www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5805675
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 27/02/21 - ver ahora
Transcripción completa

En poco menos de dos semanas, quedará desmantelado

el campamento de refugiados de Matamoros, en México.

En ese efímero poblado de tiendas de campaña, malviven 750 personas.

Son solo una pequeña parte, de los 70 000

que sueñan con obtener el asilo en Estados Unidos.

La administración Trump les obligaba a hacer la espera

en territorio mexicano,

y muchos perdían la vida, intentado cruzar el Río Bravo.

Ahora el presidente Biden les permite esperar en Texas.

Pero no a todos.

Hoy también analizaremos

el inevitable impacto de las nuevas tecnologías,

que tienen su cara y su cruz.

Muchos jóvenes se reconocen adictos al teléfono móvil

y a los videojuegos.

Enganchados durante horas, se aíslan, cambian su carácter,

y sus familias tienen la sensación de perderles.

Enseguida se lo contamos.

Pero volvamos a la frontera entre México y Estados Unidos.

El presidente Biden ha dado un giro a la política migratoria de Trump.

Esta semana han empezado a pasar, parte de los migrantes

que habían solicitado asilo, y que llevaban meses, o años,

esperando en México.

Pero solo podrán cruzar la frontera

los que tiene esa solicitud, en proceso.

Quedarán al otro lado, miles de personas

que no la han hecho, o les ha sido denegada.

La administración Biden advierte de que no se verán casos nuevos.

Pero la presión migratoria, aumenta.

Esto es lo que está pasando en el día de hoy

en el campamento de Matamoros, en Tamaulipas.

Nos andan censando.

Está cerrado el campamento.

Nos andan censando para que pueda haber

un orden de las personas que están aquí.

Nos han puesto esta pulsera.

Es la víspera del día que llevaban esperando año y medio

en el campamento de Matamoros, en México,

a las puertas de Estados Unidos.

Ya llevan la línea marcada en toda esta área.

Le ponen esta cinta.

Comienza el desmantelamiento de uno de los símbolos

de la política migratoria de Trump.

La consecuencia más visible del programa que desde 2019

obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México

la resolución de su expediente.

Sus siglas, las más repetidas en las entrevistas

de este reportaje MPP.

Una de las primeras abogadas del campo de Matamoros.

¿Cuándo hemos tenido un campamento de refugiados

en este parte del mundo?

Nunca.

¿Cuándo es que tenemos que tener Naciones Unidas

para procesar refugiados en esta parte del mundo?

Nunca.

Ahora sí.

En el campamento 750 refugiados podrán cruzar finalmente a EE.UU.

Yaneth de Guatemala no sabe aún si está cocinando aquí

su última comida.

Junto a su marido Francisco llevan 10 meses malviviendo.

todos no vamos a cruzar a ver qué va a pasar.

No tenemos dónde volver pues aquí es muy duro

qué se puede hacer no hay otra solución.

Espero que el presidente nos ayude

porque ya no queremos estar más aquí.

En el lado estadounidense de la frontera,

en Brownsville, Texas hacía casi año y medio

que el equipo de voluntarios que fundó Michael,

hijo de mexicanos,

no daba la bienvenida a prácticamente ningún migrante.

Primero, por el bloqueo de los refugiados en México,

luego por el cierre de la frontera a raíz de la pandemia.

¿Tu país te ha decepcionado? Sí, sí.

No importa quién sea el presidente,

la gente ha estado emigrando a este país siempre desde el origen.

Y cada presidente cambia reglas.

Pero lo que Trump hizo era muy drástico.

Él pintó una imagen de los inmigrantes tan horrible

que muchos la creyeron.

Aún en mi familia.

Ellos están huyendo de los malos, corriendo de la gente mala.

Esta es la gente buena.

Pero va a tomar mucho tiempo para cambiar

eso que está tan grabado en América.

25.000 solicitantes de asilo a lo largo de la frontera

cruzarán gradualmente a Estados Unidos

por tres puertos de entrada

La prioridad vaciar

este campamento insalubre e inseguro.

Compañeros que ya parten de nuestro campamento

y se van directo a los Estados Unidos de América,

al país de la democracia.

Aquí tenemos a la compañera Onelia Alonso,

la primera persona seleccionada por la ACNUR

para cruzar a los Estados Unidos de América.

Se prioriza a personas vulnerables

y se respeta el orden de entrada al programa de asilo.

Vemos que Francisco y Yaneth también estaban en la lista.

Les realizan el test de la Covid 19 antes de volver a cruzar

hacia el sueño americano.

Mi sueño americano siempre fue vivir en libertad,

ser libre primeramente y después vivir

como las personas también y ser libre.

Tener libertad como de expresión, como no hay en Cuba,

tener libertades como hay aquí.

Soñé siempre vivir en un país de oportunidades

donde todas las personas tienen oportunidades

y Dios me bendiga a América y a los Estados Unidos,

porque de verdad que llegué a la tierra prometida,

como dicen ellos, para mí es tierra de libertad.

Pero el sueño aún no lo han cumplido.

Tienen que esperar la vista con el juez de inmigración

que decidirá si les concede o no el asilo la gran diferencia

es que ahora esa larga espera será viviendo libremente en el país

Las vistas están congeladas por la pandemia.

Nada en este mundo debe degradar al ser humano de esta manera

que nos han degradado a nosotros.

Fue muy triste, fue muy cruel lo que nos hicieron.

Fue un error que nunca debió ser,

porque nos conllevó hasta la pérdida de tantos seres humanos

que se tiraron al río, se ahogaron y tantas,

tantos, tantos que hemos sufrido.

¿Si hubiera sabido que esto iba a ser así

¿Si hubiera sabido que esto iba a ser así

habrías iniciado este viaje?

No, tal vez no.

No, porque ¿quién querría venir a sufrir?

El día anterior su marido no pronunció palabra

hoy nos enseña las cicatrices de la violencia de la que huyó.

Eso es que tengo que fue un balazo que me pegaron nueve milímetros.

No tengo movimiento en las extremidades,

no puedo menearlas.

Pues la idea de llegar a los Estados Unidos

es juntar dinero y hacerme una operación.

Las abogadas que llevan asesorándoles desde el principio

no tienen demasiado tiempo para celebrar.

Jodi se retira a seguir trabajando.

Solo un tercio de los 70.000 migrantes

que pidieron asilo bajo el programa de Trump

podrán cruzar excluye a los que no se presentaron ante la corte

y a los que el juez denegó el asilo.

Para mí es un error,

porque el sistema fue creado para denegar los casos.

O sea, si vea las estadísticas de cuántas personas

ganaron casos en el MPP es muy, muy, muy poquitos,

muy poquitos.

Entonces el sistema fue establecido con el fin de deportar.

Hay personas nuevas que están llegando,

hay 20 por ciento del campamento que no pueden cruzar,

¿Dónde van a ir ellos si la meta del Gobierno mexicano

es cerrar el campamento?

Vamos a estar viendo una situación que puede ser violenta

porque la gente no quieren ir,

no se sienten seguros en ningún otro lugar.

No hay otros albergues.

Nosotros también trabajamos en el sur de México

y ya estamos viendo como los números de migrantes aumentan.

En uno de los albergues, en Tapachula,

vimos un total de 3000 personas en todo el año pasado,

ahora acabamos de ver 1500 en tan solo una semana.

Así que estamos intentando colaborar con otras organizaciones

sobre el terreno para asegurarnos de que atendemos este incremento

antes de que acabe en otra crisis.

El Valle de Río Grande es el mayor corredor migratorio

de Estados Unidos.

Mientras algunos en el campo de Matamoros

siguen esperando familias con niños pequeños

llevan semanas entrando ilegalmente cruzando el río Bravo.

México ha dejado de aceptarlas de vuelta

y la administración Biden ha regresado a la práctica

aquí conocida como Catch and Relief,

detener y liberar.

Los centros de detención -alegan-

no están preparados aún para los protocolos de Covid.

Christian solo ha pasado una noche detenido.

Las personas que los traen desde abajo de Honduras,

los coyotes.

Le tienes que pagar un dinero.

A ellos les dan una clave para nosotros.

Mi clave era zanahoria.

Si yo no daba esa clave a esas personas, a los maleantes,

si no doy la clave me van a secuestrar.

Y si no le dan dinero, me van a matar.

Él ha dejado a su hijo y su mujer en Honduras.

Vemos pasar familias enteras,

pero la mayoría creen que no les admitirán

si cruzan juntos.

Le expulsaron tres veces bajo el Gobierno de Trump

animado como muchos por la victoria de Biden,

decidió intentarlo una última vez.

Un pase de suerte porque alguna persona tenga

un proceso de tres, dos años, ahí no le sale nada.

Le compartió su ubicación a su madre

y ella le guió por GPS desde Estados Unidos.

Cuando él tenía dos años,

sus padres hicieron el mismo camino

Ahora está a punto de reunirse con ellos por primera vez

en 25 años.

Eso que tengo a mi otro hijo allá.

También duele a la misma vez.

Porque no sé cuándo los volveré a ver.

El ritmo migratorio va más rápido que el político Eloïsa

sigue esperando una llamada

que le confirme si su otro hijo, de 8 años, ha logrado cruzar.

Finalmente supo que le expulsaron junto a su marido

pero el pequeño ha vuelto a tentar su suerte lanzándose al RíoBravo,

esta vez solo.

Hubo personas que regresaron, y yo con ese miedo,

con esa incertidumbre porque no sé nada de él aún.

Salvo excepciones como ellos o menores no acompañados,

el Gobierno estadounidense sigue expulsando a migrantes

bajo la misma ley que Trump,

la que cerró la frontera por la Covid19.

Planea ampliar de 15 000 a 125 000 las admisiones de refugiados poraño

pero aún no ha implementado un nuevo programa de asilo.

No es momento de venir, advierten.

Pero la presión sobre la frontera crece.

La reapertura de los polémicos centros para adolescentes migrantes

le ha valido esta semana

las críticas entre sus filas y las de la oposición.

Biden pretende borrar la huella del expresidente

pero advierte que llevará tiempo.

Este es otro de los símbolos

de la estricta política migratoria de Trump

el muro aquí en Donna Texas vemos el primer tramo

construido bajo su mandato su gran promesa electoral.

Construyó más de 700 km, quería superar los 1000.

Pero Biden dijo que no se construiría ni un cm más,

ha cortado el grifo de los fondos federales

y ha rescindido los contratos pendientes.

Lo complejo de este momento es que se mezcla con la pandemia,

una crisis socioeconómica en todo el mundo

pero que ha golpeado de manera muy fuerte a Centroamérica.

Con controles muy estrictos,

no enfocados en los derechos humanos,

lo que hacemos es empujar a la gente

a buscar otras rutas más peligrosas, más costosas.

Y no es que estemos abogando por fronteras abiertas.

Obviamente los Estados tienen que controlar sus fronteras

quién entra, quién sale.

Pero creemos que se puede hacer de una manera respetuosa

con los derechos humanos de las personas migrantes.

El campamento de Matamoros así es como se ve.

Lo que cubría mucho eran las lonas con las que estábamos tapandotodo,

pero todas estas cosas son las que hemos tenido

mucho tiempo en este lugar.

Aqui donde estoy parado hice un video cuando trajeron

a una señora cubana que se llamaba Onelia.

A la par, aquí vivía un señor ya mayor hermano de ella,

cubano también.

En esa dirección habia una familia hondureña.

Aquí en esta tarima había otra.

¿Cuántas veces han consultado el móvil en lo que llevamos

de programa?

¿y dónde lo han dejado?

Seguro que no muy lejos.

Pues, si ustedes creen que están enganchados,

en los adolescentes, la dependencia, es mucho más preocupante.

Casi el 20 % de los jóvenes usa pantallas de manera compulsiva,

y muchos tienen que tratar su adicción.

El móvil es ese objeto imprescindible,

que custodia redes sociales, contactos, mensajes, películas,

videojuegos, navegador.

Reclamos que mantienen sus ojos atrapados,

en un rectángulo de cinco pulgadas.

La vida alrededor, ha dejado de importarles.

Los videojuegos activan, en su cerebro,

el mecanismo de recompensa.

Se produce por la dopamina, uno de los neurotransmisores

que generan la sensación de felicidad.

En un niño, la experiencia de jugar es tan positiva,

que le engancha.

Y aún no tiene edad para controlarse o planificar.

Muchos padres asisten impotentes al proceso de aislamiento

de sus hijos.

Perciben síntomas de insomnio, depresión, ansiedad,

ira o impulsividad.

Sacar al joven del bucle y devolverlo al mundo real,

puede parecer una tarea titánica.

Pero es posible.

"He podido estar jugando, es probable que más de doce horas.

Es probable que haya empezado un día después de comer

a las cuatro de la tarde y ser las cinco de la mañana

y todavía no haber apagado".

"Un día mío era, levantarme, con los ojos borrosos

y coger el móvil y ver si alguien me había escrito o algo,

y me pasaba todo el día con el móvil.

Las nuevas tecnologías ayudan, pero también atrapan.

Son una oportunidad y un peligro.

Engancharse al móvil o a la tableta no es exclusivo de ninguna edad,

pero los riesgos aumentan cuando son los adolescentes

y los jóvenes los que sufren una adicción,

porque se encuentran en encrucijadas biográficas

de por sí complicadas.

Según el Ministerio de Sanidad, el 80 % de los jóvenes

utiliza el móvil de modo intensivo.

"¿Qué ocurre?

que los niños, los adolescentes y los jóvenes muchas veces

tienen otro tipo de problemáticas y se refugian, cómo no,

en las adicciones tecnológicas.

A veces desnudándose, poniendo en riesgo su intimidad,

a veces buscando páginas que son pro-anorexia,

en ocasiones entrando en grupos sectarios o fanáticos.

Por tanto, las redes sociales son una maravilla,

pero son un riesgo real para la infancia".

¿Con cuántos años empezaste tú a jugar a los videojuegos?

- Con diez no, con ocho empecé muy regularmente

porque mis padres están separados y mi padre nos dejó una consola suya

antigua que tenía".

"De ahí fui cogiéndole el gusto y fui pasando consola y consola

hasta que ya cogí el vicio.

A los diez, once años se podría decir que empecé a coger elvicio".

"¿Los momentos más críticos?

Pues cuando te despiertas a las cuatro de la mañana

y ves que sigue allí.

Y entonces ves que eso es un día, y otro día y no hay manera humana

de mantener una conversación normal,

cuando ves que el rendimiento académico cae en picado".

los horarios se vuelven caóticos, no existen ni el día ni la noche".

"Cuando estás jugando a lo mejor hasta las cinco de la mañanaun día

y duermes tres horas,

obviamente eso está afectando en tu rendimiento

en cualquier aspecto de la vida.

Entonces en ese momento piensas que lo llevas bien,

pero cuando no te apetece levantarte,

no te apetece hacer lo que tienes que hacer,

ahora con perspectiva sí que puedo ver que me afectó

a nivel académico un montón".

"Mientras Raúl estuviera con sus cascos y su ordenador

en ese momento pues iba todo muy bien, porque él estaba aislado,

en su burbuja.

En el momento en que se quitaba los cascos y apagaba el ordenador,

muchas veces después de decírselo varias veces pues empezaba

esa inquietud, ese rifirrafe por cualquier tontería,

sobre todo con los pequeños porque le molestaban,

porque no podía mantener una buena relación con ellos.

Y conmigo tampoco.

Podíamos entrar en una espiral en que era muy difícil pararse

y poner las cosas en su sitio".

"Al fin y al cabo ir a clase y que los compañeros no se porten

bien o estar en casa y que haya discusiones, madres, hermanos,

no es el espacio ideal.

Entonces yo me iba al ordenador, me ponía los cascos

y me ponía a jugar y desatendía todo y entraba en otro sitio".

"No me aburría nada

y por ejemplo yo lo que más estaba adicta era a los tik-tok,

yo hacía y subía todo el rato o veía y así te entretenías

y pasaban las horas y las horas".

"Ya a partir de los 17, 18, 19 años".

entonces veo que cuando quedo a lo mejor con amigos

estoy pensando en llegar a mi casa,

no estoy disfrutando de algo de lo que en teoría todo el mundo

se lo tiene que estar pasando bien

y me empieza a crear una sensación de aislamiento

que para mí mismo era incómoda,

pero que al final en el momento en que me metía en mi mundo

conseguía que eso desapareciera de alguna forma".

Un 18 % de los jóvenes entre 14 y 18 años hacen un uso compulsivo

de las nuevas tecnologías,

que en bastantes ocasiones acaba en adicción.

Y eso ya es una enfermedad,

que comparte características con otro tipo de adicciones

como las drogas o el alcohol.

"La adicción es una enfermedad que está relacionada

con el sistema dopaminérgico del cerebro.

El sistema dopaminérgico está muy reflejado en el sistema

de recompensa del cerebro.

Es decir, tú cada vez que comes por ejemplo algo rico

que te gusta estás liberando dopaminas en el sistema

de recompensa del cerebro".

"¿Qué es lo que se ha descubierto ahora en el Instituto Nacional

Que los adictos, muchos adictos tienen menos receptores de dopamina.

Por lo tanto recogen menos dopamina que una persona

que tiene los receptores normales,

entonces va a necesitar dopamina exógena para tener la misma

sensación de bienestar".

"Para mí el síndrome de abstinencia lo describiría como el momento

en que no estoy jugando

se te crea como una ansiedad en el cuerpo,

que básicamente las relaciones te notas irascible

con todo el mundo, nada te gusta,

a todo respondes con defensividad

y un poco que estás como una impaciencia constante".

"Raúl tuvo un momento de romper vajillas,

portazos daba todos los que quería hasta que llegó este momento.

También amenazaba con autolesionarse.

Tuvimos un momento muy duro en el que él amenazó con beber lejía

y yo llamé a la policía al final,

porque ya eran unos comportamientos muy serios,

y luego conmigo y con sus hermanos eran unos comportamientos

muy violentos".

"Lo decía, pero no lo pensaba.

O sea, yo soy una persona que cree que el suicidio

nunca es la solución.

Entiendo que hay casos extremos, pero suicidarte es lo fácil,

salir adelante es difícil.

Entonces, lo he dicho, pero eso por ir a atacar, pero, no".

"Cuando llega un chico que viene con adicciones

lo que se le hace es atender con todo el cariño,

con todo el afecto,

pero la primera cosa que se le dice es: no hay teléfono.

Y se retira el teléfono móvil y si está aquí diez meses

nunca volverá a tener un teléfono móvil.

Y la sociedad dice, pero, bueno,

¿cómo un chico de 17 años lo va a aceptar?

Pues porque aquí hay mucho manejo del horario:

haces tú habitación, te duchas, desayunas,

cuatro horas y media de clase, partido de voleibol,

terapia individual, terapia grupal y no, no pasa nada".

"Yo recuerdo una vez que me compré, me gasté 100 euros

en un videojuego fui a casa de un familiar, y robé dinero,

porque esto es lo de siempre de los videojuegos,

que te crean adicción y muchas veces no tienes dinero

para comprarte videojuegos, entonces tienes que robarlo.

Entonces yo fui a robárselo a un familiar mío y al final

este familiar se dio cuenta, llamó a mi madre

y tuvimos un problemilla".

"Llegó un momento en el que al final,

sobre todo en cuanto empiezas a jugar de forma on line

y de forma competitiva

y te entra un poco esas ganas de ser el mejor,

de estar ahí arriba

y hay muchos juegos que implican gastos económicos

a la hora de mejorar rápidamente y de forma inmediata

y sí que me han llevado a gastarme a lo mejor todo lo que tenia

e incluso a llegar a endeudarme".

Los especialistas señalan que este tipo de adicciones

provocan cambios de hábitos que incluyen un aumento

de los comportamientos sexistas,

al ser herramientas que facilitan el chantaje emocional

o un distanciamiento del mundo real.

Entre los indicadores de adicciones tecnológicas

figuran la baja autoestima,

la falta de habilidades sociales y la ausencia de autocontrol.

El tratamiento de las adicciones se lleva a cabo en numerosos centros

privados y también en instituciones públicas,

como el Servicio de Atención en Adicciones de la Comunidad

de Madrid.

Asimismo, el Hospital de la Paz, también en Madrid,

tiene una unidad dedicada exclusivamente a las adicciones

adolescentes.

"Los jóvenes cuando vienen a Proyecto Joven

no tienen conciencia de problema en la mayoría de los casos.

Suelen venir bajo el posicionamiento familiar,

bajo la orientación del centro educativo,

bajo la orientación incluso del médico de familia,

a través de otras entidades,

no suelen tener conciencia del problema,

suelen presentar resistencia para venir".

"Acaba siendo un problema tan terrible,

que destroza la vida de tu hija, que la aísla,

la convierte en una persona con poca integración social,

con pocas herramientas para desarrollarse en la vida real".

"¿Cómo es posible que no me haya dado cuenta?

¿Cuándo esto fue un problema?

¿Cuándo dejó de ser algo normal y natural dentro del entorno

de mi hija y se ha convertido en una pesadilla

que la priva de una vida organizada, saludable y satisfactoria?".

"Yo estando aquí he reflexionado y he visto que me he perdido

muchísimos acontecimientos

que me podía no haber perdido por los videojuegos,

porque a mí dejaron de interesarme la familia y los amigos

por culpa de los videojuegos".

"No tiene nada que ver el Raúl de hace cada dos años al Raúl

que está aquí sentado, la verdad.

¿Cómo es ahora?

Bueno, ahora es más cariñoso.

Qué tontería, mirad que tontería.

Bueno, a mí se me olvida que hay una cámara, perdonad.

Le he mandado una foto,

en plan ya voy y me pone:

no sabes hacerte un selfie y sonreír a una cámara.

Y voy le mando otra.

Bueno, pues Raúl hace dos años, bueno, ni me hubiera cogido

el mensaje,

ni me hubiera contestado

ni hubiera hecho intención de apreciar si sonrío

o dejo de sonreír".

"Después del programa he seguido cambiando,

"Después del programa he seguido cambiando,

he seguido conociéndome

y buscando nuevos aspectos de mí mismo

y me gusta mucho como soy ahora".

El tratamiento de las adiciones de una complicación

respecto a adición a sustancias tóxicas.

Exige abandonar por completo las sustancias

en el caso del móvil y ordenadores

la vida actual obliga a su utilización permanente.

Muchos de ustedes pensarán,

este reportaje lo tendrían que haber visto mis hijos.

Pues esta noche estará colgado en la web de RTVE

y en las redes sociales.

Como todos, los de Informe Semanal.

Hemos llegado al final.

Gracias por acompañarnos. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 27/02/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Informe Semanal - 27/02/21

27 feb 2021

La puerta en el muro

Los primeros refugiados del campo de Matamoros, en la orilla mexicana del río Bravo, han empezado esta semana a cruzar la frontera. Es el principio del fin de uno de los símbolos de la política de mano dura de Trump. El anterior presidente les obligaba a esperar la tramitación de su expediente de asilo al otro lado del muro. Biden abre la frontera no solo para ellos, sino para 25.000 solicitantes de asilo que llevan desde 2019 bloqueados en México. Ahora podrán terminar el proceso en suelo estadounidense.

Peligro de adicción

Las pantallas de móviles, ordenadores o televisión se han hecho imprescindibles en nuestras vidas, y más aún durante la pandemia. Pero no siempre es fácil trazar la frontera que separa el uso del abuso, sobre todo entre los más jóvenes. Los datos oficiales dicen que un 18 por ciento de adolescentes con edades entre 14 y 18 años las utilizan de forma abusiva, con riesgo de caer en la adicción.

ver más sobre "Informe Semanal - 27/02/21" ver menos sobre "Informe Semanal - 27/02/21"
Programas completos (670)

Los últimos 3.814 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos