www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3593090
Para todos los públicos El escarabajo verde - Paisaje sin retorno - ver ahora
Transcripción completa

En el paisaje mediterráneo hay tres plantas muy características.

La palmera datilera, la pita y la chumbera.

Durante siglos, las tres han sido fuente de alimento

y materia prima.

Pero hoy, todas ellas están seriamente amenazadas.

Habéis acertado, empieza "El escarabajo verde".

(Música)

En el espacio natural de las sierra de Collserola

es fácil observar la plaga que devora pitas y chumberas.

Al estar incluidas en el catálogo oficial de plantas exóticas

invasoras, la administración las deja morir.

A este paso, en pocos años no quedará ninguna.

Como parece ocurrir con la palmera datilera,

el picudo rojo que llegó a España desde Egipto

con la masiva importación de palmeras en el boom

de la construcción, las está devorando a marchas forzadas.

Como la directiva "Habitat" de la Unión Europea

no las considera prioritarias, las palmeras datileras

están desprotegidas y cayendo una tras otra.

En definitiva, aunque datileras, pitas y chumberas

forman parte del paisaje sentimental de muchas zonas

del mediterráneo español, parecen tener sus días contados.

No se subió a una palmera a por dátiles,

pero lo que sí hizo el periodista del "Escarabajo Verde"

fue indagar por Almería y por Murcia para ver cómo los conservacionistas

casi sin medios luchan por salvar estas plantas.

(Música)

El técnico de medioambiente de Abanilla,

nos muestra tres plagas que trastocan el paisaje de su tierra.

-Otro cultivo que ha estado aquí, que forma parte del paisaje

de esta palestina murciana y que por desgracia,

se ha visto afectada por otra plaga, en este caso

la cochinilla del carmín.

Podemos ver el picudo negro, que es otra plaga

que ha afectado a otro elemento representativo

de nuestro paisaje como han sido las piteras.

Tenemos una plaga que es la que más nos preocupa aquí en Abanilla,

qué es lo que afecta un poco al patrimonio

más importante que ha tenido este municipio.

Que son las palmeras.

(Música)

La denominada Palestina murciana es un oasis

en territorio semidesértico.

Los canales que distribuyen la poca agua del río Chícamo

y un microclima caluroso, permiten la supervivencia

de sus ancestrales palmeras datileras.

Pero el palmeral de Abanilla peligra.

¿Está esta tumbada por el picudo?

Ya ves las croquetas que hace.

Aquí hay restos de un picudo.

-Este picudo ataca a la base.

-En principio, a la palmera datilera sobre todo ataca por la base.

En menor medida por la copa.

El problema lo tenemos con las palmeras ya más grandes.

De la noche a la mañana te la encuentras tirada en el suelo,

te das cuenta que está infectada por la base, por las raíces aéreas

y se cae.

-Las armas de Juan Antonio se limitan a unas trampas

que atraen a las hembras de picudo.

-En enero del año pasado, con esta misma trampas recogí

cinco o seis picudos.

Este año he recogido 90.

-¿Y esto a qué se debe?

-Esto se debe un poco al cambio climático.

Las temperaturas que estamos viviendo de este inusual invierno,

que las temperaturas están altas, les favorece la vida,

la supervivencia del picudo.

-¿Hablas de trampas?

Pero en realidad esto no acaba con la plaga.

-Esto es un monitoreo.

Para conocer el estado actual de infectación

de las palmeras, del picudo, de lo que hay en general.

Pero realmente esto no es la solución.

La solución es el tratamiento palmera a palmera.

-Los propietarios de este palmeral de la ciudad de Murcia

lo acaban de limpiar para controlar el picudo.

El responsable de sanidad vegetal del gobierno murciano

nos explica que la ley descargar toda la responsabilidad de la plaga

sobre los dueños del terreno.

-La administración hasta el año 2009 estuvo arrancando palmeras

incluso indemnizando a los agricultores

que se les arrancó las palmeras.

En el año 2009, el ministerio deja de enviar fondos

porque considera que la plaga está establecida

en ese entonces, en ese momento a quien le corresponde

el tratamiento de las palmeras igual que cualquier tipo de vegetal,

según la ley, es al propietario de las palmeras.

-Si el ayuntamiento de Abanilla se dirige a ustedes

para que les eche una mano, ¿qué les van a decir?

-El problema de Abanilla es muy singular.

Es que todas las palmeras están en manos de particulares.

Y en repetidas ocasiones, se han tenido charlas,

se les ha informado, se les ha intentado concienciar

y las actuaciones por parte de los particulares han sido pocas.

-En la pedanía del salado, los hortelanos cultivan

unos huertos que pasan de padres a hijos.

Algunos, como José Antonio, cuidan todavía con esmero

las palmeras. Pero el picudo vuela.

Y el tratamiento de cada datilera cuesta unos 400 E al año.

¿Tienen picudo por aquí?

-Ha habido aquí picudo.

Lo hay, hay trampas. Los están cogiendo,

las ha puesto el ayuntamiento. Y bueno, preocupación

porque esto es heredado de nuestros bisabuelos y tatarabuelos

y claro, hay una cosa que parece que lo llevas dentro

y duele, de que esto se vaya a pique.

¿Ustedes no lo pueden afrontar? -No.

-Los productos son muy caros.

Todo lo estoy haciendo de una forma con seguimiento de la consejería

de agricultura, me vienen a ver las palmeras y todo esto.

Lo hago una vez al mes y me representa un trabajo

de cinco o seis horas y los productos son carísimos.

Ahora hay otro problema, este hombre fumiga.

Yo también.

Pero a lo mejor hay dos o tres que no fumigan

y al final los bichos se te cuelan adentro.

¿Piensan que alguien les tendría que ayudar?

-Sí, claro. Por supuesto. Necesitamos ayuda.

Que por favor, que nos ayuden.

No queremos perder esto.

Desde que yo era pequeña, yo veía mi padre subir a las palmeras

con su soga, a coger sus dátiles, a limpiarla.

-¿Creen que peligra el palmeral?

-Sí, por supuesto.

-O sea que tener una palmera es una ruina.

-Sí, sí.

(Música)

En Abanilla quedamos con el profesor Diego Rivera.

Catedrático de biología vegetal de la universidad de Murcia.

Es un estudioso de las palmeras y conoce a fondo la antigüedad

de este palmeral.

-En el caso de las de Abanilla en concreto sus semillas

se parecen más que cualquier otra a los fósiles

más antiguos de Europa, que son los del mioceno

de la República Checa, muy anterior a las glaciaciones.

En torno a 12 millones de años.

-¿Y qué queda aquí de esas palmeras?

-Evidentemente solo quedan algunos fósiles y esos fósiles

dan la idea de que aquí existieron palmeras en una fase

muy tardía del terciario.

En un período en torno a los 6 millones de años.

-El profesor nos enseñó un vivero donde hace 20 años

se plantaron semillas de una palmera silvestre que crecía en ramblas

y que los científicos describieron como "fénix ibérica",

el origen de las actuales palmeras de Abanilla.

-¿Cómo puede ser que unas palmeras tan genuinas

puedan estar perdiéndose de esta forma a causa del picudo?

-En su día, cuando se redactó la directiva de habitat

de la Unión Europea, no se incluyeron estas palmeras

porque, entre otras cosas, no se conocía.

La directiva se redacta en el año 92.

En ese sentido, al no estar incluidas en las legislaciones europeas

de protección, que hay una categoría

que son palmerales, solo incluyen los de Canarias

y los de Creta, pues las palmeras de Abanilla no se pueden proteger.

-El profesor Rivera y colegas de distintos países,

preparan una propuesta para que la Unión Europea

reforme la directiva "Hábitat".

Piensan que solo modificándola, se podrán proteger las palmeras

silvestres como las de esta rambla.

El picudo está ahora ya muy extendido en toda España.

¿Usted cree que esto amenaza el futuro de la palmera

en nuestro país? -Pues no lo sabemos.

Es posible que alguna palmera quede.

Pero si alguien me pregunta cuál de ellas,

no sabría decirlo.

-Usted piensa que definitivamente la palmera está condenada.

-Al menos este millón de palmeras que teníamos en España

hace 20 o 30 años, si no se desarrolla

una actividad importante de control del picudo,

esta especie invasora, se verán reducidas

a unos miles o a unos cientos.

(Música)

En el sur de España, las pitas decoran el paisaje.

La mayoría son de la variedad llamada agave americana,

que hace siglos trajeron los conquistadores.

Sin embargo, desde 2011 esta clase de pita está catalogada

oficialmente como planta exótica invasora.

(Música)

¿Esto es muy pesado? -Ahora estará pesado,

porque está llena de agua todavía.

-Estas plantas crecen, es zonas semiáridas.

Y la planta muere cuando florece. Entonces, estos son los troncos

de la flor recolectados cuando la planta está muerta.

Tenemos un material que tienen fibras,

dentro es muy esponjoso, muy fácil de vaciar

y por fuera tiene una corteza muy dura.

Aquí metemos el cuchillo y tenemos la tapa.

Esto es la parte más ligera y más blanda.

Tenemos ocho piezas que ahora, al quitarle la parte blanda,

sacamos láminas de estas para por ejemplo,

forrar una guitarra.

-En los molinos de río de aguas, este alemán

tiene la única escuela de pita de Europa.

Por su taller, pasan escolares y personas interesadas

en descubrir todas las posibilidades del agave.

-Aquí tenemos el estudio, una colección de más

de 60 instrumentos y entre ellos, obviamente algunos de pita.

-Pues tomamos asiento. -Sí.

El primer instrumento que he hecho era un tambor.

Ahora tiene 23 años.

Con piel de cabra de Almería, cuerda de puerto, de barcos

y la pita, que es la parte de abajo.

Además, muy ligero.

Para acompañar el tambor, una maraca rellena con arroz

o una pequeña.

Vamos a seguir con la percusión.

El ruido.

Esta es de pita palo. De la corteza

de la parte más dura de la pita.

De viento, sí.

Tengo aquí una flauta.

La flauta del águila.

Tiene cinco agujeros, pero le saco varios tonos.

(Flauta)

Luego tenemos el "uru".

Esto usado tradicionalmente en Almería como nido de pájaro.

Pero yo, lo he pensado.

Podemos hacer un instrumento africano.

El "uru". Se toca así.

Podemos casi crear una banda.

Me encanta la música, me encantan las guitarras.

Lo he usado para hacer esta guitarra.

La idea era también enseñar el potencial de la madera

referente a los colores, por ejemplo.

A mucha gente le encanta la madera tropical.

Pero con tan poco bosque que nos queda y tal

es poco sostenible usar esas maderas.

Mira.

¿Esto está vacío? -No.

Es macizo.

-El agave es un recurso 100 % sostenible,

una planta a la que aquí damos poca importancia,

pero en la que otros países obtienen alimentos, combustibles,

y muchos sorprendentes productos como tablas de surf.

Pero ha llegado un insecto que destruye la pita masivamente.

Aquí tenemos un ejemplar atacado por el picudo negro.

Es una nueva plaga que se detectó en 2007 por primera vez en Barcelona

y ahora la tenemos aquí.

¿Está matando el agave? -Por completo.

Las hojas de las tiene escuetas. Mira.

-Todo esto está podrido, ya. -Todo podrido.

Un nido de larvas. Aquí tenemos el bicho.

Esto es parecido al de la palmera. -Es un hermano pequeño, sí.

También tiene la trompa, como el otro picudo,

pero este picudo viene de América.

(Avión)

En Almería, hay otras variedades de agave plantadas

en los años 50 para fabricar cuerdas.

Aquella apuesta empresarial fracaso porque los sisales crecían poco.

Desde entonces, perviven unas 1300 ha asilvestradas.

¿Cómo se obtiene la pita aquí?

-Esto saca la fibra. ¿Ves?

-¿Y esto es duro? -Es muy duro.

Puedes comprobarlo. -Esto no se rompe.

-Aunque esta variedad de agave no se considera invasora,

la Junta de Andalucía promueve el proyecto "Life Habitat",

para erradicar las especies exóticas en terrenos públicos.

Y un ingeniero forestal ha fundado una plataforma para conservarlas.

A pesar de ser unas plantas que llegaron recientemente,

para vosotros muy importante conservarlas.

-Aunque el proyecto no cuajó, la planta se naturalizó

ella es parte de nuestra historia, de nuestra identidad

y de la singularidad de Almería.

Nos quitan algo nuestro si estas pitas desaparecen.

El proyecto dice que quiere eliminar pitas porque están invadiendo,

porque se están comiendo otro tipo de planta autónoma.

Hay que señalar, es importante decir que estamos en un espacio

donde el clima son los artos, tanto el arto blanco como negro.

Y aquí están. Podemos verlos.

Pero es importante señalar, muy importante,

que cuando se hizo la plantación, aquí tengo la fotografía,

no quedó nada.

Y ahora podemos comprobar que los artos

están dentro de sus campos de pitas.

-¿Qué solución plantean ustedes para resolver el conflicto?

-Hemos presentado un manifiesto, que se le puede hacer una limpieza,

darle un poco de aire a la zona donde están los artos

muy puntual, y permitiría el desarrollo de los artos

y el mantenimiento de las pitas.

-El responsable del proyecto "Life habitat" en Almería,

nos cuenta porqué quieren arrancar estas especies exóticas.

-Un poco por entrar en lo que nos ha planteado la plataforma,

las pitas o los sisales y los artos conviven,

el problema no es ese.

El problema es cómo modifican la estructura y la función

de las plantas acompañantes.

-¿En qué afectan estas pitas, tipo sisal

a la vegetación que está a su alrededor?

Tienen, fundamentalmente están ocupando espacio.

Tienen un vigor muy importante que está demostrado

sobre todo en zonas arenosas. Están ocupando un espacio,

están dando sombra, y quitando vitalidad

al matorral, al tomillar y especialmente al pastizal

que debería de estar allí.

Tienen un efecto de barrera para determinadas especies de fauna.

-El representante de la Junta aclara que solo quieren intervenir

en 26 de las 1300 ha del sisal plantadas antiguamente

en Almería.

La chumbera es otra planta muy apreciada en zonas áridas.

Se plantaba en áreas yermas cercanas a los cortijos

para separar lindes, anclar suelos y también como alimento.

La gente recuerda el esplendor de la chumbera.

-Esa plantación siempre la he conocido ahí.

-Antes de casarme yo, yo me casé en el año 50

y ya estaba puesta.

Este año pasado ya no hubo ninguno porque se habían secado.

-Ha llegado de golpe. -Poco a poco.

Se ponían como si les hubieran hecho pintura blanca.

Como si lo hubieran blanqueado. Y decía yo: "¿Qué será?".

Es como si le hubieran echado pintura.

Luego ya empezaron, se pusieron todas iguales.

Se pusieron todas para abajo, todo secas.

-La chumbera que también llegó hace siglos de América,

ha empezado su ocaso en España.

Está invadida por la cochinilla del carmín,

un insecto que absorbe su savia hasta secarla.

-Esto es un insecto. Se protege con ese algodón.

Es su protección.

¿Qué pasa? Que tú echas aquí insecticida

y tampoco la llega. Porque está protegido.

Tiene su impermeable puesto.

Es como cuando llueve y tenemos un paraguas.

-Y esto realmente, ya no puede volver a tener vida.

-Si lloviera, sí. En Almería, en el año natural

de agua que tenemos ahora mismo, en el año natural que tenemos,

en el pueblo que más han caído ha sido 13 l de agua.

-¿Va a acabar todo así? -Va a acabar todo así.

Hasta que no aparezca fauna útil que invada la paleta

y puedan meterle mano a esta cochinilla.

-La chumbera está muriendo.

Por un lado, porque la responsabilidad de su supervivencia

recae en los propietarios del terreno y por el otro,

porque el Gobierno la considera una planta exótica e invasora.

-La palabra invasora en una planta es una concepción nueva

que los botánicos le han dado a esta planta

de invasora.

Lo que sí es una planta exótica, pero la palabra invasora,

la paleta no ha invadido nada, la paleta está puesta

dónde está puesta, se conserva en su origen,

se conserva en su sitio y vive coetáneamente

y de forma natural con las plantas que le acompañan.

Ahora mismo está plaga ha sido agresiva

y ha invadido toda la provincia.

Pero la gente prácticamente no ha hecho nada,

no es un suelo oficial. Estos son propiedades privadas

a las orillas de los cortijos, formaban partes de estructuras

lineales para linderos, pero nadie ha hecho nada.

-¿Existen medios para combatirla? -No hay insecticida,

pero si hay medios humanos. Consiste en lavarla

con agua a presión, con jabón, raspándola, podándola...

-Pero al paso que vamos, estas plantas van a desaparecer.

-Ya es demasiado tarde.

Es demasiado tarde, yo como técnico agrícola

os puedo decir que en el 90% de las plantaciones de chumberas

han desaparecido en la provincia.

No sabemos lo que va a pasar tampoco porque brotan,

como no llueve, tampoco tienen potencia para brotar de nuevo.

Hasta que no vengan enemigos naturales,

un enemigo natural que pueda atacar a esta cochinilla

pues va ser difícil, por medios químicos,

como no sea que en un momento determinado alguna casa comercial

saque un producto que pueda aplicársele.

-En Níjar, Pablo y Francisco han fundado "Chumbos enfurecidos".

-Aquí donde hay tantas, al final.

-Ayudan a propietarios de chumberas a combatir la plaga

de la cochinilla del carmín que las está asolando.

Compartimos con ellos una tarde aplicando el remedio

por ahora más efectivo.

-A lo mejor no son de tu talla. -Más o menos.

-¿Dónde? -Vente para acá si quieres.

-¿Esto, cómo hay que hacer? -De arriba abajo, en círculos.

Vas frotando justo en la zona fuerte, que no se rompe.

-¿Esto qué es? ¿Agua con qué?

-Agua con jabón. -¿Y ya está?

-Jabón verde, lagarto.

Que lo puedes comprar en escamas. Sujeta la penca para que no se caiga.

-¿Esto es eficaz? -Esto es eficaz durante un tiempo.

Te limpia lo que tiene en tu penca, tu chumbera, pero vuelve.

-¿Esto lo haces muy a menudo? -Cada vez menos.

El problema, empezamos con la idea de hacerlo a menudo,

organizar brigadas de limpieza, ir actuando en varias zonas

de varios núcleos y tal, pero cuando la administración te dice

que es una especie invasiva, que no van actuar en ningún lado,

al final es frustrante.

-¿Y la gente qué dice? ¿Qué opina la gente de Almería?

-Lo lógico es que le da pena, la chumbera es un elemento

más del paisaje, un monumento nuestro, digamos.

¿Es especie invasora? Sí, es especie invasora.

Pero hasta que punto es una especie invasora

cuando está asentada en el terreno.

¿Esto presagia un final de la planta aquí?

-El tema es que no lo sabemos.

No lo sabemos porque no hay investigación.

Al ser una planta que está catalogada como especie invasora,

la administración no actúa y no investiga.

-Lo que más entristece a los defensores de la chumbera,

es su previsible desaparición en el parque natural de Níjar.

-No hay ninguna actuación porque se encierran

en que está catalogada como especie invasora y por tanto,

no tienen que hacer ninguna actuación más que dejarla morir.

No podemos venir con un cubo y un cepillo a limpiar esto.

Si no hay intervención de la administración,

va a desaparecer un símbolo de lo que es el Cabo de Gata Níjar

y el mediterráneo.

-Tres plagas muy agresivas aniquilan algunos monumentos naturales.

Hay conservacionistas que piden proteger las datileras.

Y descatalogar como plantas invasoras a pitas y chumberas.

Pero temen que ya sea tarde.

Y que estemos viviendo en un paisaje sin retorno.

El cambio climático golpea a nuestro entorno inmediato.

Con los inviernos sin frío y sin lluvia,

las plagas arrasan con las plantas emblemáticas.

Mientras, la administración está paralizada por una legislación

que algunos creen que se debería modificar urgentemente.

Lo que nosotros no vamos a modificar es nuestra emisión.

Mientras tanto, podéis encontrarnos en Facebook y también

en Twitter @Marioescarabajo, en Spotify, en Instagram

y en nuestra web.

Nos vemos, en La2, en siete días.

No faltéis, que os echaremos de menos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Paisaje sin retorno

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El escarabajo verde - Paisaje sin retorno

29 abr 2016

Tres plantas muy características del paisaje Mediterráneo están en peligro de desaparición: la palmera datilera, la pita y la chumbera. Las tres han sido durante siglos fuente de alimento y materia prima para los humanos, pero hoy tres agresivas plagas las están diezmando.

ver más sobre "El escarabajo verde - Paisaje sin retorno" ver menos sobre "El escarabajo verde - Paisaje sin retorno"
Clips

Los últimos 630 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos