www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5087662
Para todos los públicos El señor de los bosques - Hoces del río Duratón - ver ahora
Transcripción completa

"El Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, en Segovia,

es un gran conjunto de cañones, hoces y acantilados de gran riqueza.

Sus paredes alcanzan los 100 metros de altura

y se extienden a lo largo de 27 kilómetros.

Nuestra senda transcurre junto al río Duratón,

rodeados de vegetación de ribera,

que en este momento del otoño ha empezado a perder la hoja.

Y como no puede ser de otra manera, este paisaje asombroso

se traducirá en una receta espectacular de Diego Ferrer".

Hoy cocinaremos unas judías guisadas con callos.

Pero no unos callos cualquiera, unos callos de bacalao.

"La música de Luis Cobos lleva más de 30 años sonando

en todos los rincones del mundo.

Compositor y director de orquesta,

ha sabido mezclar con maestría la música clásica con otros estilos,

desde la copla al pop,

o a la canción tradicional mexicana".

Estoy deseando conocer a uno de nuestros músicos más populares.

Luis, tú eres de tierras manchegas.

¿Conocías esta zona de las Hoces del Duratón?

No. Yo conozco las Hoces del Cabriel, en La Mancha.

Pero estoy realmente impresionado

porque es un sitio tan espectacular

y tan... qué sé yo, tan especial.

¿Tienes relación con la naturaleza, te gusta salir al campo?

A cualquier persona

le gusta la naturaleza.

En su día, hice un poco de montañismo.

Cuando tenía 16, 18 años.

Y tengo varios amigos que son senderistas

y he ido con ellos. aunque yo no practico...

Pero sí, estoy enamorado de la naturaleza

como no podía ser de otra manera.

¿Y a por setas has ido alguna vez? Sí.

¿Sí? Sí.

Pero nunca supe las que son venenosas de las que no.

Me lo explican y se me olvida.

Sabia recomendación no comer las setas que no se conocen.

Eso es importante.

¿Oyes, Luis,

el sonido del río?, es musical.

Sí, la verdad es que sí.

Y para estos sitios, cuando dicen:

"¿Qué música le pondrías?".

La de la naturaleza, y sobre todo el agua.

Mira qué cosa más bonita. Esto es visual, más que musical.

¿Cómo se llama esta planta? Esto es un bonetero.

Es una planta arbustiva. Es un "Euonymus europaeus".

"Euonymus europaeus". Eso es. En latín.

¿Por qué se llama "bonetero"?

Porque los frutitos rojos parecen un bonete.

Ah, sí. Tiene cuatro partes.

Dentro está la semilla. Nunca había visto este arbusto.

Pues es muy bonito.

Y además tiene alguna utilidad,

la semillita se usa para tintar ropa, por ejemplo.

¿Ah, sí? Y decían que también se machacaba

y servía de insecticida.

Es curioso porque hay un caracol,

que se llama "el caracol púrpura" en México,

que unos indígenas lo sacan del agua, le sacan un líquido

que tiene con el que hacen los huitiles

y luego lo vuelven a dejar para que produzca eso.

¿Te recuerda?

Sí, es muy parecido el color.

Se llama púrpura por el... Color púrpura.

Color fucsia casi.

Es lo típico de muchos arbustos que en primavera florecen

y ahora tienen el fruto. El fruto.

En este caso, el bonetero... ¿Este pierde la hoja o no?

Sí, va perdiendo la hoja, tiene cada vez menos.

Es una hoja verde, que va soltando...

¿Ves cómo las va tirando? Sí.

Pero este va a persistir bastante en el tiempo.

Y la madera que tiene

es muy interesante porque se usa para hacer los husos de los hilados.

¿Ah, sí?

Aunque al ser tóxica la planta hay que tener cuidado.

Este es el bonetero.

El bonetero, sí, señor. "Eaus..."

"Euonymus europaeus".

"Euonymus europaeus". Cuesta decirlo.

Cuesta. Pero ya... "Euonymus europaeus".

Lo aprenderemos.

"Arbusto de hoja caduca que alcanza los seis metros de altura.

Su fruto tiene forma de bonete de color rosa.

Es una planta tóxica".

¿Esto son chopos?

Sí, son chopos. Estamos rodeados.

Aquí a la orilla del río, chopos y sauces.

¿Y cuáles son los sauces? Aquellos que están por ahí metidos.

Mira, mira, mira.

Qué curioso. ¿Esto qué es? Eso es una seta.

Si parecen hojas. Parecen hojas, pero

toca un poquito la textura que tiene.

Esta seta se llama

"Auricularia auricula-judae".

Oreja de Judas u Oreja de judío.

Tiene forma de oreja, pero también un poco de corazón.

O de lengua, yo qué sé. Es multiforme.

Es una seta que es gelatinosa, se llaman "hongos gelatinosos".

Sale en madera en descomposición.

Es una seta que tiene muchas propiedades.

Los chinos la usan desecada como alimento.

La usan para problemas de circulación,

hemorroides...

Incluso también la usan en medicina china

para la sequedad de las mucosas.

Y ha nacido de un tronco caído. Caído y seco.

Las esporas están ahí,

ella se desarrolla encima de esto, va descomponiendo la madera,

se va alimentando de esa descomposición

y nace en zonas muy húmedas esta seta.

La "Auricularia auricula-judae" u Oreja de Judas o de judío

es una seta que tiene muchas aplicaciones medicinales

y gastronómicas. Hoy en día la venden en cápsulas

por si algún día te interesa.

A lo mejor cuando volvamos está aquí. También. Seguro.

Y si no quieres dañarla, te llevas el trozo de tronco en casa...

(RÍE) También.

Lo riegas. Y te siguen saliendo.

Y funciona. Es una seta que crece en colonias.

¿Es abundante esta o... escasea?

Sale en sitios muy concretos, pero donde sale, sale en abundancia.

Y sale en colonias.

"Seta de hasta 10 centímetros de color rojo y con forma de oreja.

Su carne es delgada y elástica.

Puede consumirse cruda, desecada y rehidratada en sopas y cremas.

Aunque parezca increíble los árboles se comunican entre sí.

A través de las raíces,

son capaces de intercambiar nutrientes

y por el aire pueden recibir estímulos

que les indican que el bosque está sufriendo una plaga.

Rafael ha dedicado más de 40 años a estudiar estos mecanismos".

Rafael, ¿existe solidaridad entre los árboles?

Existen unas interrelaciones

o conexiones...

que tienen que ver con el funcionamiento

del conjunto.

Últimamente, en el ecosistema terrestre hay relaciones

entre los árboles, pero con todos los demás elementos

del sistema.

-¿Y esa conexión es táctil o es por vibración?

¿O por simpatía?

-Bueno, la más manifiesta y la mejor estudiada

es la que se produce a nivel del suelo.

Del suelo hay que entender cómo funcionan los tres reinos:

los animales con sus mismos alimentos,

los vegetales los fabrican tomando agua

y recursos del suelo

y transformándolos en la fotosíntesis de las hojas,

y luego está otro gran reino, los hongos,

que en este tipo de relaciones tienen un papel importantísimo.

-¿Son los hongos los que se apropian de los árboles

o los árboles producen los hongos?

-Hacen una simbiosis.

O sea, el árbol le da al hongo lo que el hongo no puede producir...

(LUIS) ¿Pero el hongo ya existía, ya existe "per se"?

(RAFAEL) Sí, sí.

El hongo está presente en el conjunto del suelo,

recibe del árbol el hidrato de carbono,

el alimento que ha producido sus hojas,

y en compensación, hablando en términos humanos,...

-Le da alimento.

(RAFAEL) ...le da agua y nutrientes.

Y esos hongos son los que cuando producen órganos de fructificación

son los que tan alto apreciamos en la recogida.

¿Realmente esta relación para qué sirve?

En el metabolismo del hongo, en relación con las raíces,

se producen las hormonas que estimulan el crecimiento

de las raíces del árbol.

Un bosque, un rodal, que esté bien micorrizado

tiene más vigor, más capacidad de crecimiento

o más resistencia frente a episodios de sequía y demás.

-Es curioso cómo se comunican.

Una de tus virtudes es mezclar

todo tipo de música

y hacer de ahí unas composiciones propias.

¿Qué tipo de música escuchabas en tu casa cuando eras pequeño?

Yo era un niño de un pueblo muy musical

que es Campo de Criptana de la Mancha,

donde de 15.000 habitantes hay 1.200 músicos.

Así que broté, naturalmente, como brotan aquí los arbustos,

broté de allí.

Yo la música que oía, sobre todo los domingos,

mi padre, que era aficionado a la música,

se juntaban en mi casa unas cuantas personas

y hacían adaptaciones.

Así es que escuchaba la música de la banda

y de la radio y lo que sonaba.

Y volviendo a Campo de Criptana,

tú empezaste en la banda de allí. Sí.

¿Sigues estando vinculado? Muy vinculado a ellos.

Porque ellos me inculcaron la vocación por la música

no como un negocio o profesión, sino como una vocación.

Tú estuviste en una banda de rock, Conecction, y tú eras...

Más que rock era un grupo de jazz rock.

Todos éramos músicos.

¿Sigues tocando el saxo? Sí. El saxo, sí.

Yo aprendí a tocar el clarinete requinto,

que es un clarinete cortito

y después me pasé al saxo, por placer,

y lo toco en espectáculos y conciertos míos,

algunos temas escritos por mí y otras cosas.

Ten en cuenta de que es un instrumento al que te abrazas.

Sí.

El piano está ahí... y está muy bien,

pero hay otros instrumentos que se tocan a cierta distancia,

el saxo te lo pones aquí y es como algo... próximo.

Sí. Y es muy importante.

Pues esto...

¿Es enebro o qué es eso?

Hay enebros y hay sabinas en estos dos sitios.

Creía que solo había sabinas en Ibiza.

No, aquí en la zona centro hay bastantes.

En Segovia, en Soria también.

Y hay setas también. Míralas.

Son muchas juntas. Sí.

En este árbol, ¿por qué aquí?

Porque estas salen en las raíces de los árboles.

Árboles de hoja caduca.

Esto se llama "Lyophyllum decastes". "Lyophyllum decastes".

¿Qué te parece el nombre?

Muy bonito, muy latín. (RÍE) Muy latino.

Vamos a sacar una.

Para que la veas.

Estas van unidas por un pie.

Son varios pies de setas unidas por un pie al final.

Las formas, los brillos... son bastante llamativos.

Tienen la forma diferente a la de una seta.

Matices. Igual que el oído con la música,

se te acostumbra la vista a las setas.

Es una seta que tiene las láminas muy blanquitas, ¿ves?

Un poquito de color... ¿Esta es comestible?

Esta seta

se considera muy comestible,

yo no la he comido, pero dicen que es buena.

En algunas guías pone que es muy buena.

Tóxica no es, pero ese valor culinario se lo tiene que dar

a quien le guste. Pero no es venenosa.

No es venenosa, todo lo contrario.

El género "lyophyllum" son setas

que salen unidas por los pies en la base.

En racimos, cercanas a tocones,

incluso a raíces de los árboles.

La dejamos donde estaba.

Y seguimos...

camino hacia los chopos,

que nos están dando cosas interesantes las choperas,

está bastante bien.

"Seta con sombrero pardo de hasta 15 centímetros.

El sombrero tiene mamelón y el margen enrollado.

Crece siempre formando ramilletes unidos por los pies.

Además de la belleza monumental de sus paredes,

este paisaje oculta algunas sorpresas.

A lo largo de estos muros se abren grandes cuevas,

que en el pasado eran utilizadas por ermitaños y pastores,

como la Cueva del Cura.

Juana Vegas es una geóloga experta en estas formaciones".

Juana, ¿cómo se formó esta cueva?

Es un proceso muy singular.

Primero tenemos que pensar en dos cosas:

el tipo de roca que tenemos a nuestro alrededor,

no cualquier roca nos forma una cueva,

estamos ante una formación de calizas y dolomías,

del Cretácico superior.

Si nos hacemos un rápido viaje en el tiempo,

es cuando cohabitaban los dinosaurios,

solo que estas rocas estaban debajo del mar,

se estaban formando.

Después estas rocas quedan expuestas

por encima de la superficie,

cae el agua de lluvia que es más ácida,

le sienta fatal

y entonces se empiezan a formar y a disolver

todos estos huecos que estamos viendo ahora mismo.

-¿Es el mismo proceso que siguió las Hoces del Duratón?

-Sí. El mismo proceso, pero magnificado.

¿De qué época data?

La mayoría de expertos coinciden

en que estamos en torno a 1,8, 1,5 millones de años.

Fijaos la antigüedad que llega a tener.

Os he traído una pequeña foto de entonces

en un pequeño diagramita para que veáis ese motivo

y fijaos.

Justo el río Duratón empieza a formarse

a partir de este gran pliegue.

Las rocas, justo en esta estructura,

son más débiles, están más rotas,

y digamos que al río le es mucho más fácil cortar

y rápidamente,

aunque sea en 1,8 millones de años y nos parezca una barbaridad,

en la historia geológica eso es un suspiro.

Rápidamente produce un gran tajo

y llega a formar el paisaje que estamos viendo.

(LUIS) ¿A estas cuevas

la gente de los alrededores les daba algún uso?

¿Qué función han cumplido en la historia?

-Es un sitio perfecto para conservar alimentos,

resguardarse de otros animales que viven en el entorno

y que hacen competencia,

dormir seguro, no mojarte...

Si tuviéramos que sobrevivir en este paisaje,

este es el mejor lugar sin duda para vivir y sobrevivir.

Y todo el componente místico que hay alrededor de las cuevas

es el que ha permitido el desarrollo cultural

de todo el entorno en el que estamos ahora.

-Juana, he visto que llevas una chapa que pone:

"Apadrina una roca", ¿qué es eso?

-Con el programa, pretendemos que todos los ciudadanos

nos ayuden a cuidar, a vigilar todos los lugares

de interés geológico del país.

Eso es lo bonito de la ciencia ciudadana

que además está ligada a sitios como este.

Luis, ¿tú has dirigido

alguna vez dentro de una cueva?

He hecho algunos conciertos.

Más que en cuevas, en grutas.

En las grutas de Cacahuamilpa,

que están entre el Estado de Morelos y Guerrero, en México,

he hecho un concierto

que además fue el último del siglo.

Del siglo XX, naturalmente. Emblemático.

Sí. Es un sitio impresionante,

espléndido, grandísimo,

pero sobre todo es que estas piedras

y con estas... rugosidades y estos agujeros,

que se llaman difusores,

se llevan muy bien con la acústica.

Luis, ¿cómo surgió la idea de mezclar zarzuela

con música rock y pop?

La zarzuela está en baja forma

en los años 80.

Y yo soy un gran amante de la zarzuela

porque la zarzuela es una música maravillosa.

Aunque los textos muchos son localistas,

es una música maravillosa.

Lo que hice fue añadirle unos ingredientes

de la música pop, que era la continuidad rítmica.

Lo que hace identificable la música pop

es que casi todos los temas, un 99 %,

comienzan y terminan con el mismo ritmo.

Y llevan unas bases rítmicas hechas por los ingleses,

que son arrítmicos,

no son como los brasileños o los colombianos, etc.,

que saben bailar diferentes ritmos,

o los africanos, incluso,

y es un ritmo estático.

Y lo que hice fue añadirle eso

para tener la oportunidad de que fuera radiada

por las radiofórmulas que radiaban música pop solamente.

Y ese fue el elemento que hizo que tuviera muchísimo más éxito

del que podría haber tenido

en un público más proclive a esa música

y fue una especie de truco para llevar a las casas

y a los coches la música orquestal,

la orquesta sinfónica como cantando.

Imagino, porque hay mucho purista,

que habría gente indignada con eso.

Se vendieron dos millones de discos de ese disco

y yo estoy más a favor de esos dos millones

que cuatro que no comulgasen.

Yo creo que no entendieron la propuesta más que nada.

Recientemente has sacado un disco con música popular mexicana,

¿qué te une a México?

Me une muchísimas cosas.

Es un mosaico musical de primer orden, maravilloso.

Creo que hay dos países en el mundo, que son México y Brasil,

que son pura música.

Me une la arqueología, la sabana que tienen,

el humanismo...

Y me encantan, qué quieres que te diga.

Luis, ¿qué instrumentos musicales asocias con el otoño?

Como Las cuatro estaciones, de Vivaldi,

están tan imbricadas en la memoria de la gente,

diría que el violín.

Pero si a mí me piden mi opinión personal,

yo, como instrumento antiguo, diría que el laúd.

Porque está entre los agudos y graves...

¡Una seta! ¡No la veo!

Qué gigante, es fantástica. La veía cuando hablabas del laúd.

Es fantástica, pero... No hay una solamente.

Cuando vienes solo, ¿cómo narices distingues...?

Esto es exactamente del mismo color que las hojas.

¿Cómo hacéis para buscarlas?

Igual que tú

le buscas el punto ese al laúd... ¡Ah!

Esto es más difícil. No te creas.

Esta seta es una seta que sale asociada a los chopos.

El género se llama "Tricholoma".

Y "Populinum" de "Populus", de chopo.

Es la especie.

Es típica de las choperas, en otros lados no las encuentras.

Y es una seta que no es comestible.

¿A qué te huele? Cógela.

¿A qué me huele? Sí.

A lavanda.

Eso va más allá del laúd.

Esto huele un poco a harina fresca.

Tienes razón. Harinoso.

Mi familia, mis abuelos, eran harineros.

100 %, huele a harina.

Es una seta que tiene un sombrero con algunas pequeñas fibrillas,

que están ya muy húmedas.

Las láminas quedan de color blanquecino cremoso,

se han puesto con un color un poco pardusco con motitas.

Y el pie robusto y ensanchado en la base.

Las láminas son colgantes, son ventrudas,

están unidas un poco al pie.

Que es típico del género "Tricholoma", que es este.

Y la seta es robusta, de carne muy compacta.

Insisto que con un sabor amargo y olor harinoso.

Bueno, vamos a dejarla.

Y con el sonido del laúd otoñal,

nos movemos aquí en el bosquecillo este, ¿te parece?

Laúd y setas combinan.

Seta-laúd. ¿Lo dejamos como seta-laúd?

Es un nombre que nunca he tenido.

Cuidado, que por aquí está el setal

y vamos a seguir no pisándolas.

Y nos vamos un poquito... Yo no las veo.

No sé cómo las puedes ver, yo no las veo.

"Seta con sombrero de entre 6 y 18 centímetros

de color marrón textura viscosa.

Láminas blancas que se vuelven de color marrón óxido con el roce.

Su pie es grueso, robusto y curvado.

Siempre que hablamos de asociar la música clásica con una estación,

como el otoño, pensamos en Vivaldi.

Pero después del paseo de hoy,

para mí el otoño, en el Duratón,

será Luis Cobos.

Caminar junto a un río

es una experiencia reconfortante en sí misma.

Pero si además encuentras setas de racimo,

un bonetero

y una oreja de Judas,

entonces el día es perfecto.

Y eso que aún puede mejorar, con la receta de Diego Ferrer".

¿Qué tal la senda?

¿El paseo por el campo? Fantástico el paseo por la zona,

las Hoces del Duratón. Son muy bonitas.

Muy bonitas. ¿Qué vamos a hacer?

Luis, me interesa mucho saber si te gusta cocinar a ti.

No. No es que no me guste, pero no sé.

Yo preparo mesas. ¿Sí?

Yo hago las mesas.

Así que te puedo ayudar moviendo los perolos y las historias...

Con el protocolo.

Y puedo pelar cosas. En eso soy genial.

Vamos a hacer unas judías guisaditas, estofadas.

Muy bien. Con callos.

Pero unos callos de bacalao. Que es esto de aquí.

Es la vejiga natatoria del bacalao.

La vejiga natatoria. Natatoria.

Esto está detrás del esternón,

pegado a la espina.

Y esto es lo que se infla.

Tiene unas células que generan unos gases

y hacen que flote o que se hunda. Sí.

Lo que te voy a pedir,

Luis... ¿Lo corto?

No. Vamos a quitar primero la parte negra, esa...

¿La quitamos con un cuchillito? Con el papel.

No me digas. Vas tirando así, ¿ves?

De setas, ¿hay algo ahí, no? Sí, mira.

Tenemos aquí la famosa negrilla. La negrilla.

"Tricholoma terreum". "Tricholoma terreum".

Las pequeñas las dejamos enteras como hacemos alguna vez,

y las otras a la mitad.

Ya tenemos la tripa de bacalao. Estupendo.

Habrá que cortarlo, ¿no? Exactamente.

Eso siempre me ha interesado, ver cómo no os pilláis los dedos.

A ver, a ver. (RÍE) ¡Ay, ay, ay!

Siempre me ha interesado. ¡Ay!

Cómo vas retirando los deditos.

Como soy zurdo, me dicen: "¿Cómo lo haces?". (RÍE)

Yo me encontré...

Fíjate que los violines...

Me encontré una vez

con la Orquesta Sinfónica de Sevilla,

hice un concierto... Sí.

Terminamos y veo que todas las sillas estaban alineadas menos una

de un chelo que estaba fuera.

Y digo: "Por favor, meted esa silla dentro".

Mete la silla dentro, voy a salir al concierto

y miro y es que el chelista era zurdo.

Entonces claro, los chelos tocan así.

Uno aquí, otro aquí... Necesitaba un metro.

Este tocaba así y se tenía que alejar un metro y pico.

Y tuve a un músico ahí desplazado.

Y yo: "Metedlo, metedlo".

Y ya le vi y me callé.

¿Habías pelado tomates alguna vez?

Unas 600 veces.

Ya cocinas más de lo que me has dicho.

Sí, hombre, siempre hay que darle emoción al asunto.

Fíjate qué cosa más curiosa ese pelador.

Qué fantástico es. Mira cómo pela.

Este me lo quedo para casa. Te lo regalo yo.

Diego, esto empieza bien, pero remata mal.

Pero remata mal.

Mira, déjate de chorradas. Apáñate como puedas.

Te lo pelo así.

Si el cuchillo está bien afilado, el tomate se pela así.

No se pela de ninguna manera.

Vamos a ir echando aquí

todas las hierbitas estas.

Oye, Luis, tú que has compuesto

para gente tan dispar como Julio Iglesias, Plácido Domingo,

Ana Belén, ¿aquello cómo se conjuga?

Algunos he compuesto, otros he orquestado.

He trabajado con ellos.

¿Cómo se hace para trabajar con otros artistas?

Hay que tener una interdisciplina

de uno con uno mismo

y estar dispuesto a aprender siempre. Se aprende mucho.

Pero también de la gente...

Yo hice los dos primeros discos de Mecano.

Gente que tiene muchas ideas, pero poca técnica.

De unos aprendes la emoción, el entusiasmo,

el descubrimiento de las armonías.

De los otros tienes la esencia,

son guardianes de la esencia o de la excelencia musical.

Y aprendes muchísimas cosas,

cómo contrastan la visión que tú tienes de la música con ellos.

Yo cuando cocino con mi mujer,

yo soy el encargado de poner las proporciones de vino

y elegir el vino. Dejamos que evapore el alcohol.

Y vamos a meter el tomate.

Yo he hecho algunos programas de cocina,

aquí y otros países,

pero en otros está ya el plato hecho.

Simulas que lo haces, ¡y aparece!

Pero aquí no, aquí se hace paso a paso.

Aquí se hace.

Desde el sofrito hasta el guiso.

Voy a meter el tomate ya dentro.

Y luego nos lo vamos a comer entero. Luego vamos a comerlo, claro.

Vale, vale. Sí, sí.

Me está entrando un hambre ya que no veas.

Tenemos el sofrito.

¿Esto cuándo lo metes a la cocción? Lo metemos ahora mismo.

Lo vamos a cubrir de agua y lo vamos a apartar

para que vaya cociéndose. Tarda 15 o 20 minutos.

Y vamos a hacer las setas también.

Llevas toda la vida componiendo,

¿a ti ahora mismo qué música te emociona?

No puedo decirte.

No tengo una preferencia por un tipo de música determinado.

La escucho y... ¿Te emocionas todavía?

Muchísimo. Desde luego, la música emocional

mucho más que la música contemporánea,

que es más cerebral.

Me gusta más la música emocional. Además soy un músico emocional.

Siempre que trabajo hago melodía. Qué bueno.

Lo tenemos.

Lo tenemos todo. ¿Está?

Voy a echar la setita dentro de la judía.

Qué bien huele.

Y el bacalao fíjate cómo se ha quedado de remangado.

A ver qué os parece.

El callo del bacalao

va a resultar como la manita de cerdo.

Esa gelatina que te pega los labios. Untuoso.

Nunca he comido manitas de cerdo.

¿Ah, no? No.

Madre mía. Pero te creo.

Luis, tenemos que quedar más a menudo.

Bueno...

Bueno, esto tiene una pinta...

Tiene pinta bonita. Es increíble.

Eh... ¿yo primero?

Hombre, claro. Por favor.

Así si vemos alguna reacción mala,

Vicente y yo... Podemos sacar conclusiones.

Hum...

Qué bueno. Me sabe...

a campo,

a río... Qué rico.

Qué bueno eso de río.

Yo no sé definir muy bien

las cosas culinarias y la comida, pero...

es maravilloso.

Te felicito, un plato genial.

Nos ha salido muy bien. Hacemos un buen trío.

Un placer. A ti, Vicent.

Hemos aprendido muchas cosas de ti, eres un sabio

y amas a la naturaleza y me encanta.

Y yo de ti porque me encanta la música.

Dos placeres en simbiosis perfecta.

Pues miel sobre hojuelas, ¿hay hojuelas y miel por aquí?

Venga.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hoces del río Duratón

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El señor de los bosques - Hoces del río Duratón

24 mar 2019

Las Hoces del Duratón son meandros encajonados por paredes de roca caliza, en el noroeste de la provincia de Segovia. Vicente Sevilla y el compositor y director de orquesta Luis Cobos encuentran un tipo de arbusto, el bonetero, y setas como las tricolomas ,las orejas de Judas y una seta de racimo.

ver más sobre "El señor de los bosques - Hoces del río Duratón" ver menos sobre "El señor de los bosques - Hoces del río Duratón"
Programas completos (51)

Los últimos 51 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios