Generacion.es La 2

Generacion.es

Lunes a las 23.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5473316
No recomendado para menores de 7 años Generación.es - Ocio - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "Generación.es")

"En 'Generación.es' queremos acercar dos generaciones

que, actualmente, viven un poco alejadas:

la de los jóvenes y la de los mayores".

"Unos y otros vivirán experiencias para averiguar

cómo hemos cambiado".

"Hoy viajaremos por el ocio".

"La gestión del tiempo libre marcará nuestras vidas".

"Todos necesitamos desconectar de nuestras obligaciones

y hacer lo que nos gusta y libera".

"Desde dedicarnos a la vida contemplativa y relajarnos

hasta hacer todo lo que nos apasiona,

nos llena de vida y nos hace crecer".

"Pero ¿hemos tenido siempre tiempo libre

o el ocio es un fenómeno relativamente actual?".

"Hoy los jóvenes van a descubrir cómo se distraían los mayores

y al revés".

"Me da a mí que hoy la diversión está asegurada".

"He aquí un hogar español,

comedor-cuarto de estar, tal como lo concebían nuestros abuelos".

Pasad, pasad sin miedo.

Quedaos con los detalles que tenemos expuestos aquí.

Incluso en el otro lado. ¡Ay!

¿Os suenan de algo estos juegos?

(TODOS) Sí. Sí os suenan.

-Ese no. ¿Habéis jugado?

¿Juegos Reunidos Geyper? Sí.

Estos sí.

-¿Esto? -Están todavía.

A veces, los Reyes Magos nos traían los Juegos Reunidos Geyper.

Y mi padre, muy empeñado en que jugáramos al parchís.

Eh...

Todos, pero sobre todo uno, hacían trampas

y acabábamos peleados.

Jugaba porque no había otra cosa. ¿Me entiendes?

Por las noches, en invierno.

Y luego, más adelante,

cuando nos hemos ido casando,

sí hemos jugado en pandilla, cuando nos reunimos la familia,

al Trivial.

Y jugábamos hombres contra mujeres y los hombres se jugaban el bigote,

porque casi todos tenían.

Y tengo que decir que lo perdieron, ¿eh? Sí.

Todo el mundo ha jugado al parchís y a la oca.

Al parchís juego con mi madre y con mi abuela.

Mi madre es una máquina al parchís.

Además, gánale tú.

¡Madre, la que te monta como le ganes!

De oca a oca...

y tiro porque me toca.

¡Qué tarde tan aburrida!

¡Oh!

¡Y que lo digas!

Llevamos toda la tarde jugando al parchís.

¡Vaya rollo!

¿Qué te llama la atención? ¡Qué guay!

-Me encanta. -Esto es más moderno.

Por cierto, que esto me interesa.

¿Alguien ha llegado a jugar con esto?

-Sí. -Yo.

-Sí. -Como de plástico.

Hacías así... Yo digo de madera y plomo.

-Sí. -También.

-Las del chino. -Con la cuerda.

Con la cuerda, que es más difícil.

¿Y las canicas? -Sí.

Esta comba. -Es guay.

A las canicas era bastante bueno. A las canicas era bastante bueno.

Y me gustaba uno que era muy bestia y no podíamos hacerlo en el recreo,

que era el látigo.

Empezaba uno o dos... Dos. Nos cogíamos de la mano...

y llegaba otro y se cogía también, y otro y otro y otro.

Y, cuando querías, te parabas

y hacías así e ibas tirando y el último salía disparado, claro.

¡Oh, el porrazo! Muy bestia.

Pero cosas de críos de pueblo.

Y las clásicas pelotas de... de trapo.

Era el ocio en aquel entonces, que era el nuestro.

Luego ya, en plan gamberros, esto es en plan gamberros...

Solían estar los novios hablando

y estaban en las esquinas las clásicas bombillas.

Y se las rompíamos.

Nunca nos pillaron.

Nos íbamos a bañar al Genil...

y nos colgábamos de las ramas de los álamos.

¡Pum! Nos tirábamos al agua.

Y mi madre tenía miedo porque en verano se ahogaban muchos niños.

Y, entonces, cogíamos y, después de bañarnos,

cogíamos tierra y nos untábamos para decir:

"Hemos estado jugando por ahí".

Ahora se está enterando mi madre.

Si nos centramos en el ocio de las décadas de los 50 y los 60,

un ocio básico, como pueden ser los juegos de mesa, ¿no?,

¿ese era el ocio principal que había en una clase social media?

Bueno, seguía siendo una de las prácticas de ocio principales.

Juegos para jugar en el interior, domésticos,

muchas veces con un carácter de familia y demás.

Y eso es más bien desde que hay ese concepto, digamos,

de domesticidad,

también la casa como un lugar para pasárselo bien en familia.

Y, realmente, son como inmortales estos juegos.

Canicas que se encuentran en tumbas egipcias

y con las que se sigue jugando hoy.

O peonzas o naipes.

El ser humano siempre ha buscado el juego...

porque es el ámbito en el que hallamos la mayor libertad, ¿no?

Es cuando más libres nos sentimos, jugando.

Y, paradójicamente, la mayor normatividad.

Los juegos están llenos de reglas y de normas

que hay que cumplir y no se puede hacer trampas.

Ahí, en esa unión entre la norma y la libertad,

hay algo muy peculiarmente humano que siempre se ha buscado.

Y, a veces, por los mismos instrumentos

y los mismos objetos a lo largo del tiempo.

Oye, qué afición le habéis cogido al parchís, ¿eh?

Oye, sentaos, sentaos. -¿Sí?

Tomen asiento, por favor.

Elegid el sitio que queráis. -"Tomen asiento".

-Mira qué guay.

Bueno, estamos...

Esto podría ser una situación de la década de los 50.

Supongamos que somos una familia.

Familias y amigos se sentaban alrededor de la mesa

y utilizaban estos juegos que hemos visto

y así echaban la tarde.

Lo que es cierto es que, como no había Internet

ni había tele, pues su máximo entretenimiento...

era la radio.

¿Qué tal vosotros el tema radio?

Yo... nada.

-En coche nada más. -En el coche y ya está.

-En mi casa hay mucha radio.

Mi madre escucha radio y siempre se oye de fondo la radio,

todo el rato.

Pues la radio era el eje central de todas las reuniones

que había en la casa.

Era, sin duda, el momento más importante del día.

Y las radios solían ser... ¡Oh!

...como esta de aquí. ¡Toma!

¿Qué os parece? ¡Guau!

-Muy chula. -Yo había visto radios así,

pero de decoración.

Yo he visto siempre la radio...

Eh...

Una radio de capillita que tenía mi abuela en lo alto.

La tenía en lo alto, de capillita.

-Tétrica también. Es que parece...

Todo el ambiente es como un poco de miedo,

muy "creepy", muy de peli de terror.

En el comedor, tenía su repisita...

y había un pedazo de radio así.

Ya digo, cuando comíamos todos,

llegaban, ¡pum!, y se ponía a las dos y media para informarse.

Igual que ahora los telediarios, cuando vivía Franco, ya ves,

se ponía a las dos y media

y te enterabas de todo lo que querían ellos poner.

Una radio de estas en la que mi padre oía el parte.

"El parte" se llama entonces y era el diario hablado.

(RADIO) # Okal, Okal,

# Okal es el remedio del dolor.

# Okal, Okal,

# Okal es un producto superior. #

(Música clásica en la radio)

Cuando ya los niños venían del colegio,

los maridos venían de trabajar,

aunque el marido casi siempre

se iba al bar a tomarse sus copitas,

y las mujeres...

No había "Gran Hermano", pero estaban las novelas.

Te ponías la radio y, alrededor, escuchando las novelas.

Recuerdo que era a las cuatro de la tarde...

aquella novela y te decía:

"Lucerito".

Y yo salía corriendo

y me ponía con mi madre a escuchar "Lucerito". "Ama Rosa".

-"Ama Rosa". -"Pero ¿qué les pasa?".

"¿Por qué no me creen?".

"Yo maté a ese hombre".

"Yo le maté para robarle los pagarés que estaba esperando".

-¡Qué bueno!

Hemos estado escuchando "Ama Rosa",

que era una de las series top de la época,

y ahí la gente no se perdía ni una.

Antes has dicho: "¡Qué raro se hace estar alrededor

de la mesa escuchando!". Sí.

¿Se te hace realmente extraño? -Pues sí.

La gente, te voy a decir más, no solo escuchaba la radio,

la miraba.

No sabes adónde mirar. Yo también la miraba.

-La miraban.

Miraban la radio. El sonido que salía.

Yo me pondría muy nerviosa si escuchase solo la radio.

Porque tener que estar sentada, en silencio,

escuchar la radio y no echarlo hacia atrás cuando quiera,

que ahora sí se puede hacer, a mí eso me pone nerviosa

porque, a lo mejor, comento una cosa con mi madre

o con quien sea y, como la estoy comentando,

no escucho lo que dice y no se puede rebobinar.

A veces, estás muy bombardeado con información visual,

colores y tal, y puedes escuchar la radio

con los ojos cerrados y crearte tu universo.

Y creo que es algo tan potente que ¿por qué tiene que perderse?

Lo que yo siempre pienso

es que parece que todos tengan la misma voz.

-¿A que sí? -Es muy...

-Una voz así, tío. -Porque hay un sonido.

¡Oh, vaya!

También había mucha menos gente

porque había muchas menos emisoras.

Hasta el punto de que, el haber muchas menos emisoras

hacía que esos personajes que trabajaban en la radio

fueran las estrellas del rock del momento, de alguna manera,

o los DJ de ahora porque los conocía todo el país.

Y había una voz muy muy característica de la época

y que estuvo muchísimos muchísimos años.

(RAFAEL TURIA) "Buenas noches desde el programa 'Al mil por mil'".

"Hoy, antes de empezar, me vais a permitir

que envíe un caluroso saludo

a unos jóvenes radioyentes muy especiales".

"Unos jóvenes que dedican su tiempo libre

a viajar por el tiempo para ayudaros a descubrir

quiénes éramos antes y quiénes somos ahora,

o, lo que es lo mismo, cómo hemos cambiado".

(Puerta abriéndose)

Me refiero, claro, a los chicos y chichas

de la generación.es.

Efectivamente. Txabi.

Rafael Turia. Encantado.

Bueno, señores, esta es una de las voces míticas

del panorama radiofónico... Hola.

...de muchas décadas.

"Los jóvenes" y tal. Digo: "¡Hostia! Parecemos nosotros".

Y, de golpe, sale por la puerta y yo: "¡Guau! ¡Dios!".

Y era como un poco raro

porque me daba la sensación de que sonaba en la radio

y, al mismo tiempo, como...

como si lo estuviera diciendo ahí, en directo.

Había una escuela de radio, ¿no?

Había una manera... Por supuesto.

...de encarar el micrófono

antes de empezar a soltar las primeras palabras.

Sí, sí, hombre, además era... era un...

era una escuela que estaba dirigida

con las supervoces del país.

Te reñían mucho cuando no tenías una voz muy clara,

una dicción muy perfecta.

-Muy estricto, ¿no? -Sí, sí.

Ahora no, ahora entran...

Está mucho más humanizado, ¿no?

Creo que ver en directo a alguien...

que se dedica a la radio me impacta. No sé...

Creo que es una persona muy interesante.

A mí Rafael me ha parecido muy artista.

Quiero decir que se nota que lo que hace le gusta mucho

y eso a mí me inspira porque es como que...

Se nota que es su profesión y que se ha dedicado toda su vida a ello

y a mí me inspira en el sentido de luchar por lo que es mío también.

¿El formato estrella de la radio

de la época en que tú empezabas cuál era?

Porque teníamos las retransmisiones deportivas.

Sí. Teníamos

las radionovelas. Sí, sí.

Las radionovelas eran una cosa apoteósica.

No os lo podéis imaginar, de verdad que no podéis.

El efecto sobre la población... Claro.

...era demoledor. Demoledor.

Porque, con la televisión, tú te sientas, abres la boca,

y la miras. -(JARA RÍE)

Y te lo dan todo.

-Ya. -Te lo dan todo.

En la radio, tú oyes y te vas imaginando el proceso.

Y las radionovelas eran una locura.

El "Ama Rosa" de marras...

¿Sabéis de qué iba el "Ama Rosa"? (TODOS) No.

El "Ama Rosa" era una señora que estaba a punto de dar a luz

y se encontraba muy muy mal

y, entonces, dice que a su hijo lo va a ceder a una señora

a la cual se le ha muerto su hijo de verdad.

Le da el hijo

sin que se entere... Un dramón.

La entrada es, ¡ay!,

dura, ¿eh? La entrada es dura.

Y, entonces, van creciendo.

La madre auténtica no se muere

y le dicen que se vaya a trabajar a esa casa

para estar con su hijo, pero que no se lo diga nunca.

Entonces, el niño, que va creciendo en una casa de ricos,

empieza a tratar muy malamente...

a su madre.

-Es horrible. -Y eso es...

Has regalado un detalle a la muchachada,

porque me ha costado pillarlo hasta a mí.

-Está muy al día. Malamente...

"En los años 50, las radionovelas

fueron una vía de escape para la sociedad española".

"'Ama Rosa', una de las más exitosas,

consiguió reunir cada tarde

a miles de oyentes alrededor del transistor,

seguramente, llorando a moco tendido".

"No sé si nuestros jóvenes nos emocionarán".

"Veamos cómo se manejan con lo de la radionovela".

Es el pánico.

(Sonido de tensión)

Yo os quería proponer una cosita.

¿Tú crees que hay que tener mucha preparación

para locutar una radionovela?

-A mí me encanta.

(RÍEN)

-"I'm so ready". -Se puede intentar.

¿Lo intentamos? Se puede.

Si luego nos queman, pues que nos quemen.

Bueno, pues, precisamente, yo

he traído un fragmento de "Ama Rosa".

¿Qué me dices?

Y te pido que hagas de narrador. ¿Sí?

¿Qué te parece? ¿Sí? ¡Ay!

"Lejos de las salas generales, en otro pabellón del hospital,

estaba la habitación que Enrique Bertrán...

ordenase preparada para la mujer de su amigo".

"Amparo yacía entre las copas revueltas,

crispadas aún sus acciones por el último gesto de dolor".

Me parece increíble lo que hace.

Poder cambiar las voces,

cómo te atrapa, cómo entona, todo...

A mí me ha encantado cómo lo ha hecho.

"Ella vivía, sin embargo".

"Era su hijo,

aquel hijo fervientemente deseado...

que no había podido resistir la prueba".

"Lo importante ahora es ganar tiempo, doña Isabel,

esperar a que Amparo esté más fuerte".

"Ya veremos qué historia inventamos para calmar...

su ansiedad, su extrañeza".

(Pasos)

Esto es que me estoy marchando. Perfecto.

"Estaré aquí antes de que recobre el conocimiento".

-"¿Te vas, Enrique?". "Por unos minutos".

"El deber me reclama".

-"Por favor, Enrique, procure no tardar".

"Usted debe estar aquí cuando Amparo abra los ojos".

"Lo necesitamos los tres".

"Antonio se había arrodillado junto a la cama...

y doña Isabel, al acercarse,

creyó que estaba rezando".

"No tardó en advertir que era a su mujer

a quien el muchacho se dirigía como si ella pudiera oírle".

"Amparo, tienes que vivir para mí, ¿comprendes?, para mí".

"He sufrido tanto esta noche...".

"Quiero, necesito llorar y no puedo hacerlo".

"Pero tú no desesperes, amor mío".

"Dios nos dará otro hijo,

y, aunque esto no suceda, seremos igualmente felices".

"Yo te necesito, Amparo, te necesito".

"¡No me dejes! ¡No me dejes!".

¡Qué carga emocional has puesto! Muy bien.

¿Sí?

Genial. Sí.

He cerrado los ojos y estaba escuchando lo que pasaba,

imaginándome la escena, y me parece

me parece muy divertido...

este tipo de...

de radionovelas que son tan dramáticas,

con estos rollos entre los personajes y tal.

Como las telenovelas, pero en radio.

Y te imaginas los personajes...

Me lo he pasado muy bien.

La radio introdujo una nueva forma de experiencia

y una nueva forma de relación entre sí y con el mundo exterior.

Y, en muchas casas,

la radio se puso en un lugar preferente, ¿no?,

en un lugar reverencial, junto a la foto de los abuelos.

Pero ya posteriormente, ya en los años 50,

la radio se convierte en un compañero doméstico,

de banda sonora de lo doméstico.

¿Qué supuso la radionovela?

Bueno, introduce también la ficción en lo cotidiano.

El hecho de, por ejemplo, en el espacio doméstico,

poder hacer las labores domésticas

y, al mismo tiempo, estar escuchando una radionovela,

abre la ficción a consumos

de audiencias millonarias realmente.

Y esto es algo, en cierto sentido, emancipador si queremos verlo así,

porque la ficción consigue poner una distancia,

como puede ser, desde luego, el cine,

que es una práctica muy determinante

en los años 50-60.

Que es un...

Supone la apertura...

para un montón de gente de otras formas de realidad

y de otros personajes y de otras narraciones

que, si no, nunca se hubiesen encontrado.

(CARME) Era todo un ritual.

Entrabas al cine, te comprabas chufas

o te comprabas cacahuetes o comprabas caramelos Darling,

que eran buenísimos.

Había todas las películas de santa Rita,

san Tarsicio, san no sé qué y san no sé cuántos.

Pero había muchísimo cine español, ¿eh?

Era curioso porque, si era en invierno,

era un salón grande en un cine normal.

Pero, en verano,

ibas a los cines de verano.

Entrabas al cine, ya no había sitio.

A veces, te tirabas dos horas de pie, así,

a un lado de la pared, mirando la película

hasta que se levantara alguno y pudieras sentarte.

¿Qué era un cine de verano?

Pues como un campo de fútbol, por decir algo,

con muchas sillas, un escenario, pero con una sábana muy grande.

Y había una torreta...

en el otro extremo de la pantalla y...

(ÁNGEL) Y las clásicas películas de entonces eran todas de indios.

Iba a las del Oeste porque, si mi padre nos llevaba,

como a mis hermanos les gustaban esas...

(CARME) Pero hacían películas mejores que ahora,

mucho mejores.

Por ejemplo, para decirte una, que ya es antigua,

pero ha hecho época, "Lo que el viento se llevó".

Y, luego, te comprabas tus cuatro cacahuetes,

que vendían en las esquinas, y ya tenías la tarde arreglada.

"La gata sobre el tejado de zinc", preciosa.

La Taylor y el de los ojos claros, Paul Newman.

Guapísima.

Además, el cine era

película, película y el nodo...

y todos los anuncios que te hacían.

Te pasabas la santísima tarde allí.

(MARY) En el cine se apagaban las luces.

Y, si ibas con quien te gustaba,

pues allí...

tocabas la manita o tocabas...

Y el de detrás decía:

(LOCUTOR) "Desde octubre de 1956, se emiten regularmente

los programas de TVE".

"Esta es la vieja antena de la emisora de Madrid, canal número 3".

La televisión para mí es como viajar.

Por el telediario, me entero de lo que pasa.

Me interesan los reportajes de actualidad, la noticia que se ve.

En la televisión hay cosas que me gustan más que otras.

Aparece la televisión.

Y esto ya es como un triple salto mortal.

Totalmente.

Fíjate, que es muy curioso.

En la introducción de estos medios de masas

o de estas tecnologías del ocio,

asistimos a una aceleración muy clara a lo largo del siglo XX.

La radio tarda en implantarse,

en llegar, en penetrar en más del 80 % de los hogares

unos 20 años.

La televisión ya tarda solo 15, por ejemplo.

Y, si hablamos de los teléfonos inteligentes,

de los "smartphones", en España tardaron 5 años.

En el caso de la tele,

eso supuso en España, ya más bien en los años 60,

por un lado, un... una capacidad

y una...

una virtud nueva de control social, ¿no?,

desconocida hasta ese momento,

porque los contenidos eran únicos

y tardó mucho en haber, realmente, una oferta variada.

Pero, por otro lado, también

una especie de... de capa de ficción,

de ensoñación cotidiana, ¿no?,

que se sumaba a la vida ordinaria...

y que, en ese sentido, la enriquecía, la abría...

y, en fin, la llenaba de color en cierto sentido,

aunque fuese en blanco y negro.

(LOCUTOR) "La televisión entra en los hogares españoles,

pero también en establecimientos públicos congregan a los curiosos

para presenciar acontecimientos, que, como el fútbol,

gozan de popularidad".

(CARME) Fue un bum, un bum extraordinario. ¡Oh!

Una cosa...

Y, claro, primero no teníamos televisor...

y lo pusieron los bares.

Entonces, iba al bar,

un día, por ejemplo, un viernes por la noche,

un sábado...

La primera televisión que tuve en casa ya fue...

fue cuando me casé, fíjate.

-"Los receptores se multiplican en bares y cafeterías".

(ANTONIO) Íbamos a un bar

a ver "Bonanza".

La "Bonanza" aquella y tal...

-"No lo vea con tanta gente".

"Compre un Werner con UHF incorporado...

y véalo con los suyos".

-"La pantalla del receptor anima las horas del hogar".

(Música de los 50 en TV)

(MARÍA) En esa época, salía...

Cuando las películas eran para mayores de...,

no sé si de 14, había un rombo

y dos si era para mayores de 18.

-¿Y ahora qué ves? -¿Ahora?

¡Ahora cambia...!

¡Huy, ahora!

¡Pepe Luis!

¡Huy, qué mozuelas más fermosas!

¡Huy, qué cosa más rica de nenas!

(Risas)

¡Huy, cómo bailan!

¡Qué bellas!

Pero deben de ser muy pobres, porque no llevan ropa.

(Risas)

Entonces, quita eso y pon Televisión Española.

Entonces, aparecían en un ladito de la tele

un rombo o dos rombos.

Y, entonces, mis hermanos...

Cuando yo ya tuve 14 y me sentía mayorcísima,

decía: "Papá, salen dos rombos. Ellos no lo pueden ver".

Y mis hermanos lo odiaban eso.

Si no es autorizada para menores, os vais a la cama.

Todavía me lo recuerdan.

Buenas noches, señores.

¿Quieren ustedes ser felices?

Pues no vean la televisión.

No suelo ver la tele.

Lo único que veo es Netflix. Me paso todo el día viendo series.

Me acabo una y me veo otra.

Yo es que, en vez de coger la tele,

cojo mi tablet y me pongo a ver series o pelis.

Pero lo que es la tele tele casi que no la veo, la verdad.

Excepto algunos programas que sí, lo demás no.

Yo, desde pequeña, no miro la tele en casa.

O sea, en casa no teníamos tele.

Teníamos...

Veíamos películas con el VHS y así,

pero dibujos, noticias y así

los veía en casa de mis abuelos.

Sonará un poco raro y un poco infantil,

pero yo suelo ver dibujos.

A mí me gustan mucho los dibujos animados.

Me encantan, o sea, me encantan.

Hay dibujos que no son...

Que sean dibujos animados no significa que sean para niños.

Y hay dibujos que me flipan.

Hay una historia y un...

Y también, normalmente,

veo series y películas en plataformas digitales.

Cada vez, la miro menos.

Si la miro es porque mis padres la miran.

Ahora mismo, digamos que...

la mayoría de cosas que miro son...

o Netflix o cosas de YouTube

y poca cosa más, sí, sí.

"Es una realidad que los jóvenes ven cada vez menos la televisión".

"Y no sé por qué, pero sospecho que los móviles y las tabletas

tendrán mucho que ver".

"Sin embargo, también surgen nuevas formas de ocio físicas,

inspiradas, por ejemplo,

en las aventuras gráficas de ordenadores y videoconsolas

que triunfaron en las décadas de los 80 y 90".

"Esta tarde, los mayores van a sufrir

para resolver el juego que les espera".

Oye, ¿alguno de vosotros...?

Por lo pronto, de los mayores. Os voy a preguntar.

¿Qué? Si os digo "escape room",

¿a qué os suena?

"Escape room"? A sala... Mira qué cara ha puesto ella.

Sala de escape. Está claro que...

Sala de escape. Ajá.

Si digo "sala de escape", ya lo hemos traducido...,

-Sí. -Me encanta.

...¿qué nos viene a la cabeza?

Marchar corriendo. ¿Eh?

Marchar corriendo. Bueno...

-Algo para huir. Algo para huir.

Sí, puede que ahora el ocio sea más individual,

porque ahora, como tienes la inteligencia artificial del móvil

o de la consola para jugar,

ya no necesitas a alguien que compita contra ti.

Puedes jugar solo sin problema.

Mi ocio a nivel digital no es muy amplio.

O sea, yo no...

Para divertirme, no estoy mucho en las redes sociales

ni con el móvil o el ordenador.

De pequeña, sí que jugué con alguna videoconsola

que tenía, que me habían regalado en Reyes,

pero me duraba poco.

O sea, no me gustaba mucho.

¿Habéis hecho "escape room"? Sí.

-¿Sí? Explícales en qué consiste.

-A ver. -Vamo como por temáticas,

pero, básicamente, tienes que ir como...

buscando cosas... -Sí.

...o intentando salir de la sala. -¿Juegos?

-Sí. -¿Son juegos?

Y, hasta que no encuentres cosas, no te vas.

¡Ah! Bueno...

Yo creo que está bien explicado. Sí, sí.

El caso es que nos van a...

nos van a dejar en un sitio.

-Sí. -¡Ay, ay, ay!

No sabemos cuál. ¡Ay!

Y se trata de, mediante unas pistas que debemos coger...,

Vale. ...pruebas que debemos superar,

intentar salir de esa "room", de esa habitación

o de ese habitáculo. -¡Oh!

-Una búsqueda del tesoro. -Un laberinto.

Digamos que estaremos como secuestrados...

Vale. ...y debemos salir de ahí

con pistas. Todos.

Juntos y trabajando en equipo. Vale.

-Vale. ¿Sí?

¿Os parece? Sí, sí.

Otra cosa es:

"Venga, vamos a jugar...", yo qué sé, "al parchís en línea

y nos conectamos todos". "Venga". Estuve el otro día en la piscina

y estuve así con mis amigos y muy bien.

Pero, si no, todos sueltan en móvil y hablamos unos con otros.

¿Qué hacemos ahí con el móvil?

No, eso no está guay.

Ahora, quizás, es esto.

Antes no existía la posibilidad de estar tú solo en casa...

y comunicado con otra gente, pero físicamente solo.

Y esto...

es la duda de si estamos solos

o estamos con la gente con la que hablamos.

¿Nos arriesgamos? ¿Nos arriesgamos?

-Sí, sí. -Yo no confío mucho en ellas.

-No, no. -Van despistadillas.

-Yo me fío de Lucía, la malagueña.

-Primero, a ver lo que hay. -Oye.

Serás mi guía. Venga.

Que el ocio sea más individual o social, habría que mirarlo.

Es que depende.

O sea, depende de qué buscas.

Depende de qué aspectos.

No sé, es como muy subjetivo.

Porque yo, a veces, quiero tener ocio individual

y otras veces que me apetece salir con mis amigos.

Pero yo, en concreto, soy más de salir con mis amigos

que no quedarme en casa.

Y es verdad que ahora se están buscando soluciones

para no necesitar a nadie más a la hora de jugar,

lo cual es triste.

Yo creo que lo guay del ocio es compartirlo.

Y, ahora mismo, sí que se está perdiendo quizá un poco de esto.

-¡Huy!

¡Huy!

-No sabemos lo que es. -¡Ay!

-Hola. -Si queréis dejar...

-Pasad, por favor, pasad todos. -¡Ay, ay, ay!

-Ahora, entrarán en un archivo abandonado.

Y lo que ocurre es que dentro se escuchan ruidos,

se escuchan voces... -¡Huy!

...y, a veces, han visto entrar y salir a gente.

Tienen dos objetivos.

El primero, descubrir el secreto, qué pasa aquí dentro,

por qué pasan estas cosas.

Y el segundo es escapar antes de que finalice el tiempo,

que son 60 minutos. -Bueno.

-¿Preparados? -Sí, sí.

-Preparadísimas. -Vamos, al ataque.

-Esto, cuanto antes.

-Pueden entrar por esa puerta de ahí.

Muy curioso. Para mí ha sido nuevo.

Entonces, me gusta la curiosidad y ha sido entretenido

y, además, de imaginación.

Yo ya había hecho algunos "escape room",

pero eran muy distintos

porque cada uno va con una temática distinta y tiene...

No son nada parecidos los que yo he hecho con este.

Fijaos en una cosa.

El cuadro de aquí es una foto de esto.

-Antonio. -Sí, a ver.

-¡Hala! ¿Habéis movido los...?

-¿Los habéis movido? -Sí.

-¿Sí?

-¿Pedimos la primera pista?

-Sí. -Espera un momento.

-No, que acabamos de entrar. -¿No? Bueno, bueno.

"Chicos, ¿me escucháis?".

-Sí. -¡Qué susto!

-Espera, no está...

-"Tenéis que mover

todos y cada uno de los objetos que hay en la sala".

"Y es posible que así encontréis alguna pista".

-Vale.

El tema este de que los mayores piensen

que el ocio de antes era más creativo creo que es erróneo.

A lo mejor, tiene como cosas que antes no tenía.

Por ejemplo, no te puedes imaginar a mi abuela de 80 años,

cuando tenía 15, con la Nintendo, como está ahora.

No te lo podrías imaginar. Y ahora ella lo hace.

Y antes los juegos eran superchulos.

Como jugar a las muñecas, que jugabas tú sola.

Y ahora a las muñecas las puedes tener en la Wii.

-Tú mueve estos tres. -Muevo la bolsa.

-Pero despacito. -Mary, tú mueve estos tres.

-A ver cómo estaba esto.

No, líder no.

Yo creo que la gente jugaba con ganas, ¿eh?

Mary se tiraba a todas.

Las Lucías para los juegos lógicos eran buenísimas, ¿eh?

-Es esa caja de ahí. -"Mira, 158".

-"158, menos mal". -Es esa.

Y le ha salido el número 58. 158.

-Venga. -Venga, a ver.

¿Y dónde debe introducirlo? Lo está probando.

-Sí, lo va... -"Y falta uno".

(Golpe)

¿Ha sido Antonio? Sí.

Bueno, sí, soy un poco travieso.

Sí, se trata de...

de pasar un rato bien y lo hemos pasado.

Yo creo que la frase de "Antes era todo mejor"...

ya está pasada también, ¿no?

El ocio de antes no era mejor que el de ahora.

Es igual, simplemente, en generaciones distintas.

Antes, se acomodaba a la situaciones que tenían

y, ahora, a las que tenemos ahora.

-A ver. -Este no está.

-Sí, ah, vale. -11.

-10. -10 aquí.

Probad el 10.

Además, todo participaban con ganas.

Bueno, un poco más las chicas.

-Estamos en tu ambiente. -Encended la luz.

(Ladridos)

-¡Antonio, hay que trabajar! -Espera, espera.

Ha sido divertido, muy divertido.

-Antonio, mira... -Lo he pasado mal.

-Me he estresado. -De las dos...

-Iba observando a ver cómo se iba resolviendo.

Y yo iba un poco escaqueado, sí.

Además, tranquilo, él sin prisa por llegar.

Se iba al baño...

"Cuidado". ¿Aquí qué hay?

¡Qué peste! "¿Tenéis la espada?".

-¡Antonio, ya! -¡Antonio, ya, hombre!

Ocho minutos.

Esto huele a drama.

Yo me pongo tensa muy rápido,

porque, en plan, me gusta que la gente escuche

y, como están todo el rato hablando entre ellos

y queriendo decir cada uno sus cosas,

no escuchan. -Y a la vez.

-¡Allí, allí! -¡33, corre!

-¡Corre! -¡Lucía, el 33!

-¡Corre, corre!

¡Eh!

(GRITAN)

-Ya viene la gente.

-¡Ay!

-Me he cagado. -Sudores, pero lo hemos hecho.

¡Ay, qué chulo!

¡Ozú! Hemos tenido que currarlo, ¿eh?

-¡Madre mía! -Sobre todo, tú.

-5 minutos de prórroga. -Nos has asustado.

-¿Yo? -Ha quedado la prórroga.

-¡Uh!

Yo sí repetiría con el mismo grupo porque,

aunque no ha colaborado todo el mundo

y han sido un poco pesados con los ruidos y eso,

estaba superguay.

(LOCUTOR) "Sevilla está en fiestas".

"Estalla la pólvora de los fuegos de artificio,

anunciando con su alegre estampido la Feria de Abril".

"El día y la noche se sucederán sin tregua y sin descanso

y apenas darán tiempo al viajero

para reponerse de las impresiones y de las sorpresas continuas".

-"Por la mañana, hago lo que todos:

me confundo con esta multitud gozosa que invade las terrazas".

"Y, como es natural, procuro que me lustren los zapatos".

"Me dejo llevar por la riada humana que fluye por la calle de Sierpes,

llena de color, animación y bullicio".

-"Y, en las noches veraniegas, ¿dónde no hay

una verbena castiza y popular,

con su olor a churros, sus tiovivos,

sus concursos de belleza y sus misses?".

(Música castiza)

¿Las fiestas populares o reuniones folclóricas...

cómo han ido avanzando desde los 50-60?

Ahí hay...

buena medida de supervivencia...

y de crecimiento de estas fiestas, ¿no?

Eh... Y eso tiene su razón profunda de ser.

La fiesta es...

un elemento también universal,

en el que encontramos una comunidad

que se celebra a sí misma, en realidad,

en un tiempo y un espacio extraordinarios.

Es salir de lo ordinario, entrar en el tiempo de fiesta,

que muchas veces, en el caso de las fiestas populares,

es con motivo de un patrón

o de alguna ocasión religiosa.

Pero lo de menos es la ocasión. Lo que importa es

entrar en ese tiempo extraordinario de la fiesta, ¿no?

(Pasodoble)

El vestirse con la etiqueta de los domingos...

En algunos casos, incluso, era el momento

en el que los niños estrenaban ropa.

El día de la Virgen, por ejemplo, el día de la fiesta patronal.

Era el momento en el que, por ejemplo, venían

algunas atracciones de feria incipientes.

Una noria, por ejemplo, pequeñita en un pueblo pequeño.

O el momento en el que podía venir un cine ambulante,

todavía colgando, quizá, una sábana en un patio

y proyectando películas.

Es decir, eran momentos en los que pueblos muy pequeños,

aldeas incluso de la geografía española,

se abrían, sin embargo, a un mundo más amplio.

La fiesta, por tanto, tenía un significado enorme para la gente

y venía a pautar el calendario de todo el año.

-"Por eso, en Madrid, aún coinciden las verbenas

con santos y con Vírgenes".

"Verbena de San Antonio de la Florida,

la primera que Dios envía".

"Orillas del Manzanares".

"San Antonio, que concede novio,

es el patrón de las modistillas madrileñas".

"También junto al Manzanares está la Pradera de San Isidro,

que pintara Goya".

"Y, en ella, la ermita del santo, san Isidro".

"Al pie de los cementerios,

contraste muy madrileño de primavera y muerte,

esta verbena en mayo".

"San Lorenzo y las cigarreras".

"En el barrio de la fábrica de tabacos,

protegiendo con su santa parrilla el Rastro o trapería de la ciudad,

San Lorenzo es el aviso

de que la vida, aun cuando se baile en ella,

es humo, como su santa parrilla,

como el Rastro y el tabaco de las cigarreras".

(Música suave)

"Entre bailes, desfiles y atracciones,

aparecían todo tipo de diversiones".

"Algunas más ingeniosas que otras

que agradecemos que hoy formen parte del pasado".

"Creo que algunos de nuestros protagonistas

se lo hubieran tomado demasiado en serio".

(Música ambiental)

La fiesta mayor de mi pueblo es como la mejor fiesta del año.

Un día a la feria no puedes ir.

Si vas un día, al siguiente dices:

"Vamos otra vez, que me he quedado con ganas".

-Vamos.

-Ya estaba muy harta. Ya estamos aquí.

-¡Olé, olé, olé!

¡Tra, tra!

-Vamos. Cuidado, que lo llevas suelto.

(RÍEN)

-¡Olé! -Venga.

-Las chicas sacaban siempre los vestidos

o cositas más monas para lucirlas, ¿no?

Las chicas estrenábamos vestido.

Hay quien estrenaba vestido largo.

Unos vestidos con guantes de nailon todas...

-Con tacones, porque no me vayas a ir en tenis.

Eso está muy feo en la feria.

Con tu peineta,

con tus pendientes, que se te vea en el satélite.

Los chicos, vestidos de chulapos.

Las chicas, de chulapas, con su mantón de Manila.

(Música ambiental)

Es como que el pueblo, normalmente, es muy estricto

y, cuando viene la fiesta mayor, a todo el mundo

se le va un poco la olla, que mola.

Y... Y también es un espíritu un poquito así,

de amor a tu territorio y a tu pueblo.

Y, realmente,

es un espíritu muy guay y un ambiente muy muy guay.

Llegaba la feria y aquello era una locura.

El albero, el paseo, todo aquello allí...

Me acuerdo con mucho cariño.

-Se comían churros, que los churros de la verbena de La Paloma

son buenísimos.

Te los daban en un junco,

un junco de los que se crían en el campo.

-Íbamos en carroza.

Y, bueno, esto de pasear por todo el pueblo en la carroza,

con los niños que te gustaban, tirándote serpentinas,

era una verdadera fiesta.

(Música ambiental)

-Se tocaba el organillo. Las chicas y los chicos bailaban.

Por la noche, había noches que dormía con los rulos puestos.

Y, por la mañana, cuando iba a la misa de la fiesta,

iba con mi pelo rizado.

En lugar de lacio, yo pelo rizado.

Muy coqueto.

# Cuando vayas a Madrid, chulapa mía,

# voy a hacerte emperatriz de Lavapiés. #

La feria del pueblo yo la recuerdo como...

como una cosa...,

no sé cómo decirte, como si ahora...

te hacen un gran regalo y estás esperando que llegue...

O tú sabes que los Reyes...

Estás esperando que llegue ese día. Pues igual.

Allí no había otra distracción ni otra cosa para esto

que nada más que la feria...

de mayo...

y la feria de agosto.

(Música ambiental)

En una feria, lo que no puede faltar, o en una fiesta,

es la amistad, los amigos, la buena gente, el buen ambiente.

Que nadie se sienta extraño.

Y no hay problema.

Todo el que viene es bien acogido y bien recibido.

(Flamenco)

-¡Vamos ya!

-Aunque haga mucho calor,

tú te pones tu traje,

tu flor, tus tacones, no se qué,

el collar, los pendientes, la peineta.

(Flamenco)

Y lo ridículo es que llevaban un pañuelito muy mono...

para no ensuciar el hombro, ¿eh?,

porque la mano la ponías al hombro del chico.

La mano al hombro para...

Ahora me río porque me he acordado y me ha hecho gracia.

Yo creo que hay...

Digamos, las fiestas populares más arraigadas...

en España siguen gozando de buena salud, ¿no?

Y ahí sigue habiendo recambio generacional.

Y se siguen involucrando en la organización,

que muchas veces tienen un elemento de abajo arriba,

de organización popular.

Se sigue involucrando también gente joven,

de nuevas generaciones.

Y, en muchos casos, esa es la vivencia.

La vuelta al pueblo, la vuelta al lugar de origen de la familia,

en verano, que coincide con las fiestas patronales.

Eso sigue existiendo.

Pero todas estas fiestas tienen que...

Eh...

Para mantener este recambio generacional,

deben saber abrirse al cambio.

Una fiesta que se fosiliza, realmente,

se convierte paulatinamente en otra cosa,

en un mero espectáculo para turistas.

Una fiesta viva tiene que estar abierta al cambio.

Hay polémicas en muchas regiones y en localidades con esos temas

y tienen su razón de ser, precisamente, en que están vivas.

Si no estuviesen vivas, no habría polémica.

(Flamenco)

-¡Ole!

¡Hala, toma, ole!

Yo nunca había bailado sevillanas hasta hoy.

Y...

Bueno, siempre había la tontería de cojo la manzana, la como y la piso,

pero de ahí no salí.

-¡Ole! ¡Vamos!

-Viva la fiesta, viva el baile y viva...

la Feria de Abril.

En resumen, ¿podríamos decir que antes...

se lo pasaba mejor la gente con el ocio?

¿O la gente disfruta del ocio ahora mucho más?

Yo tengo la impresión de que antes se le daba más valor.

Bueno, es muy difícil hablar en términos...

tan generales de quién se lo pasaba mejor.

Yo tengo la sospecha de que, de algún modo,

al menos, desde hace décadas,

cada generación piensa que se lo pasaba mejor.

¿Cómo se divierten ahora?

Bueno...

Yo no creo que sea un ocio, y es lo que dicen las estadísticas...

No es un ocio exclusivamente tecnológico, ¿no?

Siempre permanece ese elemento,

digamos, de poner el cuerpo, que decíamos antes.

Y, por supuesto, el deporte sigue ocupando un papel importante.

La música,

aunque sea a partir de nuevos contenidos.

Ahora puede ser el trap,

pero sigue siendo juntarse para bailar,

juntarse para cantar, para componer, etc.

Lo que sí es, quizá, específico...

es que todas esas actividades...

Sigue siendo mayoritario el consumo audiovisual.

En toda la población,

la actividad número 1 es ver la tele,

aunque ya hemos dicho que no es lo mismo ver la tele hoy

que en los años 50, ¿no?

Pero la diferencia, quizá, de esta generación última,

la generación Z, que suele llamarse,

es que siempre incorporan

a cualquier actividad física en la que estén, ¿no?,

una capa...

de lo social, a través de redes sociales,

y una capa audiovisual.

Pueden estar haciendo muchas cosas a la vez.

Son multitarea, ¿no?

Y eso no les confunde.

Al revés, es algo totalmente aceptado.

Es decir, en el fondo, es mantener

buena parte de actividades que ya existían antes,

como el deporte o como la música o como salir de fiesta,

pero incorporando esta capa audiovisual muchas veces

y esta capa social de estar constantemente conectados

y estar constantemente, de algún modo,

exhibiendo lo que se hace, ¿no?

"Hoy, el ocio es muy variado

y cada actividad tiene sus objetivos".

"Aprender, cuidarse, descansar,

divertirse o, simplemente, compartir un rato con los demás".

"¿A qué dedicarán el tiempo libre mayores y jóvenes del programa?".

"Siendo tan diferentes, tengo curiosidad por saber

cuáles son sus intereses y aficiones".

-Realmente, no lo sé, porque hago muchas cosas.

En mi tiempo libre, muchas veces, me pongo...

a jugar a la Play

o a pasear con mis amigos. -Haces tus canciones, ¿no?

También, sí.

Pero, claro, tiempo libre... Eso no lo veo como tiempo libre.

La cuestión es: ¿Tienes tiempo libre? Porque yo no tengo.

-¿Alguien lo tiene? -¿No tienes tiempo libre?

El que tengo es...

Si tengo, me voy de fiesta con mis amigos, a bailar.

Yo qué sé...

Actividades hago normales. Mira.

Yo camino hora y pico cada día.

Yo, cada domingo, voy al baile.

Después, voy a excursiones.

Lo más clásico es quedar e ir a tomar algo y hablar y tal.

Voy a conciertos.

Tampoco hacemos cosas muy muy extremas para divertirnos.

Simplemente, estando juntos, ya es divertido.

Voy dos días a la semana a gimnasia.

Voy un día a la semana a taichí.

Pues yo me divierto..., no sé, de muchas formas.

Los días que voy a la universidad. Los días que...

Procuro ir al gimnasio a diario. Luego no lo hago.

A esta hora, voy al gimnasio.

A esta hora, veo a mis hermanos.

Sí, pues yo sí que tengo tiempo libre.

Sí tengo ratos en los que no estoy estudiando

y no tengo nada que hacer

y me pongo a..., no sé, a pintar o a bailar o...

Hay momentos de la semana

que tienes para hacer lo que te surja.

-Sí. -¿No?

Hay poco, por lo menos, por mi parte hay pocos,

porque, entre estudios y actividades extraescolares,

sí que tienes poco, pero cuando tienes algo...

-En verano, por ejemplo. -Sobre todo.

Quedas con los amigos, te vas a la piscina...

Luego, para esto,

voy a literatura,

a versos...

Cuando quedo con mis amigas es para bajar a la calle del Mar

y estar por la Rambla un rato

y o tomar algo o sentarnos en un banco

y estar allí la tarde, porque se respira aire en esa zona.

Por la mañana, estoy entrenando.

Por la tarde, tengo mis horas de estudio de inglés.

Luego, con mi compañera, damos una vuelta.

Y, bueno, jugamos a la Play y vemos películas.

-Tengo una tertulia literaria hace años

que nos dirige una amiga que sabe mucho de literatura.

-O, yo qué sé, nos vamos de fiesta. Salimos mucho

a una discoteca que hay en Badalona.

También vamos a discotecas, a las "keep on parties".

Nosotros, "living" con las "keep on parties".

Estamos contando los días para ver cuándo anuncian la siguiente.

-Canto en dos corales.

Explico cuentos a los niños.

-Quedamos un día o una tarde en casa de una y vemos pelis

o salimos de fiesta y nos vamos a bailar.

Y, cada vez que juega el Getafe en casa, hay que ir a verlo.

Juego al golf con mi marido.

Y también, muchas veces,

hacíamos cortometrajes, hacíamos tonterías varias.

Es hacer un poco de todo.

Realmente, con cualquier cosa, estamos bien.

Y ahí se encierran las diversiones nuestras.

A mí me gustaría viajar,

viajar mucho.

-Si pudiese... -Necesitas tiempo.

-Claro. -Ya ves.

-El día necesita más horas. -Ya ves que sí.

Nos vamos a dividir en equipos.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

-A ver qué sale. A ver qué indica la flecha.

¿Qué pone? "Amarillo...".

"Pie derecho...". -"En el amarillo".

Pie derecho en el amarillo.

¿En cualquiera?

Donde quieras. Claro.

Teniendo en cuenta todo lo visto,

¿pensáis que el ocio...

o la manera de divertirse, mejor dicho,

de antes era mejor que la de ahora? Va para los mayores.

Para mí,

cómo no,

me adapto a todo esto,

pero yo disfrutaba más en mi época que justamente ahora.

Que no fuera porque eras más joven.

Venga, ahí esta.

-Es muy complicado. Esto, amarillo.

Pie izquierdo en el amarillo. La has liado.

-A ver. Ojo, ojo.

Yo creo que no es mejor ni peor, que es distinto

porque todo es en su contexto.

Y esto, con las capacidades y la educación que teníamos,

eran juegos divertidos y todo.

Pero ahora yo veo a la gente joven con juegos divertidísimos.

Un ejemplo clarísimo es lo que hicimos del "escape room".

A ti se te vio muy motivada.

Porque son juegos que ponen en marcha todas tus capacidades.

Yo veo que hacen muchas cosas.

Incluso cosas digitales que les veo hacer

son cosas en las que emplean también la mente,

la imaginación, la rapidez mental...

-No, si... -(RÍEN)

-Ángel, que me tiras. -Mano... Cuidado, cuidado.

Oye, ¿y los más jóvenes habéis visto en el contraste...

que igual os lo hubierais pasado genial...

con lo que nos ofrecía esa época?

Seguramente, pero igual que te lo...

Yo creo que mejor y peor...

para mí no es una pregunta.

Es lo que dice, es diferente

y, como todo, en la época es diferente.

Y el ocio antes, por el contexto,

era de una forma y ahora es de otra.

Pero también ahora hay cosas muy creativas.

No nos podemos limitar a que ahora todo es digital, ¿no?

Y lo digital no tiene por qué ser no creativo.

-Es decir... -Eso es.

Es una cosa más que podemos utilizar bien o utilizar mal.

Y, si se utiliza bien, te da muchas posibilidades

y es una cosa fantástica.

# La barbacoa. # "En el programa he comprobado

que las opciones de ocio han ido evolucionando

y se han adaptado a las nuevas formas de vivir".

"En lo que no veo diferencia

es en las ganas de disfrutar de las dos generaciones".

Te va a dar lumbago. "En esto, estamos igual".

-¡Ay, ay, ay!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ocio

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Generación.es - Ocio

27 dic 2019

En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de ocio, los jóvenes conocerán el mundo de la radionovela. Las dos generaciones participarán en una escape room y visitarán la Feria de Abril.

ver más sobre "Generación.es - Ocio" ver menos sobre "Generación.es - Ocio"
Programas completos (13)

Los últimos 13 programas de Generacion.es

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Hasta pronto Completo 49:46 8% 10 ene 2020
    Hasta pronto 10 ene 2020 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el último capítulo, nuestros protagonistas reflexionan, por p...
  • La música Completo 50:53 8% 03 ene 2020
    La música 03 ene 2020 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de música, todos van a un guateque. Los jó...
  • Ocio Completo 50:51 8% 27 dic 2019
    Ocio 27 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de ocio, los jóvenes conoce...
  • Deporte Completo 49:52 8% 20 dic 2019
    Deporte 20 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de deporte, los jóvenes practican lo ...
  • Trabajo Completo 50:06 8% 13 dic 2019
    Trabajo 13 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de trabajo, los jóvenes trabajan como...
  • Consumo Completo 50:40 8% 06 dic 2019
    Consumo 06 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de consumo, los jóvenes se ponen en la ...
  • Viajes Completo 50:56 8% 29 nov 2019
    Viajes 29 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de viajes, los jóvenes viajan en un S...
  • Moda y estética Completo 51:06 8% 22 nov 2019
    Moda y estética 22 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de moda y estética, los jóvene...
  • Gastronomía Completo 52:13 8% 04 nov 2019
    Gastronomía 04 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de gastronomía, nuestros protagonistas cocinan lo...
  • Tecnología Completo 49:35 8% 28 oct 2019
    Tecnología 28 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de tecnología, se enfrentan a las m&aac...
  • Amor y sexo Completo 53:04 12% 21 oct 2019
    Amor y sexo 21 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de amor y sexo, los mayores van a un speed d...
  • Familia Completo 51:52 10% 14 oct 2019
    Familia 14 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de familia, los jóvenes descubren los...
  • Educación Completo 52:30 13% 07 oct 2019
    Educación 07 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de educación, los jóvenes se t...

Añadir comentario ↓

  1. Paulo Saccotta

    Los escape rooms son super entretenidos, pero en este reportaje apenas se vislumbra lo entretenidos que pueden ser. Cada día hay más y mejores salas de escape por toda España, podéis haceros una idea de todos los que hay en este buscador de escapes: todo escape rooms. Hay algunos realmente espectaculares y son más una experiencia inmersiva que un mero juego.

    11 ene 2020