Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5481533
Para todos los públicos Hacer de comer - Sopa de marisco y mousse de yogur - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Se me ha caído el móvil al fregadero,

dicen que metiéndolo dentro del arroz,

bueno, que absorbe la humedad y resucita, bueno, aquí lo dejo,

a ver si tengo suerte, pero, ahora, de momento,

vamos a hacer de comer. Muy buenos días a todos,

como siempre les voy a proponer dos recetas bien ricas

para alegrar vuestros menús, voy a hacer una sopa

de mariscos de mucho nivel y una mousse de yogur

con salsa de kiwi, ¿a que suena genial?

Pues lo mejor de todo es que para la primera receta,

voy a contar con ayuda, vendrá Sally, de "MasterChef 3".

Ya parece que está por aquí. Hola, Sally.

Hola, Dani, ¿qué tal? ¿Qué tal? Tira para dentro.

Voy. Como decía, Sally estuvo

en la edición tres de "MasterChef" y además,

llegó a la final, casi nada.

Hola. ¿qué tal? Buenas.

¿Cómo estás? Te veo en plan motera. Total, haremos una receta heavy.

Ya te veo, ya te veo, ¿cómo estás?

Fenomenal, me alegro mucho de verte.

Quítate la chaqueta, mejor. Ahora mismo.

No sé si sería capaz de cocinar en chaqueta de cuero.

La verdad, creo que me costaría, pero, bueno, oye,

llevo tiempo sin verte. Ya te digo, ¿te acuerdas?

Sí, hombre. Dándome caña.

Dándote caña, no me digas eso, ¿es verdad? No.

No, me lo pasé muy bien. Yo era bueno, ¿no?

Muy buena gente. A todo esto, Sally estuvo un tiempo

en mi cocina y mucha creerá que daba caña de verdad.

No, aprendí muchísimo, todo hay que decirlo.

Hay mucha tensión en esas cocinas.

La vida real. Bueno, la vida real

y uh poco en la élite siempre es como mucha tensión.

Que todo se lleva muy bien. Bienvenida.

Muchas gracias, me encanta tu cocina.

Haremos una sopa de marisco de nivel, o sea, a tu nivel,

pero, sobre todo, para días especiales

y sorprender a familia, amigos y para algo,

realmente, especial. Lávate las manos,

ahora me las lavo yo y mientras contaré

los ingredientes que vamos a utilizar

para esta receta. Nécoras, camarón rojo,

Gambas blanca, cigala, vieira

ajo, mayonesa, tomate concentrado,

ñora, tomate natural, cebolla, puerro, zanahoria,

bulbo de hinojo, un poquito de brandy,

fumet de pescado, eneldo, perejil y, cómo no,

nuestra sal, pimienta y aceite de oliva.

Me voy a ir lavando las manos, luego, probablemente, use sal gorda

porque ya sabéis que cuando hacemos cosas

de este tipo, a mí, no me gusta machacar mucho

el marisco, sino hacerlo, incluso, por partes.

Y en el caso de la cigala creo que la haré a la plancha

con sal gorda, mientras tanto, ya sabéis que soy previsor

y que me hago mis cositas y las tengo ahí.

Ya tengo un fumet hecho, ¿pero qué vamos a hacer?

Multiplicar sabores, así que, ya que tengo aquí a Sally

y que sé que se maneja muy bien con el cuchillo

y además, como dice que le meto caña, digo:

"Venga, corre, ya puedes..." Venga, que sale.

Aquí vamos tranquilos, ponte a cortar ahí, tranquilamente.

Muy bien. Yo me pongo con el pescadito,

así que me saco una tablita azul, ahí, bueno, ¿vas tú, cebollita?

Correcto. Ajo, el puerro, la zanahoria.

¿Groso modo? A groso modo porque, al final,

es para un caldito, así que, a groso modo.

Bueno, yo voy a coger, de momento, los camarones rojos,

a ver, cuchillito, qué mal, que tengo aquí...

Como eres de la casa, digo: "Sally tiene de todo". Toma.

Fenomenal. Ahí, venga, cuchillo, groso modo.

Bueno, lo primero que voy a hacer es coger

los camarones rojos, las cabezas de gamba

y cogeré un par de nécoras y lo que voy a hacer, ¿vale?

La voy a trocear para añadir al caldo y las otras

las coceremos en este caldo, pero la serviremos aparte.

Sabor. Exacto, lo que hacemos

es multiplicar sabores.

Así que, mira, estas son las dos nécoras

que les ha tocado estar en la sopita.

Pásame un poquito de aceite, venga, vamos allá,

es lo primero que voy a hacer, ¿vale?

Vamos allá, bueno, aceitito por aquí

y voy a echar el camarón rojo y las cabezas de las gambas.

¿Vale? Me vengo por aquí, os enseñaré cómo abrir

una nécora por la mitad, ¿vale? Cuchillo para arriba,

manos fuera, un golpecito y a la mitad, ¿vale?

Y nos venimos a la otra mitad, te asustaste, eh.

Y la cortamos, así. Necesito que todos estos jugos

que veis aquí, ¿veis?

Queden atrapados en nuestro caldito, ¿vale?

Así que, vamos también por el otro lado

y cortamos a la mitad.

Ahí vamos, bueno, Sally, cuéntame cositas.

Mira, sí es que estoy aquí tan... Ya hace años lo de "MasterChef".

Fue en el 17. ¿Cuánto ha pasado?

En el 2017. Me parece que había pasado más.

¿Tan mayor estoy? No es por eso.

Tú estás igual. Yo recuerdo, no sé,

a lo mejor, bueno, estoy, últimamente...

me estoy portando regular. ¿Sí o qué?

Cocino demasiado y estoy picando todo el rato.

Pero está todo tan rico, Dani. Ya, la verdad que sí.

¿Qué hago con las ñoras? Las limpio también.

Sí, esas las vamos a trocear, quítale el rabito.

Y la vamos a trocear y la metemos en breve.

Bueno, cuéntame más cositas. Pues a raíz de hacer

las prácticas contigo, me ofrecieron trabajar

en un catering, me animé tanto que abrí el mío propio.

¡Hala! Ahí, emprendedora valiente, emprendedora valiente.

Y, nada, luego me lié con el restaurante

que tengo en Ciudad Real. Igual que tú eres Dani García,

pues yo soy Sally's Cook. Claro que sí, claro que sí.

Y ahí estamos currando muchísimo, ¿qué te voy a contar que no sepas?

¿Y bien, no? Muy bien, muy bien.

Muy contenta, la verdad, fenomenal.

Voy a meter el ajito, así. Cómo huele, ni os lo imagináis.

Bueno, huele bien. Esto lo que me pide

es un poquito más de grasa. Bueno, mira, ahora,

momento brandy, este me gusta.

Este momento me fascina, momento de brandy

no por el fueguecito. A ver, a mucha gente le encanta,

ya sabéis que tenéis que apagar la campana cuando hagamos

este tipo de fuegos. Si tenemos la campana encendida,

el fuego puede subir y si encima tenemos

la campana sucia, se puede... Es verdad,

porque, realmente, se lía cuando tienes la campana sucia

llena de grasa, así que echaré el brandy por aquí

y voy a quemarlo y lo digo, lo digo en serio,

es uno de mis momentos favoritos en la cocina no por el fuego,

sino por ese saborcillo que deja el brandy

que a mí, personalmente, me fascina, así que, aquí...

Ahí, ¡guau! Tenéis que tener cuidado

con estas cosas. Hay que tener respeto

a la cocina. Vamos a echar ya todo.

Vale, ¿ñoras incluidas? Qué bien trabajar contigo, sí,

ñora incluida, menos el tomate concentrado

que lo vamos a echar cuando esto fondee un poquito.

¿Has visto qué costumbre? Oído, oído, sí, chef.

Aquí no hace falta, estamos en confianza.

Vamos a trocear esto también,

a ver, os explico qué vamos a hacer,

vamos a fondear ahora, la verdurita bien,

vamos a echar el tomate concentrado

y una vez echemos el tomate concentrado

lo que vamos a hacer es echar el fumet. En los últimos minutos

de cocción del fumet que puede estar, tranquilamente,

hirviendo, aproximadamente, unos 25 minutos, no necesito más,

en los últimos siete minutitos, voy a añadir las nécoras

que dejaré que se cuezan en ese fumet.

Córtame el perejil porque te veo ya...

Sí, hombre. Te veo, te veo de nivel.

Mira, ¿sabes qué vamos a hacer? Vamos a echarle la mitad

del eneldo aquí y la otra mitad luego

porque quiero triturarlo con el eneldo.

Cuando tú trituras algo con alguna hierba,

se tritura lo justo porque sabe mucho.

Me echo para acá, veis que hago así porque creo...

yo no os veo con el humo y tal no os veo y por eso hago así.

Me encanta. Caldito para dentro.

Imaginad esto, que ya es un fumet, imaginad...

El color que tiene. Lo que va a pasar ahora,

o sea, es multiplicarse, pero a lo bestia.

Este caldito lo que vamos a hacer es dejarlo cocer unos 25 minutos

a fuego medio, no necesito que hierva a saco.

Te voy a coger aquí un poquito de perejil

y un poquito de eneldo.

Así, para también, que vaya infusionando,

aunque luego, el resto, que vamos a dejar por aquí también,

se lo vamos a echar a la sopa porque quiero triturarla,

quiero que tenga un poco... Sustancia.

Ahí, sustancia. Así que, ya sabéis, 25 minutos

y en los últimos siete echamos las nécoras.

(Música)

He sacado las nécoras, ¿vale? Tengo aquí un platito

con sal gorda para decorar. He colado ya el resto

del caldo que huele a gloria, solo le queda tres toquecitos

y tres matices que le daremos ahora.

Tengo una plancha aquí, caliente

y un poco de sal gorda, tengo a Sally,

que es una pinche excepcional. y que me ha abierto estas cigalas

de esta manera que le he pedido donde no está abierta entera.

Veis que aquí no está, totalmente, rota porque a mí

me encanta, de verdad, este tipo de cocciones que aprendí

hace muchos años, son las cocciones al unilateral.

¿Y por qué al unilateral? Porque solo se hacen

por una parte, mirad, me voy a poner aquí

mi sal y tengo a toda pastilla esta sartén.

Pongo la cigala encima, ¿te parece bien?

Sal gorda normal, ¿no? Sí.

La normal. Ahí está, cógeme la otra

y vente para acá. Vámonos para allá.

Ahí, sal gorda, bueno, sal marina, ya sabéis. A ver.

Y la vamos a poner así, mira.

Así. Bueno, aquí, ahora hay un par de truquitos,

échame aquí un poquito de agua, Sally.

Tráetela aquí, así. Os voy a enseñar,

bueno, un truquito que es vital para hacer

este tipo de cosas a la plancha con mucha sal.

Sally, tráete la tapa y cuando te diga, lo tapas,

así, disimuladamente, lo que voy a hacer es añadir

un poquito de agua, gotas, no me echéis un chorro de agua.

Gotitas para que se genere vapor y además un vapor

en salazón, básicamente, porque hay mucha sal.

Sally va a tapar y ahí se formará una cocción, absolutamente, genial

y natural, ¿vale? ¿Estás lista? ¿Preparados?

Veis cómo va saliendo un poquito el vapor, ahí, tírale.

Ahí, tapamos, ¿vale? Y aquí, nuestra cigala

se va haciendo al vapor poquito a poco.

Mira, decórame también, ¿no? las nécoras aquí.

yo creo que una aquí y otra aquí que esto irá de guarnición.

Muy bien. Os cuento qué haré con el caldo,

tengo por aquí un poquito de mayonesa, esto es un truco

absolutamente, genial que es el de, bueno,

es un semigazpachuelo, no es un gazpachuelo para nada,

pero a mí me encanta, en ciertas ocasiones especiales,

suavizar y cremar esta sopa con un poquito de mayonesa.

Así que, lo que voy a hacer ese eneldo y perejil

tan maravilloso que Sally nos ha cortado...

Tírame ahora, la mayonesa, échamela ahí.

¿Toda entera? Sí.

Ahí, donde está el... Hacemos una emulsión.

Sí, la voy a trabar y esto no va a cremar,

aparte de darle un colorcito bueno. Y he echado ya la hierba

como habéis visto porque con la hierba,

lo que conseguimos también ¿la podíamos echar sin triturar?

Sí, pero a mí me gusta un poquito triturada

porque nos subirá el sabor. Así que, vamos.

Un segundito aquí, ahí.

Dos cucharitas, Sally, lo probamos ahora.

¿De qué tamaño la quieres, esta¿ No, cucharita de este, perdón.

Bueno, aquí veis, ¿vale? Cremoso se llama.

Se llama untuoso, se llama, esa textura

que tanto me gusta a mí en una sopa. Por otro lado,

veis cómo se acumula aquí el vapor y mirad esta cigala.

Tenía por ahí un ajito, pero, al final no lo usaré.

Bueno, lo probamos, Sally.

Bueno, lo que os decía, tenía un ajito por ahí

y tal porque iba a saltear la vieira con el ajo,

pero pensé luego que no, que no hace falta

que lo coceré aquí dentro

porque esto está pillando una pinta brutal.

Y además, de nivel y calidad.

Qué sabor. Impresionante.

Está brutal, eh. Buenísimo y tiene esos toques

así como semianisados que están bien.

Metemos la vieira, tírale, sin cáscara.

Sin cáscara, vale, vale. La echamos, no le echamos sal

porque la cáscara, no te preocupes, la guardamos para hacer

una vieira gratinada, la gente lo guarda hasta de cenicero,

yo para vieiras gratinadas que queda mejor, tírale, sin miedo.

Como habéis visto en esta bandejita me he preparado

otra cama de sal y lo que voy a hacer ahora

con mucho cuidado, coge la otra, Sally,

y aquí, ahora, con mucho cuidado,

que no se nos vaya ni un gramo de jugo.

Ponemos la cigalita, mira qué pinta.

Mirad qué textura eso es lo que me gusta a mí.

Mirad, tocad aquí. Cremosito, eh.

Eso ahora, coges el tenedor y lo sacas entero.

Bueno, nécoras litas, cigalas listas

y nos queda solo la gamba que esto con solo ver el calor,

vemos que la vieira ya va cogiendo, mirad.

Va cogiendo ya cuerpo, se cuece muy rápido,

en cuestión de minutos y la gambas ya justo, al final.

Sally, hemos ido tan rápido que no me dio tiempo

a hablar mucho contigo, tampoco. Pero, bueno, oye.

Cuando quieras, me vuelves a invitar.

¿Eres feliz? Yo, mucho.

¿Estás feliz, disfrutas de la cocina?

Muchísimo, la cocina es muy agradecida,

lo sabes tú. ¿Te gusta o no?

Sí, sí, es muy dura, pero es muy agradecida,

cuando la gente te lo dice con cariño y tal...

Claro, yo siempre digo que no hay profesión más bonita

que sea capaz de hacer feliz a los demás a través de tus manos.

Es, sumamente, artesana, estoy buscando un platito.

Qué buscas. Y esto es lo que, verdaderamente,

lo que la cocina te da. Bueno, voy a montar

lo que sería, bueno, vaya... Vaya sopita, para que veáis

que se pueden hacer las cosas de otra manera.

Mirad qué puntito, voy a poner un par de vieiras.

Vaya, qué ganas, ¿no? A ver, ¿te gustó, Sally, ¿o no?

Me encantó, sobre todo, volver a verte,

me ha hecho mucha ilusión. A mí también,

me encantó tenerte aquí, la verdad, hace tiempo que no te veía.

Me encanta que la gente que pasa por "MasterChef"

o por mi restaurante, empiecen a volar solos.

Y, oye, muy valiente por ti también de montar un restaurante,

eso no lo hace todo el mundo. Es complicado.

Muy difícil y siempre abres la persiana cada día,

¿vendrá gente, entrará gente? ¿Me llamarán?

La verdad que sí, cualquiera que monte

un negocio tiene desde aquí,

todo nuestro respeto. Y admiración.

Y admiración, sin duda. Así que... Sally...

Me encanta. Me alegro de que te haya gustado

la receta. Me ha encantado.

He sido muy feliz teniéndote aquí, cerca, conmigo,

para poder hacerla. Muchas gracias.

Y a todos vosotros, os dejamos aquí

esta maravillosa sopa de marisco.

("Don't Look Back in Anger")

Pues ahora llega el momento de la "mousse" de yogur.

Y le vamos a añadir un poco de salsa de kiwi.

Así que... los ingredientes que vamos a utilizar,

son los siguientes:

zumo de naranja, kiwi, yogur, queso fresco, azúcar,

nata líquida, miel, semillas de sésamo,

azúcar moreno, coco, orejón, avena,

anacardo, nueces, pistachos y una gotita de sal.

Quiero caramelizar un poquito... A ver. Mirad.

La avena, que me la traigo por aquí...

El sésamo, que me lo traigo por aquí...

Los orejones, los anacardos y el coco.

A ver. Estos son los primeros ingredientes que vamos a utilizar.

Voy a encender esta sartencita pequeña...

Y voy a ir cortando el orejón. Así...

Un poquito... Lo corto para no sacarme...

Hay veces que hay que ser operativos.

Y con una tijerita... No hace falta sacar una tabla

y empezar a coger un cuchillito, etcétera...

Yo lo corto a la mitad.

Y así, con una tijerita...

Esto, también, es como muy de mi madre

o muy de las señoras mayores,

que hacían muchas cosas al aire.

La verdad es que dicen que es bueno comer orejones

cuando se practican deportes de larga duración

o deportes muy intensos.

Bueno, dicen que tiene un aporte extra en azúcares

y es como... bueno, un complemento

reconstituyente muy bueno.

Voy a mezclarlo, primero, en el bol.

A lo mejor, os preguntáis por qué. Lo puedo echar todo directamente.

Es cierto. Pero quiero mezclarlo con el azúcar.

Así... Lo más importante es la mezcla con el azúcar.

Así... Un poquito...

Con los dedos... Y ahora voy a echarlo

en la sartén, que vaya poquito a poco

semicaramelizándose. ¿Vale? Por otro lado, siguiente paso...

Vamos a hacer una "mousse" de yogur.

Pero vamos a hacerla de una manera muy sencilla.

Solo necesitamos cuatro ingredientes.

¿Sabéis por qué? Por una razón muy sencilla.

Y es que el yogur y el queso crema nos facilita muchísimo la vida.

Así que son... Bueno, pues dos productos

con una textura cremosa y maravillosa,

la cual, no vamos a necesitar, como en otras ocasiones,

otra cosa que nos lo cuaje.

Así que me voy a coger una varillita...

Y una lengua. Y echo por aquí la mezcla

del yogur, primero...

Yo lo veo de lejos y ya sé cuál es uno y otro.

¡Cómo me gusta el yogur!

Yo hacía un yogur... Bueno, hacía y hago, todavía,

en muchas ocasiones,

un yogur de foie-gras con un poquito de oporto reducido

y parmesano,

que es una auténtica maravilla.

He visto llorar a gente en mi restaurante

comiéndose ese plato.

Yogur de foie y oporto al parmesano.

Con esto quiero decir que el yogur es...

No sé. Es muy agradable de trabajar.

Así que ahora voy a echar el azúcar poco a poco

para que se vaya integrando.

Bueno, me está pasando una cosa muy curiosa, eh.

Y es que como no tengo el móvil encima

porque lo tengo ahí todavía

intentando que resucite con el arroz...

Pero, aun así, me da la sensación, a veces, que me está vibrando.

No sé si os pasa eso, pero a mí me pasa de verdad.

Dejo el móvil en cualquier sitio y digo: Si me está vibrando.

¡Ojito! Me está vibrando... Ya sé yo por qué me vibra.

Me vibra que está aquí el azúcar haciéndose

y no se me puede pasar.

Mirad. Fijaos qué fácil se mezclar el azúcar.

Veis cómo se está caramelizando.

Tenéis que tener cuidado porque no quiero que se queme.

Esto yo creo que ya, básicamente, está.

Voy a ponerlo... Este era para la nata,

pero ya que lo tengo aquí, como se me ha hecho rápido,

voy a mezclarlo por aquí.

Mientras tanto, me quedaría añadirle

las nueces... Así...

El pistacho... Y, por último, la miel.

Además, si se la echo estando caliente,

me va a facilitar mucho el trabajo.

Aquí... Son muy parecidos al típico muesli.

Ese tipo de cosas que se desayunan por la mañana.

Para desayunar, esto, con un yogur, sería maravilloso.

Nosotros lo estamos transformando ya casi en postre.

Pues nuestra mezclita aquí de frutas y frutos secos

con miel y con el azúcar moreno, la tenemos, básicamente, terminada.

Ahí... Vuelvo a mi "mousse", que he echado aquí toda el azúcar

y quiero que el azúcar se vaya un poco disolviendo

con el queso y el yogur.

Bueno, mirad qué facilito. Momento ya de montar la nata.

Voy a coger... Prefiero coger un bol grande.

Yo siempre digo que soy torpecito.

Prefiero ponérmelo aquí para no ensuciar mucho.

Y me voy a echar la nata. Ya sabéis que la nata

siempre es bueno montarla lo más fría posible.

Así monta muchísimo mejor.

Hoy no tengo ganas de varilla, así que me voy a sacar mi maquinita

y voy a empezar a batir la nata.

¡Ahí! Así que voy a ir montándola y ahora os enseño

la textura que tiene que quedar.

(Música)

Bueno, así, eh. No más, porque ya esto...

Ya sabéis que si me paso con la nata,

casi se nos convierte aquello en mantequilla, eh.

Yo he estado ahí en el límite, eh. Justito.

¿Veis? Quien no arriesga, no gana.

La verdad es que hay un puntito... Ese puntito como cremoso,

esponjoso, que es genial. Pero si me paso,

ya se vuelve como algo muy montado.

Y yo no quiero algo muy montado.

Bueno, ya sabéis siempre el proceso a la hora de hacer

una "mousse" de este tipo.

Voy a coger un poco de nata y la voy a meter aquí.

Y con sutileza, con elegancia y suavidad,

voy a ir mezclando la natita con el yogur,

el queso fresco y el azúcar.

Y ahora... Lo voy a hacer a la inversa. ¿Vale?

Lo que os decía del móvil, es que es increíble

la dependencia que hemos desarrollado.

Yo no sé qué voy a hacer con mi hija, eh.

No sé a vosotros, pero, muchas veces,

estamos comiendo... Yo intento prohibirlo.

Lo que pasa es que tampoco soy el mejor ejemplo.

No les doy el mejor ejemplo. Yo se lo digo a ellas,

que estoy trabajando y ellas pues no.

¿Dónde han quedado esas situaciones

donde la única palabra que existe es "tú y yo"?

Digo yo. No sé. Me estoy poniendo un poco romántico. Pero bueno...

Mira. Lo que estoy haciendo,

es mezclar la "mousse" de yogur con la nata.

Mirad qué textura más maravillosa que nos está quedando.

Esta tiene que ser, ¿vale?

Que se nos va cayendo poquito a poco.

¿Veis cómo va cediendo, cediendo?

Pero no llega, prácticamente, a caer.

Es la textura ideal.

¡Muy bien! La tenemos ya.

Y me pongo ya con la salsa de kiwi.

Bueno, me voy a dejar un kiwi para decorar.

Además, voy a tocar un poco el que esté menos maduro.

Básicamente, porque quiero cortar en laminitas

y si es muy maduro, pues me va a costar mucho más.

Voy a sacarme una tabla. A ver si luego me hago

fotos con el móvil... ¡Ah, no! Que no tengo móvil.

Vosotros, que sí que tenéis móvil, podéis hacer foto

de vuestras recetas y subidlas a redes sociales

con #hacerdecomer. Así yo, cuando recupere mi móvil,

pues lo veré también. La verdad es que tengo

un poco la manía esa

de picar los kiwis o de limpiarlos de esta manera,

que es como si estuviera limpiando una naranja.

Pero siempre lo he hecho así.

Es la mejor manera y la que mejor me sale.

Bueno... Así que, como lo estoy haciendo,

voy a pelar el resto de kiwis.

(Música)

Bueno, ya que me he puesto, he pelado todos los kiwis,

hasta el que voy a utilizar para decorar.

Pero lo que se trata, es de hacer una salsa,

una salsa sencilla, natural y rica.

El único plato de kiwi que recuerdo en el mundo

de la alta cocina,

es uno que hacía Josean Martínez Alija.

Lo dejaba ahí curando en un jarabe y tal...

Oye, aquello estaba rico, eh.

Un día, le tengo que preguntar cómo lo hace.

Un día, tiene que venir aquí. ¿Eh, Josean?

Un auténtico "crack" y un pedazo de cocinero.

Cocinero del Museo de Guggenheim de Bilbao.

Bueno... Hay una cosa muy curiosa, eh.

Que es... Bueno, no sé muy bien cuál es

el motivo que lo relaciona, eh.

Pero, por lo visto, el kiwi puede dar alergia

a aquellas personas que tengan alergia al látex.

También tenía un amigo cocinero, el Wiki...

Que es cocinero de Paco Roncero.

Y un día le pregunté: ¿Por qué te llaman Wiki?

"Porque, de pequeño, decía kiwi y lo decía mal. Decía "wiki".

Y de ahí, se me quedó lo de Wiki".

Fijaos qué cosa más curiosa pasa con el kiwi.

Zumito de naranja... Para adentro.

Y ahora, fijaos qué salsita más sumamente fácil...

Y natural.

Bueno...

¡Ahí! Yo creo que con esto... ya de sobra.

¿Os acordáis de las colecciones de libros de "El barco de vapor"?

Que teníamos todos de pequeños.

Pues que sepáis que creo recordar que uno de los primeros libros

que me leí, se titulaba "Kiwi"

y era de Carmen Posadas. ¡Casi nada, eh!

Un kiwi limpio para decorar.

Nuestra fruta y frutos secos con la miel

y con ese azúcar moreno caramelizado.

Nuestra salsa de kiwi con naranja. Voy a sacarme ahora la manga.

Y voy a sacarme también...

Estilo antiguo, eh. Voy a hacer aquí

un postre de esos, que solo me va a faltar la bengalita.

Mirad siempre... A la hora de colocar una manga,

es bueno echar esto aquí para abajo,

para que no se salga, aunque esta "mousse" es fiable.

Bajarla aquí como yo la he bajado...

Meto la mano por aquí. Así... ¿Veis?

Tengo el control...

Y empiezo a meter nuestra maravillosa

"mousse" de yogur

y queso.

Oye, que para desayunar un domingo, lo veo, eh.

Lo veo como un tipo "brunch".

Un dominguito de esos que te levantas, sale el sol...

La terracita... Y te estás pegando un desayuno

que te ha preparado tu pareja. Eso sería genial.

Zumito de naranja fresco... Ya sabéis.

#desayunarhacerdecomer, por ejemplo.

Bueno, ahora tiro ahí... O #desayunoparadani.

Venga, aquí tiro un poquito, hasta que llegue... ¡Ahí!

Estáis viendo ya... ¡Ahí está!

Y la dejo aquí. Mi granola, ¿vale?

Muesli, granola o como queramos llamarlo.

Yo lo voy a poner al final de la copita. Así.

Aquí... Con esto, es más que suficiente.

Voy a echar la salsa en dos partes.

Voy a echar un poquito abajo para que se mezcle.

También me gusta que haya un poco de humedad,

aparte de la "mousse",

en esta granola. ¡Así!

Y tranquilo, eh. Que, aunque no lo parezca,

me va a caber la "mousse".

Además, luego, desde fuera, con esta salsita

que le vamos a poner por aquí,

pues se va a ver ese puntito verde también.

La "mousse".

Vamos a empezar de dentro hacia afuera.

¡Mirad qué auténtica maravilla! Esto parece casi una rosa, eh.

Si digo yo que hoy estoy como muy romanticón.

Ahí, ¿no? Por ejemplo. Nos falta ponerle ya

un toque todavía como más...

Ahí... Ahí, tipo abanico. Mirad. Que se sepa que lleva kiwi, eh.

Mirad cómo lo hago. Y ahora, lo que voy a hacer,

es tirarlo así. Y en este abanico, voy a quitar la última.

No necesito más. Lo voy a poner en el medio.

Así, como cayendo.

Venga, vamos a echar un poco de salsita también.

Así, en los huequecitos. ¡Ahí!

Tenemos fruta, tenemos frutos secos,

tenemos yogur...

Un postre súper completo, eh.

Domingo de "brunch". Lo estoy viendo.

Aquí tenéis vuestra "mousse" de yogur con salsa de kiwi.

# Romper el móvil. Hasta romper el móvil. #

# Me vas a llamar. Me vas a llorar. Me vas a quemar. #

# Hasta romper el móvil. Hasta romper el móvil. #

# Me vas a llamar. Me vas a llorar. Me vas a quemar. #

A ver...

A ver... ¿Arranca...?

No. Bueno...

Lo voy a dejar un poco más en el arroz,

a ver si lo conseguimos.

Mientras sigo incomunicado por vía móvil,

os recuerdo los dos estupendos platos

que hemos elaborado hoy.

Sopa de mariscos y "mousse" de yogur con salsa de kiwi.

Por favor, hacedlo en casa, cocinad...

Sed felices y recordad lo que os digo siempre:

Haz la comida y mejora tu vida.

No sé por dónde empezar. Cómo me gusta...

Mira. Voy a empezar por un sitio...

Y es que os quiero enseñar la facilidad

cuando se cocina en lateral... De sacar...

¡Oh! La cigala enterita, eh. Mirad qué punto de cocción.

¡Qué auténtica maravilla, eh!

Yo la voy a echar aquí, a la salsita ya.

Ya que estamos... Aquí, a la sopita...

Bueno, vaya festival.

¡Qué aproveche, eh!

(Vibra un móvil)

¡El móvil ha vibrado! ¡Ha despertado!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sopa de marisco y mousse de yogur

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Hacer de comer - Sopa de marisco y mousse de yogur

11 ene 2020

Sally, la finalista de la tercera edición de MasterChef, lucirá el delantal de Hacer de Comer para ayudar a Dani García con una receta muy sabrosa: sopa de marisco. El chef y la participante del talent culinario, compartirán trucos de cocina y curiosidades de esta receta.

ver más sobre "Hacer de comer - Sopa de marisco y mousse de yogur" ver menos sobre "Hacer de comer - Sopa de marisco y mousse de yogur"
Programas completos (191)
Clips

Los últimos 763 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Raulls

    Menuda mezcla de grandes de la cocina. He tenido el placer de probar varios platos de Dani García en Bibo de Marbella y aunque algunas cosas son cocina de toda la vida, hay otras bastante sorprendentes. Guardo especial recuerdo de la sopa de bogabante y las chuletitas de cordero con ese puré de patatas y guarnición de semillas de soja. Grande Dani

    27 ene 2020