www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5636918
Historia de nuestro cine - Coloquio: En Portugal - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos de nuevo

a "Historia de nuestro cine",

no es la primera vez que dedicamos un coloquio a las coproducciones

de nuestro país con otros países europeos,

pero es la primera en la que nos vamos a centrar

en la relación cinematográfica

entre España y nuestro país vecino, Portugal.

Por ello, hemos seleccionado dos películas

coproducidas por ambos países.

La que acabamos de ver, "Capitanes de abril",

dirigida por Maria de Medeiros en el 2000

e "Inés de Castro", producción estrenada en 1944

y codirigida por Augusto García Viñolas

José Leitão de Barros.

Para hablar de estas dos películas en particular

y de la relación entre el cine portugués y el español

en general están con nosotros:

Javier Castro, es productor, director y guionista,

uno de los productores de la película que acabamos de ver,

"Capitanes de abril".

Gracias por estar con nosotros, bienvenido.

Muchas gracias, un placer.

Es la primera vez que estás en "Historia de nuestro cine".

Bueno, esperamos tratarte bien y que te sientas cómodo.

También saludamos a Antonio Saura, es productor de cine,

miembro de la Academia de Cine Europeo

y director general de Latido Films.

En 2007, produjo "Fados", coproducción con Portugal

dirigida por su padre, Carlos Saura,

y que nos acercó a la cultura de nuestro país vecino

desde la música.

Gracias por acompañarnos una vez más.

Ya eres un habitual del programa. Un placer estar aquí con vosotros.

Para nosotros también.

Y Luis Parés, es historiador cinematográfico,

colaborador habitual del programa.

Encantada de que estés también aquí hoy.

Yo también estoy encantado. Un día más, un viernes más.

Portugal, un país tan cercano a España

pero, probablemente, lo cinematográfico podemos decir

que no está tan cerca de nosotros, ¿no?

No, de hecho, está bastante lejos.

Es gracias a la Guerra Civil

donde se estrechan las relaciones entre ambos países

porque el bando nacional,

los laboratorios se quedan en mandos republicanos,

en Madrid y en Barcelona, con lo cual,

el bando nacional necesita recurrir a los estudios de Lisboa

para poder tener tanto película virgen como material

para montar las películas.

Van algunos técnicos, entre ellos, Eduardo García Maroto,

y empiezan a hacer películas gracias a los estudios portugueses.

Entre ellas, una película, "O caminho a Madrid".

Y es ahí donde se establecen un poco las primeras pautas

que, después, en los años 40, tendrán como mucho más sentido.

(ASIENTE) ¿Y qué podemos decir del cine portugués?

Portugal es un país muy pequeño, tiene poca población y, en cambio,

está haciendo un cine interesantísimo

pero muy de festivales

y lo que le cuesta es hacer un cine más de público.

Pero el cine de festivales,

la presencia del cine portugués ahora mismo en los atelieres,

en Cannes y todo eso es espectacular,

tiene unos talentos enormes.

Hacen películas bastante intensas y de poco público,

pero más artísticas, un poco en la línea de Manuel de Oliveira.

Pero otras películas no han ido mal del cine portugués.

Lo que intenta hacer Galvão Teles o su hijo, etcétera,

más o menos consiguen ciertos rendimientos

pero, vamos, necesita ayuda estatal y, sobre todo, mucha coproducción.

Esa coproducción muchas veces la buscan en España

pero España no es muy generosa con el cine portugués.

De hecho, tenemos un minitratado entre España y Portugal

y los portugueses han ayudado más al cine español

que los españoles al cine portugués.

¿Cuál es la relación que existe actualmente entre el cine español

y el portugués?

Por alguna razón que no entiendo muy bien,

las relaciones con Portugal siguen siendo escasas.

Siempre miramos al vecino del norte,

a Francia, que siempre ha sido como la base de todo en España.

Si quieres triunfar en la literatura, el cine,

en cualquier cosa, el contacto con Francia es prioritario

pero Portugal es un poco el vecino pobre

con una cultura interesantísima,

una historia conjunta larguísima que daría para hacer muchas cosas,

pero... Y con cineastas muy interesantes.

Sí, como dice Antonio, ahora mismo,

centrados en el tipo de película que se hace cuando no hay otra cosa.

En 2019 hubo 9 coproducciones entre España y Portugal.

Sí, pero son coproducciones medianamente económicas.

La verdad de es que, respondiendo,

completando lo que han dicho los compañeros,

en España se estrena muy poco cine portugués.

Comercialmente, apenas se estrena cine portugués.

Pero en Portugal tampoco se estrena mucho cine español.

Lo que hay son grandes focos cinéfilos

donde sí que esos cines son contemplados

con pasión y con ardor.

Uno de los cineastas claves de la contemporaneidad

es Pedro Costa, portugués,

que en Portugal...

Hay otros como Miguel Gomes, también importantísimos,

pero que no se llegan a estrenar comercialmente en nuestras salas.

Con lo cual, lo que se recurre es un poco a completar presupuestos,

a coproducciones y participaciones que son meramente económicas.

Hablemos de "Capitanes de abril", la película que acabamos de ver.

El debut en el largometraje de Maria de Medeiros.

¿Cómo entras en el proyecto?

Yo entré por la gente de Maria.

García Maroto me dijo que tenía este proyecto

y que si me interesaba.

Me fui a París a hablar con el productor y, claro, yo allí,

una cosa generacional también...

El golpe de los coroneles, cuando ocurrió yo tenía 14 años,

me gustaba mucho la política

y aquello fue un revulsivo brutal en toda Europa, no solo en España.

Tenía muchísimo interés en la historia.

La película, en el fondo, es una película francesa.

La mayor parte del capital surgió de Francia

y la iniciativa surgió de allí y, probablemente,

era la única manera de hacerlo.

Luego, el rodaje, te puedes imaginar,

estaba plagado de anécdotas porque, bueno, no sé, por ejemplo,

hay que buscar los tanques,

que parece que van a estar en cualquier sitio

y son fáciles de llevar pero no existían en ninguna parte.

Los que encontramos que, además, tenían que ser esos,

los habéis visto en la película,

el blindado de caballería que usa Maia para ir a Lisboa

es un blindado de ocho ruedas muy raro que lleva...

No sabía que existían tanques que tienen dos conductores,

uno delante y otro detrás.

Pero están en todas las fotos de la época

y había que buscar eso, que hacerlo cruzar por España.

Arma de guerra y tal.

Al final, lo que hicimos fue declararlo como chatarra

y con eso conseguimos pasar

sin demasiadas complicaciones hasta allí.

Luego, todo el punto de vista de los aspectos técnicos.

O sea, el vestuario, por ejemplo, es complicadísimo,

hubo que hacer todos los uniformes, no los usa el Ejército, obviamente.

Hacer estas películas que son de época reciente

tienen el inconveniente de que todo el mundo conoce la época

y tienes que ajustarte mucho a lo que eran.

Hablemos de Maria de Medeiros,

muchos de los espectadores la conocerán en su faceta de actriz

y cantante pero, claro,

¿se lanza en qué momento de su trayectoria

a dirigir el largo?

Lo primero que hay que decir para explicar

quién es Maria de Medeiros es que es una mujer muy cosmopolita.

Es decir, educada en liceos franceses,

educada en Viena,

con un conocimiento del castellano enorme...

Es portuguesa pero tenía una posibilidad

y una potencia de ser,

de trabajar internacionalmente que ella supo aprovechar.

Empezó en el cine portugués con uno de los directores

más importantes de la historia del cine portugués,

João César Monteiro, en "Silvestre".

Y se empieza a convertir, digamos,

en una especie de primera figura del cine portugués

y no tarda en pasar al cine europeo, pero por Francia.

Antes de trabajar en España, pasa por Francia,

donde empieza a trabajar con directores

como puede ser Chantal Akerman.

A España llega, por ejemplo,

para trabajar con Bigas Luna en "Huevos de oro",

donde hace de Marta, la millonaria, lo cual te da como una idea...

Sofisticación.

Sí, de lo sofisticada, lo elegante que es.

Después, trabaja en "El detective y la muerte",

de Gonzalo Suárez, donde hace esa mujer misteriosa

que el detective tiene que buscar y encontrar.

Y hace "Airbag" también.

Además de Tarantino y otros cineastas franceses muy importantes.

Esta película llega en ese momento de la carrera

donde ella busca más proyección

y lo encuentra poniéndose detrás de las cámaras.

De hecho, ella hace un papel casi protagonista en esta película

pero ella no lo quería hacer,

quería volcarse directamente en su faceta de directora.

Después de esta película, ha proseguido.

El año pasado hizo su segundo largometraje de ficción.

Entre medias ha hecho casi 11 documentales.

Y decide recuperar este episodio de la historia de su país,

de Portugal, la Revolución de los Claveles.

Dice que le preocupaba mucho no traicionar

el espíritu de los capitanes.

¿Cómo ves esta aproximación? ¿Qué te ha parecido?

Creo que es una película bastante interesante,

es una película irregular,

pero es muy interesante la manera en que lo intenta llevar

más hacia su experiencia personal, hacia el punto de vista de la niña

a la que le están paseando unos padres que forman parte

de todo lo que está pasando,

que parece ser muy cercano la experiencia que ella tuvo.

"Me importaba mucho contar esta historia y a todo el mundo.

Esta historia que pertenece, en el fondo,

a todas las generaciones y que todo el mundo puede repensarlo

y ver en ella nuevos sueños."

Y, luego, un reto muy difícil.

Yo recuerdo cuando produje "Fados",

que tenía a la mitad de Portugal mirándonos como...

Los portugueses son muy celosos de cómo se cuentan las cosas

y quién las cuenta.

Entonces, era un reto muy complicado.

Ahora, creo que lo resuelve más o menos bien

al dispersar las distintas historias

y al presentarlo un poco global.

Históricamente, creo que es muy muy correcta.

"Por última vez, esta noche no se trata de hacer maniobras.

Es preciso acabar con esta maldita guerra colonial."

El guion está basado en esos escritos

del capitán Salgueiro Maia.

Decía que eran unos textos muy cinematográficos.

Es que él es un personaje, yo creo que irrepetible.

Es el capitán que, bueno, en un ejército es casi nada,

que tumba un régimen podrido con una acción casi suicida.

Después de esto, cuando ha triunfado la historia,

se vuelve al cuartel,

le ofrecen estar en la Junta Provisional

que va a dirigir el país, ser ministro,

le ofrecen lo que quiera y él no acepta nada.

Se va al cuartel y vuelve a cobrar su paga

y a hacer su oficio de militar.

Claro, yo no recuerdo ningún caso parecido.

"Dice que desapareceré en la oscuridad de la historia.

Y no me importa.

En el fondo, la libertad es en gran parte una lucha interior.

Nada espectacular."

Es una cosa tan espectacular

que lo consiguieran sin muertes, sin nada...

Hubo un momento, bueno,

hay productores que van mucho al rodaje, yo procuro ir poco,

pero cuando llegamos al rodaje,

estaban rodando la llegada de los tanques

por La Baixa...

a Lisboa.

Había una serie de figurantes y tal, pero la gente, los espectadores,

a mí me conmovió muchísimo, estaban llorando, ¿sabes?

Todo el mundo estaba rememorando ese día,

es un día tan especial, una cosa tan única,

una explosión de alegría tan grande que la gente lloraba recordándolo.

No sé si porque el país se había convertido en otra cosa

o porque echaban de menos esa alegría o lo que fuera,

pero fue muy emocionante.

Hablemos de los intérpretes, del trabajo de Maria de Medeiros,

de Joaquim de Almeida,

que también es uno de los actores portugueses

más reconocidos a nivel internacional.

Bueno, a mí me ha impresionado Stefano Accorsi.

Yo, cuando vi la película en su momento,

me pareció que estaba bien pero volviendo a verla,

está espectacular.

Además, muy parecido. Tiene unos rasgos...

Joaquim de Almeida lidia con un personaje más complicado,

que lo hace francamente bien,

porque tiene que ser este personaje medio dubitativo, gruñón.

Y creo que está como siempre, impecable.

Y, por supuesto, mi querido, admirado y gran amigo Fele Martínez.

(RÍE) Eso siempre. Y Manquiña.

Y Manquiña que está sensacional. Siempre está bien Manquiña.

Y Maria, yo creo que Maria está más irregular.

Se ha puesto unas escenas más complicadas.

La entrada en la primera recepción...

Cosas dónde está ella...

No sé, me parece que están mejor,

que dirige muy bien a los demás y ella está presente.

"Inés, nos iremos lejos de aquí,

donde nuestro amor pueda sentirse libre,

donde podamos vivir para nosotros mismos fuera de la ciudad."

Hablamos de la película que vamos a ver a continuación.

Se estrena en 1944,

dirigida por Manuel Augusto García Viñolas

y José Leitão de Barros.

En primer lugar, vamos a contar quiénes fueron estos directores.

Bueno, José Leitão de Barros es uno de los directores más importantes

de la historia del cine portugués, un auténtico pionero y, además,

tiene una obra como documentalista que podría

y debería ser reivindicada porque sigue la estela de Flaherty

y mete a actores no profesionales en historias reales

con películas como "Nazaré, Praia de Pescadores"

o "Ala-Arriba!".

Y era como un director muy importante en aquella época.

Con lo cual, era normal que, digamos,

la producción estatal por antonomasia

se pusiese en sus manos.

Manuel Augusto García Viñolas, sin embargo, era otra cosa,

no era director de cine, era gestor cinematográfico político.

Es decir, él estaba muy cercano al franquismo,

había dirigido el departamento de cinematografía

durante la Guerra Civil.

Él fundó el NO-DO, era el director de cinematografía en aquel momento.

Es decir, no era un hombre que hubiese dirigido nunca.

Dirigió después y dirigió cosas de valía,

pero en aquel momento no había dirigido,

tenía era una idea más o menos estética

de cómo tenía que ser el cine.

¿Es la primera coproducción entre España y Portugal?

Fue una de las primeras.

Fue la primera pensada, las anteriores habían sido comedias

que, por adelantos de distribución, habían aparecido como coproducción.

Esta es la primera coproducción pensada como tal,

con una historia que hayan compartido ambas naciones.

La película está basada en una novela

de Alfonso Lopes Vieira, me decías que no la habías visto,

no sé con qué te quedas, qué destacarías.

Hombre, yo creo que es una película que responde muchísimo

a la propaganda de la época y que en eso tiene su valor.

Recojo una leyenda que sigue siendo una leyenda muy importante.

Si tú vas a Coímbra, todavía hay un hotel maravilloso

donde vivió Inés de Castro.

Y, la verdad, es que la historia en sí es bonita.

Aquí, el tratamiento...

La hacen en tres partes, queda un poco confuso,

pero que merece la pena ver.

Y, sobre todo, María Dolores Pradera.

Es verdad, aparece prácticamente reconocible.

Yo soy un entusiasta de María Dolores Pradera

y, de repente, era: "¿Qué es esto?".

Pero, bueno, como aproximación a una cosa histórica,

los portugueses es un personaje que han tratado mucho,

lo han tratado en la televisión...

Creo que ahora mismo también había otro proyecto más en la RTP

de volver a resucitarlo, porque sí es verdad

que es un momento, una historia de amor preciosa.

Te iba a preguntar por el reflejo que la historia de Inés de Castro

ha tenido en el cine.

Bueno, a ver, en este caso, es un personaje de actualidad,

lo acaba de decir Antonio.

En diciembre en Madrid coincidieron en el teatro

dos obras sobre Inés de Castro.

Es decir, es un personaje del que se sabe poco históricamente

pero cuya leyenda ha trascendido.

Y ha trascendido también en el cine.

En el año 1910 ya se hizo una versión

de otra obra medieval en el cine portugués.

Esta, digamos, es la canónica.

Luego, un dramaturgo inglés, Clifford,

escribió una serie para la BBC en los años 80.

Es decir, Inés de Castro no solo es un personaje español o portugués,

sino que ha trascendido incluso a Inglaterra.

Luego, en el año 98, José Carlos de Oliveira,

hizo otra adaptación a partir de una novela

que se acababa de publicar sobre el personaje.

Es decir, es un personaje,

es una leyenda que es un poco inacabable

porque cada época la quieres releer.

Una de las grandes superproducciones históricas

de la época.

Parece que fue la película más cara

que se había hecho en la historia del cine español

y de producción, claro, a mí lo que me gusta

es la gente que está detrás.

Parece que los diálogos los corrigió Manuel Machado.

Y hay dos refugiados que fueron muy importantes

en el cine español, que son Enrique Guerner,

que es un director de fotografía que se exilió, austriaco y alemán.

Venía del expresionismo y de vez en cuando

se le va la mano en la película

y se ven ahí algunas sombras un poco extrañas y tal.

Hay como un pastiche de historias.

También ahí estoy viendo unas imágenes del "Sainete",

que es inevitable en cualquier producción española,

siempre se cuela algo del "Sainete".

Y, luego, está Pierre Schild, que es el decorador,

que es otro exiliado también judío

que llegó a España en esa época al que se deben joyas

como "La torre de los siete jorobados",

que era un personaje espectacular especialista en las maquetas,

los vidrios pintados y todo esto,

introdujo eso que, vamos, cambió el cine español.

Y esta es una de sus primeras películas.

También tenemos a Antonio Vilar que, luego, desarrolló

una carrera aquí en España.

De hecho, entra en España por las coproducciones,

por protagonizar esta película y, después, "Reina santa",

otra coproducción entre España y Portugal

sobre otro personaje histórico que comparten ambos países.

Isabel de Aragón.

Pero luego él se queda aquí

y hace películas como protagonista increíbles, importantísimas.

Era uno de los galanes, protagoniza "Don Juan" de Sáenz de Heredia.

"He luchado tanto por apartarme de ti...

-Pero nadie puede luchar contra este amor, Inés.

Él domina todos mis pensamientos.

Donde quiera que miro, te veo a ti."

¿La película funcionó en su momento?

Sí, antes de contestar esta pregunta,

he de decir que la película en Portugal y en España

tiene dos versiones distintas.

En España dura 15 minutos menos, lo cual hace que sea, quizás,

más complicada de entender.

Con lo cual, yo no sé muy bien cómo sería la versión portuguesa,

pero seguramente sea más rica en matices.

Funcionó muy bien también porque tenía

todo el aparato de propaganda del régimen

detrás de la película.

Tuvo premios del sindicato y tuvo mucho público.

(ASIENTE) Pues yo creo que lo vamos a dejar aquí,

que ya los espectadores vean la película

y saquen sus propias conclusiones.

Sí que os quería preguntar por proyectos.

¿Cómo están las cosas?

Yo estoy preparando un documental que ha entrado a esta casa

que dirige José Luis López Linares

y es otra mirada sobre las muchas miradas de Goya.

Es una coproducción con Francia, a lo mejor entra Portugal,

precisamente estamos en ello.

Y estará en esta casa.

Entonces, muy contento, la verdad.

Cuéntanos proyectos.

Pues yo ahora suspiro por sacar adelante

una serie de ficción que tengo planteada en esta casa

que dirigiría Arantxa Echevarría

y con protagonista femenina, thriller...

Gracias a los tres por habernos acompañado esta noche

aquí en "Historia de nuestro cine".

A caballo entre la leyenda y la realidad,

Inés de Castro nos sumerge

en una de las historias de amor prohibido

de mayor calado de la cultura portuguesa,

una superproducción con una escenografía soberbia

y unos protagonistas que serán capaces de todo

con tal de intentar mantener con vida una pasión

abocada irremediablemente a un desenlace fatal.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: En Portugal

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: En Portugal

01 ago 2020

Elena S. Sánchez charla con Javier Castro, Antonio Saura y Luis E. Parés, sobre las películas "Capitanes de abril" (2000) e "Inés de Castro" (1944).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: En Portugal" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: En Portugal"
Programas completos (5)
Clips

Los últimos 1.204 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios