www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5834963
Para todos los públicos Españoles en el mundo - Maldivas - Ver ahora
Transcripción completa

"Españoles en el mundo".

Playas de agua turquesa

bañadas por la belleza del océano Índico.

Uno de los mejores destinos para el buceo

y hoy lo vamos a ver.

¡"Españoles en el mundo"!

Es el país con menos población de Asia

y el lugar donde el aislamiento y la desconexión

están asegurados.

Maldivas son unos 90.000 kilómetros cuadrados,

pero solo el 1% es tierra, el 99% de las Maldivas es agua.

-Pilotos de Fórmula 1, de moto,

gente con un poder adquisitivo bastante alto.

Dicen que si el paraíso existe

está en esta parte del mundo sin duda

y hoy en "Españoles en el mundo" lo comprobamos con vosotros.

La gentileza y simpatía de los maldivos

hacen del país un lugar tan acogedor

para el turista que la visita

como para el que ya no se va nunca más.

Para mí Maldivas es su gente, naturaleza y amistad.

-Conocí a Mohamed, que es mi marido,

y aquí me quedé.

-La primera vez llegué de vacaciones con mi hermana,

luego ya empecé a venir yo sola, ya un día dijimos: "¿Por qué no?"

y ya me vine.

Hoy en "Españoles en el mundo"

nos quitamos la mascarilla y nos ponemos el bikini

para darnos este viaje de placer a todos los sentidos.

Bienvenidos a Maldivas.

Son las 09:00.

Acabamos de aterrizar en Malé, capital de Maldivas.

Nos vamos a conocer a Pablo al norte del país.

¿Cómo lo hacemos?

Con la forma más tradicional para movernos entre islas,

en un hidroavión.

Venga, vámonos.

Pablo, hemos llegado.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Oye, qué paraíso.

Estamos en una isla en medio del océano Índico,

en Fushifaru, en el atolón de Lhaviyani.

¿Aquí es donde tú trabajas? Aquí trabajo y aquí vivo.

Soy Pablo, madrileño, 29 años y soy instructor de buceo.

Nuestro sueño es vivir en Maldivas y trabajar en Maldivas.

Para mí va a ser un gustazo

enseñaros lo bonitos que son los fondos marinos de aquí.

Un recibimiento especial para vosotros.

Así es como recibimos siempre a los clientes en Fushifaru.

Ya una vez que habéis llegado nos podemos quitar la mascarilla.

Esto es un resort que no hay problemas con el Covid.

Guau, Pablo. Qué maravilla de sitio.

Tenéis una buena bienvenida con su fruta, su champán,

una cama gigantesca

y una de las cosas que a mí me gusta más,

que es el baño.

No...

Aquí te bañas en plena naturaleza prácticamente.

Escuchando los pájaros tropicales de por aquí.

¿Una noche aquí cuánto puede costar a cualquier turista?

Creo que sale en torno a 300 euros noche.

Está muy bien

porque pueden dormir cuatro personas aquí.

Esta es vuestra piscina. A pie de playa.

Aquí además es cuando se pone el sol,

así que imagínate el espectáculo que tenéis aquí.

Esta isla es simplemente el hotel donde trabajo yo.

Es un cachito de paraíso, es muy pequeña,

pero la gente

no busca nada más que esto cuando viene aquí a desconectar.

Cámbiate de ropa

y vámonos a darnos un buen baño y a hacer un buen buceo.

Vamos con dos de mis alumnos

que terminaron ayer el curso de Scuba Diver

y con ella,

que es una de nuestras compañeras del "staff"

que también es buceadora desde hace un tiempo.

Hola. Hola.

Vamos en nuestro "dhoni",

una de las embarcaciones típicas de Maldivas.

Tenemos 40 minutos de navegación,

así que con el día que hace lo vamos a disfrutar bastante.

Una de las características principales

de estos "dhonis"

es que manejan el timón con los pies,

todo el control se hace con las piernas.

¿Tú sabes conducir esto?

No me pidas hacer maniobras muy arriesgadas,

pero sí que lo he conducido alguna vez.

Aquí estaría girando el barco.

Ya estamos dando la vuelta.

Volver para el otro lado lo giraría de esta manera.

¿En qué trabajabas en España?

He trabajado de todo. Soy técnico de iluminación.

He estado trabajando en muchos rodajes,

luego he estado trabajando también de repartidor,

de instructor de patinaje sobre hielo...

Me saló la oportunidad de venirme para acá,

dejé pareja, dejé estudios, dejé un poco todo,

llevo un año

y la verdad es que el más feliz del mundo.

Es el baile del delfín. Chicos, los delfines son alegría.

¡Aquí los llevamos! ¡Aquí van, aquí van!

Qué bonito. Qué pasada.

¿Esto es así siempre? Así es siempre.

¿Podríamos tirarnos con ellos a bañar?

No es muy recomendable

porque a veces son demasiado amigables.

A lo mejor juegan contigo y te llevan para el fondo

o te dan un golpe.

Tú ten en cuenta que van muy rápido.

Los atolones son cráteres volcánicos

y ahora mismo estamos en el interior de la laguna,

dentro del volcán.

La profundidad máxima aquí son unos 55 metros.

¿Y fuera del volcán?

Fuera del volcán,

que es donde vamos a bucear ahora mismo,

la profundidad desciende como un corte

hasta los 200 metros

y si te alejas un poco más de la costa

puedes llegar a profundidades de 2.000.

"Españoles en el mundo".

Ahora hay un problema muy gordo con los corales.

Debido a la temperatura del agua,

que se está calentando por el cambio climático,

los corales se empiezan a blanquear y se empiezan a morir.

Es un paraíso de buceadores esto. Es increíble.

Ya estamos llegando a mi casa, a Fushifaru.

En dhivehi "fushi" significa isla

y "faru" significa arrecife de coral.

Estás rodeada de todo un arrecife de coral

en el que podemos encontrar cosas increíbles.

Cuéntanos cómo es la isla en la que vives tú.

Es un hotel muy pequeño.

Te la puedes recorrer en 15 minutos andando entera.

En origen era un banco de arena

y al final se convirtió en isla con el paso del tiempo.

Esto es la parte del bar

y luego por aquí tenemos los distintos caminos

que llevan a las villas que tenemos aquí.

¿Y eso de atrás que veo por ahí qué es?

Los locales hacen concursos para ver quién tarda menos

en escalar una palmera para coger cocos.

¿Lo intentamos?

Yo lo intento si tú lo intentas.

¿Yo?

Venga.

Perdona, Pablo, pero eso ya es un avance.

Siempre he sido un poco mono,

pero esto me da un poco de historia.

Tira un poco más para arriba.

Yo por debajo del agua todo lo que quieras,

pero para arriba lo justo.

Señorita, tu turno.

Que sí que puedes, claro que puedes.

Pero ya está, ¿eh? Ya está.

Tengo los brazos rotos. Querer es poder.

"Finito".

Recompensa después de la escalada.

Tú bebes mucho de esto seguro.

¿Qué tal está? Está rico, ¿eh?

Buenísimo.

Esto para el calor que hace en la isla...

Perfecto. No viene nada mal.

Pablo, ¿caminas sobre el agua?

Claro, mucho tiempo debajo. También puedo caminar.

Pedazo de piscina.

Es una pasada.

Terminar los días aquí es una maravilla.

Las 17:00, hora del té, como en Inglaterra.

Sí, claro.

Maldivas fue una colonia británica y se independizó en el 65.

Hace poco.

Sí, hace muy poco,

así que sigue manteniendo muchas de las costumbres.

Vosotros sois amigos de aquí.

Vosotros hacéis un poco de vida juntos

fuera del trabajo.

Sí, llegamos a la vez, hace un año,

y también ella es buza, con lo cual compartimos muchas cosas

y muchos buenos momentos juntos también.

¿Por qué viniste a Maldivas?

Es un lugar magnífico.

Todos los días hay sol. Es increíble.

Vamos a brindar. ¿Por qué brindamos?

Por Maldivas, ¿no?

Por Maldivas.

Un gustazo.

¿Tu familia te ha visto aquí?

Todavía no ha venido a verme,

pero espero que vengan dentro de poco.

Mantengo relación con ellos, les echo mucho de menos.

Un saludo muy grande

para mis abuelas, mis padres, mis tíos, todos mis colegas...

¿Cuánto tiempo piensas pasar en Maldivas?

La verdad es que no lo sé.

Aquí estoy muy a gusto, cada día disfruto con lo que hago,

así que quién sabe, a lo mejor mucho tiempo.

Yo espero volver a tu isla y verte igual de feliz.

Yo también espero recibiros por aquí.

Chicos, cuidaros. Chicos, muchas gracias. Nos vemos.

Adiós.

"Ciao, ciao". -"Ciao, ciao".

Irene, buenos días. Buenos días. Me has pillado aquí.

En qué momento de calma y relax te pillo.

Aquí empezando la mañana.

Estoy aquí sola con este océano

y entonces estás escuchando las olas.

Me voy a unir a tu clase. Venga.

Soy Irene y soy de Madrid.

Siempre me he dedicado un poco

al mundo de la cooperación y del medio ambiente

hasta que descubrí el buceo, empezó a ser mi pasión,

me hice instructora, me llamaron para trabajar aquí

y cuando trabajaba aquí conocí a mi marido, a Mohamed.

Sobre todo vivimos en barco, vida a bordo de buceo,

y a veces también en tierra.

Estamos en Dhigurah. Aquí es donde vivo yo.

Cuando no estoy trabajando en el barco

estamos aquí.

Vives más en el agua que en tierra firme.

Sí. Con esta agua qué vamos a hacer.

Me voy a cambiar de ropa un poco y nos vamos a ver la isla local.

Como es un país musulmán,

hay que taparse un poco hasta las rodillas, el escote...

Así como voy yo no puedo ir. No.

Tendrías que taparte un poco la tripa y los hombros.

Vamos a cambiarnos.

Estamos en White Sand, que es el hotel

donde siempre venimos con nuestros grupos.

¿Es habitual ver este tipo de hoteles aquí?

Desde el año 2011 más o menos

es cuando ya se empezaron a construir los primeros

en las islas locales

para que se pueda venir no solo a resorts exclusivos

y poder conocer todo,

las costumbres de aquí, cómo vivimos.

Qué rico eso. Sí. "Shukuriyaa".

¿Qué significa eso?

"Shukuriyaa" es gracias en dhivehi, que es el idioma maldivo.

¿Tú hablas dhivehi? Conozco algunas frases.

Estoy intentando aprender, pero es muy difícil.

Maldivas está formada por 26 atolones.

Son las crestas de los volcanes hundidos

sobre los cuales ha ido creciendo la estructura coralina.

Hay algunas que pueden tener hasta un metro y medio.

Nosotras somos más altas que casi todas las islas.

Sí. Por aquí cruza el ecuador. Nosotros estamos aquí ahora mismo.

Cada uno de los atolones es una consonante de dhivehi,

del idioma maldivo.

Haa, Raa, Shaviyani, Noonu, Lhaviyani, Kaafu...

Ellos son tus compañeros. Sí.

Son nuestros socios en la isla local.

Como veis, son familia. Son tres hermanos.

(Habla en inglés)

Esta es la habitación estándar.

Hay una gran diferencia con los resorts de megalujo.

Sí, claro.

Un resort económico está costando unos 400 euros la noche,

el medio ya te cuesta unos 1.000, 2.000 euros, la noche,

y luego ya están los de megalujo, que esos ya son intocables.

¿Tú por qué te viniste a Maldivas a vivir?

Me vine porque me llamaron para trabajar en un barco de buceo

y en principio venía a echar una temporada.

Conocí a Mohamed, que es mi marido, y aquí me quedé.

¿Ahora trabajáis juntos? Sí. Montamos una compañía.

Es una agencia de turismo, de buceo y aventura

y hacemos viajes Maldivas y Sri Lanka.

Aquí las mujeres están trabajando.

Están construyendo el techo que luego se utiliza en los resorts.

(Hablan en dhivehi)

Están tejiendo la hoja de la palmera de coco.

Toda esa parte exterior, que es una corteza muy gorda,

se le arranca

y se pone entre 60 y 90 días en el mar,

la van enroscando

y después esto ya lo agarran por aquí con la aguja

y cosen con ello.

¿Es habitual ver a mujeres trabajando en Maldivas?

Sí, las mujeres son muy trabajadoras.

A lo mejor con todo este trabajo se llevan 400 o 300 dólares al mes.

¿Se puede vivir con eso bien aquí?

En Maldivas se vive con muy poco, entonces bien.

No tenemos lujos, las casas son muy sencillas

y realmente la comida también es muy sencilla.

Las mujeres están muy empoderadas en Maldivas.

Tienen mucho poder y, de hecho, siempre está la pregunta esa de

"¿Se pueden casar con varias mujeres porque son musulmanes?".

Efectivamente, se pueden casar con varias mujeres,

pero aquí no es lo habitual, aquí se divorcian.

Es el país con la tasa mayor de divorcios

a nivel mundial.

No me extraña nada que se tiren aquí horas colgados.

¿Qué es todo este lío?

Una semifinal de voleibol.

Están jugando dos equipos de la misma isla.

Normalmente aquí lo que hacen para entretenerse

es deporte o salir a tomar café, salir a pescar...

Te he traído a la lengua de arena del final de la isla de Dhigurah.

Es arena de coral.

Es comido por los peces de arrecife.

Los más comunes son los peces loro.

Se lo comen

y cuando lo excretan sus cacas hacen esta arena.

Estamos en la zona de Mamiguili

y aquí es donde buscamos el tiburón ballena.

Él viene a calentarse y, si puede, comer también,

así que si hay suerte y le vemos comiendo

le veremos con la boca grande.

Mi "mami" falleció estando aquí en un viaje

y estábamos buscando el tiburón ballena.

No se encontraba, era muy difícil de encontrar,

y de repente vino el tiburón ballena hacia mí,

estuvimos con él

y luego cuando subí al barco recibí la noticia.

Fue como la despedida de mi "mami".

Este es un lugar de conexión con tu "mami".

Sí, la verdad es que sí. Para mí es muy especial.

¡OK, chicos! ¡Tiburón ballena!

Aletas, máscara, tubo.

¡Al agua!

¡Vámonos!

Es grande, ¿no?

Sí, unos siete metros el tamaño medio.

Muchas gracias por esta experiencia.

¿Dónde me has traído ahora?

A nuestro barco,

que es donde vivimos prácticamente todo el año.

Esta es tu casa. Sí.

Cuando no tenemos grupos de buceo vivimos en la isla.

(Habla en inglés)

-Hola, amigos.

¿Quiénes son todos ellos? ¿Tus compañeros?

Se están escondiendo. Chicos.

Os presento primero a Mohamed, que es mi marido.

"Nice to meet you".

Nos conocimos precisamente trabajando en un barco de buceo.

Mohamed era el manager del barco

y yo estaba como responsable del grupo de españoles que venían.

¿Tú conoces a la familia de Moha? ¿Moha conoce a la tuya?

Sí, claro.

Moha ha estado en España ya cuatro veces

y yo con la suya también.

¿Te quedas viviendo a bordo? ¿Vuelves a España?

¿Dónde ves tu futuro?

De momento a España de vacaciones,

pero para vivir aquí de momento.

¿Quieres mandar algún saludo a algún familiar?

A mi "papi", a mi hermana, Marimar, a mis hermanos, a toda mi familia.

Ya sabéis que os esperamos por aquí.

Un beso. Que vaya muy bien.

Esperamos volver pronto al barco. Cuidaros.

Vale. Muchísimas gracias por la visita.

-Bienvenidos a Guraidhoo.

Muchas gracias.

He venido con él. -Hola.

-Él es mi socio en el centro de buceo.

Vamos a probar el típico desayuno maldivo.

Soy Jorge, soy de Barcelona, llegué a Maldivas hace cinco años,

soy copropietario de un centro de buceo en Guraidhoo

y hoy os voy a llevar a las profundidades marinas.

Estamos en un café frente al puerto.

Aquí tenemos una mezcla de atún, cebolla, el limón...

Y algo de coco veo yo por ahí.

Sí, perdón, se me ha olvidado el coco.

Haces así, cortas...

Exquisito.

Cuando ellos salen al mar y para las actividades diarias

necesitan mucha proteína por la mañana.

Esta es la calle principal de la isla.

¿Qué hacéis por aquí, chicos?

¿Vais de excursión?

Sí, vamos a ver delfines. -Y mantas.

Tú vas total. Este "look" me encanta.

A mí me encanta el tuyo.

Pasadlo bien.

Te llevo a uno de los sitios más bonitos de la isla.

Aquí tenemos la Bikini Beach.

En las islas locales existe la Bikini Beach y la Local Beach.

La Bikini Beach es la playa única y exclusiva para turistas.

Hay un muro para que los locales

no puedan mirar al interior de la playa.

Nuestra Bikini Beach acaba donde está esa valla de madera

y ahí las familias pasan el día y seguramente estarán pescando.

Y ahí ya sí que se bañan con ropa. Ahí se bañan con ropa, sí.

¿Eso que suena qué es?

Estamos escuchando la llamada a la oración.

La gente al escuchar esto acude a la mezquita a rezar.

Es la llamada del mediodía.

Ese es mi equipo.

Están aquí sentados a la fresca. Vais buscando la sombra.

Buscando la sombra porque cuando el sol cae aquí

cambian las sillas y aquí cae la sombra.

¿Está bien?

Tú has buceado en muchas partes del mundo.

Prácticamente en todo el mundo.

¿Y por qué decidiste quedarte en Maldivas?

Por la proximidad, por el calor de la gente,

por el clima y los fondos marinos, que son lo mejor de lo mejor.

(Hablan en inglés)

La vida aquí se hace en la calle a la caída del sol.

A partir de las cuatro o cinco de la tarde.

La gente sale a la calle, hace las cosas cotidianas.

Nos podemos encontrar,

desde un señor arreglándose a las señoras tomando el fresco,

arreglando los jardines y cocinando.

Esto es una antigua construcción que está hecha...

el material usado es coral.

Por aquí se ven todavía los restos de coral.

Exacto, el coral, material calcáreo,

lo utilizaban para la construcción.

¿Esto se sigue empleando ahora?

No, está prohibido.

Están concienciándose cada día más sobre el medio ambiente

y sobre la riqueza natural que tienen en las islas.

¿Podemos entrar?

Actualmente a los extranjeros

no nos permiten entrar en casas locales.

Me voy a asomar así un poco. Desde aquí.

Son grandes.

Suelen ser grandes. Porque viven una o dos familias.

Chao.

Vamos a entrar ahora al mercado a comprar.

La fruta viene casi toda importada de la India.

Un kilo de zanahorias aquí cuestan dos dólares con 20 céntimos.

Es muy caro con relación a nuestro país.

Pero hemos de tener en cuenta que se utilizan islas especiales

para el cultivo de las hortalizas

y luego traerlas en barcos a las diferentes islas.

De ahí su precio.

Aquí entramos en el cajón de sastre.

Aquí tenemos de todo, zapatos, tuberías, los clavos.

Pero si están oxidados estos clavos.

Por el ambiente, que es muy húmedo.

Los venden como antiguamente en España,

al peso.

Bye. Que se viene con nosotros.

¿Nos está invitando a sentarnos?

Ya somos dos locales más.

Nosotros vamos a pescar.

Y el pescado que pesquemos nos lo zampamos a la barbacoa.

Pero vaya una patrona,

¿Cómo te pones así? ¿Cómo miras al frente?

Ahí tienes tu carrete. Y mucha suerte.

A ver si pesco algo.

en la noche, cuando oscurece,

pescamos con estos carretes.

Ponemos un trozo de atún en este caso.

Y vamos al dedo.

Esperando, esperando.

Esta es la pesca tradicional que hacen ellos durante la noche.

Es básico en la dieta y en la economía.

Piensa que durante la pandemia la mayoría de los maldivos

que trabajan en resorts, en el tema turístico

han perdido su trabajo y sus ingresos.

¿Cómo se han mantenido?

Saliendo a pescar como estamos pescando ahora mismo.

-Barracuda, barracuda.

-Ese es el mío favorito.

¿Cuántos llevas, Jorge?

Cero.

Dale, dale.

-Good job.

Barracuda.

He pescado.

Ahí traigo algo.

Llevamos más de 15 peces.

Los limpiamos, preparamos la barbacoa

y a cenar.

Jorge, ¿Qué te están poniendo?

El típico pareo maldivo.

Tenemos uno para ti.

¿Esto lo llevan hombres y mujeres?

Hombres y mujeres por igual.

Si me bajo los tirantes, más o menos ya lo tendríamos.

Queda más típico.

-Poco, poco.

-Solo con la mano derecha.

Y lo mezclas, haces como una pasta

y lo puedes comer.

No es difícil,

es coger un poco de práctica. Listo.

Madre mía, como esta esto.

A ellos les gusta mucho

ver que un extranjero se integra con ellos.

Que intenta seguir sus tradiciones e intenta hacer vida con ellos.

Tú lo disfrutas todo. Yo lo disfruto a tope.

(Tambores)

Jorge, estos ritmos

¿De dónde vienen? ¿Cuál es la raíz?

Maldivas tiene mucha influencia, por su situación geográfica

con India, Sri Lanka, Malasia.

En este atolón donde estamos ahora

hay mucha influencia de Sri Lanka e India.

Baila.

Déjate llevar por la música.

¿Dónde te gustaría verte dentro de un tiempo?

Igual que ahora.

Seguir viajando por el mundo, conociendo gente

y viviendo nuevas experiencias.

Muchísimas gracias por darnos un trocito de Maldivas.

Adiós.

-Hola.

Buenos días. Buenos días.

¿Cómo estás? Bien.

¿Dónde estamos? Estamos en Maafushi.

Me encanta tu bici.

Muy moderna. Es un poco pequeña.

Es tamaño mini, como yo.

Esta es la isla local en la que vivo.

Y está muy cerca del aeropuerto.

Soy Leire, soy de Bilbao,

vine aquí de vacaciones con mi hermana.

Me enamoré de este mar, de este gran paraíso.

Y ahora trabajo como guía de snorkel y mi pareja es de aquí,

es local de Maafushi.

Esta es una de las islas locales más turísticas de Maldivas

porque está muy bien comunicada con el aeropuerto.

Este es un barco que ha salido a la noche,

se suelen ir a las cuatro y se van a pescar.

Este es el puesto. Si.

Una manta. Una manta es el puesto.

Hacen una cosa típica que es secar el atún

y luego te lo comes. A mí me parece como jamón ibérico.

Es como si fuese unas láminas de atún.

Está muy rico.

Son las nueve de la mañana, toca entrar a la oficina,

empezar a trabajar un poco.

Podéis pasar a que preparemos las cosas para la excursión.

Trabajamos Riley y yo.

Es tu compañera de trabajo.

Si. Hola Riley. -Hola.

-¿Qué tal? -Bien.

-Ahí vamos.

-Nadar con los tiburones para mi es una de las mejores experiencias

aquí en Maldivas.

Me parece que hay pocos sitios donde se puede nadar

con tantos tiburones de manera segura.

¿Con cuántos tiburones podemos nadar hoy?

Si es un buen día puede haber unos 20.

¿20? Si.

20 tiburones.

¿Has hecho este tipo de trabajo antes, Leire?

Nunca en mi vida. Yo era profesora.

A veces, con gente que no sabe nadar o como tienes que explicar las cosas

haces un poco de profesora.

Del todo no he dejado mi antiguo trabajo.

Esto es una mezcla.

Buenos días a todos, mi nombre es Leire,

yo soy la guía de snorkel. El capitán es Kadoo.

Estamos ya en el punto de los tiburones nodriza.

No son peligrosos, no son agresivos,

pero no dejan de ser animales que están aquí libres.

Por lo tanto hay que respetarlos.

A veces te vienen de frente

y para limpiarse parece como que te están sonriendo.

sacan todos los dientes.

"Españoles en el Mundo".

Impresionante. Nada que ver esto con Bilbao.

No, no.

Si Maldivas es algo, es esta experiencia.

Si, desde luego.

Tienes que comer para recuperar un poco de energía.

¿Siempre hacéis esta parada en las excursiones?

Si.

Es una parada obligatoria para recuperarnos un poco,

tomar fotos, comer, descansar. Y luego seguimos.

¿Tu como legas a Maldivas?

La primera vez,

llegué de vacaciones con mi hermana.

Y fuimos una semana Maafushi y luego unos días a un resort.

Empecé a venir yo sola, venia, hacia las excursiones gratis,

les ayudaba un poco.

Y un día dijimos, ¿Por qué no? y me vine.

En mi caso, que sea una mujer ayuda mucho.

El que todos los que trabajen en el barco sean hombres,

les dificulta.

Gente que no sabe nadar,

que igual no pueden cogerle la mano al hombre y a mí sí.

Les da mucha confianza.

Este es el último punto de snorkel antes de llegar a Maafushi,

y aquí podemos ver corales vivos.

Hay mucha más variedad de peces,

a veces podemos ver tiburones de punta blanca,

de punta negra y tortugas.

Bye.

Hola. -Hola.

-Nos encontramos en la calle principal de Maafushi,

aquí es donde encontráis todas las cosas importantes,

como puede ser el banco, el colegio, el hospital,

la farmacia.

Tenemos el hospital y este lo llaman la "Flu Clinic".

Es lo que han construido para el tema del coronavirus.

Estuvimos cerrados siete meses.

Con unos cuantos metros de isla, hay coches aquí.

Hay unos cinco coches más o menos. ¿Por qué? No tiene mucho sentido.

Algunos dicen "cuando llueve, en la moto me mojo".

Una de las esquinas de la isla está la prisión de Maafushi.

¿Cuánto ocupa esta prisión en la isla?

Igual una cuarta parte de la isla.

Es enorme. Si.

Tenemos aquí un hotel, justo al lado de la prisión.

Si.

Y no pasa nada. No. Es bastante seguro.

Esta aquí también el expresidente de Maldivas,

está en esta prisión.

¿Eso porque? ¿Qué hizo?

Corrupción.

Estamos llegando a la prisión. ¿Podemos acercarnos más?

Sí. La gente se saca fotos y todo.

Vamos a coger un poco de todo para que probéis.

¿De qué son estos snacks?

La mayoría son con atún.

Es lo que solemos tomar al atardecer, con un té o un café.

Hace muchos años se pagaba con conchas.

La gente lo que hacía era ir a buscar conchas

y cuantas más encontrabas, más rico eras.

Esta es la playa de los deportes de agua.

Y también es donde solemos ver el atardecer.

Este es Ayman, es mi pareja.

Hola.

¿Cómo es tener una relación con una chica española?

Dice que es más fácil.

Sí que aquí, por temas externos, no por nosotros dos,

hay cosas que son más difíciles.

Yo ahora no puedo coger, me apetece darle un abrazo,

y no se lo voy a dar.

En esas cosas sí, pero por lo demás,

nuestra relación entre nosotros, creo que es la persona.

No importa que sea maldiviano, que sea de España o de donde sea.

Hello. -Hello.

-Ellas son mis amigas de aquí.

Ella es Miko, es de Japón.

Y él es Kyle, su bebe.

Y ella es Jen, es de Canadá.

Y, lo puedes enseñar.

Le pidieron matrimonio hace tres días.

Cuando vivías en Bilbao

¿te imaginabas que tu vida podía ser así?

No. Nunca. Primero mi familia.

Mi familia y mis amigos, por supuesto.

Que aunque aquí estoy muy contenta, tengo muchas amigas, mi pareja.

Al final, la familia es mi familia y yo estoy muy unida a mi familia.

¿Quieres mandar algún saludo?

Decirle hola a mi ama, mi aita, mi hermana Naiara.

A mi tío José, a mi abuela y a mi mejor amiga María.

Que os quiero mucho.

Os echo mucho de menos y os veo muy pronto.

Gracias por todo.

Adiós.

Dani.

Hola, ¿Qué tal?

Muy bien. Vienes motorizado.

Si, aquí vengo con el buggie. Aquí es donde trabajo yo.

Mira la oficina que tengo.

Que pasada, Dani. Bonita.

Me llamo Daniel Moya, tengo 26 años,

soy de Marbella.

Estoy en Maldivas trabajando para uno de los mejores resorts

de todo el país.

Aquí me dedico a asesorar a mis huéspedes.

Les organizo las vacaciones

para que tengan la mejor de las experiencias.

Estamos en Laamu, que es el penúltimo atolón en el sur.

Muy cerca del ecuador.

Como puedes ver el color del agua es uno de los principales atractivos

que tiene Maldivas.

¿Trabajas siempre así descalzo? Si.

Aquí estamos todos descalzos.

De hecho, te veo con zapatos, que no me gusta nada.

Te doy esta bolsa para que los pongas ahí.

Los metes ahí

y no los vuelves a coger hasta que te vayas.

Así tendrás un contacto directo con la naturaleza

como tengo yo todos los días.

Te voy a enseñar una habitación.

Esta es la señal de no molestar.

Los ojos abiertos significa

que el chico que limpia la habitación

puede entrar a limpiar.

Y si están los ojos cerrados significa "no molestar".

Vamos a ver qué hay detrás de la puerta.

No creo que nadie que entre aquí no le pueda gustar esto.

La verdad que es muy bonita la habitación.

Aquí tienes la cama.

Y esta es otra de las partes más bonitas

que tiene la habitación,

la terraza con acceso directo a la piscina.

Aquí te levantas

y antes de abrir un ojo estas ya en el agua.

Aquí desayunas, comes.

Viendo el mar debajo de tus pies.

Aquí puedes ver desde tiburones, rayas, mantarrayas.

Tortugas.

Eso es el trabajo.

24 horas pendiente del teléfono.

Tratando bien con mis clientes o los distintos departamentos

para asegurarme de que está todo bien.

Arriba tienes un pequeño mirador, con una terraza.

Una cama de lectura para dormir la siesta.

Desde aquí ya puedes ver todo lo que es la isla.

El arrecife esta justo ahí,

donde ves las dos tonalidades de azul.

Maldivas son nos 90.000 kilómetros cuadrados.

Pero solo el 1 % es tierra.

El otro 99 % de las Maldivas es agua.

Tienes tres tipos de ducha diferente,

modo lluvia, ducha normal, o con manguera.

La bañera transparente da un poco de vértigo.

Que barbaridad. Sí que da vértigo.

Aquí tiene mucha privacidad.

No tiene ninguna de las otras villas enfrente.

Lo que tienes enfrente es el arrecife.

Los huéspedes, cuando vienen y les enseñas esto.

Alucinan tanto como yo ¿no?

La gran mayoría nunca ha estado en una habitación encima del agua.

Para flipar, sí.

¿Cuánto dinero puede costar esta habitación en temporada alta?

1300, 1400 dólares. La noche.

¿Te ha gustado la habitación?

Vamos, me ha encantado.

Lo que pasa que no me puedo permitir esto.

Una sorpresa para ti, para que te quedes.

¿Qué me dices? Para ti.

¿Nos vamos a quedar en esta villa?

Esta es la vuestra.

Yo pensaba que nos ibais a dar una habitacioncita.

Atrás.

No tenemos habitacioncitas.

No existe aquí.

Esta es para ti.

Me voy riendo porque me has quitado los zapatos.

Te estas quemando.

Tú vas tan tranquilo y yo voy así.

Aquí cada 15 metros tienes estos pot de agua.

Le voy a echar un poco al cámara también.

Madre mía. -Yo ya estoy acostumbrado.

Estamos llegando al buffet del desayuno.

Aquí tenéis unas 15 variedades diferentes de mermeladas.

Unas 25 de miel.

¿Están haciendo un cangrejo?

Lo que le pidas.

-Cangrejos, pulpos.

Yo me como dos o tres todas las mañanas.

¿De verdad? Todos los días.

Con lo delgado que estas.

¿Sois españoles? Si.

Es difícil elegir, solo llevamos dos días.

¿Cuántos días vais a estar?

Cinco noches.

Da para relajarse.

Desde luego.

Que aproveche el desayuno.

¿Cómo te aparece a ti esta oportunidad?

Mi amigo Martin, que estuvo aquí haciendo las practicas.

Y gracias a él tuve la oportunidad de hacer algunas entrevistas.

¿Es difícil llegar hasta aquí?

Fue un poco más complicado de lo normal,

ya que no tengo tantos años de experiencia.

Quiero construir mi carrera en resorts,

que mejor que estar en las Maldivas.

¿Cómo estáis?

Dani, son clientes tuyos.

Son clientes de mi villa. Thiago y Ana.

¿De dónde sois? Brasil.

¿Qué tal con Dani? Daniel, fantástico.

Pasarlo bien. Chao.

No es un trabajo fácil,

tienes que estar satisfaciendo necesidades de gente

que está pagando como mínimo 1300 dólares la noche.

Que lo quiere todo perfecto, como lo querría yo también.

El método de transporte son las bicis.

Se conduce por la izquierda aquí.

Maldivas fue colonia inglesa durante unos 77 años.

Una de las cosas que se heredó.

Tengo el huerto orgánico y vengo a presentarte a Adam.

Es el encargado de todos los proyectos de sostenibilidad

que tenemos en la isla.

Hola.

Aquí intentamos plantar todo lo que podemos.

Reduces costes, te aseguras una mejor calidad del producto

y sobre todo, tiene un menor impacto en el medio ambiente.

Si lo plantas aquí

en vez de importarlo de países vecinos.

Curry. Es la planta del curry.

No la había visto nunca.

Es uno de los jardineros que se encarga de todo este jardín.

-Ginger.

Jengibre.

Esta es la casa de los champiñones y setas.

Efectivamente.

Lo ponen así, va creciendo por ahí.

Va creciendo y van cortando por ahí.

¿Esto qué es?

Son unas pequeñas bolsas donde hay una tierra especial

para que crezcan mejor.

Dani, tú vives aquí.

Sí.

Aquí es donde empieza la zona del staff.

¿Qué tal es tu vida aquí?

Limitada, pequeña.

Porque al final la isla es pequeña

pero es lo que me gusta, así que vivo muy bien.

Aquí tengo una vida muy saludable que ahí no tenía.

Aquí ahorro un dinero que en España es imposible que pudiera ahorrar.

Como esto no va a ser de por vida, no me supone ningún problema.

A ver si me encuentras, si no, te digo donde estoy.

No pude ser muy difícil. El que tenga los ojos verdes.

Aquí, Daniel.

¿De dónde es todo el equipo que trabajáis aquí?

Principalmente es gente de Maldivas.

Pero hay de todas partes del mundo.

¿Hay buena relación entre los compañeros?

Hay muy buena relación.

Cuando os juntáis los compañeros después del trabajo, ¿Qué hacéis?

A mí me gusta jugar al futbol. Juego con ellos.

O si no voy a entrenar,

o si no me voy a hacer snorkel con ellos, a la playa.

El tiempo libre me lo pasó surfeando cuando hay olas.

Puedes hacer esquí acuático, puedes cogerte todos los kayak.

¿Qué es eso?

Es como un pequeño submarino a motor.

Con esto puedes bucear e irte por todo el arrecife.

Puedes meterte por debajo del agua.

Puede ir hasta unos 22 kilómetros por encima del agua.

Y unos 15 por debajo.

¿Echas algo de menos de España?

Hecho de menos como todo el mundo a mi familia y a mis amigos.

Pero tampoco tanto.

Un saludo a mis padres, mi madre, la más guapa.

A mi hermano. Mi tía,

que si no la saludo no me deja volver al pueblo.

Te dejamos que te vayas a secar.

Y que sigas disfrutando así de la vida.

Muchas gracias.

Espero que nos volvamos a ver en otro sitio.

Adiós.

Hasta luego.

Hemos llegado.

¿Qué pasa? ¿No te gusta? No.

Las sillas, preparado para que vean la televisión.

Estaba echando la siesta.

-Sasu ¿Qué tal tus días por Maldivas?

Estupendamente, la verdad.

Oye ¿Me das mi cámara, tía?

-Vamos por aquí por ejemplo.

Por aquí no, perdón, que no cabéis. Me he equivocado.

Yo ya no me voy.

¿Tú no me puedes hacer aquí un hueco?

Yo te puedo hacer un hueco. -Sasu, ¿volverás a España?

No.

Con esto, ¿Cómo voy a volver?

Adiós, Dani, buen viaje. Yo me quedo aquí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Maldivas

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Maldivas

07 abr 2021

Españoles en el Mundo viaja al Océano Índico hasta las Islas Maldivas, un auténtico paraíso en la tierra. Nuestros anfitriones Pablo, Leire, Jorge, Irene y Daniel nos invitan a conocer las islas de Fushifaru, Maafushi, Guraidhoo, Dhigurah y Laamu y la increíble belleza de sus playas y aguas turquesas. Conoceremos la riqueza de las islas habitadas por los locales y las dedicadas al turismo, con increíbles hoteles sobre el agua. Navegaremos en dhonis, nadaremos junto a delfines y tiburones, y disfrutaremos de sus ricos fondos coralinos. Bienvenidos a Maldivas, uno de los considerados mejores destinos para el turismo del mundo.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Maldivas" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Maldivas"
Clips

Los últimos 2.122 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos