre ha venido solo silbando, claro,

comparado con esto es que queda...

La cosa numérica, gente feliz, chicas guapas, muchachos alegres

pero, en todo caso, un sí como una casa como le di a él.

(Aplausos) Dos. Vamos a ver

si tenemos un tercero.

También te recuerdo, volvemos a tener

el mismo problema de antes porque la Galería está llena,

habría que plantear una solución,

habría que hacer sitio,

depende de tu decisión,

tu votación y, después, tienes que decirme qué hacemos.

Hay que hacer sitio, mira los chicos de la Galería

cómo se han quedado, mira qué caras,

saben que se avecina un poco de tormenta,

que cualquiera de ellos puede bajar

y dejar de ocupar ese puesto en la Galería de los Insuperables.

Dame tu voto y, luego, vemos qué hacemos.

Mi voto es sí, hombre, por supuesto,

son geniales.

(Aplausos) Bien.

Tenemos los tres síes y, ahora,

¿qué hacemos? Hay que hacer sitio.

Tienen que subir, tienen que poder subir a la Galería,

¿hacemos un duelo? ¿Quieres un cambio?

¿Lo tienes claro? A mí el cuerpo me pide un duelo.

Vale, te pide un duelo.

Estupendo, ya tenemos más avanzado. Contra quién.

¿Contra quién? Contra...

Han puesto cara de susto, de pronto, todos.

Contra Rachel, que no, hombre, es broma.

(Risas) Es broma, es broma.

Street Squad, o sea, sin duda. Lo tienes claro.

Sin duda. Sí.

¿Sí? Sí, porque son muchos,

aunque estos seguramente repartan más,

(Risas) pero, bueno,

ellos son muchos y no me importa,

tengo muchos primos. (RÍEN)

Entonces... Entonces, si es tu decisión,

si está decidido, por favor, chicos, bajad.

(Aplausos) Acompañadnos.

(Música de tensión) Os pasan por aquí.

Yo me vengo aquí, al centro

de los dos grupos.

Te ha tocado a ti. Eres más alta que nosotros.

Sabéis cómo es la dinámica del duelo, tenéis un minuto

para dar vuestra mejor versión

de vuestra mejor actuación.

Un minuto, tenéis que conquistar al público que, en este caso,

es quien va a votar.

¿De acuerdo? ¿Sí?

Arranca el segundo duelo de la noche.

Enfrentarnos con Street Squad,

bueno, es un reto, a ver cómo va.

-Es complicado, son disciplinas diferentes,

ellos cantan, nosotros bailamos. -Nosotros encantados

porque hemos estado preparando mucho el duelo

y así os lo enseñamos. -No estamos nerviosos, ¿verdad?

-Verdad. Estamos emocionados por batallar.

-Vamos a ganarlo, ahora, decidirá el público,

pero el foco está en ganar. (RÍE)

(Aplausos)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

(Aplausos y ovación)

-Lo hemos hecho lo mejor que pudimos,

estamos contentos, salió bien. Una energía grupal increíble,

el público caliente, con ganas de animarnos. Contentos.

(Aplausos)

(CANTAN EN INGLÉS)

(ARMONIZAN SUS VOCES)

(CANTAN "AIN'T NO SUNSHINE" EN INGLÉS)

(Aplausos)

-Todos tenemos en común que dedicamos muchas horas a eso

y, solo por eso, cualquiera que se quede aquí,

eh, merece la pena que esté aquí.

Qué bien escoltada vengo, ¿eh? Con tanto chico.

Bueno, la suerte está echada,

ya hemos hecho el duelo, habéis actuado los dos grupos.

Ahora es el turno del público, el que tiene que decidir

quién se queda.

Amarcord es el color azul.

Street Squad es el color rojo.

Ahora sí, podéis empezar a votar.

Atención, porque parece que el público ya ha votado.

Momento de tensión.

Y el veredicto

del público,

el que quiere que se quede,

que ocupe de nuevo o que vuelva a ocupar

el puesto de los Insuperables,

es...

(Aplausos) Oh... ¡Street Squad,

os quedáis!

Muchísimas gracias,

nos habéis hecho disfrutar,

espero que hayáis disfrutado también.

Mucho. Muchísimas gracias.

Superbién, de verdad. Chicos, antes de que se lo piensen,

corred otra vez. (RÍE)

(Aplausos y sintonía)

Bueno, pues esperamos seguir ahí sentados,

seguir en el palco hasta que acabe el programa,

que no nos saquen, y con ganas de preparar

el próximo. Si pasamos a semifinales

pensamos tener un show muy potente.

-Nosotros hacemos una nueva disciplina,

es un deporte de salto. Bueno, hemos querido ir

un poco más allá e introducir

un poco la coreografía.

-Descubrimos este deporte de salto el año pasado

y vimos que nos iba muy bien como complemento para el baile.

-La mayoría, desde pequeños, que practicamos

el deporte deportivo, tenemos varios campeones de España.

Y nos preguntamos por qué no unir a una actividad física

como es el jumping con una coreografía

para ver qué sucedía.

-Es la primera vez que hacemos el show en plató,

creo que daremos un salto en pantalla.

(Aplausos)

(Música techno)

(Suenan palmas)

(Música techno)

(Música techno)

(Música techno)

(Ovación y palmas)

(Música techno)

(Aplausos y ovación)

-La verdad es que el público muy bien, la verdad

es que ha reaccionado, nos ha dado un apoyo importante

para poder aguantar con fuerza todo el espectáculo y...

Y muy agradecido, un gran público.

Qué energía, habéis convertido el plató en una discoteca,

teníais a todo el mundo bailando, saltando... Increíble, ¿no?

Yo solo viendo esta actuación he perdido 200 gramos.

(Risas) Es que es muy energético esto.

(Aplausos) Es aerobic.

Ha sido un momento de subidón buenísimo.

Ana, ¿qué opinas?

No lo sé.

(Risas)

Está confusa. Yo lo único que sé

es que quiero probar la colchoneta.

(Risas) Pues venga, venga.

Vamos, es el momento. ¡Santiago!

¿Vamos, Santiago? ¿No te animas?

Pitingo, que luego vas a tener que valorar.

¿A que esto provoca lesiones?

Vamos a bailar en la colchoneta. ¡Es maravilloso!

A ver, ¿nos ponen un poco de música?

¡Música!

("Gangnam Style" de Psy) ¡Ahí está!

(Aplausos)

Santiago Segura, he flipado cuando ha subido

a la cama elástica. Yo lo hice peor el primer día.

Pasado este momento, ya habéis experimentado

lo que es saltar con estos ritmos?

Ya podéis opinar.

Bueno... Pitingo.

(Risas) Yo opino...

Coge aire. (SIN ALIENTO) Opino...

(Risas)

La verdad es que lo hemos pasado muy bien,

a mí me ha parecido que tenéis un fondo físico increíble

pero, claro, yo más que artístico,

lo he visto como una clase de aerobic.

Yo no me metería, duraría un minuto.

Bueno, bueno, yo te he visto ahí dándolo todo bien.

Un ratito y casi me mato en esto.

Casi me mato. Santiago.

Yo, no sé, desde luego van a subir las ventas

de las camas elásticas.

(Risas) La gente quiere botar.

No, yo... A mí me ha... Me ha parecido original,

no lo había visto nunca. la primera vez que lo veo,

me ha sorprendido gratamente y positivamente.

Además, no me he matado, lo cual es de agradecer.

Ana. Bueno, a mí me parece

que tenéis una base maravillosa para crear algo espectacular

y yo, si me aceptáis un consejo,

le quitaría todo lo que lo identifica con deporte

y lo pasaría a otro tipo de estética.

Porque, claro, estáis forzando mucho más esta cosa de gym

en algo que puede estar encima de un escenario

muy bien hecho. Dadle una vueltecita,

creo que puede funcionar.

(Aplausos) Ahí tenéis unos consejos.

Vamos a las votaciones. Pitingo, empezamos contigo.

Me ha parecido maravilloso lo que han hecho,

pero no me he emocionado artísticamente, es decir,

no me he puesto como con otros números de los compañeros.

¿Esto es un no? Es un no.

Sí, es un no. Bueno.

Un no. No pasa nada.

Santiago.

Pues a mí es que... Es que son muy majos

y saltaban para arriba y para abajo,

para arriba, para abajo... Se han cambiado de vestuario,

hay que valorarlo. Se suele saltar

para arriba y para abajo. Hay gente que se queda, Carlos.

Hay gente que una vez que caen...

(Aplausos) ¿Entonces qué hacemos?

Yo les doy un sí. ¿Un sí? Bueno...

(Aplausos) Tenemos un sí,

tenemos un no.

Ana, no hace falta que te diga ya...

Mira, mi vida, es que eres tan bonita

y te tengo tanto cariño desde hace tanto tiempo

que te pongo un café y ya decides tú y ya...

¡Ah, no! Que sí, mi vida,

que estás aquí con ganas de participar.

Yo, mira, el café te lo admito, muchas gracias por el piropo,

pero, Ana, te toca decidir.

Chicos,

dadle una vuelta,

currad sobre ello, tenéis algo que puede,

de verdad, ser muy potente,

pero yo ante la voz de Rachel, ante las horas

y horas y horas de esfuerzo de Martina,

por ahora, es no, por ahora. Dadle una vueltecita

porque estáis... (PÚBLICO) Oh...

¡Que no me hagáis eso!

Cuando me hacen eso, me pongo mala.

Pues, chicos, de verdad...

Ah, y que tenéis todos unos tipazos...

Pero tenemos...

(IMITA A BORIS IZAGUIRRE) ¿Pero no valoras el pintalabios?

¡Ese pintalabios se merece un sí!

¡Ese pintalabios se merece un sí!

(Aplausos)

Muchísimas gracias.

No hemos pasado a la siguiente fase,

pero lo entendemos. Los que están en el palco

son personas y números que valen mucho.

Entonces, bueno, celebrarlo no,

pero nos llevamos unos buenos recuerdos.

(Aplausos)

Bueno,

pues hemos llegado a la última actuación de la noche.

Muchos les animaron a presentarse al casting

y lo tomaron como una señal. Ángela y Fran desafían

la ley de la gravedad con sus acrobacias

y, cuando vuelan, se convierten en los Airshow.

(Aplausos)

Vais a ver un número de riesgo, de altura

y que creo que va a ser insuperable.

Nosotros comenzamos, realmente,

por una coincidencia, nos encontramos

en el mismo espacio de entrenamiento por casualidad.

Y me llamó mucho la atención porque hay muy pocos chicos

que se dediquen a esto, que tengan las condiciones

que Fran tiene y, desde entonces, conectamos bastante bien

a nivel laboral y no hemos parado de trabajar.

-Y que dure.

-La respuesta del público no me llena mucho,

es como una droga. Llega un momento,

una vez que lo pruebas, como que lo necesitas.

-De "Insuperables" pues espero...

Espero una experiencia única, una experiencia nueva,

una experiencia diferente.

-Y, bueno, si ganamos el premio, genial,

eso ya sería, vamos, estupendo.

(Aplausos)

(Canción "Chandelier" de Sia)

(Aplausos)

(Canción "Chandelier" de Sia)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Canción "Chandelier" de Sia)

(Aplausos)

(Canción "Chandelier" de Sia)

(Aplausos)

(Canción "Chandelier" de Sia)

(Aplausos y ovación)

¡Bravo!

Bueno, bueno, bueno, bueno, bueno, bueno, bueno...

Enhorabuena, ¿eh? Nos habéis hecho volar

también un poquito, y soñar un poquito más.

Enhorabuena. No sé qué dirá

luego el jurado,

pero a mí me ha emocionado. Santiago.

¿Sabes lo que pasa? Cuando hay una actuación

que combina estética, arte,

pericia, habilidad y, encima,

el riesgo de la vida. Los seres humanos somos así,

un poco... Nos impacta mucho.

A mí, por lo menos... O sea, que se puedan caer

y romperse el cuello me tenía todo el rato el vilo.

Le da un plus a la actuación que,

por otro lado, me agobia bastante.

Ana... Os felicito.

(Aplausos) Bueno...

Sois estupendos

y se nota que hay mucho trabajo detrás.

A mí siempre me emociona mucho cuando hay tanto trabajo detrás.

Fran, tienes una cara tan agradable,

estás en una cosa absolutamente tensa

y, a la vez, estás en una expresión...

Como si estuvieras paseando por la playa, me maravilla.

Y, Ángela, qué decirte, a ti se te nota la técnica,

se te nota el poderío

y, realmente, sois estupendos.

(Aplausos)

Todo muy bien de momento, ¿eh?

Pitingo.

Increíble.

Me he quedado fascinado.

La puesta en escena, los movimientos,

que parecía que lo hacíais sin esfuerzo.

Hay que tener una fuerza increíble.

A mí me ha emocionado, me ha emocionado,

la verdad, muchísimo. Enhorabuena.

(Aplausos)

Carlos Latre, tu última defensa de la noche.

Yo creo que no... Por suerte,

no necesito decir demasiadas cosas

para defender este espectáculo.

(IMITA A BORIS IZAGUIRRE) Yo recurro a uno de

mis personajes favoritos para decir que no veía nada tan impresionante

desde que vi a Conchita Wurst en un baño.

(Risas) Maravilloso.

(Aplausos)

Bueno, vamos a ir ahora

a por las valoraciones, atención,

también ahí arriba porque es la última votación de la noche,

os puede cambiar las posiciones, o no.

Vamos a ver qué pasa.

Santiago.

Es que, claro, ¿sabes? Eh...

La profesionalidad, la perfección,

la ejecución. Juzgamos lo que viene aquí,

o sea, lo que viene, o sea que...

Es absurdo medir con el mismo rasero

al señor del silbido que a estas personas,

pero para mí es un sí descomunal.

(Aplausos) Un sí, bien.

Hemos empezado bien.

Ana. Bueno, yo más que daros un sí,

os voy a dar un cómo no.

Bueno... Muchas gracias.

(Aplausos) Bueno, por lo tanto...

Por lo tanto,

tenemos dos síes, atención,

estamos en la última actuación de la noche pero,

como decíamos, hasta el final no hay nada claro,

no hay nada decidido.

Ahí arriba nos volvemos a poner un poquito tensos otra vez,

las cosas van a cambiar. Vamos a ver la votación

de Pitingo y, después, vamos a ver qué hacemos. Pitingo.

Sí, sí, sí, sí. Sí, sí, sí, sí.

(Aplausos) Vale, pues, entonces,

a ver, Santiago, ¿cómo resolvemos esto?

Vamos a ver, yo... ¿Qué hacemos?

Mira, realmente, lo que os pediría,

compañeros, a Martina dejádmela a la pobrecilla

porque le vamos a romper la ilusión infantil que tiene...

Si fuera hace dos actuaciones, pero es la última actuación,

¿cómo te vamos a quitar? Entonces, Rachel o Street Squad,

ahí os dejo un poco que decidáis vosotros. Decidid vosotros.

Ah, bueno, gracias, cariño, gracias.

A ver, no sé, aquí hay que ponerse serios

porque sois realmente impresionantes, no, no...

Es que me parece horrible este momento.

Yo me quedo con Rachel.

Ay... Pitingo, está en tu mano.

Qué desagradable este momento. Sí.

Rachel la pobre tiene una cara que no aguanta más.

(RÍE) Rachel, perdóname, corazón,

Dios mío de mi corazón, pero creo... creo...

Para mí, ¿eh?

Y perdonadme,

perdóname, por favor, Rachel...

¿Quién debe quedarse? Street Squad, para mí, ¿eh?

Para mí.

(Aplausos) Santiago...

Pero, vamos a ver...

Santiago... Sí, sí, sí.

Está en tu mano, porque habéis elegido.

Yo, sinceramente, yo... Rachel me parece genial,

tiene una voz prodigiosa.

Mi única cosa es que, claro, son 12 madres

que están viendo la tele ahora y que van a sufrir, o sea,

por la cosa numérica. A menos que Street Squad

renuncie a estar aquí para que siga Rachel,

salvaría a Street Squad.

(Aplausos y sintonía)

Yo siento... No me mires así,

tienes que bajar... (TODOS) ¡Oh...!

Lo siento. Del palco de los Insuperables.

Bueno, estoy un poco triste

porque estaba así... (RÍE)

Gracias, Carolina. Que vaya bien.

Gracias. Y, por aquí, chicos,

corriendo, mi más sincera enhorabuena.

En el último momento accedéis

al palco de los Insuperables.

Me vuelvo satisfecha, un poco, bueno,

como he dicho, un poco triste

porque yo... Yo quería superarme,

como siempre.

Pero sí, me voy bastante satisfecha.

(Aplausos)

Ahora sí,

tenemos a los tres Insuperables

de la noche.

Ahora sí os pido que, por favor, me acompañéis,

(Aplausos) porque Carlos os hace entrega...

Con mucho gusto.

(Aplausos)

Aquí tenemos a los primeros Insuperables del programa.

(Aplausos y ovación) Los primeros Insuperables.

Y les hacemos, Martina...

Martina, la benjamina, enhorabuena por esto,

yo creo que primeros... Primeros mil euros.

Enhorabuena. Street Squad,

también vuestros mil euros.

¡Mil euros, enhorabuena! Disfrutadlos.

(Aplausos)

¿Cómo no...? Y Airshow.

¡Airshow! ¡Enhorabuena!

Enhorabuena.

Enhorabuena.

(Aplausos y ovación)

Muchísimas gracias

al jurado.

Muchísimas gracias a Carlos por acompañarnos

esta noche. Muchísimas gracias también

al público por disfrutar con nosotros.

Y, a los demás, nos vemos la próxima semana

con 10 nuevos aspirantes a convertirse

en los próximos Insuperables del país.

Aquí, en TVE.

¡Muchas gracias y besos! ¡Gracias!

(Aplausos y ovación)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Insuperables - 06/07/15

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Insuperables - 06/07/15

06 jul 2015

Programa de búsqueda de talentos presentado por Carolina Cerezuela. Jurado formado por Pitingo, Ana Millán y Santiago Segura. El nuevo talent show de TVE busca artistas de diferentes disciplinas que demuestren su extraordinario talento. Un personaje famoso ejercerá de ‘defensor del concursante’. En el primer programa, el humorista Carlos Latre. El programa constará de 7 galas clasificatorias y los finalistas de cada una lucharán por llegar a la final y conseguir el gran premio de 30.000 euros

 

ver más sobre "Insuperables - 06/07/15" ver menos sobre "Insuperables - 06/07/15"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 152 programas de Insuperables

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Fran

    Hola Muy buenas gobezu, utilizamos la canción de (Wrecking Ball) Un saludo, Airshow.

    27 oct 2015
  2. gobezu

    hola buenos dias me gustaria saber el titulo de la cancion que el duo airshow utilizo en la final .estuvieron genial .lo agrdeceria ,

    02 sep 2015