Los bosques han tenido un papel fundamental en el desarrollo de la historia natural, social y económica de España, desde los tiempos más remotos hasta la actualidad. Esta serie documental quiere concienciar a la opinión pública de la importancia de estos ecosistemas.

5370767 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El bosque protector - Saldaña. Restauración del Carrión - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

En el norte de la provincia de Palencia,

en las estribaciones sur de la cordillera Cantábrica,

se yergue una de las cadenas montañosas más espectacular

y desconocida.

Sus cumbres, de algo más de 2500 metros

forman parte del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre.

En medio de un circo glaciar,

la Laguna de Fuentes Carrionas, en esta ocasión helada,

es considerada el nacimiento de un río, el Carrión.

Su agua se vierte en otra laguna más pequeña

de la que brota con discreción un pequeño arroyo de agua fría.

Aquí comienza su viaje,

que a lo largo de casi 200 km atraviesa la provincia de Palencia

hasta su generosa entrega en el Pisuerga,

no sin antes bañar el amplio valle de Pineda.

Las aguas del pozo de Curavacas

son las primeras en sumarse al Carrión

y más abajo las del río Arauz.

A la salida del valle se encuentra con la primera localidad.

Se trata de Vidrieros, presidida por la cara sur del Curavacas,

es una pequeña pedanía dependiente del pueblo de Triollo.

Parece que esta zona fue escenario de las campañas militares

de la Roma de Augusto contra los cántabros

durante el siglo I a. C.

El Carrión desciende por la montaña palentina

hasta ser retenido por los embalses de Camporredondo,

inaugurado en 1930 por el rey Alfonso XIII,

y el de Compuerto abierto 30 años más tarde.

Nada más dejar los embalses,

atraviesa el pueblo palentino de Velilla del río Carrión.

El único arco del viejo puente arrasado por la riada de 1918

se mantiene como testigo mudo de la furia del río.

Más abajo alimenta la caprichosa fuente de la Reana

de la que mana agua de manera intermitente

sin obedecer a patrón alguno.

Esta fuente se ha identificado

como una de Las Fuentes Tamáricas descritas por Plinio el Viejo

y consideradas sagradas por los pobladores prerromanos.

El río Carrión ha sido desde siempre fuente de riqueza

para los territorios que bañan sus aguas,

sin embargo sus frecuentes crecidas

también han supuesto una constante causa de problemas

para las poblaciones de su curso.

Precisamente aquí, en la villa palentina de Saldaña,

a las propias crecidas se le sumó

un extraordinario proceso erosivo de su margen izquierda.

Para recuperar las cárcavas generadas por la erosión

se acometió entre los años 20 y 30 del siglo XX

uno de los proyectos más singulares de restauración forestal en España.

En este capítulo mostramos

cómo se han logrado fijar, tras casi un siglo,

las laderas baldías de Saldaña.

Después el Carrión atraviesa la tierra de páramos y valles

escoltado por cultivos y choperas.

Tras dejar atrás Carrión de los Condes,

parada del Camino de Santiago,

ejecuta pronunciados meandros hasta llegar a Palencia,

entrando en la comarca de Tierra de Campos.

Finalmente, se aleja de la capital y se dirige a Dueñas

donde sus aguas se vierten en el río Pisuerga.

A pesar del apacible panorama que presenta su curso,

en unas ocasiones las lluvias, a veces torrenciales,

y en otras el deshielo de la cabecera de su cuenca

y del propio páramo,

hacen que el Carrión se desborde con suma facilidad,

anegando de manera intermitente las localidades

y cultivos de su margen.

Hay vestigios en nuestra villa que atestiguan

las inundaciones catastróficas que se producían en Saldaña

no por las avenidas del río Carrión,

que siempre miramos al río con prevención,

aquí el peligro venía de las cárcavas

que al estar desnudas y sin vegetación

los días de tormenta fuerte, que caen en septiembre,

se producen auténticas avalanchas de agua, barro, piedras

y que en un caso está atestiguado que despareció un barrio entero

y de eso queda el testigo de una cruz en la calle Espíritu Santo.

El problema de las inundaciones recurrentes se ve agravado

por las conocidas como "turbias del Carrión"

o el arrastre de materiales erosionados

causado por las lluvias torrenciales que anegan canalizaciones

y empeoran la calidad del agua en todo su curso.

Ya en el siglo XVII el teniente corregidor de Palencia,

Agustín Marcos de Losada y Angulo

nos proporciona un claro testimonio de esta situación, indicando:

"Es poca el agua que trae el río Carrión

y la que viene está infeccionada con los riegos de los linos

y en invierno con las avenidas y turbias".

Como averiguaron los ingenieros siglos más tarde,

el origen de este problema se encuentra

en las inmediaciones de la localidad de Saldaña.

Aquí, un secular proceso de deforestación

causado por la acción del hombre,

ha agravado los procesos erosivos naturales.

Aunque este territorio está poblado desde el Neolítico,

Saldaña comenzó a cobrar importancia tras la conquista romana

como punto de acceso

a los territorios del norte de la península.

La villa romana de la Olmeda, originaria del siglo I d. C

y refundada tres siglos más tarde,

atestigua la antigua presencia humana

y el valor agrícola de la fértil vega del río Carrión.

En sus mosaicos encontramos

un testimonio idealizado de algunas cacerías,

como las de un oso y un jabalí, ambos lanceados.

Tras un periodo de decadencia y despoblamiento,

el territorio volverá a recuperar su importancia en la Edad Media,

cuando los reinos cristianos comienzan a repoblar

los territorios del sur.

En la primera mitad del siglo X, bajo el mando de Diego Muñoz,

Saldaña se convierte en uno de los centros de poder

más importantes del Reino de León,

llegando a desafiar al rey Ramiro II.

En el año 995, como otras muchas ciudades de Castilla,

sufrió las iras de las campañas de Almanzor,

que arrasaron la fortaleza, reconstruida una y otra vez

y de la que hoy sólo quedan sus ruinas.

Durante los siglos XV y XVI

se produce un importante crecimiento demográfico

que va acompañado de roturaciones de tierras

y del desarrollo de la industria del lino.

Es en esta época cuando comienzan a aparecer

los primeros testimonios de deforestación

y terrenos erosionados.

Tras la conquista de Granada,

la villa fue entregada a la familia Mendoza

que le concedió privilegio de mercado en 1502.

La Plaza Vieja,

serena y sobria espectadora de la historia de la localidad,

alberga espacios porticados para la venta,

así como las casas solariegas

de las viejas familias de la aristocracia,

que orgullosas exhiben sus blasones.

La casa del marqués de la Valdavia es un claro ejemplo

de la arquitectura castellana de época renacentista.

En una viga del alero del tejado sobre el balcón

se encuentra clavada una garra de oso,

a buen seguro, más abundantes que ahora,

que según se cuenta cazó algún antepasado del marqués.

El Puente Viejo es uno de los ejemplos

de la relación de Saldaña con el río Carrión.

Derribado en sucesivas ocasiones por las riadas,

no fue hasta el siglo XVIII

cuando se consigue construir una estructura duradera

que permitiera atravesar su curso con seguridad.

El Carrión no sólo ha destruido

las construcciones levantadas por el hombre

sino que ha ido desmenuzando el terreno que rodea Saldaña.

Las laderas del entorno se encuadran

en una unidad morfo estructural

denominada páramos detríticos o rañas,

de edad miocénica a pliocuaternaria,

que se extienden unos 9 km cuadrados alrededor de la localidad.

Representan un conjunto de abanicos aluviales

procedentes de la erosión de los sistemas montañosos del norte

y anteriores a la existencia del río.

El Carrión excavó estos materiales

y en su margen izquierda generó un talud de pendiente pronunciada

que sin la adecuada protección de la vegetación

quedó sometido a fuertes procesos erosivos.

Como consecuencia de la pérdida de la vegetación,

la erosión fue eliminando la capa de materiales no consolidados,

e hizo aflorar la roca arcillo-arenosa del sustrato

que se mezcló con cantos semicuarcíticos.

El proyecto de Ayerbe de 1930, Ayerbe aporta un dato curioso

y habla de una emisión

de unos 11 metros cúbicos por segundo de caudal hacia el río Carrión

durante episodios tormentosos,

los cuales iban de arrastre unos 200 gramos por litro,

que es una cantidad pues, muy significativa.

Respecto a las tasas de erosión

en los propios terrenos de las cárcavas

no hay estudios en la época,

pero sí que podemos pensar que en esos momentos

estarían produciendo en torno al orden de 60, 70 toneladas

por hectárea y año de movimiento de tierra

con los terrenos totalmente desnudos,

incluso podría llegar a valores de superar las 100 toneladas

por hectárea y año.

Hemos medido los sedimentos acumulados en las cuñas de los diques

mediante métodos topográficos precisos

y hemos estimado contabilizando los sedimentos retenidos

y a lo largo del periodo desde que se construyeron los diques

hasta que la vegetación empezó a tener efecto

en el control de la erosión,

sale una tasa media de erosión en ese periodo

que puede ser unos 50 años

de unas 11 toneladas por hectárea y año,

que es un valor medio,

que evidentemente en los primeros años

antes del efecto de la vegetación

estaría en torno a esas 70, 100 toneladas hectárea y año

y luego en el momento que se produce la recuperación del bosque

pues prácticamente las tasas se reducen a valores muy pequeños

de 1 a 2 toneladas por hectárea y año.

Las lluvias y las crecidas fueron arrastrando estos materiales

y moldeando un imponente paisaje de torrentes y cárcavas baldías.

Las fotografías de principios del siglo XX

nos muestran el calamitoso estado de las laderas.

Este panorama se repetía por toda la margen izquierda del río Carrión.

Las lluvias provocaban avenidas de barro y sedimentos

que se abalanzaban sobre las casas,

cortando las canalizaciones de regadío

y las vías de comunicación.

Por otro lado, los materiales arcillosos del río

enturbiaban gravemente las aguas

con el perjuicio que esto suponía para las localidades afectadas.

La última gran inundación que yo vi fue en el 1978.

Cogió toda la zona esa del polígono industrial

que ya existía parte de ello

y hay una finca grande de 10 hectáreas

que la partió por medio,

los viveros se inundaron todos, tuvo que salir la gente de aquello

y una inundación grande

en los pueblos esos de abajo, todos inundados.

Los antiguos me llegaron a contar que habían visto otra mayor

en el año 1918,

pero que entonces no existía alguno de los embalses

que hay hoy en día.

Para enfrentarse a este panorama,

en 1928 la Confederación Hidrográfica del Duero

comenzó a elaborar un plan

de fijación y restauración de las laderas

que se ejecutó a cargo del ingeniero de Montes, José Ayerbe

El objetivo principal de estos trabajos era corregir los torrentes

y consolidar las laderas

para después iniciar un proceso de reforestación

que permitiese fijar y regenerar el suelo.

En esta ocasión tenemos la suerte de contar con una grabación

encargada por la Confederación Hidrográfica del Duero

en torno a 1934.

Para detener la escorrentía y la erosión

se construyeron empalizadas de vegetación,

tanto siguiendo las curvas de nivel

como colocándolas de manera transversal

a las líneas de máxima pendiente.

La técnica de construcción consistía en clavar

unas estacas en el suelo.

Una estaca puntiaguda a golpe de mazo

servía para hacer el agujero.

Después se sacaba con ayuda de un hierro a modo de barrena,

para finalmente clavar la estaca definitiva.

Por último, se entrelazaba vegetación,

normalmente a base de ramas de sauce o aliso.

Para detener el arrastre de materiales

y compensar la inclinación de los torrentes

se recurrió a la construcción de una red de diques

de los que en la actualidad existen inventariados 108.

Mientras que los diques de principio de siglo

se realizaban exclusivamente con mampostería en seco,

en la restauración de Saldaña se emplearon por primera vez

gaviones metálicos.

Se fabricaban con alambradas metálicas

rellenadas una a una con cantos rodados

en jornadas durísimas de extracción, transporte con esportones y vertido.

Una obra de ingeniería realizada por hombres de otro tiempo.

La construcción de diques se prolongó en el Carrión

hasta los años 80 del siglo pasado.

El servicio forestal empezó a trabajar

yo creo que allá sobre el año 25 y yo nací en el 33,

empecé a trabajar aquí sobre el 56.

Sobre todo esta zona estaba totalmente desierta,

no había más que algún matorral de poca importancia,

prueba de ello que desde ese sitio de la Morterona donde se había hecho

se veía en muchas ocasiones el río, lo que hoy no se ve.

Lo primero que hacíamos era cubrir el nivel del agua con cilíndricos,

con mucho cuidado les lanzabas al ríohasta salir a la superficie

y una vez en la superficie les montábamos los gaviones

que dentro del arca del gavión montábamos unos vientos de sujeción

para que al quitar el encofrado no se deshiciera

y en eso consistía para luego después cerrar.

¿Qué pasaba?

Que la medida del gavión solía ser de 50 cm

y le subíamos un 5 o un 10 % más porque nos daba de sí la tela.

Un metro lineal 1 x 1 x 0,50 o de 2

acaso media hora con 4 o 5 operarios.

Cuando estábamos haciendo la base,

intentando hacer la base que era el peligro,

siempre estaba muy encima de la gente y con mucha precaución,

y no tuve nunca ningún accidente que era peligroso, que había peligro,

porque si las barras para lanzar los cilíndricos al fondo

se enredaba alguno

podía marchar el que lo estaba intentando tirar.

Una vez finalizada la red de diques y gaviones

se iniciaba la repoblación,

sin la cual todos los trabajos de corrección habrían sido en balde.

Por su versatilidad y escasos requisitos,

las especies elegidas fueron el pino marítimo y el pino silvestre

aunque puntualmente se usaron otras.

Cultivados en viveros, a principios de otoño

los plantones se colocaban en pequeños hoyos en el suelo

y se protegían con rocas para evitar la evaporación del agua.

Con el paso del tiempo y los cuidados de la guardería,

los árboles se fueron afianzando.

Donde antes sólo existían cárcavas baldías,

se comenzaba a generar bosque.

Cuando se realiza la actuación en las laderas en los años 30

que promueve Ricardo Cortés Villasana

como político y alto cargo de la Confederación

y ejecuta el ingeniero José María Ayerbe

que digamos tenían una gran compenetración,

pues entonces sabemos,

que a menudo se cortaba la comunicación

entre Saldaña y Osorno,

porque esos desprendimientos de arcilla cortaban la carretera

que conduce a Osorno.

Ya estamos hablando en salvar vidas humanas, comunicaciones, etc.

Otras cosas no menos importantes nos remite a los puestos de trabajo

que dio en su época cuando se hicieron esas labores,

la ampliación también del casco urbano

si ya pensamos en términos municipales o municipalistas

se ha producido una ampliación del casco urbano hacia esas zonas

que antes estaban vetadas

para cualquier tipo de actividad y población.

Estoy pensando a la vez que hablo en la labor de los promotores

de Ricardo Cortés y José María Ayerbe y sé lo que les costaron,

he repasado casi toda la documentación,

la correspondencia que tenían entre ambos

y uno se encargaba de buscar los dineros

y otro de hacer los proyectos y convencer a los directivos

de la Confederación Hidrográfica de entonces, de los años 30,

para hacer estas obras, dada la necesidad que tenía.

Hoy los diques están colmatados

y el musgo crece reflejando la falta de vertidos.

Casi cien años después la alambrada de los diques

sigue sujetando los cantos rodados de los gaviones.

Erguidos a pesar del paso del tiempo han conseguido fijar la tierra

para crear suelo.

Desgraciadamente quienes trabajaron aquí

no han podido ver el fruto de su esfuerzo.

Sin duda, estamos en deuda con ellos.

Hoy podemos disfrutar de un bosque que aunque sea artificial

ha devuelto a Saldaña y a su río lo que siempre les perteneció.

Bajo las copas de los árboles el suelo evoluciona

y recupera su vigor.

Se han detectado lombrices, micelios y moluscos

que no aparecen en los suelos degradados

y que demuestran el proceso de regeneración.

Tenemos una acumulación de madera muerta importante,

debido a que todavía

aunque los fenómenos erosivos están corregidos

dentro de la masa todavía se producen algunos deslizamientos

porque el suelo es poco profundo

y el efecto del viento sobre los árboles

y la dificultad de enraizamiento que tienen

pues hace que algunos no estén estabilizados totalmente,

entonces estos árboles que caen de las laderas

y que quedan ahí acumulando material muerto

pues generan un problema grave respecto a posibles plagas

que pueden propagarse a otras masas forestales de arriba del páramo

que son muy productivas,

o pueden ser un foco de incendios importantes

más en estas cárcavas que funcionan como chimeneas

en propagar el fuego a una velocidad muy rápida.

Realmente hace falta hacer un tratamiento en la masa

y retirar los ejemplares que están en mal estado

y la mayor parte de la madera muerta que tenemos.

Además como valor en capital natural,

nosotros hemos hecho un pequeño estudio

analizando algunas variables como son paisaje,

la estabilidad de las laderas, el valor de la madera

y el valor paisajístico que tiene la zona

y se cuantifican en los siete millones de euros

el valor de esta masa para la población de Saldaña,

lo cual es un valor nada desdeñable y es un tesoro que hay que conservar.

Desde las inclinadas laderas,

el pinar contempla la vieja localidad de Saldaña.

Lo que antes era un desierto,

hoy está cubierto por una vegetación que trepa por las laderas

abrazando las cicatrices de las cárcavas en su día desnudas.

Las crestas afiladas esculpidas por el agua

permanecerán todavía por muchos años sin vegetación

debido a la falta de suelo,

como testigos mudos de no hace mucho tiempo.

La historia de Saldaña muestra

las terribles consecuencias de la erosión

tanto para el medio ambiente como para el bienestar de sus gentes

Los trabajos realizados por Ayerbe en Saldaña

fueron pioneros para su época y marcaron el camino a seguir.

Casi cien años después las cárcavas están estabilizadas

gracias a la acción conjunta de los diques y el pinar,

un pinar que con sus raíces y copas fija el suelo

y regula la escorrentía.

Con el paso del tiempo se creará un suelo

capaz de albergar especies más exigentes,

hasta que esto ocurra y ajeno a su misión,

el pinar, aquí como en otros muchos lugares de nuestra geografía,

desarrollará su papel de bosque protector.

Estamos obligados a mimar este bosque tan frágil

para que la vegetación y sus raíces devuelvan a este territorio

su antiguo patrimonio natural.

Subtitulación realizada por: Rosa M. Romero Ayuso.

El bosque protector - Saldaña. Restauración del Carrión

28:33 24 ago 2019

Las crecidas del río Carrión provocaron durante el siglo XX un gran proceso erosivo de su margen izquierda. Para recuperar las cárcavas generadas por la erosión se acometió entre los años 20 y 30 del siglo XX uno de los proyectos más singulares de Restauración Forestal en España.

Las crecidas del río Carrión provocaron durante el siglo XX un gran proceso erosivo de su margen izquierda. Para recuperar las cárcavas generadas por la erosión se acometió entre los años 20 y 30 del siglo XX uno de los proyectos más singulares de Restauración Forestal en España.

ver más sobre "El bosque protector - Saldaña. Restauración del Carrión" ver menos sobre "El bosque protector - Saldaña. Restauración del Carrión"

Los últimos 22 documentales de El bosque protector

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Las villuercas

    Las villuercas

    25:20 23 jun 2020

    25:20 23 jun 2020 En este capítulo nos adentramos en la comarca de las Villuercas- Ibores y Jara para explorar sus hábitats. La relación del hombre en los montes y entender por qué es necesario garantizar su conservación. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 09/10/2016 15/01/2017 01/09/2018

  • Torrente Enseu

    Torrente Enseu

    23:36 22 jun 2020

    23:36 22 jun 2020 Geri de l Sal es un pueblo leridano bañado por las aguas del Noguera- Pallaresa que mantiene una historia con los montes que le rodean. Mostraremos de qué manera el torrente Enseu se convirtió en una pesadilla y cómo una singular reestructuración hidrológico-forestal, mitigó sus crecidas. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 02/10/2016 08/01/2017 25/08/2018

  • Poblet

    Poblet

    26:10 18 jun 2020

    26:10 18 jun 2020 La espesura de este bello paraje catalán guarda una interesante historia forestal y cómo los trabajos iniciados a principios del S. XX, supieron recuperar el valor ecológico del bosque de Poblet. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 23/10/2016 29/01/2017 15/09/2018

  • Incendios forestales

    Incendios forestales

    26:18 17 jun 2020

    26:18 17 jun 2020 Las especiales características climatológicas de la Península Ibérica ha hecho de ella que sus habitantes tengan una cultura acostumbrada al fuego. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 29/12/2012 13/11/2016 29/09/2018

  • Elanio azul

    Elanio azul

    25:53 16 jun 2020

    25:53 16 jun 2020 En este capítulo veremos cuáles han sido los factores que le han permitido al bosque colonizar los terrenos agrícolas del sur de la península, que podrían amenazar su permanencia y cómo la comunidad de científicos se preocupa por conocer más sobre su ecología. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 06/11/2016 05/02/2017 29/03/2018 22/09/2018

  • Choperas

    Choperas

    25:37 15 jun 2020

    25:37 15 jun 2020 En este capítulo nos trasladaremos a la cuenca del Duero para descubrir los secretos del cultivo del chopo, la populicultura y su industria asociada. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 16/10/2016 08/09/2018

  • Bosques de piedra

    Bosques de piedra

    24:24 11 jun 2020

    24:24 11 jun 2020 En este capítulo se realizará un viaje en el tiempo a través de uno de los bosques de coníferas más antiguos, a los que hemos denominado Bosques de Piedra. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 20/11/2016 06/10/2018

  • Bosques de la guerra

    Bosques de la guerra

    28:04 10 jun 2020

    28:04 10 jun 2020 En este capítulo reflexionaremos sobre los efectos de la guerra en un medio del que nadie habla tras los conflictos, el bosque. Escenarios, Verdún y los efectos del fuego de artillería, Vietnam y el uso masivo de herbicidas contaminados con dioxina, Liberia, y finalmente la primera guerra del Golfo. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 04/12/2016 13/10/2018

  • 26:13 28 sep 2019 Los pastos proporcionan alimento al ganado y a la fauna salvaje y constituyen su hábitat; sustentan altos niveles de biodiversidad. En este capítulo describimos su origen, sus características ecológicas y su rica biodiversidad, pero también veremos cuáles son sus principales amenazas. Aunque la vegetación potencial de la mayor parte de España es el bosque, un porcentaje muy importante de nuestros montes está hoy cubierto por pastos naturales herbáceos. Suelen aparecer como etapa de sustitución de bosques y matorrales. Colonizan terrenos que han quedados desnudos y actúan a modo de tejido de cicatrización, tapizando rápidamente el suelo. Los pastos proporcionan alimento al ganado y la fauna salvaje y constituyen su hábitat; sustentan altos niveles de biodiversidad; se integran en paisajes de gran valor ecológico, cultural y social y son la base de una importante actividad económica: la ganadería extensiva. En este capítulo describiremos su origen, sus características ecológicas y su rica biodiversidad, pero también veremos cuáles son sus principales amenazas. Contenido disponible hasta el 10 de julio de 2024.

  • 29:50 21 sep 2019 Monfragüe en uno de los espacios naturales protegidos más singulares de la geografía occidental española y uno de los santuarios para la observación de aves en la naturaleza. En este capítulo nos adentramos en la relación, a veces convulsa, del hombre con este territorio, su fauna y sus ecosistemas. Contenido disponible hasta el 10 de julio de 2024.

  • Tenerife. Corona forestal

    Tenerife. Corona forestal

    28:02 14 sep 2019

    28:02 14 sep 2019 En este capítulo nos adentramos en la historia natural del pino canario, cómo fue intensamente explotado en Tenerife y cómo tras la restauración realizada a mediados del siglo XX, hoy la isla cuenta con una extensa corona forestal de extraordinario valor a necesita ser manejada adecuadamente. Contenido disponible hasta el 10 de julio de 2024.

  • 26:47 07 sep 2019 A pesar de que no produce emisiones y es renovable, las estructuras necesarias para la producción hidroeléctrica pueden tener un enorme impacto ambiental. En este capítulo mostramos sus características y su impacto en el bosque y en su fauna asociada. Contenido disponible hasta el 10 de julio de 2024.

  • 24:06 31 ago 2019 La industria del papel supone el 2,1% del PIB español, con una facturación de 23.000 millones de euros, 182.000 empleos directos y 17.377 empresas. En este capítulo exploramos la situación de esta industria en España, su relación con la gestión forestal así como su alta capacidad de reciclado.

  • 28:33 24 ago 2019 Las crecidas del río Carrión provocaron durante el siglo XX un gran proceso erosivo de su margen izquierda. Para recuperar las cárcavas generadas por la erosión se acometió entre los años 20 y 30 del siglo XX uno de los proyectos más singulares de Restauración Forestal en España.

  • 25:06 17 ago 2019 Las Landas es un bosque construido por el hombre, en definitiva un bosque artificial. En este capítulo se muestra cómo se transformó un paisaje de arenas, marismas y pantanos en un bosque, un bosque que por su naturaleza y estructura tiene una marcada vocación productora.

  • 27:08 10 ago 2019 En dos espacios de montaña de excepcional belleza comenzó en 1918 la andadura de nuestros Parques Nacionales, la montaña de Covadonga y en el Valle de Ordesa. En este capítulo se rinde homenaje a aquellos que hicieron posible la creación de los dos primeros Parques Nacionales españoles. España es considerado uno de los países donde más y en mejor estado de conservación se encuentran hábitats y biodiversidad del conjunto europeo. Son precisamente nuestros Parques Nacionales los que encierran gran parte de esta singular biodiversidad en flora y fauna y la mayoría de los mejores y más valiosos paisajes de nuestra geografía. Situados en espacios de alta montaña, volcánicos, marítimos, bosques mediterráneos y humedales, reúnen los parajes más singulares de nuestro país. En dos espacios de montaña de excepcional belleza comenzó en 1918 la andadura de nuestros Parques Nacionales, la montaña de Covadonga predecesora del actual Parque Nacional de los Picos de Europa y en el Valle de Ordesa hoy Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. En este capítulo se rinde homenaje a aquellos que hicieron posible la creación de los dos primeros Parques Nacionales españoles.

  • El bosque tropical.

    El bosque tropical.

    27:26 02 ene 2013

    27:26 02 ene 2013 La mayor parte de los bosques tropicales se encuentra en países en vías de desarrollo, donde la problemática social y económica dificulta en gran medida su conservación con recursos propios. Histórico de emisiones:21/04/2012

  • 24:04 01 ene 2013 Representa el ejemplo paradigmático a seguir en la recuperación de zonas castigadas por la intervención del hombre desde la antigüedad.

  • 26:38 31 dic 2012 El techo de la Península Ibérica alberga uno de los espacios naturales protegidos más importantes de Europa.

  • Cazorla, madera y hombre

    Cazorla, madera y hombre

    26:32 30 dic 2012

    26:32 30 dic 2012 La Sierras de Jaén y Segura están tapizadas por un denso manto de pinos que el hombre ha sabido aprovechar posibilitando su conservación.

Mostrando 1 de 2 Ver más