Generacion.es La 2

Generacion.es

Lunes a las 23.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5450663
No recomendado para menores de 7 años Generación.es - Moda y estética - ver ahora
Transcripción completa

En "Generación.es" descubrimos cómo éramos

y cómo somos a través de la mirada de nuestros jóvenes

y nuestros mayores.

Nunca antes el presente y el pasado

habían estado tan cerca.

Hoy nos vamos a mirar mucho.

Y es que el capítulo va de moda y estética.

Nos preocupa nuestro cuerpo, nuestra piel,

nuestro pelo.

La ropa que nos ponemos.

En definitiva,

nos preocupa nuestra imagen

y lo que la gente piense de ella.

Pero ¿siempre ha sido así?

¿Cómo ha evolucionado el mundo de la moda y la estética

en los últimos 50 años?

Los jóvenes y los mayores tendrán que transformarse,

porque vamos a cambiar de vestuario,

pasaremos por la peluquería,

e, incluso, nos tatuaremos.

El contraste generacional

va a ser muy físico.

Para los jóvenes de hoy ir a la moda es muy importante,

pero ¿qué pasaría si fueran a la moda,

pero la de hace 60 años?

No quiero ser malo,

pero esta tienda no es lo que parece.

-Ropa. -Oye, pues está guay, ¿eh?

TVE tiene el valor de presentar

la última moda.

Bien, amigos. Hoy la cosa va de moda.

Aquí tenemos tres probadores.

(RÍE) Abriréis las cortinas

y encontraréis la ropa que os tenéis que poner.

Vamos a ser otra persona, e igual

esa persona va a estar en otra época, incluso.

Así que... una,

dos, tres.

¡Corran cortinas! Venga. (RÍE)

(RÍEN) Casi te quedas con ella en la mano.

Una cosa, a ver, ¿esto qué es?

¿Nos tenemos que cambiar?

Venga para adentro.

¡Adiós!

-Uy, uy, uy. -Qué vergüenza.

Eso no me lo pongo.

Yo era de la época de los yé-yés.

La época de los yé-yés.

Entrabas al metro, así como hoy

ves a todo el mundo

con los móviles,

pues antes era todos con la melena, ahí,

mirándose en los espejos,

nada de móviles, ni haciéndose

selfis porque no los había. -Esto es muy delgado, no me cabe.

-A ver. -Lo de ir a la moda,

yo antes de trabajar

lo de ir a la moda era lo que mi madre consideraba la moda.

Porque empecé muy tarde

en lo que se llamaba "boutique".

Claro, era completamente diferente,

pero bueno, no tan diferente, ¿eh?

Porque las chicas ya íbamos con minifalda,

con esas botas largas,

con los pelos cardados.

Chicos, ¿cómo lo tenéis?

-Muy bien. -Bueno.

¿Estamos preparados?

(A LA VEZ) Sí.

Bien, pues a la de tres.

Se llevaban enaguas.

Que empezaron a salir los vestidos de nailon.

Y eran muy bonitos si ponías unas enaguas abajo

para que hicieran un poquitín de volumen.

Tenía 12 años o por ahí

y ya tengo fotos con traje y corbata.

En aquel entonces era tremendo ver aquello así.

Éramos dos de los nueve hermanos,

dos éramos más bien presumidos

en cuanto a la vestimenta.

Una,

dos,

tres, ¡fuera!

¡Emoción!

¡Oy, míralos!

¡Qué chulos, oh!

Vale, yo ya me esperaba que al abrir la cortina

pues me encontraría con ropa de la época,

porque estamos grabando este programa y va sobre eso,

pero sí que una vez la he abierto

me he quedado bastante impactado

porque lo primero que he visto ha sido la corbata.

Mira qué fácil: uno,

dos, para abajo, así,

clip, ya. Chicos.

Ella es Teresa Gimpera.

Hola. Actriz, modelo,

digamos que, entre los 60 y los 70,

el 95% de los anuncios

de moda... Empecé en el 62 a hacer de modelo

y en el 65 rodé mi primera película

y he hecho 155 películas. -¡Buah!

Mirad qué resultados tan brillantes.

"Para usted, que tiene personalidad."

Dos aperitivos fuera de serie.

Son ahora, señores espectadores,

la hora, el minuto y el segundo justo

para comenzar el capítulo

que más nos interesa a nosotras, las mujeres.

-(RÍEN) -¿Sabéis aquello de la "via idam"?

Eres un icono. No. La "via idam".

La abuela, la bisabuela... y así igual.

En cualquier caso, el icono es atemporal.

Uno cuando ha sido icono,

es icono para siempre.

Eso es así.

¿Qué tal esta primera impresión?

Antes de que lo valoren.

Esta primera impresión a mí me retrotrae

a cuando yo era muy jovencita.

¿Sí?

O sea, el pantalón...

ya es de los años un poco más adelantados,

porque en los años 60 empezaron los pantalones de mujer.

Sin embargo, los chicos.

Este traje tan traje.

Esto es de los años 40-50. 40-50.

40-50.

Silvia, ¿en qué situación se encuentra la moda en los 50?

Los 50 son una época muy interesante.

Es un momento de punto de inflexión,

porque es justo cuando se da la recuperación

respecto a la Segunda Guerra Mundial.

Entonces, la alta costura sirve a toda esa situación

para reflotar la economía y demostrar también

un momento de mucha ostentación

como reacción a las restricciones durante la Segunda Guerra Mundial.

Tenía mucho que ver con el contexto histórico.

Siempre la moda tiene

que ver con el contexto. En todas las décadas.

La moda pasa a ser estupenda y maravillosa

viéndola por la tele,

pero tenemos que entender que es una jaula de oro

de una mujer que de pronto se ve sin las libertades

que había tenido anteriormente. Se cayó un cierto retroceso.

A nivel de libertades de la mujer:

sí, definitivamente.

Con una silueta que se rige por el reloj de arena,

lo que hace es que de pronto la mujer se vea

pues trabada y eso es un reflejo

de esos retrocesos también de las libertades de la mujer.

Cuerpos ajustados y almidonados cuellos.

Cuando he visto este vestido he dicho:

"Bueno, será de las profesoras estas antiguas,

que daban clase, que te pegaban con la regla".

Digo: "Pues hace un montón de años, sabes".

Pero no eran de las profes.

¡Oy, oy, qué guapa!

Tú anda normal. Normal.

No sé andar con tacones.

Es que le va el zapato un poco grande.

A las maniquís lo primero que les enseñas

es a andar con tacones.

Hay que saber andar con tacones siempre.

¿Por qué?

Porque el andar es mucho más elegante.

Y yo no sé andar.

Y por mucho que me digan que: "Una chica tiene que llevar tacones"

no los voy a llevar.

Y no me parece bien que las chicas deban llevar tacones.

¿Qué indicaba? ¿Es un vestido

que se llevaba día a día o de fiesta?

Bueno, esto es un poco de fiesta.

Es que además otra cosa que no hemos hablado antes

es que antes teníamos

lo que es el vestido de diario

y el vestido de fiesta.

No teníamos 25 vestidos.

O sea, teníamos...

lo de mudar que se llamaba. La ropa de mudar.

Entonces teníamos unas cosa especiales

que se notaba que nos mudábamos. ¿Entiendes?

Como este, que es de mudar. No es un vestido para ir al colegio.

Estamos en los años 50,

en los cuales aparentar socialmente es muy importante.

Cualquier acto en el cual te permita

mostrar pues tu status, tu posición social,

es aprovechado.

¿Y el hombre cómo vestía en esa década?

El hombre es aburrido

desde la Revolución francesa más o menos

hasta los años 60.

¡Atención! Se busca un estafador vestido de marrón

con traje de pespuntes, bolsillos y costuras planchadas

y trabilla.

Persigan al fugitivo. Ha cambiado de ropa,

ahora lleva traje de "sport" con chaqueta a cuadros.

Tercer aviso de la emisora rodante.

Ha sido visto en la estación central.

Viste traje caqui de pana.

Camisa marrón y corbata ancha de dibujos.

Y el traje tiene pequeñas variaciones:

como el largo del pantalón, el ancho de hombros.

Las hombreras. Son meras variaciones

de un traje que no varía en décadas.

Sí, totalmente, me he sorprendido muchísimo al verme

porque parecía un empresario.

Parecía un viejo empresario, básicamente.

No, nunca había vestido así

y realmente me ha sorprendido bastante.

Hombre, este anda ya que... ¡Ojo!

Pisando fuerte.

Bueno, este traje sí que es exótico para mí ahora.

¿Es exótico para ti ahora?

Porque esto sí que me lleva...

Yo tengo un hermano dos años mayor que yo

y me acuerdo de él.

Cuando iba a un examen o iba a un sitio

que tenía que vestirse así.

Con lo cual esto puede ser... Tal vez sin chaleco.

El chaleco yo creo que es exagerado.

Y esto has dicho que te recordaba a tu hermano,

que tu hermano es mayor que tú,

de cuando era bastante joven. Sí, claro. Cuando era estudiante.

Estudiante de universidad. Pongamos 18 años.

Ahora es impensable que con 18 años se lleve traje.

Si mis hijos ni tienen americanas.

Con lo cual esto podría ser perfectamente de los años 50.

Sí. ¿Sí?

Esto creo que, de lo que hemos visto hoy, es lo más antiguo.

En los 50, los 60...

¿Hay una gran revolución en la estética y moda?

Si hay algo que define los 60, es revolución.

Se revoluciona en muchos aspectos.

El concepto juventud nace en esta época.

Ya empiezan los 50, pero se fraguó a los 60.

La juventud es el diferenciar

el que de pronto haya ese choque generacional.

Pasamos del reloj de arena de los 50

a la forma trapezoidal de los 60.

Es una forma totalmente trapecio. Una cosa así.

Lo cual desdibuja totalmente

la silueta de la mujer.

Una pieza muy identificativa de los jóvenes

de este momento será la minifalda.

Es una pieza contestataria.

Casi todas iban con minifalda. Así es como conocí a Pepi.

A mi mujer.

Por una... claro porque si...

Si hay una minifalda, debajo de ella hay unas buenas piernas.

Una que tenía que tuve que me gustaba mucho llevarla.

De cuadros escoceses.

Regadita, de cuadros escoceses, así cortita,

con un jersey negro, me encontraba mona.

Me la ponía bastante.

¡Anda!

Mira ella, ella sí que tiene garbo, ¿ves?

Como de toda la vida.

Porque no lleva tacones.

Tacones también sé llevar.

¡Toma! No, no. Pero andas suelta.

Y esto lo que pasa...

que la falda, esto ya entramos en la minifalda.

¿Esto se consideraba minifalda? En aquella época, sí.

Yo creo que he sido la que mejor ha salido de todos.

La camiseta me gusta. La falda y los zapatos, no.

A mí desde luego me gusta la minifalda.

-¿Y a usted? -Me encantan.

Es ligera, da a la mujer una facilidad de movimiento.

Y es muy difícil desterrar esa minifalda.

Es dificilísimo.

Acortar las faldas y alargar las ideas fue todo uno.

Yo siempre he dicho que no llevaba minifalda.

Pero una vez, cuando he hecho una mudanza, un cambio de casa,

hay algunos vestido fetiche que guardo.

Y uno de ellos es una falda con la que conocí a mis suegros.

Y cuando me la probé dije:

"No es posible que fuera mía". Era cortísima.

Claro, los padres eran severos.

Entonces lo que hacía yo era

ir con una falda normal

y en una bolsita

yo llevaba mi faldita, mis tacones y todo.

Y cuando salía,

en un portal,

yo me ponía mi faldita corta y me iba al baile

y me iba con las amigas.

Es que España es un mundo aparte.

Aquí estamos con el franquismo.

Y la ropa de esa época refleja todo esto.

Hay censura con la ropa en esa época.

No hace falta correr tanto.

Más lento. Así, perfecto.

Mira qué "flow" que tiene. Muy bien.

Ves el pantalón este lo llamamos pie de elefante

que es ancho de abajo. Ahora vuelve. Ahora está de moda.

Y entonces a ti te va muy bien

porque lo llenas, es un pantalón

que tiene que ir apretado, si no, no tiene gracia.

Yo te veo más de los años 70, casi.

No muy antiguo.

¿Qué nos indicaría esta ropa sobre la persona

que la llevaba en la época?

Porque entiendo en cada época había una moda,

pero cada uno de los estilos marcaba una clase social.

En aquella época,

yo en el año 59 en Mallorca

me había casado, iba con mi marido

e iba con pantalones.

Imagínate, te hablo del 59.

Y una pareja en mallorquín dijo:

"De esta pareja vete a saber quién es el hombre y quién la mujer".

Dos señoras criticándome porque llevaba pantalones.

O sea, fíjate lo que se ha adelantado en 50 años.

O sea, la aparición de los pantalones en la moda

en nuestro país, significaba un paso adelante.

No. Era casi.

En la iglesia no podías entrar con pantalón.

¿A una mujer no? No.

Ni a un hombre con pantalón corto.

O sea que... Lo de la censura

es curioso cómo ha hecho cambiar también la moda.

Las chicas ahora van con shorts supercortos,

enseñando el estómago.

Y para nosotras

era, bueno, mangas hasta aquí

y tirantitos máximo.

O sea, que era muy distinto.

Pantalones se llevaban muy pocos.

Muy pocos pantalones.

Faldas, vestidos...

Normal.

Era una moda femenina.

Yo el pantalón...

yo me parece que me lo puse...

pues cuando ya me casé.

Hasta entonces no me había puesto pantalones.

Así como ahora se ven un poco

no sabes qué, no.

La moda era femenina.

¿Hubo alguna prenda icónica en los 70?

Hubo varias, pero yo destacaría el pantalón.

El pantalón es de como de reciente creación.

La mujer ya desde el siglo XIX

incorpora el pantalón, pero no se generaliza

en el armario femenino hasta los años 70.

Y esto también implica muchas cosas

como la...

Una de las caras visibles de esa lucha feminista

que se empezó ya en los 50-60.

Por eso, el pantalón representa muchas cosas.

Representa ese anhelo de mayor libertad social.

Los pantalones son muy prácticos,

con perneras de distinto color.

El conjunto tiene cierto aire carnavalesco.

El movimiento jipi que ya nace en los 60,

pero en los 70 tiene un momento muy importante.

El jipismo es importantísimo

por diferentes cuestiones. Y aquí en España

tenemos una movida jipi.

Pero la movida jipi de aquí

de alguna manera bebe

de la de...

digamos, América.

¿Qué razón de ser tiene el movimiento jipi en España?

Nace más o menos sobre el 65,

por California,

pero es un movimiento

que... de ruptura, ¿sí?

De ruptura política, económica, social.

A todo esto, ese movimiento de ruptura

enlaza perfectamente con todo lo que está pasando en general.

Todo eso se vierte

por todo el mundo occidental.

¡Mira, mira qué arte!

A ver, ¿puedes volverlo a hacer, Samuel, por favor?

Pero pon los hombros rectos. ¡Toma, qué giro!

A ver, déjanos estudiar este modelo.

Esto va muy bien

poderlo ligar un poco con la moda jipi.

La moda jipi vino de EE.UU. Sí.

Entonces vino otra vez la moda todo suelto

sobre puesto como lleva él una camisa encima del pantalón,

encima un jersey.

El pelo queda igual como esté.

El pantalón corto y calcetín blanco, que esto es horroroso,

nos parece horroroso, pero sin embargo, marca una época.

Y bueno, este chico yo lo veo esto de los años...

los inicios del jipismo aquí en Europa.

Claro, en América fue muy distinto.

Antes era como más...

Por ejemplo, las mujeres tienen que llevar falda y es lo que hay.

No, no. No tiene por qué existir eso.

Aparte de que es un poco

todo muy clasista y no sé.

Y me alegra que cada vez se esté rompiendo.

Incluso creo que actualmente

el tema de que haya cosas de chica y chicos

está rompiendo también.

Me he quedado flipando.

Que si no se podía enseñar la barriga.

O sea, Lucía llevaba

un trocito así enseñando

y eso estaba prohibidísimo en esa época.

Y no sé. Que las minifaldas...

Lo que llevaba era una minifalda

y eso era más largo que...

Sería muy moderno en su época y no veas,

pero yo eso no me lo pongo.

No creo que vaya a vestir yo nunca con traje,

porque lo encuentro muy clasista y muy de "Mira tengo dinero"

o "Soy empresario" y tal,

y no me gusta cómo me queda.

Así que, no.

No creo que nunca vaya a llevar traje yo.

Me planteo por qué toca vestirse de una forma concreta

para según qué cosas.

Para mí vestirse es disfrazarse.

Entonces, nosotros nacemos desnudos

y la ropa que hay es la ropa que unos cuantos

y unas cuantas han diseñado.

Bueno, chicos, llegó la hora de entender

por qué

os hemos vestido así, y sobre todo,

a quién corresponde vuestro "outfit".

¿A quién?

-Porque nosotros no lo entendemos. -Me meo.

Vamos a intentar entender el "outfit"

de Lucía.

Lucía.

¿Quién crees que es esta persona?

¡Hala, no!

-Pero esta es Mari, ¿no? -Claro.

-¡Hala y los zapatos! -Sí, sí.

Dios.

Hombre, la minifalda era monísima.

No es como las de ahora, no era tan corta

porque ahora son más "minis".

Pero bueno, estaba muy bien. Yo estaba mona.

Aquí me veo muy mona.

¿De quién era el "outfit" de Samuel?

Eso está claro, vamos.

(RÍEN)

¡Qué fuerte!

Encima con el pelo también.

Hombre, la verdad que esto me está recordando

los años...

majos de uno.

Los pantalones eran de campana, te pillaba todo el zapato.

Todo el zapato.

Y después muy largos

que casi limpiabas el suelo.

Jara...

¿A ver?

-¡Hala! -(TODOS) ¡Hala!

Hala, pero le queda mucho mejor.

Mira, estos pantalones tienen mucho más "flow".

Tienen más "flow".

María, ¿no?

¡Qué guapa era!

¡Sí, qué guay!

¡Qué guay!

Los pantalones de pata de elefante.

Los "niquis", que los veo aquí, muy ajustadito.

Los "minipool".

Madre mía...

Será Carma, porque ¿si no es ni María, ni Mari?

Es evidente: es Carma. Sí, sí.

Mira, aquí me veo una foto,

que fue el primer vestido que salió aquella temporada.

La tela será de nailon.

Era muy bonito.

Mira ahora lo estoy viendo que no me acordaba.

¿Habéis visto qué mona era?

Y nos queda esta última foto, la foto, sin duda, más antigua.

Que data, atención, del 11 de agosto de 1956.

-Guau. -¿Qué?

Pau. De hecho, ya lo había dicho antes,

que estaba despertando de Ángel, qué fuerte. A ver.

-Dios. ¿Y ese es Ángel? -Sí.

-En falda no creo. -La mano y cómo se para.

-Sí, siempre lleva los dedos así. -Qué fuerte.

-Había un sastre en el pueblo y mi hermano y yo

íbamos a hacernos los trajes allí.

Trajes y corbata. Éramos un poquitín coquetos.

Los jóvenes de hoy son de otra forma que los de ayer.

¿Cómo son los de hoy y cómo eran los de ayer?

Hombre, más modernos en todo. La vida ha evolucionado.

Y yo creo que...

Son de otra forma de pensar y vivir que los de ayer.

Si la minifalda fue un escándalo, no quiero ni imaginar lo que pasó

cuando las turistas trajeron el bikini.

En la España franquista era impensable

que las mujeres mostraron su cuerpo en la playa.

Sin embargo, las suecas rompieron las reglas morales de la época

y a partir de aquí, se desencadenó el destape.

Muchas de las innovaciones que llegan de la indumentaria,

a nivel social pasa lo mismo, pero en España,

hay una entrada importante a partir de los 60

con el tema del turismo.

Vienen a disfrutar sus vacaciones atraídos por las bellezas, alegría

y la paz de nuestro país.

Los extranjeros invaden nuestro país con su sello inconfundible,

atraídos por las bellezas, la paz y la hospitalidad de España.

El turismo, el Régimen se da cuenta de que es importante

para una cuestión económica

y eso hace que entren ideas múltiples.

A nivel de moda, esto es importantísimo.

El bikini, ya se veía... Bueno, no se veía tampoco...

Qué se va a ver...

Las personas mayores, mi suegra y mi madre incluso,

te hablo de, a lo mejor, veintitantos años,

se metían en la playa, pero con un vestido, una bata,

que llevaban de estar por casa, un poco más fresquita y eso.

Pero las chicas jóvenes, el bañador, era normalmente el bañador.

Eso me acuerdo, con 19 o 20 años,

mis hermanas eran pequeñas, llevábamos bikinis

y cuando venía mi padre, llevábamos bañador también.

Cuando él estaba, bañador y luego nos poníamos el bikini.

Imaginamos pues cómo, esa sociedad, encerrada en sí misma,

sin contacto con el exterior, de pronto llegan unas turistas,

las llamadas "suecas" y cómo nos quedamos alucinados

no solo con el bikini, sino también con el "topless".

Tenemos que actualizarnos muy rápido.

De ahí viene entonces la época del destape.

¿Se baña mucho, Álvaro? Me baño lo suficiente,

pero las playas españolas distraen tanto al bañista,

que va uno a la playa con la intención de bañarse

y se queda uno viendo los bikinis.

"Very beautiful in Spain".

Las primeras que trajeron el bikini, la minifalda,

todo era... todo lo que venía del exterior.

Porque aquí había una censura que tampoco podíamos hacerlo.

O si se... No es que no pudieras, que se veía todo mal.

Claro, cuando venían... Ahí tienes la prueba de que los hombres

a veces iban a la playa a ver a las alemanas.

Hacían "topless", entonces todos mirando para el lado.

"Top" mirando para el lado, no "topless",

"Tos" para todos los lados mirábamos.

Donde había una chica de estas, todos la seguíamos con la mirada.

Comprendo que eso sería ridículo hoy, ¿no?

Pero en aquella época no estabas acostumbrado

y, "coñi", miraba, no con descaro, pero sí con el rabillo del ojo.

Pero esto siempre me lo he tomado muy a risa

porque me hace gracia cómo ha cambiado todo.

Sí que fueron ellas, principalmente fueron ellas.

Todo lo que hacía por ahí, a nosotros, quizás por prohibido,

era lo que más queríamos hacer.

Pensamos que Franco muere en el 75

y ahí es cuando realmente explotamos, pero...

La explosión realmente fue a partir de la muerte de Franco.

Sí, claro. Eso sí que es un destape real.

Tanto a nivel sociopolítico

como también, a nivel moda. Claro.

¿Podéis decirme cuánto tiempo de peluquería te lleva a ir así?

Peluquería, pero doméstica, porque me lo hago yo.

-¿Cómo te lo haces? -Me lo hago en casa, me cardo,

me hago un "crepado" y luego me echo laca.

-Y salgo a la calle, diez minutos. -¿Cuántas horas?

-¿Diez minutos para esa maravilla? -Diez minutos.

Eduardo, también de Los pegamoides,

cuando vas por el barrio así, ¿qué te dice el personal?

-Muchas cosas. -Por ejemplo.

Pues...

Ahí va un "pegamoide".

Hablando de moda, no podemos olvidar los peinados

que también han evolucionado con los años.

Los cortes de pelo marcan una estética y estatus

o una clase social. Hoy mezclaremos las tendencias de dos épocas

con la ayuda de un peluquero con mucha experiencia.

Las cabezas de nuestros protagonistas

se van a convertir en un laboratorio del tiempo.

Estos peinados son de los 70.

Entre los 65 y 75 se llevaba el pelo cardado.

Te lo cardaban y luego te lo ponían como una bola de pascua.

Y te tenía que durar toda la semana.

Raffel Pagès. Hola.

Encantado de verte. Encantado.

¿Cuántas décadas llevas trabajando como peluquero?

Siete. Siete.

Décadas. Siete décadas de peluquero.

Voy a echar cuentas, me quedo loco. El caso es,

como has tenido tantas décadas para experimentar,

yo te quería proponer, de alguna manera,

que, a algunos de ellos, a los jóvenes, sobre todo,

los intentáramos peinar de manera

que nos llevara a una década anterior.

Y a los que no son tan jóvenes, no son mayores, sino menos jóvenes,

hacerles un peinado completamente actual.

¿Qué te parece la apuesta? Me parece bien.

¿Sí? No es indecente. No es indecente.

Yo llevaba... Siempre me ha gustado llevar el pelo largo

y no lo he llevado todo lo largo porque, trabajar en la hostelería...

Claro, camarero tienes a otro por encima y te dicen:

"El pelo más cortito". Pues se llevaba más cortito.

Un día estaba por el Vendrell

y voy en pantalón corto y camiseta mirando el escaparate y oigo:

"Mira, mira, este es Maradona".

De los peinados de los jóvenes, me ha gustado mucho Pau.

Le han hecho aquel tupé y la gran raya

que parecía así al Gran Gatsby.

Entre que él ya tiene el tipito, los ojos y todo,

digo: "Uy, si parece al Gran Gatsby". Ha quedado guapo.

Le veía cara de antiguo.

Me he quedado bastante flipando, yo en mi vida me he peinado

y de esto a que me hagan la raya y uno para un lado y otro para otro,

me ha parecido bastante fuerte, realmente no me gusta.

Pues mira, la moda. Sobre todo, lo que se llevaba era,

no es como ahora que se llevan todo tipo de pelo, era el pelo liso,

siempre liso y yo lo tenía rizado, con lo cual era una lucha constante.

Este peinado metido para adentro, todo una melena así,

podría ser de los años 60, pero ahora está otra vez de moda.

Incluso mujeres con el pelo más largo,

cuando quiere aparecer con un "look" nuevo,

se meten las puntas abajo, entonces parece melena corta,

para cambiar, que nos gusta.

María. María es que... María es María, le queda bien todo.

A mí Lucy me gusta más

con su melena rizada, suelta, que la pasea por todos lados.

Yo sufro mucho con mi pelo, porque, bueno ya lo habéis visto,

lo tengo super...

Así, encrespado.

Entonces al cepillarlo, más todavía, y como lo ha cepillado,

parecía un león.

El pelo, definir cómo eres tú, no sé, pero va en tu personalidad.

A parte, considero que es como mi esencia,

yo soy de origen africano y el pelo afro es algo muy común.

Es algo africano y me gusta llevarlo,

porque la gente puede identificar de dónde soy y eso me gusta.

Mira la playa, fijaos qué bonita.

-¿No vamos a ir? -Si nos da tiempo, lo mismo,

pero hoy os voy a dar una sorpresa.

-Anda. -A ver a dónde vamos a ir.

-A ver, María. -A ver, Mari, la sorpresa.

Una sorpresa... Todo lo que sea sorpresa, es bienvenida.

Ya, sí, pero viniendo de ti, puede ser cualquier cosa, Mari.

-Pero buena siempre. -Siempre.

Espera, no vayas deprisa, que vamos a pasar

por la iglesia donde me casé.

-La novia entra por aquí. -¿Y él?

Por aquí.

Y el vestido de novia era muy bonito.

-Ah, vale. -Con una cola, un velo.

Era precioso.

Ha cambiado el tema de las bodas y las historias estas, ¿verdad?

Yo creo que sí, ¿verdad?

Yo diría que el traje de novia casi siempre ha sido clásico.

-Ahora ya no, Ángel. -Creo.

-Ahora ya es... -El traje blanco.

Ahora el vestido parece más de fiesta que de novia.

Con unos escotes... Antes no se iba tan escotada.

-Antes no se iba tan escotada. -Ahora se pasan un rato.

-No, pero ya. -Llevan un cinturón dorado.

-Pero bueno. -Las combinaciones son diferentes.

Ahora vuelven a ir bien, pero hubo una época

que se casaban tipo jipi

y los invitados parecía que acaban de llegar del campo.

No, pero yo no tengo culpa, soy buena.

Soy buena... Claro.

Esto es el número 102. ¿Aquí qué hay?

Eso digo yo. Eso digo yo.

Nosotros entraremos y a ver qué vamos a hacer.

-¿Novatinta? -Novatinta qué querrá decir.

¿Es un estudio de tatuaje? Yo creo que sí.

-¿Es de...? Pero... -¿Vamos a ir a un...?

Ángel ha puesto cara de susto. No, todo lo contrario.

Te podemos tatuar un dorsal. O dos si son pequeños.

Sí, sí. A ver, vamos a ver.

Yo de pinchazos nada. Tú nada.

Ay, por favor. No. ¿Llevas algúntatuaje, María?

-No me lo haría. -Yo puedo pasar sin ello.

No me atrae en absoluto.

Pincharme ya se me quitan las ganas, eso es así.

Madre mía, Carmen, mira lo que hay por aquí.

No comprendo por qué una persona quiere ir como un cuadro.

No, no me gusta.

-Hola, Tony. ¿Qué tal? Buenos días. -¿Qué tal? Encantado.

-¿Estás nerviosa? -No.

-¿No? A lo mejor. -No.

A ver lo que le dura el no nerviosismo.

Igual se ponen nerviosos los demás cuando la vean tatuarse.

Después de ella, os animaréis alguno más.

-Que sí, sí. -Antonio.

-¿Yo? -Sí, enseguida.

-Carmen. Tiembla... -No, no.

Yo tengo cuatro tatuajes.

Yo toda la vida.

Yo veía a la gente y me encantaba.

Lo que pasa es que a mí no me gusta es una persona llena de tatuajes.

Para mí, cada tatuaje que llevo, tiene un significado.

Mari, este va a ser tu tatuaje número...

Cinco. Sí. ¿Cinco?

Espérate, he oído ahí suspiros de España.

Qué bonito.

Cinco, ¿y eso? ¿Cada uno tiene algo especial?

Cada uno tiene su significado. Qué bonito.

Yo cuando me hago un tatuaje es porque significa algo en mi vida.

Tatuaje por tatuaje, no. ¿El primero cuál es?

El primero que me hice fue la luna.

A la luna le cuento mis cosas, mis historias,

y el primer tatuaje que me hice fue una luna.

Una luna.

Pues yo tengo cuatro "tattoos".

Y me gustaría hacerme más así pequeñitos

porque tampoco es plan de llenarme todo el cuerpo.

A mí no me gusta llevar yo tantos,

pero sí me gustaría hacerme un montón, pero pequeñitos.

¿Cómo te da a ti...?

Por ahí, por el 2010, 2011, ¿por hacerte el primer tatuaje?

Fue por el 2011.

Yo venía de pasar una época un poco chunga.

Y bueno, yo tenía que hacer un cambio en mi vida.

Entonces empecé a hacer el cambio y según lo iba haciendo,

me iban surgiendo cosas.

Y esas cosas las iba plasmando en mi cuerpo.

Cada uno tiene un sentimiento que yo no quiero olvidar.

Si pensamos en el tatuaje ahora, ¿para qué nos tatuamos?

Primero, para individualizarnos, tenemos una masa

la cual necesitamos reivindicar nuestra individualidad

y de ahí customizamos nuestra piel.

También es un trabajo de introspección.

Tenemos un mundo donde todo está acelerado,

no tenemos tiempo de pensar y necesitamos, de alguna manera,

reflexionar sobre quién somos, adónde vamos, de dónde venimos,

porque el tatuaje habla de dónde venimos, qué es importante,

la importancia de lo emotivo, lo sentimental,

ponemos a las personas que han sido importantes.

Es como un cuaderno de bitácora en la cual vamos trabajando eso.

Probablemente, en esta época empezamos con esa individualidad.

El primero que me hice lo tengo aquí al lado del ombligo.

Bueno, un poco más abajo.

Es como una estrella de los vientos que me hice con mi padre.

Es una estrella que en vez de tener norte, sur, este y oeste,

tiene las iniciales de mi padre, mi hermana, mi madre y las mías.

En plan, somos las cuatro esquinas que nos apoyamos y guiamos siempre.

O sea, para mí tiene ese significado realmente.

Que siempre voy a tenerlos a ellos y me apoyarán en todo.

Y si me pierdo, me van a guiar.

¿Es la primera vez que asistís? Yo sí.

¿A un tatuaje?

Un placer haberos conocido a todos al lado mío.

¿Qué te estás despidiendo? No, por favor.

Evidentemente, en estos últimos 20 años

que ha habido esta evolución, hemos normalizado el tatuaje.

Pero me voy a remontar a cuando erais adolescentes.

No hace tanto, pero hace más de 20 años seguro.

¿Cómo veíais lo de los tatuajes? ¿Qué reacción os generaba?

A mí una persona de baja estofa. Despectiva.

Decías: "Este debe de ser un legionario".

-Este debe ser... -Los legionarios es verdad.

-Fueron de los primeros... -Era una cosa despectiva.

Los primeros tatuajes que vi los he asociado mucho

con una estética muy varonil.

Marineros un poco duros.

Legionarios también, presidiarios también llevaban.

Pero...

No había hecho mucho caso de esto.

¿Vosotros habéis hecho la mili?

Ángel y Antonio. Yo sí.

¿Y en la mili no habéis tenido la experiencia

de ese primer tatuaje con tinta? Yo ni en la mili ni fuera,

ni aunque me hubiera reenganchado en la mili.

Eso de los pinchazos no me gusta.

En la mili, cada vez que me ponían la inyección,

me despertaba con las piernas para arriba.

-Bueno. -Me había mareado.

-Grande que eres y tanto miedo. -¿Qué quieres que haga?

Vamos a por el primer pinchazo. Vamos a verlo, torero, el pinchazo.

Tú cuidadito, ¿eh?

El tercero tiene mucho que va conmigo.

Ese lo ve solo quien yo quiero. Ese no se puede ver.

-¿Qué tal, Mari? -Bien, hombre...

Se ríe de los nervios. Duele un poquito.

-Hombre, claro, algo de dolor... -Esa zona es...

Es una zona muy delicada.

Hay una zona muy dolorosa y creo que jamás lo diríais,

que es el culo.

Justo donde querías hacértelo, Antonio.

Antonio estaba ya preparado.

Cambia eso. Tenía "Cantores" en un lado

y en el otro "de Híspalis".

Respira hondo.

-Esta se nota un poquito... Sí. -Se nota un pelín más, ¿no?

-Un poquito más... -Si me equivoco con la fecha,

¿qué pasa?

No, no, qué bonito.

Míralo de vez en cuando para ponerte contenta, sino...

-Como no te motives. -Yo sabía que dolería un poquito.

Y luego tengo también una piña que me la hice con una amiga mía,

que se llama Judith.

Y nos lo hicimos porque yo la conozco a ella

desde que empecé a bailar, siempre hemos estado juntas

en todos los grupos de baile.

Para mí, ella es superimportante porque siempre hemos sido ella y yo

y el mundo.

Ahora que hablas de fecha especial que recordarás

por haberte hecho este tatuaje con todos nosotros,

¿nos vas a contar qué significa esa fecha?

Que nos tienes el alma en vilo. Sí.

A ver, la fecha es una fecha que me impactó en mi vida.

Lo que significa la fecha solamente es para mí.

Pero bueno, es un día importante que me impresionó y pensé: "Buah".

Pero ¿te impresionó para bien? Para bien, para bien.

Si no, no me lo pondría.

Nos hemos quitado la tensión ya.

Y ya, el último, que es este.

Que para mí sería uno de los más importantes,

realmente todos son importantes, pero este es como muy mío.

Es una frase que pone: "Ella ho balla".

Es una frase en catalán que quiere decir: "Ella lo baila".

-(RÍE) Sí, es para siempre. -Sí, sí.

Ahora esperamos unos minutos para poder taparlo,

-pero bueno, ya lo tienes. -Es una pasada.

¿Podríamos decir que hoy hemos cumplido un sueño?

Hoy un sueño fantástico. Estoy superagradecida.

Eres el culpable. Tony, de verdad.

-Eres el responsable de mi sueño. -Me encanta.

-No me lo habían dicho nunca. -¿No?

Ya hemos vivido nuestra primera experiencia

de un tatuaje de cerca.

-Ha sido chula. -Estoy loco por salir de aquí.

¿Sí? Antonio se ha medio mareado.

Antonio, ven que bebemos agua.

Viéndola en esta posición y lo que he sufrido,

parecía que tenía un parto.

Hala. Oye, pero gracias por compartirlo.

Entre lo más importante para comprender la moda hoy

está la... la...

El que hemos roto con la... O sea, hemos roto la rigidez,

¿no? El ahora se lleva estoy y ahora se lleva lo otro. No.

La frase que define la moda hoy es que todo es válido.

Entonces, a partir de ahí, todo es posible.

Yo creo que la imagen

es... Bueno, depende de la persona es importante o no.

Yo, realmente, siempre voy como soy, ¿sabes? O sea, no me cambio nada

ni... Incluso, ni me maquillo, o sea...

Pero en plan... O sea, es porque me veo bien,

ya está. Y tengo una estética... Para mí, que es guay y ya está.

O sea, ni me importa lo que diga la gente

ni... ni me condiciona nada, en plan ni del físico ni nada.

O sea, estoy bien conmigo y voy siempre del rollo. Y ya.

Preocuparme, mi imagen no me preocupa.

Pero sí me mola vestir con una ropa que me guste y con algo...

O sea, me gusta elegir la ropa, es decir,

Sé lo que me gusta y lo que no me gusta y me gusta probar

ropa nueva, cosas que... que sean un poquito diferentes y tal, eso sí.

Yo soy consciente de que tengo como un perfil

bastante... marcado. Un perfil... O sea, un estilo que me ves

y dices: "Vale, sé quién es".

Pero... A ver, yo me considero alternativo,

diferente y bueno,

a mí me encanta lo que se conoce como "rollazo",

porque a mí me encanta eso, a mí me encanta.

O sea, me flipa el rollazo, me encanta vestir

bien y que sea de mi rollo. No sé.

Viendo a los chicos del programa, entendemos que ahora,

vuelve el... Digo vuelve porque ya ha existido en los 80,

y en los 90 también, pero vuelve el chándal,

vuelve la ropa ancha. Es así, un poquito igual

que bebe de diferentes fuentes y da igual que combinen o no,

porque las van a hacer combinar. Porque tal y como dicen ellos,

eso es el rollo. (ASIENTE)

Eso es la gente joven, que no sé de dónde viene esta inspiración,

si seguimos teniendo referentes... A ver, eh...

Los jóvenes dicen que van del rollo, pero es el de sus abuelos

o de sus padres. Es que esto del rollo...

El tema de la ropa deportiva es más antiguo que el hilo de coser,

les parece que están rompiendo muchísimo,

pero esto arranca de los años 80.

Bueno, ya está bien que piensen que están rompiendo,

pero... pero no lo están haciendo.

De hecho, para mí las modas son actualizaciones del sistema, ¿no?

Cuando a ti, a nivel informático, te llegan actualizaciones,

¿qué es esa actualización? Eso es lo que...

Hay algo que se tiene que modificar para que el sistema funcione.

Realmente, ellos están participando. Igual que los jóvenes de los 60,

luchaban contra el capitalismo,

pero ¿cómo luchaban? Con el consumo.

(RÍE) Pues entonces,

estás participando, reforzando el sistema.

Los jóvenes de ahora, en gran medida,

están reactualizando el sistema.

Para mí, vestirse es disfrazarse. O sea,

en realidad, solo puedes vestir con la ropa

que unos cuantos han diseñado y han hecho, ¿no?

Tú te crees que tienes un... rollo, un estilo de una forma de ser

y buscas ropa que sea pues...

lo más parecida, cercana a eso, ¿no? A lo que tú crees que eres y tal.

Pero para mí, vestirse es como coger cuatro cosas que te gusten y...

No sé, dar una imagen, la imagen que te dé la gana.

Ay, Jara, me gustaría verte algún día...

-(RÍE) -Te lo juro. Así, rollo con rollazo.

-¿No te lo has planteado? -¿Qué significa "con rollazo"?

O sea, no sé, como más urbano, más así.

-Con bandana y algo así. -Del rollo.

Tú quieres como más bohemia...

-más perroflauta, así. -(RÍE) Vestida en chándal.

Yo no tengo... No me define ningún estilo.

O sea, hay gente que me ha dicho cosas rollo:

"Tú eres un poco más jipi, no sé qué".

-Bohemia, sí. -Pero...

-Yo te lo dije cuando te conocí. -¡Es verdad!

Pero en realidad, yo mucha ropa que tengo no es...

Ni me la he comprado yo.

La que yo compro, es de segunda mano o lo que sea.

-Yo también. -Yo no tengo estilo.

A lo mejor un día me da por ir en chándal y "to choni"

porque no tengo ganas de nada.

Otro me voy toda arreglada, yo es que depende del día.

Bueno, pero eso a mí también me pasa.

En plan, no tengo un estilo definido.

Yo, me parece que siempre he sido igual.

Sí, tal como soy yo.

Ay, no sé si soy coqueta. Yo no sé si soy coqueta,

pero siempre he sido más o menos así, sí. Soy así.

Yo soy así, no sé. No sé cómo soy pero soy así.

Yo siempre he vestido más o menos...

normal. Ni seguir mucho la moda ni no.

Como a mí me ha gustado, como yo... Esto me gusta, pues me lo pongo.

Es que yo creo que indirectamente, sin darnos cuenta,

-tenemos un estilo marcado cada uno. -Yo no sé cuál es.

-Es como extraño. -Hace un tiempo...

Bueno, hace unos años, sí que tuve una época que me obsesioné muchísimo

con mi imagen porque se empezaron como a meter conmigo

en el instituto y eso, y yo era como en plan,

a lo mejor, realmente, no tenía nada

o, a ver, nadie es perfecto, pero me veía más imperfecciones

de las que tengo y eso me chocó mucho y estuve muy mal.

Pero ya, lo hago por mí, si me arreglo es por mí

y a los demás que les den, pero antes sí que estuve...

Eso me pasa a mí, ¿eh? Yo me rayé un montón. En plan...

-Sí. -Yo con el pelo sufro un montón.

O sea, porque yo siempre llevo trenzas porque...

-esto... no, no. -(RÍE)

Yo, personalmente, no me considero una persona presumida ni coqueta

porque como creo que no tengo dotes para ir presumiendo de chuleta,

vamos, de... de aquello de... A ver si...

Si fuera un tío cachas...

Es que como más te mires y más te obsesiones...

Si todo el día te dices que eres horrible...

-Te lo crees. -No sé, me rayó un montón.

-Tu subconsciente -Y si es por otros.

Luego me da igual.

-Si fuera por ti, te daría igual. -Me como yo la cabeza, pero luego...

-Te empiezan a rayar... -Es que ya llega un punto...

Cuando era más pequeña, quizá me preocupaba más,

-pero ahora paso tanto... -Yo igual.

A ver, yo era pequeñita

de estatura, pero era delgadita y era mona.

Me lo decían y yo también lo sabía, pero yo he sido siempre muy coqueta.

Sí, claro. Yo recuerdo... sí, vamos.

Me gustaba mucho la ropa y arreglarte y todas esas cosas.

Claro, claro. Sí, sí.

De hecho, muy gracioso durante una época que fue

como la perroflauta de clase, la jipi, no sé qué.

Pero superdespreciativo y luego la peña que me decía eso,

van todos vestidos... Como ahora está de moda...

Así, con las rastas, tal, no sé qué.

Y pensé: "¿Ves?".

-O sea, es que es... -La gente.

-¿Quién os creéis, a ver? -Realmente.

Y ahora paso. O sea, me visto como me da la gana.

Yo creo que siempre he sido presumido.

Sí. Y... sí.

Yo siempre he sido presumido. Sí.

A mí, personalmente, me mola mucho vestir.

Es decir, no sé, yo qué sé.

Lo veo más como algo más artístico, no sé.

Escoger la ropa que quieras llevar y enseñarla y...

-quedarte con esa imagen. -Es guay.

-Verlo así, es guay. -Claro.

Pero sin obsesionarte, rollo "Voy a..."

-Yo sí. -Para mí es como componer un cuadro.

Lo que vamos a hacer es uno por uno,

os plantáis delante del espejo e intercambiáis opiniones

con vosotros mismos.

-A ver, vamos, ¿cómo te ves? -(RÍE) Pues, no sé.

Supongo que veo a un chico que lleva un polo de colores

porque le gusta mucho este color. (RÍE) Supongo que...

en un pasado, lo que más me preocupaba era el cuerpo,

porque antes estaba un poco más hinchado.

Pero ahora mismo, esos complejos ya los he perdido bastante.

Así que, ahora mismo no podría decir nada que no me gustara de mi cuerpo.

Y... algo que me guste, pues...

la altura supongo. Me mola ser alto. Sí, sí.

Yo tuve una adolescencia muy turbulenta de no aceptación,

que me gustaba... Cada día buscaba un modelo.

Entonces, esta, quiero ser como esta, como esta.

Pero a estas alturas, pues ya me he aceptado mucho más.

Claro, tengo mis cosas, ¿eh? Ahora me he comprado un "hula hoop"

para que la cintura... esto.

Entonces, siempre llevo cosas ablusadas para que no parezca.

Tengo una lucha con el pelo, para que esté más... florido.

Yo he tenido muchos complejos.

Yo he tenido muchísimos complejos y sigo teniendo.

Porque a mí, me gustaría ser alta, sin tanto aquí, si tanto aquí,

quitarme de aquí, quitarme de aquí.

¿Yo qué te voy a decir? Antes, tenía mucho complejo de jamones,

¿vale? De mis piernas gruesas y llegó un día en el que pensé:

a mí me hacen, ¿no? Me...

O sea, me inculcan que debo tener complejos para cambiarlos

y consumir un montón de productos para cambiarlos

y que ellos y ellas se forren. Y entonces, yo dije:

"¡Estoy hasta los ovarios!".

Intenté pues que me gustara cada parte de mi cuerpo, cuidarme,

gustarme y ya está.

Yo no es que tenga complejo, ¿vale? Pero yo... Bueno,

de pequeño sí tenía mucho complejo.

Me acuerdo que tenía mucho complejo por ser gordo.

Era así, con el pelo redondo también

y la barriguita, ¿sabes? (RÍE)

Y me acuerdo que todos me decían: "¡Qué mono!".

Y yo decía...

Pues, yo he tenido muchos. O sea, con todo, sobre todo el pelo

desde pequeña porque no sé, como que siempre

tenía un pelo diferente a todo el mundo.

He llegado a la conclusión de que tengo la mente un poco...

Distorsionada. Sí.

Yo siempre me he visto gorda, siempre. Me veo gorda.

Y... bueno, aquí no. Estamos monas aquí.

A mí, lo que más me gusta de mí es mi culo.

-(RÍE) -Mis ojos y mi pelo. Me encanta.

Y no sé, es que aquí, todo el mundo estaba diciendo

de los referentes estéticos, no sé qué... El mío,

el que siempre ha sido, es Marilyn Monroe,

que no era una persona superdelgada,

superdelgada y eso.

Y no sé. Yo he tenido muchos complejos

porque me han pasado cosas, sobre todo de más chiquitita.

Pero yo he aprendido a quererme a mí y me encanto, la verdad. (RÍE)

Y esta es la filosofía, aprender a querernos y a aceptarnos

tal y como somos, más allá de las modas y las tendencias.

Si en el pasado todos vestían más o menos igual,

hoy, en cambio, la moda ya no es uniforme.

Existen tantas formas de vestirse y peinarse

como personas hay en el mundo.

Y esta diversidad es la que nos enriquece.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Moda y estética

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Generación.es - Moda y estética

22 nov 2019

En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de moda y estética, los jóvenes se visten de la época de los mayores.

ver más sobre "Generación.es - Moda y estética" ver menos sobre "Generación.es - Moda y estética"
Programas completos (13)

Los últimos 13 programas de Generacion.es

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Hasta pronto Completo 49:46 8% 10 ene 2020
    Hasta pronto 10 ene 2020 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el último capítulo, nuestros protagonistas reflexionan, por p...
  • La música Completo 50:53 8% 03 ene 2020
    La música 03 ene 2020 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de música, todos van a un guateque. Los jó...
  • Ocio Completo 50:51 8% 27 dic 2019
    Ocio 27 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de ocio, los jóvenes conoce...
  • Deporte Completo 49:52 8% 20 dic 2019
    Deporte 20 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de deporte, los jóvenes practican lo ...
  • Trabajo Completo 50:06 8% 13 dic 2019
    Trabajo 13 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de trabajo, los jóvenes trabajan como...
  • Consumo Completo 50:40 8% 06 dic 2019
    Consumo 06 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de consumo, los jóvenes se ponen en la ...
  • Viajes Completo 50:56 8% 29 nov 2019
    Viajes 29 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de viajes, los jóvenes viajan en un S...
  • Moda y estética Completo 51:06 8% 22 nov 2019
    Moda y estética 22 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de moda y estética, los jóvene...
  • Gastronomía Completo 52:13 8% 04 nov 2019
    Gastronomía 04 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de gastronomía, nuestros protagonistas cocinan lo...
  • Tecnología Completo 49:35 8% 28 oct 2019
    Tecnología 28 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de tecnología, se enfrentan a las m&aac...
  • Amor y sexo Completo 53:04 12% 21 oct 2019
    Amor y sexo 21 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de amor y sexo, los mayores van a un speed d...
  • Familia Completo 51:52 10% 14 oct 2019
    Familia 14 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de familia, los jóvenes descubren los...
  • Educación Completo 52:30 13% 07 oct 2019
    Educación 07 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de educación, los jóvenes se t...