www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5857639
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Kenia, Karibú - Ver ahora
Transcripción completa

Españoles en el mundo. Bienvenido a Kenia.

-Hakuna Matata.

Lo primero que uno aprende cuando pisa este país

es Hakuna Matata.

Que en suajili quiere decir "ningún problema".

Es una expresión que define a la perfección

la forma de vida de este país y de su gente.

Estamos en Kenia.

Nairobi significa en lengua masái el lugar de aguas frescas.

Es la capital de Kenia,

pero también la ciudad más poblada de África oriental.

Nairobi empieza por el tren.

Querían conectar la costa, Mombasa, con el lago Victoria.

Más de tres millones de personas viven en slums en todo Nairobi,

vamos a recorrer las calles de este, el slum Mukuru,

uno de los más grandes de toda la capital.

No es normal ver muzungus,

que es así como nos llaman a los blancos.

Quizá no es lo más recomendable.

A lo mejor no pasa nada, pero mejor ir con alguien que conoce el slum.

Vamos conocer los secretos de la reserva natural

con más animales por metro cuadrado del mundo entero.

El Masái Mara.

El mejor lugar del planeta para hacer un safari

y ver los cinco grandes.

León, elefante, leopardo, búfalo y rinoceronte.

Mira, leones.

En Kenia existen casi 50 tribus.

Ellos, los Masái, son una de las más populares.

Vamos a conocer de primera mano su cultura centenaria.

Están tomando la sangre de la cabra.

Que para ellos, aparte del ritual,

es una forma de purificarse.

Viajamos también hasta el archipiélago de Lamu,

donde encontramos la comunidad Suajili más antigua

y mejor conservada del mundo.

Suajili significa costa.

Los suajilis son la gente de la costa.

-Hubo en Lamu una época hippy.

Venían los Rolling Stone, venia Madonna.

Y era el centro de reuniones donde estaba la fiesta y el cachondeo.

-Españoles en el mundo.

En Españoles en el Mundo nos gusta la fiesta más que a nadie.

Bienvenidos a Kenia.

Marta.

Gorka. ¿Nos has encontrado fácil?

¿Aquí como se saluda?

Aquí no ha pasado el tiempo. Dame la mano.

Bienvenido.

Gracias ¿Dónde estamos?

Estamos en medio de la nada.

Estamos en un valle que se llama Ololasurai

muy cerca de la reserva Masái Mara.

Mi nombre es Marta, me vine a Kenia hace ocho años

siguiendo la aventura.

Buscando convertir mi hobby en un medio de vida.

Y ocho años después, aquí estamos, en Enkopiro con mi familia

y con el pequeño Ian que nos acompaña día a día.

Morris es mi marido. Te presento a Gorka.

Y este chiquitín es nuestro hijo.

Morris es nacido en Kenia, pero él no es de la tribu Masái,

es de otra tribu que se llama Kamba.

Pero realmente siempre se ha criado en tierra Masái, con los Masái.

Marta, ¿Cómo surge esta idea? ¿Cómo la empiezas?

El proyecto nació de juntar

un proyecto de conservación de elefantes

con un proyecto de conservación de la cultura masái.

Cuando me decías una tienda, pensaba en una tienda de campaña.

No en esto.

La tienda tiene 35 metros cuadrados.

Funcionamos con energía solar.

Tenéis electricidad 24 horas.

Esta es la zona de aseo y de baño.

Tenemos agua.

¿Agua caliente?

Tenéis agua caliente.

Vamos con calentadores de agua solar también.

¿Me puedo empadronar aquí?

Por favor.

Todos estos masái nos están esperando.

Estamos casi listos para abrir el campamento.

Los Elder, que son los señores mayores de la comunidad,

hacen una bendición.

Vamos a empezar con una ceremonia que nos pidieron los Elder

si podían dar un nombre masái a Ian.

Quiere decir que entienden que Ian es parte de este sitio

y este lugar.

(Hablan en masái)

Marta ¿Cómo se llama?

Reteti.

Es una variedad de árbol que encontramos bastante

a las orillas del rio que tenemos en el campamento.

A partir de ahora le podemos llamar Ian

o le podemos llamar Reteti.

Y desde aquí van a empezar la ceremonia

alrededor de todo Enkopiro para bendecir el campamento.

Para ellos esto es muy importante.

Para ellos esto es necesario.

De hecho, las palabras que van diciendo son palabras

para atraer bonanza, riqueza, bondad.

Para ellos es un paso imprescindible.

Aparte de la ofrenda que nosotros les hacemos por venir

y hacer el blessing.

Siempre suele ser una ofrenda en base a ganado.

Ahora están tomando la sangre de la cabra.

Es una forma de purificarse.

Solo algunos de ellos pueden cortar y preparar la carne.

Vamos a encender un fuego con estilo tradicional.

Ves que empieza a salir humo.

El excremento del elefante es hierba seca.

Ya tenemos fuego.

Esta buena. Reteti ¿está rica?

Reteti ha empezado hace rato.

Estamos en una de las aldeas, aquí las llamamos mañatas,

tradicionales de los Masáis.

Para poderos enseñar como hacen las construcciones.

Les ponen una mezcla de barro y la caca del ganado.

¿Cómo consiguen que siendo tierra, cuando llueve no se deshaga?

Por la mezcla que hacen con el excremento del animal.

Si hicieran solo con la tierra se les vendría abajo.

A los niños se les saluda normalmente

con la mano en la cabeza, como señal de respeto.

Y mira la niña que guapa es.

Los masáis se visten de una forma muy tradicional,

pero también muy representativa.

Suelen llevar lo que llamamos las shukas,

que son estas telas de cuadros.

Aunque hagan mucho calor, los vais a ver siempre paseando

con las mantas.

Aparte llevan sus palos y sus rungus.

Esto ellos lo consideran un arma de defensa,

en caso de que tengan que ahuyentar algún animal.

Les gusta mucho las decoraciones.

Él tiene aquí estas marcas,

que se las hizo de decoración.

Es una prueba de resistencia de ellos,

tienen que aprender a soportar el dolor.

Es una deshonra el llorar.

Que pasada.

Ya estamos en Masái Mara.

Es todo esto.

Todo esto y más. La vista no nos alcanza.

Fue uno de los puntos que más me impacto.

Y de alguna manera me hizo dar ese clic

en el que plantee seriamente venirme e instalarme aquí.

¿Tu que hacías?

Yo me dedicaba a las finanzas.

Llevaba muchos años en una multinacional de tecnología.

Nada que ver con el mundo de los safaris ni los animales.

Tengo ganas. Este es mi primer safari.

Pues vamos a intentar ver de todo. Hoy estamos en manos de Morris,

que nos va a estar llevando y luego acompañados

de un rastreador, que siempre va muy bien tener otros ojos.

Ellos están muy acostumbrados a buscar los animales.

Tenemos un grupo de jirafas, y unas crías también.

Las que son más oscuras suelen ser los machos.

La jirafa es un animal que puede vivir hasta los 20, 25 años.

Les gusta mucho las ramas verdes, incluso estas acacias

que tienen mucho pincho, son capaces de, con la lengua,

diferenciar el picho de la hoja y manejarse para poder comerla.

Y tu hijo aquí.

Se ha quedado dormido.

Él va pasando de siesta a siesta y se despierta,

ve unos animales y se vuelve a echar.

Tenemos una familia de hipos.

El hipopótamo es bastante peligroso.

Es uno de los animales que más humanos mata en África al año.

Pero porque son muy territoriales.

Si te cruzas en su camino puedes estar un poco en peligro.

Mira, elefantes.

Marta, estamos súper cerca y tu hijo sigue durmiendo.

Buenos días.

Ian, tenemos elefantes, quieres ver a los elefantes.

Es uno de los cinco grandes. Tenemos a los elefantes,

junto el leopardo, rinoceronte, el búfalo y el león.

El león ¿Es fácil de ver?

Intentaremos.

Estas son las impalas.

Son todo hembras. Y al fondo el macho.

Estos son herbívoros.

Intentan buscar zonas de llanura donde tengan buena visibilidad,

para protegerse de los ataques de los depredadores.

De repente se han puesto todas en señal de alarma.

Gorka, mira leones.

Marta, yo nunca he estado tan cerca de un león.

Es emocionante,

Disfrútalo, es un regalo.

Ian, ¿A que si?

Las crías normalmente se quedan esperando.

Pero el movimiento que están haciendo las madres,

parece como si tuvieran intención

de buscar un sitio para poder cazar.

Si te fijas, parece que las hembras se están separando.

Igual están viendo alguna presa. Y cada una coge posición.

Se van a ir colocando, izquierda, derecha.

Y luego puede que salgan todas a la vez.

Parada técnica.

Aquí ahora montamos un picnic en un plisplás.

Tenemos pollo, ensalada de pasta con verduras.

Y pastel de chocolate.

¿Quién te iba a decir a ti cuando llegaste hace ocho años

que ibas a acabar montando esto en mitad de la sabana?

No me lo hubiera creído. Fue un cambio de vida muy radical.

Pero no me arrepiento. Ha sido un paso muy diferente.

Siempre se quedan cosas atrás, familia y amigos.

Pero lo importante, cuando estas de vuelta,

sigue ahí.

¿Tu familia ha venido por aquí?

Si, mi familia ha venido

y de hecho les hemos tenido por aquí recientemente,

que han venido a conocer a Ian.

Y al menos hemos podido disfrutar un poco de tíos, primos y abuela.

Ha sido fenomenal poder compartir esto con ellos.

¿Qué tal la abuela con el peque?

Encantada de la vida.

Desde aquí le mandamos un abrazo enorme

porque le está echando mucho de menos.

-Hola, mama. Te esperamos.

Marta, mejor lugar y más protegido no podéis estar.

Estamos seguros.

Estamos siempre en buenas manos aquí.

Disfrutar de la comida, y tener cuidado con los leones.

Hasta luego, adiós.

Hola.

Cuidado. Estamos en la carretera principal.

Esa puerta, que pone que esto es patrimonio de la humanidad.

Eso es. Bienvenidos.

Soy Lola, una malagueña que vino a África,

enamorada de África.

Lo que fundamentalmente enamora son sus gentes.

El rimo de la vida, que es tranquilo.

Que no hay problemas.

Estamos en la isla de Lamu.

Lamu tiene sus orígenes en el siglo XV.

Vinieron los árabes para el comercio de las especias, marfil.

Luego los portugueses y ya por fin se independizaron.

Hace no mucho.

¿Cómo se ha conservado tan bien esto?

Está declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Es uno de los enclaves suajilis mejor conservados

de toda la costa oriental de África.

Pero la cultura suajili, aquí es importantísima.

Por no decir que es casi todo.

Si. Esta isla son suajilis.

Los suajilis son la gente de la costa.

Mezcla de árabes, con la gente local.

A lo mejor tú no lo notas, pero el tono de la piel de esta zona

de la costa es mucho más claro. Están más mezclados.

(Habla en suajili)

Fatuma y Abderramán, que son del equipo logística de Africable.

Esta es la tienda de las especias.

Comino, cardamomo, canela en rama.

Pimienta y masala.

Aquí las especias son indispensables para la comida.

Todo va con especias, sí.

Es por eso por lo que es tan deliciosa

la comida suajili.

¿Cuánto nos hemos gastado?

450 chelines, que son unos cuatro euros.

El burro es nuestro carrito de la compra.

Pantoja se llama.

¿También canta?

Por las noches, rebuzna de vez en cuando.

Estamos comprando las verduras que necesitamos.

Lo pesan a la antigua usanza. -Tomate, zanahoria.

(Habla en suajili)

Se quedan comprando el arroz y otras cosas

y nosotros tenemos que irnos que hemos quedado con mi niño.

Naim.

-¿Cómo estás? -Este es mi niño, este es mi marido.

Este es Naim, y mi marido se llama Amidal.

¿Cuántos años tienes?

Siete.

¿Os conocisteis hace mucho?

Yo llevaba aquí ya un par de años. Nos presentó un amigo.

Flechazo. Y hasta hoy.

A ti, ¿Quién et ha enseñado a montar en burro?

Papa. Vamos, súbete.

Pero me llevas tú. O me subo yo.

Te subes tú.

Así. ¿Y ahora?

Ahora, Naim te ayuda.

El truco está en el equilibrio.

Tú tranquilo, bonito.

Como hace tanta calor.

Brindamos.

A vuestra salud.

Luego nos vemos por la tarde.

Venga.

Te vemos luego. Por supuesto.

-Es una ONG,

es un proyecto de empoderamiento de la mujer.

Formamos ya una familia de casi 50 mujeres.

Y unos 120 niños.

Esta es la cocina del proyecto.

Lo que hemos comprado, aquí está.

Ahora está picando muy pequeño el pimiento.

La zanahoria, el tomate.

El ajo. Ya tenemos la carne en el fuego.

La van a cocinar un poco antes de añadirle las verduras

y las especias.

Bienvenidos.

Están en clase.

Si.

(Hablan en suajili)

Le dicen, "Muy bien, Tima, eres la mejor".

¿Tú te lo sabes?

A ver si me acuerdo.

(Habla en suajili)

Aquí está la fábrica de comercio justo.

La mayoría de ellas, cuando llegaron aquí no sabía coser.

Mira que cosa más bonita. Es una mochila infantil,

diseñada por los alumnos de la universidad de Valencia.

(Cantan en suajili)

Arriba tenemos el taller de calzado y de bisutería.

Se dibuja, se corta el cuero,

y con un punzón se hacen los agujeros.

Las cuentas, las pasan en un hilo de pescar

y hacen estas líneas.

Que pinta.

Los cubiertos, nada.

Aquí, yo al menos, voy a comer de la manera tradicional.

¿Cuál es esa?

Con las manos. Coges, y para dentro.

Está muy rico.

Vamos a visitar el poblado de las mujeres.

Este poblado es de la tribu Orma.

¿Cuántas personas viven en el poblado?

en cada casa puede haber una media de unos ocho miembro.

Unos 80 miembros, 100.

La henna está muy extendida por muchos países, para bodas,

para celebraciones.

Que bonito.

Madi, está tejiendo las paredes de la casa.

Es una hoja de palmera como veis.

Unas dos semanas para completar todas las paredes de una casa.

Por aquí están tejiendo el tejado.

Han sacado las hojas de la palmera, han arrancado.

Y con el mismo palo de la palmera,

lo tejen.

Son bailes tradicionales de cada tribu.

Se tapan por completo y saltan.

La que salta más es la vencedora de ese duelo de danza.

(Cantan en suajili)

¿Qué tal? Muy bien.

Estamos en la isla de Manda y aquí es donde vamos a cenar.

-Si le sujetas aquí no hará nada.

Aquí has formado tu familia, tienes a Naim,

a tu marido.

Siempre echas mucho menos la familia.

Mi madre, por supuesto. A los amigos.

Con 80 años, vino mi madre el año pasado.

¿Qué le pareció todo esto?

Muy bien.

Quería repetir este año, pero bueno.

Mama, te esperamos aquí.

-Te estamos esperando en este paraíso.

-Te queremos mucho.

Lola, te veo tan bien aquí con tu familia

que no se si preguntarte que va a ser de ti en un futuro.

Quien sabe que será.

Esperando lo que nos depare el destino.

De momento te ha deparado un buen presente.

Desde luego, eso no nos podemos quejar.

Muchas gracias, familia. A vosotros.

Hasta luego. Hasta luego.

Manuel, que te me escondes. Que me has traído al huerto.

Aquí estamos en el huerto. Esta es la planta de café.

Estoy mirando cómo van las semillas.

¿Qué tiene que ver Kenia con el café?

África del este fue el origen del café.

Soy Manuel, nací en Albacete.

Trabaje muchos años en el mundo de las finanzas.

Recale en Kenia por casualidad, me enamoré de Lamu

y aquí funde mi nueva familia y una forma de vida.

¿A ti qué te trae hasta África?

Yo vine un poco movido

por una ilusión de hacer cooperación.

Tengo una granja y una fábrica.

Esta es mi casa. Tengo una pequeña finca.

Sobre todo plantamos árboles de moringa.

Aquí es donde generamos la tierra.

Todo esto es un arenal,

entonces hay que estar poniendo nutrientes permanentemente.

Con eso lo que hago son productos naturales.

Aquí está Aesha hoy... Hola.

Hola. -Haciendo jabones.

Este es un jabón que hacemos con polvo de coral dentro

para que te exfolie mientras te estás duchando.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando aquí?

Es del pueblo, entonces la conozco de siempre.

A los tres años de estar aquí o así me casé

y ella es familia de mi mujer.

Tu mujer es swahili. Es swahili también, sí.

(Habla en swahili)

¿Qué ha dicho?

Ha dicho que bien,

que con este trabajo puede mantener a su familia,

que nos llevamos muy bien y que tenemos buen ambiente.

¿Y Mariana quién es? Mi hija la española.

Yo tengo una hija aquí

de mi mujer local, de mi mujer swahili,

que se llama Naíma,

y tengo otra hija en España que se llama Mariana.

Mariana, mira dónde te tiene tu padre.

Todos los días aquí puesta. Aquí, aquí.

Aquí y aquí.

¿Eso que estoy viendo es una piscina?

Sí. ¿Qué pasa? ¿Te apetece? Hombre, a quién no.

Con 35 grados...

Vamos de cabeza, ¿no? Hombre...

Esta es Naíma, mi hija. Tiene cinco años.

Sangre albaceteña y sangre swahili.

¿Van aquí al colegio o cómo lo hacen?

Aquí hay colegio para todo el mundo ya,

educación obligatoria,

pero mi mujer y Naíma viven en Malindi,

que hay colegio internacional bueno en inglés

y ahí tengo yo más garantías

de que ella tenga una buena educación.

Te voy a presentar a una amiga que está colaborando con nosotros.

-Hola. -Una maña por el mundo.

¿Llevas mucho por Lamu?

En Lamu llevo aproximadamente unos seis años

y trabajando con Manu la última temporada,

unos tres meses.

Naomi es nuestra terapeuta. Túmbate y empezamos.

Es la hoja de neem exprimida, el jugo de la hoja del neem.

Gorka, te lo tengo que decir,

en la nariz tenemos que gastar mucho neem.

Tú dale, no te preocupes. No sé si tenemos neem en la isla.

Lourdes, Manuel, ¿ahora dónde nos vamos?

Vamos para Shela,

que es el poblado de destino turístico por excelencia

de alto nivel.

-No cuentes nada más, que lo vais a flipar.

-Este es el pueblo de Lamu.

Desde los tiempos de los portugueses

se permitía a la gente de Arabia Saudí y de La India

recalar aquí sus barcos

y por eso esto empezó a ser un centro del comercio.

Este es el taxi de Lamu.

Este siempre ha sido un punto de vigilancia

de los barcos que entran en el canal.

Esto son tallados de madera,

que es muy típico de la cultura swahili o maní.

¿De qué han construido la pared?

Esto es coral

del que hacemos nosotros el exfoliante,

del que se hacen ladrillos...

El coral se extrae de la isla de Manda.

El subsuelo es coral que se sepultó hace mucho.

Hay este tipo de terminación y después está este tipo de coral,

más liso y más blanco.

Vamos a ver la tienda, ¿vale?

Estos son los jabones con "scrub",

estos son barras de champú, esto son aceites...

¿Es complicado emprender en Kenia?

A mí no me ha resultado muy difícil.

La inversión inicial

que tienes que hacer de formar a gente y estas cosas

es un poco más fácil.

Te vamos a enseñar el Peponi.

¿Qué es el Peponi? El hotel de más caché de Shela.

-¿Sabéis lo que significa Peponi? No.

Paraíso, en el paraíso.

Hubo en Lamu una época "hippie".

Venían los Rolling Stones, Madonna, mucha gente...

¿Venían aquí? Sí, sí.

Era el centro de reuniones

donde estaba la fiesta y el cachondeo.

-"Satisfaction".

¿Estos árboles tan impresionantes? Son baobab.

En la cultura swahili se dice que el baobab es donde

los espíritus de los muertos residen.

-Antes de irnos tenéis que abrazar un baobab

porque si abrazas un baobab vuelves a África.

Y con esto ya se supone que volvemos,

bueno, que vuelvo,

que vosotros estáis aquí ya, no os vais a ir.

Nosotros hemos venido para quedarnos,

pero tú seguro que volverás.

Dani, abrazamos por ti. Venga, vale, dale.

-Fuerte este abrazo por Dani. ¡Bien!

-Nos vamos a ver la puesta de sol, que es preciosa.

Estos son algunos amigos de Shela.

Silvia es venezolano italiana,

Niambura me ayudó mucho al principio...

-Hola.

-Monia, italiana.

¿Esta es tu casa ya? Sí, sin duda.

Si quieres verme bien, en mi ambiente y en mi salsa, aquí.

¿Tu familia ha venido a verte?

No, solo mi hermana y mi hija, pero mi madre, mi tía, mis sobrinos,

no sé porqué les parece que esto está muy lejos.

Gracias a nosotros han visto cómo es tu vida aquí,

cómo es tu pueblo.

Sí, y os lo agradezco un montón.

A ver si conseguimos que vengan a visitarme.

Muchísimas gracias. Gracias a vosotros.

Hola. ¿Qué tal? Bien.

¿Qué tal vosotros? Bienvenidos. Gracias.

Esta es mi casa.

Te sorprenderá ver que hay arte por todas partes,

pero es que tengo una galería "online".

La fundamos hace cuatro años.

Soy Verónica, de Valladolid,

llegué a Kenia hace siete años para trabajar como arquitecto

y acabé fundando una galería de arte africano.

He vivido una aventura

que nunca me imaginé que podría vivir.

Estamos en Nairobi, en Westlands.

Viajo por distintos países de África seleccionando obras de artistas.

Hemos hecho exposiciones en diferentes sitios.

La última fue en Nueva York.

¿Cómo tú de Valladolid te metes en este mundo del arte africano?

Estuve trabajando varios años

de arquitecto para distintos estudios

y empecé a conocer a muchos artistas.

Vi que el mundo del arte aquí era muy interesante.

Este artista de aquí es eritreo,

este artista es keniano, congolés, egipcio...

¿Y ese cuadro? Esta es mi obra. No está acabado.

A veces yo también pinto.

La razón por la que elegí esta casa

fue porque tiene vistas a Karura Forest,

que es un bosque tipo selva tropical.

Es mi lugar favorito cuando quiero desconectar

o cuando quiero perderme en medio de la naturaleza.

¿Qué te parece si me cambio y nos vamos a verlo?

Por supuesto.

Pero esto es enorme.

Son más de 1.000 hectáreas de bosque,

de las cuales 260 son árboles indígenas.

A veces me traigo la hamaca y me tumbo

para observar la energía del bosque y leer.

¿Por qué te atrapó Kenia a ti?

Porque me encantó la combinación entre naturaleza y ciudad.

Desde el primer día que llegué me sentí como en casa.

La luz, los colores, las sonrisas de la gente...

Yo vengo cuatro veces por semana. Es maravilloso.

Cuando se mueven es como un océano de árboles.

Ahora estamos en Mukuru Slum,

uno de los slum más grandes de Nairobi.

Aquí nos vamos a poner la mascarilla

porque es más difícil hacer la distancia social.

Este es un puesto típico.

Cuelgan la carne, luego la trocean, la ponen a la brasa

y es como el plato principal de Kenia.

¿Este hombre qué está haciendo? Chapatis.

Ahí tiene la masa, la mantequilla, la harina y ahí está cocinándolas.

Un slum es un barrio pobre

donde la gente que emigra de las zonas rurales

porque quiere buscar oportunidades en la ciudad

se asienta.

Están haciendo chapati choma.

Chapati es una especie de pan y choma es carne en swahili.

Lo ponen en una bolsa y ya tienes la comida.

Shabu es uno de los artistas con los que trabajo

y tiene un proyecto muy bonito que se llama Yuku

en el que ha traído el arte al slum

y enseñan a niños desde 6 años hasta 15 años,

les dan clases de arte y también les educan.

Es muy buen amigo

y también un artista maravilloso y muy buena persona.

¿Tú te aclaras por aquí o te pierdes cuando vienes?

Yo me perdería. Shabu siempre me tiene que orientar.

Los slum empezaron por el área de la industria,

que la gente estaba cerca de donde trabajaban en las fábricas.

¿Qué está haciendo? Patatas.

Son como patatas fritas envueltas en harina

y con algunas especies.

Está entre frita y cocida.

Interesante.

¿Aquí vienes sola alguna vez? Vengo a ver a Shabu y él me orienta.

Está en lo más alto del slum, ¿no? Sí.

Qué maravilla, ¿no?

Aquí estamos en el estudio de Shabu.

Y tú vienes aquí y seleccionas qué cuadros

vas a colocar en diferentes exposiciones.

Vengo aquí,

me enseña las obras que está haciendo

y decidimos qué trabajos vamos a coger

para una exposición individual o colectiva.

Esta siempre me ha gustado.

No la quiere vender. La tiene para él.

¿Por qué?

A veces los artistas son así,

les gusta una obra y no quieren deshacerse de ella.

Sus cuadros empiezan desde a lo mejor 1.000 dólares a 15.000.

Si quisiera se podría marchar de aquí.

Él se podría permitir no vivir en el slum,

pero para él es una manera de con su arte destacar,

poner casi como un faro de luz,

"Aquí está esto. Deja de mirar para otro lado".

Muchas gracias por recibirnos y por el tour que nos has dado.

(Hablan en inglés)

Es un artista sudanés que también es muy amigo mío.

Le conozco desde hace seis años, cuando llegué.

Es muy curioso porque se encuentra una puerta,

se encuentra una ventana o una cajonera

y luego lo que hace es que escarba un poco en la madera,

testea las capas de colores que el objeto tenía

y lo único que añade es la línea con negro.

Está descubriendo distintas capas de colores.

Ha encontrado un azul, un gris... Está jugando.

(Habla en inglés)

Solo añade negro,

el resto de los colores que ves en todas sus piezas,

que son muy coloridas,

vienen definidos por la historia de los objetos.

¿Esta pieza en el mercado

cuánto se puede pagar por ella más o menos?

Este tamaño normalmente serían unos 2.500 dólares.

Ahora vamos a la cocina.

¿Podéis olerlo? Sí, huele muy bien.

Esta sopa es famosa. Está buenísima.

Es de lentejas, pero no son como nuestras lentejas.

Está muy rico. ¿Cómo se dice "Gracias"?

("Gracias" en swahili)

Aquí está Stibo, músico y fundador de este lugar.

Organiza estos conciertos todos los sábados.

Él es un viajero en moto.

-Da cerveza gratis.

Esa es la condición de los españoles.

-A José Luis le conozco porque jugamos juntos al mus.

-Y al voleibol.

-Blanca es arquitecto.

Supongo que así

es más fácil de llevar estar lejos de casa.

Es más fácil. Hay gente maravillosa en Nairobi.

Echo de menos a todos mis amigos en España,

a mi familia...

Un abrazo y un beso a todos.

Abuela, te veo pronto,

papá, mamá, mis hermanos, amigos, nos vemos pronto todos.

No sé qué planes de futuro tienes. Yo fluyo, no tengo planes de futuro.

De momento estoy a gusto aquí, pero quién sabe.

¿No te has puesto fecha, un límite? De momento no.

De momento fluyo en Kenia, pero quién sabe,

a lo mejor acabo en España pronto o no.

Cuando lo sepas

encantados estaremos de saberlo también nosotros.

Genial.

Muchísimas gracias por todo. Hasta luego.

¡Álvaro! ¿Qué tal, Gorka? Bienvenido.

Pie habría que hacer.

Y mascarilla, ¿no?

Mascarilla siempre,

que esta es una calle en la que hace falta mascarilla.

Soy Álvaro Guzmán.

Me encanta este lugar por el clima,

este permanente verano en el que vivimos,

por la gente, el ritmo de vida que llevan

y el famoso "pole pole" que se dice aquí,

"Despacito, despacito, nunca tengas prisa".

Esto se llama CBD, Central Business District,

y es la zona de rascacielos y negocios de Nairobi.

Kenia es un Hab Tecnológico en África.

Todas las empresas

que tienen algo que ver con impacto y con desarrollo

vienen y hacen sus centrales aquí.

A esto lo llaman el Silicon Savannah,

como el Silicon Valley en San Francisco.

Y por eso estás tú aquí. Y por eso estoy yo aquí.

Hay muchas "startup",

muchas empresas que trabajan con desarrollo,

y yo en concreto trabajo con energía solar,

con sistemas para electrificación rural.

Vamos al mercado de las telas, al mercado textil.

La selección que tienes de telas es infinita.

La mayoría de estas telas vienen de África del Oeste.

(Hablan en inglés)

Así es como se llama la tela esta, "kitenge".

(Hablan en inglés)

¡Vamos, Gorka, que lo tenemos! ¡Al matatu, corre!

¿Aquí nos subimos?

Aquí nos subimos. Esto es el transporte público.

¿Pero con toda esta gente? Sí. Es muy económico.

Nairobi empieza por el tren.

Todo esto pertenecía a los ingleses, todo África del Este,

y lo que querían era conectar la costa, Mombasa,

con el lago Victoria, la zona de Uganda.

Por aquí pasaba el tren y crearon este pueblo,

que fue creciendo

y al final se convirtió en una ciudad importante.

Uhuru Park. Es enorme.

Es grande. Esto es como El Retiro de Nairobi.

Este parque es bastante famoso.

Todas las protestas, manifestaciones, que se hacen,

siempre son en este parque.

Desde aquí ves lo que es todo lo que se llama el CBD,

Central Business District,

que es donde están todos los edificios gubernamentales.

El primero es Inmigración,

el edificio alto de la derecha es el Parlamento

y el de detrás es el Servicio Postal.

Este es el Monumento a los Libertadores,

un monumento en conmemoración a los luchadores Mau Mau,

que eran un grupo armado

que practicaba la guerra de guerrillas

cuando esto todavía era colonia inglesa

luchando por la independencia.

Lo que representa

es el luchador Mau Mau que vivía escondido en el bosque

y su mujer que le da a escondidas alimentos

para que sigan luchando.

Nos vamos a una misa africana.

Os presento a Joyce.

Mi amiga canta góspel en esta misa.

(Canta en inglés)

Lo que hay es mucha seguridad.

Aquí se están tomando el tema del Covid muy en serio

porque es una gran congregación este sitio.

Empezamos con la temperatura.

¿Hacen casting para tener estas voces?

Hacen invitaciones abiertas

y cualquier persona que quiera participar

puede unirse

y luego ya en función de la voz que tengan

se quedarán o no.

-(TODAS) "Españoles en el mundo".

(Cantan en inglés)

Aquí son cristianos,

pero no son católicos, son protestantes.

Ahora estamos en el sermón.

Esta es la parte central de la misa

y después tendremos más canciones y más conciertos.

La gente baila, canta, abre las manos,

bendice, cierra los ojos, lo viven muy intensamente.

Mi casa. Parece un palacio.

¿Cómo te da por venirte a África?

Yo vine por trabajo la primera vez y me encantó.

Enamorado del clima.

Es muy agradable

vivir en un clima ecuatorial en el que nunca haga frío.

Este es nuestro perro, que se llama "Tú" en swahili.

Es divertido sacarle a pasear y cuando se escapa o hace algo

lo llamas y es como gritar: "Tú, tú",

entonces todo el mundo se da la vuelta

y dice: "¿Qué pasa?",

luego se dan cuenta que es el nombre del perro

y se quedan locos.

Tenemos una granja. Vamos a hacer nuestra ensalada.

Empezamos por la acupoponía siempre

porque aquí es donde crecen las mejores lechugas.

¿Qué es eso?

Estas lechugas donde las ves aquí de sanas

han crecido con caca de peces.

Tengo todas las plantas creciendo en el tanque de aquí arriba

y en tanque de abajo tengo unos peces

y tengo el agua de los peces

recirculando permanentemente a las plantas.

Cómete una flor, "comeflores".

Qué rico.

¿A quién has engañado para hacer la ensalada?

Aquí tenemos a mi amigo de Lituania.

Es el maestro de las ensaladas. Yo las corto y él las hace.

¿Y esto qué es? Tiene una pinta muy rica.

Hemos hecho un caldo de pescado para la paella.

Vamos a hacer un arroz negro hoy.

Aquí tenemos a algunos compañeros de piso.

Mi compañera de piso es suiza.

Habla perfectamente español. Se llama Nadine.

Suiza y habla español. Sí. He vivido en Colombia un rato.

Un rato. Sí, como seis meses.

El suficiente para aprender español. Sí.

-Aquí tenemos a dos amigos de Nadine.

Han escuchado paella y han dicho: "Sí, sí".

¿Se echa de menos la comida de mamá?

Cada vez que vuelvo a España dejo de cocinar.

Aquí sí que cocinamos mucho

pero cuando vuelvo a España dejo de cocinar y es muy agradable.

Mamá, te echo de menos.

Desde luego este es tu lugar.

Aquí, como veis,

estoy encantado con el perro y con los amigos.

¿Tienes planes de comprarte un terreno en España?

Dame un par de años más

que termine de disfrutar esto y que me canse,

aunque no sé si me voy a cansar, y ya vuelvo para allá.

¿Allí te esperamos? Allí nos esperáis.

Hasta luego. Un gusto.

-Una, dos, tres. -"Españoles en el mundo".

Bienvenidos a España.

A Kenia. ¡A Kenia!

-Justo está dando a luz. Hemos llegado justo a tiempo.

Ya está casi fuera.

Ya está.

¿Pero qué haces? Ah, ¿me coges?

¿Pero qué hay ahí?

Pero que sé llegar. Si peso más que tú.

¡Si peso más que tú, alma de cántaro!

¿Tú no te animas, Marta?

Yo si lo hago ahora

me parece que nos vamos a quedar sin fuego,

entonces vamos a dejarles a ellos, que son más expertos.

-Hasta luego, Gorka. Ya nos vemos al llegar.

Venga, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Kenia, Karibú

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Kenia, Karibú

05 may 2021

Kenia nos saluda con su típico ¡Karibu Kenia!, ¡Bienvenidos a Kenia!, porque 'Españoles en el Mundo' viaja hasta el continente africano para recorrer el país de la mano de Verónica, Lola, Manuel, Marta y Álvaro. Conocemos la capital, Nairobi, la inmensa riqueza de flora, fauna del parque nacional de Masaai Mara, donde avistamos elefantes, hipopótamos, jirafas, leones y antílopes, y conocemos las tradiciones de la legendaria tribu masai. En la costa del océano Índico visitamos el archipiélago de Lamu, navegamos en un tradicional dhow y conocemos los secretos de la cultura swahili en el poblado de Orma. ¡Karibu Kenia!

ver más sobre "Españoles en el mundo - Kenia, Karibú" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Kenia, Karibú"
Programas completos (307)
Clips

Los últimos 2.132 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos