Programa divulgativo que aprovecha la hora de la sobremesa para viajar a los confines del mundo y observar con detenimiento la diversa vida natural que nos brinda nuestro planeta. Para ello, se emiten series documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Este  contenido solo   está disponible para España y durante 7 días  desde su emisión   en TVE por restricciones de derechos. 

4468142 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Grandes documentales  - Supervivencia extrema: Mordeduras mortales - ver ahora
Transcripción completa

En la naturaleza la supervivencia lo es todo.

Y en su perpetua lucha por defender su existencia,

los animales se han adaptado de formas inimaginables.

Desarrollado habilidades únicas

y cambios anatómicos

que les han permitido prosperar en los entornos más adversos.

En su lucha por la supervivencia,

algunos cuentan con un arsenal de armas sumamente tóxicas.

Hay depredadores letales que utilizan potentes venenos

para incapacitar a sus enormes presas

o para matarlas al instante.

Otras especies emplean su veneno mortal

para defenderse de animales mucho más grandes.

Sin embargo, unos pocos afortunados

se han vuelto inmunes a estos venenos extremadamente tóxicos.

Todos ellos luchan por su supervivencia.

Supervivencia extrema

Los depredadores de mayor tamaño, como los leones o los cocodrilos,

son los que infunden mayor temor a los seres humanos.

Sin embargo, los animales más letales del planeta

a menudo mucho más pequeños.

Como los escorpiones.

Mordeduras mortales

Gracias a su veneno altamente tóxico,

los escorpiones más pequeños suelen ser los más letales.

Estos diminutos asesinos cazan de noche.

Este es un escorpión amarillo.

Alcanza un tamaño máximo de diez centímetros.

Tan solo posee unas pequeñas y endebles pinzas,

señal inequívoca de la potencia de su veneno.

A lo largo de milenios,

esta especie ha desarrollado

un veneno más potente de el de cualquier otro escorpión.

En la cola del escorpión amarillo hay un aguijón lleno de neurotoxinas

que incapacita rápidamente a sus victimas.

Algo fundamental,

ya que su principal presa es la araña camello,

que cuenta con las mandíbulas más grandes

en relación a su peso corporal de todo el mundo natural.

Esta las utiliza para cavar túneles

con el fin de guarecerse del calor del desierto.

La araña camello está distraída,

y eso permite al escorpión amarillo acercarse cada vez más.

Las minúsculas vibraciones que causa la araña

ayudan al escorpión a localizar a su objetivo.

Entonces, valiéndose de sus pinzas, ataca...

pero no hay presa fácil.

El escorpión debe evitar las potentes mandíbulas de la araña.

Ambos arácnidos tienen una fuerza similar,

pero el escorpión acaba imponiéndose gracias a su veneno.

La cola venenosa de los escorpiones no solo le sirve para cazar,

también es una potente arma defensiva.

La mayoría de los animales grandes no se atreven con escorpiones.

Pero este zorro del desierto podría ser la excepción.

Ha salido a buscar algo sabroso que llevarse a la boca.

Es el cánido salvaje más pequeño del mundo.

Aunque solo mide veinte centímetros de alto,

sus descomunales orejas le permiten mantener su temperatura corporal

y localizar a sus presas.

Sabe que una picadura de este escorpión resultará dolorosa,

pero tiene tanta hambre que está dispuesto a correr el riesgo.

El veneno del escorpión suele ser letal con sus presas...

pero el zorro del desierto se las arregla

para infligirle una mordedura mortal

antes de que pueda atacarle con su aguijón.

Algunas criaturas pequeñas como los escorpiones

utilizan veneno para defenderse de animales de mayor tamaño.

Sin embargo, aquí, en la isla indonesia de Komodo,

este enorme depredador ha desarrollado también

un veneno para compensar cierto punto débil de su anatomía.

Los dragones de Komodo

son los lagartos más grandes del planeta.

Estos carnívoros,

que pueden alcanzar los tres metros de longitud

y casi cien kilos de peso,

pueden matar presas tan grandes como el búfalo de agua.

Sin embargo, a pesar de su reputación como depredadores,

los dragones de Komodo tienen una mordedura débil,

no más potente que la de un gato doméstico.

Su arma secreta es su veneno.

El dragón de Komodo ha desarrollado en la saliva una toxina letal

que mata lentamente a sus víctimas

con solo un mordisco.

Basta con que las arañe con sus dientes herrados

para que el veneno actúe.

Las toxinas que contiene su saliva

disminuyen la presión arterial de sus presas

e impiden que la sangre coagule,

provocando hemorragias internas masivas

y, en última instancia, la muerte.

Solo entonces, el dragón de Komodo ve recompensada su paciencia.

Sin su veneno,

sería incapaz de atrapar a presas de este tamaño.

Se trata de un arma evolutiva

que le permite matar animales grandes

sin salir maltrecho.

A pesar de la debilidad de su mordedura,

el veneno que contiene la saliva del dragón de Komodo

lo convierte en un depredador letal.

Sin embargo,

hay un depredador mucho más pequeño que gracias a su veneno

es uno de los asesinos más prolíficos del reino animal.

A pesar de su tamaño,

las hormigas guerreras matan más animales en la selva del Amazonas

que cualquier otra criatura.

Solo en esta colonia hay más de un millón de ejemplares.

La siguiente generación de larvas de hormiga,

alojadas en el interior de este hormiguero,

está casi lista para salir y, ahora mismo,

necesita alimentarse.

Con eficiencia castrense,

toda la colonia sale en búsqueda de comida.

Las exploradoras

recorren el bosque dejando tras de sí un rastro oloroso

para que lo sigan las obreras.

Estas construyen puentes

para sortear los accidentes del terreno.

Y las enormes hormigas guerreras custodian la ruta.

Con sus poderosas pinzas, son un enemigo imponente.

Barriendo el bosque como un tsunami,

las hormigas abaten a todas las presas que encuentran.

Someten a sus víctimas gracias a un potente veneno.

A continuación, las desmiembran

y llevan al nido para alimentar a sus crías.

Llegan a matar treinta mil insectos al día.

Esta mezcla de organización y veneno tóxico

las convierte en los mayores depredadores de la selva.

Sin embargo,

la toxicidad del veneno de las hormigas

también sirve de ayuda a otra especie.

Aunque algunos insectos tienen suerte

y escapan de la marabunta,

son víctimas de otro depredador,

las aves que siguen a las hormigas.

Estas aves se han dado cuenta

de que el avance de las hormigas hace salir a los insectos,

y de ese modo cazarlos resulta mucho más fácil.

Aprovechan cualquier oportunidad

para arrebatar a las hormigas sus presas,

una tarea que resulta aún más fácil

si estas inmovilizadas a causa el veneno.

Las hormigas no solo utilizan su veneno para cazar;

algunas especies emplean ese líquido tóxico en defensa propia.

Es primavera en los Cárpatos.

En este pinar,

los osos pardos despiertan después de un largo período de hibernación.

Pero este enorme montículo no es una osera,

sino una colonia de hormigas.

En su interior hay aproximadamente un cuarto de millón.

Aunque estas hormigas se sirven de su gran número para matar insectos,

esta colonia se alimenta principalmente de ligamaza,

una savia rica en azúcar que producen los áfidos.

Estos diminutos bichos se alimentan de los pinos

y segregan la ligamaza que posteriormente beben las hormigas.

Los áfidos también se benefician de esta simbiosis.

En contraprestación por producir su manjar favorito,

las hormigas han desarrollado una forma única de usar su veneno

para protegerlos de depredadores

incluso tan grandes como los osos pardos que habitan en estos bosques.

A pesar de su tamaño,

los osos se alimentan prácticamente de frutos secos, bayas e insectos.

Esta madre enseña a sus oseznos

los escondites favoritos de los insectos.

Por sí solos, los áfidos estarían indefensos.

Pero, con las hormigas alrededor, si los osos se acercan demasiado,

pueden acabar con la cara llena de veneno.

Las hormigas acumulan presión en el abdomen

y disparan el ácido fórmico de la cola a través de una glándula.

El ácido, que alcanza casi un metro de altura,

hace que los osos corran a guarecerse en el bosque.

El veneno proyectado por las hormigas

es un poderoso elemento disuasorio,

pero incluso los animales más grandes

recurren en ocasiones al veneno para defenderse.

Las rayas venenosas,

parientes cercanas de los tiburones, son carnívoras.

Sin embargo, solo utilizan su enorme aguijón de púas

de casi medio metro de longitud para defenderse.

Pocos animales osarían atacar a una raya de grandes dimensiones.

Los ejemplares adultos almacenan toxinas

en las glándulas ubicadas en su parte inferior.

Si las provocan,

las rayas golpean al atacante con su aguijón de púas

y le inyectan un doloroso veneno.

Sin embargo, su arma más mortífera es su afilado aguijón,

capaz de infligir cortes potencialmente letales

o perforar órganos vitales.

Las rayas venenosas también dominan el arte del camuflaje.

A menudo, se esconden en el fondo para sorprender a sus presas.

A esta en particular le ha tocado la lotería:

un criadero de calamares con cientos de miles de huevos.

Puede que quede expuesta mientras aspira las crías de calamar,

pero es un premio demasiado bueno para dejarlo pasar.

Mientras se asegura de que no haya tiburones por encima,

puede llegar a pensar que es la única depredadora en la zona.

Pero, a esta profundidad,

el peligro puede venir de cualquier dirección.

Tiene suerte de esquivar el ataque de esta raya mucho mayor

a la que ha importunado en su escondite.

A pesar de la velocidad y potencia de su cola,

estas maestras del disfraz

solo utilizan su veneno en defensa propia.

Sin embargo, algunos depredadores

recurren a una combinación letal de camuflaje y veneno.

Esta víbora Trimeresurus stejnegeri oculta entre las ramas

tiene dos enormes dientes cargados de veneno,

que almacena en bolsas ubicadas en la parte posterior de la boca.

Se trata de una hemotoxina que causa hemorragias graves,

destruye la carne y provoca un dolor extremo a cualquier animal

que viva lo suficiente para experimentarlo.

Estas víboras suelen atacar como un rayo desde las alturas,

y pillan a sus presas desprevenidas.

En el suelo del bosque,

este ratón hambriento está fuera de su alcance.

Pero su hermano trepa y se acerca al peligro.

La serpiente debe acercarse sigilosamente para no ser vista.

Con el ratón a su alcance, se enrolla lentamente

mientras calcula el momento perfecto para atacar.

La víbora hunde sus dientes en el cuerpo del ratón

e inocula el veneno.

Su organismo contiene suficiente veneno para matar a un ciervo grande

El ratón no tiene ninguna posibilidad.

Una vez que los dientes han cumplido su cometido,

la víbora comienza a deglutir a su victima poco a poco.

En cuestión de minutos, no queda ni rastro del animal.

En estos bosques,

las serpientes no son los únicos animales venenosos

que acechan de noche.

Este loris perezoso puede parecer adorable,

pero estos diminutos mamíferos tienen una mordedura venenosa,

lo que los convierte en los únicos primates venenosos del planeta.

Una capa similar a un espejo ubicada debajo de sus retinas

duplica su capacidad de visión nocturna.

Incluso con esta oscuridad

pueden divisar presas a cincuenta metros de distancia.

Pero, para un loris perezoso,

acercarse lo suficiente para atacar, como todo lo demás, requiere tiempo.

Una vez que está a distancia adecuada,

los loris son cazadores eficientes.

Sin embargo, su mordedura tóxica es solo un elemento disuasorio.

Para activar la toxina, se lamen una glándula del brazo;

después, usan sus afilados dientes para inyectársela a sus víctimas,

en las que se desencadena una reacción anafiláctica.

Los loris también se lamen

y se aplican dicha la toxina al acicalarse,

con el fin de protegerse a sí mismos y a sus crías de los depredadores.

Esta toxina similar al alérgeno de los gatos

sirve de advertencia para cualquier animal

que vea en ellos una presa fácil.

Los loris obtienen sus toxinas de los insectos que comen.

Sin embargo, hay uno que ha desarrollado

una forma aún más ingeniosa de extraer veneno de otra especie.

Para usarla en defensa propia.

De hecho, a esta oruga Idea Malabarica,

le gusta el sabor del veneno.

Las hojas del Aganosma cymosa

están repletas de toxinas para proteger su follaje.

Aunque puede que esto disuada a la mayoría de los insectos,

es exactamente lo que estaban buscando estas orugas...

Capaces de soportar el veneno de las hojas.

Sin embargo, esta astuta oruga sabe que el tallo

contiene una dosis letal,

por lo que, con delicadeza,

corta el conducto antes de empezar a comer.

No solo toma el veneno porque le guste su sabor sabor.

Ahora su cuerpo transporta las toxinas,

que se convertirán en una defensa venenosa frente a los depredadores.

Cuantas más hojas de Aganosma cymosa coma,

más tóxica será.

Este veneno las protege a medida que crecen...

e inician su metamorfosis.

La oruga se cuelga de una hoja mediante ganchos con púas.

Lo que sucede a continuación es un auténtico milagro.

Las enzimas comienzan a convertir el tejido de la oruga en líquido.

Poco a poco, muda la piel...

yse transformar en crisálida.

El cuerpo blando de la crisálida se endurece

hasta formar un capullo protector.

En el interior, las celdas de líquido comienzan a cambiar.

Dos semanas después,

la oruga ha llegado a la etapa final de su transformación.

La Idea Malabárica comienza a salir.

Se trata de uno de los acontecimientos

más extraordinarios de la Naturaleza.

La mariposa seca su cuerpo bajo el sol primaveral.

Después, despliega las alas por primera vez

y, por fin, echa a volar.

Sin embargo, un depredador la estaba esperando.

Esta telaraña mide más de un metro de ancho

y resulta casi invisible.

Parece que la vida de la mariposa ya ha llegado a su fin.

Pero esto es exactamente para lo que se ha estado preparando.

Sucuerpo conserva las toxinas que tomó cuando era una oruga,

por lo que su sabor resulta muy desagradable para la araña.

Así que la araña se ve obligada a dejarla marchar.

El veneno que absorbió de las hojas del Aganosma cymosa

le ha salvado la vida.

Aunque existen muchas plantas que utilizan su toxicidad

para impedir que las devoren los animales,

una especie en concreto ha ido aún más allá

en su lucha por la supervivencia.

Este increíble árbol es capaz de advertir a otros

para que activen sus armas biológicas si se siente atacado.

La acacia es una de las pocas especies

capaces de obtener el agua necesaria para subsistir en este desierto.

Sus pequeñas y suculentas hojas

la convierten en objetivo de los animales.

Las enormes y afiladas espinas

que cubren a estos árboles constituyen una excelente defensa,

pero algunos animales han hallado el modo de neutralizarla.

Gracias a su largo cuello y estrecho hocico,

la gacelas son capaces de arrancar las hojas.

Por este motivo,

las acacias cuentan en su arsenal con otra arma invisible.

¡Veneno!

Cuando las gacelas atacan sus hojas,

utilizan ese veneno para hacer sonar una alarma silenciosa.

Las acacias liberan etileno.

Este compuesto

advierte del peligro inminente a árboles

situados hasta a cuarenta y cinco metros de distancia.

En esos casos, los árboles de los alrededores

aumentan la producción de los taninos venenosos

que contienen sus hojas hasta volverlas sumamente tóxicas.

En cuestión de minutos,

las deliciosas y nutritivas hojas se vuelven amargas

y son potencialmente letales.

La reacción venenosa de las acacias

permite a las hambrientas gacelas

obtener exactamente el sustento necesario para sobrevivir,

e interrumpe el festín justo a tiempo

para impedir que los árboles se extingan.

Parasobrevivir en este terreno tan adverso,

las acacias recurren a la comunicación

y al veneno para protegerse.

Sin embargo, en las selvas de Borneo,

hay una planta que hace un uso aún más extraño de sus fluidos tóxicos.

Esta planta jarro ha desarrollado una forma ingeniosa

de hacer frente a la falta de nutrientes en el suelo,

y se alimenta de criaturas vivas.

Es carnívora.

Utiliza su néctar para atraer a sus víctimas.

Además, su borde resbaladizo

está diseñado para hacer que los insectos pierdan el equilibrio.

Solo unos centímetros por debajo, hay una trampa mortal,

llena de enzimas digestivas que disuelven los cuerpos

de quienes tengan la desgracia de caer en su interior.

Sus paredes cerosas hacen imposible cualquier huida.

Esta afortunada mosca echa a volar justo a tiempo.

Otros, con menos suerte,

ya se están digiriendo lentamente.

A lo largo de su vida,

las toxinas de la planta jarro se cobrarán miles de insectos,

anfibios y alguna que otra rata.

Sin embargo, esta tupaya

parece haber encontrado la forma para beber el néctar de la planta

sin caer en su interior.

La mortífera planta jarro tendrá que esperar a su siguiente víctima.

En su batalla por la supervivencia,

las plantas y los animales han desarrollado toxinas

para utilizarlas contra otras especies.

Sin embargo, aquí, en las selvas tropicales de la India,

hay una especie de serpiente venenosa que es también caníbal

y utiliza sus toxinas letales contra otras serpientes.

Esto es una cobra real.

Este enorme depredador

es la serpiente venenosa más larga que existe,

y su nombre en griego significa «comedora de serpientes».

Tiene dos dientes fijos que inyectan veneno en sus víctimas

como si fueran agujas hipodérmicas.

Otras serpientes tienen un veneno más potente,

pero lo que diferencia a la cobra real

es la cantidad que puede inyectar en un solo ataque.

Es capaz de matar un elefante adulto de una sola mordedura.

Para asegurarse de que no la pisen,

la cobra real cuenta también con otra arma:

un inusual silbido que se asemeja más a un gruñido

y que le permite guardar el veneno para otras víctimas.

Posee también una visión increíble

gracias a la cual puede localizar presas

hasta a cien metros de distancia.

Además, es capaz de percibir partículas de olor

para rastrear a su presa.

Ha detectado un posible objetivo...

al otro lado del arroyo.

Se acerca a él lentamente.

Su veneno paraliza al instante a la serpiente.

Después, comienza a tragársela entera.

Se ha hecho merecedora del título de cobra real

por ser la serpiente venenosa más larga de la tierra.

Además dislocando sus mandíbulas,

puede incluso devorar serpientes más grandes que ella.

Sin embargo, hay una serpiente de mar

cuyo veneno es aún más potente que el de la cobra real.

Una colonia de criaturas semiacuáticas

gobierna las aguas de este litoral rocoso.

La Laticauda colubrina

es uno de los depredadores más letales del planeta.

Su veneno es una neurotoxina

que inmoviliza a sus víctimas, casi al instante.

Esta serpiente está bien adaptada al océano

y tiene una cola similar a un remo.

Los pulmones le recorren

la prácticamente totalidad de su cuerpo,

por lo que puede permanecer bajo el agua

en busca de presas hasta veinte minutos sin respirar.

Afortunadamente para estos peces,

este ejemplar prefiere guardar el veneno para las anguilas

que se ocultan entre el coral.

Pero, si divisa una presa, tendrá que moverse con rapidez.

En este arrecife, hay decenas de serpientes hambrientas.

Y no son las únicas.

A las serpientes de mar

siempre se unen grandes bancos de salmonetes amarillos

y jureles de aleta azul.

Cuando las serpientes utilizan su veneno

para paralizar a las anguilas que se ocultan entre el coral,

los peces han aprendido que, si permanecen cerca

pueden conseguir sin apenas esfuerzo

a los peces que salen huyendo.

Mientras la serpiente más joven sigue cazando,

la hembra más grande de la colonia tiene otras cosas en mente.

Es época de criar.

Muchos machos de menor tamaño se entrelazan en torno a ella,

con la esperanza de poder aparearse.

Este grupo de serpientes puede permanecer así durante días.

Tras aparearse,

las Laticauda colubrina ocultan sus huevos en nidos ultrasecretos

construidos en las profundidades de las rocas.

Solo se han descubierto dos hasta la fecha.

Tras el apareamiento,

las hembras vuelven al océano para cazar.

Pero, al parecer,

no todos han recibido el aviso de aparearse solo en tierra.

Este macho solo piensa en una cosa.

Sin embargo, esta hembra ya se ha apareado,

por lo que se resiste a su intento de copular bajo el agua.

Afortunadamente para ella,

las hembras doblan en tamaño a los machos,

por lo que tiene fuerza de sobra

para zafarse de su acosador sin recurrir a su mordedura venenosa.

Pero, aunque lo hiciera,

el torrente sanguíneo de la Laticauda colubrina

contiene su propio antídoto,

por lo que su veneno, letal para otras especies,

no serviría de nada contra el macho.

Al igual que muchas criaturas mortíferas,

las Laticauda colubrina son inmunes

a los efectos letales de su propio veneno.

Sin embargo, hay un tipo de pez famoso por su inmunidad innata

a las toxinas de una criatura completamente diferente.

Esta inmunidad se ha convertido

en una parte fundamental de su historia de supervivencia.

Un pez payaso.

Este ejemplar vive entre los tentáculos venenosos

de una anémona de mar.

Se trata de la única especie inmune a sus efectos.

Situado en el interior de esta mortífera anémona,

su hogar es uno de los más seguros del arrecife.

Pero, a cambio de la protección de la anémona,

debe mantenerla impecable.

Gracias a que son inmunes a su veneno,

este es lugar perfecto para sacar adelante a sus crías.

Esta pareja acondicionando su refugio.

Después, la hembra pone sus diminutos huevos en líneas,

y el macho los fecunda.

Los tentáculos de la anémona les ofrecen resguardo

frente a los depredadores de paso.

El macho cuida constantemente de los huevos.

Mantenerlos limpios y en buen estado supone un gran esfuerzo.

Y su esfuerzo se ve recompensado.

Los diminutos corazones palpitantes de la siguiente generación

ya son visibles.

Gracias a la protección de los tentáculos venenosos de la anémona,

estas crías de pez payaso

no tardarán en estar listas para salir del huevo

con la misma asombrosa inmunidad que sus padres.

En la Naturaleza,

los animales emplean veneno en numerosas batallas diferentes.

Ya sea para cazar o para ahuyentar a los depredadores.

Algunos venenos tardan en actuar.

Otros son tan tóxicos que pueden matar casi al instante.

Pero no todos los animales son vulnerables a sus efectos.

Algunos afortunados son inmunes a determinadas toxinas

que podrían matar a cualquier animal.

En la batalla por la supervivencia,

el veneno puede convertir al animal más diminuto

en la criatura más mortífera del planeta.

Grandes documentales - Supervivencia extrema: Mordeduras mortales

47:39 25 mar 2020

En la lucha por la supervivencia, algunos animales cuentan con un arsenal de armas sumamente tóxicas. Hay depredadores letales que utilizan potentes venenos para incapacitar a sus enormes presas o para matarlas al instante. Otras especies emplean su veneno mortal para ahuyentar a los depredadores.

Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020.

Histórico de emisiones:
08/02/2018

En la lucha por la supervivencia, algunos animales cuentan con un arsenal de armas sumamente tóxicas. Hay depredadores letales que utilizan potentes venenos para incapacitar a sus enormes presas o para matarlas al instante. Otras especies emplean su veneno mortal para ahuyentar a los depredadores.

Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020.

Histórico de emisiones:
08/02/2018

ver más sobre "Grandes documentales - Supervivencia extrema: Mordeduras mortales" ver menos sobre "Grandes documentales - Supervivencia extrema: Mordeduras mortales"

Los últimos 23 documentales de Grandes documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 47:38 ayer En la batalla por la supervivencia, algunos animales asombrosos han descubierto que en ocasiones trabajar en equipo es la clave del éxito, que vivir en sociedad incrementa la seguridad, que el trabajo compartido es más llevadero y que a veces ser sociable representa una ventaja decisiva. Contenido disponible hasta el 7 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 14/02/2018

  • 49:49 ayer ¿Por qué un ciervo bebé nace con manchas blancas y por qué desaparecen a medida que crece? ¿Por qué es un joven jabalí a rayas? ¿Qué hace que las rayas se desvanezcan con la edad? ¿Y por qué se ve un zorzal cuando es joven y se raya cuando es más viejo? «Somatolysis» es la respuesta. Contenido disponible hasta el 7 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 20/09/2018

  • 47:39 pasado lunes En la naturaleza, los animales necesitan comunicarse cuando quieren algo. Han desarrollado complejos sistemas para relacionarse entre sí, ya sea mediante sonidos, colores, expresión corporal o incluso el olor. Para cualquier ser vivo es crucial encontrar la técnica más efectiva para entenderse. Contenido disponible hasta el 6 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 13/02/2018

  • La Reina de los babuinos

    La Reina de los babuinos

    50:02 pasado lunes

    50:02 pasado lunes En África se dice que "en la naturaleza nada vive el tiempo suficiente para morir de viejo". Algunos individuos extraordinarios logran tener vidas largas y fructíferas, hasta que un día desaparecen en silencio. Tubu, una babuína anciana, fue una de esas supervivientes... Contenido disponible hasta el 6 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 13/09/2018

  • 28:41 pasado viernes La música del Danubio con Beethoven, Mozart, Schubert, Johann Strauss II y Bruckner. Este episodio es un montaje musical de algunas de las grandes ciudades o pueblos donde su paisaje inspiró a muchos de los músicos.Haremos un recorrido a lo largo de magnifica vía fluvial del Danubio. Contenido disponible hasta el 3 de abril de 2020.

  • 58:46 pasado viernes En el norte de Perú, antes de la llegada de los Incas, la civilización Chapapoya se estableció en las cimas de los Andes durante más de 500 años. Sus restos arqueológicos son de los menos comprendidos en Sudamérica, y el cómo y por qué momificaban a sus muertos sigue siendo un misterio. Contenido disponible hasta el 3 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 30/08/2019

  • 42:34 pasado viernes El viaje comienza en Atenas, una de las ciudades más antiguas del mundo. Peter nos presenta algunas de las ruinas más reconocibles, como el Partenón y el Ágora romana; explora sus secretos ocultos y profundiza en los fundamentos de la religión ortodoxa y la importancia de la Pascua. Contenido disponible hasta el 3 de abril de 2020.

  • 47:39 pasado jueves En los hábitats más extremos, los seres vivos se ven obligados a hacer lo que sea necesario para sobrevivir. En ocasiones mantenerse con vida lleva a los animales al límite. Sin embargo, es aquí en las zonas más extremas del planeta donde éstos realizan las mayores proezas para sobrevivir. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 12/02/2018

  • Una manada en guerra

    Una manada en guerra

    49:32 pasado jueves

    49:32 pasado jueves En Xakanaka, Botswana, una manada de leones enfrenta el nacimiento de 15 cachorros en la estación más dura del año. La mitad de ellos morirán de hambre y los adultos, expertos cazadores de búfalos, tendrán que aprender a cazar elefantes para sobrevivir hasta que regresen sus presas favoritas. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 06/03/2018

  • 47:39 pasado miércoles En la lucha por la supervivencia, algunos animales cuentan con un arsenal de armas sumamente tóxicas. Hay depredadores letales que utilizan potentes venenos para incapacitar a sus enormes presas o para matarlas al instante. Otras especies emplean su veneno mortal para ahuyentar a los depredadores. Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 08/02/2018

  • 48:39 pasado miércoles En ningún otro lugar del mundo se da tanta concentración de depredadores compartiendo el mismo espacio como en la llanuras del Serengueti, entre Kenia y Tanzania. Es el reto de la supervivencia, donde las presas deben desarrollar estrategias defensivas, aunque los roles, a veces, se invierten. Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 04/11/2013 27/08/2014 02/05/2018

  • 3:04 03 oct 2016 Descubre el mundo oculto y desconocido de la selva. Un mundo rara vez visitado por el hombre, un submundo de amenazas ocultas llenas de criaturas que se mueven por el suelo selvático, por las ramas de los árboles, que vuelan por el cielo... ¿Qué pasa cuando la cobra blanqui-negra tiene hambre?  descúbrelo en "Velocidad mortal, un submundo oculto"

  • 2:43 16 sep 2016 La 2 de TVE estrena la prestigiosa serie producida por la BBC Earth, 'Shark',  que desvela los secretos de unas criaturas misteriosas, los tiburones. Con más de treinta especies filmadas, nos muestran en impactantes imágenes cómo cazan, cómo es su compleja vida social, el cortejo, el desarrollo, las amenazas y desafíos que afrontan los mayores depredadores de los mares. En el episodio 1, el documental nos muestra a la enorme familia de los tiburones y sus diferentes técnicas de cazar. Algunos en grupos, otros utilizan la emboscada o la velocidad para conseguir su presa. En este capítulo acompañamos a los tiburones debajo del hielo ártico a los arrecifes tropicales, mostrando sus increíbles técnicas de caza de uno de los grandes depredadores del océano. El primer capítulo se estrena el lunes 19 de septiembre en La 2 a las 16:30 h.

  • 2:06 29 ene 2016 'Criaturas de Luz' nos acerca al fenómeno de la bioluminiscencia, una cualidad adquirida por determinados seres vivos, especialmente los animales acuáticos en las profundidades marinas, tras millones de años de evolución, y nos explicará los usos que esta podría tener para el ser humano

  • 1:20 11 nov 2015 Depende del lugar del mundo, comer con las manos, es signo de buena o mala educación. Los expertos afirman con razón que comer con cubiertos “es un proceso de refinamiento que nos aleja de la naturalidad y nos acerca a la tecnología.” En los animales sería más bien al contrario, parece que los más refinados e inteligentes son capaces de coger y manipular los alimentos para comerlos. Casi todos los grupos animales cuentan con algún experto en comer con las manos.

  • 1:43 10 nov 2015 Las dietas de los animales son muy variadas pero las bebidas se limitan solo a una: ... el agua... Otro problema es cómo conseguirla, porque no siempre resulta fácil dar un trago refrescante. El agua puede estar incluida en el alimento, puede estar sólida, llegar en forma de nube o vapor o aparecer fugazmente en algunos lugares, convocando a miles de gargantas sedientas que llegan desde todas partes.

  • 2:12 10 nov 2015 En algunas latitudes, antes de que llegue el invierno, la naturaleza parece entrar en una especie de frenesí nutritivo en la que muchas plantas, árboles y arbustos dan sus mejores frutos. Es una época de abundancia: frutos carnosos, jugosos y sabrosos engordan y maduran para que los disfruten los paladares más golosos. No hay tiempo que perder; muchos de estos frutos tienen fecha de caducidad y no conviene dejarlos pasar.

  • 1:28 10 nov 2015 Se podría decir que el mundo es como un delicatessen gigante. Algunos alimentos son más barato y están al alcance de todos. Hierbas, las hojas de los árboles o las algas marinas son devorados por miles de especies y millones de personas todos los días ... La naturaleza produce algunos alimentos que sólo se pueden comer unos pocos días al año y estos son muy codiciados. Otras comidas se ocultan bajo tierra y se necesita un gran esfuerzo para llegar a ellos; algunos están ocultos bajo el mar, en la pantalla del escaparate colorido de los arrecifes de coral.

  • 2:33 05 nov 2015 La 2 estrena 'Menús salvajes', una serie documental de producción española, que nos muestra el gran restaurante de alta cocina que es la naturaleza. La serie documental nos acerca a través de 26 capítulos las costumbres culinarias de los animales para descubrir facetas sorprendentes de su comportamiento y de su ecología. Cada tarde dos capítulos en Grandes documentales, en La 2.

  • 1:57 14 sep 2015 La 2 celebra 20 años de Grandes Documentales. Para celebrar este aniversario La 2 de TVE emite la serie de la BBC 'Reinos ocultos', una producción en tres capítulos que aborda la naturaleza desde la perspectiva de las criaturas más pequeñas del mundo animal.'Grandes documentales' es uno de los espacios más emblemáticos y veteranos de La 2. Empezó a emitirse en 1995, como programa divulgativo de sobremesa que viaja cada tarde a los confines del mundo para observar con detenimiento la diversidad de la vida natural en nuestro planeta, a través de documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Mostrando 1 de 2 Ver más