Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente Dirigido por: Félix Rodríguez de la Fuente

Recuperamos a uno de los más importantes protagonistas de la historia de la televisión en nuestro país: Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció hace 32 años en Alaska, el 14 de marzo de 1980, mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

5661655 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 1 - ver ahora
Transcripción completa

Paseando, en otoño y en invierno,...

...por tantas terreras y tantos tajos arenosos...

...como hay en las riberas de los ríos españoles.

Se pueden encontrar las entradas de estos túneles...

...cuidadosamente cavados en el corte arenoso.

Para un profano yo pienso que se interpreta muchas veces...

...estas oquedades como fruto del trabajo de algunos mamíferos...

...cavadores.

Pero no es así, es un ave precisamente...

...quien moraba estos túneles, estos nidos precisamente...

...en las terreras.

Es un ave africana, puesto que aquí, en España,...

...sólo permanece los meses de la primavera y del verano.

Y que lleva el nombre de abejaruco, Merops apiaster...

...para los hombres de ciencia.

Nosotros hemos trabajado de firme para hacer una película...

...acerca del abejaruco.

Y digo que hemos trabajado en firme puesto...

...que hemos debido comenzar por cavar...

...con nuestras propias manos para hacer un habitáculo...

...que nos permitiera llegar al corazón del nido del abejaruco.

En mi cuaderno de notas de campo,...

...que aparte de las anotaciones que vamos haciendo...

...a lo largo de meses y meses de trabajo,...

...llevo unos bonitos dibujos...

de nuestro colaborador pintor,...

Pues verán ustedes, primero, la belleza de estos pájaros,...

...que tenemos la suerte de que nos visiten...

...durante la primavera y el verano.

Y en segundo lugar lo que, seguramente les interesa...

...mucho más, un corte bastante exacto, con su 75 cm de longitud...

...de uno de los nidos de abejarucos en los que trabajamos.

Pero ¿cómo nos metimos dentro del nido se preguntarán ustedes?

¿Por qué no revelárselo? Sencillamente haciendo...

...un corte en la terrera, como ven muy bien...

...en este esquema,...

...nos permitió colocar un cristal delante del nido,...

...que fue seccionado por la mitad y que nos permitió,...

...por consiguiente, ver lo que hacía la familia...

...de abejarucos en el interior de su secreta casa.

Evidentemente tuvimos que habituar...

...a estas aves a nuestra presencia.

¿Y cómo lo hicimos?

Esto ya pertenece al secreto de nuestras técnicas.

Por hoy no se lo voy a contar.

Pero estoy convencido de que pasarán un rato magnífico...

...viendo lo que creo yo que nunca ha visto nadie.

Llegando con sus propios ojos donde nunca había llegado,...

...o en muy raras y científicas ocasiones,...

...la vista del hombre.

Llegan los abejarucos desde sus lejanos cuarteles...

...tropicales de invierno, durante el mes de abril.

Las grandes ciudadelas de las mayores colonias están...

...constituidas por decenas e incluso centenares de nidos.

Pero no son únicamente los abejarucos...

...quienes se alojan...

...en los confortables túneles perforados...

...por los picos infatigables de estas aves.

Los gorriones chillones, por ejemplo, son...

...vecinos frecuentes de los abejarucos.

Las grajillas no dejan de buscar también...

...los confortables alojamientos que les brindan...

...los túneles agrandados por el trabajo de los conejos.

Más precoces en sus amores que los abejarucos,...

...los gorriones chillones andan batallando...

...por la posesión de los túneles.

Y los conejillos sorprenden a los recién llegados...

...diciéndoles que allí ya se han instalado...

...sus prolíficas familias.

Causan asombro estas enormes colonias de abejarucos,...

...que se instalan normalmente en los taludes cavados...

...por la aguas de los ríos.

La pareja de azulones, que está también en celo,...

...viene a poner una nota policroma en la cortada,...

...donde se han instalado los abejarucos,...

...y donde las libélulas se encuentran también...

...en época de amores y de puesta de huevos.

Son precisamente algunas de las presas favoritas...

...de los abejarucos,...

...que, pese al significado de su nombre,...

...no se alimentan únicamente de abejas.

La culebra de agua...

...viene a poner un matiz dramático...

...en la alegría de la primavera.

Pero poco tienen que temer los abejarucos...

...de las culebras de agua,...

...que raramente abandonan el cauce fresco de los ríos.

Son precisamente más terribles parientes...

...de las culebras llamadas natrix por los científicos,...

...las que están explorando infatigablemente...

...los túneles de los abejarucos.

Es la enorme culebra de escalera.

Observen como esta máquina,...

...como este tren vertebrado viviente...

...es capaz de adaptar su asombrosa anatomía...

...incluso a los más pequeños salientes del talud casi vertical.

De no verlo, costaría trabajo creer que un animal ápodo,...

...es decir sin extremidades, puede desplazarse...

...por una pared sin caer.

Y deben ser precisamente las actividades...

...de las culebras, comedoras de huevos y de pollos,...

...las que llevan a los abejarucos a cavar sus nidos...

...precisamente en aquellas zonas más inaccesibles...

...de las cortaduras y taludes.

Ha debido haber una selección tremenda...

...de aquellos pájaros mejor dotados,...

...para elegir los sitios a salvo de las incursiones...

...de los reptiles.

La pequeña lagartija parece que viene a observar,...

...asombrada, a su gran prima la culebra de escalera.

(PÍA)

Pero no tienen mucho tiempo los abejarucos...

...para ocuparse de las culebras y de otros enemigos...

...porque en el plazo de 15 días a partir de mediados de abril,...

...han de hacer muchas cosas importantes.

En primer lugar, delimitar el territorio...

...posándose cerca de la puerta del nido;...

...obsequiar a la hembra con lo que se llaman...

...las cebas nupciales.

Cebas nupciales que tienen por objeto...

...preparar a su consorte para la cópula.

Se repiten intensamente las paradas nupciales...

...no solamente de los abejarucos, sino también de sus vecinos...

...los gorriones chillones.

Pero no únicamente se ocupan del amor los abejarucos...

...recién llegados del África.

Al mismo tiempo, turnándose los machos y las hembras,...

...entre regalo y regalo, han de dedicarse a la perforación...

...de los túneles que constituirán los nidos.

Este trabajo lo llevan a cabo...

...utilizando el pico como instrumento perforador...

...y las patitas para expulsar la arena hacia el exterior.

Ha podido comprobarse que tardan de 10 a 25 días...

...en hacer un nido.

Puede tener de 50 centímetros a 2,5 metros de profundidad.

Durante ese tiempo, extraen hasta 10 kilos de tierra.

Pero descansan las parejas de abejarucos,...

...marcan el territorio posados en las ramas, cerca del nido,...

...y disputan no sólo a sus congéneres,...

...sino a los gorriones chillones...

...la posesión de los antiguos nidos.

El contacto entre el macho y la hembra es estrechísimo...

...y el trabajo constante.

Huyendo de la quema, el viejo zapatero,...

...el gran coleóptero sale del nido del abejaruco.

No lejos del talud de los abejarucos,...

...no lejos de la febril ciudadela,...

...se ha instalado otro viajero africano.

Este también es un cazador aéreo.

Este también ha venido desde las tierras tropicales...

...y australes del continente africano.

Pero a cambio y en contraste con el abejaruco,...

...ni siquiera se ha tomado la molestia de construir un nido.

Se ha limitado a instalarse en el viejo nido de una corneja.

Y el polluelo ha nacido ya.

El huevo infértil que lo acompaña...

...nos indica que la tasa reproductora del alcotán,...

...que tal es el peligroso vecino de los abejarucos, es baja.

Los alcotanes, que pueden alimentarse también...

...de insectos voladores, como los abejarucos,...

...en ciertos momentos y en ciertas épocas,...

...prefieren las avecillas.

Son aves de extraordinaria belleza.

Auténticos campeones en el vuelo.

Quizá superados únicamente por los esmerejones...

...y los halcones peregrinos.

En la época de crianza,...

...no dejan de batir incesantemente sus territorios de caza...

...con objeto de aportar las presas que necesitan los pequeños.

Estos suelen ser en número de uno a tres.

En nuestro caso, en el del vecino de los abejarucos,...

...estamos por consiguiente, en la tasa mínima de reproducción.

Pocas aves pueden escapar...

...al vuelo perforante y activo del alcotán.

Ni siquiera los rápidos y prolíficos estorninos.

Ha tratado el estornino de burlar el ataque del alcotán...

...subiendo en vuelo casi vertical,...

...pero de nada le ha servido.

Evidentemente, ninguna criatura mata por placer.

El alcotán captura a sus presas para alimentar a sus pequeños.

Y sin el concurso de estas pequeñas rapaces africanas,...

...los estorninos, por ejemplo, llegarían a transformarse...

...en verdaderas plagas.

De hecho, en algunas regiones de la península...

...y del norte de África, ya lo son.

Con toda meticulosidad, la hembra del alcotán...

...alimenta a su pequeño.

Pequeño que va a tener mucho que ver...

...en el destino de los abejarucos.

Pero volvamos a la gran ciudadela de los viajeros africanos.

En el interior de uno de los túneles,...

...ya se ha hecho el milagro.

A un metro y medio de profundidad,...

...siete blancos ligeramente rosados huevos...

...depositados por la hembra.

Inmediatamente, se iniciará el periodo de incubación,...

...que dura de 20 a 23 días.

Y si la culebra de escalera no tiene la mala idea...

...de penetrar en el fortín,...

...saldrán del cascarón siete preciosos polluelos...

...de abejaruco.

Entretanto, está preparándose...

...uno de los grandes alimentos del abejaruco:

las larvas y las libélulas adultas voladoras,...

...que en este momento, están celebrando...

...su sofisticada cópula.

Como puede observarse, el macho es azul,...

...la hembra, verde.

Inmediatamente, la verde hembra de la libélula...

...se dedicará a depositar los huevecillos...

...en una planta acuática,...

...por debajo de la superficie del agua.

Entre tanto, el abejaruco...

...está ya incubando sus siete huevos.

Se turnan en este trabajo el macho y la hembra.

Ha podido comprobarse...

...que en turnos de 30 minutos a una hora.

Trabajan febrilmente las abejas...

...por esos días de la primavera.

Podría pensarse que están dispuestas a constituirse...

...en uno de los alimentos básicos del abejaruco.

Por esta razón,...

...los apicultores persiguen a estas bonitas aves africanas.

Nos gustaría a nosotros decirles...

...que en muchos casos se alimentan de abejas salvajes,...

...que comen también avispas, libélulas, moscas,...

...hormigas, pequeños escarabajos, mariposas...

...y un sinfín de criaturas voladoras,...

...como podrán ir comprobando a lo largo de la película.

Ha profanado nuestra cámara la intimidad de la colmena.

Se ha metido en los panales,...

...donde están afanosamente las abejas obreras...

...preparando todo para la alimentación...

...y el desarrollo de sus larvas,...

...que, después, se transformarán en abejas maduras.

El tronco del lejano alcornoque,...

...próximo al nido de la solitaria avispa,...

...está situado no muy lejos de la ciudadela de los abejarucos.

Devorados por la impaciencia, no nos atrevimos a iluminar...

...la cámara de cría de los abejarucos...

...hasta 12 días después de la eclosión.

Lo que descubrimos nos dejó atónitos.

Los polluelos acababan de abrir los ojos prácticamente.

El plumaje, envuelto en cápsulas protectoras,...

...recordaba más a las espinas de un erizo...

...que a las plumas de un ave.

Afectados, al principio, por la luz,...

...se mostraban inquietos.

Y lo asombroso es que descubrimos...

...que en el interior del nido...

...existía una extraña simbiosis entre los pollos del abejaruco...

...y el estrato de insectos,...

...que constituían una especie de colchón viviente,...

...sobre el que se apoyaban los polluelos.

Hormigas, restos de insectos...

...aportados por los adultos para la ceba,...

...pero, sobre todo,...

...unas extrañas y bullentes larvas,...

...que, según nos dijeron después los entomólogos...

...que las analizaron, podían clasificarse...

...como fases juveniles de coleópteros detritófagos.

Estas criaturas, fotófobas,...

...morían al poco tiempo de sacarlas a la luz,...

...pero se encargaban ni más ni menos...

...que de la higiene del nido de los abejarucos.

Devoraban los restos,...

...manteniendo las condiciones de salubridad...

...dentro de la cámara de cría.

Pero no se cansan de cazar en el aire...

...los abejarucos adultos,...

...para nutrir incesantemente a sus pequeños.

Son precisamente las abejas...

...algunas de sus presas favoritas.

Sus vecinos, los alcotanes,...

...tienen el mismo problema que los abejarucos:

seguir sacando adelante a sus pequeños,...

...con presas que también capturan en el aire.

Hemos de explicar aquí que el desarrollo...

...del joven alcotán es mucho más lento...

...que el de los prolíficos abejarucos.

Hemos de justificar el hecho de que haya un momento cumbre...

...en el que se van a encontrar...

...ambos protagonistas de nuestra película.

Y también, las libélulas, a las que contemplábamos...

...en su parada nupcial hace algunos días,...

...están depositando sus huevos,...

...adheridos a las plantas acuáticas,...

...a unos pocos centímetros...

...por debajo de la superficie de las aguas.

Las larvas que nazcan de estos huevos...

...pasarán meses de vida acuática.

Los adultos, exhaustos ya,...

...serán presas favoritas de los abejarucos...

...que nidifican en las orillas de nuestros ríos.

Incesantemente,...

...son alimentados los pequeños por sus padres.

El plumaje enxuto no recuerda en absoluto...

...el aspecto de un pájaro.

Aparte del trabajo de los insectos limpiadores,...

...los abejarucos adultos se llevan fuera del nido,...

...tragándoles, los excrementos de los pequeños.

Y las hormigas que han colonizado el nido de nuestros abejarucos...

...se encargan de llevarse para sus hormigueros...

...los restos de los alimentos que no han comido los polluelos.

Se afanan, entre tanto, las abejas...

...libando en las flores de la primavera.

Y algunas de ellas, en sus viajes hasta la colmena,...

...deben tropezarse con los abejarucos cazadores.

Están llenando ya los panales, las celdas,...

...donde alimentarán a las larvas.

Nos gustaría, ante el espectáculo de los miles y miles de obreras...

...de esta colmena salvaje,...

...llamar la atención de los apicultores...

...para decirles que perdonen a los abejarucos...

...el pequeño porcentaje de víctimas...

...que ocasionan en sus colmenas.

Aunque no sea más que por el hecho...

... de la belleza que representan estas aves,...

...auténticamente maravillosas en los cielos españoles.

Son extraordinarios cazadores aéreos los abejarucos.

Sus alas puntiagudas, su vuelo acrobático,...

...comparable al de las golondrinas,...

...la larga pinza de su pico, les permite capturar...

...a numerosos insectos voladores,...

...que prontamente trasladan a los túneles de sus nidos.

De esta manera, el desarrollo de los polluelos será rápido.

Entre los 25 y los 30 días podrán abandonar el nido.

El trabajo de los adultos, incesante.

Las acrobacias de sus vuelos, asombrosas.

Se entretienen ya picoteando con sus fuertes picos,...

...a los 15 días de edad,...

...los polluelos de los abejarucos en el techo de su nido.

Y las bullentes hormigas están preparando los restos...

...de la libélula para, previamente despedazados,...

...llevarlos al no lejano hormiguero.

La cámara nos muestra la técnica de caza aérea del abejaruco.

Su asombroso vuelo planeado, que le permite capturar...

...insectos tan rápidos como las moscas y las abejas.

Se ven obligados los abejarucos a salir marcha atrás de sus nidos.

Pero nosotros, que queremos agotar el tema,...

...que queremos mostrarle toda la problemática...

...de la reproducción del abejaruco,...

...nos despedimos hoy en la gran ciudadela...

...hasta el próximo capítulo.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 1

25:56 12 sep 2020

Pájaros de origen africano, los abejarucos pasan en España parte de la primavera y el verano. De bellísima librea multicolor, estas aves se alimentan básicamente de insectos que capturan en pleno vuelo.

Pájaros de origen africano, los abejarucos pasan en España parte de la primavera y el verano. De bellísima librea multicolor, estas aves se alimentan básicamente de insectos que capturan en pleno vuelo.

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 1" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 1"

Los últimos 186 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Operación zorro 1

    Operación zorro 1

    29:09 pasado sábado

    29:09 pasado sábado Otro animal en peligro de extinción, el zorro ibérico. En este capítulo podemos observar su vida y sus costumbres.

  • Los córvidos, 2

    Los córvidos, 2

    32:25 pasado sábado

    32:25 pasado sábado Los córvidos, como todos los omnívoros, son extraordinariamente inteligentes. La conducta nupcial, la construcción del nido, el comportamiento social y las técnicas de caza son extraordinariamente elaboradas.

  • Los córvidos, 1

    Los córvidos, 1

    28:41 21 nov 2020

    28:41 21 nov 2020 Los córvidos, como todos los omnívoros, son extraordinariamente inteligentes. La conducta nupcial, la construcción del nido, el comportamiento social y las técnicas de caza son extraordinariamente elaboradas.

  • Rapaces nocturnas 2

    Rapaces nocturnas 2

    25:13 21 nov 2020

    25:13 21 nov 2020 En este capítulo podemos ver a Félix y su equipo -entre ellos el biólogo Carlos Sanz- atrapan diferentes búhos y rapaces nocturnas para implantarles un sistema tecnológico escondido entre su plumaje para poder observar sus hábitos y costumbres. Podemos ver también a estas rapaces en plena acción y las imágenes nos muestran sus atributos de eficientes cazadoras de las tinieblas: plumaje mimético, vuelo silencioso, garras aceradas y ojos prodigiosos.

  • Rapaces nocturnas 1

    Rapaces nocturnas 1

    22:55 14 nov 2020

    22:55 14 nov 2020 En este capítulo podemos ver a Félix y su equipo -entre ellos el biólogo Carlos Sanz- atrapar diferentes búhos y rapaces nocturnas para implantarles un sistema tecnológico escondido entre su plumaje para poder observar sus hábitos y costumbres. Podemos ver también a estas rapaces en plena acción y las imágenes nos muestran sus atributos de eficientes cazadoras de las tinieblas: plumaje mimético, vuelo silencioso, garras aceradas y ojos prodigiosos.

  • El cormorán

    El cormorán

    26:17 14 nov 2020

    26:17 14 nov 2020 Mientras el equipo de El Hombre y la Tierra navega por aguas del subarchipiélago de Cabrera, descubre un pequeño polluelo de Cormorán que ha caído al mar y parece condenado a morir si no se le rescata de las aguas. Histórico de emisiones: 14/04/1978 19/07/2012 31/08/2015

  • Matadores inocentes

    Matadores inocentes

    30:23 07 nov 2020

    30:23 07 nov 2020 En este capítulo podemos ver que en el bosque Mediterráneo abundan los pequeños fitófagos, como ratones, lirones caretos, ardillas y conejos. Sus poblaciones son contenidas por pequeños y medianos depredadores, sumamente útiles, como comadrejas, hurones, ginetas o zorros.

  • El clan familiar

    El clan familiar

    29:45 07 nov 2020

    29:45 07 nov 2020 El programa de hoy nos muestra cómo vive una manada de lobos desde que nacen los cachorros hasta que abandonan la lobera. Los lobeznos crecen rápidamente y van cambiando su color; desde el negro completo hasta unos tonos más pardos. Félix Rodríguez de la Fuente nos enseña como estos tiernos cachorros se preparan para su vida de grandes cazadores. Existe mucha tensión entre dos de los grandes cazadores de nuestra fauna, el águila real y el lobo, y es lo que constituye la trama de este capítulo dedicado a El Clan Familiar del Lobo Ibérico.

  • El cazador social

    El cazador social

    24:46 31 oct 2020

    24:46 31 oct 2020 El lobo es un depredador que vive y actúa en el seno de grupos perfectamente jerarquizados, cuatro años de estudio y filmación de una manada de lobos nos permiten observar las delicadísimas pautas de conducta social.

  • El juego de la caza II

    El juego de la caza II

    32:31 31 oct 2020

    32:31 31 oct 2020 Tan pronto como los jóvenes turones terminan la lactancia sus padres transportan los animales que capturan hasta el interior de la madriguera para alimentar a sus hijos.

  • 8:37 28 oct 2020 En nuestra sección de ciencia abordamos la antigüedad de nuestro Planeta Tierra... lo hacemos con nuestro compañero Manuel Seara, director del programa de divulgación científica "A hombros de gigantes" de RNE. 

  • El juego de la caza, 1

    El juego de la caza, 1

    25:22 24 oct 2020

    25:22 24 oct 2020 Entre los carnívoros más agresivos se encuentran sin lugar a dudas los mustélidos. En una pequeña madriguera un Turón lucha a muerte con una enorme rata.

  • La bella matadora

    La bella matadora

    28:05 24 oct 2020

    28:05 24 oct 2020 La gineta es un mamífero depredador de costumbres nocturnas, que vive en todo el África, en la Península Ibérica y en el suroeste de Francia; en este capítulo se recoge la biología de este eficiente mamífero.

  • El buitre sabio

    El buitre sabio

    37:18 17 oct 2020

    37:18 17 oct 2020 En este capítulo conoceremos en primera persona cómo el alimoche es capaz de utilizar instrumentos para realizar tareas que le permiten la supervivencia, concretamente guijarros de piedra que toma del suelo con el pico y usa como herramientas para romper los huevos de avestruz para alimentarse.

  • El jabalí 2

    El jabalí 2

    27:36 17 oct 2020

    27:36 17 oct 2020 Entre los grandes depredadores de nuestra fauna los jabalíes son sin duda los más abundantes y prósperos. Sus depredadores naturales son los linces, las águilas y los lobos, aunque cada día son menos sus depredadores naturales, en las monterías se abaten un gran número de piezas.

  • El jabalí 1

    El jabalí 1

    25:15 10 oct 2020

    25:15 10 oct 2020 Entre los grandes mamíferos de nuestra fauna ,los jabalíes son sin duda los más abundantes y prósperos. El elevado número de crías que sacan adelante las jabalinas , así como su omnivorismo, facilitan a la especie para mantener tan elevados niveles de población.

  • 31:22 10 oct 2020 En este capítulo observamos su alimentación, tiene lugar en los bosques donde nidifican, son insectívoros y contribuyen a la salud de dichos bosques, ya que esta depende del trabajo infatigable de los pájaros carpinteros que capturan todo tipo de insectos bajo las cortezas de los árboles.

  • 26:25 03 oct 2020 En este capítulo observamos que los pollos de los pájaros carpinteros se desarrollan deprisa, macho y hembra de pico real y pico picapinos ceban incesantemente a sus polluelos, vemos como crecen y comienzan a asomarse a la realidad asumiendo el ataque de otras especies.  

  • 24:27 03 oct 2020 Estas aves, pertenecientes al grupo de los piciformes, construyen sus nidos perforando la madera. Entre los pájaros carpinteros hay algunos que son prácticamente omnívoros, como los picapinos. Otros, como los pitos reales, se alimentan de larvas xilófagas y de hormigas. Para ello se sirven de su larguísima lengua protáctil.  

  • Olimpiada zoológica 2

    Olimpiada zoológica 2

    19:33 26 sep 2020

    19:33 26 sep 2020 La naturaleza tiene su propio ránking de deportistas, y en este episodio Félix Rodríguez de la Fuente estudia las capacidades de cada uno de ellos.

Mostrando 1 de 10 Ver más