www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5629714
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Capadocia y Pamukkale - ver ahora
Transcripción completa

Quienes han venido hasta aquí lo definen con una sola palabra,

magia.

Es La Capadocia, en Turquía.

Para muchos,

uno de los lugares más impresionantes

de la faz de la tierra.

Digno de cualquier cuento de hadas.

Uno de los lugares únicos en la tierra.

Vamos a subir en el globo y vamos a ver un amanecer precioso.

-Cuenta la leyenda que un rey pidió a sus soldados

que encontraran el lugar más hermoso del mundo.

Él decía el cielo en la tierra.

Conoceremos los secretos

de una de las ruinas romanas mejor conservadas del mundo entero.

Es Hierápolis.

Una ciudad antigua balneario del Imperio Romano

del siglo III antes de Cristo.

Recorreremos la costa del mar Egeo también

para conocer los lugares de vacaciones preferidos

por los amantes de lo que llaman el Caribe turco.

Este es el puerto de Turgutreis,

que es uno de los más importantes de Bodrum.

Viene gente con mucho dinero

que quiere tener aquí unas vacaciones muy especiales.

-Estamos en Marmaris.

Es una ciudad chiquitita que se encuentra en la costa turca

y es lo que la gente llama el Caribe turco

por el color del agua.

Visitaremos Pamukkale,

que en turco significa castillo de algodón.

Hace ya más de 2.000 años venían hasta aquí los turcos

para disfrutar de sus aguas termales.

Con los pies a remojo y en un paraíso.

Era una ciudad balneario

y aprovechaban aguas termales junto con los minerales.

Aquí comienza nuestro viaje

por la Turquía más desconocida y misteriosa.

"Españoles en el mundo" en Turquía.

María Jesús, buenos días. Buenos días, Gorka. ¿Cómo estás?

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Muy bien. ¿Qué tal?

¿Pero qué horas son estas de citarnos?

Tenéis que ver Capadocia, venga.

Soy María Jesús,

una española de un pueblecito de Zamora

que se llama Castro de Sanabria.

Por circunstancias económicas y amorosas

he terminado viviendo en Turquía.

Me dedico básicamente a hacer de ama de casa

y también dando clases de español para extranjeros.

Estamos en Capadocia,

uno de los lugares únicos en la tierra

con este paisaje.

Vamos a subir en el globo y lo vamos a ver todo desde arriba.

Vamos a ver un amanecer precioso, te lo garantizo.

Adiós.

El sol qué maravilla. Está saliendo ahora.

El amanecer es lo más bonito, es un espectáculo.

El sol,

pero es que al lado tienes el Erciyes,

que es uno de los dos volcanes.

En el oeste está el Erciyes y en el este está el Hasan,

que son los responsables

de que la capa de encima del color de Capadocia

sea negra.

El efecto de la erosión del agua, las nieves y demás

es lo que ha hecho estas formas caprichosas,

que parece de cuento de hadas.

Es un paisaje único.

La gente utilizaba estas zonas rocosas,

que es tan fácil de horadar, para construir viviendas e iglesias.

Está diciendo: "Venga, venga", porque tiene que ponerse debajo.

-"Congratulations, María Jesús". -Gracias.

Un diploma, como en el "cole". Me lo voy a guardar.

Desde el cielo es impresionante, pero desde abajo...

Desde abajo es también espectacular. Los caprichos de la naturaleza.

Se llama el Valle del Amor. Es evidente.

Tiene unas formas bastante especiales.

La parte de arriba de todas las formaciones

es como más oscura y es piedra más dura,

porque es la parte volcánica.

Y tú viniste aquí por amor. Sí, yo vine aquí por amor.

Yo sigo a mi señor marido, que se llama Alberto.

A donde vaya Alberto con su trabajo, ahí voy yo.

Llevamos casados 33 años.

Capadocia aparece ya en periodo de los hititas,

que son una cultura

que se supone que es como 1700 antes de Cristo,

y desde entonces ha estado habitada.

Hay restos de las antiguas iglesias.

15 o 16 iglesias muy bien conservadas

se pueden ver en el museo al aire libre de Goreme.

Os he traído a Ulus,

que es como la parte antigua de la ciudad.

Vamos a llegar al Kale,

que es un castillo antiguo de la época de los hititas.

Estamos a 950 metros de alto y aquí puedes ver todo Ankara.

Está el templo de Augusto. Hay una columna y un teatro.

La zona verde que ves justo enfrente es el antiguo palacio presidencial.

Las mezquitas son muy bonitas.

Ahí está la de Kocatepe, que es del 1800.

Trata de ser como una copia de la de Sultán Ahmed de Estambul.

La casa más antigua del periodo otomano.

Esta habitación es de un historiador que se llamaba Halil Inalcik.

Es un experto del periodo otomano.

Tienen vestidos antiguos. Te vas a vestir conmigo de otomano.

A mí me va a quedar un poquito pequeño el tema,

pero bueno.

Las chicas en su despedida de soltera

se visten así.

Se ponen la corona de princesa. A ver si me la pongo.

Vístete tú también. A sus órdenes.

Mira qué mono. Mira qué guapo.

Totalmente de otomano. El sombrero, sí.

Estamos totales. Monísima.

¿Dónde nos has traído?

Os he traído a un desayuno típico turco.

María, Paula, Nela.

¿Qué hacéis por aquí?

Mi marido trabaja en la Unión Europea.

Venimos de Egipto y ahora nos toca este ciclo.

¿Tú quién eres? Paula.

¿De dónde eres? De España.

Se lo ha pensado.

La pobre nunca ha vivido en España. Ella nació en Siria.

No ha vivido en ninguna ciudad en España todavía.

-Nela es de Bosnia, pero ya es muy española.

-Pero vivo en Valencia, mi marido es español.

-El pepino y el tomate siempre están encima de la mesa

en cualquier desayuno por muy simple que sea.

Esto es una mezcla de berenjena.

Es una ensalada de berenjenas que María se sabe el nombre.

-Baba ganoush.

-Después hay mucha variedad de quesos,

las aceitunas de varios tipos...

Ahora estamos en el Anitkabir.

Es donde están los restos mortales de Ataturk.

¿Quién es Ataturk?

Ata es padre, turk, turcos, es decir, el padre de los turcos.

Ataturk estaba convencido de que un estado turco fuerte era

si era un estado laico.

Él creó una Turquía laica.

Bienvenidos a mi casa,

me parece que hay unas vistas estupendas de Ankara.

¿Todos los pisos son tan grandes en Ankara?

100 metros cuadrados tendrá esta casa.

Para nosotros, de sobra.

Doctor Livingston, ven. ¿Dónde estás? Ven, corazón.

Es un gato español en el mundo, gallego.

No quiere ser mi amigo. No.

¿Quieres que te enseñe la nevera? Que tengo cosas españolas.

Ahora tenemos lomo, chorizo de Zamora,

queso de Valladolid

y, por supuesto, el jamón envasado al vacío,

que me lo hace el charcutero de Colmenar Viejo.

Lo primero que nos compramos es una cafetera turca.

El agua de abajo la hierves, preparas un té concentrado,

mantienes el agua caliente y yo te hago un té más ligero.

El protocolo es beberlo muy caliente.

Me estoy quemando los dedos.

¿Dónde nos has traído? Esto lo han convertido en mercado.

Era donde las caravanas de la seda tenían que parar.

Estamos en una parte del mercado,

donde tienen especias, alubias, garbanzos, semillas...

Llevas ya un año en Turquía, pero fuera de España mucho más.

Sí, más de tres. Supongo que echarán cosas de menos.

Se echa de menos España,

porque España es el mejor país del mundo para vivir.

Echo de menos la familia, los amigos, mi casa.

Ankara no tiene mar y yo tengo una casa cerca del mar,

en Galicia.

Se echa de menos la familia y los amigos.

Les mando un saludo muy fuerte, que vengan a Turquía a vernos.

El proyecto es para un año y medio.

Después, nos volvemos a España a nuestra casa.

Allí te esperamos. Hasta la próxima.

Buenos días, María. Buenos días.

¿A la española o a la turca? ¿Cuál es la diferencia?

Esta es la española. ¿Y la turca?

Depende si eres hombre o mujer,

pero las mujeres se dan un abrazo casi sin tocarse.

Que corra el aire. Sí.

Los hombres se dan la mano y chocan frente.

¿Cabezazo? Así es.

Soy María, soy de Tarrasa.

Llevo unos años fuera del país, he estado en México,

de ahí mi acento.

Llevo seis años en Turquía, cuidando de estos animales.

Lo que más me gusta hacer es viajar, leer,

dedicarme a mi trabajo y, cuando tengo un rato libre,

explorar los sitios de cultura, de historia que ofrece Turquía.

Estamos en Antalya.

Bienvenidos a "Land of Legends".

Mi misión es ver cómo pasaron la noche los animales,

si jugaron mucho, si se acercan a mí,

si tienen buena actitud.

Esta señorita está embarazada.

Este es mi ecógrafo.

A través de esta pantalla.

Tengo la cabeza del bebé aquí,

está bastante tranquilo y está muy bien.

Me da un valor de 120 por minuto.

¿Cómo termina alguien de Tarrasa con delfines en Turquía?

Siempre quise dedicarme a este mundo,

pero en España era muy difícil.

En 2008 terminé la carrera y me fui a México.

Nunca pensé dedicarme a eso,

pero entiendes la importancia del entrenamiento,

de la relación con el humano,

que ellos te den la cola para sacar sangre,

que cuando están mal, te dejen sacar jugo gástrico,

te dejen hacer pruebas, ecografías.

Es delfín del mar Negro, está en peligro de extinción.

Estamos entrando en un proyecto para guardar semen congelado,

tener bancos de semen y que esa especie pueda proseguir.

Una vez al mes, saco sangre.

Esta vena es la vena caudal.

Lo más importante es que ellos estén relajados

y que el veterinario no falle.

Esto es muy importante, saber cómo están tus animales.

Vamos a analizar la sangre que hemos sacado.

En cuanto al trabajo, nunca he tenido ningún problema.

Te lleva tiempo a que tu equipo, sobre todo los hombres,

te acepten por ser mujer,

por ser joven, por no ser del país...

Es un poco de paciencia y, al final, todo sale.

Podemos decir que todo está entre valores normales.

Tener animales en cautividad es una responsabilidad muy grande,

controlamos mucho la calidad del pescado,

la calidad del agua, el bienestar de los animales.

Su forma es hidrodinámica, son animales muy rápidos al nadar,

tratamos de respetar su cara, la nariz del animal.

Es muy suave, es como si fuera plástico.

Las aletas pectorales, a los lados, tienen huesos.

Si haces una radiografía, verás cinco dedos,

como nuestras manos.

¿Recuerdas la primera vez que tocaste un delfín?

Sí, tenía 18 años.

Hice un curso en el zoológico de Barcelona.

Fue la primera vez, nunca se me va a olvidar.

Aun así, sigue siendo una experiencia cada día.

Lo disfruto igualmente.

Qué maravilla.

María, ahora entiendo por qué trabajas aquí.

¿Quieres darle un beso? Si él se deja, yo le dejo.

Os presento a Silva,

una morsa de 16 años, casi 1 tonelada de morsa.

Revisamos la boca, que todo esté bien.

Está diciendo: "Hola, España".

¿Qué está haciendo?

Está haciendo su ejercicio matutino, necesita perder un poco de peso.

Trabajas en un parque de atracciones.

¿Te da tiempo a disfrutarlo? No.

Reconozco que no me da mucho tiempo,

pero cuando puedo, mi atracción favorita es aquella.

¿Qué velocidad lleva esto? 125km/h.

Tenemos el mayor "loop" de 360 de Europa.

¿Puedo venirme a trabajar contigo? Cuando quieras, aquí te espero.

Te he traído a Pamukkale.

Es uno de mis sitios favoritos de Turquía

y es la Hierápolis, es una ciudad antigua,

balneario del Imperio Romano del siglo III antes de Cristo.

Es uno de los teatros romanos mejor conservados de la época.

Impresiona mucho pasear por estos lugares

y pensar, siglos atrás, quién se sentó,

quién pisó lo mismo que tú y que aún siga en pie.

¿Qué te aporta Turquía?

Tiene muchas cosas, tiene historia, tiene cultura, tiene mezcla.

Encuentras parte de imperio romano, griego, otomano, mongoles,

y te aporta mucho conocimiento que, al final, te hace crecer.

Hemos llegado a los Travertinos, son piscinas naturales de calcio.

Nos tenemos que quitar los zapatos y nos vamos al agua.

Parece nieve. Sí, parece nieve o sal.

Por movimiento, por choque de placas tectónicas,

el calcio, que está acumulado en esta zona,

empieza a hacer estas montañas.

¿De dónde sale esta agua?

Es parte de las termas y es por lo que venía la gente.

A darse un baño de agua caliente.

Los romanos venían aquí.

La ciudad que hemos visto, Hierápolis,

era una ciudad balneario.

Aprovechaban aguas termales junto con los minerales

que se podían disolver en el agua.

-(TODOS) "Españoles en el mundo".

Estás como las señoras de mi pueblo, con los pies a remojo.

Y en un paraíso.

Cuando viniste a Turquía,

¿pensabas que te ibas a encontrar cosas como estas?

No tenía idea de que había tanta historia,

tantas ruinas, tantas ciudades ancestrales.

Lo que te encuentras aquí es un país precioso,

con muchos paisajes, con mucha historia

y con una cultura que no es lo que preconcebimos.

Tienes ese Mediterráneo que separa Turquía de España.

No es tanto, solo un mar.

¿Qué hay después de ese mar? La familia, que tanto echo de menos.

Entienden mi pasión, mi sueño, y siempre me han apoyado,

pero también se echa de menos.

¿A quién se echa de menos?

Mis padres y mi hermano básicamente, mi tío

y mi sobrina ahora, que es pequeña, tiene dos años apenas.

Me gustaría estar en su educación, en parte de su vida, no tan lejos.

¿Estás pensando en volver para casa?

Llevo 12 años fuera de España

y yo creo que para diciembre volveré a mi tierra.

Ahí te estaremos esperando. Muchas gracias.

Gracias por todo.

Hasta luego. Hasta luego.

Buenos días, Estefanía. Buenos días.

¿Cómo estás? Bien. Gracias.

Bienvenidos a Antalya, Turquía.

Mis padres por fin van a ver dónde vivo.

Soy Estefanía, de un pueblo de Cádiz,

Conil de la Frontera.

Llevo cinco años viviendo en Turquía,

anteriormente viví en Alemania,

y mi proceso de adaptación en Turquía

fue mucho más fácil.

Me encanta la gente, la cultura, lo amigables que son.

Siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Estamos en Antalya.

Ahora mismo estamos en el centro de la ciudad.

Esta es la Puerta de Adriano.

Este es un sitio muy importante, emblemático de Antalya,

muy turístico.

Cuenta la leyenda que los orígenes de la ciudad

son que un rey llamado Átalo pidió a sus soldados

que encontraran el lugar más hermoso del mundo.

Él decía el cielo en la tierra.

Los soldados se fueron por todo el mundo

hasta que llegaron a esta zona,

se la presentaron a su rey y él quedó encantado.

A partir de ahí fundaron la ciudad.

Tiempos después llegaron los romanos

y construyeron este arco en honor al emperador Adriano,

que estuvo en la ciudad el 31 antes de Cristo.

Estamos en el lugar más bello del mundo

y rodeados por un montón de turistas asiáticos.

Sí, exacto.

Hola. -(TODOS) Hola.

-Chiquilla, que me estás asustando.

Ah, yo también. Hombre.

Cómo se arriman.

Traduzco. Ella dice: "Echa más fotos".

Al salón de la señora que vamos.

Llegué haciendo un voluntariado que me ocupó seis meses.

Lo hice en la Oficina de Relaciones Internacionales.

A partir de ahí me quedé un trabajo, otro,

y ahora mismo doy clases de español en la Facultad de Turismo.

Yo estoy muy contenta con mis alumnos.

Yo los adoro, me encantan,

pero tengo que decir que son un poco vagos.

-Hola, Coca Cola. Si compras dos, una de regalo.

(Hablan en turco)

-Él está negociando.

Aquí sin lavar y sin nada, para dentro.

Estamos en una de mis plazas favoritas.

A la derecha tenemos una antigua fortaleza

reformada por los bizantinos.

Ahora vamos a encontrarnos con una amiga que es turca,

pero habla muy bien español.

¿Cómo estás? -Muy bien. ¿Y tú?

-Guapa. Preséntate.

-Soy amiga de Estefanía. Yo he estudiado Filología Inglesa.

Tenía una profesora de español, Elena,

y así empecé aquí.

Después fui de Erasmus a Polonia.

Ahí tenía muchos amigos de España y también mi novio, Eloy.

Te quiero.

(Habla en turco)

-Dice que si puedes coger este helado

él va a regalarnos, y si no, tú vas a pagar.

-Tú puedes, tú puedes.

-No tenemos helado.

-Sí.

"Nice to meet you". Ok, Gorka.

(Habla en turco)

Gracias. Gracias.

Está bueno.

(Habla en turco)

Os hemos traído a una mezquita.

Turquía es un país laico, pero donde la religión

ocupa una parte importante de la vida diaria de las personas.

-Aquí estamos en mezquita Yivli Minare.

Esto solo tiene una minare y es esta.

-Desde el minarete es donde se hacen

las llamadas al rezo cinco veces al día.

Al principio de llegar aquí,

la llamada que es sobre las 05:00 me despertaba constantemente,

empecé a usar tapones de los oídos, pero ahora se pasan los días y días

y directamente no escucho ninguna de las cinco llamadas.

Hay que tapar el cabello,

porque digamos que es un arma de seducción.

Tenemos que entrar descalzas.

Por higiene, por pureza,

ellos cuando entran a las mezquitas o antes de rezar

se lavan las manos, los oídos, la boca, la nariz, los pies...

Hay una parte donde se concentran los hombres

y otra parte donde van las mujeres.

Lo que escuchamos ahora mismo,

estoy hablando muy bajo porque hay gente rezando,

es la llamada al rezo.

¿Cómo son los turcos y las turcas?

Aquí tengo una turca al lado. No quiero decir nada que no proceda.

Te reciben con los brazos abiertos.

Lo que tienen, sea mucho o sea poco, te lo dan.

También algo muy característico

es que a ellos les gusta mucho el "brilli brilli".

Son trajes de novia.

La celebración de una boda en la cultura turca

es muy importante y significativa.

Los modelos más solicitados

son los de princesa, que yo les llamo de tarta,

y sobre todo que tenga brillo.

Estuve en una boda y había cosas que me resultaban...

Lo que más me impactó

fue cuando fuimos a recoger a la novia.

Entré en la casa

y estaban todas las señoras llorando.

Yo creí que era como un velatorio en lugar de una boda.

Me dijeron que era un momento que tenía que ser así,

porque era la despedida de la hija,

porque se les iba la hija de la casa,

y yo pensé: "Se va a otro país, a otra ciudad",

pero se iba a una calle paralela de los padres.

Esa idea de lo que es familia está muy arraigada.

Y lloran en las bodas.

Drama, drama.

Me dice ella que si quiero puedo probarme este modelo.

Yo lo voy a intentar a ver qué sale.

¿Cómo se llama tu madre? Pepi.

Pepi, que se nos viste de novia la niña.

Aprovecha, porque esto es una y no más.

¡Guau!

Pero bueno... Qué guapa, ¿no? Te queda muy bien.

-La señora me sugirió que cogiera el color verde,

porque es el típico de esta celebración.

Yo lo que más impactada estoy es con el accesorio.

Este vestido está hecho a mano.

¿El proceso de la boda cómo es?

Primero antes de casarte

el novio y su familia tienen que venir a tu casa

y después tú vas a hacer ese café turco.

Pones sal dentro del café turco.

¿Para el novio? Sí, solo para el novio.

-Y el chico, como prueba de su amor,

debe bebérselo con la familia de la novia enfrente.

Si se bebe el café turco salado,

él la quiere a ella y están listos para el matrimonio.

-Yo quiero hacer una cosa.

Ahora Estefanía tiene este vestido

y tiene que bailar una tradicional boda turca.

Vamos a llamar a un taxi.

¿Con el teléfono? No, no. Es un botón.

Pulsamos, que lo voy a llamar ya,

queda la alerta dada en centralita y en breve estará aquí un taxi.

Un beso, amiga. -Saludos a España.

Un beso, hasta luego.

Un beso a mi novio. Está viviendo en Córdoba, cordobés.

-No podíais iros de Turquía sin ver la alfombra turca.

¿Por qué hay tanta tradición de alfombras en Turquía?

Se usan para el rezo, estas grandes no.

La mayoría se hacen a mano,

son señoras las que hacen las alfombras a mano.

(Hablan en turco)

La más barata puede ser de 100 euros,

10.000 euros la más cara.

¿Cuál es la más cara?

Dice que es la alfombra voladora, la alfombra mágica.

-"Españoles en el mundo".

-Vamos a tomar un café turco, se sirve en una taza pequeña,

primero nos tomamos el café.

Una vez terminado y queden los posos en la base,

damos la vuelta a la taza, cuando esté fría la base,

el señor vendrá y verá el futuro.

A ver qué nos depara.

Me dice que voy a estar viviendo entre dos países.

Ve una R, que vendrá alguien cuyo nombre empiece por esa letra.

A partir de junio voy a tener mucha suerte.

Te ha dicho que ibas a ser muy feliz en Turquía.

Mi filosofía de vida es:

"Ya que estoy, vamos a llevarlo lo mejor que podamos".

Siempre se echa de menos la casa, la tierra, familia, amigos...

Siento a mi gente,

aunque estemos separados a kilómetros,

los siento conmigo.

¿A quién echas de menos? ¿De quién te acuerdas?

Aunque suene a topicazo, a mi familia.

Sobre todo, cuando veo cómo crecen los pequeños.

Mis primos, que tienen entre 9 y 12 años,

Valentín, Juan Manuel, Valeria, Daniela, un beso.

Antes te han dicho que ibas a estar aquí cuatro años más.

No tengo ni idea.

Soy de dónde me lleve el viento

y, sobre todo, donde me lleve mi trabajo.

Muchas gracias. Gracias a vosotros.

Un beso a todos.

Buenos días, Raquel. Buenos días.

Justo me pilláis pesando a este delfín.

Hoy es día de pesos y medidas, así que ahora estamos en ello.

Soy Raquel, soy veterinaria y soy de Madrid.

Estaba trabajando en un hospital de perros y gatos.

Me surgió esta oportunidad, siempre he sido muy aventurera,

no tengo miedo de viajar y de conocer,

así que ni me lo pensé.

No sabía nada de Turquía ni de la cultura turca

ni lo había visitado.

Cuando vine aquí, me llevé una sorpresa

y estoy muy contenta.

Estamos en Marmaris,

es una ciudad chiquitita que se encuentra en la costa turca.

Es lo que la gente llama "Caribe turco"

por el color del agua.

¿En qué consiste tu trabajo? Trabajamos en prevención.

Voy tomando una serie de muestras, controlamos pesos, medidas,

participamos en un estudio con la fundación "Loro Parque",

en Tenerife, para medir el cortisol, es un indicador que nos va a ayudar

a conocer el nivel de estrés de los animales.

¿Qué comen? En esta cubeta tienen capelín.

Ya me has mojado. ¿Contenta?

Bienvenidos a mi casa.

Es una casa que nos facilita el delfinario,

es chiquitita, pero para mí es suficiente.

90 euros mensuales de alquiler.

Muy barato. Sí.

Esta es mi cocina, es un anexo del salón.

Chiquitita, pero para mí es suficiente.

Soy malísima cocinera,

así que no necesito una cocina muy especial.

Con tres o cuatro cosas soy feliz.

¿No has aprendido a cocinar?

Le pido muchos consejos a mi abuela de alguna receta,

pero aún no es mi especialidad.

La llamo: "Abuela, por favor, no sé qué comer,

¿tienes alguna idea rápida y fácil?".

Ella siempre está dispuesta.

Tienes tu pequeño rinconcito de fotos.

Es mi ritual matutino.

Todas las mañanas me levanto y tengo a mi hermano, a mis amigos,

que han venido a visitarme todos.

Así que ya estoy feliz.

¿Cómo fue venirte aquí?

Es un cambio muy grande,

porque la cultura no tiene nada que ver.

Pero es bonito.

La mejor parte que tiene mi casa es el balcón.

Cuando empieza a hacer mejor tiempo, salgo aquí y desayuno.

Tengo mis vistas, hago mi yoga, mi relax y soy feliz viendo el mar.

Mi restaurante favorito, las vistas son increíbles.

Se ve toda la bahía, incluso se ve la marina.

Hasta la cocina. Sí.

Esto me viene muy bien para aprender cómo se cocina.

¿Qué está haciendo?

Están cocinando cacerola y es un plato muy típico turco.

Es una cocina mediterránea, utilizan aceite de oliva.

Les encantan las especias,

en un plato pueden echar diez especias diferentes.

El concepto de leche fermentada nació en Anatolia.

Todo el mundo lo ha adaptado a sus idiomas.

"Yogur" es una palabra universal, pero nació en Turquía.

Eso es yogur y pepino. Es una ensalada muy típica de aquí.

Luego lo especian con sus 30.000 especias,

está muy rica.

Esto es ensalada con tomate, con pepino y con cebolla,

calamares, que no van en bocadillo pero también están muy ricos.

Yogur con especias y con pepino.

Verduras con salsa de yogur.

Le ponen queso fundido por encima a la cacerola, y patatas.

Rico y sano.

¿Por dónde se empieza para comer? Empezamos por la ensalada.

Nos vamos de compras, estamos en el bazar de Marmaris,

es una especie de copia del bazar de Estambul

y puedes encontrar imitaciones de ropas, bolsos,

especias, dulces, suvenires.

Por supuesto, tienes que regatear.

Es un suvenir típico turco.

Son lámparas hechas con formas de mosaicos.

La española, cuando viene a Turquía, ¿sabe regatear o aprende aquí?

Aprende a regatear.

Yo quiero llegar a una tienda y que tenga un precio fijo.

Se regatea hasta la comida, se regatea todo.

¿Qué haces cuando vas a España? Lo agradeces.

Llegar a una tienda, mirar una etiqueta

y pagas lo que está escrito en la etiqueta.

Os traigo a que probéis el dulce típico turco, el kunefe.

Se hace con una pasta fina de trigo, mantequilla, queso

y otra capa de pasta.

Una vez que está cocinado, echan sirope de azúcar

y el topping que quieras, nueces o pistachos.

El aspecto es de tortilla de patata. Sí, total.

Yo busco mi casa donde voy, así que me encanta.

Buenísimo.

A ver a qué sabe.

Se ve que lleva queso. Sí.

Qué maravilla. Buenísimo.

Está riquísimo.

Esto es la marina de Marmaris.

Todo lo que veis atrás es la costa hasta llegar al delfinario.

Este es mi sitio favorito de Marmaris.

Cuando entra penita porque no tengo a mis amigos y a mi familia,

vengo a caminar, a correr y disfruto de las vistas.

¿De quién te acuerdas?

Pienso en mis padres, en mis primos pequeños,

en mis amigos, que me apoyan mucho.

Estoy siempre deseando ir para allá a verles.

¿Volverás a España? Sí, seguro.

Si no es para vivir, es para visitar.

Llámanos cuando vengas. Por supuesto.

Hasta luego. Hasta luego.

Marta, ¿cómo estás? Hola. Buenos días.

(Habla en turco)

¿Eso qué significa? Quiere decir "buenos días" en turco.

Me hace mucha gracia,

porque mi familia y mis amigos siempre me decían

que a ver si sales un día por "Españoles en el mundo".

Y yo: "A mí no me van a pillar". Pero me has pillado.

Soy Marta, una catalana que lleva 22 años viviendo en Turquía.

Tengo 52 años, así que pronto llevaré

mitad y mitad de tiempo aquí y tiempo allí.

Soy madre de tres niños

y mi trabajo principal ha sido el dedicarme a ellos.

Estoy encantada de vivir aquí.

Estamos en Bodrum, en la parte más antigua de Bodrum,

que es la Puerta de Myndos,

la puerta que daba salida a la otra ciudad más importante,

porque esto es una península muy pequeña.

Aquí estaba el foso con agua para proteger la ciudad,

que estaba toda amurallada,

y es lo que queda de la muralla de Bodrum.

Bodrum tiene una característica

y es que todas las casas son blancas y cuadradas

y por eso se les llama de terrón de azúcar.

Parece un pueblo de Andalucía casi. Sí.

Le falta un poco más de geranios, pero sí.

¿Cómo acabas aquí?

Vine a Turquía hace 22 años porque mi marido es turco,

nos conocimos en Inglaterra y nos casamos.

Estuvimos diez años en Estambul,

pero decidimos que Estambul ya era demasiado grande para nosotros

y queríamos algo tranquilo.

Cuando llegué a Turquía fue un caos.

No entendí nada, me costaba muchísimo,

el tráfico en Estambul era horrible.

Hacía diez años que conducía

y ni me atrevía a coger el coche los primeros meses.

Aquí es donde vivo yo con los niños, mi marido,

las gallinas, el perro, el gato...

¿Por esto te viniste de Estambul?

Por eso me vine,

para escaparme de la gran ciudad y venir al campo.

¡Familia! -Hola.

-Mis tres tesoros, María, mi hija mayor.

-Hola.

-Celine, mi hija mediana. -Hola, yaya.

-Y Pablo, el pequeño de la casa, el benjamín.

La familia somos mi marido, del mar Negro,

yo, del Mediterráneo,

María y Celine, del mar Mármara, y Pablo, del Egeo.

María y Celine, en el colegio,

han aprendido hablar inglés y alemán.

En casa hablamos el catalán, el turco y el inglés.

Un poco mezclado.

¿Hablan español? Lo entienden.

Como no hay gente, no lo hablan.

Tienes gallinas en casa. Gallinas y huevos frescos.

¿Te ayudo? Vale.

Veo que se te van a caer.

Ahora es cuando se me caen a mí.

Vamos al despacho de mi marido y os lo presento,

que no lo habéis conocido.

Le daría la mano, pero las tengo ocupadas.

Trabaja muy cerca de casa.

Es exportador de avellana turca.

¿Qué hacemos con los huevos? Nos vamos a comer.

Bienvenidos.

Este es mi cuarto de "hobby", donde tengo mis telas,

mis ganchillos, mis mosaicos.

Aquí estoy de niña, mi prima y yo.

Mi abuela era una persona muy seria.

Verla aquí con estos señores bañándose,

es muy divertida.

Te emocionas con tu abuela.

Mi abuela, mi madre, todos, se echa de menos a la familia.

¿Qué hay de menú?

Arroz pilav, que es como se hace en Turquía,

muy suelto.

Hay ortigas, remolacha, börek

y pimientos rellenos de carne.

¿A tus hijos les gusta la comida española?

¡Sí! -Paellas.

-Ahora os llevo a donde voy a mis clases de mosaico.

Desde hace un año voy allí.

(Hablan en turco)

Siempre me ha llamado la atención,

es tan bonito todo el modernismo y todo el mosaico de Barcelona.

Cuando lo vi aquí, dije: "Hay que empezar a hacer algo".

¿Esta técnica es habitual en Turquía?

Del arte del Bizancio.

Le empezó la curiosidad con Gaudí, que le encanta.

También te desahogas.

Cuando estás con esto, le coges al martillo y le das.

La primera vez que vine aquí, me apunté con mi madre.

¿Tu familia ha venido mucho a verte?

Sí, mi madre viene cada año y mis hermanas, mi hermano.

¿Compartir esta afición con tu hija?

Le dije un día: "¿Quieres venir a probar?".

Desde que empezó, lo hace la mar de bien.

¿Te relaja? Sí, mucho.

-Este es el puerto de Turgutreis,

que es uno de los más importantes de Bodrum,

con unos barcos preciosos.

Como hay astilleros, son muy famosos

en la construcción de barcos de madera.

¿Qué gente viene a veranear?

Para todo turco,

Bodrum es el sueño de venir de vacaciones,

vienen turistas europeos, gente con mucho dinero

y que quiere tener unas vacaciones muy especiales.

(Hablan en turco)

¿Quién es?

Es el marido de Berta,

mi amiga del alma española, arqueóloga,

que vive en Bodrum también.

Aquí está Ada, la hija. Y Bora, el hijo pequeño.

-Hola, familia. -Hola.

-Primos, abuelos, tíos, tías.

¿De España, de Turquía? Los dos.

¿Qué es lo primero que hay que hacer cuando se llega un barco?

Te quitas los zapatos, saludas al capitán.

Aquí tenemos a Zoe, otra amiga española.

-Yo solía trabajar en barcos privados,

he sido azafata durante los últimos tres años.

Es la mejor zona para tomar el sol,

siempre ves el infinito del mar desde aquí.

Me gusta mucho Turquía, pero me encanta Bodrum.

Este es el sitio en el que soñé vivir toda mi vida

y aún no me creo que esté viviendo aquí.

Una goleta de este tamaño

te puede costar, depende del barco, 10.000 euros.

Esta es la "máster cabin",

es la más lujosa, la más grande de todo el barco.

¿Qué trozo tuyo hay en España?

El trocito más grande, mi familia, mis amigos,

tienes el corazón partido,

los tienes aquí, los tienes allí, siempre los echas de menos,

pero también te acostumbras a vivir así.

No tengo ningún plan de futuro.

Si algo he aprendido en esta vida es a no hacerte muchos planes.

Vivimos el día a día y lo que Dios quiera.

Muchas gracias por todo.

Muchas gracias a vosotros. Un besito a toda la familia.

-Esa matrícula es española, pone la E de España.

¿Vamos a ver si son españoles? Claro.

¿Se puede? ¿Sois españoles? -¡Sí!

-Estamos con "Españoles en el mundo".

-Hemos llegado desde Zaragoza.

Empezamos hace cinco meses el viaje, en octubre.

-Hemos recorrido toda Europa

y ahora llevamos más de un mes en Turquía.

-¿Nos enseñáis la caravana?

Tengo curiosidad,

que yo también he tenido tres caravanas.

¿Cuál es vuestro objetivo?

-Tenemos que llegar hasta Vietnam, ese es nuestro objetivo.

El año pasado nos casamos,

no nos compramos casa, nos compramos una autocaravana.

-Una vez que la teníamos, lo dijimos a los familiares,

lo dijimos en los trabajos.

Ya era oficial,

nadie se creía que íbamos a hacer el viaje.

Todo el mundo decía: "Sí, bueno, ya lo haréis".

-Ha sido un placer conoceros.

¿Vais a estar un tiempo más por Turquía?

-Un par de semanas o tres,

porque el día 19 se nos acaba el visado.

-Si queréis pasar por Ankara, ya sabéis dónde estamos.

Que tengáis buen viaje. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capadocia y Pamukkale

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Capadocia y Pamukkale

21 jul 2020

Españoles en el mundo’ viaja a la península de Anatolia para descubrir los increíbles paisajes naturales y el legado ancestral de Capadocia y Pamukkale, en Turquía. María Jesús, María, Estefanía, Raquel y Marta serán los guías de este periplo de la mano del reportero Gorka Vallejo.
Comenzará el viaje en la capital, Ankara, donde María Jesús, una ama de casa zamorana que lleva solo un año en Turquía, descubrirá a los espectadores la fascinante belleza geológica de Capadocia en globo. Y después, Estefanía, una profesora de español gaditana, y María, veterinaria de Terrassa, invitarán a disfrutar del llamado caribe turco en Antalya, a recorrer sus calles, la Puerta de Adriano, los restos del teatro romano de Hierápolis y las piscinas naturales de Pamukkale.
Sin abandonar las aguas del mar Egeo, Marta, una ama de casa barcelonesa que vive desde hace más de dos décadas en Turquía, mostrará las playas de Akyarlar y la Puerta de Myndos en Bodrum; y Raquel, una joven veterinaria madrileña mostrará la gastronomía, playas y aguas turquesas de Marmaris, en la provincia Muğla

ver más sobre "Españoles en el mundo - Capadocia y Pamukkale" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Capadocia y Pamukkale"
Clips

Los últimos 2.119 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios