www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5784598
Historia de nuestro cine - Coloquio: Un año sin Cuerda - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Ya estamos de vuelta en "Historia de nuestro cine".

En "el bosque animado",

uno de los hitos de sus adaptaciones literarias,

comenzamos esta sesión doble dedicada a José Luis Cuerda,

figura clave del cine español de las últimas décadas.

Impulsor de un humor único,

que del surrealismo pasó al "subruralismo".

Para hablar de su obra y de su persona,

nos acompañan cuatro amigos que le acompañaron

en diferentes momentos de su trayectoria.

Saludamos ya a Alicia Sánchez,

presente en el bosque animado, y en "Pares y nones",

que es la película que veremos a continuación.

¿Cómo estás?

Pues sobreviviendo. Qué alegría, de verdad,

porque hemos visto tantas películas maravillosas tuyas

que es una suerte tenerte aquí. Gracias.

Ahora hablaremos de José Luis Cuerda,

con el que trabajaste en cuatro ocasiones.

En cuatro ocasiones. Gracias.

A ti. Damos la bienvenida también

al actor Tito Valverde,

uno de losprotagonistas de la película que acabamos de ver,

presente en otros títulos de Cuerda como en "Amanece que no es poco".

¿Qué tal? Hola.

También primera vez que estás aquí,

con todo el cine tuyo que hemos visto.

Bueno, espero que no sea la última. Yo también.

Es un placer tener de nuevo con nosotros a Felix Tusell,

uno de los productores de "Tiempo después",

la última película que dirigió José Luis Cuerda,

y director de Estela Films,

la productora que estaba detrás de la primera película

de José Luis Cuerda, "Pares y nones",

que veremos a continuación. ¿Cómo estás? Bienvenido.

Encantado de estar aquí. Ya un buen amigo del programa.

En un programa sobre José Luis Cuerda

no podía faltar uno de sus íntimos amigos,

Fernando Méndez-Leite,

con el que Cuerda trabajó en varias ocasiones,

una de ellas en "Pares y nones". ¿Cómo estás?

Bueno, yo sé que trabajamos... Tienes un cameo estupendo.

Decir que trabajamos juntos en "Pares y nones" es un eufemismo.

Bueno, compartisteis ahí un ratito. Sí, sí.

Trabajamos mucho juntos,

sobre todo escribimos muchos guiones en los años 70,

que no se llegaron a hacer.

Y, bueno, efectivamente,

a mi ya me unía a José Luis una enorme amistad

y al mismo tiempo una gran admiración,

porque siempre me pareció que tenía un gran talento descomunal,

que en un principio parecía que nadie iba a reconocer,

solo su amigo Félix Tusell, que empezaba a producir

y yo y tres o cuatro más pensábamos que Cuerda era un genio,

como luego resultó ser.

¿Qué ha significado José Luis Cuerda en vuestras carreras para vosotros?

(TITO) Para mí, concretamente, bastante.

Ya había colaborado en la película que hizo para televisión,

que era "Mala racha",

y de pronto el productor, cuando buscaba director,

viendo la filmografía de Cuerda, cuando me vio dijo: "ese es".

Y así me cayó el papel. Me llamó Cuerda:

"Tito, nos han contratado", porque ahí íbamos ambos contratados,

una película de encargo, "El bosque animado".

Y, ya digo, quizás esa película para mí...

no sé, quizás la película de la que yo estoy más contento

y de la gente que trabajó, que ya hablaremos después,

pero significó mucho en mi vida.

En cuatro ocasiones has trabajado con él, ¿qué ha significado para ti?

Bueno, ante todo era un amigo.

Era un amigo de siempre porque él y mi marido

eran compañeros de colegio de Albacete.

Y venía a casa y me enseñaba cómo se hace de verdad el gazpacho,

no el manchego, el gazpacho andaluz.

José Luis era...

realmente, un talento descomunal.

La primera vez que yo trabajé con él...

es total, ¿no? Antes de...

De "El bosque animado". De "El bosque animado"

y antes de "Pares y nones". "Pares y nones".

Es interesante cuando te plantea

que quiere que estés en el reparto

de "Así en el cielo como en la Tierra", ¿qué te dice?

Sí, me...

Nos encontramos cerca de Sol

y me dice: "Hombre, Sánchez", él siempre me llamaba Sánchez,

"Sánchez, ¿cómo estás? Tengo un papel para ti",

Yo dije: "José Luis, qué bien. ¿Y cuándo empezamos? ¿Qué papel es?"

Dice: "Eres la ira divina".

Y yo dije: "Bueno... vale, ¿y cómo se hace eso?"

"¿Por el método? ¿Quieres que te lo haga por el método?"

La ira divina...

Y, bueno, me pareció genial.

¿Cómo fue tu experiencia con él? Producir su última película,

¿cómo fue ese rodaje? ¿Cómo le viste a él?

Pues para mi ha sido una experiencia maravillosa,

creo que ha sido el rodaje en el que más a gusto he estado nunca.

Fue una oportunidad enorme, también, de aprender de su persona.

Era un tipo muy genial, como decías antes,

y era un genio que se disfrutaba,

que, realmente, aprendías mucho

y te divertías constantemente a su lado.

Creo que, para todo el equipo que participamos en aquella película,

había una sensación de estar haciendo algo importante,

porque estábamos trabajando con José Luis Cuerda

y él también lo valoraba mucho, era una persona muy sensible,

muy educada, muy generosa y...

y era un buen amigo también, yo lo quiero mucho.

Fernando, ¿qué crees que ha significado y significa

en el cine español la figura de José Luis Cuerda

un año después de su fallecimiento?

Creo que es un director, sobre todo,

al margen de lo que ya se ha dicho tanto y que ya se sabe,

de que José Luis ha inventado en subruralismo,

un tipo de humor absolutamente personal,

lo cual es indiscutible y allí están esas películas,

"Amanece que no es poco", "Así en el cielo como en la Tierra",

que son verdaderamente únicas, no tienen parangón con nada,

ciertamente entroncan con una tradición

y quizás con Berlanga, pero son completamente únicas.

Pero, al margen de eso, él es un director todoterreno,

es un director que trabajaba de encargo,

de pronto le encargaban el bosque animado,

que no era su mundo, era otro mundo,

lo que pasa es que él inmediatamente lo hacía suyo,

y le hacía, ¿no?

Pero también podía hacer un thriller

y hacer una película como "Mala racha",

que es exactamente lo contrario de la luminosidad

que tienen sus comedias,

"Mala racha" es una película negra, sórdida, tremenda,

estupenda, por cierto, y...

O "La viuda del capitán Estrada", que era un melodrama.

Es decir, José Luis Cuerda era un realizador

capaz de llevar adelante cualquier proyecto

que se le pusiera encima,

además de que tenía una personalidad que superaba cualquier...

cualquier posible propuesta ajena.

Eso lo tenía él en la vida real,

es decir, cenar con Cuerda era estar riéndose toda la noche,

porque esas cosas que cuenta en las películas,

las contaba en conversaciones.

Él tenía un talento natural que no era exclusivamente artístico,

formaba parte de su personalidad.

Y la ira divina,

el personaje estupendo de Alicia Sánchez,

en "Así en el cielo como en la Tierra",

está inspirado en él mismo, él era la ira divina.

Era... era...

Siempre daba lecciones, siempre regañaba,

siempre decía lo que estaba bien y lo que estaba mal,

era un personaje absolutamente moralista,

es como muy curioso eso.

Vamos a hablar de "El bosque animado", ¿no?

(TITO) Bueno, si quieres. Claro que sí,

vamos a hablar de esa adaptación

de la novela de Wenceslao Fernández Flórez,

un poco de cómo llega este proyecto

y hablemos también de Wenceslao,

que era un hombre de letras, pero muy vinculado al cine, Fernando.

Sí, sí, él escribía algún guion y se hicieron varias novelas de él,

se hicieron en cine, por ejemplo, me parece,

"El hombre que se quiso matar",

que es una película de los comienzos del franquismo,

que hizo Rafael Gil

y que luego hizo él mismo un remake.

Ese proyecto llegó a Cuerda, como ha dicho Tito muy bien,

por un encargo del productor Eduardo Ducay,

que, efectivamente, era un productor modélico, ¿no?

Él había cogido la novela,

había hecho el encargo del guion a Rafael Azcona,

que hizo un guion precioso,

porque es un encaje de bolillos.

-Una mezcla de personajes llenos de vida,

de ingenio, de sentimientos ricos y multiformes

de una gran variedad y de una gran riqueza.

Y aquí siguen el absurdo de algunas situaciones,

tenemos los diálogos que ya nos van encaminando

a ese Cuerda de "Amanece que no es poco".

Sí, a mi me gusta mucho porque ya se apunta

y creo que Cuerda es de los grandes retratistas

de lo rural en España.

Me parece que esta película es un perfecto ejemplo de ello.

Me acuerdo de una cosa que me dijo, que era muy inteligente,

que él rechazaba mucho cuando decían que su cine era surrealista

o que su sentido del humor era surrealista,

más allá de "subruralismo" que luego se acuñó,

él decía, con mucha razón,

que el surrealismo tiene un componente automático

de no filtrar intelectualmente lo que se está haciendo

y que eso, por la propia naturaleza del cine,

era realmente imposible.

A él le gustaba más el absurdo, que es lo que hace.

¿Cómo recordáis el rodaje? (TITO) Recuerdo...

El señor Ducay, productor, lo tenía tan planificado

que primero hizo un estudio sobre cuándo llovía menos en Galicia,

los exteriores había que hacerlos en Galicia,

pero todos los interiores y noches

se hicieron por la parte de El Escorial, Zarzalejo,

y luego fuimos a Galicia, evidentemente,

y se rodó muy cerca de la comunidad, en Sobrado dos Monxes,

y allí estuvimos hospedados donde podíamos, ¿sabes?

Allí fue un recorrido para un sitio, para otro, por toda la fraga.

-¡Alto, me caso en Soria, la bolsa o la vida!

¡Y venga el dinero!

-Ah, eres tú, Malvis.

Buenas tardes, hombre.

¿Qué haces con la cara llena de barro?

¿Es que te has caído?

¿Qué recuerdos tienes tú de "El bosque animado"?

Tú papel es verdad que era pequeño,

pero ese bosque era otro protagonista más.

Yo estaba empeñada en ser gallega,

quiero decir, llevar el cesto sin manos.

Me dijo: "Mira, déjate de tonterías, tú sujeta el cesto".

Yo creo que pensaba: "esta me va a hacer repetir el plano

no sé cuántas veces con el cesto".

Entonces, salvo un par de veces que lo solté,

llevé el cesto agarrado.

Estamos hablando de una comedia,

pero es verdad que también vemos la tragedia,

está la ironía, pero también está el hambre muy presente

en todos esos personajes.

Hay una crítica social aquí, en "El bosque animado".

(FÉLIX) Sí, yo creo que hay una cosa

que también caracteriza mucho el cine de Cuerda,

que es la ternura con la que se aplica esa crítica.

Todos los personajes que aparecen por ahí son entrañables, todos,

absolutamente todos,

y eso me parece que es una cosa que le caracteriza,

vas viendo el resto de sus películas

y los malos tienen ese punto entrañable.

Él era un humanista, creo, y eso se trasluce en sus películas.

(FERNANDO) Pero es ternura sin ternurismo.

-Exacto. -Nunca incurre...

Nunca incurre en retorcer las situaciones

para hacerlas más dramáticas.

En esta película hay una situación de las más dramáticas

que se pueden dar, que es la muerte de una niña,

que además es la niña protagonista y, sin embargo,

lo deja pasar así, como si nada,

no hace muchos planos para que se vea eso.

Yo creo que Cuerda era un director muy elegante,

muy poco dado a subrayar las cosas.

-Él tenía una frase buenísima, perdón,

que decía: "Es que a mí, cuando me intentan tocar el corazón,

lo que me tocan son los cojones". Es que es eso exactamente.

(TITO) Es muy claro.

(FERNANDO) Era muy exagerado con eso,

porque se ponía de los nervios con cualquier escena un poco cálida.

Hablemos de los repartos en la trayectoria de Cuerda,

lo bien que ha elegido siempre a sus actores,

al menos en esta película,

¿cómo fue el trabajo con Alfredo Landa?

Que también fue un título muy importante

dentro de la trayectoria de Landa.

Porque estaban Alfredo Landa y Fernando Rey

accedí yo a hacer ese papel,

porque el productor busca siempre nombres,

si no llegan a estar ellos, yo no accedo a ese papel tan bonito.

Ahí hay que reconocer que el reparto de los protagonistas,

de Ducay, el amigo de Fernando Rey, le pidió la colaboración

y Landa, al decir eso... fue cosa más de productores.

El reparto de la gente, por supuesto, Cuerda.

Y le gustaba mucho contar con la gente del pueblo,

con la gente del sitio, con la gente del lugar,

en todas sus películas ves gente del lugar, propios,

que de pronto dicen frases, dicen cosas y le da frescura.

Hablamos de la película que veremos a continuación,

la de "Pares y nones", 1982, es la ópera prima de Cuerda.

-No, que le decía yo a Víctor... -Ponlo bien, coño.

-Ah, sí. Que le decía yo a Víctor que no es lo mismo

lo de estar casados que vivir juntos,

pero ya veo que opináis lo mismo. -Es que es evidente.

-No, sigue con eso de una tía como Montse y un poeta como yo, anda.

-¿Qué? -No te entiendo, Víctor, perdona,

no te entiendo. -No me digas.

-Yo no os entiendo a ninguno.

¿Cómo nace este proyecto? Porque es tu padre el que le lleva,

le anima a hacer esta primera película.

(FÉLIX) Sí, por lo que me contó Cuerda,

mi padre había entrado hacía unos años en Estela Films

y había hecho películas más de apuesta segura, vamos a decir.

Había hecho algunas coproducciones con Italia.

Entonces, cuando se vio lo suficientemente consolidado,

quiso producir al que había sido y era su gran amigo

y hacer una película un poco más especial, más autoral,

una apuesta por un director novel.

Entonces le encarga, en palabras de Cuerda, decía:

"Una historia con mucha gracia, pero maldita la gracia que tuviera".

Cuéntame, cómo fue comenzar con Cuerda,

su primera película, su primer largometraje,

aunque ya llevaba una trayectoria muy larga

en el mundo de la televisión.

Yo siempre he estado muy...

muy cómoda rodando con Cuerda.

No sé, me comunicaba bien con él, no sé si él conmigo,

pero yo me comunicaba muy bien con él.

Hay una cosa que me gusta mucho, yo le dije:

"¿Por qué hago yo este papel, José Luis?",

y me dice: "Porque tú tienes una cara de non...

Porque en "Pares y nones", tú tienes que ser non seguro".

Le dije: "Pues menuda vista tienes",

pero... sí,

cómoda a pesar de que era para mí era un papel comprometido

en ciertos momentos, ¿no?

Tiene planos, en fin... un poquito...

(TITO) Atrevidos. (ALICIA) Atrevidos.

(FERNANDO) Es una comedia un poco desagradable, diría yo,

porque es muy difícil solidarizarse con ninguno de los personajes

de esta película,

porque son personajes que están todo el rato equivocándose

y metiendo la pata de una manera descomunal,

pero con eso Cuerda sabe hacer comedia,

una comedia que, poco a poco, se va convirtiendo en otra cosa

y al final casi no hay manera de hacer reír

en la parte final de la película.

A mí me gusta mucho que esta película refleja muy bien

el mundo de una clase media intelectual,

o supuestamente intelectual, de treintañeros de esa época.

Yo esta película la titularía "Los modernos",

porque me parece que es de lo que trata.

Me encanta en la película el duo que hacen

Alicia Sánchez y Merche Camins,

me parece que eso es lo que más me gusta en la película.

Había mucho autobiográfico, estaba el mundo de Cueva ahí.

Sí, mucho. El mundo de Cueva y, con perdón, el mío,

porque era la protagonista de la película, Silvia Munt,

estupenda actriz, por cierto,

es una presentadora de un programa de arte en televisión.

El programa de arte de televisión de los años 70

lo hicimos sucesivamente Ramón Gómez Redondo, yo,

José Luis Cuerda y Paloma Chamorro, es decir,

esas cuatro personas son las que hicimos

la base de esta película. Estamos todos en la película,

está tu padre, está tu madre. -Esta es la terraza de mi casa.

-Es la terraza de tu casa, efectivamente,

Estoy yo, está mi exmujer, la mujer de Cuerda, Esperanza.

Estamos todos en algún momento de la película.

Tito, no habías visto la película, la has visto ahora,

¿con qué te quedas?

¿Qué es lo que más te ha gustado, lo que más te interesa?

Los diálogos.

-El matrimonio no tiene ninguna solidez científica.

No se casa uno con quien quiere, sino con quien puede.

-Es una película de diálogos, ácida, por supuesto,

no te encariñas con ningún personaje.

Todos son a momentos villanos, todos son a veces tal...

Es una película rara, rara.

Muy moderna para entonces, sus desnuditos permanentes,

desnuditos completitos, que no sé por qué,

pero ahí todas en pelotas, esto es una guarrería, hombre.

Tu padre también...

Eso daba dinero, digo yo.

-Te diré por qué era... (TITO) Me sorprendió.

-Nosotros pensábamos que había que reivindicar

que las cosas fueran naturales.

Lo veíamos como una cosa natural y que, de pronto,

si el sexo es muy importante en una historia,

evidentemente el sexo tiene que visualizarse de alguna manera.

(TITO) Sí.

¿Qué es lo que más te interesa a ti de la película

y si ya ves aquí al Cuerda que vendría después?

A mí, quizás también,

por lo que está pegado a la historia de mi familia

y a ese entorno al que pertenecías tú y tal, pues,

me interesa mucho ver eso, me parece muy bonito,

me parece que si ahora yo, en las películas que hacemos,

metemos a amigos y conocidos y dice: "Mira, ahí está este",

pues me gusta ver esa película y reconocer todo ese mundo

de mi padre, de José Luis, de Fernando.

Y luego me gusta mucho esa modernidad,

que muchas veces las películas que retratan tan bien

un momento concreto de una generación,

caducan más fácilmente y me parece que esta no,

esta aguanta muy, muy bien.

Ya por último, que nos tenemos que ir,

proyectos en los que estáis inmersos en este momento, Tito.

Estoy colaborando en una serie que produce Amazon Bambú,

que se hace en Vigo sobre todo, en Galicia.

Muy interesante. Con ocho capítulos, dos protagonistas,

Aura Garrido, que la conocemos de la casa,

"El ministerio del tiempo"

y agárrate, que cuando me lo dijeron,

no Tito Valverde, yo hago un papelito,

Jean Reno. (FÉLIX) ¡Toma!

Félix, proyectos, que tienes varios entre manos.

Pues el próximo será la película de "Camera Café",

que, si todo va bien y el bicho nos deja,

lo rodaremos en junio de este año.

(TITO) ¿Con Arturo Vals? -Sí.

Alicia, tú hace tiempo que estás apartada del cine, no sé.

Bueno, estoy con...

He hecho un papel en una serie que ha salido hace poco,

se llama "Madres", tenía un papel de suegra estupenda,

y luego estoy ahora haciendo un papel muy raro

en una serie rarísima.

Pues muchísimas gracias a los cuatro,

ha sido un placer tener esta charla con vosotros.

(TITO) Si hemos entretenido con la peli y nuestra charleta...

Hombre, claro. Hablar de Cuerda siempre da mucho juego.

Hay gente para todo, pero yo creo que sí.

Con su particular ironía,

José Luis Cuerda definió su ópera prima

como "una comedia sanamente miserable".

Con "Pares y nones" y abordando el espinoso tema

de los afectos y sus efectos,

comenzó la carrera cinematográfica

de un nombre imprescindible en nuestro cine.

Disfrutad la película y nos vemos la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Un año sin Cuerda

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: Un año sin Cuerda

05 feb 2021

En el coloquio participan la actriz Alicia Sánchez, que está en el reparto de ambas películas y de otras dirigidas por Cuerda; el actor Tito Valverde, uno de los protagonistas de 'El bosque animado', y de otras películas del director; Félix Tussell, hijo del productor de 'Pares y nones' (primer largometraje dirigido por Cuerda) y productor de 'Tiempo después', último largometraje del director manchego; y Fernando Méndez-Leite, escritor y director cinematográfico, amigo íntimo de Cuerda, y con una pequeña aparición en el reparto de 'Pares y nones'.

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Un año sin Cuerda" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Un año sin Cuerda"
Programas completos (19)
Clips

Los últimos 1.269 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios