www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5887209
Historia de nuestro cine - Coloquio: De Oscar - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches

y bienvenidos de nuevo a Historia de nuestro cine.

El próximo domingo se celebrará

la edición número 93 de los premios Óscar,

y por eso hemos dedicado el programa de hoy a dos películas españolas

que fueron reconocidas por la Academia de Hollywood.

Hemos comenzado con Todo sobre mi madre,

y, tras el coloquio, llegará Volver a empezar,

que supuso el primer Óscar para una película española.

Esta noche me acompañan el productor Agustín Almodóvar,

fundador, junto a su hermano Pedro Almodóvar,

de El deseo, productora responsable de la película que acabamos de ver,

de Todo sobre mi madre,

y gran amigo del programa, ¿cómo estás?

Muy bien, muy bien. Qué buenos recuerdos te traerá.

Maravillosos. Enseguida los recuperamos.

Saludamos también al actor Eloy Azorín,

esta noche, en calidad de chico Almodóvar,

por su participación en Todo sobre mi madre.

Su personaje de Esteban es el alma de la película,

¿cómo estás? Muy bien.

Es un placer tener por primera vez en el programa

a una compañera que admiro mucho, la periodista Cristina Teva,

experta en cine, en series,

a la que podemos seguir en Movistar Plus.

Lleva no sé si quince años o más

pisando la alfombra roja de los Óscar,

así que conoce la gala bien de cerca, ¿cómo estás?

Muy bien. Estoy muy contenta.

Estoy un poco rojo-sillón ahora mismo,

por eso que has dicho, pero estoy feliz.

Chica Almodóvar es difícil que sea,

pero yo también quiero ser amiga del programa, como Agustín,

así que gracias por la invitación. Bienvenida.

Me hace mucha ilusión. Estoy muy contenta,

sabes que te admiro, claro que sí.

Y completamos el cuarteto con Jara Yáñez, crítica de cine,

redactora de la revista Caimán, cuadernos de cine,

bienvenida a tu casa, ¿cómo éstas? Gracias, muy bien.

Pues vamos a empezar a hablar de la ceremonia de los Óscar,

que se va a celebrar dentro de dos días.

Comenzamos contigo, Cristina,

¿qué podemos esperar de esa ceremonia?

¿Qué destacarías tú?

Pues, a ver, este año va a ser atípico,

pero creemos que va a ser más presencial de lo que esperábamos,

es decir,

los nominados van a pisar la alfombra roja.

Va a haber medios internacionales muy seleccionados.

Nosotros tenemos un hueco ahí.

Va a haber dos escenarios, el Kodak, interior

y un exterior en la estación de tren de Los Ángeles.

Y es curioso,

porque además han contratado a Steven Soderbergh,

al director de Contagio,

que ha sido una de las pelis de la cuarentena,

para dirigir esta gala.

Y, después, en lo que se refiere a las películas,

ya sabéis que ha sido el año del cine independiente.

Con todos los cines cerrados por la pandemia.

Los grandes estudios han guardado sus megaproducciones en los cajones

para poder estrenar en las salas y recuperar la inversión.

Ya sabéis que la que tiene más nominaciones es Mank, de Fincher,

pero tengo la sensación

de que va a acaparar muchos premios técnicos

y que la ganadora, digamos, moral va a ser Nomadland,

con esa visión tan poética que tiene esta directora Chloé Zhao

de la precariedad laboral en Estados Unidos.

La presencia española, con El agente topo,

coproducción con Chile,

que es un documental maravilloso.

Ahí estamos todos

con este agente secreto octogenario al que te mueres por abrazar.

El año pasado estábamos ahí, con vosotros,

con Dolor y Gloria y con esas dos nominaciones;

este año La voz humana se ha quedado a las puertas,

¿cómo es esa carrera hasta conseguir el Óscar?

Cada vez es más complicado.

Es complicado, porque cada vez hay más interés por todo el mundo,

por participar, hacer lo posible por promocionar, por hacerte ver,

también por transmitir que tú vives en ese planeta cine

y que a ti te gustaría mucho esa noche poder estar allí con ellos,

compartiendo el amor por el cine.

Vamos a recordar, Sara, cuáles han sido

las películas españolas que han recibido el Óscar.

Pues no tantas,

pero Almodóvar es, a día de hoy, el que atesora más nominaciones;

hasta cinco;

por Mujeres al borde de un ataque de nervios,

Todo sobre mi madre,

Dolor y gloria y Hable con ella,

que fue nominada a mejor director y también a mejor guion,

y obtener el premio a mejor guion por Hable con ella

hizo que Almodóvar sea también, a día de hoy,

el único cineasta español que tiene dos Óscar

por películas de producción española.

Pero fue precisamente Garci, por Volver a empezar, en el 82,

el primer español en obtener un Óscar.

Aunque Buñuel lo había conseguido también

por El discreto encanto de la burguesía,

pero sabemos que era una producción francesa

y, por lo tanto, fue Francia quien obtuvo el premio.

Y después de Garci, y junto a Almodóvar,

solamente otros dos cineastas:

Fernando Trueba, por Belle époque, en el 93,

y Alejandro Amenábar, por Mar adentro, en 2004,

han obtenido el Óscar.

Eloy, tú estuviste ahí,

celebrando el Óscar de Todo sobre mi madre,

¿cómo fue ese momento?

Era un fanático de los Óscar.

Yo, cuando entré en la alfombra roja,

lo primero que me encontré fue a Clint Eastwood, Samuel L Jackson.

Me acuerdo que iba con Juan Carlos Bellido,

que acompañaba, porque era la pareja de Candela Peña

en aquel entonces,

y con Jaime Barratán.

Y me acuerdo que íbamos como fanáticos,

saludando a todo el mundo,

y, al terminar la alfombra, nos volvimos a dar la vuelta

y volvemos a pasar de nuevo, hasta que llegó uno de seguridad,

Nos dijo 'hasta aquí'.

Hablamos de los Óscar, pero para mí,

el Festival de Nueva York, que fue donde se presentó la película,

a mí eso fue lo que me llenó la cabeza,

sobre todo, por un detalle,

que es una noche que yo conocí a Lauren Bacall,

que había retrasado su viaje

para ver el pase de la película de Pedro.

Y ahí tuve la sensación...

Lauren Bacall retrasa su viaje para ver esta peli.

Me impresionó mucho. -Era maravillosa,

era muy amiga de Pedro

y la verdad es que me acuerdo de esa noche con ella en Nueva York.

-Es que era la favorita total, había ganado todo, todos los premios.

En Cannes, a mejor director, el César...

-Batimos récords. Estuvimos en este libro que hay,

el Guinness de récords y todavía conservamos alguno.

Ganamos en toda Europa, -En Estados Unidos, los Globos de Oro.

Vamos a comenzar a hablar de Todo sobre mi madre.

Es verdad que es una película de la que hemos hablado mucho.

La hemos visto muchas veces, pero uno sigue, al menos,

a mí me sigue apasionando como la primera vez.

¿Qué crees que le interesó a la Academia de Hollywood

para decidir que se llevara el Óscar?

Yo tengo la sensación, y esta es una opinión muy personal,

no es nada académica,

de que Almodóvar era muy popular en Hollywood,

sobre todo, por Mujeres al borde de un ataque de nervios.

Ya era muy famosos, sobre todo, por una comedia.

y entonces ya sabéis que en cualquier entrega de premios que se precie,

la reina es el drama, siempre.

Entonces, de pronto, aparece con este melodrama,

que, claro, es como lo describe él, barroco, delirante...

y él lo rodó como si fuera un gran drama de Ingmar Bergman.

Y creo que esto fue algo que nos conmovió a todos

y nos llegó a todos en todo el mundo.

-La gente pasa mucho de toda esa pequeña parafernalia

qu, al fin y al cabo, forma parte de la vida de las gentes

y que ve la película

con la naturalidad con la que yo la he hecho.

Y ese es el gran éxito.

-Luego, aparte, es una película

con una dimensión muy moderna en las relaciones entre las mujeres.

Y ese alegato a la diversidad, a los nuevos modelos familiares.

-Yo creo que conectó tan bien

porque la película tenía muchos guiños a la cultura americana.

Un tranvía llamado deseo,

que es el clásico de Tennessee Williams, del teatro.

-Que tiene mucha importancia. -Claro, que además es central.

Luego, Eva al desnudo, que homenajeaba en su propio título

y que es, de hecho, una de las películas

de las pocas que han conseguido 14 nominaciones en los Óscar

y también una grandísima película.

La secuencia inicial,

que prácticamente repite el inicio de la película Opening Night,

esos guiños culturales,...

-Son todos iconos culturales americanos.

Pedro definió la película como un screwball drama.

Screwball se utiliza para comedia, la comedia disparatada.

Mujeres sí era un screwball o una comedia.

Pero para el drama no sabía,

porque, supuestamente, siempre es más contenido.

Y es un drama desaforado en tramas,

y luego lo que ahora llaman en el feminismo, la sororidad.

Es esa solidaridad más allá de las complicidades entre mujeres.

Yo creo que eso es maravilloso.

Y, además, yo se lo decía mucho a Pedro,

lo revolucionario de la bondad, la bondad de lo desconocido.

-Gracias.

Quien quiera que sea,

siempre he confiado en la bondad de los desconocidos.

¿Cómo dirige Pedro?

-Cuando ruedas con él, está rodando en pequeñito,

tienes alguien que te está susurrando.

La secuencia en la que Manuela, de repente, yo ya me he muerto,

y llega a la habitación y se oye una voz en off,

ahí me tiene escondido bajo una mesa leyendo el off para Manuela.

Es decir, hace esas cosas

para que cada persona vaya entrando en la atmósfera.

Nadie se priva de nada.

O Marisa Paredes, que a las cuatro de la mañana,

con toda la lluvia, está sentada en mitad de lo que era el accidente,

al lado del Bellas Artes,

simplemente,

para que yo la pudiera mirar antes del accidente.

Casi todas las secuencias donde estoy yo están hechas

en plano secuencia;

te permite arriesgarte un poquito más,

saber que todo lo que pase, si sale algo nuevo, se pueda quedar,

no necesitas el contraplano.

Y recuerdo que casi toda la primera secuencia de la comida

fue improvisada.

Lo de 'para ser un buen escritor, tienes que tener un buen rabo'.

Decía 'que la boca se te tiene que llenar de la palabra rabo'.

Tiene un buen rabo, a ver, dilo.

Para hacer la carrera no hacen falta kilos, sino un buen rabo.

Y entonces era como fascinante.

Yo venía con un montón de cosas aprendidas para ese día.

Y él las cambió.

Salió lo que ha aparecido ahí.

-Una cosa importantísima de esta película fue

rodar en orden cronológico, porque, sobre todo, para...

Lo de él lo rodamos lo primero, el atropello y el accidente

y la muerte de él,

porque era muy importante para Cecilia Roth

incorporar la pérdida,

pero quiere que todas las emociones sean reales.

Por eso, nunca la réplica a un actor se la da una actriz,

se la da el actor de verdad que tendría,

porque quiere que esa emoción sea real y eso lo cuida muchísimo.

-Es muy bonito también esto que dices

de que los sentimientos sean reales,

porque también Almodóvar, en esta película,

habla sobre... él decía

que se lo dedicaba a las personas que son capaces de actuar

sin ser actores.

Y hay un poco de esto de la mentira y la verdad,

de la realidad y la representación,

entonces, bueno, no sé,

que es un tema muy de Almodóvar

y hay una parte del retrato de la Barcelona del... que qué es eso.

Se ve esa intención.

Todos esos materiales viven de verdad, vividos por personas,

lo cual le da una energía y una potencia

que luego funciona muy bien.

Hablando de los Óscar,

claro, veo a Penélope Cruz y, claro, esto es una película

con la que Penélope Cruz va a Hollywood.

Ya había estado también con la de Fernando Trueba,

con Belle Époque.

Y, bueno, esto también abre las puertas de Hollywood a Penélope

para, después, el Óscar que recibiría

y las dos nominaciones posteriores.

-Sí, yo pienso que sí,

que hay también un papel muy complicado,

muy complejo,

el de la hermana, Rosa, que hace maravilloso.

Pero lo que yo creo que sí, que luego ella tuvo su etapa en Hollywood,

viviendo allí, en Los Ángeles,

y yo creo que le ayudó muchísimo a su carrera,

en este momento internacional.

Pues tenemos que viajar hasta el 11 de abril de 1983,

porque es cuando sucedió esto.

-¡Volver a empezar!

Bueno, menuda imagen, ese Volver a empezar

con ese primer Óscar para una película española

en esa categoría de película de habla no inglesa

largamente esperado.

-Pues sí, además, ya sólo ese premio fue una gran sorpresa,

porque la película de Garci no había sido un éxito,

ni mucho menos,

ni de taquilla ni de crítica en su estreno en España.

Y, de hecho, hasta en nueve ocasiones,

antes de Garci,

distintas películas habían sido nominadas a este premio,

empezando por La venganza, de Bardem, en el 58;

siguió Plácido, de Berlanga.

Habían estado también Armiñán con un par de películas,

Rovira Beleta, con también otras dos,

Saura y Buñuel, por otras dos películas de producción española

que eran Tristana y Ese oscuro objeto del deseo.

Así que después de tantas nominaciones,

salió la menos esperada.

Gil Parrondo,

que es el director artístico de Volver a empezar,

fue uno de los primeros españoles en conseguir el Óscar.

Digamos que es como el Óscar más artístico,

porque es verdad que en el 69 Juan de la Cierva lo había logrado

por un Óscar técnico,

que se sigue entregando fuera de la gala.

Pero es verdad que cuando Garci gana el Óscar,

Gil Parrondo se lo había llevado 13 años antes,

en el 70, por Patton.

Y además se llevó dos Óscar seguidos;

al año siguiente repitió con Nicolás y Alejandra,

y después vuelve a estar nominado con un director que él amaba,

George Cukor, por Viajes con mi tía.

Y es muy curioso,

porque nunca fue a recoger ningún Óscar.

No estuvo en ninguna de las galas.

Siempre le pillaba trabajando

y hay una cosa preciosa que conecta las dos historias,

las dos películas que hemos visto,

Todo sobre mi madre y Volver a empezar.

Y es que Gil Parrondo tenía una lista de películas del silencio.

Llamaba así a esta lista, que la heredó su hija,

y eran películas que a él le emocionaban de tal manera

que, después de verlas, no podía hacer otra cosa que guardar silencio,

gestionar todo lo que acababa de recibir;

y una de esas películas es Todo sobre mi madre.

Qué bonito.

-Hay otra unión y es que Gil Parrondo trabajó como diseñador de arte

para Volver a empezar.

Y trabajó después de ésta con Garci en otras muchas películas.

Se hicieron amigos, casi, claro.

-Es que decía Garci

que Gil Parrondo era cinéfilo antes de inventarse la cinefilia.

Debía ser un tipo maravilloso.

Agustín, ¿qué crees que supuso

este primer Oscar a una película española?

-Pues yo creo que vino muy bien,

porque esto es una película muy de la transición democrática.

Yo creo que vino,

que fue un empujón de moral para una cinematografía

que había sufrido mucho con la censura.

Hay que pensar que la censura desapareció en el 77

y estamos hablando que esta película se rodó en el 81.

-Creo que nos ha venido muy bien para los que hacemos cine en España.

Porque, bueno, aparte de ser un reconocimiento,

creo que esto puede servir para abrir mercados,

sobre todo, la cosa inglesa.

Este premio vino muy bien y, sobre todo, Garci es muy cinéfilo

y le gusta muchísimo el cine americano,

de todos los iconos,

de hecho, Cole Porter aquí es una señal de identidad.

La película también es muy correcta.

Yo creo que en eso también fue una muy buena lección,

yo creo, para representar a España en los Óscar.

-Luego, esta idea también de las segundas oportunidades,

que es muy americana.

Y también esa reflexión sobre la España que empezaba,

que arrancaba la democracia

y dejaba atrás el franquismo

con la llamada del rey como reivindicación.

-Majestad, no dije más

de lo que hubiera dicho en esos momentos

cualquier español orgulloso de serlo.

-A mí me resulta muy curioso,

porque hemos refrescado todos esta película, años después,

y todo el mundo la contempla como una gran historia de amor,

con esa historia interrumpida, ese amor eterno.

Pero a mí lo que más me emociona de esta historia es

la amistad entre Fernando y Bódalo.

A eso iba a ir.

Garci, de hecho, dice

que de lo que más orgulloso se siente,

de todo lo que ha hecho,

es de momentos de su cine como el de Bódalo y Ferrandis;

tú, como actor, ¿cómo lo analizas?

Yo he visto muy poco de Bódalo.

Yo he escuchado a mi padre hablar de Bódalo en el teatro,

pero yo no recuerdo qué he podido ver de él.

Me impresionó mucho esa escena.

Me recordaba a estos actores americanos,

pues al George C. Scott, James Gandolfini,

estos actores que llenan la pantalla

y que simplemente coge la carta y el silencio y pasa un ratito

y carta y no hacen nada, nada y te sientas y dices ¡¡Aaay!!

Te pega, te pega vuelquitos en el momento en el que entiendes un poco,

por qué ha venido y qué está pasando.

Eso sí, eso me fascina.

La relación de amistad entre ellos dos.

Vamos a situar esta película dentro de la trayectoria de Garci

y también la presencia de Garci en los Óscar, que no se quedó ahí.

-Efectivamente, esta película, de alguna manera,

le abre las puertas de Hollywood,

que lo nomina hasta en tres ocasiones más.

Las dos primeras, por Sesión continua, en el 84,

y Asignatura aprobada, en el 87, que, es curioso,

porque junto con Volver a empezar, podrían considerarse

como una especie de trilogía muy sui generis

en este tono melodramático y nostálgico que en parte representa

buena parte de la trayectoria de Garci,

también por esa referencia al cine clásico americano

y después también fue nominado por El abuelo, ya en el 98,

y e arrebató el Goya La vida es bella, de Benigni,

que fue también todo un acontemiento. El Óscar.

Hablábamos antes de la importancia de esa campaña de promoción

para conseguir finalmente el Óscar.

Aquí, Enrique Herreros fue una pieza clave.

De hecho, lo ha dicho siempre Garci.

Y es curioso también y lo demuestra la importancia de esta figura,

el hecho de que estuviera

detrás de la promoción de Belle Époque...

que también se llevó el Óscar.

-Creo recordar que le agradece el Óscar también.

Bueno, es que ese discurso de Garci, del Dreams come true,

todas estas cosas,

creo que le nombra a él

es que he leído que en aquella época que no disponían de medios,

como hoy en día

organizaba jornadas maratonianas en su despacho

desde las siete de la mañana, invitaba a todo el mundo.

Se quedaba con la gente,

o sea que era muy divertido vendiendo la película.

O sea, que era bueno un publicista.

-Dice que con nosotros

en la campaña de Mujeres se enfadó porque no le contratamos.

Porque él se había convertido en el gran especialista

en llevar campañas de promoción en Los Ángeles.

Pues aquí lo vamos a dejar

para dar paso a Volver a empezar,

pero me gustaría saber

cómo está siendo el rodaje de Madres paralelas.

Pues estamos muy contentos, la verdad, de poder en esta época

poder estar trabajando

y muy contentos de volver a contar con Penélope Cruz,

con Julieta Serrano,

por primera vez con Aitana Sánchez Gijón

y con una película que yo espero que va a estar muy bien.

Y con ese hallazgo llamado Milena Smith.

Exactamente, esa es el arma secreta de la película,

que va a ser toda una revelación.

Eloy, proyectos.

-Una cosa que estoy haciendo para esta cadena.

Una especie de violador rollo la manada.

Tela; esos personajes complicados.

Pues que vaya muy bien, ya estaremos pendientes.

Cristina te vemos entonces...

El domingo ahí. No os vayáis a la cama.

No hay Óscar sin Cristina Teva.

Esta edición con Soderbergh va a ser especial, seguro.

Jara.

Pues con las clases en la CAM

y ahora también un artículo para un libro

que es un encargo del IVAM

a través de la revista Caimán, cuadernos de cine

sobre el futuro de los festivales.

Hay que revitalizarlos, que son muy necesarios,

esun escaparate maravilloso.

Gracias a los cuatro,

por este buen rato que me habéis hecho pasar.

Encanta estar así, gracias.

El mismo año que Meryl Streep recogió su Óscar

por La decisión de Sophie

y que Ben Kingsley se alzaba con el premio

por su interpretación en Gandhi,

un español hacía historia,

consiguiendo el primer Óscar para una película española.

Esta noche tenemos una cita con la nostalgia

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: De Oscar

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: De Oscar

23 abr 2021

En el coloquio participarán: Agustín Almodóvar, productor de "Todo sobre mi madre"; el actor Eloy Azorín, uno de los protagonistas de esa misma película; Cristina Teva, periodista y presentadora habitual de las retransmisiones de los Premios Oscar desde 2006; y Jara Yañez, crítica de cine.

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: De Oscar" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: De Oscar"
Programas completos (38)
Clips

Los últimos 1.288 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos