www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3651993
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 02/07/16 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, saludos a todos.

Y gracias por acompañarnos en Informe Semanal.

La victoria de Rajoy sobre sus rivales

y las encuestas debe transformarse ahora en Gobierno.

Nadie quiere oír hablar de terceras elecciones, de vetos ni de bloqueos,

pero lo cierto es que los perdedores no se lo están poniendo fácil

al ganador, pese a que Rajoy ha incrementado su ventaja.

Analizamos los resultados del 26-J, en presente y en futuro.

España: el Estado más antiguo de Europa

y uno de los más modernos del mundo.

Con defectos y problemas, unos más viejos, otros más actuales.

Así somos y aquí estamos.

No nos habíamos visto en otra.

Pero si el voto es la esencia de la organización democrática,

mejor dos veces que ninguna.

Posiblemente no estemos para bodas.

Tampoco para entierros.

Habrá que vestir despacio a un país que tiene prisa.

Esta es una sociedad que está viviendo como país

la mejor época de su historia, la mejor.

El mejor mensaje que he escuchado en toda la campaña

ha sido el de los cuatro líderes, diciendo que no iba a haber

unas terceras elecciones.

Yo creo que se ha aprendido.

Y yo creo que esta va a ser la legislatura

de los grandes asuntos.

Yo es una etapa que para mí es buena y esperanzadora

que se abre en España.

Lo urgente para España coincide en este momento con lo importante.

Cuentas claras para evitar sustos.

Antes de que acabe el verano, los Presupuestos Generales

del Estado para 2017 deberían estar prácticamente elaborados.

La financiación autonómica requiere una delicada reforma,

pero sobre todo fondos.

Y las pensiones, más todavía.

Piense usted que la partida más importante del presupuesto

del Estado español es el pago de pensiones.

Estamos hablando de 131.000 millones de euros para pagar las pensiones

de casi nueve millones de personas.

Las pensiones, que es un problema enorme, yo siempre he dicho:

hay que financiarlas con impuestos.

Y hay que dejarse ya de los planteamientos absurdos, ¿no?

En la España política anterior a las elecciones se ha hablado

con insistencia de la Reforma de la Constitución.

En la posterior, también.

El Partido Popular apoyará la creación de una ponencia

en el Congreso para estudiar una reforma constitucional,

más de retoques que de grandes modificaciones.

Yo estoy en contra absolutamente de la teoría que sostienen

algunas personas que dicen:

tenemos que cambiar la Constitución porque yo no la voté,

yo no había nacido cuando esta Constitución se aprobó.

A mí me parece absurdo.

Ningún norteamericano había nacido cuando se aprobó la Constitución

de los Estados Unidos.

Exactamente cuando se habla de reforma constitucional, sí.

Bueno, hombre, el tema de la sucesión a la corona,

pero vamos, el Rey tiene dos hijas y no parece que vaya a tener un hijo

varón y luego el resto son cosas que se pueden resolver

con leyes ordinarias, leyes orgánicas, voluntad política,

reformas de reglamentos del Congreso y del Senado y yo no veo nada

así sustancial en la Constitución que nos bloquee.

Del domingo 26 de junio a esta parte los políticos, con desigual objetivo

y fortuna, han leído los resultados de las elecciones.

Después, declaraciones, movimientos e incluso escarceos.

Lo ideal, si de verdad se tuviese sentido del bien común,

sentido del Estado y sentido de la Historia

sería un gran Gobierno de coalición formado idealmente

por Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos.

¿Qué ocurre?

Que como ellos están en la distancia corta y están pensando

que esto no les va

y que le dejaría la oposición a la extrema izquierda

pues no quieren abordarlo.

Si no se quiere formar ese gobierno de gran coalición desde luego

deberían permitir que hubiese un gobierno estable y dejar gobernar

al partido que ha sido más votado.

No que estemos en la política pequeñita ahora de:

y yo no quiero pactar contigo porque un día me miraste mal.

Ah, pues yo ahora tampoco contigo.

Y resulta, dices, lo que hay que pedir es decirles

que sean un poquito adultos.

Lo reflejamos en nuestro título de portada de El Mundo del lunes

que es que vamos a darte una segunda oportunidad; Mariano Rajoy.

Yo creo que esa fue la conclusión esencial de las elecciones.

Ahora se ha vuelto a votar; hay otro resultado y otro escenario.

Ahora lo que es urgente es no repetir errores desbloquear.

No repetir bloqueos.

El Partido Popular maneja tres escenarios.

Un pacto escrito de apoyos parlamentarios con otros partidos

sin que entren a formar parte del gobierno.

Un gobierno sin apoyos, que se presume poco estable

y que preludia una legislatura corta.

Y el más ambicioso y también más difícil

que Moncloa considera preferente: la gran coalición.

Una opción que el PSOE descarta con su líder

Pedro Sánchez a la cabeza.

Su objetivo es gobernar,

su objetivo es como líder de la oposición,

llegar algún día al gobierno, ser alternativa.

No se le puede pedir que cogobierne a un partido

que haga oposición.

Sí se le puede pedir que haga política

que permita la gobernabilidad.

El mensaje tiene que ser a ver cómo facilitamos la gobernabilidad

sin que se nos note mucho.

Yo creo que ese es el mensaje fundamental.

Y a partir de ahí dependerá también del futuro del propio PSOE,

quien gane en ese planteamiento.

Mariano Rajoy ha comenzado las consultas exploratorias

empezando por el de menor representación.

El martes se reunirá con Coalición Canaria.

El PNV no quiere oír hablar de apoyos.

Ciudadanos, en la versión más verosímil a día de hoy,

sólo participará en un acuerdo en el que esté involucrado el PSOE.

Podemos sigue con el análisis concienzudo

de un resultado electoral que marcará su futuro.

Ya vamos a convivir siempre con otros partidos.

Esos partidos han entrado ya en el escenario político

para quedarse, porque además, esos partidos

tienen que apoyar y ayudar a esa regeneración democrática.

El caso de Podemos a mí me parece que una parte de lo que se presentó

ahora querrá volver a los cuarteles históricos

de Izquierda Unida; otra parte, probablemente, va a tener

la tentación de irse al PSOE, y otra parte administrará

los restos de los restos.

El día 19 se reunirán los elegidos.

La Constitución del Parlamento

definirá los primeros posicionamientos:

la capacidad de negociar, la voluntad de colaborar.

Después del Parlamento, si llega, será el Gobierno.

Yo creo que el próximo presidente de España va a ser el líder

del partido que ha ganado las elecciones

con una mayoría minoritaria, que es Mariano Rajoy.

Yo creo que el próximo presidente del Gobierno va a ser Mariano Rajoy

porque la lógica, el sentido común.

Otra cosa es que luego tenga una legislatura complicada.

No lo sé y no me atrevo a decirlo.

Lo que la ciudadanía ha dicho mayoritariamente

en una sociedad democrática

es que sea el presidente del partido, del Partido Popular,

es decir Mariano Rajoy.

Yo creo que de esta sin duda tiene que volver a salir Mariano Rajoy.

No creo que quede, que quede otra.

No porque no tenga que serlo.

Pero, digo, que es que los resultados

han sido de un aval suficiente para que, para que,

pese a que ninguno de los otros partidos quiere

que lo sea, lo vaya a ser.

Mariano Rajoy no es un hombre que cambie constantemente,

Tiene un, un estilo de hacer las cosas y ese estilo

le ha permitido ganar, primero, batallas internas

dentro del Partido Popular,

y después ganar las elecciones en 2011, ganar las de 2015

y volver a ganar las de 2016.

Precisamente esa forma de ser, esa perseverancia,

esa constancia y esa fe en sus propios principios

y sobre todo que no tiene intereses personales lo cual lo hace

muy fuerte frente a sus rivales,

tanto a los rivales internos del partido, que los tiene

y muchos, como a los rivales externos.

Los españoles han dicho lo que creían que tenían que decir.

Sus representantes no han hecho todavía lo que creen

que tienen que hacer.

O tienes fe democrática o tienes valores democráticos o donde no,

lo que estás evidenciando es que sólo te interesa

tu situación personal.

España es un país democrático pero no siempre sus políticos

tienen convinciones democráticas.

Esto es como con perdón, los aficionados al fútbol,

como el fútbol, no sólo te gusta que gane tu equipo

sino que además el otro pierda por humillación,

se rompa la pata el delantero que marca goles,

al portero se le ponga el ojo rojo dé un pelotazo

y al presidente del equipo contrario le de un cólico nefrítico

es que esto es el fútbol en España a veces.

Es una caricatura que se entenderá.

La política se ha convertido en lo mismo.

Es decir, quieres que otro sea derrotado, humillado.

No, no.

Intentemos decir que a veces entre partidos que tienen posiciones

distintas, es bueno que hablen,

es bueno que se entiendan, es bueno incluso,

que si el Partido Socialista hace algo bueno, el PP diga:

oye el Partido Socialista ha hecho esto bien.

O tienes fe democrática, o tienes valores democráticos,

Yo creo que no podemos establecer un corte entre la sociedad

y sus políticos.

No podemos como sociedad decir:

qué políticos tan malos y qué sociedad tan buena.

Me parece cínico e hipócrita.

Los políticos salen de la sociedad.

Son buenos, regulares o malos porque somos buenos,

regulares o malos.

Y qué gremio, qué oficio resistiría el escrutinio público

que resiste el político: ninguno, francamente.

Tras la masacre de Estambul,

en Informe Semanal preparamos para próximas fechas

un reportaje sobre la labor de las tropas españolas

en Mali y Senegal.

Instruyen a los efectivos locales para combatir el yihadismo islamista

en uno de sus lugares de origen.

Es una forma de luchar contra el terrorismo

para evitar atentados

como los de Turquía, Francia, Bélgica o Madrid.

Pero además del yihadismo,

el "brexit" sigue siendo una preocupación global.

Desde que los británicos votaron salir de la Unión Europea,

la incertidumbre, las dimisiones y la división

se han apoderado del Reino Unido.

La Unión Europea le ha pedido a Cameron

que acelere el proceso de salida, pero sin privilegios.

En Informe Semanal nos preguntamos: "brexit", ¿y ahora qué?

Nadie sabe ni cómo ni cuándo

el Reino Unido abandonará la Unión Europea.

No hay un plan de salida y, de momento,

nadie que lo ponga en marcha.

Cameron dimitido,

crisis en los principales partidos británicos,

ciudadanos arrepentidos e incertidumbre en los negocios.

Muchas incógnitas y pocas respuestas

en la nueva Europa de los 27.

No sabemos bien qué va a pasar

pero posiblemente que haya más problemas.

Ha sido un cambio muy grande,

la gente estamos haciendo suposiciones,

quedan dos años largos por delante

y creo que hay que aguantar y hacerlo lo mejor posible.

El matrimonio entre el Reino Unido y la Unión Europea

ha durado, exactamente, 43 años.

Una relación que no siempre ha sido bien avenida porque los británicos,

nunca sintieron como propia la bandera comunitaria.

Fiel a una promesa electoral,

el primer ministro británico lanzó el órdago

y 17 millones de británicos quisieron "brexit",

juego de palabras entre Gran Bretaña y Salida.

Lo siento, hemos perdido el referéndum, soy demócrata

y tengo que aceptar la decisión de los británicos.

Cameron presentó su dimisión

unos días antes de acudir a su última cumbre de Bruselas.

No quería capitanear un rumbo que no compartía.

En el Reino Unido no hay Gobierno, no hay oposición,

hay una caída de la libre y una crisis de los mercados.

Por tanto se abre un periodo de incertidumbre interna

muy importante.

El efecto "brexit" ha comenzado a pasar factura también

entre conservadores y laboristas

que hicieron campaña por el "Remain".

Divididos entre sí, los tories buscan sucesor de David Cameron.

Uno de los principales artífices de la victoria del "brexit",

el exalcalde de Londres, Boris Johnson,

ha renunciado a convertirse en el nuevo inquilino

de Downing Street.

Johnson tira la tolla después de que su socio en la campaña

por el "Leave", el actual ministro de Justicia, Michael Gove,

anunciara, sin previo aviso,

su candidatura a líder del partido conservador.

El Partido Laborista también hace aguas.

Su líder, Jeremy Corbin, cuestionado por su tibia

participación por la permanencia,

ha perdido la confianza de su grupo parlamentario.

Y, en medio, de esta crisis política y sin primer ministro,

que no será nombrado hasta primeros de septiembre,

falta por saber quién pondrá en marcha

el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Después del "brexit" hay una situación muy complicada.

En primer lugar por la indefinición de Cameron y de su propio Gobierno

que no parece algo serio

porque el Gobierno tenía que haber presentado inmediatamente

el proyecto de ley en la Cámara de los Comunes

para poner en marcha el artículo 50 y parece que ese

no va a ser el caso.

La clave es, precisamente, ese artículo 50 del Tratado

por el que un estado miembro solicita salir de la Unión Europea

y en el que se prevé un plazo de dos años para hacerlo.

Londres parece que ahora no tiene prisa en invocarlo

pero a Bruselas le urge comenzar su nueva etapa con 27 socios.

Para el Parlamento europeo

es importante que se active cuanto antes

para reducir al máximo el periodo de incertidumbre,

nos vamos, pero todavía no nos vamos

o nos vamos pero todavía no sabemos cómo nos vamos ni cuándo nos vamos,

eso es lo peor para todos.

Me sorprende que esté usted todavía aquí.

El terremoto "brexit" ha removido también las instituciones europeas

que, por primera vez, en su historia se desprenden de un miembro.

Noqueados, los líderes comunitarios intentan digerir un trago difícil

y ya han advertido del fuerte impacto económico

que supondrá la desconexión.

Lo que tenemos que hacer es aprovechar la situación,

quizá, el momento de la salida

es también el momento de repensar algunas cosas,

que es lo que está funcionado bien en la Unión europea ,

por qué algunos mensajes no llegan bien a los ciudadanos,

por que la ciudadanía británica durante cuarenta años

ha recibido siempre un input negativo

de lo que estaba pasando en Bruselas.

Los rumores de futuros despidos planean sobre la City,

el famoso corazón financiero de Londres,

que acoge a más de 250 bancos extranjeros

y a unos 400.000 empleados.

En esta ciudad, en Londres,

las tres cuartas partes de sus habitantes

han votado por la permanencia.

La mayoría son jóvenes con estudios universitarios

y se da la circunstancia de que en la City londinense,

muchos de los puestos de trabajo están relacionados con Bruselas,

en cambio en las zonas del interior,

las personas mayores prefirieron votar por el "brexit".

Unas 250 empresas españolas están asentadas en el Reino Unido

con un volumen de inversión de cerca de 50.000 millones de euros.

La mayoría pertenecen al sector financiero,

energético e industrial.

¿Qué le ha pasado a las empresas españolas?

Ahí trabajan en libras pero pagan el dividendo en euros.

Si cae la libra quiere decir que el dividendo cae

por tanto cae el valor de las empresas

y eso explica la caída en las bolsas españolas

de las empresas que trabajan ahí.

A medio plazo, todo dependerá de la negociación que haga

el reino Unido con la Unión europea.

Ainhoa Martínez trabaja como supervisora

en una tienda de ropa de una famosa marca española en Londres.

Realmente, nadie sabe lo qué está pasando,

por qué se ha tomado esa decisión y la gente está un poco en contra.

Tanto los europeos como los británicos.

Realmente no se han dado cuenta dónde nos estamos metiendo.

Rosa Pinedo comenzará en septiembre a dar clases de español y francés

en un colegio infantil a las afueras de Londres.

Hay un periodo de dos años o más.

Las negociaciones tiene que empezar

y bueno, los resultados ya se verán más adelante.

Además del impacto económico,

con el "brexit" también han saltado las tensiones territoriales.

Escocia e Irlanda del Norte,

partidarios de quedarse dentro de la Unión,

ya han planteado futuras consultas para desligarse del Reino Unido.

Una posibilidad que los Gobiernos de España y Francia han descartado

porque, aseguran, solo negociarán con el Reino Unido

y no con una parte.

Un caso parecido es el de Gibraltar,

la mayoría de sus ciudadanos votó sí a la permanencia.

Lo que vamos a ofrecer es un estatuto personal

para que conserven la nacionalidad británica

si así lo quieren y un estatuto que preserve

alguna de las singularidades económicas y fiscales de Gibraltar.

Los que enarbolaron la bandera del "brexit"

utilizaron la inmigración como moneda de cambio

para salir de la UE.

Más de tres millones de extranjeros viven y trabajan en la islas.

El Reino Unido no compartía el Tratado de Schengen

con el resto de socios pero sí el de libre circulación.

Con la victoria del "brexit", la policía británica

ha registrado una fuerte oleada de ataques xenófobos.

Aunque cientos de jóvenes se han manifestado,

en los últimos días,

delante del Parlamento de Westsminster,

para pedir la permanencia en la Unión

y para dar la bienvenida a los inmigrantes

mientras entonaban una de las canciones más famosa

de los Beatles.

España ha quedado eliminada de la Eurocopa de fútbol 2016.

Tras un mundial y dos campeonatos de Europa,

la derrota ante Italia presagia el fin de ciclo

de nuestra gran selección.

Si bien queda talento,

y nadie olvida las alegrías que nos ha dado el equipo nacional,

parece que ha llegado el momento de acelerar la renovación.

Del Bosque predica con el ejemplo, y se va.

Dicen que el fútbol carece de memoria;

que vive de un presente que devora con celeridad los recuerdos

porque el fútbol es "ganar, ganar y volver a ganar"

como diría el recordado Luis Aragonés.

Del recuerdo se alimenta la Historia y nuestro balompié escribió

capítulos brillantes de la historia del fútbol

ganando dos Eurocopas y un Mundial.

Un ciclo mágico que duró 4 años y que nos hizo sentir invencibles.

A nivel de lo que han sido estos años

ha sido un ciclo absolutamente irrepetible

y como todo lo que tiene un principio tiene un final

y es ley de vida, ley de fútbol, ley de deporte,

la cosa ha terminado; no podía ser de otro modo.

Lo importante es que cambió la historia del fútbol español

y eso solo está al alcance de los elegidos.

Lo que consiguieron, Luis Aragonés, primero,

después Del Bosque,

con esa generación extraordinaria de futbolistas,

fue modificar la imagen,

que el fútbol español tiene en el mundo

y eso no tiene precio.

Para España, como siente el fútbol fue una bendición

porque fue ganar tres títulos consecutivos

y fue ganarlos con un estilo propio, distinto al de otras épocas,

pero con un estilo ganador que muchos han intentado imitar.

Invencibles hasta hace dos años

al encajar cinco goles frente a Holanda en Brasil

en el debut del Mundial para caer en primera ronda.

Allí se vivieron problemas entre prensa y jugadores,

tensiones entre jugadores y seleccionador.

Situaciones que parecían pertenecer

a la leyenda oscura del fútbol español

se repitieron en Francia pidiendo Pedro la titularidad.

Lo de Pedro fue un error gravísimo, por lo que sabemos,

los jugadores fuertes de la selección

le llamaron la atención y le dijeron a del bosque:

"Míster, esto lo arreglamos nosotros"

y le dijeron a Pedro

que lo que había hecho estaba horrible

y yo creo que fue un fallo tremendo.

Es decir, estás en una lista de 23 en Primera División,

hay 500 jugadores

más los que están jugando fuera de nuestro país.

De todos esos hay una lista de 23.

Eres un elegido.

Yo creo que son la élite y precisamente por ser la élite

tienen que tener un comportamiento externo

al que ha tenido Pedro por ejemplo, Pedro se equivoca

y es verdad que él puede tener esa sensación

de que tiene que jugar más

pero hay jugadores que ni siquiera han ido

y podían haber ido.

Yo creo que ha faltado comunicación,

ha faltado sinergia de grupo en la que ha sido la última Eurocopa

y se han producido hechos realmente desagradables, ¿no?

y no estamos hablando de esa rajada de Pedrito,

sino que estamos hablando

de un incidente extra futbolístico con David de Gea

que ha marcado el comienzo de la Eurocopa.

Estamos hablando de un cierto malestar

con determinado tipo de periodismo.

A la Eurocopa de Francia se fue estirando el grupo

de los años dorados.

Ya no estaban Xavi Hernández, tampoco Villa, ni Xabi Alonso;

los que entendieron que su época gloriosa había pasado.

Y con la llamada "transición tranquila"

se llegó a Francia donde se ha ido de más a menos

dejando en evidencia un físico agotado,

en parte, por la edad

y por las exigencias de unos calendarios

que abocan a las estrellas a un esfuerzo más,

justo cuando la temporada de los clubes ha concluido.

Han fallado los jugadores, ha fallado el seleccionador,

cada uno en la parte de responsabilidad

que le corresponde.

Contra Italia hubo errores,

en ningún momento España dio la sensación

de cómo tenía que jugar ante los italianos

y tampoco el momento de forma de los jugadores de España

ha sido el idóneo.

Hubo repaso físico, repaso táctico,

también es que Conte me parece uno de los mejores técnicos del momento.

Entonces cómo trabajó el equipo presionando en algunos momentos,

esperando otros momentos atrás, cómo ocupaba los espacios,

parecía que jugaban quince contra once, realmente en Italia.

Eso unido a la capacidad física del equipo yo creo que sí,

sobre todo la primera parte fue una superioridad,

una autoridad italiana tremenda.

Daba por momentos la sensación

que el partido no estaba muy bien preparado por España

pero yo no creo es el problema, el problema fue físico

y que ganó tácticamente Italia.

Fue un baño.

España, vigente campeona se despidió de la Eurocopa

dejando sobre el césped su peor fútbol del campeonato;

con jugadores que como en Brasil volvieron a vivir

el lado amargo de la derrota.

No creo que sea un fin de ciclo.

Creo que no tenemos el nivel de cuando ganamos

el Mundial y la Eurocopa.

Ya veremos qué es lo pasa en torno a la selección,

a los jugadores, a todo.

Creo que ahora es un momento difícil,

un momento caliente para todos y supongo que en unos días,

con un poco más de perspectiva se valorará todo.

Mi asunto personal, si voy a seguir o no voy a seguir

es un asunto que tengo que tratar con el presidente

y en su día y en su momento, lo haremos.

Tendré una conversación con el presidente

y decidiremos lo más conveniente para el futuro

de la selección española.

Y tras apenas dos días de silencio mediático,

del Bosque reapareció

en la ya tradicional turné radiofónica

para decir lo que dijo en su día, que se iba tras esta Eurocopa,

y que ocultó tras la derrota ante Italia.

No eran ningún secretismo.

Yo ya desde diciembre, o antes, yo ya le había dicho al presidente,

mira yo no voy a seguir.

Yo creo que es bueno para vosotros y para la federación y para mí,

o sea que no era ningún secreto.

El 31 de julio, del Bosque dejará el cargo.

Ante los micrófonos

también reconoció problemas del cuerpo técnico con Iker Casillas

No, con los jugadores y eso ha estado correcto,

con el cuerpo técnico, "consi con sa",

pero con los jugadores, con sus compañeros,

ha estado perfecto.

No hay ninguna duda.

Se abre un periodo de reflexión para el fútbol español,

abocado a unas elecciones a la presidencia de la federación,

entre octubre y noviembre sin seleccionador confirmado

aunque con nombres sobre la mesa, Joaquín Caparrós

y con la calificación para el próximo mundial de Rusia

de 2018 en septiembre.

Un adiós del seleccionador

que las encuestas entre aficionados y prensa ya pedían.

Después de esta Euro el 90 % de todas las encuestas

quieren que del Bosque no siga.

Entonces yo creo que...

mi opinión es que Del Bosque debería dar un paso a un lado

y quedar como lo que es,

uno de los grandes entrenadores de la historia del fútbol español,

un coleccionista de títulos que ha tenido un mal tramo final,

eso es verdad,

pero yo creo que tiene dar paso a un nuevo seleccionador.

La federación tiene que tomar cartas en el asunto,

tiene que hablar con Del Bosque.

Vicente gracias por los servicios prestados, hasta otra,

gratitud eterna y a partir de ahora se tiene que sentar otro señor

en el banquillo de la selección española.

No se puede postergar porque todos los españoles,

el fútbol español lógicamente y los futbolistas

necesitan cuanto antes una cara nueva que ilusione.

Dicen que el fútbol es de los futbolistas

y cuando falla el talento

ahí está la estrategia para seguir siendo competitivos.

Tras la derrota ante Italia se abre un proceso de regeneración;

entre los jugadores nadie ha dicho oficialmente que se va;

alguno lo ha insinuado y luego a su manera, arrepentido.

Tal vez sea necesaria una nueva sentada,

como ya pidiera Luis Aragonés en 2004,

para sacar al fútbol español de la encrucijada.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 02/07/16

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Informe Semanal - 02/07/16

02 jul 2016

La victoria de Rajoy
Mariano Rajoy busca apoyos para formar Gobierno tras su victoria del 26-J. La subida considerable del PP fue la gran sorpresa de las elecciones generales, junto a la inexistencia del llamado 'sorpasso' pese a la caída de 5 escaños del PSOE y el frenazo a la coalición de IU y Podemos, al tiempo que Ciudadanos perdía 8 escaños.

Brexit: ¿Y ahora qué?
Bruselas pide al Reino Unido que acelere su salida de la UE sin privilegios tal y como han votado los británicos en el referéndum del 'Brexit'. Hasta que la salida sea formal los españoles que viven en Gran Bretaña y los británicos que residen en España mantienen su condición de ciudadanos de la Unión Europea.

Selección, fin de ciclo
Tras varios años de éxitos se abre la renovación de la selección española de fútbol después de caer eliminada en la Eurocopa 2016.

ver más sobre "Informe Semanal - 02/07/16" ver menos sobre "Informe Semanal - 02/07/16"
Programas completos (649)

Los últimos 3.748 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos