www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5816255
Para todos los públicos Especial informativo - Homenaje a las víctimas del terrorismo - ver ahora
Transcripción completa

-Buenas tardes desde los jardines del palacio real,

en Madrid.

Asisten a la conmemoración del Día Europeo

de las Víctimas del Terrorismo.

(HABLA EN FRANCÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

-No hay cicatriz, por brutal que parezca,

que no encierre belleza.

Una historia puntual se cuenta en ella.

Las cicatrices, pues, son las costuras de la memoria,

un remate imperfecto que nos sana dañándonos.

La forma que el tiempo encuentra de que nunca olvidemos las heridas.

Estos versos de la escritora colombiana Piedad Bonet

nos introducen en el acto de hoy.

Esta tarde aquí recordamos todas esas vidas sesgadas

y heridas por el terror.

No importa dónde, no importa cuándo.

Rendimos homenaje a los que se vieron afectados

por esas atrocidades a sus familias y a sus amigos.

Hoy no es un día de luto,

hoy es una sentida jornada de consuelo y de compañía.

Nunca la sociedad ha estado tan viva

como cuando ha dado la cara frente al odio y frente al miedo.

Hoy estamos aquí para mostrar esa unión.

Siempre unidos.

Y hacernos fuertes en la libertad.

Si vuelven a intentarlo, volveremos a mirarles a los ojos.

Como miran dos jóvenes que nacieron el 11 y el 12 de marzo del año 2004.

Vienen a celebrar con todos nosotros sus ganas de vivir.

Quieren compartir con las víctimas del terrorismo y sus familias

su anhelo de libertad y de dignidad humana.

-Me llamo Alejandra Castellanos y hoy cumplo 17 años.

-Yo soy Carlos Pesquero y los cumplo mañana.

Queremos entregaros parte de nuestra felicidad compartiendo,

siempre unidos, lo que nos define como seres humanos.

Nos define querer vivir una vida digna.

Vamos a leer la declaración de derechos humanos.

-Considerando que la paz en el mundo

tiene como base el reconocimiento de la dignidad

de todos los miembros de la familia humana...

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos

con un régimen de derecho, a fin de que el hombre

no se vea compelido a la rebelión contra la tiranía y la opresión...

Considerando el desarrollo de relaciones amistosas

entre las naciones, considerando que los pueblos

de las Naciones Unidas han reafirmado el valor

de la persona humana y la igualdad de derechos de hombres y mujeres

y se han declarado resueltos a promover el nivel de vida...

Considerando que se han comprometido

que una concepción común de estos derechos

y libertades de la mayor importancia para el cumplimiento

de dicho compromiso...

Nosotros hoy aquí afirmamos que la presente declaración

de derechos humanos es el ideal común

que todos los pueblos deben esforzarse por asegurar

su reconocimiento y aplicación efectivos.

-Todos los seres humanos nacen libres e iguales

en dignidad y derechos.

Dotados de razón y conciencia,

deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

(Música)

(Aplausos)

La orquesta y coro nacionales de España

interpretan ahora "Lacrimosa",

perteneciente al "Requiem por la reina de Bragança".

(Música)

(Coro en italiano)

(Aplausos)

Trabajar juntos por nuestros derechos y libertades

es la manera de evitar que nos dividan.

Hoy lo hacemos, además, con ojos de esperanza,

a pesar de los recuerdos del dolor,

a través de la música de Juan de Nebra.

Las víctimas nunca se quedaron atrás.

Durante años han permanecido en nuestra memoria.

Pero es verdad que los que sobrevivieron muchas veces

fueron los grandes olvidados.

Son muchos, son anónimos.

Son madres, hijos, hermanos, abuelos, novios, amigas...

Tantas y tantos a los que se les truncó la vida con ese golpe seco

y tuvieron que rehacerla otra vez.

Es el caso de las personas que hoy,

en nombre de las mujeres y los hombres que fueron asesinados

y heridos van a hablarles.

Toma la palabra Tomás Caballero,

presidente de la Fundación de Víctimas del Terrorismo.

Tomás perdió a su padre en el año 1998.

Hoy, en este acto europeo,

habla en nombre de todas las víctimas

golpeadas por el terrorismo.

-Majestades, presidente del Gobierno,

comisionado de asuntos del interior de la Unión Europea,

ministros, resto de autoridades,

representantes de las víctimas del terrorismo,

queridas víctimas del terrorismo, señoras y señores,

en un acto como el de hoy mis primeras palabras

deben ser de agradecimiento a las instituciones de la Unión Europea

por haber aceptado la protesta que el año pasado

trasladó su majestad Felipe VI y permitir que hoy podamos acoger

en Madrid la celebración del acto internacional

del día de las víctimas del terrorismo.

Un agradecimiento que quiero hacer extensivo a nuestro monarca

por demostrarnos una vez más el constante apoyo

que siempre nos brinda.

Esta conmemoración tiene para nosotros una enorme significación.

En primer lugar, porque el 11 de marzo

es para los españoles la fecha de recuerdo obligado

del peor atentado de nuestra democracia.

En segundo lugar, porque las víctimas del terrorismo

han logrado el reconocimiento expreso que supone

el reconocimiento de este día consagrado a honrar

a todos aquellos que han sido golpeados

por la barbarie terrorista.

El 11 de marzo de 2004 marcó un antes

y un después en la conciencia de la lucha contra el terrorismo

en los países de la Unión Europea.

El horror y la consternación que sufrimos los españoles

ante la explosión de tres trenes que se cobraron la vida

de 193 personas encontró inmediatamente la solidaridad

de todos los países de la Unión.

Una de las primeras muestras fue la aprobación

por el Parlamento Europeo de la celebración de este día.

Por desgracia, la mayor parte de los países de la Unión Europea

han sido golpeados por el terrorismo.

Son muchas las fechas teñidas por la sangre.

El día de hoy todos ellos están en nuestro recuerdo.

Permítame que haga una mención especial a los 39 miembros

de la Unión Europea que fueron asesinados el año pasado

dentro y fuera de nuestras fronteras

y que haga llegar nuestro cariño a sus familiares.

Los actos terroristas constituyen una de las violaciones más graves

de los valores universales de la dignidad humana, la libertad,

la igualdad y la solidaridad,

y del disfrute de los derechos humanos

de las libertades fundamentales en los que se basa la Unión.

También representan uno de los ataques más importantes

contra la democracia y el Estado de derecho,

principios que son comunes a los estados miembros.

Esos valores que todos defendemos y con los que choca terrorismo,

constituyen el lecho común que han permitido avanzar

en la lucha contra el terrorismo,

entendida en la necesidad de colaborar

y trabajar conjuntamente en todos los planos:

legislativo, policial o preventivo, entre otros.

En estos últimos años hemos asistido a la unificación de criterios

en el reconocimiento de las víctimas del terrorismo.

Debemos reconocer su valor.

En España, sabemos de las enormes dificultades

que han experimentado las víctimas del terrorismo

para lograr la protección del ordenamiento jurídico

de la que hoy gozan, que podemos considerar pionera

y de la que nos sentimos orgullosos.

Los primeros pasos se los debemos a los familiares

de las víctimas de la banda terrorista ETA,

que tuvieron un espíritu de lucha para que las víctimas

tuvieran el apoyo que merecían.

La suma de sus esfuerzos no fue en vano.

El trabajo conjunto de muchas mujeres, como María Abarca,

Sonsoles Álvarez de Toledo, de la AVT,

dio lugar al nacimiento de un movimiento asociativo

que ha hecho posible llegar hasta donde hoy estamos.

Quiero dejar constancia

de mi profundo reconocimiento a todas ellas.

La experiencia adquirida en los enormes avances logrados

por España fueron decisivos para que nuestro país

jugase un importante papel a la hora de proponer

e impulsar un marco normativo comunitario de reconocimiento

a las víctimas y sus derechos, destacando la obligación

de los estados miembros de adoptar medidas de protección,

apoyo y asistencia en el momento de la comisión del atentado

y con posterioridad a él, teniendo en consideración

que dichas necesidades pueden desarrollarse con el tiempo

y requerir un apoyo emocional, psicológico, médico y económico.

Los estados deben cooperar y garantizar

que todas las víctimas del terrorismo tengan acceso

a información sobre sus derechos.

A la Unión Europea ha ido definiendo una regulación para la protección

de las víctimas a través de su plan de compensación

de la directiva sobre los derechos de las víctimas

y de la directiva sobre la lucha contra el terrorismo.

Sin duda, el hecho de que hoy la normativa comunitaria

obligue a los estados miembros a dispensar una mínima protección

y asistencia a las víctimas del terrorismo

y el hecho de que de este modo se haya reconocido

su especificidad es un enorme hito.

Como decía antes, no debemos confirmarnos.

Por eso me uno a las voces que, desde el propio Parlamento Europeo,

abogan por ir más allá y dotar a las víctimas

de un estatuto de protección completo.

Ese estatuto permitiría unificar los derechos de las víctimas

en toda la unión, garantizando una interpretación homogénea

de las disposiciones existentes.

El considerando 17 de la normativa de 2012

señala que las víctimas del terrorismo han sufrido

atentados cuya intención última era hacer daño a la sociedad.

Por ello pueden necesitar apoyo,

debido al delito cometido contra ellos.

Las víctimas del terrorismo

pueden ser objeto de un importante escrutinio público

y necesitan el reconocimiento social

y el trato respetuoso por parte de la sociedad.

En consecuencia, los estados miembros

deben tener especialmente en cuenta las necesidades

de las víctimas del terrorismo y esforzarse

por proteger su dignidad y seguridad.

Nuestro empeño es y seguirá siendo reclamar ese estatuto.

No podemos olvidar que los atentados

se producen contra los estados, no contra las personas.

Las víctimas del terrorismo son símbolo de nuestra democracia.

Son héroes que han perdido

la vida en defensa de nuestro estado de derecho.

Nos obliga a dispensarles la máxima protección

en todos los ámbitos posibles.

Permítame que me detenga en un aspecto

que me parece especialmente preocupante.

El develar por la dignidad de todas las víctimas.

Es obligación de todos, también de la Unión Europea,

garantizar que la libertad de expresión

no sea la coartada bajo la que se amparen

los que apoyan públicamente a los terroristas,

recibiendo como héroes a quienes han cumplido condena

por cercenar la vida de inocentes o colaborado con ellos.

Me estoy refiriendo a los homenajes a los terroristas.

Hoy de ETA, mañana de cualquier otro asesino,

que ensalzan a los verdugos al tiempo que ultrajante

la memoria de quienes recibieron

un tiro en la nuca quedaron destrozados.

Me refiero a todas las heridas de abiertas,

me refiero a todos los que vuelven a necesitar ayuda psicológica

al ver tal impunidad.

Me refiero al nuevo desamparo de las víctimas.

Por eso pedimos a las instituciones que actúen para poner fin

a esta vulneración a los derechos de las víctimas del terrorismo.

Las víctimas del terrorismo, con su testimonio y ejemplo,

son un elemento fundamental en la defensa

de los derechos humanos frente a la acción terrorista.

Así lo entendieron los demócratas españoles

cuando en el pacto antiterrorista

suscrito el 8 de diciembre de 2000 acordaron la creación

de la fundación que hoy me honro en presidir

y en cuyos cometidos está servir y aunar los intereses

de todas las asociaciones de víctimas

y hacer que su voz se escuche.

La voz de las víctimas es un compromiso con la libertad

y la democracia, es una referencia

contra la violencia y el fundamentalismo.

Es la mejor herramienta para plasmar el sufrimiento

que puede causar la barbarie terrorista.

Para que el esfuerzo que realizamos las víctimas

por mantener nuestro compromiso con el Estado de derecho

y que nuestro testimonio sea útil,

necesitamos contar con todo el apoyo institucional.

Es preciso que los terroristas verán que sus ataques son en vano,

que el horror no les permite obtener ningún rédito

ni a corto ni a largo plazo.

Para ello es esencial que todos asumamos que el relato

de lo sucedido no se pueden manipular

y que ninguna coyuntura política puede justificar que se permita

a los terroristas blanquear su imagen.

Si no lo hacemos y permitimos que se minimice

el ataque a la democracia que supone el terrorismo,

estaremos atacando frontalmente los valores

sobre los que se sustenta la propia Unión Europea.

Las víctimas nunca hemos buscado venganza

y siempre hemos confiado en el Estado de derecho,

que garantice el esclarecimiento de los atentados.

Pero no podemos aceptar que se apunte la memoria.

Porque la memoria de cada víctima debe ser respetada.

La barbarie debe ser recordada.

Permítame que haga mías las palabras de Primo Levi:

"No es lícito olvidar, no es lícito callar.

Si nosotros callamos, ¿quién hablará?".

Muchas gracias.

(Aplausos)

-El terrorismo ha dejado un reguero de desolación

y muerte en toda Europa y por todo el mundo.

Los extremismos violentos han querido doblegarnos.

La peor noticia que podrían recibir

los fanáticos es que sobre la sangre de nuestros

seres queridos construyamos sociedades más justas,

más igualitarias.

Toma la palabra un ciudadano belga

que perdió a su hermano en los atentados contra el aeropuerto

y metro de Bruselas.

Es cofundador de una organización de víctimas.

Va a pronunciar su intervención en francés y en inglés.

(HABLA EN FRANCÉS)

-Majestades.

Señor presidente, señora comisaria.

Señores y señoras ministros y ministras, excelencias,

señoras y señores.

Efectivamente, el 22 de marzo hará cinco años

desde que cambió mi vida en un momento.

Porque mi hermana fue asesinada en los atentados de Bruselas.

Las víctimas del terrorismo suelen ser ciudadanos de a pie.

La mayor parte del tiempo, elegidos al azar como objetivos.

Aunque estemos ocupados en nuestra vida diaria,

a pesar de todo eso, aunque estemos en cualquier lugar,

nuestra vida puede cambiar sin darnos cuenta.

Cuando esto llega, nos sentimos afligidos y perdidos.

Durante esta primera fase, la víctima se viene abajo.

Es una reacción comprensible, natural.

La víctima tiene tendencia a aislarse.

Necesita un entorno seguro porque su entorno ha sido perturbado.

No se siente comprendida.

Estos elementos hacen que la víctima intenta separarse de la sociedad.

Es un momento crucial.

Las víctimas necesitan ahí la ayuda de la sociedad, de todos nosotros.

Los meses que siguieron a ese 22 de marzo de 2016,

cuando me vi afectado personalmente por este terrorismo,

intenté entender lo que me había ocurrido.

Pero también la pena que sufría toda mi familia.

Mis padres, mis hijos, que tenían que reanudar su vida.

Era sencillamente imposible.

Es muy difícil aceptar que toda tu familia

se va a ver afectada por esto durante toda su vida.

Luego, cómo volver a retomar la vida,

cómo tener esperanza y seguir hacia delante.

¿Cómo se hace eso?

Reconstruirse, sobre todo a día de hoy,

cuando ni siquiera tenemos el tiempo de hacerlo,

para ello es esencial que la sociedad

entienda las necesidades básicas para que una víctima

pueda reconstruirse, para que le demos esa posibilidad, ese espacio,

esa comprensión.

Nuestra búsqueda nos hemos puesto en contacto con otras víctimas

que tienen más experiencia que nosotros.

Nos reunimos con víctimas francesas.

También hemos conocidos la ley española

para las víctimas del terrorismo.

Es un alivio enorme para nosotros ver es todo.

Hemos encontrado esa valentía a través de la ley española.

Se basa en la pena sufrida por muchas personas.

Lo que habéis hecho es apoyarnos, estar ahí.

Por ello quiero darles las gracias a todos.

Sobre todo, las víctimas del terrorismo en España.

Creo que esto demuestra que es extremadamente importante

que podamos trabajar juntos, codo con codo, a nivel europeo.

A día de hoy estamos avanzando firmemente hacia el futuro

y estamos afrontando y abarcando proyectos muy concretos

para ayudar a las víctimas del terrorismo.

Las víctimas del terrorismo son ciudadanos de a pie

elegidos de manera aleatoria como objetivos

para desestabilizar la sociedad de un país.

Estamos ocupados viviendo en nuestra vida diaria.

¿Por qué estábamos en ese lugar en ese momento?

¿Por qué de repente nuestras vidas cambian de manera brutal?

Cuando esto ocurre, uno se siente sin fuerza.

Las víctimas en un primer momento se desmoronan.

Es entendible.

Incluso, natural, que la reacción de la víctima sea intentar aislarse.

Porque tu entorno, tu sociedad, se han visto afectados.

También se pone a prueba

la confianza en el resto de la sociedad.

Incluso, la sensación de vergüenza

que puede aflorar en algunas víctimas.

Eso hace que muchas víctimas se alejen de la sociedad.

Ese es un momento crucial en el que las víctimas necesitan

la ayuda de toda la sociedad.

Meses después de marzo de 2016,

cuando me vi afectado personalmente el terrorismo,

estaba intentando entender lo que me había ocurrido,

que le había pasado a mi vida,

que les había pasado a mí seres queridos.

Mis padres habían perdido a su hija.

Mis hijos perdido a su hija.

Mis hijos, que estaban empezando su vida,

¿qué huella iba a dejar eso en ellos?

Es crucial que la necesidad sociedad

entienda las necesidades básicas.

Nos pusimos en contacto con otros estados miembros

que desgraciadamente tienen experiencia

con las víctimas del terrorismo.

Francia, España.

Hemos aprendido mucho de ellos.

Un día descubrimos la existencia de la ley española

sobre víctimas del terrorismo.

No puedo describir el alivio que sentí.

Es posible entender a las víctimas del terrorismo.

Es posible crear leyes para que las víctimas puedan reconstruirse,

para que puedan volver a encontrar su sitio en la sociedad.

Se puede hacer, se ha hecho en España.

En ese momento crucial volvimos a encontrar esperanza, energía,

para ser constructivos en aras de las víctimas

del terrorismo en nuestra sociedad,

para escuchar los efectos del terrorismo.

También es crucial no olvidar lo importante que es trabajar juntos,

codo con codo, a nivel europeo.

Hoy estamos progresando,

estamos dando pasos adelante muy importantes

para ayudar a las víctimas del terrorismo.

Quiero dar las gracias a España, a todos los ciudadanos españoles,

y en particular a las víctimas del terrorismo

que han conseguido hacer lo impensable

a favor de las víctimas del terrorismo.

El terrorismo no podrá ganar.

Es un poder que tenemos las víctimas.

Las víctimas junto a toda la sociedad

para luchar contra el terrorismo.

(Aplausos)

Los versos iniciales de Piedad Bonet nos decían que no hay cicatriz,

por brutal que parezca, que no encierre belleza.

Cara y cruz, como la muerte misma, la vida misma.

Tras las tormentas de esta semana,

hoy tenemos este sol tibio que nos acompaña.

Esa esperanza la hemos visto en los jóvenes que sueñan

con la libertad y que nacieron ese mismo mes de marzo.

Donde ayer hubo cicatrices, hoy hay belleza.

Donde hubo desolación, hagamos que brote la esperanza.

-La orquesta Nacional de España interpreta "Amorosa",

de Jesús Guridi.

Bailar la danza del ave Fénix el bailarín y coreógrafo

Rubén Olmos, director del Ballet Nacional de España.

(Música)

(Continúa la música)

(Aplausos)

Toma la palabra su majestad el rey.

Presidente del Gobierno,

presidentas del Congreso de los Diputados y del Senado,

presidentes del Tribunal Constitucional,

alto representante de la Unión Europea

para asuntos exteriores y política de seguridad,

vicepresidentes y ministros del Gobierno,

ministro del interior de la República Portuguesa,

embajadores, jefe de la oposición, alcalde de Madrid, autoridades,

queridas víctimas del terrorismo,

queridas y queridos representantes de las asociaciones,

fundaciones de víctimas del terrorismo de España y de Europa,

hoy es un día especialmente emotivo para todos nosotros.

Lo es particularmente para la reina y para mí.

En un día como hoy, 11 de marzo, España sufrió aquí,

en Madrid, en su capital, el atentado terrorista más grave

y sangriento de nuestra historia, que lo fue también para Europa.

Hace 17 años el odio, el fanatismo,

el desprecio a la vida y la voluntad de matar,

de herir profundamente a una sociedad pacífica,

tolerante, democrática y solidaria,

el terror atacó nuestra convivencia.

Aquel brutal y despiadado crimen

provocó una gran tragedia humana y social.

Nada puede hacernos olvidar aquellos hombres, mujeres,

jóvenes y mayores, ciudadanos compatriotas,

y también de otros países, a las familias de todos ellos.

Aquel atentado del 11 de marzo de 2004,

además de ser un ataque contra la vida

y la integridad física de las personas,

pretendía socavar los pilares sobre los que se ha edificado

y desarrollado nuestra civilización:

la libertad, la justicia, los derechos humanos, la democracia.

Por ello, porque los enemigos de la vida y la libertad

no lo consiguieron y no lo conseguirán nunca,

se instauró esta fecha como día europeo

de las víctimas del terrorismo.

En recuerdo y homenaje de todas ellas,

que han sufrido en sus vidas bajo cualquier forma

y motivación la crueldad terrorista.

Desde entonces estamos convocados, en esta ocasión aquí, en Madrid,

el año pasado en París, para manifestar nuestra unión

ante la agresión a nuestros ciudadanos,

a nuestros principios y a nuestras instituciones.

Porque los ciudadanos debemos estar unidos en la lucha contra el terror

venga de donde venga, actúa y donde actúe.

Todos tenemos presente que las víctimas del terrorismo

son una referencia ética en nuestros sistemas democráticos,

que simbolizan la defensa de la libertad y del Estado de derecho,

que representan los valores que los terroristas

tratan inútilmente de destruir.

Valores que emanan de nuestro Estado social y democrático de derecho,

de nuestra común pertenencia a la Unión Europea,

de la carta de Naciones Unidas

y de la declaración universal de los derechos humanos.

Por ello, en España hemos querido encauzar

el compromiso de la sociedad civil y las instituciones

con las víctimas desde una perspectiva integral,

que una los cuatro principios fundamentales de memoria, dignidad,

justicia principios que guían nuestro sistema legal

para su protección.

Una visión integral que, a partir de la reparación moral,

jurídica y política, asume las dimensiones médicas,

psicológicas, materiales y económicas,

proyectando en el tiempo necesario todas las medidas de apoyo

que precisan a lo largo de sus vidas.

La experiencia española nos ha llevado a articular

un sistema pionero de apoyo que busca construir,

fortalecer y proyectar su memoria individual y colectiva

como una medida esencial de justicia.

Si la cooperación representa en el mundo de hoy

una pauta de conducta fundamental en todos los ámbitos

para los distintos actores internacionales,

con mayor razón en la lucha contra el terrorismo

y nuestro ámbito europeo.

Rechazar cualquier legitimación

de la violencia como método para alcanzar fines políticos

es uno de los retos de la comunidad internacional

ante el fenómeno terrorista.

Preservar la memoria de las víctimas es, por tanto,

un ejercicio de respeto y justicia, como hemos subrayado tantas veces.

Pero también un elemento esencial para que las generaciones venideras

sean conscientes de la gravedad y la perversa naturaleza

de lo sucedido, de los actos terroristas que tiñeron de luto

las calles y las plazas y que llenaron

de horror a sociedades enteras.

Porque de esta manera serán capaces de adoptar las medidas precisas

para evitar que esos hechos puedan volver a producirse.

Este es el objetivo principal

del centro memorial de las víctimas del que, fundado en el año 2015,

busca concienciar a toda la sociedad

de la necesidad de defender la libertad

y los derechos humanos.

Es para mí un orgullo ostentar su presidencia honorífica.

Espero pronto inaugurar su sede en la ciudad de Vitoria-Gasteiz.

Estoy seguro de que este centro,

dedicado también a la investigación y documentación de esta materia,

contribuirá a un mayor conocimiento del terrorismo y, en particular,

sobre las mejores formas de prevenirlo en todos los campos.

Necesitamos que en las escuelas

y en los centros educativos de nuestros jóvenes

se pueda conocer mejor la historia reciente y, con ella,

una de las mayores amenazas que nuestro país

ha vivido durante los últimos decenios de trayectoria democrática.

Y en este cometido, la implicación

y la ayuda de las víctimas es fundamental.

Porque compartir su experiencia personal con las nuevas generaciones

contribuirá al compromiso de los jóvenes

con un futuro de convivencia pacífica

y a que rechacen las diferentes formas de radicalización,

La voz de las más en las aulas

facilita que los contenidos didácticos

cobren una dimensión más humana

y dejen una impronta más duradera en la memoria colectiva.

De este modo, para preservar la memoria de las víctimas,

es fundamental hacerlo con una aportación insustituible

de las fundaciones que prestan apoyo de muy diversas maneras.

Ustedes son quienes mejor representan

la grandeza de la democracia.

La lección que nos dais debemos tenerla presente siempre,

día a día en nuestra memoria y nuestros actos.

En todo lo que nos identifica como sociedad avanzada,

con sólidos principios éticos y morales,

que anteponen el valor de la vida como condición esencial,

y el valor de la tolerancia

como bien necesario para el progreso.

Termino, autoridades reiterando

nuestra gratitud a todas las víctimas

y nuestro sentimiento común de profunda solidaridad a todas ellas.

Una solidaridad de corazón, incondicional.

Preservar la memoria de las víctimas

del terrorismo merece el compromiso de los demócratas,

de las personas que defienden la convivencia pacífica,

de todos los ciudadanos.

El terrorismo nunca vence ni vencerá

frente a los principios democráticos,

frente al Estado de derecho.

Frente a los principios democráticos,

frente al Estado de derecho.

El triunfo de la democracia sobre el terrorismo

es el triunfo de la libertad y de la razón.

Es el triunfo de las víctimas,

es el triunfo de todos nosotros. Muchas gracias.

(Aplausos)

-Para finalizar este acto,

nos ponemos en pie,

y acompañamos en el sentimiento

con un minuto de silencio a las familias de todos los fallecidos

y heridos por el terrorismo.

(Aplausos)

-Muchas gracias, el acto finalizado.

-El punto y final de este acto en memoria de todas las víctimas

del terrorismo est día europeo que han podido seguir en TVE,

los mensajes de don Felipe,

ha dicho a las víctimas que son los que mejor representan

la grandeza y la dignidad de la democracia.

Eso merece el firme compromiso de todos los demócratas.

El terrorismo nunca vencerá a los principios democráticos

y al Estado de derecho.

Vemos en directo la despedida de los rellenos junto

al presidente del Gobierno

y del resto de autoridades que han asistido a este acto,

unos 130 invitados en este jardín del palacio real.

Van a saludar al director de la orquesta nacional de España,

que ha interpretado varias piezas,

lo hemos estado escuchando a lo largo del acto solemne,

y el rey está con los músicos.

-Sí, un acto en el que el rey ha insistido mucho

en la idea de preservar la memoria de las víctimas,

de esa manera el terrorismo nunca gana.

Ha hecho referencia a la fundación a la que espera

acudir pronto en Vitoria,

el recuerdo de las víctimas del terrorismo.

-Es el centro memorial de las víctimas

del terrorismo en Vitoria-Gasteiz.

El rey ha hablado de la importancia de la educación,

de llevar el testimonio de las víctimas a las aulas,

que se conozca lo que ha ocurrido en nuestro país durante muchos años,

y Tomás Caballero,

el presidente de la fundación víctimas del terrorismo,

no buscan venganza,

pero que no se permitan homenajes públicos a terroristas.

Vemos la imagen del palacio real de Madrid, de este jardín...

-Alejandro,

con esa imagen vamos a despedir este homenaje en directo en TVE.

Gracias, Alejandro, buenas tardes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Homenaje a las víctimas del terrorismo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Especial informativo - Homenaje a las víctimas del terrorismo

11 mar 2021

Homenaje a las víctimas del Terrorismo por el 11-M. S.M. el Rey ofrecerá un discurso desde los Jardines del Palacio Real.

ver más sobre "Especial informativo - Homenaje a las víctimas del terrorismo " ver menos sobre "Especial informativo - Homenaje a las víctimas del terrorismo "
Programas completos (1305)
Clips

Los últimos 2.633 programas de Especiales informativos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos