www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5742450
Historia de nuestro cine - Coloquio: Año Galdós - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches de nuevo.

El de "Tormento" es uno de esos finales

que se quedan grabados en la retina.

Hemos recuperado

esta extraordinaria película de Pedro Olea para volver a Galdós.

Durante el 2020 se ha conmemorado el centenario de la muerte

de uno de los autores en lengua castellana

más adaptados al cine y la televisión.

El estilo crítico y analítico de Benito Pérez Galdós

ha seducido a cineastas

de distintas nacionalidades y épocas.

Si en febrero dedicábamos un programa

a la relación entre Buñuel y Galdós,

la sesión doble de esta noche nos conduce al cine de los 70

de la mano de Pedro Olea y su adaptación de "Tormento"

y al cine español de los 40,

con la de "Marianela" de Benito Perojo.

Para hablar de ambas películas, nos acompaña Pedro Olea,

director, productor y guionista,

que ha adaptado al cine varias obras literarias,

entre ellas "Tormento", que acabamos de ver.

Yo me rindo ante esta película. ¿Cómo estás?

Muy bien. Me alegra que te rindas de esa forma.

Gracias por venir de nuevo. A vosotros.

Nuestro siguiente invitado es Ramón Navarrete Galiano,

periodista y profesor de la Universidad de Sevilla,

autor del libro "Galdós en el cine español".

Bienvenido. Bien hallado. Muchas gracias.

Qué maravilla, ¿verdad?

Para hablar de Galdós y de estos dos títulos.

Una maravilla. Gracias.

También saludamos a Fernando Méndez Leite,

director y crítico de cine,

gran aficionado a la obra de Galdós.

En 2010 escribió y dirigió en teatro "Galdosiana",

una adaptación muy particular de la que luego hablaremos.

¿Cómo estás? Muy bien, Elena.

Pues vamos a hablar de estas dos películas,

pero empecemos hablando de Galdós,

porque es uno de los autores españoles más adaptados al cine.

¿Qué tiene su literatura?

Unas historias maravillosas llenas de personajes maravillosos.

Encima, se repiten en una novela tras otra

y van creciendo.

No me extraña que desde Buñuel hasta nosotros

todo el mundo haya querido hacer alguna vez un Galdós.

Ramón.

Yo creo que es un autor muy moderno, para ser decimonónico,

y las historias que cuenta,

la pasión de los personajes que aparecen en sus novelas

creo que siguen teniendo la misma vigencia ahora

que pudo tener hace dos siglos.

Fernando.

Yo creo que lo que hay en la obra de Galdós

son historias muy bien construidas, muy bien narradas,

en las que se juega con muchos personajes,

todos ellos con su propia historia,

con lo cual hay muchas tramas secundarias que se pueden usar

y eso hace que sea un material de base para hacer una película,

y no digo ya una serie,

como hizo Mario Camus cuando hizo "Fortunata y Jacinta"

con una seguridad total de que va a interesar al público.

Recordemos a los espectadores algunas de esas obras de Galdós

que se han llevado al cine, ya desde el cine mudo.

Sí, desde el 16, que se hace "La duda",

luego se harán "La loca de la casa", "El abuelo"

y en el año 40 la "Marianela" de Perojo, que veremos ahora,

y hay un parón tremendo,

salvo Buñuel, que en México hace "Nazarín", en el 58,

y hasta el 68 la censura no permite que se retome Galdós,

Galdós era un autor prohibido, con "Fortunata y Jacinta",

que hizo Angelino Fons.

A partir de ahí se hicieron varias adaptaciones.

Al haber estado censurado durante esos años, es evidente,

por lo moderno y atrevido que era,

como hemos visto con la historia que nos plantea en "Tormento",

que tan bien refleja Pedro Olea.

-Yo creo que lo que pasó en ese ínterin

desde el año 40 hasta el 68 o 69

es que Galdós estaba fuera de circuito.

No es que estuviera estrictamente prohibido,

pero no se leía ni se veía.

Yo creo que tuvo mucho que ver la publicación

de casi todas sus novelas en Alianza Editorial

cuando se puso en marcha esta editorial.

A partir de entonces, es una pena, porque decimos:

"Galdós se ha adaptado muchísimo en cine".

Se ha adaptado poquísimo, teniendo en cuenta

la cantidad y la calidad de la obra narrativa de Galdós.

Hasta en tres ocasiones adaptó la obra de Galdós Buñuel,

"Nazarín", "Viridiana" y también "Tristana"

y siempre lo ponemos como ejemplo,

Buñuel y Galdós están estrechamente unidos.

Sí, y, además, son adaptaciones potentísimas,

tanto "Nazarín" como "Tristana" son...

"Viridiana" es una pseudoadaptación, pero, en fin.

-De "Misericordia" y de "Ángel Guerra",

coge aspectos de esas dos novelas. Quizá Buñuel, podemos decir,

que ha sido el más infiel respecto a la obra original.

Yo no sé si adaptar a un grande como Galdós impone.

¿Cómo se enfrenta uno a ese "Tormento", por ejemplo?

(RÍEN)

Pues, para empezar, siendo fiel,

y luego sabiendo que es una película y no una novela.

Hay cosas que están cambiadas.

La censura no dejaba, por ejemplo, que la pasión fuera tan carnal,

exclusivamente carnal, como en el libro,

y que tenía que haber una historia de amor.

Y, aunque nos prohibieron hacer una escena de cama,

se sugiere una escena de cama que se coló a la censura después.

Lo demás es completamente fiel,

porque es una maravilla de historia.

¿Por qué elegiste "Tormento"? Me lo ofreció Frade.

Cuando se levantó la veda de curas enamorados,

me llamó Frade y me dijo:

"¿No quieres una novela de cura enamorado?".

Me puso el caramelo en la boca y dije: "Claro".

Y me puse a trabajar encantado en la historia de "Tormento".

¿Qué me importa a mí la conciencia y condenarme

con tal de vivir contigo?

Hay una cosa muy importante

en la historia de Pedro Olea con Frade,

porque, gracias a "Tormento", que es un encargo,

gracias a que "Tormento" salió tan bien y tuvo tanto éxito,

abrió un camino para que otros cineastas,

también el propio Pedro,

pero otros cineastas de su generación

hicieran películas con Frade.

A lo largo de los años 70 Frade produjo 14 películas de directores

salidos de la Escuela Oficial de Cine o similares,

que eran los jóvenes cineastas del momento.

Ramón.

A mí me parece que "Tormento" es una adaptación maravillosa

y yo creo que el éxito, sí, es verdad que se sigue el argumento,

pero en el guion hay un cambio, el final,

que, con muy buen tino,

deciden poner cara a cara a estas dos magistrales actrices,

con el discurso de la Bringas, el personaje de Concha Velasco,

las palabras que le lanza a Amparo,

que en la novela original no se plantea así,

con lo que se consigue mayor efectismo

y mayor impacto en el espectador.

Además, también hay una diferencia con la novela.

La novela cuenta la historia de los personajes,

Ido del Sagrario, otro personaje de otra novela,

y vosotros le dais esa estructura cerrada,

empezando en la estación y acabando en la estación,

es decir, parece ser que el personaje de Agustín,

que viene con otros aires de América,

en el fondo es un hombre cerrado y constreñido

por esa sociedad decimonónica, donde viven los Bringas,

y al final se ve abocado a decir: "Yo quiero a esta mujer,

pero por el qué dirán me la llevo en calidad de amante".

Otro de los aciertos de esta adaptación

es el reparto que eliges.

Es verdad que tenemos esa imagen de Concha Velasco,

a la que luego le ofreces

el homenaje de "Pim, pam, pum, ¡fuego!".

Cuéntanos cómo fue ese rodaje, cómo fue trabajar con ellos.

Ana Belén era muy joven, tenía 20 y tantos años.

De dónde venía también Paco Rabal.

Bueno, fue un reparto hecho como me dio la gana

y aceptado por Frade, por supuesto.

Frade opinaba en ese sentido todo.

Es un productor estupendo

que luego en los rodajes no se metía para nada.

Entonces, fue un reparto

de lo más brillante que había en el cine español en ese momento.

Todos los actores que se han visto, incluso una que no viene el nombre,

Analía Gadé, que aparece que lo hizo como amiga,

pero todo el reparto es brillantísimo.

Merlo, Milagros Leal, Rafael Alonso...

El único con el que discutí, al único que no hemos nombrado

era el protagonista, Javier Escrivá, el cura.

Con él no me entendí, porque eran de los que quería chupar plano.

Los demás, maravillosos. Y con Ana... Es un prodigio.

Todos los premios se los llevó la Velasco,

porque hacía una creación con Rosalía de Bringas,

pero lo difícil que es estar todo el rato con carita de tormento

y hacerlo genial.

Concha tenía cada secuencia escrita de manera brillante para lucirse

y la otra pobre está toda con carita de tormento.

Y creo que incluso la propia Concha lo ha reconocido,

que la que está bien de verdad es Ana Belén.

¿Te has fijado en esta sortija que Agustín compró para ti?

Estarás de acuerdo conmigo

en que yo puedo lucirla mejor que tú.

Hay que apuntar que para Concha Velasco

esta película marca un antes y un después en su carrera.

Ella era consciente, y lo ha contado,

que se afeó un poco para las pruebas.

Yo que no soy amiga de hacer ninguna prueba,

sobre todo, en este momento de mi carrera brillantísima,

pero yo me someto a una prueba.

Había visto "El padrino",

había visto a Marlon Brando con los algodones aquí.

Entonces, me presenté a una prueba

con mis algodones metidos en la boca,

toda llena de rellenos.

Y empezamos a rodar así hasta que, en un momento dado, le dije:

"Concha, vamos a probar sin esto, que no te quiero gorda, sino bien,

y sé que lo puedes hacer mejor".

-Está muy bien también María Luisa San José,

que hace de la hermana Refugio. -Qué dos nombres, Amparo y Refugio.

Era un cachondo Galdós,

porque eso es una especie de ironía del melodrama.

Hablemos de los personajes femeninos en la obra de Galdós.

Son muy jugosos.

Todos sus personajes femeninos tienen una gran intensidad,

por eso comentaba antes la modernidad de Galdós,

porque no son meros personajes secundarios,

o que acompañan al protagonista masculino principal,

sino que son actantes, como en este caso se ve,

de la acción en muchísimas ocasiones.

Hay un sinfín de títulos que llevan nombre femenino.

Fernando, tu fascinación

por los personajes femeninos de Galdós

te llevó a hacer "Galdosiana", que llevaste al teatro.

Eso fue prácticamente un encargo indirecto.

Fui yo, por supuesto, quien sugirió hacer una cosa

sobre personajes femeninos de Galdós,

pero yo tenía que hacer una función

para Fiorella Faltoyano y Cristina Higueras,

que eran mis productoras y actrices.

Entonces me vino Galdós a la cabeza y me pasé todo un verano

volviendo a leer y leyendo cosas que no había leído de Galdós,

buscando esos personajes femeninos y, finalmente, di,

digamos que decidí quedarme

con los personajes de "Tormento" y "Doña Perfecta"

y con eso completé las tres funciones.

Me inventé ahí una dramaturgia al respecto.

Dicen que, cuando era niña, era bonita.

Ahora... -Ahora también.

Ahora...

Ya sabes tú que las personas dicen muchas tonterías.

Hablemos de la película que veremos a continuación.

"Marianela", estrenada en 1940, de Benito Perojo.

Es la primera adaptación de una obra de Galdós

en el cine sonoro.

Perojo, que había tenido bastante éxito en los años 30,

en el cine republicano, decide acometer esta obra,

que yo creo que hace con cierta cautela,

porque él había rodado en el 36 "Nuestra Natacha",

una adaptación de la obra homónima de Casona,

pero había sufrido tales cortes de la censura

que no se pudo llegar a estrenar.

Yo creo que él, con cuidado, se aproxima a una obra de Galdós,

pese a que a Galdós

se le había negado por parte del gobierno de España

el premio Nobel, se escribió a la Academia Sueca

y se lo dieron a José de Echegaray, eso está documentado

y aparece en mucha bibliografía.

Entonces, se aproxima a una novela

para hacer una adaptación bastante fiel,

evitando todo tipo de digresiones literarias que se dan en la novela,

pero con sumo cuidado.

Y, sobre todo, adaptándolo al fervor nacional católico,

que en ese momento había, que en la novela original no había.

Se aproxima a esta novela dura y crítica con la sociedad

sin caer en lo beato,

pero apuntando bastante al aspecto religioso.

Benito Perojo, a lo largo de su trayectoria,

adaptó a distintos autores,

pero él decía que esta era una de sus películas preferidas.

No sé si os pasa lo mismo,

si a "Marianela" la destacáis dentro de su filmografía y por qué.

Yo no conozco la obra de Perojo prácticamente,

porque Perojo es un cineasta que empieza en el año 13.

En el año 13 ya es muy famoso cuando hace aquellos cortos

en imitación del cine de Max Linder y Chaplin.

-Peladilla se llamaba.

-El personaje de Peladilla, que él mismo interpreta.

Y tiene una obra extensísima en la etapa muda,

funda una productora con don Jacinto Benavente,

en el año 26 o 27,

y hace una serie de películas de muchísimo éxito entonces

y que luego serán rehechas en la etapa sonora.

A mí las que más me gustan de Perojo que haya visto

son "La verbena de la paloma", que me parece estupenda,

en la etapa de la República; y en el Franquismo, "Goyescas",

que es la última película que hace antes de irse a Argentina.

Perojo luego tuvo una etapa, él dejó de dirigir desde los 40,

pero fue un productor muy activo de cine musical y comercial,

y no tan comercial, como "Novio a la vista" de Berlanga.

Todas aquellas películas

de Carmen Sevilla, Jorge Mistral, Luis Lucia, Paquita Rico...

Todas esas películas son producidas por Perojo,

que sigue produciendo hasta comienzos de los 70.

Como apuntaba Ramón, aquí hay una crítica a la sociedad.

Nos invita un poco a reflexionar sobre la conducta humana, ¿no?

Por supuesto.

A mí me parece una película extraordinaria.

Curiosamente, tengo muchos puntos en contacto yo

tanto con Perojo como con esta película.

Perojo, cuya tarjeta he traído,

por si hacéis alguna vez un museo del cine,

me mandó un guion después de ver "Tormento".

Entonces, yo fui a darle las gracias,

le dije que tenía un contrato con Frade,

para hacer "Pim, pam, pum, ¡fuego!" y no podía ser.

No solo eso, sino que los protagonistas,

tanto Mary Carrillo, como Julio Peña,

han hecho cada uno dos películas conmigo.

Mary Carrillo hizo "Akelarre" y "Más allá del jardín".

Este es el debut de Mary Carrillo en el cine.

Y Julio Peña conmigo

trabajó en "Juan y Junior", que alguna vez habéis puesto,

y en "La casa sin fronteras".

¿Y cómo los ves en esta película?

Están un poco teatrales, como se llevaba entonces,

pero a mí me gusta.

Sabiendo que es ejercicio de museo,

no puedes decir que sean como las interpretaciones actuales.

-Hay una cosa muy curiosa

y es que esa laguna que hay de Galdós en el cine español,

del 40 hasta el 69,

es el mismo agujero que hay en la obra de Mary Carrillo.

Mary Carrillo no debuta

porque había hecho un par de películas en México,

donde estuvo durante la Guerra Civil,

pero debuta prácticamente con "Marianela" y tarda tres años

en hacer otra película en Italia, luego hace una más,

y desde el 42 o 43 no vuelve a rodar hasta "El pisito",

y luego vuelve a tener otro salto hasta "Nueve cartas a Berta",

ocho años después.

Luego sí, en los 70

la cogéis una serie de directores de tu generación, Mario Camus...

-Se llevó el Goya por "Más allá del jardín".

-García Sánchez,

que hace "El love feroz" y "Colorín colorado" con ella.

Es una actriz recuperada

por los cineastas jóvenes de entonces,

que ya no son tan jóvenes, pero no están mal.

(RÍEN)

-Y hemos hablado de Julio Peña y Mary Carrillo,

pero María Mercader es una película

en la que tiene un grandísimo papel.

De aquí vuelve a Italia

y desarrollará toda su carrera en Italia,

hasta que vuelve a hacer una película en los años 80,

que creo que vuelve a España,

además, convirtiéndose en la compañera de Vittorio de Sica,

y la madre de sus dos hijos.

-A mí me gusta muchísimo. La película me parece estupenda.

La música de Guridi me parece maravillosa.

El de los decorados, una joya.

Creo que es el mismo decorador

que hizo "Napoleón", de Abel Gance,

hizo "La torre de los siete jorobados", de Neville,

y dos de Buñuel, que lo estamos citando mucho.

-Y está también el gran operador americano,

de origen alemán, Ted Pahle, que es uno de los maestros

de los directores de fotografía

del cine español de los años 40 y 50,

entre otros, Pepe Aguayo.

No hemos hablado de que es muy fiel a la obra original.

Sí, es muy fiel, cuenta las vicisitudes de Marianela,

lazarillo de Pablo, un joven rico, ciego y guapo.

La dicotomía de la novela es cómo la belleza externa

triunfa sobre la belleza interna, que es lo que plantea la novela.

Apuntar que Galdós, con esa ironía que tenía,

se ponía del lado de Marianela.

Al final de la novela, cuando, pasado el tiempo,

hablan de que en su tumba crean una leyenda

como que Marianela había sido un juglar que había ido cantando

por aquellos pueblos.

Entonces, hay gente que peregrina a su tumba y ponen flores,

cuando la pobre había sido bastante desdichada.

Apuntar también que, en la película, las escenas de la mina,

algunas están rodadas en minas en Asturias.

Otras están hechas en los Estudios Orphea,

que lo miré ayer,

y también en Tossa de Mar, algunos exteriores,

pero se planteó como una gran producción en Orphea.

Se llevó la Copa Volpi en el Festival de Venecia.

Podríamos tirarnos horas y horas hablando de cine y de Galdós,

así que ha sido un placer escucharos.

Como siempre, gracias, Pedro. A vosotros.

Fernando, aquí te veo pronto.

Ramón, un placer tenerte por primera vez.

Igualmente. Que no sea la última.

Os dejamos con "Marianela", de Benito Perojo,

la primera adaptación de una obra de Galdós en el cine sonoro.

Un melodrama rural que nos invita a bucear

en los claroscuros de la conducta humana

y que, seguramente, os invite también a reflexionar.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Año Galdós

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: Año Galdós

18 dic 2020

Elena S. Sánchez charla con Pedro Olea, Ramón Navarrete Galiano y Fernando Méndez Leite sobre las películas que emitimos "Tormento" (1974) y "Marianela" (1940)".

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Año Galdós" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Año Galdós"
Programas completos (14)
Clips

Los últimos 1.252 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios