www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5585530
Historia de nuestro cine - Coloquio: Gitanos - ver ahora
Transcripción completa

Nuestra sesión doble de hoy está dedicada

al reflejo de la cultura gitana en el cine español.

Comenzamos con la comedia "Morena Clara"

y tras el coloquio recuperaremos "Lola vende cá" de Llorenç Soler.

Para hablar de estos dos títulos

y del tema de hoy hemos invitado al programa a Cristina Brondo.

Es actriz, protagonista de "Lola vende cá".

Es la primera vez también que está con nosotros.

Bienvenida. Hola, ¿qué tal?

La película la veremos después del coloquio.

Vamos a situar mucho a los espectadores

en este experimento. Un experimento total.

Muy especial. Gracias por estar con nosotros.

A vosotros. También nos acompaña

por segunda vez en el programa Pilar Távora.

Directora, productora y guionista de cine, teatro y televisión.

¿Cómo estás? Bienvenida. Encantada.

La última vez hablamos de "Yerma", ¿puede ser?

De "Yerma", sí. ¿Sí?

Una gran película.

Tenemos por delante también una sesión doble interesante.

Gracias por estar con nosotros.

Por último, saludamos

a uno de nuestros colaboradores más queridos.

Historiador, director de cine, crítico.

Fernando Méndez-Leite, ¿cómo estás?

Muy bien, pero yo no sé nada de este tema.

Ya os lo advierto.

A mí me han dicho, bueno, me lo has dicho tú,

que esta versión de "Morena Clara"

te parece curiosa. Pero yo soy del mundo payo.

No domino muy bien el tema.

Y puedo meter la pata fácilmente.

Yo, por ejemplo, soy paya, pero adoro el mundo gitano.

Ese es un punto de partida bueno.

Primera pregunta: ¿cómo creéis que ha tratado

el cine español la cultura gitana?

Muy mal. ¿Sí? Pues así.

¿Por qué? Pues vamos a empezar así.

Venga. Pues, primero,

porque es una gran desconocida.

Y después, porque está llena de estereotipos.

Pero que sobreviven hasta el siglo XXI.

Estereotipos porque solo se conoce una parte,

digamos la más exótica, por decirlo de alguna manera,

de la cultura gitana.

Desde un punto de vista, paternalismo, por un lado,

desde el conocimiento, por otro,

y siempre al estereotipo y al tópico.

Por lo tanto, hemos tenido muy poco contacto

a través del cine, de los medios,

de lo que es realmente la cultura gitana

y lo que es realmente la etnia gitana.

Entonces, bueno, pues hay mucho por hacer.

Claro, hasta el siglo XXI.

Pero yo pienso en películas más recientes

como "Carmen y Lola".

Como las películas de Isaki Lacuesta.

¿Crees que ahí también están los estereotipos

o ya vemos la cultura gitana...?

No sé si has visto esas películas.

Lo que pasa que muchas veces pasas del estereotipo

a querer romperlo totalmente sin ningún tipo de nada intermedio.

Seguimos con el mismo desconocimiento.

Tanto unas películas como otras, las juzgas desde el desconocimiento.

No te puedes hacer una idea global de lo que es la etnia gitana.

Nosotros queremos contribuir a que la imagen sea

lo más certera posible.

Por eso te tenemos aquí.

Y sí que me gustaría, Fernando, que me digas, el mundo gitano,

a lo largo de la historia de nuestro cine,

¿se ha reflejado

en muchas ocasiones en el cine español?

Sí, mucho, pero como muy bien dice Pilar, de una manera estereotipada

y, en general, caricaturesca.

Es lo mismo que puede pasar con el tema de la homosexualidad.

Durante muchos años, sobre todo la etapa de la dictadura,

el cine que trataba de homosexuales,

o en su caso, por ejemplo, de la etnia gitana,

como estamos ahora, pues era una forma de hacer humor.

Un humor facilón.

Lo hemos visto en la versión de "Morena Clara"

que se acaba de proyectar.

Los gitanos son una forma de provocar la hilaridad del público

con sus peculiaridades.

-¿Quieres que lo cojamos prestado? -¿Prestado?

Sí, le pondremos un papel en la manta que diga:

-"Se devolverá". -Te he dicho muchas veces

que nosotros, gitanos, pero gitanos honrados

y a muchísima honra, ¿te enteras?

Eso, hecho con más, con menos cariño, más inteligencia

o más malaje, pero en definitiva, yo creo que eso ha sido...

Hay películas que lo han planteado de una manera más seria,

como, por ejemplo, "Los Tarantos", o "Con el viento solano".

En fin, pero en todo caso, yo creo que el estereotipo sigue.

Cristina, ¿cómo fue tu aproximación a la cultura gitana?

No sé si fue aterrizar desde la nada, el desconocimiento,

o sí que tenías, de alguna manera, alguna vinculación.

Fue hace ya 20 años. Fue hace bastante.

Mi vínculo, yo empecé como tú, que dices:

"No soy gitana, pero me atrae mucho el mundo gitano,

la música gitana, el baile; lo típico".

Y yo entré en su mundo con un poco de temor

porque yo era paya haciendo de gitana.

Y ellos mismos no estaban muy de acuerdo con eso.

Sobre todo en esta película, que como bien decías,

es un experimento, tiene un punto documental.

Decían: "Que lo haga una gitana".

Luego ellos mismos entraban en contradicción

porque cuando leyeron el guion decían:

"Una gitana no haría esta escena, ni esta.

Entonces, por eso lo hace una paya haciendo de gitana".

Realmente, en alguna ocasión, y Llorenç lo intentaba,

dar un espacio para que se hablase de cosas

que no fuesen los clichés típicos.

Pero ellos mismos tienen una coraza muy grande,

que se entiende que la tengan

por siglos y siglos de persecución y cosas,

que también son muy temerosos de muchas cosas.

Y ellos mismos, a veces, en el caso de "Lola vende cá",

que se ve cuando hablan a cámara,

les gusta jactarse de esas peculiaridades,

esas diferencias más folclóricas,

que seguro que no son las de toda la etnia gitana,

pero sí que son las que se resalta en el cine.

Han pasado 20 años.

Seguramente en estos 20 años hayamos evolucionado.

Y probablemente, si se hiciera la película ahora,

se destacarían otras cosas.

Me imagino que sí, me imagino que hay muchas más cosas

que destacar, por ejemplo, tenemos ahora mismo,

hoy mismo, gitanas en el Congreso de los Diputados.

Tenemos gitanas concejalas, tenemos gitanos concejales,

médicos, abogados, ingenieros, autónomos.

Quiero decir, es que el mundo gitano está absolutamente normalizado.

Excepto en esas partes de marginación,

que siguen existiendo,

que son las que se resaltan siempre en medios de comunicación.

Parece que lo que no vende es un gitano abogado,

o una gitana diputada, sino que siguen vendiendo los mocos,

los barros, las ratas.

# Y el gitano a su costilla # de esta manera le habló.

¡Vamos, sobrina!

# Échale guindas al pavo, # échale guindas al pavo,

# que yo le echaré a la pava.

# Y azúcar canela y clavos.

# Que yo le echaré a la pava # azuquita, canela y clavos.

-Es una pena. -¿El qué?

Que mi plan de educación exija acabar con este aspecto

de la personalidad gitana.

Comenzamos hablando de la película que acabamos de ver,

"Morena Clara", dirigida por Luis Lucia, estrenada en 1954.

Es la segunda versión de "Morena Clara".

La primera fue de Florián Rey en los años 30.

¿Por qué nace esta segunda versión?

Yo creo que a raíz del éxito de la segunda versión,

o de la tercera, por cierto, de la hermana San Sulpicio,

que había hecho Florián Rey, primero en la etapa muda

y luego en la república sonora.

Luis Lucia hace para Benito Perojo

"La hermana San Sulpicio" con Carmen Sevilla y Jorge Mistral,

que tiene muchísimo éxito.

Y yo creo que eso fue lo que debió hacerles pensar

en que puesto que las películas de Florián Rey se pueden adaptar

al mundo de los años 50, vamos a hacer una "Morena Clara".

Digo yo que ese debió ser el origen.

Y es más, yo creo que en un principio la idea era

que fuera Carmen Sevilla quien hiciera

el papel de Imperio Argentina,

pero finalmente, con mejor criterio, lo hizo Lola Flores

con Fernando Fernán Gómez, que formaban realmente

una pareja cómica muy potente.

Muy potente y muy competente,

porque lo que sí es cierto es que están magníficos

como actores y encarnando a esos personajes.

Y además, eso hace que la película sea radicalmente distinta

de la versión de Florián Rey en tono, en estilo,

en forma de encarar la historia, en la manera de enfocar el humor.

Hablemos del origen real, que está en el teatro.

El origen real de esta obra, de "Morena Clara".

Sí, pero digamos, aunque esté en el teatro,

yo no he visto nunca la versión teatral,

pero es que andamos en lo mismo.

El origen es lo que después se va repitiendo también

en las versiones cinematográficas.

¿Qué se destaca en estas versiones?

En las versiones cinematográficas, las que estamos hablando

de "Morena Clara", al principio,

es verdad que es divertido, está en clave de humor.

Pero todo el repaso que hace... Histórico, Estela.

Bueno, he cogido cosas literales, no las voy a...

-Las cosas literales son tremendas. -Bestialidades.

Son tremendas. Es verdad que en clave de humor,

pero evidentemente son siempre... Roban, son delincuentes, son sucios.

Pero a lo largo de la historia. Insisto, en clave de humor.

Pero el mensaje está ahí.

En aquella época, la vida de los gitanos

era muy parecida a la actual.

Vean como esta gitana

-sabía utilizar el dedete. -¡Ay!.

Es muy curioso, precisamente, que la película

está a favor de la gitana frente al payo.

El payo es un desaborido absoluto,

mientras que la gitana es listísima, es graciosa,

es ocurrente, es divertida y está muy loca.

Pero para llegar a eso, lo que hace es, primero,

hacer un destrozo total. Planteamiento, claro.

De la etnia gitana.

A partir, digamos, de un supuesto nacimiento

de los gitanos en el Egipto clásico.

Hasta el nacimiento del cante jondo.

-(RÍEN) -Por la picadura.

# ¡Ay!

# Una bicha me ha picado, madrecita.

Y así fue como nació el cante jondo. ¡Ole!

Cristina, ¿tú conocías esta versión de "Morena Clara"?

Cuéntame un poco qué percepción, con qué te quedas,

qué te llama la atención conociendo tan bien el mundo gitano ahora.

Es cierto que cuando empieza la película dices: "¡Bua!".

Entiendes el rechazo que a lo mejor tuvimos cuando llegamos a La Mina

en Barcelona: "Queremos hacer una peli".

Históricamente es como: "¿Para qué?

¿Para que salgan estos estereotipos?".

Porque es verdad que es lo que se solía mostrar.

Entonces, cuando empieza la peli dices: "Realmente, claro..."

También si se metieran con algo mío tanto tiempo, diría:

"A ver, ¿qué vas a decir de mí?".

Realmente, el principio de la peli dices: "Anda, que..."

Y claro, la Flores muy a favor, pero dices:

"Muy a favor, pero tirándote piedras a tu propia etnia".

Estas cosas de... Bueno.

Lo aceptas porque, bueno, la época y tal.

A ver, Lola Flores, obviamente es amor puro.

Es verla y decir: "Cuánto arte".

Y luego, Fernán Gómez. Realmente, la pareja era...

Yo no lo conocía, entonces, estaba anonadada

viendo eso que era como muy surreal a la vez.

Pero muy bien ellos dos.

Una extrañísima pareja.

Lolas Flores y Fernán Gómez. Sí.

Venga para acá que le voy a dar un beso de hija

que le voy a poner la camiseta del revés.

Me gustaba volver a trabajar con Lucia

y también trabajar con Lola Flores, a la que yo admiraba

de una manera casi podíamos decir exaltadísima.

Me gusta mucho a mí Lola Flores, su trabajo.

Pero no me parecía que el papel era adecuado para mí.

A Fernán Gómez lo emparejaban con las folclóricas.

Porque hizo también, inmediatamente después,

hizo con Antonio Román "Congreso en Sevilla",

que tenía mucho que ver, y era con Carmen Sevilla.

Era que funcionara el contraste

entre Fernán Gómez y una andaluza tópica

de pura cepa de estas que salían en el cine de esa época.

También tiene una cierta burla sobre el cine folclórico

que estaba en ese momento en boga.

Esta es la época de otras películas de Lola Flores,

"Estrella de Sierra Morena", "La niña de la venta",

"Hermana Alegría", películas de Juanita Reina, de Carmen Sevilla.

Entonces, en la película sí hay una cierta broma al respecto.

Por ejemplo, dicen:

"En todas las películas españolas hay una escena de baile".

Monta un número musical completamente absurdo

que no pinta nada en la película.

Pero que también estaba en la de Florián Rey.

Ese es otro de los tópicos de las películas

donde hay un gitano; tiene que cantar y bailar.

Parece que los gitanos siempre están cantando y bailando.

Sí. Efectivamente.

Igual que los andaluces.

Cuando dices: "Soy andaluza".

"Canta". ¿Por qué?

Y además, la mayoría no saben cantar y bailar.

La mayoría.

Y si lo hacen, lo hacen mal.

Lo hacen como lo puede hacer cualquier payo

que tampoco sabe.

Siempre hay que estar cantando. Uno de los encantos

de esta película es ver a Lola Flores

cantando y bailando. Sí.

Se para... Pero claro,

ahí estamos, digamos, separándola a ella,

porque la verdad es que está genial.

# Por ti yo contaría # la arena del mar.

# Por ti yo sería capaz de matar.

# Y que si te miento, # me castigue Dios.

# Y eso con las manos # sobre el Evangelio

# te lo juro yo.

Cuando tratas con ellos, en su día a día, normal y corriente,

-hay mucho cante y hay mucha danza. -Sí.

Y forma una gran parte de su manera de ser y de sentir.

De hecho, yo para entrar muy bien en el personaje,

me apunté a clases con las niñas de La Mina, iba a flamenco,

porque es una manera de entrar a sus raíces.

Miguel Ligero está en las dos versiones

haciendo personajes distintos, muy cercanos a la protagonista.

Había hecho mucho cine folclórico y también Manuel Luna repite.

Miguel Ligero, claro, había hecho,

no solo las películas de Juan de Orduña

y las de Florián Rey,

sino que había hecho las películas de Benito Perojo

que se hicieron en Alemania también.

Y era un actor cómico habitual en este género.

Lo que pasa es que el personaje, por edad, se convierte

en vez de en el hermano de Imperio Argentina,

en el tío de Lola Flores.

La película tiene muchísimas diferencias argumentales

con la versión de Florián Rey.

No solo en cuanto a tono narrativo

y en cuanto al estilo humorístico de una y otra,

sino también argumentales.

Y bueno, hay una serie de detalles.

Por ejemplo, en la primera versión,

la protagonista es de padre desconocido.

Eso desaparece en esta segunda versión.

Trinidad Marqués de nombre y de alias Morena Clara.

Natural de Trebujena, hija de La Palmita,

que tocaba el pandero, y del Pirri, mejor alquilador de Andalucía.

Esta era una película muy tolerada para menores.

Era una película que veíamos los niños continuamente

en los cines de programa doble en los años 50.

Y es muy de los años 50.

El personaje de Lola Flores, en un momento determinado,

se convierte en la criada de los payos.

Del fiscal y de su madre.

Y las criadas cantaban.

Eran las que cantaban en esa época.

Eran las chachas las que cantaban en los patios

y se oía continuamente cantar, no digo ya en Sevilla, en Madrid.

Desde luego, en el patio de mi casa se cantaba.

Y se cantaban las canciones de Lola Flores,

de Juanita Reina o de Juanito Valderrama.

Maravillosa también Julia Lajos, que nos encanta.

Una secundaria maravillosa. Estupenda.

En el papel de la madre. El reparto también mejora.

Porque aunque Imperio Argentina

era una estupenda actriz y era, además, una actriz más fina

que Lola Flores,

sin embargo, la vitalidad que le da Lola Flores al personaje,

no lo tenía, y cambiar a Manuel Luna por Fernando Fernán Gómez

es pasar a las Antípodas. Sí, que es un cambio cualitativo.

Hablemos de la película que vamos a ver,

"Lola vende cá"; ya han pasado 20 años.

Qué barbaridad. Bastante.

Sí, mucho. De Llorenç Soler.

Cuéntame cómo comienza esta historia,

porque ya os conocíais, habíais trabajado juntos,

y un poco es una apuesta que hace de tu mano, ¿no?

Sí, yo con Llorenç había tenido la suerte de participar en "Said",

que era una película sobre marroquís que llegaban a Barcelona.

Y hacía de marroquí.

Y Llorenç me vio de marroquí y dice: "También podrías hacer de gitana".

Los mismos rasgos.

Padre canario, entonces está ahí.

Y entonces, la verdad que me dijo:

"Tengo una historia en la cabeza que me gustaría hacer.

Pero es un poco una locura. Es un documental".

Llorenç Soler, que le mandamos un beso desde aquí muy grande,

venía del mundo del documental.

Y dice: "Quiero hacer un documental con ficción". Y yo: "¿Perdona?".

Dice: "Bueno, ¿tú te sumas?". Digo: "Yo me sumo".

Y empezó un poco sin saber realmente. Sí que había un guion.

Y luego, estaba toda la parte de documental pensada,

creía yo, por lo menos, como para luego o "making of".

Y luego, eso se añadió a la película porque nos gustaba mucho,

lo que hablábamos antes, que los gitanos, propiamente dicho,

pudiesen decir ellos desde su propia voz

lo que quisieran, que Llorenç Soler les preguntaba

y ellos hablaban de lo que querían; no había nada guionizado.

Entonces, ese material a Llorenç le fascinaba

y al final lo metió en la película.

El día que en las bodas gitanas la mujer gitana

deje de llegar virgen al matrimonio y hacer una boda gitana,

la cultura gitana española se ha acabado.

Sí que es verdad que hay algo que está muy subrayado también,

no sé si es intencionadamente o no,

está en la película y en casi todas las películas

que se hacen de gitanos, que es el tema de la honra.

Sí. Y la honra de la mujer, claro.

Pero no nos acordamos que hace 60 años

era igual. Claro, esto no es solo...

Hablábamos antes de "Yerma". El problema de "Yerma"

era también la honra.

¿Cuántas chicas con 16 años, 17,

se casaban embarazadas y también no eran gitanas?

En familia. Era una deshonra.

Era una deshonra para la familia. Ya no se podían casar de blanco.

Es que perdemos un poco la memoria.

Lo que pasa que quienes conservan algunas cosas,

parece que son los que la originan, pero no.

Además, el tema de la virginidad es un tema que está igual en la India,

en Marruecos, en Afganistán, en Egipto.

Y en muchos territorios pequeños y muchos pueblos pequeños.

Es verdad que han pasado 20 años desde "Lola vende cá".

¿Eso ha cambiado en la etnia gitana o no?

¿Sigue siendo algo tan importante? Ha cambiado bastante.

Sigue habiendo familias donde las niñas se hacen el pañuelo.

Eso sí es verdad.

Pero también hay montones de familias que ya no someten.

De alguna manera, hay más conciencia de lo que son los derechos humanos.

Estamos hablando de derechos humanos también.

Y de humillación y de objetos.

Y muchas veces, las tradiciones

que tienen que ver con los derechos humanos,

tienen que acabar cuando empiezan los derechos humanos.

Fernando, ¿cómo te parece que funciona esa mezcla

de ficción, documental?

Lo que trata de proponer el director.

Es una mezcla que se ha utilizado muchas otras veces en cine.

Pienso, por ejemplo, en documentales de Saura, precisamente.

En "Carmen", por ejemplo, o en "El amor brujo".

Yo creo que es lo que tiene más interés en la película,

precisamente, esa mezcla entre la ficción y el documental,

que se hace de una manera muy ligera, muy espontánea.

Es una película muy sencilla.

Tampoco es una película nada pretenciosa.

Cuenta una historia de ficción muy leve

y luego una parte documental que tiene mucho interés.

Y como Cristina está estupenda, además,

-haciendo ese personaje. -Gracias.

Pues da gloria verla.

¿Cómo recuerdas el rodaje?

Porque eras la única actriz profesional

dentro de ese reparto

que era gente que no se dedicó nunca a esto.

Imagino que nunca más se dedicarían a ello.

Y luego, con esos medios técnicos que parecen también muy caseros.

Sí, realmente formaba parte de la idea,

que no se sintiesen... Invadidos.

Violentados, invadidos.

De hecho, la cámara... Bueno, Llorenç es que grababa todo el rato.

Todo para que ellos perdiesen la noción

de que se están grabando o no.

Pero sí que es cierto que, claro, no eran actores,

entonces, pues bueno, el texto a veces no se lo sabían.

Bueno, tenías como que estar ahí un poco.

Pero al igual que me ayudaban a entender a Lola,

yo les ayudaba a ellos.

Y luego, bueno, escenas maravillosas,

como la madre del Toleo, Amaia,

cuando entra la policía, que hacen una improvisación ahí,

la policía entrando y la mujer:

"¿Qué hacen? Que nosotros no somos de robar".

Que realmente, la mujer era maravilla, era oro puro.

-No somos ladrones. -Estamos cumpliendo

-con nuestra obligación. -Vais a las personas más decentes.

Es muy curioso porque es documental,

pero al mismo tiempo funcionan como actores

como si fueran profesionales.

-Están todos muy naturales, nada... -Tienen mucho arte.

No choca nada ese paso de la ficción al documental.

Pasa en las películas de Isaki Lacuesta

también mucho. Claro, parecen actores.

Tienen esa... Parecen argentinos, que son todos actores.

Pilar, ¿qué querías destacar de la película?

El tema de la familia sigue siendo un tema muy...

La familia, en la mayor parte de los casos,

estén más dentro de la tradición o menos,

pero el tema familiar sigue siendo un tema...

El tema del respeto al mayor.

También, en la mayor parte de las familias gitanas,

eso de escuchar, que eso sí se ha perdido,

y además se ha perdido mal, de mala manera.

Da la sensación, viendo la película,

que Llorenç buscaba todo el tiempo el naturalismo más absoluto.

Desde la iluminación, el maquillaje.

La búsqueda de la verdad. Totalmente.

Una risa con el maquillaje, ahora que dices,

porque Noel, que era la maquilladora, me maquillaba

y las veía a ellas y decía:

"Te tengo que poner más, porque realmente..."

Todo el rato ponía más maquillaje y todavía parecía más natural.

Es cierto que Llorenç esa naturalidad la buscaba,

sobre todo por esta parte documental y por no impostar nada

de hablar de esta familia, de esta pareja,

de una manera muy llana.

Y a mí, además, me ha descubierto una serie de cosas

que no conocía sobre la etnia gitana.

Por ejemplo, toda esa historia de "la recogía" es muy interesante.

Recogía, recogía.

-El otro día te vi en la boda. -Y yo a ti.

-No me llames "recogía". -No es nada malo.

Malo no es, pero no me gusta.

Ahora estaba yo pensando que en "Morena Clara",

lo que quiere hacer Fernando Fernán Gómez,

el fiscal, es "apayar" a Lola Flores.

Término que está muy presente

en esta película. Muy presente el término "apayar".

El "apayamiento" viene cuando un gitano

no se comporta como tal.

Y no se comporta como tal significa

el hecho de que ha abandonado sus costumbres, su cultura.

Y luego otra cosa, puesto que la gente va a ver...

Los espectadores van a ver la película.

Tú apareces mirando a cámara y hablando

desde Cristina Brondo.

Esto fue Llorenç, dijo:

"Cris, has vivido mucho, me gusta como tal.

Te dejo sola con la cámara

y ya cuando se acabe la cinta, ya..." Y me dejaron sola.

Cuando acabé el rodaje y dejé a Lola,

tenía mucho miedo.

Cuando lo veo me da apuro porque como que me emociono y tal,

porque es que fue como casi terapéutico.

Porque sí que es cierto que al querer entender tanto a Lola,

querer meterte tanto,

fueron casi dos, tres meses de estar ahí con ellos y tal.

Bueno, pues sentía muchas cosas que me gustaban,

como decía ella; me sentía arropada, me sentía a gusto en ese entorno...

Y, de repente, claro, desde mi condición de paya,

que vivía sola, que había tenido no sé cuántos novios,

que salgo y entro de casa cuando quiero.

O sea, una libertad 100 %.

De repente, era como, jo, qué diferencia viviendo ellas y yo

en la misma ciudad, el mismo año, el mismo contexto social o cultural.

Pero no, no era el mismo.

Y eso era muy latente.

Claro, cuando acaba la película

y ya me desprendo de Lola y me ponen esa cámara, digo:

"Para que Lola consiguiera hacer feliz a su familia,

ha tenido que sacrificar muchas cosas.

¿Lo ha decidido? Sí.

Pero ha sacrificado cosas".

El cierto que luego hay el momento

de "la próxima generación será diferente",

que es lo que dices tú de hace 20 años,

no sé cómo sería ahora "Lola vende cá".

Me gustaría saber, ya para terminar,

en qué estáis, proyectos, dónde os podemos ver.

Cristina. Yo, en Barcelona,

haciendo teatro en una obra

que se llama "¿Quieres pecar conmigo?",

en Eixample Teatre, y la verdad que feliz,

porque el cine y la televisión son maravillosos, pero el teatro...

El teatro es lo que más os llena. Te pone mucho las pilas.

Siempre digo que cuando llevas un tiempo sin hacer tele y cine,

el teatro va bien para oxigenarse, coger fuerza de nuevo

y volver al ataque.

Pilar. Pues mira,

yo he estrenado recientemente una película docuficción,

precisamente, sobre un gitano desconocido,

uno de los grandes artistas del siglo XX, Helios Gómez.

Y ahora estoy haciendo la adaptación de una novela al cine,

escribiendo un libro sobre flamenco.

Pero con un poquito así.

Porque desde hace poco tiempo soy miembro

del Consejo Audiovisual de Andalucía,

con lo cual, tengo muchas incompatibilidades.

Claro. Estoy intentando compatibilizar eso

con la actividad artística, que si no, no podría.

Y echas un poco de menos que haya más voces gitanas

que tomen la decisión de hacer cine

y de mostrar... Absolutamente.

Al pueblo gitano desde esa perspectiva.

Yo que estoy muy implicada

en todos los movimientos gitanos en Andalucía,

y sobre todo en los movimientos donde hay mujeres gitanas,

como Fakali, como un montón de mujeres universitarias gitanas,

yo echo muchísimo de menos y siempre pedimos a los medios

que, por favor, presten más atención a la etnia gitana

desde otro punto de vista, le den más voz.

Voz a la normalidad.

Porque creo que así contribuimos también a hacer sociedades

más libres, más igualitarias y sobre todo más justas.

Fernando, has presentado el documental de Ana Belén.

Sí. ¿Cómo ha ido?

Pues... ¿Qué ha dicho ella

cuando lo ha visto? Espero que bien.

No me lo has contado. Me ha dicho que le ha gustado.

No lo sé, pero vamos...

Realmente, yo creo que le gustó

y que le resultó emocionante.

Muchísimas gracias a los tres por haber estado

esta noche en el programa, un placer.

(AMBAS) Gracias.

Ahora os dejamos con "Lola vende cá".

Es una ventana abierta a la cultura gitana

a través de sus propias voces.

Lo hemos comentado aquí en el coloquio.

Es un experimento que consideramos muy interesante

por cómo trata este tema.

Hasta la semana que viene. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Gitanos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: Gitanos

29 may 2020

Elena S. Sánchez charla con Pilar Távora (directora, productora y guionista de cine, teatro, televisión, de origen gitano), Cristina Brondo (actriz protagonista de la película 'Lola vende cá') y nuestro colaborador Fernando Méndez Leite, sobre "Morena Clara" (1955) y "Lola vende cá" (2000).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Gitanos" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Gitanos"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.202 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios