www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5833240
Historia de nuestro cine - Suspiros de España (y Portugal) (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Escrita por Rafael Azcona

y dirigida por José Luis García Sánchez,

"Suspiros de España (y Portugal)" es una comedia tan libérrima

como inclasificable, el retrato deformado e incisivo

de un país a través de dos frailes que huyen

del convento en busca de fortuna.

¿Por qué no me has dicho nunca que eras el bastardo

de un terrateniente?

-Porque me daba vergüenza.

-Volvamos al cortijo.

Aquí, a reclamarle a tu hermano la mitad de la herencia.

-¿Vamos a parar en Madrid?

Me voy contigo, papá.

Soy yo, Angélica. Perdóname.

(Música)

# Quiso Dios

# con su poder. #

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Bien.

Vamos a hablar de "Suspiros de España

(y Portugal)", que es una de esas películas

que se enmarcan dentro de esa larga tradición

de "road movies" ibéricas.

Sí, esa tradición que, desde "La marrana" de Cuerda,

por supuesto, "El viaje a ninguna parte"

de Fernán Gómez, "Hola, ¿estás sola?"

Icíar Bollaín, son todas estas "road movies" ibéricas,

pero quizá "La Vía Láctea"

de Buñuel es la que veo que tiene más relación

con esta película de Azcona y García Sánchez,

que, efectivamente, es la historia,

allí eran dos hombres haciendo el Camino de Santiago

y aquí son dos frailes que han perdido la fe,

dejan el convento y se embarcan en esta aventura

un poco a lo don Quijote

y Sancho Panza, pero con mucha más picaresca

todavía

y que iban en busca de esa fortuna o de la supuesta fortuna

de uno de ellos.

Es la primera de una trilogía que hicieron

Azcona y José Luis García Sánchez

con estos mismos personajes. Sí, de hecho, la siguiente, que fue

"Siempre hay un camino a la derecha",

la otra sería "Adiós con el corazón",

"Siempre hay un camino a la derecha"

funcionaba un poco como una segunda parte

de "Suspiros de España (y Portugal)"

y la tercera ya estaba mucho más centrada

en el personaje de Galiardo,

que, de hecho, era casi un trasunto de él,

era un poco como un donjuán crepuscular.

Le valió un Goya la película.

Y el personaje de Echanove en esta película

actúa casi como su contrario.

Sí, son un poco antes decíamos esto de don Quijote

y Sancho Panza, pero tiene esta cosa también

como un poco el Gordo y el Flaco;

don Quijote y Sancho Panza;

uno es un listo, el otro parece tonto;

uno es un caradura total,

el otro es un hombre muy tímido

y muy apocado; Galiardo lo ha vivido todo

y Echanove no ha vivido nada.

Y juntos se embarcan en esta aventura.

Pero luego, además, el personaje de Echanove

tiene una deriva en la parte final de la película,

que es totalmente disparatada, estos episodios que van ocurriendo,

ya el tramo final es muy loco.

En ese tramo final, además, Echanove interpreta

muchos otros personajes, es una especie de "Zelig"

y tiene mucha gracia porque, entre otras cosas,

ves el enorme registro cómico

que tiene como actor.

No lo vamos a desvelar, pero hace de muchos Echanoves,

por decirlo de alguna manera. Esta película, decías "disparate",

juega abiertamente al disparate.

Sí, la película es muy loca,

es muy bufa, pero es muy metafórica también

porque la película viene a hablar de un país

con una crudeza tremenda, que es ese país que se cree moderno,

pero en el fondo no lo es,

es pie que tiene todavía en una Edad Media

cuando juega a otra cosa.

Es una película, en ese sentido, muy loca,

es una comedia, obviamente, pero con un fondo bastante amargo.

Echanove y Galiardo están en el centro de esta historia,

son los dos protagonistas, pero muy interesantes también

todos esos actores que están alrededor,

esos personajes. Sí, hombre, como toda "road movie"

o como toda película con episodios,

todos esos episodios tienen muchos secundarios

y muchos actores de carácter muy bueno.

Aquí lo que pasa es que tenemos que hablar

de los dos personajes femeninos que los acompañan en ese itinerario,

Neus Asensi y Rosa María Sardà,

que están estupendas. La Sardà está increíble,

como siempre, da gusto verla.

Y luego, dentro de todos esos secundarios,

a mí hay un episodio que me hace especial gracia,

que es el del suicida que interpreta

Antonio Gamero y que es una de esas paradas

que tiene que es especialmente brillante.

Antonio Gamero no podía faltar en el cine

de García Sánchez. No, efectivamente.

Además, le ves y la verdad es que es un actor

de esos de carácter maravillosos que dices: "Ostras, qué bueno era".

Gracias, Elsa, a pasar un buen rato.

Os dejamos con Juan Luis Galiardo

y Juan Echanove, cómplices absolutos

de García Sánchez y Azcona que, junto a Rosa María Sardà

y a Neus Asensi, protagonizan este extraño viaje

por el espejismo de una España moderna.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Suspiros de España (y Portugal) (presentación)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Suspiros de España (y Portugal) (presentación)

02 abr 2021

Programas completos (32)
Clips

Los últimos 1.282 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios